Sie sind auf Seite 1von 126

~

~~~

~

-rO~~

~

~

~\

~

~~~6~

~~

t:>~

~ ~~~ ~ -rO~~ ~ ~ ~\ ~ ~~~6~ ~~ t:>~
Ap,untes p'ara la de la TANGANClCI
Ap,untes p'ara la
de la
TANGANClCI
Ap,untes p'ara la de la TANGANClCI istoria ella de ARO
Ap,untes p'ara la de la TANGANClCI istoria ella de ARO

istoria

ella de

ARO

Ap,untes p'ara la de la TANGANClCI istoria ella de ARO
Por ada: Acuarela onginal de Enrique Magaña Roja - 19 7 Diseño: Damel E-p¡nosa de los
Por ada: Acuarela onginal de Enrique Magaña Roja - 19 7
Diseño: Damel E-p¡nosa de los M nleros de la Torre
'Copy righ
Carlos Magaña Rojas
Derechos reservados
onfonne a la ey
Impreso en M{>xico Prinred:n México
Guadi,llaiara. Jalisco 19 7

Martín Sámano Magaña

Martín Sámano Magaña Apuntes para la Historia de la Villa de Guadalajara, Ja~isco. 1987 TANGANCIC' ARO

Apuntes para la Historia de la Villa de

Martín Sámano Magaña Apuntes para la Historia de la Villa de Guadalajara, Ja~isco. 1987 TANGANCIC' ARO
Guadalajara, Ja~isco. 1987
Guadalajara, Ja~isco. 1987

TANGANCIC' ARO

Martín Sámano Magaña Apuntes para la Historia de la Villa de Guadalajara, Ja~isco. 1987 TANGANCIC' ARO
Martín Sámano Magaña Apuntes para la Historia de la Villa de Guadalajara, Ja~isco. 1987 TANGANCIC' ARO

Presentación

El historiador moderno. poseedor de un af'n rigorista ha sacrificado en cierta medida en sus textos el calor humano y el colorido de la narración. Cuando la narrativa incursiona en la historia generalmente se le otorga una posición subjetiva y se da prioridad, y por tanto mayor validez a estudios exhaustivos y sistemáticos.

El libro que hoy presentamos contrariamente a e ta clase de estudios, está lleno de la
El libro que hoy presentamos
contrariamente a e ta clase de
estudios, está lleno de la flexibilidad y ei lirismo que da el autor a los
hechos que narra.
Su principal propósito es que la historia d
la
iIIa de
Tangancícuaro, Michoacán, rica en acantee res. sea leída en
una forma coloquial y amena por los tangancicuarenses que vivieron
los sucesos que se narran y evoquen en el mar de sus recuerdos la
historia de su origen común, así como para que las
generaciones conozcan los hechos que conformaron el terruño
uevas
que
los vio nacer.
Estos Apuntes para la historia de la Villa de T angancícuaro nacen
de la necesidad de comunicar, del placer de compartir una historia
de re-crear por medio de la palabra los rostros y las figuras que
dieron vida a un bello lugar de nuestro México: Tangancícuaro.
Don Martín Sámano Magaña, a sus noventa años de existencia, nos
ofrece, como conocedor profundo y enamorado de su tierra, sus
calles y sus gentes, el pasado de un T angandcuaro que nació y
creció, que fue devastado por un psicópata piromaniaco que
resurgió luego de sus cenizas cual ave Fenix, para mantenerse en la
1
Presentación El historiador moderno. poseedor de un af'n rigorista ha sacrificado en cierta medida en sus

y p p México contemporáneo,

y

y p p México contemporáneo, y El lector tiene en sus manos un valioso acopio de

El lector tiene en sus manos un valioso acopio de datos para la historia de un bello lugar de nuestro país, apuntes de gran mérito por ser los únicos que existen en esta forma acerca de Tangancícuaro: su situación histórica, geográfica y humana_ En esta obra vemos pasar a sus hombres heroicos, sus abnegadas mujeres, sus mitos, sus creencias, sus fracasos y luchas para conformar el lugar que ahora es; culminando con una lista de los hijos esclarecidos de la población.

y p p México contemporáneo, y El lector tiene en sus manos un valioso acopio de

Este valioso libro ha podido llegar a nuestras manos, gracias al loable

acopi~

nue~

apoyo de no de los hijos distinguidos de T angancícuaro: don Carlos Magaña Rojas, quien, con
apoyo de
no de los hijos distinguidos de T angancícuaro: don
Carlos Magaña Rojas, quien, con un afán noble y desinteresado
ha
querido compartir la historia de su pueblo natal con todos aquellos
tangancicuarenses que de alguna manera caminan por estas páginas.
y con las nuevas generaciones, para dejarles así un legado histórico.
Marina Magaña
Octubre de 1987
2
ensayo, lo dedico con todo mi afecto al amigo y ca pañero de nuestros años mozos,
ensayo, lo dedico con todo mi afecto al amigo y ca
pañero de
nuestros años mozos, el señor don Carlos Magaña Magaña, con
Quien nos unen, además de las mismas raíces genealógicas
los
recuerdos luminosos e imperecederos de tie
pos ya lejano
.

Este modesto acopio de hechos más relevantes de la historia de nuestro terruño y la evocación de personalidades que forjaron la idiosincracia de nuestra comunidad, que se expo en en el presente

987 3
987
3
Tres palabras previas Siempre he considerado como elemento saludable para la convivencia entre las comunidades de

Tres palabras previas

Tres palabras previas Siempre he considerado como elemento saludable para la convivencia entre las comunidades de

Siempre he considerado como elemento saludable para la convivencia entre las comunidades de lo pueblos de provincia el conocimiento de su historia. puesto que e ella s encontrarán ejemplos en las generaciones ya desaparecidas, tanto de naturaleza edificante que muestran los senderos para su evolución hacia planos más altos. como de carácter negativo. que advierten los errores causantes del retraso en el proceso de su perfeccionamiento moral y progreso material.

Tres palabras previas Siempre he considerado como elemento saludable para la convivencia entre las comunidades de
Considero, además, que los pueblos de provincia deberían conocer y recordar con gratitud a aquellos de
Considero, además, que los pueblos de provincia deberían conocer
y recordar con gratitud a aquellos de sus hijos que. in intereses
egoístas. entregaron a su servicio lo mejor de su eXistencia, ya en
los campos de la cultura. la justicia o la filantropía y. con mayor
razón. a los que hubiesen ofrendado sus vidas para honrarlos o
defenderlos: creo también por otra parte. que c::ería saludable
exponer en un lugar visible del basurero de las remembranza . a
quienes por estulticia. ambiciones bastardas o por perversidad.
causaron males a su comunidad.
Escribir la historia de cada pueblo provinciano sería un nedio eflcaz
de mejorar, en el transcurso de los años. u salud social atenuando
las miserias que por herencia padecemos en todos los aspectos de
nuestra vida cívica. Si cada comunidad escribiera su propia crónica.
quizá los hombres. a quiene el destino asignase una responsabilidad
superior en su poblado obrarían cuerdamente, sabedores de que no
5610 serían objeto del ·uicio de sus contemporáneos, sino que las
7
Martín Sámano Magaña Septiembre 1975 Tangancícuaro, Michoacán
Martín Sámano Magaña
Septiembre 1975
Tangancícuaro, Michoacán

~

Apuntes para la historia Villa de Tangancíc

e

La risueña y progresiva Villa de Tangancícuaro, Michoacán está situada en el confín noroccidental de un
La risueña y progresiva Villa de Tangancícuaro, Michoacán
está
situada en el confín noroccidental de un valle de erenne verdor,
circundado por innumerables montes, pequeñas prominencias
topográficas y las soberbias cumbres de las monta-as' Beata
San Ignacio; todos ellos de origen volcánico, según lo demuestran los
cerros de cantera rosa que los flanquean or el oeste, los man os de
fragmentos de rocas que los conforman, la r ca volcánica que está a
la vista en varios tramos del talud de la carretera nacional en la falda
del cerro de La Beata; hecho que confirma la hipótesis de que, bajo
la corteza terrestre que cubre la región, gravita sobre u enor e
magma por cuyas fisuras producidas en diferentes épocas geológicas
escapó la masa ígnea que los formó.
El valle está surcado por numerosas corrientes
e aguas que son
aprovechadas para regar sus fértiles tierras. Por el lado norte le
sirve de límite al valle
el caudaloso Duero. que también aporta parte
de sus aguas para el mismo benéfico fin. Gran parte de su suelo
está adornado por varios manantiales. entre los cuales se encuentra
el maravilloso lago de Camécuaro entornado por las frondas de
sabinos milenarios.
La población está situada a los
19°, 9', de
atitud norte y 2020,
11' de
longitud oeste, y a una altura de 1,600 metros sobre el nivel del mar;
circunstancia ésta última, que le da un clima casi continuo de una
temperatura máxima de 20°C y mínima de l8°e
desde los días
luminosos precursores de la primavera. hasta los últimos
9
10
10
10

Epoca prehispánica

En la obscuridad de los tiempos prehispánicos

se pierde todo

vestigio del origen racial y lugar de procedencia de los primeros grupos humanos que habitaron las riberas del lago que.

probablemente fue hace muchos siglos lo que es hoy el risueño y fértil valle de Tangancícuaro
probablemente
fue hace muchos siglos lo que es hoy el risueño y
fértil valle de Tangancícuaro 1
.
En el área comprendida entre el pie de las lomas de Junguarán yel
manantial del mismo nombre, se encuentran hueUas de tribus
aborígenes que vivieron ahí, o clanes que transitoriamente lo
habitaron.
En diversas excavaciones realizadas en dicha área se han
encontrado, además de restos humanos ídolos de piedra y objetos
de cerámica cuya manufactura revela ser de inferior calidad que la de los
mismos objetos hallados en la parte baja del valle. cercana a la
ribera de la laguna. donde posiblemente muchos años más tarde
habitaron los indios purépechas' idénticas reliquias a as primeras,
suelen aparecer al oriente del Cerrifo, montículo que separa la
Villa de T angancícuaro del maravilloso lago de Camécuaro,
que lógicamente se desprende que, antes de la llegada de los
e lo
purépechas a la región
inferior.
ésta estuvo habitada por tribus de cultura
1
Aunque parezca exagerada la hipótesis sobre la eXIStencIa dell"go a Que nos retenmos. de su exotetllud
dan testimonio tos mantos de aluvión y cantos rodados que se enCl,enlran en los profundo estratos del
subsuelo del valle. al perforar la mayor parte de los pozos artesiano con que se r egan 5US par'es más al as.
11
q frondosos sauces v g donde abundan los peces y las aves lacustres , p y
q
frondosos sauces
v
g
donde abundan los peces y las aves lacustres
,
p
y
(hace menos de cincuenta años existía aún el último rastro de la
laguna en el lugar llamado los Ruices).
2
Culneo es el nombre del principal manantial que da origen al Due o y que en larasco
Jea:
Dormido",
12
Camino de entrada al Molino Aurora
Camino de entrada al Molino Aurora

