You are on page 1of 14
Orientación vocacional y escuela secundaria 1. Introducción ¡Bienvenidas/os a la primera clase del curso! Como hemos

Orientación vocacional y escuela secundaria

  • 1. Introducción

¡Bienvenidas/os a la primera clase del curso!

Orientación vocacional y escuela secundaria 1. Introducción ¡Bienvenidas/os a la primera clase del curso! Como hemos

Como hemos adelantado en la presentación general, en esta clase compartiremos perspectivas sobre la orientación vocacional como derecho, que nos permitan pensar y construir líneas de intervención para acompañar las trayectorias educativas de jóvenes y adultos. En este sentido, nos proponemos hacer visibles las potencialidades que las instituciones educativas tienen para garantizar este derecho que como tal- no es patrimonio de la psicología ni de ninguna disciplina particular, sino responsabilidad pedagógica.

Luego de un recorrido conceptual, propondremos algunas líneas de intervención a nivel institucional así como también, características generales que pueden tener las acciones, proyectos y/o programas que se vayan a implementar.

Partimos de interrogarnos ¿Qué es lo vocacional? ¿A qué denominamos elección y orientación vocacional? ¿De qué

Partimos de interrogarnos ¿Qué es lo vocacional? ¿A qué denominamos elección y orientación vocacional? ¿De qué modo podemos pensar la responsabilidad de la escuela en este campo?

 
  • 2. Lo vocacional, la elección vocacional y la orientación

vocacional

El campo vocacional (que desde luego incluye lo ocupacional) es una trama de entrecruzamientos entre las variables propias de toda organización social- productiva y la singularidad de cada sujeto. En tanto a la problemática social podemos ubicar su origen histórico asociado al surgimiento de los Estados Modernos, es decir, el Estado de Derecho. Los problemas vocacionales son, de alguna manera, hijos de la revolución industrial, del sistema capitalista.

En clave singular lo vocacional está íntimamente vinculado con el ejercicio de la libertad y podríamos definirlo como el campo de problemáticas del ser humano y la elección-realización de su hacer, básicamente en términos de estudio y/o trabajo.

Así podríamos establecer una convención sosteniendo que, dentro del conjunto de problemáticas humanas, hay algunas a las que podríamos adjetivar como

“vocacionales”. Dichas problemáticas están asociadas a las diversas actividades que

los sujetos sociales realizan en su recorrido vital, en particular las laborales y

académicas. Este recorte permite reconocer, por un lado, la especificidad de las denominadas problemáticas vocacionales, y por otro lado, un conjunto de discursos y prácticas que se fueron agrupando bajo el rótulo de “orientación vocacional”.

Sostenemos que la configuración de las problemáticas vocacionales es el resultado de una compleja trama en
Sostenemos que la configuración de las problemáticas vocacionales es el resultado de una compleja trama en

Sostenemos que la configuración de las problemáticas vocacionales es el resultado de una compleja trama en la que se conjugan variables, sociales y singulares que hacen a la subjetividad.

En el campo vocacional podríamos distinguir, entonces, esquemáticamente: los sujetos que eligen, los objetos a elegir y el contexto socio-histórico en el que dicha relación se produce.

Desde una perspectiva social, la elección de qué hacer, en términos de ocupación, está estrechamente relacionada con el contexto social, económico, político y cultural. El contexto es determinante en las formas particulares que adquiere la organización del trabajo y del aparato productivo en cada sociedad, en cada momento histórico.

Desde una perspectiva singular, lo vocacional está directamente vinculado con la búsqueda personal de “objetos vocacionales” -trabajo y/o estudio- que es incesante y a la vez contingente, es decir, no hay un objeto, sea éste una carrera o un trabajo que satisfaga completamente al sujeto 1 .

Ambas perspectivas se reúnen cuando hablamos de subjetividad

Sostenemos que la configuración de las problemáticas vocacionales es el resultado de una compleja trama en

El qué hacer del ser humano es múltiple, no tiene un horizonte delimitado, aunque existen límites a lo pensable y realizable de acuerdo a las posibilidades de cada época histórica. Entre las variadas actividades que hay para hacer, se destacan el trabajo y el estudio ya que, en las sociedades actuales, son las que producen anclaje social, otorgan una posición simbólica y reconocimiento por parte de los otros.

