Sie sind auf Seite 1von 2

Carta del Sargento Ayudante GN Ramón Acosta, Medalla "La Nación

Argentina al Valor en Combate", a su hijo Diego antes de morir en acción.


Puerto Argentino, 02 de Junio de 1982

"Querido hijo Diego, que tal muchacho? Cómo te encuentras?


Perdóname que no me haya despedido de ti, pero es que no tuve
tiempo, por eso es que te escribo para que sepas que te quiero
mucho y te considero todo un hombrecito y sabrás ocupar mi lugar
en casa cuando yo no estoy.
Te escribo desde mi posición y te cuento que hace dos días íbamos
en un helicóptero y me bombardearon, cayo el helicóptero y se
incendió, murieron varios compañeros míos pero yo me salvé y
ahora estamos esperando el ataque final.
Yo salvé tres compañeros de entre las llamas. Te cuento para que
sepas que tienes un padre del que puedes sentirte orgulloso y quiero
que guardes esta carta como un documento por si yo no vuelvo: o si
vuelvo para que el día de mañana cuando estemos juntos me la leas
en casa.
Nosotros no nos entregaremos, pelearemos hasta el final y si Dios y
la Virgen permiten nos salvaremos.
En estos momentos estamos rodeados y será lo que Dios y la Virgen
quieran. Recen por nosotros y fuerza hasta la victoria final.
Un gran abrazo a tu madre y a tu hermana – cuídalos muchos, como
un verdadero Acosta. Estudia mucho".

"VIVA LA PATRIA".

El 10 de junio de 1982, a la edad de 42 años, era abatido en las Islas


Malvinas.
Oriundo de Colonia Santa Rosa (Formosa), registra su incorporación
a Gendarmería Nacional el 10 de diciembre de 1963 en el Escuadrón
15 de esa provincia.
En marzo de 1967 ingresa a la Escuela de Suboficiales "Cabo Raúl
R. Cuello", ascendiendo a Cabo del Escalafón General el 31 de
diciembre del mismo.
Luego de ser promovido al grado de Sargento a fines de 1973, en
mérito a sus aptitudes, es seleccionado para el Curso de Comandos
en la Escuela de Infantería del Ejército Argentino.
En oportunidad del conflicto del Atlántico Sur, y al igual que a otros
camaradas, se lo designa integrante de la Compañía de Tropas
Especiales 601, Escuadrón Alacrán, arribando a Puerto Argentino el
28 de Mayo de 1982 a las 2345 HS en una máquina de la FAA.
Doce días después, y en circunstancias de su desempeño en una
patrulla con la misión de emboscar al enemigo en las proximidades
del Monte Dos Hermanas, al ser alcanzado por dos proyectiles cae
mortalmente herido, para no volver a levantarse jamás.
Este testimonio, junto al de otros heroicos gendarmes, ratifican el
temple y el sacrificio brindado en el bautismo bélico, el crujir de las
armar empuñadas por los hombres de Gendarmería Nacional, en
una actitud permanente de entrega al servicio de los intereses de la
Patria.