Sie sind auf Seite 1von 108

Emmanu mgi

Emmanuel Milingo

CONTRA
SATANÁS

C O L E C C I Ó N
T E S T I M O N I O ediciones paulinas
Prefacio

i-Y Xonseñor Emmanuel Milingo,


arzobispo de Lusaka, residente en Roma desde hace algunos años,
es sin duda un personaje famoso.
La razón de su popularidad se debe al hecho de que monseñor
Milingo es un poderoso exorcista y un excelente curador espiri-
tual. Son miles las personas que afirman haber recibido de sus
intervenciones beneficios físicos y espirituales; cuando celebra los
actos de curación, acuden muchedumbres de fieles.
En su país de origen, Zambia, su popularidad es vastísima,
segunda después de Kaunda, presidente del Estado. En Italia son
pocas las personas que no hayan oído hablar de él, que no lo hayan
visto en los periódicos o en la televisión.
Pero las curaciones, y sobre todo los exorcismos que tienen
por objeto a Satanás, son temas que escaldan. Cuando alguno los
toca, levanta un avispero de polémicas. Desencadena el interés
morboso de las masas y la hostilidad desdeñosa y furiosa de
Título italiano:
muchos intelectuales, incluso de fe religiosa. Y, por esto, monse-
Contra Sotana ñor Milingo es también un personaje muy criticado. Sus enemigos
Luigi Reverdito Editóle - Italii laicos lo definen como hechicero, embustero, visionario; sus ene-
Traducción de migos eclesiásticos dicen que es un fautor de supersticiones, un
Justiniano Beltrán fanático peligroso, y, desde hace varios años, está en el ojo de un
© EDICIONES PAULINAS 1990 ardiente ciclón. La prensa lo ataca cuando celebra sus "ceremo-
Calle 170 No. 23-31 Apdo. Aéreo 100383 nias de curación", que atraen muchedumbres oceánicas; las auto-
Fax 6711278
ridades eclesiásticas, preocupadas por la gente que acude y las obispo por Pablo VI, quien le confió la arquidiócesis de Lusaka,
críticas de los periódicos, frenan su misión. capital de Zambia. Su actividad lo ha llevado a viajar por el mundo
En 1983, monseñor Milingo recibió la primera llamada de y a conocer los problemas y las aspiraciones de muchos pueblos.
atención oficial por parte de las autoridades eclesiásticas, cuando Su preparación intelectual también merece mucho respeto.
todavía se encontraba en Lusaka. Su fama en África había llegado Después de los estudios filosóficos y teológicos en el seminario de
al ápice. Un año antes, un funcionario del Estado de Zambia, Lusaka, Emmanuel Milingo fue a Europa a completar su forma-
Ludwig Sondashi, entonces ministro de los asuntos sociales, había ción. Se graduó en filosofía, teología y ciencias sociales en Roma y
declarado oficialmente haber sido curado por monseñor Milingo. en la Universidad de Dublín, en Irlanda. Adelantó cursos de
La declaración suscitó el entusiasmo de la gente, pero también las perfeccionamiento en locución y, cuando regresó a su patria, se
envidias. Alguien hizo llegar un dossier a la Santa Sede, y monse- convirtió en una de las voces radiofónicas más populares de toda
ñor Milingo fue llamado a Roma. África. También ha escrito bastantes libros, traducidos en varias
El alejamiento de África fue muy doloroso para el joven lenguas.
arzobispo, que se sentía acusado injustamente. Pero obedeció, Él admite candidamente que tiene dotes particulares, que ha
demostrando una humildad, una sumisión a los superiores, una fe hecho experiencias especiales, que se siente llamado a desarrollar
en las autoridades eclesiásticas que despiertan admiración. No una misión especial en la Iglesia. No oculta sus experiencias, que
pronunció nunca un juicio contra quien lo había acusado. No se considera verdaderos dones de Dios. Me cuenta: "Empecé a hacer
lamentó de la suerte que le había tocado. Sufrió en silencio, de exorcista, después de haber vivido una experiencia particular
orando. que me hizo comprender cuan grande, concreta y peligrosa es la
En Roma, después de una larga espera, fue procesado y presencia de Satanás entre los hombres. Desde entonces he reco-
absuelto. Se encontró con el mismo pontífice, Juan Pablo II, quien rrido el mundo profundizando siempre más el significado y la
se dio cuenta de la perfecta ortodoxia de este obispo y de su importancia de mi misión. He sido exorcista en América, en varias
conducta ejemplar. Así monseñor Milingo, aunque teniendo que naciones europeas, en África. En todas partes he encontrado casos
permanecer en Roma como "delegado especial" del Pontificio aterradores. La lucha de Satanás contra los hijos de Dios no da
consejo para la pastoral de las migraciones y del turismo, obtuvo el tregua. Desafortunadamente, con frecuencia el hombre no se da
permiso de continuar su actividad de "curador especial" y de cuenta de esto, convirtiéndose así en una víctima indefensa de su
"exorcista". En pocos años su fama se difundió en todo el país y su enemigo".
bondad ha conquistado decenas de miles de personas. Pero una
vez más la creciente popularidad ha suscitado envidias y preocu- Monseñor Milingo se expresa hablando con convicción y
paciones, y una vez más Milingo fue invitado a suspender sus sencillez desarmantes. Su sonrisa candida y serena manifiesta un
encuentros públicos con los fieles. ánimo noble. Dice: "La experiencia que me llevó a cambiar radi-
Quien lo conoce bien, sabe que es una persona que merece calmente mi vida remonta al tiempo de mi consagración como
estimación: límpido en la acción, trasparente en sus ideas, es un obispo. Empecé a interrogarme sobre mis nuevas responsabilida-
eclesiástico de profunda y auténtica fe. Su experiencia humana es des religiosas. Yo era sacerdote, más aún obispo, es decir, tenía la
rica y amplia. plenitud del sacerdocio con la misión específica de guiar a los
Nació en 1930 en un pueblo pobre de Zambia. Pertenece al otros sacerdotes y a los fieles hacia la verdad, y mis convicciones
pueblo Ngumi, del cual los zulú son la rama más antigua. A los 12 tenían que ser precisas y concretas.
años todavía era analfabeto. Luego empezó a estudiar con los "Meditando y haciendo profundos exámenes de conciencia,
Misioneros Blancos y en poco tiempo llegó a ser el mejor de la me di cuenta que me faltaba algo. Mi fe en el evangelio era total,
escuela. Entró en el seminario y fue ordenado sacerdote en 1958. pero parecía "acolchonada", adormecida. Me parecía ser el admi-
Once años después, cuando sólo tenía 39 años, fue consagrado nistrador de una "cosa muerta", mientras sabía que Cristo es la
"fuente de la vida". Sentía que, para estar a la altura de mi misión, En este libro, Milingo narra su historia y resume su pensa-
tenía que encontrar la "realidad" concreta del evangelio. miento filosófico y teológico. Dice cómo ve el mundo y los acon-
"Me decía: si Cristo afirmaba ser el alfa y la omega, el princi- tecimientos de los hombres. Describe sus desconcertantes expe-
pio y el fin, y si decía que, cuando dos discípulos suyos oran juntos, riencias con los muertos, los poseídos y los endemoniados. Revela
él está en medio de ellos, esto significa que la realidad a la que dio detalles clamorosos sobre la "Iglesia de Satanás" y sobre su orga-
comienzo hace dos mil años debe continuar siempre, hasta el fin nización difundida en el mundo. Habla de todo esto con discre-
del mundo. Por eso, nosotros cristianos del siglo XX, debemos ción, con prudencia, pero con franqueza, porque lo que narra es
comportarnos como lo hacía él. El evangelio no debe ser un fruto de una profunda convicción y de una larga experiencia. Se
"documento histórico", sino un "código de acción práctica". Si lo puede no estar de acuerdo con cuanto él afirma, pero no se pueden
vivimos con este espíritu, deberían realizarse, inevitablemente, negar los hechos que el arzobispo de Lusaka ha vivido en su propia
todos esos milagros, prodigios y fenómenos espirituales que suce- persona. Por esto, el libro tiene un gran valor de testimonio y
dían en ese tiempo. merece la más viva atención.
"Seguí leyendo y meditando con asiduidad los libros del Renzo Allegri
Nuevo Testamento con esta óptica, tratando de aplicarlos a la vida
práctica. Descubrí nuevos aspectos de la verdad cristiana, sus más
profundos significados y también la realidad de los espíritus del
mal.
"Siempre había creído en el demonio. Estudiando teología,
había profundizado también en el conocimiento de los enemigos
de Cristo, en particular los espíritus malignos. Pero había hecho
todo esto sólo teóricamente, mientras el Nuevo Testamento habla
de ellos de manera concretísima".
Monseñor Milingo toma un libro grande en donde están reuni-
dos todos los libros de la Biblia y, con seguridad, conocimiento y
competencia, encuentra y lee cada uno de los pasajes que se
refieren a la existencia de los demonios y a su acción sobre el
mundo. Cita los evangelistas, san Pablo, san Pedro, los Hechos de
bs Apóstoles. Luego continúa: "A un cierto punto, tuve como una
iluminación que me hizo comprender profundamente la impor-
tancia de estas verdades. Inmediatamente empecé a obrar en la
vida práctica, tratando de resolver los problemas de cada día con
la oración como había enseñado Jesús y obtuve inmediatamente
resultados estrepitosos, en lo referente a las enfermedades, y a las
posesiones diabólicas".
Desde entonces monseñor Milingo ha seguido comportándose
según este nuevo espíritu de fe viva, suscitando en todas partes un
grandísimo interés. Quien se le acerca y habla con él, aunque sea
una sola vez, difícilmente lo puede olvidar. Incluso sus enemigos
quedan encantados por su candor y bondad.
Capítulo primero

PREDICAR
A CRISTO
"No quise saber
entre vosotros sino a Jesucristo,
y este crucificado.
Y me presenté ante vosotros débil...
Y mi palabra y mi predicación
no tuvieron nada de los persuasivos
discursos de la sabiduría,
sino que fueron una demostración
del Espíritu y del poder"
ICo 2,2-4
Ahora me parece comprender que tenía razón porque, tam-
bién yo como ella, hubiera sido una madre maravillosa.
Mi padre era la disciplina en persona. Con mi padre no tenía
mucha familiaridad, aunque nunca llegó a pegarme cuando me
merecía un castigo.
Se necesitaron Con el correr de los años tuve que darme cuenta de que había
motivos precisos para ello. Ante todo, era tan frágil que, si hubiera
cuarenta y cinco años nacido algunos años más tarde, seguramente me habrían puesto
en incubadora. Sin embargo, y dadas sus condiciones, mis padres
lograron mantenerme en vida, pero durante toda la juventud seguí
siendo muy débil. Creo que mi padre me consideraba demasiado
débil, pero a él le bastaba que yo viviera.
Otra probable razón podría ser ésta: como era el predilecto de
mi madre, si se me hubiese castigado con frecuencia, hubiera
podido convertirme fácilmente en causa de desacuerdos. Yo

¡c ómo desearía haber nacido


en una familia real! Creo que, si hubiera crecido como un mucha-
siempre reservé a mi madre todo mi afecto, aunque esto no esté de
acuerdo con la costumbre de mi tradición tribal.
Los tiempos cambiaron. Con la muerte de mi madre, cuando
cho sofisticado de una familia real, se habrían podido evitar mis yo tenía diecisiete años, toda la responsabilidad de los siete hijos
pequeñas innatas reacciones que me traumatizan. pasó a mi padre. Así él dejó de ser "el hombre de la disciplina",
¡Cuántas veces he sentido haber obrado con una cierta agresi- obligado a convertirse en padre y madre al mismo tiempo, y
vidad respecto de mi prójimo... pero nadie elige al propio padre ni nosotros descubrimos en él ternura y atenciones que habían sido
a la propia madre! Mis padres vivían mejor que yo, en el sentido de propios de nuestra madre. Recuerdo que me decía, durante mis
que vivían en su tiempo, según las costumbres y las usanzas de su años de seminario: "Todos los días ofrezco una decena de mi
tiempo, mientras que yo, tratando de imitarlos, tengo que desdo- Rosario para que puedas llegar a ser sacerdote".
blarme, porque tengo también una dignidad sacerdotal con la que
a veces me es difícil competir. De mis padres, sólo mi papá tuvo la alegría de verme sacer-
dote y de estar presente en mi consagración como arzobispo de
Mi madre, Dios bendiga su alma, fue la mejor madre que se
Lusaka. Entonces recordamos a mi madre de manera muy espe-
pueda imaginar. Les dejo a ustedes decir lo mismo de la suya. Era
cial, todavía muy presente en nuestra vida. ¡Que su alma descanse
una mujer diligente, severa con nosotros. Con frecuencia me
en paz!
castigaba por mi insolencia y mis caprichos de niño. Recuerdo que
detestaba verme escupir por todas partes. Siempre decía: "¡Vete! Nací el 13 de junio de 1930 en el pueblo de Mukwa, diócesis
¡Sigues escupiendo como si tuvieses una rana podrida en la boca!". de Chipata (Zambia oriental), de Yakobe Milingo Chilumbu y de
Entonces me alejaba, pero seguía a su alrededor, porque la Tomaide Lumbiwe Miti.
quería mucho. De 1949 a 195 8 estudié filosofía, teología y derecho canónico
Claro está que ella me quería mucho más que yo a ella... ¡me en el seminario de Kachabere. Situado en el confín entre Zambia y
conocía aun antes de nacer! Y tenía un motivo más para quererme Malawi, el seminario de Kachabere servía a las diócesis de Zam-
tanto: de niño me parecía mucho a ella; creo que le disgustaba que bia y Malawi.
no hubiera nacido mujer. Fui nombrado arzobispo de Lusaka en junio de 1969 y consa-
grado el primero de agosto del mismo año por su santidad, el papa
Pablo VI, durante su visita a Kampala.
He empleado cuarenta y cinco años para despejar mi mente de
conceptos errados sobre Dios, conceptos errados de oración, con-
ceptos errados de cristianismo.
No quiero enumerarlos todos —sería deprimente— y por ellos La primera
no culpo a nadie sino a mí mismo, pues desde la edad de los doce
años me había preparado para llegar a ser un eclesiástico y así
había tenido la posibilidad de elegir entre el bien y el mal. Sin
misión
embargo, permítanme hacer alusión solamente a un par de errores
inherentes a mi modo de creer.
El primer error se refería a mi actitud hacia la oración, que yo
consideraba una imposición de la religión sobre los que aceptaban
ser "esclavos de Dios". Yo creía que, rezando, se renovase a Dios
nuestro compromiso de fidelidad y sometimiento, y estaba con-
vencido de que, durante toda la vida, habría tenido que inclinarme
continuamente delante de él y decirle: "No puedo hacer otra cosa, J—/a primera misión que el Señor
si esto es lo que me pides". me ha confiado es la lucha contra Satanás y sus aliados. Los
demonios viven entre nosotros, oculta e inteligentemente. Son
Se necesitaron cuarenta y cinco año para comprender qué como gatos salvajes que despedazan los pollos y que el campesino
significa ser cristiano. Descubrirlo fue para mí motivo de grande no logra atrapar. Pone las trampas, pero en vano. Por fortuna,
alegría. Pero, ¿cuánto tiempo necesitaré para serlo realmente? cuando el bosque está en llamas y el gato selvático no sabe a dónde
Siento miedo al pensarlo. En todo caso, ésta es la finalidad que me huir, el campesino puede sorprenderlo.
he propuesto para el resto de la vida.
Me he encontrado, casualmente, tan a menudo en el espíritu de
Judas Iscariote —mejor, en un espíritu que afirmaba hablar en su
nombre— que un día tuve la curiosidad de querer descubrir su
identidad. Entonces me dijo: "Ese Jesús perdió la batalla. ¡Nos-
otros lo matamos! Lo herimos mortalmente. Él no tenía ningún
poder sobre nosotros". Naturalmente, decir que Jesús no tuvo
ningún poder contra el ejército de Judas Iscariote es una mentira.
Quien ríe de último, ríe mejor, y Jesús se rió de sus enemigos
después de su resurrección. Ellos tuvieron que huir a esconderse.
"¿Por qué —preguntémonos— Cristo nos recuerda tan a
menudo que debemos ser audaces, valientes, que no debemos
dudar? Porque él sabía que nuestro más grande obstáculo para
servirlo como deberíamos, es el miedo: miedo de la oposición que
conlleva la fidelidad a Jesús, miedo de la indiferencia por parte de
las personas que amamos o, como dice Cristo, de los enemigos que
se encuentran en nuestra misma casa; pero, sobre todo, miedo de

14 15
quien conocemos hasta demasiado bien, de quien nos ha traicio- me han levantado de depresiones y desánimos y les han declarado
nado a menudo: es decir, de nosotros mismo" (Fr. J. Hardon guerra a los espíritus malignos más duramente de lo que yo
'Holiness in the Church'). hubiera podido hacerlo, siendo como soy un débil ser humano.
Alguien tenía razón de decirme: "Yo objeto sobre el uso Cada vez que los invoco, se ponen a mi lado.
continuo que usted hace de la palabra poder". Esto sucedía en Ann Estas reflexiones forman parte del tercer opúsculo de una serie
Arbor, Michigan, en 1976. sobre la investigación relativa al mundo de los espíritus —el
Ahora bien, no es fácil definir algo espiritual. Mientras los "mundo intermedio"— que considero ser el lugar de encuentro de
científicos llaman "radiaciones" de las energías desconocidas, yo los otros dos mundos: los cielos y la tierra.
llamo "poder" a la fuerza vital que irradia de Cristo en su Iglesia. Por "lugar de encuentro" aquí no se debe entender la unión de
No quiero definirla "gracia", porque comparo la gracia con un los cielos con la tierra, todavía separados entre sí, sino más bien un
suave susurro que se derrama dulcemente, silenciosamente en el ambiente —precisamente el "mundo intermedio"— en el que
alma —presencia divina que, derramándose en ella, la transforma ambos poderes son operantes, el único que puede recibir los seres
en templo del Espíritu Santo, extraordinaria permanencia del Dios del mundo de arriba y de abajo.
vivo en la vida más humilde tocada por una luz inefable. También El "mundo intermedio" es en donde los seres del cielo sienten
se es llevados a considerar la gracia como algo particularmente la atmósfera de la tierra, y los de la tierra la atmósfera del cielo.
bello e incontaminado que hay que tratar con un cuidado especial, Para usar una expresión común y corriente, podríamos defi-
el mismo que se requeriría para transportar un huevo en un nirlo un "mundo de realidades recíprocas". Lázaro y el rico Epu-
canasto grande; pero lo que yo defino "poder" es, para mí, virili- lón pudieron sentir su recíproca atmósfera, pero no pasar el uno a
dad, riesgo, audacia: una espada de doble filo, un derecho a la vida. la parte del otro (cfr Le 16,26). Ustedes pueden definirlo como el
Durante siete años les he declarado guerra a los espíritus lugar en donde se realizará el juicio final de Dios sobre mi destino
malignos. ¡Ha sido una guerra dura! Ellos han usado todos los y el de ustedes.
medios para perjudicarme, pero mi espíritu, que no se duerme
nunca, continuamente estaba alerta para protegerme.
Si los espíritus malignos lograran mandarme en "trance", se
darían cuenta de ello y se reirían de mí, atormentarían mi cuerpo y,
abusando de mi fantasía, me recordarían una cantidad de imáge-
nes. Poco a poco insinuarían en mí el espíritu del miedo; y es lo que
no logran hacer.
Cuando mi cuerpo descansa, sigo estando "espiritualmente
consciente" (para usar un término de Prajapita Brahma Kumaris).
He aquí por qué, si durante la noche vienen los espíritus malignos a
atacarme, yo me levanto y los saco corriendo con una bendición o
una señal de la cruz. Después sigo durmiendo.
El hecho es que nunca estoy solo (ni siquiera ahora cuando
hablo), sino en continua compañía de muchos espíritus custodios,
cuyo rango desconozco.
Les estoy profundamente agradecido, porque en muchas oca-
siones me han protegido de los espíritus malignos y de venganza.
Viajando hacia países lejanos, han sido mis amigos predilectos:
16 17
suceso común. Después de haber orado por la mujer, mi cuerpo se
congeló hasta el punto de quedar entumecido; esto porque estaba
haciendo la experiencia de la oración profunda, sea en el cuerpo,
sea en la mente. Me preguntaba cómo podría desvincularme de
semejante fuerza, pero poco a poco, con el poder que me venía del
El descubrimiento Señor, retomé conocimiento y el dominio de mí mismo.
Demos gracias al Señor porque la mujer ha estado bien hasta
del don de curación hoy (aunque tenga problemas, son de naturaleza diversa). Come
normalmente, no oye más las voces y ya no le tiene miedo a su hijo.
Puedo recordar muchísimas cosas que me sucedieron en ese
mes de mayo de 1973.
Sabía que Dios me estaba guiando hacia la curación de la
enfermedad de la que son víctimas muchos de mis hermanos y
hermanas zambeses, el "mashawe"*, que no se puede curar en el
hospital.
Durante todo el mes me pregunté cómo se podría ayudar a
\*J na mujer sufría desde hacía esos enfermos, luego el 3 de julio participé en una reunión de la
cinco meses. A veces pasaba enteras semanas sin poder comer Acción católica en la catedral de Roma (Lusaka), incierto de si
algo. Únicamente podía beber agua o bebidas sin alcohol; le tenía hablar de eso en la asamblea. Al final el Señor me dio la valentía de
miedo a su niño, porque creía que no era un ser humano y conti- anunciar: "¡Hermanos, hermanas! Durante mucho tiempo hemos
nuamente oía voces. La mujer había sido tratada en una clínica sufrido por causa del mashawe y se nos ha obligado a recurrir a los
siquiátrica sin ningún resultado. médicos dejando a un lado a la Iglesia. Esta enfermedad puede ser
El 12 de abril de 1973 vino a mi oficina y me expuso su caso. curada en nuestra Iglesia católica. Ahora bien, si alguno de ustedes
Algunos días después volvió y, una vez más, me contó toda su sufre de mashawe, venga adelante y trataremos de ayudarlo". Fue
historia. Entonces la llevé a mi residencia para escucharla y así como empecé a curar.
celebrar la misa. A pesar de ello, la mujer seguía oyendo las voces
El 8 de julio me encontraba en Kabwe y estaba curando a los
y temiendo a su niño (en ese tiempo todavía yo no sabía cómo se
enfermos al final de la misa. Usaba la mano derecha para trasmitir
comporta Satanás cuando está en posesión de una persona).
lo que la gente llama comúnmente "radiaciones de curación". Las
Cuando estaba pensando en el modo de ayudarla, improvisa- personas, enfermas de mashawe, se pusieron a gritar y a llorar
mente una idea se iluminó en mi mente: "Mírala intensamente a mientras rezábamos por ellas. Una mujer, llevada hasta la iglesia
los ojos tres veces y pídele que haga lo mismo, luego ordénale que en una bicicleta, regresó a casa a pie después de la oración de
duerma. Habíale a su alma, después de haberle hecho la señal de la curación.
cruz". Mientras tanto yo empezaba a creer que el Señor Jesús apro-
Seguí escrupulosamente las instrucciones recibidas y la mujer baba lo que yo estaba haciendo, aunque sin lograr entender de
quedó dormida por el poder del Señor: se calmó, se relajó; así pude dónde me venía esta fuerza particular.
ponerme en contacto con su alma. Recé lo más largamente posi- El 24 de julio me encontraba nuevamente en Kabwe, en donde
ble, luego la desperté... pero ninguno de los dos sabía decir qué
había sucedido.
* Definido el "fenómeno africano", el mashawe causa alienación mental e improvisas manifesta-
Yo puedo narrar solamente lo que me había sucedido, en el ciones de comportamiento animal (E. Milingo 'The World ¡n Between').

18 19
se habían reunido muchísimos enfermos para la función de cura-
ción. Eran tan numerosos, que imponer las manos a cada uno
hubiera sido una empresa imposible. Entonces el Señor me señaló
otro método: me puse delante de los enfermos y les ordené rela-
jarse y cerrar los ojos. Con gran sorpresa mía todos se durmieron,
excepto una mujer que se durmió después que le toqué la mano. Y el Señor
"Malodza a kwa Mulungu": "¡Es un misterio de Dios!". No
encuentro nada mejor que esta traducción aproximativa del dicho
popular para describir lo que me estaba sucediendo.
me dijo
Precisamente es el caso de decir "lo que me estaba suce-
diendo", porque yo mismo estaba a oscuras de la transformación
que sucedía en mi cuerpo. Recuerdo que un día —era abril de
1974—, mientras me encontraba en Kitwe, en casa de mi her-
mana, dedicado a contarle los más recientes acontecimientos de
mi vida, ella exclamó: "Mira al hijo de mi madre... ¡¿Es posible que
nadie logre entender qué tiene?!". Era tan difícil explicarlo a los
demás. Por eso, en ciertos días podía parecer un loco que hablaba
S
k_/olamente desde 1973 fui
ininterrumpidamente sin ser comprendido y sin aclarar nada. apartado de los sentimientos profundamente religiosos de mis
No puedo decir haber tenido una fe semejante a la de ellos, hermanos africanos. Antes estaba acostumbrado a sentir hablar
porque diría una mentira. muchísimo de las bellas cosas que hacía como sacerdote y a
No acepté inmediatamente los problemas cuando se me pre- recibir un montón de elogios por mis homilías. Pero hoy, cuando
sentaron, por la sencilla razón de que todavía no me había dado estoy tan cerca de la vida privada de miles y miles de cristianos, me
cuenta del don que Dios me estaba haciendo (y que yo no le había doy cuenta de que mis hermanos tienen mucho que enseñarme a
pedido). mí y que muchos de ellos están en contacto directo con lo
Me maravillaba que Dios me diera un don semejante, gracias sobrenatural.
a su poder y bondad respecto de mí. También estaba sorprendido A su tiempo algunas personas habían venido, por iniciativa
porque parecía que algunas personas ya habían comprendido y propia, a aconsejarme sobre asuntos importantísimos que, en el
explicado a Roma lo que me estaba sucediendo. Y de Roma me momento en que me hablaban, podían parecer puramente casua-
llegó una carta de reproche en la que se me ordenaba interrumpir. les. Una vez salido del período al que se referían, llegué a com-
Fueron días difíciles. Durante varios meses me comporté prender que sus palabras habían sido proféticas. Aceptar sus
como un prófugo, con tal de no desobedecer las órdenes recibidas. consejos requería humildad de parte mía, pues yo estaba conven-
Me escapaba de casa cuando veía los enfermos y el jueves había cido de que, por una parte, la filosofía que había estudiado me
tomado la costumbre de regresar a casa a las diez de la noche. abría las puertas a todo lo que era intelectual y, por otra parte, la
Aunque los había evitado durante muchos meses, los enfermos teología me introducía a lo sobrenatural.
seguían viniendo. Hoy sé que en la vida hay muchas cosas más que cuentan,
prescindiendo de la filosofía y de la teología. También estoy
convencido de que en muchas religiones tradicionales se encuen-
tran elementos idóneos para conducir el hombre a Dios, satisfa-
ciendo al mismo tiempo la razón.

20 21
Con la misma profusión con que ha creado diferentes colores ambiente tribal, se me había ya recomendado no evidenciar dema-
para tantas variedades de flores, Dios ha distribuido sus dones a siado los valores de mi tribu. Ahora, cuando estoy lejos de África,
razas y naciones diversas; por tanto es equivocado pensar que una se me da una gran lección, esto es, que todos los hombres pertene-
raza tenga una cultura superior a la de otra. La historia ha demos- cen a Dios y son hermanos. Me doy cuenta de estar tratando el
trado que, cuando el cristianismo era llevado de nación en nación, instinto a la buena... En todo caso hay que decir que, cuando se
indirectamente se manifestaba un complejo de superioridad espi- obra según los instintos —sobre todo según el instinto de
ritual, por medio del cual se aniquilaba la cultura del pueblo pertenencia— se puede desarrollar la tendencia a practicar el
evangelizado. exclusivismo.
Las sensaciones son realidades comparables, en el ser A nivel político es fácil resaltar lo que el tribalismo ha causado
humano, a un barómetro, que puede señalar cuándo la tempera- y sigue causando en el continente africano. "No hay griego, ni
tura está al mínimo, mientras afuera tal vez resplandece el sol y el romano, ni gentil... Todos vosotros sois uno solo en Cristo Jesús"
cielo es terso. Según el tiempo que hay, o que se prevé en breve, el (Col 3,11). Palabras que no significan nada, ni siquiera en las
barómetro nos ayuda a tomar decisiones; por eso es responsabili- comunidades religiosas. Las comunidades religiosas africanas
dad nuestra si decidimos movernos en sentido contrario a sus están infestadas por esta debilidad y el diablo vive en cada una de
indicaciones. ellas, precisamente porque el tribalismo le abre las puertas.
Estos instrumentos de alta precisión se usan también en los La vida religiosa, en cambio, debe ir contra corriente. El
hospitales. En efecto, el termómetro puede indicar inmediata- tribalismo es lo que san Pablo define "indulgencia hacia sí mis-
mente si el paciente tiene fiebre, dando así al médico una informa- mos". Dice él: "No os engañéis; de Dios nadie se burla. Pues lo que
ción preciosa sobre el estado general de sus condiciones físicas. uno siembre, eso cosechará; el que siembre en su carne, de la carne
Las sensaciones son para el hombre como las antenas para la cosechará corrupción; el que siembre en el espíritu, del espíritu
radio y la televisión (las antenas reciben material para uso de los cosechará vida eterna" (Ga 6,7-8).
medios de comunicación con los que se organizan los programas Las consecuencias son muy claras. En donde el tribalismo
para el público; a su vez el público elige los programas que siembra semillas del exclusivismo, la comunidad tiene miembros
prefiere). Así no sería justo echar la culpa a las sensaciones que que se lamentan siempre. En ella prevalece la injusticia; el favori-
están en nosotros porque, sin ellas, se nos escaparía la vida. tismo es historia de todos los días; la estrechez mental de los
Nosotros estamos vivos porque "sentimos" y porque los demás superiores limita la visión de la congregación que, poco a poco, se
"sienten" que vivimos. convierte en una "santidad tribal" y no ya en la expresión de la
Muchas veces se resume nuestra personalidad, no con una Iglesia universal que debe testimoniar la presencia de Dios en su
frase hecha o un juicio standarizado, sino más bien a través de la pueblo.
valoración de sus diversos aspectos que los demás "ven" y La congregación ya no es el símbolo de una vida que tiende
"sienten". hacia Dios, tal como deberían vivirla sus miembros que se han
Se puede abusar de un instinto, especialmente del instinto de congregado a la Iglesia.
pertenencia. Yo tengo dos instintos muy fuertes en mí: me siento Leemos en el libro de Jonás: "La palabra del Señor fue dirigida
muy africano y me siento muy Ngumi. Si no fuera guiado por Dios, a Jonás, hijo de Amitai, en estos términos: Levántate, vete a
y no me esforzara por adherir a sus planes en mi vida, terminaría Nínive, la gran ciudad, y anúnciales que su maldad ha llegado
siendo muy africano y muy Ngumi. ¡Cómo ha sido sabio el Señor hasta mí. Jonás se puso en marcha, para huir a Tarsis, lejos del
que me ha ayudado a desarrollar otra cosa: a ser "todo para Señor". (Jon 1,1-3).
todos"! Comparándome con Jonás, yo creo haber aceptado la invita-
Por el simple hecho de haber sido alejado de mi casa y de mi ción del Señor, pero no todo lo que se refería a su ejecución. A mí el
22 23
Señor me había dicho: "¡Ve a predicar el evangelio!". El poder de
su voz no me dejaba dudas, pero tampoco la valentía de pregun-
tarle cómo había que predicar este evangelio. Volví a entrar dentro
de mí mismo, simplemente, esperando otra aclaración. Desde ese
momento —octubre de 1973— el Señor me habló por medio de
signos. Por fortuna no me dijo que predicara el evangelio a una
comunidad particular, pero también éste es el motivo por el cual El profeta
me metí imprudentemente en las dificultades. Además, al profeta
Jonás se le había sugerido qué debería anunciar; a mí solamente se
me había dado una orden —predicar el evangelio—.
es atormentado

F J—i\ profeta es atormentado


cuando obedece a Dios y le colabora en la trasmisión de su
mensaje, intranquiliza al pecador y lo aparta de su falsa tranquili-
dad, poniendo en peligro su propia vida. En efecto, muchos profe-
tas la perdieron.
Realmente, el profeta es un signo de contradicción, como nos
lo revela la historia de Jesús, el gran profeta: "Su padre y su madre
estaban admirados de I9 que se decía de él. Simeón los bendijo y
dijo a María, su madre: Éste está puesto para caída y elevación de
muchos en Israel, y para ser señal de contradicción —y a ti misma
una espada te atravesará el alma— a fin de que queden al descu-
bierto las intenciones de muchos corazones" (Le 2,33-35).
En 1976, mientras me encontraba en la comunidad carismá-
tica ecuménica "Palabra de Dios" de Ann Arbor, Michigan, Dios
me habló por medio del profeta de la comunidad. El mensaje
anunciaba: "Tendrás que sufrir todavía, pero saldrás adelante".
Conociendo las pruebas que me habían tocado desde abril de
1973, el hermano quedó muy adolorido y sufrió mucho cuando el
Señor le pidió que me informara que yo tendría que seguir
sufriendo. En todo caso, él cumplió puntualmente la orden
recibida.
Por parte mía medité el mensaje sin lograr adivinar qué clase
de sufrimientos tendría que esperar. Sólo me quedaba el consuelo
24 25
obra; además, si las personas se dan cuenta de los sacrificios que
de haber sido preavisado por el Señor, y ésta era la prueba de que él
tengo que hacer para servirlas.
me amaba y de que estaría conmigo.
Lo que siempre queda cierto, para mí, es que los caminos del
El cumplimiento de la profecía es lo que me ha llevado a
Señor no son nuestros caminos. Aunque nunca le he dicho abier-
redactar estas líneas. A pesar de haber tratado de eludirlas de
tamente que rechazaba su voluntad, sin embargo muchas veces
muchas maneras, los sufrimientos llegaron (pero no fui tragado
tuve la tentación de abandonar el uso de los dones que me había
por el pez...) y la oración de Jonás seguramente es también mi
dado y el servicio a la comunidad, pareciéndome que éste era el
oración: "Entonces Jonás oró al Señor su Dios desde el vientre del
camino justo para regresar a casa a gozar de mi libertad.
pez. Dijo: Desde mi angustia clamé al Señor y él me respondió;
Después, el 22 de septiembre de 1973, alguien vino a mí y me
desde el seno del Seol grité, y tú oíste mi voz" (Jon 2,2-3).
dijo: "Tengo un mensaje para darte. Desapruebo tu proyecto de
El Señor me acompañó durante todas mis travesías, aunque de abandonar el ministerio de la curación, sólo porque te lo ordenan.
vez en cuando yo no haya tenido en cuenta su presencia y haya ido Puesto que está dentro de ti, aunque renuncies a él te será difícil
en busca de consuelos humanos. Pero ahora comprendo la dife- enterrarlo".
rencia que hay entre el ser uno instrumento del Señor al servicio de ¡Y era cierto! Dos veces estuve a punto de renunciar al arzo-
la comunidad y el compartir su vida, es decir, la santidad. bispado de Lusaka, debido al inesperado trato de mis superiores
Me queda mucho por caminar antes de que estas dos cosas se (el mensaje se refería precisamente a estas tentaciones).
vuelvan una sola cosa dentro de mí. Leemos en la Sagrada Escri- Yo no había preferido la muerte a la vida (como lo había
tura: "No todo el que me diga: Señor, Señor, entrará en el reino de hecho Jonás), pero me había dejado llevar por el dolor profundo de
los cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. ser alejado de los servicios eclesiásticos públicos. Aunque dotado
Muchos me dirán aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu de dones espirituales, seguía siendo humano, como el profeta
nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre Jonás...
hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Jamás os Haber sido puesto en entredicho, fue el sufrimiento más atroz.
conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!" (Mt 7,21-23). Yo creo que esto haya causado ansiedad aun a los que fueron
Cuando las personas, a las que se refiere Jesús en este con- instrumentos en la ejecución de la condena oficial de mi ministerio
texto, profetizaban, su profecía se cumplía. Los que expulsaban los de curación. Al mismo tiempo creo, y sé, que se trató de una
demonios, los expulsaban efectivamente. Los dones —el de la prueba para todos, porque Dios prueba a los que ama de los modos
profecía y el de expulsar los demonios— son concedidos en bene- más dolorosos e inexplicables.
ficio de la comunidad por medio de cualquier hombre y su presen- A veces parece que el Señor quiera hundirme en una oscuridad
cia en una persona no implica necesariamente la presencia de la espantosa que me impide valorar globalmente sus planes en mi
vida divina. vida, por lo cual no me queda sino caminar por el sendero que él
Steve Clark, uno de los primeros miembros de la Renovación me ha trazado, consciente de tenerlo siempre a mi lado. Además,
carismática de los Estados Unidos, comenta así este pasaje: "El no señalándome ulteriores sufrimientos a lo largo del camino, parece
dice que éstos no profetizaban o no expulsaban los demonios o no que él no me quiere mostrar el final.
hacían milagros en su nombre, dice más bien que todo esto no hace Dios es el más grande curador de los hombres y, si yo soy su
de un hombre un auténtico discípulo suyo. Lo que hace a un instrumento en esta obra suya, no me corresponde decidir cómo
hombre un auténtico discípulo de Cristo es el cumplimiento de la tenga que usarme. Tal vez el Señor me está usando, como si fuera
voluntad del Padre, es decir, la santidad" (S. B. Clark 'Spiritual un bisturí, con el fin de hacer un corte doloroso en una parte de su
Gifts'). cuerpo, la Iglesia, para la salud y el bienestar de todos sus miem-
A menudo me ha sucedido preguntarle a Dios si él es cons- bros. Me aterro ante la idea, pero estoy completamente en sus
ciente de mis sufrimientos y hasta qué punto llevo adelante su manos.
*
26 27
El 7 de agosto de 1974 tuve una reunión con los expertos: una no lejano, las palabras de Jesús —"Quien permanece en mí da
experiencia terrible... Fui acusado de usar el hipnotismo como mucho fruto" (op. cit.)— sean realidad en mi vida.
técnica de curación y se citó la advertencia de Pablo según la cual
los dones buenos y válidos no se deben usar siempre ni indiscrimi- Mi sensación de falta de realismo en la transmisión del mensaje
nadamente (cf ICo 14). evangélico se basaba en la ineficacia de la predicación, de la
oración, de la moralidad cristiana...
Algunos afirmaron que estrechar las manos a una mujer,
Cuando recibí el mensaje divino —¡Ve a predicar el
como yo lo hacía habitualmente, podía ser mal interpretado. Mis
evangelio!— entonces comprendí estar en lo justo por haber
propios expertos fueron de pareceres opuestos y esto comprome-
reparado la grave laguna.
tió la toma de posición del pro-Nuncio respecto de mí. Se me negó
Finalidad de la enseñanza tradicional era la de preparar a los
la posibilidad de defenderme y se estableció que los dones que yo
hombres a la admisión al paraíso por medio de la purificación de
tenía eran naturales y nada más. La carta, que me llegó del
su vida y el abandono del pecado. Parecía que cada uno tenía que
Vaticano, declaraba abiertamente que lo que yo hacía no convenía
obtener el paraíso con sus propios medios. Una vez allí, sus
a una persona en la posición de jefe de la arquidiócesis de Lusaka.
esfuerzos serían coronados con una medalla al mérito; pero,
Me aislaron completamente y me tacharon de desobediente. Un
mientras vivieran sobre la tierra, no pregustaban nada de las
día un sacerdote me confió amablemente un secreto temor suyo:
realidades futuras. En el paraíso encontrarían la explicación de
"¡Esté atento, eminencia... No me gustaría verlo alejado de la
todo.
arquidiócesis!".
Así Dios sería un juez, y no un Padre. Su juicio consistiría en
Cuando era niño no me imaginé que se me harían tantas distinguir, entre los pecados cometidos por los hombres, los
heridas. En el momento de mi ordenación sacerdotal no sabía qué mortales de los veniales. ¡Esta pobre religión no me satisfizo
me reservaría el futuro. Lamento tener que admitir que, si lo nunca ni como sacerdote, ni como cristiano! De aquí mi rebelión
hubiera sabido, me habría aterrado la idea de abrazar el sacerdo- que sigue aún hoy.
cio. Si sólo hubiera imaginado que me convertiría en el receptácu- Pero hoy puedo afirmar con certeza que he encontrado lo que
lo de ciertos poderes, es probable que me habría aplicado
buscaba, es decir, el evangelio como "palabra viva", como "pala-
escasamente a los estudios, quedando en espera de recibir aque-
bra de Jesús". Por medio del evangelio Jesús nos transmite la fe
llos. Por la misma razón —y también para que no me apegue
en su palabra, luego viene a vivir entre nosotros. Jesús está en
nunca a un solo método de curación— el Señor, mi Dios, ni
nosotros, si creemos en su palabra.
siquiera en el momento actual me muestra la amplitud y la profun-
didad de sus dones y varía continuamente su modo de curar a los
enfermos. Con humildad y alegría repito: "¡Señor, yo soy simple-
mente un canal por medio del cual tus dones de curación se
derraman sobre mis hermanos enfermos!".
Corrían voces según las cuales un grupo de mis sacerdotes ya
me habían elegido un sucesor.
Mi humilde oración es la de que yo nunca llegue al punto de
merecerme un rechazo completo por parte de Jesús, mi salvador.
Entonces yo sería completamente inútil, porque él dice: "Sin mí
nada podéis hacer" (Jn 15,5). Yo veo la luz en estas palabras
suyas y no quiero ser derrotado por mis debilidades. No elijo
ninguno de estos instrumentos perjudiciales y espero que un día,
28 29
muchos que, poco a poco, se vuelven pecadores habituales ence-
gueciendo su conciencia hasta hacerlos insensibles al mordisco
interior —el remordimiento—.
En el infierno, el diablo se dirige contra los pecadores y los
llama "estúpidos" por haber escuchado sus mentiras y haberse
Qué es la libertad convertido en sus víctimas. Pero, a este punto, ya no hay posibili-
dad de un regreso. La puerta del arrepentimiento está cerrada y ni
siquiera se desea la misericordia de Dios. El nombre de Dios es
una pildora amarga para engullir y Jesús el redentor aquel que ya
no podrá salvar al pecador. Este vivirá eternamente en el infierno
llenándolo con sus gritos desesperados, impotente ante las
torturas.
Desearía morir, pero ya no puede morir nunca. Aunque le
ofrecieran la posibilidad de salvarse, el ofrecimiento le parecería
ridículo, detestaría oír hablar de él. Él mismo es pecado, y sólo
pecado.
V A o vivía mi vida buscando la
Hablando como sacerdotes y ministros de la religión, todos
nosotros podemos afirmar que ya estamos preparados para afron-
libertad. ¡Qué error! tar los poderes de las tinieblas, en virtud de nuestra ordenación. No
Ante todo, hubiera debido preguntarme "¿Qué es la liber- se trata sólo de creer que tenemos estos poderes, los tenemos de
tad?". Después: "¿Libertad de qué?". hecho.
Así hubiera descubierto mi verdadera identidad y las razones El 15 de junio de 1980, el decano de la zona organizó, al lado
por las cuales vine a este mundo: yo soy hijo de Dios, hecho a su de las celebraciones por mis cincuenta años, la administración de
imagen. la confirmación. En el momento de la homilía, poco antes de
Proponiéndome alcanzar los fines por los cuales Dios me creó, invocar al Espíritu Santo, hice el siguiente anuncio: "¡Hermanos,
encontraré, al final, la verdadera libertad. Ser libre quiere decir hermanas! Yo creo en la realidad del Espíritu Santo como persona
atenerme a los mandamientos de Dios, por medio de los cuales viva; por eso, cuando lo invoque, él no tardará en venir. Me
podré poseerlo. Dios, que me creó para sí, "vivirá —entonces—en permito pedir, a los que están de pie, que se arrodillen o se sienten.
mí y yo en él" (cf Jn 15,5). Podrá haber conmoción a la venida del Espíritu Santo y, para
Desde este punto en adelante ya no tendré que temer nada, evitar desórdenes, quiero que todos estén sentados".
porque tendré lo que me basta para vivir en plenitud mi vida. El
Los que tomaron mis palabras a la letra se sentaron, y nosotros
pecado me arrastra hacia una meta que está fuera de mi destino,
comenzamos el rito de la confirmación.
hacia una muerte eterna, haciéndome desviar hacia un objetivo
Después de la enunciación de las dos oraciones oficiales, yo
que me cierra la posesión de la eternidad, hacia un lugar carente de
amor, de misericordia, de alegría, de todo lo que tiene en sí un seguí impartiendo la unción a los confirmandos. Mientras tanto la
poquito de bondad. Allá nunca más escucharé hablar de lo que conmoción empezó a abrirse camino entre los presentes y algunas
había conocido como libertad y seré torturado cruelmente. personas cayeron, otras se pusieron a gritar y otras a temblar.
¡Extraño que el diablo haga parte del buen samaritano! Él es Quien sabía cómo comportarse en semejantes circunstancias se
conocido como mentiroso —mentiroso de naturaleza y de nom- dedicó a socorrer a los hermanos necesitados y a orar junto con
bre. ¿Quién no lo sabe? (cf Jn 8,44)—. Él miente todos los días a ellos. Al final del rito anuncié de nuevo: "Les ruego que no den

