Sie sind auf Seite 1von 13

“ Y no pudo Yoséf contenerse del todo; él se mantuvo en pie por él, y grito a todos los 

hombres: Salgan de cerca de mí. Y no quedo hombre en pie con él; por darse a conocer 
Yoséf a sus hermanos”  Br (Gn) 45:1 
Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
Bucar amanga 6944330, 300 2671295 
kehilanetzer @hotmail.com  kehilanetzer @Yahoo.com kehilanetzer @gmail.com 
http://www.yehudinetzer .com ver  la tr asmision en vivo en www.livestr eam.com/yehudinetzer  
Tevet 9 del 5770 / 26 de Diciembre del 2009 

parashat # 11
Vayigash vG"YIw" – Y se acerco 
Lectur a de la Tor ah 
Ber eshít (Gn) 44:18­47:27 
▪ 44:18­30  ▪ 44:31­45:7 
▪ 45:8­18  ▪ 45:19­27 
▪ 45:28­46:27  ▪ 46:28­47:10 
▪ 47:11­24  ▪ 47:25­27 
Lectur a de la Haftar ah (de los Neviim) 
Yejezqél (Ez) 37:15­28 

Esta es la tercera Parashat de la vida de Yoséf y la relación con sus hermanos, lo que 
Yahweh había determinado para la vida de la familia de Yaaqóv ahora Yisrael. 

No  tenemos  todo  el  tiempo  para  describir  en  este  envió  todos  las  enseñanzas  que  hay 
para nuestras vidas y ejemplos para imitar como para no hacer. 
La vida es una siembra y no hay nada escondido que no haya de salir a  la  luz Mr 4:22 
Pues  bien,  nada  hay  escondido  que  no  haya  de  ser  manifestado,  ni  escondido  que  no 
haya de salir a luz.

1 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


Mis  (Pr)  26:26  Encubrir  el  odio  con  disimulo,  será  revelada  su  maldad  en  la  reunión 
(Qahál). 

Los hermanos de Yoséf habían hecho mal, pero ellos reconocen el dolor que le causaron, 
al  estar  sufriendo  con  esta  situación  creada  por  Yoséf  para  que  supieran  un  poco  del 
dolor que le causaron a su hermano, amado por su padre y por ende a su padre. 

Br (Gn) 44:16  Entonces dijo Yahudáh: ¿Qué diremos a mi señor? ¿Qué hablaremos o 
con  qué  nos  justificaremos?  Elohim  ha hallado la maldad de  tus siervos. 
Nosotros somos siervos de mi señor, nosotros y también aquel en cuyo poder se halló la 
copa. 

Más  allá  del  supuesto  robo  de  la  copa,  esta  confesión  de  Yahudáh  implica  un 
reconocimiento  del crimen que  habían  cometido  los hermanos  al  atentar contra  la  vida 
de Yoséf. Br (Gn) 42:21­22. 

Esta  es  la  respuesta  de  Yoséf  después  de  oír  el  reconocimiento  del  errar  de  sus 
hermanos: Veatem alu leshalom el abikem
‫ואתם עלו לשׁלום אל אביכם‬
Y vosotros levantaos con shalom hacia vuestro padre. 

¿Quién podrá ir a casa de su padre con shalom, o en paz después de que a un hermano lo 
retengan como esclavo? 

Hay  varias  señales  que  Yoséf  da  a  sus  hermanos  y  no  se  dan  cuenta;  lo  que  nos  hace 
pensar  que  la  revelación  y  el  entendimiento  de  la  palabra  no  viene  por  capacidad  o 
sabiduría humana sino por medio de su Rúaj al hombre, los ojos de los hombres no son 
abiertos,  sino  por  Elohim.  En  el  caso  de  Yisrael  y  el  pueblo  Yahudi  está  siendo  por 
medio de nuestro Mashíaj. 

Mire  estos  pesukim  y  se  ve  que  Yoséf  se  quería  dar  a  conocer  todo  el  tiempo  a  sus 
hermanos 43:23; 43:29 etc. Etc. 

Esta  era  una  señal  para  que  pensaran  ¿porque  nos  dice  esto?  pero  Yoséf  se  delataba 
delante de ellos pero ellos no se daban cuenta, al igual nuestro Yashua Ha Mashíaj es y 
está  respaldado  por  toda  la Torah,  y con evidencias contundentes  y nuestros hermanos 
no lo reconocen. “oremos para que su velo sea quitado de sus ojos y puedan reconocer a 
su Mashíaj el Mashíaj de Yisrael Yashua”

2 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


Aquí  empieza  nuestra  Parashat  Yahudáh  su  hermano  que  lo  vendió  ahora  humillado 
delante  de  Yoséf  con  todos  sus  hermanos  Br  (Gn)  44:14  cayeron  delante  de  él 
hacia la tierra. Se cumplieron las visiones que tuvo Yoséf. 
La  humildad de  Yahudáh  y  ahora  después de la  lección  y  lo  sucedido con  su  hermano 
Yoséf es la lealtad con su padre frente al compromiso, su vida y la confianza de su padre 
estaba en juego. 

