Sie sind auf Seite 1von 1
Artículo 282.- Desde que se presenta la demanda, la controversia del orden familiar o la
Artículo 282.- Desde que se presenta la demanda, la controversia del orden familiar o la solicitud de divorcio y solo mientras dure el juicio, se dictarán las medidas provisionales pertinentes; asimismo en
los casos de divorcio en que no se llegue a concluir mediante convenio, las medidas subsistirán hasta en tanto se dicte sentencia interlocutoria en el incidente que resuelva la situación jurídica de hijos o
bienes, según corresponda y de acuerdo a las disposiciones siguientes:
Derecho Familiar
Dra. Irene López Faugier
A.
De oficio:
I.-
En los casos en que el Juez de lo Familiar lo considere pertinente, de conformidad con los hechos expuestos y las documentales exhibidas en los convenios propuestos, tomará las medidas que
considere adecuadas para salvaguardar la integridad y seguridad de los interesados, incluyendo las de violencia familiar, donde tendrá la más amplia libertad para dictar las medidas que protejan a las
víctimas;
II.-
Señalar y asegurar las cantidades que a título de alimentos debe dar el deudor alimentario al cónyuge acreedor y a los hijos que corresponda;
III.- Las que se estimen convenientes para que los cónyuges no se puedan causar perjuicios en sus respectivos bienes ni en los de la sociedad conyugal en su caso. Asimismo, ordenar, cuando existan
bienes que puedan pertenecer a ambos cónyuges, la anotación preventiva de la demanda en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del Distrito Federal y de aquellos lugares en que se
conozca que tienen bienes;
IV.-
Revocar o suspender los mandatos que entre los cónyuges se hubieran otorgado, con las excepciones que marca el artículo 2596 de este Código;
B.
Una vez contestada la solicitud:
I.-
El Juez de lo Familiar determinará con audiencia de parte, y teniendo en cuenta el interés familiar y lo que más convenga a los hijos, cuál de los cónyuges continuará en el uso de la vivienda familiar y
asimismo, previo inventario, los bienes y enseres que continúen en ésta y los que se ha de llevar el otro cónyuge, incluyendo los necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio a que esté
dedicado, debiendo informar éste el lugar de su residencia.
II.
- Poner a los hijos al cuidado de la persona que de común acuerdo designen los cónyuges, pudiendo estos compartir la guarda y custodia mediante convenio.
En defecto de ese acuerdo; el Juez de lo Familiar resolverá conforme al Título Décimo Sexto del Código de Procedimientos Civiles, tomando en cuenta la opinión del menor de edad.
Los menores de doce años deberán quedar al cuidado de la madre, excepto en los casos de violencia familiar cuando ella sea la generadora o exista peligro grave para el normal desarrollo de los hijos.
No será obstáculo para la preferencia maternal en la custodia, el hecho de que la madre carezca de recursos económicos.
III.- El Juez de lo Familiar resolverá teniendo presente el interés superior de los hijos, quienes serán escuchados, las modalidades del derecho de visita o convivencia con sus padres;
Provisionales
IV.-
Requerirá a ambos cónyuges para que le exhiban, bajo protesta de decir verdad, un inventario de sus bienes y derechos, así como, de los que se encuentren bajo el régimen de sociedad conyugal,
en su caso, especificando además el título bajo el cual se adquirieron o poseen, el valor que estime que tienen, las capitulaciones matrimoniales y un proyecto de partición. Durante el procedimiento,
recabará la información complementaria y comprobación de datos que en su caso precise; y
V.-
Las demás que considere necesarias.
