Sie sind auf Seite 1von 20
NOCIONES GENERALES DE GEONOMIA Rodrigo Gaínza

NOCIONES GENERALES DE GEONOMIA

Rodrigo Gaínza

Rodrigo Gaínza © Ediciones Corazón Terrícola · Colección Pensamiento Terrícola De Elementos de Geonomía VI Responsabilidades Geonómicas Imagen Cordón Caulle Diagramación Inés Cheuquelaf Septiembre 2013 · Niebla www.corazonterricola.net

La geonomía es el estudio de la economía de la Tierra: la suma de eventos o fenómenos relacionados con el geocampo, como un campo generador de organización en el que emergen múltiples formas de vida y conciencia. Como tal intenta ser un modo de producir e intercambiar conocimientos epistémicos formado por varios estratos sucesivos de enunciados que se sustentan entre sí, los que incluyen distinciones, principios, tesis, hipótesis, teorías, modelos y herramientas.

distinción cardinal

Las ideas geonómicas se desarrollan a partir de una dis- tinción cardinal que surge espontáneamente al expandir las facultades recursivas de la conciencia en el espacio psíquico. Tal es la distinción entre lo que percibimos, el modo en que interpretamos lo que percibimos y aquello que se deja percibir y es irreductible a las categorías an- teriores. Esta distinción no depende de la variabilidad de las realidades consensuales, ya que puede efectuarse en diferentes ambientes de conciencia.

El propósito ulterior de dicha distinción es volvernos conscientes de la interpelación proveniente del mundo, la que ordinariamente no es incluida entre los estímulos que somos capaces de distinguir. Con esta toma de concien- cia se hace evidente que la intencionalidad es un rasgo fundamental de lo que se deja percibir. Desde el punto de vista de los estudios geonómicos, este es el primer paso para realizar las condiciones de perceptibilidad de la Tierra como un ser estelar.

www.corazonterricola.net

3

principios epistémicos

Por tratarse de un enfoque epistémico desprovisto de estruc- turación intrínseca, el punto de vista geonómico contradice las premisas lógicas y ontológicas en que se sustenta la represen- tación dominante de la realidad. Tales premisas se formalizan de diferentes maneras a lo largo del tiempo, pero en todas ellas subsiste la consideración del ambiente mental como la concien- cia humana en estado natural. Ejemplos de las mismas son los principios de identidad y no-contradicción de la lógica conven- cional, como también la idea de que el mundo que percibimos es preexistente a (o independiente de) nuestras características operacionales como perceptores biológicos reflexivos.

Para ser coherente, la geonomía precisa de un conjunto de premisas o principios básicos cuya validación perceptual no debe depender de un ambiente de conciencia en particular. Dichos princi- pios son epistémicos en la medida en que no se reducen a aprecia- ciones técnicas o empíricas sobre el acontecer, sino que indagan en la necesidad de existencia de los fenómenos aun cuando éstos sean operacionalmente no determinables. Tales principios son:

1. principio de ulterioridad: lo que percibimos tiene por funda-

mento aquello que se deja percibir.

2. principio de recursividad: el perceptor se identifica a sí mis-

mo en virtud del hecho de la percepción.

3. principio de variabilidad: lo que percibimos es y no es de

acuerdo con lo que somos capaces de percibir.

4. principio de inteligibilidad: lo que percibimos no es lo mis-

mo que el modo en que entendemos lo que percibimos.

4

www.corazonterricola.net

El principio de ulterioridad plantea que es posible intuir la existencia de un indescriptible subyacente a lo que percibimos, es decir, al conglomerado de distinciones realizadas por la cultu- ra dentro del volumen total de lo que podemos percibir de acuer- do con la arquitectura biológica de nuestra cognición. El desafío cognoscitivo consiste en percibir directamente aquello que se deja percibir sin las limitaciones de la biología o la cultura.

El principio de recursividad define al sujeto como percep- tor, pero a la vez define la conciencia como recursividad del hecho perceptual. Como sujetos nos damos cuenta de que existimos porque podemos percibirlo, aunque también puede decirse que la percepción se torna consciente de sí misma en el sujeto que re- flexiona sobre sí. Lo relevante es que la percepción es condición de producción de la conciencia, la existencia y la historicidad.

