You are on page 1of 39

Colosenses 1:16, ¿Es la traducción “todas las otras cosas” apropiada?

(Por Lesriv Spencer, Febrero 26, 2014. Actualizado, Sept. 23, 2018)

A no ser que se indique lo contrario, las citas bíblicas son tomadas de la versión Reina Valera Revisada,
1960 (RVR). Otras versiones citadas: Biblia Textual = BTX; Biblia Traducción Interconfesional = BTI; Dios Habla
Hoy = DHH; La Biblia al Día = LBD; La Biblia de las Américas = LBLA; La Palabra = BLP; Nueva Biblia
Latinoamericana de Hoy = NBLH; Nueva Traducción Viviente = NTV; Nueva Versión Internacional = NVI;
Palabra de Dios para Todos = PDT; Reina Valera Contemporánea = RVC; Traducción del Nuevo Mundo = TNM;
Traducción en lenguage actual = TLA; Versión Nueva Vida = VNV.

Tabla de Contenido – Haga clic para abrir sección

1. ¿Por qué la controversia en torno a Colosenses 1:16?


2. Los críticos se pronuncian en contra de agregar “otras” a “todas las cosas” en Col. 1:16.
3. ¿Tendría Pablo que utilizar un vocablo específico para mostrar que Jesús fue creado?
4. ¿Indica la palabra “todos” la suma absoluta de todas las cosas?
5. Los estudiosos hablan sobre las implicaciones de “todos” en las Escrituras.
6. Ejemplos de uso de “todo” en la Biblia.
7. ¿Altera el significado de “todas las cosas” en Col. 1:16 añadir “otras” al texto?
8. ¿Qué papel desempeña Cristo en Colosenses?
9. ¿Cuál es el significado de “primogénito”?
10. “Primer creado” o “primogénito” ¿cuál?
11. Referencias judías de Adam Clarke y el rabino Bechai ... ¿Demuestran algo?
12. ¿Apoya Isaías 44:24 de alguna manera el punto de vista tradicional?
13. ¿Es Jesús la fuente o el instrumento de las obras creativas de Dios?
14. Observaciones finales.

En este artículo se considerarán las siguientes preguntas: ¿Cuál es el significado del término
griego pas, del cual se deriva pánta, comúnmente traducido “todo”? ¿Qué indica el contexto que
rodea Colosenses 1:16? ¿Es engañoso el que una traducción de la Biblia agregue la palabra
‘otras’ a “todas las cosas” en Colosenses 1:16 para indicar que Cristo fue creado?

¿Por qué la controversia en torno a Colosenses 1:16?

Después de Juan 1:1, tal vez no haya otra escritura que haga resaltar las emociones religiosas a
primer plano como lo hace Colosenses 1:16, por la forma en que se vierte en la Traducción del
Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Política y religión son dos de los temas más polémicos a tratar.
Es un reto ser imparcial y objetivo al hablar de ambos temas. Hoy, nos ocuparemos únicamente
con el factor religioso – y principalmente con el texto de Colosenses 1:16. La controversia existe
principalmente porque hay dos interpretaciones principales, una donde se dice que Cristo es
“Dios” mismo, y la otra, cree que Jesucristo es “divino”, pero no el-mismo-y-único Dios, es decir,
que ocupa segundo lugar en relación al Dios Supremo. No es sorprendente que los que
representan al grupo más pequeño sean objeto mayor de críticas. Creo que ambos grupos han
presentado argumentos válidos a su favor, y que ambos bandos tienen entre sí individuos
intelectualmente brillantes. No obstante, la cuestión principal aquí no es, ¿cuál grupo tiene el
mayor número de simpatizantes? Más bien, ¿quién se adhiere al mensaje bíblico con mayor
fidelidad, y quién resiste mejor la influencia y dominio de las tradiciones humanas populares,
propensas a errores?

2. Los críticos se pronuncian en contra de agregar “otras” a “todas las cosas” en Col. 1:16.

Dr. Bruce M. Metzger: “Algunas de las traducciones [como ‘otras’ en Col. 1:16 en la TNM]... son
simplemente indefendibles”. (The New World Translation of the Christian Greek Scriptures, The Bible
Translator 15/3 (July 1964), pp. 151-52.)

Christian Apologetics & Research Ministry (Por Matt Slick): “La Organización de los Testigos de
Jehová ha alterado el texto bíblico para adaptarse a su presuposición teológica de que Jesús es
una cosa creada. Por ello, la Traducción del Nuevo Mundo añade la palabra “otras” cuatro veces en
Colosenses 1:16-17, a pesar de que no está en el texto griego”.
(http://carm.org/religious-movements/jehovahs-witnesses/col-116-17-all-other-things-were-created-him)

Ray C. Stedman: “Si se fija bien en la traducción pequeña verde de las Escrituras de los Testigos
de Jehová, se dará cuenta de que a fin de justificar su mentira acerca de Jesucristo, han
insertado la palabra ‘otras’ en estas frases. ‘Todas las otras cosas fueron creadas por él. En él
fueron creadas todas las cosas’. Pero no hay absolutamente ninguna justificación en el texto
griego para la inserción de la palabra ‘otras’. Este es un claro ejemplo de la clase de engaño a lo
que son capaces de caer con el fin de propagar sus mentiras”. (COLOSSIANS: Power to Endure with Joy –
https://www.raystedman.org/bible-overview/adventuring/colossians-power-to-endure-with-joy)

Dr. Walter Martin: “La inserción de la palabra ‘otras’ en Col. 1:16,17 y 19 no es solo una
‘traducción deshonesta’, sino también ‘una de las perversiones más inteligentes de los textos del
Nuevo Testamento que el autor ha visto en su vida’. Afirma, además, que ‘en su intento por
justificar esta inaudita farsa de la lengua griega y simple honestidad, el Comité de Traducción del
Nuevo Mundo de la Biblia marcó cada adición de ‘otras’ entre corchetes”. (The Kingdom of the Cults,
1985 ed., p. 75)

Puesto que existen duras acusaciones dirigidas a los editores de la Traducción del Nuevo Mundo por
su versión de Colosenses 1:16, depende de nosotros el que consideremos imparcialmente las
cuestiones en juego. ¿Es cierto que “no hay absolutamente ninguna justificación en el texto
griego para la inserción de la palabra ‘otras’” en estos versículos en Colosenses? Veamos algunos
aspectos de esta controversia. Para empezar, se reproducirán las lecturas de dos versiones
bíblicas prominentes que sirven para demostrar la diferencia:

Reina-Valera (1960):

“El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las
cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios,
sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las
cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio,
el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre
que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están
en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”.

Traducción del Nuevo Mundo:

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; porque por medio de él todas las
[otras] cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra, las cosas visibles y las cosas invisibles, no
importa que sean tronos, o señoríos, o gobiernos, o autoridades. Todas las [otras] cosas han sido creadas
mediante él y para él. También, él es antes de todas las [otras] cosas y por medio de él se hizo que todas
las [otras] cosas existieran, y él es la cabeza del cuerpo, la congregación. Él es el principio, el primogénito
de entre los muertos, para que llegara a ser el que es primero en todas las cosas; porque [Dios] tuvo a
bien el que toda la plenitud morara en él, y mediante él reconciliar de nuevo consigo mismo todas las
[otras] cosas, haciendo la paz mediante la sangre [que derramó] en el madero de tormento, no importa
que estas sean las cosas sobre la tierra o las cosas en los cielos”.

Como puede ver, la TNM insertó la palabra “otras” entre corchetes varias veces para comunicar a
sus lectores que Jesucristo está incluido en la creación, una idea que aquellos instruidos en la
doctrina de la Trinidad consideran deshonrosa. La traducción TNM no es la única que ha hecho
esto, pues hay también una versión inglesa* que incluyó la palabra “other [otras]” en su
traducción, aunque solo la usó una vez en los mismos versículos. (*21st Century New Testament,
Bristol, Inglaterra. 1998)

Los opositores de incluir “otras” en “todas las cosas” sostienen que el texto griego de ninguna
manera apoya tal elemento. Ellos alegan que cuando el autor bíblico escribió: “Porque en él
[Cristo] fueron creadas todas las cosas”, la declaración excluye a Jesucristo de los actos creativos
de Dios. En otras palabras, la frase “el primogénito de toda creación” aplicado a Cristo en
Colosenses 1:15 podría solo significar, que fue Jesús quien inició los actos creativos, en lugar de
ser él mismo un producto de la creación. A menudo hacen hincapié en la palabra “todas” en
“todas las cosas” en el texto como evidencia de que Cristo no debe incluirse en el grupo de
criaturas.

Ahora bien, ¿son estas afirmaciones válidas? ¿Son los detalles de estas críticas tan claros como
los detractores pretenden? En verdad, no. De hecho, varias versiones al inglés agregan la
expresión, “lo demás” a “todo” (Gr., pánton, una forma de pas, en Colosenses 1:17 = i.e., “everything
else”), para comunicar que Cristo existía antes de todo lo demás creado. Los trinitarios no
encuentran esta práctica deshonesta, aunque en realidad, están empleando un método similar
al que utilizó la TNM al añadir una palabrita en su traducción del griego en el mismo relato.

3. ¿Tendría Pablo que utilizar un vocablo específico para mostrar que Jesús fue creado?
Primero, considere que hay algunas palabras utilizadas en los idiomas originales para transmitir
el significado de “todo(s)”, “otro(s)”, y “el otro”. En hebreo, la palabra más común para “todo(s)”
es, ‫( כ ֹּל‬kōl, aparece más de 5,000x). También se han utilizado: ‫תמִים‬ ֹּ (tā·mîm, 91x) y ‫( כ ֹּל ִיל‬kālîl, 15x). Otra
palabra,‫אחֵר‬ ַ (’a·ḥēra·ḥēr, 166x) se ha traducido como “otros”, o “el otro”. Incluso el numeral ‫’( אֶחָ֥ד‬a·ḥēre·ḥāḏ,
“uno”; “primero”, 471x) se ha usado por “otros”. Las traducciones griegas de las Escrituras Hebreas
aparecen en el texto griego de la Septuaginta (LXX), una traducción muy relevante en nuestra
discusión.
En griego, la palabra más común para “todo” es πᾶς (pas, 1,243 x). Otras dos palabras, ὅλος (hólos,
109x) y ἅπας (hápas, 34) expresan la idea de “completo”, “todo”, o “entereza”.

Otras dos palabras, ἄλλος (állos, 155 x) y ἕτερος (héteros, 98x) se utilizan principalmente para
“otros” y “el otro”. Aunque son con frecuencia intercambiables, héteros se considera expresión
más fuerte que állos. Otra palabra griega, λοιπός (loipós, 55x) se utiliza con el sentido de: ‘el
restante, el resto, lo que queda’.
Ahora bien, una crítica frecuente que se hace en lo que respecta utilizar “otras” en Colosenses
1:16 se ve en esta cita de CARM:
“Existen dos palabras griegas para “otro”: allos que significa otro de la misma clase, y heteros que
significa otro de un tipo diferente. Pablo podría haber utilizado una u otra palabra aquí si quería
demostrar que Jesús era “otra” cosa creada. Pero no lo hizo. No hay ninguna razón lingüística
para insertar esta palabra aquí cuatro veces – a menos que alguien esté buscando apoyar la
presuposición de que Jesús no es Dios”. (op. cit., carm.org)

Aparte de que este crítico ni siquiera consideró la posibilidad de un “elipsis”* utilizado aquí,
ignoró otros factores que, bajo investigación adicional, podrían confirmar la impropiedad de su
comentario. (*elipsis = Supresión de una o más palabras de una frase cuyo sentido puede
sobrentenderse.) Los académicos Blass, Debrunner y Funk, en su Gramática declaran: “Elipsis... en
el sentido más amplio se aplica a cualquier idea que no está expresada de la manera más
completa gramaticalmente y deja que el oyente o el lector supla la omisión, porque es evidente.
(A Greek Grammar of the New Testament and Other Early Christian Literature, ©1961 por la Universidad de
Chicago, sección 479, p. 253. Traducción y revisión por R. W. Funk) Además, la Biblia con frecuencia
utiliza otras figuras retóricas,como sinécdoque, que expresa más o menos de lo que literalmente
se denota.

No es cierto que Pablo tenía que usar una de esas dos palabras (állos o héteros) para mostrar que
Cristo fue creado. De hecho, estos mismos gramáticos señalaron lo siguiente: “Por otra parte,
ἄλλος [állos] a veces se omite donde añadiríamos ‘otro.’” (Ibid, sección .480, p. 160) Hay otras
cuestiones que el crítico de CARM tampoco abordó. En primer lugar, cada lenguaje tiene sus
propias peculiaridades y expresiones que no son fáciles de comprender para alguien
familiarizado con otro idioma. Esto es cierto si comparamos las lenguas bíblicas con el español,
y viceversa. Para el hispanoparlante, otros idiomas a veces pueden parecer, o muy detallados, o
demasiado breves en otras áreas. El hebreo puede parecer extraño e incompleto para los
usuarios de las lenguas modernas, y el griego demasiado particular. Encima de eso, vemos
evidencia de influencia semítica (pues eran judíos) en los escritos griegos por los autores bíblicos
del Nuevo Testamento. A veces los escritores inspirados daban por sentado que sus lectores de
su época percibirían estas peculiaridades.

Debido a influencia semítica, los autores de la Biblia a menudo evitaban la redundancia y


omitían ciertas palabras repetitivas. En tales veces, sus lectores completarían la idea iniciada que
los autógrafos no terminaron por expresar. Tres ejemplos en esta sección: Primero, en Juan 4:24,
el texto griego dice literalmente: pneuma ho theós = “espíritu el dios”, donde el autor bíblico no
empleó un verbo en su declaración. De utilizar el argumento del crítico de CARM, el escritor
habría utilizado el verbo si hubiera querido, o si había razón lingüística para hacerlo. (En otros
lugares el Apóstol sí provee el verbo, como en Juan 17:3 y 17:17) Pero en este caso no lo hizo. ¿Debe
entonces el traductor al español insistir en traducirlo, “Dios espíritu”, omitiendo el verbo
simplemente porque no aparecía en el original? ¡No! El traductor sensato transmite
normalmente el modismo griego adaptándolo al español suministrando el verbo “es”. La
mayoría de las traducciones castellanas hacen precisamente eso al traducir: “Dios es [un]
espíritu”. El hacer esto no es una perversión en la traducción. Es mas bien, una adaptación.

Segundo: 1 Juan 5:19 dice literalmente: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está en
el malo”. (Traducción de Pablo Besson) ¿Se dio cuenta que el final del texto suena incompleto en
pensamiento? Cuando el apóstol Juan escribió estas palabras, seguramente sus lectores podían
entender fácilmente a lo que se refería. Hoy quizás tenemos que usar un poco más la
imaginación que ellos al leer esto. Con todo, los traductores hoy no vacilan en añadir unas
palabritas para que lea en la parte final del texto: “El mundo entero está bajo el control del
maligno”. (NVI) O: “El mundo entero yace en poder del maligno”. (RVR, 1977) “El resto de la gente
en el mundo está dominada por el diablo”. (TLA) ¿Se debe atacar a los traductores por tomarse la
libertad en agregar palabras para completar el sentido?

Tercero: Hechos 5:29 literalmente dice: “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: ‘Es
necesario obedecer a Dios antes que a los hombres’”. Puesto que Pedro también era apóstol, y
la declaración literal griega no hace eso explícito, la idea puede ser comunicada al lector
moderno mediante la adición de “otros” en la traducción, para que lea, “Pedro y los otros
apóstoles” como lo han hecho algunas versiones de la Biblia, aunque no se usó una palabra
griega específica en la frase para “otros”. Hacerlo así no es torcer el griego original para que
diga algo que no está inferido. Es prerrogativa del traductor decidir si desea ser explícito cuando
el texto original no lo es. No es requisito, pero es permitido.

De hecho, los traductores de las siguientes tres versiones al griego moderno, representaron la
primera parte de Hechos 5:29 haciendo eco de las palabras de Blass y Debrunner (“[állos] a veces
se omite donde añadiríamos ‘otro’”):

1. The New Testament in Today's Greek Version: “Ο Πέτρος όμως καὶ οι άλλοι απόστολοι είπαν”. (Traducción: ”. (Traducción:
“Pero Pedro y los otros apóstoles dijeron….”)

2. Η ΑΓΙΑ ΓΡΑΦΗ—ΜΕΤΑΦΡΑΣΗ ΝΕΟΥ ΚΟΣΜΟΥ (TNM en griego moderno): “Απαν”. (Traducción: τών”. (Traducción: τας ο Πέτρος και οι άλλοι
απόστολοι είπαν”. (Traducción: ”. (Traducción: “En respuesta Pedro y los otros apóstoles dijeron....”)

3. Η ΚΑΙΝΗ ΔΙΑΘΗΚΗ, ΕΓΧΕΙΡΙΔΙΟ ΜΕΛΕΤΗΣ ΚΑΙ ΖΩΗΣ (“El Nuevo Testamento, Guía [O: Manual] para el Estudio y la
Vida”): “Απαν”. (Traducción: τών”. (Traducción: τας τότε ο Πέτρος και οι άλλοι απόστολοι, είπαν”. (Traducción: ”. [Traducción: “Entonces en respuesta,
Pedro y los otros apóstoles dijeron….”

La palabra subrayada άλλοι (masculino, nominativo, plural de állos = otros) no aparece en el texto
griego original, pero estos traductores lo consideraron un servicio a sus lectores aclarar la
declaración al suministrar állos (“otros”) al texto griego moderno.

