You are on page 1of 22

PROPIEDADES PSICOMÉTRICAS DE LA ESCALA DE

HABILIDADES SOCIALES PARA ADOLESCENTES DEL DISTRITO
CORRALES – TUMBES

Resumen
La presente investigación tuvo como objetivo determinar las Propiedades Psicométricas
de la Escala de Habilidades Sociales para adolescentes, de la autora Elena Gismero
(2010). La cual se contó con una población objetivo de 1128 sujetos de ambos sexos, de
los cuales se trabajó con una muestra de 392 estudiantes de ambos sexos del Distrito
Corrales – Tumbes, del nivel secundario de las edades de 12 a 16 años; seleccionados a
través del método probabilístico del muestreo estratificado. Se realizó la adaptación
lingüística mediante el criterio de jueces a los ítems 7, 12, 16, 20 y 23 de la prueba,
concluyendo con un cambio lingüístico adecuado. Posteriormente se hizo la validez de
constructo ítem – total con los 33 ítems originales y con 29 ítems filtrados
respectivamente, apreciándose índices de validez insuficientes en los ítems 3, 7, 16 y 18,
evidenciando el buen grado de relación entre lo que mide y pretende medir en toda la
escala. Se obtuvo una confiabilidad aceptable de 0.82, hallada mediante el estadístico de
consistencia interna alfa de Cronbach y una confiabilidad moderada en los factores de la
escala de habilidades sociales. Del mismo modo se obtuvo baremos por sexo
encontrándose diferencias significativas en el factor I Iniciar interacciones positivas con el
sexo opuesto (0.046) y por edad en el factor VI Autoexpresión en situaciones sociales
(0,018). Finalmente la Escala de habilidades Sociales de la autora Elena Gismero
Gonzáles (2010), es un instrumento que tiene validez, confiabilidad y normas
percentilares en el distrito Corrales – Tumbes.

INTRODUCCIÓN
Hoy en día podemos darnos cuenta de los múltiples problemas que persiguen a la
humanidad, estas cada vez nos dejan muy mal frente a los demás. Pero no podemos
negar que estamos en una lucha constante de sobrevivencia y superación personal.
Somos conscientes del escenario que abarca la problemática sobre todo en las
habilidades sociales ya que forman parte de nuestra vida. Sabemos que el ser humano
necesita mantenerse en constante interacción con los demás. Existen muchas personas
con limitación a un buen desarrollo de sus habilidades, como expresar sus propios
derechos, sentimientos y peticiones, de no saber poner fin a una conversación o iniciar
una relación que nos interesa. (Gismero, 2010).Es así que descubrimos la importancia en
un tema muy significativo que debe ser apreciado como un factor de gran ayuda para la
sociedad, este viene hacer las Habilidades Sociales, que nos permite poder interactuar de
una manera adecuada frente a los demás.

Caballo (2009) considera que “Las habilidades sociales son un conjunto de conductas que
permiten al individuo desenvolverse de manera adecuada en un contexto individual o
interpersonal , donde puede expresar sus sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o
derechos de un modo acorde a su situación dada. Por lo tanto habilidades sociales: Es el
conjunto de respuestas verbales y no verbales, parcialmente independiente y
situacionalmente específicas, a través de las cuales un individuo expresa en un contexto
interpersonal sus necesidades, sentimientos, preferencia, opiniones o derechos sin
ansiedad excesiva y de manera no aversiva, respetando todo ello en los demás, que trae
como consecuencia el auto- reforzamiento y maximiza la probabilidad de conseguir
refuerzo externo. (Gismero, 2010).

Desde este punto de vista, el objetivo de la Escala de Habilidades Sociales de Gismero
(2010), nos dice que es la adquisición de aquellas conductas que están ausentes en el
repertorio del individuo, y que son necesarias para realizar un comportamiento social
eficaz ante determinadas situaciones.

Así mismo existen componentes de las habilidades sociales, Valles (2008) considera Que
los componentes de las Habilidades Sociales se encuentran de manera integrada en los
tres sistemas de respuestas, además manifiesta que la exhibición de una habilidad social
determinada exige la acertada y adecuada combinación de todos estos componentes.
Conductual, nos dice que son aquellas conductas que podemos realizar en diferentes
acciones, estas son como hablar, moverse. Cognitivo, nos dice que está formada por la
percepción, auto lenguaje, pensamientos, atribución o interpretación del significado de las
distintas situaciones de interacción social. Fisiológicos o emocionales – afectivos, se
refiere a las emociones, sentimientos y los consiguientes correlatos psicofisiológicos: a la
ansiedad y ritmo cardiaco.

