Sie sind auf Seite 1von 42

CAPITULO SEGUNDO COLOMBIA Y LOS INMIGRANTES ALEMANES

El objetivo y el sentido de este capítulo es, principalmente, tesponder a dos preguntas: dónde esta ubicada la "población alemana" y cómo es su situación?

En primer lugar, de una manera puramente descriptiva, pues se trata de recordar el contexto histórico, se enuncian aspectos demográficos, económicos y sociopolíticos del país en aquellos años. Recalco que no se trata de profundizar en el tema, sino de refrescar la memoria con referencias muy generales.

2.1. La Colombia del período 1938 - 1945

Aspectos demográficos

En la primera mitad del siglo XX hay una tendencia al desarrollo demográfico en Colombia. El norte y el centro-occidente son las regiones de importancia demográfica creciente. "Durante las cuatro primeras décadas del presente siglo, más de las dos terceras partes del notable incremento demográfico nacional fue absorbido por el campo. Merced a la existencia de un producto de explotación estable, de alta rentabilidad y cultivable en la mayoría de los departamentos, la presión "

demográfica sobre las ciudades se contuvo en gran medida "

70% de la población del país residía en el campo y

escasamente el 15% en conglomerados de más de 10.000 habitantes." Esta breve cita demuestra que, en el inicio del período estudiado, Colombia es un país de población predominantemente rural y las ciudades, por ejemplo Bogotá, no son tan populosas. Aunque hay que tener en cuenta que el proceso de urbanización ya se está iniciando en muchas regiones del país. "Es a partir de los años cuarenta cuando se profundizan los procesos de redistribución espacial de la población. Las áreas rurales aquejan un visible retroceso en su dinámica respecto de las décadas inmediatamente anteriores. Sus tasas de crecimiento se reducen aproximadamente a la mitad de las

En

1938

el

96 José Olinto Rueda Plata, en N.H.C., tomo 5, cap.15 p.368b.

97 Ambas citas, ibidem p.369 y 372 respectivamente.

59

registradas en los primeros cuarenta años del siglo. La población urbana, por el contrario, duplica su crecimiento, pasando de un incremento anual promedio de 20 a 40 personas por cada 1000 habitantes en el lapso comprendido entre "

1938yl951

9 8

Aspectos económicos

Ptesento primeramente una apreciación mu y significativa de Pedro Santana R , quien habla de un "típico ejemplo de modernización tardía":

"El desarrollo del capitalismo fue débil y relativamente demorado, el sistema científico-académico se mantuvo aislado durante buena parte del siglo XIX y durante una parte significativa del siglo XX, la estructura política mantiene rasgos extraordinariamente autoritarios y el Estado mantuvo hasta años muy recientes u n confesionalismo declarado en su propia Constitución Política."

perspectiva, es la expresada po r Kiessling, que

deja traslucir su preocupación por la penetración 'imperialista':

"En la época de la emigración alemana antifascista Colombia estaba débilmente desarrollada y dependía de los monopolios de EE. UU." '"El capital de EE.UU. se ha infiltrado en la mayoría de las grandes empresas de Colombia y sustrae del país valores inconmensurables. N o solamente mete la mano en la explotación de las minas de oro, plata y cobre, en las plantas de platino en el Chocó y de asfalto, de carbón mineral, de esmeraldas y mercurio, sino también en muchas industrias de bienes perecederos, en empresas de hotelería y en la aviación. Las grandes obras públicas, como la construcción de carreteras y ferrocarriles, han sido entregadas a empresas norteamericanas, también la construcción de centrales eléctricas, represas y nuevos viaductos de petróleo. La bendición de todas empresas todavía n o las ha percibido ningún nativo. Terriblemente pobres han

Otra opinión, desde otra

98

ídem

p.37 5

99

p .

santana :

Modernidad

Colombia";

p.254 .

100

Kieñling ,

habland o

60

y

Democracia,

en : M.E. Cárdenas:

sobr e

Colombia,

o.c,p.358 .

"Modernidad

y

socieda d

polític a

e n

quedado grandes extensiones de Colombia y su río principal es un

1

.

.

.

101

asentamiento de la miseria.

Un gran conocedor colombiano de la realidad económica nacional destaca el progreso de la industria nacional después de la famosa crisis mundial de los años treinta en un país, como ya se dijo, eminentemente agrícola. "Visto en conjunto, entre 1930 y 1945 la industrialización del país logró avances de importancia en cuanto a la ampliación de su base productiva y, aunque todavía con poca diversificación, consiguió cubrir una más amplia gama de bienes que antes se satisfacían con importaciones. Apoyada en el crecimiento de una demanda interna, en una política encaminada a sustituir importaciones, en una mayor capitalización y en condiciones más favorables para importar bienes de equipo y productos intermedios, en el decenio posterior a la crisis la industria colombiana fue capaz de desplazar en buena medida los productos importados y de satisfacer con producción nacional gran parte de la demanda de manufacturas. Con el fortalecimiento del entable industrial de estos años y la acumulación forzosa de divisas propiciado por la guerra, el país quedaba preparado para emprender, en escala más amplia y vigorosa, un crecimiento industrial que se prolongaría durante todo el período

1

,,102

de posguerra.

Aspectos sociopolíticos

En este apartado no se trata de hacer un amplio recuento de la Historia de la Cultura de Colombia, sino, haciendo referencia al período en cuestión, ampliar un tanto los aspectos político e ideológico pertinentes, sin demeritar otros muy valiosos, de la primera mitad del siglo XX. El ya mencionado Pedro Santana, al desarrollar sus planteamientos sobre el proceso de modernidad y la democracia en Colombia, destaca, entre otras cosas, los siguientes aspectos:

"Los norteamericanos nacieron con la modernidad y con la reforma religiosa, en cambio nosotros nacimos con la contrarreforma y la neoescolástica, es decir, contra el mundo moderno.

101 Arendt, citado por Kieoling p.359.

102 Jesús Antonio Bejarano: La economía entre 1930 y 1945, en NHC V, capit.5,

pp. 125, 126.

61

En América Latina no tuvimos ni una revolución cultural ni una revolución política democrática. Las primeras ideas de la Ilustración y de la modernidad ingresan a nuestros países en las revoluciones de independencia. Los modelos que inspiraron a los revolucionarios latinoamericanos fueron las revoluciones de Francia y de los Estados Unidos. Pero lo que se hizo de buena fe en todas partes fue más bien una copia de instituciones y de ideas vacías, que una verdadera apropiación de los contenidos. Todas nuestras revoluciones de independencia fracasaron en su propósito de establecer unas estructuras democráticas, y en modernizar la sociedad desde el punto de vista económico y

l

»

103

social.

Colombia, que siempre ha sido un país de muchos contrastes, desigualdades, injusticias y violencia salvaje, era también en esta época una sociedad de clases sociales muy diferenciadas y hasta contrapuestas. Sociedad provinciana, extremadamente conservadora y clericalizada, donde la autotidad eclesiástica, a nivel nacional, regional y local era grande e incuestionable, con mucha frecuencia aliada a unas castas políticas dominantes. Predominaba una ideología religioso-política, plasmada en el Concordato de 1887 y en una férrea tradición católica de varios siglos, heredada desde la época de la Conquista y la Colonia, con todo lo que esto conlleva en el aspecto social y cultural: tradiciones, costumbres, valotes morales y religiosos; maniqueísmo e intolerancia. - En lo político imperaba ampliamente el caciquismo y el clientelismo; desde el siglo XIX seguía predominando el bipartidismo, que con frecuencia conducía a sangrientas luchas fratricidas, como las interminables guerras civiles, la llamada Guerra de los Mil Días, el "9 de Abril" y la "Violencia". Parece que, en lo referente al ejercicio del poder político supuestamente 'democrático', la constante histórica en Colombia, desde la llamada "Independencia", ha sido el engaño, la humillación y la explotación de las clases populares por parte de las clases dominantes, a través de los dos partidos, conservador y liberal, con la anuencia silenciosa y cómplice del clero oportunista.

103 Santana, o.c ,

p.251. Aquí solo presento un extracto de los planteamientos mucho más

extensos de todos estos autores.

104 Sobre estos temas existe abundante y valiosa literatura! Sin mencionar ahora los numerosos y serios estudios desde la perspectiva del materialismo dialéctico, cito, por ejemplo, el capítulo de Fabio López de la Roche: Tradiciones de cultura política en el siglo XX, en el libro: Miguel E. Cárdenas R -Coordinador-:

Modernidad y sociedad política en Colombia. Fescol, Bogotá, 1993.

62

Amplío un poco el aspecto del bipartidismo y su trasfondo ideológico, basándome en autores conocedores del tema. Fabio López de la Roche, al analizar las tradiciones de cultura política en el siglo XX en Colombia, opina que "

Colombia es un país poseedor de una tradición política

bipartidista, configurada desde mediados del siglo XIX y mantenida hasta nuestros días, la cual ha sido dominante en la vida política nacional. Esa tradición política se gestó no solo sobre la base de la manipulación electoral y de la utilización de las necesidades de la gente a través de la prestación de "

servicios y contraprestaciones inherentes al clientelismo

Opina también que hay que tener muy en cuenta la obra de la iglesia

"dada

la centralidad que en el proceso de socialización política de los colombianos ha tenido dicha institución."

Analizando la importancia de la Constitución Nacional de 1886, bajo el gobierno de Rafael Núñez, (la Regeneración) y comentando la importancia de su pensamiento y de su enorme influencia, cita a monseñor Rafael María

fuerte

sentimiento de pesimismo racial con relación a la posibilidad de construir una nación sobre la base de nuestra abigarrada configuración étnica." En este contexto hace referencia también al pensamiento de Laureano Gómez, importantísimo ideólogo del Partido Conservador. Cita apartes de sus conferencias de 1928, "Interrogantes sobre el progreso de Colombia". Del negro dice Gómez: "El espíritu del negro, rudimentario e informe, como que

" De la raza india dice, entre otra

permanece en una perpetua infantilidad

Carrasquilla. Dice el autor que en la visión de las élites había "

católica colombiana "como generadora de rasgos de cultura política,"

un

cosas: "El rencor de la derrota, parece haberse refugiado en el disimulo

Está narcotizada por la tristeza

del desierto, embriagada por la melancolía de sus páramos y sus bosques".