Artículo 267-. El cónyuge que unilateralmente desee promover el juicio de divorcio deberá acompañar a su solicitud la propuesta de convenio para regular las consecuencias inherentes a la disolución
del vínculo matrimonial, debiendo contener los siguientes requisitos:
I. La designación de la persona que tendrá la guarda y custodia de los hijos menores o incapaces;
II.-
Las modalidades bajo las cuales el progenitor, que no tenga la guarda y custodia, ejercerá el derecho de visitas, respetando los horarios de comidas, descanso y estudio de los hijos;
III.- El modo de atender las necesidades de los hijos y, en su caso, del cónyuge a quien deba darse alimentos, especificando la forma, lugar y fecha de pago de la obligación alimentaria, así como la
garantía para asegurar su debido cumplimiento;
IV.-
Designación del cónyuge al que corresponderá el uso del domicilio conyugal, en su caso, y del menaje;
V.-
La manera de administrar los bienes de la sociedad conyugal durante el procedimiento y hasta que se liquide, así como la forma de liquidarla, exhibiendo para ese efecto, en su caso, las
capitulaciones matrimoniales, el inventario, avalúo y el proyecto de partición;
VI.
En el caso de que los cónyuges hayan celebrado el matrimonio bajo el régimen de separación de bienes deberá señalarse la compensación, que no podrá ser superior al 50% del valor de los bienes
que hubieren adquirido, a que tendrá derecho el cónyuge que, durante el matrimonio, se haya dedicado preponderantemente al desempeño del trabajo del hogar y, en su caso, al cuidado de los hijos. El
Juez de lo Familiar resolverá atendiendo a las circunstancias especiales de cada caso.
Una vez resuelto el divorcio por la sentencia y resueltos también los incidentes a los que hubiere dado lugar, se producen una serie de efectos definitivos del divorcio en
relación con los propios divorciados, con los hijos y con el patrimonio. Veamos, primeramente, cuáles son estos efectos respecto de los divorciados o ex cónyuges: "En virtud del
divorcio, los cónyuges recobrarán su entera capacidad para contraer matrimonio" (art. 289).
Artículo 288.- En caso de divorcio, el Juez resolverá sobre el pago de alimentos a favor del cónyuge que, teniendo la necesidad de recibirlos, durante el matrimonio se haya dedicado
preponderantemente a las labores del hogar, al cuidado de los hijos, esté imposibilitado para trabajar o carezca de bienes; tomando en cuenta las siguientes circunstancias:
I.- La edad y el estado de salud de los cónyuges;
II.- Su calificación profesional y posibilidad de acceso a un empleo;
III.- Duración del matrimonio y dedicación pasada y futura a la familia;
IV.- Colaboración con su trabajo en las actividades del cónyuge;
V.- Medios económicos de uno y otro cónyuge, así como de sus necesidades; y
VI.- Las demás obligaciones que tenga el cónyuge deudor.
En la resolución se fijarán las bases para actualizar la pensión y las garantías para su efectividad. El derecho a los alimentos se extingue cuando el acreedor contraiga nuevas nupcias o
se una en concubinato o haya transcurrido un término igual a la duración del matrimonio.
En relación con los divorciados
Efectos Jurídicos
En términos generales, se entiende por divorcio la terminación de la relación matrimonial o la disolución del vínculo que unía a los esposos; es evidente
que tal hecho requiere la intervención de la autoridad judicial para decretado, siguiendo los procesos y cumpliendo las leyes establecidas para tal fin.
Artículo 283.- La sentencia de divorcio fijará la situación de los hijos menores de edad para lo cual deberá contener las siguientes disposiciones:
I.-Todo lo relativo a los derechos y deberes inherentes a la patria potestad, su pérdida, suspensión o limitación; a la guarda y custodia, así como a las obligaciones de crianza y el derecho de
los hijos a convivir con ambos progenitores.
II.-Todas las medidas necesarias para proteger a los hijos de actos de violencia familiar o cualquier otra circunstancia que lastime u obstaculice su desarrollo armónico y pleno.
III.-Las medidas necesarias para garantizar la convivencia de los hijos con sus padres, misma que sólo deberá ser limitada o suspendida cuando exista riesgo para los menores.
IV.- Tomando en consideración, en su caso, los datos recabados en términos del artículo 282 de este Código, el Juez de lo Familiar fijará lo relativo a la división de los bienes y tomará las
precauciones necesarias para asegurar las obligaciones que queden pendientes entre los cónyuges o con relación a los hijos. Los excónyuges tendrán obligación de contribuir, en proporción
a sus bienes e ingresos, al pago de alimentos a favor de los hijos.
