Sie sind auf Seite 1von 6

Proyecto: Buque de investigación científica “Golfo de Cariaco”

La investigación científica marina en la Defensa Integral de la Nación


La investigación científica, como fuente de conocimiento del medio, es fundamental para la
defensa integral de los espacios marítimos nacionales, entendida esta como “el conjunto de
sistemas, métodos, medidas y acciones de defensa, en los ámbitos, económico, social, político,
cultural, geográfico, ambiental y militar, cualesquiera sean su naturaleza e intensidad, que en
forma activa formule, coordine y ejecute el Estado con la participación de las instituciones
públicas y privadas...”1

Incidencia en el ámbito económico


En lo económico, el tráfico marítimo tiene el rol principal, pues a
través de éste se comercializa más del 90% de los productos
derivados de la explotación de hidrocarburos, así como también se
garantiza el ingreso al país de gran parte de los bienes de consumo
importados, con lo cual, las rutas marítimas y los puertos, se
comportan como las venas porta y aorta de la economía nacional. En
este sentido la investigación científica se centra en garantizar la
seguridad a la navegación a través de la edición de cartas náuticas,
derroteros, servicios meteorológicos de avisos a los navegantes y
Actividad portuaria en La Guaira sistemas de balizamiento.
A lo anteriormente expuesto se une la explotación de hidrocarburos costa afuera, para lo cual la
investigación científica va desde la simple descriptiva de los fondos oceánicos hasta la
especificidad geológica de los yacimientos. En toda esta gama, los buques de investigación
constituyen los medios imprescindibles para cada fin.

Asociación con los ámbitos social y cultural


Importancia en lo económico la tiene
también la actividad pesquera, la cual da
cabida a los ámbitos social y cultural. En
este caso, las investigaciones científicas
están relacionadas con la explotación
racional de los recursos vivos y con el Embarcación pesquera de arrastre
monitoreo del impacto de las actividades humanas en los
ecosistemas. Ejemplos de aplicación científica en estos ámbitos
Plataforma de explotación offshore de Pdvsa pueden ilustrarse con el caso de la merma de caladeros de sardina
en el oriente del país y el monitoreo de la recuperación de los ecosistemas marinos luego de la

1
Ley Orgánica de Seguridad de la Nación. Gaceta Oficial N° 37.594 de fecha 18 de diciembre de 2002

Junio de 2009
Pág. 1 de 6
erradicación de la pesca de arrastre desde el 14 de marzo de 2009, según resolución publicada
en la gaceta oficial 38.916 del 23 de abril de 2008.

Ámbito ambiental y Desarrollo Sustentable


El equilibrio de los sistemas es parte del ámbito ambiental, el cual es fundamental para el buen
desenvolvimiento de todos los demás ámbitos; está señalado en el preámbulo de la constitución
como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad, y su conservación es la base del
Desarrollo Sustentable, el cual, según la Agenda 21, aprobada en la Cumbre Mundial de la
Tierra en Río de Janeiro en 1992, se entiende como “la congruencia que debe existir entre el
crecimiento económico, la equidad social y la preservación del ambiente
al satisfacer las necesidades de la generación presente sin comprometer la
capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias
necesidades2.
Para ilustrar la aplicación científica en este ámbito se puede mencionar el
estudio de corrientes marinas para el control de contaminación marina
Derrame de hidrocarburos en el mar por derrame de hidrocarburos, por ejemplo el del tristemente célebre
caso del buque “Nissos Amorgos” que liberó 25 mil barriles de petróleo
en el Lago de Maracaibo en 1997, y del cual hoy día siguen los esfuerzos para mitigar sus
consecuencias.
Ámbito político: Venezuela Azul

Las ciencias marinas tienen gran incidencia en el ámbito Distribución aproximada de zee's en el Caribe
político, máxime cuando el Proyecto Político Nacional
involucra una estrategia de integración caribeña tal como
está planteado en el Plan de Desarrollo Económico y
Social “Simón Bolívar” (2007 – 2013). Tan solo la
presencia de buques oceanográficos en el escenario
marítimo es en sí un acto de soberanía, la ejecución de
campañas oceanográficas constituye una siembra de
precedentes y sus resultados son material valiosísimo
para acometer tareas de delimitación fronteriza; en el
caso de Venezuela la investigación científica marina
cobra alto valor en el Golfo de Venezuela, en la Fachada
Atlántica y en el arco de las Antillas Menores, por ser
zonas donde aun está pendiente la delimitación

2
Bruntland, G. (1987). “Our Common Future – Report of the World Commission on Environment and Development”.
Asamblea General de las Naciones Unidas. Oslo, Noruega.