La exposición del pensamiento de Gómez sería bastante extensa pero estas breves citas, a modo de ejemplos, muestran que entre muchos personajes de la clase dirigente colombiana, predominaba una concepción muy elitista, por no decir racista, del elemento social colombiano. Interesante, a propósito, mencionar, aunque sea brevemente, las ideas

del controvertido Fernando González en su libro "Los negroides"

taciturno y la cazurrería insincera y maliciosa

:

105 O.c. p.98 ss.

106 Editorial Bedout, Medellín, 1936 (1976).

63

nosotros, "

los libertos bolivarianos, mulatos y mestizos, somos

vanidosos, a saber: Creemos, vivimos la creencia de que lo europeo es lo bueno; nos avergonzamos del indio y del negro; el suramericano tiene vergüenza de sus "

padres, de sus instintos

enorgullezco de ser el primero que ha estudiado y analizado el

complejo que he llamado hijo de puta." "Nadie entenderá a Suramérica si no entiende todo lo que encierra lo que he llamado complejo de hijo de puta, a saber: Todo ser híbrido es promesa y pésima realidad." "Pero este complejo (de ilegitimidad) es terrible en Suramérica. Nuestra individualidad está apasturrada, a causa de estos hechos:

lo. En cuanto negros, somos esclavos, propiedad de europeos, fuimos prostituidos. 2o. En cuanto indios, fuimos descubiertos, convertidos; discutieron 'si teníamos alma'; rompieron nuestros dioses; nos prostituyeron moral, religiosa, científicamente. 3o. En cuanto españoles, somos criollos, sin poder 'probar la pureza de

sangre'.

4o. Lo peor: Que somos mezcla de las tres sangres; ocultamos como un pecado a nuestros ascendientes negros e indios. Somos seres que se avergüenzan "

de sus madres, o sea, los seres más despreciables que pueda haber en el mundo En un estudio más extenso habría que analizar críticamente estos y otros planteamientos sobre la llamada "mentalidad del Colombiano". Es todo el problema en torno a la "identidad del pueblo colombiano". Aunque es imposible estudiarlo aquí por los límites necesariamente impuestos, es de enorme interés el tema de la imagen que sobre los europeos y los alemanes presentan autores colombianos de gran renombre como lo hace, para citar únicamente un nombre, José María Samper en su escrito "Viajes de un colombiano en Europa"(Paris, 1862)

Me "

En el desarrollo de su análisis, continúa López de la Roche:

"Colombia fue uno de los países donde se intentó, quizá de la manera más ortodoxa, imponer este modelo, a todas luces vertical, jerárquico y autoritario, para ordenar las relaciones sociales. La difusión entre la población de ese sistema de valores católico-conservador tuvo un efecto perverso de

107 Frederic Martínez habla del

"valor

ejemplar

de Europa"

en

los escritos del

mencionado Samper. Cf. F. Martínez: "En los orígenes del nacionalismo colombiano

Cultural y Bibliográfico, Biblioteca Luis Ángel Arango, vol.XXXII, N°39, 1995, pp.27-59.

", Boletín

64

homogeneización forzada y de negación de las diferencias ideológicas, filosóficas, étnico-culturales, lingüísticas, políticas y religiosas existentes en la

1

1

sociedad

»

etc.

108

En otro de sus escritos el mismo López de la Roche al comentar la política de la Regeneración del tiempo de Núñez, dice:

"La ciencia, el racionalismo y el espíritu burgués moderno minaban la incidencia de la Iglesia [católica romana] en la orientación de la vida espiritual de las naciones. El Estado liberal se consolidaba afectando las posiciones de la Iglesia en la vida económica y se fortalecía estableciendo la supremacía del poder civil sobre el eclesiástico y configurando una serie de nuevos valores laicos llamados a desplazar a los tradicionales. La Iglesia católica asumirá una actitud de abierta confrontación de la modernidad en un intento por evitar la erosión de su dominación."!

Y más adelante dice, al referirse a la política de la Regeneración:

"No podemos dejar de ver ciertos nexos evidentes entre esta política de institucionalización de la intolerancia y el fanatismo, y la violencia en Colombia."! Esto me hace pensar que una vez más se presenta en la Historia moderna de Occidente el fenómeno, de tan trágicas consecuencias, de que la religión cristiana se tomó como un claro instrumento de poder y de dominación sobre los demás, a la altura de cualquier poder 'civil' !

Jorge Orlando Meló , comentando la relación establecida pot Núñez

con el poder eclesiástico, reconoce el inmenso poder político de la Iglesia Católica, que a largo plazo

a una tutela ideológica del Estado colombiano por parte de

la Iglesia, que contribuyó a mantener la religión como uno de los temas centrales de la vida política y tuvo efectos negativos en el terreno educativo y científico."

Paso ahora a la caracterización del período histórico que nos ocupa. Se trata de la llamada "República Liberal". Para el efecto me baso en el conocido historiador Alvaro Tirado Mejía."

condujo "

108

O.c .

p.106 .

109 "Ensayos sobre cultura política colombiana", CONTROVERSIA Nos.162-163, Cinep, Bogotá, 1990, pp.104 ss.

110 NHC. T.I, p.52.

65

"El régimen conservador se derrumbó y el partido liberal llegó al gobierno discretamente, a través de un movimiento llamado Concentración Nacional', de composición bipartidista, que lentamente derivó hacia la hegemonía liberal. El gobierno de transición lo presidió Olaya Herrera (1930- 1934) quien gerenció la crisis y consumó la entrega de los petróleos "

colombianos

Y López de la Roche señala:

"La historiografía nacional muestra un cietto consenso acerca de la significación de la República Liberal (1930-1946) en cuanto al avance en los procesos de modernización y de democratización de la vida política colombiana. Una buena parte de esos logros democráticos se realizó en el primer gobierno de Alfonso López Pumarejo (1934-1938) bajo el nombre de 'la Revolución en Marcha' ." Uno de los puntos fundamentales del primer gobierno de López Pumarejo fue la Reforma Constitucional de 1936 (Ley 200) que trató de establecer la función social de la propiedad y la función reguladora del Estado en las relaciones económicas, políticas y sociales. Para su época el reformismo de López fue una verdadera revolución. "El primer gobierno de López Pumarejo intentó redifinir las relaciones Iglesia-Estado e Iglesia- Educación, a través de una política de dirección y fiscalización estatal de la instrucción pública y privada (colegios religiosos incluidos), y de la recuperación por parte del poder civil de una serie de funciones y prerrogativas delegadas tradicionalmente a la iglesia."(ídem) En pocas palabras, el intento, muy justo, de López era simplemente poner las funciones del Estado colombiano a la altura de cualquier Estado moderno. En lo que respecta al tímido intento de laicización frente a la ingerencia abusiva clerical, López fracasó rotundamente pues el Concordato de 1887 tuvo plena vigencia hasta entrada la década de los 70 (por ejemplo en lo que respecta a la educación religiosa en los establecimientos públicos, incluso en la Universidad Nacional!)

"Los esfuerzos modernizantes intentados por la República Liberal y en particular pot la Revolución en Marcha de López Pumarejo, se desenvolvieron en una atmósfera marcada por la fuerte oposición de sectores antimodetnos de

102 Tirado M

."Siglo y medio de bipartidismo" p.140,

"Colombia hoy", Siglo XXI Editores, Bogotá, 1978.

66

112 López de la Roche, "Tradiciones

" p.108.

en: "Mario ARRUBLA y otros:

la Iglesia y de grupos tradicionales de los dos partidos, opuestos al espíritu de la política lopista." (López de la R La oposición desatada contra el gobierno de López Pumarejo fue sumamente fuerte, aunque no fue ni la primera ni la última vez que se presentaron las pugnas políticas entre los dos partidos tradicionales. El ya citado Tirado Mejía nos lo narra más detalladamente "La oposición de derecha a los gobiernos liberales, y en special al primero de López, fue violenta. Ella provino de sectores del mismo partido liberal, de grupos fascistas y del conservadurismo caudillado por Laureano Gómez. Las medidas intervencionistas del gobierno de López a veces chocaron

con los gremios económicos

liberales y conservadores

la reforma fiscal y su política social,

Los industriales atacaron del gobierno de López,

Terratenientes

crearon un movimiento violento de oposición: la APEN (Acción patronal

económica nacional) cuyo órgano de expresión era el periódico La Razón,

La oposición más

violenta fue la que ejerció el partido conservador en convivencia (sic) con la

orientado por el intelectual liberal Juan Lozano y Lozano

jeraquía Eclesiástica y los grupos fascistas

etc."

"Se orquestó entonces una campaña que de la violencia verbal pasó a la

exaltación de la violencia, a la 'acción intrépida' y a la apología del atentado personal. Dentro del contexto mundial, sectores del partido conservador optaron por las formas fascistas e hicieron la apología de Hitler y Mussolini y desde el periódico El Siglo, en nombre de la Hispanidad, Laureano Gómez se declaró partidario de Franco y enemigo de la república Española. Se crearon

grupos de

choque como el denominado 'centro de acción conservadora',

etc.

Al final de su gobierno López ya había decretado una pausa en la

'Revolución en marcha' . El gobierno que lo sucedió, de Eduardo Santos, se caracterizó como el "gobierno pausa", es decir, era necesario para las clases dirigentes poner un freno "sensato" a las demasiado aceleradas 'conquistas revolucionarias' del gobierno anterior. De otra parte, la diplomacia colombiana se vertió aún más hacia los Estados Unidos y Colombia fue

considerado "el país modelo de cooperación con

" !

113 ídem, p.117.

114 O.c. pp.162 ss.

115 Tirado o.c , p.159.

67

El segundo período de López Pumarejo, a continuación del de Santos,

fue bien distinto al primero y además el último de la llamada 'hegemonía liberal' por muchos años.

"En el año de 1942 López fue elegido presidente por segunda vez pero

a pesar del apoyo popular a su candidatura su segunda administración se

marcó por el conformismo y su vinculación directa al gran capital. En el ámbito mundial se desarrollaba la lucha de los aliados contra las potencias del "

Eje

"Colombia declaró la guerra a Alemania y si bien las tropas

Colombianas no entraron a Berlin ni salieron del territorio nacional la medida

sí tuvo efectos en el mundo de los negocios. Los bienes de los alemanes fueron

incautados y por medio de manipulaciones pasaron a manos de capitalistas nacionales. A esas negociaciones se vinculó la familia presidencial y en medio de un gran debate parlamentario por esos acontecimientos López se retiró de la presidencia de la República en el año de 1945. Para sucederlo fue elegido por

el Congreso Alberto Lleras Camargo quien gobernó desde el 7 de agosto de

1945 hasta el 17 de agosto de 1946." " 6

2.2. Estadísticas de población

Siguiendo mi línea descriptiva, voy a tocar ahora otra información muy

importante pata completar el cuadro sobre la "población alemana" en Colombia:

el aspecto cuantitativo:

A continuación se van a presentar los datos estadísticos que hacen

referencia a Colombia, en el siguiente orden:

•población total de habitantes. • población total de extranjeros, •población total de alemanes.

Presentar también datos globales del país obedece a la intención de compararlos entre sí y, de este modo, apreciar y evaluar mejor el volumen de la población propiamente alemana. Quiero advertir que ptesento un resumen simplificado de la información proveniente de diversas fuentes, a veces incompletas y contradictorias entre sí.

