Sie sind auf Seite 1von 35

Fertilidad de Suelos

CAPITULO I

Donald Kass

NUTRIMENTOS EN LAS PLANTAS

OBJETIVO GENERAL

Definir, con base en el criterio de elemento esencial, los nutrimentos de mayor importancia para el adecuado funcionamiento fisiológico de las plantas, y describir los procesos fisiológicos de mayor importancia para las plantas, en que participan los macronutrimentos y los micronutrimentos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Al concluir el estudio de este capítulo, el estudiante estará en capacidad de:

1. Describir la importancia fisiológica del nitrógeno en las plantas.

2. Describir la importancia fisiológica del fósforo en las plantas.

3. Describir la importancia fisiológica del potasio en las plantas.

4. Describir la importancia fisiológica del azufre en las plantas.

5. Describir la importancia de cuatro micronutrientes: hierro, cobre, manganeso y cinc en las plantas.

6. Explicar el criterio de elemento esencial.

7. Explicar la razón por la que existen elementos mayores primarios y secundarios.

8. Describir los síntomas visuales que presenta el follaje de las plantas cuando tienen deficiencia de nitrógeno, de fósforo y de potasio.

9. Describir los síntomas visuales que presenta el follaje de las plantas cuando tienen deficiencias de azufre y de calcio.

10. Describir los síntomas visuales que presenta el follaje de las plantas cuando tienen deficiencias de cinc, manganeso y boro.

11. Explicar que son raíces absorbentes.

12. Describir tres mecanismos de absorción de nutrimentos, asociados a la interfase suelo-planta.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Las plantas son organismos que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Las plantas anuales y bianuales tienen períodos definidos en su desarrollo vegetativo, clasificados en cuatro etapas: germinación, crecimiento, floración y/ o reproducción, senectud o muerte. Otras especies del reino vegetal tienen períodos más amplios, como las especies semiperennes y perennes. En estos organismos las dos últimas etapas son estacionales; la floración y reproducción pueden repetirse durante varios años, aunque decline el volumen de cosecha. La etapa de morir no tienen relación con especies anuales o bianuales:

pueden vivir decenas o cientos de años. Independientemente de la clasificación vegetativa, las plantas necesitan crecer y desarrollar tejidos en forma óptima, para ingresar a los ciclos de producción de frutos, tubérculos, cereales, fibras, sustancias medicinales, madera, forrajes, compuestos tóxicos y productos ornamentales. Todo el sistema de producción esta ligado a la especie de organismo vegetal, a su potencial genético y al clima regional.

Muchos factores afectan el desarrollo vegetativo de una planta. Son factores ligados al ambiente edáfico, o factores internos ligados al organismo vegetal. Las condiciones agroecológicas que son factores ligados al ambiente, incluye parámetros de suelo y clima.

Las variables de suelo que se evalúan son:

Propiedades físicas

Propiedades químicas

Propiedades microbiológicas

Propiedades externas al suelo (como el clima)

Las propiedades físicas incluyen la textura, la estructura, la profundidad efectiva, la conductividad hidráulica, la aireación, la compactación, la permeabilidad y la capacidad de retener agua.

Las propiedades químicas incluyen la fertilidad natural, los cationes de intercambio, el pH, el contenido de materia orgánica, la saturación de bases, la saturación de acidez, el contenido de macronutrimentos como carbono, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre; y el contenido de micronutrimentos como hierro, cobre, boro, cinc, manganeso, molibdeno y cloro.

Las propiedades microbiológicas incluyen la actividad de organismos fijadores de nitrógeno, simbióticos o de vida libre, y de los organismos depredadores de residuos orgánicos que obtienen energía de esos residuos y que participan en la mineralización de nutrimentos presentes en los residuos, como el azufre, el nitrógeno, el fósforo y algunos micronutrimentos como cobalto, hierro y cinc, además de otras actividades derivadas de los microorganismos que viven parcial o totalmente en el suelo; como la difusión en el ambiente suelo-raíz (rizósfera), de hormonas y vitaminas y sustancias tóxicas, que son excretadas por las raíces de las plantas a la solución del suelo. En muchos libros estos microorganismos se designan como microflora del suelo.

Las propiedades externas del suelo, incluyen la pendiente, el relieve, los procesos erosivos y la exposición a la radiación solar.

Las variables de clima que se evalúan son:

Lluvia total por año y distribución anual.

Registro de días secos, continuos o por total anual.

Temperatura promedio anual del aire y del suelo

Velocidad de viento en km/ hora y la humedad relativa en porcentaje.

Longitud del día. Costa Rica, pro su posición latitudinal en el globo terráqueo: (10 grados norte del ecuador terrestre), no tiene una diferencia significativa de longitud del día entre invierno y verano. La longitud del día es importante para las planta que requieren días largos, como la soya,

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

que no produce adecuadamente en condiciones de días cortos como los de este país, a menos que sean plantas seleccionadas genéticamente, para adaptarse a días cortos.

Radiación solar. La radiación solar varía por condiciones de nubosidad. En las áreas de la provincia de Guanacaste, la radiación solar es mayor que en la provincia de Limón. Como regla:

a mayor radiación solar, hay un mejor proceso fotosintético.

Los factores internos ligados a los organismos vegetales, tienen relación con la manipulación genética que hace el ser humano con ellos. Para suplir alimento a una creciente población humana y a las especies animales de importancia doméstica, se han desarrollado híbridos vegetales, utilizando biotecnología. Los nuevos productos biotecnológicos se adaptan mejora a algunas condiciones agroecológicas adversas, pero algunas especies requieren mayor gasto en insumos, especialmente fertilizantes. Además, se ha hecho mucho trabajo genético de mejoramiento con plantas hortícolas como cebolla, papa, zanahoria y remolacha. Los resultados se llaman híbridos. Generalmente producen mayor biomasa útil y más frutos, tubérculos, raíces o follaje; resisten más tolerantes al frío en las regiones templadas del planeta, y son más resistentes a enfermedades fungosas y al ataque de insectos perjudiciales. Pero cuando se usan programas de mejoramiento para plantas, se necesita mauro inversión de dinero porque se debe aplicar mayor cantidad de fertilizante, y realizar labores culturales más cuidadosas.

La mayoría de las plantas obtienen del suelo los nutrimentos necesarios para su desarrollo. En muchos suelos de las áreas tropicales, ácidos y pobres en nutrimentos, es necesario usar dosis, cada vez más crecientes, de fertilizantes industriales que abastecen a las plantas de importancia agrícola, de los nutrimentos necesarios. Esto produce actualmente una crisis energética, porque hay cantidades limitadas de materias primas ligadas a la producción de fertilizantes. En gran parte de las áreas tropicales del planeta, donde está situada Costa Rica, es necesario fertilizar muy bien para obtener una rentabilidad en cosecha que cubra los costos de inversión. Esto debe crear conciencia en el agricultor y en las recomendaciones de los técnicos en agricultura, para economizar en el uso de los fertilizantes.

El agricultor debe usar los fertilizantes en forma racional, con un objetivo básico: mayor eficiencia de su uso, para obtener una adecuada producción que cubra los costos económicos y que permita a la planta expresar su mayor potencial productivo. Por esta razón es conveniente:

Seleccionar el fertilizante adecuado y complementar con los residuos de cosecha de la finca, que aportan nutrimentos al suelo.

Controlar pérdidas en el agroecosistema. El lavado de nutrimentos en áreas tropicales con alta intensidad de lluvias, o la fijación de nutrimentos en suelos con arcillas que retienen fósforo y elementos menores como hierro y cinc, puede controlarse con métodos específicos como nitrógeno, fósforo y azufre.

Reducir la exportación de nutrimentos del área de cultivo, incorporado la biomasa no exportable, y también abonos orgánicos, o sembrando plantas de cobertura.

Aplicar técnicas agro-conservacionistas para mejorar las propiedades físicas y químicas del suelo. Entre ellas: uso de abonos verdes, rotación de cultivos, aplicación de compuestos orgánicos en aboneras, y el uso de cultivos intercalados.

CRITERIO DE ELEMENTO ESENCIAL

Un elemento es esencial para una planta cuando se demuestra que es necesario en algunas o en todas las etapas de su desarrollo. La presencia del elemento es importante para que cumpla en forma normal sus ciclos de crecimiento y reproducción. El elemento esencial normalmente participa en una o más de una función fisiológica dentro de la planta, y no puede ser sustituido por otro. Existen pocas excepciones a

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

la regla, y está limitado a algunas plantas de poca importancia agronómica, donde un elemento esencial puede ser sustituido por otro, de características similares en valencia y en radio iónico.

Se reconocen como esenciales dieciséis elementos. Algunas planas requieren otros elementos, específicamente esenciales para ellas, pero sin importancia para otras. Por ejemplo:

El Cobalto es importante para las leguminosas. Participa en la actividad de la nitrogenasa que permite la fijación de nitrógeno atmosférico. En realidad el cobalto no es esencial para las leguminosas en forma directa, sino para las bacterias, que son las que participan directamente en el mecanismo de fijación del nitrógeno atmosférico, en muchas especies de leguminosas (ONU/ FAO, 1985).

El sílice se encuentra en un 15 por ciento en las gramíneas, pero no es identificado como elemento esencial. Confiere resistencia mecánica al ataque de hongos e insectos, porque se deposita en las paredes de las células epidérmicas, pero no es conocido como elemento esencial.

El vanadio es esencial para algunas plantas de importancia agronómica porque aumenta el rendimiento de la cosecha; entre ellas el espárrago, el arroz, y el maíz. También se ha demostrado que puede sustituir parcialmente al molibdeno en la actividad de la nitrogenasa, enzima indispensable para las bacterias que participan en la fijación de nitrógeno atmosférico.

El sodio ha sido identificado como elemento importante para plantas halófitas. Algunos cultivos que requieren sodio para un crecimiento óptimo son: la remolacha azucarera y las espinacas.

Por último, si al analizar las cenizas de una planta se encuentra presente un elemento, no necesariamente indica que es esencial. Es el caso del cadmio, un metal pesado que puede ser absorbido por las plantas de arroz y acumulado en sus tejidos, pero no tiene función fisiológica o bioquímica específica, dentro de la planta de arroz.