Según Arredondo (2006) Considera tres características de las habilidades sociales. Una
de ellas es la Particularidad, que nos dice que es la habilidad para aprender una cosa
compleja, al principio se realizan cada maniobra por separado, ya que inicialmente una
tarea u otra diferente se estorban una a otra. Solamente después se combinan varias de
ellas o se convierten en una totalidad o acción única. Constancia, se adquiere por medio
de un desafío donde podamos poner en práctica todo lo de nosotros, es decir luchar para
alcanzar la meta, solo realizando varias veces se dice que se logra encontrar en esa
acción cierto de facilidad. Flexibilidad, se da cuando una persona puede acomodarse en
diferentes lugares logrando así alcanzar sus propios intereses de otro lado, vemos la
existencia de una condición necesaria en las habilidades es que se solicita estrictamente
un esfuerzo particular ya sea cognitivo o emocional o su combinación para lograr los
objetivos.

Existen numerosos instrumentos que miden las habilidades sociales, las cuales tenemos
como, La lista de chequeo de Habilidades Sociales de Goldlstein (2007), es un
instrumento en la medida de las habilidades sociales, pasando a ser menos atractiva por
la cantidad de ítems que posee (50 ítems), consta con un nivel de confiabilidad aceptable
de 0.916, su tiempo de aplicación es de 10 a 15 minutos y tiene como objetivo determinar
la deficiencia y la competencia que tiene una persona en sus habilidades sociales
personales e interpersonales; así mismo la Escala Magallanes de hábitos asertivos de
García, M. & Magaz, A. (2011), la escala cuenta con tres cuestionarios para medir la
aserción, como son hábitos asertivos, hábitos asertivos en casa y hábitos asertivos en el
aula, el tiempo establecido es de 15 a 20 minutos por cuestionario, demostrando dificultad
en el manejo del tiempo para la aplicación en la muestra, cada cuestionario consta con 24
ítems, así mismo cuenta con una confiabilidad aceptable de 0.86, por ultimo hacemos
referencia que no mide exclusivamente las habilidades sociales de manera general, si no
de forma situacional. Finalmente se cuenta con la escala de Habilidades sociales de
Elena Gismero del año 2000 y por la antigüedad el instrumento se hace dificultoso, posee
un nivel de confiabilidad 0.88, cuenta con 50 ítems y su tiempo de aplicación es 15 a 20
minutos, sin embargo conociendo estos datos se decide trabajar la presente investigación
con la última versión de la Escala de Habilidades Sociales de Elena Gismero (2010), una
versión que es más manejada por la autora, el instrumento posee un nivel de
confiabilidad de 0.884 y con una validez de contenido y constructo, su formulación se
ajusta a la conducta de habilidades sociales, está la escala se identifica por ser lo
suficientemente breve y manejable en los tiempos como para determinar su aplicación
conjunta y rápida, de esta manera conseguimos un valor general inmediato del individuo,
sin que esa brevedad suponga una pérdida importante de sus propiedades psicométricas;
además de un análisis detallado que nos permite reconocer distintos ámbitos de actuación
en los que el déficit en habilidades sociales puede ser más llamativo. Gismero (2010).

Conociendo esta realidad, se desarrolló la presente investigación Psicométrica, utilizando
la Escala de Habilidades Sociales de Elena Gismero (2010) en adolescentes del Distrito
de Corrales - Tumbes, partiendo de la usencia de pruebas válidas y confiables que midan
las habilidades sociales en adolescentes, con la finalidad de encontrar valores de
confiabilidad y validez; buscando con ello enriquecer la línea de investigación científica y
sirviendo de base para otras investigaciones futuras

Finalmente después de un largo estudio de las habilidades sociales se formuló el
siguiente problema: ¿Cuáles son las propiedades psicométricas de la Escala de
Habilidades Sociales para adolescentes de 12 a 16 años de Instituciones Educativas
Públicas del distrito de Corrales – Tumbes? Así mismo tiene como objetivo principal la
investigación el Determinar las Propiedades Psicométricas de la Escala de Habilidades
Sociales para adolescentes de 12 a 16 años de edad. Y como objetivos específicos; se
realizara la adaptación lingüística al instrumento de medición de la Escala de Habilidades
Sociales, así mismo se establecerá la validez de constructo Item- Total de la Escala de
Habilidades Sociales para adolescentes de 12 a 16 años, se obtendrá la confiabilidad por
consistencia interna a través del método alfa de Cronbach de la Escala de Habilidades
Sociales para adolescentes y se elaborara los baremos percentilares según sexo y edad
de la Escala de Habilidades Sociales para adolescentes.

MÉTODO
Está investigación se trabajó con el método cuantitativo. La muestra seleccionada para la
presente investigación estuvo constituida por 392 estudiantes de 12 a 16 años de edad
del Distrito de Corrales –Tumbes; la cual se desarrolló con un nivel de confianza de 95% y
un margen de error de 4%. Así mismo se utilizó el muestreo probabilístico en
adolescentes de Instituciones Educativas Públicas.

Escala de Habilidades Sociales EHS con la Autora Elena Gismero Gonzáles quien realizó
sus estudios en la Universidad Pontificia Comillas, Madrid. Facultad de Filosofía y Letras,
sección en Psicología. La aplicación de esta escala es de manera individual o también
colectiva. Así mismo su ámbito de aplicación es para adolescentes y adultos .Su tiempo
de duración para la aplicación de la escala de habilidades es de 10 a 15 minutos
aproximadamente.