116 Tirado Mejía, o.c. pp.160 y 176.

68

/.- Población total de HABITANTES en Colombia:

1928:

7'851.000

" 7

1938:

8'701.816 " 8

Otra fuente menciona también para 1938 esta cifra: 8' 652.951

1940: 8' 697.041 12 °

1945: 10' 097.940 -población urbana total: 2' 535.753- población rural total: 6' 166.063

Ciudades:

Bogotá: 330.312 Medellín: 168.266 Barranquilla: 152.348 (Ibidem) 2.- Población total de EXTRANJEROS en Colombia:

1928 : 35-251 Esta cifra corresponde a menos del 4 % de la población

total delpaís!

Estos extranjeros provienen de:

Venezuela:

14.748

Siria:

2.967

España:

2.465

117 Memoria y cuadros del Censo de 1928, p.36.

118 Anuario General de Estadística 1938.Contraloría General de la República.

Bogotá, Imprenta Nacional, 1939. pág.3 cuadro sobre censos oficiales de Colombia.

tomo 111,1940, No.3,

pp.49ss.

Anales de Economía y Estadística, Contraloría General

,

119 EL TIEMPO Julio 27 de 1938.

120 EL TIEMPO, Agosto 14 de 1940, p.2.- Este dato parece contradecirse con el

dato del mismo periódico para Julio de 1938, supra, i.e. habría una disminución de población!

121 Cálculo de: Anuario General de Estadística. Contraloría General pág.36, cuadro 12.

,

1946,

122 Todos estos datos para 1928, están tomados de: Memoria y Cuadros del Censo

de 1928, p.36.

69

Italia:

1.916

Alemania:

1.682

EE.UU.:

1.607

Inglaterra:

1.436

1938:

56.500 m

1940: 124

56.487

Nota: Esta cifra corresponde a aproximadamente al 0.7 % del total de la población de Colombia de este mismo año!

De estos tenemos:

venezolanos: 13.418

europeos:

12.937

EE.UU. y Canadá:

2.152

-El mismo 'El Tiempo' trae una información contradictoria de 40.000 extranjeros para el año de 1940!

Algunas Ciudades: Número de extranjeros:

Bogotá:

5.195

Cali:

1.915

Medellín:

972 (Ibidem)

3.- Población total de ALEMANES en Colombia.

"En el año de 1937 y en el primer semestre de 1938, según los datos de las autoridades de control de nuestros puertos marítimos han (sic) entrado al país

123 José O. Rueda en NHC vol.5, cap.5, p.366.

124 Todos estos datos de: EL TIEMPO Agosto 14 de 1940, p.2.

125 Recordemos esta cifra cuando veamos, más adelante, las dificultades que el

gobierno colombiano presentaba para frenar una pretendida 'inavasión' de mano de

obra extranjera, que amenazaba las fuentes de empleo de colombianos

!

126 EL TIEMPO Agosto 30 de 1940, p.2; según censo de extranjeros de Agosto lo.

de 1940, sin contar a los extranjeros de los países limítrofes!

70

2.643 personas, de las cuales son 2.013 alemanes, 138 austríacos, 76 rumanos, 215 polacos, 51 palestinos, 50 libaneses, 8 rusos, 7 apatridas y 85 de otras "

nacionalidades

1938:

1939:

2.997

4.553 128

Al estallar la Guerra, en Septiembre de 1939, tenemos estos datos:

120

5.844

subditos del Eje

4.113

alemanes (inclusive austríacos)

1.572

italianos

159 japoneses

4.546

simpatizantes con el Eje; de estos:

2.273

españoles; 903 franceses; 275 holandeses

—Datos que suministra otra fuente

Total de extranjeros residentes a Enero 31 de 1939: 27.097

De estos:

:

alemanes:

3.637

austríacos:

440 ; de Danzig:

22

Judíos residentes en Colombia: 3.449 residentes en Bogotá: 1.432

-En el lapso Mz.21/38 hasta Abr.lo./39:

Alemanes: llegan: 2.630 salen: 1.054 quedan: 4.553 Austríacos: llegan: 251 salen: 50 quedan: 490 En Bogotá, a Marzo de 1939, están registrados 828 alemanes.

127 Memoria Ministerio de RR. EE., 1938. Preámbulo, p.XIII.

128 Ambos datos en: Luis Esguerra Camargo: Introducción al estudio del problema

migratorio en Colombia, Bogotá, 1940, p.53.

129 EL LIBERAL, Dicfa. 19 de 1941, p.l.

130 Memoria Min. de Gobierno al Congreso nacional Tomo III Anexos.P.190.

s.f

131 Ibidem pp.197 y p.199.

de

1939. Bgt., Imprenta Nal.

71

Información adicional:

En lo que respecta a la llegada de nuevos "contingentes" alemanes, que

acabamos de mencionar, Kieísling

presenta la siguiente relación:

INMIGRANTES ALEMANESA COLOMBIA:

desde

Alemania:

desde Austria

1934

7

5

1935

20

6

1936

116

18

1937

430

38

1938 1.

443

275

1939

248

163

1940

27

5

1941

34

14

1942

22

2

Con respecto a la confiablilidad de las estadísticas sobre los inmigrantes alemanes hacia América Latina, observa el mismo autor:

" las indicaciones estadísticas (sobre la distribución de los exilados

en recopilaciones poco exactas,

más bien son el resultado de apreciaciones más ó menos confiables, tal como fueron realizadas y publicadas por los gobiernos de los estados latinoamericanos y por organizaciones internacionales de ayuda

arribados a América Latina) están basadas

"El número de alemanes en Colombia nunca fue grande. Hacia 1938

eran apenas 2.500, de los cuales casi la mitad en Bogotá (800) y Barranquilla (400) trabajaban en actividades comerciales y técnicas. Aproximadamente un

un 5 % se

proclamaba como opositóles decididos de Hitler

Según los datos presentados pot Kiefsling hay que destacar el enorme aumento de inmigrantes alemanes que hubo a partir de 1938. Esta información coincide, y hasta es superada, con la siguiente fuente oficial:

15% de los alemanes pasaban por ser nazis

fanáticos. Únicamente "

la

Südamerika, Buenos Aires, 1943 Seite 252.

132 O.c. p.363.-Esta

información

133 KieBling p.51.

toma

de:Zehn

134 O.c. p.361.- Lo recalcado es mío.

Jahre Aufbauarbeit

in

72

"En el año de 1937 y el primer semestre de 1938, según datos de las

autoridades de control de nuestros puertos marítimos, han entrado al país

2.643 personas, de las cuales son 2.013 alemanes, 138 austríacos, polacos

215

Lo que aquí llama la atención, es que esta repentina afluencia fue antes del Pogrom de Noviembre de ese mismo año.

Datos adicionales sobre judíos:

Información tomada de la prensa capitalina en 1938:

"Más de un centenar de judíos han llegado en las últimas semanas." "Buenaventura, 20. A bordo del vapor 'Bodegraven' llegaron ayer 49 judíos de diversas nacionalidades así: 33 alemanes, 10 austríacos, 3 yugoslavos, 3 de Dantzig y un checoslovaco. Sin embargo este grupo representa apenas una mínima parte del total que ha penetrado últimamente al país. A bordo del "Santa María" llegaron 15 alemanes; en el "Aconcagua" 22 alemanes; en el "Vindlon" 8 finlandeses " "There are at present about 3,000 Jewish inmigrants from Germany living in Colombia ofwhom halfare in the capital, Bogotá, some 500 each in Cali and Barranquilla and 100 in Medellin. The remainingfour hundred are scattered in various smaller centers including a few settled as farmers. With the Polish and Levantine Jews living in Colombia the Jewish inhabitants number some 6,000 among a generalpopulation ofnine million. " Esta información, que no tiene por qué ponerse en duda, nos trae un dato muy importante: casi el 70 % de los alemanes en Colombia eran judíos! - Sería bueno poder confrontar esta afirmación con otra fuente distinta.

135 Memoria del Ministro de RR.EE.1938, preámbulo p.XIII.

136 El Tiempo, Septb.21 de 1938, p.15.

in: Jewish Social Studies,

Vol.III, October 1941, Number 4. New York.-Págs.387-398; la cita p.387—Sigla:

Jews.

137 Gerhardt Neumann:

"Germán Jews in Colombia"

73

Según otra fuente de información (G. Neumann):

A Ñ O

INMIGRANTES

EMIGRANTES

INMIGR

EMIGRA

ALEMANES

USA

ALEMANES

USA

totales

totales*

1935

750

1.559

654

253

11.172

9.898

1936

978

1.671

677

224

11.855

10.738

1937

1.409

1.979

833

297

14.703

13.788

1938

2.361

2.647

942

248

15.963

12.712

Cuadro N ° 2 Movimiento migratorio de Alemanes -Colombia Cuadro comparativo * Totales, incluidos colombianos!

 

**

**

1939

1.149

3.240

875

3.399

1940

327

3.200

330

3.203

1941

320

3.447

355

3.478

1942

35

2.740

712

2.792

1943

31

3.385

19

3.364

1944

22

3.931

1945

 

53

5.891

** N o hay datos para los años de esta sección.

 

Observaciones:

Comparándolos

con

los

inmigrantes

de

otros

países,

los

alemanes están en segundo lugar, después de EE.UU.

138 Anuario General de Estadística, 1938, p.22 (resumido).

139 Anuario General de Estadística, 1943, p.70.(resumido). Datos primer cuadro,

1938:p.2; segundo cuadro, 1943: p.70.Datos de 1944 y 1945: ídem 1945, p.97.

74

En el lapso 1935-1939 las entradas de alemanes siempre son mayores que las

salidas. Esto cambia en 1940, especialmente en 1942, cuando se invierten las cantidades. Estados Unidos: el número de entradas asciende permanentemente. Es curioso el que las salidas algunas veces superan a las entradas.

Al contraponer estas dos columnas, llama la atención el hecho de que el

año de mayor afluencia de inmigrantes alemanes es 1938. -Esto vuelve a confirmar lo dicho anteriormente. (Aunque Kiefiling habla de 1.443 alemanes).

A partir de 1939 el número desciende -en 1940 marcadamente-

mientras que el número de norteamericanos asciende constantemente -a excepción de 1942-. Es de suponerse que la marcada disminución de inmigrantes alemanes que comienza en el 39, se debe a una muy fuerte restricción al número de permisos de entrada al país. Además, es el año del estallido de la Guerra. En 1941 se proclama la ruptura de relaciones diplomáticas entre Colombia y el Tercer Reich lo que da comienzo, en 1942, a la expatriación de muchos alemanes (según el cuadro:: 712). Debe observarse, además, que 1943 es el año en que se declara el estado de beligerancia entre la Alemania de Hitler y Colombia. Finalmente, 1945 marca la terminación de la Guerra Mundial.

En síntesis tenemos los siguientes datos(en números redondos):

Año de 1938:

Total habitantes del país: 8.700.000 Total extranjeros: 56.500 = al 0.7% del total. Total alemanes: 4.500 = 0.05% del total 8.0% de los extranjeros

En 1940: De 9 millones de habitantes que hay en Colombia, 50.000 son

extranjeros

Las cifras son muy dicientes: los alemanes representan una muy insignificante minoría numérica en el país. Su importancia, por lo tanto, no puede ser cuantitativa sino cualitativa. Será válido decir de todos los inmigrantes alemanes en Colombia lo que Rodrigo García Estrada opina sobre los inmigrantes alemanes en Antioquia?