Para que

no

sea

la

desigualdad la que

impone

un límite

a las posibilidades

subjetivas, se requiere de la presencia decisiva de las políticas de Estado.

a

Mientras lo vocacional se puede definir como un campo de problemáticas vinculado con los sujetos y
Mientras lo vocacional se puede definir como un campo de problemáticas vinculado con los sujetos y
Mientras lo vocacional se puede definir como un campo de problemáticas vinculado con los sujetos y

Mientras lo vocacional se puede definir como un campo de problemáticas vinculado con los sujetos y la elección/realización de su hacer, la orientación vocacional, en un sentido estricto, sería la intervención tendiente a facilitar la elección de objetos vocacionales, básicamente trabajo y/o estudio ya que, insistimos, son ellos los que producen inclusión social. Desde luego, el hacer o el quehacer humano no se limita a trabajar y/o estudiar pero, si un sujeto no trabaja ni estudia se encuentra a la deriva, excluido, desafiliado de la trama social que regula los intercambios colectivos; por eso es responsabilidad del Estado y no puede quedar por fuera de las acciones del ámbito educativo.

Por su parte, la elección vocacional es tanto un proceso como un acto de elegir objetos (a los que convencionalmente definimos como vocacionales).

Es un proceso ya que

se trata de

un trayecto o itinerario de

vida inacabado, a

través del cual el sujeto reconoce y encuentra -dentro de una gran variedad- uno o

más objetos con los que establece vínculos singulares. El proceso supone la construcción y reconstrucción histórica de los vínculos actuales y pasados, al tiempo que la proyección de los futuros.

Elegir es, además de un proceso, un acto expresado en la toma de decisión a través de la cual el sujeto escoge uno o varios objetos con los que establece un vínculo particular.

En la búsqueda incesante que implica la elección de un objeto vocacional, hay momentos de enamoramiento, de ilusión, de euforia, pero también de desencanto, de desilusión, de apatía. Es un proceso continuo, permanente. Podríamos afirmar que en ningún aspecto de la vida, hay un objeto elegido de una vez y para siempre. Por ello, la idea de elección entendida como proceso se une a la noción de itinerario

vital. Vivimos eligiendo, aunque puedan reconocerse momentos “claves” en la vida

de un sujeto. Es decir, tiempos en los que la elección se juega de una manera más

significativa, por ejemplo, casarse, tener hijos, elegir-ingresar-egresar de una carrera o estudio, etc.

Por lo general la mayor especificidad de la orientación vocacional se ubica en el momento en
Por lo general la mayor especificidad de la orientación vocacional se ubica en el momento en

Por lo general la mayor especificidad de la orientación vocacional se ubica en el momento en que, de acuerdo al formato propio de las sociedades, se le exige al sujeto una toma de decisión sobre su qué hacer. Esto es, cuando termina un trayecto educativo, cuando comienza uno nuevo, cuando busca trabajo o empleo. O puede suceder que mientras se está transitando un trayecto, el sujeto se vea invitado o exigido a definir simultáneamente- una elección.

Como intervención, tiene diferentes particularidades que devienen tanto del marco conceptual con el que se trabaja, como así también, del contexto donde se ejercerá la práctica.

3. Acompañar desde la escuela

Transitar y terminar la escuela secundaria, es sin duda, un momento clave en la construcción de los proyectos de vida. Marca un punto de inflexión. Podemos considerar la experiencia de tránsito y finalización de los estudios por parte de los jóvenes y adultos escolarizados como proceso, en la medida que compromete un tiempo que se inicia mucho antes que el día en que se empiezan y terminan las clases del secundario y que finaliza mucho después que el día en que se inscriben o comienzan las clases en la universidad, o que empiezan a trabajar, o que encaran cualquier otro proyecto.

En este proceso existen presiones para encontrar verdades sobre sus vidas presentes y futuras. Frente a
En este proceso existen presiones para encontrar verdades sobre sus vidas presentes y futuras. Frente a los
tiempos de las urgencias, de las obligaciones, de los calendarios, resultaría saludable que el sujeto intentara
construir un tiempo otro en el que pueda pensar, soñar, imaginar un proyecto de vida futuro.

Los estudiantes están cada vez más presionados a pensar y construir proyectos que respondan a las exigencias sociales dominantes. Bajo esa presión, pueden terminar asumiendo una posición pasiva, dificultándoles el acceso a sus propias aspiraciones. Si el rasgo que domina la escena social gira alrededor de la lógica exclusión-inclusión, pareciera que hubiera un discurso totalizador que les exigiera tomar decisiones que los ubique en una posición que les permita competir en una lucha de todos contra todos, para no quedarse afuera del sistema.

Por eso, resulta imperioso generar espacios donde se abra un paréntesis que permita pensar, como una posibilidad para no quedar atrapados y presos de un discurso que homogeniza a los sujetos sociales. Sin negar una realidad social marcada por la incertidumbre y la desigualdad, se trata de abrir ámbitos donde haya lugar para que la palabra tenga nombre propio y el sujeto se singularice.

Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos de intervención pedagógica que

Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos de intervención pedagógica que hagan accesible esta vivencia para todos y todas.

Puede producirse una diferencia entre los tiempos subjetivos y las condiciones sociales y educativas existentes para darle lugar a la elección de cada sujeto. Frente a esta diferencia habrá quienes pretendan poder todo y saber todo lo necesario para encarar una “correcta” elección, aspirando tener la seguridad acerca de aquello que se elegirá. En contraparte, estarán aquellos que crean que nada pueden, nada saben sobre lo que elegirán. En rigor, son dos formas de posicionamiento subjetivo que nos indican lo mismo: la búsqueda infructuosa- por parte del sujeto de crear las condiciones ideales para producir una decisión.

Las decisiones nunca son certeras. Su cualidad es que no puede controlarse su devenir. Es como si uno pretendiera jugar un partido de fútbol y saber antes de entrar a la cancha cuál será el resultado del mismo. Al igual que en una contienda deportiva, el sujeto puede hacer mucho para prepararse con debida anticipación, pero ello no le permitirá tener certezas sobre lo que ocurrirá.

Sin embargo, no se trata de pensar la decisión desde la espontaneidad, sino que luego de un proceso de elaboración, que incluye el análisis y procesamiento de información, el momento de la decisión sobreviene, no por consecuencia lógica, calculada, sino como un acto que irrumpe y sorprende.

Los dispositivos de acompañamiento a las trayectorias son los que permiten que la

elección vocacional no resulte un “salto al vacío”.

Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos de intervención pedagógica que

En la actualidad los procesos de transición han dejado de ser un tipo de “trayectoria lineal”, de final conocido. Si no se trabaja institucionalmente, el derrotero “exitoso” o “fallido” de este proceso, queda exclusivamente a merced de las situaciones

biográficas de los propios jóvenes, donde los desempeños y credenciales educativas obtenidas, funcionarán como uno de los principales factores de predicción.

Hoy podríamos hablar de trayectorias transicionales , entendidas como un salir y entrar de diferentes actividades,
Hoy podríamos hablar de trayectorias transicionales , entendidas como un salir y entrar de diferentes actividades,

Hoy podríamos hablar de trayectorias transicionales, entendidas como un salir y entrar de diferentes actividades, con más movimiento y menos estabilidad, a veces

sin rumbo fijo. Las trayectorias transicionales serían la trama que en un itinerario

vital

configuran los

trayectos

cuando tienen

un

carácter dinámico, abierto,

discontinuo. Se trata de experiencias que no encajan en las categorías

preestablecidas, de trayecto entendido como tramo de un recorrido (educativo/laboral).

La

falta de linealidad, los escenarios sociales

cambiantes, la simultaneidad y

multiplicidad de actividades, la incertidumbre como rasgo sobresaliente, nos permite pensar en itinerarios que no están formados por trayectos ni transiciones en la forma en que se venían conceptualizando clásicamente, sino de un modo mucho más complejo y cambiante que requiere de dispositivos de acompañamiento

situados

y

móviles.

4. La orientación vocacional: tipos de intervención

Es el momento de empezar a definir qué es la “orientación vocacional” y cómo

ubicar el rol estratégico que puede tener la escuela.

En nuestro medio, hace algunos años, hemos distinguido tres tipos de intervención en el campo de la orientación vocacional: pedagógica, psicológica y socio- comunitaria.

Entendemos la intervención psicológica como aquella que hace hincapié en el sujeto que elige. Hay muchas formas de intervención psicológica. La modalidad psicotécnica es la más extendida, cuyo principal sostén es la administración de pruebas estandarizadas, los ampliamente conocidos test vocacionales. Esta forma de intervenir arroja por lo general un resultado que establece un factor predictivo.

Por otro lado, está la modalidad clínica que supone crear condiciones para que el joven -que demanda ser escuchado en su singularidad- pueda encontrarse consigo mismo, con su historia personal y colectiva, con su particular ubicación familiar, con sus deseos, con sus limitaciones, y sus recursos personales y materiales.

La indagación sobre los aspectos personales estará centrada en la exploración de las identificaciones, la elaboración de los conflictos que obstaculizan la toma de decisión, en el análisis de la forma particular que el sujeto-consultante tiene de

“ver” o pensar la realidad social y cultural. De manera que se busca favorecer cierta

elucidación de los condicionantes subjetivos y sus determinaciones inconscientes.