~

Auténtico origen del nombre de Tangancícuaro

Auténtico origen del nombre de Tangancícuaro Los tarascas, llamémoslos ya así, en su larga peregrinación del

Los tarascas, llamémoslos ya así, en su larga peregrinación del lugar de su origen, incierto todavía. hasta el sitio donde definitivamente establecieron el centro de su imperio, fuero dejando en lugares propicios para sobrevivir núcleos más o menos nu erosos de familias, las que, sin perder su unidad política, conservaron hasta la

conquista sus tradiciones y costumbres lengua. así como la pureza de su Las familias que quedaron
conquista sus tradiciones y costumbres
lengua.
así como la pureza de su
Las familias que quedaron en esta región. atraídas por los recursos
naturales que la pesca y la caza les proporcionaban para subsistir.
eran, además
expertas en el cultivo del maíz. Conocedoras de la
virtud benéfica del alu ión que arrastraba e
sus primeras crecidas
el arroyo de Epejo, lo aprovechaban como mantillo para acer más
abundantes sus cosechas. Para tal propósito, mediante un ingenioso
sistema de represas fabricadas con piedras. esta s. tierra y
ramazón distribuían dicho fertilizante en la mayor extensión de
tierras de cultivo; de ahí el auténtico origen del nombre de
Tangancícuaro: Tanacikuaro, compuesto de las palabras
purépechas tanoci. que significa cosa
y kuo, clavada
hundida y el
sufijo ro, que equivale a lugares· por lo que los conquistadores lo
interpretaron como cosa clavada o donde se clavan estacas;
palabra que por corrupción verificada en I
forma gráfica y prosódica actual.
colonia quedó en su
Esta aseveración está avalada en el informe enviado a la ciudad de
México por el teniente de cura del partido de Xacona en este lugar,
bachiller José Espinoza, sobre la situación social y económica que
19

.

.

.

.

.

p.

.

q

p

Señora de la Asunción de Tangancícuaro, que en lengua tarasca quiere decir cosa clavada, dista del anterior (Xacona) siete leguas

. . . . . p. . q p Señora de la Asunción de Tangancícuaro, que

...

"

Por lo expuesto, queda desvirtuada la opinión, sin base, de que la etimología del nombre de nuestro pueblo viene de la frase tarasca Tanimo ítzí gua ro, ya que la palabra itzí significa agua yel hecho es que no son tres los manantiales los existentes dentro del valle, sino cuatro: Cupátziro (Cupó que en tarasco es lavar e itz;), Camécuaro, Junguarán y el Taray, sin tomar en Cl:lenta la gran laguna que en aquellos tiempos ocupaba el centro del valle.

. . . . . p. . q p Señora de la Asunción de Tangancícuaro, que
. . . . . p. . q p Señora de la Asunción de Tangancícuaro, que
20
20

Ubicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro

Ubicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro Al llegar los primeros españoles a la regi6n,por el año

Al llegar los primeros españoles a la regi6n,por el año 1531, encontraron el caserío de sus moradores disperso en una área muy extensa la que, partiendo de la ribera suroeste de la laguna que ocupaba el centro del valle se aproximaba hasta el pie de las lomas de Junguarán. Lindaba su territorio al oriente, con la comunidad de Chilchota, llegando por el noroeste a cerca de dos [eguas del pueblo de Xacona. Su centro comercial y religioso era el lugar denomi ado aún en nuestros días: Acuitze (que en lengua purépecha significa víbora). A prop6sito de este lugar, el licenciado Eduardo Ruiz se expresa así: "La poblaci6n principal se hallaba entonces a media legua hacia el sur del paraje que hemos descrito (Tangancícuaro); se llamaba Acuitza y de ella sólo quedan ruinas de casas y algunas yácatas que revelan su antiguo esplendor". Hoy se conoce también ese lugar con el nombre de las Capillas, donde ya s610 existen pequeñas prominencias de tierra que se supone fueron templos (Thioseos) destinados al culto de las divinidades tarascas. Estas reliquias del pasado de nuestro pueblo aunque sin más valor arqueológico que una referencia geográfica del centro del primitivo pueblo de Tangancícuaro, desgraciadamente están siendo arrasadas, aprovechando la tierra en la fabricaci6n del tabique.

Ubicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro Al llegar los primeros españoles a la regi6n,por el año
Ubicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro Al llegar los primeros españoles a la regi6n,por el año
Ubicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro Al llegar los primeros españoles a la regi6n,por el año

En el margen occidental del camino que conduce a Ocumicho, existía hasta hace pocos años una yácata conocida por el nombre de El Coecillo (despectivo de coes, como llamaban los españoles a los templos tarascas), la que fue destruida hace varios años. Es

21

22
22

lugar donde hoy se encue

tra

la Villa

de T angancícuaro

lugar donde hoy se encue tra la Villa de T angancícuaro Entre los años de 1535

Entre los años de 1535 y 1545, sin poder precisar la fecha exa ta, se verificó el traslado de la población indígena del mencionado lugar en el capítulo anterior, al sitio donde hoy se encuentra la Villa de Tangancícuaro con el fin de facilitar su adoctrinamiento en la religión cristiana adaptada a las nuevas formas de convivencia social y también, por supuesto, para justificar el despojo de sus mejores tierras labrantías. Al efecto, se escogió el lugar que se consideró el más apropiado para tal objeto, habiéndose proye tado su planificación sobre la superficie de una caballería de tierra (38-63-00), la que fue enmarcada dentro de cuatro cauces profundos que, formando un cuadrilongo casi perfecto. fueron desde aquella épo a los nuevos cauces de las aguas del manantial de Cupátziro, en el tránsito a su confluencia con el río del Santuario. Este islote rectangular quedó comunicado con el campo que lo circundaba, por cinco puentes de piedra; por el lado norte, el que da al camino de Jacona'

lugar donde hoy se encue tra la Villa de T angancícuaro Entre los años de 1535
lugar donde hoy se encue tra la Villa de T angancícuaro Entre los años de 1535
lugar donde hoy se encue tra la Villa de T angancícuaro Entre los años de 1535
por el oriente el que aún comunica con el camino a Tlazazalca, por el sur, el
por el oriente
el que aún comunica con el camino a Tlazazalca,
por el sur, el de el Pescador que da al camino viejo de
Chilchota, el de el Portón, que conducía al manantial de
Cupátziro y el puente Verde ubicado en el vértice suroeste
que encuadra la nueva población. En la actualidad, aún se conserva
intacto el tercero de estos puentes 1
.
loes a~enturado aceptar la hipótesis de que el primitivo lecho del río CUpátZlfO. hoy convt>rtido en
pestilente dren de aguas negras. haya cruzado de sur a norle en medio del área q e acrualme
e
ocupan la primera y segunda manzanas del cuartel primero de esTa localidad. SI tomamos en cuema la
marcada depresión topográfica eXIStente en dicho lugar
23

capilla del Carmen ; los segundos, donde actualmente está la plaza principal y el palacio del ayuntamiento; el hospital en la casa que fue de don Crescenciano González; y el panteón, donde hoy se encuentra el improvisado mercado del lugar, que hace algunos años era llamado placita de la cal,

Lamentablemente, por falta de espacio no es posible transcribir parte de las Crónicas de Michoacón editada
Lamentablemente, por falta de espacio no es posible transcribir parte
de las Crónicas de Michoacón editada por la Universidad Autónoma
de México, donde se describe la Relación de las ceremonias y ritos
y población y gobernantes de los indios de la provincia de
MechoQcón (anónimo, siglo XVI), Este documento que es la única
fuente original que comprende todo el pasado prehispánico de los
pueblos que formaban el Reino de Michoacán, hoy se
guarda en la suntuosa biblioteca de San Lorenzo del Escor'al. Y
aunque en la actualidad se ignora quién haya sido el autor de tan
precioso códice, sí se sabe a ciencia cierta que fue redactado
en Tzintzuntzan, en los años de 1538 y 1539 por
un fraile franciscano. Existen probabilidades de que éste haya sido
fray Martín de Jesús o de la Coruña, aunque t 1 creencia no haya
sido comprobada hasta hoy.
En el primer fascículo de los Datos para la historia de
Tangandcuaro que se editó en el año de 1975 figura íntegra esta
parte del códice a que nos hemos referido,
2
En el s'tio Que ocupa hoy !a Capil
del Carmen se construyó la pmnera parroquia del lugar. la que
se desplomó el 20 de febrero de 1960 por descuido ímperdona le del vicario encargado de su cuidado
y la impericia del albañil que prelendió conlracimentarla. cosa Que n
parte del convento corrió la misma suerte,
era necesaria. Un año más tarde
24

p

p

tierras a los naturales

comunidad
comunidad

que el

Ya hemos dicho con base en documentos fidedignos

territorio de la

indígena de T angancícuaro se extendia
indígena de T angancícuaro se extendia
p p tierras a los naturales comunidad que el Ya hemos dicho con base en documentos

por el oeste, a cerca de dos leguas del pueblo de Jacona, quedando

ubicada dentro de este sector territorial una área que se extiende desde el lugar llamado hoy La rojeña hasta el arroyo de la cal. Pues bien, debido a su proximidad con el pueblo mencionado, a la

fertilidad que le da el cJima ya la humedad de sus tierras, despertó la

codicia de

un tal Francisco Martín T rasierra quien, sirviéndose

de medios que utiliza el fuerte para despojar al débil de sus pertenencias, como son el engaño, la amenaza y no pocas veces la violencia y el crimen, pretendió apoderarse de tal predio. Al darse cuenta la comunidad de Tangancícuaro de los propósitos de Martín Trasierra, elevó sus quejas ante el virrey de la Nueva España, que a la sazón lo era don Martín Enríquez de Almanza. Este ejemplar gobernante, prestando oídos a las justas demandas de los naturales, envió al Alcalde Mayor de la Villa de Zamora el siguiente mandato:

p p tierras a los naturales comunidad que el Ya hemos dicho con base en documentos
p p tierras a los naturales comunidad que el Ya hemos dicho con base en documentos

"Don Martín Enríquez. Hago saber a vos, al Alcalde Mayor que fuera el de la VíIla de Zamora, que por parte de los naturales de Tangancícuaro (escrito Tanguancítaro) me ha sido hecha relación que un Francisco Martín Trasierra vecino de dicha villa. se le dio un mandamiento para la visita de un sitio de estancia para ganado menor, con una caballería de tierra, en términos del dicho pueblo de Tangancícuaro y Jacona, el cual al presente se está visitando y haciendo otras diligencias y que por dádivas, inducimientos que el

p p tierras a los naturales comunidad que el Ya hemos dicho con base en documentos
p p tierras a los naturales comunidad que el Ya hemos dicho con base en documentos

25

dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de

dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de la Villa de Zamora y me pidieron lo mandase guardar y remediar. Y por mí visto por la presente os mando que luego que éste mi mandamiento os sea mostrado veais el mandamiento que por está dado en este caso a los indios naturales de Tangancícuaro, el cual habéis guardar y cump!' , según que por él se manda. Hecho en México a diez días del mes de diciembre de mil quinientos y setenta y nueve años. Don Martín Enríquez de Almanza"l.

dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de
dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de
dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de
dentro de la banda del río, atento a habérseles tomado muchas tierras para la población de

Hemos querido consignar el acontecimiento a que nos referimos no obstante su insignificante interés histórico, con el s610 propósito de enaltecer la memoria de uno de los mejores gobernantes de la Nueva España corno un humilde homenaje a su excelsa calidad humana y su cariño paternal para con los naturales del país. Don Niceto de Zamacois, al referirse a este esclarecido gobernante, cita las siguientes exhortaciones que dejó a su sucesor don Lorenzo Suárez de Mendoza Conde de la Coruña: "Para lo que

principalmente nos envía acá su majestad, es para lo tocante a los indios y su amparo y es ello así que a esto se debe acudir con más

cuidado. como a parte más flaca: y esto

ha de hacer el virrey con

más cuidado. usando con ellos oficio de padre, que es por una parte, no permitir que ninguno les agravie' y por otra no aguardar

1 A.GN Jacona y Tangancícuaro General de partes 01. 2 fojas 96. 26
1 A.GN Jacona y Tangancícuaro General de partes
01. 2 fojas 96.
26

pleitos de ellos 'sin hacelles costos ni gastos' , no solamente en consideración a que eran pobres sino también porque sus negocios no son de calidad ni cantidad que no les sea más útil conformal1os en la uña".

pleitos de ellos 'sin hacelles costos ni gastos' , no solamente en consideración a que eran

27

pleitos de ellos 'sin hacelles costos ni gastos' , no solamente en consideración a que eran
~ Camé.éuaro @Chilcho t Plana de ubicación de T angandcuaro. Micha
~ Camé.éuaro
@Chilcho t
Plana de ubicación de T angandcuaro. Micha

ac

a

a ancícu ro en peligro de desaparecer Cincuenta año después de que fue concentrada la comunidad

ancícu ro en peligro de desaparecer

Cincuenta año después de que fue concentrada la comunidad indígena de Tangan cícu aro en el
Cincuenta año
después de que fue concentrada la comunidad
indígena
de Tangan cícu aro en el sitio que hemos
descrito en
capítulo anterior envolvía la región una atmósfera de paz
de
progreso y de prosperidad. La agricultura como en la actualidad.
era su principal fuente de riqueza por la abundancia de tierras
laborables y la reciente introducción de nuevas especies de cultivo
(trigo y lenteja), cuya producción no solamente satisfacía las
necesidades locales, sino que aún dejaba considerables e cedente
que eran transportados a otros pueblos de la provincia michoacana.
Había nacido ya la primera industria mecánica un molino de trigo
que estuvo ubicado en el lugar llamado la Angostura sobre la
margen sur del río Duero. Al principiar el primer rápido de esta
corriente plu ial, se abrió un canal de derivación para tomar el agua
que generaría la energía requerida para el nue o ingenio. Aún se
conservan re tos de esta primitiva fábrica· el cárcamo y el canal de
desfogue. Cerca del poblad existían espesos bo ques ofreciendo a
sus moradores leña resina y caza en abundancia. Había ido creado
un hospital, espléndidamente dotado para sus fines específicos, e
acuerdo con aquella époc . Cuatro frailes agustmos pro eguían el"
• su labor e angelizadora.
Este panorama de bonanza avivó los apeti os de rapiña de los
conquistadores, quienes lograron obtener del virrey en funciones la
orden para que los naturales de nuestro pue lo fuesen congregados
en algún lugar lejano juntamente con los demás indígenas de la
29

El 19 de septiembre de 1600 el virrey, don Gaspar de Zúñiga

ordenó al alcalde mayor de la entonces Vi1Ja de Zamora que notificara a los naturales de Xacona y pueblos dependientes de esa c becera: Tangancícuaro, Santiago Tangamandaplo, Janpo Ario y Etúcuaro (no el que está dentro del valle) que tendrían cerca de 530

El 19 de septiembre de 1600 el virrey, don Gaspar de Zúñiga ordenó al alcalde mayor
saber si convenía o no realizarla". Al efecto el alcalde mayor visitó las tierras de Tangancícuaro
saber si convenía o no realizarla". Al efecto
el alcalde mayor visitó
las tierras de Tangancícuaro y Tangamandapio en unión de
os
spañoles vecinos de Zamora señores Alfonso Alejandre, Alonso
Rodríguez, Juan Gómez y Pedro Pérez. El 20 de noviembre del
mismo año notificó las pretenciones del virrey a Melchor Espíndola
alcalde ordinario de Tangamandapio' Fracisco López, regidor'
Pedro Nicolás Martín Rodríguez y Agustín Baltazar, prinCIpales
ecinos de dicho pueblo, quienes para oponerse a la congregación,
ombraron como defensor al español Agustín del Hierro.
Al regresar a a Villa de Zamora
después de
a viSita que hizo a las
tierras mencionadas, el alcalde mayor examinó a varios de sus
acompañantes para levantar las actas respectivas. Fungló como
scribano el señor don Francisco Saavedra y como intérprete don
Diego Alvarez. que entendía la lengua tarasca. la mexicana y la
castellana.
El 'tribunal cuyo veredicto pudo cambiar el curso de la historia de
nuestro pueblo, lo formaban: Juan de Aguilera Solórzano
Huerta. Diego Alejandre, Gregorio Béjar, Juan Avíña, Diego
Diego
Hernández
Alonso Alejandre, Pedro Pérez y Agustín del Hierro.
A continuación transcribimos as opiniones re acionadas con
Tangancícuaro, de los mencionados vecino:
Juan de Aguilera Solórzano fue el primero en opinar y expuso:
'Sería muy provechoso que los pueblos de Xacona Santiago, Arío y
30

tributarios

la voluntad superior de que se congregaran en lugar a

propósito

para lo cual debería promoverse información

on el fin de

,

leña y demás necesarios: que en esta jurisdicción hay un pueblo llamado Tangancícuaro (escrito Tangantzícuaro) que está de Xac na como a legua y media en donde hay noventa indios casado ; que su clima es templado y tiene abundantes tierras de labor, donde se recogen cada año dos mil fanegas de trigo de ma(z, sin mucho trabajo; que hay excelentes bosques· que los indios que allí viven tienen riquezas y descanso por sus buenas comodidades, un hospital rico y un molino de moler (sic) del provecho del cual se ayudan los religiosos para su sustento, y le queda al dicho pueblo parte para cosas de la Iglesia' que su abundancia es tanta que se aprovechan de ella muchos pueblos de la Provincia de Michoacán por lo que sería conveniente se congregaran sus habitantes indígenas de Xacona". Diego Huerta y Diego Alejandre sustentaron la misma Opinión.

u siti

a Tangancícuaro,

Gregario Béjar se opone a que cambien de

dando como razón principal, que es camino real y tiene bastantes

medios de vida.

Diego Hernández acepta la congregación en Xacona de 105 naturales de Ario, Jaripo y Etúcuaro, pero no la de los de T angancícuaro y T angamandapio.

Pedro Pérez opina: "No conviene congregar a Tangancícuaro con Xacona, ni a Santiago, pero sí es necesario y debe tomarse en

cuenta que la primera población tiene mejores tierr s que la segunda y que, los de ésta podrán asentarse en Rinc6n del Mezquite

"

...

que está algo apartado de Xacona

Alonso Hernández es de opini6n que los naturales deben seguir en

usin mudarse por lo dicho y por otras

el lugar donde se encuentra

muchas razones bastantes que para ellos hay, al parecer de este testigo justas y de consideración y entre ellas porque pasándose los de Tangancícuaro a este pueblo de Xacona se conservarán en él

31
31

y cinco años que conoce Xacona y sus términos; que si bien hay targuez de tierras, las buenas las poseen desde hace mucho tiempo

los naturale de este pueblo y las otras son cenagosas

que el

... testigo sabe que el pu blo de Tangancícuaro está sentado en camino real; que del pueblo de Chilchota a él hay seis leguas pequeñas de camino; de donde se entenderá ser jornada muy forzosa y que del dicho pueblo de Jiquilpan hay cinco leguas más adelante (de Santiago) de tal suerte que si de supuesto se quitase al dicho pueblo de Santiago. sería desacomodar a los caminantes de Jornada forzosa; que no sería conveniente la congregación por ser los del pueblo de Santiago de diferente nación, lengua y costumbres por ser todos tamazultecos y hablar la lengua mexicana y los del pueblo de Xacona son tarascos y así por lo dicho le parece a este testigo que fuera de mejor comodidad pasar el pueblo de

y cinco años que conoce Xacona y sus términos; que si bien hay targuez de tierras,

~

Tangancícuaro a este de Jacona por ser todos de una misma nación y s jeto suyo conocido' además que dicho pueblo de T angancícuar ,sabe el testigo que es pueblo muy enfermizo ue en él hay cocolis es y enfermedades que Ias ha visto el testigo como persona que se crió en la comarca y cerca de dicho pueblo donde sus adres tienen p r suyas haciendas que es án alrededor

e dicho pueblo de Tangancícuaro

donde los naturales no tienen

embradas las

¡erras sino que están muy estrechas de ellas·

...

y

que ambién sabe el testigo que en el dicho pueblo no hay Iglesia, ni la han podido hacer' .

Agustín del Hierro

defensor de los naturales

interviene: "El

pueblo de Tangancícuaro es una nación que está a más de dos

teguas del dicho pu

blo de Xacona y de

más de

al camino que ha

en toda la ueva España de piedra y lodo (borrado) que en cuanto a la vida espiritual de ellos, que como en Xacona hay cuatro religiosas, pedirán al Obispo de este Obispado un clérigo que está de asiento en el dicho pueblo por cura y beneficiado a quien desde

32

fue dada sobre Tangancícuaro

ues el hecho real fue

que no se verificó ningún traslado de las comunidades indígenas como se proyectaba, a lugar distinto
que no se verificó ningún traslado de las comunidades indígenas
como se proyectaba, a lugar distinto de donde se encontraban
ubicadas.
Los datos anteriores fueron tomados del Archivo General de la
Nación de los asuntos sobre tierras vol. 69, exp. 5. de cuya
lectura hemos elaborado la exposición sintética de este momento de
la hi toria de nuestros antepasados.
33

fundada la primera parroquia

fundada la primera parroquia del lugar No podemos seguir adelante en esta recopilación de datos históricos,

del lugar

No podemos seguir adelante en esta recopilación de datos históricos, sin rendir homenaje de gratitud a la memoria de aq ello religiosos agustinos que, sin más interés que hacer el bien, animados de un verdadero espíritu cristiano, fueron los arquitectos de la nueva comunidad tangancicuarense.

