Sie sind auf Seite 1von 27
INFORME SOBRE EL ESTADO DE SITUACIÓN “A UN AÑO DE LA VIGENCIA DE LA LEY

INFORME SOBRE EL ESTADO DE SITUACIÓN

“A UN AÑO DE LA VIGENCIA DE LA LEY DE DECLARACIONES JURADAS PATRIMONIALES INTEGRALES DE FUNCIONARIOS/AS PÚBLICOS/AS”

MAYO 2014

PATRIMONIALES INTEGRALES DE FUNCIONARIOS/AS PÚBLICOS/AS” MAYO 2014 ACCIÓN CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

ACCIÓN CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

INFORME SOBRE EL ESTADO DE SITUACIÓN

“A UN AÑO DE LA VIGENCIA DE LA LEY DE DECLARACIONES JURADAS PATRIMONIALES INTEGRALES DE FUNCIONARIOS/AS PÚBLICOS/AS”

PATRIMONIALES INTEGRALES DE FUNCIONARIOS/AS PÚBLICOS/AS” Av. de Mayo 1161, 5° piso, oficina 9 Ciudad Autónoma de

Av. de Mayo 1161, 5° piso, oficina 9 Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel: (+5411) 4381-2371 info@acij.org.ar - www.acij.org.ar

Mayo 1161, 5° piso, oficina 9 Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel: (+5411) 4381-2371 info@acij.org.ar -
Mayo 1161, 5° piso, oficina 9 Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel: (+5411) 4381-2371 info@acij.org.ar -

EQUIPO DE TRABAJO

ASOCIACIÓN CIVIL POR LA IGUALDAD Y LA JUSTICIA (ACIJ)

PROGRAMA ACCIÓN CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

María Victoria Gama - Autora

Renzo Lavin - Director

Sebastián Pilo – Coordinador

MAYO 2014

Este informe fue elaborado en el marco de La Otra Trama, un espacio colectivo de organizaciones de la sociedad civil que a través de un enfoque multidisciplinario, busca articular acciones en torno al problema del crimen organizado en la sociedad argentina. La Otra Trama se propone hacer visible la dinámica del crimen organizado en el país, por medio de la investigación, difusión, sensibilización, el fortalecimiento de capacidades y la incidencia pública.

ÍNDICE

CONTEXTUALIZACIÓN

4

Introducción

4

Las sugerencias de reglamentación de ACIJ para una verdadera Ley de publicidad de declaraciones juradas patrimoniales integrales

5

LAS NORMAS REGLAMENTARIAS EMITIDAS POR EL PODER EJECUTIVO Y SUS DEPENDENCIAS. NUESTRAS CRÍTICAS

…9

Decreto 895/2013

9

Resolución 3811/2013 de la Administración Federal de Ingresos Públicos

10

Formulario 1245

11

Tabla comparativa de la Ley de Ética Pública y las normas reglamentarias de Ley de Declaraciones Juradas Patrimoniales Integrales

13

GRADOS DE CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE DECLARACIONES JURADAS EN LOS DIFERENTES PODERES Y SUS REGLAMENTACIONES INTERNAS

14

Poder Ejecutivo

14

Poder Legislativo

14

Corte Suprema de Justicia

15

Poder Judicial – Consejo de la Magistratura de la Nación

17

Ministerio Público Fiscal

18

Ministerio Público de la Defensa

19

Resumen situación actual de cumplimiento de la ley por Poder

21

CONCLUSIONES

23

Valor de las declaraciones juradas de los funcionarios públicos

23

De cara a un futuro oscuro en materia de transparencia y rendición de cuentas

24

CONTEXTUALIZACIÓN

INTRODUCCIÓN

El 8 de mayo de 2013 el Congreso de la Nación sancionó la Ley de Publicidad de las Declaraciones Juradas de los/as funcionarios/as públicos de todos los Poderes del Estado. Dicha norma, que modifica parcialmente la ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública, fue publicada con el Nº 26.857 en el Boletín Oficial del 23 de mayo de 2013.

A lo largo del debate parlamentario del proyecto, se han presentado posiciones encontradas

en torno a los eventuales avances y/o retrocesos que presenta el texto propuesto, en comparación con los estándares vigentes con base a lo establecido en la Ley de Ética Pública 1

-y sus normas reglamentarias- previo a la sanción de la nueva ley. En ese contexto, quienes

acompañaron el proyecto lo presentaron como un avance hacia la transparencia, mientras que

aquellos que lo cuestionaron sostuvieron que reduce los actuales niveles de acceso a dicha información.

Desde la promulgación de la ley al día de hoy numerosas resoluciones promulgadas desde los diferentes poderes del Estado fueron reglamentándola y determinando las obligaciones que les corresponden a los funcionarios públicos en relación a la cantidad y calidad de la información que deben volcar en los formularios.

Desde el Área de Acción Ciudadana y Lucha contra la Corrupción de ACIJ hemos trabajado el tema desde sus inicios y reconocemos la importancia de contar con declaraciones juradas de funcionarios/as públicos/as que sean claras, completas, integrales y públicas. Con este objetivo en mente pretendemos a través de este informe, en primer lugar, sistematizar el devenir de la normativa vinculada al tema desde la promulgación de la ley al día de hoy en los diferentes poderes; determinar el grado de cumplimiento de la ley en los diferentes Poderes del Estado; ahondar en la importancia de poder acceder a declaraciones juradas de funcionarios públicos que contenga información detallada y

1 Ley 25.188

completa y determinar qué desafíos quedan aún pendientes para favorecer a la transparencia y la rendición de cuentas de los/as funcionarios/as públicos/as.