De igual manera, algunas traducciones castellanas agregan “otros”, o “demás” al texto aquí:
“y los otros apóstoles” (BLP; BTI; PDT; TNM); “y los demás apóstoles” (DHH; NVI; TLA); “y los demás
misioneros” (VNV)

Se presentan tres versiones bíblicas modernas al griego moderno que suplen álloi (“otros”)
donde el texto griego original no lo tiene, y un número de traducciones castellanas que hacen lo
mismo. ¿Porqué harán esto si no hubiera justificación alguna del texto griego para la inclusión
de “otros”? ¿Es un caso de ‘deshonestidad’ o de ‘perversión inteligente’ agregarlo? ¡Nada de eso!
Simplemente sentido común. De hecho, la omisión de la noción de “otros” es bastante común en
el griego. Los gramáticos ya mencionados escribieron: “Elipsis adicional: (1) La omisión de la
noción de ‘otros, sea cual sea’…es particularidad del idoma griego”. (Blass, Debrunner, Funk 1961,
p. 254) En otras palabras, el Griego a veces da por sentado que la palabra “otro(s)” es implícita.

4. ¿Indica la palabra “todos” la suma absoluta de todas las cosas?

Un error que algunos intérpretes suelen cometer en Colosenses 1:16-20 tiene que ver con la
suposición común de que el término griego “todo” en “todas las cosas” debe excluir a Cristo de
los actos creativos de Dios. ¿Será cierto que ‘todo’ por implicación tiene que ser absolutamente
abarcador sin exclusión alguna? ¡No es cierto! Tanto el griego como el español no siempre
utilizan ‘todo’ (o: “todo el mundo”, etc.) en el sentido absoluto. Hace tiempo que un predicador y
autor prolífico, Charles H. Spurgeon, había observado con tino: “Las palabras ‘mundo’ y ‘todo(s)’
son utilizados en unos siete u ocho sentidos en la Escritura; y es muy raramente que ‘todos’
signifique todas las personas, tomadas individualmente. Las palabras se usan por lo general
para significar que Cristo ha redimido algunos de todas clases – algunos judíos, algunos
gentiles, algunos ricos, algunos pobres, y no se ha restringido su redención ni a judío ni a
gentil”. (Particular Redemption, A Sermon, No. 181, 28 Feb 1858.)

En varias ocasiones, tanto en griego como en español, las inclusiones o exclusiones se dan por
supuesto, ya que algunas cosas se dan a entender implícitamente. De hecho, esto ocurre aun
con más frecuencia en griego. Echemos un vistazo a algunos ejemplos de uso primero en
nuestro idioma, y luego con el griego.

Por otra parte, no es raro escuchar expresiones exageradas como estos 6 ejemplos en Español:

1. “¡Todo el mundo te busca!” Cuando alguien conocido se pierde, y aparece, esto es lo que se dice. “Todo”
el mundo aquí se limita a los que conocen al perdido y están presentes en el momento. En algunos casos
puede incluir personal de las fuerzas policiales. El punto es que “todo”, a menudo, tiene límites.

2. “¡A todos les gusta la pizza!” En realidad, no, pero captamos el punto enfático.

3. “Todos quieren salir de Cuba.” (Ileana Ros-Lehtinen, U.S Representative Florida's 27 th congressional
district – Congress, Dec., 2013) ¿Incluye esto a la familia Castro, y sus legiones de seguidores leales?
¡Obviamente no! El sentido implícito de “todos” de Lehtinen, es que ‘un gran número’ de cubanos, a lo
más, ‘una mayoría’ dejarían la isla comunista si pudieran hacerlo.

4. “Habrá diversión para todos en el mayor desfile navideño de Chicago”. ¿Significa que cada individuo de
los más de 9.000.000 de residentes de la ciudad metropolitana de Chicago estarían físicamente presentes
en el desfile? ¿O que “todo el mundo” literalmente estaría presente allí? No, esas dos suposiciones no son
creíbles. El significado obviamente es este: ‘Habrá diversión para todos los que asistan al desfile’. Con
frecuencia hay un límite a la palabra “todos”.

5. “Todos los hombres son muy sexuales” ¿De veras? Entonces, ¿por qué hay tantas mujeres que se quejan
que sus parejas no tienen interés sexual? Muchos hombres también estereotipan a “todas” las mujeres,
pero tampoco aciertan siempre. Estereotipar a gente de todas clases es común, pero lo cierto es que al
hablar de percepciones, la expresión “todos” casi nunca implica literalmente a todos individualmente. ¡Hay
excepciones!

6. “Joyas, relojes, tarjetas de crédito y audífonos, todos pueden dañarse”. Este ejemplo es solo
cierto en referencia a los pocos artículos mencionados. “Todos” aquí excluye el resto de las cosas
del mundo.

Por lo tanto, no es extraño en nuestro idioma utilizar expresiones tales como, “todo(s)”, “todas
las cosas”, “todo el mundo”, sin necesariamente abarcar a cada criatura viviente o toda cosa
individual bajo el sol. Es posible presentar centenares de ejemplos que indiquen eso. Por
supuesto, no hay duda de que la palabra “todo” se utiliza a veces en el sentido “absoluto”, que
incluye todo lo imaginable dentro de un contexto determinado. Pero es igualmente cierto que
“todo” se utiliza en ocasiones como hipérbole, es decir, como una exageración. En otras
ocasiones, “todo(s)” se utiliza metafóricamente para denotar envergadura o extensión:
“muchos”; “un gran número”; “la mayoría”. A veces se agregan palabras tales como “otros” o
“demás” a “todos” (“todas las otras cosas”), para suavizar las cosas en español.
El lenguaje griego va incluso más allá con palabras de contenido similar a las palabras
castellanas, “pas” y sus derivados/cognados/sinónimos: pan, pánta, pántē, pántes, pantí, pántōn,
pántos, pántote, pántothen; pásas, pásē, páses, pasōn; hápax, hápas; diapantós, efápax, pandocheion,
pandocheus', panoplía, panourgía, panourgos, pantokrátōr; amfóteroi, holóklēros, y hólos. Se podría decir lo
mismo de las siguientes palabras hebreas: kōl; kālîl; y tā·mîm.

La palabra pas aparece más de 1.200 veces en el Nuevo Testamento, lo que podría dar lugar a
muchos otros casos que demostrarían que pas no siempre lo incluye todo literalmente. (Por todo
este escrito, se indican los derivados del griego “pas” entre corchetes así: “todo [pánta]”.) Al considerar
los hechos, es razonable agregar la palabra “otros” o “demás” a “todos” en la traducción en
algunos contextos para aclarar lo que es implícito en el texto original. No tiene nada que ver con
‘perversiones inteligentes’, sino más bien con el entendimiento que un traductor extrae del
texto, que puede incluir su propia interpretación religiosa sincera.

En Colosenses 1:16,17,20, donde la TNM agrega “otras”, la palabra griega para “todas” es pánta,
una forma de pas. Aunque algunos trinitarios sostienen que añadir la palabra “otras” aquí ‘no
tiene justificación ninguna en el texto griego’, esto simplemente no es verdad. En Colosenses
1:17, la palabra griega para “todas” es pántōn, también derivado de pas, que aparece en el
versículo 16 en forma de pánta.

Otra manera de entender pánton se transmite en estas dos versiones: “Cristo existía antes que
hubiera cosa alguna, y todo tiene en él su consistencia”. (BLP; BTI) Además, varias versiones en
inglés hacen lo que los críticos dicen que la TNM jamás debió hacer: Añadir la palabrita “else” [lo
demás]” en el versículo 17 a “todo”. Es decir, que estas versiones ahora dicen: “Y él [Cristo] es
antes de todo lo demás”. (Véanse: Contemporary English Version*; International Standard Version; New
American Bible; New Living Translation; The Living Bible; The Kingdom New Testament; The Translator's New
Testament) (* CEV: “God's Son was before all else, and by him everything is held together.”)

Estas traducciones al inglés agregan “else” (o “lo demás”) a pántōn (una forma de pas) así: “all else”;
“anything else”, and “everything else” en Colosenses 1:17. Por eso, si la palabra “else [lo demás]”,
que es similar a “otras”, es lingüísticamente admisible en la traducción del versículo 17 para el
pas griego, entonces sería igualmente admisible en el versículo 16 utilizar “otras” por el mismo
vocablo griego. ¿Por qué guardan silencio los opositores de la TNM cuando algunos de sus
colegas hacen virtualmente lo mismo que la TNM con su propia incorporación de “lo demás” en
Colosenses 1:17? No hay por qué aplicar una regla diferente para ambos grupos. Lo que es
bueno para uno es bueno para el otro. Si está mal que una parte lo haga, debe ser igual de malo
para la otra. ¿No es así?

¿Por qué entonces la protesta contra la TNM? Simplemente porque la TNM muestra a Cristo
como ‘parte de la creación’, mientras que los traductores que usan “lo demás” en Col. 1:17 lo
hacen para comunicar que Cristo no tuvo principio, que existía antes de “todo lo demás” creado.
Gramaticalmente, ambas representaciones son viables en los dos lugares, independientemente
de las reclamaciones de los críticos, pero añadir “otras” en Colosenses 1:16 es incompatible con
la doctrina religiosa popular de la Trinidad. De modo que la principal objeción a incluir ‘otras’ en
“todas las cosas” en el texto de Colosenses 1:16,17,20 es de índole interpretativa, no textual.

5. Los estudiosos hablan sobre las implicaciones de “todo (s)” en las Escrituras:

¿Es “todo” bíblicamente equivalente a ‘totalidad absoluta’, sin exclusiones de ningún tipo? ¡No!

Greek and English Lexicon to the New Testament da como uno de los significados: “Todos en un sentido
calificado, es decir, Todos, en general, aunque no cada individuo, la mayoría, muchos: Mateo 4:24;
10:22; Marcos 1:37; Lucas 15:1; Juan 12:32; Fil. 2:21. Comparar Mateo 3:15; 23:3; Lucas 21:35”. (John
Parkhurst, M.A., Cambridge. Cursivas de él.)

The Concise Greek-English Lexicon of the New Testament: “πᾶς [pas] … Un vocablo multivalente [que tiene
varios posibles significados] que principalmente transmite la idea de la amplitud, o máximo
alcance, calificados por el contexto y sin énfasis estadístico….” (Fredrick W. Danker)

Theological Dictionary of the New Testament : “En muchos pasajes [de la LXX], por supuesto, el uso [de
pás en el sentido de “todos”] es retórico, pero en el contexto general, estos casos implican la
reclamación total de Dios y de su palabra. […] En muchos versículos, por supuesto, pás se usa en
el NT simplemente para indicar que se trata de un gran número, por ejemplo, ‘toda Jerusalén’ en
el Mt. 2:3, y ‘todos los enfermos’ en 4:24”. (Abreviado en un volumen – Kittel , Friedrich y Geoffrey W.
Bromiley; pp. 796, 797, Eerdmans, 1992, Reimpresión.)
Young's Analytical Concordance to the Bible: “‘Todos y Algunos’ - El significado de estas palabras se
invierten frecuentemente en las Escrituras. La palabra todos puede significar algunos, y
viceversa”. (Ver: “Ilustraciones de modismos bíblicos”, bajo “Expresiones idiomáticas”)

Jason D. BeDuhn: “‘Todos’ se utiliza comúnmente en griego como una hipérbole, es decir, una
exageración. El concepto de ‘otros’ se da por sentado. […] Todas las traducciones ‘añaden
palabras’ en un esfuerzo por hacer oraciones coherentes en inglés [y español] de oraciones
griegas”. (Truth in Translation - Accuracy and Bias in English Translations of the New Testament, 2003, pp. 84, 86.)

Mounce's Complete Expository Dictionary of Old & New Testament Words: “pas generalmente significa ‘cada
uno, cada’, en el singular, ‘todos’ en el plural. […] Asimismo, el énfasis en pas en el plural no está
tanto en cada individuo dentro del grupo como en el grupo como un todo. Por ejemplo, en 1
Cor. 15:22 Pablo escribe, ‘Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán
vivificados’. El énfasis del escritor aquí está en dos grupos de ‘todos’: el grupo ‘todos’ que muere
a causa del pecado de Adán (es decir, cada ser humano) y el grupo ‘todos’ que vive en Cristo (es
decir, aquellos que creen en él). De manera similar Pablo escribe en 2 Cor. 5:14-15: ‘El amor de
Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente
todos murieron. Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que
murió por ellos y fue resucitado’. El amor de Cristo se extiende a la raza humana entera, pero no
cada individuo acepta al Señor por la fe y vive en y para él”.

ISBE (1915): “Todos,” “Utilizado en diversas combinaciones y con diversos significados. […] A
menudo utilizado indefinidamente de un gran número o una gran parte, ‘Todo el ganado de
Egipto murió’ (Éx 9:6; Compárese con 9:19, 25); ‘Toda Judea y toda la región circunvecina’ (Mt 3:5);
‘que todo el mundo fuera inscrito’ (Lc 2:1); ‘Toda Asia y el mundo’ (Hechos 19:27); ‘Todos tenían a
Juan como un profeta’ (Mr 11:32)”. (International Standard Bible Encyclopedia, En línea.)

ISBE (1979): “Algunos de los usos del término se describe mejor como uno que connota amplitud.
Se dice de Moisés que fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios (Hechos 7:22). Axiomas
ampliamente expresados pertenecen aquí también: ‘Todos los que toman la espada perecerán
por la espada’ (Mt. 26: 52). (Vol. 1, p. 94. © by Eerdmans Publishing Co., Grand Rapids, MI)

” A veces se utiliza ‘todos’ para dar énfasis. Aquí se debe incluir declaraciones hiperbólicas como
la nota sobre Jerusalén y toda Judea saliendo a Juan el Bautista (Mt. 3:5); también la afirmación
de que la fe de la iglesia de Roma había alcanzado a todo el mundo (Rom. 1:8) y la afirmación de
que la predicación del mensaje del evangelio había sido igualmente difusa (Col. 1:23).

” En ocasiones las Escrituras asigna límites al significado de ‘todo’ eliminando incertidumbres,


como cuando la frase ‘todo lo que está en el mundo’ (1 Jn. 2:16) específicamente se limita a tres
puntos. A menudo el contexto da ayuda en el establecimiento de los límites para el significado
previsto, como cuando Pedro en la casa de Cornelio afirmó acerca de Jesucristo que ‘él es Señor
de todos’ (Hechos 10:36). La referencia es probablemente a judíos y gentiles. Como otro ejemplo,
la expresión ‘todas las cosas’ de 1 Corintios 2:15 no puede adecuadamente ser tratada
absolutamente pero debe restringirse a la verdad espiritual.
” La afirmación de Pablo de que ‘un acto de justicia por un hombre conduce a la absolución y la
vida de todos los hombres’ (Rom. 5:18 ) plantea una pregunta. ¿Enseña esta declaración salvación
universal? La respuesta parecería ser que la provisión es en realidad suficiente para todos, pero
en realidad la disfrutan solo aquellos que ponen su confianza en el Salvador (cf. Rom. 3:22)”. (The
International Standard Bible Encyclopedia, Reprint: 1989, Vol., 1, pp. 94-95, Eerdmans Publishing Company,
Grand Rapids, MI. General Editor: Geoffrey W. Bromiley)

6. Ejemplos de uso de “todo” (y palabras relacionadas) en la Biblia:


Génesis 9:3, “Todo [kōl; LXX, pan/pánta] lo que se mueve y tiene vida les servirá de alimento, lo
mismo las legumbres que las plantas verdes. Yo les he dado todo [Hebreo: eth-kōl; LXX, ta pánta]”.
(RVC)

En Génesis 1:29, la medida cautelar en la primera pareja humana fue de comer ‘toda [kōl; LXX:
pan & pánta] vegetación’. Sin embargo, observe que las palabras tanto hebreas como griegas
para “todo” excluían carne de animales en la dieta. Después del diluvio, se levantó la prohibición
de carne animal que ahora suplementaría el régimen alimenticio que consistía de vegetales
hasta entonces. Aun así, el que los humanos pudieran ahora comer de “todo lo que se mueve y
tiene vida” no significaría que se comerían lo que es venenoso, como bien observa una
publicación Adventista del Séptimo Día (Signs of the Times): “También es muy claro que en Génesis
9:3 la palabra ‘todo’ tácitamente excluye a los animales inmundos y a aquellos cuya carne puede
ser tóxico para el hombre, como algunas criaturas lo son hoy en día”. (Feb. 1976, pág. 28.)
Éxodo 18:11, “Ahora conozco que Jehová es más grande que todos [kōl; LXX: pántas] los dioses”.
¿Indica este versículo que Jehová no es “Dios”? Por eso, otras versiones vierten: “Jehová es más
grande que “todos los demás dioses” (NTV; TNM); “Jehová es mayor que cualquier otro dios”. (LBD)
1 Reyes 10:23, “Así excedía el rey Salomón a todos [kōl; LXX: pántas] los reyes de la tierra en
riquezas y en sabiduría”. Salomón era “más sabio que cualquier otro rey de la tierra”. (NTV)
Salomón sobrepasó a “los demás reyes de la tierra”. (NVI; TNM)
Ester 2:17, “Y el rey amó á Esther sobre todas [kōl; LXX: pásas] las mujeres”. (R-V Antigua) Puesto
que Ester era “mujer”, otras versiones lo modifican: “Y el rey amó a Ester más que a todas las
otras mujeres”. (RVR) Otras versiones con “otras”: (BLP; BTI; LBLA; RVC; TLA) También: “...más que a
todas las demás” (NTV; NVI; TNM); ‘...más que cualquier otra’. (DHH; PDT)
Salmo 119:14, “Me regocijo en el camino de tus estatutos, más que en todas las riquezas”. (NVI)
“En el camino de tus recordatorios me he alborozado así como por toda otra cosa valiosa. (TNM)
“Me alegra seguir el camino de tus testimonios más que poseer muchas riquezas.” (RVC)
“Me he deleitado en el camino de tu testimonio más que en cualquier riqueza”. (Biblia Peshitta)

Daniel 7:23, “La cuarta bestia será el cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los
reinos [min-kōl-malkhewatha'; LXX: pásas]”. (Versión Moderna) “La cuarta bestia es un cuarto reino que
surgirá en este mundo. Será diferente a los otros reinos”. (NVI) “La cuarta bestia será un cuarto
reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos”. (RVR) “La cuarta bestia será un
cuarto reino en la tierra, que será diferente de todos los otros reinos”. (LBLA)

Mateo 26:35, “Todos [pántes] los discípulos dijeron también lo mismo”. Poco antes de la muerte
de Jesucristo, varios acontecimientos fueron notables: Los principales sacerdotes conspiran para
matar a Jesús; Judas maquina traicionar a Cristo; y se celebra la última Pascua. Durante la noche
antes del arresto de Cristo en Getsemaní, Jesus predijo que sus discípulos ‘caerían’ dándole la
espalda a él. Fue entonces que Pedro dijo a Cristo: “Aunque tenga que morir contigo, jamás te
negaré”. El relato nos dice entonces: “Todos los discípulos dijeron también lo mismo”.

