Sie sind auf Seite 1von 6

Arranque de motores

trifásicos. Efectos en la
línea de alimentación
Narciso Moreno Alfonso
DPTO. INGENIERIA ELECTRICA. UNIVERSIDAD DE SEVILLA

que. De este modo, y teniendo


1. Introducción en cuenta el circuito equivalente
aproximado [3] por fase del mo-
Como es sabido [2], el instante tor (Fig. 1), la intensidad absorbi-
de la puesta en marcha de un da por fase en el arranque viene
motor trifásico de inducción dada por (1), si se desprecia la in-
puede tener efectos negativos tensidad de la rama paralelo en
en la línea de alimentación, y en dicho circuito y teniendo en
los propios conductores del mo- cuenta que la resistencia de carga
tor. Esto se debe a la gran so- (R’c) vale cero en ese instante.
breintensidad que puede llegar
a absorber el motor, capaz de I = Ve · (R2cce + X2cce)-1/2 (1)
provocar caídas de tensión inad-
misibles o incluso calentamien- En el circuito de la figura 1, Rcce
tos peligrosos. representa la resistencia por fase
de los devanados, Xcce la reac-
Para evitar estos inconvenientes, tancia por fase, RFe modela las
suele ser obligatorio disminuir el pérdidas en el hierro y Xm la
valor de dicha intensidad. Gene- reactancia de magnetización.
ralmente se emplean los si-
guientes métodos: estrella-trián- Si se conecta el motor directa-
gulo, tensión variable, variador mente a su tensión nominal, de-
electrónico de tensión, resisten- sarrollará un par de arranque
cias rotóricas y convertidor de que viene dado por (2), donde
frecuencia. Pmi es la potencia mecánica in-
terna del motor, ne es la veloci-
En este artículo se hace una Sin embargo, cada uno de lo dad de sincronismo, s el desliza-
revisión de los métodos de métodos enumerados tiene nue- miento, R’2 la resistencia rotóri-
vas consecuencias tanto en la lí- ca y V la tensión de alimenta-
arranque de motores trifásicos
nea de alimentación como en el ción por fase.
de inducción más frecuentes,
describiendo los efectos que
entorno, las cuales analizaremos
Pmi·60 3·V2·R’2·60
en los siguientes apartados. C = ––––– = ––––––––––––––––––––––
cada uno de ellos provocan en
2·π·ne R’2
la línea de alimentación. En el Figura 1.
La mayoría de dichos métodos se 2·π·ne·s[(Re + ––––)2+X2cce]
análisis, se han efectuado Circuito
basan en una reducción de la s
equivalente
medidas reales de par, potencia aproximado tensión en el instante del arran- (2)
y velocidad, con un dispositivo por fase
La representación de la ecua-
óptico portátil para la
ción (2) se hace en la figura 2.a,
obtención del par motor, que y en la figura 2.b se muestran
hace posible la toma de datos los valores reales de las curvas
sin interferir en ninguna de par (C) y potencia (P) frente
conexión eléctrica o mecánica a la velocidad (n) en un arran-
del motor a ensayar [1]. que directo.

Teniendo en cuenta (1) y que


R’c = 0 en el instante de arran-
que, se comprueba que la inten-
sidad absorbida puede llegar a

71
Figura 2.
a) Curva
teórica
par-velocidad.
b) Curvas
reales de par
y potencia.

Figura 4. Arranque estrella-triángulo.


Curvas de par e intensidad.

