Sie sind auf Seite 1von 848

CEDULARIO EXAMEN DE GRADO

2014

UNIVERSIDAD CENTRAL DE CHILE

Christian Marcelo Céspedes Torres.

TEMA 1 (Cédula 16-35) Principios fundamentales del Derecho civil y título preliminar.

DEFINICIÓN Y CONTENIDO.

El Derecho Civil es el conjunto de principios y preceptos jurídicos sobre la personalidad y las relaciones patrimoniales y de familia.

CONTENIDOS.

Conforman el Derecho Civil, las normas sobre las instituciones fundamentales del Derecho privado.

Normas sobre la personalidad: miran a la persona en si misma y no en sus relaciones con los demás. (Atributos de la personalidad)

Normas sobre la familia: rigen la organización de esta y dentro de ella definen el estado de cada uno de sus miembros.

Normas sobre el Patrimonio: (definición clásica) regulan los derechos reales, derechos personales y los derechos de la sucesión por causa de muerte.

SU LUGAR Y FUNCIÓN EN EL DERECHO PRIVADO.

Dentro del Derecho Privado, el Derecho Civil reviste los siguientes caracteres.

Carácter General: rige las relaciones jurídicas ordinarias y más generales.

Carácter Común: Todas las relaciones jurídicas privadas que no están disciplinadas por otra rama del derecho, son regidas por el Derecho Civil; sus principios o normas generales suplen las lagunas o vacios de las demás ramas del derecho privado.

Con respecto al Derecho Civil, las otras ramas del derecho privado constituyen normas especiales porque, en su ámbito respectivo, derogan o modifican las reglas civiles.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL DERECHO CIVIL.

La Omnipotencia de la Ley: es consecuencia de la recepción de Andrés Bello a las ideas vigentes en su época que daban preeminencia a la ley, por sobre los postulados de la escuela historicista. La ley, desplaza a un lugar secundario a la costumbre, entre las fuentes formales del derecho. El derecho escrito, cobra absoluta preeminencia, por sobre el derecho consuetudinario. Se refleja en diversas disposiciones del CC. Art. 2 que rechaza la costumbre, salvo según ley. Art.8 consecuencia fundamental del principio, nadie puede alegar desconocimiento de la ley, después que ha entrado en vigencia. Art. 10 los actos jurídicos que contravienen la ley, serán por regla general, nulos o carentes de valor (relación Arts. 1466 1682)

Igualdad ante la ley: como reza la CPR. todas las personas nacen iguales en dignidad y derechos. Se refleja Art. 55 que define a las personas naturales, Art. 57 que establece la igualdad entre chilenos y extranjeros en cuanto a la adquisición y goce de los derechos civiles.

Constitución Cristiana de la Familia y el matrimonio monogámico.

La propiedad privada y la libre circulación de la riqueza: se concibe a la propiedad privada libre de gravámenes, permitiendo una libre circulación de la riqueza, en contra posición al régimen feudal. Se refleja Art. 582 que define la propiedad, Art. 745 al prohibir los fideicomisos sucesivos, Art. 769 prohíbe los usufructos sucesivos o alternativos, Art. 1317 siembre podrá pedirse la partición de la comunidad.

La autonomía de la voluntad: y una de sus derivaciones la libertad contractual, las personas pueden ejecutar y celebrar los actos jurídicos que estimen convenientes, siempre que no sean contrarios a la ley, el orden público, la moral y las buenas costumbres, también pueden dar el contenido negocial que deseen a sus actos jurídicos, modificar normas establecidas para ciertos actos o contratos, o contratar incluso sobre materias no contenidas en el CC. Se refleja Art. 12 posibilidad de renunciar derechos, siempre que miren el solo interés del renunciante, Art.1444 referido a los elementos de los actos jurídicos, Art. 1545 consagra el principio de la ley del contrato.

La buena fe: se encuentra en el trasfondo de todas las instituciones, sin estar expresado en una formula general.

Estar de buena fe aparece como una actitud mental, ignorar que se perjudica ilegítimamente un interés ajeno o no tener conciencia de obrar contra derecho. Reflejado en los Art. 706, 906 y siguientes.(Subjetiva)

Actuar de buena fe consiste en la fidelidad a un acuerdo, actuar en la forma necesaria para que se cumpla en la forma prometida la expectativa ajena. Se refleja en las normas del pago Arts. 1590 1591, en la pérdida de la cosa que se debe Arts. 1670 1672. (Objetiva). La norma general de la buena fe como conducta, la encontramos en el Art. 1546.

La reparación del enriquecimiento sn causa: se entiende por enriquecimiento sin causa la utilidad o enriquecimiento que obtiene una persona, sin que una causa legal lo justifique. La ley contempla medios para subsanar esta situación cuando ella se materializa. Art. 905 al 917 de las prestaciones mutuas, Arts. 2295 2297 2299 en la acción de restitución del pago de lo no debido.

La Responsabilidad: es un principio común a todo el ordenamiento jurídico, es la más general de las sanciones, puede implicar una pena o el resarcir los perjuicios.

La responsabilidad de aquellas personas que no han cumplido oportunamente la obligación derivada de un contrato es RESPONSABILIDAD CONTRACTUAL.

La responsabilidad de aquellas personas que por culpa o dolo, han cometido un hecho ilícito que causa daño a terceros es RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL.

El interés superior de los hijos y en particular de los no emancipados

Protección al cónyuge más débil: se recoge en diversas materias de la ley de matrimonio civil, acuerdos regulatorios en la separación de hecho, separación judicial, divorcio y nulidad, así como lo concerniente a la compensación económica.

Mayor protección a la propiedad y posesión de los bienes raíces: a lo largo de todo el CC. Existe una mayor protección para cautelar los derechos que se tienen y ejercen sobre bienes inmuebles, esto se refleja en la compraventa, la tradición, prescripción adquisitiva ordinaria, etc.

EL CODIGO CIVIL CHILENO.

GESTACIÓN Y FUENTES.

La comisión de legislación del congreso nacional en 1840, tiene por objeto codificar las leyes civiles.

Junta Revisora en 1841, revisa los títulos que la comisión presentara al congreso y propone las modificaciones pertinentes.

Fusión de la comisión y la junta revisora en 1845, publican el cuaderno de

Sucesión por convencionales.

los contratos y obligaciones

libro

causa

de

muerte,

de

Presentación del proyecto por Andrés Bello y comisión revisora del mismo en 1852, después de dos revisiones, fue presentado por el gobierno a la deliberación del congreso, a fines de 1855.

Aprobación del proyecto por el congreso el 22 de XI de 1855, comienza a regir el 1 de I de 1857.

Fuentes de legislación positiva: Derecho Romano Código Civil Francés ciertas leyes españolas derivadas de las 7 partidas novísima recopilación - Códigos de Luisiana, Sardo, Austria, Prusia, las dos Sicilias, Cantón de Vaud, Holandés y Bávaro.

Fuentes Doctrinarias: obras de diversos autores como Savigny, comentaristas franceses de su código civil, juristas españoles como Gregorio Lopez, Matienzo, Florencio García Goyena, respecto de obligaciones y contratos, el autor más seguido fue Roberto Pothier.

ESTRUCTURA.

Título preliminar: compuesto por 53 Arts. Trata todo lo relativo a la ley (definición, promulgación, efectos, interpretación y derogación. Definición de varias palabras de uso frecuente en las leyes.

Libro Primero “de las personas” desde Art. 54 al 564: personas naturales, nacionalidad, domicilio, principio de existencia, matrimonio, esponsales.

Libro Segundo “de los bienes y de su dominio, posesión, uso y goce” Art. 565 al 950: bienes, dominio, modos de adquirir, posesión, limitaciones al dominio, acción reivindicatoria y acciones posesorias.

Libro Tercero “De la sucesión por causa de muerte y de las donaciones entre vivos” Art. 951 al 1436: Sucesión intestada, ordenación del testamento, asignaciones testamentarias, asignaciones forzosas, revocación y reforma del testamento, donaciones entre vivos.

Libro Cuarto “de las obligaciones en general y de los contratos” Art. 1437 al 2524: definición de los diversos tipos de contratos, requisitos de los actos jurídicos, clases de obligaciones, efectos de las obligaciones, interpretación de los contratos, modos de extinguir las obligaciones, nulidad. (2525 artículo final)

LEYES COMPLEMENTARIAS MÁS IMPORTANTES.

Ley sobre efecto retroactivo de las leyes (1861)

la 18.802 de 1989 que concede plena capacidad a la mujer en la sociedad conyugal y la 19.335 de 1994 que establece el régimen de participación en los gananciales y modifica el CC, la Ley de Matrimonio Civil, la ley sobre Registro Civil; además consagra la institución de los bienes familiares.

Ley de matrimonio civil (2004).

LAS FUENTES DEL DERECHO A LA LUZ DEL TÍTULO PRELIMINAR.

Interesan aquí las fuentes formales del derecho, es decir, estudiar los modos a través de los cuales el derecho llega a constituir una norma positiva, vinculante y sancionada dentro de la sociedad. La ley no es fuente originaria del derecho, sino que éste nace a través de la resolución de conflictos que efectúa el soberano investigado del poder total, o bien, como en Roma, del fallo de casos contenciosos de la vida práctica que efectúan funcionarios o jurisconsultos. Por lo tanto, el verdadero origen del derecho no es la ley sino la sentencia.

Las otras posibles fuentes formales son la costumbre, los principios generales del derecho, la equidad, la jurisprudencia que no tienen la rigidez de la ley y se adaptan y conforman permanentemente a los cambios del medio social. Por esto, se produce entre ellas y la ley un estado de tensión que aparece más o menos presente en el trasfondo de todo conflicto jurídico.

EFECTOS DE LA LEY EN EL TIEMPO.

Para que la ley sea obligatoria debe ser promulgada y publicada, esto lo establece el Art. 6 CC.

Promulgación es el acto por el cual el presidente de la republica atestigua o certifica a la comunidad la existencia de la ley y ordena su ejecución, esta se verifica mediante un DS. En el que se inserta el texto de la ley.

Publicación es el medio que se emplea para hacer llegar la ley al conocimiento de los individuos, persigue dar a conocer el texto legal. En el Art. 7 CC. Se regula lo relativo a la publicación de la ley.

Debe publicarse mediante su inserción en el diario oficial desde su fecha de publicación se entenderá conocida por todos y será obligatoria - la fecha de la ley es la de su publicación en cualquier ley podrán establecerse reglas diferentes sobre su publicación y entrada en vigencia de la ley.

La regla general es que la ley entra en vigencia y se hace obligatoria desde el momento de su publicación. Sin embargo, en cualquier ley podrá establecerse una fecha distinta de vigencia.

Presunción o ficción de conocimiento de la ley:

Inciso 1 del Art.7 establece que desde la fecha de su publcación, la ley se entenderá conocida de todos. El Art. 8 dispone que nadie podrá alegar ignorancia

de la ley, después que esta haya entrado en vigencia. Principio que la ignorancia del derecho no excusa su incumplimiento Principio fundamental del CC. Omnipotencia de la ley.

En Doctrina se suele indicar que el conocimiento supuesto que tienen todos de la ley no es en verdad una presunción, porque la base de toda presunción es que el hecho que se presume corresponde a lo que normalmente sucede, y es innegable que lo que acontece normalmente es la ignorancia del Derecho por parte de la generalidad de los ciudadanos. De ahí que se habla más bien de una ficción legal, por la necesidad que nadie eluda el cumplimiento de la ley.

Las leyes pueden cesar en su eficacia por factores extrínsecos e intrínsecos. Entre los factores extrínsecos se encuentra la Derogación.

Derogación: es la cesación de la eficacia de una ley en virtud de otra ley posterior. Se priva a la primera de su fuerza, reemplazando o no sus disposiciones por otras.

Derogación expresa: la nueva ley dice explícitamente que deroga la antigua.

Derogación tacita: la nueva ley contiene disposiciones que no pueden conciliarse con las de la ley anterior. De acuerdo al Art. 53 CC. Deja vigente todo aquello de las leyes anteriores que no pugne con las disposiciones de la nueva ley.

Derogación orgánica: es una clasificación doctrinaria, y se produce cuando una ley regula todas las materias reguladas por una o varias leyes precedentes, aunque no haya incompatibilidad entre las disposiciones de la ley antigua y la nueva.

La derogación también puede ser total o parcial.

Causas intrínsecas que producen la cesación de la eficacia de una ley:

transcurso del tiempo fijado para su vigencia consecución del fin que la ley se propuso alcanzar desaparición de una institución jurídica o la imposibilidad de un hecho que era presupuesto necesario de la ley.

Efecto inmediato e irretroactividad de la ley: normalmente, una ley es obligatoria desde el día que se publica o desde una fecha posterior que la mi sma ley establece y su vigencia se extiende hasta causas extrínsecas o intrínsecas.

Art. 9 CC. Contiene el principio de la Irretroactividad; la ley solo puede disponer para lo futuro y no tendrá jamás efecto retroactivo.

Cuando la ley nueva alcanza con sus efectos al tiempo anterior a su vigencia, internándose en el dominio de la ley antigua, se dice que tiene Efecto Retroactivo por que una ley vuelve sobre el pasado.

Cuando una ley nueva rige ella sola, exclusivamente, desde el día que entra en vigor, todos los actos y situaciones que se produzcan en el futuro, hablamos del Efecto inmediato de la ley.

La

retroactivo.

regla

general

es

el

efecto

inmediato,

lo

excepcional

es

el

efecto

Cuando una ley derogada, continua rigiendo aquellos contratos celebrados bajo su vigencia. En este caso, se dice que hay Ultra actividad de la ley antigua.

La irretroactividad se encuentra consagrada en el CC. No en la CPR. por lo tanto el legislador puede dictar leyes retroactivas, salvo las limitaciones que se encuentran en la CPR.

Art. 19 N°3 CPR. tiene una limitación en materia penal, la retroactividad se puede aplicar siempre que sea más beneficiosa para el reo.

Art. 19 N°24 CPR. consagra una limitación en atención a la protección del derecho de propiedad. En consecuencia, cualquier ley que atentare contra el derecho de dominio habido bajo el imperio de una ley anterior, será inconstitucional.

La retroactividad debe ser expresa.

EFECTOS DE LA LEY EN CUANTO AL TERRITORIO.

Los conflictos en cuanto a las leyes en el territorio giran en torno a 2 principios contrapuestos Principio territorial Principio personal o extraterritorial

Principio Territorial: las leyes se dictan para un territorio y tienen su límite dentro del mismo.

Art. 14 CC. Consagra el principio de la territorialidad, al disponer que la ley es obligatoria para todos los habitantes de la república, incluso los extranjeros. En principio, todos los individuos que habitan en el territorio nacional, sean chilenos o extranjeros, quedan sometidos a la ley chilena desde el punto de vista de sus personas, sus bienes y sus actos jurídicos.

Art. 57 CC. Establece que en lo relativo a la adquisición y goce de los derechos civiles, la ley no reconoce diferencias entre chilenos y extranjeros.

Excepciones al principio de territorialidad consagrado en el art. 14.

Son excepciones admitidas por el Derecho Internacional: Los soberanos de un estado quedan sometidos a sus leyes, dondequiera que se encuentren. los agentes diplomáticos, están sometidos a las leyes del estado que representan. barcos o naves, están sometidos a las leyes del estado al cual pertenecen.

Extraterritorialidad de la ley: los casos en que la ley produce efectos fuera del territorio del estado que las dicta, son excepcionales. Hay casos en que la ley chilena produce efectos fuera del territorio nacional, debemos distinguir entre tres tipos de leyes.

Leyes personales: consagrada en el Art. 15 CC. Dispone que la ley personal del chileno, rige más allá de las fronteras de nuestro país.

Estas normas solo se refieren a los chilenos solo hace oblgatorias para el chileno que esta fuera del país, las leyes chilenas relativas al ESTADO de las personas y a su CAPACIDAD para ejecutar actos que tengan efectos en Chile, y a las obligaciones y derechos que nacen DE LAS RELACIONES DE FAMILA, solo respecto al cónyuge y parientes chilenos.

El acto ejecutado por un chileno en el extranjero, esta sujeto a la ley chilena, en cuanto a su estado y capacidad, si ese acto va a producir efectos en Chile.

Leyes Reales: Art. 16 CC. Dispone que los bienes situados en Chile, se rigen por las leyes chilenas. (no se toma en consideración para determinar cual es la ley aplicable a un bien situado en Chile, la nacionalidad del propietario, sino exclusivamente el lugar de su ubicación). A contrario sensu, se desprende del art. 16 inciso 1, que los bienes situados en el extranjero, no están sujetos a las leyes chilenas, aunque sus dueños sean chilenos y residan en el territorio nacional.

Excepción al Art. 16 inciso 1: el inciso 2 del mismo artículo dice que la regla del inciso 1 se entiende sin perjuicio de las estipulaciones contenidas en los contratos otorgados válidamente en el extranjero y que versen sobre bienes situados en Chile.

Contra excepción en el Art. 16 inciso 3: esto nos devuelve al inciso 1; los efectos de los contratos otorgados en país extranjero para cumplirse en Chile, se arreglaran a las leyes chilenas.

Art. 955 CC. De acuerdo al principio del artículo 16 inciso 1 “los bienes situados en Chile se sujetan a la ley chilena”, la manera de adquirir dichos bienes, también ha de ser conforme a nuestra ley. Sin embargo el artículo 955 dispone que la sucesión del difunto se abra en el lugar del último domicilio del causante; por tanto, si la persona fallece teniendo su último domicilio en el extranjero, se regirá por la ley extranjera., pero aquí rige una contraexcepción que nos devuelve al art.

16 inciso 1, esta es la del artículo 998 CC. Relativo al cónyuge y parientes chilenos.

Leyes relativas a los actos y contratos

Debemos distinguir entre los requisitos internos o de fondo (voluntad capacidad objeto y causa) y los de forma, se refieren a la manera de hacer constatar fehacientemente la existencia del acto jurídico (escritura pública en la compraventa de bienes raíces)

Art. 17 CC. Consagra el principio lex Locus regit actum la ley que rige la forma de los actos jurídicos, será la del lugar donde han sido celebrados.

Los chilenos residentes en el extranjero, decidirán ajustarse a las leyes chilenas o extranjeras según más le convenga.

Se requiere que haya sido extendido con las formalidades prescritas por la ley del país en que se otorgo la autenticidad se prueba de acuerdo a las normas del CPC. Se refiere al hecho de haber sido otorgado y autorizado por las personas que expresa el documento, la autenticidad de los instrumentos públicos, se prueba en la forma que establece el art. 345 CPC.

Excepción al lex locus regit actum: Art. 1027 CC. Solo reconoce validos los testamentos otorgados en el extranjero cuando sean escritos.

REGLAS DE INTEGRACIÓN Y DE INTERPRETACIÓN LEGAL.

Integración.

En un caso determinado, el juez puede encontrarse en la situación que no exista una norma precisa del ordenamiento jurídico que resuelva la materia que está conociendo.

El juez está obligado a dictar sentencia, fundándose en el principio que puede existir vacio en la ley, pero no en el derecho.

Interpretación.

Elemento gramatical: Art. 19 inciso 1 CC. “cuando el sentido de la ley es claro, no se desatenderá su tenor literal a pretexto de consultar su espíritu”

Su origen se encuentra en los postulados de la escuela exegética, en que prevalece por sobre cualquier consideración, el tenor literal de la ley.

Este elemento de interpretación se aplica en primer lugar determinando cual es el sentido de la ley.

El sentido de la ley es claro cuando el alcance de la disposición legal se entiende por su sola lectura, sea porque considerada aisladamente de las demás leyes no origina dudas, sea porque relacionada con ellas no hay discordancias.

El legislador distingue entre los siguientes sentidos.

Sentido Natural y obvio: Art. 20, primera parte, señala que las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y obvio según el uso general de las mismas (no se entiende como técnicas y no han sido definidas por el legislador)

Sentido legal: Art. 20, segunda parte, señala que cuando el legislador las haya definido expresamente para ciertas materias, se les dará en estas su significado legal. (el sentido legal prevalece sobre el sentido natural y obvio)

Sentido técnico: Art. 21 CC. Las palabras técnicas de toda ciencia o arte, se tomaran en el sentido que les den los que profesan la misma ciencia o arte, a menos que aparezca claramente que se han tomado en sentido diverso.

Elemento Lógico: Art. 19 inciso 2 y Art. 22 inciso 1 del CC. Estas normas corresponden a 2 aspectos de este elemento. Espíritu de la ley coherencia interna de la norma.

Art. 19 inciso 2, señala que se puede, para interpretar una expresión obscura de la ley, recurrir a su intención o espíritu, claramente manifestados en ella misma.

Se entiende la finalidad perseguida por el legislador Ratio legis.

Art. 22 inciso 1, establece que el contexto de la ley servirá para ilustrar el sentido de cada una de sus partes, de manera que haya entre todas ellas la debida correspondencia y armonía. Se refiere esto a la lógica correlación formal y de fondo que debe existir en toda la ley.

Elemento Histórico: Art. 19 inciso 2 señala que para interpretar una expresión obscura de la ley, se debe recurrir a la historia fidedigna de su establecimiento.

La investigación se retrotrae a las circunstancias coetáneas a la tramitación de la ley.

Elemento sistemático y espíritu general de la legislación: Art. 22 inciso 2 y Art. 24 del CC.

Art. 22 inciso 2: establece que los pasajes obscuros de una ley pueden ser ilustrados por medio de otras leyes, particularmente si versan sobre el mismo asunto.