Por acuerdo del obispo de la Provincia de Michoacán don Martín de Elisacoecha quedaron los servicios
Por acuerdo del obispo de la Provincia de Michoacán don Martín
de Elisacoecha
quedaron los servicios religiosos del lugar a cargo
del bachiller Francisco Xavier Dávalos, en calidad de teniente de cura
del partido de Jacona, haciéndole entrega de juzgado eclesiástico
fray Antonio Cuéllar, el día 15 de noviembre de 1768, quedando
epilogada en esta forma, la labor de abnegació
y sacrificio realizado
durante más de dos siglos por estos heroicos cruzados de la fe y de
una cultura más humana.
El dato histórico a que nos referimos está consignado en el libro de
partidas de bautismo, matrimonios y defunciones, en cuya página
primera está impreso un sello que dice: "Juzgado Eclesiástico de
Tangancícuaro. Libro de Bautismos de españoles y mestizos, así
como también de entierros y casamientos. Comienzo de mil
setecientos setenta y siete, en el mes de enero siendo Prior Fray
• Ignacio Aguilar, quien lo hizo entreverados los casami ntos con los
bautismos y en él los entierros para no multiplicar libros".
No creemos por demás señalar como dato estadístico que
manifiesta el pequeño número de habitantes con que en esa época
contaba la población, que en el período de un año sólo se
35

fines del año de 1679. pues es bien sabido que los docume tos sobre la materia que ex'stían en las oficinas del gobierno civil. fueron estruidos por el incendio que consumió la totalidad del pueblo el 30 de octubre de 1816 cuando sólo quedaron a saJvo el convento, la iglesia y el hospital. En los modernos anaqueles que guardan el archivo de la parroquia del lugar, se encuentra en perfecto estado de conservación. empastado en amarillento pergamino) el libro que contiene las primeras referen ias de la vida social de la comunidad tangancicuarense; en su portada se lee la siguiente inscrip ión:

"Libro de os casamientos de los naturales de este Pu. de Tanganzéro desde hoy 29 de
"Libro de os casamientos de los naturales de este Pu. de
Tanganzéro desde hoy 29 de octubre de 1679. A Fox Bu, se
escriben las info aciones matrimoniales". Fray Joseph de Afca
quien firmó las primeras actas como cura de esta parroquia. El año
de 1702 autoriza las a a como párroco, fray Jacinto AviJez quien
continuó fungiendo como tal hasta el año de 1730. en que vuelve a
aparecer como cura fray Joseph de AJica. El último fraile agustino
en autorizar las actas matrimoniales a que nos estamos refiriendo
fue
fray Joseph de Rayas. el año de
1740.
De los datos consignados en el presente capítulo podemos deducir
la primera iglesia de
pueblo. la que se construyó probablemente
entre los años de
1601 a
1678.
36

con algún fundamento que en el ño de 1679 ya había Sido edificada

suce~

Tan a o insurgente Al presentarse el siglo IX portando en sus alforjas el libro de
Tan
a o insurgente
Al presentarse el siglo
IX
portando en sus alforjas el libro de la
historia de nuestra nacionalid d
en cuyas página
en blanco se
escribirían más tarde el advenimiento
rema tu ro de nues ra

independencia política, el desmembramie to del terri ario patrio y otros muchos sucesos de dolor y vergüenza, encontró a

Tangancícuaro

como a la totalidad de la Nueva España. envuel o en

una atmósfera de tranquilidad sorial y cordial entendimiento entre

os naturales (resignado peninsulares. con su eterno destino). mestizos. criollos y Un día, a fines de
os naturales (resignado
peninsulares.
con su eterno destino). mestizos. criollos y
Un día, a fines de septiembre de
año
1810
corrió en re los
lugareños la .
quietante notíc'a de que el cura de un p
eblo de
la provincia de Guanajuato, seguido de un gran número de gente de
la clase humilde y se undado por soldados y oficiales del gobierno
virreinal, había proclamado la independencia e país. o tardó
mucho tiempo en confirmarse por Jos arrieros que regresaban de
aquella región tal acontec'miento, sembrando el pánico entre lo
peninsulares y criollos enriq ecidos y una vaga esperanza de
libertad en el res o de la población.
Al saberse la noticia de' la llegada de don Miguel Hidalgo a la
cercana
iIIa de Zamora. a su paso para Guadalajara
un grupo
numeras
d
naturales y me
tizos del 1 gar fue a incorporarse a las
filas de la libertad.
La confirmación de que la guerra de independencia había
principiad
deter
inó el inicio de la dislo
ación de la vida social de
37

de v da de

a comun dad aunada a

a presenc a en

a reg ón de grupos

insurgentes que operaban al mando de don José Antonio Torres, quien hacía algunos días se había apoderado de La Piedad ale tó al vecindario a secundar la causa de la independencia. No obstante la existencia de fuerzas virreinales en la cercana ciudad de Zamora, que había sido recuperada por el general don José de la Cruz desde el 17 de enero, y a pesar de las exhortaciones y amenazas del teniente de cura don Francisco Mendieta para que el pueblo permaneciera leal a la autoridad virreinal; el lo. de julio de 1811, gran número de vecinos del lugar, armados de machetes y lanzas, se lanzaron a la revolución al grito de ¡VIVA AMERICA. ¡MUERA EL MAL GOBIERNO!

de v da de a comun dad aunada a a presenc a en a reg ón
del mes de febrero de 1812.
del mes de febrero de
1812.
de v da de a comun dad aunada a a presenc a en a reg ón

Las amenazas del bachiller Mendieta no tardaron en c mplirse, pues al siguiente día de los acontecimientos a que nos referimos, abandonó la población privando a sus moradores que por entonces eran profundamente religiosos, de todo auxilio espiritual. Fue hasta el 15 de febrero de 1816 cuando se reanudó el culto, al hacerse cargo de la vicaría el bachiller doctor Vicente Alvarez, por mandato del licenciado don José Antonio Aro, cura y juez eclesiástico del partido de Jacona.

Nuestros insurgentes se unieron seguidamente a las guerrillas que operaban en esta región de la provincia, al mando de don José

Antonio Torres, y muchos de ellos sucumbieron heroicamente en el combate librado por el jefe insurgente en el lugar llamado las tunas agrias, al poniente de Tlazazalca, donde fue derrotado

por el jefe realista don Pedro Celestino Negrete, en los últimos días

de v da de a comun dad aunada a a presenc a en a reg ón

38

de v da de a comun dad aunada a a presenc a en a reg ón

d~

Cruel represalia de un guerrillero piromaniaco

Desalentado el pueblo de T angancícuaro por la captura y sacrificio de don José Antonio Torres
Desalentado el pueblo de T angancícuaro por la captura y sacrificio
de don José Antonio Torres y la confirma ión de la muerte de don
José María Morelos alma y brazo poderoso de la causa insurgente,
determinó volver a la obediencia del gobierno virreina] y. el día 15 de
febrero de 1816, hizo entrega de la plaza al ca
a
dante de la
ciudad de Zamora. coronel Andrade, representado por el capitán
Rojas.
Ocho meses después. horas antes del a
anecer del día 30 de
octubre
despertó el vecindario sobresaltado al escuchar. por
diferentes rumbos del poblado, disparos de fusil
carrer
s de
caballos y gritos estentóreos vitoreando
de América.
A las 10 de la mañana de ese mismo día.
1 cura Torres y la libertad
por órdenes del
mencionado guerrillero, quien comandaba la partida insurgente que
sorpresivamente se apoderara de la plaza durante la noche, se
reunieron frente a la alcaldía los jefes de familia del lugar para oir la
sentencia aterradora de que la población sería incendiada, como
castigo a la infidencia de sus habitantes a la causa de la libertad,
siendo advertidos, además, de disponer sólo de seis horas para poner
a salvo las pertenencias que les fuese posible. Las imploraciones de
perdón, que de rodillas hiciera para Tangancícuar el bachiller don
José Rafael Sarabia, no fueron escuchadas por el inconmovible
guerrillero y la sentencia tuvo que ser ejecutada. El pueblo en ero,
angustiado por aquel infortunio nunca imaginado, llevando a cuestas
39

alentaba el espíritu de ambos bandos rivales.

A las primeras horas del siguiente día cuando la gente de Torres

habíase puesto e

marcha de regreso al fuerte de los Remedios, de

Jos~

donde procedía, aquella muchedumbre que pasara la noche anonadada ante el espectácu o de su desgracia,
donde procedía, aquella muchedumbre que pasara la noche
anonadada ante el espectácu o de su desgracia, bajó
precipitadamente a
u solar querido, con la vana esperanza de
encontrar algo que el fuego hubiese respetado, hallando solamente
ruinas humeantes de lo que había
ido s
pueblo.
Unicame te quedaron en pie salvadas del incendio por órdenes del
jefe guerrillero. la pequeña parroquia
el hospital y la casa tres veces
centenaria que había sido convento de los frailes agustinos!.
Como consecuencia de los hechos dolorosos que dejamos
señalados. fue destituido de su cargo el comandante interino de la
Provincia de Valla olid, el teniente coronel Linares, por
considerarse responsable de tan lamentable suceso siendo
substituido por el corone) don Matías Martín y Aguirre,
Después de la catástrofe a que nos hemos referido, "la dinámica y
progresiva comunidad de Tangancícuaro", como la califica en alguna
de sus obras el maestro Jesús Romero Flores, puso punto final a
sus lamentaciones y dio principio a )a re onstrucción deJ poblado.
Se derrumbaron los escombros, s
procedió a la nivelación y trazo
de sus calles conforme al primitivo plano, aunque ya no se
Ya en otro cap'tulo heme. dicho cual fue el final de la primera 191
dcl usar. en
;
nto al edific
vene1'<'ble por
u anTigOedad
remembranza histc'lrica. el q~ desp
5 de
ha
r
de a
o Jlil""
mUjel"e
i6ve
es
In hogar y hoy sus ruinass;guen a!oiando una escuela pnmar'd. tuedern
¡de;¡ en pane
r
profesor Ramó
Chávez Madrigal el ano de 19611no obstante 5U perfecloes ado d.,c
<;.enIac 60), con el

pTOp6silo de edificar una

ueva escuela. proyecto Que jamAs cnstalizó

40

alentaba el espíritu de ambos bandos rivales. A las primeras horas del siguiente día cuando la
alentaba el espíritu de ambos bandos rivales. A las primeras horas del siguiente día cuando la

a principio la construcción de la parroquia actual, en terreno donado por don Victorino Jasso. Era por entonces teniente de cura del lugar el bachiUer don José María Alvarez del Ca tillo y colaborador activo de tal obra, el bachiller don Vicente del Río quien, como

cua ro a

veremos más adelante

edificó con su propio peculio el santuario

del Señor de la Salud, capilla que, como también se verá en su oportunidad, fue incendiada el 19 de abril de 1970.