LAS SUGERENCIAS DE REGLAMENTACIÓN DE ACIJ PARA UNA VERDADERA LEY DE

PUBLICIDAD DE DECLARACIONES JURADAS PATRIMONIALES INTEGRALES

Con el objetivo de que el sistema de publicidad garantice los niveles adecuados de transparencia, acceso a la información y prevención y control de los actos de corrupción de los/as funcionarios/as públicos/as de cada uno de los poderes del Estado, desde el área de Acción Ciudadana y Lucha contra la Corrupción de ACIJ, el 3 de junio de 2013, publicamos el

informe Aportes para una adecuada reglamentación de la Ley de publicidad de las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los funcionarios públicos (Nº 26.857) 2 .Este

documento fue enviado a las cabezas de los Poderes del Estado junto con una nota en la que nos poníamos a su disposición para debatir constructivamente posibilidades de reglamentación de la ley(a dicha nota respondieron el Consejo de la Magistratura y la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con quienes mantuvimos respectivas reuniones para intercambiar sobre la temática).

En el documento afirmamos que para que la nueva ley pueda cumplir con su objetivo de “dotar de una mayor transparencia al desempeño de la función pública” y constituir un avance en ese sentido, la reglamentación debía realizar algunas precisiones en cuanto al contenido de los formularios, a las personas obligadas, a los años de las declaraciones juradas que serán publicados y agregar información sobre los antecedentes laborales de los/as funcionarios/as públicos/as, entre otras. Las repasamos a continuación:

i) Calidad de información de los formularios

La nueva ley establece que la publicidad de las declaraciones juradas se refiere a “aquellas

que se presentan ante la Administración Federal de Ingresos Públicos, no rigiendo para estos casos el Secreto Fiscal establecido por la legislación impositiva”. De esta manera se logra unificar bajo una misma documentación la información atinente al patrimonio de las personas obligadas en los diferentes poderes del Estado (anteriormente cada uno de los poderes tenía a su cargo el establecimiento de las autoridades de aplicación y control 3 , quienes debían

2 Disponible en http://acij.org.ar/sin-corrupcion/2012/publicaciones/10368/ 3 Las autoridades de aplicación eran, para el caso del Poder Judicial, Consejo de la Magistratura, para el Poder Ejecutivo la Oficina Anticorrupción para el Poder Ejecutivo; para el Poder Legislativo los Presidentes de cada Cámara y para el Ministerio Público Fiscal la Procuración General de la Nación.

redactar el reglamento y confeccionar el formulario teniendo en cuenta los criterios sentados en la Ley de Ética Pública 4 ).

Ahora bien, en lo que respecta a la cantidad de información accesible para la ciudadanía, sólo podría hablarse de un paso adelante si la reglamentación incluía la obligación de dar a conocer la totalidad de la información que surge del Art. 6º de la Ley de Ética Pública.

Por ello resultaba necesario, en primer lugar, que se incluya en forma expresa la publicidad de los “papeles de trabajo” que se encuentran en el aplicativo de la AFIP.

Los formularios de declaración de ganancias (Formulario 711) y el de bienes personales (Formulario 762) muestran el total de las valuaciones por categoría de bien de forma agregada, y en el caso de ganancias, un renglón con la totalidad de las ganancias obtenidas por cada una de las cuatro categorías de ingresos (alquileres, renta financiera, actividad de explotación individual, sueldos y jubilación). Sin el acceso a los papeles de trabajo, la información detallada respecto a qué tipo de bienes son, dónde están ubicados, metraje, valor de adquisición y valor fiscal, titularidad, porcentaje sobre titularidad o, en el caso de ganancias, el origen de los ingresos, no podrá visualizarse.

ACIJ consideró que la reglamentación debía necesariamente incluir el contenido de lo vertido en los “papeles de trabajo” para evitar un retroceso en materia de transparencia frente a la información que actualmente está disponible.

ii) Cónyuges e hijos menores

De acuerdo a lo que establece la ley de Ética Pública, las personas obligadas deben declarar

los bienes “propios del declarante, propios de su cónyuge, los que integren la sociedad conyugal, los del conviviente, los que integren en su caso la sociedad de hecho y los de sus

4 Art. 6º: a) Bienes inmuebles, y las mejoras que se hayan realizado sobre dichos inmuebles; b) Bienes muebles registrables; c) Otros bienes muebles, determinando su valor en conjunto. En caso que uno de ellos supere la suma de cinco mil pesos ($ 5.000) deberá ser individualizado; d) Capital invertido en títulos, acciones y demás valores cotizables o no en bolsa, o en explotaciones personales o societarias; e) Monto de los depósitos en bancos u otras entidades financieras, de ahorro y provisionales, nacionales o extranjeras, tenencias de dinero en efectivo en moneda nacional o extranjera. En sobre cerrado y lacrado deberá indicarse el nombre del banco o entidad financiera de que se trate y los números de las cuentas corrientes, de cajas de ahorro, cajas de seguridad y tarjetas de crédito y las extensiones que posea. Dicho sobre será reservado y sólo deberá ser entregado a requerimiento de la autoridad señalada en el artículo 19 o de autoridad judicial; f) Créditos y deudas hipotecarias, prendarias o comunes; g) Ingresos y egresos anuales derivados del trabajo en relación de dependencia o del ejercicio de actividades independientes y/o profesionales; h) Ingresos y egresos anuales derivados de rentas o de sistemas previsionales. Si el obligado a presentar la declaración jurada estuviese inscripta en el régimen de impuesto a las ganancias o sobre bienes personales no incorporados al proceso económico, deberá acompañar también la última presentación que hubiese realizado ante la Dirección General Impositiva.

hijos menores, en el país o en el extranjero”. 5 El problema que se suscitó bajo la nueva ley es que, al ser los formularios de la AFIP personales -cada contribuyente declara sus bienes y ganancias propios y en el caso de los gananciales cada cónyuge declara su parte-, no se podría conocer el patrimonio de los cónyuges e hijos, información que es vital en las investigaciones de delitos relacionados con la corrupción.