Surgido de la modalidad clínica en todas sus variantes- el proceso de orientación vocacional es una modalidad de acompañamiento a los sujetos que se preguntan por su qué hacer presente y futuro. Valoramos lo realizado hasta aquí por esta estrategia de abordaje de los problemas vocacionales, la consideramos necesaria pero debería ser revisada y complementaria de la acción escolar.

Por su parte, la intervención pedagógica es aquella que -respetando la complejidad

del

campo

en

sus

dimensiones

subjetiva

y

social-

hace visibilidad

fundamentalmente en el conocimiento -crítico y valorativo- de los objetos y en la problematización sobre el
fundamentalmente en el conocimiento -crítico y valorativo- de los objetos y en la problematización sobre el

fundamentalmente en el conocimiento -crítico y valorativo- de los objetos y en la problematización sobre el contexto.

Intervenir pedagógicamente en orientación vocacional quiere decir promover procesos de enseñanza-aprendizaje que favorezcan la comprensión de la nueva realidad social: los profundos cambios tecnológicos, económicos y sus implicancias en la subjetividad.

La intervención pedagógica, además de incluir contenidos vinculados a la problematización del nuevo escenario social y sus efectos en la configuración del

“mundo” académico y laboral, debería contener aspectos relacionados con la

problemática del elegir en general y con cuestiones técnicas operativas, como por ejemplo, estrategias para buscar, procesar y reelaborar críticamente la información sobre carreras de estudios a nivel superior, estrategias para buscar y conseguir trabajo y toda las acciones vinculadas con la articulación escuela-estudios

superiores y escuela-mundo laboral.

La intervención pedagógica presupone también abrir espacios de trabajo con los alumnos para analizar el conjunto de factores intervinientes al momento de tomar decisiones sobre trayectos futuros al finalizar la escuela. La intervención pedagógica deberá proponerse, pues, ser lo más subjetivante posible, es decir, promover la implicación subjetiva de los estudiantes sin que ello implique transformarse en una intervención de otro tipo.

fundamentalmente en el conocimiento -crítico y valorativo- de los objetos y en la problematización sobre el

Finalmente, la intervención socio-comunitaria se asemeja en los contenidos a la intervención pedagógica pero se diferencia de ella en tanto se lleva a cabo desde el contexto comunitario, más allá de lo escolar.

El acento en este tipo de intervención está puesto en estrategias para la reincorporación al sistema

El

acento

en

este tipo

de intervención está

puesto en

El acento en este tipo de intervención está puesto en estrategias para la reincorporación al sistema

estrategias para la

reincorporación al sistema educativo y para la búsqueda y adquisición de un trabajo, entendidas ambas como formas privilegiadas de inclusión social. Por eso, este tipo de intervención, forma parte de las políticas públicas a nivel educativo.

5. La orientación vocacional en la escuela secundaria

Obviamente luego de todo lo trabajado hasta aquí, la pregunta que nos acompaña es qué hacer desde la escuela.

Antes, un poco de música para distendernos y continuar…

Disponible en: www.youtube.com/watch?v=JBR96M4KUcQ

La escuela secundaria se propone, entre otras cuestiones fundamentales, “sostener y orientar las trayectorias escolares de los estudiantes” y “promover el trabajo colectivo de los educadores” (Resolución 93/09 CFE Anexo 1 - Nº 9), y esto supone el reconocimiento de las trayectorias reales de los adolescentes y jóvenes y la incorporación a la propuesta educativa de instancias de atención a situaciones y momentos particulares que marcan los recorridos de los estudiantes y demandan un trabajo específico por parte de los equipos de enseñanza, tal como expresa la Resolución 93/09 CFE.

En este sentido el Ministerio de Educación Nacional propone avanzar en la inclusión sistemática y formalizada de los procesos de acompañamiento a los estudiantes en sus procesos de elección considerando que esta tarea es asumida desde una perspectiva institucional, involucrando a las diferentes posiciones de la escuela (Directores, docentes, equipos de orientación, familias, estudiantes).

Por

otra parte

el

abordaje de la orientación vocacional

podría pensarse y

organizarse en un eje diacrónico y un eje sincrónico.

El eje diacrónico se refiere al conjunto de acciones educativas a lo largo del proceso escolar. Está relacionado con los variados procesos de enseñanza-aprendizaje que se llevan a cabo en la escuela. Desde esta perspectiva, no sería pertinente diferenciar orientación de educación. Se orienta hacia el futuro porque se educa hacia él.