V.- Las medidas de seguridad, seguimiento y las psicoterapias necesarias para corregir los actos de violencia familiar en términos de la Ley de Asistencia y Prevención a la Violencia Familiar y
Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia para el Distrito Federal. Medidas que podrán ser suspendidas o modificadas en los términos previstos por el artículo 94 del Código de
Procedimientos Civiles para el Distrito Federal.
VI.- Para el caso de los mayores incapaces, sujetos a la tutela de alguno de los excónguyes, en la sentencia de divorcio deberán establecerse las medidas a que se refiere este artículo para su
protección;
VII.- En caso de desacuerdo, el Juez de lo Familiar, en la sentencia de divorcio, habrá de resolver sobre la procedencia de la compensación que prevé el artículo 267 fracción VI, atendiendo a
las circunstancias especiales de cada caso.
VIII.- Las demás que sean necesarias para garantizar el bienestar, el desarrollo, la protección y el interés de los hijos menores de edad.
Para lo dispuesto en el presente artículo, de oficio o a petición de parte interesada, durante el procedimiento el Juez se allegará de los elementos necesarios, debiendo escuchar al Ministerio
Público, a ambos padres y a los menores.
El divorcio es reconocido desde las civilizaciones antiguas; sin embargo, los referentes más objetivos los tenemos en el derecho romano, que reconocía
como formas de disolución del matrimonio la muerte de alguno de los cónyuges, la capitis diminutio maxima, la capitis diminutio media, por sobrevenir algún
impedimento, entre otras razones, y la pérdida de la affectio maritalis. Sobre este particular dice el Digesto:
Dirimitur matrimonium divortio, morte, captivitate vel alia contingente serviture utrius eorum. Divortium autem vela diversitate mentium dictum est, vel quia in
diversas partes eunt, qui distrahunt matrimonium. El matrimonio se disuelve por el divorcio, muerte, cautiverio u otra servidumbre, que suceda a
alguno de los cónyuges Se dice divorcio o por la diversidad de voluntades o porque los cónyuges vivan separados.
En Roma, tal como sucede en la actualidad, la figura del divorcio fue evolucionando; de esta manera, en la lex julia adulterii se estableció la forma de hacer
el repudio. La lex julia et papia prohíbe a la liberta divorciarse del propio patrono contra la voluntad de éste; a finales de la República se concedió a las
mujeres la posibilidad de divorciarse del marido, obligándolo a declararlas libres.
a. la maquinación o conjura contra el emperador o su ocultamiento,
En relación con los hijos
b. el adulterio declarado de la mujer,
c. las malas costumbres de la mujer,
1.
Divortium ex
Divorcio en Roma
d. la falsa acusación de adulterio por parte del marido,
iusta causa,
esto es, el divor-
cio por causa
justa. Eran ius-
tae causae:
e. el alejamiento de la casa del marido,
f. las insidias al otro cónyuge,
En caso de que los padres hayan acordado la guarda y custodia compartida en términos de lo establecido en la fracc. II del apartado B del art. 282, el juez, en la sentencia de divorcio,
deberá garantizar que los divorciantes cumplan con las obligaciones de crianza, sin que ello implique un riesgo en la vida cotidiana para los hijos (art. 283 bis).
g. el lenocinio intentado por el marido,
Tipos:
h. el comercio asiduo del marido con otra mujer dentro o fuera de la casa conyugal.
También en la sentencia de divorcio se determina lo referente a la patria potestad, la custodia, la convivencia y la visita de los hijos. De cualquier manera, aunque el padre y la madre pierdan
la patria potestad por alguna razón, quedan sujetos a todas las obligaciones que tienen para con sus hijos (art. 285).
En este caso, el cónyuge culpable era castigado con la pérdida de la dote o de los derechos
sobre ella y la donación nupcial, y si no hubiese dote o donación nupcial, con la pérdida de una
cuarta parte de los bienes.
