Sie sind auf Seite 1von 29

11. FUERZAS DE CORTE Y POTENCIA EN LOS PROCESOS BASICOS

11.1 TORNEADO

Fuerzas de corte

El torneado es una operación en parte ya vista en nuestra guía de estudio cuando tratamos la Fuerza de corte según O Kienzle La fuerza principal de corte resultante (Fig. 11.1) es:

11. FUERZAS DE CORTE Y POTENCIA EN LOS PROCESOS BASICOS 11.1 TORNEADO Fuerzas de corte El

Fig. 11.1

F

11. FUERZAS DE CORTE Y POTENCIA EN LOS PROCESOS BASICOS 11.1 TORNEADO Fuerzas de corte El

F T

2

F A

2

F R

2

11. FUERZAS DE CORTE Y POTENCIA EN LOS PROCESOS BASICOS 11.1 TORNEADO Fuerzas de corte El

Esta fuerza de corte principal F, puede descomponerse en tres componentes básicas:

  • 1. La fuerza tangencial de corte (F T )

  • 2. La fuerza axial de corte (F A )

  • 3. La fuerza radial (F R ) perpendicular a la pieza

De estas tres componentes la fuerza de mayor importancia es F llamada fuerza tangencial que podemos

De estas tres componentes la fuerza de mayor importancia es F T llamada fuerza tangencial que podemos calcular su intensidad aplicando en primeras tentativas los siguientes cálculos:

A. Aproximado

Haciendo:

F T a s ks

ks 3 a 5  R

  • B. Aplicando a O. Kienzle

F b h 1 ks 1.1

T

  • C. Aplicando valores promedios de las tablas de Kienzle

F T 3.2 b h 0.8  R

Los términos de estas fórmulas son:

F T = Fuerza tangencial medida en Kgr. o N esta fuerza es generalmente la de mayor intensidad de las tres componentes y su importancia se debe porque define generalmente la potencia de torneado

a

= profundidad de corte

mm

s

=

avance por vuelta

mm/rev

h

=

espesor de la sección de la viruta

mm

b

= largo de la sección de la viruta

mm

1-exponente de la expresión de Kienzle cuyos valores son obtenidos de tablas ks = Resistencia específica de corte del material a mecanizar kgr/mm 2 

ks 1.1 = Resistencia específica de corte en kgr/mm 2 para a x s = 1 mm 2 = 90 ° R = resistencia a la rotura del material a mecanizar kgr/mm 2 

= ángulo de posición de la herramienta

Las otras dos componentes restantes ya mencionadas son:

F

A

= fuerza axial o de avance dirigida paralelamente al eje de la pieza, en Kg.

=

F

R

o N fuerza radial, en kgr o N, es perpendicular al eje de la pieza.

La relación que existe entre las tres componentes es:

F T

:

F A :

F R =

4

:

2

:

1

Esta relación se cumple aproximadamente en condiciones de maquinado donde:

a 4 s

La influencia de estas relaciones pueden verse en las figuras 11.3, 11.4, 11.5 y 11.6

Esta relación se cumple aproximadamente en condiciones de maquinado donde: a  4 s La influencia

Fig 11.3

Esta relación se cumple aproximadamente en condiciones de maquinado donde: a  4 s La influencia

Fig. 11.4

Fig. 11.6

Fig. 11.5 La geometría de la herramienta tiene un efecto considerable sobres las fuerzas cortantes. El

Fig. 11.5

La geometría de la herramienta tiene un efecto considerable sobres las fuerzas cortantes. El efecto más pronunciado se debe a las variaciones en el ángulo de corte o desprendimiento, el ángulo de posición y también la velocidad de corte. Los cálculos de las fuerzas de corte parte del supuesto de una herramienta bien afilada. Se recomienda que por cada 0,1 mm de ancho de la faja de desgaste en la cara de incidencia VB hay que aumentar la fuerza en un 4 %.

Conclusión:

Hallar el valor real de la fuerza de corte depende de varios factores no siempre constatables, principalmente de la resistencia específica de corte (Ks) actualizada y de la geometría de la herramienta seleccionada.- Los fabricantes de Herramientas dan por eso preferencia al cálculo de la potencia de torneado donde pueden incluir todos los parámetros intervinientes.