El declaro a su padre algo que tendría que  ver para siempre con Yahudáh y  la relación 


con Binyamín su hermano menor.  Br (Gn) 43:9 Yo te respondo por él; a mí me pedirás 
cuenta. Si no te lo traigo de vuelta y no lo pongo delante de ti, seré ante ti el culpable 
para siempre. 

Br (Gn) 44:32 Como tu siervo salió fiador del joven ante mi padre, diciendo: “ Si no te 
lo traigo de vuelta, entonces yo seré culpable ante mi padre para siempre”  
Un pacto de Yahudáh que pasado el tiempo ha permanecido así hasta el día de hoy. 

Una  mentira  encubierta  siempre  será  una  verdad  a  medias,  luego  que  sea  descubierta 
traerá incertidumbre y desconfianza. 

Br (Gn) 44:28  uno de ellos se fue de mi lado, y pienso de cierto que fue despedazado. 
Hasta ahora no lo he vuelto a ver. 

Si  nosotros  estuviéramos  en  ese  momento  o  cuando  leemos  este  perek  o  Parashat 
tratamos  de  hacer  fuerza  cuando  Yahudáh  esta  relatando  la  gran  mentira  que  ellos 
idearon  y  contaron  a  su  padre;  y  que  ahora  están  enfrente  del  despedazado;  creo  que 
nosotros diríamos: 
¡Que está diciendo! ¡No diga nada! ¡Cayese¡ ¡Hay la embarro¡ ¡nooooooooooooooooo¡ 

Si  Yoséf  hubiera  sido  por  completo  ajeno  a  la  familia,  como  lo  suponía  Yahudáh,  no 
hubieran  obrado  sobre  él  sus  poderosos  razonamientos.  Pero  Yaaqóv  ni  Binyamín 
necesitaban un intercesor ante Yoséf porque él los amaba. La fiel adhesión de Yahudáh 
a Binyamín, ahora, en su angustia, fue recompensada tiempo después cuando la tribu de 
Binyamín, se quedó con  Yahudáh  y las otras tribus le abandonaron. El Sh´liaj observa, 
cuando discurre sobre la mediación de Mashíaj, que nuestro Señor vino de Yahudáh, Ib 
(He) 7:14, y que no sólo intercedió por los transgresores sino que se hizo fiador de ellos, 
testificando su interés por su Padre y por sus hermanos. 
Yashua, el  gran antitipo de  Yoséf, se humilla y  prueba ser su  pueblo,  aun después  que 
ellos saborearon algo de su amorosa bondad. Él  les hacer recordar sus errores para que

3 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


puedan  ejercitarse,  y  mostrar  arrepentimiento,  y  sentir  cuánto  deben  a  su  bondad 
inmerecida. 

Gn 45:1­15 Yoséf se da a conocer y consuela a sus hermanos y envía por su padre. 
Br (Gn) 45:1 Y no pudo Yoséf contenerse del todo; él se mantuvo en pie por él, y grito a 
todos  los  hombres:  Salgan  de  cerca  de  mí.  Y  no  quedo  hombre  en  pie  con  él;  por 
darse a conocer Yoséf a sus hermanos.”  
La  palabra  “Yada”  en  hebreo  en  la  tanak  está  en  siete  modos  del  verbo  y  contiene 
diferentes  matices, según sus  aplicaciones.  Su  afinidad  y  unión  con  las  cosas,  sucesos, 
personas es íntima. 

En el caso específico de Yoséf; darse a conocer era mostrar a sus hermanos como era su 
situación actual (el segundo después de Paróh), su casa (los llevo y les puso en su mesa 
mostrándole  que  comía  a  parte  de  los  Mitzrayim),  como  vivía  y  además  de  lo  externo 
quería  darse  a  conocer  a  sus  hermanos  por  lo  que  tenía  su  corazón  “Y  dio  voces  con 
llantos”  Veyiten  et  qolo bibki.  Estas expresiones reflejan  lo  que hay  en  el  corazón por 
dolor,  alegría  y  liberan  de  muchas  manifestaciones  guardadas  dentro  como 
resentimiento, ira etc. 