ser realmente elevada, al ser


muy pequeña la impedancia del
motor en ese instante. Por ello,
el arranque directo sólo convie-
ne ser usado en motores de pe-
queña potencia (3 kW). Si se ali-
mentan en media tensión (6.000
V) puede realizarse una cone-
xión directa para potencias de
hasta 73.600 W. Este criterio es
válido cuando el motor arran-
que libremente. Si lo hace en
carga, hay que tener en cuenta rectamente de la red, pero conec- pos. En la figura 5.a se repre-
que puede prolongarse en exce- tado en estrella. De este modo, la sentan las curvas reales de par y
so el tiempo en el que se alcan- tensión aplicada al estator es 1,73 potencia frente a la velocidad y
za el régimen permanente, pu- veces inferior a la nominal y por en la figura 5.b, la evolución de
diéndose provocar con ello un tanto la intensidad y el par de velocidad en el proceso de
sobrecalentamiento perjudicial arranque serán también inferiores arranque y parada.
para los conductores. en la misma proporción. Una vez
alcanzado el punto de trabajo pa- La intensidad absorbida en el ins-
En la figura 3, se representa la ra la conexión en estrella, se co- tante del arranque se muestra en
evolución real de la velocidad necta en triángulo. En ese instan- la figura 6.a, la evolución com-
durante el proceso de acelera- te se produce una elevación brus- pleta de la intensidad viene dada
ción del motor con arranque di- ca de tensión que provocará una por el oscilograma de la figura
recto, así como durante la para- sobreintensidad apreciable. La 6.b y un detalle del instante de la
da al desconectarse la tensión curva teórica par-velocidad se re- conmutación estrella-triángulo
de alimentación. La zona plana presenta en la figura 4. aparece en la figura 6.c.
superior de la curva correspon-
de al funcionamiento en régi- Tanto la intensidad en el arran- Este tipo de puesta en marcha
men permanente. que como la obtenida en el pa- es una alternativa cuando no
so de estrella a triángulo, son puede emplearse el arranque di-
menores que la sobreintensidad recto, aunque no siempre puede
2. Arranque que se tendría con un arranque utilizarse. En primer lugar, el
Figura 3.
Evolución de
estrella-triángulo directo. El arranque se hace de motor debe poderse conectar en
la velocidad forma escalonada, en dos tiem- triángulo a la tensión de la línea.
en el
arranque Consiste en alimentar el motor di-
directo
Figura 5. Arranque estrella-triángulo. a) Curvas reales de par (C) y potencia (P). b) Evolución de velocidad (n).
Figura 6.
Figura 6a. Intensi-
dad inicial.
Figura 6b. Arranque
completo.
Figura 6c. Conmu-
tación estrella-
triángulo.

6a) 6b) 6c)

En segundo lugar, si el motor este método arranque por auto- 7.b se muestra la evolución real
tiene acoplada una carga con un transformador, por el hecho de de velocidad en el proceso de
par resistente elevado, puede emplear un autotransformador arranque y parada con el méto-
que la disminución de tensión para regular la tensión aplicada do de variación de tensión.
provocada por la conexión en al motor. Se basa igualmente en
estrella provoque un par de la disminución de tensión en el La evolución de intensidad en el
arranque inferior al resistente, instante del arranque, para au- proceso de arranque es similar a
con lo que el motor no podría mentarla progresivamente una la que tiene lugar en el arranque
iniciar la marcha. vez que el motor se encuentra estrella-triángulo, aunque con la
en movimiento. Para ello, se co- posibilidad de cambios más sua-
Por otro lado, para realizar el necta el motor a través de un ves. Además se eliminan las per-
arranque estrella-triángulo es transformador variable o regula- turbaciones provocadas por
preciso disponer de un conmu- dor de tensión. En la figura 6 conmutación. Sin embargo, es
tador que haga las conexiones aparecen las curvas teóricas de preciso disponer de un regula-
necesarias. Este dispositivo no par y de intensidad en función dor para la tensión de alimenta-
suele ser caro, por lo que se de la velocidad del motor. ción, en lugar de un conmuta-
convierte en un método de dor, lo que supone un coste ma-
arranque brusco, pero sencillo y Las curvas reales de par y po- yor.
barato. También puede automa- tencia para este tipo de arran-
Figura 7.
tizarse utilizando un autómata que se muestran en la figura 7.a. Arranque con 4. Arranque con
que gobierne los contactores La limitación de intensidad de- tensión varia-
necesarios para las conexiones pende de la tensión inicial utili- ble.
variador electrónico
estrella y triángulo. zada para el arranque y de los a) Curvas rea- de tensión
les de par y po-
valores de tensión utilizados en tencia.
Los picos de intensidad provo- las distintas etapas. En la figura b) Velocidad. El procedimiento de arranque es
cados en el arranque y en la
conmutación estrella-triángulo
provocan perturbaciones en dis-
positivos electrónicos cercanos,
aunque de escasa consideración
y mínima duración.

3. Arranque
con tensión variable

Algunos autores denominan a

Figura 6.
Curvas teóricas
con tensión
variable
progresivamente la resistencia
externa hasta llegar a cortocir-
cuitar los devanados, instante en
que el motor funciona en condi-
ciones nominales. Evidentemen-
te, este método no puede utili-
zarse en los motores de jaula de
ardilla, sino en los de anillos
deslizantes o de rotor devanado.

