Sie sind auf Seite 1von 22

PROYECTO ABASOLO 2012 - 2013

OSCAR RODRÍGUEZ LAZCANO D.E.A./I.N.A.H.

El Programa Anual de Trabajo 2012 forma parte del Proyecto Abasolo 2012-2013 y está concebido sobre 5 ejes: 1) El Análisis de los materiales arqueológicos del sitio Ab-3, una cueva y dos terrazas habitacionales y de cultivo que le sirven de acceso, ubicados en la ladera Norte del Cerro La Mesa del rancho La Mina, Municipio de Abasolo, Gto. 1 (Fig. 1); 2) La investigación de la Etnohistoria y formas de organización social de los grupos étnicos de la región del Bajío de la época prehispánica; 3) la caracterización de la obsidiana de la sierra de Abasolo (yacimiento de La Mina) y de los bancos de arcilla del Municipio de Abasolo; 4) el estudio regional de la obsidiana de las navajas prismáticas registradas en los sitios localizados por el Proyecto de Salvamento Arqueológico Gasoducto en sus tramos Salamanca-Yuriria y Salamanca-Degollado; y 5) el fechamiento por termoluminiscencia de las cerámicas más tempranas encontradas en el sitio Ab-6 (en el lado Sur del Cerro La Mesa), la más antigua está fechada en el 3095 a.C., de acuerdo con una muestra de C14 asociada.

1) El Proyecto del Análisis de los materiales arqueológicos del sitio Ab-3, espacio ubicado en la ladera norte del cerro La Mesa, La Mina, Abasolo, Gto., sobre un yacimiento de obsidiana (Fig. 2), conformado por dos terrazas agrícolas-habitacionales y una cueva (Figs. 3 y 4), excavados por el Departamento de Prehistoria del INAH en el otoño de 1973 (Mora, 1974), persigue complementar la información que se tiene sobre las ocupaciones humanas que se dieron en La Mina, tanto en la época prehispánica como después de la conquista española. El conocimiento adquirido hasta ahora sobre los contextos arqueológicos encontrados en el cerro La Mesa, se deriva del estudio de los materiales arqueológicos registrados en los sitios Ab-7 (Juárez et al, 1979-1980) y Ab-6 (Rodríguez, 2003 y 2005), de donde se propone que en el abrigo rocoso ubicado en la ladera sur del cerro (Ab-6), se asentaron 10 diferentes grupos étnicos prehispánicos (Guachichiles, Cocas, Tecuexes, Teotihuacanos, Cazcanes, Pames, Toltecas, Tarascos, Otomíes y Guamares), algunos de ellos conviviendo en La Mina (Clásico y Posclásico), en un periodo de tiempo que va del año 6000 a.C. a la conquista española, así como gente de la época Colonial y del siglo XX. Dadas las características de presentación de los contextos arqueológicos registrados en Ab-

1 Se localiza por las coordenadas 101°32'30'' de longitud oeste, 20°25' de latitud norte y 1770 metros sobre el nivel del mar, ubicado a 4 Km al Suroeste de la Ciudad de Abasolo, Gto., tomando la carretera que conduce a Pastor Ortiz y a Huanímaro.

6 (en franca remoción y con pocos restos de carbón para fechar), su definición y probable cronología se obtuvieron a través del fechamiento de 6 muestras de radiocarbono y de la seriación de los materiales encontrados, aplicando para ello criterios tecnológicos y tipológicos, la comparación con materiales del mismo estilo fechados en otros sitios y el empleo de diversos métodos estadísticos multivariados, de manera que hay periodos de tiempo que no cuentan con fechas de C14; en esta situación están el Cenolítico Superior (Precerámico), el tiempo comprendido entre el 3095 a.C. y el 1000 d.C. (Preclásico y Clásico Temprano y Medio), el espacio que va del 1200 d.C. al 1400 d.C., y la época Colonial; asimismo, se tienen fases pobremente representadas (el Preclásico Medio, la ocupación Teotihuacana, la presencia Tolteca y la época Colonial), de tal suerte que se necesita contar con mayor cantidad de materiales arqueológicos, de preferencia no removidos, para definir mejor las ocupaciones que se dieron en La Mina.

Por otra parte, se espera que la estratigrafía del sitio Ab-3 esté menos alterada, por lo menos en la cueva (ya que su acceso está parcialmente bloqueado por la construcción de las terrazas y previamente, en un momento no determinado, se derrumbó parte del techo que selló las primeras ocupaciones), también se estima que estén presentes algunos materiales relativamente diferentes (dado que la ubicación del sitio en la ladera norte del cerro La Mesa, zona ecológicamente más rica, sugiere que ahí se asentaron los clanes de mayor jerarquía), pues se trata de un área de terrazas habitacionales y de cultivo que difiere del espacio de Ab-6, que es un abrigo rocoso que fue ocupado principalmente como espacio habitacional y de trabajo, para la producción de instrumentos líticos, de utensilios cerámicos y de textiles, utilizado también para la realización de un ritual de regeneración de la tierra (Epiclásico), de un exorcismo y una misa católicos (siglo XVIII) y como área de resguardo con consumo de alimentos (siglo XX).

En relación al análisis de los materiales arqueológicos del sitio Ab-3, se pretende caracterizar la evidencia arqueológica a fin de conocer la cultura material de los grupos que se asentaron en el sitio, para reconstruir las actividades que desarrollaron y ubicarlas históricamente a fin de establecer los vínculos que tuvieron con los ocupantes del sitio Ab- 6, y así complementar el conocimiento de la historia de La Mina y del Bajío. Para lograr lo anterior se realizará una tipología de los materiales arqueológicos, con análisis espaciales y fechamientos tanto por carbono 14 como por hidratación de obsidiana y termoluminiscencia (Aitken, 1974; De los Ríos, 1989; García-Bárcena, 1974a y 1974b; Hall, 1980).