La escala de habilidades sociales tiene como objetivo la evaluación de la aserción y las
habilidades sociales, con una tipificación de baremos en población general entre valores –
mujeres / jóvenes y adultos.

Para la aplicación de la escala de habilidades sociales se utilizaran los siguientes
materiales. Manual; con las bases teóricas, descripción de las escalas y sub escalas, su
justificación estadística y las normas de aplicación, corrección e interpretación. Es
necesario el ejemplar auto corregible como el manual fungible que incluye los elementos y
el perfil.


La escala de habilidades sociales está compuesta por 33 ítems los cuales están en forma
directa, 28 de ellos están redactados en el sentido de falta aserción o déficit en
habilidades sociales y 5 de ellos en sentido positivo. Así mismo Consta de 4 alternativas
de respuestas, las cuales se presentan de la siguiente manera: “No me identifico en
absoluto”, “La mayoría de las veces no me ocurre o no lo haría” y por ultimo “Muy de
acuerdo y me sentía o actuaria así en la mayoría de los casos”.

La escala de habilidades mide las siguientes áreas: conducta asertiva, la cual se define
como la expresión de las propias necesidades, sentimientos, preferencias u opiniones de
modo no amenazante, no punitivo. Y la otra área a explorar es las habilidades sociales la
cual se define como las herramientas de un individuo para relacionarse adecuadamente
con las personas de su entorno.

Finalmente posee Seis factores siendo estos: Autoexpresión en situaciones sociales,
Defensa de los propios derechos como consumidor, Expresión de enfado o
disconformidad, Decir no y cortar interacciones, Hacer peticiones e Iniciar interacciones
positivos con el sexo opuesto.
Autoexpresión en situaciones sociales está relacionada con los items (1, 2, 10, 11, 19,
20,28 y 29 Items). Defensa de los propios derechos como consumidor con los ítems (3, 4,
12,21 y 30 Items). Expresión de enfado o disconformidad con los items (13, 22,31 y 32
Items). Decir no y cortar interacciones con los items (5, 14, 15, 23,24 y 33 Items). Hacer
peticiones con los ítems (6, 7, 16,25 y 26 Items) y finalmente Iniciar interacciones
positivas con el sexo opuesto, está relacionado con los ítems (8, 9, 17,18 y 27 Items).

RESULTADOS

Tabla 1. Í
ndices de validez de contenido de los ítems con adaptación lingüística
Ítems
CRITERIO DE JUECES - TÉCNICA
V de Aiken Sig.
J1 J2 J3 J4 J5
7 1 1 1 1 1 1,00 0,003 **
12 1 1 1 1 1 1,00 0,003 **
16 1 1 1 1 1 1,00 0,003 **
20 1 1 1 1 0 0,80 0,032 *
23 1 1 1 1 0 0,80 0,032 *
**p<,01;*p<,05
En la tabla 1, se discutió el cambio lingüístico de la escala de habilidades sociales y se
propusieron cambios a los ítems 7, 12, 16, 20, 23 con 5 jueces expertos. Finalmente se
establecieron índices de acuerdo a través de la V de Aiken.








Tabla 2
Índices de validez de constructo ítem – total con 33 y 29 ítems depurados del EHS
Ítem
33 ítems 29 Ítems
r r
1 ,49 ,50
2 ,40 ,40
3 ,05

4 ,42 ,43
5 ,41 ,42
6 ,36 ,38
7 ,14

8 ,41 ,41
9 ,42 ,43
10 ,39 ,39
11 ,36 ,35
12 ,37 ,41
13 ,36 ,37
14 ,39 ,40
15 ,38 ,36
16 ,09

17 ,46 ,46
18 -,06

19 ,46 ,46
20 ,35 ,37
21 ,46 ,47
22 ,41 ,42
23 ,38 ,40
24 ,43 ,43
25 ,45 ,43
26 ,42 ,45
27 ,45 ,45
28 ,35 ,35
29 ,36 ,37
30 ,38 ,39
31 ,35 ,37
32 ,38 ,39
33 ,33 ,35
Nota: r: Coef. Cor. Pearson ítem-total
En la tabla 2, se muestran en la segunda y tercera columna, los índices de validez ítem-
total con los 33 ítems originales y con 29 ítems filtrados respectivamente, en la segunda
columna se aprecian índices de validez ítem – total insuficientes en los ítems 3, 7, 16 y
18, los cuales fueron eliminados. Mientras que en la tercera columna se muestran los
índices de validez ítem – total con los 29 ítems restantes donde se aprecia un índice de
validez muy bueno en la mayoría de los ítems.
Tabla 3
Análisis factorial confirmatorio de la Escala de Habilidades Sociales
Índices de Ajuste Valor
Promedio de los residuos estandarizados
Diagonal ,033
Fuera de la diagonal ,050

