You are on page 1of 2

Informe Juventud en España 2000 (prensa) ..\descarga/Juventud.pdf..\descarga/Juventud.

pdf
Los jóvenes son cada vez más tolerantes y menos xenófobos
Crece el uso de las nuevas tecnologías, mientras que la lectura de prensa y libros sigue disminuyendo.
Los jóvenes españoles son cada vez menos xenófobos y autoritarios y más tolerantes, según los datos
del Informe Juventud en España 2000 que hoy se presentan y que reflejan cómo se han transformado las
circunstancias familiares, educativas y laborales de la juventud española en los últimos cuatro años.
Apoyado en una encuesta en la que se han entrevistado a 6.492 jóvenes entre 15 y 29 años, el quinto
Informe aporta datos estadísticos acerca de numerosos aspectos relacionados con los jóvenes.
Entorno familiar, emancipación, estudios y trabajo, ocupación del tiempo y planes de futuro, son algunas
de las cuestiones que se reflejan en este Informe que ha conseguido convertirse en el estudio
sociológico sobre juventud más importante de nuestro país.
La población comprendida entre 15 y 29 años se estima en algo menos de la cuarta parte del total de la
población española. Concretamente, el número de jóvenes es de 8.978.326, repartidos entre 4.580.784
varones y 4.397.542 mujeres.
El reparto de la juventud española en nuestro territorio es asimétrico. Tres de cada cinco personas
jóvenes residen en cuatro Comunidades. Andalucía (19,9%), Cataluña (14,7%) y Madrid (12,7%) suman
casi la mitad de la población joven. La Comunidad Valenciana, con el 10,2% de la juventud, también se
sitúa por encima de la media. Las otras Comunidades se reparten el 42,4% restante.
Jóvenes hasta los 34 años
El Informe Juventud en España 2000 pone de manifiesto que entre las actuales generaciones juveniles
se tiende a prolongar la infancia, y a posponer el momento del tránsito a la edad adulta. Así, la edad que
como promedio se establece para la salida de la infancia son los 15 años y medio, mientras que la edad
que se considera que se deja de ser joven es a los 34 años.
En cuanto a los hogares de las personas jóvenes, el modelo tradicional de familia en la que concurre
padre, madre y hermanos sólo existe en el 45%. El 16% del 55% restante tiene la carencia de una o de
ambas figuras, a consecuencia de divorcios o fallecimientos.
Estudios y trabajo
La proporción de jóvenes que estudian es muy semejante a la de quienes trabajan. Un 33% de los
jóvenes sólo estudian, mientras que un 36% sólo se dedican al trabajo. Los que compatibilizan trabajo y
estudio son un 15%, mientras que un 16% de los jóvenes españoles ni estudian ni trabajan.
Según su vinculación con el trabajo, el 72% tiene la experiencia de haber realizado algún trabajo
remunerado, y más de la mitad han conocido tres o más trabajos distintos.
Sólo el 29% de los jóvenes son económicamente autónomos, mientras que el resto son parcialmente
independientes y necesitan para subsistir de la ayuda económica proveniente de otras personas.
No obstante, la proporción de personas jóvenes que viven exclusivamente de recursos propios ha
aumentado con respecto a 1995 de un 22 a un 26%.
Retraso en la edad de emancipación
La edad en la que los y las jóvenes siguen viviendo con sus familias de origen, se ha prolongado en
varios años. El retraso afecta a ambos géneros, pero las mujeres se emancipan antes que los varones,
como consecuencia de su más temprana iniciación de la vida en pareja.
Aunque la mayor parte de la gente joven sigue residiendo en el domicilio familiar; la gran mayoría de
ellos, optaría si pudiese, por vivir independientemente. Los obstáculos son la falta de trabajo, la
inestabilidad y la dificultad de tener una vivienda.
A los 25 años sólo el 32% de la gente joven está emancipada económicamente, y hay que esperar a los
29 años, para que el 72% de la juventud alcance la condición de económicamente emancipada.
El retraso en la edad de abandono del hogar de origen conlleva una disminución en el número de
jóvenes que viven con su pareja. Sólo una de cada cinco mujeres y uno de cada diez varones conviven
con su pareja. Esta situación pone de manifiesto una decreciente expectativa de tener varios hijos.
Disfrute del tiempo libre
Cada vez más, la casa está adquiriendo una nueva función. Va cediendo el protagonismo que tenía
como espacio de encuentro y va ganando relevancia como el lugar donde se adquiere, procesa y
consume información; tanto recurriendo a los medios audiovisuales como a los equipamientos
informáticos.
El tiempo como promedio a la semana dedicado a la televisión es de 13 horas, mientras que la lectura de
prensa y de libros sigue disminuyendo. En 1996 un 26% de jóvenes se mostraban interesados en la
lectura. Esa proporción de lectores ha caído hasta el 14% en la actualidad.
El uso de las nuevas tecnologías informáticas ha crecido y sigue creciendo a un ritmo muy rápido.
Información :
Instituto de la Juventud. Servicio de Documentación y Estudios
c/ Marqués de Riscal, 16. 28010 Madrid
Teléfono: 91 347 78 68. Fax 91 319 93 38
E-mail: docu-injuve@mtas.es

Related Interests