El análisis de los materiales se normará por un Marco Teórico Ecléctico, si bien se privilegia la Teoría Neo Evolucionista (Harris, 2004; Hodder, 1988; Sahlins, 1972 y 1977; Sanders y Marino, 1973; Service, 1971 y 1973; y Trigger, 1992), con un enfoque tipológico cargado hacia el aspecto tecnológico (Crabtree, 1970, 1972 y 1975; Childe, 1944; Jelinek, 1965; Johnson, 1978; Leroi-Gourhan, 1976; Matson, 1980; Pitts, 1978; Pomedio, 2007a y b; Rodríguez, 2003 y 2005; Rye, 1981; Schiffer y Skibo, 1987; Semenov, 1981; Speth,

1977; White y Thomas, 1972); los materiales ya clasificados se analizarán espacialmente tanto por criterios estratigráficos y contextuales como por los métodos de Análisis de Cúmulos, del Escalonamiento Multidimensional, de K Promedios y del Análisis Factorial (Baxter, 2003; Clarke, 1968; Cowgill, 1968; Doran y Hodson, 1975; Gordon, 1981; Harman, 1976; Hodder y Orton, 1976; Hodson et al, 1971; Kruskal, 1964 y 1971; López y Espinosa, 1976; Orton, 1988; Rodríguez, 2003 y 2005; Rummel, 1979; Shennan, 1992; Sneath y Sokal, 1973; VanPool et al, 2011 y Whallon, 1973), a fin de obtener una seriación objetiva de los mismos.

Los materiales de concha, huesos de animal y las materias primas no identificadas se enviarán a los laboratorios de Zoología y de Geología de la Subdirección de Servicios Académicos del INAH para su identificación.

2) La investigación sobre la Etnohistoria de los grupos que habitaron el Bajío en la época prehispánica y hasta el siglo XVI, se verificará a través del estudio de publicaciones y documentos de Archivo, relacionados con el tema. Por el momento se han revisado los trabajos de Baus (1982), Brand (1971), Carrasco (1979), Dávila (1927), Las Casas (1944), Jiménez Moreno (1943, 1974, 1977), Mota y Escobar (1966 y 1993), Mota Padilla (1973), Ramírez (1980), Relación de Michoacán (1956), Santa María (2003), Tello (1997) y Topete (1944), pero se tiene contemplado agotar la bibliografía sobre los Chimalhuacanos, los Pames, los Toltecas, los Tarascos, los Otomíes y los Guamares, que ocuparon las zonas aledañas al Bajío, ya que fueron quienes probablemente habitaron el Bajío en la época Prehispánica, además se consultará el Archivo Franciscano en sus tres sedes (la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, La Biblioteca Nacional de laUNAM y La Biblioteca de la Orden Franciscana), y algunas Relaciones Geográficas como la de Poncitlán. La información obtenida de los trabajos Etnohistóricos permitirá conocer sus formas de organización social, mismas que se complementarán con los estudios Antropológicos relacionados con los sistemas de parentesco de comunidades con economía pre capitalista (Carrasco (1971, 1974, 1998), Harris (2004), Kirchhoff (1977), Monzón (1949), Murdock (1966), Sahalins (1972 Y 1977) y Service (1971 y 1973). El objetivo es poder vincular los diferentes materiales arqueológicos del Bajío con los grupos étnicos que probablemente poblaron la región y tener elementos para proponer las formas de organización que tuvieron.

3) Se proyecta la caracterización de la obsidiana del yacimiento de La Mina, y su comparación con la obsidiana de los otros 2 yacimientos reportados en la sierra de Abasolo (Cárdenas, 1990 y Esparza, 2006), y de los bancos de arcilla cercanos a los sitios excavados, para contar con información objetiva que permita establecer contactos con otros sitios de la región y/o más lejanos, a fin de establecer probables rutas de intercambio, toda vez que al ser la cerámica de La Mina la más temprana registrada hasta ahora para

Mesoamérica, seguramente se difundió su descubrimiento a varias partes del territorio nacional, además, probablemente fue acompañada de la obsidiana de su yacimiento. En ese sentido, aunque para épocas más tardías como el Epiclásico, Grave (2003) refiere la presencia de obsidiana de la sierra de Abasolo en la región Totorame de la costa del norte de Nayarit y el sur de Sinaloa. La caracterización de la obsidiana de La Mina, así como la de algunos de los artefactos hallados en los sitios vecinos, se verificará por Fluorescencia de Rayos X y/o por los métodos Pixe y de Activación Neutrónica (Brothwell et al, 1980; Cobean et al, 1991; Cruz et al, 2008; Esparza, 1999 y 2006; Nelson, 1989; Vogt et al, 1989 y 1990).

La caracterización de los bancos de arcilla del municipio de Abasolo y el análisis de la composición química de los tipos cerámicos más tempranos de La Mina (que de acuerdo con una fecha de radiocarbono asociada a los mismos, por ahora son los más tempranos de México con más de 5000 años de antigüedad), se obtendrá por Difracción de Rayos X y/o por los Métodos Nucleares referidos (Aguirre, 2004; Brothwell et al, op. cit.; Manzanilla et al, 1991; Ortiz et al, 1999; Ozols, 2009; Ruvalcaba-Sil et al, 1999).

4) El estudio del origen de las navajas prismáticas de obsidiana registradas en los sitios localizados por el Proyecto de Salvamento Arqueológico Gasoducto, en sus tramos Salamanca-Yuriria y Salamanca-Degollado, se verificará por los métodos referidos en el inciso anterior. La necesidad de esta identificación se deriva de la importancia de ubicar la procedencia de esos instrumentos producto de una tecnología altamente especializada, toda vez que visualmente no corresponden a las obsidianas de la Sierra de Abasolo (6 tipos encontrados en La Mina, 2 tipos de Las Mesas y 2 tipos de Los Otates) y al parecer es probable que procedan de algunos de los yacimientos de La Sierra de las Navajas (Hidalgo), de Otumba (Estado de México), de Zinapécuaro (Michoacán), de Tequila (Jalisco) y de yacimientos ubicados fuera del territorio nacional. Por los materiales encontrados en los sitios en que fueron recolectadas estas navajas prismáticas, se piensa que podrían corresponder a ocupaciones del Preclásico Superior (Peralta), del Clásico Temprano (Mal País, Peralta y San José de Uluapan), del Clásico Medio (Uruétaro), del Posclásico Tardío (Cerro Colorado, Charco de Pantoja, Estación de Microondas, Granja González, Las Mangas, Peralta, Quirisco y San Felipe de Jesús) y de la época Colonial (San Marcos), lo cual nos plantea que se llevaron a cabo diferentes formas de intercambio (Reciprocidad General, Reciprocidad Balanceada, Redistribución, Intercambio Administrado y Economía de Mercado) (Nelson et al, 1990), dependiendo del nivel de desarrollo de los grupos que habitaron la región en el periodo histórico referido.