En la figura 10 se muestran las


curvas teóricas de par y de in-
tensidad frente a la velocidad.
el mismo que con el método an- Figura 8. perfectamente senoidal, por lo Se han representado tres varia-
Arrancador es-
terior, pero en vez de utilizarse tático.
que el uso de este dispositivo es ciones de resistencia. Como se
un regulador accionado manual- a) Curvas rea- una fuente inevitable de armóni- deduce a partir de la expresión
mente, se utiliza un variador de les de par y cos, al menos durante el proce- (2), el par máximo no varía al
tensión electrónico (arrancador potencia. so de arranque. Esto puede pro- modificar el valor de la resisten-
estático). Este consta de una b) Velocidad. vocar una distorsión importante cia total. Esto puede suponer
unidad de potencia formada por tanto en la línea como en otros una ventaja en la utilización de
un puente rectificador totalmen- equipos. Sin embargo, muchos este método, puesto que así no
te controlado encargado de va- de estos arrancadores incorpo- influye el hecho que el motor
riar el valor eficaz de la onda de ran la opción de hacerles un by- haya de vencer un par resisten-
tensión. También posee una pass cuando se ha completado te elevado en el arranque.
unidad de control por micropro- el arranque, con lo que la inten-
cesador, que gestionará el fun- sidad absorbida es directamente En la figura 11.a se muestran los
cionamiento de la unidad de po- la de la red de alimentación. valores reales de par y potencia
tencia, según la evolución de frente a velocidad. La curva de
tensión deseada. En la figura 8.a velocidad se representa en la fi-
se representan las curvas reales 5. Arranque por gura 11.b.
de par y potencia, mientras que resistencias rotóricas
la evolución de velocidad se La figura 12.a muestra un oscilo-
muestra en la figura 8.b. grama de la intensidad absorbi-
En este caso, la limitación de in- da por el motor en el instante
La intensidad absorbida por el tensidad en el arranque se hace del arranque. Según se observa
arrancador en el instante del aumentando la impedancia del existe un pico de intensidad,
arranque, conectado directa- motor, según se deduce de (1). aunque limitado debido al au-
mente a la línea de alimenta- Para ello, el motor se alimenta di- mento provocado en la resisten-
ción, se muestra en el oscilagra- rectamente de la red a la tensión cia rotórica. La evolución de la
ma de la figura 9.a. En la figura nominal, aunque previamente se intensidad durante el proceso
9.b, se tiene la evolución de la han conectado en serie con los completo de arranque se repre-
intensidad a lo largo de todo el Figura 9. Inten- senta en el oscilograma de la fi-
sidad absorbi-
devanados rotóricos sendas resis-
proceso de arranque. La forma da con arranca- tencias variables. De esta forma, gura 12.b. Los aumentos bruscos
de onda de la intensidad absor- dor estático. la resistencia resultante (R’cce) es de intensidad se deben a dismi-
bida por el arrancador en régi- a) Instante ini- mayor que la original y la intensi- nuciones bruscas de resistencia.
men permanente queda ilustra- cial.
dad absorbida será menor.
b) Arranque
da por el oscilograma de la figu- Este método tiene la ventaja aña-
completo.
ra 9.c. Como puede observarse, c) Régimen per- Conforme el motor va ganando dida de permitir una variación de
la intensidad absorbida no es manente. velocidad, puede disminuirse velocidad en el motor según se
cuencia progresivamente cre- régimen permanente. Aunque
ciente desde cero. La tensión el oscilograma sólo representa
también aumenta progresiva- los 0,5 primeros segundos, la
mente desde cero. Sin embargo, onda permanece casi sin varia-
la intensidad absorbida en el ción hasta el final del arranque.
arranque tiene un valor próximo
al de trabajo, puesto que el par En las figuras 15.c y 15.d se mues-
(que depende del flujo [4]) se tran las intensidades absorbidas
mantiene en su valor nominal al por el motor y el convertidor de
mantenerse constante la rela- frecuencia en régimen permanen-
ción tensión/frecuencia y la ten- te, respectivamente. Cuando se
sión inicial es reducida. genera la onda a 50 Hz, la repro-
ducción de la onda modelo se-
Las curvas reales de par y po- noidal no es tan fiel, por lo que la
tencia desarrolladas por el mo- corriente suministrada por el con-
tor pueden verse en la figura vertidor presentará una cantidad
14.a, junto a la curva real de ve- de armónicos elevada, como se
locidad en la figura 14.b. observa en el oscilograma.

La intensidad absorbida por el Para evitar esto, algunos conver-


motor en el instante del arran- tidores de frecuencia ajustan au-
que, puede verse en el oscilo- tomáticamente la frecuencia de
Figura 10. grama de la figura 15.a. En dicho troceado. Los más modernos,
deduce de la figura 10. No obs- Arranque con instante, el convertidor suminis- permiten modificar la frecuencia
tante, variar la velocidad con es- resistencias ro- tra una corriente de baja fre- de troceado para fijarla en un va-
te procedimiento, o bien mante- tóricas. Curvas cuencia. Así, si la frecuencia de lor suficientemente elevado, sin
de par e inten-
ner una situación prolongada de sidad.
troceado es fija [5], la reproduc- que pertenezca al margen audi-
funcionamiento con resistencias ción de la onda modelo es más ble, y que permita generar una
conectadas en el rotor, implica fiel, y esto hace que la corriente corriente con menos armónicos.
un aumento del deslizamiento tenga un aspecto más senoidal.
del motor y por tanto un calenta- Aparte de los obvios inconve-
miento indeseable del mismo La figura 15.b muestra la inten- nientes que presenta el converti-
que puede reducir su vida útil. sidad absorbida por el motor dor de frecuencia respecto a la
durante el proceso completo inyección de armónicos en la
6. Arranque con de arranque hasta alcanzar el red, es un dispositivo realmente
convertidor de
frecuencia