Encontramos algunas posiciones de darse a conocer según esta Parashat:

·  La  primera cuando es exaltado  y durante mucho tiempo  no  le  han  visto  como  el 


caso de Yoséf; pero que al pagar un precio para la exaltación es maduro al darse a 
conocer. Br (Gn) 45:4

·  La  segunda  es  el  caso  como  el  ejemplo  del  hijo  prodigo  que  no  tenía  nada,  se 
mostró  a  su  padre  pero  por  no  tener  una  posición;  su  hermano  no  le  quería 
conocer.

·  La  tercera  es  el  ejemplo  de  Moshéh  enviado  de  Yahweh  Shem  (Ex)  4:1­5  su 
posición fue delegada para darse a conocer a sus hermanos en Mitzrayim.

·  La  cuarta  es  cuando  Yashua  les  pregunta  a  sus  talmidím  ¿Quién  decís  que  soy? 
Conocer  a  alguien  es  ver  su  identidad  todo  lo  que  es  la  persona  lo  que  tiene  su 
corazón  como  es  y  su  relación  con  los  demás.  Aunque  Mashíaj  vino  a  dar  a 
conocer a su padre y el nombre de su padre. Yah (Jn) 1:18 
Yah (Jn) 7:16, 17 conocer la Torah 
8:32 conocer la verdad 
17:3 que conozcan a Elohim 
17:26 conocer su nombre.
4 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
La razón que da Yoséf por la cual se da a conocer a sus hermanos fue: 
Br (Gn) 45:5 para preservar la vida 
Br (Gn) 45:7 para preservar la posteridad, 
Para dar vida por medio de gran rescate. 
¿Que aprendemos de Yoséf? 

Un hombre con un corazón humilde que no abuso de su posición; aunque le vendieron y 
no tenían una buena relación sus hermanos con él. 

Br (Gn) 45:4 Pero Yoséf les dijo: Acercaos ahora a mí. Ellos se acercaron, y él les dijo: 
Yo soy Yoséf, vuestro hermano, el que vendisteis hacia Mitzrayim. 
¿Qué quiso decir Yoséf? yo se la verdad ustedes me vendieron, la confrontación……. no 
sigan creyendo una mentira y esto pasa con las enseñanzas de hoy día no son revisadas y 
todos  creen  lo  que  el  de  a  delante  repite.  Hoy  puedes  tener  una  confrontación  con  el 
estilo de vida que llevas y con lo que aprendes. 

Yoséf  dejó  hablar  a  Yahudáh  y  escuchó  todo  lo  que  tenía  que  decir.  Halló  a  sus 
hermanos  humillados  por  sus  errores,  pues  Yahudáh  lo  mencionó  dos  veces  en  su 
discurso,  respetuosos  de  su  padre  y  con  su  hermano  Binyamín.  Ahora  estaban 
preparados  para  el  consuelo  que  les  daría,  identificándose.  Yoséf  ordenó  a  todos  sus 
siervos  que  se  fueran.  Así  Mashíaj  se  da  a  conocer  Él  mismo,  y  expresa  su  amorosa 
bondad a su pueblo, fuera de la vista y de los oídos del mundo. Yoséf derramó lágrimas 
de  fuerte  afecto  y  con  estas  borró  la  austeridad  con  que  se  había  comportado  con  sus 
hermanos  hasta  ese  momento.  Esto  representa  la  compasión  de  Elohim  hacia  los  que 
vuelven. “Yo soy Yoséf, vuestro hermano”. Esto los hizo temblar más aun por su error 
de venderlo, pero los alentaría a esperar un buen trato. Así, pues, cuando Mashíaj quiso 
convencer  a  Shaúl dijo: “Yo  soy Yashua”, y  cuando  consolaba  a  sus  Talmidím, decía: 
“Yo soy, no temáis”. Cuando Mashíaj se manifiesta a su pueblo, les anima a acercarse a 
Él con un corazón sincero. Yoséf lo hace así y les muestra que, sea lo que ellos pensaran 
hacer contra él, Elohim lo había usado para bien. Los que erran y fallan deben dolerse. 

Es  muy  impactante  la  concordancia  de  todo  esto  con  el  caso  del  que  yerra,  al 
manifestarse  Mashíaj  a  su  alma.  En  este  relato  él  no  piensa  que  el  errar  sea  un  mal 
menor sino mayor; y, de todos modos, está tan armado contra la desesperación que llega 
a regocijarse en lo que Elohim ha obrado, mientras que tiembla pensando en los peligros 
y la ruina de la cual ha escapado. Yoséf promete cuidar de su padre y de toda la familia. 