41
41
. , rreCCIOn Meses después del trágico fin del pequeño poblado y estando sus habitantes dispersos

Re

. ,

rreCCIOn

Meses después del trágico fin del pequeño poblado y estando sus habitantes dispersos en las rancherías y pueblos aledaños volvieron a reunirse en el solar abandonado no solo atraídas por a fertilidad de sus tierras surcadas por innumerables corrientes de aguas. cristalinas, u envidiable clima, la luminosidad de su cielo, sino por el entrañable

cariño al terruño que las io nacer. Pero sólo encontraron en él, para aumentar su pena
cariño al terruño que las io nacer.
Pero sólo encontraron en él, para aumentar su pena y desvanecer
sus esperanzas, trozos de madera carbonizados y muros
ennegrecidas par el humo del fuego que la consumió casi par
completo
quedando sólo en pie
salvados del incendio
(como
testigos materiales de la barbarie que engendra la pasión política en
los países americanos de origen latina)
la parroquia
el hospital y la
casa tres veces centenaria que había sida convento de los frailes
agustinos.
Ante tal espectáculo de ruinas y desolación
de este noble pueblo, lejos de acobardarse ante el cruel capricho del
destino tomaron la irrevocable resolución de volverlo a la vida y
realizaron en los das años siguientes de tesonera labor el milagro de
hacerlo surgir de sus cenizas tal coma el ave Fénix de que nos habla
• la leyenda egipcia.
43

los siempre dignas hijas

. , rreCCIOn Meses después del trágico fin del pequeño poblado y estando sus habitantes dispersos
; i I I II I , , ~ I 'LJ' ~ GUADALUPE VICTORIA NORTE ~
;
i
I
I
II
I
,
,
~
I
'LJ'
~
GUADALUPE VICTORIA NORTE
~
~
-~
~
~
1
_
~
.N ftAA\i()
.......
DR M.IGUEL SILVA SUR
I
l'
P¿
1CJI
..
'"
Plano de Tangandcuaro, Michoacán 1987.
r
r
,
,
....
,
I
l
'"

demográfico de la comunidad en en ese momento de su historia

Antes de dar principio a la relación del proceso de reconstrucción dibujaremos a grandes pinceladas el
Antes de dar principio a la relación del proceso de reconstrucción
dibujaremos a grandes pinceladas el panorama que presentaba la
comunidad: con una población aproximada de mil quinientos
habitantes, integrada por tres grupos humanos de diferentes
orígenes: el criollo formado por familias de origen español
procedentes de la provincia de Santander; los que proví ¡eron de los
países vascos; entre los cuales como es de suponerse, jamás existió
ninguna relación de cordialidad (fenómeno social que aún prevalece
en ambos territorios, no obstante su vecindad geográfica situados en
las costas del mar Cantábrico).
El primer núcleo formado casi en su totalidad por las fam"lias
Sámano, Quiroz y Galván
tenía sus hogares en el barrio
denominado el callejón, situado al sur de la actual población, cerca
del ojo de agua de Cupátziro. El segundo. que era el más numeroso.
en el centro y norte del poblado, formado, entre otras
por las
familias Arregui García., Aguirre, Navarro y Nal)arrete. Por último
las familias nativas de origen purépecha, más un pequeño número
de gente de color.
En esta época llegó al lugar la primera familia procedente de la
provincia de Andalucía, originaria de la ciudad de Sevilla
formada
por don Francisco González y sus hijos Leonor y Francisco a la
que por el lugar de su origen, el pueblo la reconoció por la familia
Sevilla; apellido que, pasado el tiempo adoptó ésta legalmente. El
14 de marzo de 1833, llegó a formar parte de la comunidad el señor
45

en él la recia figura de don Ignacio Jiménez de Canindo (primitivamente llamada San José del Jaral) quien

dueño de la hacienda

ca

su claro ingenio y vigoroso espíritu de laboriosidad

rescató de las

aguas que cubrían las partes

ajas del valle de la enorme ciénega

las tierras que más tarde se convertirían en las más fértiles de la región. Es justo
las tierras que más tarde se convertirían en las más fértiles de la
región.
Es justo mencionar en este pasaje la figura de] inteligente industrial
don Ignacio Robles, quien, después de reconstruí
el primer molino de
harina que hubo cerca del poblado, propiedad de la hacienda de
Canindo, ubicado en el lugar hoy conocido como el molinito
donde
después de trabajar como empleado, lo obtuvo en arrendamiento,
amazando una considerable fortuna.
46
Proceso de reconstrucción Como consecuencia del profundo impacto que sufrió la comunidad por la destrucción de

Proceso de reconstrucción

Proceso de reconstrucción Como consecuencia del profundo impacto que sufrió la comunidad por la destrucción de

Como consecuencia del profundo impacto que sufrió la comunidad por la destrucción de sus hogares, desapareció como por encanto la división que existió desde su nacimiento entre los diferentes grupos que la integraban, formando un sólo núcleo humano, sin distinció de razas y categorías sociales. A semejanza de un enjambre de abejas y bajo una perfecta disciplina, se dio principio a la reconstrucción conducido paternalmente por el presbítero lcente Ríos y el bachiller Jase Rafael Sarabia este último, teniente de cura de la parroquia del lugar.

Las primeras casas reconstruidas en el cen ro del villorrio, fueron: la alcaldía, en el mismo
Las primeras casas reconstruidas en el cen ro del villorrio, fueron: la
alcaldía, en el mismo lugar en que estuvo ubicada desde principio
de la colonia. Contigua a ésta y por el lado sur la casa de don
Martín Sámano Galván' frente a ésta y en el solar que ocupó la casa
del capitán Rojas, último representante militar del gobierno virreinal
fincó la suya el señor Jesús Murguía.
En el extremo oriente de
lo que es hoy el
ortal Morelos, donde
estuvo ubicada la mansión señorial de la familia Moreyón. en una
superficie de media manzana, edificó la suya el señor Francisco
Sevilla González.
En el solar situado en lo que es hoy el portal oriente de la actual
plaza cívica, fincaron sus hogares varios miembros de la familia
Murguía. En el solar contiguo a la alcaldía, por el lado
arte,
edificaron su casa varias personas de la familia Na arrete (Jesús,
47

Factor~

Sería cansado y quizá sujeto a varias equivocaciones de orden seguir enumerando la edificación de las
Sería cansado y quizá sujeto a varias equivocaciones de orden
seguir enumerando la edificación de las demás casas que formaron
el centro del villorrio, por lo que continuaremos refirié donos a la
construcción de otros edificios.
El año de 1818 mandó construir. de su propio peculio, el presbítero
don Vicente Ríos, la capilla que se denominó Santuario del Señor de
la Salud, en torno al cual se trasladó el panteón, que por más de dos
siglos ocupó el lugar donde hoy está ubicado el mercado municipal.
Se edificó, sobre gruesos cuartones de encino
el primer puente que
cruzó el río del Santuario, ya que esta vía fluvial había sido el límite
de la parte urbanizada del pequeño poblado, desde su fundación.
En el año de
1820 se dio principio a la edifi
ación del actual templo
parroquial, en la mitad oriente del solar que ocupó la casa de don
Victorino Jasso. cedido por éste para tal fin y contando para su
construcción con la cantidad de 10,000 pesos que donó la señora
María Dolores Moreyón de Jasso.
Al principiar el año de 1838, sólo quedaba sin ser aprovechado para
construir en él, la mitad del solar situado en el lado po
¡ente de lo
que fue la casa de don Victorino
en cuyo centro se erguía un árbol
enorme de pirul
por lo que este lugar fue conocido durante varios
años con el nombre de el solar del pirul. En el año 1839 fue adquirido
en compra por el señor Francisco Ríos, quien construyó en él. tres
casas para sus hijos: Gracia. Asunción y Vicente (la primera de las
cuales fue tatarabuela del autor de estas líneas).
48

l\~

rápida reconstrucción y progreso de la población 1) La ampliación de la tierra laborable por la

rápida reconstrucción y progreso de la población

1) La ampliación de la tierra laborable por la desecación de la ciénega. 2) La creación
1) La ampliación de la tierra laborable por la desecación
de la ciénega.
2)
La creación del primer sistema de riego. Un poco más al sur de
donde se encuentra ubicada actualmente la casa del señor Tomás
Sevilla, se tomó de las aguas del río de la Mala Hora el agua para
irrigar las tierras de la hacienda de Canindo, mediante una presa
provisional que se formaba cada año con estacas ramazón y tierra
arcilloza, que era conducida por un canal que, pasando por detrás
del antiguo rastro, llegaba a espaldas del jaral de Canindo, donde
proseguía su curso rumbo al oriente por el cauce donde hoyes la
calle de la colonia Emiliano Zapata.
3)
El mejoramiento de la técnica para cur ir pieles y 1 ampliación
de las pilas para depilarlas y curtirlas, en el lugar hoy llamado ia
tenería.
4) La creación de talleres de carpintería de obra negra
para fabricar
ruedas de carretas y arados
de madera.
5)
Como consecuencia de la muerte repentina de don Ignacio
Jiménez, pasó a poder de doña Angelina, hija única de don Ignacio y
esposa de don Antonio Méndez Padílla la propiedad tanto de la
hacienda de Canindo como sus otras propiedades agrícolas, dando
principio la venta de varias extensiones de tierra del predio a que
me estoy refiriendo. Entre los compradores de las fracciones
vendidas figuraron don Luis Quiroz Robledo,quien adquirió lo que
49

extensión de tierra laborable.

6)

Se reconstruyó el molino de harina de la hacienda de Canindo

mejorando la calidad y cantidad del producto,

Como consecuencia de los factores enumerados, legaron al lugar varias familias procedentes tanto de la región como de algunos paises europeos; entre ellas: don Pablo Tortor'elJo, originario de Itara; los licenciados Aguiar y don Gonzalo Echeverrieta, que fuera esp050 de la inspirada poeta Primitiva Quiroz Sámano; los hermanos Alfonso y Florencia Prado originarios de la provincia española de Huesca, y otras muchas famiras que lamento no poder mencionar.

50
50

nuestra patria en la ép,oca a

nuestra patria en la ép,oca a que hacemos referencia iberoamericanos para dar principio a la creación

que hacemos referencia

iberoamericanos para dar principio a la creación de un imperio
iberoamericanos
para dar principio a la creación de un imperio

anglosajón.