Artículo 287.- En caso de que los cónyuges lleguen a un acuerdo respecto del convenio señalado en el artículo 267 y éste no contravenga ninguna disposición legal, o presentaren un
convenio emanado del procedimiento de mediación a que se refiere la Ley de Justicia Alternativa del Tribunal Superior de Justicia para el Distrito Federal, en uno u otro caso el juez lo
aprobará de plano, decretando el divorcio mediante sentencia. En caso contrario, el juez decretará el divorcio dejando expedito el derecho de los cónyuges para que lo hagan valer por
la vía incidental, exclusivamente por lo que concierne al convenio.
El juez exhortará en la referida sentencia que, previo al inicio de la vía incidental, las partes acudan al procedimiento de mediación a que se refiere la Ley de Justicia Alternativa del
Tribunal Superior de Justicia para el Distrito Federal, e intenten, a través de dicho procedimiento, llegar a un acuerdo respecto del convenio señalado.
En caso de que las partes, una vez recibida la pre-mediación, no hubieren aceptado el procedimiento, o habiéndolo iniciado no fuera posible llegar a un acuerdo, podrán hacer valer
sus derechos por la vía incidental. En el caso de que las partes logren la construcción de un acuerdo por medio del procedimiento de mediación, lo harán del conocimiento del juez.
1.- Concepto
2. Divortium sine causa era el realizado por un acto unilateral que no se encontraba justificado en la ley. En este caso se aplicaban las mismas penas que en el anterior.
3. Divortium communi consensu era el divorcio por común acuerdo. Las mismas penas de los casos anteriores aplicaban en este caso, pero para ambos cónyuges;
posteriormente dejó de sancionarse por declaración de Justino II, sucesor de Justiniano.
4.
Divortium bona gratia era el divorcio por una causa ajena al otro cónyuge, como la impotencia incurable, el voto de castidad o la cautividad de guerra.쩴ꁈ ߀Ā 缰࿲
Sociedad Conyugal
Julien Bonnecase
Es la ruptura de un matrimonio válido en vida de los esposos por causas determinadas y mediante resolución judicial.
Artículo 203.- Disuelta la sociedad, se procederá a formar inventario, en el cual no se incluirán el lecho, los vestidos ordinarios y los objetos de uso personal o de trabajo de los
cónyuges, que serán de éstos o de sus herederos.
En Francia, el divorcio se originó en el derecho de la Revolución Francesa en 1792, pero fue suprimido en 1816 por influencia religiosa; según ley de este año, el
matrimonio se consideraba indisoluble, argumentando para ello una serie de razones que no detallaremos. De cualquier manera, por ley del 27 de julio de 1884, el
divorcio quedó restablecido en el derecho francés.
Divorcio
En relación
Artículo 204.- Terminado el inventario, se pagarán los créditos que hubiere contra el fondo social, y el sobrante, si lo hubiere, se dividirá entre los cónyuges en los términos pactados en
las capitulaciones matrimoniales, y a falta u omisión de éstas, a lo dispuesto por las disposiciones generales de la sociedad conyugal. En caso de que hubiere pérdidas, el importe de
éstas se deducirá del haber de cada cónyuge en proporción a las utilidades que debían corresponderles, y si uno sólo llevó el capital, de éste se deducirá la pérdida total.
con los bienes
Divorcio en el Derecho Frances
• Por adulterio de la mujer podía pedir divorcio el marido.
• Por adulterio del marido podía pedir divorcio la mujer.
• Los esposos, recíprocamente, podían pedir divorcio por excesos, sevicia o injurias graves cometidas por uno de ellos respecto del otro.
En caso de que el régimen por el cual se casaron los divorciantes fue el de separación de bienes, cada uno conservará los propios.
• La sentencia infamante en contra de uno de los cónyuges era motivo de divorcio para el otro.
Artículo 267.- El cónyuge que unilateralmente desee promover el juicio de divorcio deberá acompañar a su solicitud la propuesta de convenio para regular las consecuencias
inherentes a la disolución del vínculo matrimonial, debiendo contener los siguientes requisitos:
Teóricamente, de
conformidad con los
arts. 229 a 232, las
causas de divorcio
en la legislación
francesa eran:
Separación de Bienes
La Ley de Relaciones Familiares, reguló el divorcio vincular, mismo que se plasmó plenamente en el Código Civil de 1928, que nos rige en la actualidad con las
trascendentales modificaciones que ha tenido en materia familiar.