Existencia de correlaciones entre ítems
X
2
684,12
Gl 193
Sig. 000**

Índices de ajuste ad hoc

CFI Índice de ajuste comparativo 0,90
GFI Índice de bondad de ajuste 0,90
RMSEA Error cuadrático medio de aproximación 0,048
**p<,01
En la tabla 3, se aprecia los resultados del análisis factorial confirmatorio, bajo el supuesto
de seis factores correlacionados. Encontrándose un promedio de los residuos
estandarizados muy pequeño (d<.05) en la diagonal y fuera de la diagonal de la matriz de
residuos estandarizados, evidenciando la similitud entre el modelo estimado y el modelo
teórico. Además se encontró evidencia estadística altamente significativa (p<.01) de la
existencia de muchas correlaciones entre los Ítems, dentro de cada escala, haciendo
posible la formación de seis factores. Finalmente los índices de ajuste (CFI y GFI)
obtuvieron un valor satisfactorio (≥,90), con un error cuadrático medio de aproximación
aceptable (d<.05), evidenciando un buen ajuste entre el modelo estimado y el modelo
teórico, confirmándose la validez del constructo propuesto en el EHS.




Tabla 4
Estadísticos de Confiabilidad del EHS
Factor
Todos los ítems Ítems seleccionados
Alfa de
Cronbach
N de Ítem
Alfa de
Cronbach
N de Ítem Media DE EEM
Autoexpresión en
situaciones
sociales.


,59


8


,59

8

22,0

4,6

3,0
Defensa de los
propios derechos
como consumidor.


,38

6

,54

4

10,5

3,0

2,0
Expresión de
enfado o
disconformidad.


,42
4 ,42 4 10,2 2,8 2,1
Decir no o cortar
interacciones.

,51 6 ,51 6 16,0 3,7 2,6
Hacer peticiones.

,35 4 ,48 3 7,8 2,4 1,7
Interacciones
positivas con el
sexo opuesto


,34


5


,43


4


10,3


2,8


2,1
Total ,77 33 ,82 29 76,7 13,5 5,7

Nota: DE: Desviación estándar; EEM: Error estándar de medición
En la tabla 4, se aprecia una confiabilidad Buena de 82 en el total del EHS y una
confiabilidad moderada en los factores Autoexpresión en situaciones sociales, defensa de
los propios derechos como consumidor, expresión de enfado o disconformidad, decir no y
cortar interacciones, hacer peticiones e iniciar interacciones positivas con el sexo opuesto,
las cuales presentan una desviación estándar (DE) superior al error estándar de medición
(EEM), evidenciando la consistencia interna de la escala de habilidades sociales.




Tabla 5
Prueba U de Mann Whitney de las diferencias en los factores del EHS según sexo
Factor
Sexo
U de Mann-Whitney
Varones Mujeres
RP SR RP SR U Z Sig.
Autoexpresión
en situaciones
sociales.

192,8

41636,0

201,1

35392,0

18200,0

-,7

,468

Defensa de los
propios
derechos como
consumidor.

189,6

40954,0

205,0

36074,0

17518,0

-1,3

,179

Expresión de
enfado o
disconformidad.
192,5 41580,0 201,4 35448,0 18144,0 -,8 ,436
Decir no y
cortar
interacciones.
191,2 41308,5 203,0 35719,5 17872,5 -1,0 ,307
Hacer
peticiones.
194,1 41915,5 199,5 35112,5 18479,5 -,5 ,633
Interacciones
positivas con el
sexo opuesto.

186,3

40235,0

209,1

36793,0

16799,0

-2,0

,046

*
Global 189,1 40841,0 205,6 36187,0 17405,0 -1,4 ,151
*p<,05. Nota: RP: Rango promedio; SR: Suma de rangos.
En la tabla 5 se aprecia una diferencia significativa (p<,05) en el factor VI (Interacciones
positivas con el sexo opuesto); de la escala de habilidades sociales entre varones y
mujeres.





Tabla 6
Prueba U de Mann Whitney de las diferencias en los factores del EHS según edad
Factor
Edad
U de Mann-Whitney
12 -14 15 - 16
RP SR RP SR U Z Sig.
Autoexpresión
en situaciones
sociales.
184,1 39026,5 211,1 38001,5 16448,5 -2,4 ,018 *
Defensa de los
propios
derechos como
consumidor.
205,7 43617,5 185,6 33410,5 17120,5 -1,8 ,078

Expresión de
enfado o
disconformidad.
194,1 41153,5 199,3 35874,5 18575,5 -,5 ,650

Decir no y cortar
interacciones.
192,8 40869,0 200,9 36159,0 18291,0 -,7 ,479

Hacer
peticiones.
196,7 41702,0 196,3 35326,0 19036,0 ,0 ,968

Interacciones
positivas con el
sexo opuesto.
191,4 40583,0 202,5 36445,0 18005,0 -1,0 ,333

Global 192,9 40886,5 200,8 36141,5 18308,5 -,7 ,490

*p<,05. Nota: RP: Rango promedio; SR: Suma de rangos.
En la tabla 6, se aprecia una diferencia significativa en el factor I (Autoexpresión en
situaciones sociales), de la escala de habilidades sociales entre adolescentes de 12-14 y
15-16 años de edad.