ACIJ consideró que la reglamentación a la nueva ley debía permitir conocer los bienes de los cónyuges e hijos menores de las personas obligadas, tal como lo establece la ley de Ética Pública, que sigue vigente.

iii) Información necesaria para la comparación interanual

En el mismo sentido, cabía agregar que para analizar la evolución patrimonial de un funcionario (por ej. para detectar un posible enriquecimiento ilícito) es necesario disponer de las declaraciones juradas de años anteriores. Por ello, resultaba imprescindible que al momento de reglamentar la nueva ley, se incluya la

publicidad de las declaraciones juradas presentadas con anterioridad (ya sean los formularios que se presentaban en virtud de la Ley de Ética Pública, o aquellos que se requieran a partir de la aplicación de la nueva norma).

iv) Incompatibilidades

Asimismo, la reglamentación debería incluir la obligación de declarar los antecedentes laborales de los/as funcionarios/as en un documento aparte, para mantener el control respecto de los posibles conflictos de intereses. Dicha información es actualmente exigida por la Ley de Ética Pública en su artículo 12 -que, cabe insistir, no fue derogada-, y no consta en los formularios que deben presentarse ante la AFIP. Si lo único que deben presentar los funcionarios obligados es el formulario de la AFIP, no podrá cumplirse con este requisito.

Es por ello que ACIJ considera que en la reglamentación se debía prever en forma expresa la inclusión de un anexo con los antecedentes laborales -como incluían los formularios anteriores- a fin de poder detectar eventuales incompatibilidades y potenciales conflictos de interés.

v) Órgano de contralor

5 Art. 6 Ley 25.188

Uno de los mayores problemas que presenta la nueva ley es la supresión de la Comisión de Ética Pública -nunca conformada- y la falta de reemplazo por otro órgano que permita garantizar el cumplimiento de sus disposiciones.

Lo que esta nueva ley propone es “el traspaso del control, actualmente a cargo de un organismo no creado, a un control social del cumplimiento de la obligación que la normativa vigente impone a los funcionarios públicos de informar su estado patrimonial, control que se efectiviza en la posibilidad de acceder a dicha información a través de Internet y en forma gratuita por parte de los interesados” dado que se entiende que “son los ciudadanos quienes se encuentran mejor posicionados para analizar los parámetros éticos de los funcionarios públicos”. Si bien resulta valiosa toda iniciativa que ponga en cabeza de la ciudadanía el control sobre los actos de los/as funcionarios/as públicos/as, la observancia efectiva de las obligaciones de rendición de cuentas depende en gran medida de la existencia de órganos de control con facultades de exigir el cumplimiento de la norma, que cotejen las declaraciones juradas, analicen las denuncias y tomen las medidas pertinentes. Hasta el momento, la OA tenía a su cargo el ejercicio de dichas facultades en el ámbito del Poder Ejecutivo.

Por ello, ACIJ requirió que por vía reglamentaria se establezca en forma expresa el/los organismo/s encargado/s de cumplir tales imprescindibles funciones respecto de cada uno de los Poderes del Estado.

LAS NORMAS REGLAMENTARIAS EMITIDAS POR EL PODER EJECUTIVO Y

SUS DEPENDENCIAS. NUESTRAS CRÍTICAS.

Luego de la promulgación de la ley el 8 de mayo de 2013 hubo que esperar tres meses hasta que el Poder Ejecutivo a través del decreto 895/2013 precisara los alcances de la ley de publicidad de las declaraciones juradas patrimoniales integrales de funcionarios/as públicos/as

(26.857).

El 10 de julio de 2013 la Administración Federal de Ingresos Públicos publicó la resolución 3511/2013 que dictaba normativa complementaria a la reglamentación que había hecho el Poder Ejecutivo (decreto 985/13) sobre la ley. Según esta nueva resolución, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos sería el encargado de confeccionar un formulario, denominado “declaración jurada patrimonial integral” (Formulario 1245). En la resolución 1695/13, el Ministerio de Justicia publicó el formulario 1245 que deben completar los funcionarios obligados por la ley y en ella se estipulan los plazos para su presentación.

DECRETO 895/2013

Lamentablemente, a través del decreto 895/2013 el Poder Ejecutivo restringió considerablemente el nivel de información disponible que permite controlar el patrimonio de los/as funcionarios/as obligados.

El decreto del Poder Ejecutivo en donde se establece el nuevo régimen de publicidad de las declaraciones juradas afirma en su art. 4 que las declaraciones juradas patrimoniales que adquirirán publicidad serán iguales a aquellas que se presentan ante la AFIP y se confeccionará un formulario para aquellos que no se encuentren obligados a presentar los formularios de ganancias y bienes personales, sustituyendo a cualquier otra anterior. De esta manera, se eliminan los formularios públicos que existían bajo el amparo de

la ley de ética pública, cuyo contenido era mucho más amplio y permitía conocer con gran nivel de detalle el patrimonio de los funcionarios públicos (como ser la individualización de cada uno de los bienes, su ubicación, metraje, valor de adquisición y valor fiscal, titularidad, porcentaje sobre titularidad o, en el caso de ganancias, origen de los fondos). Bajo este nuevo régimen, en cambio, sólo podremos conocer de forma agregada el total de las valuaciones por tipo de bien, y las ganancias totales obtenidas por cada una de las cuatro categorías de ingresos.

Otro punto sustancial de la nueva reglamentación es que restringe la información patrimonial a la que pueda accederse en relación a cónyuges e hijos menores no emancipados, dado que los formularios de AFIP son individuales y el decreto lo que hace es establecer todos los bienes de cónyuges e hijos en un formulario reservado. En la ley de ética pública se establece que el formulario reservado incluirá solamente la entidad bancaria en donde se encuentra depositado el dinero, el número de cuenta y tarjetas de crédito así como los domicilios de los inmuebles y patentes de los automóviles. De acuerdo a lo que se desprende del formulario reservado de la nueva reglamentación, la totalidad de la información patrimonial de cónyuges e hijos menores emancipados se encontrará en el anexo reservado, siendo esta información -a la que no se podrá acceder sino por vía judicial- sumamente importante para las investigaciones relacionadas con la corrupción. La nueva reglamentación tampoco prevé la inclusión de información sobre empleos anteriores, la cual resulta fundamental para evaluar posibles incompatibilidades y/o conflictos de interés.