11.2 AGUJEREADO

Si llamamos d al diámetro de la mecha y a al avance por vuelta, cada uno de los bordes cortantes cortará una viruta de sección:

q  a  d

2

2

(mm 2 )

Como reacción al corte se produce una fuerza de valor R, que siguiendo el criterio expuesto anteriormente para el caso de herramientas que trabajan cortando viruta, podernos calcularla mediante la relación:

R q K 2

como hemos hecho referencia. K 2 es, particularmente en este caso Con esta notación, la llamada resistencia unitaria de corte para el taladrado, expresada en kg/ rnm 2 .

11.2 AGUJEREADO Si llamamos d al diámetro de la mecha y a al avance por vuelta,

Fig. 11.7

La fuerza axial de penetración, o fuerza de corte, es la componente vertical de R siendo su valor:

P R sen

2

2

donde reemplazando el valor de R resulta:

de donde:

P

2

q K sen

2

2

P 

2

a  d K

2

2

2

sen

2

P a K 2

d sen

2

2

Adoptando para uno de los valores corrientes, por ejemplo = 120°, resulta:

60; sen

2

2

0.866

obteniendo en definitiva como valor de la fuerza de corte:

P = 0,433 d. a. K 2

Para la determinación del valor de a K 2 puede hacerse uso del gráfico fig. 11.8 En dicho gráfico la abscisa representa los avances a de la mecha o broca y la ordenada, los valores de la variable a K 2 en kg/mm.

Conocido el avance con que opera la herramienta y el material a trabajar, se puede fácilmente deducir el valor de a K 2 y calcular P.

Fig 11.8

Fig 11.8 DETERMINACION DEL MOMENTO DE ROTACION EN EL TRABAJO DE TALADRADO. El movimiento principal, en

DETERMINACION DEL MOMENTO DE ROTACION EN EL TRABAJO DE TALADRADO.

El movimiento principal, en el caso del taladrado, es el de rotación de la mecha o broca, debiendo ser ejecutado por el mecanismo correspondiente.

Si nos remitimos a la fig. 11.7, vemos que el momento de rotación que debe ejecutar dicho mecanismo principal, venciendo las resistencias opuestas, asume el valor siguiente:

M

r

2 K 

d

4

En la que K representa el valor de la expresión:

K= q K 1

donde:

K 1 representa la componente horizontal de la resistencia al corte. Reemplazando el valor de sección de viruta resulta:

 

a

d

K

K 1

 

2

2

Por lo tanto la expresión del momento de rotación a imprimir a la mecha resulta:

Por lo tanto la expresión del momento de rotación a imprimir a la mecha resulta: Con
Por lo tanto la expresión del momento de rotación a imprimir a la mecha resulta: Con

Con respecto al factor a K 1 , debemos indicar que como en el caso considerado de a K 2 puede determinarse gráficamente mediante el gráfico fig.11.9 En dicho diagrama las abscisas representan los avances de la herramienta en mm por vuelta y la ordenada los valores a K 1 en kg/mm.

Por lo tanto la expresión del momento de rotación a imprimir a la mecha resulta: Con

Fig. 11.9

FUERZA AXIAL Y MOMENTO TORSOR EN EL AGUJEREADO Y PENETRADO POR EL METODO DE SHAW Y OXFORD.

En 1955 fueron desarrolladas experimental y analíticamente por M. C. Shaw y 0. J. Oxford las siguientes formulas.

BROCAS Y HERRAMIENTAS DE DOS CORTES

Para el cálculo de esfuerzos en una broca se tienes

FUERZA AXIAL Y MOMENTO TORSOR EN EL AGUJEREADO Y PENETRADO POR EL METODO DE SHAW Y

Donde

T = fuerza axial en libras

  • M = momento torsor en pulgadas libras

K = resistencia específica del material a mecanizar (tabla 11.1)

  • d = diámetro de la broca en pulgadas

f = avance por revolución en pulgadas

  • c = longitud del filo transversal en pulgadas, este valor se puede tomar

aproximadamente igual a 1,5 veces el espesor del núcleo de la broca para un afilado normal.

Capitulo 11

Resistencia de corte del material (tabla 11.1) Material
Resistencia de corte del material (tabla 11.1)
Material

18 de 47

Las fórmulas de Shaw y Oxford, dan valores acordes con la realidad siempre y cuando se adopten los elementos de cálculo c y d correctamente. En la figura 11.10 se da referencias para su elección cuando se tienen brocas de centrar como muestra la figura 11.10-B. Los valores obtenidos de las fórmulas (1) y (2) deben ser multiplicados por 1,25 para compensar el mayor grado de dificultad de mecanizado.