Se trata de una proyección del elemento lógico, pero ahora más allá de una ley. Es la correspondencia y armonía entre las leyes y no entre las disposiciones de una ley. Las leyes que se interpretan deben responder a un mismo principio informador, orientador.

Art. 24 CC.: establece que en la imposibilidad de interpretar con las reglas de interpretación, los pasajes obscuros de las leyes, se interpretaran conforme a la equidad natural y el espíritu general de la legislación.

Reglas practicas de interpretación

Existen una serie de aforismos jurídicos que se utlizan para ilustrar el criterio del juez que fallara el litigio.

Argumento de Analogía: “Donde existe la misma razón, debe existir la misma disposición.” Consiste en resolver un caso, conforme a las leyes que rigen casos semejantes u análogos, en casos no previstos por la ley.

Argumento de contradicción o A Contrario sensu: “Lo que se dice de unos, se excluye de otros.”

Argumento A Fortiori: si a una situación se le aplica una solución jurídica, atendiendo a una razón, a otro caso se le debe aplicar la misma solución, cuando concurre con mayor claridad la misma razón. Este argumento se sintetiza en dos formas.

Argumento a mayore: “quien puede lo más, puede lo menos”

Argumento a minore: “al que le está prohibido lo menos, con mayor razón está prohibido lo más.”

Argumento de no distinción: “Donde la ley no distingue, tampoco cabe al intérprete distinguir.”

Argumento del absurdo: debe rechazarse interpretación que conduzca al absurdo, que pugne con la lógica.

DEFINICIONES LEGALES CONTENIDAS EN EL TÍTULO PRELIMINAR.

TEMA 2 (Cédula 19) Relaciones jurídicas de Derecho Privado.

CONCEPTO GENERAL DE RELACION JURÍDICA.

Se ha definido la relación jurídica como la relación entre dos o más sujetos regulada por el derecho objetivo. Este atribuye a uno de los sujetos un poder y al otro, como contrapartida, un deber, que está en la necesidad de cumplir para satisfacer el interés que el sujeto titular del poder está llamado a realizar con el ejercicio del mismo.

ELEMENTOS DE LA RELACION JURIDICA.

La estructura de la relación jurídica está constituida por 3 elementos los sujetos el objeto y su contenido.

Los sujetos de la relación jurídica: se establece entre 2 o más personas, naturales o jurídicas, que asumen el rol de sujeto activo y pasivo. El sujeto activo es la persona a quien el ordenamiento jurídico atribuye el poder. El acreedor.

El sujeto pasivo es la persona sobre la cual recae el deber, el deudor es el sujeto pasivo de la obligación, encontrándose en la necesidad de satisfacer una deuda.

La relación jurídica simple es la que presenta un solo derecho del sujeto activo y un solo deber del sujeto pasivo. (Préstamo de una cantidad de dinero) esta suele presentarse en contratos unilaterales. La relación jurídica compleja es la que encierra un conjunto de derechos y obligaciones coligados entre sí. (Relación entre el comprador y vendedor) es propia de los contratos bilaterales.

El Objeto de la relación jurídica: es la entidad sobre la cual recae el interés implicado en la relación (bienes materiales o inmateriales, actos singulares de otras personas, servicios, vínculos familiares.)

Contenido de la relación jurídica: está compuesto por los poderes y deberes que encierra la relación jurídica, constituyen su integral sustancia. Estos poderes y deberes pueden ser únicos o múltiples y unilaterales o recíprocos, según la relación jurídica sea simple o compleja.

RELACIONES JURIDICAS DE DERECHO PRIVADO.

Patrimoniales: son relaciones jurídicas que llevan envueltas un objeto y un contenido de carácter patrimonial. Extra- patrimoniales: llevan envuelta un objeto y contenido extra-patrimonial.

Real: la naturaleza del ente hacia el cual se orienta directamente el poder del sujeto, es una cosa, se resuelve un problema de tener, problema de atribución de bienes. Tienen por base un derecho real.

Personales: la naturaleza del ente hacia el cual se orienta el poder del sujeto activo, es hacia una persona, se resuelve un problema de cooperación o de reparación y tiene como antecedente un derecho personal.

NOCIONES DE DERECHO REAL Y PERSONAL, DIFERENCIAS.

Derecho Real: Art. 577 CC. Establece que el Derecho Real es el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona.

Derecho Personal Art. 578 CC. Establece que el Derecho Personal o créditos son los que solo pueden reclamarse de ciertas personas, que, por un hecho suyo o la sola disposición de la ley, han contraído las obligaciones correlativas.

Diferencias entre los Derechos Reales y Personales.

Los Derechos Reales y personales se diferencian en cuanto a sus elementos constitutivos al objeto la determinación del objeto al carácter absoluto de uno y relativo de otro acciones a que dan lugar prerrogativas del derecho real, de que generalmente carece el derecho personal.

Elementos constitutivos:

Derecho Real, consta de 2 elementos, la persona (sujeto activo del derecho) y la cosa (objeto del derecho) la obtención de las utilidades que proporciona el derecho real depende solo de su titular, sin que sea menester la actividad jurídica de un tercero. Derecho Personal, consta de 3 elementos, sujeto activo o titular del derecho el objeto o cosa el deudor o sujeto pasivo. La satisfacción del titular del derecho, depende de la intervención del deudor o sujeto pasivo del derecho.

En cuanto al objeto:

Derecho Real: el objeto del derecho real es siempre una cosa. Derecho Personal: el objeto del derecho personal puede ser la prestación de una cosa, de un hecho o de una abstención.

En cuanto a la determinación del objeto:

Derecho Real: la cosa objeto del derecho real es determinada en su individualidad. Derecho Personal: el objeto del derecho personal no es sino una prestación, la realización de un hecho o la abstención de llevar a cabo uno, o la entrega de una cosa, que puede no ser individualmente determinada, sino sólo serlo en su genero. Carácter Absoluto del Derecho Real y relativo del personal. Derecho Real: el derecho real tiene un carácter absoluto, por Derecho absoluto se entiende, aquel derecho cuyo titular puede hacerlo valer contra todos los demás sujetos (Erga omnes) porque se estima que sobre todas las personas, pesa el deber de no perturbar ni violar el derecho mismo. Derecho Personal: tiene un carácter relativo, se entiende el derecho cuyo titular puede hacerlo valer sólo contra una o más personas determinadas, ligadas por un vínculo específico.

Diferencias en cuanto a las acciones a que dan lugar. Derechos Reales: de los derechos reales nacen Acciones Reales, son aquellas destinadas a tener eficacia contra todos (erga omnes), cualquier persona puede ser legitimado pasivo de la acción, esto porque el derecho que se reclama no afecta a la persona, sino a la cosa. Derechos Personales: de los derechos personales nacen Acciones Personales, destinada a tener eficacia sólo contra una o más personas determinadas, el deudor o los deudores; ellos pueden ser los sujetos pasivos de la acción.

Prerrogativas del derecho real, que generalmente carece el personal. Derecho Real: del carácter absoluto del derecho real, derivan ciertas prerrogativas como Derecho de persecución, persigue el ejercicio del derecho, sobre la cosa misma sometida a él, contra todo poseedor o detentador de ella. Otra prerrogativa que otorga el derecho real, es Derecho de preferencia, el titular del derecho real puede excluir, por lo que se refiere a la cosa objeto de su derecho, a todos ellos que sólo tienen un derecho de crédito o un derecho real de fecha posterior. Derecho Personal: el derecho personal se ejercita contra la persona obligada, en principio, sólo surte efecto contra una cosa determinada del deudor, si se halla en poder de este. En casos excepcionales el derecho personal posee las prerrogativas del derecho real, un ejemplo lo ofrece el derecho comercial marítimo, que concede a ciertos acreedores (miembros de la tripulación, por sus remuneraciones y otros beneficios) reconoce el derecho a perseguir la nave en manos de quien se encuentre y hacerse pagar con su producto preferentemente a los demás acreedores.

EL CASO DE LOS DERECHOS POTESTATIVOS.

Son aquéllos que se caracterizan por la atribución a un sujeto de la facultad de modificar una situación jurídica preexistente mediante un acto de voluntad, relevante incluso para terceros involucrados en esa situación jurídica, que no pueden oponerse a esa modificación. Estos derechos potestativos pueden ser constitutivos (ej. Aceptación, ratificación), modificatorios (ej. Renuncia del plazo, remisión parcial de la deuda) o extintivos (repudiación del reconocimiento del hijo, renuncia del beneficiario).

ACCIONES REALES Y PERSONALES.

Acciones Reales: de los derechos reales nacen Acciones Reales, son aquellas destinadas a tener eficacia contra todos (erga omnes), cualquier persona puede ser legitimado pasivo de la acción, esto porque el derecho que se reclama no afecta a la persona, sino a la cosa.

Acciones Personales: de los derechos personales nacen Acciones Personales, destinada a tener eficacia sólo contra una o más personas determinadas, el deudor o los deudores; ellos pueden ser los sujetos pasivos de la acción.

NACIMIENTO, MODIFICACION Y EXTINCION DE LAS RELACIONES JURIDICAS DE DERECHO PRIVADO.

Debemos hacer la distinción entre Derechos originarios y Derechos derivativos, si el derecho no existía antes, su titular ha realzado un acto que ha creado el derecho a su favor, es decir, el derecho originario nace directamente en manos de su titular. En los derechos derivados, el derecho existía antes en manos de otro titular, pero se ha verificado un hecho que ha determinado el cambio del titular del derecho.

Nacimiento: la mayoría de los derechos personales nacen originariamente, a consecuencia de la obligación que en favor de una persona, contrae otra. Con todo, es posible que el derecho personal sea derivado, cediéndolo el acreedor primitivo a un nuevo acreedor. La mayoría de los derechos reales nacen derivativamente, esto ocurre con los modos de adquirir derivativos (tradición, sucesión por causa de muerte) son originarios los derechos reales que nacen a consecuencia de la ocupación,

accesión y prescripción, en estos casos, el derecho no es transferido ni transmitido por otro. Todo nacimiento importa una adquisición, pero no toda adquisición importa un nacimiento.

Modificación de los derechos subjetivos: Alessandri Somarriva, distinguen entre modificación subjetiva y objetiva. Modificación subjetiva es todo cambio que el derecho sufre en la persona de su titular, a través de una transferencia o transmisión. El derecho real puede ser modificado subjetivamente sólo con el cambio de su titular o sujeto activo, en cambio, el derecho personal puede modificarse subjetivamente por cambio de su titular o del deudor. Modificación objetiva, se refiere a los cambios cualitativos o cuantitativos en el objeto del derecho. Modificaciones cualitativas, son aquellas en que el derecho sufre una transformación, cambia su naturaleza (acreedor hipotecario, que en el caso de destruirse la finca, ejercerá sobre la suma de dinero que debe pagar la compañía de seguros o el fisco) operando una subrogación real, una cosa sustituye a la otra. Modificaciones cuantitativas, son aquellas en que el objeto del derecho aumenta o se incrementa, o disminuye (el acreedor no logra el pago total de su crédito, pues el deudor carece de bienes suficientes)

Extinción o pérdida de los derechos subjetivos: la extinción de un derecho es la destrucción del mismo, ya no existe ni para quien era su titular, ni para persona alguna. La pérdida de un derecho es la separación de este, con respecto a su titular, a la que sigue la adquisición de ese derecho por otro titular.

ESTADO CIVIL.

Art. 305 CC.: el estado civil es la calidad de un individuo, en cuanto le habilita para ejercer ciertos derechos o contraer ciertas obligaciones civiles. La formula es imperfecta, es muy amplia o general, no expresa en realidad que es el estado civil, limitándose a consignar que de el resultan consecuencias jurídicas, también es evidente que el legislador tiene un concepto del estado civil, limitado a las relaciones familiares. Es más acertado decir que el estado civil es la calidad o posición permanente que un individuo ocupa en la sociedad, en orden a sus relaciones de familia, en cuanto le confiere o impone determinados derechos y obligaciones civiles.

Características del Estado Civil: todo individuo tiene un estado civil (atributo de la personalidad) es uno e indivisible (se relaciona con el mismo origen) las leyes sobre estado civil son de orden público es un derecho personalísimo.

MODOS DE ADQUIRIR. Enunciación Art. 588 CC.: los modos de adquirir el dominio son la ocupación, la accesión, la tradición, la sucesión por causa de muerte, y la prescripción.

Ocupación: Art. 606 CC.: por la ocupación se adquiere el dominio de las cosas que no pertenecen a nadie, y cuya adquisición no es prohibida por las leyes chilenas o por el derecho internacional.

Accesión: Art. 643 CC. es un modo de adquirir por el cual el dueño de una cosa pasa a serlo de lo que ella produce, o de lo que se junta a ella. Los productos de las cosas son frutos naturales o civiles.

Tradición: Art. 670 CC. Es un modo de adquirir el dominio de las cosas y consiste en la entrega que el dueño hace de ella a otro, habiendo por una

parte la facultad e intención de transferir el dominio, y por otra la capacidad e intención de adquirirlo.

Prescripción: Art. 2492 CC. Es un modo de adquirir las cosas ajenas, o de extinguir las acciones y derechos ajenos, por haberse poseído las cosas o no haberse ejercido dichas acciones y derechos durante cierto lapso de tiempo, y concurriendo los demás requisitos legales.

Sucesión por causa de muerte: (Claro Solar) es la transmisión del patrimonio de una persona difunta o de una cuota de él o de una o más cosas especiales, que se efectúa a favor de determinada persona.

FUENTES DE LAS OBLIGACIONES. Concepto Fuente de la obligación es el hecho jurídico que le da nacimiento, que origina o genera la obligación. (Muchos autores la llaman causa eficiente de la obligación)

Clasificación clásica (acogida por el CC.) Arts. 1437 2284 CC.

Contrato: la convención generadora de obligaciones, esto es, un acuerdo de voluntades entre acreedor y deudor que da nacimiento a la obligación.

Cuasicontrato: el hecho voluntario, licito y no convencional que genera obligaciones.

Delito civil: el acto doloso o intencional que causa daño.

Cuasidelito civil: es el acto culpable que causa daño. La ley: suele ser fuente mediata, directa, de las obligaciones, sin que de parte del acreedor o del obligado se haya efectuado acto alguno que provoque el nacimiento de la obligación. (Obligación alimenticia).

MODOS DE EXTINGUIRLAS. Concepto Son todos aquellos hechos o actos jurídicos mediante los cuales ellas dejan de producir efectos jurídicos; desaparecen de la vida jurídica. Art. 1567 CC.:

Mutuo consentimiento: el inciso primero del artículo 1567 se refiere a él en los siguientes términos. “Toda obligación puede extinguirse por una convención en que las partes interesadas, siendo capaces de disponer libremente de lo suyo, consientan en darla por nula”.

Pago efectivo o solución: Art. 1568. “el pago efectivo es la prestación de lo que se debe.”

Dación en pago: consiste en que por un acuerdo del acreedor y deudor, la obligación se cumpla con un objeto distinto al debido.

La Novación: Art. 1628 CC. “es la sustitución de una nueva obligación a otra anterior, la cual queda por tanto extinguida” (supone 2 obligaciones, una se extingue y una nueva que nace en reemplazo de ella.)

Transacción: Art. 2446 CC. “es un contrato en que las partes terminan extrajudicialmente un litigio pendiente, o precaven un litigio eventual.”

Remisión: Arts. 1652 a 1654 CC. Podemos definirla como la renuncia o perdón que efectúa el acreedor de su crédito de acuerdo con el deudor. es una

renuncia muy particular, ya que requiere el consentimiento del beneficiario de esta. (el deudor) Compensación: Art. 1655 CC. Se refiere a la compensación en estos términos, “cuando dos personas son deudoras una de otra, se opera entre ellas una compensación que extingue ambas deudas” Si dos personas son recíprocamente acreedoras y deudoras y se cumplen los demás requisitos legales, se extinguen ambas obligaciones hasta concurrencia de la de menor valor.

Confusión: Art. 1665 CC. “cuando concurren en una misma persona las calidades de acreedor y deudor se verifica de derecho una confusión que extingue la deuda y produce iguales efectos que el pago.”

Perdida de la cosa que se debe o imposibilidad en el cumplimiento: Arts. 1670 a 1680 CC. Podemos señalar que es un modo de extinguir las obligaciones que se presenta cuando por un hecho no imputable al deudor, se hace imposible para este cumplir la prestación debida.

Por la declaración de nulidad o rescisión. Por el evento de la condición resolutoria.

Prescripción extintiva: Art. 2492 CC. Eliminando de este artículo lo relativo a la prescripción adquisitiva, podemos definir la prescripción extintiva como un modo de extinguir los derechos y acciones ajenos, por no haberlos ejercitado el acreedor o titular de ellos durante cierto lapso, concurriendo los demás requisitos legales.

TEMA 3 (Cédula 17-33) Persona natural.

CONCEPTO Y CLASIFICACIONES LEGALES DE PERSONA.

Persona natural: Art. 55 CC. Son personas todos los individuos de la especie humana, cualquiera sea su edad, sexo, estirpe o condición. Divídanse en chilenos y extranjeros.

Persona jurídica: Art. 545 CC. Se llama persona jurídica a una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicialmente.

INICIO DE LA EXISTENCIA NATURAL.

Art. 74 CC. Comienza con la concepción y se extiende hasta el nacimiento, momento que marca el comienzo de la existencia legal.

NORMAS PROTECTORAS DE LA VIDA POR NACER. Art. 75 CC. El juez de oficio o a petición de partes, adoptara todas las medidas necesarias para la protección de la existencia del no nacido, cuando se crea que peligra. Deberá postergarse todo castigo que la ley imponga a la madre, que pudiere poner en peligro la vida o la salud de la criatura que lleva en su vientre.

Art. 342 a 345 CP. Tipifican el delito de aborto Art. 195 C. del T. consagra el periodo de descanso pre y post natal. Ley sobre abandono de familia y pago de pensiones alimenticias. Establece que la madre podrá solicitar alimentos para el hijo que está por nacer.

Art. 77 CC. Los derechos que se defieren a la criatura que se encuentra en el vientre materno, estarán en suspenso hasta su nacimiento y entrara en el goce de ellos como si hubiese existido en el momento que se defirieron. Si la criatura muere en el vientre materno o perece antes de estar completamente separada de su madre o no sobrevive a la separación un momento, pasan los derechos a otra persona, como si la criatura jamás hubiese existido.

PRESUNCION DEL MOMENTO DE LA CONCEPCION. Establece el Art. 76 CC. Una presunción de derecho para determinar la época de la concepción. El plazo se cuenta hacia atrás, desde la medianoche en que principia el día del nacimiento “se presume de derecho que la concepción ha precedido al nacimiento no menos que 180 días cabales, y no más que trescientos, contados hacia atrás, desde la medianoche en que principie el día del nacimiento.”

LOS LLAMADOS DERE3CHOS EVENTUALES. Art. 77 CC. Dispone que “los derechos que se deferirían a la criatura que está en el vientre materno, si hubiere nacido o viviese, estarán suspensos hasta que se efectúe el nacimiento. Y si el nacimiento constituye un principio de existencia, entrará el recién nacido en el goce de dichos derechos, como si hubiese existido al tiempo en que se defirieron.

PRINCIPIO DE EXISTENCIA LEGAL.

Comienza con el nacimiento, con este hecho, se inicia la personalidad legal del sujeto, el nacimiento debe reunir 3 condiciones. El niño se separe de su madre: el feto debe desprenderse del vientre materno, sea naturalmente, artificialmente, por medios quirúrgicos. La separación debe ser completa: se han sustentados 2 tesis, una dice que no debe haber ningún vínculo físico entre madre e hijo, esto se logra cortando el cordón umbilical. la sana doctrina dice que la ley ha querido decir que la criatura salga completamente del seno materno. Que la criatura haya sobrevivido a la separación un momento siquiera:

nuestro CC. No plantea ninguna exigencia posterior al nacimiento, para conceder la personalidad, la duración de la vida le es indiferente, en cuanto al reconocimiento de la personalidad, se recepciona la llamada doctrina de la vitalidad.

EFECTOS DE LA MUERTE EN PARTO Y SOBREVIVENCIA. El Art. 77 CC. Se refiere a los derechos eventuales que se encuentran en suspenso mientras la criatura se encuentra en el seno materno. Si el niño nace y sobrevive a la separación completa, entrara en el goce de los derechos eventuales, como si hubiese existido al momento que se le defirieron,

Si la criatura muere en el vientre materno, en el parto, antes de estar completamente separado, o un momento siquiera, se reputara no haber existido jamás, pasaran estos derechos a otra persona.

FIN DE LA EXISTENCIA NATURAL.

CLASES DE MUERTE.

Muerte natural: la persona termina en la muerte natural Art. 78 CC. La muerte es la terminación irrevocable de las funciones vitales del individuo.

Muerte clínica: el concepto de muerte clínica o cerebral, ha sido aceptado por la ley 18.173 que autoriza el trasplante de órganos de cadáveres con fines terapéuticos, se define como la comprobación de la abolición total e irreversible de todas las funciones encefálicas.

Muerte presunta: Es la declarada por el juez, en conformidad a las reglas legales, respecto de un individuo que ha desaparecido y de quien se ignora si vive o no.

DETERMINACION Y CONSTANCIA DE LA MUERTE. Debido a la trascendencia jurídica que tiene la muerte, existen diversas medidas para acreditar la muerte, tales normas se encuentran en el código sanitario, en el reglamento del registro civil y en el código civil, entre estas medidas podemos señalar: certificación del médico que asistió al difunto inscripción del deceso en el libro de defunciones del registro civil prohibición de sepultar el cadáver sin autorización del oficial del registro civil de la comuna en que ocurrió la defunción.