En conclusión, resulta evidente que a partir de la reglamentación dictada por el Poder Ejecutivo Nacional, la ciudadanía contará con mucha menos herramientas para ejercer un control adecuado sobre la evolución del patrimonio de los funcionarios públicos alcanzados por la ley, y sus familiares directos, las incompatibilidades o conflictos de intereses en que pudiera incurrir, etc. Ello, a pesar de que la ley de ética pública no ha sido modificada en -casi- ningún artículo, por lo que sus disposiciones legales se encuentran plenamente vigentes.

RESOLUCIÓN

3811/2013

DE

LA

ADMINISTRACIÓN

FEDERAL

DE

INGRESOS

PÚBLICOS

Bajo esta resolución se establece el procedimiento a seguir por los/as funcionarios/as obligados/as para completar el formulario. En caso de encontrarse obligado/a a presentar el formulario de Ganancias y el de Bienes Personales, deben capturar la información de estos

formularios para confeccionar automáticamente el formulario 1245. Los/as funcionarios/as que no tienen la obligación de completar estos formularios deben llenar directamente el formulario 1245. El art. 2 inc. b establece que será el Ministerio de Justicia quien confecciones el formulario.

No fue posible extraer ninguna conclusión adicional hasta que se publicara el nuevo formulario.

FORMULARIO 1245

De acuerdo a lo que puede observarse en la nueva plataforma creada por la Oficina Anticorrupción 6 , órgano de depósito de las declaraciones juradas conforme a la nueva ley, se evidencia un retroceso considerable con la Ley de Ética Pública por muchas de las mismas razones que ya habíamos identificado previo a la reglamentación.

i) Determinación y valuación de los bienes: El nuevo formulario es un tanto más restrictivo en la calidad de la información volcada en él, dado que desparece la obligación de brindar información clave para determinar la valuación real de los bienes.

Por ejemplo, en el caso de los bienes inmuebles, bajo el esquema de la ley de Ética Pública, el/la funcionario/a obligado/a debía especificar la zona, localidad, ciudad, país. Sin embargo, bajo el nuevo formulario se debe especificar solamente la provincia donde se encuentra localizado el inmueble. De esta manera, al no tener que especificar la zona o el barrio resulta más difícil determinar si el valor de adquisición del inmueble que se declaró es acorde a las valuaciones por el mismo tipo de inmueble en la misma zona.

En el mismo sentido, tampoco resulta claro del formulario que la valuación que completan los/as funcionarios/as públicos/as sea el valor de adquisición del inmueble - que puede haber sido modificado por el paso del tiempo- o el de la última valuación. Conteste con eso, también sería necesario especificar-como existía en el anterior formulario- la fecha de incorporación al patrimonio del bien, para poder determinar si la valuación de ese momento era acorde a la de mercado y si el/la funcionario/a declarante contaba con los activos suficientes para la compra del bien. Lo mismo sucede al momento de tener que declarar en los nuevos formularios los bienes

6 https://www2.jus.gov.ar/consultaddjj

muebles como automóviles o el caso de las acciones en donde tampoco se pide la fecha de adquisición.

ii) Información necesaria para la comparación interanual: El cambio de formulario hace sumamente engorrosa la comparación interanual, dado que el contenido de la información en los formularios resulta diferente. De esta manera es difícil determinar la evolución patrimonial, más aún si se desconocen los bienes de los cónyuges e hijos menores (ver siguiente).

iii) Cónyuges e hijos menores: Lamentablemente, la interpretación que se hizo de la nueva ley al confeccionar el nuevo formulario restringe la cantidad de información, al no tener que incluir los bienes de cónyuges e hijos menores de edad, obligación establecida en la Ley de Ética Pública. La nueva ley establece que “Las declaraciones juradas públicas tendrán un anexo reservado que contendrá la totalidad de los datos personales y patrimoniales exentos de publicidad correspondientes a cada una de las personas obligadas a la presentación, de su cónyuge, conviviente e hijos menores no emancipados, de conformidad con lo dispuesto por la ley 25.188 y su normativa complementaria”. La interpretación más fiel y acorde al texto de la ley de Ética Pública sería entender que sólo debería ir al formulario reservado aquella información considerada información sensible, como la entidad bancaria en donde se encuentra depositado el dinero, el número de cuenta y tarjeta de crédito así como los domicilios de los inmuebles y las patentes de los automóviles (art. 6 inc. e).

Esta información, a la que no se podrá acceder sino por vía judicial, resulta fundamental para las investigaciones relacionadas con la corrupción. No contar con ella, en cambio, facilita en forma significativa el ocultamiento de eventuales crecimientos patrimoniales injustificados por parte de funcionarios/as públicos/as.

iv) Incompatibilidades: Otra de las falencias del nuevo formulario -o de las instrucciones para la carga de datos del mismo- radica en que al completar los datos laborales sólo lo hacen de su cargo actual, pero no de los anteriores. De esta forma resulta imposible poder determinar posibles incompatibilidades y/o conflictos de interés. Las obligaciones por parte de los/as funcionarios/as de brindar esta información surge del art. 12 de la Ley de Ética Pública, que se encuentra plenamente vigente.

TABLA

COMPARATIVA

DE

LA

LEY

DE

ÉTICA

PÚBLICA

Y

LAS

NORMAS

REGLAMENTARIAS

DE

LEY

DE

DECLARACIONES

JURADAS

PATRIMONIALES

INTEGRALES

 

LEY DE ÉTICA PÚBLICA (Nº 25.188)

NORMAS REGLAMENTARIAS DE LA NUEVA LEY SOBRE DDJJ (Nº 26.857)

Determinación y valuación de los bienes

Gran nivel de detalle

Algunas categorías de información valiosa desaparecen

Bienes cónyuges e hijos menores

Incluidos en el Anexo Público

Incluidos en el Anexo Reservado (accesible a él sólo por orden judicial)

Órganos de contralor

Comisión de Ética Pública (nunca conformada) y un órgano al interior de cada Poder

Se elimina la Comisión de Ética Pública

Comparación Interanual

Formularios uniformes por Poder

El cambio de formulario impide la comparación interanual (salvo el MPF que conserva el formulario público y lo entrega a pedido del interesado)

Incompatibilidades / empleos anteriores

Incluido en la ley (art. 12)

No se incluye (la reglamentación de la CSJN lo incluye, pero en el formulario reservado, accesible sólo por orden judicial)

GRADOS DE CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE DECLARACIONES JURADAS EN LOS DIFERENTES PODERES Y SUS REGLAMENTACIONES INTERNAS

Los/as funcionarios/as obligados/as al cumplimiento de la ley de declaraciones juradas patrimoniales integrales incluye a los miembros del Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y al Ministerio Público (art. 2). Sin embargo, y más allá de los cambios normativos que se han producido, teniendo en cuenta la información a la que en la práctica puede actualmente accederse (hasta ahora, en la página de declaraciones juradas de la Oficina Anticorrupción) se evidencia un cumplimiento dispar de la norma teniendo en cuenta el Poder del que se trate.