Deber de  los hijos  es, si  la necesidad de sus  padres lo  requiere  en  cualquier  momento, 


mantenerlos y darles lo mejor que puedan; esto es mostrar la piedad en casa, 1 Timoteo

5 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


5:4. Después que Yoséf hubo abrazado a Binyamín, los abrazo a todos ellos y, luego, sus 
hermanos conversaron libremente con él de todos  los asuntos de la casa de sus padres. 
Esto es igual a Yashua que nos lleva al padre para su cuidado y protección. 
Bereshít 45:16­24  El Paróh confirma la invitación de Yoséf­Los regalos de Yoséf para 
sus hermanos. 
El Paróh fue amable con Yoséf y sus familiares por amor a él. Mitzrayim compensaría 
las pérdidas de la mudanza de ellos. 

No pongamos nuestra vista o el corazón en el mundo; hay cosas mejores para nosotros 
en la tierra bendita donde esta Mashíaj, nuestro Yashua. Yoséf despidió a sus hermanos 
con  una  advertencia  apropiada:  “No  riñáis  por  el  camino”.  Sabía  que  eran  demasiado 
dados  a  pelearse  y,  habiendo  perdonado  a  todos,  les  hace  este  encargo,  de  no  pelearse 
entre sí. Esta orden nos ha dado nuestro Señor Yashua, que nos amemos unos a otros y 
que  pase  lo  que  pase  o  que  haya  pasado,  no  peleemos  y  aunque  haya  discusiones 
salgamos aprobados. Puesto que somos hermanos, todos tenemos el mismo Padre. Todos 
hemos  errado  y,  en  lugar  de  pelear  unos  con  otros,  tenemos  razón  para  reñirnos  a 
nosotros mismos. 

Bereshít 45:25­28 Yaaqóv recibe la noticia de que Yoséf está vivo. 

Oír que Yoséf está vivo es una noticia demasiado buena para ser verdadera; Yaaqóv se 
afligió  pues  no  lo  cree.  Nosotros  nos  afligimos  porque  no  creemos.  A  la  larga  se 
convence  Yaaqóv  de  la  verdad.  Yaaqóv  estaba  viejo,  y  no  esperaba  vivir  mucho  más. 
Dice: Br (Gn) 46:30 “ Entonces Yisrael dijo a Yoséf: Muera yo ahora, ya que he visto tu 
rostro y sé que aún vives.”  

He  aquí,  Yashua  se  manifiesta  a  Sí  mismo  como  Hermano  y  Amigo  ante  quienes  una 
vez lo despreciaron y fueron sus enemigos. Les manda dejar de lado la envidia, el enojo, 
la maldad y  la discordia, y que vivan en paz unos con otros.  Les enseña a renunciar al 
mundo por Él y su plenitud. Les proporciona todo lo necesario para conducirlos a casa 
de su padre, hacia Él mismo, para que donde Él esté ellos también estén. 

Al  fin,  cuando  envía  por  su  pueblo,  aunque  ellos  puedan  por  un  tiempo  sentir  algunas 
dudas y temores, el pensamiento de  ver su gloria y de estar con Él, les permitirá decir: 
“Basta, estoy dispuesto a morir; y a ir a ver y a estar con él Amado de mi alma”. 

Br (Gn) 46:1­4. Las palabras de Elohim para Yaaqóv. 
Aun  en  los  hechos  y  emprendimientos  que  parecen  más  gratos  debemos  buscar  el 
consejo,  la  ayuda  y  la  bendición  de  Yahweh.  En  atender  sus  mandamientos  y  haber 
recibido  las  prendas  del  pacto,  tenemos  la  esperanza  de  Su  presencia  y  el  shalom  que 
confiere.  En  todos  nuestros  cambios  debemos  acordarnos  de  nuestra  salida  de  este
6 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
mundo. Cuando pasamos por el valle de sombra de muerte, nada puede animarnos a no 
temer mal alguno salvo la presencia de Mashíaj. 

Br (Gn) 46:5­27  Yaaqóv y su familia van a Mitzrayim. 
Aquí tenemos una  lista  detallada de la  familia  de  Yaaqóv.  Aunque  el cumplimiento  de 
las palabras siempre es seguro, sin embargo, suele ser lento. Ahora han pasado 215 años 
desde que Elohim había prometido a Abraham hacer de él una gran nación, perek 12:2; 
sin  embargo,  esa  rama  de  su  simiente,  a  la  cual  fue  hecha  la  palabra,  solamente  había 
aumentado a setenta,  de  los  cuales se conserva esta relación  específica para  mostrar el 
poder de Elohim para hacer que estos setenta se conviertan en una gran multitud. 