CASO DE LOS COMURIENTES.

Puede ocurrir que 2 o más personas llamadas a sucederse recíprocamente o una a la otra, mueren en un mismo acontecimiento, siendo difícil determinar quien falleció primero. El CC. Soluciona este problema regulando a los conmurientes. Art. 79 CC. Es un caso de presunción simplemente legal (puede ser destruida) se procederá como si dichas personas hubiesen perecido en un mismo momento y ninguna de ellas hubiese sobrevivido a las otras, por ende, no habrá entre ellas sucesión por causa de muerte.

LA MUERTE PRESUNTA.

Es la declarada por el juez, en conformidad a las reglas legales, respecto de

un individuo que ha desaparecido y de quien se ignora si vive o no.

PROCEDIMIENTO. Del artículo 80 y siguientes, se desprende que deben concurrir 4 requisitos: debe ser declarada por sentencia judicial declaración se haga de conformidad al procedimiento del CC. el individuo debe haber desaparecido, ausentado de su domicilio no se tengan noticias de su existencia. Puede pedir la declaración de muerte presunta. Cualquier persona que tenga interés en ella (interés pecuniario subordinado a la muerte del desaparecido, no pueden pedirla los acreedores del ausente, porque su interés pecuniario no está subordinado a la muerte del desaparecido)

Juez competente: el juez del último domicilio que el desaparecido haya tenido en Chile.

Formalidades que deben cumplirse para obtener la declaración de muerte presunta:

Interesados deben justificar que se ignora el paradero del desaparecido, han hecho las diligencias para averiguar tal paradero (debe probarse por testigos juez puede decretar medidas necesarias) Citación del desaparecido: debe hacerse hasta por 3 veces en el diario oficial corriendo más de 2 meses entre cada citación, por ende 4 meses corren a lo menos entre la primera y tercera citación. Intervención del defensor de ausentes. Inserción de la sentencia en el diario oficial, deben haber transcurrido tres meses al menos desde la última citación. Transcurso de cierto plazo mínimo desde las últimas noticias del desaparecido, a lo menos 5 años desde la fecha de las últimas noticias del desaparecido.

Periodos que establece la ley tratándose de la muerte presunta.

Periodo de mera ausencia. Al término de este se declara la muerte presunta. Comienza con la fecha de las últimas noticias del desaparecido y dura hasta el día en que se decreta la posesión provisoria o definitiva de sus bienes. (por regla general son 5 años, salvo algunas excepciones)

Periodo de posesión provisoria. Este periodo comienza con el decreto del juez que concede la posesión provisoria y termina con el decreto que otorga la posesión definitiva de los bienes del desaparecido. Se dicta la resolución que concede la posesión provisoria, transcurrido 5 años desde la fecha de las últimas noticias del desaparecido.

Periodo de posesión definitiva.

Se inicia con el decreto del juez que concede la posesión definitiva de los bienes del desaparecido. La regla general es transcurridos 10 años desde la fecha de las últimas noticias del desaparecido.

FECHA PRESUNTIVA DE MUERTE. Conforme al artículo 81 N° 6 CC. El juez fijara como día presuntivo de la muerte el último del primer bienio, contado desde la fecha de las últimas noticias.

Persona que recibió una herida grave en la guerra o le sobrevino peligro semejante: si han transcurrido 5 años, fijara el juez como día de la muerte, el del día de la acción de guerra o peligro, y si no es posible determinar tal día, el juez adoptara un término medio entre el comienzo y fin de la acción bélica o peligro.

Persona que se encontraba en una nave o aeronave perdida: el artículo 81 N°8 del CC. Modificado por la ley 20.577 del 2012. Establece que el día será a los 3 meses desde las últimas noticias de la nave o aeronave.

Persona que desaparece el día de un sismo o catástrofe: la ley 20.577, establece que la fecha presuntiva será de 6 meses desde el sismo o catástrofe.

Esta ley 20.577, modifica el artículo 95 del CC. En los siguientes términos. Toda vez que la desaparición de una persona se hubiere producido en circunstancias tales que la muerte pueda ser tenida como cierta, aun cuando su cadáver no fuere hallado, el juez del último domicilio que el difunto haya tenido en Chile, a solicitud de cualquiera que tenga interés en ello, podrá tener por comprobada su muerte para efectos civiles y disponer la inscripción de la resolución correspondiente en el Servicio de Registro Civil e Identificación. Igual regla se aplicará en los casos en que no fuere posible la identificación del cadáver.

EFECTOS DEL DECRETO DE POSESION PROVISORIA Y DEFINITIVA.

Efectos del decreto de posesión provisoria. Este decreto tiene como efectos: la disolución de la sociedad conyugal o el régimen de participación en los gananciales apertura y publicación del testamento la emancipación legal de los hijos que se hallaban bajo patria potestad del padre o la madre desaparecidos se da la posesión provisoria de los bienes del desaparecido a los herederos presuntivos, no habiéndolos, se declara yacente la herencia marca el inicio del computo del plazo de 180 días o 1 año, para que los herederos o demás personas actualmente interesadas, provoquen el juicio de impugnación de paternidad de un hijo atribuido al desaparecido.

Efectos del decreto de posesión definitiva. Este decreto tiene como efectos: se disuelve el matrimonio a consecuencia de la declaración de muerte presunta. No basta con esta declaración, se requiere además lo que establece el artículo 43 de la ley de matrimonio civil. se pueden ejercer los derechos subordinados a la muerte del desaparecido, se refiere a esto el artículo 91 CC. apertura de la sucesión del desaparecido, sin no antecedió posesión provisoria Cancelación o alzamiento de las cauciones y cesación de las restricciones para vender o hipotecar partición de bienes, conforme a las reglas generales se producirán todos los efectos de la posesión provisoria, en el caso que esta no hubiese operado.

EVENTUAL REVOCACION DEL DECRETO DE POSESION DEFINITIVA. Existen causales en razón de las cuales la ley permite pedir la revocación del decreto de posesión definitiva, estas son: si se tuvieran noticias exactas de la existencia del desaparecido noticias exactas de la muerte real del desaparecido si el presunto muerto reaparece. Pueden pedir esta revocación: el desaparecido en cualquier momento legitimarios habidos durante el desaparecimiento (cónyuge, durante el

desaparecimiento, descendientes) tienen el plazo de la acción de petición de herencia. Los efectos: estos sólo aprovechan a quienes pidieron la revocación, se recuperan los bienes del desaparecido en el estado en que se encuentren. El haber ocultado la verdadera muerte o existencia del desaparecido, constituye mala fe.

ATRIBUTOS DE LA PERSONALIDAD.

Son las propiedades o características inherentes a toda persona. Importan al mismo tiempo, una serie de ventajas o prerrogativas y un conjunto de deberes y obligaciones. Capacidad de goce. La nacionalidad. El nombre. El domicilio. El estado civil. El patrimonio.

DERECHOS DE LA PERSONALIDAD.

Son los que tienen por fin defender intereses humanos ligados a la esencia de la personalidad.

Derecho a la vida. Derecho a la integridad física o corporal. Derecho de disposición del propio cuerpo y del propio cadáver. Derecho al libre desarrollo de la propia actividad. Derecho a la libertad de locomoción, residencia, domicilio. Derecho a la libertad matrimonial, libertad contractual y comercial. Derecho a la libertad de trabajo.

Derecho al honor. Derecho a la imagen. Derecho moral de autor y de inventor. Derecho al secreto epistolar, telegráfico y telefónico.

TEMA 4 (Cédula 31) Persona jurídica.

CONCEPTO Y CARACTERISTICAS.

El CC. Se refiere al concepto de persona jurídica en el artículo 545. Se llama persona jurídica una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicialmente.

Elemento material: conjunto de personas o bienes con una finalidad común.

Elemento ideal: reconocimiento explicito por parte de la autoridad de su individualidad, de su capacidad de actuar en el mundo jurídico.

CLASES DE PERSONAS JURIDICAS.

Se dividen en personas jurídicas de derecho público y derecho privado. Personas jurídicas de derecho público: estas son el Estado - la Nación el Fisco las Municipalidades las Iglesias las comunidades religiosas y establecimientos que se costean con fondos del erario.

Personas jurídicas de derecho privado: se clasifican en personas jurídicas sin fines de lucro y con fines de lucro. Sin fines de lucro:

Corporaciones: conjunto de individuos asociados para la obtención de un fin común que no tenga un carácter lucrativo. Fundaciones: es un conjunto de bienes destinado por uno o más individuos a un fin benéfico o de interés general.

Con fines de lucro, son las sociedades, estas pueden ser:

Civiles o comerciales: según sea la naturaleza del objeto social. De personas o de capital: según la importancia que se le asigna a las personas (socios) o al capital aportado por estos. Colectivas, en comanditas, anónimas y de responsabilidad limitada: según la organización interna y las modalidades de su relación con terceros.

SU DIVERSO REGIMEN LEGAL.

Personas

jurídicas

de

derecho

público

están

reguladas

en

cuanto

a

su

organización

y

administración

por

la

CPR.

Leyes

administrativas

reglamentos de los servicios públicos. Lo anterior no significas que estas qued en excluidas de la regulación del CC. Rige el Art. 2497 CC. Respecto a la prescripción. También debemos considerar que el Fisco en sus relaciones contractuales con los particulares, queda sujeto a las normas del CC. Como cualquier otro contratante.

Las Municipalidades son reguladas por LOC. de Municipalidades 18.695. Iglesias y Comunidades religiosas se rigen por sus constituciones y leyes canonícas. Establecimientos que se costean con fondos del erario, no todos los establecimientos que se costean con fondos del erario son personas jurídicas de derechos público, en realidad lo son, los establecimientos públicos, estas son ramas de los servicios generales del estado o municipios, son reguladas por este.

Las personas jurídicas de derecho privado se encuentran reguladas por diversas leyes. CC. artículos 545 al 564. Corporaciones o asociaciones y fundaciones. Arts. 2053 al 2115, respecto de las sociedades. C.Com. Arts. 348 y siguientes, acerca de la sociedad. Ley 3.918 sobre Sociedades de Responsabilidad limitada, además DS. 587 del Ministerio de Hacienda. C. Del Trabajo. Cuando se alude a las organizaciones sindicales. DL. 2.757 y 3.163 Asociaciones gremiales. Ley 19.499 saneamiento de vicios formales que afectan a las sociedades Ley 19.857 sobre empresas individuales de responsabilidad limitada. Ley 20.393 responsabilidad penal de las personas jurídicas, por la comisión de ciertos delitos.

EL PROBLEMA DE SU NATURALEZA.

Existe una extensa discusión doctrinaria con teorías que aceptan y otras que niegan las personas jurídicas.

Teorías que la aceptan. Teoría de la ficción: solo existen las personas naturales, siendo las personas jurídicas entes fictos. El derecho subjetivo es un poder atribuido a la voluntad, y en tal sentido, solo las personas naturales pueden ser sujetos de derecho. Sin embargo, agrega Savigny, el derecho positivo puede modificar esto y darle capacidad jurídica a seres fictos (personas jurídicas) esta es la teoría que acepta nuestro código. Teoría de la realidad: postula que las personas jurídicas no son entes ficticios, sino poderosas individuales sociales, se trata de organismos sociales (realidad objetiva)

Teorías que la niegan. Teoría del patrimonio colectivo: la idea de personalidad jurídica es falsa, en verdad estamos ante una propiedad colectiva, que existe junto a la propiedad individual, concluye Planiol, afirmando que no puede haber sobre la tierra, otros titulares de derecho que los hombres. Teoría del Patrimonio de Afectación: postula esta teoría que los derechos y obligaciones no tienen necesariamente por base a las personas. Existirían patrimonios sin dueño, basados a la afectación de un fin único de todos los bienes que forman parte de ellos.

ATRIBUTOS DE LAS PERSONAS JURIDICAS.

Las personas jurídicas carecen de Estado Civil, los atributos de ellas se reducen

a los siguientes:

Nombre y domicilio: generalmente la fundación lleva el nombre de su fundador, la corporación el objeto que persigue. En cuanto al domicilio, debemos tener en consideración los arts. Del CC. Y 142 del COT.

Capacidad: está expresamente reconocida a la persona jurídica, pero por su naturaleza, esta capacidad está restringida a los derechos patrimoniales.

Nacionalidad: el sistema dominante considera como nacionalidad de las corporaciones y fundaciones, la del país en que se constituyen y conforme a cuya legislación obtienen la personalidad jurídica.

Patrimonio: su patrimonio es propio e independiente del de sus miembros o administradores, esto se encuentra consagrado en nuestro CC. Arts. 549 y 563.

CONSTITUCION, ORGANIZACIÓN Y RELACIONES INTERNAS.

Constitución. Es importante señalar un cambio sustancial en la obtención de personalidad jurídica de corporaciones y fundaciones, la ley 2.500 que entra en vigencia en febrero del 2012 introdujo modificaciones al libro I del CC. Ahora, en lugar del antiguo régimen en que se solicitaba al presidente de la república la concesión de la personalidad jurídica, se pasa a un régimen de registro, la petición para constituir la asociación o la fundación, se tramita ante el municipio. Y esta se constituye como tal, por el sólo ministerio de la ley, mediante su inscripción en el registro nacional de personas jurídicas sin fines de lucro.

Constitución de las corporaciones o asociaciones y fundaciones: el acto constitutivo es solemne, debiendo constar en escritura pública o escritura privada suscrita ante notario. Será necesario: individualizar a quienes comparecen otorgándolo expresar la voluntad de constituir una persona jurídica reproducir y aprobar los estatutos designar a las autoridades inicialmente encargadas de dirigir la persona jurídica. Luego debe procederse a depositar el acto constitutivo y este puede ser objetado o aprobado por el secretario del municipio. El plazo para el deposito del acto constitutivo es de 30 desde que se realizo el acto de constitución, en la secretaria de la municipalidad. Secretario de la municipalidad, puede objetar el acto constitutivo, esta objeción debe ser fundada y dentro de los 30 días a la fecha del deposito, será notificada al solicitante por carta certificada. La persona jurídica en formación, deberá subsanar las observaciones en un plazo de 30 días. Transcurrido el plazo sin observaciones, se entenderá por el sólo ministerio de la ley que el secretario no objeta la constitución de la organización. El secretario municipal de oficio y dentro de 5to día, archivara copia de los antecedentes de la persona jurídica y los remitirá al servicio de registro civil e identificación, a menos que el interesado pida formalmente hacer la inscripción. Recibidos los antecedentes, el servicio de registro civil e identificación inscribe en el registro nacional de personas jurídicas. Desde ese momento la asociación o fundación gozara de personalidad jurídica.

Organización y relaciones internas.

Estos aspectos se encuentran regulados en los estatutos, que son el conjunto de reglas que rigen la organización, funcionamiento y disolución o extinción de la corporación, asociación o fundación. Los estatutos deben contener: duración de la persona jurídica (a menos que sea indefinida) indicación de los fines que persigue bienes que forman el patrimonio inicial y la forma en que se aportan (si los hubiere) disposiciones de los órganos de administración, integración y atribuciones disposiciones relativas a la reforma de estatutos. En cuanto a los estatutos de las asociaciones y corporaciones, deberán contener también: determinación de los derechos y obligaciones de los asociados condiciones de incorporación de asociados forma y motvos de exclusión de asociados aportes ordinarios y extraordinarios de los asociados. A su vez, los estatutos de las fundaciones deben contener: bienes o derechos que aporta su fundador reglas de aplicación de los recursos a sus fines reglas para la determinación de los beneficios.

ACTUACION

DE

LAS

PERSONAS

JURIDICAS

EN

LA

VIDA

DEL

DERECHO, SU REGIMEN DE RESPONSABILIDAD. La voluntad de la corporación o asociación, se manifiesta en la asamblea, compuesta por la mayoría de sus miembros que tengan voto deliberativo, la voluntad de la mayoría de la asamblea, es la voluntad de la persona jurídica. La dirección y administración de una asociación o corporación, recaerá en un directorio de al menos 3 miembros.

Régimen de responsabilidad. Los estatutos de una persona jurídica, tienen fuerza obligatoria sobre toda ella, sus miembros están obligados a obedecerlos bajo las sanciones que los mismos estatutos impongan.

La potestad disciplinaria se ejercerá a través de una comisión de ética, tribunal de honor, u otro órgano similar. Los delitos de fraude, dilapidación y malversación de fondos, se castigaran con arreglo a sus estatutos, sin perjuicio de lo que dispongan sobre estos delitos las leyes comunes. En lo relativo a la responsabilidad de las personas jurídicas, por regla general, esta debe circunscribirse a la responsabilidad civil, ya que la responsabilidad penal solo puede hacerse efectiva en las personas naturales. Responderán civilmente por hechos punibles, quienes actuaron a nombre de ella. Excepcionalmente las personas jurídicas pueden tener responsabilidad penal, por la comisión de los delitos de lavado de activos financiamiento del terrorismo y cohecho a funcionario público nacional e internacional. Las sanciones penales pueden ser: disolución de la persona jurídica o cancelación de la personalidad jurídica prohibición temporal o perpetua de celebrar actos y contratos con los organismos del estado pérdida total o parcial de beneficios fiscales o prohibición absoluta de percibirlos por un tiempo determinado multa a beneficio fiscal de 200 a 20.000 UTM.

EXTINCION DE LA PERSONALIDADJURIDICA.

Disolución de las corporaciones o asociaciones: esta se puede producir por vencimiento del plazo de su duración por acuerdo de la asamblea general extraordinaria de acuerdo a sus estatutos. La disolución constara en un decreto alcaldicio. Por sentencia ejecutoriada en caso de estar prohibida por la constitución y las leyes infringir gravemente sus estatutos haberse realizado íntegramente su fin hacerse imposible la realización de su fin. Por causas previstas en sus estatutos.

Disolución de las fundaciones: estas pueden disolverse por causales aplicables a las corporaciones destrucción de los bienes destinados a su manutención.

TEMA 5 (Cédula 12-40) Acto jurídico.

CONCEPTO Y CARACTERISTICAS PRINCIPALES.

Un de las formulas más sencillas dice que el acto jurídico es la declaración de voluntad de una o más partes dirigida a un fin práctico, reconocido y reconocido por el derecho objetivo.

Otra definición más moderna hace resaltar los caracteres vinculante, perceptivo y regulador de interés del acto negocial. La declaración o declaraciones de voluntad de uno o más sujetos que, dentro de los límites señalados a la autonomía privada, regulan por sí mismo, en forma vinculante y perceptiva, sus propios intereses jurídicos.

CARACTERISTICAS PRINCIPALES. Es importante determinar las características de los actos jurídicos. Porque si un hecho voluntario y licito no tiene una reglamentación especial y reúne las características del acto jurídico, le serán aplicables los principios generales del acto jurídico. Es una declaración o un conjunto de declaraciones de voluntad.

La voluntad de los declarantes persigue un fin práctico lícito.

El fin práctico perseguido se traduce en efectos jurídicos, que se atribuyen o reconocen por el ordenamiento jurídico a la voluntad de los declarantes.

Con el acto, los sujetos regulan sus propios intereses.

La regulación es preceptiva, o sea, impone normas de autonomía privada.

Las declaraciones que envuelven los actos jurídicos son vinculantes, comprometen, auto obligan a quienes las emiten.

Clasificaciones legales y doctrinarias.

La clasificación de los actos jurídicos se hace con los fines de saber cómo nacen y se perfeccionan determinar la naturaleza de los derechos y obligaciones que generan, como se ejercen y se cumplen determinar cómo se extinguen.

CLASIFICACIONES LEGALES Y DOCTRINARIAS.

CLASIFICACIONES LEGALES. Nuestro CC. No formulo una clasificación de los actos jurídicos, sino de los contratos, esto no es extraño, ya que la teoría de los actos jurídicos se genera mucho después de la entrada en vigencia del Código Civil. La clasificación legal de los contratos se encuentra contenido en los Artículos 1439 y siguientes.

Unilaterales y bilaterales. Art. 1439 CC. (de acuerdo al número de partes que se requiere para que se perfeccione el acto jurídico) Unilaterales: aquellos que para formarse requieren de la declaración o manifestación de voluntad de una sola parte. Los actos jurídicos unilaterales pueden ser Unipersonales o Pluripersonales. Unilateral Unipersonal: es aquel que requiere la voluntad de una sola persona (testamento) Unilateral Pluripersonal: es aquel en que, si bien estamos ante la declaración de una voluntad, esta se forma por la manifestación de voluntad de diversos

individuos. (varias personas integran una sola parte). La doctrina distingue los unilaterales pluripersonales colectivos y complejos. Unilaterales Pluripersonales Colectivos: constituidos por 2 o más declaraciones de voluntad que, teniendo un mismo contenido, se suman sin fundirse, para formar la expresión de la voluntad colectiva. (mirando el acto jurídico desde afuera, la manifestación de voluntad es una sola, mirado desde adentro, la manifestación de voluntad es el resultado de la suma de diversos actos que no se funden, manteniendo su individualidad) como los acuerdos de un directorio. Unilaterales Pluripersonales Complejos: son aquellos que conteniendo 2 o más declaraciones de voluntad que, teniendo un mismo contenido y fin, se funden en una sola manifestación de voluntad, como el acuerdo de los comuneros. A su vez, estos actos unilaterales pluripersonales complejos, van a ser de complejidad igual o de complejidad desigual, atendiendo a si la voluntad de un declarante tiene o no la misma importancia de la de otro declarante. Bilaterales: aquellos que para perfeccionarse requieren el acuerdo de 2 o más partes. Se habla de partes y no de personas atendiendo a que una parte puede estar contenida por 2 o más personas que en su conjunto constituyen un centro de interés. Nuestro Código Civil en su Art. 1438 hace sinónimos los conceptos de Convención y Contrato, incurriendo, con esto, en error. El acto jurídico bilateral o convención se define como el acuerdo de voluntades, que tiene por objeto crear, modificar, transferir o extinguir derechos y obligaciones. Cuando la convención tiene por objeto crear derechos y obligaciones, estamos frente a un contrato. De acuerdo a lo anterior, podemos decir que existe una relación de género a especie entre la convención y el contrato, siendo la convención el género y el contrato una especie de convención.