Desde el amanecer de la vida de nuestro pa's como nación independiente, por un cruel mandato del destino fue conducido por el camino de la adversidad por algunos de los mismos caudillos que consumaron su independencia política, impulsados por la ambición de dominio y alentados por poderes obscuros, asesorados por Joel Poinsett. embajador de los Estados Unidos quien demás venía con la misión secreta de crear las condiciones políticas en los países

Después de una serie continua de guerras intestinas que empaparon

el suelo de la patria con la sangre generosa de sus hijos que sacrificaron sus vidas,
el suelo de la patria con la sangre generosa de sus hijos
que
sacrificaron sus vidas, muchas veces sin saber por qué, cayó sobre
su suelo como una maldición de fuerzas infernales, la más dolorosa
tragedia de su historia: el desmembrabiento de su territorio,
reduciéndolo a la parte menor de su superficie.
No obstante este marco doloroso que acabamos de describir,
Tangancícuaro aparece como una nave anclada en el centro de una
rada de aguas apacibles en las costas de un mar agitado
debido a
51

Como si las desgracias que dejo referidas hubiesen sido pocas, diez años después, dos potencias extranjeras: Estados Unidos y Francia, con el afán de apoderarse del resto del país, alucinados por las riquezas naturales con que la naturaleza lo dotó, promovieron una nueva guerra intesntina entre dos facciones políticas que se disputaban el poder: los liberales y los conservadores.

nuestra patria en la ép,oca a que hacemos referencia iberoamericanos para dar principio a la creación

escen~rios

52
52

Porelpon~r

~

Don Antonio Gómar Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la

Don Antonio Gómar

Don Antonio Gómar Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la

Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la comunidad, nos ocuparemos en este capítulo de don Antonio Gómar, originario y vecino de Purépero, Michoacán, quien llegó a lugar a principios del año de 1864. Como se deja dicho, adquirió en compra a la sucesión de don Ignacio Jiménez, una fracción de terreno dentro del cual se encuentra el lago de Camécuaro, la que estaba ubicada dentro de 105 siguientes límites: por el nortE/, con el río Duero' al oriente. con terrenos de Canindo, camino nacional de por medio, desde un punto al oriente denominado el baluarte; prolongándose hasta el rincón del zopilote frente a las ruinas de lo que fue San José del Jaral y teniendo como límite el cauce del río del Santuario, hasta su desembocadura con el Duero. Por el poniente, tenía como límite el río que nace en el lago de Camécuaro incluyendo el cerrito , la corriente fluvial llamada Cupachirito, desde su confluencia con el Duero hasta lo que fue después el rancho de don Pedro Vera; por el sur, limitada con las goteras de la población teniendo como límite el río Cupátziro, desde el baluarte y prolongándose en la misma dirección, hasta llegar a la línea que le servía de límite por el poniente. Esta fracción de tierra era casi en su totalidad una ciénega, aunque

•
Don Antonio Gómar Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la
Don Antonio Gómar Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la
no muy profunda
no muy profunda
Don Antonio Gómar Por tratarse de uno de 105 personajes que contribuyó al progreso de la

totalmente improductiva. Al tomar posesión del

predio descrito, don Antonio empezó a abrir un profundo vallado

53

llamado la tenería hasta su desembocadura en el Duero

construyó

un nuevo molino de harina de mayor capacidad y calidad de producción.

de 54
de
54

Quedó viudo a la edad de 86 años, al morir su esposa Loreto; un año después contrajo matrimonio con una jovencita de 17 años, hija

llamado la tenería hasta su desembocadura en el Duero construyó un nuevo molino de harina de
1907 dejando
1907 dejando

uno de sus sirvientes, y falleció el 5 de mayo de

como herederos de la hacienda a sus sobrinos Ezequiel, Francisco y a dos hermanas, cuyos nombres lamento no tener en mi memoria; el resto de la propiedad pasó a manos de la joven viuda.

~

familias de divers,os lugares de la región

No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de que, a mediados del siglo pasado, se establecieron un gran número de familias procedentes de diversos lugares tanto de la región como

familias de divers,os lugares de la región No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de

de otros estados de la república

entre las que figuraban la familia de
entre las que figuraban la familia de

don José Dolores Maciel don José Dolores Pérez don Juan Tapia, don Luis Govea, Santiago Moreno, Trinidad aciel, Pedro Vera, Pablo Blanco, Justo y Eulogio Vaca la familia Galván, la familia del presbítero Peña, primer cura propio de la parroquia del lugar, Esteban García y otro buen número de familias cuyos apellidos lamento no recordar.

familias de divers,os lugares de la región No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de
familias de divers,os lugares de la región No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de
familias de divers,os lugares de la región No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de

55

familias de divers,os lugares de la región No podemos pasar adelante sin mencionar el hecho de

La batalla de la Palma.

La batalla de la Palma. En las primeras horas del amanecer de un día frío y

En las primeras horas del amanecer de un día frío y nebuloso del mes de enero de 1866, marchaba una columna militar de más de tres mil hombres del ejército republicano, al mando del general Nicolás Régules, posiblemente con el propósito de atacar a la ciudad de Zamora, que estaba en poder del ejército imperialista.

uno de ellos descendió rápidamente al
uno de ellos descendió rápidamente al

A su paso por los once pueblos de la cañada de Chilchota fueron incorporados a ella un número aproximado de ciento cincuenta hombres nativos de la región que habían sido tomados de leva acompañados por sus esposas, muchas de ellas cargando a sus pequeños hijos en brazos o sobre sus espaldas.

La batalla de la Palma. En las primeras horas del amanecer de un día frío y

Al descender de la cuesta que separa al pueblo de Chi1chota de la ranchería de los Nogales, aquella enorme fila daba la impresión de ser una serpiente fabulosa, que reptando lentamente, prosiguió su marcha por el camino que conduce a Tangancícuaro.

Al llegar a la hacienda de Norato, se ordenó el alto a la vanguardia y al resto de la columna. Al despejarse el horizonte de la densa niebla, aparecieron en la más alta de las lomas de ese lugar. dos apuestos jinetes que al parece.r oteaban el valle que de ahí se domina en toda

su extensión; de improviso

lugar donde se encontraba el jefe de la columna y sin apearse de su

El jefe de
El jefe de

cabalgadura, dijo a éste: "Mi general, en las cercanías del puente alto

la

se ve venir a todo galope un soldado de los nuestros".

columna ordenó al oficial fuera al encuentro de soldado. que en realidad era uno de los exploradores. Al llegar este último ante el

57

La batalla de la Palma. En las primeras horas del amanecer de un día frío y

ranchería de la Palma, en las inmediaciones de Tangancícuaro. El general republicano Régules, viendo que el general imperialista don Ramón Méndez había distribuido su fuerza en puntos diferentes marchaba en su busca con sólo la columna del coronel Santa Cruz que situó su infantería en la mesa de la ranchería de la Palma, cerro de la laguna y paso de la Carreta, parapetándose en una cerca y apoyándola con su caballería en las Joyas de la Vírgen, de Elías y llano de Epejo.

La fuerza total de las tropas de Régules ascendía a tres mil hombres, siendo mil ochocientos
La fuerza total de las tropas de Régules ascendía a tres mil
hombres, siendo mil ochocientos de caballería. El general
imperialista don Ramón Méndez hizo el reconocimiento de la
posición que ocupaban sus contrarios y dispuso el ataque. La fuerza
con que Méndez había tomado aquel rumbo aunque muy inferior en
número, era de las más aguerridas que tenía el ejército mexicano
imperialista' mientras en la de Régules había mucha gente que había
sido cogida de leva hacía poco y que,
por lo
ismo, carecía de
la instrucción necesaria en el manejo de las armas y en las
evoluciones. Sin embargo, el resto de la gente estaba acostumbrada
a los combates y se componía de gente valiente, aunque escasa de
equipo y fatigada por las largas y continuas marchas que se veía
obligada a hacer con frecuencia para burlar los planes combinados
de las columnas móviles destacadas en su persecución.
'Hecho el reconocimiento por el general imperialista don Ramón
Méndez, y dispuesto, como he dicho el ataque, se emprendió éste
'con todo vigor por una y otra parte.
Era el
26 de enero cuando se
verificó este encuentro, que fue verdaderamente reñido.
Hubo momentos en que los republicanos llegaron a envolver a sus
contrarios, a apoderarse de un cañón, matando a todos los artilleros ,
y a poner en el mayor aprieto a las fuerzas 'mperialistas; pero en
aquella crítica situación, el coronel Santa Cruz. con doscientos
jinetes del regimiento a su mando y el comandante Ceballos con el
58,

despu~

choque; pero después de tres horas más de combate, se vieron precisados a emprender la retirada en diversas direcciones a las siete y media de la noche, dejando sobre el campo de batalla ciento ocho muertos de la clase de tropa y algunos jefes y oficiales. todas sus municiones de fusil y cañón mucho armamento y bastantes cargas de diversos efectos.

choque; pero después de tres horas más de combate, se vieron precisados a emprender la retirada
El número de prisioneros que cayó en poder de los vencedores ascendió a cuatrocientos diez y
El número de prisioneros que cayó en poder de los vencedores
ascendió a cuatrocientos diez y ocho hombres, entre ellos algunos
oficiales. Los imperialistas tuvieron veintidós muertos del 40.
regimiento del Escuadrón de la Piedad y de rurales de Ario. El
combate de la Palma se consideró como uno de los más
importantes que se habían dado desde hacía algunos meses en el
estado de Michoacán~'l
Ya entrada la noche, cuando el acre olor de la pólvora se había
disipado, perforando el manto que cubría el campo de la muerte,
aparecieron por diversos rumbos del llano de Epejo, como rojas
luciérnagas que se movían por diversas direcci nes. a torchas de
algunos vecinos de la cercana villa que venían e
busca de
rmas u
otros úbjetos de valor que ambos contendientes hubiesen dejado
abandonados.
El ulular del viento helado que descendía de
a cercana selva
los
dolorosos ayes de los agonizantes, orquestaron una macabra sinfonía
de la que se escuchó, como nota doliente. el llanto de un
iño
al
que, después de afanosa búsqueda, encontraron tras una cerca
doble, al lado del cadáver de un oficial republicano.
quel niño de
1
Historia de M
ico
omo xvnr pág. 45
59
posibilidad de que fuese hijo del general Régules o de alguno de sus familiares cercanos. En
posibilidad de que fuese hijo del general Régules o de alguno de sus
familiares cercanos. En la actualidad vive aún en esta población, una
hija de don Jesús, llamada Glafira Maciel de Guerrero cuyos nietos
conservan aún las características fisonómicas y el color de la piel de
don Jesús.
60
Postrimerías del si IX Las tres últimas décadas del siglo XIX transcurrieron en ambiente de paz
Postrimerías del si
IX
Las tres últimas décadas del siglo XIX transcurrieron en ambiente
de paz social, imperando en ellas un espíritu de fraternidad entre
todos los vecinos de la población, que contaba entonces con número
aproximado a los 3,000 habitantes, sin que tuviera lugar ningún
acontecimiento digno de ser mencionado.
Como consecuencia de la ampliación de las tierras de cultivo y el
ánimo de laboriosidad de sus vecinos,
e notorio el aumento de la
población con familias procedentes de otras regiones, contándose
entre ellas la familia de don Esteban García originaria de Arandas,
Jalisco; la familia de don José Dolores Maciel' de don Luis Govea:
varias familias de apellido Tapia, entre las que figuraba la familia de
don Juan.
Por este mismo tiempo llegó al lugar don Rodrigo Galván, originario
de un pueblo del estado de Guanajuato. quien contrajo matrimonio
con la señora doña Leonor Sevilla padres del señor presbítero don
Procopio Galván, uno de los párrocos más queridos e la población,
a cuya iniciativa y dirección se edificaron as dos torres y la fachada
del templo parroquial del lugar. con dinero aportado por doña Rita
Tapia, viuda de don Ignacio Robles.
En el año de 1862, Jlegó a Tangancícuaro el señor
ura Peña quien
fue el primer párroco propietario de la parroquia del lugar. entre los
familiares de este sacerdote, vino acompañándolo su hermana María
Trinidad. quien contrajo matrimonio con don Miguel de SeviJla y a
61
También se asentaron: la familia de don Rafael Magaña Bravo, originario de Tlazazalca; las de los
También se asentaron: la familia de don Rafael Magaña Bravo,
originario de Tlazazalca; las de los señores Pedro y Ramón Marín
procedentes de la hacienda de San Simón, municipio de Zamora' la
de don Catarino Chávez; la familia Alfaro que fue dueña de
terreno de Cupátziro, desde el Portón hasta el Camino Real que
limitaba por el sur a la población.
62
62
También se asentaron: la familia de don Rafael Magaña Bravo, originario de Tlazazalca; las de los
Cons'rucdón ongmal de la parroquia de/lugar
Cons'rucdón ongmal de la parroquia de/lugar
Cons'rucdón ongmal de la parroquia de/lugar
T cmgondcuaro en los albores del siglo XX
T cmgondcuaro en los albores del siglo XX

mllo~

Llegada del siglo

Al aparecer por el levante el siglo XX, miró extasiado las bellezas del orbe, envuelto en un manto de paz octaviana y una amable sonrisa iluminó su rostro; portaba entre sus manos un paquete que el viejo titán eronos, le encomendó entregar como muestra de afecto a los habitantes de la tierra y el cual ca tenia una amplia gama de fórmulas mágicas para prevenir y curar los males que aún aquejan al hombre; la eficiencia, saber y sensibilidad ara alcanzar los niveles más altos en todas las expresion del arte; reglamentar y regir la conducta de todos los pueblos, creando formas más perfectas de convivencia humana; convertir en realidad y aún superar las más audaces concepciones de la fantasía de Julio Verne. Mas, casi al terminar de extraer el mosaico de benéficos dones, con pesar, se dio cuenta que entre ellos se encontraba una caja similar a la que Júpiter encomendó a Pandora obsequiar a