Se analizará a continuación el estado de situación en cada uno de los poderes.

PODER EJECUTIVO

Como establece la nueva reglamentación, los/as funcionarios/as del Poder Ejecutivo deben captar la información incluida en los formularios de Ganancias y Bienes Personales de la AFIP para volcarlos en el Formulario 1245 y, en caso de no estar obligados a llenar esos formularios, completar directamente el formulario 1245.

Al día de hoy se encuentran publicadas en la página de la Oficina Anticorrupción la gran mayoría de las declaraciones juradas -bajo el formulario 1245- de los/as funcionarios/as obligados/as del PE 7 .

PODER LEGISLATIVO

7 Para el análisis se tomó una muestra que incluye a la totalidad de los/as Ministros/as, Secretarios/as y Subsecretarios/as. Se cotejó con la página de la Oficina Anticorrupción, y si bien la gran mayoría de las declaraciones juradas de los/as funcionarios/as obligados/as se encontraba disponible no se encontraban publicadas las declaraciones juradas del Dr. Hermenegildo A. R. CECCATTO (Secretario de Articulación Científico Tecnológica); de la Sra. Ofelia Mabel Cédola (SEC. DE SEGURIDAD SOCIAL) y de la Dra. Ruth G. LADENHEIM (SEC. DE PLAN. Y POLIT. EN CIENCIA, TEC. E INNOV. PROD.).

En lo que respecta a este Poder, el cumplimiento con la ley resulta sumamente bajo. A la fecha, se encuentran publicadas las declaraciones juradas de sólo 99 Diputados/as 8 sobre un total de 257 (38,52%), y de 7 Senadores/as sobre un total de 72 (9,72%). En el caso de los/as candidatos a cargos legislativos nacionales durante las últimas elecciones correspondientes al año 2013, el grado de cumplimiento de la norma fue prácticamente nulo en relación al universo de obligados/as.

Desconocemos si dichas omisiones responden a un atraso por parte de los/as funcionarios/as públicos/as en entregar las declaraciones juradas, si responde a que los encargados de actualizar el registro en la OA aún siguen trabajando en su actualización, o si se debe a que la reglamentación de la ley se demoró (hasta septiembre de 2013) y atento a la falta de definiciones gran parte de los/as funcionarios/as públicos/as obligados/as presentaron la declaración jurada bajo el anterior formulario como todos los años (mayo 2013) 9 -según informó a esta organización la Oficina Anticorrupción, si no se encuentran disponibles es porque el/la legislador/a no las presentó o la oficina de depósito y control en Diputados o Senadores no se las hizo llegar a la OA-.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

El máximo tribunal del Poder Judicial de la Nación había establecido en agosto de 2013, a través de la Acordada 25/2013, que no le era aplicable a ese Tribunal el art. 6 de la Ley Nº 26.857, que determinaba que sería la Oficina Anticorrupción la autoridad de aplicación de la norma. Se basó para ello en la necesidad de independencia del Poder Judicial, respecto de cualquier otro Poder, entendiendo así que “no resulta admisible que las declaraciones de aquellos pertenecientes al Poder Judicial sean controladas por funcionarios de la Administración Pública”. Atento a ello, se establece que será la Secretaría General y de Administración de la Corte Suprema de Justicia de la Nación la autoridad de aplicación para la ley. Asimismo, considerando que el plazo para la presentación de las declaraciones juradas correspondientes al 2012 se encontraba vencido establece que el nuevo ordenamiento que se organice regirá para las que correspondan al 2013. Las declaraciones juradas serán publicadas en la página web de la Corte.

8 Incluye 4 casos en que las DDJJ accesibles no corresponden a su actual cargo.

Cámara de Diputados de la Nación

(http://www.diputados.gov.ar/secadmin/dcoord_admin/declaraciondip/2012.html) se informa que 229 de los/as 272 Diputados/as habrían presentado sus DDJJ correspondientes al año 2012ante dichas oficinas, pero las mismas no se encuentran accesibles por medio de la web, tal como ordena la nueva ley.

9

En

el

sitio

web

de

la

Finalmente, el 29 de abril de 2014 a partir de la Acordada 9/2014 se reafirma que la Secretaría General de Administración tendrá a su cargo la recepción, custodia, registro y archivo de las declaraciones juradas para luego publicarlas en el sitio web de la Corte.

El art. 5 establece que las declaraciones juradas debe contener “el detalle de los bienes, créditos, deudas, ingresos y egresos, radicados, generados o efectuados en el país y en el extranjero, valuados de la forma estipulada por la AFIP para la declaración jurada de los impuestos a los Bienes Personales y a las Ganancias […] y de los antecedentes laborales del obligado, ajenos al Poder Judicial”. Luego la reglamentación especifica que el Anexo Público deberá contener “copia de las declaraciones juradas de Bienes Personales, de Ganancias y de cualquier otra que el sujeto obligado presente ante la AFIP o un formulario con contenido equivalente al de dichos impuestos respecto de aquellos sujetos que no efectúen las declaraciones ante el organismo fiscal”. En el Anexo reservado se deberá incorporar la información del declarante, su cónyuge o conviviente e hijos menores no emancipados. De esta manera, se sigue el criterio restrictivo de interpretación de la ley de declaraciones juradas patrimoniales integrales adoptado por el Poder Ejecutivo.