El principio de variabilidad refuta los principios de iden- tidad y no-contradicción de la lógica formal, cuya falacia con- siste en que soslayan el ambiente de conciencia en que son enunciados, excluyendo con ello las condiciones de percep- tibilidad de otros ambientes psíquicos y sus correspondientes universos. Su contraparte puede enunciarse así: lo que perci- bimos no puede ser y no ser al mismo tiempo en tanto se so- meta a una realidad consensual determinada en un específico ambiente de conciencia.

Por último, el principio de inteligibilidad enuncia una distin- ción que puede parecer obvia pero que tiene incalculables conse- cuencias epistemológicas y observacionales. Normalmente nos resulta imposible diferenciar lo que percibimos del modo en que semantizamos lo que percibimos. Tal distinción es a lo sumo una elaboración intelectual. Ello se debe a que nunca o muy rara vez accedemos a lo que percibimos sin supuestos o predefiniciones.

www.corazonterricola.net

5

En el marco de los estudios geonómicos se denomina estructurado a esta modalidad predefinida. No estructurado, en cambio, es todo aquello que podemos percibir sin someterlo a dicho modo de estructuración.

Puesto que su premisa observacional es la distinción entre conciencia globular y conciencia moruliana, los principios episté- micos establecen los requisitos lógicos para demarcar el campo operacional de la geonomía, sustentando sus hallazgos prácticos en la exploración de un conocimiento ininterpretativo del mundo.

ir a la raíz misma del saber

El interés de la geonomía es desarrollar un modo de saber sub- yacente a las diferencias histórico-culturales o a las perspecti- vas subjetivas individuales, accediendo con ello a un ambiente de conciencia en que el conocimiento emerge directamente sin interpretación. Tal es el sentido de la consigna “ir a la raíz misma del saber”, en lugar de acopiar saberes puntuales o es- pecíficos. La búsqueda experimental de un conocimiento inin- terpretativo se proyecta más allá del lenguaje, expandiendo el campo perceptual a nuestro alcance y desarrollando amplia- mente nuestras facultades recursivas en diferentes ambien- tes de conciencia.

La suma de interpretaciones que denominamos reali- dad debería incluir todos los aspectos de la experiencia hu- mana, pero en la práctica esto no ocurre dado que la realidad consensual excluye las experiencias relacionadas con otros ambientes de conciencia, las que en su mayoría no son apro- vechables para la reproducción del sistema social en la me- dida en que socavan el interés en obedecer o tomar parte en sus estructuras de repetición.

6

www.corazonterricola.net

Al explorar la alteridad de la conciencia el conocimien- to epistémico puede examinar la forma en que las realida- des son construidas y cuáles son las inconsistencias de dicha construcción toda vez que impiden visualizar el fundamento geonómico de la existencia humana. Este es uno de los desa- fíos que involucra la siguiente pregunta: ¿cuáles son nuestras opciones y responsabilidades como seres autorreflexivos en la economía de la Tierra?

el mundo como un mundo de intencionalidades

Al explorar aquello que es subyacente a la realidad socialmente instaurada, el mundo se manifiesta como un mundo de intencio- nalidades en el que la conciencia humana participa como una singularidad autorreflexiva. La tesis fundamental de la geonomía es la consideración de la intencionalidad como el fundamento ontológicamente irreductible del mundo y la conciencia, cuales- quiera que sean las formas en que dicho fundamento es estruc- turado por cada ambiente psíquico. La filosofía advirtió que la intencionalidad es una propie- dad fundamental de la conciencia, pero al permanecer absorta en los problemas o los productos humanos excluyó la percep- ción del mundo no humano como la suma de intencionalidades de los seres que lo constituyen, un mundo cuyo propósito ulte- rior es la diversificación y el acrecentamiento de la conciencia. La intencionalidad se hace evidente como la protensión de todos los fenómenos cosmológicos o cognitivos que los im- pele a desplegarse y realizar interacciones recursivas trazando determinados cursos en su probabilística global. En la concien- cia, el hecho intencional emerge en referencia a los objetos del mundo o a sus propios actos o procesos, mientras que en el mundo se manifiesta como una trama de vicisitudes que posibi- lita el incremento de todas las formas de conciencia.