5) El fechamiento por termoluminiscencia de las cerámicas más tempranas encontradas en el sitio Ab-6 (en el lado Sur del Cerro La Mesa) y de las que estén presentes en Ab-3, persigue ubicar de manera precisa el momento histórico en que fueron elaboradas, en vista

de que su asociación espacial con muestras de carbón no implica necesariamente su contemporaneidad. Aquí cabe una observación en el sentido de que la cerámica más temprana de Ab-6 (a la que se le asigna una fecha de 3095 años a.C. por su asociación con una muestra de C14 de esa época), no reunió las características necesarias para ser sometida al fechamiento por termoluminiscencia, porque tuvo un porcentaje muy bajo de cuarzo (1% cuando se requiere alrededor del 10% para aplicar el método empleado por la M.C. De los Ríos del Laboratorio de Fechamiento del INAH) y un grosor de paredes menor a 6 mm, que es el mínimo requerido para que se pueda verificar el fechamiento. Las cerámicas que sí reunieron los requisitos para fecharse por termoluminiscencia son más tardías, las ubicamos tentativamente en el Preclásico Inferior (hacia el 2400 a.C.) y el Preclásico Medio (alrededor del 1400 a.C.), anteriores a la cerámica de Chupícuaro que no tenía antecedentes en el Bajío, y como no están asociadas a fechas de radiocarbono es imprescindible su fechamiento por termoluminiscencia.

El trabajo se organizará de la siguiente forma: Durante el primer trimestre del 2012 se limpiará y marcará el material de Ab-3; se enviarán a los laboratorios correspondientes los restos óseos y las muestras de materias primas no identificadas; se iniciará la clasificación de los materiales cerámicos mediante su separación por tipos de materia prima (pasta) y acabados de superficie; los materiales líticos se agruparán por tipo de materia prima (separando los distintos tipos de obsidiana, de sílex, etc.) diferenciando instrumentos y desechos de talla. En el curso del segundo trimestre se espera ya haber agrupado los materiales cerámicos por tipo de pasta, acabados de superficie y color, y los materiales líticos por materia prima y por los procesos de reducción que representen; asimismo, se pretende haber contactado a los especialistas que aplicarán los estudios de Fluorescencia de Rayos X o de los métodos Pixe y de Activación Neutrónica a las muestras de obsidiana recolectadas; se tiene pensado salir al campo a tomar muestras de los bancos de arcilla de la región de Abasolo para efectuar los estudios de caracterización por Difracción de Rayos X y técnicas nucleares, y ubicarlos en sus contextos geológicos; asimismo, si la cerámica por fechar produce termoluminiscencia, se acudirá a La Mina con la M.C. Magdalena de los Ríos, del Laboratorio de Fechamiento de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH, para monitorear las radiaciones α, β y γ que ahí se reciben. Hacia el tercer trimestre se estima estar trabajando sobre la clasificación de los materiales cerámicos en relación a las técnicas de formación, cocción y decoración aplicadas; los materiales líticos se agruparán por sus técnicas de talla y probable función. Para el cuarto trimestre se tiene programado agrupar los materiales cerámicos por su forma, probable función y tipo; los materiales líticos deberán agruparse por sus tipos correspondientes y por la pátina que presentan; además, se saldrá al campo con la M.C. De los Ríos para monitorear las radiaciones α, β y γ del sitio bajo estudio.

De esa forma, para finales del 2012 se tiene programado terminar el análisis tipológico de los materiales cerámicos y líticos de Ab-3 y haber llevado a los laboratorios de Análisis por Rayos X y de Estudios Nucleares del ININ, las muestras de los bancos de arcilla de la región, de los tipos cerámicos más tempranos, de las navajas de obsidiana del Proyecto Gasoducto recolectadas y de algunos artefactos de obsidiana externa que pudieran aparecer en Ab-3; además, se espera haber entregado los restos óseos de fauna encontrados en el sitio al Laboratorio de Paleozoología del INAH, y los tipos cerámicos seleccionados para análisis petrográfico y los materiales líticos de materias primas no identificadas, al Laboratorio de Geología del INAH, así como las muestras arqueológicas de cerámica, carbón y obsidiana para fechamiento al Laboratorio de Fechamiento del INAH. Asimismo, se tiene programada una Ponencia (1.1.10), la publicación de tres Artículos (1.1.14), y la publicación de un libro (1.1.16), independientes de los materiales arqueológicos de AB-3 y de las navajas de obsidiana del Proyecto Gasoducto.

Para el 2013 se tiene programado realizar el análisis estadístico (de variables, taxonómico, espacial y de seriación) de los materiales arqueológicos, efectuar los dibujos y la toma de fotografías de los tipos arqueológicos definidos, y concluir el Informe Técnico correspondiente (1.1.32); además, se contempla escribir un libro (1.1.14) relacionado con el análisis de los materiales arqueológicos de Ab-3.

Personal Académico

Investigador Responsable: Arqlgo. Óscar Rodríguez Lazcano (DEA)

Investigadores Participantes: Dra. Dolores Tenorio Castillejos (ININ) y M.C. Magdalena de los Ríos Paredes (Laboratorio de Fechamiento de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH); además, están por confirmar algunos investigadores de los laboratorios de Geología y de Paleozoología de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH.

Requerimientos y Presupuesto

Una mesa de trabajo para analizar el material arqueológico del Proyecto.

Una lámpara con lupa integrada.

Tablas Munsell.

Un vernier.

Una balanza para objetos menores a 1 Kg.

2000 hojas de papel bond blanco para impresión, tamaño carta.

2 cartuchos de tinta negra HP 56.

2 cartuchos de tinta en color HP 57.

Un vehículo de 4 cilindros para transporte.

$ 2,400.00 para gastos de gasolina (3 tanques llenos de gasolina Magna en Primavera y 3 en Otoño, a razón de $400.00 por tanque 2 ).

$1024.00 para pago de casetas 3 ($130.00 tramo México-Querétaro; $126.00 tramo Querétaro-Irapuato; $126.00 tramo Irapuato-Querétaro y $130.00 tramo Querétaro- México, en Primavera y en Otoño).

$7,800.00 por concepto de viáticos (hospedaje y comidas) en Abasolo, Gto., para la M.C. Magdalena de los Ríos (3 días en Primavera y 3 días en Otoño del 2012), y para el Arqlgo. Óscar Rodríguez Lazcano (6 días distribuidos entre la Primavera y el Otoño del 2012), a razón de $650.00 diarios por Investigador.

del 2012), a razón de $650.00 diarios por Investigador. 2 Cantidad estimada con base a un

2 Cantidad estimada con base a un vehículo de 4 cilindros que rinde aproximadamente 12 Km por litro.

3 Tarifas vigentes de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos, publicadas en Internet

BIBLIOGRAFÍA

Aguirre Rodríguez, Rosangela, 2004, Caracterización de cerámicas mediante las técnicas Pixe y XRD, Tesis de Licenciatura (Ingeniero Químico), Facultad de Química, UNAM, México.