MI

1

,

.

.1

MI4 0

los alemanes

apenas pasan de cinco mil

140

El Tiempo Julio 21 de 1940, p.lE

141 Los alemanes en la economía de Antioquia, en Revista Antioqueña de Economía y Desarrollo, No.39, spt.-dio.1992, p.51.

75

"En contraste con el componente numérico tan reducido, la presencia de germanos en Antioquia durante el siglo XIX y parte del siglo XX parece haber jugado un papel fundamental en los más diversos frentes de la vida social. Lo que se registra en esta región es una migración selectiva principalmente conformada "

por trabajadores calificados

2.3. Los extranjeros en Colombia

En esta sección voy a tratar la situación de los extranjeros en Colombia de una manera muy general. No ha sido posible encontrar un estudio específico y detallado sobre este tema, en sus aspectos sociológicos y sicológicos. Podría ser que los extranjeros como objeto de investigación rara vez ha llamado la atención? "Nunca la proporción de extranjeros ha revestido importancia dentro del volumen de la población del país. Si bien su contribución al desarrollo nacional ha sido muy valiosa, su aporte al crecimiento demográfico es prácticamente irrelevante. En 1912 el censo de población registraba 9-755 extranjeros, la mayoría de los cuales residía en Cucuta y Cartagena. En 1938 su "

número había

ascendido a 56.500

Falta un análisis más detallado de por qué Colombia, a diferencia de otros países latinoamericanos, definitivamente no fue nunca un país de núcleos grandes de población exttanjera. Hay que agregar que en este siglo hubo grupos, más o menos numerosos, de inmigrantes siro-libaneses en la Costa Norte, cuyos descendientes han jugado un papel muy importante en el comercio y en la política partidista del país (p.ej. el ex-presidente J.C. Turbay Ayala

Malcolm Deas , al hablar de las inmigraciones en el siglo XIX, menciona que

grandes olas de migración transatlántica del siglo pasado no

tocaban a Colombia, y por muchas y muy fundadas razones. El desarrollo

Colombiano no daba incentivos

el inmigrante tenía que acostumbrarse a las

, guerras civiles, a las enormes distancias, a las plagas y enfermedades

las "

"

Pero, a decir verdad, estos argumentos no son del todo convincentes.

142 J.O. Rueda NHC vol.5 cap.15, p.366.

143 La influencia inglesa -y otras influencias- en Colombia (1880-1930), en NHC

III, cap.7, p.162.

76

Aspectos económicos

No he tenido a mi alcance una información detallada sobre el número y las clases de empresas extranjeras en Colombia en el período estudiado (tampoco es mi intención profundizar en este aspecto).

El censo de extranjeros no pertenecientes a los países limítrofes, que se realizó en 1940 reveló la presencia, en Colombia, de 21.598 ciudadanos de otras naciones. Veamos los aspectos económicos:

"Hay un grupo bastante numeroso, cuyos bienes oscilan entre mil y

un patrimonio

que como máximo alcanza a cinco mil pesos La población de extranjeros en Colombia, en 1941, según datos de la Contraloría, tiene en su poder $ 78.000. -Hay 4 extranjeros que tienen más de medio millón de pesos.

cinco mil pesos

El noventa por ciento de los extraños,

i

. 1

TI 144

posee

,

Aspectos jurídicos

Según Dr. Ernesto Herrnstadt ,

extranjeros están excluidos de toda intervención en

la política nacional del país. Pero todavía pueden ser empleados públicos, siempre que no ejerzan autoridad y jurisdicción, por ejemplo como juez, jefe de policía, ministro, etc. "

los últimos años de persecución racial y política llevada a cabo

en Europa, la legislación y administración ha cambiado de rumbo. Como es sabido, se ha restringido, o prohibido, la inmigración de ciertos grupos de personas, y desde que estalló la guerra actual, también se han dictado normas que restringen los derechos de los extranjeros domiciliados en el país, por ejemplo el de la locomoción, a fin de evitar actividades subversivas que puedan perturbar el orden público."

Este autor se refiere, aunque no lo dice expresamente, a los extranjeros alemanes.

145

"

hoy

(1942)

los

En "

144 EL ESPECTADOR, Dicb. 24 de 1941, p.2.

145 La Ruta, No.12, 1942. pp.352,353.Igualmente que en el punto anterior, no pretendo detenerme mayormente en este aspecto.

77

Los colombianos ante los extranjeros

A nivel muy general, y sin querer entrar en.ninguna polémica, se puede

decir que en un país tan tradicional y provinciano, como Colombia en esa época,

los extranjeros no dejaban de ser personas bastante extrañas y exóticas. (Tenían 'Seltenheitswert') La relación que se creaba entre los colombianos y los extran- jeros que iban "apareciendo" en su medio, o "terreno propio", era bastante ambi- valente; tal vez se deba hablar de un "choque cultural". Era una extraña y nove- dosa relación de atracción - repulsión ante esos seres nuevos, extraños, desco-

nocidos

establecido, a la tradición venerable. Por ser distinto el extranjero cuestiona, tal

vez sin pretenderlo, la propia seguridad. Inevitablemente se comparaban los propios hábitos y maneras de ser con los que traían los extranjeros. Quiénes salían "ganando" en esta extraña competencia? Situación difícil de manejar, sobre todo para los investidos de autoridad "sagrada", muy celosa en la vigilancia de la "moral y las buenas costumbres", imperantes en una sociedad profundamente convencional y jerarquizada. Miedo e inseguridad, porque el extranjero-extraño confrontaba a la propia seguridad, aparentemente no cuestionada, que llevaba siglos disfrutando de los privilegios del monopolio de la verdad, de la ortodoxia.

"raros". Seducción y repugnancia porque son una amenaza a lo

Es intetesante observar que parte de lo que estoy aseverando es confirmado por López de la Roche:

"Las minorías religiosas, como los judíos o los protestantes, también

sufrieron los rigores de un modelo que hacía de la religión católica, apostólica

y romana 'la de la nación' , y que convertía en parias, 'raros' o indeseables a aquellos que no encajaran en el modelo oficial de 'naturalidad religiosa'. "

A esos extranjeros se los endiosaba ó se los odiaba con exageración;

posiblemente ellos mismos daban motivos suficientes para ambas actitudes. Sin olvidar los grandes esfuerzos que muchos alemanes hicieron por adaptarse a condiciones objetivas muy difíciles, conviene añadir que en muchos casos los alemanes que ya habían logrado una significativa posición en su medio despreciaban profundamente las diversas manifestaciones de lo auténticamente "criollo" y asumían una actitud muy arrogante.

De otra parte, también habría que hacer diferenciaciones en la actitud de los colombianos hacia los extranjeros, que dependía del nivel de cultura y educación. Había personas de la clase alta que habían viajado mucho, estudiado

o trabajado en el extranjero y que llegaban a una franca y servil exaltación de lo

78

"Tradiciones de cultura

", p.107.

foráneo; despreciaban profundamente a la "guacherna" colombiana. Para otros los extranjeros eran invasores, entrometidos, imperialistas, expoliadores,

2.4 Los alemanes en Colombia

A continuación haré algunas consideraciones generales sobre el problema de la "población alemana" en Colombia. Hablar de "población" alemana es una generalización, a partir de lo común: la lengua, la cultura y el destino histórico. Sin embargo, al hacerlo no se diferencian los motivos de su llegada o sus filiaciones políticas y religiosas. U n término muy utilizado en Colombia, en esa época y posteriormente, es el de "colonia alemana", término muy inapropiado porque, de hecho, los alemanes eran muy pocos y estaban dispersos en el país; no conformaban un bloque numeroso, organizado y compacto, tal como se dio en otros países (Chile, Brasil). Y menos aún en esta época de crisis y de enfrentamientos internos. Tampoco vinieron por medio de un arreglo o convenio binacional o bigubernamental. Cuanto más se podría hablar de una "minicolonia". Para comprender toda la problemática, en una perspectiva mucho más amplia y extensa que la presente, habría que tener en cuenta la "historia" del inicio y desarrollo de la "presencia alemana" en Colombia. Existen algunos breves estudios "regionales", como el de Roberto Harker Valdivieso que trata sobre alemanes en Santandet, y los estudios muy bien documentados del Profesor Rodrigo García Estrada (citados anteriormente) sobre alemanes en Antioquia. Con todo, una Historia completa sobre alemanes en Colombia, desde sus orígenes, está todavía pot hacerse.

147 Se podría hacer un estudio al respecto, analizando escritos de diferentes

autores colombianos del s. XIX y XX, tales como José M. y Miguel Samper, Rafael Núñez, Vargas Vila, M.A. Caro, Marco Fidel Suárez, Laureano Gómez, etc.!

148 El libro Presencia Alemana en Colombia, Mayr s Cabal, Bogotá, 1993, es un

aporte valioso en este campo sobre el que se ha escrito y estudiado tan poco.- En mi concepto personal, esta obra lamentablemente se ubica en el género triunfalista sobre las grandes gestas alemanas. Además algunos capítulos no dejan

de ser unas amenas y 1.terarias consideraciones sin mayor documentación ni profundización!

149 Bucaramanga- La Inmigración y el Progreso 1492-1992, sin fecha, pp.43-84.

79

Los inmigrantes alemanes a Colombia:

Hablando de las inmigraciones alemanas, Allgaier observa que " no oleadas de inmigraciones alemanas. Debido a esto tampoco se llegó,

hubo

como en otras partes, a asentamientos alemanes cerrados. Más bien hay que designar el modo de asentamiento de los alemanes como disperso, lo cual tiene que ver con el tamaño del país y también con la diversidad de posibilidades

i

,.150

que se presentaban Allgaier habla desde una perspectiva amplia, latinoamericana, pues de eso trata el grueso volumen de Fróschle; seguramente por eso afirma que no hubo grandes oleadas de inmigrantes, si se compara con otros países. Su explicación de que el asentamiento de los alemanes en Colombia se presentó de una forma dispersa por causa del tamaño del país, no es del todo acertada, esta dispersión se dio más bien por la búsqueda de oportunidades para progresar - mayores en las ciudades grandes que en el campo- por las malas comunicaciones entre los puntos distantes y, ante todo, como ya se mencionó, porque nunca hubo grupos muy numerosos que llegaran a formar una especie de "colonia alemana" que de alguna manera los concentrara en algún lugar determinado. Posiblemente no se dio el fenómeno de grupos tan cerrados como en Chile o el sur del Brasil, donde había enclaves alemanes. Se podría, tal vez, asegurar que en Colombia, como eran poco numerosos, se mezclaron más con la población local en lo que respecta a las necesarias relaciones laborales y comerciales y, en parte, también a las relaciones sociales (matrimonios entre alemanes y colombianas). A propósito, no se ha hecho un estudio detallado sobre si era más frecuente el matrimonio de alemanes con colombianas o de alemanas con colombianos, habría que analizar en detalle todos estos aspectos para sacar conclusiones valederas. Es importante observar que, aunque era una población cuantitativa- mente muy reducida (0.05% del total de la población colombiana!), cualitativa- mente fue muy significativa, por sus actividades en el comercio, la industria, la educación, las Ciencias, las Artes, etc. Se tetoma aquí la diferenciación entre emigrante propiamente tal y exilado/refugiado, para aplicarla a la situación de los alemanes en Colombia. Naturalmente que sobre esto no hay, ni puede haber, cifras estadísticas exactas. Pero, en términos generales, no es aventurado asegurar que, dadas las condiciones objetivas ya mencionadas, la gran mayoría de los alemanes llegados al país en estos años eran refugiados.