30 31
asistencia a las personas a las que ha tocado el Espíritu Santo. Que En muchos casos la falta de curación —la espiritual, de las
ellas se queden donde están. En el momento de la consagración raíces del mal— determina la enfermedad física, porque alma y
pediremos al Señor Jesucristo que las cure a todas". cuerpo son, por naturaleza, hermanos, dos en uno solo (no es fácil
En efecto, en el momento de la consagración, elevando la separarlos, porque son los gemelos más idénticos del mundo).
hostia santa y el cáliz le pedí al Señor Jesús curar a mis hermanos, Muchas veces la curación física ha llevado a muchas personas
por su amor compasivo; pero, en el mismo instante, muchos a las alturas de la perfección, abriéndoles el canal de la comunica-
cayeron nuevamente hacia atrás entre gritos y llantos. Un hombre, ción directa con Dios. Curar significa, pues, querer seguir un
que se encontraba cerca del altar, confesó en alta voz: "¡Yo creo, programa de evangelización.
Señor, que tú estás presente en la eucaristía! ¡Señor, yo creo!".
Un periódico declaraba: "Cuando el arzobispo Milingo invoca
el Espíritu Santo, los espíritus malignos vienen a disturbar a las
personas. Yo me pregunto cómo se puede creer en su ministerio de
curación".
Unos días después, el mismo periódico publicaba otro artículo
en respuesta al primero: "El problema —escribía— es que muchos
de ustedes no creen en lo que hace el arzobispo Milingo. Simple-
mente él tiene una fe firme en Dios y lo que se dice se cumple".
Un día un sacerdote vino a decirme: "Usted escribe sobre el
ministerio de la curación como si todos nosotros tuviéramos que
creer en sus palabras con la misma seriedad con que creemos en
las palabras de la Biblia".
Ciertamente que mi intención no era esa. Por lo demás, toda la
gente que anhela que yo no crea en lo que experimento, ¿no trata,
acaso, de convencerme a que reniegue a los hechos reales de mi
vida?
Finalidad de todas las críticas que se me han hecho era la de
obligarme a mentirme a mí mismo.
A pesar de esto, yo confieso creer en el ministerio de la
curación incorporado en el mensaje salvador de Jesucristo. Jesús
es definido "la liberación", "el salvador", "el esperado", y todos
estos apelativos nos ayudan a comprender la misión redentora del
Hijo de Dios. Cristo vive entre nosotros para darnos libertad,
liberación, alivio a todos nuestros males, físicos y espirituales.
El ministerio de la curación no es una contradicción a la
invitación a llevar nuestra cruz, día por día.
La lucha cotidiana contra el mal que está en nosotros, la
práctica del mandamiento del amor hacia Dios y el prójimo, la
integridad de vida y la honestidad: todas estas cosas nos colocan
ya en condición de "llevar" la cruz.
32 33
ción de todo como llegado de las manos de Dios, no era tampoco
bueno mezclar a Dios en toda clase de males.
Si algunas autoridades se han negado totalmente a considerar
que lo que yo hago brota del corazón de Dios, yo no puedo
ponerme de su parte sólo porque representan la autoridad.
San Pablo Algunos teólogos no toleran que se nombre a Satanás como
uno de los responsables del caos actual en el mundo, yo no puedo
aceptar su rechazo por el hecho de que lo que ellos dicen es
teológico y aprobado por la Iglesia.
Hay una gran diferencia entre una persona que ve las cosas en
la percepción del mundo que está por encima de nosotros y otra
que las ve únicamente a través de sus conocimientos
académico-teológicos.
Me atrevo a admitir que, aun teniendo muchas cosas en común
con las personas que viven en esta tierra, yo me comunico con el
"mundo intermedio" y con el "mundo final" en donde está Dios,
nuestro creador y Padre.
iJ an Pablo escribe basado en su Me alegro haber completado mi preparación en las ciencias
experiencia. Enseña con las palabras y con la vida. Es mi ambi- sagradas, pero tengo que confesar humildemente que yo me
ción. No me propongo confesar a Jesucristo para mi gloria perso- comunico con el "mundo intermedio". Y, cuando esto sucede, mis
nal, sino por la gratitud que una criatura debe a su maestro. disposiciones humanas ya no son las mismas. Siguen siendo mías
Construyendo la habitación para él en el corazón de los hombres, la voluntad y la mente, mientras el cuerpo, que no está sujeto a
yo dejo que mis palabras y actos se realicen con base en una libre emociones físicas, pierde peso.
elección suya. No tengo ningún derecho de propiedad sobre la Para poder obrar en esta atmósfera, el cuerpo debe inmedia-
gracia divina, aunque pueda ayudar a mis hermanos a crear en sí tamente ajustarse a la calma, al relajamiento y a una flexibilidad
mismos las condiciones idóneas para recibirla. Me atrevo, pues, a inexplicables, controlado por un poder que lo dirige en cualquier
decir con san Pablo: "Así como hemos sido juzgados aptos por parte en donde Dios lo quiere. A veces, este poder ha obedecido a
Dios para confiarnos el evangelio, así lo predicamos, no buscando las órdenes de mi voluntad, otras veces ha salido de mí, obrando
agradar a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazo- fuera de mis expectativas. Por ejemplo, hablando a una persona
nes... nos mostramos amables con vosotros, como una madre que poseída, muchas veces ha salido a combatir a los espíritus malig-
cuida con cariño a sus hijos" (1 Ts 2,4-7). nos, mucho antes de que yo hubiese dado órdenes.
No recuerdo quién fue el que me aconsejó que escribiera una No sé cómo pueda suceder esto... Los teólogos, que no han
carta a Roma, al Papa (Pablo VI), sin pasar a través del pro-Nuncio estudiado las estrategias que los demonios y los espíritus malignos
u otro mediador. La escribí el 7 de julio de 1974 y poco después usan para torturar y destruir a los seres humanos, no tienen el
recibí la respuesta del Papa, quien me decía que en ese momento derecho de dictarnos a nosotros lo que debemos decir sobre el
tenía las dos versiones del acontecimiento. Poco después fui donde diablo y los espíritus malignos. Adrede, ellos los han dejado a un
mis superiores y ellos me aconsejaron abandonar todo, poco a lado con el pretexto de que no hay que atemorizar a la gente. El
poco, con el fin de evitar desórdenes entre la gente. resultado es que muchísimas personas, debido a su ignorancia
sobre el diablo, han quedado sometidas a él. Inconscientemente se
Mientras la humildad, tal vez, requería de mi parte, la acepta- han convertido en sus representantes.
34 35
A muchos teólogos les puedo hablar de hechos —y no de porque sabe que es impotente respecto de nosotros. Su gigantesca
teorías— sobre el demonio y sobre las estrategias que él usa para estatura lo hace inmediatamente reconocible, pero será aniqui-
engañar a los seres humanos, que es el verdadero objetivo en su lado (y es consciente de esto) por el poder de Dios en nosotros.
obra de destrucción del mundo. Pongo de relieve la posición de los ¡Cede, dragón, cede! ¡Jesús es el Señor y el vencedor!
teólogos, porque de distintos modos han inducido, en error, sutil-
mente, a la Iglesia con su teología sistemática y científica. Sepa el lector que este libro describe el momento más crucial
La teología con la que me comparo —la que me sirve de de la lucha que he emprendido. Me encuentro en "agua salada",
guía—es la Sagrada Escritura, a más de la sabiduría que gobierna como se dice, afortunadamente en la imposibilidad de ahogarme,
los tres mundos: la tierra, el "mundo intermedio", los cielos. porque el agua salada, por su naturaleza, no me lo permitiría. Esto
porque me he esforzado por demostrar que Dios es el Padre de los
Un gran número de personas no cree en las cosas que se hombres, que Dios se hace accesible a toda persona que se acerque
escriben, si no van acompañadas por una rica bibliografía. a él —la fuente de todo bien—, que Dios escucha las oraciones de
Por el contrario, yo he leído episodios de hechicería con la todos los que se dirigen a él con espontaneidad.
certeza de que la gran mayoría de los escritores no han encontrado Dios no considera inadecuada ninguna de nuestras peticiones.
nunca un hechicero o una hechicera. Ellos citaban una infinidad ¡Inexpresable es el amor del Padre por sus criaturas! Dios aniquiló
de ensayos de estudiosos que, a su vez, realmente nunca habían a su propio Hijo —Jesucristo— con el fin de recuperar para sí a
tenido nada que ver con un hechicero o una hechicera.
toda la humanidad.
Tratar con el diablo puede ser lo mismo. ¡Cuántas veces he
Quien llegue a convencerse de estas verdades, experimentará
visto santos religiosos casi muertos de terror por haber sido testi-
"literalmente" lo que he dicho.
gos de las torturas que el diablo le hacía a una persona poseída!
¡Pero cuántos libros no hemos leído sobre este preciso argumento! "Espíritus interferentes". ¡Qué clase de definición para perso-
Muchos otros escritores, que en el pasado trataron del culto nas civilizadas, que consideran que Satanás es una fantasía!
ancestral, nunca habían participado en una conversación entre un Se dice que, después de la resurrección de Cristo, Satanás fue
clan africano y sus "difuntos-vivos"; por lo cual, a todos los que encerrado en una habitación llena de humo (en donde se encontra-
me preguntan: "¿Quién lo autoriza a escribir con certeza sobre ría todavía completamente desorientado).
hechiceros, hechiceras y espíritus?", les contesto: "Expertuspotest Nombrar a Satanás y a los espíritus malignos fastidia los oídos
credere"'. Habiendo pasado a través de la experiencia, tengo el de muchos, que juzgan este lenguaje sumamente primitivo.
atrevimiento de escribir con determinación y autoridad.
Raro, porque con toda probabilidad estas mismas personas
Yo he hablado con hechiceros y hechiceras y he tenido que
habérmelas con los muertos: he ido más allá de la teoría. También están controladas por el diablo —incluso como sus represen-
Dios me ha concedido el privilegio de conocer estas cosas para tantes— y, sin embargo, fingen no tener nada con él.
demostrar a su pueblo que Jesús es el salvador fiel de los vivos y de El diablo siempre ha sido un mentiroso desde cuando se rebeló
los difuntos. En efecto, por un fin bueno y consentido, Jesús pudo contra Dios (cf Jn 8,44) y todos sus acólitos emplean la misma
hablar a Lázaro muerto y encontrarse con Moisés y Elias sobre el arma, que es la de vivir de manera contraria de lo que piensan.
monte Tabor(cfJn 11; Mt 17,1-3). Un día, caminando por las calles de París, vi un teatro en
¡Sigamos adelante y enfrentémonos con el dragón! donde se proyectaba una película sobre Satanás.
El Señor le ha quitado los dientes, las garras, el veneno. El ¿Quién no conoce la "Iglesia de Satanás" difundida en Europa
dragón nos observa con rabia cuando pasamos libres delante de él, y en América? La silla del diablo, que estaba una vez en Babilonia,
se ha trasladado de país en país...
1. El que es experto puede creer. - ' En el mes de noviembre de 1979 participé en el exorcismo del
36 37
continente americano por la esclavitud de Satanás, al que se le
había consagrado poco antes de la independencia.
Realizar una sesión de exorcismo es mucho más difícil que
describirla en el papel. Una cosa deberían saber los lectores:
tenemos que luchar contra fuerzas que van más allá de nuestros
cálculos... Permítanme no añadir más.
En palabras pobres, quiero decirles a los amigos americanos y Capítulo segundo
europeos que van a África, que abandonen su lenguaje autoritario,
como si se dirigieran a quien no sabe nada de lo que sucede en su
país.
O ellos están completamente a oscuras de los acontecimientos
QUÉ TIPO DE
de su propia casa, o hay que perdonarlos por su invencible com-
plejo de superioridad. LIBERACIÓN
¡Pero qué tristeza escuchar a alguien que habla por ignorancia
de su propio país! ¡En realidad es algo muy doloroso!
"Si, pues,
el Hijo os da la libertad,
seréis realmente libres"
Jn 8,36

38
fama de doctores, sin crecer en la persona de Jesucristo. Hoy los
oímos predicar que Satanás —principio del mal— no existe y
hablar del temor de Dios en modo tal de hacernos creer que no hay
motivos para que exista. Dios, siendo no solamente justo, sino
también bueno y misericordioso, no podía castigar a todos; como
El ambiente africano consecuencia, el infierno no existe. Y las verdades afirmadas por
Jesús sobre el infierno, sobre el pecado y sobre Satanás —el
príncipe de los mentirosos— se consideran argumentos pura-
mente históricos, en relación con la situación de mal que existía
antes de la resurrección de Cristo. Así fue eliminado el temor de
Dios.
En el cumplimiento de sus deberes para con la humanidad, la
Iglesia del mañana tendrá que contar, no tanto sobre el número de
sus miembros, cuanto sobre su fuerza interior y calidad.
La adulación vigente en la Iglesia, respecto de los que ocupan
FJ a l l o s siguen profesándose cris-
puestos de prestigio en el gobierno y en los negocios, tiene que
desaparecer.
A estas personas importantes muchas veces no se les dice la
tianos aun cuando pecan, según un malentendido cristianismo que verdad, porque se les tiene miedo. En muchos casos son las más
coloca a Cristo fuera del cristiano. pobres espiritualmente: incluso están a oscuras de un programa
Las palabras de Jesús: "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos" parroquial, puesto que los sacerdotes van a ellas par hablar de
(Jn 15,5) tienen un significado real a más de simbólico. La imagen negocios, esforzándose por demostrar que los sacerdotes también
es la del árbol, pero la referencia a la unidad de la vida represen- tienen conocimientos prácticos. Estas personas están tan "arriba"
tada por el —compuesta por el tronco, las ramas, las raíces— hay que no se pueden bajar al nivel tierra-tierra de la parroquia ni
que tomarla a la letra. tomar parte en el desarrollo de un programa, que no tenga en
Del tronco, al que corresponde la búsqueda del alimento por cuenta su posición social.
medio de las raíces, sale la linfa, que permite a las ramas producir
Infortunadamente, algunos sacerdotes han contribuido a la
nuevos vastagos y flores. También las palabras de Jesús: "Sin mí
ignorancia general de los cristianos que pertenecen a las clases
nada podéis hacer" (Jn 15,5), hay que entenderlas en sentido
sociales elevadas, enseñándoles solo lo que ellos quieren escuchar.
literal. Jesús no exageraba, sino que enunciaba un dato de hecho:
Sucede, pues, que los llamados "pobretones" —hombres y muje-
un cristiano no lo es realmente, si no está sólidamente unido a "su"
res de la calle, pero que son miembros activos en la parroquia—
persona.
conocen mejor a Dios que la mayoría de los hombres y mujeres
La razón por la cual el cristianismo ha perdido su vitalidad y su
que tienen títulos académicos.
influencia en los problemas del mundo, se debe al hecho de haber
tratado de dar de sí mismo la mejor imagen. Los cristianos de las clases altas se preocupan por sobresalir
La teología parece haberse convertido en una empresa inter- en los ambientes seculares y no por madurar como cristianos.
nacional de publicidad espiritual y la mayoría de sus operadores Conservan lo que aprendieron en la escuela, y tal vez lo que
no gastarían un centavo para restaurar la dignidad de Jesús en la escuchan el domingo al predicador a quien raramente preguntan;
evangelización secular. Ellos han llegado a ser doctores en teolo- pero, tan pronto salen de la iglesia, únicamente piensan en sus
gía en vez de convertirse en santos y se han complacido con su actividades y en su propia posición social.

40 41
Quieren ser considerados cristianos, pero en realidad no lo Fundamento constante y general de la tradición africana es la
son. No sufren por su fe y no se preocupan por saber más de ella, no visión espiritual de la vida. No se trata simplemente de la concep-
sacrifican el propio tiempo por las necesidades de la Iglesia y no ción llamada "animística" en el sentido que se le da a este término
creen en la nobleza del compromiso de servir a Cristo en sus en la historia de las religiones al final del siglo pasado. Se trata, en
"miembros"; y los sacerdotes que van a visitarlos no les reprochan cambio, de una concepción más profunda, más vasta y universa!,
sus públicas faltas. según la cual todos los seres y la misma naturaleza visible se
Yo hasta me pregunto si estas personas comparten la propia consideran unidos al mundo de lo invisible y del espíritu. En
vida moral y espiritual con los sacerdotes... En todo caso estén particular, no se concibe nunca al hombre como materia, limitado
seguros de que Jesucristo es un juez ecuánime. No quedará satisfe- a la vida terrena, sino que se reconoce en él la presencia y la
cho con el diploma que obtengan de un sacerdote adulador. eficacia de otro elemento espiritual, por lo cual la vida humana
Ambos serán sometidos a su juicio imparcial. siempre se pone en relación con la vida del más allá" (Africae
Terrarum, 1967 - Mensaje de Pablo VI a la Jerarquía católica y a
Los que se presentaron a nosotros para hablarnos de Dios se todos los pueblos de África).
retiraron en una decadencia espiritual. Su moralidad perdió la
integridad del evangelio. Para la Iglesia católica occidental ciertamente sería más sen-
El Dios del Occidente ya no es un "misterio", porque ellos lo cillo aceptar que Santa Teresa del Niño Jesús, de Lisieux, sea
elaboraron por medio de la teología y lo expusieron a los transeún- invocada como espíritu protector contra los espíritus malignos.
tes; lo pusieron en condiciones de pensar como ellos piensan, por Santa Teresa del Niño Jesús (a quien yo amo) no sólo es un
eso ya no existe el temor de Dios. espíritu protector aprobado, sino una santa canonizada.
Alguien dijo: "Su Dios es tan pequeño que se lo echaron al Ingrid Sherman dice cómo la invocaba: "Hay un extraño
bolsillo". Si el Occidente no retrocede, aceptando a Dios como el magnetismo en esas islas (las Filipinas) que causa una mayor
ser supremo —su Señor y maestro— no vencerá al África por actividad de elementos síquicos malvados. Muchas veces fui ata-
medio de su teología actual. cada por fuerzas negras y una noche fui arrastrada en la habita-
Si la teología tiene que basarse en probabilidades, pronto ción por un ser invisible. Una vez fui visitada por algo parecido a
quedará despojada de sus absolutos y de sus valores divinos, que un monstruo de unas trescientas libras, que, saltando por la sala,
no pueden ser modificados porque gobiernan la creación. llegó a mi cuarto y dio vueltas sobre mi cama jadeando pesada-
mente. En este último incidente, gritando, invoqué la ayuda de
Por una pane, muchos misioneros describen todo lo africano Santa Teresa. Entonces tuve la visión de su estatua y escuché una
como superstición o deformación síquica; por otra, representan la voz que me aseguraba que todo volvería a la normalidad. Como
verdadera y propia "unilateral racionalidad" tan tenazmente cristiana, conozco a Santa Teresa y acudo a ella, ¿pero cuántos de
rechazada por el difunto pontífice Pablo VI. mis hermanos africanos la consideran como su espíritu
No hay que maravillarse si yo siento que mi vocación es la de protector?".
llegar a ser misionero de los misioneros. Puede ser cierto que yo Ingrid Sherman, que muchas veces era atacada por espíritus
haya tenido prisa de tomar las palabras de Pablo VI a la letra, ¿y malignos, añade: "Mi gracia salvadora residía en la confianza, que
por qué no? No sería una exageración, puesto que él me nombró me había construido con el correr de los años, en las fuerzas
arzobispo de Lusaka en 1969. divinas, mientras seguía el camino de la fe. Cultiva la conciencia
Entonces pronunció palabras sobre África que después de de que Dios existe y que te sostienen tus guías espirituales; enton-
muchos años todavía resuenan en mis oídos: "Ál respecto nos ces en oración es suficiente que invoques a Dios para recibir toda
parece oportuno detenernos en algunos conceptos generales la ayuda que necesitas".
característicos de las antiguas culturas africanas, porque su valor Los africanos han vivido con sus guías espirituales durante un
religioso y moral nos parece merecedor de atenta consideración. número incalculable de años.
42 43
Nosotros seguimos reprochando a los colonialistas y los defi- tual en una comunidad pagana, en donde Dios obra a través de la
nimos como "Hombres de corazón de piedra", al igual que repro- comunidad, tal como es, llevándola al punto justo.
chamos a las grandes empresas financieras y comerciales por el En efecto, el cristiano constituye la promoción de los aspectos
modo egoísta de tratar la economía mundial. más importantes de la vida humana, el descubrimiento de la
Todos los males, causados a la humanidad poi* estas institu- identidad del hombre y del destino al que es llamado.
ciones, se deben a individuos que se esconden detrás de ellas, El evangelio es un conjunto de mensajes —y no de normas—
formulando leyes en perjuicio de la sociedad. Protegidos por que Dios ha transmitido al hombre. En el ambiente en donde vive,
ciertas máscaras, se sienten seguros, porque no son responsables el hombre los aplica a las propias actividades, cribándolos conti-
de lo establecido por la ley. nuamente para sacar de ellos lo que es pertinente a la vida de cada
¡He aquí cómo se separan de los sejes humanos, sus hermanos! día, en el camino temporal hacia su destino último de muerte y
Nosotros, desde afuera, reprochamos la organización, pero, resurrección.
como dijo alguien, la organización no tiene conciencia. "El hom- Dios nos creó en razas diversas e insertó sus valores divinos en
bre es creado por Dios como individuo; el ente es una institución nuestros diversos modos de vivir.
creada por el hombre. Como el hombre, el ente tiene un cuerpo, Aunque en el transcurso de su existencia sobre la tierra el
tiene brazos y piernas; no sólo cuatro, sino miles de miembros. hombre haya perdido el sentido de la orientación hacia su Padre y
Tiene una mente y una finalidad. Tiene ojos, oídos y una especie creador (y la fuerza para perseguir esta finalidad haya sido distor-
de cerebro: piensa, programa, recuerda y puede crecer hasta llegar sionada en él y debilitada por los celos del maligno), sin embargo
a ser enorme y vigoroso. Pero no tiene conciencia" ("Whatever nunca ha dejado de ser "imagen de Dios" y de constatar la íntima
became of sin"). certeza; he aquí por qué ha hallado gracia delante de Dios aun
Es doloroso hablar del "colonialismo" cristiano, porque por después de haber abandonado el recto sendero durante miles de
parte de los predicadores del evangelio no se concibe un "colonia- años.
lismo cristiano". "De igual manera, también nosotros, cuando éramos menores
En cambio, está inserto dentro de la cultura de ciertas perso- de edad, vivíamos como esclavos bajo los elementos del mundo.
nas que valoran hasta tal punto su modo de vivir, que no pueden Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo,
contemporáneamente tomar en consideración los valores cultura- nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se
les de los demás. Enceguecidas por los beneficios de sus propias hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva"
culturas, creen que ninguna otra raza en el mundo puede vivir (Ga 4,3-5).
mejor que ellas. Se trata siempre de una actitud equivocada,
aunque sea natural. Los desórdenes en una comunidad son causados por los indi-
viduos moral y espiritualmente confundidos; por tanto, en una
Es mi opinión personal que toda nación, que abraza el cristia- nación en donde la moralidad está en declive, la evolución interior
nismo sin empaparlo con sus propios valores culturales, no tiene de los pueblos oscila sobre los valores mínimos y en ella prevalece
una espiritualidad de base. la barbarie, consecuencia del pecado.
Con esto no voy a excluir los medios extraordinarios que Dios Como esto está sucediendo en todo el mundo, yo digo que, en
usa normalmente cuando quiere hacer algo inmediato. Él trans- relación a la evolución interior del.hombre, ninguna nación ha
forma un Pablo en un apóstol de fe excepcional y convierte una evolucionado.
Magdalena, que termina amando lo que antes detestaba
totalmente. Los que han acuñado las subdivisiones de "primero"
Son innumerables los milagros de este género en la vida de los "segundo" y "tercer" mundo, se han puesto en la cabeza una
santos, pero aquí me refiero al proceso normal de elevación espiri- corona de gloria, que nosotros no aceptamos.
44 45
Con base en conceptos equivocados de "desarrollo" y "pro- recuperados, quizá después de varios años, los legítimos propieta-
greso", se han hecho artífices del destino de otros hombres, rios tienen el derecho de reclamarlos.
tomándose el derecho de juzgarlos, como si hubieran sido delega- Nosotros africanos creemos que se nos debe restituir lo que
dos por Dios para imprimir una forma a la vida de los demás. nos pertenece.
Tal distinción borra la igualdad entre los seres humanos agru-
pados en las naciones dispersas en el globo terrestre. Según estos Si la existencia del hombre sobre la tierra es, en cierto modo,
falsarios, el "tercer" mundo sería el último en recibir las bendicio- un castigo temporal impuesto por Dios, no veo cómo el hombre
nes divinas y, por lo tanto, obligado a aceptar la ayuda del "pri- pueda pagar a Dios sus deudas —debidas por el pecado— sino por
mer" mundo y su compasión. Además, en el propio ámbito social, medio de la purificación del pecado mismo.
éstos logran atraer las grandes simpatías de los jóvenes hacién- Y por purificación debemos entender la lucha personal, conti-
dose colocar por ellos sobre un pedestal, al que deberían levantar a nua, que tenemos que librar contra nuestras innatas tendencias al
los infelices del "tercer" mundo. Creen que el propio "nivel de egoísmo, la soberbia, la injusticia y la deshonestidad.
civilización" (así lo definen) constituye la meta de la existencia
humana, pero se trata de una convicción equivocada.
A la palabra "evolución" se le ha dado un relieve particular en
cuanto al hombre, en cualquier parte en donde se encuentre y a
cualquier comunidad que pertenezca, no vive todavía plenamente
su vida. Él está rígido en sus comportamientos, atemorizado por
sus semejantes cuando, por propia iniciativa, quisiera alcanzar un
objetivo en la vida, absorbido por las ideas vigentes en la comuni-
dad, que declara que "no hay nada nuevo bajo el sol"; en fin, se
encuentra desvalorizado respecto de sus capacidades u obligado a
dejarse guiar por los demás. En una palabra, es privado de digni-
dad y libertad.
Lo que definimos "civilización" es un cuadrito adornado del
mundo, muy lejano de la realidad del hombre, que ha sido vaciado
moral y espiritualmente por él.
Salta una pregunta: "¿El hombre se ha evolucionado interior-
mente?". La respuesta es: "Demasiado poco".
Somos conscientes del hecho de que Europa y América no
lograrán recompensar a África por todo lo que le han quitado.
Ambas deberían darse cuenta de que para nosotros africanos
ha llegado el momento de pedir la restitución.
Decir que la ayuda económica a África, por parte de estos
países, es un deber, no es sino una observación casual.
El desarrollo moderno en nuestro continente se realizará a
medida que se pague la deuda económica que Europa y América
han contraído con él.
Cuando un ladrón ha huido con los bienes ajenos y éstos son
46 Al
La liberación de una raza, de una nación o de una tribu,
depende del grado de perfección de cada uno de sus miembros.
No podemos hablar de liberación —base de una sociedad
perfecta— si antes no hemos garantizado al hombre la liberación
de los obstáculos interiores que él encuentra en su camino hacia la
La liberación verdadera libertad, el amor y la paz.
Jesús era una persona interiormente libre, aunque externa-
mente durante su pasión fue lanzado de aquí para allá hasta el
momento de la cruz.
Los soldados, los escribas, los fariseos y todos los que gritaban
"¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!", no lograron privar a Jesús de su
libertad interior, que le venía del ser libre y justo respecto de su
Padre celestial. "A quien no conoció pecado, Dios lo hizo pecado
por nosotros, para que viniésemos a ser justicia de Dios en él"
(2Co5,21).
No veo cómo pueda toda la humanidad conseguir su propia
A liberación, si cada una de las personas no se libera del pecado en su
interior.
i l . f r i c a , al igual que Europa y
América, necesitan una liberación. Quiero añadir que la limitación de la libertad humana, o la
En cada individuo el requisito fundamental para lograr la privación de la misma, no siempre se debe a fuerzas externas, sino
verdadera liberación, es la libertad interior del pecado. a veces a los mismos individuos.
Mientras los miembros de una determinada sociedad no sean No es fácil hablar de "liberación" ante cualquier asamblea, sin
conscientes del hecho de que Dios controla cualquier aconteci- tenerse que confrontar con una infinidad de personas convencidas
miento humano, el caos brotará de sus mentes y de sus corazones, de saber lo que significa "liberación".
y en esa sociedad no reinarán ni la paz ni el amor. En una palabra, la "liberación" es un proceso por medio del
Para mí la "liberación" es ante todo una necesidad humana, cual una persona supera los obstáculos que la limitan en el ejerci-
interior e individual. cio de sus derechos humanos, sin que ello quiera decir que siempre
El hombre debe sentirse libre en sí mismo, antes de empezar a es necesario una intervención externa.
luchar por su liberación externamente. Más aún, la persona que necesita una liberación podría ser,
ella misma, la responsable de la complicada situación en que se
Cada uno de nosotros tiene su tarea particular por desarrollar encuentra.
para transformar la sociedad en la cual vive, llevándola a la
Nuestra dificultad consiste en esto: creemos que "pobreza"
sencillez. Así veremos la bondad de Dios empapar toda acción, en quiere decir "falta de posesión", desapego de los bienes materiales
toda persona. y fuga de ellos. Pobreza, en cambio, significa sobre todo confianza
Para ello ponemos nuestra confianza ante todo en cada uno de en la divina providencia, que lo tiene todo y que no permitirá
los individuos, luego en las familias —a su vez reunidas en pueblos nunca que caiga un solo cabello de nuestra cabeza, sin que ella lo
y ciudades— y finalmente en el Estado y en la Iglesia, las entida- haya decidido.
des supremas a quienes corresponde la responsabilidad de reme- Dios es un Padre amoroso. Dios da la vida y la sostiene. Al
diar las necesidades de la comunidad.
48 49
respecto decía Pablo VI: "La pobreza de Cristo es esencialmente mente en toda circunstancia, pero en todo caso hoy están de
una liberación, una invitación a una vida nueva más elevada, en acuerdo en el uso de los medios de comunicación social para la
donde los bienes del Espíritu —y no ya los terrenos— tienen la difusión de su religión.
supremacía" (Audiencia general, 12 de octubre de 1968). Tal vez los cristianos no se dan cuenta de lo que significa
guerra y exterminio sin piedad para los que se niegan a hacerse
"Evolución" debería ser sinónimo de la transformación inte-
rior que lleva poco a poco al hombre a la conciencia de sí mismo, musulmanes-
de su dignidad, de sus derechos. Volvamos a la finalidad inicial de la evangelización, que
El hombre tiene que liberarse de toda forma de opresión que hemos mezclado a tantas filosofías hasta el punto de haberle
los demás hombres le imponen; de la abyección moral que tiene quitado su original e intrínseca fuerza espiritual.
raíces en la ignorancia y en la pobreza, cuando son fruto de Nosotros, ministros de la religión, canales de la evangeliza-
egoísmo; de la enfermedad y de la miseria debidas a la falta de ción, somos portadores de los gérmenes de la enfermedad espiri-
alimento y a las precarias condiciones de vida. tual que aflige al mundo.
El comunismo se alimenta con la débil fe de los cristianos y No se maravillen si, inmediatamente después de haber puesto
con los males de la sociedad. Hace de sus miembros activistas de
partido y embajadores del marxismo. El comunismo les transmite pie en ciertas comunidades religiosas, palpan la frialdad de las
a los nuevos reclutas, junto con las enseñanzas, la confianza en sí relaciones entre los varios miembros. Hoy casi forma parte del
mismos, el entusiasmo y el celo y, con pequeñas manifestaciones estilo de vida religiosa ser celosos los unos de los otros, calum-
de gentileza y afecto, conquista el corazón de millones de indivi- niarse mutuamente, formar grupos internos de división, que gene-
duos para su doctrina. ran incomprensión y desunión.
Estoy seguro que el Señor no está presente en tales comunida-
El comunismo echó raíces en la Europa cristiana, porque, en des, con consecuencias desastrosas, porque -—a merced de la
ella, la práctica de la fe ha perdido vigor. En efecto, las masas se mentira— se han convertido en viveros de satanás y de sus demo-
preocupan mucho más por ¡os problemas concretos relativos a la nios. Alimentándose mutuamente de rencores, prejuicios, faltas de
vida de cada día y a la seguridad material para el futuro. Douglas perdón, afirmaciones del propio "yo", los miembros de la comuni-
Hyde dice que la actual generación en Europa, gústenos o no, se dad quedan privados de los elementos indispensables para la vida
preocupa sobre todo por las cosas materiales; que los hombres de de la consagración.
hoy, en la gran mayoría, están distantes de las generaciones que
amaban a Dios, que únicamente son conscientes de la existencia Un día marido y mujer vinieron a hablarme de su hijo, luego
de los problemas espirituales y se confunden cuando se los discute. me expusieron otros problemas personales, entre los cuales un
Se trata de un lenguaje que simplemente ellos no conocen. problema de conciencia: a menudo sucedía que no se atrevían a
acercarse a la santa comunión, porque el sacerdote celebraba la
Cuando los musulmanes deciden una estrategia para la evan- misa muy aprisa y mecánicamente. Me decían: "Cuando llega el
gelización del Islam, no lo hacen aisladamente, sino que ponen momento de la comunión, quedamos sorprendidos de cómo se
todos ios recursos en común. pueda llegar a él con tanta rapidez".
En el Sudán meridional, por ejemplo, se han dedicado a Para ciertos sacerdotes la misa es un acto que hay que hacer
emplear su dinero para comprar televisores y distribuirlos a las todos los días —y ni siquiera el más importante— hasta el punto
familias de los no creyentes, realizando así el proyecto de llevar el que no lo consideran uno de los principales deberes en beneficio de
Islam a todas las familias. la comunidad, sino un acto inserto en la tradición de la Iglesia; y, a
Ya no se trata sólo de un proyecto, sino de una realidad. falta de participantes, ni siquiera la celebran, porque —afirman—
Los musulmanes pueden no ser un solo corazón y una sola "la misa es un ágape, un rito comunitario".
50 51
¿Pero cómo se puede razonar así? Entonces, ¿por qué nosotros El camino cristiano del amor hacia el prójimo tiene como
sacerdotes tenemos que meditar el breviario —una oración de la punto de partida el amor a Dios. Y nosotros no podremos conocer
Iglesia— aunque estemos solos? las inmensas riquezas del amor de Cristo, si no estamos en comu-
¡La misa tiene un valor universal! Jesús murió sobre la cruz nión con Dios por medio de la oración.
—solo— y los efectos de su muerte son una vida nueva para
nosotros y las gracias que la sostienen. De la misma manera,
cuando el sacrificio de Cristo se renueva durante la celebración de
la misa, los efectos son los mismos y dirigidos a todos los hombres.
Hoy parece que la vida religiosa se obtiene a tan poco precio,
que ya no suscita, por muchos aspectos, gran admiración. Se
presenta como un huerto rodeado por un bellísimo cercado, dentro
del cual se han secado las plantas (y se le sigue llamando huerto,
aunque sin ver sus frutos).
¡Pero la vida religiosa no se obtendrá nunca a poco precio! Es
una vocación y un privilegio para los que son llamados a ella.
Si, aun hoy, no logramos mínimamente imitar a Cristo, esto se
debe únicamente a nuestra debilidad humana.
La Sagrada Escritura posee todas las verdades: testimonia
quién es Jesucristo y lo que él vino a realizar en la tierra, pero
nosotros no tomamos en serio la vida cristiana en relación con ella.
Todavía somos "paganos bautizados", porque no hemos per-
dido nada de nuestra íntima naturaleza y porque no cumplimos en
plenitud de vida nuestros deberes de cristianos; por tanto, todavía
no somos transformados.
Algunos creen que, por una parte, la dramática situación que
atraviesa actualmente el mundo y, por otra, la indiferencia, la
ineptitud de tantos cristianos ante sus propios errores, exijan una
acción enérgica y un cierto espíritu revolucionario, con el fin de
modificar las estructuras inadecuadas de nuestra sociedad.
¿Pero por qué cada uno de nosotros no hace, mientras tanto, lo
mejor que pueda para resolver los problemas de los que están
material y moralmente necesitados, en vez de exclamar "¡Oh
Señor! ¡Oh Señor!"? En vez de pasar delante de un pobre, un
enfermo, un miserable meditando tal vez el breviario, nosotros
tenemos la obligación de comportarnos como hizo el buen samari-
tano. Insisto en decir que, si queremos efectivamente empeñarnos
en una "acción cristiana", nos debemos mover no sólo por senti-
mientos humanos de compasión y de participación en los sufri-
mientos ajenos, sino por la unión personal e íntima con Dios.
53
52
Renovarse en el Capítulo tercero
espíritu
LA
COMUNICACIÓN
u CON DIOS
X Aoy tenemos que pedirle al
Espíritu Santo que guíe a su Iglesia, porque son demasiado nume-
rosas las discordias humanas dentro de ella.
La acción del Espíritu Santo deberá guiar la restauración de lo Y uno de ellos
que ha decaído en la iglesia. le preguntó con ánimo de ponerlo
Esto significa que, si no sabemos lo que Cristo dice hoy al a prueba:
mundo, tenemos que apresurarnos a conocer al Espíritu Santo, "Maestro,
quien nos dirá lo que oye de él. ¿cuál es el mandamiento mayor
Jesús sigue profetizando en la comunidad cristiana; sin de la ley?
embargo, muchos no lo escuchan porque, no habitando en ellos el
Espíritu Santo, les falta la disposición a la escucha. El le dijo:
"Amarás al Señor, tu Dios,
Entonces no debemos darle importancia solamente a nuestra
adhesión externa a las estructuras de la Iglesia. con todo tu corazón,
Para una genuina imitación de Cristo se requiere mucho más. con toda tu alma
Cristo confío su Iglesia a la autoridad del Espíritu Santo, y el y con toda tu mente.
Espíritu Santo, por medio de sus múltiples dones, la dirige como lo
quiso Jesucristo. Al respecto dice san Agustín: "¿Que" son las leyes Este es el mayor
de Dios escritas en nuestros corazones, sino los dones del mismo y el primer mandamiento"
Espíritu Santo, cuya presencia en nuestros corazones derrama la (Mt 22,35-38).
caridad, que es la plenitud de la ley?" (de los "Sermones").

54
Existen en nosotros cuerdas que nos atraen a Dios: en algunos
son muy débiles; en otros casi inexistentes, tratándose general-
mente de personas que viven situaciones dominadas por el mate-
rialismo, cuyos valores son la alegría y la felicidad terrenas, la
popularidad, el prestigio —cosas todas que no las satisfacen
La comunicación con Dios plenamente y que, sin una referencia precisa al ser supremo, se
alcanzan solamente por medio del egoísmo, la exaltación de sí
mismos, la injusticia y a costa de los sufrimientos ajenos.
Si, a pesar de esto, algunas personas pueden, en cierto modo,
considerarse todavía religiosas, se tratará siempre de una religión
ritualista y ceremonial: de hecho, no se sienten íntimamente com-
prometidas en lo que creen (si no cambian interiormente, siguen
siendo paganas y no religiosas). Es, pues, importante que se les
enseñe a conocer a Dios y a comunicarse con él.
Nuestra relación con el Padre celestial tendrá que obtenernos
no sólo consuelos espirituales, sino también la auténtica comunión
1-Ja religión no es solamente el con Dios, puesto que él es nuestro Padre.
conocimiento teórico de un buen comportamiento, sino también Dios siempre está a disposición de sus hijos para establecer
contacto y comunión con el ser supremo. una relación íntima con ellos, pero somos nosotros los que no
Claro está que en algunas religiones los creyentes pueden no correspondemos a sus deseos. Cuando esto sucede, se nos
tener una relación directa con el ser supremo, sin embargo, por lo recuerda que somos "ciudadanos del otro mundo" y que en él
que podemos saber de las religiones del mundo, el objeto de su —nuestro creador y Padre— seremos un día plenamente nosotros
culto sigue siendo el mismo: el ser supremo. mismos.
Yo siento que la misión —la nuestra y la de todos los que viven Para nosotros, que somos religiosos, la satisfacción plena
en comunión con el Padre celestial— es la de hacer conocer al consiste en lograr un nivel en el que nos podamos comunicar
mundo que él está constantemente presente en él. Dios nunca se habitualmente con nuestro sumo Padre. Sin embargo, si ya aquí
ausenta del mundo. Hay que predicar desde los tejados y en todo sobre la tierra lográramos establecer una relación de comunión
lugar que Dios es el Padre de los hombres, el viviente, el creador, el permanente con Dios, no deberíamos desear dejar este mundo
rey del universo, el maestro de su vida y el Señor de sus corazones. para unirnos definitivamente a él, porque esto significaría huir de
Solamente la visión de Dios puede salvar al mundo de la la responsabilidad de compartir con los hermanos nuestras expe-
autodestrucción, que se está materializando por medio del riencias sobrenaturales.
ateísmo y la inmoralidad. En el momento justo el Padre celestial nos liberará de las
incumbencias de la vida terrena y nos cubrirá con vestidos espiri-
Al crear al hombre, Dios no quería que fuera autosuficiente,
tuales, que no podrán ser manchados por la herida de la
sino que permaneciera junto a él y que compartiera con él amor,
paz y alegría para siempre. desviación.
Yo no creo que se pueda hacer un cambio en el mundo actual,
Pero sabemos cómo el mal se introdujo en nuestra existencia: salvándolo de su inmersión total en la autodestrucción, sino ali-
Adán y Eva fueron la causa; rompieron así nuestra comunión mentando mentes y corazones con los valores espirituales.
natural con Dios, a quien ahora debemos buscar. No sirve acumular conocimientos sobre estos valores; se nece-
56 57
sita, más bien, trabajar para llevar a los hombres a aceptar la digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el
supremacía de los bienes espirituales sobre los materiales. que realiza las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está
Cuando los "ciudadanos de este mundo" tomen conciencia de en mí. Al menos, creedlo por las obras" (Jn 14,9-11).
tales realidades y empiecen a ponerse en comunión con su Padre Jesús es el Señor. Jesús es el Hijo de Dios. Nosotros debemos
celestial, podrán darle el justo valor a sus necesidades. creer lo que él dice, porque es también lo que dice su Padre.
En mi tradición africana Dios es el Padre, porque es la fuente Desearía que ustedes, siguiendo el testimonio de Jesús, se
de la vida y la hace crecer. convencieran de que la unidad —como la tienen que entender
Dios es el Padre, porque mantiene en vida todo lo creado. todos los que han aceptado la buena noticia— tiene su modelo en
Dios es el Padre, porque se hace accesible a sus hijos, los la unión de Jesús con su Padre.
protege, les infunde seguridades. Nosotros —seres humanos creados a imagen de Dios—
Nosotros decimos: "Si se tiene un padre, se tiene una dirección debemos posesionarnos de una heredad espiritual: la de llegar a
en la vida". ser una sola cosa con Dios y con cualquiera otra persona, precisa-
mente como Jesús es "uno" con su Padre.
No hay duda: Dios es quien se merece el nombre de "Padre", ¡Esta misma unidad es la que él se propone realizar con
aunque en muchas tradiciones africanas todos los atributos de una nosotros y verla realizada entre nosotros! Cristo está tan unido a su
madre están reservados también a Dios. Padre, que nos dijo que no podemos pasar por encima de él para
Dios, pues, es hombre y mujer, padre y madre al mismo llegar al Padre: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al
tiempo. Es quien determina la existencia; y, puesto que el concepto Padre sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi
de fertilidad se le atribuye a la mujer, entonces Dios —que da Padre. Desde ahora lo conocéis y lo habéis visto" (Jn 14,6-7).
origen a toda la creación, incluso a los seres humanos— es una
madre. Sin embargo, Jesús no afirma que es el Padre porque, al
declarar que cumple la voluntad del Padre, admite ser una persona
Por eso en las oraciones tradicionales una mujer se expresa
libremente como mujer y sabe que será comprendida sin necesi- distinta de él.
dad de explicaciones; también un hombre tiene el derecho de orar ¿Pero entonces qué quería decir con "Mi Padre y yo somos
como hombre. Yo nunca sentí, por parte de mi madre, atribuirle un una sola cosa" (Jn 10,30)?
género a Dios. El quería decir que en todo lo que ambos hacen —aun singu-
larmente como personas de la Trinidad— nunca hay oposición, ni
Cuando dicen que sus oraciones no son escuchadas, sobre contradicción: existen perfecto orden y perfecto acuerdo.
todo respecto del "Padrenuestro", es porque en ellas hay proba-
blemente algo equivocado. Nadie ha conocido nunca el lenguaje de Dios porque, para
Dios se complace únicamente en dar. Toda la belleza de la comunicarse con el hombre, Dios siempre se ha servido de medios
creación nos viene de él y nosotros, apreciándola, reconocemos su conocidos por el hombre.
bondad. Nadie ha sabido nunca cómo Dios distribuye el conocimiento,
Como un pintor manifiesta su talento traduciéndolo en imá- porque él elige tanto a un estúpido cuanto a un genio para hacerlo
genes, así también Dios se manifiesta en parte a través de las su portavoz.
infinitas y maravillosas criaturas que trae a la vida. No hay ninguna raza humana que haya logrado conquistar
Observen cómo Jesús se identifica claramente con Dios Padre completamente su corazón por una particular preferencia, ni
contestando a su discípulo Felipe: "¿Tanto tiempo estoy con siquiera la estirpe de Israel que lo tuvo todo para sí.
vosotros y no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto Fíjense lo que dice Israel a Dios: "Me has echado en lo
al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? ¿No crees que profundo de la fosa, en las tinieblas, en los abismos; sobre mí pesa
yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os tu furor, con todas tus olas me hundes" (Sal 88,7-8).