Actos jurídicos gratuitos o de beneficencia y actos onerosos. Art. 1440 CC. (atendiendo a la finalidad perseguida)

Actos jurídicos Gratuitos: solo tienen por objeto la utilidad de una de las pertes, sufriendo la otra el gravamen. Actos jurídicos Onerosos: tienen por objeto la utilidad de ambos contratantes, gravándose cada uno en beneficio del otro. Actos o contratos conmutativos o aleatorios. Art. 1441 CC. Esta es una subdivisión de los contratos onerosos, atendiendo a la determinación de la equivalencia de las prestaciones.

Actos jurídicos Conmutativos: las prestaciones de ambas partes se miran como equivalentes. Actos jurídicos Aleatorios: estos se producen cuando el equivalente consiste en una contingencia incierta de ganancia o perdida.

Actos jurídicos Principales o Accesorios. Art. 1442 CC. (atendiendoa si pueden o no subsistir por si solos)

Actos Jurídicos Principales: subsiste por si mismo, sin necesidad de otra convención. Acto jurídico Accesorio: tienen por objeto asegurar el cumplimiento de una obligación principal, de manera que no pueden existir sin la obligación principal.

Actos Jurídicos Reales, solemnes y consensuales. Art. 1443 CC. (atendiendo a los requisitos que exige la ley para su perfeccionamiento)

Actos jurídicos Reales: son aquellos que se perfeccionan con la entrega o tradición de la cosa a que se refieren. Actos jurídicos Solemnes: son aquellos que están sujetos a la observancia de ciertas formalidades que exige la ley para que el acto produzca efectos civiles; en

estos casos la ley exige una solemnidad en atención a la naturaleza del acto mismo. Actos jurídicos Consensuales: son aquellos que se perfeccionan por el solo consentimiento.

CLASIFICACION DOCTRINARIA.

Actos jurídicos de Familia y Patrimoniales. Actos de Familia: se refieren a la situación de una persona dentro de su familia y a sus relaciones con los restantes integrantes de la misma. Actos Patrimoniales: son aquellos destinados a crear, modificar, transferir, transmitir o extinguir un derecho patrimonial o valuable en dinero.

Actos instantáneos, de ejecución diferida, de tracto sucesivo e indefinidos. (atendiendo a su permanencia en el tiempo) Actos jurídicos Instantáneos: producen sus efectos inmediatamente celebrado el acto. Actos jurídicos de ejecución diferida: son aquellos cuyos efectos se van cumpliendo progresivamente, en el plazo estipulado por las partes o el que corresponda a la naturaleza de la obligación (en este último caso, estamos ante un plazo tácito, definido por el artículo 1494 como el indispensable para cumplir la obligación). Actos jurídicos de Tracto sucesivo: son aquellos que en el período de tiempo establecido por la ley o acordado por las partes, van renovando sus efectos. El contrato se cumple íntegramente, pero acto seguido se renuevan sus efectos. Actos jurídicos Indefinidos: Los actos jurídicos de duración indefinida, suponen que el contrato se celebra sin pactar un plazo extintivo, y con la intención de que la relación jurídica permanezca en el tiempo.

Actos jurídicos entre vivos y por causa de muerte. (según si requieren la muerte de una persona para producir sus efectos)

Actos jurídicos entre vivos: no requieren la muerte de una de las personas ara producir sus efectos. Actos jurídicos por causa de muerte: requieren la muerte del ejecutante para producir sus efectos.

Actos jurídicos Constitutivos, Traslaticios y Declarativos. (atendiendo al efecto jurídico producido) Actos jurídicos Constitutivos: son aquellos mediante los cuales se crea o constituye un derecho o situación jurídica. Actos jurídicos Traslaticios: son aquellos mediante los cuales se transfiere un derecho ya existente. Actos jurídicos Declarativos: son aquellos que tienen por objeto singularizar un derecho ya existente en el patrimonio de una persona.

Actos jurídicos Puros y simples o Sujetos a modalidad. (en atención a si producen sus efectos normalmente, o si se insertan en ellos modalidades) Actos jurídicos Puros y simples: son aquellos que inmediatamente celebrados, hacen nacer un derecho que puede ejercerse sin mayor dilación. Actos jurídicos Sujetos a modalidad: son aquellos que están supeditados en sus efectos a clausulas restrictivas.

Actos jurídicos Nominados o Innominados. (atendiendo a si se encuentran o configurados en la ley) Actos jurídicos Nominados: se encuentran configurados en la ley. Actos jurídicos Innominados: no se encuentran configurados en la ley.

Actos jurídicos de Administración o Disposición. (atendiendo a la extensión de las facultades que entregan a las personas que actúan en interés de otras) Actos jurídicos de administración: son aquellos que tienden a la conservación e incremento del patrimonio.

Actos de disposición: son aquellos que permiten al titular disminuir el patrimonio o el conjunto de bienes que tiene a su cargo, mediante enajenaciones que escapan del giro ordinario de la administración.

Actos jurídicos Verdaderos o Simulados. (en atención a la sinceridad de los contratantes) Actos jurídicos Simulados: en estos actos se pueden dar hipótesis de simulación absoluta, esta se produce cuando las partes han simulado un contrato que en verdad no existe (simulo vender los muebles de mi casa a un tercero con el fin de evitar el embargo), o se puede dar una hipótesis de simulación relativa, existe un contrato oculto tras uno simulado (una compraventa, cuando en verdad, estoy realizando un comodato) Actos jurídicos Verdaderos: son los actos que no son simulados.

ESTRUCTURA DE EXISTENCIA Y VALIDEZ.

Son condiciones de existencia del acto jurídico aquellas sin las cuales no puede formarse, no puede nacer a la vida del derecho. Son condiciones de validez aquellas que, si bien pueden faltar en el acto, su concurrencia le da una existencia sana.

REQUISITOS DE EXISTENCIA DEL ACTO JURIDICO. Voluntad objeto causa solemnidades cuando la ley las exige.

Voluntad: es el movimiento o cambio interior, sicológico, que determina a la acción. Es el libre querer interno de lograr un fin determinado por medio de la acción. En los actos unilaterales se habla de voluntad, en los actos bilaterales se habla de consentimiento que es el acuerdo de las voluntades de 2 o más personas dirigido a lograr un resultado jurídico.

Para que la voluntad sea considerada por el derecho es preciso que sea seria y que se exteriorice.

Objeto: nuestro CC. Sigue la corriente del objeto sobre que recae una prestación. Dice el CC. Art. 1460 CC. “toda declaración de voluntad debe tener por objeto una o más cosas que se trata de dar, hacer o no hacer. El mero uso de la cosa o la tenencia puede ser objeto de la declaración” La Causa: este requisito del acto jurídico es ampliamente discutido por la doctrina, existen los Causalistas, dicen que el acto jurídico requiere como supuesto esencial para su existencia, que tenga una causa. Por otro lado los anticausalistas, dicen que para la existencia del acto jurídico bastan la voluntad y el objeto. Otra discusión es si el legislador, ubica la causa en la obligación o en el contrato. Nuestro Código Civil es ambiguo y no establece claridad con respecto a la causa, el Art. 1467 CC. Habla de causa en la obligación y en el contrato, esto en los siguientes términos: “no puede haber obligación sin causa real y licita; pero no es necesario expresarla. La pura liberalidad o beneficencia es causa suficiente. Se entiende por causa el motivo que induce al acto o contrato; y por causa ilícita la prohibida por la ley, o contraria a las buenas costumbres o al orden público. Así la promesa de dar algo en pago de una deuda que no existe, carece de causa; y la promesa de dar algo en recompensa de un crimen o de un hecho inmoral, tiene una causa ilícita.” Las distintas doctrinas son:

Doctrina Clásica: centra el estudio en las obligaciones que emanan de los contratos y se pregunta ¿Por qué el contratante asumió la obligación? La respuesta es la causa.

Doctrina Italiana: centra el estudio en la causa del contrato y dice que esta no es subjetiva, esta se encuentra en la función económica social que el derecho reconoce como relevante para sus fines. Doctrina del móvil o motivo determinante: también se refiere a la causa del acto o contrato y no de la obligación. La causa es el móvil o motivo determinante que impulso al autor a celebrar el contrato. En definitiva debemos distinguir:

Causa del acto o contrato: es el motivo que induce a su celebración (sicológicos, individuales y subjetivos) Causa de la obligación: el legislador sigue la doctrina tradicional, la causa es abstracta e idéntica para cada categoría de contratos. Contratos bilaterales: la causa de la obligación de una de las partes, es la prestación de la otra parte. Contratos Reales: la entrega de la cosa y de quien restituye, es la entrega que anteriormente le habían realizado a el. Contratos gratuitos: Pothier formula un criterio objetivo, formula que en estos contratos la causa es la pura liberalidad.

Formalidades: son los requisitos externos con que algunos actos, según la ley, deben celebrarse. Existe una relación de género a especie entre las formalidades y las solemnidades, estas son una especie de formalidad.

Las solemnidades: son los requisitos externos prescritos por la ley como indispensables para la existencia misma del acto.

REQUISITOS DE VALIDEZ DE LOS ACTOS JURIDICOS.

Voluntad no viciada: la voluntad puede viciarse por la existencia de algún vicio de la voluntad, tales como: error fuerza dolo parte de la doctrina agrega la lesión.

Capacidad de las partes. Objeto licito. Causa licita.

EFECTOS DEL NEGOCIO JURIDICO.

Son la visión que tiene el legislador del fin práctico. Es la conversión de este a un fin jurídico. Estos efectos se clasifican en:

Efectos esenciales: son determinados por la ley y se producen como obligada consecuencia de su celebración (las partes no pueden sustraerse a ellos) Efectos no esenciales: se encuentran establecidos por la ley, pero pueden ser eliminados, siendo posible sustraerse a su aplicación, sin que su omisión afecte la existencia o validez del acto. Efectos accidentales: son aquellos que las partes pueden incorporar en virtud de la autonomía privada. Otra clasificación:

Efectos directos: surgen como consecuencia inmediata y directa de la celebración del acto jurídico. Efectos indirectos: no surgen como consecuencia inmediata y directa de la celebración del acto jurídico, sino que resultan de ciertas relaciones o situaciones jurídicas que son producto, a la vez, de un acto jurídico.

Los efectos del acto jurídico se producen entre las partes y frente a los terceros. En principio, los actos jurídicos sólo producen efectos, esto es, derechos y obligaciones entre las partes, y no aprovechan ni perjudican a las personas que no contribuyeron a celebrarlos.

Efectos de los actos jurídicos respecto de terceros: excepcionalmente, el acto puede producir efectos respecto de terceros.

Terceros: toda persona que no ha participado n ha sido válidamente representada en la generación del acto. Terceros absolutos: personas extrañas a la formación del acto y que no están ni estarán en relaciones jurídicas con las partes. Terceros relativos: son los que están o estarán en relaciones jurídicas con las partes, sea por su propia voluntad o la de la ley. (causahabientes o sucesores a titulo universal o singular) En los actos jurídicos bilaterales como:

Estipulación a favor de otro Art. 1449 CC. Son parte el estipulante y el obligado, sin que tenga la calidad de tal el tercero beneficiado. Promesa del hecho ajeno Art. 1450 CC. Son parte el promitente del hecho y el beneficiario, sin que tenga tal calidad el tercero que puede resultar obligado. Excepción: hay casos en que los efectos del acto jurídico alcanza a ciertos terceros absolutos. (pago de buena fe al que está en posesión del crédito, acreedor aparente,) Actos que por su propia naturaleza, exigen y producen efectos absolutos, como los actos de familia.

INEFICACIAS.

CONCEPTO Y FORMAS DE INEFICACIA.

Ineficacia en sentido amplio: cuando el acto no genera sus efectos propios o deja de producirlos por cualquier causa, sea intrínseca o inherente a la estructura del acto mismo, sea que dicha causa consista en un hecho extrínseco o ajeno a el. Ineficacia en sentido estricto: supone un acto jurídico existente y válidamente formado y, por consiguiente, susceptible de ejecución, pero que

no produce efectos o queda privado de ellos por causa de un hecho posterior y ajeno al acto mismo.

En cuanto a las formas de ineficacias:

son intrínsecas las siguientes. Ineficacia por la omisión de un requisito esencial para la existencia de un acto jurídico: esta ineficacia se llama inexistencia, impide que el acto nazca a la vida del derecho y produzca efectos. (hay parte de la doctrina que reconoce la inexistencia en el CC. también hay quienes creen que el CC. No sanciona la inexistencia.) Ineficacia por la omisión de un requisito esencial para la validez de un acto jurídico: esta ineficacia se llama Nulidad, el acto produce todos los efectos que le son propios, hasta que se declara la nulidad. Nulidad: es la sanción legal establecida para la omisión de los requisitos y formalidades que se prescriben para el valor de un acto según su especie y la calidad o estado de las partes. Nulidad Absoluta: es la sanción legal impuesta a los actos celebrados con omisión a un requisito exigido en consideración a la naturaleza o especie del acto. Nulidad Relativa: es la sanción legal impuesta a los actos celebrados con prescindencia de un requisito exigido en atención a la calidad o estado de las partes.

Son extrínsecas. Ineficacia de un acto jurídico válidamente formado: esta se relaciona con la ineficacia en sentido estricto y se produce por causales extrínsecas, tales como:

La suspensión: esta se produce cuando los efectos del acto jurídico se encuentran subordinados a la ocurrencia de un hecho, y este todavía no se ha verificado.

Resolución: Los efectos de un acto jurídico pueden cesar y eliminarse la eficacia de los ya producidos, si sobreviene un hecho determinado. Por ejemplo, en el caso de la condición resolutoria tácita (art. 1489). Revocación: Se trata de una declaración unilateral de voluntad, que consiste en

la retractación de un acto jurídico precedente, incluso bilateral, cuando la ley así lo

autoriza. El desistimiento unilateral: Opera cuando una de las partes decide y comunica

a la otra el término de la relación contractual (a diferencia de la revocación, que

puede operar respecto de actos jurídicos unilaterales y excepcionalmente, bilaterales). Este es ciertamente un derecho excepcional y puede ejercitarse sólo cuando la ley lo establece o los contratantes lo pactan. Usualmente, opera en los contratos de plazo indeterminado, como por ejemplo el desahucio en el contrato de arrendamiento pactado mes a mes y de duración indefinida (art. 3°, Ley N° 18.101 sobre arrendamiento de predios urbanos y artículo 1951 del Código Civil). Caducidad: esta expresión tiene variadas significaciones:

Perdida de un derecho por no haberse hecho valer por su titular en el lazo legal o convencional Extinción de una relación jurídica a causa de hechos sobrevinientes. ineficacia de un acto jurídico que se produce por el solo ministerio de la ley a causa de hechos sobrevinientes. Inoponibilidad: es la ineficacia de un acto jurídico o la ineficacia de su nulidad, respecto de ciertos terceros, por no haber cumplido las partes algún requisito externo, dirigido precisamente a proteger a los terceros.

Efectos. Toda nulidad debe ser judicialmente declarada para que produzca sus efectos. Efectos respecto de las partes: dispone el Art. 1960 CC. Que los efectos se producen con relación a las partes en cuyo favor se ha decretado.

Principio general Art. 1687 inciso 1 CC. Da derecho a las partes a ser restituidas al mismo estado en que se hallarían si no hubiese existido el acto. El acto no engendro obligaciones o las engendro pero no se han cumplido:

la nulidad las extingue. Art. 1567 N°8. Engendro obligaciones y se han cumplido por ambas partes: opera el Art. 1568 CC. Deben efectuarse prestaciones mutuas.

Excepciones a la regla general establecida por el Art. 1687. Declaración de nulidad por objeto o causa ilícita: se refiere a esto el Art. 1468 CC. No puede repetirse lo que se haya dado o pagado por objeto o causa ilícita a sabiendas. Situación del poseedor de buena fe: no está obligado a restituir los frutos naturales y civiles percibidos antes de la contestación de la demanda. Situación en que se encuentran las partes como consecuencia de la declaración de nulidad de un contrato por la incapacidad de una de ellas: se refiere a esto el Art. 1688 CC. si se declara nulo el contrato celebrado con una persona incapaz, el que contrató con ella no puede pedir restitución o reembolso de lo pagado o gastado en virtud del contrato, sino en cuanto probare haberse hecho más rica con ello la persona incapaz. Se entiende que se hizo más rica: las cosas pagadas o adquiridas por medio de ellas, le hayan sido necesarias o cuando las pagas o adquiridas por medio de ellas, que le hubieren sido necesarias, subsistan y quiera retenerlas. Situación de la persona que debiendo restituir la cosa adquiere su dominio por prescripción: si el acto que ocasiono la tradición se anula, también se anulara la tradición, pero esto no obsta a la adquisición de la posesión y el poseedor puede adquirir el dominio por prescripción extraordinaria.

Efectos respecto a terceros: la regla general de acuerdo al Art. 1689 CC. la nulidad judicialmente declarada da acción reivindicatoria contra terceros poseedores. La regla no distingue entre terceros de buena o mala fe.

Excepciones a la regla del 1689. Caso del poseedor que ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva:

el tercero en virtud de la tradición ha adquirido la posesión de la cosa, que le permite adquirir el dominio por prescripción. Caso del heredero indigno que enajena bienes de la herencia: declarada judicialmente la indignidad del heredero o legatario, este es obligado a la restitución de la herencia o legado con sus accesiones y frutos. Sin embargo, si el indigno ha enajenado los bienes, los herederos a quienes beneficia la declaración de indignidad tendrán acción sólo contra los terceros de mala fe. Caso del comprador que es obligado a restituir la cosa cuando se ha declarado la rescisión por lesión enorme: las enajenaciones o gravámenes que hubiera hecho el comprador sobre la cosa, antes que se pronuncie la nulidad, no quedan sin efecto como consecuencia de esta. Tendrá el comprador que purificarlas previamente.

MODALIDAD DE LOS ACTOS JURIDICOS.

Las modalidades son: toda modificación introducida por las partes o la ley en las consecuencias naturales de los actos jurídicos. Por excelencia, las únicas que ordinariamente se tienen en vista cuando se habla de modalidades son:

Condición: es un hecho futuro e incierto del cual depende el nacimiento o extinción de un derecho. Plazo: es un hecho futuro y cierto del cual depende el ejercicio o la extinción de un derecho.

La doctrina agrega el modo: una carga impuesta al adquirente de un derecho y cuyo fin es limitar este.

TEMA 6 (Cédula 18-34) Voluntad en los actos jurídicos, capacidad y representación.

REQUISITOS Y FORMAS DE MANIFESTARSE LA VOLUNTAD.

La voluntad es el movimiento o cambio interior. Sicológico, que determina a la acción. Es el libre querer interno de lograr un fin determinado por medio de la acción.

REQUISITOS. Para que la voluntad sea considerada por el derecho es preciso que sea sería y se exteriorice. Seriedad: la voluntad es seria cuando se emite por persona capaz y con el propósito de crear un vínculo jurídico. Manifestación de voluntad: mientras la voluntad permanece en el fuero interno es indiferente al derecho. Para que este la considere, es preciso que se proyecte externamente, es decir, que se declare.

FORMAS DE MANIFESTARSE.

Voluntad expresa: cuando el contenido del propósito es revelado explicita y directamente sin la ayuda de circunstancias concurrentes.

Voluntad tacita: el contenido del propósito no es revelado explicita y directamente, sino que se deduce de ciertas circunstancias concurrentes, de la conducta o comportamiento de una persona. Estos comportamientos deben ser concluyentes o unívocos, es decir, no deben ofrecer la oportunidad de diversas interpretaciones. Algunos autores agregan una tercera forma de declarar la voluntad:

Voluntad Presunta: es la que la ley deduce o supone de ciertos hechos.

VOLUNTAD Y CONSENTIMIENTO.

En los actos jurídicos unilaterales se habla propiamente de voluntad, pero en los actos bilaterales, esta toma el nombre de consentimiento. Consentimiento: es el acuerdo de voluntades de 2 o más personas dirigido a lograr un resultado jurídico.

PROCESO DE FORMACION DEL CONSENTIMIENTO.

ETAPAS. Dentro del proceso de formación del consentimiento existen 2 etapas, estas son:

La Oferta: es un acto jurídico unilateral por el cual una persona propone a otra la celebración de un contrato en términos tales que, para que este quede perfecto, basta con que el destinatario de la oferta simplemente la acepte. (la persona que hace la oferta recibe el nombre de oferente) La oferta puede ser verbal o escrita. También puede ser expresa, es la que se explicita y directamente revela el deseo de contratar, la Oferta tacita es la que revela este deseo en forma indirecta pero inequívocamente por la

concurrencia de ciertas circunstancias. La oferta puede ser a persona determinada, se dirige a un sujeto individualizado, o puede ser a persona indeterminada, se dirige a la comunidad en general.