Prometeo 1 , como regalo de
Prometeo 1 , como regalo de

lugar del centro del continente europeo.

: 1
:
1

Apimeteo quien por eunosidad la abrió mirando co

Llegada del siglo Al aparecer por el levante el siglo XX, miró extasiado las bellezas del
Llegada del siglo Al aparecer por el levante el siglo XX, miró extasiado las bellezas del

bodas. Al mirar este objeto maléfico,

aconsejando a los

un gesto de amargura ensombreció su rostro

habitantes del planeta no permitir que alguien cometiera, alguna vez, el error de abrirla. No contento con esta advertencia y temeroso de. que alguien tuviese la imprudencia de abrirla, la escondió en un

Según el relillo de la mitologí¡l griega. caja que éste 110 ace 16 por desc~ fianza. no asl su hermano

asombro como 53

on de el

. exparciéru:lose por esperanza.

65

la tierra. toda clase de infortunios. y al pretendeT cerrarla quedó sólo en ella

Tangancícuaro al

resentar e

el

siglo X

Tangancícuaro al resentar e el siglo X Los albores del presente siglo, justamente llamado de las

Los albores del presente siglo, justamente llamado de las luces, vieron na er y morir la efímera etapa dorada de la historia de la llamada ya entonces. Villa de Tangancícuaro con una población de más de tres mil habita tes dentro de la misma área urbana que ocupó desde su fundación enmarcada por los ríos de la Mala H ra. hoy Rubén C. avarro, por el lado oriente· or lado norte, el cauce del río del Santuario; por el ur, por las aguas del río Cupátziro. desde el Puente Verde hasta el puente del Pescador; y por el poniente, por las aguas del mismo manantial que partiendo del primero de los puentes mencionados, desembocaba en el río del Santuario.

Las familias criollas de origen español urbanizaron lo que hoy denominamos el Barrio Alto·, y las de origen Vasco. con un reducido número de mestizos. como ya se ha dicho, vivían en e sector urbanizado del lado norte de la población. Por esta época ya convivían animados por un espíritu de igualdad, criollos y nativos.

La comunidad tangancicuarense no escapó de las consecuencias que provocó en el mundo entero la desintegración
La comunidad tangancicuarense no escapó de las consecuencias
que provocó en el mundo entero la desintegración de la segunda
caja similar a la de Pandora
que consigo traía el siglo XX.
1
El Barrio Al o comprende el área de la poh'aCl6n situada entre la ca e hov llamada S3lazar y la de
Guerrero.
67

o

ga

a a a

an

o

ar e

ugar, que

an

o

es erto

es

e me

a

os

de 191

.

Los vecino del lugar al saber q e había muerto Inés Chávez en Peribán había sido Ilevádo a la cercana población de Purépero,

donde fue epositado en la misma fosa y bajo el cadáver del señor cura Nares, cuyo
donde fue
epositado en la misma fosa y bajo el cadáver del señor
cura Nares, cuyo cuerpo había sido sepultado el día anterior,
iniciaron el retorno a sus hogares abandonados,
reinicián'dose
sí le tamente, su vida normal.
No podemos pasar po
alto el acontecimiento de mayor
trascendenc'a verificado en la comunidad en el presente siglo, por
haber constituido el principal factor del cambio de la región. Como
se desprende de la exposición hecha en capítulos anteriores, la Villa
de T angancícuaro estaba materialmente
rodeada por el latifundio de
Canindo y las hacie das de La Guarucha, Tierras Blancas,
Camécuaro y Junguarán; quedando en poder de algunos pocos
vecinos del lugar sólo pequeñas fracciones de tierra de temporal
dando este hecho como resultado que el producto de as cosechas
que periódicamente se evantaban en la región era trasladado a la
ciudad de Zamora, queda do tan s6lo en el lugar unas pocas
fanega de maíz y una mínima cantidad de trigo que los
pepenadores recogían durante la cosecha.
Este fenómeno dio luga' a que en el año de 1925
bajo el gobierno
del general Enrique Ramírez, se obtuviera la dotación de tierras a
los vecinos del lugar gestionada por los señores Epifanio Magaña,
Miguel Sámano Márquez, Socorro Vaca, Benjamín Montañez cuya
consecuencia fue que las tres cuartas partes de los productos
agrícolas de la región beneficiaran a las dos terceras par es de sus
habitantes.
68

Farmacia Española y cosa, propiedad de don José d

Rojas Venegas

Grupo ck oficiales del movimienTo revolucionario. Ubicado en el número 13 don Enrique Magaña Magaña
Grupo ck oficiales del movimienTo revolucionario. Ubicado en el número 13 don Enrique Magaña Magaña
Tangancicuarenses conviviendo en Junguarán
Tangancicuarenses conviviendo en Junguarán
Farr.ílias de/lugar en la Hac1erda de Junguarán
Farr.ílias de/lugar en la Hac1erda de Junguarán
Don Dav °d Marin con un grupo de amtgD5

Don Dav °d Marin con un grupo de amtgD5

Don Dav °d Marin con un grupo de amtgD5
má~ Trooiciona/ desfile porrio en T angandcuaro
má~ Trooiciona/ desfile porrio en T angandcuaro
má~ Trooiciona/ desfile porrio en T angandcuaro

má~

Trooiciona/ desfile porrio en T angandcuaro

má~ Trooiciona/ desfile porrio en T angandcuaro

Cult

Cult En la primera década del siglo, T angancícuaro se caracterizó por el alto grado de

En la primera década del siglo, T angancícuaro se caracterizó por el alto grado de cultura de la mayor parte de la sociedad. Funcionaban en esta época dos escuelas oficiales: una para niñas y otra para varones; una escuela parroquial dirigida por el padre Murillo con la colaboración de otros sacerdotes; una escuela particular para señoritas, dirigida por la maestra Susana Padilla, de feliz memoria. auxiliada por las maestras Josefa Vallejo y Virginia Padilla.

Cult En la primera década del siglo, T angancícuaro se caracterizó por el alto grado de

fue

el

El más fuerte impulsor de la educación y la cultura popular

señor don Luis Quiroz Robledo, dueño de la hacienda de la Palma quien fue un verdadero mecenas. organizando y sosteniendo de su propio peculio, una banda de música y un grupo orquestal; integradas ambas agrupaciones por verdaderos conocedores del arte musical entre los que figuraban Alfonso Murguía, tío el inspirado poeta Rubén Claudio Navarro; Isaac Madrigal, Fidencio Delgado Carlos y Enrique Chávez, más un grupo numeroso de verdaderos artistas en el arte musical, cuyos nombres lamento no recordar. rganiza a además, cuadros teatrales que llevaban a la escena obras de connotados dramaturgos.

se

Las veladas literario-musicales organizadas por él mismo

caracterizaban tanto por la selección y declamación de poemas de

autores españoles como mexicanos así como por la alta calidad de la música que se ejecutaba, contándose entre otras, algunas obras de

Cult En la primera década del siglo, T angancícuaro se caracterizó por el alto grado de

distinguidos compositores tanto nacionales como extranjeros,

ntre

los que figuraban las más populares de: Juan Bautista madeus

Cult En la primera década del siglo, T angancícuaro se caracterizó por el alto grado de

79

nixtamal movido por fuerza motriz; la primera máquina tortilladora

propiedad del señor cura Vicente Gómez' se instal6la primer planta de luz idroeléctrica por el señor
propiedad del señor cura Vicente Gómez' se instal6la primer
planta de luz
idroeléctrica por el señor Leandro Maciel
en el lugar
donde esta ubicado el MoJinito que fuera propiedad años después,
de doña Elena Marín; se proyectaron en la plaza de gallos las
primeras 'vistas en movimientd'. Se dio principio a la construcción
de las torres de la nueva parroquia con fondos proporcionados por
la señora Rita Tapia viuda de Robles; se conocieron también los
primero
aparatos fonográficos.
Por el año de 1908 llegó a T angancícuaro como director de la
escuel oficial de niños, el maestro Jesús Romero Flores, quie con
su Juventud y elevada cultura fue el más valioso continuador de don
Luis Quiroz Robledo en su meritoria labor cuLtural en favor de la
comunidad.
A pesar de que la sociedad del poblado la formaba en su totalidad la
clase
edia. la mayor parte de los varones
usaba trajes de casimir y
las da
as se caracterizaban por la elegancia en su vestimenta.
Este momento inolvidable. cuyo recuerdo provoca nostalgia en los
abitan es que aún subsisten, tuvo su fin dos años después del inicio
de a revoluci ' n política de 1910. o debemos pasar por alto el
hecho histórico que
u 'o lugar el
11 de
mayo de
1910, fecha en que
un grupo numeroso de vecinos se levantó en armas en favor del
movimiento armado del pais en el que tomaban parte, acaudillados
por el señor Jesús García el profesor Jesús Romero Flores, David
arí
Quiroz, Pablo Tortoriello Juan Nepomuceno Silva, Alfonso
" aldés y gran número de per onas que sería d fícil enumerar
Com
e nsecuencia
el fenómeno social que afect6 a todo el país
n gran número de persona
emigraron a ditere tes lugares,

temerosas de que, después del triunfo de don Francisco

. Madero,

omo Pre idente

e la República y recordando las consecuencias de

80

nixtamal movido por fuerza motriz; la primera máquina tortilladora propiedad del señor cura Vicente Gómez' se

la~

En el año de 1912, llegaron a incorporarse a la sociedad de

Tangancícuaro

los últimos emigrantes de origen peninsular don

Juan y don José de Rojas Venegas, procedentes de La Habana y originarios de la Villa de Algar, provincia de Cádiz siendo el segundo

abuelo de don Carlos Magaña Rojas.