58 59
Todos nosotros pertenecemos a Dios; con razón, pues, él nos dos a creer que Jesús está en los libros que hablan de él y espera-
considera suyos. mos encontrarlo, página tras página, quizás en el capítulo que
Ahora bien, mi pregunta es ésta: "¿Acaso Dios está obligado a sigue.
hablar a los hombres por medio de una mente sutil?". Estamos convencidos de que Jesús organiza un juego con
Absolutamente no. Lo que Dios exige de su mensajero o nosotros —el de ir a esconderse, por ejemplo— en el que él se
portavoz son lafidelidady la obediencia. Él mismo afina su mente demostrará el más inteligente.
preparándola a transmitir su mensaje. Nosotros estaremos siempre de la parte de los que buscan, y
Dios no está obligado a servirse de un genio —de un gigante Jesús de la parte de los que se esconden.
en inteligencia— pues él usa la mente humana como mejor cree, Finalmente, cansados de buscarlo, retrocedemos exclamando:
hasta en el sueño cuando se la supone inactiva. "¡Nunca encontré a Jesús en mi vida!".
¡Cuántas descripciones de sueños se encuentran en la Sagrada Pero si queremos ser auténticos discípulos de Cristo, tenemos
Escritura! Por medio de ellos Dios ha hablado a los hombres que aceptar, desde el comienzo, las dificultades que Cristo encon-
trasmitiendo mensajes que han influido en sus vidas y en la tró en su vida terrena.
nuestra. Ésta es la invitación que nos dirige: "Si alguien quiere venir en
Dios ordenó a Ananías por medio de sueños que bautizara a pos de mí, niegúese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame"
Saulo. Ananías protestó, pero Dios fue irremovible y lo obligó a (Le 9,23).
obedecer. La vida sobre la tierra se ha convertido en una vida de sufri-
Por medio de sueños, José fue tranquilizado sobre la materni- miento obviamente debido al rechazo, por parte nuestra, del orden
dad de María, y también se le ordenó ir a Egipto para huir de la en el que Dios nos ha creado. Queremos programar nuestro
crueldad de Herodes, que tramaba suprimir la tierna vida del niño camino por nosotros mismos y, no conociendo sus dificultades,
Jesús. nos convertimos en víctimas de los engaños de los demonios. Hoy
A los magos, que en su sencillez le habían prometido al rey recogemos los frutos de nuestra ambición y, para poder regresar a
regresar para informarlo sobre el nacimiento del niño, se les Dios, se nos pide mucho.
ordenó, siempre con la ayuda de un sueño, que no se pusieran
nunca en contacto con él. Jesús tuvo que presentarse a los hombres como el mesías
Aun hoy Dios habla a muchos hombres y mujeres, por medio esperado, a pesar de su dificultad para reconocerlo.
de sueños, y nosotros —llamados hombres de razón— con despre- En efecto, sus corazones estaban llenos de amargura y de
cio los llamamos estúpidos y los consideramos anormales. egoísmo, de crueles mentiras y de arrogancia.
La voz sigue haciéndose sentir. Es la voz de Jesucristo, por Jesús tuvo que hacer milagros al nacer: los ángeles cantaron
medio del cual ha sido todo hecho (cf Jn 1,3), la voz de quien ha para él y los pastores, de tan humildes orígenes, tuvieron la misión
llegado a ser el Señor del universo. de proclamar de primeros su gloria.
¡Solamente por medio de Jesucristo el hombre podrá salvarse! Cuando se propagó la noticia de que Jesús era el mesías,
(cf Hch 4,12). Si él nos eligió precisamente a nosotros, no fue Herodes declaró: "¡Debe morir!", no pudiendo tolerar que el pue-
precisamente para engañarnos. Nosotros podríamos creer que blo tributase a otros sufidelidady, por medio de los magos, quiso
nuestro progreso espiritual sólo es posible por su iniciativa; pero, tenderle una emboscada. Afortunadamente los magos no regresa-
porque él nos creó como personas, respeta nuestra dignidad y no ron al rey para indicarle el lugar en donde había nacido el Hijo de
cambia su actitud para con nosotros, seres humanos, seres nobles, Dios, y Herodes, desilusionado, hizo matar a muchos niños espe-
con una dignidad que ninguna otra criatura sobre la tierra tiene. rando que en la matanza cayera también Jesús (de quien ya desde
entonces se contemplaba el sacrificio que haría por nosotros sobre
Por falta de experiencias espirituales personales, somos lleva- la cruz).
60 61
¡Cómo somos de vacíos cuando no tenemos amor! Nosotros conocemos muchísimas personas y no a todas las
Tal vez nos damos importancia, pero sin amor genuino sólo consideramos amigas.
obtenemos aplausos que resuenan vacíos delante de Dios. Es obvio que la amistad no se compra; crece lentamente con el
Podríamos compararnos con las muñecas expuestas en las conocimiento, la comprensión y, por último, con la mutua
vitrinas —objetos sin vida— incapaces de hacer suyas las modas. aceptación.
Bien arregladas, a veces se nos parecen, dejando una vivísima La amistad quiere que se conceda a otro ser humano interferir
impresión en los transeúntes que las admiran, pero que no pueden en nuestra vida, hasta el punto de convertirse en un "alter ego"; he
comunicarse con ellas, ni siquiera para conocer su precio. aquí por qué comparte con nosotros algunos derechos entre los
Las muñecas no tienen vida, y así somos nosotros delante de cuales tener acceso a nuestros bienes.
Dios si no tenemos amor. La coronación de la amistad es la coronación de mentes y de
Yo no estoy de acuerdo con quien trata de demostrar que el corazones, la alegría de la presencia recíproca. En términos más
amor es importante por el hecho de ser eterno. religiosos podríamos decir que los amigos se contemplan: se sien-
El amor es la única virtud imperecedera porque Dios, que es su tan uno junto al otro, a veces sin lograr encontrar palabras para
fuente, vive y vivirá siempre. expresar su afecto. Es lo que llamamos "intimidad".
La fe pasará y también la esperanza, pero el amor durará. La
importancia del amor está determinada por la fuente de la cual
brota, por los objetivos hacia los cuales está orientado y no por el
hecho de ser eterno.
En este contexto se debería definir a Dios —el SER—, es decir,
el viviente.
Haciendo una atenta consideración, todo existe para el cum-
plimiento de la felicidad, del amor, de la alegría.
Leemos en el libro de la Sabiduría: "No os busquéis la muerte
con los extravíos de vuestra vida, no os atraigáis la ruina con las
obras de vuestras manos; que no fue Dios quien hizo la muerte, ni
se recrea en la destrucción de los vivientes; él todo lo creó para que
subsistiera, las criaturas del mundo son saludables, no hay en ellas
veneno de muerte ni imperio del hades sobre la tierra, porque la
justicia es inmortal" (Sb 1,12-15).
La virtud que definimos "amor" es la esencia del ser divino.
Dios vive y vivirá por siempre, por eso el amor también es eterno
—según la Escritura—, virtud inmortal en la que Dios se
identifica.
El apóstol del amor —san Juan— afirma: "Dios es amor; quien
permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él" (Un
4,16).
No se dice que conocer a Jesús quiera decir necesariamente
"amarlo".
62 63
Permítanme hablarles, una vez más, basado en mi expe-
riencia.
Cuando estoy en comunión estática con Dios, el uso de mis
facultades y de mis sentidos físicos está totalmente en sus manos.
Se trata de una oración que abraza todo mi ser y yo dejo que el
Amor reflejo "motor" de mis facultades y de mis sentidos sea Dios. Soy cons-
ciente de lo que me sucede —y a veces hasta le hago preguntas—,
pero dejo que sea él quien desempeñe el papel principal en la
acción.
Cuando me sumerjo en este tipo de oración, penetra en mí un
poder que me relaja, me hace sentir cómodo, parece querer
susurrarme: "Deja que el cuerpo funcione según nuestras directi-
vas".
Por este relajamiento, las facultades espirituales tienen ventaja
sobre el control de los sentidos físicos: el cuerpo pierde peso y la

FJ—i\ amor duradero es amor


voz no logra alcanzar un cierto tono aunque en oraciones dichas
en alta voz, por ejemplo cuando se reza "en lenguas" (lenguaje a
veces incomprensible para quien lo habla, usado por quien verda-
reflejo: el de dos personas que, intercambiándose mensajes de deramente está abierto a la acción del Espíritu Santo).
amor sobre un principio de dar y recibir, se funden la una en la otra En estas condiciones es imposible sentirse enojados o ansiosos,
con la mente y con el corazón. porque las reacciones físicas están totalmente bajo control. Dios
Se ha dicho que es "pasar de las dimensiones sub-personales e habla por medio de signos, imágenes, susurros, inspiraciones.
interpersonales de la existencia a las super-personales", a las Toda la oración está tan impregnada de significado, es tan eficaz,
razones del misterio, de la trascendencia, del destino. que no se pierde ni una sola palabra.
Por medio del amor reflejo se remonta a la fuente del amor.
En otras palabras, buscando satisfacción por la urgencia de Hay personas que permanecen horas y horas en este estado,
amar, se parte de los efectos para llegar a la causa. aunque deberían pedir la gracia de colaborar con el Espíritu
¿Quién duda del amor de Marta por Jesús? Marta le había Santo para volver sobre la tierra sin dificultad.
ofrecido lo mejor que tenía —el alimento, entre otras cosas—para Que la oración represente la mejor condición de vida, está
expresarle todo su afecto, pero Jesús demostró apreciar más el absolutamente fuera de duda; sin embargo, mientras estemos en
amor de María, cuando le dijo: "Ha escogido la mejor parte que no la tierra, no podemos vivir dos vidas completas.
le será quitada" (Le 10,42). Además, habría que evitar la vanidad de hablar difusamente de
Se podría comparar a María con una persona que, fatigada por nuestra experiencia volviendo a la normalidad y, poco a poco,
haber caminado demasiado tiempo bajo el sol abrasador, se llegar a ejercer un control sobre nosotros mismos incluso en este
encuentra de repente ante un mar abierto y calmado, y se lanza a él bien espiritual.
para limpiarse y encontrar frescura. ¿Por qué razones una persona se siente llevada hacia un tipo de
Para que el Señor esté siempre presente en nosotros y nos haga oración como ésta?
habitaciones permanentes de la santísima Trinidad, se requiere Aunque señalando una pista, no quisiera dar la impresión de
que renunciemos a lo que nos interesa mucho —a veces a los * que se puedan fijar reglas. Cada uno tiene sus motivos persona-
afectos sencillos de nuestra vida—. les... en todo caso, y sin correr riesgos, sólo diré que quien tiene
64 65
experiencia de oración y no logra obtener plena satisfacción sino como el lugar de encuentro de los otros dos mundos: el cielo y la
por medio de "su" oración, llega a un nivel en el que se abandona tierra; y, puesto que tengo una actitud mental abierta, sé que no
en la mano de Dios. Entonces se dirá a sí mismo: "Quiero orar... es fácil que todos entiendan.
orar más... así me pondré en las manos de Dios". (Les ruego Distintas estructuras mentales, distintos ambientes y culturas
entender la palabra "manos" en sentido espiritual. Mejor aún, se —pero, sobre todo, experiencias religiosas diferentes— influyen
trata de un descanso espiritual en el "pecho" de Dios). muchísimo en nuestro modo de comunicarnos con Dios. El
Deseamos que Jesús se haga presente entre nosotros. "mundo intermedio" es muy real y muy poderoso. Puede favore-
Queremos que su persona "viva y verdadera" se manifieste una cer o impedir nuestra comunicación con Dios.
vez más con poder y signos, como en las primeras comunidades
cristianas (cf Hch 2,43). Sin embargo, Dios ha estado —y está— continuamente pre-
Cuando seamos poseídos por Cristo, ya no viviremos en el sente en la sociedad humana tocando muchas almas que, en
miedo; por el contrario, lucharemos contra el mal y lo distintos países, han desarrollado y desarrollan las variadas
venceremos. tareas confiadas por él.
Esta tierra debe ser conquistada para Cristo, por los discípulos Dios las ha sensibilizado por medio de sueños, visiones, apari-
de Cristo. ciones o, más sencillamente, por medio de una voz audible en una
habitación o en otro lugar adecuado.
Pero llegar a la comunión con Dios no es una cosa sencilla. Gran parte de estos mensajeros caen en éxtasis. Yo nunca he
Aunque derramando sobre nosotros los bienes indispensables oído decir que una persona haya hablado a Dios desde la tierra en
para la vida, el creador no nos obliga a descubrirlo en nuestro la plena posesión de sus facultades humanas. Para encontrar al
interior. "divino" es necesario ser elevados a la atmósfera divina, que está
Para reconquistar lo que se perdió con Adán y Eva, se necesita mucho más arriba de la terrena (paralelamente a la superioridad
hacer esfuerzos personales. "Reconquistar" no significa aquí del alma sobre el cuerpo).
solamente "adquirir de nuevo" (los bienes perdidos), sino mucho Dios usa el alma y sus facultades espirituales para lograr los
más: significa purificarse, volver a ser inocentes y puros como lo propios fines por medio de la instrumentación del hombre. Algu-
éramos en Adán y Eva antes del pecado. nos de estos mensajeros continuamente están en oración, otros
La adquisición de este estado originario supone para nosotros desarrollan sus actividades normales, comportándose en todo
una transformación en nuevas criaturas (claro está, viviendo caso de manera siempre distinta, cada vez que están en contacto
sobre esta tierra) por medio de lo que Prajapita Brahma Kumaris con Dios.
llama "el abandono en Dios". He aquí cómo lo explica: "El En ambos casos —cuando deseamos ardientemente profundi-
medio más eficaz para erradicar los vicios y las tendencias demo- zarnos en la oración, y cuando Dios está en comunión con
níacas es el de estar dedicados o abandonados con todo nuestro nosotros para darnos un mensaje particular— obramos por fuera
corazón a él, que es el alma suprema. Sin ninguna duda —es de nuestra conciencia física y, por algunos instantes, comparti-
decir, sin pensar demasiado en lo que soy en el presente— debería mos lo sobrenatural: nos volvemos "divinos".
considerar que, desde este momento, nada es mío. Lo que "yo" y Espiritualmente somos conscientes y vigilantes, porque nues-
"mío" representaban en un tiempo, están ahora en sus manos. tra alma vive la comunión plena con su creador: "En efecto,
Ahora tengo que sentir con certeza que cuerpo, mente —todo— todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de
son suyos y que yo tengo que usar todo según sus directivas" (P. Dios. Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el
Brahma Kumaris "Moral Valúes, Attitudes and Moods"). temor; antes bien, recibisteis un espíritu de hijos adoptivos que
Quiero hacer alusión brevemente al "mundo intermedio". nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a
Como ya dije en otro lugar, yo considero el "mundo intermedio" nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios.
66 67
Y, si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos en él no había pecado, su vida terrena estaba ya integrada a la del
de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorifi- otro mundo! Por eso decimos que, mientras estaba en la tierra,
cados" (Rm 8,14-17). Jesús estaba en comunión con su Padre, como si el cielo estuviera
siempre abierto delante de él.
Después de haber cumplido todo nuestro deber —como hijos También a san Esteban —todavía bajo los despojos
de Dios— estamos obligados a hacer todo lo posible, para que el mortales— se le abrieron los cielos hasta el punto de permitirle
conocimiento de esta oración se extienda a la gran mayoría de las contemplar las criaturas celestiales (cf Hch 7,55-56).
personas. Y lo que le sucedió a san Esteban debería podernos suceder
Finalidad de la vida religiosa es la de compartir los frutos de también a nosotros, si fuésemos poseídos por Jesucristo y por el
nuestra contemplación con las personas con las cuales convivi- Espíritu Santo.
mos y a las cuales somos enviados.
Según la enseñanza histórica de la Iglesia católica se supone
Desear tener comunión con Dios por un breve tiempo —sin
que sólo pocas personas son poseídas por Cristo. Y como son
aspirar a permanecer continuamente en su presencia— puede ser
muy pocas, por lo general son veneradas por sus semejantes sobre
una simple gratificación humana.
la tierra.
La comunión con Dios tiene sus raíces en el alma, de donde él
irradia poco a poco su luz en una relación estable e íntima en la Se trata de un fenómeno que, con base en las afirmaciones,
cual nosotros, a un cierto punto, nos esforzamos por identificar- sucede en tres o cuatro lugares distintos en el curso de un siglo.
nos con él. Pero, en realidad, Jesucristo quiere poseer a todo cristiano,
Si sobre la tierra alcanzamos ya esta meta, seremos bendicidos porque por medio de los evangelios nos invita a ser "santos, como
con los frutos que siguen a la divinización: justicia, integridad, Dios es santo" (cf 1P 1,16).
pureza, amor, alegría, paz, hermandad, unidad, armonía y liber- El primado espiritual inherente a la función sacerdotal —que
tad de los hijos de Dios. Sin embargo, no podremos ser contados lleva a los fieles a creer en una santidad espontánea de los sacerdo-
entre los sabios, los santos, los místicos, si solamente nuestra tes, de las religiosas y de los monjes— ha inhibido también el
curiosidad es la que nos impulsa hacia la "ciencia" de la santidad. poder de Jesucristo y ha formado subdivisiones en la Iglesia
Dios es luz y quien desea estar en comunión con Dios debe católica.
antes desembarazarse de todas aquellas cosas que enumeró nues- Históricamente ha sucedido que cristianos sencillos, satisfe-
tro maestro Jesús: "Lo que sale del hombre, eso es lo que hace chos con lo que los sacerdotes les transmitían desde el pulpito, no
impuro al hombre. Porque de dentro del corazón de los hombres, siguieron más adelante y aceptaron no poder ser más santos que
salen las intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, las religiosas, los monjes —menos aún que los sacerdotes—
adulterios, avaricias, maldades, fraudes, libertinaje, envidia, presumiendo que sólo estos últimos, que llevan a Jesús sobre el
injuria, insolencia, insensatez. Todas estas perversidades salen de altar, y las religiosas y los fieles que lo reciben todos los días, son
dentro y hacen impuro al hombre" (Mt 7,20-23). poseídos por Cristo... pero no siempre es así. . ,,,
¡Si lográramos sólo tomar a la letra las palabras de Cristo: "Yo Quiero decir que la fe de un sacerdote es compartida en la
soy el camino, la verdad y la vida"! (Jn 14,6). En cambio, todavía misa, según el modo como la celebra.
no hemos comprendido bien que la transformación en auténticos
Insisto en precisar que la misa tiene un valor comunitario
discípulos de Cristo quiere decir pérdida de nuestra identidad
universal, aun sin la participación de los fieles. El sacerdote tiene
humana.
una audiencia privada con Jesús (y muchas otras personas con él);
Jesucristo era en todo semejante a nosotros, menos en el
he aquí por qué él debería desear ardientemente el momento en el
pecado (cf Hb 4,15). Sus facultades eran las de un ser humano
cual poder verter su propio corazón en el de su maestro. De vez en
íntegro, maduro, creado a imagen de Dios. ¡Precisamente porque
69
68
cuando el sacerdote sería reprochado, pero también recibiría con- tes de ello, no le pueden sacar provecho. Bastaría que cada uno
suelos y ánimos. tuviera la justa disposición, y su enorme importancia sería recono-
Dejar de celebrar la misa porque se está solos —con el pre- cida en el mundo entero.
texto de que la misa es, por su naturaleza, comunitaria— es Les ruego, no les den importancia a los "espíritus interferen-
absolutamente una aberración teológica. tes", que se presentan a ustedes como "buenos samaritanos".
"Él, por el contrario, habiendo ofrecido por los pecados un Yo quisiera poderlos encontrar y garantizarles que ser recha-
solo sacrificio, se sentó a la diestra de Dios para siempre, espe- zados por el hombre no significa de ninguna manera ser rechaza-
rando desde entonces hasta que sus enemigos sean puestos por dos por Dios (a menos que nos merezcamos las acusaciones que se
escabel de sus pies. En efecto, mediante una sola oblación ha nos hacen).
llevado a la perfección para siempre a los santificados" (Hb Por lo que sé, si no hay culpa personal, no debemos excluir de
10,12-14). nuestra vida dichos sufrimientos, aun cuando, viniéndonos de los
Éste es el mismo sacrificio que el sacerdote renueva en la amigos más íntimos, nos son insoportables.
misa, y los efectos son los mismos: "eterna perfección para los que No hago una declaración superflua diciendo que Jesús es todo
son santificados". Si es bastante humilde, el sacerdote debe darse para mí y que yo considero el cristianismo como algo que se define
cuenta, sin sombra de duda, de ser realmente eficaz a través de la e integra en Jesucristo. Él afirma: "Yo soy el camino, la verdad y la
misa (aunque en otras actividades le suceda lo contrario). vida" (Jn 14,6).
En efecto, durante la celebración de la eucaristía, él es elevado Jesucristo no vino para hacer de nosotros solamente especia-
por Jesús por encima de las propias desilusiones, ansiedades y listas en cristianismo, sino para hacernos semejantes a él. El
depresiones. Sus fracasos no deberían ya constituir motivo de cristianismo es Cristo y tal debe ser para toda persona que sustan-
desesperación, y la conversación con Jesús podría resolver cialmente debe convertirse en un auténtico cristiano, digno del
muchos problemas que tal vez él considera personales. El sacer- nombre que lleva.
dote terminaría considerando la celebración de la misa como una Él es la vid, pero nosotros no estamos convencidos de ser sus
audiencia privada con Jesús, puesto que en realidad Jesús se hace sarmientos: no esperamos ver realizada una unión física con él,
vivo para los que creen en su presencia en ella. experimentar el fluir de su vida. Aunque Jesús haya dicho: "Sin mí
Hay hombres cultos y maduros, que afirman que el "certifi- nada podéis hacer" (Jn 15,5), sabemos que podemos hacer algo
cado de ciudadanía celestial" del hombre es falso, y hay otros, por medio de los sacramentos, que son signos concretos. Nos
sencillos e iletrados, para los que este certificado no les dice nada, atreveríamos a decir: "¿Hasta qué punto Jesús está involucrado en
porque saben a qué reino pertenecen. nuestras funciones sacerdotales?".
El águila ve el sol y no hay necesidad de que la astronomía "Creer" significa tomar a Jesús a la letra y tener confianza de
pruebe su existencia. El topo, en cambio, no cree que exista la luz, que él cumple lo suyo. Entonces lentamente él inyectaría en
aunque se afirme lo contrario y se trate de demostrárselo. nosotros su fuerza y, junto con él, bailaríamos la danza de los
Cualquiera que tenga buen oído gustará la música, pero inclu- ángeles.
sive Kubelich tocaría el violín en vano para un sordo. Las condiciones que se nos ponen son la integridad de vida y la
No es que la música no sea buena, es que el oído no puede confianza en Jesús que, invitándonos a la danza, quiere trasmitir-
escucharla ni gozar de ella. No es que no exista el sol, es que el topo nos alegría, felicidad, amor y paz; por eso, nos volvemos flexibles
no se preocupa de si el sol existe o no. Lo mismo dígase respecto de aun cuando él nos saque de los puestos que ocupamos para ense-
la oración, sobre todo para el "Padrenuestro". ñarnos un nuevo paso de danza.
La oración tiene su valor intrínseco. Los que no son conscien- Hagámonos disponibles a él con estas palabras: "Estoy en tus
70 71
manos, oh Señor, como la greda en manos del alfarero. Modélame
como tú quieras. Yo sé que quieres transformarme en una obra
maestra tuya de rara belleza". Y Jesús nos contestará: "Éstas son
las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre
expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, tomarán ser-
pientes en sus manos y aunque beban veneno no íes hará daño;
impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien" (Me
La oración
16,17-18).
Confiemos en el Señor y no lo perdamos de vista en todo lo que
hacemos.
Nuestro lazo de unión con él es la oración, a la que sigue la
intimidad.
Lo que nosotros llamamos fe es la réplica de la vida divina en
nosotros. Hemos intercambiado nuestros derechos con Dios y
podemos estar seguros de que, cuando decimos: "¡Suceda esto en
el nombre de Dios!", esto sucederá, porque él no nos defrauda.
Si Dios está permanentemente presente en nosotros, nosotros
«o
\<Jer como Jesús" significa
nos movemos en él y somos poseídos por él. Podríamos poder sentarnos a los pies de Jesús para escucharlo y aprender a valorar
decir con san Juan que vivimos en él. "Pero quien guarda su nuestras acciones junto con él.
palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su pleni- Jesús nos corrige con infinita dulzura: "Hoy estarás conmigo
tud. En esto conocemos que estamos en él. Quien dice que perma- en el paraíso" (Le 23,43). ¡Cómo sería la maravilla del buen
nece en él, debe vivir como vivió él" (Un 2,5-6). ladrón agonizante... un ladrón que acompaña a Jesús al paraíso!
¿Quién de nosotros se esperaría una cosa semejante?
Pero nos relacionamos con Jesús "manso y humilde de cora-
zón" (Mt 11,29). Mientras san Pablo afirma que si no creemos en
la realidad de la resurrección de Cristo "vana es nuestra fe" (cf
1 Co 15,14), yo digo que, si no creemos en la realidad de la persona
de Cristo —y ni siquiera en la posibilidad de establecer relaciones
humanas con él— nuestro deseo de ser transformados en su ima-
gen es una utopía.
Jesús vive con nosotros no solamente en la eucaristía, sino
como una persona involucrada de hecho en nuestros esfuerzos, en
nuestras actividades y aspiraciones. Debemos aprender de Jesús a
dirigirnos a él así:
"Mi Señor Jesús,
maestro mío Jesús,
hermano mío Jesús,
Jesús, mi fiel amigo,
Jesús, mi Señor y salvador" <;<
72 71
(Y dicha familiaridad no excluye obviamente nuestro amor y atenta en espera de un movimiento del niño al despertarse, así
nuestro respeto). también Dios espera que nos movamos hacia él para manifestarle
nuestras necesidades.
También debemos tener un temor reverencial respecto de
Jesús, porque "todo viene a la luz por medio de él". Siguiendo el consejo de Pablo "Cualquier cosa que hagáis,
Él es el "VERBO de Dios". Dios habló y todo fue creado. La hacedla en el nombre del Señor" (cf Col 3,17), deberíamos consi-
palabra "hablada" por Dios es Jesús (cf Jn 1,1-4); por consi- derar cualquier actividad —no empapada por la oración— como
guiente, al profundizar nuestra intimidad con Jesús, no debería- tiempo perdido. Pero si también es cierto que deberíamos orar
mos olvidar nunca que él es nuestro Dios y nuestro salvador. siempre, entonces todas nuestras acciones tendrían un divino equi-
¿Por qué no invitar a Jesús a cualquier parte a donde vaya- librio, porque continuamente impregnadas por el influir de lo
mos? Ciertos cristianos no invitan a Jesús a sus fiestas como si, divino. Así no escucharíamos más ciertas distinciones como pro-
para poder participar de ellas, tuvieran que dejar a un lado su fano, secular, humano, divino, pues las acciones del individuo, que
cristianismo. ¡Qué lástima! En tal caso no pueden llamar a Jesús su ora siempre, serían siempre y sólo divinas (Dios, Padre del uni-
amigo. verso, siendo la fuente de la que brotan y su fuerza motriz).
Otros le piden que se quede en un lugar decoroso, mientras van Nosotros salimos de las manos de Dios y somos responsables
a hacer actos indecorosos. Pero si Jesús se ha vuelto "ustedes' —y al respecto de todo lo que hacemos. Dios es el origen de nuestra
ustedes se han vuelto "Jesús"—, ¿cómo pueden llegar al punto de vida y, al mismo tiempo, nuestro último destino.
avergonzarse de ustedes mismos? Si se respetan, no cometen Cuando, hace algunos años, desarrollaba el servicio pastoral
ciertas cosas, porque sufrirían por vergüenza lo mismo que Jesús. estaba empeñado en actividades sociales que, por sí solas, hubie-
Yo he descubierto que Jesús es aquel que inmediatamente me ran sido suficientes para satisfacer mi "yo". Sin embargo, tengo
llama a su presencia cada vez que siento el deber de dar lo mejor que confesar que muchas veces no podía dormir hasta que no
de mí, por lo que mis consultas con él llenan toda mi jornada. hubiera dicho mis oraciones.
En no pocas ocasiones había tratado a Jesús con una cierta La realización de mis proyectos —dirigidos a servir al hom-
presunción de mí mismo; pero, inmediatamente después de bre, mi compañero— nunca me satisfizo hasta el punto de lle-
haberme dado cuenta de que no hubiera debido tratar así a mi varme a considerar que el servicio pastoral sustituyese efectiva-
maestro, volvía en mí para un rápido examen, y luego le susurraba: mente la oración personal. Siempre he sentido la necesidad de ir a
"Jesús, qué tenemos que hacer?... ¿Continuar?..." y, si recibía una la biblioteca para una consulta —es decir, de ir a Jesucristo mismo,
alusión de parte suya, yo continuaba. el Hijo perfecto de Dios— con elfinde comunicarme, junto con él,
Lo he dicho muchas veces: Tenemos que llegar hasta decir a con nuestro Padre celestial.
Jesús "Jesús, hagamos esto... o esto...". ¡Así es como se hace uno Aunque esté convencido de estar correctamente en la presen-
íntimo de Jesús, así es como se goza con su confidencia! cia de Dios, en cualquier parte en donde me encuentre, no por ello
dejo de sentir la importancia de reservar un tiempo exclusivo a mi
Hemos hecho alusión a la palabra "puente" en relación con la amado. Gozo estando solo con mi salvador... con él que es camino,
oración. luz, verdad.
Puesto que nuestra separación del Padre celestial es sola-
mente temporal, la oración es el único medio apto para mantener- Para compartir junto con ustedes mi experiencia personal, les
nos en constante comunicación con él. diré que, en muchas ocasiones, Dios respondió anticipadamente a
Por su parte, Dios no pone obstáculos, porque él siempre nos mis oraciones: es decir, mientras en mi mente había algo todavía
tiene presentes. De la misma manera como una mamá es cons- en estado embrional, Dios venía en mi ayuda respondiéndome con
ciente de su niño cuando lo duerme en sus brazos, así también Dios una idea, aun antes de haber formulado la oración en palabras.
es consciente de nuestra existencia. Y así como la mamá está ¡Qué Padre maravilloso tenemos en Dios!

74 75
La identidad entre amor y oración no es gemela.
Amor y oración son idénticos sólo bajo ciertos aspectos. gracias, petición, perdón u otra cosa, pasa más allá de las fronteras
La oración es amor que se comunica, amor en dinamismo, del abandono completo de Dios. Sí, dice oraciones, pero éstas no
amor que viene y que va. son sino una repetición continua de algunas palabras... "¡Gracias,
Nosotros le damos la gloria a Dios, lo alabamos, lo amamos Padre, gracias! ¡Te amo, Padre! ¡Cuan grande eres! Eres un Dios
porque él es un gran Dios; y, cuando lo hemos ofendido, sentimos grande... ¡Cuan grande eres, Padre!".
el tormento de nuestra ingratitud. En la medida en que lo amemos, Así ella entra poco a poco en la contemplación... Su alma está
sentimos un dolor profundo por nuestros pecados expresándolo sumergida en la oración, mientras los sentidos físicos quedan
bajo forma de oración. neutralizados. Ya no es consciente del lugar en donde se encuen-
tra, no siente la presencia de quien le está a su alrededor, pues
Como ya lo he dicho, nosotros "nadamos" en las oraciones de
ahora está totalmente absorta por los efectos de su comunión con
los demás sin saberlo. A veces somos conscientes de las oraciones
lo sobrenatural.
de los amigos, pero no de las de muchísimas otras personas que
nos serán siempre desconocidas. De lo alto viene el verdadero significado de "¡Gracias, Padre!
¡Te amo, Padre! ¡Cuan grande eres!". Nos damos cuenta de que el
Cuando le rezamos a Dios por nuestros hermanos, le manifes- Padre celestial está en el otro punto de la oración, en respuesta al
tamos el amor, los sentimientos, las preocupaciones que tenemos alma que quisiera decir más, pero no puede.
respecto de ellos. En otras palabras, imploramos las bendiciones Este encuentro del alma del hijo con el Padre desemboca en el
divinas sobre ellos. San Pablo nos exhorta vivamente a orar los éxtasis, de tal modo que, aun en la repetición continua de palabras
unos por los otros, sobre todo a reunimos todos juntos. En la siempre iguales, desde el otro lado —del Padre celestial—
oración comunitaria obtenemos, en beneficio personal nuestro, la recibimos inspiraciones y palabras de ánimo: "Estoy contigo... Sí,
paz, la armonía, la unidad, el amor. he recibido tus agradecimientos... Enseña a los demás a
San Pedro Crisólogo dice: "Oración, misericordia y ayuno; alabarme...".
estas tres son una sola cosa: se dan la vida mutuamente. En efecto, Dios habla a la persona, mientras la persona sigue repitiendo;,
alma de la oración es el ayuno; vida del ayuno es la misericordia. entonces, de tanto en tanto, puede suceder que ella alce poco a
Ninguno las separe: son indivisibles. Quien tiene una sola de ellas, poco la voz, tal vez con el intento de abrazar a Dios, extendiendo
no tiene ninguna. El que ora, que ayune; quien ayune, tenga las manos hacia lo alto —hacia el cielo— o extendiéndolas como
misericordia" (Homilías para la vida cotidiana, XXIII). para recibir algo de él.
Por la naturaleza de la palabra, la oración es un conjunto de Ya el cuerpo ha llegado a un estado de inmovilidad, pero el
muchas cosas. La oración es una "composición" espiritual. Aun- alma recibe más de lo que se expresa continuamente con la boca.
que tengamos una única intención, el modo, el momento en que se Éste es un tipo de oración en la que se sumerge espontánea-
dice, y la persona a la que se la dirige: todo esto hace de una mente un alma ardiente: un alma que no logra decir más y se
oración una verdadera y auténtica "composición espiritual". pierde en Dios. Otra puede seguir orando para obtener una cierta
Que se quiera pedir perdón a Dios por haberlo ofendido o que satisfacción.
se quiera darle gracias, en ambos casos es imposible orar de En ambos casos, el alma descansa en Dios y la persona,
manera que no se sienta uno inadecuado a la situación: ante todo, aunque inconsciente de encontrarse en un determinado lugar, no
porque, cuando Dios desea manifestar su amabilidad respecto del puede responder físicamente a la situación, porque está sumergida
hombre, él es amable hasta el extremo, y el hombre ya no es dueño en la contemplación de Dios Padre (como se puede notar
de los medios a su disposición para decirle "¡gracias!". externamente).
Puedo añadir que, cuando una persona no logra encontrar
plena satisfacción al expresar una oración de alabanza, acción de Yo quisiera introducir un número mayor de palos y de piedras
para la construcción de los puentes que llamamos "oraciones".
76
77
Uno de estos palos es Jesucristo —"palo" muy importante Por el hecho de repetir varias oraciones, en gran parte de
entre el hombre y Dios—. memoria, creen que por eso necesariamente tienen que obtener
Jesús dice de sí mismo: "En verdad, en verdad os digo: Yo soy muchos dones; pero, haciendo así, no respetan a Dios y no se
la puerta de las ovejas. Todos los que han venido son ladrones y concentran en las oraciones que dicen, porque su única finalidad
salteadores; pero las ovejas no los escucharon" (Jn 10,7-8). Por es la de "obtener". Y, cuando esto sucede, no sienten ninguna
tanto, para poder llegar al Padre, necesariamente tenemos que gratitud, más aún llegan a decir que Dios, como creador, tiene el
pasar a través de Jesús, que es la puerta. "deber" de cuidar a sus criaturas.
Jesús no se hacía publicidad por medio de símbolos de vida Si, en cambio, no son escuchadas sus oraciones debido, preci-
citados, porque tenía que vérselas con gente testaruda, los fariseos, samente, a la actitud errada de los orantes, éstos últimos terminan
que no lo aceptaron nunca como el mesías, esto es, como "puerta" reprochando a Dios, porque —dicen— no escucha sus súplicas.
al Padre. Normalmente nosotros tampoco ofrecemos dones a la pri-
Incluso los apóstoles no conocían bien a Jesús. En efecto, mera persona que nos pasa cerca, pues queremos que el don sea
Tomás le dijo: "Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos expresión concreta de un sentimiento, una garantía de aceptación
conocer el "camino"?" (Jn 14,5). recíproca.
(Jesús había hablado a los apóstoles de su regreso al Padre, al Un don es algo muy importante en nuestras relaciones huma-
final de la misión que había venido a cumplir sobre la tierra). nas y a menudo va acompañado con palabras que expresan grati-
Entonces le contestó a Tomás: "Yo soy el camino, la verdad y la tud o aprecio por algunos favores recibidos.
vida. Nadie va al Padre sino por mí" (Jn 14,6). Pedir dones a Dios por medio de la oración, descuidando
valorar nuestra relación con él, es pura y simple presunción.
Jesús no sólo es el "puente" entre el hombre y Dios, sino Significa que esperamos de Dios lo que no se nos debe, que él
también quien comparte la naturaleza de su Padre. He aquí por debería pensar como pensamos nosotros.
qué su papel —de "portador de oraciones" al Padre— es muy Pero Dios, siendo nuestro Padre, quiere vernos satisfechos y,
importante: porque él sabe cómo acercarse mejor al Padre en cuando nos da un regalo, desea también participar de la alegría
beneficio nuestro. que sentimos al recibirlo: exige que se establezca una relación
Alguien define la oración un "puente" entre el hombre y Dios. íntima entre él y nosotros.
Yo, en cambio, la defino como una "composición" espiritual, La oración debe perder el sentido de la obligatoriedad para
porque creo en la importancia de las vitaminas en la comida, en un llegar a ser parte de nosotros.
conjunto de elementos diversos. Debemos desear con frecuencia permanecer solos con Dios,
La oración nos brinda las sustancias que necesitamos: las no sólo para orar, sino también para gozar de su presencia.
vitaminas espirituales con las que nos robustecemos; en todo caso En efecto, la oración tiene como finalidad unirnos al Padre
nos corresponde a nosotros reconocer nuestra dependencia de celestial, del que nos han separado el pecado y nuestra naturaleza
Dios. humana, revistiéndonos con una nube de carne semejante a la
En su calidad de Padre, Dios no se demostrará nunca indife- nube que cubría el tabernáculo y ocultaba a Israel el rostro de
rente a nuestras peticiones, a las alabanzas o, en verdad, a cual- Yavé.
quier oración que le dirijamos. Él no puede desilusionar a sus hijos. A pesar de su estado de maldad, de tanto en tanto, el alma
Dios escuchará siempre nuestras súplicas y nos concederá lo que logra acercarse a Dios dejando tras de sí sus despojos mortales
le pidamos. —mejor, el cuerpo es elevado a una atmósfera en donde no puede
Algunas personas creen que no es necesario hacer mucho por obrar normalmente.
Dios cuando oran y, al dirigirse a él, sólo esperan "recibir". Otra tarea de la oración es la de formar profundamente en

78 79
nuestro interior la habitación del Padre celestial, de esas profundi- "Perdónalos, porque no saben lo que hacen" (Le 23,24), y durante
dades derramaremos lo "divino" sobre los hermanos. la última cena por los apóstoles y sus sucesores (cf Le 22).
No aceptamos que la oración pase solamente a través de los Toda la existencia terrena de Jesús fue la realización de la
labios, como el agua que corre a lo largo de un canal sin dejar espera de la humanidad por la venida del mesías. He aquí por qué,
huellas de sí...
orando, nuestra responsabilidad debe nacer de un profundo sen-
Dice san Bernardo: "Si ustedes son sabios, harán de ustedes tido de participación en la misión de Cristo por la salvación del
mismos un pozo, no un canal, porque lo que tiene un canal, lo mundo. He aquí por qué la finalidad de nuestra vida de oración
derrama inmediatamente después, mientras que un pozo retiene el debe ser la comunión permanente con nuestro salvador y el de
agua hasta que no se haya llenado. De esta manera comunica por todo el género humano.
medio de su sobreabundancia, sin sufrir perjuicio, sabiendo bien
que quien haya escogido para sí la parte peor, está condenado" La obligación relativa a nuestra misión apostólica tiene por
(del "Cantar de los cantares"). fundamento esta? palabras de Jesús: "Permaneced en mí, como yo
en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí
Propongámonos, pues, crear pozos en el corazón, en la mente, mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no
en la memoria —en todo nuestro ser— para que de ellos brote el permanecéis en mí. Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que
pozo del amor, o sea, esos actos profundos de caridad divina, fruto permanece en mí como yo en él, éste da mucho fruto; porque
de nuestra experiencia de comunión con Dios al que nos lleva la separados de mí no podéis hacer nada" (Jn 5,4-5).
oración entendida como "modus vivendi".
A mi pregunta: "¿A quién diriges tus oraciones?" él contestó:
Yo me preocupaba por tener que decir las oraciones aun "Se sabe que debemos decir el Padrenuestro".
cuando tenía una disposición contraria. "¿Pero tú crees realmente en quien llamamos "Padre"? ¿Y
El resultado fue que, durante muchos años, las recé "ex opere quién es?", repliqué.
operato", es decir, como una fórmula dada o un deber profesional A este punto comenzó a fallar su vivacidad. "Dios" y "Padre"
por cumplir, cuyos efectos se manifestarían automáticamente, y son términos genéricos... Puede ser cierto que el que pronunció por
no "operantis", esto es, con mi efectiva participación. primera vez el "Padrenuestro" considerase a Dios como tal —esto
Así obtenía muy poco. Necesité años para darme cuenta de es, que el "Padre" le era realmente padre— pero, para mi interlo-
que las oraciones van dirigidas a alguien que vive, no satisfecho de cutor, él era un padre según la tradición (que se podría comparar
escuchar una voz que dice oraciones, sino interesado más bien por con la de los antepasados, por ejemplo).
la persona que emite la voz y que debería introducir en ella su
alma. El ha hecho del "Padrenuestro" una oración personal, tal
como debería salir de la mente y del corazón de quien la dice.
No se cumple la obligación de orar con la recitación de las El "Padrenuestro" debe decirse no tanto por cuenta de otra
oraciones exigidas. persona, sino por nosotros con la intención de compartir sus frutos
Para nosotros, orar no significa cumplir una tarea establecida con todos los que incluimos entre los beneficiarios. El "Padrenues-
por una regla, sino cumplir un deber connatural con nuestra tro" debe ser "su" oración. Las necesidades de orden general que
vocación: la de ser transformados en imagen de Cristo, cuya vida Jesús presenta a su Padre en esta súplica, deben transformarse
fue toda una oración. ahora en las necesidades de la persona que las presenta a su Padre
Jesús siempre estaba en comunión con su Padre celestial, para celestial.
poder desarrollar su misión sobre la tierra. En las ocasiones más Entonces dije que, en este caso, un "dios" puede ser cualquier
importantes oraba incluso en alta voz —como en la resurrección cosa a la que me siento ligado, que me impide abandonarme
de Lázaro (cf Jn 11), como en la súplica al Padre desde la cruz: completamente en las manos del "verdadero" Dios. Si no logro
80 81
desatar un lazo que impide mi comunión con Dios, significa que Para poder cultivar el amor como bondad se nos pide un
este lazo ha tomado efectivamente el puesto de Dios. compromiso personal respecto de Jesús —quien no había
Así Dios también se ve obligado a cerrar su corazón a todos los pecado— a más de una purificación hecha por medio de la peni-
que son egoístas, que no se preocupan de los demás, que no saben tencia y la mortificación.
qué significa "amar". "Sus oraciones no son escuchadas" porque, Mientras permitamos a ciertos pecados permanecer ocultos
en realidad, no rezan. en nosotros, consentiremos caminar hacia Dios lentamente.
Si, incluso, el "Padrenuestro" —la oración compuesta por el Un automóvil se mueve a sacudones, si las bujías están daña-
Hijo de Dios, equilibrada en todas sus partes— se había demos- das; así un pecado habitual oculto compromete nuestra dinámica
trado ineficaz, eso se debía al hecho de que la decía porque le espiritual para con Dios: nos entregamos de mala gana a él, con
habían enseñado a creer que era la mejor oración y porque él dedicación incompleta. Y, así como el motor no puede producir
mismo pensaba que sus efectos se manifestarían automáticamente. una fuerza de tracción plena debido al contacto defectuoso de las
No se había dado cuenta de que era necesario hacer viva la bujías, así también el pecado oculto debilitará nuestra relación con
oración personal mediante la conciencia de la efectiva presencia Dios y con el prójimo. El amor nos une a ambos. El pecado hace lo
del Padre en escucha; y de que lo que pedía se le concedería contrario: nos separa, nos aparta de Dios y de los hermanos.
—inmediatamente—, si realmente estaba convencido. Me atrevería a decir que las oraciones preestablecidas no son
Yo quisiera que ustedes se hicieran la misma pregunta de las que forman al santo, sino el hábito de la oración. En ella
Toth: "Nosotros repetimos esta oración —el "Padrenuestro"— deberíamos movernos y, madurando en Cristo, ser tan conscientes
todos los días; pero, fuera de las palabras, ¿nuestro pensamiento es de su presencia en nosotros, que la oración se convierta en una
vivo? ¿Reflexionamos siempre sobre lo que decimos? ¿Realmente relación permanente entre Cristo y nosotros.
nos damos cuenta del tesoro espiritual que tenemos en el Tal vez los teólogos no han acuñado un término preciso para
"Padrenuestro?". expresar esta "relación permanente". En realidad, se trata de una
No era suficiente reconocer en Jesús a quien había compuesto unión íntima con Cristo, de una relación ininterrumpida entre
el "Padrenuestro"; lo importante era saber por qué había sido Cristo y el alma poseída por él.
llevado hasta el punto de concebir una oración por nosotros. Para mí, ésta es la auténtica oración santificadora... Y, cuando
Jesús nos amaba y no quería que renunciáramos a expresar esto se verifica, todas las otras oraciones entran a formar parte de
nuestras peticiones, por la incapacidad de presentarlas al Padre esa intimidad y unión como elementos que la refuerzan.
celestial. Habiendo nosotros aceptado a Cristo, ya no las diremos por-
Jesús desea que nosotros, conscientes de los esfuerzos hechos que lo disponen así las "constituciones", sino que se convertirán en
por él para permitirnos obtener lo que deseamos del Padre, lo medios directos hacia un fin.
aceptemos como un amigo, un hermano, un mediador. Subdividiéndose en oraciones de alabanza, de agradeci-
Según Mary MacCulloch el cristianismo consiste en compar- miento, de petición, de arrepentimiento y semejantes, ellas presen-
tir nuestra vida con Jesús en una amistad exclusiva, indescriptible tarán a Cristo mis numerosas necesidades.
en términos humanos. Dice: "Éste no es un refinamiento de la Al decirlas, mis disposiciones personales se conformarán a
enseñanza evangélica o de una práctica de devoción para los que mis necesidades y yo llegaré a un punto en el que ya no consideraré
ya son santos. Es el cristianismo. Otras religiones dan a los fieles la oración como un instrumento de castigo —si omitida, pecado—
códigos morales y normas sobre el modo de vivir una buena vida, o de recompensa —si dicha a tiempo, virtud—, sino como el medio
pero sólo el cristianismo puede dar a los fieles la vida, porque indispensable para realizar, en mi progresivo abandono en Cristo,
Cristo es "camino, verdad y vida" y él mismo viene a vivir en los la íntima unión con él, hecha de amor, de conocimiento y de
que lo aman" (M. MacCulloch "This vast activity"). apoyo.