Junio de 2009
Pág. 2 de 6
fronteriza con algunas naciones. En este orden de ideas, cabe afirmar que toda mesa diplomática
de negociación limítrofe debe estar asesorada por gente de ciencia, dotada de datos fidedignos y
alta calidad que, en el mar, sólo pueden ser tomados mediante el empleo de buques de
investigación científica. La calidad y cantidad de tales datos,
más la aplicación de rigurosos análisis científicos, proveerá
a los negociadores el conocimiento necesario para tomar
decisiones en torno a lo que se puede o no se puede
negociar.

Un aspecto particular del Diferendo Colombo-Venezolano


lo encontramos al examinar las acciones de corte científica
Buque Oceanográfico colombiano ARC "MALPELO"
que lleva a cabo Colombia en el espacio marítimo aledaño
a la península de La Guajira. El buque hidrográfico ARC “Quindío” (BH-153) y los buques
oceanográficos ARC “Providencia” (BO-155) y ARC “Malpelo” (BO-156), han efectuado un
levantamiento hidrográfico sistemático desde Punta Gallinas hasta Punta Espada, cuya base de
datos viene siendo continuamente alimentada desde hace más de dos décadas.

Carta náutica del Golfo de Venezuela

-o-

Junio de 2009
Pág. 3 de 6
La dimensión espacial del mar de la República Bolivariana de Venezuela

El espacio marítimo venezolano se estima en más de 585 mil


kilómetros cuadrados, para cuyo conocimiento científico por
parte del Estado se cuenta con la flota de la Armada,
específicamente el Buque Oceanográfico ARBV “Punta Brava”
(BO-11) y las lanchas hidrográficas ARBV “Gabriela” (LH-11) y
Yate hidro-oceanográfico de FLASA "Hno. Ginés" ARBV “Lely” (LH-12); así como con el Buque Oceanográfico
“Guaiquerí II” del Instituto Oceanográfico de Venezuela (IOV),
con el Yate Hidro-oceanográfico “Hno. Ginés” de la Fundación La
Salle, y con el Aviso Hidrográfico “El Bergantín” del Instituto para
la Conservación del Lagos de Maracaibo (ICLAM). De todas estas
plataformas, sólo dos (el “Punta Brava” y el “Guaiquerí II”) cuentan
con el porte necesario para emprender campañas oceanográficas Buque Oceanográfico "Guaquerí II" del IOV
más allá de la zona contigua, i.e. más allá de las 24 millas náuticas
medidas desde la costa.

La principal consecuencia de esta limitación en cantidad de


buques y en adecuabilidad de los mismos, se refleja en la
emergente necesidad del Estado de “importar tecnología” para
las actividades de exploración apara fines específicos,
verbigratia los proyectos offshore de Pdvsa. La segunda
consecuencia (pero no menos impactante) es la carencia de
datos para atender las necesidades de conocimiento que
Buque de exploración de gas costa afuera
permitan apoyar la toma de decisiones en torno a delimitación
marítimo fronteriza, a la extensión de la zona económica exclusiva más allá de la milla 201 en la
Fachada Atlántica y a la ordenación de los placeres de pesca para su explotación racional, entre
otras.

Para ilustrar esta situación vale decir que a 19 Carta Náutica Costa general de Venezuela y escenario Caribe
años de la incorporación del BO-11 a la
Armada Nacional, la cobertura efectiva de sus
campañas se circunscribe a cinco trabajos de
relevancia: 1) Proyecto Venfois (estudio para el
sembrado del cable submarino de fibra óptica
de la Cantv); 2) Levantamiento Hidro-
Oceanográfico de la zona de seguridad de la
isla La Orchila; 3) Las capañas oceanográficas
mancomunadas con Pdvsa en la Fachada
Atlántica para el levantamiento de seis
transectas; 4) Levantamiento Hidro-
Junio de 2009
Pág. 4 de 6
Oceanográfico de Isla de Aves; 5) Batimetría multihaz de las zonas aledañas al archipiélago Los
Monjes; así como algunas campañas menores para búsqueda y salvamento, como el caso del
avión Mirage de la Fuerza Aérea siniestrado al oeste de la isla de Margarita en 1993. La
cobertura alcanzada por este buque en ese tiempo, es aproximadamente 40 mil kilómetros
cuadrados, lo cual equivale, grosso modo, a poco menos del 7% de la totalidad del espacio
marítimo.