Tabla 7
Normas generales y específicas por edad y sexo del EHS
Pc
I
II III IV V
VI
Global S
12 -14 15 - 16 Varones Mujeres
99 31 32 16 16 24 12 16 16 116
97
95 28 31 15 15 23 12 14 16 102
83
90 27 29 15 14 21 11 13 14 95
76
85 26 28 14 13 20 11 13 14 90
71
80 25 27 13 13 19 10 12 14 88
67
75 24 26 13 12 18 10 12 13 85
63
70 24 25 12 12 18 9 11 13 81
60
65 23 24 12 11 17 9 11 12 80
58
60 23 23 11 11 17 8 11 11 78
55
55 22 23 11 11 16 8 10 11 77
53
50 22 22 10 10 16 8 10 11 76
50
45 21 22 10 10 15 8 10 10 75
47
40 21 21 10 9 15 7 10 10 74
45
35 20 21 9 9 14 7 9 9 73
42
30 19 21 9 9 14 6 9 9 71
40
25 19 20 9 8 13 6 8 9 70
37
20 18 20 8 8 13 5 8 8 68
33
15 17 18 8 7 12 5 7 8 65
29
10 14 18 6 6 11 4 6 7 60
24
5 12 16 5 5 10 4 5 6 52
17
1 8 8 4 4 6 3 4 4 39
3
N 212 180 392 392 392 392 216 176 392 N
M 21,3 22,7 10,5 10,2 16,0 7,8 10,1 10,7 76,7 M
Mo 22 22 10 9 14 8 10 9 77 Mo
DE 4,6 4,5 3,0 2,8 3,7 2,4 2,7 2,9 13,5 DE
Mín 8 8 4 4 6 3 4 4 39 Mín
Máx 31 32 16 16 24 12 16 16 116 Máx

En la tabla 7, se aprecia una asimetría positiva en los factores I (15-16), II, III, IV y VI,
donde se aprecia una media superior a la moda, y una asimetría negativa en los factores I
(12-14), V y el puntaje global del EHS, donde se aprecia una media inferior a la moda.



DISCUSIÓN DE RESULTADOS
A continuación se discutirán los hallazgos obtenidos después de haber aplicado la Escala
de Habilidades Sociales de Elena Gismero (2010), en una muestra de 392 alumnos de las
Instituciones Educativas públicas, estos son: 7 de enero, I.E 019, I.E 020 del distrito
Corrales - Tumbes.

Se inició con el procedimiento de adaptación lingüística de la Escala de habilidades
sociales, previo a esto se llevó acabo la aplicación de una prueba piloto a la misma
población de estudio. Donde se notó dificultad de comprensión en los ítems 7, 12, 16, 20,
23. Es por ello que se realizó el criterio de jueces en donde se discutió las alternativas y
se propusieron cambios en los ítems. Como: Si en un restaurante no me traen la comida
como la había pedio, llamo al camarero y pido que me la hagan de nuevo (Ítem 7); si
estoy en el cine y alguien me molesta con su conversación me da mucho apuro pedirle
que se calle (ítem 12); si salgo de una tienda y me doy cuenta que me han dado mal la
vuelta, regreso allí a pedir el cambio correcto (Ítem 16); si tuviera que buscar trabajo,
preferiría escribir cartas a tener que pasar por entrevistas personales (Ítem 20); nunca se
cómo cortar a un amigo que habla mucho (Ítem 23). Las cuales fueron adaptados
lingüísticamente por la siguiente manera: Si en un restaurante no me traen la comida
como la había pedido, llamo al mozo y pido que me la hagan de nuevo (Ítem 7); Si estoy
en el cine y alguien me molesta con su conversación se me hace difícil pedirle que se
calle (Ítem 12); si salgo de una tienda y me doy cuenta que me han dado mal el vuelto,
regreso allí a pedir el cambio correcto (Ítem 16); si tuviera que buscar trabajo, preferiría
enviar curriculum vitae a tener que pasar por entrevistas personales (Ítem 20); nunca se
cómo callar a un amigo que habla mucho (Ítem 23).

La adaptación lingüística fue realizada a través de la V de Aiken. Al realizar un proceso
de adaptación lingüística esto nos permite tener un instrumento con reactivos
comprensibles para los participantes de la muestra. Según Escurra (2000) indica que la
modalidad más usual para obtener la validez de contenido mediante el criterio de jueces
es solicitar la aprobación o desaprobación de un ítem de la prueba por parte de varios
jueces. Además señala que los resultados pueden ser cuantificados donde se puede
evaluar su significación estadística mediante el cálculo de un índice de concordancia entre
los jueces; conocido como coeficiente de validez V de Aiken. Este coeficiente puede
obtener valores entre 0 y 1. A medida que sea más elevado, el ítem tendrá mayor validez
de contenido. Finalmente se aprobó la adaptación lingüística.