Ofertas incompatibles e indeterminadas: estas no determinan todas las condiciones del contrato (no son propiamente ofertas) constituyen invitaciones a realizar ofertas o meras informaciones. Art. 105 C.Com. dce que las ofertas formuladas en catálogos, circulares o anuncios no son obligatorias para quienes las emiten.

La Aceptación: es un acto jurídico unilateral, por el cual, la persona a quen va dirigida la oferta, manifiesta su conformidad con ella. (la persona que acepta la oferta se denomina aceptante). La aceptación puede ser expresa, se acepta en términos directos, o tacita, se realiza un acto que importa aceptar la oferta. La aceptación puede ser pura y simple cuando se acepta en iguales términos que se realizo la oferta. Puede ser Condicional, cuando contiene reservas o modificaciones que alteran los términos de la oferta. Según el Art. 102 C.Com. la aceptación condicional importa una nueva oferta.

REGULACION. El CC. no se refiere al proceso de formación del consentimiento, sino a los caracteres que debe tener para su existencia y validez. El código de comercio otorga normas sobre el proceso de formación del consentimiento en sus artículos 97 a 108. Estas normas son de aplicación general de acuerdo con el principio que dice que el alcance de las disposiciones se determina por su propia naturaleza y no por la ubicación que tienen en determinado código.

La reglamentación se refiere a los siguientes puntos. Requisitos necesarios que debe reunir la oferta. Debe formularse por una persona capaz.

Debe hacerse con la intención de producir un vínculo jurídico. Debe exteriorizarse. Debe ser completa. Debe ser voluntaria. Debe estar exenta de vicios. Debe ser dirigida a un destinatario y comunicarse a este.

Requisitos que debe reunir la aceptación para que se forme el consentimiento:

La aceptación debe producirse mientras la oferta este vigente:

La oferta puede dejar de estar vigente por 2 causas:

Retractación: el proponente revoca la oferta o la deja sin efecto. Según el Art. 101 del C. com. El oferente puede retractarse antes que se manifieste la aceptación. en este punto, nuestra legislación sigue la doctrina clásica, el oferente no queda ligado con la oferte, salvo que expresamente fija un plazo de espera. El Art. 99 C.com. Señala que el oferente puede arrepentirse en el tiempo medio entre el envío de la propuesta y la aceptación. En estos casos la retractación es tempestiva. Existen excepciones al hecho de que el oferente pueda retractarse, en virtud de estas excepciones el oferente no podrá retractarse en los siguientes casos:

Cuando formula la oferta, se hubiese comprometido a esperar contestación o a no disponer del objeto del contrato, sino después de transcurrido un determinado plazo. Caducidad: se produce cuando el proponente muere o se incapacita legalmente. En el caso de caducidad por muerte, existe discusión ¿los herederos están obligados a respetar el plazo al cual se comprometió el oferente? Alessandri dice que no, porque el Art. 99 C.com. que obliga a celebrar el contrato a pesar de la retractación, es excepcional y debe interpretarse en forma restrictiva.

Para otros, la obligación de no retractarse como todas las obligaciones que no son personalísimas, pasa a los herederos.

La aceptación debe ser oportuna. La aceptación será oportuna cuando se da en los plazos legales o voluntario señalado por el proponente. Los plazos legales varían según si la oferta es verbal o escrita. Oferta Verbal: la aceptación debe darse en el acto de conocerse la oferta Art. 97 C.com. Oferta escrita: la aceptación debe darse dentro de las 24 horas, si el oferente y aceptante residen en el mismo lugar; o a vuelta de correo (por el correo inmediato, sin perder día) si residen en lugares distintos. Art. 98 C.com. Vencidos los plazos, la oferta se tendrá por no hecha, aun cuando hubiese sido aceptada. Si el oferente estableció plazo distinto, la oferta será oportuna dentro de este plazo. El contrato nace, aun cuando el oferente no tome conocimiento de la aceptación. Los plazos son para que se realice la aceptación, no para que el oferente tome conocimiento. En el caso que exista retractación por parte del oferente, el Art. 98 inciso final C.com. Impone al oferente la obligación de dar pronto aviso al aceptante de la retractación.

La aceptación debe ser pura y simple. el aceptante debe aceptar en los términos que recibió la oferta, de lo contrario, el consentimiento no se formara. Los cambios propuestos por el aceptante, se miran como una nueva oferta.

MOMENTO Y LUGAR EN QUE SE PRODUCE EL CONSENTIMIENTO.

En esta materia, debemos distinguir contratos entre presentes o entre ausentes. Momento en que se forma el consentimiento en los contratos entre presentes: en este caso no hay problema, ya que ambas personas se encuentran frente a frente, el consentimiento se forma en el momento que se da la aceptación. Art. 97 C.Com. se refiere a la aceptación de los contratos entre presentes cuando la propuesta se hace verbalmente, para que esta obligue al oferente, la aceptación debe darse en el acto de ser conocida por el aceptante.

Momento en que se forma el consentimiento en los contratos entre ausentes: existen teorías en relación a este tema:

Teoría de la aceptación: esta teoría afirma que el consentimiento se perfecciona desde el momento en que el destinatario de la oferta da su aceptación, aunque esta no sea conocida por el oferente, esto porque el consentimiento no se produce por el conocimiento reciproco de las voluntades de los declarantes, sino por el simple acuerdo de las voluntades exteriorizadas. Critica: este criterio no es seguro, porque la formación del consentimiento, y por ende la del contrato, queda sujeta al arbitrio del aceptante (la aceptación puede quedar en nada, si antes de enviarse, es rota la carta que la contiene.)

Teoría de la expedición: la expedición o envío de la aceptación señala el tiempo en que el consentimiento se forma, se formaría no en el momento en que la declaración de aceptación se formula, sino desde que el destinatario de la oferta se desprende de su manifestación de voluntad enviando la carta al solicitante. Critica: no corrige el defecto de la teoría de la aceptación, además es posible el retiro de las cartas antes de ser despachadas.

Teoría de la información o del conocimiento: el consentmiento se produce sólo cuando el oferente ha recibido la aceptación y ha tomado conocimiento real y

efectivo de ella, esto porque el concurso de voluntades exigido por la ley sólo se produce cuando cada parte sabe la determinación de la otra. Criticas: así como el proponente debe saber la conformidad del aceptante, este, a su vez, también debería saber la aprobación de aquel a la aceptación (sería un cuento de no acabar), además ¿Cómo podría formarse el consentimiento cuando interviene la aceptación tacita?, se añade que el criterio de la información se presta a fraude, ya que bastaría al oferente no tomar conocimiento de la correspondencia, dejando a su arbitrio el momento en que se forma el consentimiento.

Teoría de la recepción: el consentimiento se forma cuando la aceptación llego a su destino, sin que sea necesario averiguar si el proponente tomo conocimiento de ella, pues es natural suponer que recibida la correspondencia, será leida. Críticas: los partidarios de la teoría del conocimiento dicen que, si es necesario que cada parte sepa lo que la otra quiere para que se forme el consentimiento, no se cumple con este requisito en la teoría de la recepción, además si se afirma que el conocimiento real y efectivo de la aceptación no es necesario para que se forme el consentimiento, no se divisa razón de ser de las teorías creadas para determinar el momento en que se forma el consentimiento.

Nuestra legislación consagra una solución expresa, acogiendo la teoría de la declaración o aceptación. Dada la aceptación el acto queda perfecto aunque aquella sea ignorada por el proponente.

Excepciones a la regla general sobre el momento de la perfección del contrato: la regla del Art. 101 del C.Com. no es de orden público, por tanto, las partes pueden convenir que el consentimiento se forme en un momento distinto. También constituyen excepciones los contratos reales y los solemnes.

Lugar en que se perfecciona el consentimiento: esto tiene importancia por las siguientes razones: fijar la competencia del tribunal legislación aplicable aplicación en determinados casos, de las costumbres del lugar. Las teorías son las mismas para determinar el momento en que se perfecciona el consentimiento. Nuestra legislación aplica el criterio de la teoría de la aceptación o declaración.

FORMAS DE RESPONSABILIDAD A QUE PUEDE DAR ORIGEN. Esta responsabilidad se produce cuando el oferente se retracta, aun cuando esta retractación puede ser tempestiva, puede originar indemnizaciones para el destinatario de la oferta. El derecho discrecional que la legislación le da al oferente para retractarse tempestivamente (después de emitida la oferta y antes de la aceptación) puede ocasionar perjuicios al aceptante, quien pudo haber adoptado algunas medidas creyendo que el contrato se realizaría. La ley le impone al oferente la obligación de indemnizar los gastos en que hubiese incurrdo el destinatario, así como también los daños y perjuicios que este hubiese sufrido, el oferente puede exonerarse de esta obligación de indemnizar, arrepintiéndose de la retractación celebrando el contrato.

CAPACIDAD PARA OTORGAR Y CELEBRAR NEGOCIOS JURIDICOS.

CONCEPTO. En el Derecho la capacidad se define como la aptitud legal para adquirir derechos y ejercitarlos.

CLASES DE CAPACIDAD. Capacidad de goce: es la aptitud legal para adquirir derechos.

La capacidad de goce o jurídica puede concebirse sin la capacidad de ejercicio, porque el titular de un derecho puede ser, según los casos, capaz o incapaz de hacerlos valer por si mismo. Hay personas que aunque poseen el goce de derechos civiles, no tienen su ejercicio. Son los que propiamente hablando, se denominan incapaces. En principio la capacidad de goce pertenece a todos los individuos. toda persona, cualquiera sea su edad, sexo, estado y aun su nacionalidad, tiene el goce de los derechos civiles. Las incapacidades de goce son, pues, excepcionales y además especiales siempre, no conciernen más que a uno o varios derechos determinados. No puede concebirse que una persona se halle privada de todos los derechos civiles.

Capacidad de ejercicio: se llama también capacidad de obrar, es la aptitud legal de una persona para ejercer derechos y contraer obligaciones por sí mismo, sin el ministerio o autorización de otro.

INCAPACIDADES ABSOLUTAS Y RELATIVAS.

Hay que tener presente que la capacidad es la regla, todo individuo, por el sólo hecho de ser persona, tiene la capacidad de goce, pero para ejercitarlos, es preciso que tenga discernimiento, vale decir, facultad para comprender sus actos y que no esté declarado incapaz por la ley. El Art. 1446 señala que las incapacidades solo existen cuando así lo declara la ley La incapacidad puede ser absoluta o relativa.

Absolutamente incapaces: son aquellos que carecen de voluntad, suficiente juicio o discernimiento. Son absolutamente incapaces:

Los dementes.

Los impúberes. Los sordomudos que no pueden darse a entender por escrito. El Art. 1447 CC. Señala que sus actos no producen ni aun obligaciones naturales, y no admiten caución.

Relativamente incapaces: son aquellos que tienen voluntad, pero les falta experiencia o prudencia en el actuar. La incapacidad relativa permite actuar por sí mismo, pero siempre que se cuente con la autorización previa del representante del incapaz. Son relativamente incapaces:

Los menores adultos: comprende al varón mayor de 14 años y a la mujer mayor de 12 años que no han cumplido los 18 años. Disipadores que se hallan bajo interdicción de administrar lo suyo: disipador es el individuo que gasta habitualmente y en forma desproporcionada a sus haberes y sin finalidad lógica alguna. Si el disipador no ha sido puesto bajo interdicción (prohibición), es plenamente capaz.

Incapacidades Especiales (de goce): existen ciertas incapacidades de goce relativamente un derecho determinado, que son más bien prohibiciones impuestas por la ley en atención a diversas razones. Así, los Arts. 963 a 965 CC. Establecen algunas incapacidades para suceder.

OTRAS FORMAS DE CAPACIDAD CONTEMPLADAS POR LA LEY. Para celebrar válidamente un acto jurídico, no basta que las partes tengan capacidad de ejercicio, por plena que esta sea; es necesario, además, que posean legitimación para el acto jurídico, esta consiste en la idoneidad de una persona, para ser sujeto del acto que celebra. Están legitimados para el acto, por regla general:

Los titulares plenamente capaces del derecho sobre que versa el acto. Mandatarios con poder suficiente de esos titulares,

Representantes legales de los incapaces. Incapaces relativos cuando están autorizados para celebrar el acto por si mismo.

LA REPRESENTACION EN LOS NEGOCIOS JURIDICOS.

CONCEPTO. La voluntad, requisito de existencia del acto jurídico puede manifestarse personalmente o a través de otra persona, que se denomina representante. Existe representación, entonces, cuando un acto jurídico es celebrado por una persona, en nombre y por cuenta de otro, en condiciones tales que los efectos se producen directa e inmediatamente en el representado, como si este hubiera celebrado el acto jurídico. La podemos definir entonces: como una modalidad del acto jurídico, en virtud de la cual, lo que una persona ejecuta o celebra a nombre de otra, estando facultada por esta, o por la ley para representarla, se radica en el patrimonio del representado.

NATURALEZA JURIDICA. Existen diversas teorías que tratan de explicar la naturaleza jurídica de la representación, las principales son:

Teoría de la ficción: se reputa que el representado ha manifestado su voluntad por mediación del representante. Esta teoría ha sido abandonada, sobre todo porque resulta impotente para explicar casos de representación legal como la del demente o impúber. Es imposible que el representante exprese la voluntad de estos, ya que no tienen voluntad. Tampoco resuelve el problema que determine que voluntad engendra el acto jurídico, la del representante o representado.

Teoría del nuntius o mensajero: el representante no es más que un mensajero, un porta voz que transmite la voluntad del representado, de manera que el contrato se celebra real y efectivamente entre el representado y el tercero. Tampoco resuelve el problema de los impúberes o los dementes, esto, porque mal podría transmitir una voluntad que no existe. Al decir que el representante es un simple mensajero, es negarle la calidad de representante.

Teoría de la cooperación: la representación se explica por la cooperación de las voluntades del representante y representado, concurriendo ambos a la celebración del acto jurídico que solo ha de afectar al representado. Se critica porque tampoco resuelve el problema de los incapaces absolutos.

Teoría de la representación modalidad del acto jurídico: afirma que la representación es una modalidad del acto jurídico en virtud de la cual los efectos del acto o contrato ejecutado o celebrado por una persona (el representante) en nombre de otra (el representado) se radican directa e inmediatamente en la persona del representado. Es la voluntad del representante, sustituyéndose a la del representado, la que participa real y directamente en la formación del acto que producirá sus efectos en la persona del representado. Esta teoría parte del supuesto de reemplazar el concepto subjetivo de la obligación como vínculo jurídico entre dos personas, por un concepto objetivo de vínculo entre dos patrimonios. La modalidad consiste en que los efectos del acto jurídico que realiza el representante no se radican en su patrimonio sino en el patrimonio del representado. Esta teoría explica la representación legal. Esta teoría explica la representación legal, además encuadra en el sistema chileno, al Art. 1448 CC. Establece que es el representando quien celebra el acto, sin perjuicio que sus efectos se radiquen en el representado.

NEGOCIOS JURIDICOS NO SUSCEPTIBLES DE REPRESENTACION.

La regla general es que todos los actos permiten representación, excepcionalmente hay actos que no lo permiten como:

El testamento, la facultad de testar es indelegable. En principio el albaceazgo también es indelegable, sin perjuicio que el testador puede autorizar la representación. Las capitulaciones matrimoniales celebradas por el menor o el que este sujeto a curaduría, sin perjuicio que requieren la autorización. La ratificación en el registro civil del matrimonio que se ha celebrado ante ministro de culto.

CLASES DE REPRESENTACION.

La representación puede ser legal o forzada, como también puede ser voluntaria.

Representación legal o forzada: Es la que establece la ley. Son representantes legales las personas que por mandato del legislador, actúan por cuenta y a nombre de otras personas que no pueden valerse por sí mismas. Los representantes legales se encuentran en el Art. 43 CC. padre o madre, el adoptante y el tutor o curador. (no es taxativo)

Representación voluntaria: es la que emana de las partes, puede tener su origen en el mandato o en el cuasicontrato de agencia oficiosa.

EFECTOS DE LA REPRESENTACION. Los efectos de la representación legal y voluntaria son los mismos y consisten en que los efectos y obligaciones del acto, se radican en el representado como si el celebrara el acto.

TEMA 7 (Cédula 9-18-34-37) Vicios de la voluntad y simulación en los actos jurídicos.

VICIOS DE LA VOLUNTAD.

El Art. 1445 CC. Requiere en primer lugar, el consentimiento, y agrega que este no debe adolecer de vicios. El Art. 1451 CC. Señala que los vicios de que puede adolecer el consentimiento son: el error la fuerza el dolo. Algunos autores agregan en determinados casos la lesión.

El código civil habla de los vicios del consentimiento, pero debemos entender que son vicios de la voluntad, por tanto, pueden darse en acotos jurídicos unilaterales como bilaterales.

EL ERROR. El error se produce por una disconformidad entre el pensamiento y la realidad. Puede definirse como el concepto equivocado o la ignorancia que se tiene de la ley, de una persona, de un hecho o de una cosa.

CLASES DE ERROR. Según si el error recae sobre una persona, cosa o hecho, o sobre la ley, es error de hecho o de derecho.

Error de Derecho: es la ignorancia o concepto equivocado que se tiene de una ley o en general de un precepto jurídico.

Error de Hecho: es la ignorancia o concepto equivocado que se tiene de una persona, objeto o cosa. A su vez existen diversos errores de hecho, estos son:

Error esencial u obstáculo: se encuentra en el Art. 1453 CC. Se presenta cuando:

Recae sobre la naturaleza del acto o contrato que se ejecuta o celebra. Como si una parte entendiese prestar y la otra entiende que le están haciendo una donación. Recae sobre la identidad de la cosa específica de que se trata. Como si en el contrato el vendedor entiende vender una cosa determinada y el comprador entiende comprar otra cosa. Recae el error en la causa de la obligación. Una persona creyéndose responsable de un daño, se obliga a pagarlo.

Error substancial: versa sobre este tipo de error, el Art. 1454 CC. “el error de hecho vicia asimismo el consentimiento, cuando la substancia o calidad esencial del objeto sobre que versa el contrato, es diversa de lo que se cree; como si por alguna de las partes se supone que el objeto es una barra de plata, y realmente es una masa de algún otro metal semejante”. Este tipo de error se produce cuando recae sobre la substancia, que es la materia de que se compone el objeto sobre el que recae el contrato o la obligación. (Persona que compra unos candelabros de cobre plateado creyendo que son de plata pura). También se produce cuando recae sobre una calidad esencial, estas son las que dan al objeto una fisonomía propia que la distingue de las demás. (creo comprar un caballo de carrera y el animal es de tiro).

Error sobre las cualidades accidentales: este tipo de erros se encuentra consagrado en el Art. 1454 inciso 2 CC. las cualidades accidentales son aquellas que ordinariamente son indiferentes para determinar la voluntad o el consentimiento de las personas.

Error en la persona: es el que recae en la persona con quien se contrata o a quien se quiere beneficiar con el acto o contrato.

Error común: es el compartido por un considerable numero de personas y permite que el acto se considere valido a pesar de no estar estrictamente ajustado a la ley.

EFECTOS DEL ERROR.

Error de Derecho: el artículo 1452 del CC. dice que el error sobre un punto de derecho no vicia el consentimiento. Lo anterior es una consecuencia del Art. 8 CC. dice que nadie puede alegar ignorancia de la ley, después que esta haya entrado en vigencia. También es

armónica esta disposición con el Art. 706 inciso 4, dispone que el error en materia de derecho, constituye una presunción de mala fe.

Excepciones: como nadie puede enriquecerse a costa ajena, siendo esto un principio inspirador del CC. El legislador contempla excepciones a la imposibilidad de alegar error de derecho.

Art. 2297 CC. se podrá repetir aun lo que se ha pagado por error de derecho, cuando el pago no tenia por fundamento ni aun una obligación puramente natural. Art. 2299 CC. Del que da lo que no debe, no se presume que lo dona, a menos de probarse que tuvo perfecto conocimiento de lo que hacia, tanto en el hecho como en el derecho.

Error esencial u obstáculo: según el Art. 1453. El error esencial vicia el consentimiento. Pero existe discusión doctrinaria en relación a la sanción que debe aplicarse a este tipo de error. A pesar de lo que dice el art. 1453 del CC. el error esencial impide que se

produzca el acuerdo de voluntades, y sin este acuerdo el acto no puede existir. Dicho error produce la inexistencia del acto o contrato. Arturo Alessandri, sostiene que las partes entendiendo celebrar contratos distintos, o sobre cosas distintas, existen voluntades, pero estas no se juntan, razón por la cual no hay consentimiento. El código civil no contempla como sanción la inexistencia, por tanto, este error debería sancionarse con la Nulidad absoluta. Otros autores: sostienen que la sanción es la Nulidad Relativa, esto por argumentos positivos o de código.

1. los vicios del consentimiento se sancionan con la N.R. de acuerdo al Art. 1682.

2. Art. 1451 CC. Señala cuales son los vicios del consentimiento, (error fuerza

dolo) sin distinguir entre tipos de error.

3.

art. 1453 CC. se refiere específicamente al error esencial u obstáculo, dice que

vicia el consentimiento.

4. Art. 1454 CC. se refiere al error sustancial, comienza diciendo que el error de

hecho vicia asimismo el consentimiento. Reitera que el error esencial vicia el consentimiento.