Si la punta de la broca está afilada con aguzado o adelgazamiento del núcleo esto reduce la fuerza axial T. Por lo tanto se recomienda usar para el cálculo de T las relaciones de c/d = 0,3 -

Fig. 11.10
Fig. 11.10

PENETRADORES BROCAS DE 3 O 4 CORTES, ETC.

Para calcular los esfuerzos en penetradores, brocas de 3 ó 4 cortes etc. Herramientas éstas que se usan para agrandar agujeros existentes (Ver fig.11.11) los efectos del filo transversal pueden ser eliminados. Por otra parte en este tipo de herramientas se tiene varios filos cortantes o estrías cuyo número afecta al avance por diente.

Fig. 11.11 Se ha observado que es más eficiente remover metal en la forma de virutas

Fig. 11.11

Se ha observado que es más eficiente remover metal en la forma de virutas gruesas que delgadas de manera que las herramientas con un gran número de estrías requerirán proporcionalmente más esfuerzo de corte debido a las virutas más delgadas.

La incidencia en los esfuerzos del número de cortes o estrías es corregido en el cálculo por un factor R (ver tabla 11.2).

Luego teniendo en cuenta éstos detalles expuestos se tienen las siguientes fórmulas:

Fig. 11.11 Se ha observado que es más eficiente remover metal en la forma de virutas

Donde:

T = Fuerza axial en libras

M = Momento torsor en pulg. libras K = Resistencia específica del material a mecanizar (tabla 11.1)

f

= Avance por revolución en pulg.

d

= Diámetro de la herramienta en pulg.

d

1 = diámetro del agujero que se ha de agrandar

R = Factor que depende del número de filos cortantes o estrías (Tabla 11.2).

Factor de corrección en función del numero de cortes para calculo de momento y fuerza (tabla
Factor de corrección en función del numero de cortes
para calculo de momento y fuerza (tabla 11.2)
Numero de Cortes

ESCARIADORES

El presente estudio no indica el uso de estas fórmulas para el escariado.

Las fórmulas (3) Y (4) pueden ser usadas para una primera aproximación pero es deben tomar éstos valores con cautela.

Esto es porque los escariadores cortan con muy poco sobre material y esto genera un rozamiento considerable entre pieza y las fajas guías de las estrías aumentando el momento torsor. Si se llegan a usar éstas fórmulas para alesadores se debe aumentar los valores resultantes del momento torsor

ESTADO DEL HERRAMENTAL

Todas estas fórmulas son basadas en el uso de herramientas con correctos ángulos de corte buen estado de filos y fácil extracción de las virutas.

La fuerza axial y el momento torsor requerido para una operación en las condiciones siempre aumentará a medida que la herramienta pierda sus condiciones de corte y llegan a embotar sus filos.

Se estima un incremento de T y M de 20% a 50%-

Normalmente se puede adoptar un aumento del 30% por lo tanto los valores calculados con las fórmulas (l); (2); (3) Y (4) deben ser multiplicados Por 1,3. Como mínimo si deben ser usados para seleccionar o diseñar equipos. En el caso de valores más conservativos se puede tomar 1,5.

INFLUENCIA DE LOS LIQUIDOS PARA MAQUINADOS

Los líquidos refrigerantes en base al agua tienen un pequeño efecto sobró el momento torsor y la fuerza axial luego no se modifican los valores de T y M

Pero en el caso de líquidos lubricantes en base a aceites minerales frecuentemente reducen el momento torsor en un 15%.

11.3 FRESADO

FUERZAS EN EL FRESADO

Hay fundamentalmente dos formas tradicionales de fresado, el periférico (en oposición y en concordancia con el avance) y el fresado frontal o refrentado

Fresado periférico (fig. 11.15)

11.3 FRESADO FUERZAS EN EL FRESADO Hay fundamentalmente dos formas tradicionales de fresado, el periférico (en

Fig. 11.15

Avance en oposición (fig. 11.16)

11.3 FRESADO FUERZAS EN EL FRESADO Hay fundamentalmente dos formas tradicionales de fresado, el periférico (en

Fig. 11.16

11.3 FRESADO FUERZAS EN EL FRESADO Hay fundamentalmente dos formas tradicionales de fresado, el periférico (en

La fuerzas principales sobre un diente son la fuerza tangencial F T que con la fuerza radial F R dan origen a la resultante F C . Descomponiendo ésta según dos ejes coordenados se obtienen las componentes principales. La fuerza F h opuesta a la dirección del avance y la fuerza F v normal a la anterior y que tiende a levantar la pieza de su base de apoyo. La viruta parte de un valor nulo hasta lograr el máximo espesor

Avance en concordancia (fig. 11.17)

Avance en concordancia (fig. 11.17) Fig. 11.17 Las fuerzas sobre un diente es similar al análisis

Fig. 11.17

Avance en concordancia (fig. 11.17) Fig. 11.17 Las fuerzas sobre un diente es similar al análisis

Las fuerzas sobre un diente es similar al análisis realizado en avance en oposición. El valor de F v resulta ahora mayor, y favorece la fijación de la pieza a causa de su dirección. En cuanto a la F h ésta en concordancia con el avance de la pieza.