Aitken, M. J., 1974, Physics and Archaeology, Clarendon Press, Oxford.

Bate Pettersen, Luis Felipe, 1998, El proceso de investigación en Arqueología, Editorial Crítica / Arqueología, Barcelona.

Baus de Czitrom, Carolyn, 1982, Tecuexes y Cocas. Dos grupos de la región Jalisco en el siglo XVI, (Colección Científica, No. 112, Etnohistoria), INAH, DIH, México.

Baxter, M., 2003, Statistics in Archaeology, John Waley & Sons, Ltd, London.

Brand, Donald D., 1971, “Ethnohistoric Synthesis of Western Mexico”, en Gordon F. Ekholm and Ignacio Bernal (Editors), Handbook of Middle American Indians, Volume Eleven: 632- 656, University of Texas Press, Austin.

Braniff, Beatriz, 1965, “Estudios arqueológicos en el río de La Laja, Guanajuato”, en Boletín del INAH, No.19: 12-13, México.

“Secuencias Arqueológicas en Guanajuato y la Cuenca de México:

Intento de Correlación”, en Teotihuacán. XI Mesa Redonda, México, SMA: 273-323.

“Oscilación de la Frontera Septentrional Mesoamericana”, en Betty

Bell Editor. The Archaeology of West Mexico, México, Soc.de Est. Avanzados del

Occidente de México, A.C.: 40-49.

,1972,

,1974,

Brothwell, Don, Theya Molleson, Peter Gray y Ralph Harcourt, 1980, “La aplicación de los Rayos X al estudio de materiales arqueológicos”, en Don Brothwell y Eric Higgs (compiladores) Ciencia en Arqueología: 533-545, Fondo de Cultura Económica, México.

Cann, J. R., J. E. Dixon y Colin Renfrew, 1980, “El análisis y comercio de la obsidiana”, en Don Brothwell y Eric Higgs (compiladores) Ciencia en Arqueología: 605-618, Fondo de Cultura Económica, México.

Cárdenas García, Efraín, 1990, Explotación de obsidiana en el sector occidental del eje neo volcánico, Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

Carrasco, Pedro, 1971a, “Social Organization of Ancient Mexico”, Handbook of Middle American Indians, Volume Ten, Archaeology of Northern Mesoamerica, Part One: 349- 375, Gordon F. Ekholm and Ignacio Bernal Volume Editors, University of Texas Press, Austin.

, 1971b, “The Peoples of Central Mexico and Their Historical Traditions”,

Handbook of Middle American Indians, Volume Eleven, Archaeology of Northern

Mesoamerica, Part Two: 459-473, Gordon F. Ekholm and Ignacio Bernal Volume Editors, University of Texas Press, Austin.

, 1979, Los Otomíes. Cultura e historia prehispánica de los pueblos

mesoamericanos de habla otomiana, Edición facsimilar de la de 1950, Serie Andrés Molina Enríquez, Gobierno del Estado de México FONAPAS, Toluca, Estado de México.

, 1982, “Los linajes nobles del México antiguo”, en Pedro Carrasco, Johanna

Broda, et al, Estratificación social en la Mesoamérica prehispánica (2ª Ed.), INAH,

México.

, 1998, “Los Otopames en la Historia Antigua de Mesoamérica”, Estudios de Cultura Otopame, No. 1: 17-51, IIA-UNAM, México.

Castañeda, Carlos, Ana María Crespo, José Antonio Contreras, Juan Carlos Saint-Charles, Trinidad Durán y Luz María Flores, 1988, “Interpretación de la historia del asentamiento en Guanajuato”, Primera Reunión sobre las Sociedades Prehispánicas en el Centro Occidente de México. Memoria: 321-356, Centro Regional de Querétaro del INAH, México.

Castañeda, Carlos, Patricia Fournier y Lourdes Mondragón, 2002, Cerámica de Guanajuato, Ediciones La Rana, Guanajuato, Gto., México.

Castellón Huerta, Blas Ramón, 2006, Cuthá: el cerro de la máscara: arqueología y etnicidad en el sur de Puebla, (Colección Científica, No. 490), Serie Arqueología, INAH, México.

Castillo Tejero, Noemí, 1975, “La Seriación aplicada a problemas arqueológicos. Balance”, en Balance y Perspectivas de la Antropología de Mesoamérica y del Centro de México. Arqueología I: 69-76, XIII Mesa Redonda de la SMA, SMA, Xalapa, Ver.

Clarke, David L., 1968, Analytical Archaeology, Methuen and Co. LTD, London.

Cobean, R., Vogt, J., Glascosck, M. et.al., 1991, ”High-precision trace-element characterization of major Mesoamerican: obsidian sources and further analyses of artifacts from San Lorenzo Tenochtitlan, México”, Latin American Antiquity 2(1): 69-91.

Collins, Desmond, 1970, “Stone artifact analysis and the recognition of culture traditions”, en World Archaeology, Vol. 2 (1): 17-27.

Collins, Michael B., 1975, “Lithic Technology as a Means of Processual Inference”, en Earl Swanson (ed.), Lithic Technology: Making and Using Stone Tools: 15-34, Mouton Publishers, The Hague.

Contreras Ramírez, José Antonio, 1985, La presencia Tarasca en el Estado de Guanajuato:

Fluctuación de Frontera, Tesis de Licenciatura en Arqueología, Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz.

Cowgill, George L., 1968, “Archaeological Applications of Factor, Cluster and Proximity Analysis”, en American Antiquity, Vol. 33 (3): 367-376.

, 1972, “Models, methods and techniques for seriation”, en David L. Clarke Edit, Models in Archaeology: 381-424, Methuen & Co LTD, London.

Crabtree, Don E., 1970, “Flaking stone with wooden Implements”, en (3941): 146-153.

, 1972, An Introduction to Flintworking, (Occasional Papers of the Idaho State University Museum. No. 28), Pocatello, Idaho.

, 1975,“Comments on lithic technology and experimental archaeology”, en

Earl Swanson Edit. Lithic technology. Making and using stone tools: 105-114, The Hague, Mouton.

Crespo Oviedo, Ana María, Luz María Flores y Carlos Castañeda, 1988, “La Arqueología en Guanajuato”, en Carlos García Mora y Mercedes Mejía Coordinadores, La Antropología en México. Panorama Histórico.13. La antropología en el occidente, el Bajío, la Huasteca y el oriente de México: 253-78, (Colección Biblioteca del INAH), México.