82 83
¡Cuan hermoso es de vez en cuando encerrarse en el propio
cuarto y orar solos! ¡Cuánta paz gozamos junto al Padre celestial!
La intimidad no es sino la experiencia del "otro" en nuestro ser.
Sentimos que Dios está en nosotros... y nosotros nos sentimos en
Dios.
Se ha dicho que la oración es casi una anticipación sensible del
cielo, un pequeño trozo de paraíso... nunca nos deja privados de
La bienaventurada
dulzura. Es miel que penetra en el alma y endulza todo. Los
sufrimientos se deshacen como nieve al sol, después de una ora-
ción bien hecha.
Virgen María

v esús rezaba frecuentemente.


Para sus oraciones personales, buscaba retiro y soledad.
Su bautismo, la transfiguración, el comienzo de su pasión
tuvieron lugar durante la oración (cf Le 3,21; 5,16; 6,12; 9,18-21).
En el Evangelio de Juan está resumida toda la "oración sacer-
dotal" de Jesús (cf Jn 17); así nos podemos dar cuenta de cómo el
diálogo personal de Jesús con el Padre continuó hasta el momento
de su muerte.
En esta atmósfera es en la que deben vivir el cristiano, el
religioso, el sacerdote en todo tiempo. No hay atenuantes ni
justificaciones: la vida de Jesús en cada uno de nosotros se desarro-
lla según el contacto personal que establezcamos con él, según la
oración que le dirijamos "de tú a tú".
¡Cuántas veces hemos leído en los evangelios que Jesús se
apartaba a orar en soledad, a veces apartándose de las muche-
dumbres, y a veces prorrumpía en una oración en alta voz cuando
se dirigía a su Padre celestial!
La soledad es una prueba de la confianza que Dios pone en el
hombre. Dios le confía sus tesoros espirituales, para que él sirva a
los hermanos.
Así Dios demuestra que se puede confiar en el hombre y que su
soledad forzada no es sino la garantía de una total confianza y
dependencia del creador.
84 85
Estamos acostumbrados a leer sobre la soledad de los profe- mundo: "Viste un manto empapado en sangre y su nombre es:
tas, que llevaban sobre sí todo el peso del mensaje que debían palabra de Dios. Los ejércitos del cielo, vestidos de lino blanco y
transmitir a los hombres. La soledad derivaba de su incapacidad puro, lo seguían sobre caballos blancos. De su boca sale una
para trasmitir el mensaje. Dios no venía para consultar al profeta, espada afilada para herir con ella a los paganos; él los regirá con
sino para darle órdenes, para decirle que trasmitiera mensajes cetro de hierro; él pisa el lagar del vino de la furiosa cólera del Dios
precisos. todopoderoso. Lleva escrito un nombre en su mano y en su muslo:
Algunos profetas se consideraban incluidos en las profecías, rey de reyes y Señor de señores" (Ap 19,13-16).
porque pertenecían a la nación a la que se dirigían. Su reacción era
Lamento haberlos llevado demasiado lejos... pero mi propó-
natural y humana, por lo que se atrevían a hacerle preguntas a
sito era el de demostrarles que, si María queda circunscrita en los
DiosCcf Ab i,2-4).
ambientes religiosos, de ninguna manera esto hace justicia al
Muchos profetas no aceptaban inmediatamente su vocación y
papel desempeñado por ella en la historia del bienestar humano.
trataban de rehuirla (cf Jr 1,6 - Jon 1,1-16). Algunos reaccionaron
María es definida "la mujer" no sólo para los hebreos o para
hasta el punto de maldecir el día de su nacimiento (cf Jr 20,14-15).
los católicos, sino para la humanidad entera.
Pero Dios, siendo Dios, rechazaba el "rio" del profeta: si necesi-
taba ciertas disposiciones, él mismo supliría lo que faltaba. Por medio de Isaías hemos aprendido lo que dijo Dios respecto
Los defectos humanos hacían de Dios el arquitecto y el autor de Abrahán y de Sara: "Mirad a Abrahán vuestro padre y a Sara
que os ha dado a luz" (Is 51,1-2). Palabras de amonestación para
del mensajero y del mensaje. Con razón, pues, los mensajes profé-
todo el género humano, para que nunca olvide que Dios le fue fiel
ticos se conocen comúnmente bajo el nombre de "palabras inspi-
respecto de la promesa que le hizo por medio de Abrahán (pero, en
radas por Dios".
el pasaje de Isaías, Dios nos enseña que debemos ser agradecidos a
Las confesiones de Jeremías nos revelan que lo que el profeta
él como también a Abrahán).
dice no viene de él: "Pues cada vez que hablo es para clamar:
¡Atropello!, y para gritar: ¡Expolio! La palabra de Yavé ha sido Me entristezco por el hecho de que María es conocida sola-
para mí oprobio y befa cotidiana. Yo decía: No volveré a recor- mente por un círculo restringido de cristianos.
darlo, ni hablaré más en su nombre. Pero había en mi corazón algo Su papel, en la historia del bienestar humano, viene desde la
así como fuego ardiente, prendido en mis huesos, y aunque yo caída de Adán y Eva (cf Gn 3).
trabajaba por ahogarlo, no podía" (Jr 20,8-9). Por parte de la humanidad, la esperanza de una redención era
En los círculos espirituales de hoy, y en algunos grupos de como la semiila sembrada en la tierra en espera de la lluvia. En la
oración, la fe es comparable a la mercancía muy pedida. mujer y en su descendencia se basaba la promesa del Señor:
"Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu estirpe y su estirpe"
No sería pesimista decir que si algunos, en búsqueda de la fe
(Gn 3, í 5). Con estas palabras es con ias que Dios ha protegido a ia
por sus motivos personales, la encontrasen en venta, darían todo lo
mujer. Nunca más caería víctima del diablo convirtiéndose en
que tienen con tal de obtenerla. Afortunadamente la fe está en las instrumento de su obra de destrucción del mundo.
manos de alguien que elige a quién darla.
Cuando Dios le propuso a María la misión de madre del
María se destaca sola "entre todas las mujeres" —-la promesa redentor, María aceptó gustosa la propuesta y cooperó hasta el
había sido hecha a ella— y es bendita porque, como Abrahán, límite de sus fuerzas, profundamente desilusionada por la ingrati-
creyó. tud manifestada por los hombres respecto del hijo, y con él soportó
Se le anunció que engendraría un hijo, un futuro rey "cuyo el ridículo, el rechazo, las humillaciones y la flagelación.
reino no tendrá fin" (cf Le 1,32-33), porque él heredará el género A los pies de la cruz María sentía apagarse, instante por
humano y gobernará sobre él eternamente. Él será rey, aun aquí instante, la respiración de Jesús exangüe y, mientras se daba
sobre la tierra, y su dominio se extenderá hasta los confines del cuenta de que ya no escucharía más su voz, sorpresivamente la
86 87
palabra "mujer" acentuó su unicidad entre todas las mujeres. María es una mensajera celestial que nos dice continuamente
"¡Mujer, he ahí a tu hijo!" (Jn 19,26). palabras de salvación. ¿Cómo no tener en cuenta sus mensajes de
Lourdes, de Fátima y de muchísimos otros lugares?
María es una obra maestra que no debe permanecer anclada ¿Cuántas encíclicas no se han basado en los mensajes de
en el pasado, ni constituir un llamamiento para las generaciones María? Leemos en los documentos del Concilio Vaticano II: "Por
presentes para que, mirando hacia atrás, admiren a la Virgen por su amor materno (María) cuida de los hermanos de su hijo que
lo que fue. peregrinan y se debaten entre peligros y angustias y luchan contra
María, hoy, representa lo que siempre ha representado desde el pecado hasta que sean llevados a la patria feliz" (LG 62).
los comienzos de su llamada. Estando dispuesta a convertirse en Ella es la mujer del Apocalipsis, seguida y perseguida por el
madre del salvador (cf Le 1,38), se convirtió de hecho en la madre dragón, que huye al desierto mientras espera al hijo, misteriosa-
de Jesús y de todos los que Jesús tiene todavía que salvar. María es mente salvada con vergüenza de su perseguidor. Éste, como con-
una "madre" para todos los hombres que, por medio de su fe en secuencia, le declara guerra a ella y a sus hijos sobre la tierra, los
Jesús, se convierten en hermanos de Cristo, por tanto en hijos de creyentes en Jesús. Leemos: "Entonces despechada la serpiente
Dios. contra la mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que
Durante sus apariciones María no anuncia milagros y no se guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de
presenta como una distribuidora de gracias. Si hace milagros, es Jesús" (Ap 12,17).
porque está cerca de Dios. Ella es la mujer cuyo hijo se llama Emmanuel —Dios con
El poder de intercesión de María deriva de estar íntimamente nosotros—: "Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal: he
unida a Jesús y profundamente comprometida en la misión de aquí que la Virgen ha concebido y va a dar a luz un hijo, y le
salvación de Cristo. He aquí por qué María es madre de Dios y pondrá por nombre Emmanuel" (Is 7,14).
madre del redentor. Esta es la fuente de su poder de intercesión.
Para explicar el poder de intercesión de María me serviré de
Las apariciones de María les interesan a no pocas personas. En un ejemplo práctico. Normalmente una persona hambrienta es
efecto, ellas derraman bendiciones sobre todos nosotros, bajo ciega respecto de su benefactor: no importa que el alimento le sea
formas de gracias divinas y de prosperidad. ofrecido por un rey, por una princesa o por una persona cual-
María ha traído paz a las familias, salud a los enfermos, quiera. Lo que importa es saciar el hambre, y quien le brinda esta
conversión a los pecadores y ha suscitado un comportamiento ocasión aparece generoso a sus ojos. Mucho menos el hambriento
completamente nuevo hacia la vida en muchísimas personas, en se preocupará por saber cómo se comporta el benefactor en la
todo el mundo. vida, porque lo que le interesa es el hecho concreto.
En los lugares en donde se ha aparecido María, sentimos De igual modo, muchos devotos de María son enceguecidos
exclamar a menudo: "¡Cómo me gustaría quedarme aquí para por sus necesidades y no se esfuerzan por comprender en qué se
siempre... o por lo menos detenerme por más tiempo... Se está tan funda su poder de intercesión.
bien en este lugar... Ahora sí que me siento yo mismo!". Brevemente, podríamos decir que los "verdaderos" devotos de
Por todo esto considero que María no debe ser considerada María son bastante menos numerosos de lo que parece, \ que
solamente como objeto de piedad por parte de los devotos, sino muchos de ellos conocen a la Virgen sólo como una distribuidora
también reconocida como aquella que ha contribuido y contribuye de las gracias divinas, una "comerciante celestial".
al bienestar de la humanidad en el transcurso de su historia. El pueblo de Dios que poseerá la "nueva" tierra no debería
Uno de los medios de los que se sirve María para liberar a sus olvidar nunca que la historia de la humanidad se apoya en estos
hijos de las mordidas del dragón, lo constituyen los consejos que tres pilares.
da por medio de los mensajes divinos. Dios dice a Abrahán: "Prestadme oído, seguidores de lo justo,
88 89
los que buscáis al Señor. Reparad en la peña de donde fuisteis
tallados, y en la cavidad de pozo en donde fuistes excavados.
Reparad en Abrahán vuestro padre, y en Sara, que os dio a luz;
pues uno solo era cuando lo llamé, pero lo bendije y lo multipli-
qué" (Is 51,1-2).
María, la mujer: en el saludo de Isabel a la prima María hay una
revelación profunda más allá de las palabras "Bendita entre todas
Los espíritus
las mujeres...", que merecen a María el apelativo exclusivo de
"mujer". Isabel concluye su maravillosa bienvenida así: "Feliz la
que ha creído que se cumplirán las cosas que le fueron dichas de
de los antepasados
parte de! Señor" (Le 1,45).
Jesús: Abrahán corrobora su fe aceptando ofrecer su único hijo
como garantía al "antiguo" pacto estipulado con Dios. Con el
"nuevo" pacto Dios reconfirma su voluntad de reconducir al
hombre a la dignidad y a la belleza originarias: "Por eso le daré su
parte entre los grandes y con poderosos repartirá despojos, ya que
indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado,
cuando él llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebeldes"
(Is 53,12).
L,—._—
ros en este mundo. Ellos sabían comunicarse con el mundo sobre-
natural, mucho antes de la llegada del cristianismo.
Hay que aceptar a África como un continente que tiene su
identidad espiritual. En efecto, tiene peculiares valores espiritua-
les que la teología occidental no debe subvalorar o cambiar por
valores religiosos inconsistentes.
Los pueblos de África se comunican con el más allá: un
mundo hecho no sólo de sueños, sino de mensajes que ellos reciben /
o por medio de los espíritus ancestrales, o por medio de cualquier
otro espíritu bueno.
Los africanos no dudan de la existencia de Dios. '
No solamente hay una relación de fe entre nosotros y los
ángeles.
En las funciones de curación nos confiamos a ellos y contamos
con el poder de sus oraciones por las siguientes razones:
— ellos han conservado su belleza original delante de Dios y
de los hombres;
— vivieron según la voluntad de Dios desde cuando fueron
creados;
— saben cómo hablar a Dios, y por tanto nos ayudan a
alabarlo de la mejor manera posible;
— son nuestros amigos y nos desean todo bien.
90 91
La venida de los ángeles tiene sus signos particulares. A mime Generalmente los espíritus ancestrales son considerados como
parece que ellos disturban inmediatamente a los espíritus malig- intermediarios. En verdad, Dios es supremo en todo y se lo dife-
nos entre los presentes. Sin embargo, puesto que trabajamos en rencia netamente de ellos. Puede ser que, conociendo a Dios, los
grupo, reservamos el poder de combatir estos últimos para un africanos sintiesen un temor reverencial cuando se trataba de
momento particular en el proceso de la curación. La invocación de invocarlo.
los santos es una experiencia consoladora: los sentimos dotados de Puede ser también que, en relación con la fe de la tribu, para
una inteligencia tal, que casi no se necesitaría explicarles los nombrar a Dios se necesitase una razón muy válida. La sacralidad
problemas de los enfermos. unida a un nombre y el creer que, una vez nombrada, la persona se
Los santos saben qué entendemos por epilepsia, leucemia, haga presente, puede haber llevado a excluir el nombre de Dios de
asma, emicráneas persistentes, etc., porque muchos de ellos sufrie- gran parte de los rituales en el culto tradicional africano.
ron por las mismas enfermedades.
Es raro poder comunicarse directamente con Dios... he aquí
Recordamos a los santos predilectos: a María, nuestra madre;
por qué nuestra gente ha mantenido abierto el canal espiritual de
a san José, a san Andrés Bobola, a los santos Pedro y Pablo, a san la comunicación con el creador, por medio de los antepasados.
Juan Vianney (el cura de Ars), a santa Teresa de Lisieux, a san
Emmanuel y a Patricia, religiosa africana de Kenia. A esta lista Entre los africanos el apego al culto de los antepasados es una
hay que añadir la comunidad de los santos, a los que nos enco- combinación del respeto debido a los difuntos, ahora cerca del
mendamos porque también saben presentar nuestras peticiones al ser supremo, y del poder, adquirido por ellos con la muerte, sobre
Señor con las palabras más adecuadas. Nuestras oraciones son, las cosas terrenas.
pues, eficaces: ¡no estamos solos! Los difuntos controlan muchos elementos de la vida humana.
En la vida de cada día el hombre está en contacto con lo Yo recuerdo una oración Lenje que decía: "Ustedes, nuestros
sobrenatural —el otro mundo— en donde, aunque no pudiendo antepasados, que fueron tan buenos y amables cuando estaban
llegar con el cuerpo, se comunica con su creador y con los otros con nosotros, ayúdennos a obtener la lluvia. Háblenle a quien
espíritus. está en lo alto de los cielos —al gran espíritu— para que nos
Estos seres sobrenaturales, incluidos los difuntos, ejercen una mande la lluvia".
grande influencia sobre él y le enseñan muchas cosas por medio de Nosotros pertenecemos a una gran comunidad: a la del
sueños o de trances. pasado, del presente y del futuro, y estamos firmemente conven-
En muchos casos no se puede explicar la experiencia del cidos de que MWARI —aquel que es grande— habita en los cielos.
hombre porque él vive, precisamente, con base en los consejos de Sin embargo, sentimos que no podemos acercarnos a él debido
los seres sobrenaturales: es todo lo que podemos decir. a nuestras costumbres que, muy a menudo, nos prohiben dirigirnos
Si "superstición" significa estar a las órdenes del mundo des- directamente al padre-terreno para tratar una cuestión seria, obli-
conocido, entonces mucha gente es "supersticiosa". Yo digo que gándonos así a recurrir a intermediarios como nuestra madre, los
esto no es de ningún modo equivocado, porque el ser humano está hermanos, los tíos, otras personas. Dicho comportamiento refleja
compuesto de espíritu y de materia. un justo respeto filial a la seriedad del problema.
Con frecuencia, en este mundo de la materia no se escucha al
Además, estamos convencidos de que nuestros padres tienen
espíritu y se ignora su existencia. He aquí por qué muchas perso-
una sabiduría que no podemos analizar, la sabiduría de quien
nas son atacadas poco a poco por la enfermedad, cuyo origen
nació primero y ha alcanzado la madurez; por eso, consultándolos,
desconocen.
creemos que debemos escucharlos sin contradecirlos nunca.
En la mayoría de las oraciones, propias del culto tradicional, Además, sentimos que con la muerte ellos entran a formar
es importante la invocación a los espíritus de los antepasados. parte de la gran familia de los difuntos —más cercanos a "aquel
92 93
que es el grande" y vive en lo alto (Nyadenga) de los c i e l o s - Al igual que muchos otros, necesitados de expresar la propia
obteniendo el privilegio de compartir una parte de su sabiduría. devoción a un ídolo físico, los africanos han tenido sus efigies, pero
Por medio de nuestros padres difuntos nos será, por tanto, fácil en todo caso los efectos del culto tenían que notarse en la vida
llegar hasta él, "el grande", porque podremos usar nuestra lengua, individual y comunitaria.
expresarnos con nuestros sentimientos humanos. Por ejemplo, se puede decir que una calamidad en el pueblo,
bajo forma de epidemia, sea causada por los espíritus irritados de
Se cree que cualquier difunto, hombre o mujer, tiene más
los antepasados (que la gente no ve, pero que cree en su existen-
poder que cualquier persona viviente, no con base en un razona- cia). La comunidad ofrece oraciones especiales y sacrificios para
miento complicado, sino porque el espíritu del difunto puede la reconciliación y la calamidad se aleja: los espíritus invisibles
moverse en cualquier parte, ya que no está controlado por el han escuchado las oraciones. El paso sucesivo será el ofrecimiento
cuerpo. de acción de gracias.
En el concepto de "etéreo" se expresan las cualidades de
Cuando los rayos X no logran detectar la enfermedad, el
"agilidad" y de "subtilitas" (es decir, la capacidad de trasladarse
paciente va a su consultor espiritual africano, llamado Sing'anga
de un lugar a otro y de penetrar las sustancias materiales), a más de
Este, hombre o mujer, dirá al paciente que son los espíritus malig-
la realidad de ia omnipotencia divina.
nos los que lo atormentan, o más sencillamente, que se trata de una
Al morir, nuestros antepasados regresaron junto a Dios y
enfermedad que hay que curar. En este último caso el Sing'anga
comparten con él incluso el poder de moverse con facilidad de un
podría también revelar (como sucede muchas veces) si se debió a
lugar a otro; de aquí la creencia de que, por ejemplo, una madre
los espíritus de los antepasados, por ejemplo insatisfechos por
muerta vigile a su niño y se preocupe para que esté bien custo-
ciertas situaciones familiares, de clan o tribales.
diado. Si, por el contrario, es maltratado, ella vendría a llevárselo
Los espíritus ancestrales, que son considerados los defensores
con la muerte (posibilidad debida al hecho de que se ha vuelto
de la familia, no aceptan la presencia del mal en ella y, con el fin de
espíritu).
prevenir una calamidad incumbente, causan la enfermedad en
La finalidad del cristianismo es la de hacernos abrir los ojos alguno de sus miembros manifestando, por medio de ellos, sus
sobre la generosidad de Dios para con nosotros y la de darnos la propios deseos.
fuerza para combatir los males y las adversidades que nos han Las personas, que son "usadas" de este modo, se llaman
hecho tan difícil perseguir el bien que Dios nos ha revelado y "médium". Si se debe a un espíritu familiar, la enfermedad es sólo
determinado por la redención realizada por Cristo en favor un medio para solicitar una atención especial por parte de los
nuestro. miembros vivos: los espíritus ancestrales podrían así desear que se
Durante miles de años, en nuestro íntimo, ha existido el les ponga una atención particular a sus tumbas. A veces se hacen
impulso hacia lo alto, hacia las cosas sublimes (y de tanto en tanto presentes con el fin de arreglar ciertos pleitos familiares y señalar
hemos tenido también una vaga visión de nuestro Padre celestial). al responsable en una determinada situación (a un hermano, que
Sin embargo, las fuerzas del mal han seguido susurrándonos: "No descuida a sus hermanas, le podría decir, por ejemplo, que les
existe un ser al que le debas lealtad. Tú eres tú mismo", aunque sin compre vestidos, alimento, o protegerlas según las necesidades, en
lograr apagar en nosotros la otra voz que constantemente nos el caso de que estén casadas). Generalmente, se trata de espíritus
llama a la fuente de la vida, a Dios nuestro creador. de familiares difuntos —tíos, tías, abuelos— que recomiendan a
Después de la caída de Adán y Eva, en el tiempo transcurrido menudo que al niño que va a nacer se le ponga su nombre; se hará
sobre la tierra, el hombre siempre ha buscado a Dios. por medio de una ceremonia apropiada que les gusta mucho a los
En muchas tribus africanas se ha comprendido la naturaleza ancianos difuntos. Hasta la actitud de la familia para con el recién
de Dios como espíritu; he aquí por qué se les han atribuido poderes nacido debería reflejar el respeto y la reverencia que deben tribu-
etéreos a los antepasados. tarse al antepasado difunto, cuyo nombre lleva el niño.
94 95
Una vez recibidos los mensajes y ejecutadas las relativas Los africanos, en su gran mayoría, están en contacto con el
órdenes, la misteriosa enfermedad abandona al médium, que "otro mundo".
queda curado. Puesto que la teología occidental la define "superstición",
Nuestra gente ha observado que la religión cristiana, mientras ellos han puesto su espiritualidad en las Iglesias africanas inde-
pendientes en donde gozan de la dignidad de profetas, curanderos,
condena las creencias tradicionales como "supersticiosas", no las
sacerdotes, sacerdotisas. ¿Pero hasta cuándo el cristianismo estará
ha sustituido de ningún modo con algo igualmente importante y
observando a sus miembros que se alejan para unirse a las Iglesias
válido. indígenas porque las Iglesias cristianas han puesto toda su con-
Por muchos aspectos el cristianismo, al que hemos adherido, fianza en la teología occidental?
deja mucho qué desear: promete el paraíso, pero raramente nos da
de él una pregustación aquí en la tierra. Es mi opinión personal que en el ambiente africano hay una
La teología, que interpreta la revelación del mensaje cristiano, sola esperanza: el renacimiento de un cristiano basado en princi-
presenta a Jesucristo de modo demasiado abstracto, poniéndolo a pios sanos y estables, penetrada por la presencia sensible de Dios,
gran distancia de los cristianos, hasta el punto de llegar a decir que por la fuerza arrastradora y el poder de Cristo.
los milagros fueron necesarios para fundar la Iglesia, mientras Predicar a Dios, como si se lo tuviera que experimentar sola-
que, en la práctica, los cristianos resuelven los problemas de su mente después de la vida terrena, denota fracaso completo por
vida basados en las creencias tradicionales. parte del cristianismo.
Nosotros creemos en la existencia de los espíritus y hablamos Predicar un Cristo, que sólo triunfa como juez al final del
a los espíritus de los difuntos, les ofrecemos sacrificios de reconci- mundo, es negar tanto su suprema autoridad, cuanto su primado
liación y obtenemos respuestas. Nuestra gente les baila a los en la Iglesia fundada por él e inmensamente amada.
espíritus de los difuntos y obedece sus órdenes en lo relativo a la Las divinidades africanas eran dioses vivos. Eran sí seres
comida (lo que deberían o no deberían comer); por medio de los espirituales, pero hablaban directamente a los hombres y favore-
sueños obtiene explicaciones sobre las medicinas y "ve" muchas cían la comunicación entre estos últimos y los difuntos (por medio
cosas que pertenecen al otro mundo. Y todas estas prácticas son de las almas de los difuntos). Es lo que definimos "culto ances-
observadas escrupulosamente por los que se han convertido al tral", que todavía requiere una aclaración teológica.
cristianismo.
¡Qué alegría cuando descubrimos que Jesús tiene poderes
La comunicación entre los espíritus y los seres vivos es cons- etéreos! Incluso su grandeza terrena va más allá de nuestra com-
tante. Un teólogo, que se niegue a creer en esto, debería demostrar prensión humana.
que quien habla es otro y también debería poder identificarlo.
Jesús estaba constantemente en contacto con su Padre celes-
La teología occidental no pone en evidencia la misteriosa tial y por esto, después de morir, resucitó de entre los muertos.
transformación que sufre un curador africano —sacerdote, sacer- El hecho de que Jesús haya resucitado, lo coloca muy por
dotisa, profeta, profetisa y semejantes—. encima de nuestros antepasados, cuyos cuerpos yacen por ahora
Nuestra gente cae en trance o es puesta en la condición de en las tumbas.
trance por los espíritus: por un momento las personas involucradas
pierden el uso de los sentidos físicos para poder comunicarse con El "mundo de los espíritus" es de los que, de vez en cuando, se
las almas que viven en el mundo del más allá. ¿Entonces es difícil conceden un poco de "no racionalidad".
entender lo que le sucedió a san Esteban cuando fue lapidado? Jesús a veces obraba por encima del dominio de la razón y de
Absolutamente no. "Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, las secuencias lógicas propias de las estructuras mentales del
fijando los ojos al cielo vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba a hombre. Por ejemplo, usó sus poderes espirituales cuando dijo a
su derecha" (Hch 7,55). los discípulos: "id al pueblo que está enfrente y, entrando en él,

96 97
encontraréis un pollino atado, sobre el que no ha montado todavía
Yo he leído muchos libros escritos por los que obran en el
ningún hombre; desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta: ¿Por
ministerio de la liberación, porque elegidos por Dios, y todos
qué lo desatáis, diréis esto: porque el Señor lo necesita" (Le
afirman lo mismo: es decir, que no debemos confundirnos en el
19,30-31).
discernimiento entre los espíritus ancestrales y los espíritus
En el sentido de usar el poder divino, Jesús se sirvió de él malignos.
también cuando dijo a los soldados, que habían ido a arrestarlo:
"¿A quién buscáis? Ellos dijeron: A Jesús el Nazareno... Retroce- Atribuir a Jesús el apelativo de "antepasado" no quiere decir
dieron y cayeron por tierra" (Jn 18,4-6). que únicamente le estemos dando un título de honor. En efecto,
Además, se les escapó a los judíos cuando los judíos quisieron Jesús se inserta perfectamente en la concepción africana de "ante-
lapidarlo (cf Jn 8,59), demostrando así a sus enemigos que no era pasado" (es mucho más, se sabe, pero en él nosotros africanos
un débil y que, en casos semejantes, sus acciones estaban fuera de podríamos encontrar lo que esperaríamos de nuestros predece-
lo ordinario. Los teólogos hubieran debido estudiar este poder de sores).
Jesús para poder comprender la "no-racionalidad" del mundo Se trata de un título nobilísimo, porque consideramos a Jesús
espiritual. un "anciano" en la comunidad, un intercesor entre Dios (Mwari, el
Dios sumo) y la comunidad, dotado de poderes etéreos que le
Desde el momento de su resurrección, Jesús es una persona permiten estar en comunión con el "mundo celestial" y la tierra
viva en su totalidad. Escuchemos la versión del gran aconteci- —ciudadano de ambos mundos—.
miento según Juan: ¡Esta es la disponibilidad de Jesús! Mientras nuestra gente no
"Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando vea el papel de Cristo inserto en la jerarquía del "mundo de los
cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se espíritus" —es decir, el mundo de nuestros antepasados— será
encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y difícil erradicarla de sus creencias. Jesús merece que se le confíe
les dijo: La paz con vosotros. Dicho esto, les mostró las manos y el totalmente la humanidad. Él es en realidad el antepasado de la
costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor" (Jn familia humana, el primogénito entre todos (cf Col 1,15-18; Ap
20,19-20). 1,5).
Noten los efectos etéreos: las puertas estaban cerradas, pero, a
pesar de ello, "Jesús llegó y se puso en medio de ellos". Después de ¿Son realmente los difuntos los que vienen a hablar con los
vivos?
haber estado un poco de tiempo con los apóstoles, se fue y sólo
Para mí está fuera de discusión, porque yo he tenido que ver
regresó para confirmar su resurrección al incrédulo Tomás:
con muchos de ellos. Permítanme citar sólo un ejemplo.
"Ocho días después, estaban otra vez los discípulos dentro y
Tomás con ellos. Estando las puertas cerradas, se presentó Jesús Un día una mujer vino a mi oficina pidiéndome que fuera con
en medio y dijo: La paz con vosotros. Luego dice a Tomás: Acerca ella al hospital, en donde se encontraba una hermana suya en
tu dedo y aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi gravísimas condiciones; cuando llegamos, ya había muerto.
costado, y no seas incrédulo sino creyente" (Jn 20,26-27). Entrando en la pieza, me acerqué al cuerpo exánime de la mujer, y,
tomándole la mano, pude descubrir la causa del deceso. Desafor-
El medio que usamos para saber a qué categoría pertenece un
tunadamente los gritos de las personas que me rodeaban eran
espíritu, es el poder penetrante de Jesucristo, que disturba a los
tales, que sólo logré pronunciar una palabra perceptible, en ora-
espíritus malignos y los obliga a confesar quiénes son (cf Me 1,23
ción. Al darme cuenta que no podía hacer nada más, le di la
ss; Me 5,6 ss).
absolución... ¡acababa de expirar!
Este poder de Cristo obra de la misma manera respecto de Llegó el día de los funerales. Durante la celebración de la misa
cualquier agente del diablo, que se sirve de medios humanos para —precisamente en el momento de la consagración— sentí que
engañar a las personas. una fuerza inesperada me empujaba hacia el cadáver; me coloqué
98 99
así ante el féretro y seguí rezando intensamente por el alma de la
difunta.
Después de los funerales una de las hermanas, agotada por el
dolor, fue llevada a mi casa. Junto con ella fui a mi capilla privada
y me di cuenta, algunos instantes después, que estaba conversando
con la difunta: "Gracias por haber llegado a tiempo a mi cabecera Capítulo cuarto
y por haberme dado la absolución. Estaba a punto de ser conde-
nada; pero, desde la celebración de la misa en mi sufragio, estoy
feliz con Dios".
Me excusé por no haber podido hacer más. Ella precisó: UNA RAMA DE
"Estaba establecido que tenía que morir... Usted sabe qué había
sucedido..." y me expuso la causa del deceso. Hablaba por medio
de su hermana porque la amaba de manera particular y porque
NARANJA SOBRE
sabía que habría sufrido más que cualquier otro familiar por su
partida. Aun hoy, cuando queremos recibir mensajes, es la her-
mana la que hace de médium.
LA PLANTA
En otra ocasión, mientras luchaba contra el diablo y su secta
en una mujer, el diablo me confesó: "Había dos de los tuyos con
DEL LIMÓN
nosotros, Malama y Mwape. Ahora ya se han ido". Decía que se
habían ido, pero nosotros sabíamos que era una mentira. En "Portante,
efecto, Malama y Mwape sólo se habían puesto a nuestro lado
para combatir al diablo junto con nosotros (y si era cierto que la el que está en Cristo,
mujer había sufrido durante muchos años, también es cierto que es una nueva creación;
ellos eran los que la habían protegido de todo el mal que le hubiera pasó lo viejo, todo es nuevo"
sucedido). En este caso se trataba de espíritus protectores, que son 2Co5,17
muy gentiles, razonables y obedientes a nuestras órdenes.

100
puede hacer, porque nos ha creado a su imagen y nosotros le
pertenecemos—.
Muchedumbres y muchedumbres de hombres todavía no han
comenzado a declararse la guerra, inconscientes de ser enemigos
Las crisis espirituales de sí mismos. Reprochan al mundo, a las personas a su alrededor
cuando, en realidad, son ciegos ante las propias debilidades—
como antorchas que, difundiendo luz hacia lo externo, no son
iluminadas interiormente.
Un hombre, sin luz interior para conocerse, es miserable. El
fin, que él trata de alcanzar por fuera de sí mismo, debe ser puesto
en relación con la exigencia de conocimiento que mora en su
interior.
Un hombre es hecho a imagen de Dios, e imagen de Dios es su
alma. Ante todo debe descubrirse a sí mismo y, teniendo los