Comparación de los dos sistemas de avance

En oposición

Los sentidos de corte y, de avance son opuestos.

Los esfuerzos de corte y de avance están en direcciones opuestas.

La fresa expulsa la pieza.

La fuerza F V tiende a levantar la pieza.

El diente resbala antes de iniciar la viruta.

En concordancia

Los sentidos de corte y de avance son iguales.

Los esfuerzos de corte y de avance están en la misma dirección.

La fresa atrae la pieza.

La fuerza F V tiende a clavar la pieza.

El diente entra de golpe en el material, sin resbalar.

La fresa se desgasta mucho.

El desgaste es mucho menor.

La superficie obtenida es rugosa, ondulada y sin pulimentar.

La superficie obtenida es lisa, plana y pulimentada.

El ángulo de desprendimiento es pequeño  = 0° a 8°.

El ángulo de desprendimiento es mayor:  = l0° a 18°.

La viruta sale arrancada.

La viruta sale cortada.

La fresadora experimenta grandes vibraciones.

No se producen vibraciones apreciables

Refrentado o fresado frontal (fig 11.18 y fig. 11.19)

Las fuerzas principales sobre un diente son la fuerza tangenciales F t que con la fuerza radial F r dan la resultante F c . Descomponiendo ésta según dos ejes coordenados se obtienen las componentes principales A opuesta al avance y su normal N. En el fresado frontal el avance no presenta tanta complicación. Participa a la vez de los dos sistemas descriptos. Este procedimiento nos da mejor calidad y terminación superficial.

Refrentado o fresado frontal (fig 11.18 y fig. 11.19) Las fuerzas principales sobre un diente son

Fig. 11.18

Fig. 11.19
Fig. 11.19

Avance por diente

Se calcula mediante la siguiente fórmula:

'

 

S Z

 

S

(6)



 

n z

En el cual:

S’ = avance total de la mesa mm/min  n = número de vueltas por minuto que rota la herramienta = número de dientes de la fresa

z S Z =

avance por diente mm 

 

Sección de virutas debido a los dos sistemas de fresado se tiene distintos forma de viruta:

FRESADO PERIFÉRICO (fig. 11.20 y fig. 11.21) Fig. 11.20 Fig. 11.21 C apitulo 11 32 de
FRESADO PERIFÉRICO (fig. 11.20 y fig. 11.21)
Fig. 11.20
Fig. 11.21
C apitulo 11
32 de 47

La sección máxima de la viruta arrancada por diente (q p ) en mm2 depende del espesor máximo de viruta (h) y del ancho de fresado (b) en mm. Suponiendo una fresa de dientes rectos. Tenemos:

q p

b h

mm 2

El espesor máximo de viruta h se halla deducido del triángulo de la figura 11.21 Para definir se parte de la figura

La sección máxima de la viruta arrancada por diente ( q ) en mm2 depende del

2

sen   a D a D 2 h s Z  D a D a
sen 

a D a
D
2
h s Z  D a D a

que introducida en la propuesta para la sección de viruta da:

2

La sección máxima de la viruta arrancada por diente ( q ) en mm2 depende del

q p b s Z  D a D a

mm 2 

donde a parte de los términos ya definidos tenemos:

El diámetro de la fresa (D) en mm. y la profundidad de pasada (a) en mm.