En este mismo año, provinientes de la cercana población de Tlazazalca, llegaron al lugar Enrique y
En este mismo año, provinientes de la cercana población de
Tlazazalca, llegaron al lugar Enrique y Agustín Magaña, quienes
adquirieron por compra, a don Luis Quiroz Robledo
la hacienda de
la Palma siendo el primero de éstos padre de don Carlos Magaña
Magaña.
Para desgracia de la humanidad
catorce años después, el profundo
impacto que conmovió a Europa por el asesinato del archiduque
Francisco Fernando, resunto heredero de la Corona Imp€r1al de
Austria por un patriota servio, el día 2 del mes de julio de 1914.
rompió la caja maléfica de donde salieron como en a primera caja
de Pandora todas las desventuras, que hasta la fecha afligen a la
humanidad.

Se sucedieron una serie de calamidades interrumpidas por breves intervalos: la iniciación de la primera conflagración mundial (1914­ 1918 , la Guerra Española (1936-1939 , la Segunda Guerra Mundial (1939-1942) a la que puso fin, por desgracia para la

humanidad, el funesto tratado de Valta que reformó la geografía política de Europa. hecho que se constituyó en la causa de

posteriores divergencias entre aliados vencedores

y fuente del

terrorismo que aflige a la humanidad y la amenaza con su total

exterminio.

En el año de 1912, llegaron a incorporarse a la sociedad de Tangancícuaro los últimos emigrantes

81

Hijo

notables

Hijo notables Tangancícuaro ha tenido hijos notables como los que enseguida anotamos, según el orden e

Tangancícuaro ha tenido hijos notables como los que enseguida anotamos, según el orden e analógico en que les tocó actuar a su paso por la vida y que considero se deben conocer y recordar, ya que entregaron al servicio de la comunidad lo mejor de su existencia, en los distintos campos en que actuaron.

O MORALES (1777­

Hijo notables Tangancícuaro ha tenido hijos notables como los que enseguida anotamos, según el orden e

1843)

Ilustrísimo señor obispo don ANGEL MARIA

restaurador del seminario de Morelia y obispo de Sonora y

Oaxaca. El poeta RAFAEL PAZ ROMERO (l8 - 1875) Y su hermano el señor

Hijo notables Tangancícuaro ha tenido hijos notables como los que enseguida anotamos, según el orden e

cura don Ramón, párroco de Uruapán. orador sagrado (1853· 1911).

conocimientos en topografía
conocimientos en topografía

AGAPITO A VELAR (1830-1900): humanista y Catedral de León

ibliófilo canónigo de la

83

Doctor PASCUAL TORTORIELLO, primer médico egresado de la Facultad de Medicina de la ciudad de Morelia.

SANTIAGO MORENO, maestro de carpintería con amplios

quien instaló la primera red de agua

potable que hubo en la población, a fine-s del siglo pasado.

PRIMITIVA QUIROZ DE ECHEVERRJETA , inspirada poeta de elevada cultura literaria.

Presbítero PROCOPIO GAL VAN SEVILLA el párroco más querido de la población por su excelsa calidad humana, bajo cuya actuación se edificaron las dos torres y la fachada de la parroquia del lugar.

RUBEN C. NAVARRO inspirado poeta cuya obra literaria rebasó las fronteras de nuestro país.

RUBEN C. NAVARRO inspirado poeta cuya obra literaria rebasó las fronteras de nuestro país. RAMON SILVA
RAMON SILVA ALVAREZ, filántropo que consagró su vida al alivio de los desamparados, sin haberse desvinculado
RAMON SILVA ALVAREZ, filántropo que consagró su vida al alivio
de los desamparados, sin haberse desvinculado de su pueblo natal
aún cuando radicó la mayor parte de su vida en la ciudad de
México.
JESUS ROMERO FLORES
maestro de generaciones de notables
personajes destacados en la política la educación y las letras. Miembro
del grupo de constituyentes que diera forma a la Constitución de 1917 y
d
los cuales. a la fecha
es el único que sobrevive.
RA ON VERA PRADO a cuya visión del momento histórico que
vivió el país en la tercera década de este siglo, al tino y prudencia
con que condujo la vida política de la com nidad, se debe el haberse
evitado el derramamiento de sangre, al realizarse la reforma agraria en el
lugar.
JESUS ZAMORA ENRIQUEZ, ecino ejemplar de nuestra
comunidad por su virtud cívica
honradez y rectitud como autoridad
municipal, y su valor personal en los momentos difíciles en que le
tocó actuar.
CARLOS MAGAÑA ROJAS. quien por sus facultades
administrativas
su rectitud y perseverancia en el trabajo, escaló
como empleado del Banco de Zamora hasta la dirección general de
la misma Institución. hoy Banca Promex, S.N.e.
Doctor HECTOR ACEVEDO MARIN, quien se distingue por su
.caballerosidad. su infatígable labor en pro de la cultura y el progreso
material de la comunidad. intensificada desde la fecha en que
asumió el poder como primera autoridad del municipio.
84

n~

n gr Tangancícuaro, Mic V s ca d o cá 85
n gr
Tangancícuaro, Mic
V s
ca d
o
85
Calle lndependenclO
Calle lndependenclO
Calle lndependenclO
Portal Venustiano Carranza
Portal Venustiano Carranza
Casa del poeta Rubén C. NOlKlrro ~

Casa del poeta Rubén C. NOlKlrro

~

Inr('Tior de una caso ipica
Inr('Tior de una caso ipica
Otro casa del h"gar
Otro casa del h"gar
Otro casa del h"gar
Muestra de la uMendo moderna e11 Tcmgoncícuaro. Michoocdn
Muestra de la uMendo moderna e11 Tcmgoncícuaro. Michoocdn
Actuol Presidencia Municipal

Actuol Presidencia Municipal

Escuelo Morelo en sus orígenes fundada por fDs señoras Launta Cháue2. esposa del autor de es/e
Escuelo Morelo
en sus orígenes fundada por fDs señoras Launta Cháue2. esposa del autor de
es/e libro y doña Ana Maria Rojos de Magaña. madre de don Carlos Magaña R
HOCe/Imperial

HOCe/Imperial

B Molino Au o a
B
Molino Au o a

!ntenor del Mercado Municipal

El IIClngviS
El IIClngviS
Lo Marina Mercante
Lo Marina Mercante
Empacadora de fruras El Celio
Empacadora de fruras El Celio
Lo nUeLlO pasreurizodoro de don Come/io Tapio
Lo nUeLlO pasreurizodoro de don Come/io Tapio
Central dí> T elecomvmcaci01les
Central dí> T elecomvmcaci01les

Bibliogr fía

Bibliogr fía Archivo General de la Nación. Archivo de la Iglesia Parroquial. 115 por el Licenciado

Archivo General de la Nación. Archivo de la Iglesia Parroquial.

115
115

por el Licenciado Eduardo Ruiz.

Crónicas de Michoacán, por la UNAM.

Historia de Michoacán

Historia de Zamora y Jacona, por el licenciado Arturo Rodríguez Zetína.

Historia de Méjico, por Níceto de Zamacois. Tradición familiar del autor de esta crónica.

In

Ice

In • Ice Presentación Dedicatoria Tres palabras previas Apuntes para la historia de la Villa de

Presentación Dedicatoria Tres palabras previas Apuntes para la historia de la Villa de T angancícuaro Epoca prehispánica Auténtico origen del nombre de Tangancícuaro bicación del primitivo pueblo de Tangancícuaro

encuentra la a los naturales La
encuentra la
a los naturales
La
In • Ice Presentación Dedicatoria Tres palabras previas Apuntes para la historia de la Villa de

Concentración de la comunidad indígena en el lugar donde hoy se

In • Ice Presentación Dedicatoria Tres palabras previas Apuntes para la historia de la Villa de

illa de T angancícuaro

Un caso que ejemplifica la astucia para despojar de sus tierras

en peligro de

omunidad indígena de Tangancícuaro

desaparecer Los agustinos se van y queda fundada la primera parroquia del lugar Postrimerías del siglo XIX Llegada del siglo XX Semblanza de la Villa de Tangancícuaro a presentarse el siglo XX Cultura Hijos notables Visión gráfica de T angancícuaro. Michoacán Bibliografía

1

3

7

9

11

19

21

23

25

29

35

61

65

67

79

83

85

115

In • Ice Presentación Dedicatoria Tres palabras previas Apuntes para la historia de la Villa de
Apuntes poro /0 historia de /0 Villa de Tongoncicuoro de Martín Sámano Magaña. se terminó de

Apuntes poro /0 historia de /0 Villa de Tongoncicuoro de Martín Sámano Magaña. se terminó de imprimir el día 30

de

N o v i e ID b r e

de

19

7 en los

Apuntes poro /0 historia de /0 Villa de Tongoncicuoro de Martín Sámano Magaña. se terminó de

Talleres FotoJitográficos de Impre-Jal. S.A .

¡colás Romero 518. Gl13dalajara. Jalisco. La edición consta de 1000

ejemplares y en su composición se utilizaron tipos Souvenir de 12.9 y 8 puntos. Con

fotografías de época del autor. de los archiVOS familiares de Da. Carmen García de

Marín y de Dn. Carlos.

agaña Magaña y

fotografías actuales del lugar lomadas por Alfredo Aguirre Bauche. La edición es uvo al cuidado de Marina Magaña

Apuntes poro /0 historia de /0 Villa de Tongoncicuoro de Martín Sámano Magaña. se terminó de

Ejemplar J o'

119

Don Martín Sómano Magaña nace en la población de T angancícuaro. Mich .. de diciembre de
Don Martín Sómano Magaña nace en la población de T angancícuaro. Mich .. de diciembre de
Don Martín Sómano Magaña nace
en la población de
T angancícuaro. Mich ..
de diciembre de 1897.
el día
13
Realiza los estudios de primaria
en su ciudad natal.
Posteriormente se traslada a
Durante 30 años se de empeña
como funcionario de /a
Secretaría de Educación PúblIca.
siendo in pector escolar en los
estados de Taba ca. Zacalecas y
Michoacán y Dlrecor de 1
Escuela Normal Rural de
T acómba o Mich.
Zamora para continuar
educación secundaria.
on la
Don Martín Sómano Magaña a
los 90 años de edad pro 19ue en
Al término de ésta
cursa el
funcione
de Cronista de la
bachillerato en el Colegio de So
Nicolás de Hidalgo en Morelia.
Villa de T angandcuaro
actividad que ha de e
familia Sámano por
generaciorJe
geñod
la
lnsti uta dependiente de la
Universidad Michoacana.
O
Al egresar se inscribe en el año
de
1916 en
fos estudios de
Normal. obteniendo así su tírulo
de maestro.

Como estudiante recibe cátedra del Constituyente Jesús Romero Flores tanto en la primaria como

el

olegio de San Nicolá .

Don Martín Sómano Magaña nace en la población de T angancícuaro. Mich .. de diciembre de

Verwandte Interessen