VI. En el caso de que los cónyuges hayan celebrado el matrimonio bajo el régimen de separación de bienes deberá señalarse la compensación, que no podrá ser superior al 50%
del valor de los bienes que hubieren adquirido, a que tendrá derecho el cónyuge que, durante el matrimonio, se haya dedicado preponderantemente al desempeño del trabajo del
hogar y, en su caso, al cuidado de los hijos. El Juez de lo Familiar resolverá atendiendo a las circunstancias especiales de cada caso.
Sin duda las reformas más importantes han sido las de los años 2000 y 2008; en estas modificaciones se deja el divorcio a voluntad de las partes e incluso a voluntad de
uno de los cónyuges, quedando abandonado de esa manera el sistema de causales de divorcio.
Quedan subsistentes las donaciones antenupciales y entre consortes, dada la derogación del art. 286.
Divorcio en México
Esta última modificación trajo consigo fuertes discusiones; una de ellas consistió en que al dejar el divorcio a la libre decisión de las partes, se privaba a las leyes del
derecho de familia su carácter de interés público y se las equiparaba con las relaciones meramente civiles; sin embargo, en nuestra opinión, esto carece de fundamento, pues
tal modificación, que sin duda flexibiliza el divorcio, obedece a una serie de situaciones de hecho que trae consigo en torno al fenómeno social de la separación de las familias.
El divorcio administrativo es la disolución del vínculo matrimonial por mutuo acuerdo que se solicita ante el juez del Registro Civil, cumpliendo los requisitos
establecidos en la ley.
a. Concepto
Artículo 266.- La disolución del vínculo del matrimonio que deja a los cónyuges en aptitud de contraer otro; puede ser solicitado por uno o ambos cónyuges ante la autoridad
judicial, sin que se requiera señalar causa por la que se solicita y siempre que haya transcurrido un año desde la celebración del mismo.
a) Que los cónyuges sean mayores de
edad.
1. El matrimonio es un contrato civil entre un solo hombre y una sola mujer para perpetuar su especie y ayudarse a llevar el peso de la vida (art. 155).
b) Que haya transcurrido un año de la celebración del matrimonio.
2. El divorcio es la disolución legal del vínculo del matrimonio, y deja a los cónyuges en aptitud de contraer otro (art. 266).
c) Que la sociedad conyugal haya sido liquidada, en caso de que se hayan casado bajo este
régimen patrimonial.
3. Reduce las causales a 11; suprime, por ejemplo, la relativa a la infracción de las capitulaciones matrimoniales.
d) Que la mujer no se encuentre embarazada.
El 29 de enero de
1915, Carranza expidió
un decreto que reformó
4. Consigna que el matrimonio por mutuo consentimiento se puede pedir cuando han pasado tres años de la celebración del matrimonio.
e) Que no tengan hijos en común o que, teniéndolos, éstos sean mayores de edad y no requieran alimentos.
b. Requisitos
5. El procedimiento señala la celebración de tres juntas en las cuales el juez de Primera Instancia procurará restablecer la concordia entre los divorciantes.
2.- Antecedentes
f) Que estén casados por separación de inmuebles y sí es por sociedad conyugal se debe haber liquidada dicha sociedad ante Notario Público
los arts. 155 y 226 a
256; los términos
fueron los siguientes:
6. Limita las segundas nupcias de la mujer hasta que hayan transcurrido 300 días después de la disolución de las primeras, agregando que en los casos de nulidad o de
divorcio puede contarse ese tiempo desde que se interrumpió la cohabitación.
g) El procedimiento del divorcio administrativo es de una sola audiencia, hay unos formatos que deben llenar los divorciantes y deben adjuntar cierta
documentación (copia certificada de acta de matrimonio) se hace ante el oficial del registro civil del domicilio conyugal, presentar las actas de los hijos y
no debemos proporcionar alimentos, es una audiencia se presentan los papeles, se ratifican ante el oficial del Registro Civil, debe estar anotada
marginalmente en el acta de matrimonio original. Sí es diferente la oficina del Registro civil se pide un oficio y en caso de que sea en otro estado se hace a
través de un exhorto, en donde se envía la petición o la orden de que haga la anotación marginal y finalmente se tiene que entregar el divorcio diligenciado en el
lugar de residencia y anotarlo en donde se haya llevado a cabo.