Br (Gn) 46:28­34 Yoséf se reúne con su padre y sus hermanos. 
Consideró justo hacerle saber al Paróh que su familia iba a establecerse en su tierra. Si 
otros depositan su confianza en nosotros, no debemos ser tan bajos como para abusar de 
ellos e imponernos. 
Pero,  ¿qué  va  a  hacer  Yoséf  con  sus  hermanos?  Hubo  un  tiempo  en  que  ellos  se 
confabularon para  deshacerse de él, ahora él  piensa dónde  establecerlos para provecho 
de  ellos;  esto  es  devolver  bien  por  mal.  Quería  que  ellos  vivieran  solos  en  la  tierra  de 
Goshén, que estaba más cerca de Kenáan. 
Los  pastores  eran  una  abominación  para  los  de  Mitzrayim.  Pero  Yoséf  no  quería  que 
ellos fueran avergonzados al reconocer aquella como la ocupación de ellos ante el Paróh. 
Podría haberles procurado puestos en la corte o en el ejército. 
Generalmente es mejor que la gente permanezca en las vocaciones en que fueron criados 
y  a  las  que  están  acostumbrados.  Mejor  es  ser  el  crédito  de  un  puesto  modesto  que  la 
vergüenza de uno elevado. Si deseamos destruir nuestras almas o las almas de nuestros 
hijos, procuremos grandes cosas para nosotros y para ellos pero, si no, nos corresponde 
estar contentos en lo que estamos, teniendo comida y vestido. 

Br (Gn) 47:1­6. Yoséf presenta sus hermanos al Paróh. 
Aunque  Yoséf  era  un  gran  hombre,  especialmente  en  Mitzrayim,  él  reconoció  a  sus 
hermanos.  Que  los  ricos  y  grandes  del  mundo  no  pasen  por  alto  ni  desprecien  a  los 
parientes  pobres.  Nuestro  Señor  Yashua  no  se  avergüenza  de  llamarnos  hermanos. 
Respondiendo a la pregunta del Paróh, ¿cuál es vuestro oficio? Ellos le dijeron que eran 
pastores, agregando que ellos venían a estar en la tierra por un tiempo, mientras durara 
el  hambre  en  Kenáan.  El  Paróh  ofreció  emplearlos  como  pastores  siempre  y  cuando 
fueran  hombres  activos.  Cualquiera  sea  nuestro  oficio  o  empleo,  debemos  tratar  de 
destacarnos en él y mostrarnos inteligentes y trabajadores. 

Br (Gn) 47:7­12 Yaaqóv bendice al Paróh. 
Con la seriedad de la edad avanzada, la piedad del creyente verdadero y la autoridad de 
un padre y Nevií, Yaaqóv suplicó al Señor que otorgara una bendición al Paróh. Actuó
7 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
como hombre que no se avergüenza de su Elohim; y que expresa gratitud al benefactor 
suyo y de su familia. 
Aquí  tenemos  una  respuesta  muy  poco  corriente  a  una  pregunta  muy  común.  Yaaqóv 
llama  peregrinaje  a  su  vida;  el  paso  de  un  forastero  por  un  país  extranjero,  o  patria 
pasajera  a  su  propio  país.  No  estaba  cómodo  en  la  tierra;  su  lugar  de  residencia,  su 
herencia,  sus  tesoros  estaban  en  shamayim.  Cuenta  su  vida  por  días;  hasta  por  días  se 
cuenta la vida con celeridad y no estamos seguros de que continúe por un día más. Por 
tanto, contemos nuestros días. Sus días fueron pocos. Aunque había vivido ciento treinta 
años,  parecían  pocos  días  en  comparación  con  los  días  de  la  eternidad  y  el  estado 
permanente.  Son  malos; esto es verdad tocante al hombre. Vive pocos días y llenos  de 
problemas; puesto que sus días son malos, es bueno que sean pocos. La vida de Yaaqóv 
había  estado  llena  de  días  malos.  La  vejez  le  llegó  más  pronto  que  a  algunos  de  sus 
antepasados. Así como el joven no debe enorgullecerse de su fuerza o belleza, el viejo 
no debe enorgullecerse de su edad y de sus canas, aunque los demás las reverencien con 
justicia;  porque  los  que  son  considerados  muy  viejos  no  llegan  a  los  años  de  nuestros 
padres. La cabeza blanca sólo es corona de esplendor, cuando se halla en el camino de la 
justicia. Esa respuesta no podía dejar de impresionar el corazón del Paróh recordándole 
que  la  prosperidad  y  felicidad  mundana  no  pueden  durar  mucho  y  no  bastan  para 
satisfacer.  Después  de  una  vida  de  vanidad  y  vejaciones,  el  hombre  va  a  la  tumba,  al 
igual desde un trono como desde una choza. 

