You are on page 1of 4

Corregir

Corregir Fredy Delgado Pastor y Teólogo

Fredy Delgado Pastor y Teólogo

Corregir

CORREGIR

El criar a los hijos es un gran desafío, pero hablar delante de ellos es otro gran desafío, y la razón es que ellos siempre están repitiendo todo lo que escuchan de sus padres decir, ellos están pendiente de tu forma de hablar, ellos están pendientes de todo lo que pueda acontecer en una reunión familiar o de amistad. Como padres debemos tener mucho cuidado con lo que decimos o hacemos frente a nuestros hijos.

Hoy en día en este mundo se escucha hablar de todo lo que no es conveniente hablar y lo peor de todo es que lo hacemos frente a personitas que están en un proceso de crecimiento y de aprendizaje. En los hogares de hoy se discute abiertamente, no importa quién esté presente, se dice de todo lo que se pueda, con el fin de ofender la otra parte. Cuando nos damos cuenta que nuestros hijos siguen este camino de frases y mentiras que se puedan decir ya es demasiado tarde.

Una de las cosas que más se ven respecto a la mentira en el hogar es cuando nos llegan a cobrar algo que se haya cogido a crédito y en el momento no tenemos ese dinero. La mentira se hace presente y nuestros hijos se hacen participe de ella cuando le decimos: Dile al cobrador que no estoy aquí, y de forma eficiente el niño dice. Mi papa me dijo que le dijera que él no estaba aquí, que viniera la otra semana.

Me imagino la rabia del padre o la madre porque su hijo no dio el mensaje correcto o más bien la mentira correcta.

Nos gusta corregir y somos felices cuando somos escuchados y obedecidos, pero cuando nos corrigen o nos dicen unas cuantas verdades, se hace presente la cólera o ira y el de buscar justificar esa corrección, aceptándola pero

echándole la culpa a otro como paso con Adán, Eva y la serpiente: “ Y mandó
echándole la culpa a otro como paso con Adán, Eva y la serpiente: “ Y mandó
Jehová al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del
árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que de él
comieres ciertamente morirás.” (Gén. 2:16-17). ¡Pero ellos lo hicieron! Más
tarde, cuando Dios les preguntaba, “¿Has comido del árbol que yo te mandé
que no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por
compañera me dio del árbol, y yo comí” (Gén. 3:11-12). Cuando Dios
pregunta a la mujer,“¿Qué es lo que has hecho?” la mujer respondió, “La
serpiente me engañó y comí” (Gén. 3:13). ¡Excusas! Adán no debía haber

Fredy Delgado Pastor y Teólogo

Corregir

escuchado a la mujer (Gén. 3:17). Eva no tenía porque haber escuchado a la

serpiente. La tentación no justificó la desobediencia para ninguno de ellos.

 

Lo cierto es que corregir es señalar una falta, error o defecto con la intención de quitarlo o enmendarlo o la podemos definir como llamar la atención a una persona y expresar severamente desaprobación por lo que ha hecho o dicho.

Podemos entenderlo mejor leyendo esta reflexión respecto a este tema, veamos:

El joven Teddy escuchaba mientras su padre una vez contaba, de forma extensa y con grandes detalles, sobre una ocasión en el pasado en la que Teddy demostró gran sabiduría difícil.

Mientras el padre hablaba, el niño continuaba tirándole de sus pantalones.

Finalmente, enojado el padre se acercó al niño para ver qué era lo quería decirle. Papá susurró el niño, es no era yo. ¡Era Billy!

Avergonzado frente a su amigo, el padre tomó a Teddy del brazo y lo llevó hacia la leñera.

Todo el camino hasta ahí el niño continuaba diciendo: Papá, papá.

El padre, cansado, se detuvo y le dijo: ¿Y ahora qué? Supongo que vas a decirme que fue Billy el que me ridiculizó abiertamente frente a mi amigo.

No, dijo el niño. Estoy esperando a que cuando veas a tu amigo mañana puedas contarle que no me castigaste aunque hayas querido hacerlo, solo por decirte la verdad.

Amigo (a)¡Ya sea que elogie a su hijo o lo reprenda por algo, debe estar seguro de que está diciendo la verdad!

Elogiar a su niño de forman franca y sincera frente a otros edifica a su hijo ... pero las mentiras o la falsa adulación crean falsa autoestima.

Las correcciones en secreto evitan la humillación de su hijo, y mantienen su dignidad y el respeto a sí mismo. Sin embargo, la reprimenda sin fundamento

Fredy Delgado Pastor y Teólogo

Corregir

o arraigada en la falsedad puede causar un daño enorme por más que se diga a puertas cerradas.

Elogie a su hijo en público, repréndalo en secreto.

La sagrada escritura dice: Corrige a tu hijo, te dará descanso, y dará alegría a tu alma.” (Proverbios 29:17). Pero esta corrección tiene que ser sin exasperarlos: Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.(Colosenses 3:21).

Recuerde que lo más importante es la buena instrucción del niño en esta etapa de aprendizaje la escritura nos recomienda: Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.” (Proverbios 22:6 (LBLA). No enseñes la mentira, recibe la corrección de cualquiera que te quiera corregir tu

camino, Dios habla he usa a quien quiera, en una ocasión uso una mula para hablarle a un profeta, en otra ocasión una zarza que ardía, etc. Los que no aceptan la corrección según las sagradas escrituras es un ignorante: El que ama la corrección ama la sabiduría; el que aborrece la reprensión es

ignorante.” (Proverbios 12:1).

Ahora yo te pregunto, ¿Como reaccionaras a la corrección la instrucción y la disciplina? Como te lo tomas, cuando alguien como quizás tu Esposo, Padres, Líder, Pastor, Jefe, Maestro, hijo o aun un Amigo cercano, te muestra alguna de tus faltas?

Para terminar recuerda este consejo de Dios: Pobreza y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo; mas el que guarda la corrección recibirá honra.(Proverbios 13:18).

Dios bendiga tu hijo (a). La verdad duele, Pero alimenta el alma llenándola de paz.

Bendiciones para ti

Fredy Delgado

Pastor y Teólogo

Fredy Delgado Pastor y Teólogo