You are on page 1of 2

27/12/2014

EL GLITCH

 
 

 
EL GLITCH
Por: Marco Bellonzi y David Casacubenta (Santo File)

 

El Glitch: El error es vida

 

La  vida  es  resultado  de  centenares  de  millones  de  años  de  evolución.  Esta  evolución  está  basada  en  la
mutación. La mutación no es más que un error de copia. Todos los seres vivos, incluyendo al ser humano,
son el resultado de una larguísima cadena de acumulación de errores.
Además  de  los  genes,  el  ser  humano  está  sujeto  a  otro  sistema  de  replicación:  los  memes.  Los  memes
son  unidades  básicas  de  información  que,  como  virus  del  espacio  exterior,  utilizan  las  mentes  y  los
productos culturales humanos para reproducirse. La creencia en la existencia de Dios, la última canción del
verano  o  el  logo  de  cualquier  empresa  multinacional  son  ejemplos  de  memes.  Todas  nuestras  creencias,
prácticas  sociales  y  creaciones  artísticas  parasitan  nuestras  mentes  para  ir  haciendo  cada  vez  más  y  más
copias  de  sí  mismas.  Se  apoderan  de  nuestros  cuerpos  y  hacen  que  nos  enfrentemos  los  unos  contra  los
otros en un intento de hacer prevalecer los memes y los genes más fuertes.
En el espacio biológico, el error, la mutación es buena para la especie, pues permite que evolucione, pero
malo  para  el  individuo,  pues  conduce  a  la  muerte.  En  el  espacio  memético  las  cosas  han  cambiado  al
aparecer nuevos sistemas de reproducción de ideas: los ordenadores.
En  los  ordenadores,  el  error  no  es  fatal.  De  hecho,  utilizado  con  inteligencia,  añade  una  nueva  dimensión
estética. Entramos en el fenómeno del Glitch.
Tradicionalmente,  los  ordenadores  son  máquinas  frías,  exactas,  inhumanas.  En  realidad,  los  ordenadores
producen gran cantidad de errores. Celebrar esos errores con emoción estética es la base del glitch.
El glitch tiene pocos seguidores. Todavía
El  glitch  es  el  opuesto  al  arte  digital  matemático  al  estilo  Maeda.  El  Glitch  tampoco  se  parece  al  arte
tradicional.  En  primer  lugar,  tanto  el  arte  tradicional  como  el  desarrollo  matemático  potencian  la  idea  de
un  genio  creador  detrás  de  la  obra.  El  Glitch  se  parece  más  al  dadaismo,  en  el  que  uno  se  encuentra  el
objeto  de  arte  creado  por  una  fuerza  azarosa,  el  error  del  ordenador,  y  la  aprovecha.  El  glitch  es
apropiacionismo. El glitch no pide permisos de reproducción ni respeta los copyrights.
El  glitch  es  puro  digitalismo  de  ceros  y  unos.  No  hay  deseos  de  representar  la  realidad.  Es  el  verdadero
Arte Abstracto. 
El arte en general quiere ser serio, transcendente, transmitir grandes mensajes.  El  Glitch,  por  el  contrario
es frívolo, vacuo, despierta emociones a través de la sonrisa y la gamberrada.
El  glitch  no  requiere  preparación.  No  hace  falta  empollarse  tomos  de  matemática  para  hacerlo.  Es
instantáneo.
Es instantáneo, pero no depende de ti. Es el más zen de los artes.
El  glitch  ha  transformado  profundamente  el  proceso  de  creación.  Ya  no  se  trata  de  la  voluntad  del  artista
que quiere transmitir un mensaje. Las máquinas son parte intrínseca de la creación. La creación es error y
el error es creación. 
El  glitch  destruye  todas  las  metáforas  tradicionales  de  la  industria  digital:  No  hay  ventanas,  ni  ratones  ni
barras de scroll. El glitch permite pensar el arte digital de una forma más libre. El error es libertad.
El  glitch  nos  hace  reflexionar  sobre  la  debilidad  de  la  sociedad  de  la  información.  Debajo  de  los  windows,
googles y terras hay códigos de programación. Y los códigos son fuente continua de errores. La ventana de
tu navegador no es ninguna ventana. No es más que un conjunto de ceros y unos.

 

El glitch no entiende de formatos ni resoluciones. El glitch perfecto es una fotografía a resolución cero.
El  glitch  permite  la  agresión  de  lo  analógico  sobre  lo  digital.  Rayar  un  CD  y  reproducirlo  es  un  camino
hacia  el  glitch.  Utilizar  una  lomo  para  hacer  el  reportaje  fotográfico  de  una  boda  es  un  camino  hacia  el
glitch. El error de postcript de una impresora que transforma una  elegante  portada  de  libro  en  un  amasijo
en blanco y negro de caracteres de control es un camino hacia el glitch. 
El arte digital, cuentan las leyendas, empezó con un Glitch. Dirk Paesmans y Joan Heemskerk encontraron
en  la  red  los  planos  de  una  bomba  atómica  en  formato  ascii.  La  imagen  les  gustó  y  la  trasladaron  a  su
website. Sin embargo, por descuido habían olvidado el tag de preformado del HTML. El resultado final fue
la primera obra de net.art:  http://wwwwwwwww.jodi.org/
El ruido es mucho más vivo que la melodía.
Como hacer un glitch
Adopta una actitud mental correcta
(¿Correcta para qué?)
Olvida  todo  lo  que  hayas  aprendido  acerca  del  uso  “correcto”  de  los  programas  para  la  creación  y
http://www.musicaexmachina.com/mem03/ensayos/glitch.htm

1/2

 una música). un fragmento de video. Imprímelo.musicaexmachina. Salva continuamente.27/12/2014 EL GLITCH reproducción multimedia. Utiliza opciones extrañas de los programas. Es decir. un sonido. Atrápalo.htm 2/2 . El glitch quiere ser libre. Invita al error. Haz llegar una copia del glitch al creador del meme original. Vuélvelo a pasar por más reproductores. Distribúyelo. Reprodúcelo en todos los reproductores que tengas. Toma un procesador de textos y cambia al azar algunas letras y números. Consigue un meme en formato digital (una fotografía. ceros y unos. Entonces comprenderá ¿Cómo saber que has conseguido un glitch?   http://www.com/mem03/ensayos/glitch.