Los aprendizajes que efectúan los alumnos son los que les permitirán incorporarse a la vida social en general y a la laboral en particular. De manera que desde esta posición, podemos decir que hay orientación cada vez que se cumpla con el

mandato social hacia la escuela:

preparar a los alumnos para integrarse

a

la

sociedad, para proseguir estudios superiores y para incorporarse al mundo del

trabajo. 2

El eje sincrónico se entrecruza con el diacrónico en cada situación o momento en el que se juega la problemática del elegir. Supone un “corte” en las trayectorias

educativas. Son los períodos en los que los sujetos sociales -estudiantes en este caso- se encuentran ante la exigencia de tomar decisiones respecto de su futuro.

La orientación vocacional en la escuela se desenvuelve entre los dos ejes, aunque podríamos decir que su mayor especificidad, tiene que ver con la intervención en

las situaciones o momentos “claves”. Sin embargo, la eficacia de la intervención en dichos períodos -eje
las situaciones o momentos “claves”. Sin embargo, la eficacia de la intervención en dichos períodos -eje

las situaciones o momentos “claves”. Sin embargo, la eficacia de la intervención en dichos períodos -eje sincrónico- está sujeta a la eficacia, también, en que se llevó a cabo la tarea de orientación a lo largo del proceso escolar -eje diacrónico-.

De manera sintética, podríamos afirmar que la orientación vocacional como práctica en la escuela secundaria debería caracterizarse por tres aspectos fundamentales:

ser una función escolar, curricular y participativa.

La orientación vocacional es una función escolar en la medida que forme parte del proyecto educativo institucional. De este modo, sería una tarea colectiva de docentes, estudiantes, padres e integrantes de los equipos de orientación. No corresponde sólo al profesional especializado, aunque pueda ser importante su presencia para organizar las acciones, para ordenarlas, jerarquizarlas, distribuirlas, en síntesis, coordinarlas.

La inclusión curricular de la orientación vocacional permitirá que los contenidos

considerados significativos para encarar una transición activa a lo ‘por venir’, no

permanezcan inexistentes o marginados de la tarea pedagógica.

Esta inclusión requiere necesariamente de la participación activa de los

protagonistas del proceso: los propios estudiantes. No se trata de contenidos que

“serán bajados” por los adultos responsables del espacio curricular sino de una

experiencia pedagógica que favorezca la elaboración colectiva de los procesos de transición. Desde luego deberá considerar roles diferenciados y las respectivas responsabilidades, entre docentes, integrantes de los equipos de orientación y los propios estudiantes.

La participación activa de los jóvenes que están cursando el último o penúltimo año de enseñanza media generará mejores condiciones para construir espacios de reflexión, intercambio y creación con los adultos.

De este modo, se apunta a estimular el armado de dispositivos que promuevan en los jóvenes una actitud crítica y comprometida con la realidad social y cultural en la que viven y vivirán. Así la escuela podrá seguir siendo un ámbito de encuentro, de aprendizaje significativo, de construcción creativa de proyectos y de vida.

6. Propuestas de intervención

Llegamos a un punto, tal vez, muy esperado. Pensar en las propuestas concretas de intervención.

La iniciativa central del Ministerio Nacional de Educación a través del proyecto DAR PIE, pensar, intercambiar, elegir es promover la elección vocacional como derecho y por lo tanto como trabajo institucional.

El proyecto tiene un doble objetivo: por una parte, promover el conocimiento y análisis crítico de la realidad personal y social en la que vivimos; por otra, darnos cuenta que esa misma realidad no es la única posible. Es un conocer para transformar. Entre la omnipotencia y la impotencia, este proyecto propone construir lo posible, sin abandonar las utopías.

Para ello propone una herramienta, incorporando la utilización de las tecnologías de la información y comunicación
Para ello propone una herramienta, incorporando la utilización de las tecnologías de la información y comunicación

Para ello propone una herramienta, incorporando la utilización de las tecnologías de la información y comunicación a través de las netbooks: la ejecución del programa computarizado DAR PIE, pensar, intercambiar, elegir, entendiendo que antes y después del mismo se deben realizar diferentes actividades tendientes a la problematización, a la circulación de la palabra, que acompañe a los jóvenes en sus procesos de elección.

De este programa nos ocuparemos en la clase 2. Sin embargo, a continuación, señalaremos algunas cuestiones operativas e institucionales que generarán condición de posibilidad para las intervenciones en esta dirección.

Para planificar, ejecutar y evaluar las actividades de orientación vocacional será necesario designar al responsable de la coordinación de encuentros grupales periódicos con todos los alumnos del último o penúltimo año de escolaridad. El mismo puede ser un docente (o docente-tutor en caso que esté designado) o un integrante del equipo de orientación (psicólogo/a, psicopedagogo/a, licenciado en educación).