p A ara poder recibir los dones de


medios para ello, cultivar, desarrollar esta capacidad.
Hoy en día se puede crecer como vegetales, únicamente atraí-
dos por la luz que cae sobre el jardín sembrado.
Dios, se requiere necesariamente una preparación. Nosotros El vacío del hombre moderno se manifiesta por el modo como
somos como vasos expuestos a los vientos y los vientos transpor- él valora lo que posee en riquezas, reputación, popularidad entre
tan el polvo. Como seres humanos, no somos inmunes a ningún los amigos y en sociedad, en culto de su personalidad. Él se
tipo de polvo moral. comporta como si no les debiera nada a los demás —excepto a sí
En el mundo actual muchísimas personas creen que Dios es la mismo— por todas estas cosas, considerándolas fruto de su mente
causa tanto del bien como del mal; y esto es falso. y obra de sus manos; así se convierte en fin a sí mismo —pre-
Dios se dio la más grande pena, nunca imaginada por el cisamente como un vegetal— controlado por sus instintos y por
hombre, de elegir quién se dejaría aniquilar voluntariamente por los estímulos externos.
los pecados de la humanidad para vencer el "pecado" o la malicia El Santo Padre afirma que el mundo ha perdido el sentido del
que, asumiendo las más variadas formas, la disturba y la perjudica. pecado, queriendo decir con esto que ya no respetamos al Espí-
Dios venció al diablo cuando David venció al símbolo del ritu Santo que habita en nosotros, y ya no sabemos qué es el
pecado —el orgullo de satanás encarnado en Goliat (cf 1S 17,32 remordimiento.
ss). Lo mismo que David, que se presentó humildemente como una
persona que nunca había vestido un uniforme militar y que elegía Siempre habrá guerra entre el bien y el mal. Cualquier reli-
avanzar en el nombre y con el poder del Señor, este hombre giosa, que quiera evitar la lucha, no es discípula de Jesús. Mire-
humilde —Jesús— afrontó a satanás, lo venció y lo redujo a la mos a Jesús: joven, conoció a los maestros de la tradición hebrea
vergüenza. que no toleraban su genuina enseñanza, por medio de la cual no
raramente sostenía que era el Hijo de Dios y el Mesías enviado
El sacrificio, realizado por Jesús por nuestra liberación de todo por él. Cuántas veces amenazaron matarlo... pero Jesús no faltó a
tipo de esclavitud, es una prueba del amor del Padre por la sus principios, a pesar de las amenazas. Se había entregado a la
humanidad. Dios no se hubiera preocupado tanto, si él mismo verdad y esperaba el momento en el que daría su vida por
hubiera sido el autor del mal. Dios nos engañaría —lo cual no nosotros.
102 103
¿No es acaso extraño que hoy las religiosas sean los seres Cuando estamos desesperados, el diablo nos deja solos como
humanos que gozan de mayores seguridades? hace el cazador que abandona al animal que acaba de morir, para
Viendo desde fuera su estilo de vida, no logramos descubrir en seguir cazando. Luego lo reunirá con todo lo que ha cazado y
él el espíritu de sacrificio. Es muy raro que hablen de la pasión de gozará de él hasta la saciedad.
Cristo, mientras, muy a menudo, acusan a los superiores de Todo el que se reduzca a un estado de desesperación, a lo largo
prejuicios e incomprensiones, y no aceptan fácilmente una humi- del camino hacia la santidad, es presa del diablo, un juguete en sus
llación o una corrección merecida. En una palabra, rechazan el manos. Sus víctimas son los feroces asesinos, los ladrones organi-
sufrimiento y no desisten hasta que no hayan demostrado que zados, las prostitutas, los profesionales de la mentira, y muchos
tenían la razón o hasta vengar directamente cualquier trato otros.
considerado injusto. Además, se hacen amigos, a los que les Todo hombre tiene una inclinación natural hacia estos peca-
dicen que han sufrido injusticias, simpatizan con ellos y, todos dos, por decir poco. Cuando hablamos de "morir" a nosotros
juntos, fundan la "asociación en defensa de los derechos de las mismos, nos referimos precisamente a la superación de estas
hermanas". La justicia debe prevalecer en una comunidad, es tendencias negativas, que hay que sustituir con el amor por el
cierto, pero sepan las religiosas que al mismo tiempo están obli- prójimo, el respeto por la vida, la pureza del corazón, la honestidad
gadas a sufrir y a ser incomprendidas mientras vivan en esta tierra para con nosotros mismos y los demás, la satisfacción por lo que
(si quieren seguir las huellas de Jesús y ser sus íntimas discípulas). tenemos.
Una crisis espiritual es una iniciación espiritual. Ella introduce La alegría de haber sido salvados comienza como deseo y
un alma a una esfera más elevada de vida en el espíritu. termina en decisión de ahondar a través de todos los obstáculos
No existe un lugar para aprender a llegar a ser semejantes a para llegar a descansarnos en los brazos de quien nos ha salvado
Dios, sino en Dios mismo. Cualquiera que se ponga a su escuela con su muerte y resurrección.
para llegar a ser semejante a él, pierde la ambición de ser un
Mientras seas una ladrona, odiarás la luz de Dios, porque la luz
"dios", aunque ese privilegio le sea ofrecido directamente por él.
ilumina tus pecados; pero, cuando seas honesta con Dios, gozarás
Quien vaya a aprender de Dios, terminará siéndole agradecido
vivir en su luz protectora.
por el solo hecho de existir, después de haber sido sacado del
abismo sin fin de la nada y creado a su imagen. Es lo que le basta y ¡No le permitas al demonio que te saque del huerto de Dios! El
no necesitaría de nada más. demonio abusará de ti y tendrás el mismo fin de la mercancía
Muriendo a ti mismo, vivirás como viven los santos, consciente expuesta en el mercado a disposición de los transeúntes. Habiendo
de tus relaciones personales con Dios. perdido a tu maestro, por causa del pecado, te convertiste en una
prófuga, en una persona que no tiene una mansión y que no
A propósito de los santos, T. O'Kane dice: "Los santos son los
pertenece a nadie. El pecado no tiene nada que darte, sino la
auténticos éxitos en la vida" ("El mundo en el que vivimos").
destrucción.
Mientras estamos sobre la tierra, debemos mirar siempre más
hacia lo alto. El mundo nos reclama sus derechos, ofreciéndonos
en cambio toda clase de placeres que no nos llevan a Dios. Día tras
día nos volvemos víctimas de una u otra tentación; así empeora-
mos nuestra condición humana cayendo poco a poco en el pecado.
De esto se ríe con increíble desprecio el demonio, que hace
pesada nuestra conciencia haciendo más dolorosos sus remordi-
mientos y congratulándose finalmente consigo mismo por haber
logrado hacernos caer en sus trampas.
104 105
aquí por qué un ayuno espiritual es mucho más importante que la
simple privación de alimento y de bebida.
El ayuno espiritual supone la renuncia, hecha por amor a Dios,
a algo que nos gusta muchísimo.
Lo que importa es el motivo por el cual renunciamos. El ayuno
La transformación espiritual debe brotar de las profundidades de nuestro ser —de la
misma alma— para la gloria de quien nos trasmitió la vida.
Colaboramos con él, incluso por medio del ayuno, con el fin de
personal evitar la condenación eterna.
No debemos considerar el arrepentimiento como una acción
determinada por un pecado real o como un acto de contrición que
hay que hacer después de haber transgredido los mandamientos
divinos. Por arrepentimiento hay que entender la determinación
cristiana de no volver nunca atrás a una vida de pecado.
Oren por las pequeñas crisis durante el período de su forma-
ción y por una gran crisis en sus mejores años, para que puedan
i-Jos principios no son los que los hacerle frente a un choc y aceptarlo como algo normal en el
van a cambiar automáticamente, sino el esfuerzo que deberán camino hacia un estado más avanzado de su madurez espiritual.
hacer para conformar su voluntad y todo su ser a sus dictámenes. Considérenlo como un favor y denle gracias a Dios.
He aquí por qué yo hago una distinción entre la conciencia de ser El soportar es ya sufrimiento. Es la valentía de "cargar" con el
llamados "cristianos", y el ser efectivamente tales. sufrimiento permaneciendo nosotros mismos, a pesar de todo. Es
Sin querer fijar reglas, les diré que yo vivo luchando para sufrir como si no se sufriera. Es evitar luchar para aligerar el
llegar a ser semejante a Cristo. Estoy decidido a alcanzar esta momento de la liberación.
meta —es decir, a querer ser un cristiano—. Soportar es a veces sinónimo de un largo y penoso sufrimiento.
Si aspiras a ser una hija del redentor, debes saber que tendrás
Son muchos los dioses que ocupan un lugar de primer orden en
que someterte a muchas pruebas en la vida, sin reaccionar. Si
nuestros corazones, en nuestras mentes y en nuestros hogares, solamente tienes paciencia —y no el soportar— no lograrás nada,
hasta el punto de hacerlos obrar intensamente dentro de nosotros porque soportando es como llegarás a ser semejante a Cristo.
estableciendo quién es el más importante y aceptando finalmente Si en realidad aspiras a ser una "madre de multitudes", prepá-
al verdadero Dios como uno de tantos. rate a cargar los pesos de las multitudes. En efecto, soportar
A mi parecer, demasiadas personas dejan que el verdadero supone la fuerza de "portar" sobre sí los problemas de los demás,
Dios toque a su puerta permitiéndole entrar solamente en el sin sucumbir.
momento de la muerte (cuando él será la única persona a la que se No crean que les deseo el sufrimiento. Quiero decir, en cam-
dirigirán). bio, que el compromiso de llegar a ser santos es un compromiso
"Mis oraciones no son escuchadas", dicen. muy pesado. Lo es para un simple cristiano, mucho más lo será
"¿Y cómo podrían ser escuchadas, cuando los dioses que están para una religiosa que aspire a las alturas. Ahora saben a qué
dentro de ti luchan entre sí?". género de vida están llamadas... En cuanto al tiempo que se
necesitará para llegar a la madurez, no se lo puedo decir. Trabajen
Egoísmo y egocentrismo pueden encontrarse aun en el ayuno,
para esto durante el resto de su vida.
si lo hacemos con el fin de llamar la atención sobre nosotros. He
106 107
Sabemos perfectamente bien que somos llamados a una vida
mismos: un modo, éste, para afirmar que no somos una sola cosa
particular, porque fuimos nosotros quienes la escogimos. Una vez
con nuestras malas acciones.
que hicimos nuestra opción, Dios respeta nuestra libertad. Por eso,
deberíamos nosotros ser lo suficientemente honestos para respetar Si muchas veces sucede que, desde el exterior, nos llegan
a Dios, receptáculo de nuestros dones y de nuestras promesas. presiones y tentaciones, debemos ser capaces de decirles: "No las
Para ello necesitamos fidelidad y firmeza. conozco. Ustedes son de otro reino. Yo pertenezco al reino de
Jesús, mi salvador".
Los demás (hemos resuelto servir a Dios sirviéndoles a ellos)
no conocen los términos del contrato que hemos hecho con él, Repito que la vida religiosa se mueve contra corriente. Los
cuya ruptura, determinada por un acto de nuestra voluntad, signi- santos se forman por medio de los riesgos y son tenidos por
ficaría pecado. Ahora bien, el pecado raramente muestra un marco estúpidos, por decir lo menos. Los santos son personas ordinarias,
externo, excepto ciertos crímenes en los que el odio desemboca en que hacen cosas extraordinarias. Precisamente porque van contra
lucha física, la avidez en latrocinio, los celos en la destrucción de corriente, son considerados estúpidos. "¿Pero para qué —se pre-
los bienes ajenos y así en adelante. guntan muchos— esforzarse por querer hacer lo contrario de lo
Muchos pecados son internos y no se hacen visibles ni siquiera que decide la mayoría?".
por medio de sus efectos externos. Aquí es en donde se requiere el No es que una religiosa quiera hacer a toda costa lo contrario,
riesgo de vivir una vida decorosa —si se la ve externamente—, es que obstaculiza el pecado, bajo cuyo yugo se encuentra la
cuando en lo íntimo se rebela uno contra Dios. mayoría (ésta sigue la corriente del momento descendiendo a lo
Dios es Espíritu y nosotros debemos imitarlo en el espíritu, largo de la pendiente).
interiormente. Nuestra vida debe modelarse según lo que esté Una religiosa es un consuelo para Dios, porque ella combate el
radicado en las profundidades de nuestra alma y los compromisos pecado en su persona oponiéndose a las propias inclinaciones
que hayamos resuelto respetar. naturales y a las tendencias negativas. ¡Cuan drástico es san Pablo
cuando nos exhorta a no conservar dentro de nosotros ningún tipo
Perdónenme si una vez más les propongo las palabras de su de sentimiento que pueda llevarnos al pecado! ¡Qué perfección
santidad Pablo VI, quien afirma que hoy, más que nunca, la vida exige a sus cristianos! San Pablo se dirigía a cristianos ordinarios
religiosa hay que vivirla en su genuina integridad y en sus excep- considerados capaces de hacer cosas extraordinarias, llamados a
cionales exigencias, en su profundidad alimentada de oraciones la perfección, a ser santos.
regulares y de una vida interior vigilante. La vida religiosa, según
Pablo VI, no puede ser sino santa y comprometida en una batalla Incluso la paz —que Jesús promete a sus discípulos— hay que
moral que ahora es más ardua por el actual laxismo. entenderla en el contexto del sufrimiento.
Sufrir se identifica con nuestra vocación de cristianos. Gene-
Tratemos de no tener miedo de descubrir nuestros defectos y,
ralmente los sufrimientos no se anuncian con bombos y platillos;
una vez que los hayamos descubierto, pidámosle al Señor que nos
no llevan rótulos para indicar de dónde vienen, ni son menos
dé los medios y las gracias para remplazados por una vida
penosos por el hecho de ser causados a veces por nuestros mejores
virtuosa.
amigos. Como representantes del amor, debemos aceptar los
Ser religiosos quiere decir, precisamente, esto. En otras pala- sufrimientos —cualesquiera que sean y de donde vengan—.
bras, quiere decir llegar a ser perfectos, dejando a un lado todo lo
Nuestra naturaleza tiene muchos puntos débiles a través de los
que se opone al amor de Dios y del prójimo; ser buenos, sensibles,
cuales se insinúa el pecado. Todos vamos en busca de riquezas y
atentos, devotos, tolerantes y gentiles, compasivos y dispuestos al
perdón. de honores. Todos deseamos la fama. A través de estos pecados
mayores cometemos muchos otros menores.
No nos permitamos ser demasiado dóciles para con nosotros
Efectivamente necesitábamos una redención. Al asumir la
108 109
naturaleza humana, Jesús no descuidó ningún medio para reali-
zarla y nos dejó la misión de llevarla adelante entre nuestros
hermanos. El nos dio todo lo que tenía; de nosotros dependería
hacer prosperar esta vida nuestra. Y nos enseñó el amor por el
prójimo, un amor universal por todos los hombres, que supera el
vínculo de la sangre.
Pero hoy nosotros vivimos entre la degradación, la infelicidad,
Una dolorosa
el ateísmo, las riquezas que coexisten, codo a codo, con la pobreza:
todos males que pueden y deben ser rectificados, pero en el temor
de Dios —que pide justicia— y en el amor al prójimo. Fue lo que
transformación
nos enseñó Jesús, el redentor.
Por medio de un sistema científico de injerto, podemos trans-
formar un limón en un naranjo. Se hace cortando ramas de un
limón y remplazarías con las de un naranjo, a las que solamente les
permitiremos crecer. Si sobre las nuevas ramas todavía brotan
botones del limón, los cortaremos, siguiendo interviniendo sobre
ellos hasta que no queden huellas. Y, si el fruto obtenido así tiene i. i uestra fuerza está en el sufri-
un sabor dulce (no amargo, no agrio), entonces sabremos si nues- miento de Jesucristo. Nosotros nos encontramos en la orilla del
tro trabajo salió bien. océano de la vida (Cristo se encuentra en la parte opuesta con su
Cuando hayamos llegado a ser como Cristo —es decir, verda- Padre y los santos y, de vez en cuando, nos distribuye los consuelos
deros cristianos— la obra realizada en nosotros por medio del del cielo), comparables a las embarcaciones revestidas externa-
Espíritu Santo, será totalmente semejante al injerto de una rama mente con un lodo maloliente que apesta todo lo que se encuentra
de naranja sobre un árbol de limón: se habrán abandonado nues- en su interior.
tras viejas costumbres, tendremos modales gentiles, seremos
"mansos de corazón" y llenos de amor hacia nuestros hermanos. Sabemos que existe un cielo, pero nos hemos vuelto tan pesa-
En una palabra, seremos dulces como Jesús. Todo lo que refleje dos, que no podemos levantarnos y ponernos en su camino. En
acidez y aspereza pertenecerá a los "antiguos" modales. realidad se nos pueden aplicar, casi a la letra, las palabras de la
Sagrada Escritura: "Pues nuestra alma está hundida en el polvo,
pegado a la tierra nuestro vientre" (Sal 44,26).
Nosotros pertenecemos a la tierra —víctimas de nuestra
ceguera natural— y no podemos volvernos sobrenaturales si no
aceptamos la dolorosa transformación del estado natural al estado
sobrenatural. Miles —por no decir millones— de personas, invita-
das a pasar por el "puente" de la transformación, han opuesto un
rechazo eligiendo permanecer terrenas y haciendo de sus estóma-
gos "sus dioses".
No deberíamos ir a aumentar la fila de la gente "natural".
Jesús nos invita hoy a seguir a los que desean pasar el "puente" de
la transformación.
110 111
Recuerda tu bautismo, tu conversión: el cambio de tu corazón des dirán que sí... Entonces he aquí otra pregunta. ¿Por qué donó el
y de tu mente cuando confiaste tu vida al Señor. ¡Prueba a imagi- vino en Cana, multiplicó los panes y los peces para quitar el
nar cómo se alegró Jesús, junto con los ángeles y los santos! Tú, hambre a miles de personas y, de muchas maneras, benefició a
individualmente, le procuraste una grande alegría. No creas que las muchedumbres? (cf Jn 2; Jn 6).
Jesús murió por una humanidad abstracta... Él murió por ti, como La respuesta es que, despojándonos de los bienes terrenales
individuo. con el voto de pobreza y poniendo en Dios nuestra fe, hacemos que
El fundador del cristianismo, JESÚS, no se dispensó él mismo el Padre celestial sea más generoso con nosotros y nos conceda
de la mortificación del cuerpo, a pesar de ser el Hijo de Dios. En libre acceso al depósito de "sus" bienes, tanto para nuestras nece-
preparación a su misión pública —de llevar la Buena Noticia de sidades como para las de nuestros hermanos. Esto explica por qué,
salvación a los hombres— fue al desierto en donde ayunó durante en cualquier momento de necesidad, Jesús podía invocar al Padre
cuarenta días y cuarenta noches, con el fin de demostrar a sus en beneficio nuestro.
discípulos que "el hombre no vive de sólo pan". Leamos: "Jesús, En lo relativo a su vida privada, en cambio, se le oyó decir:
lleno del Espíritu Santo, se volvió del Jordán, y fue llevado por el "Las zorras tienen sus guaridas y los pájaros del cielo sus nidos,
Espíritu al desierto, donde fue tentado por el diablo durante cua- pero el hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza" (Le
renta días. No comió nada en aquellos días y, al cabo de ellos, 9,58).
sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a Durante su vida los santos pudieron darse cuenta de que Dios
esta piedra que se convierta en pan. Jesús le respondió: No sólo de no se deja ganar en generosidad. Restituir todo a Dios quiere decir
pan vive el nombre (Le 4,1-4). darle todo lo que él nos da para nuestra vida, mientras sabemos
Así demostró Jesús que el hombre vive "de toda palabra que que podemos obtener el "céntuplo" en cambio.
sale de la boca de Dios" (Le 4,1 -4); y el diablo, que creyó fuese ese Cuanto más generosos seamos en la observancia del voto de
el momento más propicio para pedirle una demostración de su po- pobreza, tanto más pródigo será el Padre celestial en dar sus dones
der y de su filiación divina, no se había dado cuenta de que Jesús se a nuestra comunidad. "Dad y se os dará: una medida buena,
alimentaba precisamente de la "palabra": lo más importante. apretada, remecida hasta rebasar, pondrán en el halda de vuestros
Jesús ejercía total control sobre su cuerpo; por eso el mal no vestidos. Porque con la medida con que midáis se os medirá a
podía alcanzar su alma por medio de la tentación corporal. vosotros" (Le 6,38).
El diablo lo tentó también respecto de la riqueza y de la gloria El desapego de nuestros bienes —de la riqueza, de otros bienes
terrenales; pero Jesús, rechazando una vez más todo, lo echó atrás. materiales— será proporcionado a nuestro abandono en los bra-
Y nos dejó esta enseñanza: "No os amontonéis tesoros en la tierra, zos de la divina providencia. ¡Dios no nos desilusionará nunca!
donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan Dice Thomas Merton: "La caridad no es sinónimo de desper-
y roban. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu cora- dicio. Las acciones caritativas no se evaporan en el aire, sino que
zón" (Mt 6,19-21). se acumulan en alguna parte en ventaja del hombre generoso. Ya
aquí sobre la tierra él está contento de haber hecho algo por
Si sienten que pertenecen a Dios, poco a poco se darán cuenta alguno. Así se establece un nuevo punto de encuentro entre el
de que el vestido que llevan puesto y el alimento que comen no benefactor y el beneficiario. Éste recordará siempre que hay per-
tienen mucha importancia. Ser "pobres de espíritu" quiere decir sonas que se identifican con las necesidades de los demás" ("No
ofrecerse a Dios, ponerse a su disposición, desapegarse comple- man is an island").
tamente del propio "yo".
Al mirar a Jesús, uno se pregunta por qué escogió la pobreza.
¿Pero nos hemos preguntado si Jesús era realmente pobre? Uste-
112 113
profundamente en su generosidad y penetrado el misterio de su
amor por nosotros, no se puede menos de vivir para él. Entonces
nos daremos cuenta de que lo único que podemos hacer es entre-
garnos exclusivamente a Dios con una consagración total que
consiste en el completo abandono del alma y del cuerpo, como
La perfección entidades indivisibles, nunca poseídas antes por otro ser humano.
En esto consiste la consagración de una virgen y de una persona
entregada a la castidad integral.
es bondad Honestidad significa trasparencia delante de Dios: debería-
mos ser exteriormente lo que somos interiormente.
¿Pero cuántos estarían dispuestos a adherirse totalmente a
este principio? Normalmente, después de habernos colocado una
máscara religiosa, esperamos ser considerados perfectos y, con
base en esta presunción general, hacemos nuestro el privilegio de
ser considerados buenos, gentiles, amables, compasivos, mientras
inclinamos la cabeza en señal de aprobación ante los que afirman
i. i os corresponde la tarea de que somos así.
descubrir cuál es el mejor modo para ser hijos de Dios: es decir, Cuanto más lo afirman, más íntimamente quedamos
tales que podamos llamarlo "Padre". satisfechos.
El camino es el de la purificación, de la integridad de vida y de Sabemos que no nos merecemos las alabanzas, pero no senti-
la comunión con él. mos ningún remordimiento al escucharlas.
Al respecto dice san Pablo: "Porque ésta es la voluntad de Incluso llegamos a convencernos de que lo que los demás
Dios: vuestra santificación; que os alejéis de la fornicación, que dicen corresponde a la verdad. Todo esto significa vivir sobre
cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor, falsos pretextos —es hipocresía, mentira—.
y no dominado por la pasión, como hacen los gentiles que no La escrupulosidad empobrece al ser humano, porque es con-
conocen a Dios... pues no nos llamó Dios a la impureza, sino a la secuencia de la ansiedad, que se ha convertido en enfermedad del
santidad" (1 Ts 4,3-7). alma.
La castidad no se mide con base en una acumulación de Una persona escrupulosa no acepta la propia debilidad, no
conquistas intelectuales, porque no es propiedad de la inteligencia. tiene confianza en sí misma (aunque haya confesado sus pecados,
La castidad consiste en una rebelión a las leyes naturales, en no está en paz). Una persona escrupulosa es incapaz de emprender
ponerle un stop al continuo llamamiento del cuerpo que quisiera una acción positiva para contrarrestar la propia debilidad y odia el
vernos esclavos —es decir, arrastrados hacia lo bajo— para frenar pecado sólo porque ve en Dios al que tiene el poder de mandar al
el impulso espiritual que está dentro de nosotros. infierno a los pecadores. La oración de una persona escrupulosa
La castidad reside en el alma, llena de gracia divina, y corre es, pues, unilateral.
por las venas que llevan al corazón emociones y afectos humanos, Tenemos el deber de hacer actual, es decir viva, nuestra fe. La
para que el corazón se inflame del amor de Dios. fe no se nos da como algo para depositar en nuestras almas (o para
El valor de la castidad se apoya en este principio: si se ha que exista separada de nosotros), sino para hacer revivir en nos-
comprendido el sacrificio que Dios ha hecho para reconducir a la otros las acciones de Jesús.
humanidad a su nobleza y dignidad originarias, si se ha meditado Todos indistintamente, como cristianos, tenemos la obliga-
114 115
ción de traducir en la realidad los principios y las directivas que
Jesús nos dejó para hacernos de guía en este mundo. Nos lo
confirma el Card. Suenens en su libro "El Nuevo Pentecostés":
"Todo miembro de la Iglesia está llamado a testimoniar su fe,
dentro y fuera de la Iglesia, y a realizar las potencialidades que se
le han conferido en el bautismo".
Capítulo quinto
La perfección es bondad. La bondad, fruto de conquista.
Cuando todos seamos realmente buenos, entonces reinarán en el
mundo la paz, la armonía y el amor.
Para poseer la bondad sobrenatural cada uno de nosotros debe NUESTRA
realizar la íntima unión con Dios. Una vez unidos a él, comparti-
remos su vida y nos volveremos perfectos, santos.
La santidad es el resultado final del esfuerzo que el hombre
BATALLA NO ES
debe hacer para adherir al mensaje de Cristo. Aceptando sufrir
hasta la muerte en cruz, Cristo nos reconquistó nuestra naturaleza CONTRA
original, para que pudiéramos llegar a ser semejantes a él. La
santidad hay que vivirla. El que la vive se convierte en una
bendición para la sociedad y para la comunidad a la que
CRIATURAS
pertenece.
DE CARNE
"Porque nuestra lucha
no es contra la carne y la sangre,
sino contra los principados, contra las potestades,
contra los dominadores de este mundo tenebroso,
contra los espíritus del mal
que están en las alturas"
Ef6,12

116
en confusión las convicciones religiosas y los esquemas mentales
de mis cohermanos.
Sin embargo, si negara los hechos por complacerlos, mentiría.
No tengo, por tanto, la posibilidad de compartir con ellos estas
realidades, difícilmente trasplantables en mentes que rechazan
Expertos potest credere categóricamente tomar en consideración los medios necesarios
para acercarse al "mundo de los espíritus", que sobresalen en otras
culturas.
Déjenme que vuelva a tratar de la comunicación con el
"mundo de los espíritus", para que no crean que mis contactos con
él suceden del mismo modo como los de los médium.
No. Yo puedo ponerme en contacto con los muertos por mí
mismo o por medio de una persona que está atormentada por los
espíritus malignos o de venganza.
A veces estos últimos provienen de familiares difuntos y, si se
trata de espíritus de venganza, es claro que las cosas en el más allá
IVXientras me dispongo a tratar no van bien. Quiere decir que los difuntos están pagando por sus
este argumento por escrito, me encuentro en las condiciones de vidas no buenas sobre la tierra, vagando sobre ella mientras unen
una persona a la que se le haya ordenado caminar descalza por un sus manos con las del maligno, satanás. Si yo llego a descubrir
sendero lleno de pedazos de vidrio sin cortarse. quiénes son estos espíritus, me preparo para expulsarlos.
Mi temor no consiste tanto en la incapacidad de superar la
prueba, sino en no poder menos de cortarme y dejar que algún He descubierto, además, que muchos espíritus malignos
pedazo de vidrio penetre en la sangre. toman nombres nobles de hombres famosos: jefes, reyes, presiden-
Por tanto, los motivos que me llevan a ser prudente son tes y otros. Quieren ser honrados de este modo y, cuando poseen a
muchos; pero, tal vez, precisamente los que quieren ponerme a las personas, las invaden con sus normas de vida. Lesfijanreglas,
prueba están convencidos que no lo lograré... ¡sería pedirme lo como: "No ir a la iglesia a rezar. No comer cerdo, pescado, pollo...
imposible! No usar cazuelas en donde se haya cocinado algún alimento que
no sea el tuyo. De ahora en adelante tú estás casado con nosotros.
Hace algunos años un grupo de sacerdotes, a los que les decía Eres nuestro. No aceptes más a tu novio (a tu novia). Sigue nuestro
que podía hablar a los espíritus de los difuntos y a los espíritus ritual. Ejecuta la danza de los leones, de las serpientes, de los
malignos, por poco no pronunciaron la palabra "¡anatema sit!" y espíritus...".
no me excomulgaron sólo porque yo era su ordinario, responsable Tales personas viven con dificultades que las apartan de la
de una arquidiócesis. normalidad y continuamente están enfermas, porque en ellas
Mantuve la calma y luego redacté cuatro opúsculos sobre mis viven seres de otro mundo.
experiencias con el "mundo de los espíritus"; pero nunca he Precisamente porque dichos entes son parásitos en los seres
podido encontrarme con un misionero occidental que haya acep- humanos, es por lo que yo uso el poder de Dios para hablarles y
tado lo que escribía entonces sobre el llamado "mundo sacarlos. Comparto esta autoridad —la de expulsar los espíritus
intermedio". malignos y de venganza— con Jesucristo, el mesías.
A partir de ese momento, he escrito, por tanto, muy poco sobre
estas experiencias mías, porque caritativamente no quiero poner Aterrorizado, he oído a veces hablar en broma de satanás y de

118 119
sus demonios y afirmar que algunas personas se ofrecen a él para
tener éxito en la vida. Cuando yo hablo con los demonios y con su
jefe satanás, ellos me dicen: "Nosotros no tenemos otra finalidad
que la de destruir la vida del hombre" y en realidad me asustan
ciertas personas que hablan de él con tanta ligereza y arrogancia.
Los diablos no tienen ningún lado positivo y no desean el bien
de nadie.
La Iglesia
Odian a los seres humanos, porque el ser humano todavía tiene
la libertad de decidirse por Dios, o por satanás y sus diablos.
Estos últimos, en cambio, hace mucho tiempo perdieron el
de los espíritus
derecho de elección y la posibilidad de estar bien. Ellos sólo tienen
odio por Dios y por todos los hombres que, amándolo, cumplen su
voluntad.
Satanás y sus demonios reconocen que son malvados. Un día
me dijeron: "Tú nos expulsas de todas partes, pero seguiremos
persiguiendo nuestra finalidad, que es la de impedir que los seres
humanos alaben a Dios. Aunque sabemos que muchos le obede- -Lé a "Iglesia de los espíritus" —o
cen, seguiremos obstaculizándolos para que desistan de seguir sus llamada de otro modo "Iglesia de satanás"— es obra del diablo y
mandamientos". de sus representantes.
Los diablos son mentirosos. Si las personas supieran sólo El diablo concede a sus seguidores poderes extraordinarios,
cómo combatirlos, se curarían fácilmente de sus enfermedades o, conocidos solamente por pocas personas de la masa (que tal vez
incluso, no llegarían a ser sus víctimas. han podido asistir a una demostración de los mismos).
No se puede explicar la naturaleza de estos poderes sino
atribuyéndolos a alguien que, aunque siendo maligno, está por
encima de los seres humanos.
Muchos pacientes son atraídos por los métodos de diagnóstico
de las enfermedades, en muchas circunstancias ciertos, porque los
espíritus son seres inteligentes y lo revelan, ciertamente conscien-
tes de lo que sucede en el organismo humano.
Evidentemente, el diablo no cura una enfermedad, si precisa-
mente él mismo fue quien la causó. Es cierto que una persona
puede sufrir por causa de los espíritus. En cambio, es difícil creer
que los Sing'anga (curandero tradicional zambés) actuales
—atiaídos por el dinero y llevados por el engaño— puedan curarla.
Muchas veces los espíritus, artífices de las enfermedades, usan
a los curanderos como sus representantes; odian ilimitadamente a
los seres humanos y no los dejarán en paz hasta el fin del mundo.
En efecto, el ser humano es blanco de sus batallas, su único
competidor por el reino de Dios, porque a él Dios le dio la
posibilidad de hacer una libre elección.
120 121
La "Iglesia de los espíritus" está constituida por un grupo de con quien ha hecho un juramento en una de las innumerables
individuos que han recibido poder espiritual del diablo, cuyo fin sectas religiosas ocultas. Para los curanderos cristianos éstos
indiscutido es el de declarar guerra al pueblo santo de Dios. representan una tarea difícil, que exige paciencia y dedicación
En gran parte viven aislados, hablan realmente a los espíritus y incondicional.
les dan órdenes a los enfermos en su nombre. Llevan una vida rara, No todos los curanderos son miembros de la "Iglesia de los
debido a esta vocación particular. espíritus".
Actualmente en Zambia se sirven de la Biblia, y hasta de La "Iglesia de los espíritus" es diabólica y no admite en sus
algunas oraciones usadas en las Iglesias oficiales, con el fin de filas a los que han recibido del Señor poderes particulares, u otros
adaptarse a los clientes. que afirman: "Mis antepasados me encargaron que curara" (toda-
¿Quiénes son los miembros de la "Iglesia de los espíritus"? vía hay que investigar sobre estos curanderos, para descubrir si en
Generalmente los pacientes aparentemente curados —o conven- realidad son enviados por Dios).
cidos de haber sido curados— quedan retenidos en su círculo por Por su modo de curar a los pacientes provenientes de las
temor de enfermarse de nuevo, en el caso de tener que volver a sus diversas Iglesias cristianas, se ha descubierto que la "Iglesia de los
respectivas Iglesias cristianas. espíritus" obra en oposición a la Iglesia de Cristo, ordenando a los
"Puesto que tu Iglesia no te ayudó en la necesidad, te pedimos pacientes que no regresen nunca más a las respectivas Iglesias
que te quedes con nosotros". cristianas, bajo pena de muerte.
"¡Morirás, si vuelves a tu Iglesia de antes". Quien frecuente la "Iglesia de los espíritus", para poder
"Tu enfermedad se debe al espíritu al que le rezas, es decir, a curarse, debe "purgarse" del espíritu que ha recibido en otras
Dios. Ahora bien, para que puedas curarte completamente, tene- Iglesias, mientras se le informa que el "nuevo" espíritu habitará
mos que sustituir "tu" espíritu con el nuestro". dentro de él (de ella) poseyéndolo.
Éste es el método usado para anexar nuevos discípulos. El paciente, así transformado, será sometido a las órdenes de
De entre ellos emerge el grupo de los que se convertirán a su los espíritus. Al final este hombre (o mujer) podrá casarse con los
vez en curanderos, obligados a seguir un curso para el que se espíritus mismos obteniendo todas las satisfacciones sexuales
requiere un precio mucho más elevado que el que se requiere para como en un matrimonio. Pero a él (ella) se le impedirán las
ser curados. emociones normales entre hombre y mujer. Si se trata de personas
En Zambia visten una túnica blanca con cruz azul (y gorro casadas, las relaciones conyugales se irán debilitando poco a poco
bianco), y para las ceremonias la túnica es de color negro. Ambas y, a un cierto punto, no existirán ya ni esposa ni esposo en la
se usan según las indicaciones de los espíritus. familia.
Cuando los pacientes, que están bajo el control de los espíritus, Los espíritus harán todo lo posible para paralizar el cuerpo del
se reúnen para ser curados, también entran en trance y obran hombre y controlar la menstruación de la mujer. Además, blo-
según las órdenes recibidas: si, por ejemplo, se les dice que bailen, quearán las glándulas sexuales de ambos, neutralizándolas en el
bailan hasta el límite de la resistencia. Esa es la condición de seres ámbito de su vida afectiva.
humanos humillados, envilecidos, que hasta comen carne cruda y
hacen toda clase de movimientos extraños del cuerpo, inconscien- En nuestra región llamamos "Ngozi" a los espíritus apegados
tes de estar desnudos. a la tierra o espíritus de hechiceros y hechiceras —gente que
Esto sucede sobre todo en las ciudades en donde muchas muere sin "las entrañas de misericordia"— para usar una expre-
personas, sin saber lo que sucede, toman estas exhibiciones como sión que se encuentra en la Sagrada Escritura.
teatro callejero al que cada uno puede asistir sin pagar. Son los pecadores de corazón endurecido que le piden a Dios
Tener que tratar con estos pacientes es como tener que tratar que les cierre su paraíso. Habiendo obtenido todo lo que deseaban

122 123
sobre esta tierra, y gozando de su superioridad sobre muchas Entonces repliqué: "Están equivocados. Esta mujer tiene un
personas sencillas, no soportan ver felices a sus propios descen- marido, un ser humano su compañero. No está casada con ustedes.
dientes y parientes; he aquí por qué siguen vengándose causando Vayan a casarse con los espíritus, sus semejantes".
enfermedades y mortandad en sus familias. Lo que me interesaba eran sus respuestas —toscamente
Un día estábamos liberando a una niña de unos diez años. distorsionadas— a mis preguntas. Tan pronto las conocí, no tuve
Pronto descubrimos que estaba poseída por una familiar muerta tiempo que perder y empecé a obrar. Después de haber invocado a
veintiocho años antes (de la que llevaba el nombre, según la Dios, expulsé a los espíritus en nombre de Jesús.
costumbre familiar).
Las fuerzas del Señor atormentaban continuamente el espíritu Ellos declaran la guerra a Dios, a sus amigos, a todos los que lo
de la difunta cuando rezábamos por la niña, hasta que un día cedió aman.
el espíritu y confesó: "Yo soy... Esta niña lleva mi nombre. Des- Es una guerra física que divide al hombre entre el bien y el
graciadamente me encuentro en un lugar de oscuridad y ella mal, en las decisiones de la vida. Lo halagan con promesas vagas,
también tendrá que sufrir conmigo mientras lleve mi nombre". y después se burlan de él. Le causan la enfermedad física y
Inmediatamente le pedimos al espíritu de la tía que dejara a la espiritual fingiendo curarlo, pero en realidad será solo temporal-
sobrina afirmando que, desde ese momento, le habíamos dado mente, porque quien sufre de un mal misterioso impuesto por los
espíritus, nunca será curado por los espíritus que, a más de todo,
otro nombre y, desconcertados por haber sabido que se encon- harán difícil diagnosticar la enfermedad por medio de los instru-
traba en un lugar de oscuridad, le preguntamos: "¿Podemos ayu- mentos médicos ordinarios.
darte con nuestras oraciones?". Nos respondió: "¡No. No hay
necesidad de sus oraciones!". Personalmente todavía estoy impre- Además, un número incalculable de estos pacientes particula-
sionado por ese "no" tan categórico. res sufre de alergia a los tratamientos médicos a base de pildoras,
pastillas, jarabes, inyecciones y otros.
Ya me he referido al hecho de que una persona, que esté Los seres del mundo subterráneo están patológicamente infec-
completamente poseída por los espíritus, no se comporta en la tados, aunque miles y miles de seres humanos han sido inducidos
familia como un ser humano normal. Muchos hombres han per- por ellos a convertirse en "curanderos". En todo caso, estas perso-
manecido célibes, muchas mujeres nubiles —y numerosas parejas nas no podrán curarse porque, aunque estén llamadas a hacerlo,
ya no viven como marido y mujer— tan pronto como uno de los siguen completamente bajo el control del maligno.
dos es elegido por los espíritus como su cónyuge. Ser poseídos por un espíritu maligno es lo mismo que ser
Además, muchísimos noviazgos se interrumpen repentina- afectados por un tumor canceroso (en un paciente ataca el hígado,
mente sin una razón precisa: a un cierto punto, uno de los dos se da en otro se difunde en la sangre, pero claro está que la enfermedad
cuenta de estar viviendo al lado de un espíritu misterioso. es la misma, aunque sean distintos los órganos comprometidos).
Una vez litigué con un espíritu, que llamaba "boy friend" al
marido de una mujer que había venido a mí en el cuarto mes de Los diablos, que han causado así tantas formas de sufrimiento
embarazo (los espíritus luchaban para causarle un aborto). a los seres humanos, fueron inteligentes al formar un grupo de
A mi pregunta: "¿Quiénes son ustedes?", hicieron alusión a los especialistas llamados "curanderos espirituales", que diagnosti-
padres del Antiguo Testamento, sirviéndose precisamente de otra can la enfermedad cuando caen en trance.
clase de mentira. Muy a menudo dicen la verdad, pero su finalidad es la de
A mi siguiente pregunta: "¿Por qué atormentan a esta mujer ganarse la confianza de los pacientes prescribiendo medicinas que
durante su embarazo?", me contestaron: "Responsable del emba- no sirven para nada, excepto para desarrollar una dependencia de
razo es su "muchacho" y no nosotros. Ella está casada con nos- las mismas.
otros y por eso debe desembarazarse de su niño que no es nuestro". Queridos lectores, no duden de lo que les digo. Crean con
124 125
seguridad a san Pablo cuando afirma: "Porque nuestra lucha no es
contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las
potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso,
contra los espíritus del mal que están en las alturas" (Ef 6,12).

Los representantes
del diablo

VJer representantes (o agentes)


del diablo quiere decir gozar de una posición indiscutida.
En una sociedad, como la de hoy —llena de odio, chismes,
rivalidades económicas y celos— el diablo puede convertirse para
algunos en un gran protector. Al mismo tiempo se esconde en
todas las calamidades que atacan a la sociedad. Por ejemplo,
quien está poseído por el diablo combatirá con uñas y dientes a los
hechiceros y hechiceras (superfluo resaltar que el diablo hace
tanto mal a la sociedad cuanto los hechiceros y hechiceras).
La razón por la cual estos últimos son así desenmascarados, es
que no hay lugar para dos reinos en los poseídos o porque, tal vez,
el poder de hechiceros y hechiceras es sólo una parte del poder
mismo del demonio; así el demonio asume una actitud de superio-
ridad respecto de ellos.
Una persona poseída —en estado de trance— puede señalar a
un hechicero o hechicera y a sus víctimas y también puede revelar,
a quien la escucha, los lugares recónditos en donde ellos tienen sus
medicinas.
Por medio de la experiencia he descubierto que no hay unión
en los que pertenecen al reino del diablo. Todos son como lobos
hambrientos... conscientes, cuando ven un reno, que éste repre-
senta alimento; por tanto, lo rodean y, después de haberlo captu-
rado, cada uno devora las carnes que logra agarrar, sin pensar en
los otros.
126 127
Los diablos saben también que los seres humanos son los que nacen del "yo subconsciente" y podrían ligarse a experiencias
únicos que tienen libre elección y no les darán tregua hasta no ocultas sucedidas durante la infancia! Y pretenden afirmar que
haberlos atraído hacia ellos. nadie puede hablar tan bien una lengua, así como así, sin haberla
En esta operación no hay orden, ni unión. El diablo no tiene el estudiado antes (pero lo que digo es realidad, y conozco muchos
sentido de la obediencia, aunque de vez en cuando alguno venga a otros casos).
decirnos: "¡satanás nos mandó aquí!". No puede decirse que toda persona poseída haya hecho pacto
con el diablo.
A menudo he hablado de representantes (o agentes) del diablo, Sin embargo, quien firma con la propia sangre ofrece al diablo
es decir, de "manager" fieles del demonio, los cuales, obrando una garantía y ciertamente es culpable. Quien se le somete, se
para sus fines últimos, son dejados relativamente libres de llevar vuelve su esclavo.
adelante su obra. Se trata de un importantísimo rango en el mundo Después de haber estipulado un pacto con él, a muchas perso-
de los espíritus. nas les llegan más desgracias de las que tenían antes. El diablo es
Los diablos son espíritus y pueden obrar en el mundo físico muy perverso y destructivo y es equivocado creer que él pueda
sólo por medio de alguno o de algo físico. Los representantes tratar a alguien con un poco de sensibilidad, de compasión, con un
tienen sus propios discípulos. poquito de generosidad. No es propio de su naturaleza obrar con
En Zambia éstos son bautizados en el río en nombre de satanás un mínimo de bondad.
y luego obligados a abandonar las antiguas costumbres para vestir Saliendo de numerosos poseídos, los demonios han confesado,
las nuevas, antes de regresar a sus casas. Después, durante la tarde, por ejemplo: "¡Sí, a ésta la hicimos padecer! ¡Tiene la fortuna de
los neófitos son puestos a la prueba mediante la danza. Por el que tú estés aquí! Le habríamos hecho cosas peores, si no hubieras
modo como danzan, se reconoce el espíritu que los ha poseído: venido a liberarla. Mira lo que le íbamos a hacer...".
puede ser el espíritu de un león, de un jefe o de uno desconocido. A este punto me hacían la demostración de lo que iban a
Los espíritus hablan lenguas diferentes según lo que sean: un hacerle a la víctima. Decían que la atacarían mientras caminaba
león rugirá, un mico gritará, una serpiente silbará. Sung'uni por la calle y una vez, sólo para demostrarme cuan fuertes eran,
hablará la lengua Nsenga-Luzi perfectamente, un Chewa hablará pusieron una persona realmente fuera de combate, como muerta.
Bemba y así en adelante. (Sung'uni es la serpiente jefe de los Después me confesaron que les había sido entregada por la
diablos entre los Nsenga-Luzi). señora X (representante de los demonios en la ciudad de Lusaka);
Hablar más lenguas no quiere decir "hablar en lenguas", pero, puesto que habían sido vencidos por la autoridad de Jesu-
aunque es cierto que el demonio "habla en lenguas". cristo, regresarían a esta última para matarla.
Como ejemplo recuerdo una persona poseída, que habla cinco Les contesté ordenándoles que regresaran al infierno —el
idiomas tan bien que quien la escucha no logra entender cuál es su lugar de su castigo— y que permanecieran allí, porque yo estaba
lengua materna. convencido de que su agente tendría la posibilidad de salvarse
Recientemente me sorprendió una mujer poseída por cinco mientras tuviera vida.
espíritus: uno portugués, uno canadiense, uno Bemba, uno
Nsenga-Luzi, más el espíritu de una serpiente. La mujer pasaba Al hablar de representantes (o agentes) del diablo, queremos
del portugués al inglés, del inglés al Bemba, del Bemba al Ñsenga decir, pues, que éstos están sometidos al diablo, como seres
con tanta facilidad y perfección que por poco me hace olvidar que humanos.
yo tenía que expulsar a los espíritus. ¡Estaba asombrado! Y se La naturaleza humana está sometida a Dios, pero puede llegar
trataba de una mujer sencilla en la normalidad de la vida a convencerse de lo contrario. Además, se le puede preparar el
cotidiana... camino al diablo creyendo en la bondad de la humanidad, cons-
¡Lástima que ciertas personas no crean en estas cosas y digan cientes al mismo tiempo, de estar sometidos a alguien.