Incorporación de buques a las faenas científicas en el mar


Aun cuando una reflexión simplista conlleve a tomar en
consideración que al BO-11, siendo un buque de
investigación científica de más de 1200 toneladas de
desplazamiento, dotado de tecnología adecuada a las
necesidades del país en su ámbito de acción, le tomó 19
años para levantar el 7% del espacio marítimo nacional; no
Buque Oceanográfico ARBV "Punta Brava" (BO-11)
cabe duda de que un incremento de la flota científica
nacional es menester para consolidar, a mediano plazo, una posición vanguardista en lo referente
al conocimiento del 100% de ese espacio marítimo, con miras hacia las fachadas Caribe y
Atlántica como fuentes alternativas futuras de riquezas como sustento de vida de los venezolanos;
comulgando con el desarrollo sustentable y la defensa integral de la nación.
A esta idea se une la aceleración en la evolución de la tecnología de sistemas, equipos y sensores
hidro-oceanográficos, los cuales cada día arrojan mejores prestaciones en cuanto a rendimiento,
ayudados por las tecnologías de la información y comunicaciones (TICs), ocupando menos
espacios físicos en los buques que las albergan. Analizando cada argumento planteado, se puede
concluir que el escenario actual en cuanto al desarrollo sustentable de los espacios acuáticos
venezolanos, comprende una compleja interacción de oportunidades, amenazas, fortalezas y
debilidades, que hace propicia la propuesta de fomentar el desarrollo de este ámbito científico
en cuanto a medios (buques) y recursos humanos (científicos).
Propuesta: El Buque Oceanográfico “Golfo de Cariaco”
Prospecto BO "Golfo de Cariaco"
Con 90 metros de eslora y 3800 toneladas de
desplazamiento, el prospecto Buque
Oceanográfico “Golfo de Cariaco”, posee
entre sus bondades la
impecabilidad de su ingeniería en
cuanto a maquinaría, equipamiento y estructura, con lo cual se
garantiza el performance necesario para llevar a cabo campañas
ocanográficas con autonomía de más de 10 mil millas náuticas.
Su configuración está acorde con toda la normativa de la
Organización Marítima Internacional (OMI) con lo cual queda certificado para operar
resguardando la seguridad física de la nave, la de la navegación y la de la vida humana en la mar.
Su arquitectura naval como buque de investigación presenta todos los espacios necesarios para el
desarrollo de actividades especializadas tales como laboratorios físico, químico, biológico y
Junio de 2009
Pág. 5 de 6
geológico; apuntalados por equipamiento hidro-oceanográfico de última generación, asociado a
la más prestigiosas firmas dadas a la transferencia tecnológica, con lo cual sus capacidades
innovadoras en este campo le permiten captar imágenes del fondo del mar y después procesarlas
de manera tridimensional, lo que hace posible el análisis, en detalle, de objetos en el fondo y de
toda la geología submarina.
Se unen a estas capacidades los dispositivos para recolección de muestras de agua, arena y lama
del fondo del mar, así como el sistema de posicionamiento dinámico capaz de mantener la
posición del buque en condiciones meteoceánicas desfavorables.

Otro aspecto importante es posibilidad de albergar más de 100 personas a bordo además de la
tripulación, con lo cual se constituye en una oportunidad para destinar su empleo a actividades
académicas en el área de las ciencias del mar, es decir, un buque escuela oceanográfico,
multiplicador de conocimientos garantes de la independencia tecnológica.
El BO “Golfo de Cariaco” se erige como un proyecto factible que vendría a atender una
aspiración de la comunidad científica marina representada por la Comisión Nacional de
Oceanología (CNO), a través de la cual se efectuaría el enlace con el Consejo Nacional de los
Espacios Acuáticos para el desarrollo del Plan Nacional de Oceanografía, parte del Plan
Nacional de Desarrollo de los Espacios Acuáticos, instrumentos garantes de los fines
anteriormente planteados.

Jesús E. Jiménez Muñoz


7.957.306

***
Junio de 2009
Pág. 6 de 6