A su vez, recomendamos la designación de un pequeño grupo de alumnos, a la manera de representantes de curso, como responsables del armado definitivo del proyecto o propuesta que se realice. La participación de estos jóvenes será tanto en el diseño como en la co-coordinación de algunas de las actividades grupales que se podrán encarar.

En el caso que se cuente con profesionales formados en orientación vocacional sugerimos sean ellos los responsables de sostener los espacios de consultoría con los alumnos que lo requieran por fuera de las actividades grupales formalizadas.

El docente o el integrante del equipo de orientación -que bien podría ser el mismo responsable de la coordinación de los encuentros grupales- podría funcionar como coordinador de actividades con otros profesores de diferentes materias. De este modo se estaría logrando que el conjunto de docentes que dictan clases con los alumnos del último o penúltimo año de escolaridad, estén implicados de alguna manera en el proyecto o propuesta de orientación vocacional de la escuela.

Es recomendable que las actividades se inicien con un encuentro grupal en cada curso en el que se entregue una carta destinada a cada estudiante en la que se explicite el programa propuesto a realizar y donde se invite a que ellos mismos se involucren con ideas y propuestas que deberán vehiculizarse por intermedio de los alumnos elegidos para integrar el equipo responsable del proyecto.

Las actividades que se proponen para acompañar a los estudiantes en el proceso de elección de un proyecto futuro, básicamente de estudios posteriores a la escuela y de trabajo, se podrían agrupar en 3 (tres) ejes:

  • 1. Análisis del contexto socio-histórico actual: juventud, educación y trabajo.

  • 2. Estrategias para la elección de un estudio al finalizar la escuela secundaria.

  • 3. Estrategias para la incorporación al mundo del trabajo.

Paralelamente al conjunto de actividades específicas que se llevarán a cabo se propone que todos los docentes se impliquen en el proyecto a modo de articular sus propias materias con los 3 (tres) ejes del proyecto

La siguiente planilla es un ejemplo de lo que el equipo responsable del proyecto de orientaciónhttp://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119219 Biología Marina http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119220 Ingeniería mecánica http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119223 Profesorado de primaria a El sentido de las actividades que sugerimos implementar se propone promover una cultura solidaria entre los miembros del grupo, a pesar de que la elección sobre el qué hacer futuro al terminar a escuela sea estrictamente personal. El propósito es promover la tarea grupal, como ámbito central de aprendizaje. El grupo entendido como espacio de convergencia de las diferencias, como terreno de encuentro que respete la diversidad y que permita alcanzar metas en común, aunque no idénticas. En última instancia, proponemos generar un lugar de trabajo que colabore a estimular en los alumnos una actitud crítica y comprometida con la realidad personal, social y cultural en la que viven y vivirán. 7. Despedida Hemos intentado sintetizar muchas ideas y conceptos en una sola clase. Creímos necesario hacerlo así para poder pasar a la parte práctica del proyecto DAR PIE , pensar, intercambiar, elegir . Nos sigue estimulando poder darles un pie a los jóvenes para que construyan sus proyectos futuros de vida. Esperemos que, entre todos/as, podamos lograrlo. " id="pdf-obj-10-2" src="pdf-obj-10-2.jpg">
La siguiente planilla es un ejemplo de lo que el equipo responsable del proyecto de orientaciónhttp://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119219 Biología Marina http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119220 Ingeniería mecánica http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119223 Profesorado de primaria a El sentido de las actividades que sugerimos implementar se propone promover una cultura solidaria entre los miembros del grupo, a pesar de que la elección sobre el qué hacer futuro al terminar a escuela sea estrictamente personal. El propósito es promover la tarea grupal, como ámbito central de aprendizaje. El grupo entendido como espacio de convergencia de las diferencias, como terreno de encuentro que respete la diversidad y que permita alcanzar metas en común, aunque no idénticas. En última instancia, proponemos generar un lugar de trabajo que colabore a estimular en los alumnos una actitud crítica y comprometida con la realidad personal, social y cultural en la que viven y vivirán. 7. Despedida Hemos intentado sintetizar muchas ideas y conceptos en una sola clase. Creímos necesario hacerlo así para poder pasar a la parte práctica del proyecto DAR PIE , pensar, intercambiar, elegir . Nos sigue estimulando poder darles un pie a los jóvenes para que construyan sus proyectos futuros de vida. Esperemos que, entre todos/as, podamos lograrlo. " id="pdf-obj-10-4" src="pdf-obj-10-4.jpg">

La siguiente planilla es un ejemplo de lo que el equipo responsable del proyecto de orientación vocacional podría hacer circular entre el cuerpo de profesores.