Crespo Oviedo, Ana María y Carlos Viramontes, 1999, “Elementos Chichimecas en las sociedades agrícolas del Centro Norte de México”, en Eduardo Williams y Phill Weigand Editores, Arqueología y Etnohistoria. La Región del Lerma: 109 131, El Colegio de Michoacán / CIMAT, México.

Cruz Jiménez, Ricardo Leonel y Dolores Tenorio Castillejos, 2008, “Caracterización geoquímica de la obsidiana de la Sierra de los Agustinos, Guanajuato”, en Arqueología, Segunda Época No. 37: 174-179, Revista de la Coordinación Nacional de Arqueología, INAH, México.

Chemin Bässley, Heidi, 1984, Los Pames septentrionales de San Luis Potosí, Instituto Nacional Indigenista, México.

Coloquio Pame, 1996, Los Pames de San Luis Potosí y Querétaro, México, Centro de Investigaciones Históricas de San Luis Potosí, Instituto de Cultura, San Luis Potosí.

Childe, V. Gordon, 1944, “Archaeological Ages as Technological Stages”, (Series in the Social Sciences) A-371, Bobbs-Merrill Reprint.

, 1958, Reconstruyendo el Pasado, (Problemas Científicos y Filosóficos 12), UNAM, México.

, 1970, La evolución de la sociedad, Edit. de Ciencias Sociales del Instituto del Libro, La Habana.

Science, Vol. 169

, 1973, Progreso y Arqueología, Editorial La Pléyade, Buenos Aires.

, 1981, “La evolución de la sociedad”, en José A. Pérez Compilador y Traductor, Presencia de Vere Gordon Childe: 315-321, INAH, México.

Darras, Veronique y Brigitte Faugère, 2008, Informe sobre los trabajos de campo realizados en 2008 en la región de la presa Solís, Guanajuato, Proyecto Dinámicas Culturales en el Bajío, Guanajuato, Tema I: La cultura Chupícuaro, CEMCA-CNRS, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

Dávila Garibi, Ignacio, 1927, Breves apuntes acerca de los Chimalhuacanos. Civilización y Costumbres de los mismos, Tip. C. M. Sáinz, Guadalajara, Jalisco, México

De los Ríos Paredes, María Magdalena, 1989, La termoluminiscencia en el fechamiento de sitios arqueológicos, (Colección Científica, No. 177), INAH, México.

Doran, J. E. and F. R. Hodson, 1975, Mathematics and Computers in Archaeology, Harvard University Press, Cambridge.

Durán Anda, María Trinidad, 1991, El desarrollo de los grupos agrícolas en la Región Salamanca-Yuriria de 500 A.C. a 900 D.C., Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

Durán Anda, María Trinidad y Juan Carlos Saint-Charles, 1991, “Tradiciones cerámicas del Bajío Guanajuatense, 350-900 D.C.”, en Contrastes. Vol. I: 26-32, D-II-IA-1, México.

Esparza López, Juan Rodrigo, 1999, “Aplicación de las técnicas nucleares PIXE y NAA para el estudio de las redes de comercio de la obsidiana en Tierra Caliente, Michoacán”, Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

, 2006, “Los yacimientos de obsidiana en el Occidente de México” (Análisis

Geoquímico por técnicas nucleares y su repercusión en el estudio de las rutas de comercio prehispánicas), Tesis de Maestría en Arqueología, ENAH, México.

Faugère, Brigitte, 1988, “Entre nómadas y sedentarios: la zona vertiente sur del Río Lerma”, Primera Reunión sobre las sociedades Prehispánicas en el Centro Occidente de México. Memoria: 147-50, Centro Regional de Querétaro del INAH, México.

Flores Morales, Luz María y Juan Carlos Saint-Charles, 2006, “Cerámica del Bajío guanajuatense durante el Clásico”, en Beatriz Leonor Merino Carrión y Ángel García Cook Coordinadores, La producción alfarera en el México antiguo II. La alfarería durante el Clásico (100-700 d.C.): 361-391, (Colección Científica No. 495), INAH, México.

Gándara V., Manuel 1978, Proyecto Abasolo 1978, Informe de Campo, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

García-Bárcena, Joaquín, 1974a, Fechamiento por hidratación de obsidiana, (Colección Científica No. 17), INAH, México.

, 1974b, Técnicas de fechamiento de interés arqueológico, (Cuadernos de Tra- bajo, Depto. de Prehistoria. No.1), INAH, México.

García Cook, Ángel, 1967, Análisis Tipológico de Artefactos, (Serie Investigaciones, No.12), INAH/SEP, México.

Gazzola, Julie, 2009, “Fuentes de abastecimiento de obsidiana en fases tempranas en Teotihuacán, México”, en Arqueología, Segunda Época No. 41: 47-63, Revista de la Coordinación Nacional de Arqueología, INAH, México.

Gordon, A. D., 1981, Classification. Methods for the exploratory analysis of multivariate data, Chapman and Hall, London.

Gorenstein, Shirley, 1974, The Tarascan - Aztec frontier: The Acambaro Focus, Informe mecanoescrito en el Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

border,

Publications in Anthropology No. 32, Vanderbilt University, Nashville, Tennessee.

Goodwin, A. J. H., 1980, “Chemical Alteration (Patination) of stone”, en Robert F. Heizer and S. F. Cook Edits. The application of quantitative methods in Archaeology: 300-324, (Viking Fund Publications in Anthropology Nº28), Chicago.

Grave Tirado, Luis Alfonso, 2003, “Patrón de asentamiento prehispánico en la región Totorame (el norte de Nayarit y el sur de Sinaloa)”, Arqueología, Segunda Época No. 30:

5-26, Revista de la Coordinación Nacional de Arqueología, INAH, México.

Grave Tirado, L. A., D. Tenorio, R. Esparza y T. Calligaro, 2003, “El sur de Sinaloa y sus relaciones con otras regiones a través del estudio con PIXE de la obsidiana”, en Memoria Electrónica del III Coloquio de la Maestría en Arqueología, ENAH-INAH, México.

Hall, E.T., 1980, “Datación de cerámica por el método de la termoluminiscencia”, en Don Brothwell y Eric Higgs (compiladores) Ciencia en Arqueología: 104-106, Fondo de Cultura Económica, México.

Harman, Harry H., 1976, Modern Factor Analysis, University of Chicago Press (3rd Ed.), Chicago.

Harris, Marvin, 2004, Introducción a la antropología general, Alianza Editorial (Séptima edición), Madrid.