En lo que concierne a validez de constructo. Según Sanchez y Reyes (2009. Pág. 154)
dice que la validez de constructo se refiere al grado en que un test mide la construcción
teórica elaborada respecto de la conducta que se mide. Un test posee validez de
constructo teórico si el resultado obtenido es el esperado de acuerdo a la teoría
formulada. Podemos aprecian índices de validez ítem – total insuficientes en los ítems 3
(Me cuesta telefonear a tiendas oficinas, etc), perteneciente al factor II Defensa de los
propios derechos como consumidor, donde obtuvo un valor de -,04; items 7 (Si en un
restaurante no me traen la comida como la había pedido, llamo al mozo y pido que me la
hagan de nuevo) su valor fue de ,05 y el items 16 (Si salgo de una tienda y me doy cuenta
de que me han dado mal el vuelto, regreso allí a pedir el cambio correcto) siendo su valor
de ,00. Estos pertenecen al factor V Hacer peticiones; y finalmente el items 18 (Si veo
en una fiesta a una persona atractiva del sexo opuesto tomo la iniciativa y me acerco a
entablar conservación con ella) su valor fue de -,14, pertenece al factor VI Iniciar
interacciones positivas con el sexo opuesto. Los cuales fueron eliminados. Con los 29
ítems restantes se aprecia un índice de validez muy bueno en la mayoría de los ítems, un
índice de validez bueno en los ítems 6, 10, 11, 13, 15, 20, 28, 29, 30, 31, 32 y 33
evidenciando el buen grado de relación entre lo que mide el ítem y lo que se pretende
medir en toda la escala. Elosúa y Bully (2012), refiere que el índice de validez para que
sea considerado bueno tiene que ser mayo a 0,30 lo que implica que el constructo
propuesto por el autor es válido para la población donde se aplica el instrumento. Es así
que se presenta los resultados del análisis de los ítems con 33 ítems, donde se aprecia un
índice de homogeneidad deficiente en los ítems 3, 7, 16 y 18, los cuales al ser eliminados
elevaron notoriamente el nivel de confiabilidad general del test. Asimismo se muestran los
índices de homogeneidad de los 29 ítems filtrados, lo cuales presentan un índice de
homogeneidad que varía entre ,27 y ,43 los cuales presentan un alfa de Cronbach si se
elimina el ítem similar al obtenido con los 29 ítems filtrados. Según Muñiz (1996; citado
por Muñoz, 2013), en la teoría clásica de los ítems, dice que sí, un ítem no está conectado
a lo que se busca medir con el instrumento, es necesario descartarlo ya que afecta
directamente al índice de confiabilidad. Esta depuración de ítems se puede corroborar con
los primeros estudios de Gismero (2010), en su primera investigación en 1996, el test
estuvo conformaron por 50 ítems y 12 factores, en la segunda investigación se reducen a
45 ítems y 8 factores, y finalmente en la última investigación se queda con 33 ítems y 6
factores. Gismero (2010), sostiene que tanto en las dos versiones primeras como en la
definitiva, se fueron calculando el nivel de confiabilidad.

En relación al análisis Factorial Confirmatorio encontramos un nivel bajo en el supuesto
de seis factores correlacionados. Encontrándose un promedio de los residuos
estandarizados muy pequeño de (d<.05) en la diagonal y fuera de la diagonal de la matriz
de residuos estandarizados, evidenciando la similitud entre el modelo estimado y el
modelo teórico. Además se encontró evidencia estadística altamente significativa de
(p<.01) de la existencia de muchas correlaciones entre los Ítems, dentro de cada escala,
haciendo posible la formación de seis factores. Finalmente los índices de ajuste (CFI y
GFI) obtuvieron un valor satisfactorio de (≥,90), con un error cuadrático medio de
aproximación aceptable de (d<.05), evidenciando un buen ajuste entre el modelo
estimado y el modelo teórico, confirmándose la validez del constructo propuesto en el
EHS. El objetivo básico de los mismos es que la matriz de covarianzas poblacional
estimada se parezca lo más posible a la muestral S. se puede decir que la diferencia entre
ambas matrices, a la que llamamos matriz residual de covarianzas, este es lo más
cercana posible a un matriz nula O. Bryne (2010), nos dice que la matriz deberían ser
pequeños y estar homogéneamente distribuidos, además los residuos grandes asociados
a algunos parámetros, podrían indicar que han sido mal especificados y lo afectaría
negativamente al ajuste global del modelo.