a Profesor Materia Eje Contenido específico de la materia Actividad de articulación con el proyecto
a
Profesor
Materia
Eje
Contenido específico de
la materia
Actividad de articulación con
el proyecto

a

La siguiente planilla es un ejemplo de lo que el equipo responsable del proyecto de orientaciónhttp://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119219 Biología Marina http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119220 Ingeniería mecánica http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=119223 Profesorado de primaria a El sentido de las actividades que sugerimos implementar se propone promover una cultura solidaria entre los miembros del grupo, a pesar de que la elección sobre el qué hacer futuro al terminar a escuela sea estrictamente personal. El propósito es promover la tarea grupal, como ámbito central de aprendizaje. El grupo entendido como espacio de convergencia de las diferencias, como terreno de encuentro que respete la diversidad y que permita alcanzar metas en común, aunque no idénticas. En última instancia, proponemos generar un lugar de trabajo que colabore a estimular en los alumnos una actitud crítica y comprometida con la realidad personal, social y cultural en la que viven y vivirán. 7. Despedida Hemos intentado sintetizar muchas ideas y conceptos en una sola clase. Creímos necesario hacerlo así para poder pasar a la parte práctica del proyecto DAR PIE , pensar, intercambiar, elegir . Nos sigue estimulando poder darles un pie a los jóvenes para que construyan sus proyectos futuros de vida. Esperemos que, entre todos/as, podamos lograrlo. " id="pdf-obj-10-12" src="pdf-obj-10-12.jpg">

Proponemos que los docentes de

materias afines puedan invitar a los

estudiantes a ver diferentes videos relacionados con diversas prácticas profesionales, a modo de ejemplo mostramos algunos extraídos del programa Vocaciones Argentina del Canal Encuentro:

El sentido de las actividades que sugerimos implementar se propone promover una cultura solidaria entre los miembros del grupo, a pesar de que la elección sobre el

qué hacer futuro al terminar a escuela sea estrictamente personal. El propósito es promover la tarea grupal, como ámbito central de aprendizaje. El grupo entendido como espacio de convergencia de las diferencias, como terreno de encuentro que respete la diversidad y que permita alcanzar metas en común, aunque no idénticas.

En última instancia, proponemos generar un lugar de trabajo que colabore a

estimular en los alumnos

una

actitud crítica

y

comprometida con la realidad

personal, social y cultural en la que viven y vivirán.

7. Despedida

Hemos intentado sintetizar muchas ideas y conceptos en una sola clase. Creímos necesario hacerlo así para poder pasar a la parte práctica del proyecto DAR PIE, pensar, intercambiar, elegir.

Nos sigue estimulando poder darles un pie a los jóvenes para que construyan sus proyectos futuros de vida. Esperemos que, entre todos/as, podamos lograrlo.

A propósito, los invitamos a ver el siguiente video (primera parte del programa de TV "Caminos
A propósito, los invitamos a ver el siguiente video (primera parte del programa de TV "Caminos
A propósito, los invitamos a ver el siguiente video (primera parte del programa de TV "Caminos

A propósito, los invitamos a ver el siguiente video (primera parte del programa

de TV "Caminos de Tiza") correspondiente al 20 de noviembre del año 2014.

Disponible en: www.youtube.com/watch?v=uUL-O6P9KQs&feature=youtu.be

 

Por último, los dejamos leyendo este poema de Juan Gelman. ¡Hasta la próxima!

Oficio

Cuando al entrar al verso me disloco o no cabe un adverbio y se me quiebra toda la música, la forma mira con su monstruoso rostro de abortado, me duele el aire, sufro el sustantivo, pienso qué bueno andar bajo los árboles o ser picapedrero o ser gorrión y preocuparse por el nido y la gorriona y los pichones, sí, qué bueno, quién me manda meterme, endecasílabo a cantar, quién me manda agarrarme el cerebro con las manos, el corazón con verbos, la camisa a dos puntas y exprimirme, quién me manda, te digo, siendo Juan un Juan tan simple con sus pantalones, sus amigotes, su trabajo y su condenada costumbre de estar vivo, quién me manda andar grávido de frases, calzar sombrero imaginario, ir a esperar una rima en esa esquina como un novio puntual y desdichado, quién me manda pelear con la gramática, maldecirme de noche, rechinar fieramente, negarme, renegar, gemir, llorar, qué bueno está el gorrión con su gorriona, sus pichones y su nido, su capricho de ser gris, o ser picapedrero, óigame amigo, cambio sueños y música y versos por una pica, pala y carretilla. Con una condición:

déjeme un poco de este maldito gozo de cantar.