La Acordada establece que también deberá incorporarse al Anexo reservado la titularidad, porcentaje sobre la propiedad, ubicación, superficie, fecha de ingreso al patrimonio, origen de los fondos y valuación de los bienes y el mismo nivel de detalle para los bienes muebles, para las sociedades nacionales o situadas en el extranjero, para las cuentas bancarias situadas en el país o en el extranjero; para las tarjetas de crédito, para los créditos y deudas e ingresos derivados de relaciones contractuales. La inclusión de estas categorías de información en el Anexo reservado genera dudas respecto de qué es lo que finalmente quedará incluido en el Anexo público. Existe la posibilidad de que el Anexo público que incluye las declaraciones de Bienes Personales y Ganancias ya evidencie ese nivel de detalle, como lo hace el Formulario 1245 para el caso del Poder Ejecutivo y Poder Legislativo. Sin embargo, también puede interpretarse que en el Anexo público sólo se incluirá el Formulario de AFIP de Ganancias o Bienes Personales en donde se muestra el total de las valuaciones por categoría de bien de forma agregada, y en el caso de ganancias, un renglón con la totalidad de las ganancias obtenidas por cada una de las cuatro categorías de ingresos (alquileres, renta financiera, actividad de explotación individual, sueldos y jubilación). De esta manera se relegaría información vital para conocer el patrimonio del/la funcionario/a a información que contiene el Formulario reservado, que sólo puede conocerse por requerimiento judicial. Lo mismo sucede

con la información relativa a empleos anteriores, que permite determinar incompatibilidades y conflictos de interés. 10

Con la información que disponemos no podemos asegurar que la reglamentación de la Corte Suprema siga los estándares -aún más bajos que los deseables- de la nueva ley de declaraciones juradas patrimoniales integrales. Ello sólo podrá advertirse con seguridad cuando se conozca el Anexo Público a presentar.

Un punto a destacar en la reglamentación es el rol primordial que se le da a la Dirección de Recursos Humanos. La Dirección de Recursos Humanos será la encargada de controlar la entrega de las declaraciones juradas así como su contenido. En caso de encontrar deficiencias se le requerirá al funcionario que las salve y si continúa su incumplimiento ello será considerado falta grave y será puesto en conocimiento de las autoridades con facultades disciplinarias. 11

Asimismo la Corte invitó al Consejo de la Magistratura a adherirse al régimen establecido por ella.

ACIJ presentó bajo la ley de Ética Pública el primer pedido para acceder a las declaraciones juradas de los/as Ministros/as el 23 de octubre del 2012 -el cual fue reiterado en dos oportunidades- 12 .Luego de ello se sucedieron reuniones con diferentes funcionarios/as de la Corte para comentarles sobre el lanzamiento de una plataforma que contendría las declaraciones juradas del PE, PJ y PL. En una resolución de diciembre de 2013, los ministros de la Corte resolvieron “diferir el acceso a las declaraciones juradas” hasta tanto la propia Corte reglamente la ley 26.857.

A un año y siete meses aún no le ha sido posible a ACIJ, ya sea por vía de un pedido expreso o por su publicación en una página web, acceder a las declaraciones juradas de los/as Ministros/as de la Corte.

PODER JUDICIAL – CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA NACIÓN

En el art. 3 de la Acordada 8/2014 la Corte Suprema de Justicia de la Nación invita al Consejo de la Magistratura a adherirse a la reglamentación establecida en la Acordada.

10 Acordada 9/2014, art. 6.

11 Acordada 9/2014, art.11. 12 Una el 23/2/2013 y otra el 19/3/2013.

Al día de hoy en la página web de la Oficina Anticorrupción no figuran declaraciones juradas de ninguno/a de los/as miembros del Poder Judicial obligados/as.

MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

En mayo de 2013 el MPF publicó la Res. 914/2013 en donde se presentaba el Plan de Transparencia Institucional del MPF que incluía entre sus objetivos dar a publicidad las declaraciones juradas de los/as fiscales, considerando esto un paso trascendental en lo que se refiere a dar respuestas a la ciudadanía. Atento a ello, la Procuración se dispuso a crear un nuevo Reglamento que incorpore los estándares internacionales de acceso a la información pública en la materia. De acuerdo con esta normativa en julio de 2013 la Procuración publicó la resolución 1302/2013 que modifica la normativa interna en materia de declaraciones juradas aplicable al MPF.

Como aspectos positivos a destacar es que en esta Resolución se reconoce la necesidad de compatibilizar las previsiones de la nueva ley con la no derogada Ley de Ética Pública, disminuyendo el riesgo de que deje de ser pública información relevante a la que hasta ese momento se podía acceder llenando un formulario de solicitud de la declaración jurada. Asimismo, el nuevo reglamento prevé la posibilidad de acceder a los formularios de las declaraciones juradas anteriores, siguiendo los pasos establecidos por la ley de ética pública que podrán solicitarse a la Secretaría Disciplinaria, Técnica y de Recursos Humanos de la Procuración. La Secretaría Disciplinaria, Técnica y de Recursos Humanos tendrá a su cargo la recepción, custodia, registro, seguimiento y remisión de las declaraciones juradas (art. 4). No obstante, la reglamentación busca ir un paso más allá de este cotejo formal y prevé establecer un Reglamento específico para determinar las facultades de la Secretaría Disciplinaria, Técnica y de Recursos Humanos para realizar un seguimiento a las declaraciones juradas patrimoniales.

En la reglamentación se establecía que existirían 3 formularios diferentes: un formulario público, uno reservado y uno simplificado. En lo que respecta al contenido del formulario público, se incorporó la individualización del emplazamiento del inmueble y la superficie aproximada. Sin embargo, en los formularios no se incluyeron los antecedentes laborales de los/as obligados/as 13 .

13 En conversaciones informales se nos informó que ello formaría parte de un Código de Ética, que se dictaría por medio de otra normativa. A la fecha ello no se ha implementado.

