Sie sind auf Seite 1von 2

I DOMINGO DE ADVIENTO - Ciclo A

1ro de DICIEMBRE de 2013

LITURGIA DE LA PALABRA

“Velen y estén preparados.”

PRIMERA LECTURA: Lectura del libro del profeta Isaías (2, 1-5)

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y Jerusalén: En días futuros, el monte de la casa del Señor será elevado en la cima de los montes, encumbrado sobre las montañas y hacia él confluirán todas las naciones.

Acudirán pueblos numerosos, que dirán: “Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob, para que él nos instruya en sus caminos y podamos marchar por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén, la palabra del Señor”.

Él será el árbitro de las naciones y el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados y de las lanzas, podaderas; ya no alzará la espada pueblo contra pueblo, ya no se adiestrarán para la guerra. ¡Casa de Jacob, en marcha! Caminemos a la luz del Señor. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL: Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

SEGUNDA LECTURA: Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los romanos (13, 11-14)

Hermanos: Tomen en cuenta el momento en que vivimos. Ya es hora de que se despierten del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avan- zada, se acerca el día. Desechemos, pues, la obra de las tinieblas. Comportémonos honestamente, como se hace en pleno día. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujurias ni desenfrenos, nada de pleitos ni envidias. Revístanse más bien, de nuestro Señor Jesucristo y que el cuidado de su cuerpo no dé ocasión a los malos deseos. Palabra de Dios.

EVANGELIO: Lectura del santo Evangelio según san Mateo (24, 37-44)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Así como sucedió en tiempos de Noé, así también sucederá cuando venga el Hijo del hombre. Antes del diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca. Y cuando menos lo esperaban, sobrevino el diluvio y se llevó a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre. Entonces, de dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro será dejado; de dos mujeres que estén juntas moliendo trigo, una será tomada y la otra dejada.

Velen, pues, y estén preparados, porque no se sabe qué día va a venir su Señor. Tengan por cierto que si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón, estaría vigilando y no dejaría que se le me- tiera por un boquete en su casa. También ustedes estén preparados, porque a la hora que menos lo pien- sen, vendrá el Hijo del hombre. Palabra del Señor.

Encendido Primera Vela de la Corona de Adviento Encendemos, Señor esta luz, como aquel que

Encendido Primera Vela de la Corona de Adviento

Encendido Primera Vela de la Corona de Adviento Encendemos, Señor esta luz, como aquel que enciende
Encendemos, Señor esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir en la noche,

Encendemos, Señor esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir en la noche, al en- cuentro del amigo que ya viene. En esta primera semana del Adviento, queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque Tú nos traes la luz más clara, la paz más profunda, y la alegría más verdadera: ¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

traes la luz más clara, la paz más profunda, y la alegría más verdadera: ¡Ven, Señor

ANUNCIOS PARROQUIALES

Página de Internet de nuestra Parroquia: Visi- ta nuestra página:

www.parroquiasanfrancisco.com

La puedes acceder escribiendo esta dirección en su navegador o “browser”. Si desea hacer algún co- mentario sobre la página puede escribir a:

sanfrancisco.vsj@gmail.com.

Lectio Divina en Librería Paulinas: Las Herma- nas Paulinas invitan a la Meditación con la Palabra de Dios el próximo sábado, 7 de diciembre de 3:00pm. a 4:00pm. En la librería de la Ave. Roose- velt. Más información: 787-763-5441.

LECTURAS DE LA SEMANA

L-

2

1L. Is. 2,1. Sal. 121, Ev. Mt. 8,5-11.

M

- 3

1L.Is. 11,1-10. Sal. 71, Ev. Lc. 10,21-24.

M

- 4

1L.Is. 25,6-10. Sal. 22, Ev. Mt. 15,29-37.

J - 5

1L.Is. 26, 1-6. Sal. 117, Ev. Mt. 7,21.24-27.

V

- 6

1L.Is. 29, 17-24. Sal. 26, Ev. Mt. 9, 27-31.

S

- 7

1L.Is. 30, 19-21.23-26. Sal. 146, Ev. Mt. 9, 35–10, 1.6-8

1ra

LECTURAS DOMINGO 8 DE DICIEMBRE Is.11,1-10. Sal. 71.

2da

Rm. 15,4-9.

Ev.

Mt. 3,1-12.

ParaParaParaPara refrescarrefrescarrefrescarrefrescar nuestranuestranuestranuestra fe…fe…fe…fe…

Iniciamos un nuevo año litúrgico, Ciclo A. El evan- gelista de este año es San Mateo. El año litúrgico inicia con el Adviento. El color litúrgico es el violeta o morado. Las lecturas de este tiempo nos hablan de la venida del Mesías como Salvador y nos pre- para a la segunda venida de Jesús.

Cristo Vino, viene y vendrá. Estas tres venidas de Cristo configuran este tiempo litúrgico. Vino, la primera vez hecho niño en Belén, Vendrá un día a juzgar el mundo al fin de los tiempos y Viene a nosotros en el hoy de la celebración de la Liturgia Eucarística, memorial de su Vida, Muerte y Resur- rección hasta que Él vuelva. Vivamos con esperanza y alegría este tiempo de conversión.

¡Cantemos al Señor!

Entrada Ven, ven, Señor, no tardes. Ven, ven, que te esperamos. Ven, ven, Señor, no tardes. Ven pronto, Señor. El mundo muere de frío, el alma perdió el calor, los hombres no son hermanos, el mundo no tiene amor. Envuelto en sombría noche, el mundo sin paz, no ve; buscando va una esperanza; buscando, Señor, tu fe. Al mundo le falta vida, al mundo le falta luz, al mundo le falta el cielo, al mundo le faltas Tú.

Ofertorio En este mundo que Cristo nos da, hacemos la ofrenda del pan:

el pan de nuestro trabajo sin fin y el vino de nuestro cantar. Traigo ante Ti nuestra justa inquietud:

amar la justicia y la paz. //Saber que vendrás, saber que estarás Partiendo a los pobres su pan.// La sed de todos los hombres sin luz, la pena y el triste llorar, el odio de los que mueren sin fe, cansados de tanto luchar, en la patena de nuestra oblación, acepta la vida, Señor.

en la patena de nuestra oblación, acepta la vida, Señor. Comunión Haz que abandone la alforja

Comunión Haz que abandone la alforja que hasta ahora he llevado. Haz que rechace el vestido que traje hasta aquí, haz que me quede desnudo ante tu presencia, haz que abandone mi vieja razón de vivir. ////Maranatha, ven Señor Jesús.//// Dame el valor en la lucha que tengo conmigo, y haz que comprenda que sólo un rival tengo yo, ese rival es mi orgullo que llevo en mí adentro, cuando me venza a mí mismo será ya de Dios.

Salida Venid, Mesías, venid no te tardes, Señor, ven tu pueblo a salvar; Que solo tú eres la luz que nos ha de guiar hasta la eternidad.

Tú eres el Ángel de paz que has venido a brindar Paz, esperanza y salud para el pobre mortal. Tú eres Palabra de Dios que revelas su amor. Llena nuestro corazón de encendido fervor. Limpia nuestro corazón de las obras del mal. Haz que florezca el amor, la virtud, la piedad.