128 129
El diablo tratará con todos los medios de dominar una persona espíritus; usa recipientes que ningún otro podrá usar y usa vestidos
según sus caprichos, asegurándole que todo saldrá bien. Él ha particulares, signo de un servicio.
convencido a muchas personas a convertirse en "curanderos",
causándoles al mismo tiempo numerosas enfermedades. Desde cuando se convierte en agente del diablo, a él (o a ella)
no se !e permite vivir a veces con el respectivo cónyuge, habién-
El diablo no cura, sino que engaña a los seres humanos usando dose desde entonces casado con los espíritus —precisamente
los que yo llamo "sedantes espirituales": es decir, algo que ofrezca como muchos idealmente, en el sacerdocio y en la vida religiosa,
un momentáneo alivio a la parte enferma, mientras causa dolor en renuncian al matrimonio natural en beneficio del reino, se casan
otra parte del cuerpo (ejemplo: la víctima cree que ha sido curada con Cristo—.
de los vértigos y poco después comienza a sufrir jaquecas). ¡Reconducir al rebaño a un representante del diablo es una
Mientras tanto el representante gana buen dinero y, puesto que empresa casi imposible, y mucho más a una persona que se haya
tiene una capacidad no común para diagnosticar, goza de una casado con los espíritus! Mi cuerpo tiembla de espanto con sólo
posición que infunde temor e inspira reverencia. pensarlo...
Si la enfermedad ha sido causada por los hombres, él lo dirá al Este género de vida no es una "consagración" como la enten-
paciente en términos precisos, a veces especificando incluso demos nosotros, sino más bien una unión con el diablo, que va más
cuándo comenzó. Así muchos creen que los representantes del allá de la posesión común. Es una condivisión del propio ser con él.
diablo son seres divinos, porque participan de ese conocimiento
—oculto a la mayoría— que Dios tiene de nosotros. El diablo en persona sella el vínculo matrimonial y a este
agente (o a la agente) le dará cualquier cosa concediéndole osten-
¿Cómo se llega a ser representantes del diablo? No me es fácil tar cualquier género de signos y de prodigios.
hacer alusión a los varios motivos personales, por tanto me limi- El día del consentimiento, al neófito que se haya adaptado a
taré a describir las personas que corresponden a esta precisa las condiciones indispensables se le dice que permanezca en
definición, dejando aparte las que parece hayan recibido un man- espera, durante la noche, de un mensaje del diablo. Durante la
dato por parte de los espíritus de su clan para ser ministros de las noche es cuando aparece el diablo bajo distintos aspectos.
propias familias. Puede llegar provisto de una vara para indicar que dicha
Tampoco hablaré de los que se inscriben en el club del diablo, persona será maestro o predicador. A la misma persona también le
sino más bien de los que comparten con ostentación "sus" poderes podrá dar el poder de elegir textos bíblicos adecuados para la
con otros. predicación (como lo hizo el diablo cuando tentó a Jesús en el
desierto) y darle vestidos blancos y raíces —los símbolos del
Para compartir los poderes del diablo, determinados indivi- curandero muy conocidos al instructor.
duos tienen que liberarse de lo que el maestro del ceremonial Al día siguiente, el neófito tendrá que explicar al instructor
indica como un espíritu incompatible con "su" espíritu. qué sucedió durante la noche y entonces se le indicará a él (a ella)
Se reza sobre el paciente, se le pide que se aisle, se le dan su específica vocación y su papel como agente del diablo.
sustancias excitantes que debe tomar poco a poco —"antes de que
las moscas empiecen a moverse (es decir, antes del amanecer) y No es necesario que crean en la hechicería. La hechicería es
después que hechiceros y hechiceras se hayan ido a dormir". (Los más que la magia, que a menudo se toma como un espectáculo o
tiempos son importantes. En efecto, se cree que hechiceros y un pasatiempo.
hechiceras, yendo a hechizar a la gente, pueden neutralizar el La hechicería es algo oculto, pero real. Por esto ustedes deben
efecto de las medicinas). darse cuenta de cómo, por lo general, los africanos —y no sólo los
Normalmente el representante del diablo es una persona soli- africanos— viviendo en su propio mundo, pueden influir en otros
taria; se alimenta con comidas muy precisas escogidas por los seres humanos y hasta perjudicarlos.
130
131
En donde los hechiceros y hechiceras ejercen su poder, allí Aunque una persona haya sido débil (antes de convertirse en
también la Iglesia podría ser eficaz usando el poder de Cristo. curandero o curandera), estén seguros que será obedecida por sus
Cuando Jesús dijo que los que predicaran el evangelio no clientes, porque está en contacto con los difuntos.
serían envenenados y, aunque lo fueran, el veneno no les causaría En todo caso, yo creo que algunos de estos curanderos están
ningún mal (cf Me 16,18), quería decir que el poder del diablo no ciertamente bajo la influencia de satanás: pueden curar una
está por encima del poder divino, y este poder lo dejó en herencia a enfermedad, pero frecuentemente no logran expulsar los espíritus
sus seguidores y fieles. malignos. En realidad, éstos no hacen sino aumentar el número de
Si los hechiceros y hechiceras pueden perjudicar a distancia a las víctimas de la posesión.
las personas, esto significa que los seguidores de Cristo pueden Por otra parte, el "curandero espiritual" sigue siendo un
ayudar a las personas a distancia, como lo hizo Jesús cuando curó misterio.
al siervo del centurión (cf Le 7,1-10). El desarrolla su trabajo bajo el control constante de los espíri-
Es un mundo de los espíritus y, cuando se les pregunta a los tus. El modo como predice el futuro y revela los hechos acaecidos
espíritus dónde viven, usando las mismas palabras de san Pedro, en la vida del paciente, le asegura a este último haber llegado al
contestan que "ronda buscando a quién devorar" (1P 5,8). Con la lugar justo para la curación, le prescribe las medicinas necesarias:
mirada no dirigida hacia Dios, sino hacia abajo, declaran guerra a en todo esto hace de él un "grande" hombre.
los "hijos de los hombres". El método usado es excelente y es el de infundir temores en la
Ellos dicen abiertamente que viven en el aire, a veces localiza- mente del paciente: si el curandero es capaz de revelarle las
dos en los valles, en las montañas y en las aguas. En efecto, san circunstancias de su vida, significa que el paciente está bajo su
Pablo habla de satanás como del "el príncipe del imperio del aire" control y que, si el curandero le dice "tú morirás", morirá
(Ef 2,1-2). A menudo aluden también al hecho de ser quemados, realmente.
de ser muy numerosos, de odiar a los seres humanos y querer su El "curandero espiritual" no puede narrar los hechos relativos
perdición. a la vida de una persona sino cuando está en la condición de
Los espíritus malignos "errantes" son esencialmente trance: entonces es el espíritu maligno el que habla por medio de él
destructores. y que lo usa, pues ha aceptado ser su agente para engañar a los
En general se trata de demonios, de espíritus de los ángeles seres humanos.
malos, pero también de los espíritus de los antepasados enfadados El "curandero espiritual" —que puede ser cualquier persona
o en busca de venganza, que tenían tendencias no buenas en el elegida por el espíritu independientemente del grado de
momento de dejar la tierra (y que siguen vengándose de los vivos instrucción— a más de infundir temores, goza de grandísimo
causando enfermedades y hasta la muerte). respeto.
Estos espíritus errantes causan desgracia, incomprensiones y
muchas otras calamidades en las familias, porque ven en los vivos En nuestro lenguaje eclesiástico el ritual del culto a los espíri-
su fracaso y hacen todo lo posible para hacerlos precipitar en el tus no debería definirse "danza", sino más bien "ritual litúrgico de
mal. No raramente los espíritus han controlado a muchos cristia- los espíritus".
nos excepcionales impidiéndoles orar, porque no quieren que se En efecto, el que danza, como sucede en este contexto, no se
crea en la bondad de Dios; y han inducido a otros a convertirse en divierte, porque cumple una orden inderogable.
curanderos: es decir, a ser poseídos por ellos mismos. Cuando los espíritus ordenan que la víctima tiene que levan-
Una vez aceptado el ofrecimiento, los espíritus prometen a tarse y danzar, el hombre (la mujer), aunque esté mal, tiene la
estas personas que les trasmitirán el conocimiento de las medici- obligación de cumplir la orden, pues se trata de una llamada al
nas. De hecho,esas personas "sueñan" las medicinas o las raíces culto que se les debe.
específicas para curar determinada enfermedad. Los espíritus son soberbios: sienten gusto al dominar a los
133
132
seres humanos, les gusta hacerse admirar, así que los atraen Estas personas no soportan que se las llame "diablos", aunque,
prometiéndoles que, con la danza, se curarán. En realidad, las en realidad, son sus representantes; y les falta fe, no por ignorancia
víctimas siguen sufriendo. de las Escrituras, sino más bien por haber elegido libremente
Hay danzas a los espíritus aprobadas por la comunidad: éstas convertirse en auténticos discípulos del diablo, cuyo culto
son las danzas tribales que se distinguen de la danza espiritista de promueven.
la que hablo.
Las danzas a los espíritus de los antepasados tienen un ritual
establecido en gran parte, mientras que quien danza en trance
sigue el ritmo impuesto por los espíritus.
Permítanme que les explique: mientras danzan, las personas
rebotan desde la tierra hasta el cielo raso y de nuevo hasta el suelo,
quedando ilesas. Con cuchillas especiales se hacen cortes en
varias partes del cuerpo sin que salga sangre de las heridas (de las
que, en todo caso, no quedan huellas al final de la danza).
Según los relatos de los testigos oculares, estas personas engu-
llen fuego, destrozan un pollo crudo y lo devoran, beben la sangre
de un becerro moribundo y comen carne cruda de cabra.
Semejantes cosas no pueden hacerse sino durante la danza de
los espíritus. Sin embargo, la víctima puede devorar carne cruda
incluso cuando los espíritus la vuelven a colocar en la condición de
trance o cuando se le recuerda la autoridad que tienen sobre ella.
La danza de los espíritus es artística, pero no se enseña.
La mujer, que en una provincia de Zambia danzaba la danza
de los Kasai, no era de Zaire; y la otra, que cantaba estupendos
himnos religiosos, era una malawiana: nunca había estado en
Rusia y su voz era la de un hombre.
También es difícil creer que la que hablaba amarico (una
lengua etíope) fuese una zambesa, pero poseía los espíritus prove-
nientes de Italia y de Etiopía, los cuales llevan consigo sus cos-
tumbres y sus danzas características.
Imposible describir con cuánta habilidad se mueve el cuerpo
en casos semejantes, porque quien danza es un ser humano, pero
quien dirige la danza es un espíritu.
¿Basado en qué principios el hombre de hoy rehusa creer en
Jesucristo?
Si el incrédulo sigue haciendo del creyente en Cristo un haz-
merreír, no sería falta de caridad aplicarle las mismas palabras de
Jesús: "Eres un mentiroso, porque el diablo es tu padre" (cf Jn
8,44).
134
135
Los que fueron inspirados a escribir de teología en cierta
época creyeron poder dar una respuesta a todos los interrogantes
relativos a la salvación de la humanidad, desde los comienzos
hasta el día del juicio universal, pero ninguna mente humana
puede concebir los planes que Dios tiene sobre toda la humanidad.
La hechicería Es cierto que un profeta vive en el propio tiempo y prevé el
futuro, pero su profecía no incluye los detalles relativos al
ambiente en el que se realizará. El profeta predice las circunstan-
cias futuras, tal como se le presentan y como las ve suceder en su
visión; es, pues, limitado en sus pronunciamientos.
Algunos filósofos y teólogos del pasado manifestaron la ten-
dencia a no ver más allá de las áreas pertinentes a su lógica y
teología. El resultado es que nosotros, que hemos sido sus discípu-
los fieles, hemos vivido compartiendo la misma estrechez mental.
Habiendo ellos monopolizado filosofía y teología, también nos-
otros hemos asumido una posición análoga en la sociedad, sin
considerar otros valores existentes fuera de este ámbito.
J--/ebido al misterio que en-
A pesar de las dudas que filósofos y teólogos expresan sobre la
vuelve cualquier práctica de hechicería, el llamado "mundo civili-
falta de lógica en los hechos relativos a la hechicería, y el rótulo de
zado" niega desde afuera su existencia.
"magia negra" que por consiguiente se le aplica a la hechicería
Por muchos lados se trata solamente de un pretexto. Los que por los teólogos, nosotros queremos afirmar que la hechicería
hacen de la lógica su metro para juzgar lo que es justo y lo que no existe.
lo es, tienden a acantonar la realidad de la hechicería como algo
que ofuscaría el lincamiento de sus razonamientos. La hechicería es el poder de perjudicar a los seres humanos,
Ellos rechazan todo lo que parezca llevar a conclusiones poder que tienen personas que parecen inocentes y que permane-
apresuradas o que se base en un razonamiento más rápido que el cen desconocidas fuera de su círculo.
de ellos. Un hechicero, una hechicera viven en una comunidad y se
Queriendo respetar la razón, evitan cualquier discusión que no comportan normalmente en toda actividad. Ambos están vincula-
tenga un punto de partida, una premisa, una parte intermedia. dos por juramento a no revelar a nadie, sino en su estrecho ámbito,
Para estos "hombres maduros" pertenecientes a los ambientes lo que poseen o hacen.
intelectuales, el ser humano es más mente que espíritu y la hechi- La hechicería es la religión del mal. Consta de una introduc-
cería no existe. ción (o presentación), de un noviciado (o iniciación) y de una
aceptación final.
Es lamentable constatar que, incluso en la Iglesia, haya Este mundo está dividido en sectores particulares, en los que
habido personas semejantes, que han monopolizado los dones de pueden obrar exclusivamente algunos círculos o asociaciones de
Dios (o por lo menos eso creen). En realidad, por su naturaleza, hechiceros y hechiceras.
Dios no puede ser monopolizado por nadie. De la misma manera Las personas que, como ustedes, llevan una vida normal defi-
como no puede añadir una pulgada a su estatura u ordenar a Dios nen el campo de acción de la hechicería "mundo subterráneo".
que aumente una pulgada a la estatura de su vecino, el hombre no
puede impedir a Dios que les haga bien a las personas elegidas por En el sentido estricto de la palabra, un hechicero (una hechi-
él. cera) es una persona que tiene el poder —y es un poder grande—

136 137
de usar lo que comúnmente se llama "magia negra". En otras
palabras, ambos son discípulosfielesdel diablo, del cual compar-
ten sus poderes destructores, que es su verdadera naturaleza. Son
nada menos que el "diablo encarnado".
La moralidad no existe para los hechiceros y hechiceras,
porque se comportan de tal manera que van siempre contra todo lo
que viene de Dios y que es de naturaleza religiosa.
Un espectáculo
Habiéndole pedido a Dios que les cierre su paraíso y conven-
cidos de que "su" reino está aquí sobre la tierra, gozan ejerciendo horrible
—ilimitadamente— un extraordinario poder sobre los otros
hombres.
Matan a su misma descendencia, cometen incestos, torturan a
los otros seres humanos hasta el último grado.
Hechiceros y hechiceras van contra todo lo que es sancionado
por usos y pactos sociales, que tácitamente es aceptado por la
tradición, sólo para demostrar que están por encima de cualquier U ^ e realizan las cosas predi-
orden existente sobre la tierra y para manifestarle a Dios que chas por los diablos? Sí, se realizan.
pueden vivir aunque rebelándose a él. Pueden narrar lo que sucede o sucederá en una comunidad y
Hechiceros y hechiceras raramente se someten a una oración amenazar que harán determinadas cosas contra quien los está
de curación que las transformaría en personas capaces de temer a expulsando. Yo permanezco en calma y les digo que la vida está en
Dios y de respetar sus leyes; ésta es la razón por la cual en su las manos de Dios y que, por consiguiente, su presunta víctima
constitución, generalmente heredada, optan por el poder del vivirá.
diablo. Un día, mientras estaba luchando contra ellos en una mujer
Por el contrario, el diablo vive en las personas —poseídas por poseída, me dijeron: "¿Quién eres tú? ¿No sabes que tenemos el
él— como un parásito, tanto que estas últimas, en su gran mayoría, poder de levantarte del suelo?".
están constantemente en busca de exorcistas. Sienten dentro de sí Yo di por seguro que no lo lograrían, luego les pregunté:
algo o alguno del que deben desembarazarse. Sobre todo poseen "¿Quiénes son ustedes?". La respuesta fue: "Yo soy el diablo.
todavía un elemento de libre arbitrio y son penosamente conscien- ¡Esta es mía y no me iré de ella!". Y descaradamente volteó hacia
tes de su estado. mí a la paciente contorciéndole la cara hasta hacerla volver cón-
cava: los ojos empujados hacia atrás, la frente y la boca como si
tuvieran que ser dobladas juntas y unidas... ¡Un espectáculo horri-
ble! Conmigo estaban en el cuarto un hombre y una mujer a los
que les habían pedido que me ayudaran con el rezo del Rosario
—cosa importantísima en momentos tan cruciales en la vida de los
poseídos—.La potencia de la voz del diablo y el tono de su
rechazo: "¡Ésta es mía y no me iré de ella!" los llenó de pánico.
Uno de ellos no tenía la camándula y, cuando la otra encontró la
suya, ambos la rompieron en el intento afanoso de encontrar un
lugarcito en donde rezar.

138 139
¡Ver al diablo bajo el aspecto humano es un espectáculo
Nosotros diríamos que, si es difícil para un hombre rico entrar
horrible! En esa ocasión fui ayudado por las oraciones de las dos
en el cielo (puesto que no le es permitido pasar por el sutilísimo ojo
personas caritativas, mientras expulsaba la "fea criatura". Ahora
de una aguja), es igualmente difícil a un hechicero y una hechicera
la mujer es una belleza en sus aspectos normales.
pedir perdón a Dios por todo el mal que han cometido.
A veces el diablo hace declaraciones, pero no deberíamos Los espíritus malignos, que los siguen en todo lo que hacen, les
basar nuestras acciones sobre sus fortuitas profecías, que le darían impedirán aceptar la gracia de Dios con el fin de convertirse.
a él la posibilidad de convertirse en nuestro habitual informador y Muchas personas distinguidas han hecho préstamos al diablo
consejero. Él profetiza siempre en ventaja suya. que les prometía multiplicarlos de tres a diez veces (lo que consti-
Algunos exorcistas cristianos se han considerado enriquecidos tuiría de por sí un milagro económico de primer orden), consig-
por los conocimientos obtenidos a través del diablo durante el nando a sus representantes el dinero que poseían y obteniendo en
exorcismo, olvidando incluso que estaban obligados a cumplir su cambio la promesa de recibir diez veces más.
deber: el de expulsarlo de la persona poseída. Después, para algunas de ellas, el día de la recolección no
Hay que mantenerse calmados al escuchar sus profecías. llegó nunca; otras vieron sólo un comienzo que les dio esperanza,
Algunas después resultan auténticas mentiras; pero, cuando pero que no continuó.
alguna vez el diablo se jacta de hacer el mal, lo puede hacer
realmente; entonces nosotros no debemos permitirle usar a los Cuando vienen a hablarme de su vida, ciertas personas ni
posesos como él quisiera. siquiera lejanamente logran imaginar que el diablo las pueda dejar
Los posesos se echan por el suelo, se arrancan los cabellos, se en paz.
arrastran sobre el pavimento, encorvan el estómago como si fue- Me confían: "Hemos ido demasiado lejos. Hemos conversado
ran serpientes. con los muertos; nos hemos sentado sobre sus tumbas y hemos
Un día el diablo me mostró cómo "ellos" podían desviar un visto seres humanos bajo forma de espíritus blancos... ¿Está real-
exorcismo infligiendo en el mismo instante un ataque de epilep- mente convencido de que Dios pueda voltear la medalla y consi-
sia al poseso. Lo hicieron tan inesperadamente, que no tuve el derarnos de nuevo sus hijos predilectos?".
tiempo de prevenirlo; en todo caso hice volver a la víctima a la Yo les aseguro que Dios los acogerá y que les ofreceremos una
normalidad. protección divina particular.
Es cierto que habían ido demasiado lejos... La ambición de
El diablo, los hechiceros y hechiceras tienen una idéntica volverse ricos no es reprochable en sí, pero hay que aspirar a ello
filosofía. "Nosotros somos por naturaleza destructivos" declara- con medios lícitos. ¡Si uno se sirve de la ayuda que viene de los
ron. "Nuestra finalidad no es la de hacer el bien a los seres infiernos, las consecuencias serán realmente tremendas!
humanos". Los corazones de piedra de ciertas autoridades africanas no
Sobre este punto los diablos, los hechiceros y las hechiceras encuentran oposiciones en la vida pública y entre los amigos.
son muy claros. Además, afirman: "Nosotros odiamos a todos los
Al encontrarse, se acogen el uno al otro con la alegría de los
que aman a Dios y queremos atraer hacia nosotros el mayor
hechiceros, cuyo ritual incluye el mal como condición indispensa-
número de personas". ble para el ejercicio de su profesión.
Y más todavía: "Si sólo supieras cuántos daños causamos a los
hombres, entenderías también el por qué de tantos sufrimientos de Me es difícil comprender la actitud hacia la vida de estos
ellos. Nosotros curamos a los mismos a quienes hemos atacado y asesinos secretos... En todo caso, estén seguros de que, en el
lo hacemos no porque los amemos, sino únicamente por nuestro momento justo, Dios tendrá todo delante de sí y los obligará a
pagar, hasta la última gota de sufrimiento, por el mal causado a los
prestigio personal".
demás hombres. '
140 141
¿Somos vigilados a distancia? En cualquier situación en que Poco a poco éste perderá el apetito y, cada vez que satisfaga su
nos encontremos, Dios está a nuestro lado. deseo de alimento, vomitará y se enfermará de nuevo. Los espíri-
Lo que necesitamos es algo más que una simple fe abstracta: tus pueden aparecer en varias formas —durante los sueños noc-
¡es fe viva! turnos o cuando el paciente está en trance—. Viviendo según las
Durante mucho tiempo satanás se reservó el honor de ser órdenes de los espíritus, éste finalmente morirá.
considerado inteligente, obrando de tal modo que muchos de Al demonio no le importa nada: usa sus poderes sin prelimina-
nosotros lo hayamos considerado tan inteligente que no podemos res, tan pronto se presenta en la escena. Hechiceros y hechiceras
reconocer las varias tácticas que usa en su obra de destrucción mandan antes un sortilegio, después obran, pues "se les facilita
entre el pueblo de Dios. convertir a las personas en juguetes" como se usa decir entre
Actualmente miles de personas, que han tenido que habérselas nosotros. Los motivos de ambos son malvados. Generalmente las
con él y con sus representantes, han puesto por escrito sus personas saben cuando los espíritus malignos las ponen en trance;
experiencias. pero, si están completamente bajo su control, ya no recuerdan lo
Es difícil establecer quién es el que vigila y quién el vigilado... que dicen o hacen.
No subvaloramos el poder de satanás, pero es muy inferior al Se puede distinguir con facilidad los sortilegios que vienen de
poder de Jesús, nuestro salvador y Señor. las dos fuentes: del diablo, por una parte; de los hechiceros y
De aquí la advertencia del Concilio Vaticano II: "De hecho, la hechiceras, por otra (pero se necesitaría mucho tiempo para acla-
historia universal se viene a reducir a una dura contienda contra rarlo y no serviría para nuestra finalidad).
los poderes de las tinieblas: batalla que, empezada desde el princi- Es fácil pronunciar la palabra "trance", difícil explicar su
pio del mundo, se prolongará hasta el último día, según un aviso contenido.
del Señor. El hombre, por consiguiente, inmerso en esta batalla, El yoga pone en la condición de trance algunas personas y los
tiene que combatir continuamente para seguir el bien, y no puede cultos de Haré Krishna, del culto Gurú Maharaj, de Brother Julius,
obtener la concorde unidad dentro de sí mismo sin gran trabajo" de Sun Myung Moon, de "La Misión de la Luz Divina", de la
("Gaudium et Spes" sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo, "Divina Unificación" —y de muchos otros—, tienen la pretensión
n37). de hacer lo mismo, convencidos de haberlas puesto en contacto
Tengo que ser claro con mis hermanos zambeses y decirles con lo sobrenatural.
que, si tienen miedo a los hechiceros y hechiceras, deberían temer- ¿De qué clase de trance se trata? Lo que hemos dicho de la
les más a los espíritus, que son mucho más fuertes. Iglesia de los espíritus es lo que podríamos decir de cada uno de
Los espíritus son demonios que obran junto con los que se han estos cultos: son el producto de una sociedad espiritualmente
perdido, arrancando hombres y mujeres de las manos de Dios (que vacía, que adora los bienes materiales y el progreso intelectual.
los reclama suyos, porque dio su vida por ellos). A través de esta experiencia los jóvenes son elevados a un
La meta, deseada por los espíritus, son los seres humanos. De mundo "suyo" que ellos llaman "libertad", mientras pierden al
varias maneras les prometen muchas cosas e inducen a la desespe- mismo tiempo el sentido del pudor, de la benevolencia, de la
ración a los que las rechazan; o los convencen de que Dios hubiera amistad y sustituyen al verdadero Dios con un "dios humano". Se
debido venir en su ayuda para liberarlos de tal o cual enfermedad ignora la autoridad de los padres de familia, porque "ellos no
desconocida. saben, todavía no han llegado allá".
Poco a poco la presencia de Dios se va desvaneciendo de la Sucede también en Zambia: muchedumbres de jóvenes —
mente de los enfermos, muchos de los cuales han caído víctimas de hombres y mujeres de distintas denominaciones religiosas— son
este engaño. Los espíritus también pueden matar, pero de manera acompañados en microbuses a los lugares de culto en donde se
distinta de los hechiceros y hechiceras, prohibiendo al paciente practica el trance, experiencia que no es común en sus Iglesias.
alimentarse con cerdo, carne, pez u otros alimentos.
142 143
En la práctica de los cultos a los que me he referido antes Normalmente nosotros no ejercemos un control sobre nues-
—incluso frecuente aun en los países occidentales— sucede que tras acciones. Día tras día nos movemos como autómatas anu-
los clientes son puestos en una condición permanente de "pérdida lando nuestra individualidad en una multitud, siguiendo a jefes
de sí", de lavado del cerebro. que hablan en sus plazas y a quienes la mayoría sigue sin saber por
La fe universal del mundo cristiano en la Biblia hace de qué. ¡Pero todos hemos sido creados como individuos y todos por
muchos de estos clientes fáciles víctimas de los fundadores y de los un fin! Un día tendremos que dar cuenta de todas las acciones
administradores del culto, quienes se sirven de pasajes bíblicos realizadas por nosotros individualmente, sea en el bien sea en el
atractivos para sus fines. mal.
Es cierto que la negación del yo es una de las condiciones para
alcanzar las cimas del mundo espiritual... y entonces se usa tam-
bién este medio; pero en ese caso el fin es el de debilitar tanto el
cuerpo como las condiciones de las facultades espirituales. Al
final los clientes ya no son ellos mismos, sino autómatas. Cami-
nando por las calles pidiendo limosna y vendiendo objetos para
reunir fondos, parecen valientes y capaces de afrontar las muche-
dumbres, y al mismo tiempo insultan a todos como hijos del
diablo, y se definen ellos mismos como "hijos de Dios".
¡Cómo no maravillarse ante la paciencia de Dios, que no
interviene cuando los hombres abusan de su nombre para seme-
jante mentira pública!
Se dice que estas víctimas hacen la experiencia de lo sobrena-
tural, pero lo que experimentan no viene de Dios. Ya privados de
voluntad propia, se convierten en computers, a través de los cuales
un rótulo de lo que ha sido registrado por la memoria se hace
correr gradualmente, día por día.
Resulta, por ejemplo, que los adeptos de "Los niños de Dios"
son arengados, reducidos al hambre, al agotamiento y, finalmente,
al estado típico del lavado de cerebro; son instigados a odiar a sus
padres y a obedecer ciegamente a los líderes del culto. Son reduci-
dos a este estado por medio del abuso del poder de poner en trance
a las personas.
¿Qué es el trance? Es una condición en la que los sentidos
corporales quedan inertes y los comandos de la voluntad ya no son
hechos por el organismo. A veces también la memoria, que es un
sentido interno, deja de registrar lo que sucede.
Por medio del yoga alguna persona ha entrado poco a poco en
trance hasta perder la propia sensibilidad, llegando a decir: "¡Ni
siquiera las olas del mar, durante la alta marea, han logrado
despertarme!".
144 145
¿Para encontrar allí sólo esqueletos? ¿Por qué no decidirte a hacer
de la vida religiosa tu propia historia? ¡Tú... eres la artífice de la
historia! Cada paso tuyo en la vida va en ventaja o en desventaja
de tu congregación.
La sonrisa del pecador

xJ a fealdad de una persona está


determinada por el pecado.
¡No hay belleza en el rostro del pecador! La sonrisa forzada,
que por un momento le anula las arrugas de la cara, es una
máscara que cubre su verdadera imagen.
La sonrisa le es penosa al mismo pecador y es una forma de
comportamiento social adquirido con la práctica, una máscara
que asume el color de quien la lleva. Muchísimas personas pasan
la vida divirtiéndose y mostrándose mutuamente sus rostros apa-
rentemente felices.
¡Hija, trata de entender a dónde vas! ¡No rehuyas tus pensa-
mientos! Si estás agitada y eres incapaz de concentrarte, esto
significa que tu alma está inquieta... y entonces debes saber que el
pescador echa sus redes cuando el pez se esconde en las profundi-
dades del mar... El pez no va en busca de alimento en aguas
agitadas, y Dios tampoco encuentra un angulito tranquilo en un
alma inquieta.
No fueron pocas las ocasiones en ias que Jesús deseó la paz a
los apóstoles: "La paz esté con vosotros" era el saludo que les
dirigía habitualmente, al encontrarlos, especialmente después de
su resurrección. La paz, el control de sí y no la ansiedad. Nosotros
nos inquietamos, porque permitimos que nos posean dos amos.
Hija, ¿por qué destapar las tumbas en donde no hay vida?
146 147
Hijo del Hombre no haya resucitado de entre los muertos" (cf Mt
17,9). Jesús se atrevió incluso a anunciar a sus enemigos: "Des-
truid este templo, y en tres días lo reedificaré" (Jn 2,19).
A los discípulos, que en el camino de Emaús llorando su
muerte iban desconsolados, Jesús les recordó, antes de manifestár-
En el reino seles, que el mesías tenía que sufrir "para entrar en su gloria" (cf
Le 24,26).

del exorcismo ¿Por qué no salimos demostrando abiertamente que queremos


combatir a satanás y a quien lo representa? No ha habido nunca
una época —después de la bajada de Cristo sobre la tierra o su
ascensión al cielo— en la que satanás no haya existido.
Jesús vino precisamente para combatirlo y para reconquistar-
nos, arrancándonos de él. Finalidad de todos los beneficios obte-
nidos por Jesús en favor nuestro, era la de garantizarnos que él
había vencido a la muerte, al pecado y a satanás.
Al mismo tiempo Jesús nos dio todos los medios para hacer lo
l~Ja Iglesia cristiana recibió de mismo, con tal que imitásemos su vida y la reprodujésemos en
Jesucristo el poder de combatir al maligno y a sus representantes: nosotros. Jesús quiere que también nosotros, por cuenta propia,
Cristo tiene ese poder permanentemente, sus discípulos por logremos vencer el pecado, la muerte y a satanás, y nos garantiza
delegación. la victoria con estas palabras que él les dijo a los apóstoles:
Jesús era un elemento de perturbación en cualquier comuni- "Vosotros estáis ya limpios gracias a la palabra que os he anun-
dad en donde hubiera posesos. Los diablos reaccionaban y, a ciado. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el
veces, confesaban su divinidad: "¿Qué tenemos que ver contigo, sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la
Jesús de Nazaret?... el santo de Dios" (Le 4,34). vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid;
Jesús disturbó incluso a Herodes: "Llegó a enterarse el rey vosotros los sarmientos. El que permanece en mí como yo en él,
Herodes, pues su nombre se había hecho célebre. Algunos decían: ese da mucho fruto; porque separados de mino podéis hacer nada"
"Juan el Bautista ha resucitado de entre los muertos y por eso (Jn 15,3-5).
actúan en él fuerzas milagrosas" (Me 6,14). Si hemos vivido fielmente en la viña del Señor Jesús, no
Cuando Jesús se transfiguró en el Monte Tabor los tres apósto- deberíamos tener miedo del enemigo, menos aun de nombrarlo.
les Pedro, Santiago y Juan estaban "fuera de sí": cayeron en trance Satanás existía aun cuando Jesús vivía sobre la tierra. Leamos:
(llamado éxtasis) experimentando dentro de sí una extraordinaria "Había en la sinagoga un hombre que tenía el espíritu de un
alegría al contacto con lo sobrenatural (Me 17,6). demonio inmundo, y se puso a gritar a grandes voces: "¡Ah! ¿Qué
Sin lugar a dudas la resurrección de Cristo es la victoria sobre tienes tú con nosotros, Jesús de Nazaret?... Jesús entonces lo
la muerte, sobre el pecado, sobre satanás. conminó diciendo: Cállate y sal de él. Y el demonio, arrojándolo
en medio, salió de él sin hacerle ningún daño. Quedaron todos
En los evangelios no hay un hecho tan evidente como la
pasmados, y se decían unos a otros: ¡Qué palabra ésta! Manda con
resurrección. autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen" (Le 4,33-36).
Jesús mismo la había anunciado mucho tiempo antes de ser ¿Qué entiendo decir entonces por "espíritus interferentes"?
crucificado. En el Monte Tabor, Jesús les ordenó a Pedro, Santiago Quiero decir que la palabra en cuestión es "interferencia" y que el
y Juan que no revelaran a nadie la experiencia vivida, "hasta que el
148 149
ejemplo más manifiesto de la interferencia del diablo es el que se espíritus señalan la enfermedad que sufre una persona y descono-
encuentra en la "parábola de la cizaña". cen lo que no es de su responsabilidad.
El campesino siembra el trigo... y Jesús hace resaltar la sor-
A la pregunta: "¿Por qué engañan a los seres humanos asegu-
presa de los siervos cuando se dan cuenta que con él crece también rando poderlos curar, cuando ustedes mismos son los que los
la cizaña sembrada por la noche por el "enemigo"; informan al hacen enfermar?", generalmente contestan: "Si ellos siguen nues-
amo y éste les dice: "Dejad que ambos crezcan juntos hasta la tras instrucciones, algunas enfermedades son curadas".
siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged
"Pero, ¿por qué causan las enfermedades, si después las
primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo curan?". "¡Porque así ustedes se dan cuenta de que somos
recogedlo en mi granero" (Mt 13,24-30). inteligentes!".
El diablo, como sucede en esta parábola, siempre interferirá La "Iglesia de los espíritus", como hemos visto, es un medio
en los medios de salvación a disposición de una multitud ilimitada para obligar a las personas a no frecuentar más su Iglesia y para
de personas. persuadirlas a desembarazarse de la fe que tienen en el poder de
Hoy mucha gente es tan "civilizada" que no siente ningún Jesucristo.
remordimiento por el pecado cometido y considera la oración La responsabilidad de todo esto hay que atribuirla en parte a
como algo infantil. "¿Por qué dirigirse a una persona descono- las Iglesias cristianas, que se han ocupado de especulaciones
cida?" dicen. Y, si son católicos, se rebelan contra el Rosario. teológicas y de dogmas y que, en el mundo actual, no invocan
Incluso algunos sacerdotes lo consideran una ilógica repetición de nunca a Cristo como una "persona" que vive en medio de su
palabras y prefieren sustituirlo con una breve meditación sobre un pueblo.
texto de la Sagrada Escritura. Para muchos cristianos Jesús es aquel que los espera en las
Pero si seguimos negando la causa de un mal —como el puertas del paraíso para coronarlos después de una buena muerte.
diablo— ¿cómo podremos explicar la decadencia moral en el Hoy Jesús no es visto o sentido de manera experimental y este
mundo? ¿Por qué habría de lamentarse por lo que está dentro de la Jesús, distante de la vida de los cristianos, es la causa de la
normalidad? Algunos de nosotros, que realmente tenemos que manifestación de los poderes del diablo y de sus representantes.
habérnoslas con los espíritus malignos, conocemos su agudeza Numerosísimos cristianos no se han preguntado todavía si en
para disturbar el orden inserto en nuestra existencia cotidiana. realidad han aceptado a Jesús como persona que está con ellos en
"Entre tú y nosotros habrá guerra. Habrás notado que nosotros cualquier parte en donde se encuentren, y que puede ser invocada
usamos también lo que tú usas". en cualquier momento del día y en cualquier circunstancia de la
"Nosotros también invocamos a Dios. Nosotros también vida.
rezamos".
"Los que usan la Biblia creen que nos pueden expulsar, pero ¡Cuántas veces hemos exclamado con convicción: "Aquí está
no lo logran". el dedo de Dios! Yo no sabría decir qué fue lo que determinó un
"Nosotros conocemos más enfermedades de las que conoces cambio semejante en este hombre (en esta mujer) después de las
pocas palabras pronunciadas en el confesionario".
tú".
Miles de almas han encontrado el camino del regreso a Dios
Los espíritus no niegan que son perversos y confiesan: "Sí,
en los breves momentos en los que confesaban sus pecados a un
nosotros decimos mentiras, somos inteligentes, atormentamos a
sacerdote. Aunque la fórmula usada en el sacramento de la confe-
los seres humanos. Son muchos los que creen en Dios, pero no
sión no expulse inmediatamente al demonio, la alusión a la libera-
dejaremos de atraer hacia nosotros a los que más podamos".
ción de los pecados, es una auténtica práctica de exorcismo.
Preguntados, a veces, que señalen qué enfermedades causan
En la antigua fórmula se encontraban dos elementos impor-
en determinada persona, responden: "Aquí... y aquí... y aquf'. Los
tantísimos de exorcismo. El primero: "Dominus Noster Jesús
150 151
Christus te absolvat" (Nuestro Señor Jesucristo te libere) tenía, en
realidad, un significado muy profundo: "Nuestro Señor Jesús te
desenlace (o te desligue)", con tal que el penitente esté íntima-
mente consciente de ello. El segundo elemento hacía al sacerdote
consciente de su papel de ministro de Cristo. El se apoyaba en la
autoridad de Cristo y terminaba liberando al penitente en nombre
de la Santísima Trinidad: "Et ego autoritate sua te absolvo a
Diplomáticos
peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti. Amén".
Los que formulaban esta oración —de liberación de los pecados—
comprendían que la batalla contra los poderes de las tinieblas hay
espirituales
que vencerla junto con Cristo, y no por sí solos.
En el sacramento del bautismo muchos sacerdotes han expe-
rimentado en numerosos adultos bautizandos la inmediata reac-
ción debida a la presencia del maligno y de su secta.
Muchas veces, a algunos catecúmenos les sucedió que tem-
blaban y caían por tierra al recibir el bautismo.
Hasta las personas comunes consideran estos signos como X Aoy en día el miedo al "ene-
auténticas liberaciones de espíritus malignos. migo" se considera de por sí superstición y esto ha hecho que
Según el ritual usado en el pasado, el sacerdote repetía la algunos sacerdotes se hayan convertido en "diplomáticos espiri-
fórmula de exorcismo más de tres veces, dirigiéndose contra el tuales" aceptando, en cierto modo, coexistir con el "enemigo"
diablo con palabras muy precisas. Además, reconfirmaba el exor- —el diablo—.
cismo por medio de la confesión pública de los bautizandos de Ellos aseguran que el diablo no existe y, si se afirma lo
querer seguir a Jesucristo: "Rechazo a satanás, a todas sus obras y contrario, dicen a los posesos que en realidad no existe.
pompas" y por medio de la declaración de fe en la Santísima Entonces, según la lógica, la verdad sería ésta: "Creo en Dios,
Trinidad, en la Iglesia católica y en la comunión de los santos. en Jesucristo, en el Espíritu Santo, pero no en la existencia de
En estos dos sacramentos —bautismo y penitencia— el sacer- satanás" (que hizo tan difícil la vida de Jesús cuando estaba sobre
dote tiene el poder de liberar a las personas de los espíritus la tierra).
malignos, en virtud de su ordenación. Comprobando la fuerza del mal, manifestada en las acciones
perversas de una multitud de personas, no podemos menos de
creer en la existencia de una fuente que efectivamente engendra el
mal: es decir, el diablo.
Jesús dijo a sus ministros: "Si el mundo os odia, sabed que a mí
me ha odiado antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo
amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, porque yo al
elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo" (Jn
15,18-19).
Los diplomáticos religiosos no quieren ser odiados por el
mundo; he aquí por qué evitan lo que lo disturbe negando al mismo
tiempo los plenos poderes que Jesús les dio para vencerlo.
152 153
El mundo, del que hablamos, es el "enemigo" de Cristo. En ¡En la Iglesia cuenta Jesús! Jesús es el "Alfa y la Omega, el
este contexto "ser del mundo" significa pertenecer a un grupo de principio y el fin" (Ap 21,6). Jesús es el "camino, la verdad y la
personas "llenas de malicia y de soberbia" (cf Rm 1,28 ss) —a los vida" (Jn 14,6). El es el hombre para nuestro tiempo, el hombre
representantes del diablo—, por tanto, al mismo diablo. para nuestra cultura. ¡Jesús es el piloto de la Iglesia! Jesús tiene
Además, Jesús afirma: "Si no hubiera venido y no les hubiera muchos modelos de aviones, aptos en toda época para el servicio a
hablado, no tendrían ningún pecado; pero no tienen excusa por su las comunidades en todas las partes del mundo.
pecado" (Jn 15,22). Con esto quiero decir que los enemigos de Si los ministros de la religión se aplican a sí mismos la defini-
Cristo son reales y no imaginarios y que el sacerdote debe empe- ción de "alter Christus", no deberían dudar de invocar a Jesús en
ñarse en combatir el mal existente en el mundo, el cual impide a cualquier momento en el desarrollo de su ministerio. Hoy, permí-
los seguidores de Cristo crecer en la madurez espiritual. taseme decirlo, muchos ministros aprietan botones eclesiásticos, y
aprietan los equivocados, porque están todavía usando el poder de
"Yo soy un simple instrumento de Cristo". Jesús naciente: usan el poder del niño Jesús. ¡Naturalmente él era
"Los pecados de presunción son abominables a los ojos del un niño extraordinario... visitado por los "grandes" de Oriente,
Señor". asistido por los ángeles en el momento de su nacimiento y digno de
"No puedo invocar a Jesús cuando sé que me estoy sirviendo nuestra más grande admiración... pero era un niño!
de él para mis intereses personales". Y entonces déjenme decir de qué Jesús hablo: "Sucedió que,
"En el mundo de hoy debemos saber con certeza cuál es el yendo de camino, cuando estaba cerca de Damasco, de repente lo
espíritu que nos impulsa a obrar. Se requiere espíritu de rodeó una luz venida del cielo, cayó en tierra^ oyó una voz que le
discernimiento". decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El respondió: ¿Quién
Se trata de principios muy válidos que, en verdad, justifican eres, Señor? Y él: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero leván-
aparentemente la renuncia, por parte de los ministros que los han tate, entra en la ciudad y se te dirá lo que debes hacer" (Hch 9,3-6).
expresado, a usar el poder de Jesucristo en su ministerio; en todo Aquí ya no se trata del niño Jesús, sino de una persona adulta,
caso yo no creo que reflejen siempre la verdad. responsable, a la cabeza de su Iglesia, preocupada por lo que se le
Escuchando a estos sacerdotes, se da uno cuenta de que la hace y con el poder de tratar a sus enemigos del modo adecuado.
causa de su falta para obrar en el nombre de Jesús está en relación Jesús, que transformó a Saulo, perseguidor de su Iglesia, en un
con algunas motivaciones personales. grande evangelizador, puede obrar cambios importantes también
En efecto, ellos desarrollan su ministerio según un esquema hoy.
fijo que conocen muy bien, como si hubieran hecho un curso de Lo que nosotros debemos hacer hoy es apretar el botón justo, y
pilotaje y aprendido a estar en posición ante los cuadros de he aquí que Jesús está listo a poner la dirección justa.
comando del aéreo, listos a apretar el botón preciso en el momento
justo. Observando cualquier maniobra en el ministerio de la libera-
Para poder pilotear un Boeing 747 o un D.C. 10, aparatos de ción, no quisiera formar parte de lo que yo defino "una demostra-
alto grado de especialización técnica, se requiere una preparación ción de poder".
adecuada; en cambio, en lo referente a la Iglesia, que vive en un ¿Podemos maravillarnos si a menudo ciertos ministros sola-
tiempo determinado y que tiene que ver con personas cuyos mente han molestado a los espíritus malignos en vez de expulsar-
comportamientos respecto de la vida absuelven las necesidades los? En este caso la advertencia que hace Maquiavelo en "El
del ambiente, las ideas comunes y corrientes, los elementos muda- Príncipe" —"Un enemigo ofendido y mantenido en vida otro día
bles de la cultura y las aspiraciones de la comunidad, no es es un doble enemigo"— debería hacerse propia.
importante seguir un curso para poder apretar los botones, como Los espíritus malignos, que solamente han sido disturbados,
sucede para el avión. suponen haber vencido al adversario y pueden usar las mismas

154 155
tácticas para llevar al siguiente ministro a la ira o a una pura y deben sentir la poderosa presencia de Jesús, mientras usamos su
simple exhibición de poder. ¿Entonces para qué dejarse llevar por autoridad en estos ministerios.
la ira con los posesos? ¿Para qué enfadarse con el diablo?
Olvidémonos ser "diplomáticos espirituales". Aunque usemos
Me ha desilusionado mucho, en la película "El exorcista", ver cortesías con él, satanás no nos dará un centavo por esto, y se
cómo los dos sacerdotes perdieron la batalla. Yo entendía todos burlará por nuestra falta de confianza en los méritos de la reden-
los particulares de la película (como si hubiera sido protagonista) ción y en el poder de Jesucristo.
y anticipaba las reacciones del diablo que vigilaba a distancia. Estamos comprometidos, en un auténtico tiro al blanco, con
La vida del joven sacerdote era muy distinta de lo que uno las fuerzas de las tinieblas y continuamente atraemos personas a
espera de un exorcista. Era un sacerdote moderno, y a mí me nuestro lado, arrancándolas de su poder. Nos han asegurado la
parece que era religioso sólo en el ejercicio de sus funciones. victoria, pero tenemos que saber cómo comportarnos para
Cuando se dio cuenta de la muerte del anciano sacerdote, se obtenerla.
enfureció y empezó a pegarle a la muchacha poseída. A este punto Hay quien llega a creer que satanás sufra de epilepsia cuando
el diablo entró en él, lo echó por la ventana y murió. trata de tocar a los sacerdotes y a las religiosas, pero lo cierto es lo
Claro está que la muchacha fue liberada, pero uno se pregunta contrario. Satanás está atentísimo cuando tiene que afrontar un
por qué el diablo la dejó y si lo hizo de manera definitiva. Si sí, ¿con sacerdote o una monja y ejecutar sus estrategias respecto de ellos.
base en qué autoridad lo haría? No había ninguna garantía para su Más aún, vendrá personalmente a solicitar el ataque en vez de
seguridad... En efecto, retomando conocimiento, la muchacha se mandar un espíritu menor. No se trata de un simple chiste... lo
sintió indefensa, porque los que hubieran debido acogerla en su sabemos sobre todo los sacerdotes y las religiosas. Satanás ha
nueva vida, habían muerto ambos al liberarla. Así la historia eliminado, poco a poco, a miles y miles de ellos, apoyándose en la
resulta muy incompleta. perfección de sus razonamientos, sin que ellos hayan sentido algún
remordimiento de conciencia por lo que habían cometido.
Quiero subrayar esto: como sacerdote, el joven exorcista creía Liberar de satanás a un sacerdote o a una monja no es una
en lo que hacía, puesto que se atenía al Credo apostólico y a todas empresa fácil, requiere humildad. Sólo la gracia de Dios y su
sus normas, pero no creo que creyese en la eficacia de las palabras presencia en una persona aterrorizan a satanás. ¡A través de las
de Jesús: "¡Sal de él!", por medio de los cuales Jesús ordenaba al insondables profundidades de la oración es como satanás quedará
diablo que dejara a los posesos. confundido!
Ahora, permítanme poner un ejemplo. Un carpintero necesita
conocimientos básicos para su oficio —el de los instrumentos y su
uso, el del empleo de las distintas clases de madera según \z
variedad de los artículos. Además, se exige de él que estos cono-
cimientos suyos no estén desligados de una cierta habilidad crea-
tiva, que se revelará en la belleza de los muebles que produce
(observando una silla, una mesa o un cajón los clientes podrían
saber si el carpintero conoce bien su oficio).
De un cristiano, sobre todo si es ministro de la Iglesia, debe-
ríamos esperar un resultado análogo: es decir, que su vida refleje
una fe viva. En los ministerios de la liberación y de la curación en
general es indispensable permanecer en contacto vivo y directo
con Dios. Los posesos, como también los espíritus malignos,
156 157
mentó, sino en el Señor Jesucristo, y me maravillé al saber que
también los demonios curan a los seres humanos con la señal de la
cruz.
Para tratar de atemorizarme, siguieron diciendo: "Te vamos a
hacer algo extravagante. ¡Esta paciente tuya morirá!". La cosa
Satanás es el padre extravagante fue que bloquearon mi automóvil; pero, como me di
cuenta a tiempo de lo que estaba sucediendo, pude salir sin incon-
venientes del vehículo y dejarlo a ia orilla de la carretera durante
de la mentira toda la noche. No me lo robaron.
Satanás ya no sabía qué hacerme, puesto que yo estaba prote-
gido por Jesucristo, mi rey y Señor. Durante los tres días siguientes
mi paciente se enfermó gravemente, tanto que el marido me dijo:
"A pesar de lo que me había asegurado, usted no ha podido
curarla. Hoy mi esposa está peor que antes". Le respondí: "No
dudes, tu esposa se curará". El hecho es que satanás quería asus-

FJ—/l diablo sabe cómo asustar a


tarme, pero le aseguré que la mujer, entonces seriamente enferma,
no moriría. ¡Y, alabanzas al Señor, ella no murió y vive todavía
hoy! Satanás engaña y asusta a los seres humanos de muchísimos
los seres humanos y, si él llega a alguien que no cree en Dios, éste modos.
se maravillará tan sólo de oír voces y constatar que las cosas Las revelaciones provenientes de los espíritus malignos son
dichas son sumamente inteligentes; sin embargo, no viendo a desconcertantes. He aquí por qué expulsar a los demonios no es
nadie y no creyendo en Dios, quedará perplejo y asombrado. fácil a una persona impreparada, que se asustaría si llegase a ser
Satanás manifiesta sus poderes gradualmente, por medio de reconocida por ellos. Si, además, fuese controlada por los demo-
sueños o fenómenos extraños. Muy a menudo, en el sueño, le nios, éstos obviamente tratarían de hacer resaltar su falsedad.
revela a la persona varias clases de medicinas y la engaña di- Dirían, por ejemplo: "¿Qué quieres hacer... sacarnos? ¿Tú que
ciéndole que "curar" es un servicio merecedor que hay que estás tan sometido a nosotros?". Ellos conocen exactamente la
hacerle al prójimo. Así muchos son atraídos por la idea de llegar a extensión de su reino y lo que dicen puede ser cierto —pero
ser "curanderos". Y cuando llegan a serlo, los demonios se pose- también puede no serlo—, pero al que lo escucha le será muy
sionan de ellos. difícil no creerle.
El diablo cura sólo temporalmente; si a veces lo hace de
manera definitiva, es para aumentar la confianza en el curandero, Es sabio tomar precauciones serias para expulsar los
ya incorporado en sus filas. demonios.
El 3 de octubre de 1973 tuve una conversación con tres Me sucedió escuchar que un sacerdote, de intachable reputa-
demonios ancianos, que estaban en compañía de otros dos espíri- ción, habiéndose arriesgado a hacerlo por sí solo, quedó agotado
tus de hombres malvados. Me dijeron: "Sabemos que eres un jefe. sin obtener nada. Yo creo que los demonios sabían que él estaba
Conocemos todo de ti y te informamos que habrá guerra entre tú y experimentando únicamente sus presuntos poderes sobre los
nosotros. ¿Sabes que también nosotros usamos el signo de la cruz posesos.
cuando curamos a las personas? ¡Por tanto, puedes estar seguro En Kenia me contaron que otro sacerdote había fracasado en
que te combatiremos!". el intento de expulsar los espíritus malignos, mientras los fieles
Contesté a satanás que mis poderes no tienen ningún funda- reunidos para orar sobre los posesos sí lo habían logrado.