Esta investigación obtuvo una confiabilidad buena de (0,82). Según Anastasi (1998); nos
dice que si la confiabilidad es de (0.80 – 0.85) es buena, si es de (0.70 – 0.75) es
respetable, si es de (0.40 – 0.65) es moderada, si es de (0.00 – 0.40) es inaceptable. La
confiabilidad realizo mediante el método de consistencia interna del alfa de cronbach,
porque según Alarcón (2008), refiere que es considerado como una de las mejores
medidas de la homogeneidad de un test. Así mismo se obtuvo una confiabilidad
moderada en los factores Autoexpresión en situaciones sociales, con un alfa de 59;
Defensa de los propios derechos como consumidor, con un alfa de 54; Expresión de
enfado o disconformidad, con un alfa de 42; Decir no y cortar interacciones, con un alfa de
51; Hacer peticiones, con un alfa de 48; interacciones positivas con el sexo opuesto, con
un alfa de 43; evidenciando la consistencia interna de la escala de habilidades sociales.

Para los baremos se utilizó la Prueba U de Mann Whitney, evidenciando las diferencias
en los factores del EHS según sexo, donde se aprecia una diferencia significativa (p<,05)
en el factor VI (Iniciar interacciones positivas con el sexo opuesto) de la escala de
habilidades sociales entre varones y mujeres. Por otro lado se muestra diferencias en los
factores del EHS según edad donde se puede se apreciar una diferencia significativa en el
factor I (Autoexpresión en situaciones sociales) de la escala de habilidades sociales entre
adolescentes de 12-14 y 15-16 años de edad. Según Hernández, Fernández y Batista
(2006) afirma que cuando el nivel de significancia es menor a 0.5 se realizan baremos
diferenciados.

Y como último objetivo, se establecieron normas generales y específicas según sexo y por
edad de la escala de habilidades sociales.

Finalmente, se lograron resultados aceptables en lo que se refiere a adaptación
lingüística, validez de constructo, confiabilidad y normas percentilares, en una muestra de
392 adolescentes, con las edades de 12 a 16 años.












REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Anastasi, A. (1998). Test Psicologicos. México: Ed. Prentic Hall.
Alarcón, R. (2008). Métodos y diseños de investigación del comportamiento
(2da Ed.).Perú: Universidad Ricardo Palma.
Alberti, L. (2001). Manual de habilidades sociales. (1ra Ed.). España: Siglo XXI
de España editores.
Amao, J. (2007). Entrenamiento De Las Habilidades Sociales. (6ta Ed.). India:
special edition.
Aragon, M. (2004). Habilidades sociales. (1era Ed.).España.

Arredondo, M. (2006). Habilidades sociales. (3ra Ed.). España.
Bellesr,M & Bil L. (2002). Habilidades sociales evaluación y tratamiento. (1era.
Ed.). México: Fomento editorial.
Bryne, B. (2010). Análisis Confirmatorio. Barcelona: praxis

Caballo, V. (2009). Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades
sociales (5ta Ed.). Madrid: Siglo XXI de España editores.


Chavenato (2009) Introducción a la Teoría General de la Administración. (7ma
Ed.). Perú.

Choque, R. (2007). Eficacia del programa educativo de habilidades para la vida
en adolescentes de una institución educativa del distrito de
Huancavelica. (Tesis de magister). Universidad Peruana Cayetano
Heredia.
http://blog.pucp.edu.pe/media/avatar/344.pdf
Elosua, P. & Bully, P. (2012). Insatisfacción corporal en la adolescencia:
Evolución en una década. Revista de psicología. (Volumen 28),
pp.doi:196-202.
García, M. & Majas, A. (2011). Escalas de evaluación de la asertividad ADCA-
1.Lima: Edición Departamento de Investigación Y Estudios Del
Equipo De Psicología.

García, M (2003). Desarrollo de habilidades sociales en el nivel medio superior
Monografía presentada en opción al título de licenciado en educación,
Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Gismero, E. (1996). Habilidades sociales y anorexia Nerviosa. Madrid: Ortega.

Gismero, E. (2010). Escala de Habilidades Sociales (3era. ed.). Madrid: TEA
ediciones.

Gismero, E. (2000). Escala de Habilidades Sociales (2da. Ed.). Madrid: TEA
ediciones.

Godoy, R. (2010). Investigación exploratoria y descriptiva. Perú: Universidad
peruana Cayetano Heredia Facultad de Psicología.

Goldstein , A. (2009). Relaciones Sociales. Barcelona: Martínez Roca.

Goldstein, A. (1989). Publicaciones de las habilidades sociales. Barcelona:
Martínez Roca.

Goldstein, A. (2007). Desarrollo de habilidades como estrategia. Barcelona:
Martínez Roca.

Hernández, S; Fernández. C. & Baptista, L. (2003). Metodología de la
investigación. (4ta Ed.). México DF: Mc Graw – Hill.

Hernández, S; Fernández. C. & Baptista, L. (2010). Metodología de la
investigación. México DF: Mc Graw – Hill.

Lescano, L. (2002). Situación De Las Habilidades Sociales En Adolescentes
Escolares Del Perú – 2003.

Lucia, B; Arranz, V. & Agudo, D. (2008). Programa de entretenimiento de las
habilidades sociales. Madrid

Muñoz, M. (2013) Propiedades psicométricas del cuestionario de Valores y
antivalores en trabajadores de grifo de Chiclayo. Revista de
investigación de estudiantes de psicología. Volumen (2), pp.doi:2307-
4302.