CLASIFICACIÓN DE ELEMENTO ESENCIAL

Actualmente, un elemento esencial se identifica mediante la técnica de cultivos en solución hidropónica. Esta técnica consiste en aplicar a la solución mencionada (cultivo en agua provisto de aire u oxigenación, mediante compresores), todos los elementos que han sido identificados por los científicos, desde el siglo diecinueve a la fecha, como importantes para el crecimiento normal de las plantas. Este es un tratamiento testigo. En otros tratamientos similares se aplica la técnica del elemento faltante. Se adicionan todos los elementos, menos uno de ellos. Los elementos se agregan en concentraciones adecuadas, calibradas para la planta mediante experimentos previos de fertilización; así se evitan problemas de toxicidad, o antagonismos entre elementos. Luego se discrimina como afecta el metabolismo fisiológico de la planta. Esto se hace cuando se evalúa si afecta el crecimiento de la raíz, la estructura foliar, el desarrollo de meristemos apicales, o la producción. Con estas técnicas se han determinado como esenciales dieciséis elementos. Estos elementos se han clasificado por su importancia o por la cantidad en que los absorben las plantas y, simultáneamente, por su vía de ingreso a las plantas en:

Macronutrimentos: Incluye dos formas: los elementos que las plantas obtienen del agua y del aire, y los que obtienen del suelo.

Las plantas obtienen del agua y del aire los elementos carbono (C), oxígeno (O ), e hidrógeno (H).

Las plantas obtienen del suelo elementos como nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg), y azufre (S).

Micronutrimentos: Son los elementos hierro (Fe), manganeso (Mn), cobre (Cu), cinc (Zn), boro (B), molibdeno (Mo) y cloro (Cl). Las plantas los obtienen del suelo.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Otra vía de ingreso a las plantas es por aspersión foliar con soluciones diluidas que contienen estos nutrimentos

El nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S), las plantas lo obtienen mayoritariamente del sustrato suelo: que es una mezcla de minerales primarios y secundarios. También obtienen del suelo los micronutrimentos o elementos menores. En áreas donde existe contaminación atmosférica por actividad de plantas industriales o por actividades derivadas de procesos geotectónicos o atmosféricos (como volcanes activos o por acción de tormentas), el nitrógeno y el azufre pueden ingresar de la atmósfera al sustrato suelo, y estar disponibles para las plantas. También el nitrógeno puede ser captado del aire que se encuentra en los macroporos y mesoporos del suelo, por bacterias denominadas rizobios, que se asocian a las leguminosas en estructuras de la raíz denominadas nódulos; o directamente de la atmósfera circundante a la planta, por nódulos caulinares, rizobios que viven en el tallo de algunas leguminosas del género Sesbiana.

Por normas convencionales, los elementos nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre, se subdividen en elementos mayores primarios y elementos mayores secundarios. Los elementos mayores que la planta absorbe del suelo, son nitrógeno, fósforo y potasio. Los elementos mayores secundarios son calcio, magnesio y azufre. Con excepción de carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno, todos los restantes elementos se consideran nutrimentos minerales. La razón es que al calcinar muestras de tejidos vegetales, el carbono, el oxígeno, el hidrógeno y el nitrógeno, sufren cambios químicos que los transforman en elementos gaseosos que no se pueden valor para conocer la cantidad del elemento dentro de la planta.

EN RESUMEN, las plantas absorben del agua, del aire, y del suelo, elementos mayores denominados primarios y secundarios, y elementos menores, micronutrimentos u oligoelementos.

Los elementos mayores como carbono, oxígeno e hidrógeno, lo absorben del aire y del agua.

Los elementos mayores primarios que las plantas absorben del suelo son: nitrógeno, fósforo y potasio.

Los elementos mayores secundarios que las plantas absorben del suelo son: calcio, magnesio, y azufre.

Los elementos menores, o micronutrimentos, que las plantas absorben del suelo son: cloro, cobre, hierro, manganeso, molibdeno, cinc y boro.

Excepciones a la regla: el nitrógeno puede ser absorbido por mecanismos simbióticos en los que participan bacterias asociadas a especies leguminosas, y a otras especies no leguminosas como el jaúl. El azufre puede ser absorbido por las plantas, de la atmósfera circundante, como dióxido de azufre (SO 2 ).

La subdivisión de los macronutrientes esenciales en primarios y secundarios, no obedece a que existan altos o bajos contenidos de elementos en el volumen de suelo que exploran las raíces de las plantas. Esta subdivisión tiene mayor base en la importancia de acción dentro de los procesos fisiológicos de las plantas.

A pesar de que se sabe que algunos elementos tienen importancia vital para algunas plantas, como se indicó con ejemplos anteriores, sólo se reconocen dieciséis elementos, como importantes para la mayoría de plantas agrícolas del mundo.

IMPORTANCIA DE LOS NUTRIMENTOS PARA LAS PLANTAS

En esta sección se hará énfasis en la importancia de los nutrimentos esenciales en las funciones metabólicas y fisiológicas de las plantas. Además, se incluye una descripción general de las deficiencias de los nutrimentos esenciales y de la función del sistema radicular de las plantas.

Los elementos identificados como esenciales para el crecimiento normal de los organismos vegetales, tienen importancia porque participan en una serie de procesos fisiológicos que incluyen: la captación de energía solar y la participación en numerosas funciones fisiológicas o bioquímicas, entre ellas, la

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

activación de enzimas y la transferencia de energía. Todos los mecanismos permiten la producción de biomasa, bajo diferentes formas: follaje, granos y frutos, producción de leña y de madera.

Otros procesos de importancia metabólica son: la síntesis de azúcares, de vitaminas, de hormonas para crecimiento y de sustancias con propiedades terapéuticas que neutralizan compuestos tóxicos para las plantas, elaboradas por bacterias y hongos que viven en la interfase suelo-raíz o rizósfera.

En los procesos metabólicos de las plantas participan diversos elementos que activan mecanismos fotosintéticos, mecanismos bioquímicos y/ o fisiológicos, y otros mecanismos que mezclan fisiología y bioquímica: ambas áreas científicas están estrechamente ligadas.

El contenido de nutrimentos esenciales y la respuesta de las plantas u organismos vegetales ante la concentración en el ambiente (especialmente el sustrato suelo) genera varias definiciones:

Contenido óptimo: Cuando los elementos esenciales en el medio ambiente que rodea las raíces de las plantas, Cuando los elementos esenciales en el medio ambiente que rodea las raíces de las plantas, tienen adecuadas concentraciones en la solución del suelo, y en sus mecanismos de disponibilidad. Se asume que la planta puede absorberlos sin problema.

Deficiencia: Cuando un elemento tiene una concentración baja, en la solución de suelo, respecto a su Cuando un elemento tiene una concentración baja, en la solución de suelo, respecto a su contenido óptimo normal. El contenido normal, en el ambiente de las raíces, se determina con estudios previos de fertilización y respuesta del cultivo al fertilizante aplicado. Si hay deficiencia se produce un descenso en su curva de producción. Pero hay otras definiciones paralelas, asociadas a desórdenes fisiológicos; entre ellas:

Deficiencia visual: Cuando un elemento tiene una baja concentración dentro de las plantas, se producen desórdenes fisiológicos que se conocen como “síntomas visuales de deficiencia”. En este caso las plantas presentan patrones de clorosis, deformaciones y alteraciones foliares, o deformaciones de frutos, especialmente en árboles frutales.

Deficiencias inducidas: Si hay altos contenidos de un elemento en la solución del suelo, éste puede bloquear la absorción de otro elemento. Es el caso del fósforo y el cinc. Con altos contenidos de fósforo en el suelo, disminuye la absorción de cinc, provocando síntomas visuales de deficiencia. En realidad es una forma de antagonismo.

Antagonismo: Se da cuando la concentración de un elemento en el sistema suelo-raíz es muy alto Se da cuando la concentración de un elemento en el sistema suelo-raíz es muy alto respecto a “otros” elementos dentro del sistema. El antagonismo interfiere la absorción de otros elementos por las raíces de las plantas. Esto significa que una gran cantidad de un elemento en el sistema suelo-raíz, bloquea la absorción de otro u otros elementos importantes para el metabolismo de las plantas. Los antagonismos más conocidos incluyen las relaciones entre calcio/ magnesio, calcio y potasio y magnesio/ potasio.

Toxicidad: Cuando la concentración o contenido de un elemento en el agroecosistema suelo- raíz, es : Cuando la concentración o contenido de un elemento en el agroecosistema suelo- raíz, es excesivamente alto, se afecta el desarrollo normal de la plana.

Si la planta absorbe en forma indiscriminada el elemento altamente disponible, sufre lesiones en la raíz, o en el follaje, o en los meristemos de crecimiento y reproducción.

Todas estas acciones pueden conducir a la muerte de la planta en corto tiempo. Un ejemplo clásico de toxicidad ocurre en cultivos de arroz inundado. En estos casos hay excesiva cantidad de hierro ferroso (Fe +2 ), o presencia de inhibidores de respiración como el sulfuro de hidrógeno en el suelo. Estas dos últimas condiciones favorecen:

La excesiva absorción de hierro ferroso.

El bloqueo en la absorción de potasio.

Como resultado de una condición de suelo inundado, ocurre un desorden fisiológico en las plantas de arroz, por toxicidad de hierro, conocido como “bronceado”.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

IMPORTANCIA DE LOS MACRONUTRIMENTOS

El carbono, el oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, el fósforo y el azufre son elementos que componen el protoplasma celular, y forman parte de aminoácidos y proteínas.

Carbono, oxígeno e hidrógeno

El carbono, el oxígeno y el hidrógeno son transformados en carbohidratos por fotosíntesis, y posteriormente reelaborados en aminoácidos y proteínas que pasan a ser parte del protoplasma celular. Son esenciales para la formación de carbohidratos, luego aminoácidos y por último proteínas. Pero no son minerales porque ellos, junto a nitrógeno, al reducir un tejido foliar a ceniza por combustión, cambian su estado bioquímico al de elementos químicos en condición gaseosa. Por esta razón, no es posible medir la composición porcentual de estos elementos dentro de los tejidos de la planta con el análisis de ceniza residual post-combustión.