158 159
En el ámbito del exorcismo nosotros, los seres humanos, no regeneración—, fuimos liberados de una desgraciada esclavitud, y
nos encontramos en el lugar acostumbrado, sino en el mundo de lavados de todos nuestros pecados" (Santo Tomás de Aquino
los espíritus y, con el fin de mantenernos firmes para afrontar al —De Summa Teológica— op. 57).
enemigo, tenemos que estar equipados de manera apropiada: de
aquí la necesidad de la gracia divina. Al ir sobre la luna, un mundo ¡Nosotros somos hijos de Dios y personas libres! Nuestra
inadecuado para la vida humana, los astronautas necesitan ele- libertad viene del hecho de que el pecado y la muerte ya no tienen
mentos particulares para alimentarse y respirar; igual nos sucede a la misma amenaza de aniquilamiento de un tiempo (antes que
nosotros: necesitamos una protección especial para poder afrontar Jesús viniera a salvar al mundo). Antes dominaban a la humani-
al adversario sobre nuestro mismo campo de batalla. dad, condenada a vivir en su reino, las garras del diablo; ahora ya
no existe el miedo del pecado y de la muerte. Podríamos decir con
Nuestro capitán, Jesucristo, venció a satanás y a su secta sobre san Bernardo: "¿En dónde podrá nuestra fragilidad encontrar
la cruz aceptando su último desafío: la muerte. A Cristo se le quitó descanso y seguridad, sino en las llagas del salvador? Cuanto más
la vida, pero de la muerte resurgió victoriosamente en esplendor y su poder de salvación es grande, tanto más yo estoy protegido. El
con un poder muy superior al de satanás. universo vacila, el cuerpo se sacude bajo su peso, el diablo puede
Cuando él caminó una vez más sobre el globo terrestre, sus poner todas sus trampas, pero yo no cedo porque me apoyo en una
enemigos ya no pudieron afrontarlo como antes. Abatidos en la roca sólida. Si he cometido un pecado grave, mi conciencia queda
lucha, todos cayeron a sus pies, atemorizados, aniquilados, derro- turbada, pero no pierdo ánimo, porque recuerdo las llagas de
tados. Ahora nos corresponde a nosotros caminar por el sendero nuestro Señor que "fue traspasado por nuestras ofensas". A este
trazado desenmascarando, junto con Jesús, al maligno y su secta. punto ya no hay nada abandonado a la muerte, que no pueda ser
"Jesús se acercó a ellos y les habló así: Me ha sido dado todo poder "salvado" por la muerte de Cristo. Mientras yo piense en esta
en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las medicina eficaz, las peores enfermedades no me asustarán (Sobre
gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del el "Cantar de los Cantares").
Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he La imagen que me hago de la liberación en los sacramentos
mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el del bautismo y de la penitencia, es la de una persona que, en el
fin del mundo" (Mt 28,18-20). momento de ahogarse, lanza un S.O.S. y colabora con quien acude
Tenemos que confiar en Jesús, porque él está siempre con a socorrerlo.
nosotros. Jesucristo mantiene el poder absoluto sobre la creación
La imagen de la liberación, a más de los sacramentos citados,
—en el cielo como en la tierra (cf Col 1,15-20)— y quiere que toda
es también la de una persona bajo las garras del león, que grita
la humanidad sea liberada de la esclavitud de satanás, una vez por
pidiendo auxilio. En el caso de que alguien quisiera acudir a
todas. Jesucristo tiene plena autoridad sobre satanás. Convenzá-
ayudarla, éste se vería obligado a tomar las máximas precaucio-
monos que Jesús es el "medio" para vencer la guerra.
nes. No basta tener la valentía de afrontar al león, también hay que
He aquí lo que escribe al respecto santo Tomás de Aquino: estar preparados a morir por aquel que está bajo sus garras, y hay
"Deseando hacernos partícipes de su divinidad, el único Hijo de que usar cualquier medio a disposición para no hacerlo enfurecer
Dios tomó sobre sí nuestra naturaleza de tal modo que, hecho y para impedirle que aniquile a quien se quiere liberar. He aquí por
hombre, podría hacer a los hombres semejantes a Dios. Lo que él qué estoy convencido de que muchos sacerdotes han pecado de
asumió de la naturaleza humana se convirtió en instrumento en la presunción al afrontar a los espíritus malignos fuera de los
obra de nuestra salvación. Habiendo ofrecido al Padre su mismo sacramentos.
cuerpo sobre el altar de la cruz, víctima por nuestra reconciliación No es con una voluntad de hierro con que se expulsa al
—y derramado su sangre por nuestro rescate y por nuestra demonio que ha entrado en una persona para quedarse allí, sino
160 161
con el poder de Cristo que se entrega a los que están empeñados en hacen que muchos sacerdotes obren con una cierta presunción.
la batalla para la instalación de su reino. Ellos podrían expulsar un reptil cuando el diablo es el alcoho-
Decir que el diablo es inteligente y poderoso no significa lismo... y el diablo se reirá, porque no ha sido golpeado.
atribuirle méritos. Lo es efectivamente. Tiene poderes no sólo A mí me ha sucedido a menudo escuchar a los varios demo-
físicos, sino también espirituales. nios, instalados en una única persona, acusarse mutuamente de
Hoy, él controla a algunos individuos que gozan públicamente haber causado más de una enfermedad en la misma persona.
de grandísima estimación, enmascarándolos con la confianza de Dicen: "Es Chibwa que está en el pecho".
otra gente que, instrumentalizada a su vez por él, ha perjudicado a "Nosotros fuimos enviados por Juma del Tanga".
un número incalculable de personas inocentes. "Sung'uni se casó con ella y no quiere que su marido la toque".
Conozco historias impresionantes sobre la hipocresía de cier- "No, yo no soy satanás". Entonces le preguntamos: "¿Quién
tos hombres y mujeres vistos en un santuario y completamente eres?".
bajo el control del diablo. "Yo soy Mulenga, el jefe".
Me han dicho que en algunas partes de Europa, cuando éstos Son muy raros los espíritus que no tienen nombre. Ellos saben
rezan, se puede discernir por sus gestos en quién creen. En algunas que los nombres son más importantes que las palabras en la
partes, siempre en Europa, se cree que el diablo haya sido conde- identificación de una persona y que un nombre "significa" una
nado a muerte por la resurrección de Cristo, pero el hecho es que el persona. Muchas veces, pues, toman nombres nobles: de jefes, de
diablo resucitó y vive, por decir lo menos, en muchas de estas hombres y mujeres famosos; o también se identifican con la
personas. fuerza: con un animal fuerte como el león, por ejemplo. Además,
en la jerarquía de los espíritus malignos, se encuentran los llama-
El diablo no siempre es conocido con los nombres de Hansan, dos "espíritus menores". Generalmente numerosos, éstos se iden-
Ngoza, Roam, Chibwe y Nabaroth. De ninguna manera. A veces tifican en cambio con personas de poca importancia o con anima-
se le conoce con los nombres de: pereza, mutismo, epilepsia, les como la hiena, las serpientes, algunos pájaros conocidos.
indolencia, lujuria, alcoholismo, soberbia y mentira. La mentira más grande en la que se cae tratando con los
Quien espera ver una vez más al diablo bajo forma de reptil, espíritus malignos se descubre cuando ellos se reconocen en
tendrá que esperar bastante... por lo menos hasta que no regresen famosos familiares difuntos. Los exorcistas jóvenes les creen, si
Adán y Eva al Edén. Hoy el diablo se viste con mantos de distintos están en sus primeras experiencias, para después descubrir,
colores. muchas veces durante la liberación, que los espíritus malignos son
Es cierto que muchas personas, incluso entre sacerdotes, tie- unos grandes mentirosos.
nen determinadas ideas sobre las facciones del diablo, sobre los En un estadio más avanzado estos últimos confiesan que son
síntomas y las reacciones que puede suscitar en una persona; en ángeles malos o personas malvadas, y que han asumido un deter-
realidad, puesto que es inteligente, no obra según esquemas fijos, minado nombre para que los familiares de las personas poseídas
como por instinto, sino tomando decisiones y adecuando sus puedan tributarles todo el honor que generalmente se reserva a los
planes a cualquier situación y a la persona que le sirve de blanco. venerados difuntos.
En mi lengua africana el diablo, conocido como el diablo-jefe En el ámbito del exorcismo, nosotros sacerdotes tenemos que
de las aguas, es Sung'uni. Con las mujeres asume el aspecto de un confesar a Jesucristo y su poder. Vivimos en la era del Espíritu
hombre que viene a proponerle matrimonio; a los hombres se les Santo y éste es el poder que Cristo nos había prometido para que
puede aparecer bajo el aspecto de una mujer sin cabeza. Éstos son pudiésemos atravesar la selva sin desistir nunca: "Mirad, yo voy a
los diablos de la lujuria. enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre. Por vuestra parte
Quiero decir que estos esquemas fijos y creencias sobre el permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos de poder desde
aspecto del diablo, y sus modos de comportarse con las personas, lo alto" (Le 24,49).
162 163
Jesús precisa de qué promesa se trata: "Recibiréis la fuerza del
Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en
Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la
tierra" (Hch 1,8).

Nunca apartar la
mirada de Jesús

N1 1 osotros deberíamos conside-


rar la cruz como el lugar de nuestro nacimiento y no sólo como un
objeto físico.
Sobre la colina llamada Gólgota, en donde los vientos sopla-
ban con fuerza desde todos los lados, hemos respirado una gran
cantidad de aire, evitando así los peligros de sofocación.
Allá arriba, inicialmente, saboreamos la plenitud de la vida.
Así fuimos elevados al campo de batalla espiritual... vistiendo
un uniforme espiritual a prueba de balas: ¡la presencia de Dios en
nosotros!
Pero no nos dejemos llevar por la ira contra los posesos o
contra el diablo, porque el poder de Dios en nosotros, y la autori-
dad de Jesucristo, harán todo.
Quiero decirles lo que deben hacer cuando empiecen a hablar
con el maligno: tengan presente que su objetivo es rescatar la
víctima de la posesión, para que vuelva a ser dueña de sí misma.
En el ámbito del exorcismo se nos aconseja, por parte de quien
es experto en el ministerio de la liberación, proceder a la identifi-
cación del enemigo. Al enemigo se le podrá causar una convulsión
o un trance, o se podrá torturarlo de varias maneras, pero mientras
no sea identificado, él podrá creer que las oraciones no se le
dirigen a él.

164 165
Es bueno, pues, hacer las siguientes preguntas: y cure a muchas personas de fobias, sueños y fantasías; que las
¿Quiénes son ustedes? medallas nos protegen de alucinaciones y calamidades: y todo es
¿Cuántos son? cierto. Pero, ¿cómo obran estas cosas?
¿Durante cuánto tiempo han estado con él (con ella)? Obran según la profundidad de la confianza que pongamos en
¿En dónde está su casa en él (en ella)? ellas. Las supersticiones, incluso, requieren fe en quien las prac-
¿Qué enfermedad le han causado? tica. La fe es, pues, importante para todo acto que se refiera a lo
No se preocupen por seguir un orden preciso al hacer las sobrenatural; y lo que yo afirmo, respecto de la Iglesia Católica, se
preguntas. Yo he visto que es muy importante descubrir inmedia- puede referir a otras doctrinas religiosas. En efecto, ninguna de
tamente de qué espíritus se trata y cuántos son. Las demás pregun- ellas nunca ha tenido por fundamento la pura lógica o la ciencia, ni
tas se pueden añadir en cualquier orden. nunca ha prometido a sus adeptos que verían o entenderían lo que
No siempre es fácil obtener respuestas cómo y cuándo se sucedería en su ámbito. Hay fórmulas y verdades que los acólitos
quisiera, y hay que tomarlas "cum grano salis", porque muchas simplemente tienen que aceptar.
veces no son claras. Después de cierta experiencia, se sabe lo que
hay que tomar en serio y lo que hay que acantonar como mentira.
No es suficiente tener autoridad para exorcizar a los posesos,
ni tampoco decir una cantidad de oraciones sacadas del ritual.
En un mundo de renovación espiritual, como el actual, algu-
nos podrían creer haber sido privilegiados con el don propio del
"ministerio de la liberación". Yo acepto que se lo considere un
punto de partida, pero que no se crea con esto haber obtenido
automáticamente el poder de liberar a alguien de los espíritus
malignos.
Las disposiciones individuales son muy importantes; pero
quien está llamado a obrar en el "ministerio de la liberación"
tendrá que pasar a través de una serie de pruebas para su purifica-
ción personal, consciente de hacerlo en el nombre de Jesús, quien
tiene el derecho de poseer toda la humanidad (mientras ningún
hombre tiene el derecho de poseer a un semejante suyo).
Jesús fue quien venció a satanás y reconquistó el género
humano para la gloria de su Padre. El dice, en efecto: "Os he dado
el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones, y sobre toda
potencia enemiga, y nada os podrá hacer daño; pero no os alegréis
de que los espíritus se os sometan; alegraos de que vuestros
nombres estén escritos en los cielos" (Le 10,19-20).
Los católicos somos los más grandes portadores de supersti-
ción. Esto se debe al hecho de que creemos en lo sobrenatural y
espiritual. Creemos, por ejemplo, que nos ponemos en contacto
con la madre de Dios —la bienaventurada Virgen María— por
medio del Rosario; que el uso del agua santa expulse los demonios
166 167
todo caso, él tiene que ganar en el tiro al blanco, arraigándose en
Cristo.
Algunos exorcistas usan el ritual de la Iglesia, otros las oracio-
nes aprobadas por el papa León XIII, que el antiguo rito latino
proponía parcialmente al final de la misa.
Un desafío al diablo En ambos casos, reconozco la importancia del exorcismo
dirigido contra el maligno y su secta.
No es el caso de darle vueltas al obstáculo... En estos rituales el
diablo es llamado con el nombre de SATANÁS. Sin embargo,
ningún exorcista dejará de decir las propias oraciones personales y
espontáneas, porque son importantes.
Cuando hacemos experiencia del dolor, decimos palabras de
significado muy profundo... y si el exorcista, cuando llega al punto
en el que ha agotado todas las oraciones del ritual, siente que debe
A añadir oraciones más significativas, siga diciendo lo que el Señor
le inspire. Es justo y oportuno hacerlo así.
i l . q u í , una vez más, no debemos
Los exorcistas viven en situaciones y circunstancias muy
cansarnos de usar continuamente la autoridad de Jesús.
diversas; al decir las oraciones espontáneas, que al parecer la
Si se trata de espíritus mudos, lo que muchas veces significa
circunstancia exige, tal vez insatisfechos de las que se encuentran
"sin ganas de hablar", hay que usar precisamente su autoridad.
en el ritual, demuestran que han entendido la importancia de una
"Les ordeno en el nombre de Jesús que me digan la verdad:
condivisión y de una implicación personales en lo que hacen.
¿quiénes son ustedes? En el nombre de Jesús les ordeno hablar y
decirme sus nombres". Por el contrario, el exorcista debe saber que no hay oraciones
En ciertos momentos ellos podrían sólo mover la lengua y especiales para expulsar las distintas categorías de espíritus
susurrar pocas palabras, pero hay que insistir para que el diablo malignos.
hable claramente (como ya dije, usando la autoridad de Jesús, nos Cuando los encuentra en este "tiro al blanco", dicen lo que
debemos sentir dispuestos a representarlo realmente). creen que tienen que decir, independientemente de cualquier pro-
Las respuestas del maligno y de su secta no son agradables. nunciamiento del exorcista en oración.
Si, a este punto y por reacción, quisiéramos expulsar a los Es importante saber orar de manera espontánea, de tal modo
espíritus malignos como si los viéramos, entonces es prudente que se esté preparados para cualquier eventualidad.
terminar con las preguntas y pasar al exorcismo propiamente Los cien y más espíritus malignos pueden ser expulsados por el
dicho. exorcista al final de las oraciones que se encuentran en el ritual,
Repito una vez más: "Usen la autoridad de Jesús y permanez- pero para exorcizar una persona poseída por el mismo satanás
can interiormente confiados y en calma". (Una persona agitada —Lucifer— el gran dragón (cf Ap 12,9), se requiere mucho más
puede pensar con rapidez, pero el valor de lo que dice es discutible, que decir simplemente las oraciones establecidas.
mientras las palabras de quien está acostumbrado a ponderar Aunque irritándose, satanás puede soportar el nombre de
valen tres veces más). Jesús, y también lo puede repetir varias veces. Él puede sostener
Cuanto más el exorcista levante el tono de la voz, tanto más le una conversación totalmente normal con el exorcista, permane-
será difícil reflexionar sobre lo que está diciendo. Si sólo se trata de ciendo en la lógica y en la calma, y manifestar su poder torturando
dar una lección a los espíritus malignos, entonces el valor de sus físicamente a la víctima que está delante del exorcista.
palabras dependerá, no tanto del tono, sino del significado. En
168 169
Los que no conocen las tácticas que usa satanás, quedan Un día, mientras nos encontrábamos en la capilla, logramos
desorientados por las manifestaciones de su personalidad; y, mien- hablar a los espíritus y, con la autoridad del Señor, les ordenamos
tras él se comporta así, el exorcista debería concentrarse en algu- contestar las siguientes preguntas:
nas palabras apropiadas para decirle. "¿Cuántos son?".
En circunstancias semejantes he hecho muchas veces referen- "¿Qué nombres tienen?".
cia a las Escrituras y siempre he encontrado la palabra justa para "¿Por qué no obedecen a las órdenes del Señor?".
contestarle. Contestaron que habían quedado solamente tres: satanás, la
abuela y un espíritu anónimo. Satanás nos dijo que la muchacha le
Se necesitaron más de dos años para liberar de 25 demonios a había sido entregada en empeño por la madre, la cual —un tiempo
una jovencita de quince años —una fila demasiado larga para afectada por misteriosos malestares— en su infelicidad había
poder hablar aquí de ella—. jurado darle la hija, si la curaba.
En el hospital la pusieron con los enfermos graves, porque se Satanás, pues, afirmaba que no nos la podía ceder, puesto que
creía que sufriese ataques cardíacos. Un día se desmayó y alguien, estaba con ellos sólo desde hacía dos años. Añadió que no se
creyendo que estaba en coma, nos la trajo en vez de llevarla al comportaba como hubiera debido, porque no seguía sus consejos y
Hospital Central. porque todavía estaba pensando en hacerse monja; por todo esto
En quince horas no logramos comunicarnos con ella: su ellos seguirían torturándola.
cuerpo estaba rígido, los ojos cerrados, no recibía alimento. Por Esta revelación se nos hizo también después y no nos quedó
medio de ella nos poníamos en contacto con otro mundo... y sólo otro remedio que mandar llamar a la madre.
sabíamos una cosa: si el Señor nos la había mandado a nosotros, y A este punto, los espíritus declararon: "Haremos todo lo posi-
no al Hospital Central, él mismo nos indicaría el modo de liberarla ble para no dejarla venir". En efecto, puesto que estaba bajo su
de los espíritus malignos. control, la mujer no vino y nosotros usamos la autoridad del Señor
En ciertos momentos temíamos que muriese improvisamente, para romper esos lazos. (La muchacha ahora está bien, pero yo
porque no lográbamos darnos cuenta de sus condiciones. Llama- siento que la madre debe venir a romper el juramento hecho a
mos a los familiares y, junto con ellos, nos reunimos en la satanás, para que ambas hijas puedan quedar totalmente curadas).
habitación.
A un cierto punto la madre se puso a hablar con los espíritus: la Una mujer estaba al borde de la locura. Decía cosas incohe-
voz, que le contestaba por medio de la muchacha, no podía ser más rentes e inconvenientes de su vida, por lo demás decente. Cristiana
nítida, mientras notábamos que solamente movía la boca... ¡Una practicante, un domingo no había podido entrar en la iglesia y su
experiencia aterradora! Éramos literalmente testigos de la presen- párroco me había hablado de ella.
cia de un ser extraño al organismo humano. La mujer llegó en compañía de su esposo y de una hermana.
Mientras hablaba, el espíritu había reducido el cuerpo de la Causa del malestar era efectivamente el diablo. Se podía deducirlo
muchacha a un bloque de hielo, hasta el punto de que sobre su del hecho de no poder pasar la puerta de la iglesia.
rostro no se notaban ninguna reacción, ni la mínima huella de flujo Ésta es la conversación que tuve con el diablo: "¿Quién eres
sanguíneo. ¡Su cuerpo estaba completamente bajo el control del tú?". Respuesta: "Yo soy el segundo en poder después de Dios".
maligno! Aquí me di cuenta de tener que ver con un león. Después de un
En las siguientes ocasiones le expusimos el Santísimo Sacra- intercambio de pocas palabras, declaró: "Nosotros destruiremos
mento, para que el poder de Cristo fuera el que la liberara. hoy la casa de esta mujer, cuando regrese". Y yo, para evitar a la
Entonces nos dimos cuenta de que nuestros instrumentos ya no mujer malas sorpresas, la hice quedarse en mi casa con su her-
podían más, y que estábamos obligados a volver a él, al único que mana. A la mañana siguiente las acompañé a su casa. Satanás no
nos había autorizado para liberarla. la había destruido.
170 171
Orgullo y engaño son preeminentes en satanás. Arbitraria- circulación y yo una vez más le pedí al Señor para que su orga-
mente les prohibe a las personas alimentarse con pescado, cerdo y nismo pudiera funcionar normalmente. El Señor escuchó mis
otros alimentos. En cambio, desde el momento de frecuentar las oraciones: el niño nació el 23 de noviembre del mismo año.
funciones de curación, las personas descuidan todo esto y pueden Algunos meses después me lo llevaron para el bautismo, y durante
comer lo que quieran. el rito permaneció tan tranquilo que no se oyó ni un pequeño grito
Satanás se aplasta la cola cuando ve a Cristo. ¡Lo humilla la de su boca. ¡Alabado sea el Señor!
gloria que se debería tributar a Cristo! Muchas veces me dice: "¡No Nosotros deseamos ardientemente vivir para ver una sociedad
invoques continuamente ese nombre! ¡A nosotros no nos gusta!". restaurada. La veremos y no porque lo queramos nosotros.
A lo cual yo respondo: "¡Tú y tus amigos han hecho de todo para Nuestras vidas están en las manos de algún otro, pero desde lo
profanarlo! Ustedes hicieron matar a Jesús de un modo increíble- profundo del corazón hemos resuelto combatir al diablo en cual-
mente vergonzoso. Creyeron que le había llegado el final y.que quier forma como se presente. Sabemos cómo reconocerlo.
nunca más se sentiría hablar de él... ¡Pero cuál no fue su contrarie- Lo envolveremos con la misma facilidad con que se envuelve
dad cuando Cristo resucitó de entre los muertos con un poder muy un tubo de caucho y con un golpe lo volveremos pedazos.
superior al de antes! ¡Por tanto, Cristo los derrotó y hoy él es el rey En varias ocasiones nos ha cogido en la trampa, pero nunca ha
y el maestro de toda la humanidad!". podido cogernos de sorpresa: lo hemos escupido en la cara,
Satanás está de acuerdo en todo, pero no deja por un instante cuando menos se lo esperaba.
de engañar a los seres humanos. Muchos de los medios que ha usado contra nosotros les han
fracasado, porque conocemos sus caminos.
Una señora de Ndola, cuyo nombre todavía desconozco, vino
Su tuviésemos que morir, lo seguiríamos combatiendo desde
a mí el 8 de febrero de 1975. Me dijo que era profesora y que su lo alto.
primer esposo la había abandonado porque no habían tenido hijos.
Volveremos con Uriel, Gabriel, Miguel, Rafael y con todos los
"Temo que mi actual marido me abandone por la misma razón... santos del cielo.
¡Ayúdeme a tener un hijo!", concluyó.
¡El diablo tiene que ceder! Le volveremos a poner en la cabeza
No sabiendo cómo los espíritus hacen para impedir una los cuernos y le pondremos la cola entre las piernas, por la ver-
maternidad, ofrecí sus intenciones al Señor en una ferviente ora- güenza. ¡Entonces sabrá que nuestro Señor Jesucristo reina!
ción; pero, a mitad de la súplica, los espíritus comenzaron a rugir.
La mujer empezó a arrastrarse por el suelo como un animal y
gritando se acercaba a mí. Yo no tenía miedo, porque sabía que
estaba protegido por el poder del Señor y rezaba, mientras ella
seguía arrastrándose a mi alrededor. Cuando le ordené a satanás
dejarla, la mujer cayó sobre el pavimento como muerta. La dejé
dormir un poco de tiempo y seguí orando, luego la desperté y ella
volvió a Ndola.
El 8 de abril volvió nuevamente. Me habló con una familiari-
dad que me dejó maravillado, entre otras cosas me dijo que desde
el mes de marzo su ciclo menstrual había sufrido una interrupción.
Me alegré inmediatamente, porque eso quería decir que esperaba
un niño.
La mujer regresó a los tres meses, precisamente el 6 de julio de
1975. Ya no rnuy joven, sufría de disturbios debido a la mala
172 173
Capítulo Sexto

ÉL CURA TUS
ENFERMEDADES
"Bendice, alma mía, al Señor,
desde el fondo de mi ser,
su santo nombre... El perdona
todas tus culpas, cura todas
tus enfermedades;... y tú renuevas
como águila tu juventud"
Salmo 103
rente, sobre todo si se le pide mirar hacia nuestros corazones
atormentados. Jesús está presente de manera especialísima en la
eucaristía, en donde renueva cada vez su amor por nosotros. Jesús
lleva consigo abundantes dones. Nos corresponde a nosotros hacer
nuestras opciones y susurrarle nuestros deseos.
La Eucaristía Dios debe ser el objeto principal de nuestro amor. Todos los
otros amores deben ponerse en relación con el amor primario por
Dios.
Hemos visto que la ausencia del pecado es el fundamento de la
bondad, y no porque en nosotros se determine un vacío, sino
1* porque el pecado es sustituido por el amor hacia Dios y hacia el
prójimo. Además, hemos constatado que no nos es permitido amar
tibiamente, puesto que nuestro alejamiento del pecado debe ser

c
V-/aracterística de una función
total, como también es incondicionado el empeño por cultivar el
amor por Dios y por nuestros hermanos. Así es como se llega a ser
santos.
de curación —y lo que lleva a muchas personas a participar—es la Ser semejantes a Cristo quiere decir sentir como Jesús, pensar
presencia de Dios. Aquí los enfermos hacen la experiencia de Dios como Jesús, comportarse como Jesús y, finalmente, tener la
en todo su ser —en el cuerpo y en el alma—. ambición constante de llegar a ser "reproducciones" de Cristo.
Como primera cosa, le pedimos que los sumerja en el clima en Jesús vivía el mensaje que impartía a su gente, mucho más de lo
donde lo puedan encontrar. Dios se complace tanto por las oracio- que lo predicase. Incluso durante su evangelización, él se retiraba
nes de alabanza, agradecimiento y adoración que le elevamos, que a lugares desiertos, tan pronto podía alejarse de las multitudes.
acepta la invitación. "¡Ven, Señor, y haz que nuestros hermanos y Jesús se preocupaba por mantenerse en contacto con su Padre
hermanas sientan tu presencia de una manera muy particular!". del cielo, aunque como mesías estuviera lleno del Espíritu del
Después invocamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Señor.
El signo evidente de que los enfermos experimentan una Hablando del amor viene a la mente pensar en la parte más
presencia que se comunica, es un profundo silencio unido a la dulce de la vida —en el placer, en ciertas satisfacciones, en la
calma y a la dulzura que se notan en sus rostros... ¡Es la experiencia "delicia de no hacer nada" simplemente—... Pero el amor se cons-
de la bondad de Dios en medio de nosotros, de la fraternidad truye sobre sólidos principios, por lo cual es equivocado quererlo
humana que se hace realidad! definir solamente según sus efectos.
El egoísmo queda alejado y cada uno colabora perfectamente Estamos perplejos, porque pensamos normalmente. Ha lle-
—y con cualquier medio— cuando se necesita ayudar a una gado el momento de darnos cuenta de que el reino de Dios se
persona muy enferma. Hay una intimidad de amor entre todos y conquista cori la violencia y que solamente los violentos lo
cada uno... ¡He aquí la demostración de que Dios es unidad, Dios alcanzarán.
es amor, Dios es Padre para cada uno de nosotros! No pensemos en términos de estandartes por exhibir o de
¿Cómo puede dudarse del poder de curación y de la Eucaris slogans de guerra. En su Corán, los musulmanes citan el "Jihad"
tía, sabiendo que Jesús es la misma eucaristía, la razón de su —o "guerra santa"—, pero no existe una "guerra santa", porque
celebración y de nuestra alegría? Tan deseoso de hacerle bien a la cualquiera que acabe con la vida de otro hombre por motivos
humanidad salvada por él, Jesús no puede pasarle al lado indife- religiosos, ciertamente no está guiado por Dios.
176 177
Dios no creó el mundo para que se lo destruya: "No os bus- segundo es semejante al primero: amarás a tu prójimo como a ti
quéis la muerte con los extravíos de vuestra vida, no os atraigáis la mismo. De estos dos mandamientos dependen la ley y los profe-
ruina con las obras de vuestras manos; que no fue Dios quien hizo tas" (Mt 22,37-40).
la muerte, ni se recrea en la destrucción de los vivientes" (Sb
1,12-13). San Máximo confesor tiene su modo particular de definir la
La violencia, de la que hablo, es ¡a que debe partir de nuestro caridad: "La caridad es una buena disposición del alma, según la
interior contra todo lo que nos aleje de la meta de nuestra existen- cual no se antepone ninguna criatura al conocimiento de Dios". Y
cia, es decir, de Dios. Una lucha contra nosotros mismos y contra explica: "Es imposible obtener la posesión duradera de la caridad,
todo lo que nos aparte de Dios. si se tiene cualquier apego a las cosas terrenas" (del "Breviario
Romano").
En conclusión: querer definir el amor por sus efectos es nor- El mundo se está alejando de Dios, porque le vuelve las
malmente consecuencia de una visión unilateral del amor, que es espaldas a su amor. Dice el salmista: "Nuestra alma está hundida
esperar ser amados. en el polvo, pegado a la tierra nuestro vientre. Álzate, ven en
Conozco a Cristo y el poder de su resurrección y quiero nuestra ayuda, rescátanos por tu amor" (Sal 44,26-27).
compartir sus sufrimientos creando en mí el modelo de su muerte. También san Pablo, refiriéndose a sus cristianos, escribe que
Ño miro solamente al resucitado triunfante, sino que quisiera su Dios es su vientre (cf Flp 3,19). Por tanto, si nuestros estómagos
seguir a Jesús en los momentos de depresión y desconsuelo. Sé que están hundidos en la tierra, si hemos resuelto mirar hacia abajo, no
es difícil para un ser humano comportarse sabiamente en semejan- podremos al mismo tiempo dirigir la mirada hacia Dios, nuestra
tes casos; sin embargo, en virtud de mi inserción en Cristo, abrigo suprema recompensa y nuestra última meta. Es como si un águila,
la esperanza de que él me sostendrá en toda la vida, en las alegrías que por su naturaleza puede volar muy lejos de la tierra, se tragara
como en los dolores. un pollo entero... sus alas, entonces, no podrían mantenerse en el
Por medio del sufrimiento es como podré dar prueba de un aire. Demasiado pesada, se vería obligada a saltar de árbol en
justo equilibrio en la valoración de lo que se me concede y de lo árbol.
que no se me da. Por medio del sufrimiento es como podré
verificar mi desapego de las cosas, que de lo contrario me alejarían Existe otra posible aberración sobre el uso de la fe. Los que la
del amor de Dios. consideran un don carismático —como lo es en efecto— ven su
utilidad en el hecho de que muchas personas pueden ser ayudadas
La caridad es fruto de conquista, aunque esté colocada en por medio de ella. Sin duda esto es cierto. Sin embargo, por
altísimos niveles. definición, "fe" no es sólo el hacer milagros o el curar enfermos,
Estamos con las espaldas a la pared en el reino de la caridad: "fe" es también "estar" en los que son curados.
muchas veces la rechazamos o, más a menudo, nos encontramos Se puede poseer la fe —y además el don de los milagros—,
vacíos delante de Dios. Debido a nuestra conciencia de este vacío pero si Dios, dador de los dones, tiene que habérselas con alguien
espiritual —y también porque hacemos cosas que empiezan y que rechaza el milagro, él no puede hacerlo.
terminan en nosotros—, en su Carta a los Corintios san Pablo nos Entonces, ¿qué sucede cuando se considera la fe en una visión
ofrece la ocasión para examinar los motivos a la base de nuestras tan restringida? Nos sentimos humillados, mientras la realidad es
actividades para poder comprender en qué medida somos hijos de distinta. En efecto, Dios, rechazando el milagro en circunstancias
Dios. En efecto, todos deberíamos realizar por amor a Dios y por semejantes, salva tanto al ambicioso operador, cuanto a la persona
su gloria, compartiendo con nuestros hermanos, hechos a su ima- que pone su confianza en un "mago" (la definición es apropiada,
gen, el amor que nos viene de él. Jesús dice: "Amarás al Señor tu porque éste quisiera hacer milagros para su gloria personal, des-
Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. cuidando la fe que salvaría su alma, como lo hizo precisamente
Este es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el Simón el Mago: Hch 8,9ss).
178 179
Si no fuera así, la Iglesia no podría usar la palabra "ministerio"
y hacer de ella su materia (en efecto, la curación de este tipo existía
aun antes de nacer la Iglesia y ella no ha hecho sino adecuarse
creando, entre otras cosas, servicios médicos, hospitales —en las
misiones—, por ejemplo).
La misión apostólica En cambio, lo que queremos considerar aquí, como "cura-
ción", es un concepto amplio que comprende un conjunto de
realidades, cuya realización —o cuyos efectos— van más allá de
las expectativas del curador (excepción hecha para Jesús, rey de
los curadores). La curación es sustancialmente un hecho sobrena-
tural, una continuación de la obra de liberación, de salvación y
protección hecha por Jesús.
Entonces, ¿qué es la "curación"? En nuestro contexto "curar"
significa quitar de la vida de una persona, como un parásito
indeseado, un desorden que obstaculiza la realización de su pleni-
F J—i\ poder de curación del evan-
tud humana.
Como quiera que se considere la "curación", el resultado
esperado es la liberación de la persona de cualquier cosa que
gelio consiste en liberar a una persona de esclavitudes de cualquier obraba en ella como una piedra de tropiezo en su camino hacia la
naturaleza: físicas, mentales, espirituales. Inclusive en los casos plenitud (y esto hay que entenderlo en sentido físico y espiritual).
declarados incurables por los médicos, muchas personas pueden
ser fácilmente curadas cuando, por medio del poder espiritual, se Hay enfermos incapaces de indicar con exactitud la natura-
mira al punto justo. leza de su enfermedad.
Dios, que creó al hombre, sabe que a veces la ciencia médica No es fácil, por ejemplo, explicar el origen de un tumor en la
no da en el blanco. Al recurrir a él, reconocemos que Dios es el cabeza, en el estómago o en la superficie del cuerpo. General-
autor del cuerpo humano y que nuestra vida está en sus manos: por mente se descubre este mal cuando ya está en un estado avanzado;
tanto, le pedimos que elimine el desorden que hay en ella debido a por tanto, el comienzo, las causas de la enfermedad nos son
la enfermedad. Le pedimos a Dios, que es orden y belleza, que desconocidos.
restaure el orden y la belleza en la persona enferma. Conociendo Normalmente se dirá: "Tengo una inflamación aquí, desde
hasta la más pequeña parte de nuestro organismo, Jesús dirige las hace algunos meses, que me duele terriblemente".
oraciones al punto en donde está localizada la enfermedad y le Lo que nosotros nacemos entonces, mientras denominamos
ordena que se vaya. las enfermedades, es pedir al Espíritu Santo —al Espíritu de
Cuando hablamos de un mal incurable, que ha sido curado, discernimiento— que nos las indique.
queremos decir que, sea en el cuerpo, sea en el alma de la persona Después de hecha la oración, muchas personas sienten todavía
enferma, Dios ha restaurado la armonía. los dolores característicos de su enfermedad en los distintos pun-
Queriendo definir la "curación", no deberíamos circunscri- tos en donde está radicada.
birla a la curación de un disturbio físico y solamente a esto. La Hemos llegado a la fase penosa de la curación... los epilépticos
"curación" abarca aspectos del sufrimiento que se refieren tam- sufren convulsiones; los tumores se vuelven sumamente dolorosos
bién a la vida espiritual y moral del enfermo y de la persona que y atormentan a los enfermos, muchos de los cuales gritan por el
ora por él. agudo sufrimiento. Los que tienen llagas incurables, sienten que
180 181
les queman. Los posesos gritan, se agitan, hablan lenguas extrañas crucificado— que selle su obra con la preciosa sangre que él
contorsionándose y arrastrándose por el suelo. Las personas suje- derramó por nosotros: "¡Haz que todos sean signados con tu
tas a fobias, a ansiedades y temores simplemente lloran: las lágri- preciosa sangre. Te lo pedimos!". Terminamos con una invoca-
mas bajan sin control por sus mejillas. ción a la Santísima Trinidad, a los ángeles y a los santos. Final-
¡Un espectáculo lastimoso... pero también un signo de mente, pedimos al Señor que proteja a los enfermos y que haga
esperanza! descender sobre ellos sus especiales bendiciones.
El Espíritu Santo, que ha hecho evidentes las enfermedades
iluminándonoslas, nos pide orar por los enfermos, víctimas de "El intercesor en la fe" trasiega su alma orando por el
varias ciases de tormentos. Nosotros le damos gracias al Señor por enfermo, sin estar seguro de que se haya logrado el objetivo. En
haber enviado sobre nosotros el Espíritu de discernimiento y todo caso, las respuesta es Jesús. Jesús es la "palabra" por medio
pasamos a la fase siguiente de la función de curación. de la cual fueron creados tanto el médico como el sacerdote y el
¡Éste es el momento de la venida de Nuestro Señor Jesucristo! enfermo. El médico, que entrega el enfermo incurable a Jesús,
Cuando decimos: "Por Jesucristo, con Jesucristo, en Jesucristo ", encontrará en él inmediatamente un compañero y un amigo. "El
he aquí que reconocemos los poderes y la autoridad de Jesucristo intercesor en la fe", que tema que sus oraciones puedan ir hacia
sobre satanás, el pecado y la muerte. ¡Es un momento importante! abajo, y no hacia arriba, debería recordar que Jesús es el intercesor
Es el momento de la curación... y nosotros presentamos a Jesu- ante el Padre por todo el género humano, y repita con san Pablo:
cristo como quien se está moviendo entre los enfermos para "Pero él me dijo: Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra
curarlos de cualquier enfermedad. perfecta en laflaqueza.Por tanto, con sumo gusto seguiré glorián-
Cuando Jesús está en medio de ellos, los espíritus malignos dome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mí la fuerza
reaccionan, una vez más, salvajemente, obligando por ejemplo a de Cristo. Por esto me complazco en mis flaquezas, en las injurias,
los pacientes a arrastrarse por el suelo, a gritar y a llorar a veces en las necesidades, en las persecuciones y las angustias sufridas
desesperadamente. Pero, poco a poco, éstos readquieren el control por Cristo; pues, cuando estoy débil, entonces es cuando soy
sobre sí mismos —algunos retoman conciencia antes de termi- fuerte" (2Co 12,9-10).
nada la oración —. ¡Nosotros curamos con el poder de Cristo! A veces Jesús nos
De vez en cuando oramos individualmente por las enferme- considera como aprendices, enseñándonos a no apropiarnos del
dades, tal como nos lo piden los mismos enfermos; para algunas "don" de curación como si fuera fruto de nuestra mente. ¡No
muy difíciles de señalar, solamente decimos: "Señor, Jesús, tú depende precisamente de nosotros determinar la curación! Debe-
sabes cómo están hechos nuestros hermanos y nuestras hermanas mos ser conscientes de que el "don" nos es concedido por un favor
en sus más íntimas partes de su ser. Tú conoces las condiciones en especial y para que se preste un servicio a nuestros hermanos
que se encuentran debido a la enfermedad. Te pedimos, haz que necesitados.
todo vuelva a funcionar perfectamente y que cada uno pueda "Curar", en este contexto, significa curar al hombre en su
retomar su puesto en la sociedad y gozar de la salud que necesita, totalidad. A veces se oía a Jesús que, después de haber sanado de
como una obra que sale de tus manos perfectas. ¡Cúralos de todas un mal físico, decía: "Hombre, tus pecados te son perdonados" (Le
sus enfermedades, que tú conoces y ves!". 5,20).
Siguen la aspersión con agua bendita y la imposición de las A veces la piedra de tropiezo para la curación física puede ser
manos. La invocación al Espíritu Santo completa la obra de el apego a algún vicio. El no conceder perdón, por ejemplo —o el
curación que llevará a nuestros hermanos y a nuestras hermanas a rechazar aceptarlo— ha impedido muchas curacionesfísicas,por
una vida nueva, tanto espiritual comofísica.Al Espíritu Santo le lo cual, durante las funciones de curación, se ha vuelto ya práctica
pedimos que aumente nuestra fe, la esperanza y la caridad; des- corriente preparar a los enfermos a la reconciliación con Dios y
pués, levantando la cruz, pedimos a Nuestro Señor —el con los hermanos.
182 183
Sabemos que la curación interior es el punto de partida para la en la tierra como en el cielo— en cualquier parte en donde haya
curación del hombre en su totalidad, y que el pecado es un impe- vida.
dimento para su realización. Las consecuencias del pecado van Cuando estamos enfermos, somos llevados a creer que Dios
más allá de las heridas espirituales y tocan la vida física de un ser nos ha descuidado, cuando en realidad él sigue teniendo cuidado
humano. Leemos: "Sin sentido por los caminos del pecado, mise- de nosotros dándonos amigos llenos de amor y de atenciones, que
rables a causa de sus culpas, toda comida su alma aborrecía, comparten con nosotros nuestros sufrimientos; dándonos el ali-
tocaban ya a las puertas de la muerte. Y hacia el Señor gritaron en mento, el agua y muchas otras cosas. ¡De miles de maneras nos
su apuro, y él los salvó de sus angustias; envió su palabra para hace sentir su presencia!
sanarlos y arrancar sus vidas de la fosa" (Sal 107,17-20). Por todo esto, durante la función de curación, conviene olvidar
la enfermedad que padecemos y alabar a Dios por todas las
¡Cuántas personas privilegiadas perdieron sus dones después bendiciones que él derrama sobre nuestra vida con tanta generosi-
de algún tiempo! ¡Cuántas otras después ni siquiera creyeron en lo dad: "Has trocado mi lamento en una danza, me has quitado el
que habían heVno! El espíritu de interferencia era el que los había saco y me has ceñido de alegría; mi corazón por eso te salmodiará
privado del don divino inicial.
sin tregua; Señor, Dios mío, te alabaré por siempre" (Sal 30,12-
Sin la oración, la persona dotada se reseca espiritualmente: 13).
aumenta la confianza en sí misma, en la eficacia de sus métodos, y En algunos casos no se realizó la curación sólo porque alguien
no en Jesús. Pierde el temor de Dios, obra por costumbre y, al final, estaba convencido de que Dios lo había tratado injustamente.
se vuelve como un exhibicionista, casi un mago o un "especialista En otros casos el peticionario odiaba a Jesús —fuente de todo
espiritual", una persona que, habiendo confiado en sus propios bien—, por lo que su oración estaba concebida así: "Tú me creaste
esfuerzos, termina encerrándose en sí misma. y creaste la desgracia para perseguirme".
Cuando los enfermos vienen a pedirnos oraciones de curación, Esas personas, ante todo, deberían pedir perdón a Dios, para
no deberían tener dudas, prejuicios expresos, por ejemplo, así: que, perdonadas, a su vez puedan perdonar a Dios. No se puede
"Estoy enfermo desde hace mucho tiempo. Hoy estoy aquí sólo pedir un favor a alguien, si no se está en buenas relaciones con él.
para ver si, por casualidad, puedo ser curado". Mientras aprecio la presencia de la comunidad en el ministerio
Esto significa disminuir a Jesús. Algunos, llenos de orgullo, de la curación —y sobre todo en el de la liberación— a veces me es
llegan únicamente para una verificación personal; otros piden una difícil aceptarla debido a las malas disposiciones de algunos de sus
curación para poder de nuevo cometer esos pecados que precisa- miembros.
mente les impidió la enfermedad. Esas personas abusan grave- Según el dicho "Las buenas intenciones enlosan el camino del
mente del don de curación ofrecido por Jesús y son, por decir lo infierno", muchas personas, entre las que se ponen a disposición
menos, ingratas. para colaborar en estos ministerios, se presentan espiritualmente
confusas y deberían limitarse a asistir.
Cualquiera que sea nuestro estado de salud o la enfermedad
que suframos —que fácilmente podría degenerar en enfermedad Su escasa participación y su mediocre contribución están
mortal— al llegar a una función de curación, ante todo debemos determinados por una debilidad interior: no están radicadas por fe
dar gracias a Dios por estar todavía vivos. en Jesucristo y a veces ni siquiera están en comunión con Dios. Si
quieren ayudar a alguien en el nombre del Señor y creen que sus
Por ésta y muchas otras razones, es deber nuestro comenzar la oraciones pueden ser escuchadas, las oraciones deberán ser
función de curación con una oración de alabanza, confesando genuinas y reverentes. Hago resaltar la palabra "reverentes" pues,
públicamente que Dios es el Padre por definición, que él es la en semejantes momentos, estamos en coloquio con Dios, espe-
fuente de la vida —no sólo de la humana, sino de todo ser viviente rando de él una sonrisa y un "sí" generoso a nuestras peticiones.
184 185
Yo no creo que nuestras invocaciones puedan ser definidas Lo que sigue demuestra que quien cura es Jesucristo.
reverentes, si realmente no somos abiertos con el Señor y le Desde cuando recibí el don de las curaciones, nunca he pen-
pedimos como si estuviéramos desafiándolo. Así se dirigía el sado en raíces u otras cosas. Sin embargo, siempre he creído que
diablo a Jesús: "Si tú eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se cualquier cosa que hubiese usado —en vez de una medicina-
conviertan en pan". "Si tú eres el Hijo de Dios, échate abajo" (Mt habría obtenido el mismo efecto, si bendecida con el fin de mani-
4,3-6). Pero, ¿por qué razón? ¿Qué habría ganado Jesús demos- festar e¡ poder del Señor; y que, suministrada a los enfermos,
trando a satanás que verdaderamente era Hijo de Dios? Del habría curado en cada uno de ellos el mal particular que padecían.
mismo modo, Jesús no tiene necesidad de demostrarnos que él es De igual modo, una medicina específica para el dolor de
el Hijo de Dios. cabeza se le puede dar a quien sufre dolor de estómago, y éste
Al presentar a Dios nuestras oraciones, deberíamos darnos sanará igualmente. Esto significa que, con el poder de nuestro
cuenta de que estamos ante su majestad, el creador y Padre de la Señor, cualquier cosa —precisamente cualquier cosa— puede
humanidad. "Al Señor tu Dios pertenecen los cielos de los cielos, servir como medicina cuando va acompañada de la oración. En
la tierra y cuanto ella contiene" (Dt 10,14). efecto, todo está en sus manos; siendo Dios, él puede transformar
Por consiguiente, nos corresponde la obligación de preparar- en medicina cualquier cosa, como y cuando le plazca a él. ¡Ala-
nos como hacían los israelitas cuando iban al Monte Sinaí delante banza a ti, Cristo Jesús!
de Dios, el creador y Padre. Dios es Dios y no hay definición Nosotros verdaderamente pertenecemos a Cristo y Cristo
mejor. "¿Qué le daré al Señor por todo lo que me ha dado? puede curar cualquier enfermedad, con tal que nosotros nos diri-
Levantaré el cáliz de la salvación" (Sal 116,12-13). jamos a él lo más humanamente posible, reconociéndolo nuestro
Cuando estamos empeñados en el ministerio de la curación, a maestro —el que dio su vida por nosotros—. Aceptemos el hecho de
menudo nos encontramos con casos imposibles, humanamente que Cristo está con nosotros, que él escucha cualquier cosa que le
hablando. Si son imposibles, tenemos que darnos cuenta de que ni digamos (y seamos fieles en el seguimiento de su mensaje, de tal
nosotros ni nuestros amigos, como seres humanos, nada podemos modo que no le demos ocasión a satanás para culparnos).
hacer. El confesarlo no es humildad —por la cual esperaríamos ser Nosotros le pertenecemos realmente a Cristo. Cuando guie-
llamados virtuosos—, sino simplemente honradez para con no- mos a nuestros hermanos en la oración, recordemos que es Cristo
sotros mismos. He aquí por qué no entramos detalladamente en el quien sana y no nosotros. Lo único que podemos hacer es colabo-
diagnóstico de la enfermedad. rar con él. No lo afirmamos por humildad, sino porque aceptamos
Nos basta conocer su nombre, la naturaleza y saber desde los hechos en su realidad. ¡No hay enfermedad que Jesús no pueda
cuándo sufre nuestro amigo. No colocamos delante del paciente el curar! Lo hemos visto dar la completa curación a personas que
cuadro de sus progresos y no hacemos previsiones exactas sobre el sufrían desde hacía cinco, once, quince años y más. ¡He aquí por
momento en que será curado completamente: a nosotros nos es qué sería ilógico tener miedo de pedirle curar a todos los que
suficiente darnos cuenta de sus sufrimientos para implorar junto sufren! Los enfermos no deben ser engañados por satanás y com-
con él (con ella) al "doctor de los doctores" —Jesús—, el curador. pañeros, cuya verdadera finalidad es la de apartar a los seres
El enfermo, deseoso de curarse, debería tratar de comprender humanos de la oración a Dios e incitarlos a acumular dinero.
que quien cura es Jesús, Jesús sabe cómo somos hechos, pues él La oración es indispensable a todos los que trabajan en el
tiene un cuerpo semejante al nuestro, y conoce nuestras enferme- "ministerio de la curación".
dades porque curó a muchísimas personas cuando estaba sobre la Se trata de un proceso que llega a su culminación en el
tierra. Debemos ser conscientes de que nuestras súplicas no van momento en el que se dicen oraciones particulares por los
dirigidas a alguien que no sabe nada de lo que precisamente le enfermos.
estamos pidiendo. Entrar en una pieza y orar por quien sufre, sin invocar la
186 187
presencia de Dios, es escasa demostración de fe. Sería como abrir
una llave y beber agua con las manos sucias: no se respetaría el
agua, ni el estómago de quien la recibe. No es que los ministros
sean siempre impuros... es que nos encontramos en campo ajeno y
conviene caminar junto con Cristo.
¡Estamos usando el poder y la autoridad de Cristo! Por esto yo
desearía ver al sacerdote, que administra la curación, prepararse
Y éstos serán
todo el tiempo necesario para una verdadera y auténtica oferta de
oraciones por los enfermos. los signos