Paredes, A (2003). Habilidades sociales en enfermería. Tesis para obtener el
grado de Doctora en Psicología.

Real Academia. (2001). Definición de habilidades Sociales. Perú: Lima

Robbis, P. & Coulter, M. (2010). Habilidades Sociales. (1ra Ed). Madrid.

Sánchez, & Reyes, C. (2006). Metodología y diseños en la investigación
científica. Perú: Visión Universitaria.

Sánchez, & Reyes, C. (2009). Metodología y diseños en la investigación
científica. (4ta Ed). Lima, Perú: Visión Universitaria.

Valles, A. (2000). Habilidades Sociales Programa para la competencia social y
la convivencia. (1.e di.) Lima: Libro Amigo.

Valles, A. (2008). Habilidades Sociales Programa para la competencia social y
la convivencia. (2.e di.) Lima: Libro Amigo.

Velásquez, A.(2009). Habilidades Sociales Y Filos De Vida En Alumnos De
Secundaria Con Y Sin Participación En Actos Violentos De Lima
Metropolitana. Vol. 12- N°1. Extraído el 10 de mayo del 2013 de:
http://www.scielo.org.pe/pf/rip/v12n1/a06v12n1.pdf



APÉNDICE (ANEXOS)
Tabla1
Índices de homogeneidad corregida y Alfa de Cronbach si se elimina el ítem
Ítem
33 ítems 29 ítems
r
itc

Alfa de Cronbach si se
elimina el ítem
r
itc

Alfa de Cronbach si se
elimina el ítem
1
,43 ,77 ,43 ,81
2
,33 ,78 ,34 ,81
3
-,04 ,79
4
,34 ,78 ,35 ,81
5
,33 ,78 ,35 ,81
6
,28 ,78 ,30 ,82
7
,05 ,79
8
,34 ,78 ,34 ,81
9
,35 ,78 ,36 ,81
10
,31 ,78 ,32 ,81
11
,29 ,78 ,27 ,82
12
,29 ,78 ,34 ,81
13
,29 ,78 ,30 ,82
14
,31 ,78 ,32 ,81
15
,30 ,78 ,28 ,82
16
,00 ,79
17
,39 ,78 ,39 ,81
18
-,14 ,80

19
,39 ,78 ,39 ,81
20
,27 ,78 ,29 ,82
21
,39 ,78 ,40 ,81
22
,33 ,78 ,34 ,81
23
,31 ,78 ,33 ,81
24
,35 ,78 ,36 ,81
25
,37 ,78 ,35 ,81
26
,36 ,78 ,38 ,81
27
,37 ,78 ,38 ,81
28
,27 ,78 ,27 ,82
29
,28 ,78 ,29 ,82
30
,30 ,78 ,32 ,81
31
,27 ,78 ,29 ,82
32
,30 ,78 ,31 ,81
33
,25 ,78 ,27 ,82
Nota: r
itc
: Índices de Homogeneidad (Corr. ítem-total corregido);
En la tabla 1, se aprecia los resultados del análisis de los ítems con 33 ítems, donde se
aprecia un índice de homogeneidad deficiente en los ítems 3, 7, 16 y 18, los cuales al ser
eliminados elevaron notoriamente el nivel de confiabilidad general del test.

ANEXO 2
Prueba de Normalidad de Kolmogorov Smirnov de los factores del EHS según sexo
Factor
Varones Mujeres
Z gl Sig. Z gl Sig.
I ,97 216 ,000 ** ,98 176 ,019 *
II ,97 216 ,000 ** ,96 176 ,000 **
III ,98 216 ,002 ** ,98 176 ,003 **
IV ,99 216 ,036 * ,98 176 ,013 *
V ,97 216 ,000 ** ,95 176 ,000 **
VI ,98 216 ,001 ** ,97 176 ,002 **
Global ,98 216 ,001 ** ,98 176 ,025 *
**p<,01;*p<,05
Se aprecia una diferencia estadística entre la distribución de los factores y el puntaje
global del EHS con la distribución normal en las submuestras de varones y mujeres.









ANEXO 3
Prueba de Normalidad de Kolmogorov Smirnov de los factores del EHS según edad
Factor
12 -14 15 - 16
Z gl Sig. Z gl Sig.
I ,97 212 ,001 ** ,970 180 ,001 **
II ,97 212 ,000 ** ,969 180 ,001 **
III ,97 212 ,001 ** ,975 180 ,003 **
IV ,98 212 ,017 * ,983 180 ,026 *
V ,96 212 ,000 ** ,962 180 ,000 **
VI ,98 212 ,001 ** ,980 180 ,011 *
Global ,98 212 ,003 ** ,984 180 ,038 *
**p<,01;*p<,05
Se aprecia una diferencia estadística entre la distribución de los factores y el puntaje
global del EHS con la distribución normal en las submuestras de 12-14 y 15-16 años de
edad.