Hodder, Ian, 1988, Interpretación en Arqueología. Corrientes Actuales, Editorial Crítica, Barcelona.

Hodder, Ian y Clive Orton, 1976, Análisis espacial en Arqueología, Editorial Crítica, Barcelona.

Hodson, F.R., D.G. Kendall & P. Tautu (Editors), 1971, Mathematics in the Archaeological and Historical Sciences, Edinburgh University Press, Edinburgh.

1985,

Acambaro:

Frontier

settlement

on

the

tarascan-aztec

,

Jelinek, Arthur, 1965, “Lithic Technology Conference, Les Eyzies, France”, en American Antiquity, Vol. 31(2): 277- 279.

Jiménez Moreno, Wigberto, 1943, “La Colonización y Evangelización de Guanajuato en el Siglo XVI”, en El Norte de México y el Sur de Estados Unidos: 17-40, Tercera Reunión de Mesa Redonda sobre Problemas Antropológicos de México y Centro América, Sociedad Mexicana de Antropología, México.

, 1974, “Los portadores de la Cultura Teotihuacana”, Historia Mexicana, vol. XXIV, No. 1: 1-12, El Colegio de México, México.

, 1977, “Historia Antigua de la Ciudad de León”, Colmena Universitaria. Año 6/Num.38: 13-83, Universidad de Guanajuato, Guanajuato, Gto.

Johnson, L. Lewis, 1978, “A History of Flint Knapping Experimentation, 1838-1976”, en Current Anthropology, Vol. 19 (2): 337-72.

Juárez Cossío, Daniel y Noel Morelos G., 1979-80, Análisis del material arqueológico de la etapa de excavación de la terraza Ab. 7.2, del sitio La Mina en el cerro Huanímaro del Municipio de Abasolo, Guanajuato, Informe mecanoescrito en el Archivo del Centro INAH-Guanajuato, México.

, 1988, “Proyecto Abasolo 1978, fase de prospección de superficie”, en

Primera Reunión sobre las Sociedades Prehispánicas en el Centro Occidente de México:

257-286, Memoria, Centro Regional Querétaro del INAH, México.

Kirchhoff, Paul, 1977, “Los principios del sistema clánico en la sociedad humana”, en Nueva Antropología, Año II, Núm.7: 47-62, México.

Krader, Lawrence, 1972, La formación del estado, (Nueva Colección Labor No. 139), Editorial Labor, S.A., Barcelona.

Kruskal, J. B., 1964, “Nonmetric Multidimensional Scaling: A Numerical Method”, en Psychometrika 29:115-129.

, 1971, “Multidimentional Scaling in Archaeology: Time is not the Only

Dimension”, en F. Hodson, D. G. Kendall & P. Tautu (editors), Mathematics in the Archaeological and Historical Sciences: 119-132.

Las Casas, Gonzalo de, 1944, La Guerra de los Chichimecas. Biblioteca Aportación Histórica, Editorial Vargas Rea, México.

Leroi-Gourhan, Andrè, 1971, El Gesto y la Palabra, Ediciones de la Biblioteca, Universidad Central de Venezuela, Caracas.

, 1976, La Prehistoria, Editorial Labor, S.A., Barcelona.

Lewenwtein, Suzanne M., 1990, “La función de los artefactos líticos por medio del análisis de huellas de uso”, en Ma. de los Dolores Soto de Arechavaleta (Editora), Nuevos enfoques en el estudio de la lítica: 405-429, IIA-UNAM, México.

López, Arturo y Guillermo Espinosa, 1976, Escalamiento Multidimensional, Seriación y Taxonomía Numérica, en (Comunicaciones Técnicas, Serie Azul: Monografías, No.20), IIMAS/UNAM, México.

Mansur-Franchomme, María Estela, 1991, “El análisis funcional de artefactos líticos:

obsidiana”, Antropología y Técnica No. 4: 73-93, UNAM, México.

Manzanilla, Linda, Luis Barba, Sergio Aburto, Jaime Urrutia y Manuel Jiménez, 1991, “Estudio interdisciplinario de arcillas y cerámicas de Teotihuacán y del centro de Veracruz”, Antropología y Técnica No. 4: 7-55, UNAM, México.

Matson, Frederick R., 1980, “Algunos aspectos de la tecnología de la cerámica”, en Don Brothwell y Eric Higgs (compiladores), Ciencia en Arqueología: 619-630, Fondo de Cultura Económica, México.

McClung de Tapia, Emily y Judith Zurita Noguera, 1994, “Las primeras sociedades sedentarias”, en Linda Manzanilla y Leonardo López L. Coordinadores, Historia Antigua de México, Vol. 1, El México antiguo, sus áreas culturales, los orígenes y el horizonte Preclásico: 209-246, INAH, UNAM, Miguel Ángel Porrúa, México.

Migeon, Gerald, “La cerámica de áreas residenciales del Cerro Barajas y su relación con áreas vecinas”, Ponencia presentada en la Mesa Redonda La cerámica del Bajío y regiones aledañas en el Epiclásico: cronología e interacciones, México, CEMCA, 2007.

Mirambell S., Lorena, 1994, “Los primeros pobladores del actual territorio mexicano”, en Linda Manzanilla y Leonardo López L. Coordinadores, Historia Antigua de México, Vol. 1, El México antiguo, sus áreas culturales, los orígenes y el horizonte Preclásico: 177-208, INAH UNAM - Miguel Ángel Porrúa, México.

Mirambell, Lorena y José Luis Lorenzo, 1974, Apuntes para la Arqueología, Materiales Arqueológicos, Generalidades, Consideraciones sobre la Industria Lítica, (Cuadernos de Trabajo No.4, Departamento de Prehistoria), INAH, México.

Monzón, Arturo, 1949, El Calpulli en la Organización Social de los Tenochca, UNAM- IDH-INAH, México.

Mora Echeverría, Jesús I., 1972, Recorrido en el Sur del Estado de Guanajuato para la localización de cuevas y covachas habitadas, Informe mecanoescrito, Archivo del Departamento de Prehistoria del INAH, México.

, 1974, Informe de las Excavaciones efectuadas en la Sierra de Huanímaro,

Guanajuato, Mecanoescrito, Archivo del Departamento de Prehistoria del INAH, México.

Murdock, George Peter, 1966, “El Clán”, en La palabra y el Hombre, No. 38:199-211, Revista de la Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz, México.

Nalda Hernández, Enrique, 1976, “Contracción de la frontera mesoamericana”, en Nueva Antropología. Año I, Núm.4: 83-101, ENAH, México.