www.corazonterricola.net

7

fundamento epistémico de la geonomía

La diferencia fundamental entre el modo de saber de la geono- mía y otras formas de conocimiento epistémico radica en que el primero prioriza entre las condiciones a tomar en cuenta para la elucidación de los fenómenos el ambiente de conciencia en que surgen las explicaciones, examinando lo que ocurre con los fenó- menos estudiados cuando se modifica dicho ambiente de trabajo. Un ejemplo es la descripción del organismo humano. En el ambiente de conciencia ordinaria se entiende por tal una con- figuración biológica corpuscular sujeta a un conjunto de inva- riantes cosmológicos. Pero al cambiar el ambiente de conciencia cambia también la experiencia de lo que llamamos organismo humano y sus alternativas operacionales, adquiriendo atributos que en algunos casos sobrepasan el ámbito de la biología. En definitiva, una hipótesis o una teoría geonómicamen- te fundada es aquella que define con claridad el ambiente de conciencia en que es pertinente, o bien aquella que sitúa en la base de sus postulados la posibilidad de realizar observa- ciones en diferentes ambientes de conciencia, trasladándolas posteriormente a un lenguaje de aseveraciones epistémicas. El siguiente paso es examinar las restricciones cognitivas y los marcos socioculturales que actúan en forma tácita o explícita en su enunciación.

premisa observacional de la geonomía

Los estudios geonómicos se orientan en forma simultánea hacia dos ámbitos complementarios indisolublemente ligados entre sí: la cognición y la cosmología. Pero dado que la cosmología es especificada por la cognición y ésta emerge en el ámbito de la cosmología, no tiene sentido establecer límites muy definidos entre ambas regiones.

8

www.corazonterricola.net

La premisa observacional de la geonomía es que todos los fenómenos cosmológicos y cognitivos que podamos estudiar tienen lugar dentro de ciertas condiciones que permiten que rea- licemos observaciones. Dichas condiciones están relacionadas con el geocampo, el que constituye nuestra base de sustenta- ción como seres vivientes. Aunque estudiemos los eventos que ocurren en regiones remotas del universo o nos ocupemos de los problemas de la historia, la sociedad o la cultura, el rigor epistémico de la geonomía insta a referir dichos fenómenos a lo que posibilita su observación: el campo geosférico. A diferencia de la ciencia y la filosofía, las que preten- dieron estudiar la conciencia y el mundo por separado o sin to- mar en cuenta las condiciones o determinaciones geonómicas, la geonomía reconoce como punto de partida la conexión entre la Tierra y los fenómenos cognitivos o cosmológicos que se en- cuentran al alcance de nuestra experiencia. En sus comienzos, el conocimiento epistémico hizo énfasis en la cosmología para desembocar, muchos siglos más tarde, en el estudio de la sub- jetividad o los procesos histórico-sociales. Pero al surgir en el marco de las culturas exobióticas, perdió de vista que la base de cualquier forma de conocimiento sustentada por una intencio- nalidad evolutiva consiste en comprender cuál es el lugar de los seres humanos en la economía de la Tierra.

los seres humanos y la economía de la Tierra

El linaje humano representa una encrucijada en la economía de la Tierra, al enfrentarse a las diferentes posibilidades de desple- gar la relación entre el cuerpo y el mundo. Lo que caracteriza a los seres humanos es su capa- cidad de explorar múltiples ambientes de conciencia. Pero los alcances totales de la conciencia humana no dependen exclusivamente del lenguaje, la ideación o las facultades in-

www.corazonterricola.net

9

genieriles, sino de facultades de mayor alcance tales como el silencio, la percepción y la capacidad de prescindir de un entorno de mediaciones culturales.

cuatro tesis histórico-sociales

Las ideas geonómicas provienen de cuatro postulados que intentan esclarecer cómo se originan y desarrollan el sufri- miento y la dominación:

1. la raíz de la miseria y la desdicha de los seres huma-

nos es la reversión de la conciencia.

2. las modalidades particulares de enfrentar la rever-

sión de la conciencia dan origen a diferentes orientaciones o tropismos históricos.

3. cada tropismo histórico se sustenta en un específico

modo de resolución de las necesidades, en el que intervie-

nen contradictoriamente múltiples relaciones, procesos y sujetos.

4. cada modo de resolución de las necesidades es co-

rrelativo a un determinado modo de socialización de la conciencia, el que habilita un particular ambiente de tra- bajo del psiquismo humano.