FRESADO FRONTAL (fig 11.22)

Se puede suponer que el valor del espesor máximo de la viruta h es aproximadamente igual al avance por diente s Z y tomamos la profundidad de pasada a tenemos como sección máxima de viruta para este fresado frontal.

q F

mm 2  s Z a Fig. 11.22 a
mm 2 
s Z a
Fig. 11.22 a
FRESADO FRONTAL (fig 11.22) Se puede suponer que el valor del espesor máximo de la viruta

Fig. 11.22 b

RESISTENCIA ESPECÍFICA DE CORTE K S

Para determinar la resistencia específica de corte en Kgr/mm2 de cada material debe conocerse el espesor h de la viruta como este valor es variable por la forma de coma que tiene la viruta en el fresado periférico. (No es el caso del fresado frontal donde la sección de la viruta tiene un grosor sensiblemente uniforme). Se debe de conocer el espesor medio de la viruta (h M ). Por lo tanto, según la figura 11.21 tenemos:

h M s Z

sen

2

en la cual s Z es el avance por diente y /2, la mitad del arco de corte. Por trigonometría se tiene:

sen

2



1 cos  2
1 cos 
2

y como cos vale:

RESISTENCIA ESPECÍFICA DE CORTE K Para determinar la resistencia específica de corte en Kgr/mm2 de cada

Sustituyendo este último valor en la fórmula anterior, se tiene:

RESISTENCIA ESPECÍFICA DE CORTE K Para determinar la resistencia específica de corte en Kgr/mm2 de cada

Por último tenemos la conocida expresión de Schlesinger:

h M

s Z 

a D
a
D

Con este valor del espesor medio de la viruta se puede entrar en el gráfico figura 11.23 y obtener el K S del material a mecanizar. Para el refrenteado normalmente se determinado el valor de K S comparando la operación con un torneado de corte interrumpido.

Con este valor del espesor medio de la viruta se puede entrar en el gráfico figura

Fig. 11.23

FUERZA DE CORTE POR DIENTE

es el producto de K S (Kg/ mm2) por la sección máxima de viruta según el caso:

Fresado Periférico

2 S 'b

F P K s  n Z D

a (D a)

Fresado frontal

 

S 'a

 

F f K s

n z

Donde:

F p = fuerza de corte por diente en el fresado periférico, Kg.

F

f

= fuerza de corte por diente en el fresado frontal, Kg.

S’

= avance total de la mesa, mm/min

a

= profundidad de corte, mm

D

= Diámetro de fresa, mm

Z = Número de dientes de la fresa. = número de revoluciones por minuto que gira la herramienta, R.P.M.

n

NÚMERO DE DIENTES EN CORTE

El número de dientes en corte y el tipo de fresa hace relativo el resultado del cálculo de las fuerzas totales desarrolladas en el fresado.

La magnitud de estas fuerzas depende fundamentalmente de la geometría de los dientes y la resistencia específica de corte del material a mecanizar. Esto también está influenciado con las condiciones de corte Los filos de la fresa describen superficies cicloidales en relación con la pieza (Fig. 11.24). El espesor de la sección transversal del material quitado por cada diente varía durante el corte (Fig. 11.25), teniendo la forma de una coma. (Importante: esta coma no es el área de la sección resistente al corte, sino la forma en que va cambiando la viruta durante el corte.) Cuando se utiliza una fresa con dentado helicoidal, el espesor de viruta varía también a lo largo de cada filo (Fig. 11.26). Aunque el ancho de corte señalado como b (Fig. 11.27) para cada diente de una fresa de dientes rectos es constante, con la fresa de dientes helicoidales varía, al menos durante parte del corte (ver Fig. 11.26). En ciertas condiciones, sin embargo. el ancho total de corte (esto es, la suma de anchos de corte de todos los dientes que cortan simultáneamente) permanece constante.

Depende de las condiciones de corte (profundidad de corte avance por diente, etc.) si cada diente termina su acción antes de que el siguiente comience a trabajar, o sí la sección de varios dientes se solapan en mayor o menor cantidad y a su vez determinan las variaciones periódicas de la sección real de viruta y de la resistencia de corte.

Fig. 11.24
Fig. 11.24
Fig. 11.24 Fig. 11.25 Capitulo 11 38 de 47

Fig. 11.25

Fig. 11.26 Fig, 11.27
Fig. 11.26
Fig, 11.27

Como ejemplo presentamos dos casos; en la figura 11.28 tenemos un fresado periférico con dientes rectos y en la figura 11.29 representamos la variación de la fuerza en un fresado frontal

Fig. 11.26 Fig, 11.27 Como ejemplo presentamos dos casos; en la figura 11.28 tenemos un fresado

Fig. 11.28

Fig. 11.29
Fig. 11.29

11.4 LIMADO, MORTAJADO Y CEPILLADO

Herramientas de corte frontal: este tipo de herramientas es el utilizado por las máquinas limadoras, cepilladoras, mortajadoras y otras de formas de trabajo similares, donde el desplazamiento de la herramienta se realiza en forma rectilínea y paralelamente al plano de la pieza a trabajar, o viceversa, arrancando durante el desplazamiento en la carrera activa, una viruta de espesor e. La herramienta posee en el extremo activo una uña o borde cortante frontal, estando por el otro extremo firmemente sujeta para permitir el trabajo.