En su momento también hicimos hincapié para incorporar en la reglamentación que los bienes de cónyuges e hijos menores no emancipados permanezcan en el anexo público. No obstante ello, rigió en la Procuración el mismo criterio que había utilizado el Poder Ejecutivo y relegaron esa información al formulario reservado.

El 17 de diciembre de 2013, luego de la sanción por el PE de la reglamentación sobre el contenido de los formularios que se harían públicos, para ajustarse a estos estándares, la Procuración a través de la Resolución 2737/13 aclaró que los formularios que serían publicados serían los formularios públicos simplificados-aquellos que poseen información agregada sobre los bienes personales y los ingresos de los/as funcionarios/as-, mientras que al formulario público se accederá mediante solicitud expresa por escrito -tal como se realizaba bajo el régimen anterior-.

En abril de 2014 la Procuración emitió una nueva Resolución (792/2014) en donde se reafirma la existencia de tres formularios diferentes en donde el formulario simplificado se generará de forma automática a partir de la síntesis de la información contenida en el formulario público que se completará a través de la red informática interna del Ministerio Público Fiscal (art. 3 de la Res. 792/14). En la misma carga el sistema emitirá un formulario reservado que se completa a mano.

Conforme se desprende del art. 16 de la reglamentación, la Oficina Anticorrupción tendrá acceso a la base de datos digital de los formularios simplificados. El formulario simplificado contiene la información que figura en el formulario de Bienes Personales y el de Ganancias de la AFIP que muestra la sumatoria de la totalidad de los bienes del declarante por categoría de bien y los ingresos totalizados por categoría.

En relación al estado de situación material, debe advertirse que al día de hoy no se puede acceder a las declaraciones juradas de los/as fiscales, ni a través de la página de la OA ni a través de la página del Ministerio Público Fiscal.

MINISTERIO PÚBLICO DE LA DEFENSA

La primera resolución de aplicación de la nueva ley por parte de este órgano es la Nº34/14 del 14 de enero de 2014. En ella se detalla que, la ley 26.857“afianza el carácter público y de libre accesibilidad a las Declaraciones Juradas Patrimoniales Integrales de los funcionarios públicos que se encuentran obligados a su presentación, en virtud del ejercicio de la función pública, en un todo de acuerdo con lo establecido por la Ley 25.188”.

En esta resolución se establece que la presentación de las declaraciones juradas correspondientes al 2012 se regirá por los cánones establecidos en la Res. DGN N° 1120/06 y

el nuevo régimen empezará a regir para las presentaciones del 2013. Bajo el régimen de la

Res. 1120/06 la información a la que podía accederse era similar a la información disponible por los demás poderes y la Resolución también establecía un órgano de aplicación de la ley en

cabeza de la Dirección General de Auditoría de la Nación.

El 15 de mayo de 2014 la Procuradora emitió la Res. 620/14 en donde se establece el “Régimen de Presentación de Declaraciones Juradas Patrimoniales Integrales”, que deroga el establecido por la Res. 1120/06. Respecto de esta reglamentación se deben resaltar las mismas críticas que venimos realizando al resto de los poderes en relación a las modificaciones sufridas a partir de la ley 26.857: cónyuges, convivientes e hijos menores no emancipados quedan relegados al formulario reservado; lo mismo ocurre con los antecedentes laborales, lo que impide determinar incompatibilidades; y menor cantidad de información disponible en los formularios.

Este posee aún menor nivel de detalle que los establecidos por los demás poderes dado que

el formulario previsto muestra el total de las valuaciones por categoría de bien de forma

agregada, y un renglón con la totalidad de las ganancias obtenidas por cada una de las cuatro categorías de ingresos (alquileres, renta financiera, actividad de explotación individual, sueldos y jubilación). De esta manera, no se podrá acceder a la información detallada respecto al tipo de bienes, ubicación, metraje, valor de adquisición y valor fiscal, titularidad, porcentaje sobre titularidad u origen de los ingresos.

Conforme lo establece esta nueva resolución, las declaraciones juradas patrimoniales serán publicadas en la página web institucional del Ministerio Público de la Defensa.

A la fecha, sin embargo, no puede accederse aun a ninguna de las declaraciones juradas de

los/as defensores generales.

RESUMEN SITUACIÓN ACTUAL DE CUMPLIMIENTO DE LA LEY POR PODER

PODERES DEL ESTADO

SITUACIÓN ACTUAL EN MATERIA DE PUBLICIDAD

 

Poder Ejecutivo

Se encuentran publicadas casi todas las declaraciones juradas correspondientes al año 2012 (habiendo sido cotejado hasta el rango de subsecretario/a).

Poder Legislativo Se encuentran publicadas las declaraciones juradas de sólo 99 Diputados/as 14 sobre un total de 257 (38,52%), y de 7 Senadores/as sobre un total de 72 (9,72%). El criterio de publicación no responde a ningún parámetro específico.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Emitió una Acordada en la que atento al criterio de independencia de poderes entiende que es la propia Corte la que debe publicar las declaraciones de los Ministros. Aún no está totalmente claro el grado de información al que se alcanzará. No obstante ello, a un año de la sanción de la ley no se encuentran disponibles las declaraciones juradas en la página de la Corte

Consejo de la Magistratura

No

se

encuentran

 

disponibles

 

las

declaraciones

juradas

de

ninguno

de

los

magistrados integrantes del Poder Judicial

Nacional ni en la página de

la OA

ni

en

la

página

del

Consejo.

 

El

Consejo

de

Magistratura

no

ha

emitido

normas

reglamentarias.

 

14 Incluye 4 casos en que las DDJJ accesibles no corresponden a su actual cargo.

Ministerio Público Fiscal

Emitió varias resoluciones al respecto, incluyendo una en la que se publicarían las declaraciones juradas en la página del organismo, pero al día de hoy no se encuentran accesibles en su página ni en la de la OA.

Ministerio Público de la Defensa Estableció una reglamentación restrictiva. Al día de hoy no se encuentran accesibles las declaraciones en la página del organismo o en la de la OA.