Estas tesis describen el origen de la contradicción histó- rico-geonómica que se traduce en la divergencia entre orienta- ciones culturales irreconciliables entre sí, en cuyo interior surgen a su vez contradicciones simultáneas de diferente índole, cuya raíz es la reversión de la conciencia.

10

www.corazonterricola.net

análisis geonómico de la vida social

Los estudios geonómicos dedican un interés especial a los pro- cesos histórico-sociales, haciendo hincapié en la forma en que se relacionan con sus condiciones geonómicas de producción. A diferencia de las disciplinas académicas que estudian dichos procesos desde la premisa de que el sistema social es una estructura necesaria para la supervivencia de la humanidad, el enfoque geonómico distingue entre la socialidad humana es- pontánea, basada en la recurrencia de la confianza y el cariño, y su residuo una vez que ha sido formateada por un sistema de relaciones de poder. Dado que las orientaciones que adopta la historia y la cultura dependen del ambiente de trabajo de la conciencia facul- tado por la programación social, las características o variaciones de dicho ambiente de trabajo a lo largo del tiempo producen divergencias culturales e históricas que a su vez repercuten en todos los ámbitos de la existencia humana, como por ejemplo en la resolución social de las necesidades. A su vez, el modo en que cada formación social despliega las relaciones de resolución de las necesidades origina diferentes tipos de contradicciones (simultáneas, internas, diametrales). Como ya se señaló, estas asimetrías dependen de una contradicción histórico-geonómica preliminar cuyo carácter complementario o antagónico proviene del tipo de relación que se establece entre el cuerpo y el mundo.

las restricciones cognitivas

Las restricciones cognitivas son dispositivos psíquicos so- cialmente implantados que en algunos casos se encuentran fuera del alcance de la introspección, cuyo fin es expeditar la reproducción del ambiente mental. Al manifestarse como determinaciones jurídicas, valóricas y clínicas dan origen a

www.corazonterricola.net

11

las oposiciones legalidad-ilegalidad, moralidad-inmoralidad y normalidad-anormalidad, las que juegan un rol fundamental en los sistemas de control social.

En nuestra época, las principales restricciones cogniti- vas son las siguientes: 1) estructurar las experiencias en un marco de interpretación; 2) reemplazar los marcos conside- rados obsoletos o inadecuados por otros tan absorbentes y definitivos como los anteriores; 3) confundir intelección y cog- nición. Con la supresión de tales restricciones arribamos a nuevas perspectivas:

Cualquier causa, finalidad o determinación que atri- buyamos a los hechos depende del marco intelectivo en el que adquieren sentido y pertinencia.

El sentido que atribuimos a los hechos concierne a tales marcos y no es una propiedad intrínseca de los mis- mos, puesto que atestiguar los acontecimientos en ausen- cia de un marco supera cualquier lógica humana.

Cuando tratamos de entender los acontecimientos lo que entendemos son nuestros propios marcos en ac- ción, soslayando con ello que existe una diferencia radical entre entender y conocer, dado que la experiencia no tie- ne por requisito la inteligibilidad de lo experimentado.

Estos conceptos están basados en tres ideas de Va- nessa Naranjo: las cosas suceden por sí mismas; son ilógi- cas; por eso no las entendemos. Estas ideas, formuladas en 1997, replantearon el marco epistémico de la geonomía.

12

www.corazonterricola.net

patrones de comportamiento cognitivo

La producción de conocimientos epistémicos debe tomar en cuenta las restricciones cognitivas que caracterizan al ambiente mental, cuya condición de producción es la reversión de la con- ciencia. Al revertirse sobre sí, la conciencia produce una disocia- ción o confusión entre los recursos perceptuales e intelectuales de los que dispone, instaurando con ello severas limitaciones re- flexivas y observacionales. Todo esto se traduce en la fragmen- tación de las intencionalidades del sujeto, originando orientacio- nes estructuradas, no-estructuradas, dirigidas y no-dirigidas.

A grandes rasgos, estructurado es todo lo que puede ser objeto de la intelección y el lenguaje, pero a la vez es un marco que otorga significado a los acontecimientos o expe- riencias. No-estructurado, en cambio, es todo lo que puede ser experimentado aunque no podamos entenderlo o expre- sarlo a través de las palabras. Por su parte, dirigido es aque- llo que busca salvar o asegurar algo, mientras que no-dirigido es lo que emerge espontáneamente, asumiendo los riesgos y comprometiéndonos enteramente.