5. Art. 1682 CC. se refiere a los casos de nulidad absoluta, y no menciona esta

sanción para el error esencial, pero en su inciso 3 dice que toda otra especie de vicio se sanciona con nulidad relativa. De acuerdo a estos argumentos de código, se sostiene que el error esencial u obstáculo se sanciona con la NULIDAD RELATIVA.

Error sustancial: se sanciona con la Nulidad Relativa.

Error accidental: este tipo de error por regla general no vicia el consentimiento, pero excepcionalmente va a viciar el consentimiento: cuando esa cualidad accidental es el principal motivo para contratar, y ese motivo es conocido por el otro contratante. Tal error vicia el consentimiento y se sanciona con la Nulidad Relativa.

Error en la persona: dice el art. 1455 CC. Que este error por regla general no vicia el consentimiento, salvo que la consideración de esa persona sea la causa principal del contrato. La sanción será la Nulidad Relativa. La persona con quien equivocadamente se contrato, tendrá derecho a indemnización de perjuicios.

Error común: este tipo de error cuando cumple con los siguientes requisitos:

compartido por todas o la mayoría de las personas de una localidad en que el acto se celebra debe ser excusable debe cometerse el error de buena fe. Va a ocasionar el efecto contrario a la nulidad; un acto que no cumple con la ley, pasa a ser válido.

LA FUERZA. Es la presión física o moral ejercida sobre la voluntad de una persona para determinarla a ejecutar un acto jurídico.

Ducci dice que la fuerza es el temor que experimenta una persona, debido a una presión física o moral, y que la obliga a manifestar su voluntad en un sentido determinado.

REQUISITOS PARA QUE VICIE EL CONSENTIMIENTO.

Injusta o ilegitima: es tal, cuando el procedimiento o la amenaza de que se vale la persona que la ejerce, no son aceptados por la ley o el Derecho.

Debe ser grave: la fuerza es grave, cuando es capaz de producir una impresión fuerte en una persona de sano juicio, tomando en cuenta su sexo, edad y condición.

Debe ser verosímil: esto es, que ofrezca posibilidad de realizarse.

Debe ser determinante: debe ser empleada con el fin de obtener la declaración de voluntad; esta debe ser el efecto de aquella.

EFECTOS. Los efectos de la fuerza se producen en razón de la fuerza moral. En la fuerza física, se reduce a la victima a un estado puramente pasivo, en estos casos no hay voluntad. Los efectos de la fuerza, son que el acto existe, pero con un vicio que lo expone a ser invalidado. Se sanciona con la Nulidad Relativa.

CLASES DE FUERZA QUE NO VICIAN EL CONSENTIMIENTO.

Fuerza física: en este tipo de fuerza no existe voluntad, por tanto el acto tampoco existe. Temor Reverencial: el art. 1456 CC. Habla del temor reverencial, señala que es el temor de desagradar a las personas a quien se debe sumisión y respeto. Este, cuando no median amenazas, no vicia la voluntad.

Estado de necesidad: se produce cuando, un sujeto se siente amenazado por un hecho de la naturaleza o un acto del hombre, para evitar el daño que teme, adopta un determinado comportamiento que puede producir un daño a terceros o a sus propios intereses. Esta persona no va a estar obligado a reparar los daños que produzca a terceros. En el CC. el contrato que se celebro en virtud el estado de necesidad no es, por esta causa rescindible. Esta situación es aplicable sólo a los casos determinados por la ley.

EL DOLO. UNICIDAD DEL DOLO. El dolo dentro del derecho, puede presentarse en 3 ámbitos, estos son:

En el otorgamiento o celebración de los actos o contratos: en los contratos unilaterales, en la formación del consentimiento de los contratos bilaterales es aquí un vicio de la voluntad.

En la ejecución de los contratos: en el cumplimiento de las obligaciones, en estos casos, el dolo actúa como un agravante de la responsabilidad contractual. De incurrir en dolo, se responde de los perjuicios directos previstos

e imprevistos, así lo establece el Art. 1558 CC. En este ámbito puede definirse como los actos u omisiones intencionales del deudor, para eludir el cumplimiento de su obligación.

En el ámbito de la responsabilidad extracontractual: aquí el dolo es el elemento constitutivo del delito civil. Obedece a este ámbito el concepto del Art. 44, parte final CC. Intención positiva de inferir injuria a la persona o propiedad del otro.

CONCEPTO PERTINENTE Y SUS ELEMENTOS.

Como vicio de la voluntad, el dolo es aquella conducta que se ejercita para obtener una declaración de voluntad, o el consentimiento de la otra parte, o para que esa voluntad, se manifieste de una determinada manera. Es la maquinación fraudulenta empleada para engañar al autor o contraparte de un acto o contrato, con el fin de obtener una declaración de voluntad, o de modificarla en los términos deseados por quien actúa dolosamente.

Sus elementos son:

Elemento sicológico: es la intención de engañar, defraudar. Elemento material: forma de realizar el engaño, puede consistir en maniobras o maquinaciones fraudulentas que lleven al engaño.

DOLO EN LOS NEGOCIOS UNILATERALES.

En términos generales, el dolo, para que vicie la voluntad debe reunir 2 requisitos:

que sea obra de una de las partes que sea determinante. Estos deben ser copulativos en los actos jurídicos bilaterales.

En los actos jurídicos unilaterales, puesto que no hay partes, basta que sea principal o determinante para viciar la voluntad.

EFECTOS. Dolo principal y obra de una de las partes, vicia el consentimiento y se sanciona con la Nulidad Relativa. Dolo incidental, no vicia el acto, sólo da derecho a indemnización de perjuicios. Quienes fraguaron el dolo: responderán por el total del valor de los perjuicios. Quienes no fraguaron, pero obtuvieron provecho: responderán hasta el monto del provecho. Si los involucrados en el dolo son 2 o más personas, estos serán solidariamente responsables, esto se encuentra establecido en el art. 2317 CC.

REFERENCIA GENERAL A LA LESION.

Es el perjuicio que una parte experimenta, cuando en un contrato conmutativo, recibe de la otra un valor desproporcionadamente inferior al de la prestación que suministra. La lesión cuando es enorme, reclama una sanción en nombre de la equidad.

La lesión constituye en nuestro derecho un vicio objetivo, ya que para sancionarlo basta con demostrar la desproporción de las prestaciones.

Casos en que la lesión vicia el acto:

Compraventa de inmuebles: el vendedor sufre lesión enorme cuando la prestación que recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que vende; el comprador sufre lesión enorme cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del precio que paga por ella.

El comprador contra quien se pronuncia la rescisión podrá a su arbitrio, consentir en ella o completar el justo precio con reducción de la decima parte; el vendedor podrá consentir en la rescisión o restituir el exceso del precio recibido sobre el justo precio aumentado en una decima parte. Permuta: se aplican las normas de la compraventa. Aceptación de una asignación hereditaria: la aceptación puede rescindirse a raíz de lesión grave en virtud de disposiciones testamentarias que no se conocían al momento de aceptar. Partición de bienes: la rescisión por lesión se concede al que ha sido perjudicado en más de la mitad de su cuota. Clausula penal enorme: es aquella clausula penal excesiva o desmesurada, perdiendo en consecuencia su carácter indemnizatorio y convirtiéndose en un lucro para el acreedor, el límite es el doble de la cantidad que se obliga a pagar el deudor por la obligación principal.

LA SIMULACION.

CONCEPTO GENERAL. Es la declaración de un contenido de voluntad no real, emitido conscientemente y de acuerdo entre las partes para producir con fines de engaño, la apariencia de un acto jurídico que no existe o que es distinto al que realmente se ha llevado a cabo. TIPOS DE SIMULACION.

Simulación Lícita: las partes no persiguen el perjuicio de terceros. Simulación Ilícita: tiene como propósito el perjuicio de terceros o la violación de la ley.

Simulación Absoluta: se celebra un acto jurídico que no tiene nada de real.

Simulación relativa: se ha querido realizar un acto diferente del manifestado, sea en su totalidad, sea parcialmente.

EFECTOS DE LA SIMULACION. Entre las partes: en las relaciones reciprocas el acto simulado no existe, rigiéndose estas por su voluntad real.

Efectos de la simulación respecto de terceros: para los terceros afecta y existe el acto simulado, la voluntad real de las partes no afecta por regla general a los terceros. Es posible que los terceros quieran hacer prevalecer la voluntad real de las partes, para esto deben probar cual es esta voluntad.

TEMA 8 (Cédula 22) Objeto, causa y formalidades en los actos jurídicos.

CONCEPTO.

El objeto del acto o del contrato, es un tema discutido en la doctrina. Nuestra legislación sigue la corriente que trata al objeto del acto o contrato como un elemento de este, identificándolo con el objeto de la prestación.

En el Art. 1445 N°3 del CC. “Para que una persona se obligue a otra por un acto o declaración de voluntad es necesario, entre otros requisitos, que recaiga sobre un objeto licito. En el Art. 1460 CC. Señala que “Toda declaración de voluntad debe tener por objeto una o más cosas que se trata de dar, hacer y no hacer. El mero uso de la cosa o su tenencia puede ser objeto de la declaración”. El objeto del contrato es el conjunto de derechos y obligaciones que el acto crea, modifica o extingue. El objeto de los derechos y obligaciones, será la prestación, que a su vez recae en una cosa o un hecho.

REQUISITOS DEL OBJETO.

Para determinar cuáles son los requisitos del objeto, debemos distinguir si el objeto es una cosa o es un hecho.

Requisitos que debe reunir el objeto que recae sobre cosas materiales.

Debe ser real: esto es, existir en la naturaleza actualmente o en el futuro. el objeto es real cuando recae sobre cosas presentes o futuras.

Entonces, puede ser objeto del acto una cosa que no existe, pero que se espera que exista. A este respecto hay que distinguir 2 situaciones:

La cosa existe, pero perece antes del contrato: no hay obligación, porque no tiene objeto. Esto lo dice el art. 1814 CC. la venta de una cosa que al tiempo del contrato se supone existente y no existe, no produce efecto alguno.

La cosa no existe al tiempo del contrato, pero se espera que exista: el contrato es válido y puede revestir 2 formas: según se venda la suerte o la cosa futura misma cuando se vende la cosa futura misma, el contrato es condicional y se reputa celebrado bajo la condición suspensiva de que la cosa llegue a existir. Pero si se vende la suerte o una contingencia de que una cosa llegue a existir, el contrato es puro y simple. En caso de dudas si lo que se vende es una cosa futura o la suerte, se entiende que es de cosa futura.

La cosa debe ser comerciable: la mayoría de las cosas son comerciables, es decir, susceptibles de dominio o posesión. Excepción: no son comerciables, algunas cosas de acuerdo a su naturaleza, como las cosas comunes a todos los hombres: la alta mar, el aire, etc. (incomerciables absolutamente) Tampoco son comerciables, en razón de su destinación, como los bienes nacionales de uso público. (Incomerciables relativamente) su uso exclusivo puede darse en determinadas circunstancias a los particulares por medio de concesiones.

Debe ser determinada o determinable: según el art. 1461 inciso 1 CC. la cosa sobre la cual versa el objeto, debe ser determinada a lo menos en cuanto a su género.

Determinación de especie o cuerpo cierto: se individualiza una cosa determinada, de un género también determinado.

Determinación de género: se indica indeterminadamente una cosa, de un género determinado.

Requisitos que debe reunir el objeto que recae sobre un hecho.

Debe ser un hecho determinado: de lo contrario no habría declaración seria de voluntad.

Debe ser físicamente posible: es físicamente imposible el hecho contrario a la naturaleza, pero esta imposibilidad debe ser absoluta, irrealizable. Por otro lado esta imposibilidad física absolutamente, debe ser perpetua, si es temporal, produce el efecto cuando la obligación deba cumplirse.

Debe ser moralmente posible: es moralmente imposible el prohibido por las leyes, o contrario a las buenas costumbres o al orden público.

CASOS DE ILICITUD DEL OBJETO.

El acto jurídico ara ser valido no sólo exige que el objeto sea posible, cierto, determinado y comerciable, sino también que sea licito. Existe discusión en la doctrina respecto de lo que debe entenderse por objeto ilícito. Somarriva: piensa que el objeto licito, es el que se conforma con la ley, buenas costumbres y orden público. Alessandri: vincula el término lícito con comerciabilidad. Luis Claro Solar: dice que objeto lícito es el que se conforma con la ley, es reconocido y protegido por ella.

El CC. Contempla los siguientes casos de objeto ilícito:

Actos contrarios al Derecho Público Chileno. el art. 1462 CC. Dice que hay objeto ilícito en todo lo que contraviene al derecho público chileno: así la promesa de someterse en Chile a una jurisdicción no reconocida por las leyes chilenas, es nula por el vicio del objeto.

Derecho a suceder por causa de muerte a una persona viva. El art. 1463 CC. dice que el derecho a suceder por causa de muerte a una persona viva no puede ser objeto de una donación o contrato, aun cuando intervenga el consentimiento de la misma persona: las asignaciones no pueden aceptarse o repudiarse sino una vez muerta la persona, tal aceptación sería nula por objeto ilícito. El art. 1463 se refiere a los actos a titulo gratuito o a titulo oneroso, y la prohibición, abarca los actos unilaterales y bilaterales, llamados en la doctrina pactos sobre sucesión futura, estas son la convenciones que tienen por objeto el derecho de suceder por causa de muerte, a titulo de heredero o legatario, a una persona viva, sea esta una de las partes o un tercero.

Excepción a la regla del 1463 CC. El art. 1204 CC. Contiene la excepción en los siguientes términos: si el difunto hubiese prometido por escritura pública entre vivos (a alguno de sus legitimarios) no donar ni asignar por testamento parte alguna de la cuarta de mejoras, y después contraviene a su promesa, el favorecido con esta tendrá derecho a que los asignatarios de esa cuarta le enteren lo que le habría valido el cumplimiento de la promesa, a prorrata de lo que su infracción les aprovechare.

Enajenación de las cosas enumeradas en el Art. 1464 CC. Hay objeto ilícito en la enajenación:

Enajenación de las cosas incomerciables. Dice el art. 1464 N° 1, de las cosas que no están en el comercio: es decir, de las cosas que no pueden ser objeto de dominio o posesión privada (cosas comunes a todos los hombres, bienes nacionales de uso público, calles, plazas) Críticas a este número: don Luis Claro Solar señala no estar de acuerdo con el N° 1 del 1464 CC. esto porque si la declaración de voluntad recae sobre una cosa

incomerciable, ella no tiene objeto ilícito, sino que lisa y llanamente carece de objeto, esto porque el art. 1461 CC. manifiesta que el objeto debe ser comerciable. Velasco critica este N°1 del 1464, considera que está demás, porque repite lo que dice el art. 1461. Pero no lo encuentra contradictorio, porque considera que el art. 1461 establece un requisito para que el objeto sea lícito y no para que el objeto exista.

Enajenación de los derechos personalísimos. El N°2 del art. 1464 CC. dice que hay objeto ilícito en la enajenación de los derechos y privilegios que no pueden transferirse a otra persona: es decir, de los derechos personalísimos, como son los derechos de uso y habitación, de alimentos, el que nace del pacto de retroventa. Críticas al N°2 del 1464. El señor Velasco, afirma que los derechos personalísimos, por ser intransferibles, no son cosas comerciables y en consecuencia caben dentro del N°1 del 1464. Se refuta la crítica anterior, realizando un distingo (igual como lo hacían los romanos) entre las cosas incomerciables y las inalienables. El carácter de incomerciable de las cosas, dice relación con el hecho que no puede ser susceptible de entrar a un patrimonio, esto al n o ser susceptibles de propiedad o posesión privada; en cambio los derechos personalísimos se encuentran en la esfera de las cosas inalienables, estas se encuentran en el patrimonio de una persona, pero cuya transmisión o transferencia está limitada, sea en interés general, sea en interés de personas protegidas por razones particulares. La ley no permite, al sujeto que las goza, transferir a ningún otro sujeto, o si lo permite es sólo a sujetos que reúnan los requisitos que ella señala. El CC. en el N°2 del 1464 se refiera a las cosas inalienables absolutas, como el derecho de uso y habitación. Existen cosas inalienables relativamente, como los órganos y tejidos humanos destinados al trasplante.

Enajenación de las cosas embargadas por decreto judicial.

El Art. 1464 N°3 CC. Señala que hay objeto ilícito en la enajenación de las cosas embargadas por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en ella. En este punto, el CC. toma la palabra embargo en su sentido amplio y no sólo como una institución del juicio ejecutivo. El código comprende en el N°3 del 1464 CC. el embargo propiamente tal y otras instituciones que persiguen el mismo fin de asegurar el resultado del juicio, como las medidas precautorias de prohibición de enajenar o celebrar actos y contratos respecto a bienes determinados. Velasco, discierne de la demás doctrina, dice que la celebración de actos o contratos no implica enajenación y no podría argumentarse que la celebración de contratos quedan prohibidos por que lo dice el art. 1466 CC. ya que, este se refiere a contratos prohibidos por la ley y no por el juez, tampoco es valedero el argumento que no podría venderse una cosa según el art. 1810 CC. que establece que no pueden venderse las cosas cuya enajenación este prohibida por la ley, ya que este alude a la ley y no al juez. Termina su crítica Velasco diciendo que debemos asimilar la prohibición del N°3 del 1464 CC. Con el art. 296 del CPC. “la prohibición de celebrar actos o contratos podrá decretarse con relación a los bienes que son materia del juicio, y también respecto de otros bienes determinados del demandado, cuando sus facultades no ofrezcan mayores garantías para asegurar el resultado del juicio.

Enajenación de las cosas litigiosas. Art. 1464 N°4 CC. Señala que hay objeto ilícito en la enajenación de las especies cuya propiedad se litiga, sin permiso del juez que conoce del litigio. Deben considerarse litigiosas las cosas, una vez que se traba la litis, esto es, una vez contestada la demanda.

La doctrina en general, con respecto al Artículo 1464, precisa que habrá objeto ilícito en la venta de las cosas incomerciables y los derechos personalísimos, esto en relación con el art. 1810 CC.; pero no lo habrá en la venta de las cosas embargadas o litigiosas.

Los dos primeros números del 1464 CC. se refieren a actos prohibidos; en cambio los números 3 y 4 son imperativos, ya que pueden enajenarse con la autorización del juez o el consentimiento del acreedor, respectivamente.

Hay objeto ilícito en los actos contrarios a la moral. Art. 1465 CC. al respecto los autores agrupan 2 casos que en nuestra legislación constituyen objeto ilícito: Condonación del dolo futuro y la venta de ciertos libros prohibidos y de objetos considerados inmorales, contemplado en el 1466 CC. El dolo sólo puede perdonarse después de cometido y debe hacerse en forma expresa.

Deudas contraídas en juegos de azar. Art. 1466 CC. hay objeto ilícito en las deudas contraídas en juegos de azar:

esto son los juegos en los cuales no media la destreza, la fuerza o el ingenio, sino la casualidad (naipes, tómbolas, loterías, rifas, etc.) Existen juegos de azar permitidos por la ley, en razón de la beneficencia, como la lotería, polla chilena de beneficencia, etc.

Actos prohibidos por la ley. Parte final del 1466 CC. Dice que hay objeto ilícito generalmente en todo contrato prohibido por la ley.

Críticas: se critica esta parte final del 1466, porque hay contratos que se encuentran prohibidos por la ley, pero que sus objetos no son ilícitos; en ciertos casos, según la doctrina, hay una falta de legitimación para actuar.

EFECTOS DEL OBJETO ILICITO.

Para la validez del acto jurídico, se requiere que el objeto sea licito. Si el acto jurídico tiene objeto, pero este es ilícito, el acto existe, pero con un vicio que lo hace susceptible de ser invalidado.

LA LESION.

CONCEPTO. Se entiende por lesión el perjuicio que una parte experimenta en un contrato conmutativo, cuando recibe de la otra parte un valor sustancialmente inferior al de la prestación que el primero a su vez suministra. Pero no cualquier lesión tiene trascendencia jurídica. Cuando la desproporción de las prestaciones es grave o enorme, la ley entra en acción, para resguardar la debida equidad o igualdad entre las partes.

CASOS EN LA LEY. Excepcionalmente, la ley otorga trascendencia jurídica a la lesión. Ello acontece cuando la lesión es “enorme”. Tales casos son:

Compraventa: el vendedor sufre lesión enorme cuando el precio que recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que vende; el comprador sufre lesión enorme cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del precio que paga por ella. El comprador contra quien se pronuncia la rescisión , podrá a su arbitrio consentir en ella o completar el justo precio con deducción de una decima parte; el

vendedor, en el mismo caso, podrá a su arbitrio consentir en la rescisión o restituir el exceso del precio recibido sobre el justo precio aumentado en una decima parte. La lesión enorme opera en compraventa de bienes inmuebles.

Permuta: de acuerdo al art. 1900 CC. Se aplicaran a la permuta, en todo lo que no se oponga a la naturaleza del contrato, las disposiciones de la compraventa.

Aceptación de una asignación testamentaria: la establece el art. 1234 CC. la aceptación puede rescindirse en el caso de lesión grave a virtud de disposiciones testamentarias que no se tenía noticias al tiempo de aceptarla. Se entiende por lesión grave: la que disminuye el valor total de la asignación a más de la mitad.

Partición de Bienes: dice el art. 1348 CC. la rescisión por causa de lesión se concede al que ha sido perjudicado en más de la mitad de su cuota.