Nitrógeno, fósforo y azufre

El nitrógeno, el fósforo y el azufre, son elementos ligados a compuestos orgánicos e inorgánicos en el sistema suelo. Gran cantidad de nitrógeno en forma gaseosa, es capturado por microorganismos asociados a plantas leguminosas y a plantas no leguminosas, como las angiospermas de la familia casuarinácea, (Casuarina, y betulácea; jaúl, del género Alnus (ONU/ FAO, 1985)El aporte de nitrógeno a partir de minerales primario es casi nulo. Su contenido en el suelo depende del reciclaje de la materia orgánica del suelo y de los mecanismos de fijación. La materia orgánica del suelo y de los mecanismos de fijación. La materia orgánica contienen también fósforo y azufre, que son liberados durante el procesos de humificación, en formas solubles: fosfatos y sulfatos. Los minerales primarios no aportan nitrógeno pero si aportan fósforo y azufre. A pesar del aporte mencionado, la forma común de hacer accesible estos nutrimentos al suelo, en la explotación agrícola, es aplicando fertilizantes de origen industrial que contienen nitrógeno y fósforo. El azufre es aportado por materiales del suelo o, en caso de deficiencia, mediante fertilizantes industriales. Las principales funciones del nitrógeno, fósforo y azufre, en el metabolismo bioquímico de las plantas son:

NITRÓGENO

Las plantas lo absorben, en mayor cantidad, en formas aniónicas oxidadas como nitrato (NO 3 ) - . Pero existen otras formas que incluyen nitrógeno molecular (N 2 ), formas catiónicas reducidas como amonio

(H 4 ) + , formas químicas orgánicas, como la urea CO(NH 2 ) 2 , u otros compuestos orgánicos solubles como

grupos aminos (NH 2 ) e iminos (NH). El nitrógeno predomina en los suelos cálidos, bien aireados y húmedos de las regiones tropicales con bajos índices de acidez. Puede ser absorbido rápidamente por la mayoría de las plantas de importancia agrícola.

Funciones del Nitrógeno dentro de las Plantas:

El nitrógeno predomina en formas orgánicas dentro de las plantas, ligado a aminoácidos y proteínas en forma reducida, denominado “nitrato asimilado”. (Malavolta, E., 1980) El nitrógeno asimilado actúa parcialmente en forma específica en procesos metabólicos de las plantas, y parcialmente en forma estructural. Esto explica así:

Si el nitrógeno dentro de las plantas actúan en forma específica, participa en procesos metabólicos. Las proteínas nitrogenadas se comportan como enzimas y coenzimas. Esta funcionalidad controla procesos metabólicos internos. Las proteínas se degradan y resintetizan cíclicamente, al realizar sus funciones específicas.

Si el nitrógeno dentro de las plantas actúa en forma estructural, el nitrógeno pasa a ser parte del protoplasma celular.

En las plantas existen otras formas nitrogenadas además de aminoácidos y proteínas. Incluye compuestos como vitaminas, hormonas, pigmentos, purinas y purimidinas.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

El nitrógeno es componente esencial de la clorofila, unidad básica en la absorción de energía lumínica para el proceso de fotosíntesis. El proceso es muy importante para la formación de hidratos de carbono que, sujetos a condiciones favorables del ambiente para el crecimiento de las plantas, conduce a la formación de proteínas y posteriormente a la producción de masa protoplasmática.

Las funciones del nitrógeno tienen relación con efectos fácilmente observables en las plantas. Los efectos son los siguientes:

Estimula el crecimiento vegetativo y el desarrollo de un color verde oscuro en las hojas.

Incrementa la masa protoplasmática, sustancia que se hidrata fácilmente y produce suculencia foliar.

Al aumentar la suculencia foliar, se puede retrasar la época de cosecha de los cultivos; pero no es muy cierto para todos. Algunos cultivos pueden sufrir retraso en la cosecha por suculencia, pero no ocurren retrasos importantes si hay un adecuado aporte de otros elementos esenciales por fertilización. La suculencia puede aumentar la susceptibilidad a plagas y enfermedades, porque las paredes celulares hidratadas se dilatan, y los estiletes de s chupadores y minadores, penetran con mayor facilidad. Pero esto requiere un análisis cuidadoso de variables complejas. Hay cultivos con estructuras foliares naturalmente suculentas, como la papa; hay otros cultivos con hojas poco suculentas, como el arroz.

EN RESUMEN: Si existe disponibilidad de nitrógeno y pobre disponibilidad de otros nutrimentos. Combinado con plantas susceptibles a hidratarse mucho por su contenido de protoplasma, se pueden presentar problemas de retraso en madurez de cosecha y ataque de plagas (insectos), y enfermedades por hongos y bacterias, en diferentes etapas del cultivo. Pero es necesario analizar otras variables para tener un criterio adecuado. Esto incluye: índice de infestación de las plagas y enfermedades fungosas, sus ciclos de reproducción, y las condiciones de clima.

FÓSFORO

Las plantas lo absorben rápidamente como fosfato monovalente (H 2 PO 4 ) -1 . Si el fosfato está en forma divalente (HPO 4 ) -2 , o como trifosfato (PO 4 ) -3 , es absorbido con mayor lentitud. La forma de absorción está más ligada a las condiciones de pH del suelo. Un buen ámbito de pH en el suelo para su absorción está entre valores de 6 y 6.8 en pH.

Dos factores adicionales ayudan en la absorción de fósforo. Ellos son:

La presencia de micorrizas en el ambiente de la raíz. Las micorrizas son una simbiosis entre hongo-raíz que aumenta la superficie absorbente de la raíz, funcionalmente activa. Esta simbiosis acelera la velocidad de absorción de fósforo y de agua por parte de las raíces.

Los contenidos adecuados de magnesio en el suelo. A un pH cercano a la neutralidad (7.0), un contenido adecuado de magnesio puede tener efectos sinergístico, incrementando la cantidad de fósforo que absorbe la planta, cuando la planta tienen buen contenido de magnesio.

Las plantas pueden absorber algunos fosfatos en forma de compuestos solubles de origen orgánico, pero ésta vía de absorción no tiene gran importancia en el abastecimiento de fósforo para ellas.

Funciones del Fósforo dentro de las Plantas

El fósforo, después de ser absorbido por las plantas de la solución del suelo, se encuentra dentro de ellas en formas inorgánicas y orgánicas.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

El fósforo inorgánico incluye el ortofosfato y, en pequeña proporción, el pirofosfato. Ambas formas tienen, relativamente, poca importancia en ayudar a la ejecución de mecanismos fisiológicos o enzimáticos importantes para las plantas.

Las formas tienen mayor importancia. En esas formas el fósforo participa en importantes funciones estructurales de las plantas. Es una de las principales fuentes de energía para el metabolismo de los carbohidratos, en sus formas de adenosin difosfato (ADP) y adenosin trifosfato (ATP). La energía para los procesos metabólicos la provee mediante el mecanismo denominado fosforilación. La energía la suple el fósforo por medio de tres tipos de reacciones fosforilativas que son:

Reacciones a nivel de sustrato: Por ejemplo el ácido 1-3 difosfoglicérico + adenosín difosfato (ADP), pasa a ácido 3 fosfoglicérico, Por ejemplo el ácido 1-3 difosfoglicérico + adenosín difosfato (ADP), pasa a ácido 3 fosfoglicérico, mediante la intervención de actividores iónicos como el magnesio y la participación de la enzima quinasa fosfoglicérica. Como resultado se almacena energía en forma de adenosín trifosfato (ATP).

Reacciones oxidativas: Está asociado con el transporte de electrones, durante la fase aeróbica de la respiración, lo Está asociado con el transporte de electrones, durante la fase aeróbica de la respiración, lo que permite almacenar energía en forma de ATP.

Reacciones fotosintéticas: Participa en el transporte de electrones durante la fotosíntesis, proceso conocido como fosforilación fotosintética. Se Participa en el transporte de electrones durante la fotosíntesis, proceso conocido como fosforilación fotosintética. Se conocen dos tipos de fosforilación fotosintética que son:

o

Fosforilación de naturaleza cíclica: En este tipo, mediante absorción de luz, la molécula de clorofila cede un electrón de alta energía, que le será devuelto después, mediante cualquiera de los dos cofactores conocidos que ayudan en la fosforilación fotosintética: el flavín monocucleótido (FMN) y la vitamina K. En este tipo la clorofila funciona simultáneamente como donante y como aceptor de electrones, en un círculo cerrado o cíclico.

o

Fosforilación no cíclica: En este tipo el electrón no es devuelto a la molécula de clorofila, sino que es empleado en la reducción del dinucléotido de adenina-nicotinamida fosfato (NADP).

Después de la producción de adenosín trifosfato (ATP) y el dinucleótido de adenina-nicotanamida

fosfato (NADP reducido), la planta está energéticamente preparada para reducir el dióxido de carbono (CO 2 ) y asimilar metabólicamente el carbono en diferentes glúcidos, compuestos con fórmula genera

C n H

La energía producida por el adenosín trifosfato (ATP), participa en el acumulamiento de carbohidratos de reserva para las plantas, en la activación de aminoácidos que intervienen en la síntesis de las proteínas, en la síntesis de triglicéridos que forman los ácidos grasos, como estimulador en la absorción activa de iones, y en la germinación de las plantas.

El fósforo también forma parte de las coenzimas dinucleótido de adenina-nicotina (NAD), y dinucleótido de adenina-nicotinamida fosfato (NADP), que tiene un papel importante en las reacciones de oxidación-reducción donde hay transferencias de hidrógenos.

Además, el fósforo forma parte de compuestos bioquímicos sintetizados dentro de las plantas, como ácidos nucleicos, fosfoproteinas, fosfolípidos, azúcares fosfatados, nucleotidos libres o combinados con ácido ribonucleico (RNA) y ácido desoxirribonucleico (DNA); en el ácido fítico (inositol), y en la fitina. Sal para reserva de fósforo en las semillas, importante para la germinación.

2n O n .

Fertilidad de Suelos

Calcio, magnesio y potasio

El calcio, el magnesio y el potasio, son macronutrimentos que tienen dos características básicas:

Donald Kass

Todos son absorbidos por las plantas en forma catiónica.

Tienen relaciones antagónicas entre sí. Dependiendo de la concentración de potasio, calcio y magnesio en la solución de suelo, disminuye la velocidad de absorción del elemento que tiene menor concentración en el sistema.