4.1.- Administrativo
Este decreto fue la base para la formulación del capítulo respectivo de la Ley de Relaciones Familiares expedida el 9 de abril de 1917.
El Código Civil actual, que data de 1928 y entró en vigor en 1932, es el que nos rige aún con una serie de reformas, destacando, como lo hemos dicho, las más recientes, en las cuales han desaparecido
las causales de divorcio.
Se puede apreciar en los distintos ordenamientos cómo se fueron incrementando las causales, hasta que en la última reforma finalmente se eliminaron.
El Juez del Registro Civil, previa identificación de los cónyuges, levantará un acta en que hará constar la solicitud de divorcio y citará a éstos para que la
ratifiquen a los quince días. Si los cónyuges lo hacen, el Juez los declarará divorciados y hará la anotación correspondiente en la del matrimonio anterior.
3.- Naturaleza Jurídica
Artículo 272.- Procede el divorcio administrativo cuando habiendo transcurrido un año o más de la celebración del matrimonio, ambos cónyuges convengan en
divorciarse, sean mayores de edad, hayan liquidado la sociedad conyugal de bienes, si están casados bajo ese régimen patrimonial, la cónyuge no esté
embarazada, no tengan hijos en común o teniéndolos sean mayores de edad, y éstos no requieran alimentos o alguno de los cónyuges. El Juez del Registro Civil,
previa identificación de los cónyuges, y ratificando en el mismo acto la solicitud de divorcio, levantará un acta en que los declarará divorciados y hará la anotación
correspondiente en la del matrimonio anterior.
Si se comprueba que los cónyuges no cumplen con los supuestos exigidos, el divorcio así obtenido no producirá efectos, independientemente de las sanciones
previstas en las leyes.
c. Procedimiento
El divorcio no vincular o separación consiste en la posibilidad de los cónyuges de dar por concluida la cohabitación, por causas graves establecidas en la ley y con autorización judicial,
sin romper el vínculo matrimonial. Es obvio que en este divorcio los cónyuges no pueden contraer nuevo matrimonio; sólo tiene como implicación la no obligación de vivir en común.
Artículo 277.- La persona que no quiera pedir el divorcio podrá, sin embargo, solicitar que se suspenda su obligación de cohabitar con su cónyuge, cuando éste se encuentre en alguno
de los siguientes casos:
4.2.- No Vincular
I.- Padezca cualquier enfermedad incurable que sea, además, contagiosa o hereditaria;
II.- Padezca impotencia sexual irreversible, siempre y cuando no tenga su origen en la edad avanzada; o
III.- Padezca trastorno mental incurable, previa declaración de interdicción que se haga respecto del cónyuge enfermo;
En estos casos, el juez, con conocimiento de causa, podrá decretar esa suspensión; quedando subsistentes las demás obligaciones creadas por el matrimonio.
4.- Clases de Divorcio
El divorcio vincular trae consigo la ruptura del vínculo matrimonial en vida de los esposos y los deja en aptitud de contraer otro matrimonio; es decretado por la autoridad luego de la
solicitud de uno o de ambos cónyuges, sin señalar la causa por la cual se solicita, siempre que haya transcurrido cuando menos un año desde la celebración del matrimonio (art. 266).
4.3.- Vincular
El divorcio vincular puede realizarse por vía administrativa o por vía judicial, aunque a raíz de las últimas modificaciones de ley este último ya no es tan judicial.