El asunto aquí es que Pedro era también discípulo de Jesús. Sin embargo, la palabra “otros” en el
texto original no acompaña a “todos”, como se esperaría. Por esa razón, los traductores de las
siguientes tres versiones al griego moderno hicieron lo mismo que en Hechos 5:29, a saber,
agregaron el vocablo “άλλοι” (masculino, nominativo, plural de állos = “otros”) al texto traducido:

1. The New Testament in Today's Greek Version: “κι όλοι οι άλλοι μαθητές [Traducción: y todos los
otros discípulos]”.
2. Η ΑΓΙΑ ΓΡΑΦΗ—ΜΕΤΑΦΡΑΣΗ ΝΕΟΥ ΚΟΣΜΟΥ (TNM): “και όλοι οι άλλοι μαθητές [Traducción:
y todos los otros discípulos]”.
3. Η ΚΑΙΝΗ ΔΙΑΘΗΚΗ, ΕΓΧΕΙΡΙΔΙΟ ΜΕΛΕΤΗΣ ΚΑΙ ΖΩΗΣ (“El Nuevo Testamento, Guía para el Estudio y la
Vida”): “κι όλοι οι άλλοι μαθητές [Traducción: “y todos los otros discípulos]”.

En nuestro idioma también, varias versiones bíblicas optaron por añadir la idea de “otros” o
“los demás” al texto: ‘Todos los otros [O: “los otros”] discípulos’. (BLP; BTI; PDT) ‘Todos los demás [O: “los
demás”] discípulos’. (LBD; NTV; NVI; Schökel y Mateos; TLA; TNM; VNV)

Con esto en cuenta, la afirmación del escritor de CARM de que el autor bíblico habría utilizado
állos si hubiera querido como válida razón para rechazar la inclusión en la TNM de “otras cosas”
es insostenible. En estos ejemplos, tanto versiones castellanas como del griego moderno ven
beneficioso para el lector añadir “otros” o “demás” al texto, cuando el texto original no lo hace.

Mateo 28:18, “Toda [pása] potestad me es dada en el cielo y en la tierra”.

Como hemos visto, el término griego no siempre lo incluye “todo” en el sentido estricto de la
palabra. Hay excepciones en ciertas descripciones. En otras palabras, fue el Padre quien dio a
Cristo la autoridad en primer lugar, así que el Padre Celestial nunca fue desprovisto de
autoridad suprema. Este hecho se hace patente en la versión Dios Habla Hoy al verter las
palabras de Jesús de este modo: “Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.” (BLP
y PDT leen similarmente.) El que Jesús haya recibido “toda” autoridad en el cielo y en la tierra no se
debe tomar como si él ahora fuera Dios en carne. Poco antes de morir había dicho: “El Padre es
mayor que yo”. (Juan 14:28) Y ahora resucitado, Jesucristo le dice a María Magdalena: “—No me
detengas, pues todavía no he ido a reunirme con mi Padre. Pero ve y dile a mis discípulos que
voy a reunirme con él, pues también es Padre de ustedes. Él es mi Dios, y también es Dios de
ustedes.” (Juan 20:17, TLA)

Fue Dios quien resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos. (Hechos 2:32) Después de su
resurrección sería glorificado a un puesto superior. ¿Por voluntad de quién? Por la voluntad de
Dios: “Sépalo bien todo el pueblo de Israel, que a este Jesús, a quien ustedes crucificaron, Dios lo
ha hecho Señor y Cristo”. (Hechos 2:36, RVC) Sí, “Dios le ha dado poder y autoridad sobre toda la
humanidad”. (Hechos 2:36, TLA) Es patente que “toda” autoridad dada a Jesús excluye a Dios de la
descripción.

Este asunto de primera y segunda autoridad nos recuerda, aunque en escala menor, al Faraón
de Egipto cuando nombró a José, hijo de Jacob, sobre toda la tierra de Egipto, con plena
autoridad. Solo el Faraón tenía mayor autoridad y poder. El Faraón le dijo a José: “Tú estarás
sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo[kōl-‘ammi; LXX, pas]; solamente en el
trono seré yo mayor que tú”. La NVI dice al final del texto: “Sólo yo tendré más autoridad que tú,
porque soy el rey”. (Génesis 41:40,41)

Mateo 28:19, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas [pánta] las naciones”.

¿Significa esto que cada persona en el planeta se convertiría al cristianismo? No es probable, ya


que otras Escrituras indican claramente que algunos rechazarían las buenas nuevas del reino, y
que muchos sufrirán destrucción. La enciclopedia bíblica ISBE señala: “La provisión [de la
‘absolución y vida de todos los hombres’] es en realidad suficiente para todos, pero en realidad la
disfrutan solo aquellos que ponen su confianza en el Salvador”. (ISBE 1979, Vol. 1, p. 95)

Es evidente que hay límites o exclusiones en ocasiones que caen dentro de la gama del
significado de la palabra “todos”. No es raro entonces, que los traductores hagan modificaciones
alrededor del vocablo “todo(s)” en el texto traducido. Así, el significado previsto del
mandamiento está indicado por las siguientes dos versiones: “Ustedes vayan y hagan más
discípulos míos en todos los países de la tierra.” (TLA) Y: “Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos
de gente de todas las naciones”. (TNM)

Marcos 1:5, “Y salían a él toda [pása] la provincia de Judea, y todos [pántes] los de Jerusalén; y
eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados”. La pregunta es: ¿Fueron
bautizados “todos” los habitantes de Judea y Jerusalén en el río Jordán? La Biblia de Estudio NVI
contesta: “Toda la gente. Una obvia hipérbole que indica el gran interés creado por la predicación
de Juan. Hacía siglos que Israel no tenía profetas”.
Marcos 4:13, “Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas [pásas] las
parábolas?” – (‘todas las otras parábolas’ (NBLH; PDT; TLA); ‘todas las demás parábolas’ (BLP; DHH;
NTV; NVI; RVC; TNM)

Marcos 12:43, “Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda
pobre echó más que todos [pleion pántōn = Lit., “más de todos”] los que han echado en el arca”. –
(‘todos los otros’, DHH; VNV); ‘todos los demás’ (BLP; LBD; NTV; NVI; PDT)
Marcos 16:15, “A los seguidores de Cristo se les dice que ‘prediquen el evangelio a toda [pásē]
criatura’. ¿Se incluyen los perros y los gatos en el mandato? Por supuesto que no. Sin embargo,
son obviamente ‘criaturas vivientes’. En realidad, el evangelio debe ser predicado a cada ser
humano, pero los seres humanos son solo una fracción de las criaturas que Dios ha hecho”.
(Proporcionado por la ‘Concordancia Analítica de Young de la Biblia’, bajo “Ilustraciones de modismos
bíblicos”...“Generalización enfática”. Marcos 16:15 no aparece en el texto principal de algunas Biblias.)

Lucas 13:2, “Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales
cosas, eran más pecadores que todos [pántas] los galileos?” – ‘que los otros’ (DHH; VNV); ‘todos los
demás’ (BLP; LAD; LBLA; NBLH; NTV; NVI; PDT; TLA); “que el resto” (RVC)

No hay palabra griega para “otros” en este texto, sin embargo, los traductores no tienen
inconveniente en agregarlo. Incluso los expertos griegos William D. Mounce y Robert H. Mounce
añadieron “otros” en su lectura interlineal en Lucas 13:2 de su traducción griego-inglés. ¿Se
imagina usted eso? Se espera de una traducción interlineal que refleje el idioma griego con
exactitud. Y aquí, estos académicos añadieron la idea de “otros” al texto como equivalente al
griego pántas. Sin embargo, algunos críticos (como los que se mencionaron al principio), quieren
hacerle creer a uno que un experto nunca acudiría a la ‘atrocidad’ de añadir “otros” al texto
traducido. Bueno, aquí tienen a dos expertos griegos insertando “otros” directamente en su
traducción literal interlineal griego-inglés. Obviamente no lo consideraron ‘engañoso’ hacerlo
así. ¡Esa es la verdad!
Lucas 13:4, “O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que
eran más culpables que todos [pántas] los hombres que habitan en Jerusalén?” – ‘que los otros’
(DHH); ‘todos los demás’ (BLP; NVI; NNM); ‘que el resto de la gente’ (PDT; RVC) De nuevo, los
traductores, William y Robert Mounce agregaron “otros” en su traducción interlineal.
Lucas 21:29, “También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos [pánta] los árboles”. ¿No es
la higuera un árbol también? La Nueva Biblia al Día vierte: “Fíjense en la higuera o en cualquiera
de los otros árboles”. Otras versiones: ‘en [o] cualquier otro árbol’ (DHH; NTV; TLA); y todos los
otros árboles” (VNV); “y todos los otros árboles” (VNV); ‘en los demás árboles’ (BLP; NVI; TNM)
Juan 12:19, “Pero los fariseos dijeron entre sí: ‘Como pueden ver, así no conseguiremos nada.
¡Todo el mundo [ho kósmos, “el mundo”] se va tras él!’” (RVC) ¿Fue en realidad “todo el mundo” tras
de Cristo? Observe que tanto la versión RVC como las siguientes, BLP; DHH; LBD; NBLH; NTV; NVI; y
PDT, añaden “todo” a la expresión “el mundo”, y no se les critica por esto. Esto muestra que es
común que las versiones bíblicas añadan palabras al texto traducido para suavizar la traducción
en el lenguaje contemporáneo. La Biblia de Estudio en inglés ESV aclara: “El mundo es una
evidente exageración, destacando la exasperación de los fariseos (cf. Hechos 17:6 [“Estos que
trastornan el mundo entero también han venido acá”])”.

Juan 17:2 presenta a Cristo Jesús orando a su Padre Celestial: “Pues le has dado a tu Hijo
autoridad sobre todo [pásēs] ser humano. Él da vida eterna a cada uno de los que tú le has
dado”. (NTV) Compare con Mateo 28:18. Spurgeon: “Las palabras [“mundo” y “todos”] se usan por
lo general para significar que Cristo ha redimido algunos de todas clases – algunos judíos,
algunos gentiles, algunos ricos, algunos pobres, y no se ha restringido su redención ni a judío ni
a gentil”. (op. cit., Redemption)

Hechos 2:4, “Y fueron todos [pántes] llenos del Espíritu Santo”. ¿Fueron ‘toda’ Jerusalén o Judea
incluidos en esta acción? La Biblia de Estudio NIV contesta: “Todos. Podría referirse a los
apóstoles o a los ciento veinte”. Sea que la referencia, ‘todos’ aquí aplique a los apóstoles o a los
120 discípulos presentes, lo cierto es que se agudiza un contraste al compararlo a la totalidad de
Judea o el mundo entero”.

Hechos 2:32,36, “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos [pántes] nosotros somos testigos”.
“Sepa, pues, ciertísimamente toda [pas] la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros
crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” ¿Fue todo el mundo individualmente testigo de la
resurrección de Jesucristo? ¿No será más bien que “todos” aquí aplica a ‘la multitud limitada’ que
se reunió en Pentecostés? Además, ¿a qué se refiere “toda la casa de Israel”? Esta última
instancia de ‘todo’ es evidentemente más abarcadora, no obstante, eso no requiere que toda
criatura viviente en el planeta sea incluido en el “todo”, ni tampoco excluido.

1 Corintios 6:18, “¡Huid de la fornicación! Todo [pan] pecado que el hombre cometa está fuera
del cuerpo, pero el que fornica, contra su propio cuerpo peca”. (BTX) ¿Es la fornicación pecado?
Sí lo es. Entonces, añadir “otro” a ‘todo pecado’ tiene sentido. Por eso la Nueva Traducción Viviente
vierte así: “¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como este,
porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo”. Varias versiones utilizan
“demás” como variante a “otro”. Pablo al escribir en griego, da por supuesto que el concepto de
“otro” es parte del término pas/pan.
2 Corintios 9:13, “Y por su generosa contribución para ellos y para todos [pántas]”. (RVC) PDT:
“Ellos verán que ustedes comparten generosamente lo que tienen con ellos y con los demás”.
VNV: “Ellos darán gracias a Dios por su regalo a ellos y a otros”.

2 Corintios 12:19, “Delante de Dios en Cristo hablamos; y todo [pánta], muy amados, para
vuestra edificación”. ¿Significa “todo” aquí que, cosas, como por ejemplo, la brujería, la violencia,
la promiscuidad sexual, la pornografía, la adicción a las drogas, para nombrar algunas, resultan
en “edificación”? No, el contexto solo es compatible con las cosas que son constructivas.
Comenta William McDonald: “[Pablo] quería fortalecerlos en la vida cristiana y advertirlos en
contra de los peligros que les rodeaban. Estaba más interesado en ayudarlos que en defender
su propia reputación”.

El uso de “todo” aquí tiene límite. Esto ejemplifica por qué los traductores añaden palabras al
texto traducido con el fin de aclarar el mensaje bíblico. La versión PDT lo describe así: “Estamos
hablando ante Dios como seguidores de Cristo. Ustedes son nuestros hermanos y todo lo que
hacemos es para ayudarlos”.

Gálatas 3:22, “Pero la Escritura declara que todo el mundo [ta pánta] es prisionero del pecado”.
(NVI) ¿Está incluido Dios, Jesucristo y el resto de la familia celestial en este confinamiento bajo el
pecado? “Todo”, lógicamente, no siempre incluye toda cosa viviente.

Efesios 1:22, “Dios sometió todas las cosas [pánta] al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de
todo [pánta] a la iglesia”. (NVI) ¿Sería razonable que un religioso usara este pasaje para sostener
que Cristo es Dios, porque “todas las cosas” se colocan bajo su control? No. En 1 Corintios 11:3
Pablo enseñó que “Dios [es] la cabeza de Cristo.” En otro lugar escribió: “Ustedes [los corintios]
pertenecen a Cristo, y Cristo pertenece a Dios”. (1 Cor. 3:23, NTV) Por eso, la expresión “todas las
cosas” que están ahora bajo la autoridad de Cristo, excluye a Dios, ya que Dios nunca necesita
que alguien someta “cosas” bajo su dominio. Las cartas a los Corintios, Efesios y Colosenses se
atribuyen al mismo autor bíblico, el apóstol Pablo.

Efesios 4:15, “Sino que hablando la verdad en amor, crezcamos en todas las cosas [ta pánta] en
Aquel que es la cabeza: el Mesías”. (BTX) ¿Implica “todas las cosas” en este versículo que el
cristiano debe experimentar todo lo relacionado con la maldad para ser completo? “Todas las
cosas” en este contexto, por lo tanto, no puede incluir lo que es malo, por el contrario, debe ser
restringido a solo lo que es bueno.

Filipenses 3:8, “Es más, todo [pánta] lo considero pérdida por razón del incomparable valor de
conocer a Cristo Jesús, mi Señor. (NVI) El “todo” debe ser una referencia a las cosas mundanales,
en contraste con ‘todas las cosas buenas’ a que los cristianos se les anima ‘crecer en’, conforme
Efesios 4:15. Tanto Efesios 4:15 y Filipenses 3:8 restringen el significado de ‘todas las cosas’, a ciertas
cosas dentro de un contexto específico, y el autor confiaba que fueran comprendidas sin
dificultad por los destinatarios.

Colosenses 1:20, “Y por medio de él [Cristo] reconciliar consigo todas las cosas [ta pánta], así las
que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su
cruz.” ¿Significa que en esta ‘reconciliación de todas las cosas’ se incluía a Satanás, o algún otro
espíritu maligno? La TLA traduce el texto de este modo: “Por medio de Cristo, Dios hizo que todo
el universo volviera a estar en paz con él. Y esto lo hizo posible por medio de la muerte de su
Hijo en la cruz.” ¿Ha deseado todo el universo (incluso los enemigos de Dios) hacer la “paz” con Dios
y Cristo? Observe que en el contexto en torno a Colosenses 1:16 donde aparece la palabra griega
pánta varias veces, a pánta se le utiliza con obvia exclusión en el versículo 20. En otras palabras,
cuando el apóstol escribió en la segunda parte del versículo 16 en la RVR , “todo fue creado por
medio de él”, esa parte puede interpretarse: ‘todo lo demás fue creado por medio de él’ sin violar
gramática griega. Esto estaría de acuerdo con el sentido léxico del versículo 15, donde se
describe a Jesucristo como “el primogénito de toda creación”, y con el concepto de Cristo de ‘Hijo
unigénito de Dios’ que aparece en varios lugares.

Hebreos 2:8, “Todo [pánta] lo sujetaste bajo sus pies [los de Cristo]. Porque en cuanto le sujetó
todas las cosas [ta pan'ta], nada dejó que no sea sujeto a él”. Otra vez, “todo” fue sujeto a Cristo,
es decir, con la excepción de Dios mismo, en armonía con 1 Corintios 15:27.