El potasio es requerido por las plantas en grandes cantidades. Es absorbido por las raíces, en forma iónica (K + ). El potasio presente en la solución de suelo puede provenir de fertilizantes potásicos, de la mineralización de la materia orgánica, de la meteorización de minerales primarios como feldespatos y micas, o de minerales secundarios como arcillas montmorriloníticas e ilíticas. A pesar de que el potasio está en el suelo en varias formas, la fracción considerada rápidamente disponible para las plantas es proporcionalmente muy baja, respecto al contenido total de potasio en los suelos.

El calcio es muy conocido como enmienda de suelos ácidos del trópico, es absorbido por las raíces de las plantas como ión calcio (Ca +2 ). Este se encuentra abundantemente en los suelos y para que existan bajos niveles de calcio en él, deben existir situaciones especiales. Dos de ellas son: alta cantidad de lluvia, que lava el calcio hacia estratos inferiores del suelo, o poco aporte de calcio a partir de la meteorización de minerales primaros. Cuando hay gran aporte de calcio al suelo, que proviene de minerales primarios, a pesar de que exista una alta pluviosidad que lava el calcio, la velocidad de restitución es tan alta que sus contenidos se mantienen estables (dentro de ámbitos normales), e incluso más altos que el contenido normal.

Las principales fuentes de los compuestos cálcicos del suelo son los carbonatos los sulfatos y los silicatos de calcio.

El magnesio es absorbido por las plantas como ión magnesio (Mg+2). Es suministrado al suelo, a partir de fertilizantes industriales, en forma de fosfato, carbonato, sulfato u óxido de magnesio. Algunos minerales primarios contienen magnesio; ejemplo de ello es el olivino, los piroxenos y los anfíboles. También se encuentra como carbonatos. Uno bien conocido es la dolomita; mezcla de carbonatos de calcio y magnesio en proporciones variables. El magnesio puede ser fijado por arcillas como ilitas y cloritas, en forma no intercambiable. El magnesio también se encuentra en la fracción orgánica del suelo.

El magnesio es un elemento que fomenta la absorción y transporte del fósforo, por mecanismos aún no identificados claramente, pero que se denominan sinergísticos, ya que la presencia del magnesio dentro de la planta ayuda a la asimilación y transporte de compuestos fosfatados.

Los tres elementos: potasio, calcio y magnesio, ingresan a la solución de suelo por la meteorización de minerales primarios como piroxenos, anfíboles, olivino, turmalina, feldespatos, micas; y minerales secundarios como arcillas ilíticas, cloríticas, y las del grupo esmectítico; como la montmorrillonita. Una fuente externa de estos elementos es la aplicación de fertilizantes formulados industrialmente para potasio y magnesio, o de fuentes calcáreas, como carbonato de calcio, para el calcio.

Las principales funciones del potasio, calcio y magnesio, dentro de las plantas, se desglosan a continuación, por elemento.

POTASIO

Las raíces de las plantas lo absorben de la solución del suelo en forma iónica (K + ), mediante dos mecanismos: flujo nasal y difusión. La absorción se reduce si su contenido, en la solución de suelo, es muy baja respecto al calcio y al magnesio.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Es un elemento de fuerte demanda por las plantas. Si existe gran disponibilidad en el suelo, las plantas lo absorben en forma indiscriminada (más allá de sus necesidades), proceso conocido como “consumo de lujo”. Tienen diferencias funcionales, comparado con el nitrógeno, el fósforo y el azufre, porque no se combina con otros elementos para formar masa protoplasmática o compuestos grasos. Como no forma parte de compuestos orgánicos celulares, se le encuentra en forma soluble (iónica), dentro del jugo celular. Una característica importante es que siempre se acumula en los tejidos vegetales donde la división celular y los procesos de crecimiento son más activos.

Funciones del Potasio dentro de las Plantas

El potasio es un elemento móvil dentro de la planta y se acumula en sus tejidos meristemáticos. Estimula la turgencia celular y actúa en gran parte como activador enzimático. Sus funciones básicas incluyen las siguientes:

Activador enzimáticoenzimático. Sus funciones básicas incluyen las siguientes: Regulador osmótico Translocación de azúcares Síntesis de

Regulador osmóticobásicas incluyen las siguientes: Activador enzimático Translocación de azúcares Síntesis de proteínas y

Translocación de azúcareslas siguientes: Activador enzimático Regulador osmótico Síntesis de proteínas y absorción de nitrógeno.

Síntesis de proteínas y absorción de nitrógeno.enzimático Regulador osmótico Translocación de azúcares Incrementa la actividad de nódulos fijadores de nitrógeno.

Incrementa la actividad de nódulos fijadores de nitrógeno.Síntesis de proteínas y absorción de nitrógeno. Como activador enzimático, el potasio actúa en más de

Como activador enzimático, el potasio actúa en más de sesenta sistemas que participan en los procesos fisiológicos de las plantas.

Como regulador osmótico, promueve la turgencia celular porque su forma iónica tiene a hidratarse fuertemente. Este mecanismo es su principal función y ayuda a mantener la turgencia celular, a mantener el equilibrio hídrico de las plantas y reducir la tendencia a marchitarse. Regula la respiración, la transpiración y el anabolismo. Por su función osmoreguladora control la apertura de los estomas y la absorción de dióxido de carbono en las plantas.

Al participar en la translocación de azúcares facilita el transporte de productos fotosintéticos, principalmente azúcares, hacia sitios de almacenamiento o de crecimiento. De esta manera, promueve el almacenamiento de esos compuestos en semillas, tubérculos y frutas.

Al participar en la síntesis de proteínas y en la absorción de nitrógeno, promueve la síntesis de proteínas, aunque no forma parte de ellas. Además, una adecuada concentración de potasio dentro de las plantas, estimula la absorción de nitrógeno.

Al participar en la síntesis de almidón, forma parte de una enzima que regula la transformación de glucosa en almidón. También tiene efecto contrario: para que ocurra la apertura de estomas, regula la transformación de almidón en azúcares reductores, como la glucosa fosfatada, compuesto osmóticamente activo, que ejerce un fuerte potencial osmótico para atraer las moléculas de agua desde células protoplasmáticas vecinas, hacia las células guarda de los estomas. La síntesis de almidón o su transformación en glucosa depende del pH dentro de las células guarda u oclusivas, de las estructuras estomáticas, y de su respuesta a la intensidad lumínica.

Además, un adecuado contenido de potasio en las plantas fijadores de nitrógeno molecular por simbiosis, como las leguminosas, incrementa la actividad de la enzima nitrogenasa y la cantidad de nitrógeno molecular fijado dentro de los nódulos bacteriales.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

CALCIO

Es absorbido por las plantas como ión calcio (Ca +2 ). Las leguminosas son plantas que demandan mucho

calcio de la solución del suelo para el proceso de nodulación. Debido a interacciones entre calcio, potasio y magnesio, su velocidad de absorción puede disminuir cuando existen altas concentraciones de potasio y/ o magnesio en la solución del suelo. Su absorción puede ocurrir por mecanismos pasivos (como la transpiración), o por mecanismos activos (proceso que involucra gasto de energía por la planta,

al

realizar la absorción). La mayor parte del calcio, dentro de las plantas, se encuentra en forma soluble,

o

asociado a coloides citoplasmáticos poco estables, como carboxilos, fosforilos e hidroxifenoles.

También puede precipitar dentro de las vacuolas celulares, como fosfato, carbonato y oxalato de calcio.

El calcio es un elemento relativamente inmóvil dentro de la planta.

Funciones del Calcio dentro de las Plantas

A diferencia de otros elementos, el calcio no tiene gran importancia como activador enzimático.

Además, es un elemento de muy baja movilidad interna. Su papel más importante es formar parte de la pared celular y mejorar la permeabilidad celular. Las principales funciones del calcio, dentro de la

planta, son:

Forma parte del pectato de calcio que confiere rigidez y resistencia a las paredes celulares.principales funciones del calcio, dentro de la planta, son: Promueve la turgencia del plasma coloidal, en

Promueve la turgencia del plasma coloidal, en forma similar al potasio.que confiere rigidez y resistencia a las paredes celulares. Activa los meristemos de la raíz por

Activa los meristemos de la raíz por su crecimiento radicular.turgencia del plasma coloidal, en forma similar al potasio. Contribuye a la germinación de los granos

Contribuye a la germinación de los granos de polen y para que se desarrollen el tubo policlínico.los meristemos de la raíz por su crecimiento radicular. Es importante para la división y elongación

Es importante para la división y elongación celular.de polen y para que se desarrollen el tubo policlínico. Contrario a otros elementos, como el

Contrario a otros elementos, como el potasio, tiene poca importancia en la activación de enzimas.Es importante para la división y elongación celular. EN RESUMEN: El calcio tiene gran importancia como

EN RESUMEN: El calcio tiene gran importancia como regulador del metabolismo vegetal, actuando conjuntamente con otros elementos como el potasio. La mayor parte del calcio se encuentra en forma soluble dentro de la planta; otra parte es componente estructural, que forma parte del pectato de calcio, que confiere rigidez a los tejidos celulares. Estimula el crecimiento del sistema radical y la formación de nódulos en especies leguminosas. Un adecuado contenido dentro de la planta favorece la absorción y transporte de fósforo, mientras que su actividad enzimática es poco importante

MAGNESIO

Las plantas lo absorben de la solución del suelo como ión magnesio (Mg +2 ). Este elemento tiene relaciones antagónicas con el calcio y el potasio. Si la cantidad de magnesio es baja en relación con esos dos elementos en forma catiónica, disminuye su velocidad de absorción por las raíces de las plantas.

Funciones del Magnesio dentro de las Plantas

El magnesio es un elemento sumamente móvil dentro de la planta. Es constituyente básico de la

molécula de clorofila, que confiere autonomía autotrófica a los organismos vegetales. Tiene dos funciones esenciales.