Mutuo: art. 2206 CC. Se produce cuando el interés es excesivo, el interés máximo convencional, es el interés corriente aumentado en un 50%. Se produce lesión cuando se estipula un interés superior al máximo convencional. Esta estipulación no es nula; el interés se rebaja al corriente.

Anticresisi: el art. 2433 CC. establece para el contrato de anticresis, una sanción análoga a la del mutuo, los intereses que estipulen las partes, están sujetos a la misma limitación que en el caso del mutuo.

Clausula Penal: dice el art. 1544 CC. Cuando por el pacto principal, una de las partes se obliga a pagar una cantidad determinada, como equivalente a lo que por la otra debe prestarse, y la pena consiste asimismo en el pago de una cantidad determinada, podrá pedirse que se rebaje de la segunda todo lo que exceda al duplo de la primera, incluyéndose esta en el.

La disposición anterior no se aplica al mutuo ni a las obligaciones de valor inapreciable o indeterminado. En el mutuo se rebaja en lo que exceda al máximo de interés que es permitido estipular. En las de valor inapreciable o indeterminado, se deja a la prudencia del juez.

EFECTOS DE LA LESION. En nuestro Derecho, la sanción de la lesión no es siempre la misma. En principio, puede acarrear la nulidad relativa del contrato; sin embargo, el litigante afectado puede impedirla, tratándose de la compraventa de inmuebles, completando el justo precio -menos el 10%- o restituyendo el exceso de lo percibido -aumentado en un 10%- (art. 1890); en otros casos, la sanción será la reducción de la estipulación que contiene una suma lesiva, a una suma razonable, como en el caso de la cláusula penal enorme (artículo 1544). En general entonces, puede decirse que la sanción de la lesión es la nulidad del acto en que incide o la reducción de la desproporción de las prestaciones.

DOCTRINAS EN TORNO A LA CAUSA DE LOS NEGOCIOS JURIDICOS.

Antes de expresar cuales son las doctrinas en torno a la causa, nos referiremos a las acepciones de causa:

Causa eficiente: es el elemento generador del efecto, en este sentido, las fuentes de las obligaciones son su causa.

Causa final: es el fin inmediato o invariable de un acto, o sea, el fin próximo que determina la voluntad de obrar, y que siempre es posible encontrar en la estructura misma del contrato. Es siempre idéntica ara todos los actos de la misma especie.

Causa ocasional: es el fin lejano y variable de un acto y es de carácter estrictamente personal y sicológico. Es diferente para cada individuo, ya que es la razón que lo impulsa a celebrar el acto en determinadas circunstancias. Una misma especie de acto puede tener infinitas causas. Las doctrinas en torno a la causa son las siguientes:

Causalistas: esta es la doctrina tradicional, pregona que el acto jurídico requiere, como supuesto esencial para su existencia, que tenga una causa. Y para que el acto jurídico sea válido, la causa debe ser licita.

Anticausalistas: afirman que para la existencia del acto jurídico, bastan la voluntad y el objeto.

Actualmente existen dentro de los causalistas, 2 corrientes: una con criterio objetivo, y otra con criterio subjetivo.

Doctrina tradicional o clásica de la causa objetiva. (Jean Domat Pothier):

centra el estudio de la causa en las obligaciones que emanan de los contratos, y se pregunta: ¿Por qué el contratante asumió la obligación? La respuesta es la causa de la obligación. No interesa la causa del contrato, sino sólo la de la obligación. Las obligaciones pueden surgir de 3 tipos de contratos:

Contratos bilaterales o sinalagmáticos: la regla general es que la causa de la obligación, es la obligación correlativa de la otra parte. Contratos reales: la causa de la obligación es la entrega de la cosa. Contratos gratuitos: se dice que la pura liberalidad servirá como causa de estos contratos.

Doctrina Italiana, concepción objetiva de la causa final del contrato: la causa no es el fin subjetivo perseguido por el contratante, sino que es la función económico social que el derecho reconoce como relevante para sus fines, la

función de cambio es la causa de todos los contratos onerosos, en la donación es la función de producir un enriquecimiento para el donatario. Doctrina del Movil o motivo determinante: estructura un concepto de causa con un criterio eminentemente subjetivo, también refiriéndose a la causa del acto o contrato, no de la obligación, la causa es el móvil o motivo determinante que impulso al actor o a las partes a celebrar un acto jurídico. Este móvil debe conformarse con el derecho o el acto puede invalidarse.

Doctrina Anticausalista: planiol advierte que la teoría clásica de la causa es falsa. Contratos bilaterales: las obligaciones nacen al mismo tiempo, por lo que no puede una de ellas ser causa de la otra si se considera que la causa debe preceder al efecto.

Contratos Reales: la entrega de la cosa no es la causa de la obligación, sino un requisito esencial para que el contrato se perfeccione.

Contratos gratuitos: se confunde la causa con los motivos, siendo imposible, en la práctica, separar la intención de efectuar una liberalidad de los motivos que tuvo el contratante para obligarse.

Doctrina Francesa: se advierte que los postulados de la teoría clásica no permiten invalidar contratos con contenido ilícito o inmoral. Distinguen entonces:

Causa del contrato: móvil individual, principal que determina su celebración. Causa de la obligación: mantiene los postulados de la doctrina clásica.

AUSENCIA DE CAUSA Y CAUSA ILICITA.

Puede existir ausencia de causa en las obligaciones no causales o abstractas o en los actos simulados.

Obligaciones no causales o abstractas: en estos actos no se exige la causa como un elemento esencial, esto no quiere decir que no exista causa, pero esta no es relevante. Algunos actos no causados: Cauciones constituidas por terceros en la delegación estipulación a favor de un tercero letras de cambio y efectos de comercio.

Falta de causa en actos simulados: existe un acto jurídico meramente aparente, que oculta lo que las partes quieren. Para esta apariencia existe un motivo: el engaño de terceros, pero no existe un motivo real que induzca a la celebración del acto jurídico simulado; hay motivo para la simulación, pero no para la celebración del contrato simulado. Este contrato es inexistente por falta de causa.

Falta de causa en los actos que tienen la creencia errada que existe una obligación: este es el caso del art. 1467 CC. la declaración tiene, en este caso, una causa falsa, lo que equivale a decir que carece de causa real, y por faltar este requisito, es inexistente.

CAUSA ILICITA. La exigencia de causa licita en los actos jurídicos, permiten tener en control en el contexto de la libertad contractual y la autonomía de la voluntad, estas libertades están necesariamente limitadas por la exigencia de controlar la inmoralidad. Según nuestro CC. hay causa ilícita cuando el acto: está prohibido es contrario a las buenas costumbres contrario al orden público.

EFECTOS. Falta de causa: el acto jurídico en que falta la causa es, doctrinariamente, inexistente. Pero para quienes niegan cabida a la inexistencia jurídica, el acto se sanciona con la nulidad absoluta.

Causa ilícita: el CC. la sanciona expresamente con la nulidad absoluta en el art. 1682 CC. El efecto en ambos casos, es el propio de la nulidad; retrotraer a las partes al estado en que se encontraban antes de contratar. Pero el art. 1468 CC. señala que no podrá repetirse lo que se haya dado o pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas.

LAS FORMALIDADES.

CLASES. Las formalidades son los requisitos externos con que deben ejecutarse o celebrarse algunos actos jurídicos, por disposición de la ley.

Se clasifican según sus objetivos en:

Formalidades propiamente tales o solemnidades. Solemnidades requeridas para la existencia del acto jurídico: son los requisitos externos que exige la ley para la celebración de ciertos actos jurídicos, pasando a ser estas el único medio por el cual el autor o las partes pueden manifestar su voluntad. Constituyen un requisito esencial para la existencia del acto jurídico. Solemnidades requeridas para la validez del acto jurídico. En ocasiones la ley exige la solemnidad como requisito de validez del acto jurídico, no como requisito de existencia, por tanto, en este caso, no es la solemnidad el único medio por el cual se puede manifestar la voluntad. Ejemplo la presencia de testigos para otorgar testamento. Su omisión acarrea la nulidad.

Formalidades Habilitantes. Son los requisitos exigidos por la ley para completar la voluntad de un incapaz o para protegerlo, consiste, por regla general en una autorización.

Formalidades por vía de prueba. Son aquellas en que la ley, para los fines de prueba de un acto no solemne, requiere un documento, de modo que sin el, aun cuando el acto es plenamente valido, no puede probarse por testigos. Art. 1709 CC.

Formalidades de publicidad. Tienen por objeto proteger a los terceros que pueden verse alcanzados por los efectos de un acto jurídico, por eso la ley exige la inscripción del acto en un registro público o en un periódico. Estas pueden ser:

De simple noticia: tienen por objeto poner en conocimiento de terceros, las relaciones jurídicas de otras personas en que pueden tener interés. Como la publicación en un periódico del decreto de interdicción Art. 447 461 CC. Sustancia: tienen por objeto precaver a los terceros interesados (aquellos que están o estarán en relaciones jurídicas con las partes) de los actos que estas celebren. Como la notificación al deudor de la cesión de crédito.

VALORES PROBATORIOS. Los actos solemnes se prueban por sí mismos. La solemnidad del acto facilita la prueba, en términos que si no se ha cumplido con la solemnidad exigida por la ley, no habrá forma de probar el acto, por ejemplo: la compraventa de un bien raíz puede probarse por su solemnidad, la escritura pública. El art.1701 inc.1 expresa que “la falta de instrumento público no puede suplirse por otra prueba en los actos y contratos en que la ley requiere esa solemnidad; y se mirarán como no ejecutados o celebrados aún cuando en ellos se prometa reducirlos a instrumento público dentro de cierto plazo, bajo una cláusula penal: esta cláusula no tendrá efecto alguno.” Sin embargo en los arts. 305 y 309 se contemplan dos excepciones, la primera de ellas señala que el estado civil de casado, separado judicialmente, divorciado o

viudo, y de padre, madre o hijo, se acreditará frente a terceros y se probará por las respectivas partidas de matrimonio, de muerte y de nacimiento o bautismo. Por su parte el art. 309 señala que la falta de la partida de matrimonio podrá suplirse por otros documentos auténticos, por declaraciones de testigos que hayan presenciado la celebración del matrimonio y en defecto de estas pruebas por la notoria posesión de ese estado civil.

EFECTOS DE SU OMISION. Solemnidad que se requiere para la existencia del acto: la omisión de esta solemnidad impide que el acto exista, pues no hay voluntad. Solemnidad requerida para la validez del acto: se omite esta solemnidad para la validez del acto en consideración a su naturaleza o especie, el acto existe, pero con un vicio que hace posible la declaración de nulidad absoluta. Formalidad habilitante: por regla general es la nulidad relativa, pues, se omite una formalidad en atención al estado o capacidad de las partes. Formalidad por vía de prueba: no afecta ni a la existencia ni a la validez del acto jurídico, no se podrá probar el acto por testigos. Omisión de una medida de publicidad. De simple noticia: da derechos a las personas perjudicadas a demandar indemnización de perjuicios, pues el responsable a cometido un delito o cuasidelito civil. Sustancia: acarrea la inoponibilidad (ineficacia con respecto a terceros) del derecho que ha nacido como consecuencia del acto jurídico.

TEMA 9 (Cédula 4)

CONCEPTOS.

Nulidad.

NULIDAD. Es la sanción legal establecida para la omisión de los requisitos y formalidades que se prescriben para el valor de un acto según su especie y calidad o estado de las partes.

INEXISTENCIA. Es la sanción que tienen los actos jurídicos celebrados con omisión de uno de los requisitos exigidos para su existencia jurídica.

TIPOS DE NULIDAD.

El art. 1682 CC. Señala los 2 tipos de nulidad, absoluta y relativa.

Nulidad Absoluta: es la sanción legal impuesta a los actos celebrados con omisión de un requisito exigido en consideración a su naturaleza o especie.

Nulidad Relativa: es la sanción legal impuesta a los actos celebrados con prescindencia de un requisito exigido en atención a la calidad o estado de las partes.

PUNTOS DE COMPARACION. Los puntos de comparación entre estos tipos de nulidad, se concluyen de la observancia de los arts. 1683 y 1684 del CC. En cuanto a las causales. En cuanto a la posibilidad de declararla de oficio el juez o solicitarla el ministerio público. La nulidad absoluta puede y debe ser declarada de oficio por el juez cuando aparece de manifiesto en el contrato, además puede pedirla el ministerio público.

La nulidad relativa sólo puede ser declarada a petición de parte interesada. En cuanto a las personas que pueden alegarla. La nulidad absoluta puede alegarse por todo el que tenga interés en ello y puede pedirla el ministerio público en el sólo interés de la moral y de la ley. La nulidad relativa no puede alegarse, sino por aquellos en cuyo beneficio la han establecido las leyes. En cuanto al lapso exigido para su saneamiento y el computo del plazo. En cuanto a su posible ratificación o confirmación. La nulidad absoluta no puede sanearse por la ratificación de las partes, ni por un lapso que no pase de 10 años. La nulidad relativa puede sanearse por la ratificación de las partes o por un lapso de 4 años.

CAUSALES DE NULIDAD ABSOLUTA Y RELATYIVA.

Las causales de ambas nulidades se desprenden del art. 1682 CC. Nulidad absoluta. Cuando hay objeto ilícito. Cuando hay causa ilícita. Cuando se omite algún requisito o formalidad que las leyes prescriben para el valor de ciertos actos o contratos en consideración a la naturaleza de

ellos. Cuando los actos y contratos se celebran por personas absolutamente incapaces. Falta de objeto. Falta de causa. Algunos agregan el error esencial u obstáculo. Nulidad relativa. Cuando los actos son celebrados por los relativamente incapaces. Cuando hay error de hecho.

Cuando hay fuerza. Cuando hay dolo principal. Cuando hay omisión de formalidades exigidas en consideración al estado o calidad de las personas que celebran o ejecutan el acto. Casos de lesión, cuando la sanción es la nulidad relativa.

TITULARES DE LA ACCION.

Nulidad Absoluta. Puede ser alegado por toda persona que tenga interés en ello, excepto por quien ha ejecutado el acto o celebrado el contrato, sabiendo o debiendo saber del vicio. El ministerio público, en interés de la moral o la ley, solicita al juez la declaración. El propio juez la declara de oficio porque aparece de manifiesto en el acto.

Nulidad Relativa. Puede ser alegarla sólo aquellos en cuyo beneficio la ha establecido la ley, o sus herederos o cesionarios. Excepcionalmente: el Art. 1685 CC. Señala que no la puede solicitar el incapaz relativo, cuando celebra el acto con dolo.

EFECTOS

DE

LA

NULIDAD

RESPECTO

DE

LAS

PARTES

Y

TERCEROS. Para que se produzcan los efectos, es necesaria la existencia de una sentencia judicial firme o ejecutoriada que declare la nulidad del acto. Antes de la sentencia, el acto produce todos sus efectos como si fuera valido, porque lleva envuelto en si, una presunción de validez.

En cuanto a sus efectos, no hay diferencias entre la nulidad absoluta y relativa. La regla general: es que, una vez declarada, la nulidad opera retroactivamente y destruye todos los efectos del acto nulo en el pasado. Es necesario distinguir entre los efectos de la nulidad entre las partes y entre terceros.

Efectos entre las partes. La nulidad judicialmente declarada produce efectos solamente en relación a las partes en cuyo favor se ha decretado. Para determinar los efectos entre las partes, debemos distinguir entre 2 situaciones:

Si el contrato no ha sido cumplido: si este no se ha cumplido por ninguna de las partes, porque el contrato, y por consiguiente las obligaciones que engendra, desaparecen, en ese caso, tiene lugar el modo de extinguir las obligaciones, enumerado en el N° 8 del art. 1567 CC. Por la declaración de nulidad o rescisión. Si el contrato ha sido cumplido por alguna de las partes, o por ambas: tiene lugar lo que establece el Art. 1687 CC. la nulidad pronunciada en sentencia que tiene la fuerza de cosa juzgada, da a las partes derecho a ser restituidas al mismo estado en que se hallarían si no hubiera existido el acto o contrato nulo. El código da a las partes, el derecho de exigirse recíprocamente, la restitución de todo lo que se hubiese entregado en virtud del contrato. Para llevar a cabo lo anterior, se seguirán las reglas de las prestaciones mutuas. Lo anterior tiene 3 excepciones:

El poseedor de buena fe, que no está obligado a restituir los frutos percibidos mientras estuvo de buena fe, y se presume que estuvo de buena fe, hasta el momento de la contestación de la demanda.

El caso del objeto o causa ilícita a que se refiere el art. 1468 CC. no podrá repetirse lo pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas. El caso del Art. 1688 CC. si se declara nulo un contrato celebrado con una persona incapaz sin los requisitos que la ley exige, el que contrato con ella no puede pedir restitución o reembolso de lo que gasto o pago en virtud del contrato, si no en cuanto probare haberse hecho más rica con ello la persona incapaz. Se entenderá haberse hecho más rica, en cuanto las cosas pagadas o las adquiridas por medio de ellas, le hubieren sido necesarias; o cuando las cosas pagadas o adquiridas por medio de ellas, que no le hubieren sido necesarias, subsistan y se quiera retenerlas.

En el caso anterior, no tiene aplicación si el contrato se anula por otra causal que no sea la incapacidad.

Situación de la persona que debiendo restituir la cosa adquiere su dominio por prescripción: se refiere a cuando la persona adquiere por tradición y luego se anula el contrato que origino la tradición, la nulidad impide que la tradición transfiera el dominio, pero no obsta a la adquisición de la posesión.

Efectos de la nulidad respecto de terceros. La regla general: la nulidad judicialmente declarada da acción reivindicatoria contra terceros poseedores. La norma del art. 1689 CC. no distingue entre terceros de buena o mala fe.

Excepciones a la norma del 1689 CC. Poseedor que ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva: el tercero ha adquirido en todo caso, en virtud de la tradición que se le hizo, la posesión de la cosa que le hace adquirir el dominio por prescripción.

Caso del heredero indigno que enajena bienes de la herencia: Arts. 974 y 976 CC. Declarada la indignidad del heredero o legatario, este es obligado a restituir la

cosa con sus accesiones y frutos, sin embargo, sin el indigno ha enajenado los bienes, los herederos a quienes beneficia la declaración de indignidad tendrán acción sólo contra los terceros de mama fe.

Caso del comprador que es condenado a restituir la cosa cuando se ha declarado la nulidad por lesión enorme: las enajenaciones y gravámenes que hubiese efectuado el comprador sobre la cosa, antes de la declaración de nulidad no quedan sin efecto como consecuencia de esta. Si el comprado, enajeno en sentido restringido la cosa, no podrá pedirse la nulidad por lesión enorme.

CONVERSION DEL ACTO NULO. CONCEPTO. Opera la conversión cuando un acto jurídico en el que no se cumplen todos los requisitos para que surta efecto tal como las partes se lo propusieron, cumple los requisitos de otro tipo de acto jurídico. En lugar del acto nulo, se entiende ejecutado o celebrado otro acto o contrato, si hay razones para suponer que las partes, de haber sabido que el que ejecutaban o celebraban era nulo, habrían encaminado su voluntad a éste.

CASOS PREVISTOS POR LA LEY.

del

funcionario u otra falta formal, vale como instrumento privado si esta

la

en

Art.

1701

CC.

El

instrumento

Es

público

defectuoso

escritura

por

incompetencia

se

convierte

firmado

por

las

partes.

decir,

pública

instrumento privado.

Art. 1138 CC. Las donaciones irrevocables entre cónyuges, valen como donaciones revocables. El código siempre las mira como revocables.

Como no existe un principio general, los casos de conversión se restringen a los que la ley permite.

TEMA 10 (Cédula 27) Tipos de ineficacia de los actos jurídicos.

Es la sanción que tienen los actos jurídicos celebrados con omisión de uno de los requisitos exigidos para su existencia jurídica. El acto es inexistente cuando falta el consentimiento el objeto la causa las solemnidades establecidas para la existencia del acto, además puede decirse que el acto es inexistente cuando carece de un elemento esencial.

INEXISTENCIA.

DISCUSION SOBRE LA INEXISTENCIA EN EL CC. CHILENO. Es tradicional en la doctrina nacional la controversia sobre si el CC. sanciona o no con la inexistencia los actos o contratos en que se ha omitido un requisito de existencia. Teoría que la inexistencia tiene aplicación en el CC. Luis claro solar: expone que si falta una de las cosas esenciales a su existencia, el acto jurídico no puede existir, no puede producir efecto alguno, es la nada, lo que es distinto de la nulidad, esta es invalidez. Argumentos:

Art. 1444 CC. se refiere a los elementos de los actos jurídicos. Si falta algunas de las cosas esenciales, el contrato “no produce efecto alguno”. Los actos que tienen un vicio de nulidad producen todos sus efectos mientras no se declare la nulidad. Art. 1701 CC. se refiere a los instrumentos públicos. La falta de instrumento público no puede suplirse por otra prueba en los actos en que la ley requiere esa solemnidad, y “se miraran como no ejecutados o celebrados” es decir, dice Claro Solar, como inexistente. Art. 1809 CC. Se refiere al precio en la compraventa. En caso de no convenirse, “no habrá venta”

Todo lo anterior da a entender que la omisión de ciertos requisitos tienen un alcance más amplio que la nulidad, pues “no produce efecto alguno” o “se mira como no ejecutado”, lo que no ocurre con el acto que tiene un vicio de nulidad, pues se tiene por ejecutado y produce todos sus efectos hasta que se declare judicialmente la nulidad.