1 Juan 5:19, “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero [ho kósmos hólos] está bajo el [poder
del] maligno”. Matthew Henry explica: “La humanidad se divide en dos grandes partidos de
dominios, el que pertenece a Dios y el que pertenece a la maldad o al maligno. Los creyentes
cristianos pertenecen a Dios [...] mientras que por el contrario, el mundo entero, el resto, siendo
por mucho la mayor parte, yace en la maldad, en las mandíbulas, en las entrañas del inicuo”.
(Matthew Henry's Commentary on the Whole Bible – Complete and Unabridged. Cursivas removidas)
Matthew Henry evidentemente excluyó a Dios, Cristo y otros seres celestiales, así como a
cristianos creyentes del “mundo entero”. Es evidente que las palabras “entero” y “todo” en las
Escrituras no incluyen siempre a “todo”, o “todos”, literalmente. De hecho, como se ha
demostrado, es estilo común de Pablo establecer límites al vocablo griego para “todo”. Los
críticos, en su afán por promover su teología, rara vez hacen mención de esta evidencia.

7. ¿Altera el significado de “todas las cosas” en Col. 1:16 añadir “otras” al texto?

Alguien dirá en objeción: “Usted puede decir lo que quiera, y proporcionar casos bíblicos en que
“todo” o “todos” no tiene significado absoluto, pero aquí en Colosenses 1:16, es distinto: La
deidad de Cristo está en juego, y por lo tanto, no es aplicable. Añadir la palabra ‘otras’ a ‘todas
las cosas’ en el versículo 16 cambiaría el significado del pasaje y distorsiona la deidad de
Jesucristo, uno de los temas principales de Colosenses”. Un estudioso que piensa así es Robert
Bowman, quien es crítico de la Traducción del Nuevo Mundo.

Bowman reconoce que el sentido de “otro” es a menudo implícito en el texto griego: “Por
supuesto, es legítimo que los traductores añaden la palabra ‘otros’ donde esto no cambia el
sentido, pero tiene el efecto de suavizar el inglés [O: español] (e.g. Lucas 11:41-42; 13:2,4)”.
Bowman no obstante, añade: “En Colosenses 1:16-20, sin embargo, la adición de ‘otras’ modifica
sustancialmente el significado”. (http://www.iclnet.org/pub/resources/text/cri/cri-jrnl/crj0049a.txt) Los
defensores trinitarios seguramente estarán de acuerdo con su declaración. Pero, ¿es cierto eso?

¿Enseña la Biblia en alguna parte que Cristo y Dios son iguales? ¿Que Cristo y “Dios” tienen el
mismo poder? Dejemos que el apóstol Pablo responda esta pregunta por nosotros: “Cuando la
Biblia dice: ‘Dios puso todo bajo su dominio’, la palabra ‘todo’ [pánta] no incluye a Dios, porque es
Dios quien puso todo bajo la autoridad de Cristo”. (1 Cor. 15:27, TLA) Es reconocido que el autor
de las epístolas a los Corintios y Colosenses es la misma persona, el apóstol Pablo, por lo cual
tendría el mismo entendimiento básico del lugar de Cristo en el arreglo de Dios. Este texto es
sólida evidencia bíblica que el significado de “todo” y “todas las cosas” en la Biblia tiene
excepciones en algunos contextos. Sorprendentemente, los críticos del concepto de “otras cosas”
en Colosenses en 1:16 que aparece en la TNM, dan la impresión que los traductores rompieron
todas las reglas de gramática y teología en el libro. ¿Qué confianza pueden inspirar estos
críticos, cuando ni siquiera le dejan saber a sus lectores la verdad más importante en el asunto,
a saber, que Pabló mismo estableció una excepción de pánta con relación a Cristo?

Por lo tanto, ¿a quién va a creer? ¿En la percepción teológica de Bowman, o algún otro erudito
que afirme lo mismo, o en la definición de pánta (“todo”) del apóstol Pablo? Tenemos una opción.
¿Cuál será? Es bueno recordar este principio de 1 Cor. 15:27 en toda ocasión que se haga en la
Biblia una descripción de Jesucristo en el ámbito universal.

8. ¿Qué papel desempeña Cristo en Colosenses?


Según el Diccionario Bíblico Conciso Holman (Epístola a los Colosenses): “La sección doctrinal comienza
con una descripción de la grandeza de la preeminencia de Cristo (1:15-20); era Dios mismo
encarnado (1:15,19), Señor supremo sobre toda la creación (1:15-17), Señor supremo de la iglesia
(1:18) y la única fuente de reconciliación (1:20)”. (©2010, B&H Pub. Group, David S. Dockery, Editor,
Nashville)

¿Hasta qué punto es correcto el comentario anterior visto dentro del contexto de Colosenses?
Una consideración de diversos versículos de Colosenses y otros asuntos nos ayudará a
determinar qué datos son exactos, y cuáles no.
En primer lugar, Juan 3:16 y 1 Juan 4:9 afirman que “Dios envió a su Hijo unigénito al mundo”.
En ningún lugar dice la Palabra que ‘Dios vino al mundo’. La interpretación que hagamos de
Colosenses debe armonizar con estas declaraciones del apóstol Juan. Incluso los textos de Juan
1:1 y 1 Timoteo 3:16 no comprueban que Dios y Cristo sean iguales. Al final de este documento,
encontrará varios enlaces que consideran estos textos con más detalle.
En el capítulo inicial de Colosenses, en los versículos 1-3, el autor enseguida establece una
diferencia entre Dios el Padre y su Hijo Jesucristo, diciendo que Dios es el Padre de nuestro
Señor Jesucristo (v. 3): “Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro
Señor Jesucristo”. El mensaje de este saludo claramente sitúa a Dios el Padre en primer lugar, por
encima de nuestro Señor Jesucristo. ¿Cómo pudiera Jesús, ser entonces, la fuente de la creación,
cuando se nos dice llanamente que el Hijo tiene “padre”? Hasta ahí llega. El Padre no tiene
“padre”. El Padre es el único de quien se dice es el Dios Soberano. Acaso ¿es de poca importancia
el que Dios sea el Padre de Jesucristo?
El diccionario bíblico de John L. Mackenzie, S.J., señala: “Dios el Padre es invocado en el exordio [=
la introducción] de cada una de las 13 epístolas que se atribuyen a Pablo y Él es invocado como
Dios, nuestro Padre en el cuerpo de cada uno de las epístolas excepto en Ga, 1-2 Tm, Tt”.
(Dictionary of the Bible, p. 276. ©1965, Macmillan Pub. Co., Inc.) Pablo encontró este asunto tan
importante como para mencionarlo en la introducción y a través de la mayoría de sus cartas, un
asunto que pasa desapercibido por comentaristas empeñados en igualar a Cristo con Dios.
Una obra de referencia indica la implicación que tiene Dios como “Padre” en relación a nosotros:
“Como un título para Dios; como el Creador y Gobernante Soberano de todos (Santiago 1:17);
como el Padre de nuestro Señor Jesucristo (Lucas 2:49); como el Padre de los cristianos”.
(Analytical Lexicon of the Greek New Testament, Timothy & Barbara Friberg; Neva F. Miller. ©2005 by Trafford Pub.)

ISBE señala: “Por tanto, el concepto de padre, sea que se aplique a Dios [u, otro]... siempre
expresa la noción de fuente o manantial de procesión [Procesión = Acción de proceder una cosa de
otra]”. (ISBE 1979, Vol. 2, p. 285)

De ahí, es significativo en el cuadro bíblico completo leer en Colosenses que Dios es el Padre de
Jesucristo desde el mismo principio. Y no lo contrario. Esto indica que Dios es “el Creador y
Gobernante Soberano de todos (Santiago 1:17)”. (Ibidem) En otro lugar Pablo escribe: “Un Dios y
Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”. (Efesios 4:6) Jesús reserva el
papel de “padre” a Dios solamente (cf. Lucas 2:49; Mateo 23:9): “No llaméis padre vuestro a nadie
en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos”.
¿Qué envuelve el ser “Hijo de Dios”? Según el ‘Diccionario Bíblico Eerdmans’, la expresión “hijo de
Dios” significa: “Uno que comparte una estrecha relación con Dios”. (The Eerdmans Bible Dictionary)
¿Llega un “hijo” “que comparte una estrecha relación con Dios” alguna vez ser igual o idéntico a
él? El famoso teólogo Protestante Karl Barth afirmó que “de todos los títulos atribuidos a Cristo
en el Nuevo Testamento, ‘Hijo de Dios’, pasó a primer plano para expresar su actividad desde el
punto de vista de su origen….” (ISBE, ©1988,, Vol. 4, p. 572. Cursivas suya.) The Companion Bible añadió:
“Es solo por el acto específico Divino de la creación que algún ser creado puede ser llamado hijo
de Dios”.
Es un hecho: Dios no tiene “padre”. Es importante comprender este concepto que Jesús tiene
padre y el Dios Soberano no, antes de pasar a la descripción de Jesús más adelante en el
capítulo donde se dice que “todo fue creado por medio de él y para él”. No se puede aislar el
concepto de filiación, en la descripción de los actos creativos.
Versículos 13 y 14: “El cual [Dios] nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al
reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”.
Cristo aparece aquí cumpliendo una función muy importante en la redención del hombre. Pero
fue el “Hijo de Dios” quien fue enviado a dar su vida en nombre de la humanidad pecadora, no
Dios mismo. (Juan 3:16) Es evidente que Dios es el Ser supremo, es Dios quien conduce la acción,
no Cristo. Cristo solo cumple con lo que pide el Padre de él.
El mundo alrededor de Colosas solo podía ofrecer a sus residentes filosofías huecas que
conducían a la nada. En contraste, Dios a través de Cristo podía satisfacer cada necesidad
imaginable del cristiano. Las filosofías humanas, a las que los griegos eran aficionados, jamás
podrían compararse a los profundos misterios, riquezas y dimensiones del propósito divino de
Dios alrededor de Cristo Jesús, su Hijo.
Aunque muchos han sido engañados por tradiciones humanas (que irónicamente el libro de
Colosenses advierte en contra), a pensar de Cristo como el Ser supremo, Colosenses no enseña tal
cosa. La carta a los Colosenses muestra que Dios está en pleno control, y a Cristo se lo describe
cumpliendo la voluntad de Dios en todo momento. Esto es evidente en la declaración de
Colosenses 1:19: “Por cuanto agradó al Padre que en él [Cristo] habitase toda plenitud”. Toda
plenitud que habitó en Cristo sucedió porque Dios el Padre lo “quiso” así. (Sagrada Biblia del Pueblo
Católico; Levoratti-Trusso; NBD) “Dios, en efecto, tuvo a bien hacer habitar en Cristo la plenitud”.
(BLP)

Entonces, cabe preguntar, ¿cómo podría Jesús ser “Dios eterno”, como se afirma con frecuencia,
cuando anteriormente no tenía la “plenitud” que, ‘por decisión propia de Dios’ (GNT) se hizo
morar en Cristo? ¿Cómo podría Cristo ser la ‘fuente soberana de la creación’ si a él le faltaba la
“plenitud” que solo Dios podía darle? La plenitud de la que se habla aquí no se refiere a una
mítica “divinidad” que entrara en el cuerpo humano de Cristo. Esa idea extravagante surgió
posteriormente durante una fuerte discusión sobre la persona de Cristo, siglos después de su
muerte. En cambio, la “plenitud” aquí, evidentemente hace referencia a “la inmensidad de las
perfecciones, la sabiduría y los atributos divinos” que Dios tuvo a bien que habitaran en Cristo
Jesús. Los cristianos pueden adquirir una "plenitud" similar siguiendo fielmente el “camino” de
Jesucristo, convirtiéndolo en parte de sus vidas diarias, y volviéndose dependientes de él para su
salvación. (Colosenses 2:6,7)

Colosenses 1:27, “A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio
entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”.

¿Quién estuvo detrás de todas las riquezas gloriosas de ‘este misterio [sagrado secreto (Cristo)]’,
que se mantuvo en oscuridad por los siglos? Una vez más, el iniciador de esta acción es Dios,
Jesús es el medio por el cual Dios cumple su voluntad. El mensaje de este texto no transmite a
Cristo como ‘lo Máximo’, el ‘Ser Supremo’, como comúnmente se afirma. ¡Dios es!

Aunque Pablo no señaló la fuente de la herejía peligrosa que amenazaba a los cristianos en
Colosas, claramente había algo que los distraía de concentrar sus energías en Dios y en Cristo.
Sea que esto tuviera que ver con la ‘adoración de ángeles’, ascetismo, espiritismo, o alguna otra
doctrina que degradara el concepto cristiano, lo cierto es que los locales no miraban a Cristo
como la solución a sus problemas. En cambio, le ofrecían otro ‘Kool-Aid’. Por lo tanto, Pablo vio
la necesidad de abordar este asunto de una manera que ellos pudieran comprender, que la
solución que Dios ofrece por medio de Cristo no solo es “mejor”, sino que es ‘la única forma
sensata de adorar’ al Padre, en armonía con lo que Jesús dijo en Juan 14:6.

Con preocupación en mente, Pablo trató de convencer a los Colosenses que Jesucristo no era un
ser humano ordinario a quien pudieran comparar con otro. Jesucristo era mucho más que eso.
Había más suficiencia en Cristo Jesús de la que pudiera jamás haber con admirados seres
angelicales que otros adoraban. (Colosenses 2:18) Por eso, el aviso que aparece a continuación:

“Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que
va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo. Toda la plenitud de la divinidad
habita en forma corporal en Cristo; y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han
recibido esa plenitud”. (Versículos 9,10, NVI)

Jesucristo había sido envestido con poder divino. (Hechos 2:22; 10:38) Cristo no era una figura
imaginaria. Él era real. Con todo, unos siglos después que Cristo murió, “cristianos” aturdidos
debatieron el origen de Cristo. Algunos individuos influyentes llegaron a la conclusión que Jesús
era Dios. Más tarde decidieron que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo eran tres personas, pero
un solo Dios. Se definía el término “Trinidad”. Se ofuscó la identidad del Padre y del Hijo hasta el
punto que llegó a ser difundida entre la Cristiandad. El resultado es que más “cristianos” hoy en
día creen que Jesús es parte de la Trinidad que los que no. Y esta creencia se refleja en la
mayoría de las traducciones de la Biblia de hoy.

¿Qué tiene esto que ver con nuestra discusión? Colosenses 1:15,16 y el siguiente texto que
abordaremos, leen diferentemente en algunas versiones. La creencia o la comprensión de los
traductores se refleja en sus versiones.

En Colosenses 2:9, Pablo pasó a reenfocar su atención a Cristo, diciendo: “Porque en él habita
corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. Algunos tratan de utilizar este texto para
comprobar la “encarnación”. Pero las Escrituras nos dicen que fue Cristo quien vino a ser carne,
no Dios. (Juan 1:14; 3:16; 1 Juan 4:9; 2 Juan 1:7) Entonces, ¿cuál es el significado de Colosenses 2:9?

La palabra griega para ‘deidad’ en este texto es “theótētos”, un genitivo, la forma femenina
singular de theótēs (fem. un sustantivo abstracto para theós=dios) que significa ‘godness [cualidad o
condición de dios]’ (McReynolds); o, “divinidad, naturaleza divina” (Liddell & Scott's Greek-English
Lexicon). El Léxico griego-inglés de Robinson menciona este sentido: “naturaleza divina y
perfecciones”. (Robinson's Greek-English Lexicon)

Algunos traductores procuran definir theótēs en términos trinitarios, que describe a Jesús como
lo hace la TLA: “Cristo es completamente igual a Dios”. También: “Porque Cristo no solo es
divino, sino que, además, es Dios con cuerpo de hombre”. (VNV; cf. LBD) Por lo tanto, acentúan
una personalidad en theótēs y quieren distinguirla de theiótēs en Romanos 1:20, que según ellos,
describe más bien atributos. No hay pruebas suficientes para justificar la asignación de un
significado más fuerte a favor de theótēs sobre theiótēs. Hermann Cremer en su obra (Biblico-
theological Lexicon Of New Testament Greek, p. 281), cita a Plutarco, Luciano y a escritores eclesiásticos
posteriores en un esfuerzo por hacer una distinción entre theótēs y theiótēs. La pregunta es:
¿Prueba eso que los autores bíblicos inspirados usaron estos términos con el significado
atribuido por autores seglares?

En cualquiera de los casos, los traductores no ofrecen representaciones coherentes de estos


términos. R. C. Trench, un trinitario, hizo un estudio de los términos que aparecen solo una vez
en el NT, y concluyó: “Se puede observar, en conclusión, que si fue la intención de San Pablo o
no en hacer esta distinción, como estoy convencido que lo fue, se estableció firmemente en el
lenguaje posterior teológico de la Iglesia….” Hay que preguntar, ¿desde cuándo es “el lenguaje
posterior teológico de la Iglesia”, más decisivo sobre el tema que el mismo origen dudoso de la
doctrina de la Trinidad? Para una discusión de la Trinidad, consulte:
http://www.scribd.com/doc/173779117/%C2%BFAcaso-tiene-sentido-la-Trinidad

No todos concuerdan con el supuesto significado de theótēs sobre theiótēs. Varios traductores de
la Biblia usan “divinidad”, y otros “deidad”. La Vulgata Latina traduce theótēs = “divinitatis” que
según varios diccionarios latinos significa: ‘divinidad, naturaleza divina, cualidad divina; poder
divino; excelencia, perfección’. (Cassell's Latin Dictionary; Collins; Sopena; y Vox)

Algunas versiones ofrecen lecturas alternativas en Col. 2:9, pero varias son ambiguas:

Pablo Besson: “la plenitud de la divinidad”. (Y otros.)