Juan Gelman

Actividad a) Actividad obligatoria: Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos deForo Primeros interrogantes para pensar juntos sobre algunas cuestiones: www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=503 98 b) Actividad optativa: Les proponemos ver el siguiente video: Experiencias y prácticas educativas en escuelas secundarias - El Vergel, Mendoza 2009 from Unidad de Produccion Audiovisual on Vimeo. Como observarán, se trata de una experiencia en una escuela secundaria de Mendoza. Analicen de qué modo se vincula la propuesta formativa con el mundo del trabajo y los rasgos o particularidades del contexto. ¿Cómo se traduce esta relación en la propuesta que la escuela elabora para los estudiantes? ¿Con qué conceptos o ideas de esta clase podrían vincular el proyecto formativo de la escuela? ¿En la escuela en la que trabajan se desarrolla actualmente algún proyecto vinculado a la orientación vocacional? Si tuvieran una filmación y se animan, nos avisan para que podamos compartirla con los compañeros del Curso. Bibliografía  Aisenson, Diana. Perspectivas actuales en orientación vocacional en Rascovan, S. Coordinación Orientación vocacional hoy . Noveduc. Buenos Aires, 1998. " id="pdf-obj-12-2" src="pdf-obj-12-2.jpg">

Actividad

Actividad a) Actividad obligatoria: Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos deForo Primeros interrogantes para pensar juntos sobre algunas cuestiones: www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=503 98 b) Actividad optativa: Les proponemos ver el siguiente video: Experiencias y prácticas educativas en escuelas secundarias - El Vergel, Mendoza 2009 from Unidad de Produccion Audiovisual on Vimeo. Como observarán, se trata de una experiencia en una escuela secundaria de Mendoza. Analicen de qué modo se vincula la propuesta formativa con el mundo del trabajo y los rasgos o particularidades del contexto. ¿Cómo se traduce esta relación en la propuesta que la escuela elabora para los estudiantes? ¿Con qué conceptos o ideas de esta clase podrían vincular el proyecto formativo de la escuela? ¿En la escuela en la que trabajan se desarrolla actualmente algún proyecto vinculado a la orientación vocacional? Si tuvieran una filmación y se animan, nos avisan para que podamos compartirla con los compañeros del Curso. Bibliografía  Aisenson, Diana. Perspectivas actuales en orientación vocacional en Rascovan, S. Coordinación Orientación vocacional hoy . Noveduc. Buenos Aires, 1998. " id="pdf-obj-12-6" src="pdf-obj-12-6.jpg">
 
  • a) Actividad obligatoria:

Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos de intervención pedagógica que hagan

Sostener que la orientación vocacional es un derecho significa construir dispositivos de intervención pedagógica que hagan accesible esta experiencia para todos y todas. Por eso, luego de leer esta primera clase les proponemos pensar juntos en las perspectivas que hemos presentado sobre la orientación vocacional. Las ideas que pondremos en común serán de gran utilidad para empezar a construir futura líneas de intervención pedagógica en las escuelas para acompañar las trayectorias de los jóvenes y adultos.

Los invitamos a ver el siguiente video y luego como actividad obligatoria, participar en el Foro Primeros interrogantes para pensar juntos sobre algunas cuestiones:

98

   
 
  • b) Actividad optativa:

Les proponemos ver el siguiente video:

Como observarán, se trata de una experiencia en una escuela secundaria de Mendoza.

Analicen de qué modo se vincula la propuesta formativa con el mundo del trabajo y los

Analicen de qué modo se vincula la propuesta formativa con el mundo del trabajo y los rasgos o particularidades del contexto. ¿Cómo se traduce esta relación en la propuesta que la escuela elabora para los estudiantes? ¿Con qué conceptos o ideas de esta clase podrían vincular el proyecto formativo de la escuela?

¿En la escuela en la que trabajan se desarrolla actualmente algún proyecto vinculado a la orientación vocacional? Si tuvieran una filmación y se animan, nos avisan para que podamos compartirla con los compañeros del Curso.

   

Bibliografía

Aisenson, Diana. Perspectivas actuales en orientación vocacional en Rascovan, S. Coordinación Orientación vocacional hoy. Noveduc. Buenos Aires, 1998.

Autor de la clase: Lic. Sergio Rascovan y con la colaboración de la Lic. Sandra Alegre,
Autor de la clase: Lic. Sergio Rascovan y con la colaboración de la Lic. Sandra Alegre,

Autor de la clase: Lic. Sergio Rascovan y con la colaboración de la Lic. Sandra Alegre, la Lic. Gabriela Levaggi y la Lic. Noemí Scaletzky.