CONCLUSIONES

VALOR DE LAS DECLARACIONES JURADAS DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS

El acceso a las declaraciones juradas de los funcionarios públicos es uno de los más importantes instrumentos con que contamos periodistas, organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en su conjunto para conocer su evolución patrimonial, eventuales inconsistencias, así como posibles incompatibilidades o conflictos de interés. La herramienta de la declaración jurada sirve a dos propósitos esenciales: asiste al oficial en cuestión y al gobierno en determinar si existen o no conflictos de interés (en la resolución de una causa judicial, en la sanción de una ley o en la actividad de administración del Estado) y, al mismo tiempo, permite comparar e identificar activos que pueden ser producto de maniobras de corrupción y determinar un enriquecimiento ilícito por parte del formulario investigado. Un sistema de publicidad y control de las declaraciones juradas efectivo resulta esencial para que la sociedad pueda solicitar la pertinente rendición de cuentas a los funcionarios y evitar maniobras que posibiliten incrementos patrimoniales durante la función pública que luego no puedan explicarse. Asimismo, y como contracara de esto, permite que la ciudadanía pueda aumentar su confianza en la figura del funcionario público.

Los funcionarios tienen una particular responsabilidad frente a los ciudadanos: deben poder dar cuenta del origen de su patrimonio y el mismo debe ser consistente con los ingresos que perciben. La mera apariencia de una falta de adecuación de ambas variables debe ser causal de investigación, tanto administrativa como judicial.

Sin embargo, los resortes institucionales de control que surgen de nuestra -ya un tanto vetusta pero aún valiosa- Ley de Ética Pública, en mucho distan de ser todo lo eficaces que se espera de ellos en esta materia. El prácticamente nulo impulso de oficio de denuncias penales por parte de los organismos de control sobre posibles enriquecimientos ilícitos de los sujetos obligados sólo puede hablarnos de dos escenarios: o es que en nuestro país todo está demasiado bien en relación a esta demanda de transparencia o, al contrario, es que todo está demasiado mal. Tanto, que prácticamente no hay organismo que pueda decirlo.

DE CARA A UN FUTURO OSCURO EN MATERIA DE TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE

CUENTAS

A partir del análisis sobre la normativa actual en materia de declaraciones juradas

patrimoniales integrales y su implementación podemos extraer varias conclusiones, no muy auspiciosas en materia de transparencia y rendición de cuentas de los funcionarios públicos. Desde el punto de vista del contenido de la información disponible en las nuevas declaraciones juradas se evidencia, como hemos detallado en el documento, un preocupante

retroceso al comparar las declaraciones juradas actuales con las declaraciones juradas establecidas por la ley de Ética Pública. Particular mención merece la inclusión de los bienes e ingresos de los cónyuges o convivientes e hijos menores de edad en el formulario reservado, sólo susceptible de conocerse por medio de una orden judicial. Esta interpretación de la nueva

ley de declaraciones juradas patrimoniales e integrales no hace más que favorecer la opacidad

del régimen de declaraciones juradas, sustrayendo del conocimiento público información vital para determinar un incremento en el patrimonio de los funcionarios públicos que podrán esconder sus bienes poniéndolos a nombre de sus cónyuges o hijos menores.

Mención similar merece la no incorporación dentro de la nueva normativa de la obligación de dar a conocer los empleos anteriores que haya tenido el funcionario para poder determinar incompatibilidades y posibles conflictos de interés. Esta información es clave al momento de determinar si un juez se encuentra en conflicto al momento de dictar una resolución judicial, al momento de cotejar los intereses detrás de la sanción de ciertas leyes por parte de los/as legisladores/as o al momento de adjudicar licitaciones en la actividad de administración del Estado.

En lo que respecta a la implementación de la ley en los diferentes poderes del Estado, la

situación merece grandes reproches. A un año de la sanción de la ley sólo el Poder Ejecutivo parece haber cumplido con la obligación de publicidad de las declaraciones. Los/as diputados/as y senadores/as presentan un cumplimiento sumamente bajo de la publicidad de las declaraciones en la página de la Oficina Anticorrupción. En lo que respecta a la Corte Suprema de Justicia, recién a fines de abril de este año reglamentó la ley de declaraciones juradas patrimoniales e integrales y, a raíz de eso, aún no se tienen acceso a las declaraciones juradas de los Ministros. El Consejo de la Magistratura aun no emitió una reglamentación propia, y por tanto al día de hoy tampoco se encuentran disponibles las de los/as jueces/zas federales y nacionales. Finalmente, en lo que al Ministerio Público se refiere, al día de hoy no

se encuentran disponibles los formularios de los/as fiscales y defensores/as, ni en la página de la OA ni en las respectivas páginas del Ministerio Público. “Dotar de una mayor transparencia al desempeño de la función pública” era el objetivo establecido en la ley de declaraciones juradas patrimoniales integrales. Su realización, a un año de la sanción de la ley, como se evidenció a lo largo del informe, se encuentra muy lejos de su consecución. El escenario que se presentó resulta desalentador e impide pensar verdaderamente en un avance hacia la transparencia y rendición de cuentas de los/as funcionarios/as públicos/as, y sólo logra alejar a la ciudadanía de las instituciones que la gobiernan, representan o resuelven sus disputas.

ACCIÓN CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN El sistema democrático requiere, necesaria- mente, del aporte

ACCIÓN CIUDADANA Y LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

El sistema democrático requiere, necesaria- mente, del aporte de la ciudadanía en el forta- lecimiento de las instituciones, como un ejerci- cio indirecto de la soberanía del pueblo. La cor- rupción es un flagelo que vulnera derechos humanos, acentúa la desigualdad social y afecta el desarrollo de la población. Hemos recorrido diferentes caminos que, a nuestro entender, conducen a construir más y mejor democracia poniendo en marcha una intensa labor respecto a este fenómeno que azota de manera especialmente severa a los países en vías de desarrollo.

La participación de la ciudadanía para enfrentar a la corrupción es una condición indispensable para obtener resultados positivos y sustenta- bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la Corrupción.

bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la

ACIJ.ORG.AR

bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la
bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la
bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la
bles. Con ese objetivo se desarrolla la labor del programa Acción Ciudadana y Lucha contra la