The Kingdom New Testament: “la medida plena de divinidad”.
PDT: “Todo lo que Dios es”.
TNM: “plenitud de la cualidad divina”.
La Bible: “naturaleza divina” (Pierre de Beaumont; Francés; 1981.)
The Original New Testament: “la inmmensidad de la Sabiduría Divina”. (Hugh J. Schonfield)
Cantera-Iglesias: “la plenitud de la esencia divina”.
21st Century New Testament: “autoridad divina y poder”.
Biblia Textual: plenitud de la Naturaleza Divina”.
Daniel Mace New Testament: “plenitud divina”.
Complete Jewish Bible: “la plenitud de todo lo que Dios es”.
Goodspeed New Testament: “la plenitud de la naturaleza de Dios”.
GNT: “el contenido pleno de naturaleza divina”.
MAB: ‘la plenitud de la naturaleza divina’. (Ministerio Apoyo Bíblico, Salta, Argentina)
Versión Popular (1966): “naturaleza de Dios”. (Y otros)

¿Por qué leen diferente estas versiones bíblicas? Una de las razones por la diferencia de
interpretaciones es que la palabras theótētos de theótēs incluyen terminaciones (-otēs o -tētos) que
son indicativos de cualidad, en lugar de personalidad. Dice el libro Lexical Aids for Students of New
Testament Greek, en Sufijos que forman sustantivos, #4, lo siguiente: “La idea abstracta de cualidad se
indica mediante... [-otes]... Ejemplos:...[kyri-ótēs], señorío, dominio, [ne-ótēs], juventud”. (Bruce M.
Metzger, p. 43. Cursivas suyas.)

Y el libro, A New Testament Greek Morpheme Lexicon por J. Harold Greenlee, pág. 304, en la Parte 2, bajo
Sufijos y Terminaciones, encontrará una lista de sustantivos con sufijos que terminan en -otēs o -
tētos, incluyendo theótēs más la terminación -tētos (fem.). En la parte superior de la lista,
directamente debajo de las terminaciones en letras griegas, se indica que el sustantivo
comunica “cualidad”. Una comparación de las palabras enumeradas en el Léxico de Greenlee
mostrará que estas terminaciones señalan una cualidad, no una personalidad. Algunos de los
sustantivos mencionados incluyen: agathótēs (bondad); haguiótēs (santidad); kainótēs (novedad);
atharótēs (limpieza); hilarótēs (alegría); timiótēs (preciosidad). Con esta información a la mano, uno
puede ver por qué el profesor de griego Paul R. McReynols vertió theótētos (theótēs) como
“cualidad de Dios [“Godness]”, en Colosenses 2:9 y theiótēs como “deidad” en Romanos 1:20. Y el
traductor H. T. Anderson tradujo el término griego así: “Godhood”, que quiere decir “condición o
cualidad de Dios”. La TNM lo vierte, “cualidad divina” y Mace: “plenitud divina”.

De que este es el entendimiento correcto se ve por lo que Pablo dijo a los Colosenses (2:10) en
cuanto a la plenitud de Cristo que por voluntad de Dios vino a residir en Jesús. “Y en él [Cristo],
que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud”. (NVI) Otra
traducción lee aquí: “Y ustedes han sido hechos completos (han alcanzado plenitud) en El, que es
la cabeza sobre todo poder y autoridad.” (NBLH. Cf. Efesios 3:19) Es obvio que Pablo no quiso
intimar aquí que Dios estaría apoderándose de los cuerpos humanos para llenarlos de su
Divinidad literalmente. Pero sí es razonable pensar que mediante la unión con Cristo Jesús,
podemos adquirir la plenitud de la cualidad cristiana, llegar a ser “completos” en la madurez
espiritual, donde nunca haya necesidad de recurrir a lo que el mundo tenga que ofrecer. La
suficiencia que Cristo nos da, derrumba toda filosofía humana pretenciosa.

En Colosenses 2:12 leemos: “Pues ustedes fueron sepultados con Cristo cuando se bautizaron.
Y con él también fueron resucitados para vivir una vida nueva, debido a que confiaron en el gran
poder de Dios, quien levantó a Cristo de los muertos”. (NTV) Previamente, en Colosenses 1:18
Jesús fue llamado “el primogénito de entre los muertos”. Bueno, esto solo confirma que el
genitivo griego en cuestión indica que Cristo estuvo “muerto” – del grupo de los muertos – fue
resucitado. ¿Por quién? Lógicamente por alguien superior a él. El Supremo ‘Dios lo levantó de los
muertos’. ¿Tiene sentido hacer a Cristo el ‘Creador Soberano’ como procuran los trinitarios,
cuando él mismo tuvo que depender completamente de Dios para que lo levantara ‘de entre los
muertos’? (Marcos 15:34)

Otro texto en Colosenses indica quién es el personaje principal en el Universo.

Colosenses 2:13, “Pero ahora Dios les ha dado vida junto con Cristo, y les ha perdonado todos
sus pecados”. (TLA)

La humanidad se beneficia de la provisión de salvación de Dios, que se produce a través de


Cristo. ¿Cómo haría eso a Cristo “Dios” Supremo que es cómo algunas versiones dan a entender
en Colosenses.” ¿Quién es el responsable de hacer que los cristianos revivan? Cristo en
Colosenses no es descrito como el Soberano, pero como el agente a través del cual Dios cumple
el proceso de la salvación.

Varias obras de referencia bíblica dicen que Colosenses enseña la supremacía de Cristo y
procuran transmitir la idea de que Jesús es el Dios Todopoderoso. Sin embargo, la honestidad
nos obliga a mirar al panorama completo. El libro de Colosenses fue escrito unas décadas
después que Cristo experimentara la muerte, ascendiera al cielo y fuera glorificado a una
posición más elevada. (Fil. 2:9) ¿Qué posición podría ser esa?
Colosenses 3:1, “Busquen las cosas del cielo, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios”.
(PDT) Si Cristo fuera el Eterno Creador como algunos sostienen con firmeza al examinar la
epístola a los Colosenses, ¿qué estaba haciendo Jesucristo “a la derecha de Dios” Con qué lógica
destacaría el autor bíblico, como se nos pide creer, la Soberanía de Cristo como el “Dios” eterno,
y luego señalar de paso, que ‘Cristo está sentado adjunto a Dios’? Algunos intérpretes afirman
que Pablo estaba haciendo hincapié en la deidad de Jesús. Pero la deidad o divinidad de Jesús no
lo hace igual a Dios así como la humanidad no hace a todos los seres humanos coiguales, ni que
tengan la misma edad.

La “Biblia de Estudio NIV” enlaza a Colosenses 3:1 con Marcos 16:19, donde se observa en una
nota lo que significa para Cristo estar sentado a la diestra de Dios: “A la derecha de Dios. Posición
de autoridad bajo el poder de Dios (véanse 14:62; Sal 110:1 y nota)”. El estar en segundo lugar de
autoridad bajo el poder de Dios no es la mejor descripción que se pueda hacer de alguien que
supuestamente es igual a Dios. Independientemente de la interpretación del texto, una cosa es
cierta: Se espera que tanto Colosenses 1:15,16 y 3:1 estén de acuerdo uno con el otro.

Colosenses 3:17, “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre
del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él”. Este texto demuestra otra vez a
Dios el Padre como la Fuente Soberana. Cristo desempeña un rol importante en el propósito de
Dios, es decir, sirve de intermediario entre nosotros y Dios. Como dice otro lugar: “Un solo
mediador entre Dios y los hombres”, Cristo Jesús. (1 Timoteo 2:5)

Colosenses 4:3, “Y, al mismo tiempo, intercedan por nosotros a fin de que Dios nos abra las
puertas para proclamar la palabra, el misterio de Cristo por el cual estoy preso”. (NVI) Dios es el
que nos ha dado a conocer el gran secreto en relación con Cristo. Dios tiene todo el
conocimiento del mundo, gran parte que comparte con su más allegado, Jesús. Jesús ha
revelado a Dios como nadie jamás puede hacerlo, de manera que podamos llegar a conocer a
Dios más plenamente. (Juan 1:18; 17:3; Apocalipsis 1:1)

Los datos bíblicos anteriores indican que a Cristo no se le representa como el Dios del Universo.
Al Padre de Jesucristo sí. Por voluntad de Dios, Cristo posee “plenitud divina” y está por encima
de todo el mundo, con la excepción de Dios. La Escritura hace abundantemente claro que
tenemos que aceptar a Jesucristo para ser salvos. Rechazar a Cristo es rechazar a Dios quien lo
envió. Pero Colosenses no enseña que Cristo y Dios sean ambos “Dios Soberano”.

9. ¿Cuál es el significado de “primogénito”?

La Sagrada Biblia por F. Cantera y M. Iglesias sostiene lo siguiente acerca del significado de
“primogénito de” en relación a Jesucristo en el texto bajo consideración: “anterior a, heredero y
dueño de. No simplemente el primero entre las criaturas cronológicamente (al fin, criatura,
como afirmaban los arrianos), sino aquel que está por encima de toda criatura; ‘teniendo la
creación como hermana, es engendrado antes de toda criatura’ (Teodoreto)”.

Esta explicación encierra interpretación que va más allá de la Biblia. Hay una manera simple y
directa en interpretar el controvertido pasaje en Colosenses, y hay otra, no tan simple, donde
una interpretación ajena, retorcida, se hace encajar a una idea preconcebida. Varios estudiosos
afirman que “contexto” aparte, el pasaje de Colosenses transmite una cosa, pero resulta que con
la introducción de teología ajena tradicional se entiende otra.

1. El Comentario Bíblico de Moody dice: “La palabra [primogénito] puede tener este significado [que
Cristo fue la primera criatura] (cf. Ro. 8:29); pero no armoniza con el tema de Pablo, que en este
pasaje subraya la prioridad y primacía mesiánicas (cf. Sal. 89:27)”. (Nuevo Testamento, Everett F.
Harrison)

2. Comentario al Nuevo Testamento: “Como aparece en la Reina-Valera podría querer decir que el
Hijo fue la primera persona que fue creada; pero en el pensamiento hebreo y griego la palabra
primogénito (protótokos) no tiene más que un sentido temporal muy indirecto...Primogénito es
muy corrientemente un título de honor. [...] Si queremos mantener el sentido temporal y el de
honor combinados traduciríamos la frase: ‘Él fue engendrado antes de toda creación’ ”. (William
Barclay)

3. La Biblia NET: “El término griego πρωτότοκος (prōtotokos) podría referirse a primero en orden
de tiempo, como el primer hijo nacido, o se podría referir a uno que es preeminente en rango.
[…] En Col 1:15 el énfasis está en la prioridad del rango de Jesús más allá y sobre la creación (cf.
1:16 y la cláusula ‘porque’ refiriéndose a Jesús como Creador.)”. Observación sobre hoti (“porque”) - al
inicio de Col. 1:16: Según Greg Stafford, “El uso de hoti aquí es de simplemente presentar una
oración independiente, y quizás no sea necesario traducirlo en absoluto (véase L. C. O'Neill, “The
Source of the Christology in Colossians,” NTS 26 [1980], 90-91”). En otras palabras, hoti no contiene el
significado doctrinal que algunos quieren darle aquí.

4. Bratcher y Nida admitieron que la frase de tres palabras en griego, “primogénito de toda
creación”: “Traducido literalmente (como RSV*), implica que Cristo está incluido en el universo
creado’, lo cual es incompatible con el contexto de todo el pasaje”. “A Translator's Handbook on
Paul's letter to Colossians and to Philemon”; UBS, p. 22. (* RSV=Revised Standard Version)

5. C.F.D. Moule: “πρωτότοκος πάσης κτίσεως [prōtótokos pásēs ktíseōs]. Si esta frase [de Col. 1:15] se
interpretara sin referencia a su contexto y a otras expresiones del pensamiento de San Pablo
sobre Cristo, podría ser natural entenderlo como una descripción de Cristo siendo incluido
entre cosas creadas, y como simplemente el ‘mayor’ de esa ‘familia’: en Rom. viii. 29 πρωτότοκος
[prōtótokos] sí aparece en este sentido incluido...” (In The Epistles of Paul the Apostle to the Colossians
and to Philemon: An Introduction and Commentary by C.F.D. Moule. Cambridge Greek Testament
Commentary, Cambridge University Press, 1957, pp. 63, 64)

Las cinco obras de referencia de arriba son productos de trinitarios. Pero observe las siguientes
confesiones: “La palabra [primogénito] puede tener este significado [que Cristo fue la primera
criatura]”. “Como aparece en la Reina-Valera podría querer decir que el Hijo fue la primera
persona que fue creada”. “El término griego … podría referirse a primero en orden de tiempo,
como el primer hijo nacido”. “Traducido literalmente ... implica que Cristo está incluido en el
universo creado’. “Podría ser natural entenderlo como una descripción de Cristo siendo incluido
entre cosas creadas, y como simplemente el ‘mayor’ de esa ‘familia’ ”.
Hay que ver como los comentaristas entienden “contexto” en estas citas. El “contexto” a que ellos
aluden aquí está repleto de interpretación trinitaria, un punto que pasa desapercibido por
muchos observadores. Las cinco obras citadas representan lo mejor de la erudición que la
teología seglar tiene que ofrecer – con toda su interpretación tradicional. Entonces, ¿por qué
debemos cuestionar esas interpretaciones? Las declaraciones de las cinco citas la hicieron
académicos que piensan que “el contexto” anula el sentido literal de primogénito. Pero, ¿dónde
está la evidencia? O fallan al no mencionar referencias bíblicas para sustentar su alegación, o, si
las proporcionan, las referencias de ninguna manera prueban sus argumentos. Más sobre esto
después.
Con todo, algunos críticos expresan vigorosamente que los traductores de la TNM no tienen
absolutamente ningún fundamento para incluir ‘otras’ en Colosenses 1:16. Sin embargo, las
francas confesiones citadas muestran honradamente que la objeción principal de por medio no
es la gramática, sino la interpretación religiosa. Ese es el factor crítico en su negativa en admitir
que el capítulo 1 de Colosenses indica que Cristo fue ‘creado’.

La palabra griega en consideración, prōtótokos (“primer-nacido”, de protos, primero, y tikto,


engendrar, según el Diccionario Expositivo de Vine) tiene un significado léxico sencillo utilizado de
forma coherente en toda la Escritura. El termino aparece unas 130 veces en la Septuaginta y 8
veces (9x en RV) en el Nuevo Testamento. “Primogénito” es el único significado léxico de los
principales diccionarios (en inglés). (Liddell and Scott, BAGD and NIDNTT) Significa literalmente:
“primogénito, nacido lo más temprano posible, mayor”. (Analytical Lexicon of New Testament Greek,
Maurice A. Robinson y Mark A. House) En la mayoría de los casos, la palabra griega transmite
prioridad temporal, en otras palabras, lleva el significado de alguien nacido primero en el
tiempo, o de mayoría de edad. No estamos hablando de solo unos pocos casos, estamos
hablando de decenas de casos donde prōtótokos lleva ese sentido.

Es solo en pocos lugares donde tiene un sentido figurado, con el significado de: “distinguido”;
‘excelente’; o ‘amado’, como en: Éxodo 4:22, “Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi
hijo, mi primogénito”; Salmo 89: 27, “Yo también le pondré [a David] por primogénito, El más
excelso de los reyes de la tierra”; y Jeremías 31:9, “Yo soy el padre de Israel; mi primogénito es
Efraín”. (NVI) Manasés era el hijo primogénito de José, literalmente mayor que Efraín. Esto
significaría que Efraín fue elevado al rango de primogénito sobre su hermano mayor Manasés.
(Génesis 41:51) De estos cuatro textos, es el Salmo 89:27 al que se acostumbra apelar en relación
a Colosenses 1:15.

Con esto en mente, uno tiene que preguntarse por qué los trinitarios solo vincularían un
significado figurativo a la palabra primogénito en Colosenses 1:15, y luego hacer omiso, e incluso
negar el sentido “léxico” en ese lugar, cuando el uso abrumador en la Escritura apunta al
significado léxico de prōtótokos. La mayoría de las publicaciones eruditas son de interpretación
trinitaria. Por eso, investigué numerosas obras de referencia prestigiosas en busca de evidencia
que confirme sus alegaciones concerniente al significado de prōtótokos. Lo que encontré fue muy
escaso, de irrelevancia al tema de discusión, o información que solo enfatiza el significado
figurado sobre el sentido léxico. No ofrecen ninguna prueba concluyente que Jesucristo no
pueda incluirse en el grupo de los creados.
Dice la obra Theological Lexicon of the New Testament, por Ceslas Spicq, O.P.: “Solo cinco casos de este
término [prōtotokos] pueden ser citados de los papiros, y todos ellos a partir del siglo cuarto [no
relacionados a Cristo]... Así que esto es, en efecto, una expresión bíblica, utilizada 130 veces en la
LXX, generalmente en el [sentido] literal de la palabra, a saber, de las primicias del vientre de la
madre (humana o animal).” Esta obra pasa entonces a hacer hincapié en el sentido figurado en el
NT, al decir: “Aparte de Heb 11:28 (cf. Ps 78:51) los otros casos de prōtotokos en el NT son
figurativos... […] En todos los casos, prōtotokos es un título de honor, sugiriendo los privilegios
mencionados”. La afirmación de que ‘prōtotokos es un título de honor en todos estos casos’ del
NT, es cuestionable en sí mismo. (Vol. 3, pp. 210-212)

En busca de apoyo trinitario, algunos académicos caen en la trampa de formular conclusiones


que, aunque resultan populares, carecen de fundamento firme, como es el de afirmar que
“Colosenses” enseña que Jesucristo es “Dios eterno” sin presentar evidencia sólida para ello. A
menudo afirman que el apóstol Pablo comunica que Cristo es el Creador eterno. Pero, ¿qué
textos presentan de prueba para ello? Algunos presentan a Juan 1:2,3; 1 Corintios 8:6;
Colosenses 1:16; y Hebreos 1:2, textos que solo manifiestan que Jesucristo, más bien que ser la
fuente de la creación, fue el medio que Dios utilizó para efectuar la creación. Se dará
consideración a estos versículos más adelante. A menudo, acuden al Salmo 89:27, donde a
David se le da un lugar de prominencia, de primogénito, como si ahora prōtótokos tuviera ahora
un significado nuevo, muy diferente al corriente bíblico, en donde los numerosos otros lugares
donde aparece el término ya no cuentan como válidos para determinar el sentido de la palabra.
En este caso, parece que únicamente el peso de la erudición prestigiosa y la tradición pueden
explicar la popularidad de tales conclusiones.