150 ídem p.443. La cita anterior, Allgaier p.442.

80

Tratando el tema de la inmigraciones de alemanes, conviene mencionar lo que pareció una iniciativa, no de orden gubernamental, sino religioso, eclesiástico. El sacerdote católico. P. Ricardo Struve H., en su publicación "La Rura", presenta un detallado informe sobre las actividades de un Comité Pro- Inmigrantes, fundado en Bogotá el 4 de Agosto de 1938 por el arzobispo Juan Manuel González y administrado por el dinámico P. Struve. La junta directiva estaba compuesta por colombianos y dos representantes de habla alemana: Ernest Forell y Kurt Hirschell. Según este informe, durante el año de 1939 se ayudó a 35 personas (23 católicos, 2 protestantes y 10 judíos), la ayuda económica ascendió a $ 599.77 (En esa época el peso colombiano estaba apenas un poco por debajo del dólar). Llama la atención la apreciación del Profesor Ernesto Guhl, por tratarse de una persona de tanta autoridad, sobre los inmigrantes judíos:

"Entre los inmigrantes alemanes se destacaron los judíos. Fue esta una verdadera inmigración judía al país que de todas maneras ha sido útil para el desarrollo del mismo. También es cierto que no hubieran venido en tiempos normales, pero ya estando aquí supieron ocupar un puesto muy singular en su concierto social. Es curioso que los historiadores y sociólogos se ocupen de la infiltración judía, por ejemplo en Antioquia, en cuanto al pasado colonial, pero hasta la fecha no ha habido un estudio como tal que analice científicamente la situación de ellos en el contexto colombiano actual; son muchos los que tienen envidia y pocos los que hacen un justo reconocimiento a sus actividades y forma de vida." En términos muy generales se puede afirmar que, en la época estudiada, el imaginario con respecto a los alemanes era muy ambivalente: por un lado admiración y envidia por lo que representaban, hacían y habían conseguido; por otro, desprecio y rencor. Las explicaciones de estas actitudes tan difundidas no son muy claras. Pudieron deberse a la falta de una consciencia de la propia identidad más definida, segura y apreciada; también, y no pocas veces, habrá influido la arrogancia y cierto autoaislamiento de los mismos extranjeros!

151

"La Ruta",

año

3,

4,

Juli o

de

1941, p.132

s .

152

Ernest o

GUHL:

"Las

frontera s

poitica s

y

lo s

límite s

naturales" ,

Fonde

FEN

Colombia,

Bgt.,

1991.

-

p.178

81

En muchos colombianos predominaba una actitud negativa hacia los

alemanes porque se los identificaba con los nazis. Esto se debió, especialmente, a

la imagen que presentaban la prensa nacional y el cine. La mayoría, en su ignorancia, terminaba por identificar a todos los

alemanes con la nación causante de la Segunda Guerra Mundial, muy combativa

y cruel, uno de los tres "países del Eje". Además enemiga de la democracia

occidental, i.e., del gobierno de Estados Unidos al cual Colombia estaba muy estrechamente vinculada (a pesar del robo de Panamá, United Fruit, etc.). Desde la perspectiva oficial, pareciera que se hacía una diferenciación entre los alemanes "buenos" y los "malos":

Los primeros no eran problema, casi ni se hablaba de ellos, entre ellos estarían los "nacionalizados". Sobre los segundos recae todo el peso de la Ley:

aparecen públicamente en las Listas Negras y se les aplica una serie de decretos, a

lo largo de los años, para limitar su libertad de movimiento, residencia, trabajo,

asociación, expresión y posesión! Obviamente aquí la pregunta de fondo es:

Quién definía, y por qué razones, quiénes eran los 'buenos' y quiénes los 'malos'? Estas medidas tan severas se quieren justificar, sosteniendo que se trata de nazis, quintacolumnistas, enemigos del régimen, peligro y amenaza para la seguridad del país y hasta para las posesiones norteamericanas como el Canal de Panamá.

Pero el asunto de las leyes y disposiciones oficiales tiene que ver con la "picaresca" española; hay que ver qué se entiende en Macando por "Ley". Siempre habrá excepciones de tipo personal e individual a la interpretación y a la aplicación de los ordenamientos más estrictos; igual que en la Colonia, "Se obedece pero no se cumple". A nivel popular no se hacen diferenciaciones entre alemanes buenos y malos, todos son extranjeros, 'extraños'. Además, por lo común, se los identifica con los demás "ricos", por tanto, las actitudes son superficiales, indiferentes, frivolas o hasta oportunistas. Es importante preguntar si se trata de verdadera xenofobia o si es más apropiado hablar de "odio de clase". Hasta aquí he considerado el problema a nivel de las medidas oficiales del gobierno de la época, de la llamada 'opinión pública' y del amplio pueblo. Ahora bien: cómo eran las relaciones entre las familias y los individuos a nivel cotidiano? Un descendiente de alemanes, que en esos años era alumno en el Colegio Agustiniano, me relató en una entrevista (Noviembre de 1992) que algunos compañeros lo insultaban y escupían en la cara gritándole: "Perro nazi!". Hasta el profesor de Geografía lo insultaba! - Comentario adicional del entrevistado: "Quedé muy desconcertado" .("Da wusste ich selber nicht wohin!")

82

Personalmente recuerdo que en mis años de colegial en el Gimnasio Campestre, en Primaria, mucho después de terminada la 2a. Guerra Mundial, a inicios de los años 50, los compañeros me molestaban, al verme tan mono, llamándome nazi. Por lo que he podido apreciar, con base en referencias directas o indirectas, en las entrevistas y en reflexiones personales, parece que la gran mayoría de los alemanes se replegó en sí misma, en su grupo familiar y en

círculos muy reducidos de amigos, tratando, ante todo, de no llamar la atención,

de no chocar con nadie y por nada, ("

estrictamente con el deber y sobrellevando las adversidades con un gran estoicismo, al menos hacia fuera. Todo era tremendamente "normal"! Cuántos dramas y hasta tragedias secretas se desarrollaron en estos años en la "escisión interna" (Innere Zerrissenheit!) y en la soledad interior -la "compañera de siempre"!- de muchas personas? Imposible saberlo. Esto me hace pensar también en el trasfondo más amplio, la realidad de la l shoah' , el holocausto judío, que históricamente hablando, ha afectado a todo el pueblo alemán. Y me viene a la memoria la expresión de Hanna Arendt: "la banalidad del mal", en su libro "Eichmann in Jerusalem\ Qué sentido tenía y tiene entonces la vida? - Alguien decía: "Estoy sentado en el borde de la nada, sintiendo los mordiscos del absurdo". A esta situación "interna" de la población alemana se agregaba el agravante de serios conflictos y enfrentamientos, principalmente entre los bandos pronazis y antinazis. Volveré sobre el tema más adelante. También hay que considerar que, además de las diferenciaciones generales antes mencionadas, hay que diferenciar entre alemanes "puros", o aferrados a su cultura (religión, lengua, tradiciones, etc.), los alemanes "mixtos" (esposo/esposa colombiano/a) y los "ex-alemanes" o "desertores" (de costumbres totalmente colombianas). Traigo de nuevo la opinión autorizada del Profesor Guhl:

"Los inmigrantes alemanes han sido sin distinción hasta el día de hoy, en su inmensa mayoría, en su modo de pensar y actuar, elementos conservadores en el sentido político- cultural colombiano."

bloss

nicht auffallen!") cumpliendo

153

O.c.

P.175 .

83

El choque/encuentro de dos culturas:

Quiero dedicarle un espacio a la reflexión sobre un fenómeno que denomino "choque cultural" entre los emigrantes alemanes y la sociedad colombiana de esa época:

Esa 'extrañeza' que despertaban -y en parte aun hoy despiertan- los

extranjeros en muchas personas, se puede tratar de explicar por la cultura alemana -lengua, costumbres, etc.- tan "distante y distinta" de la propia cultura nativa. Era un verdadero 'choque' (o debería ser encuentro?) cultural. N o quiero emitir ahora un juicio de valor sobre un asunto tan complejo, ni hacer una comparación simplista, sacando conclusiones apresuradas acerca de qué cultura

es 'mejor' o 'peor' , etc. Sigo manteniendo mi posición: Resaltar la situación a la

cual se vieron abocados los inmigrantes alemanes a l llegar y permanecer en Colombia.

Ese choque se manifestó en una serie de 'valores sociales' aceptados, típicos, transmitidos como un legado valioso, derivados de cada cultura y de cada proceso de educación /socialización y cercanos a los muy propagados estereotipos y prejuicios de lado y lado; en las "pequeñas diferencias", tan importantes en las relaciones sociales cotidianas y que hacen referencia, no solo a concepciones de la vida (Weltanschauungen) diferentes, sino a modos diferentes de vivir concretamente la vida. Algunos ejemplos: los "conceptos" alemanes de amistad ("Freund" - "Bekannte"; lealtad, fidelidad), de tiempo (puntualidad, aprovechamiento del

de trabajo (creativo, transformación de la materia, respeto a las 'cosas'

tiempo

y a los 'lugares' ), disciplina y orden, cumplimiento del deber ante todo

(Pflichtgefühl), obediencia a la ley establecida, 'cariño' por la naturaleza, la verdad (no filosófica sino social) y veracidad (sí es sí), honestidad a toda prueba, etc. Estos valores no deben tomarse solo como unas actitudes valiosas, aceptables en el trato social, fundamentales para la convivencia y deseables en el comportamiento individual y personal, sino como verdaderos valores sociales que

se transmiten de generación en generación, que son parte esencial de la herencia

familiar, de las tradiciones y costumbres sagradas, que forman parte de la propia identidad. Son fuente y expresión de las propias 'seguridades' , a las que se acude especialmente en momentos de crisis ("existencial"), de profunda angustia y miedo y en "situaciones límites"!

vida

),

Otro aspecto que se ha estudiado muy poco es el referente cultural de los exilados.

a

la

154 Véase

el fascinante estudio de Norbert ELIAS, "Studien über die Deutschen",

Surkamp, Frankfurt, 1994. Por ejemplo p.429 s.