Al hacer hincapié en la ausencia de estructuración in- trínseca en lo que percibimos, dichas nociones constituyen un recaudo epistemológico que impide que los postulados geo- nómicos terminen convirtiéndose en un nuevo dispositivo de dominación cultural.

En combinación con la teoría de la mente como un am- biente de trabajo de la conciencia, a comienzos de 1998 estas ideas dieron origen al concepto de patrones de comportamiento cognitivo, correspondientes a diferentes modalidades operacio- nales de las facultades estructuradoras del ambiente mental:

www.corazonterricola.net

13

PATRONES DE COMPORTAMIENTO COGNITIVO

estructurado

Marco en constante expansión

Certidumbres provisionales Impermeabilidad Adaptabilidad Eficacia

dirigido

Orientación a objetivos

Desinterés por cualquier actividad sin fines prácticos Temporalidad centrada en el futuro Premeditación

estructurado

no-dirigido

Marco estacionario

Reafirmación de axiomas o premisas

Certidumbres dogmáticas Estabilidad Clausura Quietismo

Desinterés por la realización de innovaciones Temporalidad centrada en el pasado Inactividad

no-estructurado

Marco altamente inestable

Fluctuación certidumbre-incertidumbre Inestabilidad Cambio Divergencia

no-estructurado

Pensamiento desestructurante

Despreocupación por la obtención de certidumbre Permeabilidad Fluidez, estupor

14

dirigido

Búsqueda constante de certeza

Fines que se desestructuran a lo largo de su consecución Temporalidad centrada en el futuro Obsesión

no-dirigido

Atención al acaecer según los

intereses del momento Desinterés por alcanzar fines o metas Temporalidad centrada en el presente Espontaneidad

www.corazonterricola.net

el principio cosmológico

Al abandonar las restricciones cognitivas, el mundo y la concien- cia adquieren propiedades operacionalmente no determinables. La descripción del universo basada en esta perspectiva puede sustentarse en un principio epistémico complementario, el prin- cipio de pertinencia cosmológica (o principio cosmológico, para abreviar), según el cual somos como somos y percibimos como percibimos porque tal es la forma en que hemos sido producidos por el universo. Este enfoque nos insta a asumir la condición humana como un hecho completamente circunstancial, aunque el sentido común antropocéntrico en que hemos sido educados nos lleve a considerarnos el centro o la culminación de una su- puesta evolución biológica unilineal.

Al prevalecer la reversión de la conciencia no representa ninguna dificultad extrapolar nuestras facultades estructurado- ras a lo que percibimos. Lo difícil es interrumpir dicha extrapo- lación y observar el mundo sin estructuración humanizante. En ese instante dejamos de considerar el universo como algo he- cho a nuestra medida, una puesta en escena para la interven- ción antrópica triunfal.

En la cosmología científica tal es la perspectiva del prin- cipio antrópico, según el cual el universo es como es porque si fuese diferente no estaríamos aquí para observarlo. En esta lectura la condición humana es separada de sus condiciones geonómicas de producción, soslayando con ello que la historia cosmológica y las características del universo que presencia- mos no poseen existencia trascendental a la percepción. Esto quiere decir que dependen enteramente del alcance y las espe- cificaciones de nuestra organización como observadores bioló- gicos recursivos que forman parte de la biosfera terrestre.

www.corazonterricola.net

15

mapa conceptual de los estudios geonómicos

El núcleo de las ideas geonómicas fue establecido en 1988 con las cuatro tesis histórico-sociales, de las que provienen las tres distinciones geonómicas: 1) distinción entre conciencia globu- lar y moruliana, 2) distinción entre orientaciones histórico-cul- turales endobióticas y exobióticas, y 3) distinción entre univer- sos operacionalmente determinables y no determinables. Estas distinciones se desarrollan a través de un conjunto de teorías, entendiendo por tales un orden coherente de proposiciones ex- plicativas relacionadas con eventos o condiciones que tienen consecuencias significativas para el geocampo.

Las teorías (o explicaciones epistémicas) que emergen en el campo de los estudios geonómicos deben ser sustentadas por observaciones consistentes, dando origen a hipótesis que incorporan nuevas perspectivas observacionales. Tal es el caso de la hipótesis del hemisferio incógnito del universo, relacionada con la teoría del universo bicameral. Por su parte, las hipótesis y teorías geonómicas emplean diferentes modelos y herramien- tas. La teoría general del geocampo, por ejemplo, está basada en la geometría anticonvexa, así como el modelo de los atracto- res oscuros representa una rama de la matemática bifurcada.