La primera: forma parte de la clorofila, molécula básica en el proceso fotosintético.a los organismos vegetales. Tiene dos funciones esenciales. La segunda: participa activamente en el metabolismo de

La segunda: participa activamente en el metabolismo de los carbohidratos, como glucosa, fructosa y galactosa, activándolos enzimáticamente, mediante la incorporación de adenosin trifosfato (ATP) a la molécula glucídica.Tiene dos funciones esenciales. La primera: forma parte de la clorofila, molécula básica en el proceso

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Otras funciones destacadas del magnesio son:

Activar enzimáticamente la síntesis de ácidos nucleicos como ácido desoxiribonucleico (ADN), y ácido ribonucleico (ARN)Donald Kass Otras funciones destacadas del magnesio son: Formar parte estructural de los ribosomas, estabilizando su

Formar parte estructural de los ribosomas, estabilizando su configuración, para la síntesis de proteínas.ácido desoxiribonucleico (ADN), y ácido ribonucleico (ARN) Participar, junto con el azufre y el fósforo, en

Participar, junto con el azufre y el fósforo, en la síntesis de aceite en plantas oleaginosas.su configuración, para la síntesis de proteínas. EN RESUMEN: El magnesio es un elemento móvil dentro

EN RESUMEN: El magnesio es un elemento móvil dentro de las plantas, y participa en casi todas las reacciones que ocurren dentro de ellas, como activador enzimático. Por esto tiene un papel fundamental en las reacciones fisiológicas y bioquímicas internas. Es el único mineral que forma parte de la molécula de clorofila. Además, es un elemento que ayuda en el proceso de síntesis de aceite en los cultivos oleaginosos.

IMPORTANCIA DE LOS MICRONUTRIMENTOS

Los siete micronutrimentos que acompañan a los nueve macronutrimentos, son esenciales para que las plantas realicen sus funciones fisiológicas y metabólicas. Ellos son: hierro, manganeso, cobre, cinc, boro, molibdeno y cloro. Todos son mejor absorbidos por las raíces de las plantas en condiciones de pH ácido; excepto el molibdeno, que con ese valor de pH, es fuertemente fijado por óxidos hidratados de hierro y aluminio. Por esta razón el molibdeno está más disponible en el suelo, a pH neutro o alcalino.

Los primero cuatro elementos, cobre, hierro, manganeso y cinc, se conocen como elementos de transición. Como forman parte del mismo grupo, entre ellos existen reacciones antagónicas en los procesos de absorción por las raíces de las plantas.

Funciones de los Micronutrimentos dentro de las Plantas

Las funciones de los micronutrimentos en las plantas son muy variadas, y se pueden catalogar, en forma general, con los siguientes descriptores: enzimáticas, en reacciones de reducción-oxidación, en síntesis de clorofila, por su participación en fotosíntesis, en la influencia que tienen para el crecimiento de brotes nuevos y en la fijación de nitrógeno atmosférico.

Las funciones de cada nutrimento son:

HIERRO

Se necesita como catalizador en reacciones enzimáticas. Participa en la síntesis de clorofila y de proteínas, y de proteínas y en diversas reacciones de reducción y oxidación.

El hierro puede ser absorbido por las plantas como ión ferroso (Fe +2 ) y como ión férrico (Fe +3 ). La forma reducida (Fe +2 ), predomina en suelos mal drenados y con aireación deficiente. La forma oxidada (Fe +3 ), en suelos bien drenados. Cuando es absorbido por la planta como Fe +3 , es reducido internamente a Fe +2 , forma metabólicamente activa. El exceso de cal en un suelo disminuye su absorción, porque se hace menos soluble. Esta dificultad se elimina si se aplican fertilizantes con hierro en forma de quelatos. Un quelato industrial muy conocido es el ácido etilendiamino- tetraacetato (EDTA). Además, la absorción de hierro disminuye si en el ambiente rizosférico hay altas concentraciones de cobre, cinc, manganeso y calcio. Entre las actividades principales del hierro existe una estrecha relación entre funciones estructurales y enzimáticas; que no se pueden separar para una explicación didáctica, y que son:

Función en los sistemas enzimáticos. Forma parte esencial de varias enzimas como citocromo- oxidasas, catalasas y peroxidasas los cuales son; importantes en los ciclos de respiración. También actúa como catalizador en diversas reacciones reductivo-oxidativas que incluye respiración, fotosíntesis, reducción de nitratos y de sulfatos.entre funciones estructurales y enzimáticas; que no se pueden separar para una explicación didáctica, y que

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Participa en la síntesis de clorofila, pero no es componente estructural de ella. En la síntesis de proteínas, forma parte del grupo “hemo” (de hemoglobina). Estos grupos “hemo” son transportadores de oxígeno, proteínas, forma parte del grupo “hemo” (de hemoglobina). Estos grupos “hemo” son transportadores de oxígeno, con una estructura muy similar a la hemoglobina de la sangre de los vertebrados. El más conocido es el de las leghemoglobinas (leg, de leguminosas), que contienen hierro. El hierro es esencial para los rizobios, en sus mecanismos de fijación del nitrógeno atmosférico, en plantas leguminosas. La presencia de hierro da a los nódulos un color rosado o rojizo. Las leghemoglobinas constituyen más del 35 por ciento de las proteínas solubles contenidas en los nódulos.

Es parte estructural de moléculas “no hemo”, como las ferrodoxinas; que participan en el transporte de electrones, en la fotosíntesis y en la fijación de nitrógeno. transporte de electrones, en la fotosíntesis y en la fijación de nitrógeno.

EN RESUMEN: para el hierro como el hierro existe una estrecha relación entre las funciones estructurales y enzimáticas en las que participa dentro de la planta, muy difíciles de desglosar.

MANGANESO

Tanto El manganeso como el hierro son importantes en la fotosíntesis para la formación de clorofila, en procesos de oxidación-reducción, y en la respiración. También participa en mecanismos enzimáticos.

El manganeso es absorbido activamente por la planta como Mn +2 . Si en el ambiente suelo raíz existen altas concentraciones de formas iónicas como potasio, calcio, magnesio, cobre y cinc, su velocidad de absorción disminuye. Sus principales funciones incluyen:

Fotosíntesis: Actúa como donador de electrones para la clorofila activada, en la síntesis de clorofila y en la formación, multiplicación y funcionamiento de cloroplastos.de absorción disminuye. Sus principales funciones incluyen: Participa en procesos de oxidación-reducción, reacciones

Participa en procesos de oxidación-reducción, reacciones de descarboxilación e hidrólisis.multiplicación y funcionamiento de cloroplastos. Es requerido en mecanismos enzimáticos para las reacciones

Es requerido en mecanismos enzimáticos para las reacciones involucradas en el ciclo del ácido cítrico. Actúa como activador enzimático en la respiración y el metabolismo del nitrógeno.reacciones de descarboxilación e hidrólisis. EN RESUMEN: el manganeso tiene funciones similares al

EN RESUMEN: el manganeso tiene funciones similares al hierro, Es muy conocida su participación en la fotosíntesis, en la síntesis de clorofila y en la formación y funcionamiento de cloroplastos. Es importante en reacciones de oxidación-reducción y es un activador enzimático importante en la respiración y el metabolismo del nitrógeno.

COBRE

Este elemento participa en reacciones de oxidación y reducción, en la síntesis de vitamina A, y en mecanismos enzimáticos.

El cobre es absorbido como ión cúprico (Cu +2 ), o cuproso Cu(OH) +1 , o como parte de complejos orgánicos, pero en muy bajas cantidades. Si en el ambiente suelo-raíz hay altos contenidos de fósforo, molibdeno y cinc, su absorción disminuye. Las principales funciones del cobre incluyen:

Ser componente de diversas enzimas metálicas (el cobre es un metal), como la oxidasa del ácido ascórbico, donde actúa como aceptor de electrones, gracias a sus cambios de valencia de Cu + 2 a Cu + 1 , por mecanismos de oxidación-reducción. Además, esta propiedad del +2 a Cu +1 , por mecanismos de oxidación-reducción. Además, esta propiedad del cobre es aprovechada por las enzimas para formar polímeros complejos como la lignina (componente de la madera), y la melanina (compuesto que da color oscuro; por ejemplo al humus). también se

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

incorpora a la plastocianina de los cloroplastos, para el transporte de electrones en el proceso fotosintético.

Fomentar la síntesis de vitamina A.el transporte de electrones en el proceso fotosintético. EN RESUMEN: El cobre es esencial para el

EN RESUMEN: El cobre es esencial para el metabolismo de las plantas. Es parte integral de compuestos enzimáticos, lo que constituye su función más importante dentro de las plantas.

CINC

El cinc participa en diversos mecanismos enzimáticos y en la estabilidad de compuestos enzimáticos que contienen iones metálicos ligados a su estructura. También participa en la biosíntesis de la auxina “ácido indolil-3-acético” (AIA); auxina muy importante en el ciclo de crecimiento de las plantas.

El cinc es absorbido rápidamente, y en forma iónica, por las plantas, como Zn +2 . Es muy poco absorbido en forma de complejos orgánicos (al igual que el cobre), lo que es una diferencia con el hierro y el manganeso. Las presencia de altos contenidos de fósforo en el sistema suelo-raíz disminuye su disponibilidad para las raíces absorbentes. Las funciones básicas del cinc, dentro de la planta, incluyen:

Ser parte de complejos metalo-enzimáticos (el cinc es un metal) a diferencia del hierro y el cobre, no está sujeto a reacciones de oxidación-reducción en los procesos fisiológicos de las plantas.funciones básicas del cinc, dentro de la planta, incluyen: Participar en la síntesis de auxinas, como

Participar en la síntesis de auxinas, como la síntesis del triptófano, precursor a su vez del ácido indolil-3-acético, o ácido abscísico (AIA). Esta auxina es responsable del aumento de volumen celular en las plantas.en los procesos fisiológicos de las plantas. EN RESUMEN: El boro es esencial para el desarrollo

EN RESUMEN: El boro es esencial para el desarrollo celular de los tejidos nuevos de las plantas, y en la translocación interna de azúcares y almidón.

MOLIBDENO

Es un micronutrimento importante como componente de la enzima nitrogenasa que fija nitrógeno molecular, reduciéndolo a amoníaco; y también forma parte de la enzima reductasa del nitrógeno. Es absorbido por las plantas como ión molibdato; (MoO 4 ) -2 . Una característica básica: su disponibilidad para las raíces de las plantas, en el suelo, aumenta conforme el pH de la disolución de suelo es mayor. Los cultivos como repollo, coliflor y las leguminosas de grano, requieren adecuados suministros de molibdeno. Sus funciones principales son:

Forma parte de la reductasa del nitrógeno, evitando que se acumule en las hojas como nitrato.suministros de molibdeno. Sus funciones principales son: Es un componente estructural de la enzima nitrogenasa,

Es un componente estructural de la enzima nitrogenasa, asociada a los nódulos radicales de las leguminosas, para la fijación de nitrógeno molecular presente en los poros del suelo, o en nódulos caulinares que se encuentra en los tallos de plantas leguminosas del género Sesbiana . Sesbiana.