En este caso, la limitación de in-


tensidad se basa en hacer que el
motor siempre desarrolle justa-
mente el par que la carga solici-
ta a cualquier velocidad. Para
ello se alimenta el motor con un
convertidor de frecuencia, que
aplica una tensión de frecuencia
variable (Fig. 13.a). El principio
de funcionamiento suele ser el H Figura 11. Arranque con resistencias rotóricas. a) Cur-
denominado PWM (Pulse Width
vas reales de par y potencia. b) Velocidad. P Figura 12. Intensidad con resistencias rotóricas. a)
Transitorio inicial. b) Arranque completo.
Modulation).

Para mantener el valor de par


(2), el convertidor varía la ten-
sión además de la frecuencia, de
forma que se mantenga constan-
te la relación tensión/frecuencia.
En la figura 13.b se representan
las curvas de par motor para dis-
tintas frecuencias.

La puesta en marcha del motor


se realiza aplicando una fre-

marzo/abril 99

75
puesta en marcha de grandes Los métodos de arranque con
bombas, para eliminar los golpes dispositivos electrónicos, pre-
de ariete. En tales aplicaciones, sentan el inconveniente de que
suele ser una buena inversión el las perturbaciones citadas son
convertidor de frecuencia. de mayor envergadura, aunque
en algunos casos sólo limitadas
Entre otra de sus ventajas, se en- al proceso de arranque. Sin em-
cuentra el hecho de que mantie- bargo, las interferencias pueden
ne el par máximo del motor hacerse mínimas si se garantiza
siempre constante [6], lo cual una adecuada compatibilidad
permite que el motor pueda electromagnética (EMC). Los ar-
vencer el par resistente para el mónicos también pueden mi-
que ha sido calculado, a cual- nimizarse externamente, aunque
quier velocidad (Fig. 13.b). en menor medida.

7. Conclusiones 8. Bibliografia

Cuando no se necesita una re- [1] Simon Sempere, V. et al., “Determinación


en carga de las características mecánicas de
gulación o una simple variación accionamientos eléctricos”, Proc. III Jornadas
de velocidad, el arranque estre- Hispano-Lusas de Ingeniería Eléctrica, Barce-
lla/triángulo suele ser el proce- lona, pág. 239-246 (1993).
dimiento más común. Si la in- [2]. Chapman, S.J., “Máquinas Eléctricas”. Mc-
interesante en buena parte de las Figura 13. a)
tensidad de arranque es excesi- Graw-Hill, Madrid, 1ª ed. (1989).
Conexión del
aplicaciones. En primer lugar, convertidor de vamente elevada, puede ser [3] Sanjurjo Navarro, R., “Máquinas Eléctricas”,
debido al avance de la electróni- frecuencia. b) interesante contemplar el uso de
McGraw-Hill, Madrid, 1ª ed., (1989).
ca de potencia, pueden adquirir- Curvas de par a un arrancador estático. [4] Slemon, G. R., “Electric Machines and Dri-
ves”, Addison Wesley, USA, 2ª ed., (1992).
se en una amplia gama de po- distintas fre-
tencias y a un precio muy ase- cuencias. [5] Bladbjerg, F. y Pedersen, J. K., IEEE on Po-
En general, los métodos como el wer Electronics, 3, 567-577 (1997).
quible, incluso integrado en al- primero, tienen el inconveniente [6] Kassakian, J.G., Schlecht, M. F. y Verghese,
gunos tipos de motores. Induda- de que los picos de intensidad en G.C. “Principles of Power Electronics”, Addi-
blemente, para aplicaciones en las conmutaciones producen in- son Wesley, USA, 2ª ed., (1992).
las que se requiera un control de terferencias y perturbaciones
velocidad (regulación de cauda- transitorias en la línea de alimen-
les, bobinadoras, cintas transpor- tación, aunque de corta duración.
tadoras, etc.), son altamente efi-
caces. Además de limitar la in-
tensidad en el arranque, hay
aplicaciones que requieren un
arranque progresivo, como en la

H Figura 15. Intensidad absorbida por el motor.


a) Instante inicial.
Q Figura 14. a) Curvas reales de par y potencia con b) Arranque completo.
c) Régimen permanente.
convertidor de frecuencia. b) Velocidad.
d) Intensidad en la línea, en régimen permanente