84

No todos, pero sí muchos alemanes estaban acostumbrados a alimentar su espíritu con la rica fuente de las tradiciones culturales alemanas, -literatura, música (oída y ejecutada), pintura, etc.- Qué podían encontrar en una ciudad como Barranquilla, Medellín o Bogotá en esa época? Quizás muchos alemanes se sentirían viviendo "entre brutos animales" (S. Ignacio de Loyola). Kiefiling describe a la Bogotá de esa época en boca del poeta Erich

Arendt:

"La capital contaba entonces [hacia 1940] aproximadamente con un millón de habitantes. Erich Arendt tuvo la impresión de que la situación poco

común de la capital, su longevo distanciamiento de la vida activa y vibrante de

hacía de

los centros comerciales de la Costa, que crecían rápidamente,

Bogotá un caserío montañés, bajo los vientos andinos, los cóndores y las

águilas, económicamente autosuficiente.' Desde la capital hacia el Mar Caribe y el Océano Pacífico no había 'ni una línea férrea ni una

Su incomunicabilidad frenaba el desarrollo y le impregnó

carretera

fuertemente su originario carácter pueblerino. Esta característica de la capital "

Una referencia breve pero significativa la presenta la esposa del citada Erich Arendt, Katja Arendt:

"In addition to physical nourishment, Katja offeredthe emigrant community much-needed intellectual and spiritual support. She is a woman constantly serving, using her time to cement community feelings, and writing ofsuch in her diary. In many ways, the Arendt' s home in the Avenida de Caracas [sic] became gathering place for the intellectual élite of Bogotá. Katja provided an ambiance lacking in Colombian society, an environment supportive of a free exchange of ideas, similar to "

"Perhaps as a tie to the homeland, Katja thrived on music, rarely missing a performance by European groups touring in Bogotá. She purchased a record player an d even rented a piano for their tiny apartment. At cultural gatherings she sang or played the piano; Erich the violin. As was the case with other emigrantsfrom Hitler' s

with one par t ofthe Germán heritage she was

también incidió de una manera limitante en las demás ciudades del país'

the salón tradition ofEurope

Germany, classical music provided her determined to preserve.'

 

155 KieBling

p.366 .

156

Suzanne

Shiple y

Toliver :

"The

Lati n

American

Diarie s

of

Katj a

Hayek

Arendt" ,

en :

American

Jewish

Archives ,

Vol.39 ,

N°2,

Nov.

1987;

p .

167.

157

Ibid .

p.170 .

85

Y la misma Katja Arendt anota en su diario en Junio de 1945:

"At least we have managed to avoid th e lifestyle o f the bourgeois: playing cards, having children, and sleeping their Uves away in the intellectually bankrupt Bogotá.

Pero el choque cultural no solo se alimenta de reacciones despropor- cionadas, defensivas y agresivas; también genera conciliaciones, intentos de acercamientos, 'sometimientos' , enriquecimientos mutuos, etc.

Habría tantos ejemplos tomados de la vida cotidiana! Una mamá alemana de la época le decía a su pequeño hijo: "si lo dijo u n colombiano, casi seguro que es una mentira; si lo dijo u n alemán, seguro que es verdad"! "Lo peor de los colombianos es que todos son 'maliciosos' , tramposos y mentirosos, aun entre ellos mismos. N o son de fiar".("Sie sind alie unzuverlássig!") "Los colombianos no son ni mejores ni peores que los alemanes". "Todos los alemanes son autoritarios, despectivos y explotadores". "Se creen superiores, pero a la hora de la verdad son peores que nosotros". En fin. La lista sería interminable. Lo único claro es que sostener u n debate serio y objetivo a nivel personal, con base en datos reales, es sumamente difícil porque las personas afectadas se tornan excesivamente susceptibles.

son negativas ni los juicios

descalificadores.

opina que "La estimación por los alemanes en Colombia se

basa, en gran parte, en su disposición a la adaptación a las condiciones de vida "

del país, que incluye la disposición a la asimilación Personalmente pienso, que entre los colombianos de la época tratada - dicho por ahora de una manera terriblemente generalizada- hay muchos sentimientos de extrañeza y hasta desconfianza por los alemanes y "lo alemán". Se los ve mu y distintos y distantes ante todo por la enorme ignorancia y desconocimiento de todo lo que ellos son y de su historia. Cuántas fantasías absurdas, totalmente falsas y exóticas n o se habrán desarrollado, como suele

ocurrir ante realidades extrañas y desconocidas, en la mente de muchas personas,

educadas en u n medio

En

este

debate

n o todas las opiniones

Allgaier

tan cerrado, rígido, fanático e intolerante.

M.:"Los

86

Ibid. ,

Elegidos" .

158

p.168 .

159

A.

Allgaie r

-

Algo

p.44 3

semejant e

en

e l

libr o

s e

pued e

rastrea r

de

Fróschle .

e n

e l

libr o

d e

Alfons o

López

Es increíble cómo en todo esto se manejan y conservan muchas

apreciaciones basadas en puros estereotipos y prejuicios, terriblemente simplistas

y hasta estúpidos! ("nazis, prusianos, racistas, arrogantes y engreídos"

Los estereotipos son determinadas cualificaciones que se entresacan y generalizan como características propias y típicas de todos los individuos de un determinado pueblo. Se basan en apreciaciones subjetivas y objetivas, en disposiciones emocionales y en simplificaciones muy complejas. Sirven para fijar las delimitaciones de los pueblos entre sí. Con demasiada frecuencia se emiten juicios de valor, basados en estas apreciaciones subjetivas. El problema se complica cuando las personas están inconformes con el estereotipo que de ellas se tiene y, más todavía, cuando están inconformes con su propia 'identidad'. Hay otro aspecto que no se puede olvidar: desde el siglo pasado muchos

colombianos, especialmente de la clase alta, hicieron sus estudios profesionales en Europa y mantuvieron vínculos culturales, científicos y comerciales, más o menos estrechos, con ese continente; conservaron un profundo y sincero aprecio por muchas de sus gentes y, también hay que mencionarlo, se sintieron enriquecidos en su propia personalidad. Tampoco puede dejarse de lado el que muchos alemanes radicados en Colombia, mostraron enorme interés por conocer

y estudiar seriamente la "realidad colombiana" en sus diversas facetas. Podría citar muchos ejemplos! Aunque en ese tema no se han hecho estudios y análisis completos, creo que no exagero al afirmar que a nivel cotidiano y silencioso, se presentaron

muchos casos de profundas y leales amistades entre colombianos y alemanes, en

lo s

respetaba n y aceptaba n la s mutua s diferencias . N<? ha y qu e nega r la s

diferencias, sino aceptarlas y aprender a convivir con ellas en un espíritu de tolerancia

)

qu e s e

civilizada e inteligente!

Para terminar esta sección, traigo algunas citas de Ernst Hansen que complementan un poco el cuadro general de la "población" alemana. El testimonio se sitúa en el año de 1949. "Descubrí un nuevo círculo

de actividades, que me exigió grandes esfuerzos, pero que también me brindó

En Bogotá

suficientes oportunidades para 'hacer pereza sin remordimientos'

tuve la suerte de encontrarme con gente de una generación anterior, que había experimentado en carne propia el valor de una herencia cultural, que de una

Lo que ha

forma continuada se había dedicado a este tesoro cultural

ayudado a las personas en medio de toda la inhumanidad del destierro lejos de

Los

su familia, patria y cultura, es el mantener valores espirituales básicos

160 Ernst J. Hansen: Der leitende Weggestellte, Urban Verlag, München, 1990, pp.49 ss.

87

amigos emigrados habían traído consigo y salvado en una situación nueva estos valores, que se construyen a lo largo de generaciones, de una manera propia También el trato continuo con las artes plásticas y la literatura fue algo

muy enriquecedor en esta pequeña colonia

emigrantes altamente cultos promovió mi

Pero también en la economía, en el derecho social y tributario, donde los ejemplos italianos y alemanes se hicieron sentir especialmente, no dejaba de percibirse la influencia del viejo continente. Si uno tiene presente el clima más bien frío de Bogotá, aparece la imagen de una forma de vida inglesa y francesa con el confort norteamericano y todo esto, mezclado con un tanto de grandeza castellana e indolencia india

Para la nacionalización colombiana había pocos incentivos y oportunidades. El país era seductor por su encanto, pero no hacía fácil la adquisición de su nacionalidad. En este sentido no se eliminan en Colombia las diferencias étnicas, con frecuencia ni siquiera en la segunda y tercera generación. Un inmigrante exitoso, de ascendencia judía, ciertamente recibe un doctorado honorífico y condecoraciones nacionales por sus logros excepcionales, pero aun después de su nacionalización sigue siendo un 'turco', un mono teutón, 'un alemán' o un norteamericano, 'un gringo' Ciertamente teníamos el estatus de extraños. Pero esto no se expresaba en una actitud de rechazo. Antes bien nos daba la impresión que nosotros representábamos un enriquecimiento para este país. Esto, a su vez, tiene que ver con el alto aprecio de los colombianos por todo lo alemán. Con todo, sigue "

imperando una política de restricción a las inmigraciones Parte de la realidad cultural de los inmigrantes alemanes es su serio interés por organizarse institucionalmente para conservar y transmitir sus tradiciones y sus propios valores cultural. Para lograrlo impulsaron una organización educativa propia.

El encuentro con numerosos

desarrollo sin dudas

Los Colegios Alemanes

Estos, en verdad son de vieja data. El más antiguo es el Colegio Alemán de Barranquilla, que proviene de 1912, cuando el Club Alemán creó una Asociación denominada "Deutscher Schulverein". El 9 de Febrero de 1913 el delegado imperial, Dr. Kraker von Schwarzenfeldt, inauguró solemnemente el Colegio. Inició labores con 9 estudiantes y durante dos años funcionó en una casa arrendada en la Calle Bolívar.

88

Posteriormente se abrió el Colegio Alemán en Bogotá, como resultado de diferentes iniciativas de varias familias alemanas. no fue sino hasta el encuentro un tanto casual del señor Antón Kraus con la señorita Elisabeth Schrader durante un viaje en barco de Alemania a Colombia, que se produjo el impulso decisivo para la anhelada fundación del Colegio.