Favorece la absorción y translocación de hierro en las plantas.en los tallos de plantas leguminosas del género Sesbiana . EN RESUMEN: El molibdeno es un

EN RESUMEN: El molibdeno es un micronutrimento esencial en la bioquímica de la fijación biológica del nitrógeno molecular, catalizando su reducción, dentro de los nódulos de leguminosas. También tiene una función esencial como componente de la reductasa del nitrógeno, dentro de la planta, reduciendo el ión nitrato, y evitando que se acumule en los tejidos.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

CLORO

Este micronutrimento no forma parte de compuestos orgánicos, pero es importante como activador osmótico dentro de las células de las plantas. Como tal, en combinación con el ión potasio, produce un potencial osmótico mayor, que permite a las células absorbe más cantidad de agua, y mantener su turgencia. Se absorbe como ión cloro (Cl -1 ) El exceso de cloro iónico puede ser perjudicial para cultivos sensitivos como tabaco, papa y algunas leguminosas. En plantas de tabaco disminuye la combustibilidad de sus hojas; en papa acorta el período de almacenamiento de los tubérculos. Sus funciones principales son:

Aumentar el potencial osmótico celular favoreciendo la absorción de agua.de los tubérculos. Sus funciones principales son: Neutralizar la presencia de cationes en alta concentración

Neutralizar la presencia de cationes en alta concentración dentro del jugo celular.osmótico celular favoreciendo la absorción de agua. EN RESUMEN: El cloro tiene su papel más importante

EN RESUMEN: El cloro tiene su papel más importante en la economía hídrica de la planta. Es un agente osmóticamente activo, dentro del jugo celular y permite que las células se hidraten y mantengan la turgencia celular. Además, incrementa la producción de aceite en la palma aceitera.

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LAS DEFICIENCIAS DE ELEMENTOS

ESENCIALES DENTRO DE LAS PLANTAS

Un elemento esencial se torna deficitario cuando su disponibilidad en la solución del suelo no es suficiente para suplir las necesidades de las plantas. Si el elemento esencial no está disponible, la cantidad que absorben es muy poca, o nula, La deficiencia en el elemento esencial, produce limitantes en la cosecha, como ciclos de cosecha irregular, productos deformes, y síntomas distintivos de deficiencia en diversas secciones de las plantas, que incluyen: la raíz, el tallo, las estructuras foliares y las flores u frutos. Los síntomas distintivos de la deficiencia, pueden ser tan variados como:

Reducción en el crecimiento de la raíz, y necrosis del sistema radical.

Moteos en los tallos.

Deformación de las estructuras foliares por corrugamiento, cambios de color (amarillamiento o clorosis), falta de elongación y de crecimiento de la lámina foliar.

Aborto floral y deformación de frutos.

Una fuerte disminución en la producción agrícola.

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LAS DEFICIENCIAS EN MACRONUTRIMENTOS

Y MICRONUTRIMENTOS EN LAS PLANTAS

En esta sección se presenta una descripción breve de los síntomas visuales de deficiencia que normalmente presentan las plantas, cuando existe deficiencia en macronutrimentos o micronutrimentos dentro de ellas.

Deficiencias en Macronutrimentos:

Nitrógeno: Cuando el aporte de nitrógeno es insuficiente, las plantas se observan raquíticas, delgadas y mal desarrolladas. El crecimiento es lento y hay una clorosis generalizada. La clorosis se inicia en las hojas viejas (hojas bajeras), mientras que las hojas de los ápices son verdes. La razón básica: el nitrógeno protoplasmático de las hojas viejas es convertido a formas solubles, y translocado hacia zonas de crecimiento activo (hojas nuevas). Por esta razón se dice

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

que el nitrógeno es un elemento móvil dentro de la planta. Si la deficiencia es severa, las hojas adquieren un color pardo (café), y mueren. En los pastos las hojas viejas adquieren un color pardo (bronceado), que se inicia en el ápice de la lámina, y progresa en forma descendente.

Fósforo: La deficiencia de fósforo deprime el crecimiento radical. Las hojas y los tallos muestran un crecimiento reducido, con coloraciones pardo-rojizas, purpúreas o bronceadas. Se retarda la floración y la madurez de frutos. Las semillas y los frutos tienen un tamaño menor al normal. Al igual que el nitrógeno es un elemento móvil dentro de la planta. Cuando el abastecimiento del suelo a las raíces de las plantas es insuficiente, el fósforo de los tejidos viejos, es transferido a regiones meristemáticas en crecimiento activo.

Potasio: La deficiencia de potasio reduce en alto grado el rendimiento de la cosecha, y aumenta la susceptibilidad del cultivo al ataque de enfermedades, rompimiento de tallos y estrés por sequía. Un índice típico de deficiencia es la clorosis de los márgenes foliares, que bajo condiciones de fuerte deficiencia adquieren un color pardo (bronceado), con necrosis posterior. En palma de aceite la deficiencia se observa en forma de puntos cloróticos distribuidos en los foliolos de la hoja, rodeada de halos bronceados o pardos, que posteriormente sufren necrosis. En plantas de algodón las hojas se tornan de color oscuro, síntoma denominado “hoja negra”.

El potasio es un elemento de muy alta movilidad dentro de la planta y es transferido rápidamente a las regiones meristemáticas. Como resultado, sus síntomas iniciales de deficiencia aparecen en las hojas adultas.

EN RESUMEN: Los principales síntomas de deficiencia en las plantas, para los elementos nitrógeno, fósforo y potasio, son los siguientes:

Nitrógeno: Clorosis o amarillamiento de las hojas viejas. Desarrollo débil de las plantas.

Fósforo: Coloración rojizo-purpúrea en tallos y hojas, en especial para plantas de tomata y maíz. Se deprime el crecimiento radical, y en consecuencia, el crecimiento normal de las plantas

Potasio: Clorosis de los márgenes foliares. En estado de deficiencia avanzada, aparece un bronceado oscuro o color pardo, en los márgenes foliares, y luego una necrosis posterior. Siempre que se dan estos síntomas, se de un abrupto descenso en la producción agrícola.

Los macronutrimentos secundarios incluyen calcio, magnesio y azufre. Los indicadores visuales de deficiencia, de estos elementos, en las plantas, son los siguientes:

Calcio: La deficiencia se presenta en las regiones meristemáticas, ápices radiculares y hojas jóvenes. Cuando hay deficiencia, falla el desarrollo terminal de los ápices de la raíz y de los meristemos foliares.

El síntoma clásico de deficiencia de calcio en las hojas, es la curvatura de las láminas foliares “en forma de cuchara”, asociado a clorosis marginal y necrosis de tejidos, cuando la deficiencia es severa.

Magnesio: En las plantas, la deficiencia de magnesio se identifica por una clorosis intervenla en las hojas adultas, porque es un elemento de rápida movilidad dentro de ellas. Si hay deficiencia, sólo las venas se vuelven clorótica. Si la deficiencia avanza, las hojas adquieren un color pardo y posteriormente ocurre la necrosis de los tejidos. La clorosis abarca los espacios intervenales. Si son plantas monocotiledóneas, la clorosis tienen un patrón longitudinal asociado a la nervadura de la lámina foliar; pero si son dicotiledóneas la clorosis es transversal a la nervadura central.

Azufre: En las plantas, la deficiencia de azufre se inicia con un color verde pálido, seguido de una clorosis generalizada, asociada a un crecimiento débil o reducción en incremento se identifica por un color rojizo en el envés de las hojas. Como es un elemento relativamente inmóvil dentro de la planta, la clorosis, por deficiencia de azufre, predomina en las hojas jóvenes de las plantas.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

EN RESUMEN: La identificación visual de deficiencias en macronutrimentos secundarios como calcio, magnesio y azufre, incluye lo siguiente:

Calcio: Típica deformación foliar “en forma de cuchara”, en plantas dicotiledóneas. Reducción en crecimiento del sistema radical y de las regiones meristemáticas.

Magnesio: Clorosis de láminas foliares adultas, en forma intervenla.

Azufre: Su escasez en la planta impide la formación de proteínas y su crecimiento se reduce. Inicia con un color verde pálido, que posteriormente se vuelve clorótico, en forma generalizada.

Deficiencias en Micronutrimentos

Lo s micronutrimentos incluyen los elementos hierro, manganeso, cobre, cinc, boro, molibdeno y cloro. Los indicadores visuales de deficiencia, asociados a las plantas, son los siguientes:

Hierro: Su patrón de deficiencia es muy similar a la de magnesio. Se manifiesta por una clorosis intervenla. La única diferencia con el magnesio, es que el hierro es inmóvil dentro de las plantas; por eso, el patrón indicador de deficiencia se inicia en los brotes y hojas jóvenes, lo que produce paralización del crecimiento de tejidos nuevos.

Manganeso: Al igual que el hierro, la deficiencia de manganeso se manifiesta en las hojas jóvenes, porque es un elemento inmóvil dentro de la planta. Los síntomas son muy similares a la deficiencia de hierro, con clorosis intervenla en hojas jóvenes. En algunas dicotiledóneas pueden aparecer moteados cloróticos.

Cobre: Una característica básica: Los síntomas varían mucho dependiendo del cultivo. Cuando hay deficiencia de cobre en las plantas, típicamente manifiestan una clorosis generalizada, que puede llegar hasta la defoliación total. También hay reducción de la longitud de entrenudos en gramíneas como caña de azúcar o deformación de las puntas, (ápices foliares), y en los bordes de hojas nuevas como ocurre en los cítricos.

Cinc: La deficiencia de cinc produce crecimiento muy disminuido y deformación de las hojas nuevas, asociado a un crecimiento de las hojas en forma de espira, por acortamiento de internudos (llamado crecimiento “en roseta” por analogía con la estructura floral de los pétalos de las rosas) También se puede presentar pérdida prematura del follaje.