Si se observa la figura (Fig.5.1), la herramienta incide como una cuña sobre el material de la pieza sobre la cual trabaja, arrancando parte de él en forma de viruta. La herramienta consta de una cara anterior Oa y una cara posterior Ob, las cuales determinan el ángulo de filo de la cuña de corte. La herramienta incide sobre el material formando con su cara posterior Ob y la línea de corte xx de la pieza el ángulo de incidencia , el cual sumado al ángulo de filo , forman el ángulo de corte . Entre la cara anterior Oa y la perpendicular yy a la línea de corte xx se forma el ángulo de despojo .

Fig. 11.29 11.4 LIMADO, MORTAJADO Y CEPILLADO Herramientas de corte frontal: este tipo de herramientas es

Al incidir la cuña formada

por el filo de la herramienta, el material de la pieza

trabajada es

cortado, de tal forma que en el arranque de la viruta se producen sobre la herramienta los siguientes esfuerzos: 1- Esfuerzo de corte T, el cual utiliza la mayor parte de la potencia de la máquina herramienta. Es realizado en la dirección de la trayectoria del movimiento, siendo

directamente proporcional a la resistencia a la rotura del material de la pieza que se trabaja, a la longitud de la arista de corte y al espesor de la viruta arrancada. 2- Esfuerzo de deformación Q, que actúa en forma perpendicular a la cara anterior Oa de la herramienta, dependiendo de la elasticidad del material a arrancar, siendo directamente proporcional a la longitud del filo

cortante y al espesor de la viruta e inversamente proporcional al ángulo de despojo. 3- Esfuerzo de roce o resbalamiento S, que se produce por el rozamiento de la viruta sobre la cara anterior Oa de la herramienta , aumentando al aumentar Q y disminuyendo con la disminución

del ángulo de incidencia .

Q y S son componentes de fuerza R, la cual a su vez puede descomponerse en la fuerza vertical Ry y en la fuerza horizontal Rx, perpendicular y paralela respectivamente a la trayectoria de corte. La fuerza principal de corte estará dada por la suma de las fuerzas:

P = T + Rx

(5.1)

La fuerza Ry es resistida por la mordaza de la máquina que sujeta a la herramienta.

Para el caso de herramientas de filos de corte lateral, según se muestra en la figura (Fig.5.2), el movimiento principal de corte es también de traslación rectilínea, pero las fuerzas actúan sobre el plano oblicuo de corte. La fuerza Ry es normal al plano oblicuo de corte y tiene dos

componentes, una horizontal y Ry una vertical Rylas que son contrarrestadas por los órganos de sujeción de la máquina. La fuerza principal de corte también está dada por la expresión (5.1).

directamente proporcional a la resistencia a la rotura del material de la pieza que se trabaja,

Expresiones de la fuerza principal de corte para distintos materiales

De acuerdo a sus experiencias Taylor, para los casos de mortajado, cepillado, limado y torneado

encontró que la fuerza principal de corte P, varían para distintos materiales según las siguientes expresiones:

directamente proporcional a la resistencia a la rotura del material de la pieza que se trabaja,
Siendo a y e en la (5.3), (5.4) y (5.5) el avance de la herramienta y

Siendo a y e en la (5.3), (5.4) y (5.5) el avance de la herramienta y la profundidad de corte en el material, respectivamente. Para el caso del torneado, según muestra la figura (Fig.5.4), la distribución de esfuerzos es similar a las halladas anteriormente, estando la fuerza principal de corte dada también por la expresión (5.1), siendo Ry el esfuerzo resultante en el plano de corte, Ry’ la resistencia a la penetración y Ry’’ la resistencia al avance de la herramienta. Ry debe ser anulada por los órganos de la máquina que sujetan la herramienta. La fuerza principal de corte P, es tangencial a la circunferencia media de la superficie torneada y normal al plano de corte. El momento que debe vencer el mecanismo principal de corte resulta:

Siendo a y e en la (5.3), (5.4) y (5.5) el avance de la herramienta y
Siendo a y e en la (5.3), (5.4) y (5.5) el avance de la herramienta y

11.5 RECTIFICADO Y BROCHADO

Estos cálculos serán desarrollados cuando en la guía de estudio se trata estos temas.