La interacción entre distinciones, principios, tesis, hipótesis, teorías, modelos y herramientas demarca áreas inexploradas de investigación que conducen a nuevas inte- rrogantes. El conjunto dinámico de estos elementos forma el campo operacional de la geonomía, en el que todos los cono- cimientos epistémicos pueden hacer su aporte, resolviendo sus inconmensurabilidades a través de la visualización del ambiente de conciencia y las restricciones cognitivas impli- cadas en su formulación.

16

www.corazonterricola.net

campo operacional de la geonomía

El propósito original de los estudios geonómicos era sustentar en términos epistémicamente consistentes la distinción entre diferentes ambientes de trabajo de la conciencia, cuyos antece- dentes se encuentran en las tradiciones numinosas de la anti- güedad. Actualmente el campo operacional de la geonomía es un conjunto de herramientas para realizar descripciones, predic- ciones y retrodicciones que contribuyan a producir cambios en la relación entre los seres humanos y la Tierra.

Tomando en cuenta que las observaciones realizadas en otros ambientes psíquicos resultan inasimilables para el modo dominante de estructuración, para volverlas inteligibles y aprovechables desde un punto de vista práctico es necesa- rio expandir las facultades recursivas en el espacio psíquico total. Aunque este proceder no forma parte del conocimiento epistémico convencional, constituye uno de los elementos fun- damentales del pensamiento de las culturas endobióticas, las que se encuentran conectadas, al menos episódicamente, con otros ambientes de conciencia.

producción de conocimientos geonómicos

Las ideas geonómicas son herramientas para incrementar la co- nexión entre los seres humanos y la Tierra, por lo que su produc- ción y utilización está abierta a todos los interesados. Se puede participar tomando parte en la formación de Centros de Estudios Geonómicos, cuyos miembros organizan equipos de trabajo que ejecutan proyectos de investigación y publican sus resultados en el boletín virtual Estudios Geonómicos.

www.corazonterricola.net

17

Para formar parte de un Centro de Estudios Geonómicos es necesario estar de acuerdo en ciertos postulados fundamen- tales, basados en las distinciones geonómicas:

1. La conciencia humana involucra diferentes ambientes de trabajo,

los que al ser compartidos por un colectivo dan origen a una rea- lidad intersubjetiva estable. Con el propósito de profundizar en el

conocimiento del geocampo es necesario explorar otros ambientes de conciencia, con lo cual se incrementa el alcance de las respon- sabilidades geonómicas.

2. Las variaciones en el ambiente de trabajo de la conciencia origi-

nan diferentes orientaciones histórico-culturales, las que implican modalidades divergentes de relación entre el cuerpo y el mundo. Tal es el caso de la divergencia entre orientaciones endobióticas y exobióticas, la que tiene consecuencias dramáticas para la bios- fera y la humanidad.

3. La divergencia entre orientaciones culturales está asociada a

la distinción entre universos operacionalmente determinables y no determinables. En el primer caso, se presume que el mundo o la conciencia poseen estructuración intrínseca, mientras que en el segundo se observa que dicha estructuración no es más que un orden intelectual emergente. Los productos del traba- jo humano son operacionalmente determinables por definición, pero la porción operacionalmente determinable del mundo total al alcance de la conciencia humana es extremadamente redu- cida. La omisión de este hecho tiene graves consecuencias en la forma en que los seres humanos se relacionan con la Tierra y sus formas de vida.

4. El estudio de la economía de la Tierra puede ser entendido como un aspecto del propio geocampo, en la medida en que

18

www.corazonterricola.net

éste posibilita la aparición de seres reflexivos que asumen res- ponsabilidades relativas a la vida y la conciencia en el mundo en que viven. Los productores de conocimientos geonómicos coinciden en la necesidad de desarrollar nuevas orientaciones culturales para beneficio de la Tierra y los seres terrícolas.

Los miembros activos de un CEG integran su equipo de gestión, tomando decisiones y realizando actividades sobre la base de acuerdos unanimitarios. La formación de un Centro de Estudios Geonómicos debería poder ser emprendida por cual- quier interesado una vez que haya sido validado por todos los miembros de su centro matriz.