Boro: Los síntomas característicos de la deficiencia son: crecimiento lento y anormal de los brotes y zonas meristemáticas, con deformación de la yema terminal y crecimiento anormal de hojas terminales; generando en algunas dicotiledóneas el llamado “crecimiento en palmilla” porque los nuevos brotes foliares tienden a parecerse a una hoja de palma. En frutales como manzanas, produce incremento de corcho, y en cítricos, mayor grosor del pericarpo y menor cantidad de jugo en la fruta.

Molibdeno: La deficiencia de molibdeno se caracteriza porque es muy similar a la de nitrógeno. Es normal el síntoma de clorosis en hojas adultas, asociado a manchas necróticas cuando la deficiencia es severa. Cuando hay deficiencia en especies de leguminosas, surgen problemas en los mecanismos de fijación de nitrógeno atmosférico, ya que es un activador enzimático de la nitrogenasa que fija el nitrógeno dentro de los nódulos bacteriales asociados a las raíces de estas plantas.

Cloro: La mayoría de las plantas lo requieren en pocas cantidades para sus procesos fisiológicos. Los síntomas más característicos son: clorosis de las hojas asociadas a una marchites parcial del tejido foliar porque participa, en forma combinada con el potasio, en la regulación hídrica de los tejidos celulares.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

EN RESUMEN: Los síntomas de deficiencia de micronutrimentos identificados visualmente en las plantas incluye, en forma importante, la siguiente descripción por elementos:

Hierro: Se manifiesta por una clorosis intervenal, similar a la de magnesio. Como es un elemento inmóvil dentro de las plantas, el patrón visual de la deficiencia se inicia en los brotes y hojas jóvenes.

Manganeso: como es un elemento inmóvil dentro de la planta, se manifiesta en las hojas jóvenes. Los síntomas son muy similares a los que se presentan en la planta por deficiencia de hierro.

Cobre: Los síntomas varían con el cultivo. Si hay deficiencia, las plantas presentan clorosis generalizada, o deformación de las puntas y bordes de hojas nuevas, en algunas dicotiledóneas.

Cinc: La deficiencia provoca crecimiento disminuido y deformación de las hojas nuevas, asociado a un crecimiento de los foliolos en espiral, llamado “crecimiento en roseta”.

Boro: Cuando hay deficiencia, los brotes y zonas meristemáticas crecen, lenta y anormalmente, con deformación de la yema terminal. En algunas dicotiledóneas ocurre “crecimiento en palmilla”. En frutales como los cítricos, se produce un incremento, en grosor, del pericarpio.

Molibdeno: La deficiencia, es muy similar a la que se presenta en las plantas por la deficiencia de nitrógeno, con una clorosis de las hojas adultas asociada a manchas necróticas, cuando la deficiencia es sevara. La deficiencia, en las leguminosas, afecta los mecanismos de fijación de nitrógeno atmosférico.

Cloro: La mayoría de las plantas necesitan cloro en pocas cantidades para sus procesos fisiológicos. Los síntomas típicos de deficiencia son: clorosis de las hojas, asociada a una marchites parcial del tejido foliar.

ÁREA DE EXPLORACIÓN RADICULAR

La profundidad y el tipo de desarrollo de los sistemas de raíces de las plantas de importancia agrícola, forrajera o forestal, así como plantas no agrícolas, no se ajustan a una definición óptima ni a una zona o área del suelo para exploración específica. El área de exploración radicular depende de cuatro variables básicas que son:

Características básicas del suelo y presencia o ausencia de limitantes asociadas. En los suelos profundos, sin limitantes por piedras, estratos endurecidos o nivel freático alto, con buena disponibilidad de agua y nutrimentos, bien drenados y aireados, las raíces de los cultivos agrícolas y especies frutales profundamente en los estratos inferiores del suelo. Generalmente, estos suelos tienen texturas favorables: francas, franco-limosas, franco-arenosa fina o media, o franco-arciollo-limosas. Se denominan como suelos de texturas livianas o moderadamente livianas. También tienen adecuado desarrollo estructural y gran cantidad de poros de tamaño mediano y grueso, lo que favorece la aireación. Pero en suelos moderadamente pesados (franco- arcillosos, franco arcillo arenoso), y pesados (arcillosos y arcillo-limosos), con contenidos de arcilla porcentual en un ámbito de 40 hasta 80 por ciento y deficiente desarrollo estructural, el crecimiento de la raíz y el área de exploración radicular se restringe en alto grado, independientemente de la especie que se desarrolle en él, porque la subdivisión del sistema primario de la raíz en raíces secundarias, terciarias y de absorción (pelos radiculares) disminuye, y se acortan en longitud.

Características genéticas ligadas a la especie de planta. Las raíces difieren mucho en su adaptabilidad al ambiente edáfico por variaciones intrínsecas de herencia genética, que hacen varias su morfología, arquitectura y tipo de raíz. Por ejemplo: especies arbóreas como jícaro Crescentia alta y guayaquil Albizzia guachapele, se adaptan bien a suelos arcillosos, con contenidos de arcilla entre 50 y 70 por ciento, sin desarrollo estructural, deficientes en aireación y en drenaje natural, que se expanden en condiciones húmedas y se contraen cuando están secos; porque tales especies desarrollan una capa de súber (corcho), en las raíces, de 6 a 9 mm de espesor, poco común en otras especies, que le permite resistir las presiones de la expansión y la

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

contracción, sin sufrir las lesiones de ruptura de raíces que el mecanismo de expansión- contracción del suelo produce a otras plantas que no tienen ese mecanismo de adaptación.

La importancia de los factores hereditarios que controlan el desarrollo radicular, se evalúa sembrando diferentes especies en un suelo específico, evaluando las condiciones físicas del suelo, y midiendo al cabo de dos o cuatro años el patrón de desarrollo radicular. Al hacer las mediciones es posible observar que:

o

Hay especies que desarrollan una raíz pivotante, leñosa y con ramificaciones laterales; generalmente en árboles y arbustos.

o

Hay especies que desarrollan un tipo de raíz fibrosa, especialmente las gramíneas, como pastos para forraje, caña de azúcar y arroz.

o

Hay especies que desarrollan una raíz tuberosa, como la zanahoria, las papas, el camote.

o

Otras especies desarrollan un sistema radicular denso, fino y poco profundo, con pocas ramificaciones, tales como: la cebolla, el culantro, el apio. Este patrón es general para la mayoría de hortalizas.

INTERACCIÓN ENTRE CARACTERÍSTICAS GENETICAS

Y FACTORES DEL AMBIENTE

La interacción con factores ambientales incluye específicamente el componente edáfico con sus variables físicas y químicas, ligadas ocasionalmente a condiciones climáticas, especialmente lluvia, que modifican parcialmente las condiciones edáficas. Todos estos factores modifican parcialmente el patrón genético de crecimiento de la raíz, alterando su morfología. Dos factores adicionales son: la competencia por agua y nutrimentos que depende de la densidad de siembra del cultivo y la alelopatía.

Debido al primer factor adicional (competencia por agua y nutrimentos), cuando se evalúa la producción o cosecha de un cultivo, versus diferentes dosis de fertilizantes, se eliminan los bordes de las parcelas, para neutralizar el llamado “efecto de borde”. Esto debido a que las plantas ubicadas en esa posición tienen mayor disponibilidad lateral (en el borde), de agua y de nutrimentos.

El segundo factor adicional, alelopatía, ocurre cuando hay dos o más especies o cultivos, sembrados en la misma parcela, sistema que se conoce como cultivos intercalados. En esta condición una especies puede liberar sustancias que favorecen o deprimen el crecimiento radicular de otras especies contiguas. Las sustancias liberadas por una u otra especie pueden ser exudados de la raíz, sustancias gaseosas como dióxido de carbono o metano y productos derivados de la descomposición radicular dentro del suelo. Si favorece el crecimiento, el efecto se conoce como “sinergístico”. En caso contrario, se denomina como “efecto de incompatibilidad”.

MANEJO DE VARIABLES LIGADAS A LA COSECHA

Estas variables tiene relación con el sistema de labranza, la disponibilidad de agua de riego en condiciones de secano, la fertilización adecuada de los cultivos, el control de malezas, de plagas y de enfermedades y el sistema de siembra, Algunos cultivos requieren labranza profunda y roturación de terrenos con subsolador cada dos años, para romper capas de suelos formadas entre 20 30 cm de profundidad, denominado “pie de arado”. La disponibilidad de agua es esencial por la demanda evapotranspirativas de las plantas y porque el requerimiento hídrico está muy ligado a los mecanismos fisiológicos de las plantas.

Otras labores culturales como control de malezas, plagas del suelo y prevención de ataque de hongos y bacterias en el suelo, deben ser prioritarias para que el agricultor provea un ambiente edáfico normal

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

para el desarrollo de un adecuado sistema radicular de las plantas y, en consecuencia, obtener una buena cosecha.

RAÍCES ABSORBENTES

Las raíces absorbentes han sido menos estudiadas fisiológicamente que otras partes de la planta, pero eso no significa que sen menos importantes dentro del sistema global de absorción, translocación e intercambio de productos simples (sales minerales), o de productos metabólicos (azúcares, vitaminas, hormonas), entre el sistema foliar y el sistema radicular. Su principal función es absorber agua y nutrimentos para mantener activos los sistemas metabólicos internos. Esto se hace por medio de los pelos radiculares. Tres funciones adicionales del complejo radial de una planta son:

Anclaje: Las raíces, especialmente las pivotantes, anclan las plantas al suelo y las mantienen erectas.

Síntesis de reguladores de crecimiento: Las raíces, por actividades enzimáticas y bioquímicas, producen hormonas de crecimiento, como el ácido abscísico (AIA) y las giberelinas.

plantas que tienen raíces; como yuca, papa y camote, almacenan

Almacenamiento: Las carbohidratos.