Teoría que la inexistencia no tiene aplicación en el CC. Arturo Alessandri Rodríguez: según este autor, el CC. establece como máxima sanción, la nulidad absoluta, no la inexistencia. Argumentos:

El CC. No contempla la inexistencia como sanción, ni reglamenta sus consecuencias, el Art. 1681 CC. solo se refiere a la nulidad absoluta y relativa. Art. 1682 CC. Sanciona con la nulidad absoluta la omisión de los requisitos que la ley prescribe para el valor de los actos jurídicos en consideración a su naturaleza, refiriéndose tanto a la existencia como la validez. El mismo Art. 1682 CC. Sanciona con la nulidad absoluta los actos de los absolutamente incapaces, los cuales, doctrinariamente hablando, deberían ser inexistentes, pues falta voluntad. Queda claramente demostrado que el legislador, la nulidad absoluta engloba la inexistencia.

Replica de Luis Claro Solar. El CC. Reglamenta la nulidad como un modo de extinguir las obligaciones. No podría haberse referido a la inexistencia, pues el acto inexistente no engendra obligaciones. Art. 1681 CC. se refiere a la omisión de los requisitos exigidos para el valor del acto, debiendo entenderse la expresión valor como sinónimo de validez. En el hecho, los incapaces absolutos no consienten en el acto que ejecutan, o no pueden dar a conocer su verdadera voluntad. Pero pueden aparentemente consentir, la ley expresamente declara que adolece de nulidad absoluta ese acto.

Conclusión: ambas posturas se sustentan en fuertes fundamentos, es difícil adherir a alguna de ellas, sin embargo en el derecho comparado la tendencia es de incluir la inexistencia dentro de la nulidad absoluta.

NULIDAD. CONCEPTO. Es la sanción legal establecida para la omisión de los requisitos y formalidades que se prescriben para el valor de un acto según su especie y calidad o estado de las partes.

CAUSALES.

Nulidad Absoluta:

Cuando hay objeto ilícito. Cuando hay causa ilícita. Cuando se omite algún requisito o formalidad que las leyes prescriben para el valor de ciertos actos o contratos en consideración a la naturaleza de ellos. Cuando los actos y contratos se celebran por personas absolutamente incapaces. Falta de objeto. Falta de causa. Algunos agregan el error esencial u obstáculo.

Nulidad relativa:

Cuando los actos son celebrados por los relativamente incapaces. Cuando hay error de hecho. Cuando hay fuerza. Cuando hay dolo principal. Cuando hay omisión de formalidades exigidas en consideración al estado o calidad de las personas que celebran o ejecutan el acto. Casos de lesión, cuando la sanción es la nulidad relativa.

CARACTERISTICAS.

Nulidad Absoluta:

La nulidad absoluta se encuentra establecida en interés de la moral y de la ley:

para proteger la primera y obtener la observancia de la segunda, no se encuentra establecida en interés de determinadas personas. La nulidad absoluta puede y debe ser declarada de oficio por el juez. Cuando aparece de manifiesto en el acto o contrato. La nulidad absoluta puede alegarse por todo quien tenga interés en ello. Excepcionalmente: no puede alegarla por el que ha ejecutado el acto o celebrado el contrato, sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba. Además el interés que legitima a pedir la nulidad, debe ser un interés pecuniario. La nulidad absoluta puede ser declarada a petición del ministerio público. En este caso, el ministerio público representa a la sociedad y puede pedir la nulidad absoluta en el interés de la moral y de la ley. La nulidad absoluta no puede sanearse por la ratificación de las partes. Esto se explica, porque la nulidad absoluta se encuentra establecida en el interés general, que no puede quedar supeditado por la voluntad particular. La nulidad absoluta no puede sanearse por un lapso que no pase de 10 años. La acción para pedir la nulidad absoluta es irrenunciable. Porque se trata de una institución de orden público. La acción de nulidad absoluta se concede sin distinguir si se ha cumplido o no el contrato nulo. La nulidad absoluta no se produce de pleno derecho. Debe ser declarada por el juez, el acto jurídico nulo absolutamente produce efectos mientras la nulidad no se declare por sentencia judicial.

Nulidad Relativa:

La nulidad relativa no se encuentra establecida en el interés de la moral y de la ley, no protege los superiores intereses de la colectividad, sino los de ciertas y determinadas personas en cuyo beneficio el legislador la estableció. No puede ser declarada por el juez sino a pedimento de parte, tampoco puede pedir su declaración el ministerio público, puede alegarse por aquellos en cuyo beneficio la han establecido las leyes o por sus herederos o cesionarios. La nulidad relativa puede sanearse por el transcurso del tiempo. El plazo para pedir la rescisión es de 4 años, si no se alega en este plazo, quiere decir que a su término el vicio desaparece y este queda completamente sano, como si siempre hubiese sido valido en forma perfecta. Los plazos se cuentan:

Caso de fuerza: se cuenta desde el día en que esta hubiese cesado. Caso de error o dolo: desde el día de la celebración del acto o contrato. Caso de incapacidad: se cuenta el cuadrienio desde el día en que haya cesado la incapacidad. La nulidad relativa puede sanearse por la ratificación o confirmación de las partes. La ratificación de la nulidad relativa: es una confirmación del acto o contrato nulo relativamente e importa la renuncia a la rescisión que habría podido solicitarse. Esto se justifica porque la nulidad relativa se encuentra establecida a favor de ciertas personas, se trata de un derecho que sólo mira el interés de esas personas, se relaciona con la disposición del Art. 12 CC. Relativo a la renuncia de los derechos que sólo miran el interés individual del renunciante y cuya renuncia no esté prohibida.

EFECTOS.

Para que se produzcan los efectos, es necesaria la existencia de una sentencia judicial firme o ejecutoriada que declare la nulidad del acto. Antes de la sentencia, el acto produce todos sus efectos como si fuera valido, porque lleva envuelto en sí, una presunción de validez. En cuanto a sus efectos, no hay diferencias entre la nulidad absoluta y relativa. La regla general: es que, una vez declarada, la nulidad opera retroactivamente y destruye todos los efectos del acto nulo en el pasado. Es necesario distinguir entre los efectos de la nulidad entre las partes y entre terceros.

Efectos entre las partes. La nulidad judicialmente declarada produce efectos solamente en relación a las partes en cuyo favor se ha decretado. Para determinar los efectos entre las partes, debemos distinguir entre 2 situaciones:

Si el contrato no ha sido cumplido: si este no se ha cumplido por ninguna de las partes, porque el contrato, y por consiguiente las obligaciones que engendra, desaparecen, en ese caso, tiene lugar el modo de extinguir las obligaciones, enumerado en el N° 8 del art. 1567 CC. por la declaración de nulidad o rescisión. Si el contrato ha sido cumplido por alguna de las partes, o por ambas: tiene lugar lo que establece el Art. 1687 CC. la nulidad pronunciada en sentencia que tiene la fuerza de cosa juzgada, da a las partes derecho a ser restituidas al mismo estado en que se hallarían si no hubiera existido el acto o contrato nulo. El código da a las partes, el derecho de exigirse recíprocamente, la restitución de todo lo que se hubiese entregado en virtud del contrato. para llevar a cabo lo anterior, se seguirán las reglas de las prestaciones mutuas. Lo anterior tiene 3 excepciones:

El poseedor de buena fe, que no está obligado a restituir los frutos percibidos mientras estuvo de buena fe, y se presume que estuvo de buena fe, hasta el momento de la contestación de la demanda.

El caso del objeto o causa ilícita a que se refiere el art. 1468 CC. no podrá repetirse lo pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas.

El caso del Art. 1688 CC. si se declara nulo un contrato celebrado con una persona incapaz sin los requisitos que la ley exige, el que contrato con ella no puede pedir restitución o reembolso de lo que gasto o pago en virtud del contrato, si no en cuanto probare haberse hecho más rica con ello la persona incapaz. Se entenderá haberse hecho más rica, en cuanto las cosas pagadas o las adquiridas por medio de ellas, le hubieren sido necesarias; o cuando las cosas pagadas o adquiridas por medio de ellas, que no le hubieren sido necesarias, subsistan y se quiera retenerlas.

En el caso anterior, no tiene aplicación si el contrato se anula por otra causal que no sea la incapacidad.

Situación de la persona que debiendo restituir la cosa adquiere su dominio por prescripción: se refiere a cuando la persona adquiere por tradición y luego se anula el contrato que origino la tradición, la nulidad impide que la tradición transfiera el dominio, pero no obsta a la adquisición de la posesión.

Efectos de la nulidad respecto de terceros. La regla general: la nulidad judicialmente declarada da acción reivindicatoria contra terceros poseedores. La norma del art. 1689 CC. no distingue entre terceros de buena o mala fe.

Excepciones a la norma del 1689 CC.

Poseedor que ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva: el tercero ha adquirido en todo caso, en virtud de la tradición que se le hizo, la posesión de la cosa que le hace adquirir el dominio por prescripción.

Caso del heredero indigno que enajena bienes de la herencia: Arts. 974 y 976 CC. Declarada la indignidad del heredero o legatario, este es obligado a restituir la cosa con sus accesiones y frutos, sin embargo, sin el indigno ha enajenado los bienes, los herederos a quienes beneficia la declaración de indignidad tendrán acción sólo contra los terceros de mama fe.

Caso del comprador que es condenado a restituir la cosa cuando se ha declarado la nulidad por lesión enorme: las enajenaciones y gravámenes que hubiese efectuado el comprador sobre la cosa, antes de la declaración de nulidad no quedan sin efecto como consecuencia de esta. Si el comprado, enajeno en sentido restringido la cosa, no podrá pedirse la nulidad por lesión enorme.

CASOS DE INEFICACIA EN SENTIDO ESTRICTO.

Hay ineficacia en sentido estricto cuando el acto que por sí sería idóneo para producir efectos que le son propios, no los genera o deja de producirlos por un hecho extrínseco.

REVOCACION. Se trata de una declaración unilateral de voluntad, que consiste en la retractación de un acto jurídico precedente, incluso bilateral, cuando la ley así lo autoriza. Hay actos jurídicos unilaterales esencialmente revocables, como en el caso del testamento (art. 999); o la oferta hecha a otro para celebrar un contrato; pero

también pueden revocarse algunos actos jurídicos bilaterales, como ocurre en el mandato (art. 2163 N° 3); con la donación (artículo 1428); y con el arrendamiento bajo la forma de confección de obra material (artículo 1999, inciso 2º). En estos casos, no opera el aforismo en virtud del cual en Derecho, las cosas se deshacen de la misma manera como se hicieron. RENUNCIA.

RESOLUCION. Es la situación en que un acto jurídico cuyos efectos pueden cesar y eliminarse la eficacia de los ya producidos si sobreviene un hecho determinado o el acto de un sujeto cuya declaración de voluntad es capaz de provocar esas consecuencias. Los ejemplos están dados por la condición resolutoria, que consiste en un hecho futuro e incierto a cuyo cumplimiento las partes subordinan la extinción de un derecho. Otro ejemplo esta dado en la condición resolutoria tacita, que se encuentra en todo contrato bilateral; para el caso de incumplimiento de una de las partes la ley faculta a la otra a pedir la resolución del acto contrato. También es una causa de resolución la imposibilidad sobreviniente de cumplir la prestación por un hecho no imputable al deudor.

RESCILIACION. La resciliación es aquella convención en virtud de la cual, las partes, de común acuerdo, estipulan dejar sin efecto un contrato válidamente celebrado, en la medida que sus efectos no estén totalmente cumplidos. Se trata del primero de los modos de extinguir las obligaciones, y aluden a él, aunque en forma más bien indirecta y con un lenguaje no del todo exacto, los artículos 1545 y 1567 del Código Civil, donde se incurre en el error de señalar que las partes “dan por nula” la convención, lo que obviamente constituye un error, pues sólo la ley (artículo 11 del Código Civil) y el juez pueden declarar nulo un acto jurídico.

TERMINACION.

INOPONIBILIDAD.

es la ineficacia de un acto jurídico o la ineficacia de su nulidad, respecto de ciertos terceros, por no haber cumplido las partes algún requisito externo, dirigido precisamente a proteger a los terceros.

CAUSALES.

Omisión de ciertas inscripciones en registros públicos, o por no haber notificado a determinadas personas o simplemente por la no-concurrencia o ratificación del titular de un derecho.

CARACTERISTICAS. La inoponibilidad no ataca la validez del acto jurídico, sólo se dirige a privar de efectos al acto respecto de terceros de buena fe. La inoponibilidad protege a determinados terceros. La inoponibilidad no es de orden público, puede renunciarse, porque es una sanción de orden privado, establecidas a favor de ciertos terceros.

EFECTOS.

Los efectos del acto jurídico valido o los de la nulidad, no alcanzaran a ciertos terceros.

PLAZO EXTINTIVO.

TEMA 11 (Cédula 13-33) Bienes.

CONCEPTOS JURIDICOS DE COSA Y BIEN.

Nuestro CC. No define lo que es cosa ni bien, de esta forma, queda ajeno a discusiones doctrinarias y emplea ambas expresiones indistintamente en su art. 565 CC. Los bienes consisten en cosas corporales e incorporales. La CPR. En su Art. 19 N° 24 refiriéndose al derecho de propiedad, alude a bienes corporales e incorporales.

CLASIFICACIONES.

El derecho se ocupa de las clasificaciones de las cosas por diversas razones prácticas: determinar que reglas se aplican a las distintas categorías de cosas los requisitos para adquirir y enajenar, estos varían de acuerdo al

tipo de cosas tampoco son iguales los actos que una persona puede ejecutar con las cosas que están bajo su posesión

CLASIFICACION. Según que las cosas puedan o no percibirse por los sentidos, el art. 565 CC. Dice que los bienes consisten en cosas corporales o incorporales.

Cosas corporales: son las que tienen un ser real y pueden ser percibidas por los sentidos. Cosas incorporales: son las que consisten en meros derechos.

Se desprende del art. 576 CC. que las cosas incorporales se dividen en derechos reales y personales. Derechos reales: es definido por el art. 577 CC. Es el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona. Derecho personal: es definido por el art. 578 CC. Los derechos personales o créditos son los que sólo pueden reclamarse de ciertas personas, que, por un hecho suyo o la solo disposición de la ley, han contraído las obligaciones correlativas.

Según si las cosas corporales pueden transportarse de un lugar a otro sin cambiar su naturaleza, el art. 566 CC. Dice que las cosas corporales se dividen en muebles e inmuebles. Cosas corporales muebles: dice el art. 567 CC. son las que pueden transportarse de un lugar a otro, sin cambio o detrimento de su sustancia. Bienes muebles por naturaleza: estos son los que corresponden a la clasificación de cosas corporales muebles del art. 567 CC. a su vez, se dividen en:

Bienes muebles por naturaleza semovientes: pueden transportarse de un lugar a otro moviéndose por sí mismas Bienes muebles por naturaleza inanimados: son los que sólo se mueven por una fuerza externa. Además las cosas corporales muebles, pueden reputarse tal, por anticipación. Bienes muebles por anticipación: son consagra el art. 571 CC. son ciertos bienes inmuebles por naturaleza, por adherencia o por destinación que, para el efecto de constituir un derecho sobre ellos a favor de otra persona distinta al dueño, se reputan muebles antes de su separación del inmueble al que pertenecen. Estos se consideran muebles anticipadamente; antes de que dejen de ser inmuebles, se miran no en su estado actual, sino en su estado futuro, como cosas ya separadas del inmueble del cual forman parte. Por lo anterior, debe aplicársele el estatuto de los bienes muebles a los actos en que se constituye un derecho a favor de persona distinta del dueño. Por esto, en el inciso 3 del art.

1801 CC. Deja claro que la venta de esta clase de bienes, aun cuando todavía pertenezcan a un inmueble, se perfecciona por el solo consentimiento, y no por escritura pública.

Cosas corporales Inmuebles: los define el art. 568 CC. Inmuebles o fincas o bienes raíces son las cosas que no pueden transportarse de un lugar a otro; como las tierras y minas, y las que adhieren permanentemente a ellas, como los edificios, los arboles. Las casas y heredades se llaman predios o fundos. A su vez se crea una distinción:

Inmuebles por naturaleza: corresponden a la definición del art. 568 CC. tierras o minas. Inmuebles por adherencia: del art. 568 CC. se desprende que estos son los que siendo muebles se reputan inmuebles por encontrarse adheridos permanentemente a un inmueble, como los edificios o arboles. Para que un bien se repute inmueble por adherencia, es necesario: que el bien se encuentre adherido a un inmueble que la adherencia sea permanente.

Inmuebles por destinación: se infiere del art. 570 CC. que son ciertos bienes muebles que la ley reputa inmuebles, por estar permanentemente destinados al uso, cultivo o beneficio de un inmueble. Se entienden comprendidos los inmuebles por destinación en la venta de una finca en la hipoteca sobre bienes raíces en la especie que se lega. El motivo por el cual se crea esta ficción que crea los inmuebles por destinación, es de orden práctico, la voluntad de las partes puede excluir los inmuebles por destinación. Los requisitos para considerar a un bien mueble como inmueble por destinación, son: la cosa mueble debe colocarse en un inmueble, comunicando esta última su naturaleza a la primera. debe estar destinado al uso cultivo y beneficio de un inmueble la cosa mueble debe estar destinada en forma permanente al beneficio del inmueble esta destinación debe harse dado por el dueño.

Cosas específicas y genéricas. Atendiendo a su determinación. Cosas específicas: es la cosa determinada, dentro de un genero también determinado. Se distingue por sus caracteres propios que la diferencian de todas las demás de su mismo género. Cosas genéricas: es la cosa indeterminada dentro de un genero determinado. Esta determinado sólo por los caracteres comunes a todos los individuos de su género.

Cosas consumibles y no consumibles. Por su naturaleza, esta clasificación esta clasificación es aplicable sólo a los bienes muebles. Se encuentra contenida en forma confusa en el art. 575 CC. para algunos autores confunde la consumibilidad con fungibilidad. La doctrina distingue:

Objetivamente consumibles: los bienes que por sus características se destruyen natural o civilmente con su primer uso. Se destruyen naturalmente si desaparecen materialmente o sufren una alteración substancial; se destruye civilmente o jurídicamente si el uso implica enajenación de bien. Por el contrario, son objetivamente no consumibles: los bienes que, por sus propias características no se destruyen ni natural no civilmente con su primer uso. Subjetivamente consumibles: atendido el destino que tienen para su actual titular, su primer uso implica enajenarlos o destruirlos. Son subjetivamente no consumibles: los bienes que atendiendo el destino que tiene para su actual titular, su primer uso no importa enajenarlos.

Cosas fungibles y no fungibles. En general puede decirse que son fungibles, las cosas que pueden sustituirse por otras, que tienen idéntico poder liberatorio, es decir, un carácter y valor similar. Las cosas no fungibles no revisten esas características.

Cosas principales y accesorias. Cosas principales: son aquellas que tienen existencia independiente, sin necesidad de otras. Cosas accesorias: son aquellas que se encuentran subordinadas a otras, sin las cuales no pueden subsistir.

Cosas divisibles e indivisibles. Jurídicamente existen 2 conceptos de divisibilidad, uno material y otro intelectual. Son materialmente divisibles: los bienes que pueden fraccionarse sin que se destruyan en su estado natural, ni pierdan notoriamente su valor al considerarse las partes en su conjunto (un liquido como el agua, es materialmente divisible, un diamante no, porque al fraccionarlo pierde notoriamente su valor) Son intelectualmente divisibles: las cosas que pueden fraccionarse en partes ideales, imaginarias, aunque no puedan serlo materialmente. Los derechos por su carácter, al no tener consistencia física, sólo son intelectualmente divisibles, sin embargo hay casos en que los derechos no pueden dividirse, ni aún intelectualmente, como las servidumbres, se tiene íntegramente este derecho o no se tiene en absoluto. Los derechos personales son divisibles o indivisibles, siguiendo la divisibilidad o indivisibilidad de la obligación o del objeto a que se refiere (la obligación de construir una casa o constituir una servidumbre son indivisibles) la obligación de pagar una suma de dinero es divisible. Los derechos reales, algunos son indivisibles (derechos reales de servidumbre, de prenda e hipoteca) el derecho de dominio es el derecho real divisible por excelencia, de acuerdo a su naturaleza admite desmembraciones. (Usufructo)

Cosas presentes y futuras. Cosas presentes: son aquellas que tienen existencia real en el momento de constituirse la relación jurídica que las considera.

Cosas futuras: son aquellas que no tienen existencia real en el momento de constituirse la relación jurídica que las considera, pero se espera que la tengan en tiempo posterior.

Bienes singulares y universales. Bienes singulares: son aquellos que constituyen una unidad, natural o artificial. Bienes universales: son las agrupaciones de bienes singulares que no tienen entre sí una conexión física, pero que forman un todo funcional y están relacionados por un vínculo determinado. Las universalidades pueden ser de hecho y de derecho o jurídica. Universalidades de hecho: pueden definirse como un conjunto de bienes que, no obstante conservar su individualidad, forman un todo al estar undos por un vinculo de igual destino. Universalidades de derecho o jurídicas: están constituidas por un conjunto de bienes y relaciones jurídicas activas y pasivas consideradas jurídicamente como un todo indivisible.

Bienes comerciables e incomerciables. Esta clasificación, tiene lugar según puedan o no, las cosas, ser objeto de relaciones jurídicas por los particulares. Bienes comerciables: son aquellos que pueden ser objeto de relaciones jurídicas pri