, 1978, Proyecto Lerma Medio (ENAH). Sector Salvatierra-Acámbaro. Parte

No.1, Mecanoescrito, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

, 1981, Proyecto Lerma Medio. ENAH Sección Salvatierra-Acámbaro. Reporte No.4, Mecanoescrito, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

Nelson, Fred, 1989, “Métodos analíticos usados para la caracterización de los yacimientos y artefactos de obsidiana”, en Margarita Gaxiola G. y John E. Clark (coordinadores), La obsidiana en Mesoamérica, (Colección Científica, No. 176): 21-25, INAH, México.

Nelson, Fred and John E. Clark, 1990, “The determination of Exchange Patterns in Prehistoric Mesoamerica”, en María de los Dolores Soto de Arechavaleta (Editora), Nuevos enfoques en el estudio de la lítica: 153-175, IIA-UNAM, México.

Nieto Calleja, Rosalba y Fernando López Aguilar, 1990, “Los contextos arqueológicos en yacimientos de obsidiana”, en María de los Dolores Soto de Arechavaleta (Editora), Nuevos enfoques en el estudio de la lítica: 177-214, IIA-UNAM, México.

Ortiz Díaz, Edith, Luz Lazos, José Luis Ruvalcaba Sil y Lauro Bucio, 1999, “Interdisciplinay Approach for the Analysis of Pottery from the Caxonos River Basin, Oaxaca”, (Antropología y Técnica No. 6): 85-94, UNAM, México.

Orton, Clive, 1988, Matemáticas para arqueólogos, (Alianza Universidad, No. 522), Alianza Editorial S.A., Madrid.

Ozols, Andrés, 2009, Difracción de Rayos X, Física del Estado Sólido, Facultad de Ingeniería, Universidad de Buenos Aires.

Pereira, Gregory, 2007, “La cerámica funeraria del Cerro Barajas”, Ponencia presentada en la Mesa Redonda La cerámica del Bajío y regiones aledañas en el Epiclásico: cronología e interacciones, CEMCA, México.

Pitts, M. W., 1978, “On the shape of waste flakes as an index of technological change in lithic industries”, en Journal of Archaeological Science. Vol. 5: 17-37.

Pomedio, Chloé, 2007a, La cerámica café incisa de Barajas. Análisis comparativo regional, estudio de colecciones y recorrido de superficie, Proyecto Barajas, CEMCA- CNRS, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

, 2007b, “Últimos avances en el estudio tecno-estilístico de la cerámica incisa

del Bajío”, Ponencia presentada en la Mesa Redonda La cerámica del Bajío y regiones aledañas en el Epiclásico: cronología e interacciones, CEMCA, México.

Pompa y Pompa, Antonio, 1977, “El Bajío y la significación de su gran frontera”, en Colmena Universitaria, Año 6/No. 38: 5-12, Universidad de Guanajuato, Guanajuato, Gto.

Porter Weaber, Muriel, 1948, “Pottery Found at Chupicuaro, Guanajuato“, en El Occidente de México: 42-47, Cuarta Mesa Redonda de la SMA, SMA, México.

, 1969, “A Reappraisal of Chupicuaro” en The Natalie Wood Collection of Pre

Columbian Ceramics from Chupicuaro, Guanajuato, Mexico: 5-15, University of California, Los Angeles.

Powell, Philip W., 1977, La Guerra Chichimeca (1550-1600), (Sección de obras de Historia), Fondo de Cultura Económica, México.

Relación de Michoacán, 1956, Relación de las ceremonias y ritos y población y gobierno de los indios de la provincia de Michoacán, Aguilar, Madrid, España.

Rodríguez Lazcano, Óscar, 1981, “Diseño estadístico experimental para la reproducción de artefactos de AB-6”, Ponencia presentada en la XVII Mesa Redonda de la SMA, Investigaciones recientes en el área Maya, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

, 1982, “El Análisis Factorial de datos cualitativos en la Arqueología”, Actas post-Congreso de la X UISPP: 27-62, México.

, 1989, “Experimento para clasificación de materiales líticos arqueológicos”,

en Margarita Gaxiola y John E. Clark Coordinadores, La Obsidiana en Mesoamérica: 13- 27, (Colección Científica No. 176), INAH, México.

, 2003, Informe Final. Proyecto Abasolo. Análisis Estadístico de materiales

arqueológicos de AB-6, Archivo de la Dirección de Estudios Arqueológicos del INAH, México.

, 2005, Análisis Estadístico de Materiales Arqueológicos de AB-6. Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

Rodriguez Loubet, François, 1985, Les Chichimèques, (Collection Etudes Mésoaméricaines I-12), CEMCA, México.

, 1988, Artefactos líticos del Estado de Guanajuato, (Cuaderno de Trabajo, Nº 36), CEMCA - Depto. de Prehistoria, INAH, México.

, 1989, “Método de análisis descriptivo para el estudio de instrumentos

lasqueados. Presentación y algunas aplicaciones a materiales líticos procedentes del Estado

de Guanajuato”, en Margarita Gaxiola y John E. Clark Coordinadores, La Obsidiana en Mesoamérica: 71-80, (Colección Científica No. 176), INAH, México.

Rummel, R.J., 1979, Applied Factor Analysis, Northwestern University Press, Evanston, Illinois.

Ruvalcaba-Sil, José Luis, 2001, “Estudios arqueométricos mediante las técnicas PIXE y RBS”, en Antropología y Técnica No.7: 15-30, UNAM, México.

Ruvalcaba-Sil, J. L., M. A. Ontalba Salamanca, L. Manzanilla, J. Miranda, J. Cañetas Ortega y C. López, 1999, “Characterization of Pre-Hispanic Pottery from Teotihuacan, Mexico, by Combined PIXE-RBS analysis and XRD, Nuclear Instruments and Methods in Physics Research B150:591.

Rye, Owen S., 1981, Pottery technology. Principles and reconstruction, (Manuals on Archaeology 4), Taraxamm INC, Washington.

Sahlins, Marshal D., 1972, Las sociedades tribales (Nueva Colección Labor No. 134), Editorial Labor, S. A., Barcelona.

, 1977, Economía de la Edad de Piedra, (Colección Manifiesto No. 56), Akal Editor, Madrid.

Saint-Charles Zetina, Juan Carlos, 1990, Cerámicas Arqueológicas del Bajío: Un Estudio Metodológico, Tesis de Licenciatura en Arqueología, Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz.