En una casa alquilada en el centro de Bogotá comenzó a funcionar éste en abril de 1922 con 40 alumnos. En los 20 años siguientes, esta pequeña empresa privada se convirtió en la reconocida y respetada institución "Colegio Alemán". El número de alumnos fue aumentando y en 1941 había un total de 263, con el consiguiente resultado de varios cambios de sede: del edificio ocupado inicialmente en la calle 15 con carrera 9a., en 1925 el Colegio se trasladó a la carrera 8a. con calle 19, y en 1933 a la calle 20 con carrera 12. El proyecto que surgió a finales de la década de los treinta, de adquirir un gran lote en el barrio "El Retiro", en aquella época pura zona verde, se vio frustrado por el estallido de la Segunda Guerra Mundial, que obligó a las directivas a "

posponer estos planes "Sin embargo, hasta esa fecha, el reconocimiento oficial del Colegio por parte de las autoridades colombianas y alemanas había progresado sustancialmente: a pesar de difícil situación política y económica que atrave- saba Alemania durante los años veinte, el gobierno alemán subvencionó al Colegio con materiales y ayuda económica al igual que a nivel de personal, enviando profesores alemanes. En 1931, con el nombre de "Deutscher Schulverein", lo que hasta la fecha había sido una asociación particular de los miembros fundadores, recibió su personería jurídica y, en 1933, se publicaron los primeros estatutos. En el año 1935, el Colegio Alemán alcanzó dos metas muy importantes para el futuro profesional de sus alumnos: se le ofreció la opción de graduarse como bachilleres con la posibilidad de ingresar al sistema universitario colombiano o de presentar un examen finalizando la educación básica secundaria que correspondía a la 'Mittlerereife" del sistema escolar alemán." (Werner Altmann) 161

161 Publicación mimeografiada,( prestada por el sr. Krauthausen en 1992) con motivo de los 70 años del Andino: "La historia oficial en 1.200 palabras." pp.8 y

9.

89

La situación económica y social

A. Lipman nos presenta el siguiente cuadro general: "El estilo de vida europeo occidental y norteamericano ocupa en Colombia un status urbano relativamente alto socialmente; su movilidad ascendente puede ocurrir con una tasa mucho más rápida que la del autóctonamente colombiano. Hay varias "

razones inmediatamente claras para explicar este estado de cosas

Hay que agregar que, desde la perspectiva económica y cultural, a la mayoría de los alemanes se la puede ubicar en el estrato alto de la población nacional, más específicamente en la clase media alta y alta. Este status se debe a su procedencia, desde Alemania, de un nivel social, educativo y económico muy próximo a la llamada 'clase alta' colombiana. Pero esto no significa que, especialmente en el mencionado período, los alemanes sin serias dificultades económicas fueran pocos. (No estoy de acuerdo con la creencia muy extendida de que "no existe alemán pobre")

Por lo visto, la situación de muchos de los alemanes a su llegada al país no era muy holgada. Kiefiling y Licchtenstein la describen de la siguiente manera:

"Los caminos hacia Colombia eran diversos, como lo eran también hacia otros países. Las personas de profesiones intelectuales la mayoría de las veces tenían grandes dificultades para conseguir lo necesario para su subsistencia y alcanzar una existencia asegurada."

Israelita

Montefiori) personas que a duras penas lograban ganar su subsistencia y a "

veces ni eso

"La vida individual no era acomodada, muy pocos de los recién llegados encontraron una subsistencia decorosa. La venta de sandwiches, bizcochos, salchichas, pan, mantequilla, cigarrillos, etc. en la calle o a domici- lio, no era nada extraordinario. Una ganancia de uno o dos pesos al día era "

En

1938

"había

entre los socios de

la ATM

(Asociación

factor decisivo para mantener una familia

162 Aaron Lipman, El empresario bogotano

p.47.- Explica que los europeos

vienen de una cultura en la que se busca el éxito por el dominio económico.

Además proceden de naciones altamente industrializadas

163 O.c. p.363.

164 K.Lichtenstein, Das Blatt; fotocopias sin datos de numeración o fecha; 02b.

90

El P. Ricardo Struve, capellán de los alemanes en esta época, informa:

"El año de 1939 fue caracterizado por una ola inmensa de inmigrantes en Colombia, en su mayoría gente expulsada de Alemania y Austria por causa de su raza o de sus opiniones políticas y religiosas, diferentes de las oficiales del Gobierno Nazi. Muchos de ellos llegaron a esta tierra sin fondos para poder crearse aquí una nueva existencia; muchas veces no traían siquiera en el bolsillo lo necesario para poder subir de Barranquilla o Buenaventura a la capital, la cual les ofrecía naturalmente mayores posibilidades que cualquier otro lugar del país

a un nivel reducido y pequeño, se

desarrolló toda una serie de empresas familiares alemanas, las (familias)

mayores tuvieron que sobrevivir en Colombia a dos Guerras Mundiales y "

vieron en esas épocas su vida seriamente amenazada

"A primera vista puede dar la impresión de que la mayoría de los alemanes, quienes se habían decidido a vivir y trabajar en Colombia, han encontrado allí su dicha y su bienestar económico. Pero esta impresión es errada, porque los que han encontrado el éxito llaman más la atención que aquellos que no lograron tanto éxito o han fracasado. Solamente después de

una estadía más larga en el país, se da uno cuenta que muchos alemanes, ante

todo personas ancianas, pasan penurias económicas

Allgaier por su parte, opina que: "

Naturalmente que sobre

i

i /

ti 166

esto no existen datos estadísticos Entre los documentos valiosos hallados en el Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Bogotá, se encuentra la copia de una carta de un alemán, fechada el 13 de Marzo de 1942 en Moniquirá, Boyacá, dirigida a 'Herr Bónecke' de una especie de fondo de auxilios en Bogotá. El señor F.M. agradece el envío de $11,63 como ayuda para el mes de marzo, pero se queja por la disminución ya que la cantidad a él asignada es de 15 Pesos. Y agrega más adelante:

'Para abaratar un tanto mi sostenimiento decidí hacer aquí una labor de jardinería para cultivar hortalizas y, puesto que ya he pasado la edad de los 70 años y mi estado de salud ya hace bastante deja de desear considerablemente, esta labor ya no funciona como antes y además de esta manera me he resfriado fuertemente, lo cual me obligó a acudir a una ayuda '

médica

165 La Ruta No.4 Julio de 1941, p.132.

166 Allgaier en Froschle, las dos citas: p.446 y 444.

91

Y concluye su misiva: 'Por lo cual solicito seguir concediendo el envío de la ayuda concedida hasta ahora con un ligero aumento. Me suscribo en '

permanente pena con el 'Heil Hitler', atentamente

Kiessling nos enriquece citando el caso del matrimnio Arendt: "Cuando ellos tocaron suelo colombiano, tenían consigo apenas una pequeña maleta de mano y 16 dólares"! "La HICE M (organización judía de beneficiencia) les "

otorgó para el comienzo una subvención mensual de 90 pesos

Los Arendts, que eran intelectuales, miembros del Partido Comunista alemán, que habían huido de Hitler, pasando por España en plena Guerra Civil, Francia, Italia, etc., hasta llegar a Colombia, tenían que ver cómo no se iban a morir de hambre. Katja se dedicó a la elaboración de confitería fina y Erich se encargó de su distribución y venta por todo Bogotá, especialmente a las familias

r

1 /

167

francesas y judias.

Empresas alemanas Con todo, la vida tenía que seguir. Con base en el esfuerzo, espíritu de trabajo, constancia y disciplina, por un lado, y gracias a las condiciones objetivas, favorables y propicias, de un país que se estaba construyendo y que tenía inmensos recursos naturales, por otro, muchos alemanes lograron despegar y progresar en lo económico y también contribuir en el progreso y avance del país en numerosos aspectos materiales. S. Kalmanovitz, en su amplio y serio estudio de la burguesía industrial colombiana, afirma que algunas de las empresas pioneras en Colombia fueron establecidas por extranjeros.

" Pero en los años treintas, aunque el fenómeno también se había

manifestado antes, grupos de inmigrantes libaneses, judíos -primero sefarditas y después de Europa central-, alemanes, italianos y españoles, se instalaron primero como mercaderes ambulantes, después como pequeños comerciantes y dueños de negocios de índole artesanal (panaderías, fabricación de alimentos, mueblerías, confecciones, etc.) algunos de los cuales dieron el salto hacia la industria y fundaron fábricas de textiles y confecciones, grasas, industrias "

metalmecánicas, alimentos, etc

" el peso telativo de los inmigrantes en la conformación de la

burguesía local es o ha sido considerable en el país, abrumador en Barranquilla

92

167

Kiessling ,

o.c .

pp.358,

365

ss .

y descollante

j

-

i,168

medias

en

Bogotá,

pero

mucho

menos

en Antioquia

y

las

ciudades

El mismo investigador hace referencia, más adelante, a dos importantes testigos judíos de la época:

"Las memorias de don Simón Guberek o los cuentos de Brainski

brindan una idea sobre la evolución del buhonero que vendía a crédito en los

Así

acumularon el primer pequeño capital con el cual pudieron establecer, en

locales situados en el centro de la ciudad, negocios de cacharrería, distribución de telas, zapaterías, salsamentarías, etc. Pero solo pocos de ellos dieron el salto hacia la industria, por lo general los que habían recibido mayor educación y "

contaban con ciertas características personales de adquisividad y sangre fría La caracterización y las observaciones que hace Kalmanovitz de estos empresarios extranjeros, que posteriormente se fueron nacionalizando, son muy interesantes e ilustrativas. "La gran movilidad que caracteriza a los emigrados, su propia inestabilidad y el hecho de que traigan consigo calidades humanas que arraiga en el individuo el capitalismo (cálculo 'racional', espíritu de ahorro, despersonalización de las relaciones humanas, dominio de los escrúpulos, etc.) los hace especialmente sensibles al medio y a las oportunidades de acumulación "

barrios del sur de Bogotá, seguramente con intereses astronómicos

que dentro de él existen "Los grandes consorcios industriales tuvieron también su origen en los inmigrados, fundamentalmente en los alemanes, que perdieron sus propiedades durante las dos guerras mundiales, aunque algunos de ellos habían adoptado la ciudadanía colombiana. Este es el caso, entre otros, de "

Bavaria, Cervecería Águila y Avianca,

Para completar este cuadto general, vamos a citar al sociólogo Alberto Mayor, de la Universidad Nacional, que trae el siguiente resumen sobre la situación de las empresas alemanas sobre todo en los años críticos de esta época, a la cual haremos referencia ampliamente más adelante.

168 S. Kalmanovitz, Economía y Nación, p.323.

169 ídem p.324. Simón Guberek: Yo vi crecer un pais.S. Brainski: Gentes en la

noria.

170 ídem p.325.En los mismos términos habla Lichtenstein, h.04a, al referirse a

los socios de la Asociación Israelita Montefiori.

93

"La guerra mundial afectó de modo diferente a otras empresas del país.

A partir de la entrada de los Estados Unidos en el conflicto, el compromiso del

país con los aliados permitió controlar, bien en manos de nacionales, bien bajo

la influencia de los monopolios norteamericanos, sectores como el químico, el

de la aviación o el cervecero, donde dominaba el capital alemán. La Handel, propietaria de la mayoría de acciones del Consorcio Bavaria, fue puesta bajo administración fiduciaria. Correlativamente, empezó en 1943 la sangría de técnicos alemanes que desde la fundación de la compañía habían sido su columna vertebral.