Br  (Gn)  47:13­26.  Tratos  de  Yoséf  con  los  Mitzrayim  durante  el  hambre.  Habiéndose 
preocupado  de  Yaaqóv  y  su  familia,  cuya  bondad  fue  especialmente  concebida  por 
Elohim  en  el  progreso  de  Yoséf,  se  relata  la  salvación  del  reino  de  Mitzrayim  y  los 
hombres de entonces de la ruina. No había alimento y la gente estaba a punto de morir. 
Véase cómo dependemos de la provisión de Elohim. 
Toda nuestra riqueza no nos libraría de pasar hambre si no lloviera por dos o tres años. 
Nótese  hasta qué punto estamos  a  merced de Elohim  y  mantengámonos siempre  en  su 
amor. 

También véase cuánto nos perjudicamos por nuestra propia falta de cuidado. 

La plata y el oro no los iban a alimentar: ellos debían tener trigo. 

Todo lo que el hombre tenga lo dará por su vida. 

Es claro que los Mitzrayim consideraron a Yoséf como benefactor público. El hecho es 
coherente con el carácter de Yoséf, que actuó con temor de Elohim entre el Paróh y sus 
súbditos.  Los  Mitzrayim confesaron tocante a  Yoséf:  Nos has  salvado  la  vida.  ¿Qué  le 
dirán  a  Yashua  las  multitudes  agradecidas  en  el  día  postrero?  ¡Has  salvado  nuestras 
almas  de  la  más  horrible  destrucción,  y  en  tiempo  la  angustia  más  extrema!  Los  de
8 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
Mitzrayim se deshicieron de todas sus propiedades y hasta de su libertad por salvar sus 
vidas: ¿puede ser demasiado, entonces, que nosotros contemos todo como pérdida  y  lo 
dejemos en cuanto Él lo ordena y por amor a Él, que salva nuestra alma  y nos da cien 
veces tanto, aquí en este mundo? 

La Mentir a 

Discutían un día  la zorra y el cocodrilo sobre la nobleza de sus  antepasados. Por  largo 


rato habló el cocodrilo acerca de la alcurnia de sus ancestros, y terminó por decir que sus 
padres habían llegado a ser los guardianes del gimnasio. No es necesario que me lo digas 
replicó  la zorra; las cualidades de tu piel demuestran  muy bien que desde hace muchos 
años te dedicas a los ejercicios de gimnasia. 

Recuerda siempre que lo que bien se ve, no se puede esconder con la mentira. 

¿Qué es la mentira? 
Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa. 

Una mentira es una declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa o 
parcial,  esperando  que  los  oyentes  le  crean,  ocultando  siempre  la  realidad  en  forma 
parcial o total. 

Una  cierta  oración  puede  ser  una  mentira  si  el  interlocutor  piensa  que  es  falsa  o  que 
oculta parcialmente la verdad. 

En función de  la  definición, una  mentira puede ser  una  falsedad genuina  o una  verdad 


selectiva,  exagerar  una  verdad  o  incluso  la  verdad,  si  la  intención  es  engañar  o  causar 
una acción en contra de los intereses del oyente. 

Las ficciones, aunque falsas, no se consideran mentiras. 

Mentir  es decir una mentira. 

A  las  personas  que  dicen  una  mentira,  especialmente  a  aquellas  que  las  dicen 
frecuentemente, se las califica de mentirosas. 

Mentir  implica  un  engaño  intencionado,  consciente,  y  estudios  demuestran  que  el  ser 
humano tarda más mintiendo que diciendo la verdad. 

La mentira es la afirmación o negación de una cosa contraria a la realidad o diferente a 
ella.
9 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 
Su esencia misma es el engaño y su gravedad depende del grado de egoísmo o  maldad 
que  la  engendre.  Puede  darse  como  expresión  espontánea,  un  "recurso  fácil"  del 
momento, o como engaño maquinado o premeditado. Es decir, puede generarse a causa 
de una actitud descuidada y fantasiosa en el modo de pensar y de hablar, o constituir un 
engaño deliberado. Mentir fácilmente se convierte en su forma de vivir y con el tiempo 
vuelve casi insensible la conciencia del mentiroso. 

