Sie sind auf Seite 1von 2

EMOCIONES

La palabra emoción deriva del latín emovere, que significa remover, agitar o
excitar. No existe una distinción exacta entre emoción y motivo, ya que los dos
significan conmovido o agitado, y las dos pueden despertar, sostener y dirigir la
actividad del organismo. La palabra emoción se interpreta generalmente en una forma
representativa de lo que es la esfera afectiva del hombre. Por lo mismo se descuida el
hecho de diferenciar los estados emocionales que en ciertos momentos aparecen en la
vida y que no son, en sentido estricto, “emociones”.

La naturaleza de las emociones:

Las emociones aparecen debido a las condiciones creadas por nuestra mente
confusa. Nuestra consciencia fundamental, que en el momento presente se encuentra
en un estado de total ignorancia, proyecta a partir de sí la idea de un mundo
experimentado por medio de los cinco sentidos, los cinco órganos de los sentidos y sus
relaciones activas con los objetos externos. Debido a nuestros hábitos previos, la mente
proyecta imágenes que considera separadas de ella misma. Entonces, éstas se
convierten en formas que actúan como objetos para la vista, sonidos para el oído, y así
sucesivamente. La presencia de estos objetos aparentemente independientes hace que
la mente se perturbe, permitiendo la aparición de las emociones. Por ejemplo, cuando
nuestros ojos ven una forma, la cosa no se queda ahí: inmediatamente reaccionamos
frente a ella. Cuando la forma nos parece agradable, nos sentimos atraídos. Si la
encontramos desagradable o repulsiva, la rechazamos y queremos alejarnos. Lo mismo
aplica a toda la información sensorial, es decir, a todo lo que oímos, olemos, probamos
o tocamos.

Cada vez que los órganos de los sentidos entran en funcionamiento deberíamos mirar
directamente la esencia real de lo que está sucediendo. Gradualmente llegaremos a ver
que el objeto que estamos percibiendo no es más que la mente trabajando.

¿Cómo surgen las emociones?

La amígdala y el hipocampo Ante las situaciones amorosas, de peligro y


demás… actúan de acuerdo a lo que sentimos, continuando a ello un arrepentimiento
por tal actuación. Todas estas respuestas son originadas en una parte del cerebro, en
la amígdala una parte del sistema límbico; antes de que llegue al cerebro pensante y
por ello se tiene la sensación de no saber que sucedió. Dos partes clave del sistema
límbico son el hipocampo y la amígdala, las cuales se ocupan de la mayor parte del
aprendizaje y el recuerdo del cerebro, especializándose la amígdala en los asuntos
emocionales, si es extraída tendríamos como resultado una incapacidad para apreciar
el significado de las emociones, por ejemplo al ver un gesto de tristeza no sabríamos
que esta triste, ni lo tomaríamos en cuenta, a esta condición se le llama ceguera
afectiva. El primero en descubrir el papel de la amígdala fue el neurólogo Joseph
LeDoux.
La conducta no verbal

La comunicación no verbal es toda comunicación realizada por medios distintos a


las palabras. Si observamos un encuentro cualquiera entre dos personas,
descubriremos que además de los contenidos lingüísticos, los participantes
intercambian gestos, expresiones faciales, posturas corporales, miradas, distintos tonos
de voz y otras señales

Los seres humanos percibimos al mundo a través de nuestros canales


neurológicos, los sentidos.

Nosotros percibimos al mundo de una particular forma, decimos que existe una
diferencia irreductible entre el mundo y nuestra experiencia del mundo. Cada uno de
nosotros crea una representación o modelo del mundo, que nos sirve para generar
nuestra conducta a eso le llamamos mapa personal. Este mapa, determinará lo que
será nuestra experiencia en el mundo, nuestro modo de percibirlo y las opciones a
nuestra disposición.

Sistemas con los cuales pensamos (mapas):

Sistema visual:

Cuando una persona piensa con imágenes, habla en un tono alto y rápido, la
respiración es arriba en el pecho y por lo general se produce un aumento en la tensión
muscular.

Sistema auditivo:

Cuando una persona piensa con sonidos, habla en un tono claro y resonante, por
lo general con ruidos, la respiración es homogénea por todo el pecho, y al entrar en
dialogo interno, algunos lo hacen en voz alta.

Sistema kinestesico:

Cuando una persona piensa con sensaciones, habla en un tono bajo y lento, la
respiración es profunda y por lo general la persona habla con pausas, con su cabeza
gacha.