10. “Primer creado”, o “primogénito”, ¿cuál?

¿Es verdad que si Pablo hubiera querido indicar que Cristo fue creado habría utilizado una
palabra griega diferente en Colosenses 1:15?

¡No es verdad! La afirmación de que otro término griego (prōtóktistos = “primer creado”) habría
sido utilizado por el Apóstol para indicar que Cristo fue creado, no tiene fundamento, y por
diversas razones. En primer lugar, a diferencia de la palabra prōtótokos (“primogénito”), la
palabra prōtóktistos no fue utilizada por ningún escritor inspirado del Nuevo Testamento. En
segundo lugar, prōtóktistos no fue de uso popular hasta el segundo o tercer siglo EC. Cuando el
vocablo sí se hizo popular, se utilizó en referencia a Cristo con poca o ninguna aparente
diferencia entre los dos términos. En tercer lugar, los autores de la Biblia con frecuencia
utilizaron la idea de “nacimiento”, “formación” y “creación” como equivalentes. (Deuteronomio
32:18; Salmo 51:5; 90:2; Isaías 51:2; 66:8,9; Proverbios 8:24-25) Por lo tanto, no había necesidad de
reemplazar prōtótokos por prōtóktistos en el NT para expresar adecuadamente la idea de alguien
traído a la existencia. La afirmación de que prōtóktistos habría sido utilizado por el Apóstol en
lugar de primogénito es otro intento débil por los críticos para evadir el verdadero significado de
una palabra que sí se utiliza por los escritores inspirados de la Biblia, a saber, prōtótokos.

11. Referencias judías de Adam Clarke y el rabino Bechai ... ¿Qué demuestran?
Hay un caso en el que numerosas personas en Internet están citando la referencia judía de
Adam Clarke en Colosenses 1:15, donde se dice que los judíos describieron a Jehová como el
“Primogénito del mundo” como “comprobación definitiva” de que “primogénito” significa
preeminencia: “Como los judíos llaman Jehová ‫ עולם של בכורו‬becoro shel olam, el primogénito de
todo el mundo, o de toda la creación, para significar que ha creado o producido todas las
cosas ... así que aquí se denomina Cristo, y las palabras que siguen en los versículos 16 y 17 son
la prueba de esto”. (Comentario de Adam Clarke) Tome en cuenta que la referencia judía de Clarke
es vaga, no hay detalles sobre la fuente (no hay cita), antecedentes, ni se da un marco de tiempo
que pueda apoyar la posición de Clarke. En otras palabras, Clarke no proporciona pruebas, es
mera especulación, o deseo personal dogmático. El silencio total de otros eruditos trinitarios
sobre esta información arroja dudas sobre su mérito o autenticidad. Es sorprendente ver a
varias personas tan dispuestas a citar este fragmento de información sin darse cuenta de su
absoluta falta de valor sustantivo. En todo caso, muestra que los trinitarios en su intento por
utilizar el comentario de Clarke a su favor, carecen de pruebas bíblicas convincentes para su
afirmación de que Jesús es el primogénito en el sentido único que está “sobre toda la creación”.

Sin embargo, hay otro ejemplo de varios eruditos, entre ellos, JB Lightfoot y William Barclay, que
citan una fuente judía (más de mil años posterior al siglo I) por llamar a Dios “el primogénito del
mundo”. Pero las fuentes de una era posterior no son Escrituras inspiradas, y las Escrituras en
ninguna parte llaman a Dios “primogénito”. CFD Moule señala que “R. Bechai parece ser R.
Bahya ben Asher, un escritor fallecido (fallecido en 1340 [CE]), que apenas tiene importancia para
el significado original de nuestro pasaje”. (Las Epístolas de Pablo el Apóstol a los Colosenses y a Filemón,
Universidad de Cambridge Press, 1957, p. 65) Bechai se basó en el misticismo judío y la revelación
especial para ayudarlo a interpretar las Escrituras. (The Jewish Encyclopedia, vol. 2, 1906, p. 446;
Encyclopedia Judaica, vol. 4, p. 105, 1971; The Universal Jewish Encyclopedia, vol. 2, p. 34, 1940) T.K. Abott
tiene razón cuando escribe: “La designación de Dios por el rabino Bechai como “primogénito del
mundo” es una interpretación fantasiosa de Ex. xiii 2”. (A Critical and Exegetical Commentary on the
Epistles to the Ephesians and to the Colossians, ICC; Greewood, S.C.: Attic Press, 1979, p. 212)

No debemos pasar por alto el hecho de que los judíos eran monoteístas estrictos, pues creían
en el único Dios del pueblo judío ... el Dios de Abraham, que consideraban su “padre”. Sin
embargo, ahora en la era cristiana, necesitaban comprender que Jesucristo era el enviado de
Dios, el Mesías (no Dios mismo). Tenían que encarar el hecho que Jesucristo era el “Hijo unigénito”
de Dios, que tiene una posición de favor divino, el mismo que participó en el proceso de
creación desde el principio. (Proverbios 8: 22-31) Los judíos de los tiempos bíblicos jamás
asociarían al Dios Eterno con un concepto de “nacimiento temporal”, como se habituaba usar el
término “primogénito” en las Escrituras. “Dios” y “primogénito” son conceptos opuestos, tanto
así, que ni una sola vez las Escrituras llaman a Dios “primogénito”. Sin embargo, “primogénito”
se usó varias veces en relación con Jesucristo. Por lo tanto, cualquier reclamación judía que
apoye la igualdad entre Dios y Jesús escrita después que el dogma de la Trinidad se oficializara
como doctrina de la Iglesia no es prueba concluyente de que sean el mismo Dios.

Incluso si prōtótokos se usara metafóricamente en “todos los casos” en el Nuevo Testamento,


eso no excluiría que al menos algunos casos también tengan el significado básico léxico de
prioridad temporal, un sentido que los trinitarios se niegan a aceptar en relación a Cristo. Es
muy interesante el comentario que hizo William Barclay sobre esto: “Si queremos mantener el
sentido temporal y el de honor combinados traduciríamos la frase: ‘Él fue engendrado antes de
toda creación’”. El finado Barclay era trinitario, pero reconoció lo que se argumenta aquí. Se
puede enmendar la declaración de Barclay añadiendo la palabra “otra” para que lea, “Él fue
engendrado antes de toda otra creación”, concepto permitido en la traducción del vocablo
griego para “todo”.

El académico de Oslo, Rolf Furuli, hizo esta observación apropiada: “Con todo su ingenio [el de
los trinitarios], aquellos que buscan un significado distinto de ‘aquel que nace primero’ son
capaces de mostrar solo un ejemplo, y es el de Salmo 89:28 [en LXX], ‘Y yo lo haré el primogénito,
el más alto de los reyes de la tierra’. Este Salmo no da un nuevo significado léxico a prōtotokos,
pero simplemente informa sobre el resultado de Dios al poner la persona mencionada en la
posición de primogénito (comparar 1 Chr 26:1 y 2 Chr 21:3)”. (The Role of Theology and Bias in Bible
translation, p. 250. ©1999, Elihu books. Compare el razonamiento de Furuli con la argumentación parecida
expuesta por T. K. Abott en A Critical and Exegetical Commentary on the Epistles to the Ephesians and to the
Colossians, p. 211)

Por consigiente, el tomar la referencia de Cristo de “primogénito de toda creación” como


evidencia de que él es “Dios”, en realidad, no ayuda a la causa trinitaria. Los pocos textos
utilizados por los trinitarios como argumento de que Cristo es preeminente, el más distinguido,
sobre toda la creación, ni siquiera prueban que Cristo sea “eterno” en lo absoluto. ¿Cómo es eso?
En primer lugar, a Israel, David y Efraín (en Éx. 4:22; Salmo 89:27; & Jer. 31:9) le dieron el estatus y
los privilegios de primogénito. David fue ‘colocado’ como ‘primogénito, el más excelso de los
reyes’, ciertamente una posición más favorecida y exaltada. ¿Pero, significa esto que David dejó
de ser “rey” al ser ensalzado como ‘primogénito de los reyes’? Es más, Éxodo 4:22; Salmo 89:27 y
Jeremías 31:9 ni siquiera son verdaderos paralelos a aquellos textos en el Nuevo Testamento
donde se señala a Cristo como el primogénito. El NT no utiliza el título de primogénito para
indicar una ‘colocación’ de Cristo a una posición preeminente. A Jesucristo simplemente se le
llama el “primogénito”, y cualquier implicación de grandeza o privilegios que resultan de esta
designación suceden por voluntad de Dios. (Colosenses 1:19)

El término primogénito aparece 8 (9 en RV) veces en el Nuevo Testamento, a saber:

Mateo 1:25, “[María] dio a luz a su hijo primogénito; y [José] le puso por nombre JESÚS”.
Lucas 2:7, “Y [María] dio a luz a su hijo primogénito [primer hijo, NTV; TLA] ”.
Rom. 8:29, “para que [Cristo] sea el primogénito [el Hijo mayor, TLA] entre muchos hermanos”.
Col. 1:15, “[Cristo] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”.
Col 1:18, “[Jesus] es el principio, el primogénito de entre los muertos [el primero en resucitar de la
muerte, PDT]”.
Heb. 1:6, “Y otra vez, cuando [Dios] introduce al Primogénito [Hijo mayor, PDT] en el mundo”.
Heb. 11:28, “para que el [ángel] que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos”.
Heb. 12:23, “a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos”.
Rev. 1:5, “y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos [el primero en resucitar de los
muertos, NTV]”.

¿Indica algunos de estos textos inequívocamente que Jesús es el Creador Supremo? ¡No! Solo
algunas versiones dan a entender eso en Colosenes 1:15, y es porque han optado por alterar
deliberadamente el sentido básico original del ‘primogénito de toda la creación’ a otro, a saber,
‘primogénito sobre toda la creación”. ¡Gran diferencia!

La Biblia no solo dice que Jesucristo es “el primogénito de toda creación” (Col. 1:15), también dice
en Apocalipsis 3:14 que Cristo es “el principio de la creación de Dios”, otra declaración que los
tradicionalistas se han encargado de cambiar. Estas son simples declaraciones que indican que
Jesucristo fue el primero en ser creado directamente por Dios en el universo, un altísimo honor
de hecho. Debido a esta alta posición, era la voluntad de Dios que Cristo fuera reconocido como
‘la criatura más distinguida de todas’, donde otras criaturas tendrían que ‘inclinarse en
reverencia’ ante el primogénito Jesucristo. (Hebreos 1:6)

Dado que Israel, David y Efraín, para empezar, nunca fueron ‘eternos’, se deduce que el
significado metafórico del primogénito como ‘distinguidos’ no descarta en absoluto el que un
primogénito tenga comienzo o fin. Aquellos que apelan a Colosenses 1:15 para negar el
concepto de un principio de Jesucristo fallan en grande al no mencionar que todo primogénito
en las Escrituras, sea que el individuo haya sido literalmente el primer hijo nacido en la familia, o
simplemente haya sido ensalzado a una posición de primogénito, el hecho es que – cada uno de
ellos tuvo un comienzo. Ninguno de ellos fueron creadores o eternos. Todos eran criaturas. De
hecho, ¿hay algún primogénito en la Biblia que no haya tenido principio? Si la respuesta es no,
entonces ¿por qué ‘un título de primogenitura’ por sí mismo, distinguiría a Jesús como infinito,
cuando toda otra referencia bíblica de primogénito indica lo contrario?

Dos destacados académicos, el Dr. Robert G. Bratcher y el lingüista Dr. Eugene Nida (American
Bible Society), presentaron algunas lecturas nuevas e interesantes en su Good News Translation
(GNT; Aka, “Today's English Version”). Son conocidos por promover las teorías de “equivalencia
dinámica” en el proceso de traducción de la Biblia, que otros han aceptado con entusiasmo en
sus propias versiones. Sin duda, algunos de los logros de Bratcher y Nida en el campo de la
lingüística son impresionantes. Pero, lingüística y exégesis son dos cosas diferentes. Dicho esto,
Bratcher y Nida (ambos bautistas), al parecer, han ejercido considerable influencia sobre otros
traductores en promover traducciones motivadas por teología, como es el caso de Col. 1:15.
Así que, mientras la mayoría de las versiones bíblicas típicamente leen como lo hace la Reina-
Valera en Col. 1:15: “El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”, la GNT
impulsó esta lectura diferente*: “Cristo es la semejanza visible del Dios invisible. Él es el Hijo
primogénito, superior a todas las cosas creadas”. En efecto, la GNT ofreció una paráfrasis que
distorsiona la lectura original griega. En ningún lugar de Colosenses se dice que “el primogénito
de toda creación” no pueda incluirse en el grupo de los seres creados. Es solo en la mentalidad
caprichosa de un trinitario, donde se podría arrastrar tal idea preconcebida al texto traducido.
(*La GNT, no fue la primera versión en traducir Col. 1:15 de este modo, pues varias versiones anteriores
habían traducido similarmente, como la New English Bible; Twentieth Century NT; Worrell NT. Sin embargo,
desde la publicación de la GNT, ha habido un incremento de versiones que procuran describir a Jesucristo:
‘superior a toda la creación,’ en vez de, ‘primogénito de la creación’.)

Traducir el versículo como lo hizo la GNT, a saber, “superior a todas las cosas creadas” es
incorrecto. De hecho, ni siquiera es “equivalencia dinámica” del original, sino una distorsión del
mismo. Furuli anotó: “En esto [es decir, en la transformación de “primogénito de la creación” a “superior
sobre la creación”] hay una desviación del procedimiento habitual de traducción. Además, está
también la cuestión de la gramática de Bratcher y Nida en su traducción de Colosenses 1:15.
Las tres palabras griegas prōtotokos pasēs ktiseōs constituyen una construcción genitiva griega
(‘primogénito de toda la creación’), donde la segunda y tercera palabras están subordinadas a la
primera, como sus modificadores. Es cuestionable para un traductor cambiar la subordinación a
una de co-ordinación al hacer de la frase ‘superior a todas las cosas creadas’ en aposición al ‘Hijo
primogénito’”. (Furuli 1999, pág. 251)
Entonces, ¿dónde están los críticos de dicha distorsión y manipulación del texto griego? Los
llamados expertos en sectas aparentemente miraron hacia el otro lado cuando la GNT y sus
seguidores entusiásticamente promovían traducciones teológicas que impulsan la noción de la
“supremacía” y la “eternidad” de Jesús en el texto de Colosenses 1:15. Después de que esta
doctrina ajena fuera promovida en el texto bíblico, otros traductores no pudieron contener su
admiración religiosa por Bratcher y Nida al producir lecturas similares que promovían sus
teorías. Y todo sin evidencia sólida. (En inglés, véanse: CEV; CJB; NVI; HCSB; Lexham English Bible; NET;
NKJV, entre otras, que dicen ‘supremo sobre toda la creación’, o similarmente. En español: NTV; PDT.)

No nos engañemos, la lectura de la GNT y de sus imitadores es una traducción errónea,