La  mentira es uno de  los males mas generalizados en nuestra sociedad, al punto que la 


conciencia  de  muchos  se  ha  insensibilizado  y  debilitado  con  respecto  a  este  mal.  Hay 
muchos  que  creen  que  "no  se  puede  vivir  sin  mentir".  Por  lo  general,  el  hombre  se 
justifica al hacerlo, pero sus justificaciones resultan ilusorias y sin fundamento, pues la 
falsedad y la mentira son contra la torah. 

La  falsedad  y  el  engaño  resultan  muy  perjudiciales  en  la  relación  entre  los  seres 
humanos.  Fomenta  la  desconfianza,  el  recelo,  la  duda,  la  incredulidad,  la  sospecha. 
Destruye  la  comunicación  y  el  ambiente  de  unidad.  Debemos  desecharlos  de  todas  las 
áreas  de  nuestra  vida,  sea  el  hogar,  el  trabajo,  el  comercio,  el  gobierno,  la  escuela,  es 
decir, en todo ámbito y bajo toda relación. 

Nuestra  conducta  debe  caracterizarse  por  la  honestidad,  la  honradez,  la  integridad,  la 
sinceridad, la transparencia y la veracidad. Una sociedad asentada sobre la mentira y el 
engaño, está destinada a desmoronarse. Es necesario edificar una estructura de veracidad 
en  todos  los  órdenes  y  escalas  de  la  vida  tanto  en  los  gobernantes  como  en  los 
gobernados,  tanto  en  los  padres  como  en  los  hijos,  tanto  en  los  patrones  como  en  los 
empleados, tanto en  los maestros como en los alumnos,  tanto en los profesionales y  en 
los comerciantes como en sus clientes. 

SE MIENTE POR LAS SIGUIENTES RAZONES 

Para obtener ventajas económicas injustas, ganancias deshonestas, o para robar. 

Para exaltarse a uno mismo 

Para evitar un castigo o disciplina justos. 

Por avaricia

10 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


Para aparentar ser mejor de lo que se es. 

Para  poder  comunicar  la  verdad,  es  necesario  pensar  la  verdad  y  no  guiarnos  por 
prejuicios, intereses personales, ilusiones ó fantasías, posición social o el creer que se es 
más  por  lo  que  se  posee  o  dice  saber.  Sólo  el  que  dice  la  verdad  se  vuelve  digno  de 
confianza. 

¿Qué dice la torah sobre la mentira? 

La  novena  palabra  prohíbe  la  mentira.  Shem  (Ex)  20:16,  No  responderás  contra  tu 
prójimo testimonio falso. Dev (Dt) 5:20 

Aquí la palabra hebrea utilizada es ‫שׁקֶר‬ ֶ shéqer ; una falsedad;  por implicación. Embuste 


(a  menudo  adverbio):  engañador,  engaño,  engañoso,  falsamente,  falsedad,  falso, 
fingidamente, mentira, mentiroso, sin causa, traición, vanidad, (cosa) vana. Y viene a su 
vez de la raíz  ‫שׁקַר‬
ָ shaqár ; raíz primaria; engañar , es decir. Ser no cierto (por lo general 
en palabras): acechar, falsear, faltar, mentir. 

El noveno mandamiento se preocupa de nuestro buen nombre, del propio y del prójimo. 
Prohíbe hablar  falsamente  de  cualquier cosa,  mentir,  hablar con equívocos  y planear o 
pretender  engañar  en  cualquier  forma  a  nuestro  prójimo.  Hablar  injustamente  contra 
nuestro  prójimo,  dañar  su  reputación.  Dar  falso  testimonio  contra  él  o,  en  la 
conversación corriente, calumniar, murmurar y andar con chismes; tergiversar lo que se 
ha  hecho,  exagerar,  y  pretender  de  cualquier  forma  mejorar  nuestra  reputación 
degradando  la fama del prójimo. ¡Cuántas veces quebrantan a diario este  mandamiento 
personas  de  todos  los  rangos!  Se  adula,  se  es  hipócrita  mostrando  una  apariencia, 
pretendiendo que podemos escapar fácilmente del resultado de nuestras palabras. 

El resultado de tus palabras y la falsedad de ella es que sin darte cuenta esta enredado, 
enlazado  Mis  (Pr)  6:2  te  has  enredado  con  los  dichos  de  tu  boca  y  has  quedado 
atrapado en los dichos de tus labios. 
Es  lo  primero que  te sucede cuando shéqer (mientes, falseas  con  tus  palabras) estas en 
lazado, preso y caerás en ellas y por ellas tendrás que responder sea el motivo que sea o 
la intención que sea. 