V»/ na tarde —estábamos en el


1974— visité a un ex-compañero de seminario, el cual, abandona-
dos los estudios eclesiásticos, se había casado y era padre de nueve
hijos. Durante la conversación marido y mujer me hablaron de
Grace —su niña de nueve años, que cursaba el quinto elemental—
como de alguien ya en punto de muerte.
Grace Chirwa, sufría de leucemia y había sido devuelta del
grande hospital experimental anexo a la universidad, porque la
ciencia médica se había declarado impotente ante la enfermedad.
Entonces los padres se habían dirigido a médicos privados, pero
también ellos habían concluido que se trataba de un caso sin
esperanza. Grace, en su piecita, había llegado al punto de no poder
pasar nada, y vomitaba continuamente. Cuando entré en su habi-
tación, la encontré en un estado lamentable —los labios y las
manos diáfanos— y yo, que nunca había orado por un caso
semejante y me presentaba ante Dios con toda mi ignorancia y
falta de experiencia, le tomé la mano pidiéndole al Señor que le
mandara la sangre. Orando, seguía apretándole la palma para
reconocer su flujo en las venas. Poco a poco la sangre se hizo
visible; entonces oré para que sus células enfermas se revitaliza-
ran. Al final de la oración, le hice llevar a Grace una taza de té:
quería ver cómo iba a reaccionar. Grace bebió el té sin vomitarlo,
por lo cual me despedí de mis amigos con la tenuísima esperanza
de que su niña se curaría. Yo también era de los que van contra

188 189
viento, carentes de hasta la mínima indicación de lo que hubiera
podido suceder durante la noche. Me decía para mis adentros: "Si
es por tu voluntad, nos ponemos a tu servicio". Parecía casi un
forzar a Dios a cambiar de idea, pero también me veía espontáneo
preguntarme: "¿Quién soy yo para interferir en los planes de Dios?
¡ Yo no soy Dios! Fue él quien creó a Grace... ¡Por tanto, yo haré lo
que pueda y Dios hará el resto!". Me quedé, por así decir, a mitad ;:' Teníamos que
de camino en espera de cualquier cambio, dispuesto a aceptarlo.
Regresé donde Grace la noche siguiente. Con grande sorpresa
mía me dijeron que no había vomitado y que hasta había podido
- administrar la unción
comer algo: no mucho, claro está, porque su intestino se había
atrofiado tanto que no podía absorber el alimento (se necesitaba de los enfermos
tiempo para que pudiera funcionar como antes...). Ahora había
que cuidarla como a una niña chiquita, hasta que lograra comer
normalmente.
Les pedí a los padres que le dieran té con miel durante toda esa
semana y ellos siguieron escrupulosamente mis instrucciones. La «loan es sobrina del arzobispo
sangre siguió funcionando bien en Grace: se podía notarlo clara- Tshibangu de Kinshasa, rector de la universidad homónima. En
mente en sus labios y en las palmas de las manos. En poco tiempo Belba, su eminencia el arzobispo Kabanga me había pedido que lo
readquirió las fuerzas y pudo volver a estudiar, curada. acompañara al hospital a administrar a Joan la unción de los
En 1978 Grace terminó sus estudios de bachillerato. Grace enfermos; y, aunque se tratase de un caso sin esperanza y los
Chirwa quedó curada de su leucemia. ¡Gracias sean dadas a Dios! médicos esperasen que la muchacha expirase de un momento a
¡A él nuestra alabanza! otro, yo sentía dentro de mí una grande esperanza al entrar en el
hospital. Los médicos nos admitieron sin dificultad. Lo único que
podían todavía aprobar, respecto de Joan, era acompañarla en la
muerte, tarea confiada a la Iglesia.
Encontramos a Joan en estado de coma y con los tubos del
oxígeno: hubiera podido exhalar el último respiro de un momento
a otro, mientras una parte de su cuerpo ya se estaba enfriando. El
arzobispo Kabanga le administró el sacramento de los enfermos,
bajo condición de que en ella hubiera todavía un mínimo de
respiración. El cuerpo de Joan parcialmente estaba caliente por lo
menos; por tanto, según las normas para la administración de la
unción de los enfermos, el sacramento era válido. Luego nos
reunimos alrededor de su cabecera y yo empecé a orar así: "¡Oh
Dios, tú que creaste a Joan y conoces realmente su enfermedad, te
pedimos que la conserves en vida. Con confianza y esperanza en el
nombre de Jesús, te pedimos que cures a Joan!".
Siguieron otras oraciones, breves como ésta. Yo sentía en mí
una fuerza que me impulsaba a colocar las manos sobre Joan, y las
190 191
manos se levantaban y se abajaban como para recuperar los Después Joan fue a Bruselas, estudió en la Universidad de
movimientos de su cuerpo. A un cierto punto, siempre orando, le Lovaina en donde se especializó en relaciones internacionales.
tomé la mano derecha como queriendo saludarla (nosotros diría- ¡Alabemos y agradezcamos al Señor!
mos para "estrecharle la mano"). Mientras tenía sus manos en las
mías, comenzaron a reaparecer poco a poco los movimientos
vitales en Joan: poco después empezó a mover la cabeza a ambos
lados. Muy animados, todos seguimos orando, luego le impusimos
las manos. Al final de las oraciones estábamos seguros de que Joan
había salido del coma, aunque todavía era incapaz de hablar. Para
ella bendije el agua santa —el agua de la curación—para que todo
lo que era inmóvil en su organismo pudiera nuevamente revitali-
zarse. Se la dimos: la bebió con gran sorpresa nuestra (la que
quedó se la darían sus padres al día siguiente) y sus condiciones
mejoraron más allá de cualquier cálculo y expectativa humanos.
Al día siguiente regresé a Lusaka (como de costumbre tenía
prisa de regresar a casa) y no pude volver a ver a Joan. Poco
después, habiéndola examinado, el médico descubrió que todas las
partes de su organismo funcionaban normalmente. Ahora la
muchacha ya podía hablar. Los familiares narraron a los médicos
que el día anterior nosotros habíamos orado por ella y que todo eso
era resultado de la oración. Los médicos estaban despavoridos: no
podían creer que las condiciones de una moribunda pudiesen
transformarse tan rápidamente en vitalidad y salud. Admitieron
que la solución de este caso no había que atribuirlo a sus esfuerzos,
sino a Dios que está en los cielos y, en esta luz, aceptaron el caso de
Joan sin someterla a más análisis ni exámenes. Después papá y
mamá le contaron a la hija lo que había sucedido en la noche
durante la cual ella había entrado en coma y cómo ellos habían ido
a casa del arzobispo Kabanga para informarlo de su fin inminente.
Le dijeron que había vuelto a la vida por el poder de Dios.
En abril de 1977 todos juntos afrontaron un largo viaje en
automóvil de Lubumbashi a Lusaka para visitarme. Al volverlos a
ver, no pude decir quién era Joan, porque la recordaba moribunda
y no tenía la mínima idea de cómo era su aspecto físico cuando
estaba viva (ahora tenía diecinueve años). Tuvieron que señalár-
mela, así pude hablar con ella y examinar las cicatrices en donde
los médicos le habían colocado los tubos del oxígeno en el extremo
intento de mantenerla en vida. ¡Cuál no fue mi alegría al volver a
verla! ¡Tenía todas las razones para agradecer a Dios por su
curación!
192 193
viva y gritaba: "¡No, no! ¡Es mi amigo! ¡No, no, no te quiero!
¡Lárgate, diablo! ¡Lárgate, mentiroso!". De su boca salían frases
truncas y palabras que no tenían sentido. Las personas que lo
sostenían oraban juntos con él y lentamente lo hicieron volver a la
Los ídolos expulsados normalidad. Así se descubrió que Jaulani se obsesionaba con todo
lo que hacía y que el único medio a su disposición para superar el
obstáculo era el de vivir en una condición que lo hiciese olvidar: es
decir, esconderse en los dioses llamados cerveza y cigarrillo. De
esa manera hacía callar sus remordimientos. Con la ayuda de la
oración, los ídolos fueron expulsados y su lugar fue tomado por el
verdadero Dios.

T
*l aulani le estaba confiando al
amigo la historia de su familia y la complicada situación en la que
se encontraba.
"He venido precisamente a hablar de tu vida —exclamó el
amigo—. Hoy quiero presentarte un grupo de personas distintas de
las que frecuentas habitualmente".
Jaulani se llenó de curiosidad: "¿Cuáles?".
"Ven, te alegrarás al conocerlas", le contestó el otro.
Cuando los dos llegaron al lugar, había unas seiscientas per-
sonas reunidas en oración, que imploraban de Dios la curación de
toda clase de vicios, esos vicios que habían ocupado el lugar del
verdadero Dios en sus vidas. El amigo dijo: "Escúchame, nosotros
estamos sumergidos en una atmósfera de oración. Pídele a Dios
perdonarte por todo el mal que has cometido contra él, contra tu
esposa y tus hijos, y por haber dado mal ejemplo a muchas otras
personas. Te habías vuelto un dios para ti mismo, esclavo de la
cerveza, del cigarrillo y del lenguaje obsceno. Recuerda que la
misericordia de Dios siempre está disponible. Ahora recemos".
Así los dos entraron en la oración. A un cierto punto una
sombra oscurapasó sobre el rostro de Jaulani: parecía que viera su
vida en un agujero. Aterrado por el miedo, empezó a sollozar y a
temblar como si alguien, más fuerte que él, lo estuviera amena-
zando. Y cayó como una piedra que rueda de la cima de una colina
hasta el fondo. Tuvieron que sujetarlo. Jaulani lloraba a lágrima
194
Jesús, porque los pones a disposición de la comunidad, por medio
de los individuos.
Lucas 9,1-2:
"Convocando a los doce, les dio poder y autoridad sobre todos
los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar
Gustad y ved el reino de Dios y a curar".
¡Oh Jesús, que se pueda anunciar la venida de tu reino curando
a los enfermos y expulsando a los demonios! Tú eres el rey y el
Señor de todas las criaturas. Los mismos demonios están someti-
dos a tu autoridad, aunque se resistan. Lo que los molesta es sobre
todo el saber que te están sometidos, contra su voluntad.
Oh Jesús, ilumina a tus discípulos y concédeles la gracia de:
"curar a los enfermos,
resucitar los muertos,
sanar los leprosos":
signos, éstos, de la presencia de tu reino sobre la tierra.
IVlateo 9,35: ¡Oh Jesús, cuan noble eres! Tú no podías permanecer indife-
"Y Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando rente ante el espectáculo de la miseria humana. Te conmovías tan
en sus sinagogas, proclamando la buena nueva del reino y sanando a menudo ante el dolor, el envilecimiento, la desesperación, la
toda enfermedad y toda dolencia". humillación de los hombres... No tolerabas la vista de un ser
Oh Jesús, ¿por qué nos has hecho tan difícil aceptar los dones humano deforme, desfigurado por el sufrimiento o que se arras-
que dejaste en heredad a tu Iglesia, después de haber leído durante traba en trance bajo el poder del demonio. Tu noble corazón
dos mil años lo que hacías sobre la tierra? ¡Por favor, haz que rcmodeló al hombre deforme, para que él pudiera retomar su
podamos volver a traerte entre nosotros, predicando el evangelio, puesto en la sociedad como una espléndida criatura. ¡Oh Jesús, tú
expulsando los demonios y curando a los enfermos! ¡Vuelve, eres la misma bondad! Comparte con nosotros, te lo suplicamos, la
vuelve una vez más, Jesús! Si hemos sido incapaces de seguirte, docilidad de tu corazón respecto del hombre.
vuelve a llamarnos, por favor, con autoridad. Nosotros somos
tuyos y volveremos a ti. "Gustad y ved cuan bueno es el Señor.
Bienaventurado el hombre que se refugia en él".
Mateo, 10,7-9: (Salmo 34,9).
"Id proclamando que el reino de los cielos está cerca. Sanad
enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, expulsad demo-
nios. Gratis lo recibisteis, dadlo gratis. No toméis oro, ni plata, ni
cobre".
¡Oh Jesús, cuánto nos has amado! No sólo compartiste tu
cuerpo y tu sargre con nosotros, sino que también nos dejaste en
herencia los espléndidos dones del Espíritu Santo: el poder de
curar a los enfermos, de expulsar los demonios, de resucitar los
muertos, sanara los leprosos. Ninguno de nosotros, seres huma-
nos, puede poseer por derecho tales dones. Te damos gracias,
1QK
197
Capítulo séptimo

LA VIDA EN
LOS PRÓXIMOS
CINCUENTA AÑOS
"Sucederá después de esto
que yo derramaré mi Espíritu en toda carne.
Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán,
vuestros ancianos soñarán sueños,
y vuestros jóvenes verán visiones"
Jl 3,1
mado, una vez más, en una "sustancia totalmente nueva", no
manchada por la culpa.
Las palabras de Jesús: "Buscad primero el reino de Dios y su
justicia, y todas las demás cosas se os darán por añadidura" (Mt
6,33) aluden a la que, en los Hechos de los Apóstoles, se llama
La restauración "restauración universal", que será determinada por la venida de
Jesús, el Cristo.

universal El hombre culpable, volviendo arrepentido a Dios, será nue-


vamente el amo de la tierra, y la tierra se revestirá de novedad y
frescura. Dice Pedro al pueblo. "A fin de que del Señor venga el
tiempo de la consolación y envíe al Cristo que os había destinado,
i T a Jesús, a quien debe retener el cielo hasta el tiempo de la restaura-
W-JI.
ción universal, de que Dios habló por boca de sus santos profetas"
(Hch 3,20-21).
Mientras el hombre, en la angustia del pecado, errabundo
A buscaba los medios para mantenerse en vida, Jesús, al venir sobre
la tierra, le reveló el secreto para resolver el enigma de su difícil
x l . 1 hombre le dijo: "Por haber existencia.
escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te ¡Volviendo a Dios es como el hombre podrá, una vez más,
había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con poseer la tierra! Pedro, dirigiéndose al pueblo, continúa: "Vosotros
fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida. Espinas y sois los hijos de los profetas y de la alianza que Dios estableció con
abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo. Con el sudor vuestros padres al decir a Abrahán: En tu descendencia serán
de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él bendecidas todas las familias de la tierra" (Hch 3,25).
fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás" (Gn
3,17-19). Hablar del Espíritu Santo es algo que trastorna mi mente. En
Dios no quería vengarse de Adán y Eva, sino solamente ense- palabras sencillas: me vuelvo emotivo. No es que deje de razonar...
ñarles cómo le duele el pecado. La experiencia del mal y del más bien trato de exponer mi punto de vista lo más rápidamente
sufrimiento, que se les impuso a ambos, serviría para recordarles posible, yendo más allá de los principios de la lógica, y llegando
el engaño del pecado y sus consecuencias. Esto vale también hoy. muchas veces a conclusiones apresuradas (por ejemplo, este breve
Así como nuestros padres, cuando éramos niños, nos alejaban prólogo ya ha controlado, a nivel emotivo, mi entusiasmo por el
furiosos del fogón por miedo de que tocáramos las brasas, así Espíritu Santo).
también Dios privó temporalmente a Adán y a Eva del privilegio Permítanme que comience con lo que yo llamo la "confesión"
de la alegría del Edén, para que no fueran tentados por el árbol de de san Pablo sobre el Espíritu Santo —Carta a los Romanos cap.
la vida. 8,16—: "El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar
Cuando satanás creía tener la humanidad en la mano, cuando testimonio de que somos hijos de Dios". Ésta es una verdad
estaba convencido de que el hombre no llegaría nunca más a la luz fundamental en nuestra relación con Dios, confirmada por el
sin la mancha del pecado original, Dios —por medio de la crea- Espíritu Santo.
ción de María y por medio de Jesús "hombre-Dios"— humilló a El amor de Jesús por nosotros no falla, después de su ascensión
satanás en estas dos personas nobles y divinas. Por amor nuestro al cielo. No contento con estarnos cerca en la eucaristía, Jesús
fueron incontaminadas del pecado. El hombre debía ser plas- quería que nosotros creciéramos en él, conscientes de tener que
200 201
realizar la íntima unión con el Espíritu Santo a través de nuestras dará otro paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el
actividades cotidianas. El Espíritu de Jesús se siente por medio de Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no
la presencia del Espíritu Santo en la comunidad. Así sus palabras lo ve ni lo conoce. Pero vosotros lo conocéis, porque mora en
"estoy siempre con vosotros" (Mt 28,20) se convierten en una vosotros y en vosotros está" (Jn 14,15-17).
realidad. En el "ministerio de la liberación" debemos ser conscien- Cuando, después de habernos arrepentido, hemos obtenido
tes de nuestra instrumentalidad. Cualquier granito de orgullo, en una vida nueva, tenemos el derecho de recibir un don especial de
nuestro comportamiento con los posesos o en nuestras palabras, Dios, aquel "don" que es la "persona" del Espíritu Santo.
debilita en nosotros el poder —que es también deber— de liberar a Podríamos ir más allá y considerar toda la obra de la reden-
los hermanos de los espíritus malignos. Para evitar todos los ción como algo que se apreciaría más si Jesús la hubiera llevado a
obstáculos humanos en esta misión particular por cumplir, debe- término: es decir, si él nos hubiera purificado definitivamente del
mos convertirnos en habitación permanente de la Santísima pecado y nos hubiera encerrado en el paraíso por toda la eternidad.
Trinidad. Pero no fue así. Al concedernos el don, Jesús quiere que sea usado
Todo el que haya realmente recibido la liberación de Cristo, en plenitud para el bien de la comunidad y que dentro de nosotros
comparte con él los efectos de su victoria sobre el pecado y sobre todo se despierte a su presencia y coopere, con sus exigencias, al
satanás: vive sin temor ni al uno ni al otro. Ha cambiado su actitud alcance del fin propuesto.
de vida. Ahora controla desde adentro el ambiente que lo rodea, y Si, yendo a la selva, llevásemos el fusil a las espaldas para
ya no está sujeto a las atracciones del mundo, que lo habían tenido defendernos de los leones, pero no supiésemos usarlo, seguiríamos
a merced de ellas durante tanto tiempo. Así Jesús se podrá comu- teniendo miedo. Ante todo deberíamos aprender a mirar el punto
nicar fácilmente con él. por atacar para matar al león, pero sobre todo deberíamos tener la
El fin último de nuestra comunión con el Padre celestial valentía de afrontarlo cuando está enfurecido. De igual modo
debería ser el de llenar el mundo en que vivimos con su Santo tenemos la obligación de usar los dones que Dios nos da para los
Espíritu. El hombre —a quien se le ha concedido el máximo fines establecióos por él y sólo en la medida en que cooperamos
privilegio, porque es rey de la creación sobre este planeta— debe- con las exigencias que conllevan. El hombre —que afronta al león
ría desear siempre recibir de su Padre las últimas noticias e con el fusil— es efectivamente el que mata al león, y nosotros lo
informarlo de lo que hace. consideramos valiente. Por un motivo muy preciso Dios da cier-
¿Por qué el cardenal Ne wman pone en evidencia la importan- tos dones a determinadas personas y espera que sean usados para
cia de descubrir el Espíritu Santo en nosotros (asegurándonos, "dar fruto" (cf Jn 15,7) y no enterrados. "Nosotros" debemos
entre otras cosas, que podemos hacerlo por medio de una oración usarlos correctamente, pues estamos llamados a dar cuenta de
no casual, sino regular y continua)? ellos; si los usamos mal, hasta podríamos ser castigados. Contes-
¿Qué hace el Espíritu Santo por nosotros, después que lo temos, pues, a la llamada que se nos dirige para seguir sirviendo a
hemos descubierto en nuestro interior? El Espíritu Santo es un Cristo en el pueblo redimido por él. En efecto, todos estos dones
puente ulterior en nuestra vida, que nos permite llegar a Dios completan la obra de salvación realizada por él en beneficio de la
Padre y superar todos los obstáculos a lo largo del camino hacia él. humanidad.
Respuesta sencilla, pero que oculta un significado más profundo:
nosotros estamos "literalmente" rodeados de las gracias divinas... Jesucristo siempre está presente en su Iglesia, que fundó y amó
Bastaría que las reconociéramos y las apreciáramos, sirviéndonos con todo su ser hasta la muerte. Después de su ascensión al cielo,
de todos los medios a nuestra disposición para utilizarlas bien. eligió al Espíritu Santo corno su consolador y dio todo lo que tenía
y que era para dejarse consumar en la eucaristía. Cristo quiere, no
He aquí lo que nos dice Jesús respecto del Espíritu Santo: "Si sólo poseer los miembros de su Iglesia, sino también "convertirse
me amáis guardaréis mis mandamientos; y yo pediré al Padre y os en ellos" estando con ellos y en ellos para siempre. Sin embargo, él

202 203
sentía que, si no hubiese encontrado los medios aptos para hacer
viva su muerte y su resurrección, se habría hablado de ellas llevará armonía y comprensión. Porque, como lo he dicho, ésta es
únicamente como de hechos históricos. Le encargó, pues, al Espí- la era del Espíritu Santo, se sigue que el Espíritu Santo mismo será
ritu Santo mantener despierta en los cristianos la fe en él, hacer la unidad de medida para lo que se hará en el futuro en la Iglesia.
siempre nueva y vigorosa su presencia en la Iglesia local, y lograr Santo Tomás de Aquino tiene razón de llamar al Espíritu
que sus obras las vieran —y se las aplicaran— a aquellos que Santo la "ley". El dice que, encendiendo en nuestros corazones la
"escucharan su voz" (Cf Jn 10,16) mediante la realización conti- caridad, que es la plenitud de la ley, el Espíritu Santo demuestra a
nua de la redención humana. sí mismo ser la "nueva ley", el "nuevo pacto".
El Espíritu Santo continúa, confirma y testimonia la obra de Por el Espíritu Santo —como de un tronco del cual surgirá el
Jesús en la comunidad cristiana y en el mundo. Actualmente amor que sumergirá al género humano— se manifestarán en
nuestra gente es un terreno listo para un crecimiento y una madu- formas diversas las líneas directrices para el camino del pueblo
rez espirituales extraordinarios hacia la santidad. santo de Dios. Estos serán los dones del Espíritu Santo que se
Si ahora Jesucristo es el mediador entre nosotros y Dios en los derramarán sobre la humanidad para resolver las múltiples difi-
cielos, el Espíritu Santo es el mediador entre nosotros y Dios, cultades puestas en su camino hacia la madurez cristiana: en una
mientras vivimos sobre la tierra. El Espíritu Santo es el espíritu de palabra, para abrir los corazones de los hombres a gozar de la
Cristo, encargado por Dios para permanecer con nosotros hasta el bondad divina.
fin de los tiempos.
La Iglesia será débil en el mundo si no saca su energía espiri-
tual de la muerte de Cristo, y del Espíritu Santo la fuerza necesaria
para su servicio. Cristo venció la muerte y a satanás suplantándo-
los con el poder del Espíritu Santo. Don dado también a los
hombres, el Espíritu Santo reina entre nosotros por medio del
AMOR y continúa la obra de Jesucristo en una era de victoria que
se manifiesta en el AMOR.

Nosotros vivimos en la era del Espíritu Santo. Poco antes de


subir al cielo, Cristo reveló que el Espíritu Santo vendría para
iluminarnos ulteriormente sobre verdades que, hasta ese
momento, no se comprendían. En realidad, el Espíritu Santo guía a
su Iglesia y le da directivas por medio de las continuas inspiracio-
nes que no deja de enviar a sus distintos miembros.
En los próximos cincuenta años la vida de la Iglesia asumirá
una forma que no se puede predecir en este momento: no tanto
basada en normas y sanciones, será más bien llena de amor y de
poder. La presencia de Dios se advertirá en la gente mucho más de
lo que ha sido hasta ahora. Muchos serán los que hablarán de Dios,
como si Dios les estuviese físicamente presente. Los que sean
receptivos y dóciles empezarán ya a gozar del privilegio de ser sus
hijos. Cualquier escena del maligno, que normalmente atemoriza
a los seres humanos, será suprimida y vencida. La ley del amor les

204 90S
igual que ellos—, para que ellos sean semejantes a mí cuando
comprendan quién soy y por qué he aceptado sufrir por ellos. Así
puedo sacarlos de la infelicidad".
Para salvar a una persona que se está ahogando hay que
echarse al agua y correr el mismoriesgo.En efecto, en la medida
del peligro que incumbe sobre ella, en esa misma medida se
Imposible ser arriesga el amigo que pretende salvarla: en un instante él aban-
dona todas sus seguridades para entregarse totalmente a quien
lo que somos está por perder la vida.
Cuando nosotros perdonamos a alguien, aceptamos que el
ofensor nos juzgue a su modo. Sin embargo, demostramos ser
distintos de lo que piensa, cuando valientemente le decimos:
"Acepto lo que tú dices. Debes saber que te perdono porque te
amo". Gracias a esta iniciativa nuestra, él es de nuevo libre y, de
ofensor que era, se convierte en un hermano, en una hermana, en
Q un amigo —un ser humano digno de respeto—.
\*Ji consideráramos seriamente la Escuchemos a Jesús que dice: ¿Por qué me llamáis Señor,
presencia del Espíritu Santo en nosotros, como cristianos, no
seríamos los que somos. Si hoy no nos reconocen como tales Señor, si no hacéis lo que os digo?" (Le 6,46). Y el apóstol
—¡es un hecho!— es porque entre nosotros no reina el amor. Se Santiago les dirá que los diablos también creen en Dios (St 2,19)...
trata de una realidad evidente. pero, odiándolo y temblando; además que "la fe sin las obras es
En otras palabras, el verdadero amor es fruto del Espíritu muerta" (St 2,26).
Santo, el espíritu de amor. Paciencia, bondad, sinceridad, confianza, esperanza, toleran-
Nosotros siempre estamos con Dios y nadamos en las oracio- cia, continua disponibilidad para el perdón: caminar en estas
nes de los demás; por consiguiente la eficacia de la oración, en virtudes es como caminar sobre un tapete suave, se siente calor
nuestra vida, depende del benéfico influjo de todas las oraciones agradable. El amor, derramándose de nuestro corazón que ama, es
que ofrecen por nosotros nuestros hermanos esparcidos por todo el el calor que nos comunica alegría a nosotros y a los demás Hablo
mundo. Es lo que yo defino "la oración de los miembros de la del amor en su forma más pura —la más inmaculada posible— tal
asamblea", queriendo decir con esto que —como miembros del como sale de Dios, identificable, por tanto, con Dios.
único cuerpo de Cristo— estamos estrechamente unidos entre
nosotros. Nos apoyamos los unos a los otros. Confiamos los unos En su Carta a los Romanos —cap. 8,26-27— san Pablo nos
en los otros. facilita enormemente la comprensión de la oración en relación
con lo que hace el Espíritu Santo por nosotros. El Espíritu Santo
Perdonar significa desatar al enemigo de esos lazos de odio y nos levanta de nuestra humana debilidad y, conociendo la mente
de venganza que lo tenían prisionero en nuestro corazón y en del Padre, pone nuestras oraciones en el contexto apropiado. El
nuestra mente. Perdonar es decidir ir contra la corriente de la Espíritu Santo ora con nosotros y por nosotros: "De igual manera,
propia afirmación personal y aceptar perder, en cierta medida, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no
nuestra identidad para compartir una nueva con el enemigo. "Per- sabemos pedir como conviene; mas el Espíritu mismo intercede
dónalos porque no saben lo que hacen" significa esto: "Que yo sea por nosotros con gemidos inefables, y el que escruta los corazones
tratado como un estúpido, un débil, un pecador indefenso —al
207
206
conoce cuál es la aspiración del Espíritu, y que su intercesión a dicho: Recibirá de lo mío y os lo comunicará a vosotros" (Jn
favor de los santos es según Dios". 16,12-15).
Ellos le darán más importancia al hecho de ser cristianos que a
Sí, nosotros somos en verdad privilegiados, porque vivimos en
la era del Espíritu Santo. ¡Veremos el poder del Señor! La larga la propia posición social. Sus mutuas relaciones estarán marcadas
espera de la victoria sobre el pecado, la muerte y satanás ya no está por la sencillez, la cordialidad y la compasión. Experimentarán la
lejos! alegría de compartir con los demás las maravillas que Dios mani-
festará en medio de ellos. Ésta será la Iglesia de los próximos
"La Iglesia del Nuevo Testamento, la Iglesia de los santos es la
creación del Espíritu Santo, formada por él de la nada. Esta nueva cincuenta años...
creación no existía cuando Jesús estaba sobre la tierra. Tenía que Si no se ha ofendido a Dios o al prójimo, no hay razón para
venir el Espíritu Santo para que la nación de los elegidos de Dios estar tristes. Una sonrisa es una virtud silenciosa: hace sentir
pudiera nacer. Sin duda es cierto que el reino de Dios fue revelado cómodas a las personas, cuando se encuentran. Si no creen que la
en la presencia y en la obra de Jesús cuando él vivía en esta tierra, sonrisa sea una conquista, prueben a ver por cuánto tiempo son
pero la Iglesia del Nuevo Testamento no nació sino cuando vino el capaces de sonreír... Algunos descubrirán que tienen los labios
Espíritu Santo. Entonces ella reconoció a Jesús como su Señor y cerrados desde la mañana hasta la noche (menos cuando comen).
redentor obedeciendo sus órdenes, amándolo, sirviéndolo y ado-
rándolo" (Basilea Schlink "Guiada por el Espíritu").

No pocos teólogos y hombres de Iglesia han llegado al punto


de creer que Dios haya dejado de hablar a su pueblo, desde cuando
envió a su Hijo, Jesucristo, sobre la tierra. Al respecto dice san
Pablo: "De una manera fragmentaria y de muchos modos habló
Dios en el pasado a nuestros padres por medio de los profetas; en
estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien
constituyó heredero de todo, por quien también hizo los mundos;
el cual, siendo resplandor de su gloria e impronta de su esencia, y
el que sostiene todo con su palabra poderosa, después de llevar a
cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la
majestad en las alturas" (Hb 1,1-3).
Jesús nos asegura que, con la venida del Espíritu Santo, toda-
vía habrá profecía, medio del cual se servirá para guiar a su Iglesia.
Siempre hay necesidad de señales respecto de las cosas futuras,
sea en vista de una preparación, sea para ciertas precauciones que
hay que tomar.
He aquí lo que leemos en san Juan: "Mucho podría deciros
aún, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga él, el Espíritu de
la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por
su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de
venir. Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo comuni-
cará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he

208 209
incompletas por falta del dominio de la lengua usada y del recurso
a las estructuras de pensamiento de mi lengua madre.
Oración de curación y de purificación:
¡Observa, Dios omnipotente, cómo son de bellas tus hijas,
El triunfo del cómo son de maravillosas cuando sonríen! ¡Tú, Señor, las has
atraído a ti para mantener intacta su belleza... Pero si siguen
Cristianismo sometidas al maligno, y sumergidas en el fango del pecado, ya no
podrán sonreír... Preserva tú su belleza y su sonrisa teniéndolas
alejadas del pecado, que deforma y deteriora sus rostros!
¡Envía a tu Hijo Jesucristo... Envía a tu Hijo Jesucristo... Envía
a tu Hijo Jesucristo!
Haz que venga... Haz que venga... Haz que venga a curarlas de
los pecados de la vanidad y de la soberbia, de los pecados de la
carne y de la envidia, de los pecados del odio, de la hipocresía, de
la mentira.
J actarse del triunfo de Cristo Haz que venga a curarlas de los pecados cometidos en secreto,
sobre la muerte no es una cuestión de vanidad. de los pecados que te han ofendido en su dignidad humana y en la
Nosotros ahora, mejor que los protagonistas del Antiguo Tes- de su prójimo.
tamento, podemos entender que esta vida es provisional —una En el nombre de nuestro Señor Jesucristo... en el nombre de
vida breve— y que Jesucristo vivió, murió y resucitó de entre los nuestro Señor Jesucristo... En el nombre de nuestro Señor Jesu-
muertos. Antes de desaparecer físicamente de la tierra, Jesús cristo nosotros atamos a satanás y su secta y los mandamos al
estaba entre nosotros con su cuerpo triunfante, que ya no podía infierno. Nosotros les ordenamos dejar libre a toda hermana nues-
estar sometido a la muerte. El triunfo de Cristo es el triunfo del tra aquí presente, que ellos habían sometido a sus expedientes
cristianismo. maléficos.
Dios quiere vernos hermosos, alegres, felices. Cuando, enfer- A ti, satanás, y a todos ustedes, espíritus malignos, en el
mos, vamos a él, le pedimos que restablezca nuestro ser como sólo nombre de Jesucristo les ordenamos abandonar los templos de la
él lo sabe —y quiere— hacer, porque Dios es nuestro Padre Santísima Trinidad: Padre, Hijo, Espíritu Santo. Así sea. ¡En el
amoroso. En nosotros, seres humanos, Dios se ve a sí mismo y odia nombre de Jesús. Amén!
todo lo que nos deforma. Dios nos sana, porque nos ama y porque
desea que las obras de sus manos vuelvan a su belleza y a su
plenitud originales.
Ellos están sumergidos en la caridad y en la castidad, como
debe ser, y nosotros esperamos que emerjan de este océano de
amor y de pureza con un aspecto nuevo para que sean reconocidos
hijos de Dios, pertenecientes totalmente a él.
Cada vez que tomen en mano este libro pídanle a María, su
madre, que les ayude a leer entre líneas. Aunque me esforcé por ser
lo más claro posible, muchas expresiones habrán resultado
210 oí i
índice

Prefacio 5
Capítulo primero:
PREDICAR A CRISTO 11
Se necesitaron cuarenta y cinco años 12
La primera misión 15
El descubrimiento del don de curación 18
Y el Señor me dijo 21
El profeta es atormentado 25
Qué es la libertad 30
San Pablo 34
Capítulo segundo:
QUE TIPO DE LIBERACIÓN 39
El ambiente africano 40
La liberación 48
Renovarse en el espíritu 54
Capítulo tercero:
LA COMUNICACIÓN CON DIOS 55
La comunicación con Dios 56
Amor reflejo 64
La oración 73
La bienaventurada Virgen María 85
Los espíritus de los antepasados 91
Capítulo cuarto:
UNA RAMA DE NARANJA SOBRE LA PLANTA DEL LIMÓN 101
Las crisis espirituales 102
La transformación personal 106
Una dolorosa transformación 111
La perfección es bondad 114
Capítulo quinto:
NUESTRA BATALLA NO ES CONTRA CRIATURAS DE CARNE 117
Expertus potest credere 118
La Iglesia de los espíritus 121
Los representantes del diablo 127
La hechicería ¡36
Un espectáculo horrible 139
La sonrisa del pecador 146
En el reino del exorcismo 148
Diplomáticos espirituales 15 3
Satanás es el padre de la mentira 158
Nunca apartar la mirada de Jesús 165
Un desafío al diablo 168
Capítulo sexto:
ÉL CURA TUS ENFERMEDADES 175
La Eucaristía 176
La misión apostólica 180
Y éstos serán los signos 189
Teníamos que administrar la unción de los enfermos 191
Los ídolos expulsados 194
Gustad y ved 196
Capítulo séptimo:
LA VIDA EN LOS PRÓXIMOS CINCUENTA AÑOS 199
La restauración universal 200
Imposible ser lo que somos 206
El triunfo del Cristianismo 210

• £ <-i.