De acuerdo con la Dra. Irene López Faugier en el Divorcio Judicial.- (reformas del 3 de octubre de 2008) es la disolución del vinculo matrimonial demandada por uno o por ambos ante
la autoridad judicial, no es una solicitud se deben cumplir con los artículos 255 del Código de Procedimientos Civiles. Derecho Unilateral o Bilateral un divorcio se puede alargar,
no es solicitud es una demanda y debe cumplir con los requisitos de este artículo:
Artículo 255 CPCDF.- Toda contienda judicial, principal o incidental, principiará por demanda, en la cual se expresaran:
I. El tribunal ante el que se promueve;
II. El nombre y apellidos del actor y el domicilio que señale para oír notificaciones;
III. El nombre del demandado y su domicilio;
IV. El objeto u objetos que se reclamen, con sus accesorios;
V. Los hechos en que el actor funde su petición, en los cuales precisará los documentos públicos o privados que tengan relación con cada hecho, así como si los tiene o no a su
disposición. De igual manera proporcionará los nombres y apellidos de los testigos que hayan presenciado los hechos relativos.
Asimismo debe numerar y narrar los hechos, exponiéndolos sucintamente con claridad y precisión;
VI. Los fundamentos de derecho y la clase de acción, procurando citar los preceptos legales o principios jurídicos aplicables;
VII. El valor de lo demandado, si de ello depende la competencia del juez;
VIII. La firma del actor, o de su representante legítimo. Si éstos no supieren o no pudieren firmar, pondrán su huella digital, firmando otra persona en su nombre y a su ruego, indicando
estas circunstancias;
IX.
Para el trámite de incidentes en materia familiar, la primera notificación se llevará a cabo en el domicilio señalado en autos por las partes, si se encuentra vigente el juicio principal, y
4.4.- Por la vía Judicial
para el caso, de que haya resolución firme o ejecutoriada, o haya inactividad procesal por mas de tres meses, se practicará en el lugar en el que resida la parte demandada incidentista; y
X.
En los casos de divorcio deberá incluirse la propuesta de convenio en los términos que se establece en el artículo 267 del Código Civil, con excepción de lo preceptuado en el segundo
párrafo de la fracción V del presente artículo, debiendo ofrecer todas las pruebas tendientes a acreditar la procedencia de la propuesta de convenio.
Artículo 267.- El cónyuge que unilateralmente desee promover el juicio de divorcio deberá acompañar a su solicitud la propuesta de convenio para regular las consecuencias inherentes a
la disolución del vínculo matrimonial, debiendo contener los siguientes requisitos:
I. La designación de la persona que tendrá la guarda y custodia de los hijos menores o incapaces;
II.-
Las modalidades bajo las cuales el progenitor, que no tenga la guarda y custodia, ejercerá el derecho de visitas, respetando los horarios de comidas, descanso y estudio de los hijos;
III.- El modo de atender las necesidades de los hijos y, en su caso, del cónyuge a quien deba darse alimentos, especificando la forma, lugar y fecha de pago de la obligación alimentaria,
así como la garantía para asegurar su debido cumplimiento;
IV.-
Designación del cónyuge al que corresponderá el uso del domicilio conyugal, en su caso, y del menaje;
V.-
La manera de administrar los bienes de la sociedad conyugal durante el procedimiento y hasta que se liquide, así como la forma de liquidarla, exhibiendo para ese efecto, en su caso,
las capitulaciones matrimoniales, el inventario, avalúo y el proyecto de partición;
VI.
En el caso de que los cónyuges hayan celebrado el matrimonio bajo el régimen de separación de bienes deberá señalarse la compensación, que no podrá ser superior al 50% del valor
de los bienes que hubieren adquirido, a que tendrá derecho el cónyuge que, durante el matrimonio, se haya dedicado preponderantemente al desempeño del trabajo del hogar y, en su
caso, al cuidado de los hijos. El Juez de lo Familiar resolverá atendiendo a las circunstancias especiales de cada caso.
© Angel R. Calzada Sánchez, con información de la Cátedra de la Dra. Irene López Faugier y del libro "Derecho Familiar" de Carlos I Muñoz Rocha