modificada para adaptarse al dogma trinitario. Mientras que la lectura original en genitivo “de la
creación” hace a Jesús parte de la creación, la propuesta alternativa enfatiza que es ‘superior a
todas las cosas creadas’, y separa a Jesús de la creación. Pueden referirse a ella (en especulación
por cierto) como el “genitivo de subordinación [i.e., primogénito sobre la creación]”, en lugar del
“genitivo partitivo” que haría a Cristo parte de los actos creativos. Un partidario del “genitivo de
subordinación” es el gramático Daniel B. Wallace, quien promueve la Trinidad en cada
oportunidad que pueda. Con todo, Wallace considera el supuesto “genitivo de subordinación” de
Colosenses 1:15 como un “ejemplo discutible [“Disputed Examples”]”. Y más importante aun,
Wallace admite a la vez que Colosenses 1:15 puede entenderse también como un ‘genitivo
partitivo’. (Greek Grammar Beyond the Basics, pp. 103, 104, 128. ©1996, Zondervan)
El asunto aquí es: ¿Cuál es ‘el procedimiento habitual de traducción’ cuando los traductores se
enfrentan a este término en las Escrituras? En general, los traductores reflejan el sentido léxico
corriente de “primer-nacido” dondequiera que aparece el término griego en el texto, sea en la
Septuaginta o en el Nuevo Testamento. Es decir, primogénito se refiere a aquel que es parte o
miembro de un grupo, en este caso, parte de la creación misma.
Hay muchas referencias bíblicas donde aparece la expresión genitiva, “el primogénito de” en
relación con criaturas vivientes. Conté casi 40 textos (algunos de los textos tienen más de una
instancia), donde aparecen las palabras “el primogénito de”. En cada caso, se aplica el mismo
significado – el primogénito es parte del grupo. Unos ejemplos: “El primogénito de Israel” es uno
de los hijos de Israel. (Éxodo 6:14); “el primogénito de Faraón” es uno de la familia de Faraón.
(Éxodo 12:29); “el primogénito de la bestia” es una bestia. (Éxodo 13:15); “el primogénito de los
animales” es uno de los animales. (Levítico 27:26); “los primogénitos de Egipto” son egipcios ellos
mismos. (Salmo 135:8) Un uso similar de primogénito aparece en Romanos 8:29 donde se afirma
que Cristo es “el primogénito de entre muchos hermanos”, es decir, nacido antes de los demás
glorificados para recibir el estatus de “hermanos” entre la familia de Dios. Cristo es el más
notable de la familia de Dios.
Incluso en los pocos casos donde el contexto sugiere un sentido metafórico, ¿significa eso que
se puede desprender al “primogénito” del grupo? Por ejemplo, “el primogénito de la sierva
[“esclava”, NVI]” de Éxodo 11:5 representó al más mínimo esclavo (“el más humilde de los oficios”),
que no fueron perdonados en la lista de los primogénitos que murieron en Egipto. Isaías 14:30
habla de “los primogénitos de los pobres”, y Job 18:13 menciona cierta enfermedad como el
“primogénito de la muerte”. Ahora bien, ¿podría alguien legítimamente aislar por completo a los
primogénitos de la ‘pobreza’? O: ¿Desligar la enfermedad maligna en Job 18:13 de la “muerte”
misma? Pues no. El Comentario Exegético y Explicativo de la Biblia de Jamieson, Fausset & Brown explica
en Isaías: “Primogénitos de los pobres – Hebraísmo que significa los pobres más abyectos [“los
más pobres de los pobres”, PDT], siendo los primogénitos los primeros de la familia. Seguir al
‘primogénito de la muerte’ (Job 18:13) es sufrir una muerte fatal”. (Tomo I, pág. 575) Asimismo, la
Biblia de Estudio MacCarthur comenta: “El primogénito de la muerte. Una poética expresión que
significa la enfermedad más mortífera que haya producido la muerte”.
En Colosenses 1:18 Jesús es llamado, “el primogénito de entre los muertos [Lit., “el primogénito
fuera de o procedente de los muertos”]”. Con poca diferenciación, Apocalipsis 1:5 llama a Cristo, “el
primogénito de los muertos”. Si nos basáramos en argumentos trinitarios que primogénito solo
podría significar “supremo” en honor, y aislarlo de ser creado en Col. 1:15, entonces aquí en
Colosenses 1:18, significaría que Cristo solo está ‘sobre los muertos,’ no que él mismo formara
parte del grupo de los muertos. De hecho, una versión bíblica da a entender eso. (NTV) ¿Sería
correcta esa conclusión? No. Tampoco lo es en Colosenses 1:15. Jesucristo mismo reveló, “Estuve
muerto”. (Apocalipsis 1:18) ¿Y quién levantó a Cristo de entre los muertos? Colosenses 2:12 nos
dice que fue ‘Dios, quien lo levantó de los muertos’. Por eso, la Biblia misma nos dice que esos
genitivos indican que el sujeto es parte del grupo, no aparte del grupo. Jesucristo lógicamente
fue el primero en ser levantado de entre los muertos a una resurrección de vida inmortal. Si
alguien desea hermosear un poco más la función que desempeña Jesucristo de primogénito en
este versículo, puede decir que Cristo es “el de más alto honor”, “el más distinguido”, “el
principal” de todos los que han muerto. Pero no puede apropiadamente divorciar a Cristo de la
muerte. Una comparación de Col. 1:18 con Ap. 1:5,18 confirma eso. El mismo principio aplica a
Colosenses 1:15.
En Colosenses 1:15, se nos dice que Cristo es “el primogénito de la creación”. Si Jesús no fue
creado, como se afirma, esta sería la única escritura en donde el individuo no es parte del
grupo. Pero ese no es el caso. Esta escritura no es diferente a las demás. Jesucristo fue
literalmente la primera creación producida por Dios. Jesús mismo dijo a otros que debía su
propia existencia a Dios, el Padre. Él dijo: “Mi Padre, el Dios de la vida, fue el que me envió y me
dio vida”. (Juan 6:57, TLA) Otra versión lo expresa así: “El Padre que me envió es fuente de vida y
yo vivo debido a él”. (PDT) El Padre celestial es la fuente de toda vida, incluso de la vida misma de
Jesús. Este concepto está totalmente de acuerdo con Revelación 3:14, y con la frase bíblica, ‘el
Hijo unigénito’, aplicado a Cristo en varios versículos. (Juan 1:14; 1:18; 3:16,18; Hebreos 11:17; 1 Juan
4:9)

El profesor Furuli revisó todos los casos de la palabra griega para primogénito en la Septuaginta y
el Nuevo Testamento, y esto es lo que encontró: “Después de haber revisado todos los pasajes
bíblicos que usan prōtotokos, no he encontrado ningún ejemplo que tenga el significado
‘supremo’ o incluso algo similar, ni un pasaje que podría interpretarse con tal significado. Por el
contrario, en todos los ejemplos utilizados de individuos, en un sentido aparte de ser ‘colocado’
como si él fuera el primogénito [Salmo 89:27], toman como punto de partida la noción de uno
que nace primero”. (Furuli 1999, pág. 250) Siéntase libre para verificar sus resultados con una
Concordancia que muestra procedencia y traducción.

De modo que, el primogénito no es alguien que es auto-existente, pero es el resultado de ser


producido por otra persona. El primogénito no es el creador, sino un producto de la creación.
Curiosamente, tenemos tres frases conocidas en las Escrituras que señalan que Jesucristo sí
tiene origen, a saber: “El primogénito de toda creación” (Col. 1:15); “el principio de la creación de
Dios” (Rev. 3:14); y ‘el Hijo unigénito’ (Juan 1:14; 1 Juan 4:9). Las tres declaraciones bíblicas crean
problemas para los trinitarios, que consiguen modificarlas para hacerlas decir lo contrario de lo
que realmente dicen.
Sobre Colosenses 1:15, “el primogénito de toda creación”, dicen que significa Cristo no fue “el
primer nacido”, sino el “preeminente iniciador” de toda vida, todo lo opuesto. En Rev. 3:14, “el
principio de la creación de Dios”, los trinitarios dicen que la frase significa que Cristo fue el que
comenzó la creación, no el primero en ser creado por Dios, exactamente lo contrario. En “el Hijo
unigénito” de Juan 3:16, desenfocan el significado de uno a partir de “engendrado o generado
por el Padre”, a otro, el “Hijo único” para encajarlo al dogma trinitario del Padre, Hijo y Espíritu
Santo. Entre las versiones que hicieron el cambio a ‘único Hijo’ están estas: BLP; DHH; NTV; PDT, y
TLA. Pero la evidencia no es concluyente para respaldar sus afirmaciones como un hecho. Son
meros caprichos.
Ha habido controversia sobre el significado del vocablo compuesto griego mono-guenḗs, en
particular, la segunda parte. Algunos sostienen que gue·nḗs procede de guínomai (llegar a ser, ser
creado, nacer) y otros de guen·náō (engendrar, procrear, dar a luz; o clase). La controversia existe
porque para los tradicionalistas la noción de que Jesucristo tuviera origen es difícil de aceptar.
Por eso, alguna versiones bíblicas prefieren no hacer conexión con guenḗs, y solo traducen la
primera parte de mono-guenḗs. (DHH; NTV; PDT; BLP; TLA) Sin embargo, Edward Robinson en su
léxico Greek and English Lexicon of the New Testament define el término griego como “único nacido,
unigénito, i.e.: hijo único”. (1885, p. 471)
Aunque el vocablo griego monoguenḗs puede significar “el único” en una relación no-filial, por lo
general significa “unigénito” cuando se usa en una relación filial (de “hijo”), como es el caso aquí.
Es decir, describe la naturaleza de la derivación de Jesucristo. Dice el Theological Dictionary of the
New Testament: “En Jn. μον”. (Traducción: ογεν”. (Traducción: ής denota el origen de Jesús. Él es μον”. (Traducción: ογεν”. (Traducción: ής en cuanto es el
unigénito”. (Edición de G. Kittel/G. Bromiley, 1969, vol.4, p. 741) ¿Tiene sentido este argumento? Sí.
Pues, piense en esto: ¿En qué sentido sería Jesucristo “el único Hijo”? En realidad, esa expresión
común se puede usar de cualquier otro hijo. Dios tiene muchos hijos. ¿No es cierto? En cambio,
la expresión ‘el Hijo unigénito de Dios’ expresa algo diferente de Cristo que las palabras “el único
Hijo” jamás pueden comunicar. Pues, ‘el Hijo unigénito de Dios’ no aplica a nadie más, solo a
Jesucristo. La versión Reina-Valera está en lo correcto al publicar esta última lectura. Monoguenḗs
“denota el origen de Jesucristo”.
También leemos de Jesucristo en 1 Juan 5:18 lo siguiente: “Aquel que fue engendrado [guen·náo]
por Dios”. Y en la NVI: “Jesucristo, que nació [guen·náo] de Dios”. Estas palabras no aluden al
nacimiento de Cristo como humano, más bien hacen referencia a la procedencia u origen divino
de Jesús como Hijo engendrado de su Padre Celestial. No obstante, hay versiones que procuran
omitir la idea de “engendramiento” of “nacimiento” alrededor de Cristo, y reemplazarla con “Hijo
de Dios” en sus Biblias, para el agrado de los fieles trinitarios. (DHH; NTV; PDT; BLP; TLA, entre otras)
No obstante, un vistazo rápido al Léxico-Concordancia del Nuevo Testamento en Griego y Español por
Jorge G. Parker revela que de las 97 veces que aparece el término guenáō en el NT, la idea de
engendramiento, concepción, y nacimiento predomina a lo largo del texto griego. Es gran ironía
que los que se adhieren al significado léxico de las declaraciones bíblicas mencionadas, son
acusados de “manipulación engañosa” de las Escrituras, cuando realmente son los acusadores
los que están alterando el texto bíblico.
Las palabras “unigénito” y “primogénito”, nunca se aplican a Dios, o al espíritu santo, pero solo al
Hijo. ¿Qué indica eso? Si estas expresiones bíblicas tuvieran el significado que los trinitarios le
atribuyen, entonces, se esperaría encontrar en la Biblia múltiples referencias similares sobre
Dios y el Espíritu con igual vigor, o más. Pero no es así. Ni siquiera los trinitarios utilizan estas
palabras en referencia a Dios el Padre. Entonces, ¿quiénes son los que están eludiendo el
sentido directo que estas frases literales comunican?
12. ¿Apoya Isaías 44:24 de alguna manera el punto de vista tradicional?

Puesto que Dios Jehová es el agente directo de la creación (o “fuente de creación”), él bien podría
decir a aquellos que cuestionan su poder, como aparece en Isaías 44:24, “Así dice Jehová, tu
Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los
cielos, que extiendo la tierra por mí mismo”.

Para el crítico de CARM, este texto es clara evidencia que Dios y Cristo son iguales, porque se
dice que Dios lo hizo todo ‘por sí mismo’. ¿Pero es así? El
contexto aclara en qué sentido Dios dijo las palabras que se
“Porque dice la Escritura: ‘Dios
encuentran en Isaías 44:24.
puso todo bajo su poder’. Cuando
dice que todo está bajo el poder
Dios es el Hacedor Soberano, y él tiene todo el derecho en
de Cristo, es claro que esto no
incluye a Dios, porque Dios fue determinar cómo lleva a cabo sus obras. No debemos
quien puso todo bajo su poder”. cuestionar la rectitud de sus acciones, ni poner su poderío a
– 1 Corintios 15:27, PDT. prueba. Si uno considera el contexto de Isaías donde Dios
pronunció las palabras de Isaías 44:24, es evidente que Dios
no tiene iguales. Está por encima de otros dioses. Los ídolos hechos a mano tampoco pueden
competir con el Dios de Israel. Son impotentes. Nadie puede desafiarlo con éxito. ¿Y qué hay de
la humanidad? Pues, ninguna de las naciones que se quejan estuvieron allí presentes cuando
Dios mismo construyó el universo*. De modo que nadie es capaz de producir un reto
significativo a Dios. Dios solo estaba allí cuando nadie más existía para hacer todo lo que es
ahora visible e invisible. (*Pero, como muestran otras Escrituras, Dios utilizó a su Hijo unigénito para
crear todo lo demás.)

Digamos a modo de ejemplo, que un propietario es responsable de una propiedad, y decide


poner por escrito su última voluntad y testamento para dejarles saber a los miembros de su
familia de antemano cómo se han de repartir sus bienes. Algunos miembros de la familia
quedan decepcionados al oír el contenido del testamento y cuestionan la rectitud de su
decisión. El propietario pasa a responder: “Yo fui el que construí esta casa, y todo lo que hay en
ella, lo hice yo solo, sin su ayuda. Por lo tanto, tengo el poder y el derecho en decidir la
repartición de los frutos de mi labor. Ninguno tiene derecho a quejarse”. ¿Ahora bien, requiere la
declaración del terrateniente que otros deben entender sus palabras literalmente, que él solo,
físicamente, construyó la casa sin la ayuda de un obrero maestro? Pues no. En este contexto el
dueño se adjudicó toda responsabilidad individual por la existencia de la propiedad. Sin
embargo, en otro contexto, el terrateniente podría explicar a otros que aunque él decidió
personalmente la compra y construcción de la casa, en realidad, acudió a otra(s) persona para
que hiciera(n) la mayor parte de la construcción.

Es comprensible que, en el contexto de Isaías 44:24, Dios podría decir que solo él o él mismo
construyó todas las cosas, porque él es el Creador, la última fuente de energía y vida. Pero no
entró en detalles. Posteriormente, se suplió más información. Dios es el agente directo de la
creación. La Escritura dice que su primera creación fue Cristo, “el primogénito de toda creación”.
(Col. 1:15) En otro contexto, Dios indicó que él involucró a su Hijo primogénito en el proceso de
creación. (Hebreos 1:2,6,10) La Palabra dice que Dios hizo todo a través de la agencia de su Hijo
unigénito. Por lo tanto, no hay contradicción entre lo que Dios dice en Isaías 44:24 y otras
Escrituras.

Dice la Biblia: “Por medio de él [Jesucristo], Dios creó todo* lo que hay en el cielo y en la tierra, lo
que puede verse y lo que no se puede ver, y también los espíritus poderosos que tienen dominio
y autoridad. En pocas palabras: Dios creó todo* por medio de Cristo y para Cristo”. (Col. 1:16, TLA)
(* En armonía con otras declaraciones de Pablo, el “todo” aquí podría traducirse como “todo lo demás”, un
sentido implícito en las Escrituras Griegas.) Por consiguiente, estas palabras complementan a Isaías
44:24, al suplir en un contexto diferente, otro detalle del proceso de la creación. No es apropiado
ni concluyente utilizar a Isaías 44:24 para indicar que Dios y Cristo son la misma persona.

En conformidad con lo anterior, Juan 1:10 dice (según TLA): “Aquel que es la Palabra estaba en el
mundo. Dios creó el mundo por medio de aquel que es la Palabra, pero la gente no lo
reconoció”. (cp. Génesis 1:26) ¿Son estas declaraciones acerca de Cristo, identificado aquí como
‘aquel por medio de quien fueron hechas todas las cosas’ en Juan y otras partes la Biblia prueba
concluyente que Cristo es Dios Todopoderoso? Juan 20:31 resume las acciones históricas de
Jesús diciendo: “Pero estas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo
de Dios, y para que al creer, tengan vida en su nombre”. (RVC) Las Escrituras no utilizan el
concepto de “filiación” para identificar a Dios.

13. ¿Es Jesús la fuente o el instrumento de las obras creativas de Dios?

Colosenses 1:16 es un texto que lleva a intérpretes religiosos a creer que Cristo es Dios, porque
creen que estas palabras solo pueden atribuirse a Dios el Creador. Algo similar podría decirse de
los milagros. Solo Dios puede hacer milagros, ¿no? Sin embargo, Dios dotó a Cristo con
poderosas capacidades sin precedentes. La Biblia cuenta claramente que fue Dios quien facultó
a Cristo con poder. (Hechos 2:22; 10:38)

Aun seres humanos en el pasado hicieron cosas milagrosas, como cuando Moisés dividió el mar
rojo. (Éxodo 14:26-28) En realidad, ¿quién estaba detrás de tales milagros? ¿No fue Dios?
¿Entonces, puede alguien impedir que Dios comparta su poder con otra persona, incluso de
darle el honor a otro para que tenga participación con Dios en el proceso creativo? (Génesis 1:26;
Proverbios 8:22-31; Juan 1:1-3)

La Biblia enseña, de principio a fin, que Dios el Padre es el Creador, no el Hijo. (Génesis 1:1; 1:27;
Salmo 146:5,6; Mateo 19:4; 1 Corintios 8:6; Apocalipsis 4:11; 10:6) Al Hijo se le representa siempre
como dependiente del Padre, subordinado a Dios. Dios el Padre es El Preeminente, y principal
en cada acción que se relaciona con la humanidad. Eso no quita que haya puesto a otro en
segundo lugar en todo el Universo. (1 Corintios 11:3; Efesios 1:5; Colosenses 1:19)

Hay otra fuente inesperada de información. La precisión lingüística de la lengua griega, el


lenguaje del Nuevo Testamento, hace posible conocer significados específicos de las
declaraciones bíblicas. El idioma griego es rico en su uso de las preposiciones (“Preposición” =
“Palabra invariable que se utiliza para unir o relacionar términos o sintagmas dentro de una oración”, The
Free Dictionary.com) Mediante el uso de las preposiciones, se pueden obtener datos informativos
adicionales de muchas expresiones bíblicas. “Las preposiciones más usadas son ‘a’, ’ante’, ‘bajo’,
‘con’, ‘de’, ‘desde’, ‘en’, ‘entre’, ‘hasta’, ‘hacia’, ‘para’, ‘por’, ‘según’, ‘sin’, ‘sobre’ y ‘tras’”. (Ibid, Free Dict.)

Las preposiciones básicas en griego son: antí (contra); pró (antes de); prós (hacia; con); katá (abajo);
aná (arriba); apó (de, desde); ek (fuera de); diá (a través de; por medio de); en (en; por medio de); eis (a;
para; hacia [adentro]); epí (sobre; en); metá (después); pará (al lado de; junto a; cerca); e hypó (bajo,
debajo de). Veamos cuatro ejemplos de uso:

1.) Juan 1:2,3 dice: “Este era en [en] el principio con [prós, “hacia”] Dios. Todas las cosas por él [diá, ‘por
medio de él’, NVI] fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”.

2.) 1 Corintios 8:6, “Para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios, el Padre, del cual proceden [ἐξ (prep.
“έκ”) οὗ τὰ πάν”. (Traducción: τα] todas las cosas, y nosotros somos para [eis] él; y un Señor, Jesucristo, por medio del
[diá] cual son todas las cosas, y nosotros por medio de [diá] él”.

3.) Colosenses 1:16, “Porque en [en, “por medio de”, NVI] él fueron creadas todas las cosas, las que hay en
[en] los cielos y las que hay en [epí, “sobre”] la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean
principados, sean potestades; todo fue creado por medio de [diá] él y para [eis] él”.