La absorción, importante función de las raíces, se realiza por prolongaciones epidérmicas de las células de la raíz, llamados “pelos radiculares”. La cantidad de pelos radiculares varía mucho entre las plantas. Su densidad por centímetro cuadrado de superficie radical, está en ámbitos de 500 cm 2 hasta 2500 cm 2 . Los pelos radiculares tiene una capa lipídica e hidrofóbica delgada, que no es considerada obstáculo para que ingrese agua y nutrimentos a la raíz. La longitud de los pelos radiculares varía entre 10 y 50 mm. Esa longitud, asociada a la alta densidad por centímetro cuadrado, permite que exista una gran área específica de raíces, que está en contacto, permite que exista una gran área específica de raíces, que está en contacto, con las partículas de suelo. El área específica de las raíces permite que funcionen los mecanismos para el ingreso de agua y de sales minerales en forma iónica, hacia su interior. Las sales minerales disponen de cuatro mecanismos básicos para que sus formas iónicas sean absorbidas por las raíces ellas son:

Intercepción

Flujo masal

Difusión

Efecto de masa iónica

Intercepción: Los sistemas radiculares, en crecimiento activo, interceptan iones en la disolución del suelo y los absorben. La velocidad de absorción es mayor si en el ambiente rizosférico hay micorrizas (asociación de hongos y raíces), que incrementan la velocidad de absorción de agua y de algunos nutrimentos como fósforo.

Flujo masa: El flujo masal es un movimiento convectivo de iones, que ocurre desde la solución del suelo hasta la superficie de las raíces. El flujo masal es importante para que ocurra adecuada absorción de elementos como calcio, magnesio, nitrógeno y azufre.

Difusión: La difusión ocurre cuando un ión se mueve, desde un sitio de alta concentración, hacia un sitio de baja concentración, con movimientos estimulados termalmente, y que ocurren al azar. Al estar disponible la forma iónica del nutrimento, las raíces lo absorben y, en la región periférica de la rizósfera, se mantienen una zona de baja concentración del ión, lo que permite que le flujo difusivo continué, desde las áreas de alta concentración (solución del suelo), hacia las áreas de baja concentración: la cual es, normalmente, la zona periférica de las raíces. Los científicos especializados en suelos, consideran que casi todo el fósforo y gran parte el potasio, se desplaza hacia la raíz por el mecanismo de difusión.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Efecto de masa iónica: Ocurre cuando un elemento en disolución (forma iónica), tiene una alta concentración en la solución del suelo. Cuando están cerca de los coloides del suelo (arcillas), ejercen un “efecto de masa” que desplazan otros elementos iónicos como potasio, sodio y magnesio, de las arcillas. Los elementos desplazados pasan a una condición soluble en la disolución del suelo; mientras que el elemento abundante lo sustituye en la superficie del coloide arcilloso. Este intercambio de iones entre la disolución del suelo y las arcillas, ocurre más rápidamente en el siguiente orden: Na> K> Mg> Ca, lo que se evalúa así: el sodio es el elemento más rápidamente desplazado de la superficie coloidal mientras que el calcio es el elemento más lentamente desplazado.

DISTRIBUCIÓN DE RAÍCES EN EL SUELO

El patrón de distribución de raíces en el suelo es afectado por la textura y la estructura del suelo, que modifica parcialmente otras variables como el tamaño dominante de poros y los mecanismos de aireación. En los suelos de texturas livianas o medianas: francos, franco-arenoso fino, franco-limoso y el franco-arcillo-limos, las raíces tienen oportunidad de expresar su máximo potencial, penetrando profundamente en el suelo y bifurcándose en forma óptima. Por ejemplo en maíz (Fig. 1) en sorgo y en especies frutales.

ejemplo en maíz (Fig. 1) en sorgo y en especies frutales. En suelos arcillosos y arcillo-limosos,

En suelos arcillosos y arcillo-limosos, o en mal drenaje (fig. 2), incluso las raíces de especies frutales penetran muy poco, a excepción de la raíz pivotante; mientras que la mayoría de raíces absorbentes, en un 80 a 90 por ciento, permanecen en los primeros 15 20 cm de profundidad.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass
Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

Fertilidad de Suelos Donald Kass

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

EJERCICIOS DE AUTOEVALUACIÓN

I PARTE

Selección Única: Después de la frase se brindan cuatro opciones de respuesta. Escoja una opción, y márquela con X. Sólo una de ellas es correcta.

1. Tres elementos esenciales (nutrimentos), que las plantas absorben del suelo, son:

a) Dióxido de carbono, cobre y carbón orgánico.

b) Magnesio, cinc y oxígeno.

c) Calcio, magnesio y potasio.

d) Oxígeno, hidrógeno y azufre

2. Tres elementos menores (micronutrimentos), que las plantas requieren para su desarrollo son:

a) Cobre, potasio y nitrógeno.

b) Cobre, boro y nitrógeno.

c) Cobre, hierro y boro

d) Cobre, hierro y potasio.

3. Los elementos identificados como esenciales para el crecimiento de las plantas tienen importancia porque son vitales para:

a) Nacer, crecer, morir

b) La producción de biomasa rizosférica.

c) La síntesis de azúcares y producción de biomasa.

d) La producción de ferrodoxinas húmicas.

4. Las plantas obtienen micronutrimentos del agua y del suelo. Otra vía de ingreso a ellas es por:

a) Microdisolución atómica aplicada a la raíces.

b) Aplicación de melaza al follaje.

c) Aspersión del follaje con soluciones diluidas de micronutrimentos

d) La producción de ferrodoxinas húmicas.

II PARTE

Respuesta Corta: Escriba, al final de la frase o la pregunta, la palabra o palabras que completen el significado correcto.

son:

1. Dos

factores

ligados

al

ambiente

edáfico,

que

afectan

el

desarrollo

vegetativo,

2. Si un elemento se requiere en todas o algunas etapas del desarrollo de la planta se denomina:

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

4. La deformación de la lámina foliar de las plantas, “en forma de cuchara”, indica deficiencia del elemento:

5. La producción de clorosis intervenal en hojas adultas de las plantas se da por deficiencia de:

6. Si hay deformación de hojas nuevas y crecimiento de roseta de las ramas, se tiene una deficiencia de:

7. Si hay clorosis en los márgenes de las hojas, en su etapa inicial, se tiene una deficiencia de:

8. Una

coloración

rojizo

purpúrea

de

tallos

y

hojas

indica

una

deficiencia

de:

III PARTE

Pareo: En los paréntesis de la izquierda, asociados a una frase, anote el número de las palabras escritas a la derecha que completan su significado correcto.

1. Carbono y oxígeno

(

) Confiere rigidez a las paredes celulares.

 

2. Nitrógeno

(

) Forma parte de compuestos volátiles e

 

Irritantes del ajo y la cebolla.

3. Fósforo

(

) Estimula el crecimiento vegetativo y el

 

Desarrollo

de

color

verde oscuro

en

las

plantas

4. Azufre

(

) Forma parte del protplasma celular

 

5. Calcio

(

) La presencia de microrrizas en la raíz

acelera su absorción por la planta.

Fertilidad de Suelos

Donald Kass

RESPUESTAS A LOS EJERCICIOS DE AUTOEVALUACIÓN

I PARTE: Selección Única: Opciones: 1-c, 2-c, 3-c, 4-c II PARTE: Respuesta Corta

1. Propiedades físicas, químicas, microbiológicas y propiedades externas del suelo.

2. Elemento esencial

3. Calcio, magnesio y azufre

4. Calcio

5. Magnesio

6. Cinc

7. Potasio

8. Fósforo

III PARTE: Pareo: Los números, en orden descendente son los número 5, 4, 2, 1 y 3

Fertilidad de Suelos

BIBLIOGRAFÍA

Donald Kass

BORNEMISZA, E.1982.

Introducción a la química de suelos. Washington, D. C. Depto. Asuntos

científicos y Tecnológicos, OEA 74 P.

CARPENTER, C.V., ROBERTSON, L.R., GORDON, J.C. Y PERRY, D.A. 1984. The affect of four new Frankia isolates on growt and nitrogensas activity in clones of alnus rubra and Alnus sunuata. Canadian Journal of Forest Research. 14 (15): 701 706

CASSMAN, K.G.1991. El potasio (K) nutriente esencial de la planta. Informaciones Agronómicas (Ecuador) no. 3:4-13 Instituto de la potasa y el fósforo (INFOFOS)

DOMMENGUERS, Y., DREYFUS, B., DIEM, H.G. y DUHOUX, E. 1984. Fijación del nitrógeno y agricultura tropical. Mundo Científico 5(45):276-285.

DOMÍNGUEZ VIVANCOS, A. 1989. Tratado de fertilización. Madrid. Ed. Mundi-Prensa pp. 31 59

JACOB, A. y UEXKUL, H. Von. 1973. Nutrición y abonado de los cultivos tropicales y sub tropicales. México, D.F. Edic. Euroamericanas pp 45-64

JONSON, C.M., STOUT, P.R., BROYERT, T.C. y CARLTON, A.B. 1957 Comparative chlorine requeriments of differents plant species. Plant Soil. (USA) 8:337

KRAMER, P.J. 1983 Water relations of plants. San Diego. California. Academic Press Inc. pp. 120-164

LIND, J.Q., HANLON, E.A. jr y ODELL, G.V. 1981. Potasium effects on improved growth, nodulation, and nitrogen fixation of hairy vetch. Soil Sci. am. J. (USA) 45:302-303

MALAVOLTA, E. 1980. Elements de nitriçâomineral de plantas Sâo Paulo. Ceres. pp 104-210

OLLANGNIER, M., y OCHS, R (Fra). 26(6):367-368

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN. 1985. La fijación el nitrógeno en la explotación de los suelos. Roma, FAO pp. 8 12. Boletín de suelos FAO, no. 49

POSSINGHAM, J.V. y SPENCER D. 1962. Manganese as functional component of chloroplast. Australian J. Biol. Sci 15:58

REISENAUER, H.M. 1960. cobalt en nitrogen fixation by a legume. Nature (U.K.) 186:375-376

SUTCLIFFE, J.F., BARKER, D.A. 1981. As plantas e os sais minerais. 2da ed. Trad. Por Antonio

1971. The chlorine nutrition of oil palm and coconut. Oléagineux

Lamberti y Viviane María Lotto. Sâo Paulo. Editora Pedagógica e Univ. Ltda

pp 13-33.

TISDALE, S.L.,

NELSON, W.L. y BEATON, J.D.1985. Soil fertility and fertilizers. New York.

Macmillan Pub. Co.pp 59-94

WALLACE, T. 1961. The diagnosis of mineral deficiencies in plants, by visual symptoms. 2da. Ed. New York. Chemical pp. 33-50