De 40 técnicos alemanes que había en las 7 plantas al comenzar la

guerra, solo quedaron 4 al finalizar. Cada salida le significó al país la pérdida irreparable de un experto. Sin embargo, de modo paralelo, la empresa atendió

a la formación de la (

de cerveceros colombianos. Bajo la

dirección de uno de los técnicos alemanes que quedaban, Wilhelm Schmitt. se formaron en el arte ingenieros civiles, pero también químicos e ingenieros químicos que el sistema unversitario nacional había empezado a educar desde "

comienzos de la década

Carleton Beals, en un libro que se puede catalogar como poco favorable

a la presencia alemana en América Latina, presenta algunas características de los comerciantes alemanes, desde una perspectiva de abierta competencia económica

y comercial, que no dejan de ser muy interesantes.

)primera

generación

de 1940

the "

Germans, like the Japanese, industriously go forth into the wilds to

develop markets never before reached. Courageous, determined, jovial, ever ready for

beer and camaraderie -a walking embodiment of Teutonic Kultur- Herr Teufelsdroeck everywhere mingled with the people of the land. The click-heels correctness ofthe Germán appeals to Latin Americans, also full ofgravity when

dealing with outsiders. Ofall Europeans, the Germán -though considered halfmad-

is the most liked. Precisely because rigid Teutonic discipline so contrasts with easy-

going, beauty-loving native ways, the Germans get on better than the Italians, too close-cousins ofthe native peoples always to command respect. The Germans, more than other European folk, have spread into the interior comers ofthe various republics, have intermingled with the people and taken native wives -apractice Hitler wishes to stop.

171 Alberto Mayor, en NHC, vol.5 cap.14, p.340.- P.338b, Cervecerías de la Costa

con técnicos alemanes: Schmidt y Jacobs.

172 C. Beals: The Coming Struggle for Latin America,1940.

94

Every Germán pursues a hobby which brings him profitable contacts. He

collects reptiles, butterflies, rocks, builds up a herbarium or becomes an expert photographer. He studies archaeology or anthropology or history. He records native folklore or music.' "In most Latin-American countries, except perhaps Cuba, México an d '

Panamá, there are more Germans thanAmericans "The Germán inmigrant tums to Unes where he can crowd out competition.

Hardware stores almost invariably are in Germán hands; so are music stores and fine printing and engraving establishments. The paint and chemical industries attract "

"Cojfee-growing is a speciality of his. Good-sized estafes are found in southem México, all through Central Americajn Venezuela, Colombia, Ecuador, '

"In the Urabas Gulf región of Colombia, the Germán banana business

him. He is engaged in the sale ofmachinery, tractors, harvesters

above all, in Brazil

imitates the methods used by the United Fruit

'

"The large colonies of Germans, their husinnes foothold, the large investments, their fine banking system, have all aided the Reich's commercial expansión. A long-established retail system -as in the case ofthe Japanese- provides an immediate outlet for goods at a mínimum promotion cost. German-owned plantations use Germán electric motors, pumps, tractors an d farm-machinery. Hundreds ofthousands of Germán inmigrants use Germán wares. Germán intimacy with local businessmen makes it easier to sell them goods.'

La información sobre el comercio entre Colombia y Alemania, desde el año 1931, suministrada por la Contraloría General de la República, ilustra aún más la situación económica de los alemanes.

173 C. Beals p.46.

174 Ibid. p.47.

175 Ibid. p.50.

176 Ibid., p.51.

177 Ibid., p.53.

178 Tomado

recortes.

de: Memoria del Ministerio

de RR.EE

1942, p.120,

con

algunos

95

Cuadro N° 3 Comercio Colombia - Alemania

Importación a COLOMBIA uExp ortación a Alemania

año

tons.

pesos $

tons.

Pesos $

1931

27

5.111.000*

22

2.764.000*

1932

28

4.690.000

32

2.870.000

1933

26

8.835.000

22

3.354.000

1934

28

13.142.000

41

6.891.000

1935

57

20.007.000

64

14.703.000

1936

92

26.703.000

99

22.679.000

1937

50

22.753.000

79

18.921.000

1938

66

28.084.000

109

21.074.000

1939

49

23.455.000

64

12.988.000

1940

0.711

929.000

57kg

97.054

1941

0.091

832.000

* Cifras redondeadas

Como complemento tengo la siguiente información: La Cámara de Comercio Colombo-alemana -Deutsche Handelskammer für Kolumbien-, fue fundada en 1935- El Acuerdo de intercambio comercial rigió a partir del I o de Junio de 1937. En cuanto a las relaciones diplomáticas de estos años, el Dr. Wolfgang Dittler dirigió la Legación Alemana en Bogotá, a partir del 28 de Diciembre de

1936. 180

Como información adicional tengo: "Hasta el 19 de diciembre pasado [1941] actuaron como Cónsules Generales en Berlín y Hamburgo, respectivamente, los señores Joaquín Quijano Mantilla y Alberto Carrizosa, y como Cónsules ad honorem en Bremen, Colonia y Leipzig, los señores Augusto Borne, Walter L. Barth y doctor Alexander Sperling.

179 R. Wolff, "100 Jahre

", S. 73.

180 R. Wolff, ibd. p.73.

96

Hasta la misma fecha la Legación alemana estuvo encargada de los

asuntos

Bucaramanga, Cali, Cartagena, Medellín y Orocué estu-vieron regentadas por los señores T. Ramelow, Gustav Lubinus, Martin Skowronski, Walter Ehlers, R. Gundlach y Federico Ditterich, respectivamente." Termino esta sección con una brevísima presentación de la composición laboral de alemanes, basada en una muestra de 1.114 alemanes adultos:

Barranquilla,

consulares

en

Bogotá,

y los Consulados

alemanes

en

hombres:

779

mujeres:

335

Profesiones:

Comerciante (Kaufmann):

225

mecánico:

40

ingeniero

33

sacerdote/religioso

26

religiosas:

48

agrónomo:

24

cerrajero:

15

sin dato de ocupación:

41

Redondeando los datos puedo afirmar que la profesión más común era la de comerciante (1/3) y la menos común la de cerrajero.

Los judíos en Colombia Presento un breve texto de un investigador y Profesor universitario, sobre la realidad judía en Colombia: "La comunidad judía en Colombia, siempre ha sido pequeña. En su mayor momento contó con doce mil habitantes y en la actualidad son aproximadamente unas seis mil quinientas almas en todo el país. Colombia nunca ha sido un país de inmigrantes. Por cierto, continúa manteniendo una posición xenofóbica y poco abierta y dificulta con

inconcebibles trabas y papeleos el que cualquier inmigrante encuentre en su tierra un espacio de promisión, a pesar del discurso de apertura y tolerancia que los

gobiernos intentan exhibir en los foros

Los judíos Eshquenazim o de Europa oriental a pesar de su reducido número, lograron un impacto en el país mayor del que era posible suponer a

internacionales

181 Ibid. p. 120.

182 Fuente: Documento anónimo(listados) hallado en el Archivo del Ministerio de relaciones Exteriores, probablemente de la Delegación Alemana en Bogotá, fechado en los años 1940 - 1941.

97

primera vista. Transformaron y ayudaron a modernizar a una Colombia

provinciana y pacata. Fabricaron lo que el presidente Alberto Lleras Camargo "

calificó como: 'una humilde revolución' El cuadro que nos pinta un autor judío contemporáneo sobre la

situación económica y laboral de sus correligionarios no es nada halagador:

" Confronted with an almost hopeless situarían many ofthe refugees

began to peddle merchandise from door to door. Although no one has yet shown that these peddlers have harmed the regular retail trade the chambers of commerce have blandly denounced the newcomers on the pretext that they sold foodstujfs under unhygienic conditions, smuggled merchandise into the country and deceived

thei r customers. These peddlers , they assert, ar e spoilin g th e 'honorable ' business Ufe of Colombia thereby implying that the peddler is necessarily dishonorable. As a result of their agitation public opinión is definetly against the refugees. The more

employment with various companies but

others were compelled to try their hand at new an d unfamiliar branches of trade an d in many instances refugees who seemes to be adjusted were in reality dependent "

on

number ofthe medical men are employed in chemical laboratories

while others are forced to peddle medicines from door to door. One ofthe lawyers is manufacturing sweets, another is a bookkeeper with an American oil company, etc. Even the mechanics and other skilled laborers among the refugees, for whom there should be room in the country's economy, have a very difficult struggle. Wages are very low and many ofthem have to be contení with occasionaljobs. The reasonsfor this unexpected condition are not easy to define. Perhaps some of the refugee workers are not as skilled as the others; the wage offered has in many instances been below the minimum needed by a European; when a vacancy occurs the employer will almost always discrimínate in favor of the native against the foreign-born applicant. Evereything considered there is no doubt that the background of the refugees is a serious obstarle in the way of satisfactory adjustement. Apart from a fair number of individual exceptions, consistring ofchemists, architects, engineers and business men with capital or special ability, the few years which have passed

fortúnate Jewish merchants found suitable

precarious sources oflivehood

" A

183 Azriel Bibliowicz: Entre

el

temor

y

ESPECTADOR, N° 619, marzo 26 1995; p.8.

el contrabando, en MAGAZÍN

EL

184 Gerhardt Neumann, "Germán Jews in Colombia",en Jewish Social Studies,vol.3, october 1941; number 4; p.388.

98

have not sufficed for the great majority of these immigrants to begin to find their "

plac e i n the economic Ufe o f Colombia

El autor narra un caso concreto de hostilidad hacia los judíos: A typical instance ofthe retailers' hostility occured in October, 1938 when the Bogotá taxi- drivers launched a campaign against the polacos, a designation applying to all Jewish immigrants whether from Eastern Europe or elswhere. This action was taken in protest against the hiring ofseven Jewish refugees by a local taxi company and many ofthe shop-windows in the city at this time displayed placards reading:

'We support the drivers in their anti-Polish campaign'. I t is a curious fact, however, that the masses in the cities who undoubtedly shared the prejudice exhibited by the newspapers were not deterred on that account from patronizing the establishment of a polaco. Regardless ofhis sentiments the average Colombian will shop wherever he finds convenient terms ofpayment or has confidence in the "

qusality ofthe merchandise

Pero Neumann también reconoce que hay aspectos positivos en esta situación: "It would be unjust as well as misleading to limit this discussion to the negative feature s ofrefugee Ufe i n Colombia. Man y ofthe m have met the challenge nobly and their new problems have brought out potentialities which they had not previously developed. A few have become farmers and their number might have been larger ifthe ratio ofyounger people had been greater and even in the cities many refugees have made an adjustment which involved a lower standard of living and abandoning hopes of salvaging an interrupted career. Where necessary wives have become breadwinners by opening boardinghouses, by takingjobs as cooks or salespersons or by producing and selling a great variety of commodities such as preserves, noodles, pastry and artificial flowers.In the same way the men have "

starte d Ufe ane w as delivery workers, peddler s an d manua l laborers

185 Ibid. P. 388 s.

186 Ibid. p.391.

187 Ibid. pp.396 s.

99