4.) Hebreos 1:2, “En [epí] estos postreros días nos ha hablado por [en, “por medio de”, NVI] el Hijo, a quien
constituyó heredero de todo, y por [diá, “por medio de él”, NVI] quien asimismo hizo el universo”.

¿Qué tienen en común estos cuatro textos bíblicos? Pues los trinitarios utilizan estos textos con
frecuencia para comprobar que Cristo es el Creador, que él es Dios. Pero los textos indican otra
cosa. Cristo es definitivamente “divino”, y tiene un lugar muy especial en relación a Dios. De
hecho, Juan 1:2 dice que ‘el Verbo estaba en el principio con Dios’. ¿Hay algún otro individuo del
que pudiera decirse eso? Absolutamente no. “El Hijo muestra la brillante grandeza de Dios; es la
imagen perfecta de todo lo que Dios es”. (Hebreos 1:3, PDT) ¡Así como es el Padre, es el Hijo!

Sin embargo, es evidente que el Hijo, en la mente del autor bíblico, está después de Dios,
subordinado a Dios. Dios siempre aparece como el Superior. Dios, el Padre, es la fuerza
motivadora detrás de todo lo que el Hijo hace en imitación. Es Dios, la fuente suprema de
energía, a quien la preposición έκ (de, fuera de, procedente de) se aplica. No a Cristo. ¿Cuáles son las
preposiciones griegas que se aplican a Jesucristo en aquellos textos que hablan de la creación?

En = “en”; “por”; “por medio de.” En el caso instrumental, esta preposición señala a Cristo como “mediador”
de la creación. Dia = “a través de; por medio de.” La preposición diá deja claro que Cristo es el agente
intermediario. Dios es el agente directo de la creación.

El sentido correcto de estas preposiciones pueden ser apreciadas al comparar dos traducciones
sencillas de Hebreos 1:2:

“En [epí] estos últimos días, Dios nos ha hablado de nuevo a través de [en] su Hijo. Él [Dios] creó todo el
universo por medio de [diá] su Hijo, a quien nombró heredero de todo lo que existe”. (PDT)

“Y ahora, en [epí] estos últimos días, nos ha hablado por medio de [en] su Hijo. Dios le prometió todo al
Hijo como herencia y, mediante [diá] el Hijo, creó el universo”. (NTV)

“Diá” se utiliza también en Juan 1:3, del cual Newman y Nida explican: “La frase griega a través
de él indica que la Palabra era el agente en la creación, pero al mismo tiempo el contexto
implica claramente que Dios es la fuente máxima de la creación... Expresiones similares se
encuentran en los escritos de Pablo y en la Carta a los Hebreos. El texto griego indica
claramente que la Palabra es el instrumento o agencia empleada por Dios en la creación”. (A
Translator's Handbook on the Gospel of John, pág. 10.)

El académico E. Lohse resume las preposiciones en relación con la creación sucintamente: “Cabe
señalar que έν”. (Traducción: (en), δία (a través de), y είς (para) se utilizan [de Cristo], pero no έκ (de [= procedente
de]). ‘De quien son todas las cosas’ (ἐξ [prep. “έκ”] οὗ τὰ πάν”. (Traducción: τα) se dice de Dios en 1 Corintios 8:6.
Él es, y seguirá siendo el creador, pero el preexistente Cristo es el mediador de la creación”. (E.
Lohse, A Commentary on th Epistles to the Colossians and to Philemon, pág. 50, nota 125. Hermeneia Series;
Philadelphia, Fortress Press, 1971.)

Se ha proporcionado aquí suficiente evidencia bíblica que demuestra claramente que la palabra
bíblica para “todos” no siempre lo abarca “todo” absolutamente. Puede tener límites, o
exclusiones. Los traductores, con frecuencia, marcan las excepciones al traducir mediante suplir
“otros” a “todas las cosas” (es decir, “todos las otras cosas”), o en otros casos, agregar “demás” a
“todo” (i.e. “todo lo demás”, etc.) Hay pruebas suficientes para permitir la inclusión de “otros” o
“demás” en ciertos contextos en la traducción del griego al castellano para el vocablo griego
“pas” sin hacer violencia a la Escritura.

Dado que la Escritura expresa que Cristo es “el primogénito de toda la creación”; “el principio de
la creación de Dios” (Apocalipsis 3:14); y el “unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18), es razonable
concluir que Cristo fue la primera y única creación directa por Dios. Todo lo demás fue hecho “a
través de” Cristo, por el poder de Dios. Jesucristo mismo atribuyó la creación a Dios, incluyendo
su propia existencia. (Mateo 19:4; Juan 6:57) No hay nada deshonroso en esta verdad. Este
pensamiento, por supuesto, molesta a muchos creyentes tradicionales.
Es cierto que hay estudiosos que sostienen teológicamente que es inaceptable incluir “otras” en
“todas las cosas” en Colosenses 1:16. Queda claro que añadir “otros” o “demás” no es obligatorio
en la traducción, pero tampoco es “engañoso” incluirlo en ciertos contextos. El contexto de
Colosenses es reflejo de otras partes de la Biblia: ‘Dios es la cabeza de Cristo’. (Juan 14:28; 1 Cor.
11:3; 15:27,28) Dios el Padre es el Creador, pero utilizó a Cristo como “hábil trabajador” en el
proceso creativo. (Proverbios 8:22,30, PDT)

14. Observaciones finales:

Después de considerar la evidencia, el Dr. Jason BeDuhn sacó a relucir este punto válido en su
libro Truth in Translation al comparar varias traducciones de la Biblia:

“Sin embargo, en muchos foros públicos que tratan sobre la traducción de la Biblia, la práctica
de estas cuatro traducciones [NVI; NRSV [New Revised Standard Version]; TEV (Today's English Version); y
LBD] son raramente señaladas o criticadas, si acaso, mientras que la TNM [Traducción del Nuevo
Mundo] es atacada por agregar el inofensivo ‘otros’ [a Colosenses 1:16] de una manera que indica
claramente su carácter como una adición de los traductores. ¿Por qué es así? La razón es que
muchos lectores, por lo visto, quieren que el pasaje tenga el significado que la NVI y TEV intentan
darle. Es decir, no quieren aceptar el sentido obvio y claro de ‘primogénito de la creación’ que
identifica a Jesús como “de la creación”. ‘Otras’ es insoportable para ellos porque llama la
atención al hecho de que Jesús es ‘de la creación’ y cuando Jesús actúa con respecto a ‘todas las
cosas’ está en realidad actuando con respecto a ‘todas las otras cosas’. Pero la TNM está en lo
correcto”. (Pág. 84)

BeDuhn añade: “¿Qué exactamente están los opositores de ‘otras’ argumentando a favor que es
el significado de la frase ‘todas las cosas’? ¿Que Cristo se creó a sí mismo (v. 16)? ¿Que Cristo está
delante de Dios y que Dios vino a existir por medio de Cristo (v. 17)? ¿Que Cristo, también
necesita reconciliarse con Dios (v. 20)? Cuando detallamos lo que es negado por el uso de ‘otras’
podemos ver claramente lo absurdo que es la objeción”. (Pág. 85)

Él continúa: “‘Otras’ está implícito en ‘todo [i.e., todas las cosas]’ y la TNM simplemente hace lo que
está implícito explícito. Se puede discutir si es necesario o no hacerlo. Pero creo que las
objeciones que se han planteado, muestran que es, de hecho, necesario, porque aquellos que
se oponen quieren negar el significado de la frase ‘primogénito de la creación’*. Si la adición de
‘otras’ impide esta interpretación errónea de los textos bíblicos, entonces es útil tenerlo allí”.
(Pág. 85) BeDuhn concluye: “En Colosenses 1:15-20 es preciso agregar ‘otras’ porque ‘otras’ está
implícito en el griego”. (BeDuhn 2003, p. 87) (*Curiosamente, los editores de la TNM habían hecho una
observación similar a la de BeDuhn décadas atrás en La Atalaya, 15/02/1970, pág. 127: “Pero aun aquí, se
pudiera agregar que, si no fuese por la aceptación general de la enseñanza trinitaria de que Jesús no fue
creado, no habría sido necesario agregar la palabra ‘otras’”.)

Y el erudito Furuli concluyó su análisis en referencia a la palabra ‘otras’ en Colosenses 1:16


en la TNM al decir: “Por lo tanto, no puede haber duda de que desde un punto de vista
lingüístico, la traducción ‘todas las otras [cosas]’ es perfectamente legítima en Colosenses
1:16-20. No es obligatorio, pero es posible. Esto significa que los corchetes que la TNM
utiliza en torno a ‘otras’ pueden ser eliminados, ya que la palabra ‘otras’ no es añadidura o
interpolación, pero en un contexto dado es parte legítima de pas.” (Furuli 1999, pág. 254)

Se ve pues, que el término bíblico griego pas/pan (“todos”) no siempre incluye a cada
criatura individual que está viviendo, ha vivido en el pasado, o vivirá en el futuro. El
contexto determina el uso que se dé a “todo”. Incluso el apóstol Pablo quien escribió la
carta a los Corintios y a los Colosenses, significó una excepción cuando usó la palabra pas:
“Pues las Escrituras dicen: ‘Dios ha puesto todas las cosas [pánta] bajo su autoridad’. (Claro
que, cuando dice ‘todas las cosas [ta pánta] están bajo su autoridad’, no incluye a Dios
mismo, quien le dio a Cristo su autoridad)”. (NTV)

Para Pablo fue “claro” o “evidente” (RVC) que la palabra pas/pánta (“todo”) excluía a Dios en
el contexto de la posición que Cristo tenía en relación a Dios. Los cristianos de Corinto y
Colosas no eran trinitarios*, por eso, no era necesario que Pablo utilizara una palabra
griega adicional para “otros” o “demás” en cada lugar que él hablara del papel de Cristo y el
de Dios, para indicar esa excepción. (*Los judíos eran monoteístas, y la “Trinidad” como se
conoce hoy, no se había desarrollado aún.) Sin embargo, ahora tenían que comprender la
sabiduría de asimilar a Cristo en su fe y colocarlo por encima de todas las cosas en su vida
cotidiana, por supuesto, con la comprensión explícita expresada de 1 Corintios 15:27 en
mente. No obstante, es lamentable que al imponerse la doctrina de la Trinidad siglos
después de Cristo, los “cristianos” que ahora leen Colosenses 1:16, no puedan ver
‘claramente’ lo que fue “evidente” para Pablo, a saber, el lugar correspondiente de Dios y
Cristo.

Teniendo en cuenta la evidencia disponible, es sorprendente que algunos críticos sean tan
rápidos en levantar acusaciones descaradas al sostener que los traductores que agregan
“otras” en el texto traducido son ‘engañosos’, y reclamar al mismo tiempo, que “no hay
absolutamente ninguna justificación en el texto griego para la inclusión de la palabra
‘otras’”. ¿De dónde obtienen su información? En resumen, aquí se afirma que la traducción
“todas las otras cosas” es apropiada dentro del contexto de “Colosenses”.

Las personas pueden sentirse incómodas cuando su interpretación de la Escritura es


cuestionada por alguien con una perspectiva diferente. Sin embargo, el asunto más
importante en todo esto es acatar la enseñanza de Cristo. Aunque en la actualidad es
común en las iglesias de la Cristiandad escuchar doctrina que iguale a Cristo con Dios, en
contraste, Cristo mismo empleó su ministerio en dirigir toda la atención a su Padre. Él
buscó agradar al Padre en todo momento, y llevar a cabo su voluntad plenamente. Fue
humilde al reconocer públicamente ante los demás que ‘el Padre era su Dios’. (Juan 20:17)
Cuando estuvo en la tierra, la Escritura dice que “Dios estaba con él [no de que ‘Dios fuera
él’]”. (Hechos 10:38) Por lo tanto, predicó para que el Padre fuera glorificado, y oró que la
voluntad del Padre concerniente a Cristo se realizara plenamente. Miró hacia el futuro
cuando sería glorificado ‘al lado de Dios’, y no en usurpar el trono de Dios. (Juan 17:4,5)

En este artículo, he tratado de proporcionar información objetiva que beneficie a los


lectores. Mi propósito no es socavar la divinidad de Cristo, porque amo a Cristo. Dependo
de Cristo para mi salvación. Al mismo tiempo, todos debemos tener cuidado de no ir más
allá de las Escrituras. La tradición ejerce gran influencia en las personas. No toda tradición
es mala. Pues, tenemos la enseñanza tradicional que hemos recibido de Cristo. Pero
también hay mucha filosofía mundana entremezclada con la doctrina cristiana que afecta
interpretaciones bíblicas. Espero que esta información pueda ayudar a alguien en aclarar
algunas dudas y afirmaciones comunes que se hacen en torno a Colosenses 1:15 y 16.

– Fin –

___________________________________________________

Mito: “No hay absolutamente ninguna justificación en el texto griego para la inserción de la palabra
‘otras’ [en Colosenses 1:16].” (Ray C. Stedman y otros)

Realidad: “La omisión de la noción de ‘otros, sea cual sea’ (§ 306 (5) es particularidad del idoma
griego”. (F. Blass, A. Debrunner, y Funk, op.cit., A Greek Grammar, pág. 254. §480, [1])

“Por otra parte, [állos] a veces se omite donde añadiríamos ‘otro.’” (Ibid, p. 160. § 306 [5])

En otras palabras, el Griego a veces da por sentado que la palabra “otro(s)” es implícita.

Cristo en el contexto bíblico:

“Porque Dios lo ha sometido todo bajo los pies de Cristo. Pero cuando dice que todo le ha quedado
sometido, es claro que esto no incluye a Dios mismo, ya que es él quien le sometió todas las cosas.”
(1 Corintios 15:27, DHH)
“Cuando la Biblia dice: ‘Dios puso
Si “Dios fue quien puso todo bajo la autoridad de Cristo”, todo bajo su dominio’, la palabra
cómo podía Cristo ser “Dios” y ‘Creador Soberano’ en ‘todo’ [pánta] no incluye a Dios,
porque es Dios quien puso todo
“Colosenses”, como afirman los trinitarios? Toda afirmación
bajo la autoridad de Cristo”. – 1
y traducción que se haga debe armonizar con el principio
Corintios 15:27, TLA.
bíblico claramente expresado en 1 Corintios 15:27, incluso
las palabras que aparecen en Colosenses 1:15-20.

________________________________

Para una consideración de otros temas por el mismo autor, vea los siguientes enlaces:
Para Juan 1:1 (¿“un dios”?), vea: http://www.scribd.com/doc/35899788/Traduccion-correcta-de-Juan-1-1-Lista-de-
lecturas-alternativas
Para Juan 8:58 (“yo soy”), vea: http://www.scribd.com/doc/36126649/La-traduccion-correcta-de-Juan-8-58-Lista-de-
lecturas-alternas-a-yo-soy
Para Juan 17:3 (‘adquirir conocimiento’): http://www.scribd.com/doc/74629981/Juan-17-3-%E2%80%98Adquiriendo-
conocimiento%E2%80%99-de-Dios-y-Jesucristo
Para 1 Timoteo 3:16 vea: http://www.scribd.com/doc/77336247/%C2%BFFue-Dios-manifestado-en-carne-1-Timoteo-3-16
Acaso tiene sentido la Trinidad?: http://www.scribd.com/doc/173779117/%C2%BFAcaso-tiene-sentido-la-Trinidad
Para Hebreos 1:6,8, vea: https://www.scribd.com/doc/255738165/Ensena-Hebreos-1-6-8-que-Jesucristo-es-Dios
¿Sabía griego el Comité de la Traducción del Nuevo Mundo?:
http://www.scribd.com/doc/51623596/%C2%BFSabia-griego-el-Comite-de-la-Traduccion-del-Nuevo-Mundo

To read other related subjects by the same author, check the links below:
For Exodus 2:25: http://www.scribd.com/doc/38676458/Exodus-2-25-And-God-took-notice-Does-God-care-about-us
For John 1:1 click: http://www.scribd.com/doc/34916458/The-correct-translation-of-John-1-1
For a briefer consideration of John 1:1, but with additional samples: http://www.scribd.com/doc/50330864/John-1-1-
List-of-Alternate-Readings
For John 1:14 (“grace”), click: http://www.scribd.com/doc/35002730/John-1-14-Jesus-full-of-grace
For John 8:58, click: http://www.scribd.com/doc/35318309/The-correct-translation-of-John-8-58-List-of-alternate-readings-to-I-am
For John 17:3: http://www.scribd.com/doc/57772552/John-17-3-%E2%80%98Taking-in-knowledge-of-%E2%80%99-God-and-Jesus
For Acts 20.28, Whose blood?: http://www.scribd.com/doc/231244155/Acts-20-28-Whose-blood
For Colossians 1:16 (“all other things”): http://www.scribd.com/doc/209607822/Colossians-1-16-Is-the-translation-
all-other-things-appropriate
For 1 Timothy 3:16, http://www.scribd.com/doc/76927834/Was-God-manifested-in-the-flesh-1-Timothy-3-16
For Hebrews 1:6,8, see: https://www.scribd.com/doc/252268649/Does-Hebrews-1-6-8-prove-Jesus-is-God
Do the NW translators know Greek?: http://www.scribd.com/doc/48234022/Did-the-New-World-
Translation-Committee-Know-Greek
For Translation Differences: http://www.scribd.com/doc/59484457/Translation-Differences-Questions-and-Answer s
For a discussion of the Trinity, see: http://www.scribd.com/doc/160286056/Does-the-Trinity-ever-make-sense
Was Jesus Created First?: https://www.scribd.com/document/378080373/Was-Jesus-Created-First
(To submit comments, suggestions or corrections: lesriv000@gmail.com )
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Final Note: This document was written using the free and open LibreOffice Writer, using Noto Sans Font,
Main Font Size 11 – originally in the .odt (Open Document Text) format.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------