Saint-Charles, Juan Carlos, Luz María Flores y Ana María Crespo, 2005, “Cerámicas de tradición Chupícuaro en el Centro Norte: sus características hacia el final del Formativo”, en Beatriz Leonor Merino Carrión y Ángel García Cook Coordinadores, La producción alfarera en el México antiguo I: 687-709, (Colección Científica No. 484), INAH, México.

Sánchez Correa, Sergio Arturo, 1995, La Gavia, Guanajuato: aproximación al desarrollo cultural de una porción del Bajío noroccidental. Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

Sánchez C., Sergio y Gabriela Zepeda, 1982, Informe del utillaje lítico recolectado en superficie, durante los trabajos de prospección, Proyecto Gasoducto Guanajuato, Tramo:

Salamanca - Degollado, Departamento de Salvamento Arqueológico del INAH, México.

Sanders, William T. y Joseph Marino, 1973, Prehistoria del Nuevo Mundo (Nueva Colección Labor No. 162), Editorial Labor, S.A., Barcelona.

Santa María, Fray Guillermo De, 2003, Guerra de los Chichimecas (México 1575 Zirosto 1580), Paleografía de Alberto Carrillo Cázares, El Colegio de Michoacán, Universidad de Guadalajara y El Colegio de San Luis, México.

Sarmiento Fradera, Griselda, 1986, “La sociedad cacical agrícola, Hipótesis y uso de indicadores arqueológicos”, en Boletín de Antropología Americana Vol. 13; 33-64, Instituto Panamericano de Geografía e Historia.

Schiffer, M. B. and J. M. Skibo, 1987, “Theory and Experiment in the Study of Technolo- gical change “, en Current Anthropology, Vol. 28: 595-622.

Semenov, S. A., 1970, “The forms and Funktions of the Oldest Tools”, en QUARTÄR, Vol. 21: 1-20.

, 1981, Tecnología prehistórica, (Akal Universitaria, serie: arqueología), Akal Editor, Madrid.

Service, Elman R., 1971, Primitive social organization: An Evolutionary perspective, Random House, New York.

, 1973, Los cazadores (Nueva Colección Labor No. 156), Editorial Labor, S.

A., Barcelona.

Shennan, Stephen, 1992, Arqueología cuantitativa, Edit. Crítica / Arqueología, Barcelona.

Shepard, A., 1965, Ceramics for the archaeologist, Carnegie Institution of Washington, Publication No. 609, Washington, D.C.

Snarskis, Michael, 1974, “Ceramic Analysis”, en Gorenstein Shirley Edit., The Tarascan- Aztec Frontier: The Acámbaro Focus, Informe en el Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

, 1985, “Ceramic Analysis” (Appendix III), en Shirley Gorenstein Editor,

Acambaro: Frontier settlement on the Tarascan-Aztec border: 207-296, Publications in

Anthropology No.32, Vanderbilt University, Nashville, Tennessee.

Sneath, P. H. and Robert R. Sokal, 1973, Numerical taxonomy, W. H. Freeman & Company, San Francisco.

Speth, John D., 1977, “Experimental Investigations of hard-hammer percussion flaking”, en

D. Ingersoll et al editors, Experimental Archaeology, Columbia University Press, New

York.

Tello, Antonio Fray, 1997, Crónica Miscelánea en que se trata de la Conquista Espiritual y Temporal de la Santa Provincia de Xalisco en el Nuevo Reino de la Galicia y Nueva Vizcaya y descubrimiento del Nuevo México, Libro Segundo, Editorial Porrúa (Biblioteca Porrúa 116), México.

Topete Bordes, Luis, 1944, Jalisco Precortesiano. Estudio Histórico y Etnográfico, Imprenta El sobre azul, México.

Trigger, Bruce G., 1992, Historia del pensamiento arqueológico, Editorial Crítica / Arqueología, Barcelona.

VanPool, Todd L. & Robert D. Leonard, 2011, Quantitative Analysis in Archaeology, Wiley-Blackwell, John Wiley & Sons Ltd, The Atrium, Southern Gate, Chichester, West Sussex, PO19 8SQ, United Kingdom.

Velázquez Corichi, Gilda, 1982, Análisis Cerámico del Proyecto: Lerma Medio, Guanajuato, Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México.

Vogt, James R., Christopher C. Graham, Michael D. Glascock y Robert H. Cobean, 1989, “Determinación de elementos traza de yacimientos de obsidiana en Mesoamérica por análisis de activación neutrónica”, en Margarita Gaxiola G. y John E. Clark (coordinadores), La Obsidiana en Mesoamérica: 27-37, (Colección Científica No. 176), INAH, México.

Vogt, James R., Christopher C. Graham, Robert H. Cobean, Michael D. Glascock and David Ives, 1990, “Sources of error in the trace element characterization of lithic materials”, en María de los Dolores Soto de Arechavaleta (Editora), Nuevos enfoques en el estudio de la lítica: 135-152, IIA-UNAM, México.

Whallon, R. J., 1973a, “Spatial Analysis of Palaeolithic Occupation Areas”, en C. Renfrew (Ed), The Explanation of Culture Change, Models in Prehistory: 115-130, London.

, 1973b, “Spatial Analysis of Occupation Floors I: Application of Dimensional Analysis of Variance”, en American Antiquity, Vol. 38 (3): 266-278.

White, J. P. & D. H. Thomas, 1972, “What mean these stones? Ethno-taxonomic models and archaeological interpretation in the New Guinea Highlands”, en David L. Clark (Ed), Models in Archaeology: 275-308, Methuen & Co. LTD, London.

Wilmsen, Edwin N., 1970, Lithic Analysis and Cultural Inference. A Paleo-Indian Case, (Anthropological Papers of the University of Arizona, No. 16), The University of Arizona Press, Tucson, Arizona.

Zepeda García-Moreno, Gabriela, El desarrollo de un núcleo poblacional asentado en la confluencia de los ríos Lerma y Guanajuato: Una apreciación, Tesis de Licenciatura en Arqueología, ENAH, México, 1986.

, 2007, Informe Final Técnico Académico Temporada 2007, Zona

Arqueológica Cañada de la Virgen, Proyecto de Excavación y Consolidación para la apertura al público, Volumen I Excavaciones Arqueológicas, Centro INAH Guanajuato, Instituto Estatal de la Cultura Región Norte-II, Gobierno del Estado de Guanajuato, Secretaría de Desarrollo Social y Humano, Ayuntamiento de San Miguel de Allende, Archivo Técnico de Arqueología del INAH, México.

Figura 1. Figura 2. 20

Figura 1.

Figura 1. Figura 2. 20

Figura 2.

Figura 3. 21

Figura 3.

Figura 4. 22

Figura 4.