La torah sigue prohibiendo esta práctica de una boca que suelta palabras sin control Vay 
(Lv)  19:11  No  robaréis,  no  mentiréis  (shéqer)  ni  os  engañaréis  (kajásh)  el  hombre 
contra su compañero.

11 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


Aquí  se  utilizan  dos  palabras  hebreas  para  repetir  una  misma  acción  Shéqer  y  ‫שׁ‬ ‫כָּח‬ 
kajásh;  raíz  primaria;  Ser  no  veraz,  en  palabra  (mentir,  fingir,  repudiar )  u  obra 
(desilusionar,  fallar,  encogerse):­calumniar,  desfallecer,  engañar,  fallar,  falta,  faltar, 
humillar, mentir, negar, someterse. 

Nos  hacemos  daño  cuando  mentimos.  Ef  4:25  Por  tanto  apártense  de  mentira  entre 
vosotros, y hablen verdad el hombre con su prójimo; porque nosotros somos miembros 
el hombre con su hermano. 

Mentir es no asemejarse a su forma de la imagen el cual es Yahweh quien nos dio de su 
imagen y su semejanza. Col 3:9­10 No mintáis el hombre a su pariente, después que 
despojasteis al hombre antiguo con sus actos, y revestidos del nuevo hombre el cual es 
renovado en el conocimiento según la imagen de su forma. 

De  Elohim  no  son  las  mentiras  de  el  sale  la  verdad  la  cual  es  la  torah;  en  el  no  hay 
mutación,  ni  cambio,  ni  sombra,  ni  variación  Bem  (Nm)  23:19  Elohim  no  es  hombre, 
para que mienta (kazáb), Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, y no hará. 
Habló, y no lo ejecutará. 

Aquí  utiliza  otra  palabra  hebrea  para  ver  la  palabra  mentir  con  el  sentido  de  burlar  al 
hablar  y  encontrarlo  mentiroso.  ‫ ָכּזַב‬  kazáb;  raíz  primaria;  mentir   (es  decir  engañar ), 
literal  o figurado:  Burla,  burlar, decir, desmentir, faltar,  fe,  mentir,  mentira, (hacer, ser 
hallado) mentiroso. 

A Elohim le repugna la mentira. Mis (Pr) 12:22 Repugnante es a Yahweh son los labios 
mentirosos; y se complace en el que hace verdad. Mis (Pr) 6:16­19; 

Los  mentirosos  están excluidos de la presencia (templo o el lugar en donde enseñan la 


torah)  de  Elohim.  Teh  (Sal)  101:7  No  residirá  dentro  de  mi  casa  el  que  procede  con 
mentiras (Remiyáh); el que habla mentiras (shéqer) no se afirmará delante de mis ojos. 

El adversario de nuestras almas es padre de mentira y en el no hay verdad Yhj (Jn) 8:44 
He aquí vosotros sois de vuestro padre el adversario, y se venden para hacer según el 
deseo  de  vuestro  padre.  El  esta  por  asesino  de  almas  desde  el  principio,  y  en  el  la 
verdad  no  permanece,  porque  no  hay  verdad  en  él.  Cuando  habla  mentira,  de  su 
corazón el habla; porque es mentiroso, y padre de toda mentira. 

Nadie que mienta sea el motivo que sea, viene o proviene de Yahweh sino del adversario 
¿piense bien cuando lo hace?  Y no digas que eres hijo de Elohim, porque él no  miente 
cambia tu modo de hablar y saca toda simiente del adversario.

12 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 


Pero hay castigo para los que no paran de mentir y no toman conciencia en su corazón 
de sus actos y no quieren morir a ello. 

Dev (Dt) 19:16­19; Mis (Pr) 19:5 El testigo mentiroso no quedara sin castigo, y el que 
habla mentiras no escapara. 

Teh (Sal) 5:6 Se perderá el que habla mentiras es hombre sanguinario, y el engañador 
es detestable a Yahweh. 

Los deshonestos no serán permitidos en la ciudad de Elohim. Jiz (Ap) 22:15 Y afuera de 
la ciudad estarán los prostitutos, y los  adivinos, y los fornicarios, y los asesinos, y los 
que sirven a los Elilím, y todos los que aman la mentira y las obras de mentira. 

Somos mentirosos si decimos que no obedecemos los mandamientos. 1 Yhj (Jn) 2:4 El 
que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, él tal es mentiroso, y la verdad 
no está en él.

Sh´liaj
Yoshua Ben Efrayim
Yoshua Ben Efrayim Mi bandera

Mi bandera

13 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim