Sie sind auf Seite 1von 25

BIOLOGÍA DE LA INDEFENSIÓN.

De la Concepción al nacimiento del cachorro humano y sus primeros días de vida. Una mirada embrionaria y neurofisiológica a la Ecología Humana.

embrionaria y neurofisiológica a la Ecología Humana. Nacho Montero-Ríos Gil Este ensayo fue elaborado por Nacho

Nacho Montero-Ríos Gil

Este ensayo fue elaborado por Nacho Montero- Ríos Gil, Psicólogo 1982CV, Psicoterapeuta reichiano por la Escuela española de terapia reichiana.Terapeuta CraneoSacral Biodinámico por la European School of Cranio Sacral Therapy Realiza su actividad en Valencia al interior del COC.

Diseño portada: Margarita Gorostegui Arriero. Imprenta gráfica: Azahar. Centro especial de Empleo.

Anti-copyright.

gráfica: Azahar. Centro especial de Empleo. Anti-copyright. Tienen licencia para copiar, distribuir y comunicar

Tienen licencia para copiar, distribuir y comunicar públicamente solamente copias literales del trabajo, no trabajos derivados basados en él.

El autor autoriza la difusión, distribución de su trabajo por cualquier medio, copia, fotocopia scanner u otros, siempre que se indique la fuente y autoría del mismo.

Trabajo publicado por:

COC Centro de Psicología, Medicina Psicosomática y Tratamiento Craneosacral Biodinámico. C/Chile-21, 1º 1ª y 2ª. Valencia 46021. Tfno: 963606183

A todas las madres y padres que apostaron por lo evidente.

INDICE

De cachorros y manadas……………………………………

Nociones de embriologia…………………………………

Un encuentro desde la danza………………………………

El apareamiento: un baile de atracciones…………………

La vida como proceso……………………………………

Los cerebros…………………………………………………

El cerebro reptiliano El cerebro límbico. El cerebro Neocortex

La identidad biofísica………………………………………

Del medio acuatico al medio aereo. El “pasaje” del parto……………………………………….

…y que hacemos si las cosas estan como estan ?

Bibliografía…………………………………………………

De Cachorros y Manadas.

El animal humano representa al mamífero más evolucionado de la

especie, pero al mismo tiempo, quizás porque sus funciones llegan a ser altamente complejas, éstas precisan de una maduración progresiva y segura. Evolucionamos madurando de lo más sencillo

a lo más complejo por eso al inicio,necesitamos una llegada a

nuestro mundo sin violencia, junto a un encuentro afectuoso que respete y cuide de nuestra realidad de mamíferos.

Posiblemente somos, al nacer, el animal de mayor debilidad y dependencia del planeta y quizás sea esto lo que nos hace esencialmente sociales y gremiales. No podemos sobrevivir solos. Si abandonamos a un bebe humano éste morirá o sufrirá daños

irreparables que afectarán a toda su estructura, psicoinmunológica

y cognitiva. Un bebé es un “ser extrauterino” totalmente

dependiente de que los adultos de la manada satisfagan todas aquellas necesidades tanto biofísicas como afectivas y de urdimbre

que tenemos al nacer. De ello dependerá que los cachorros humanos se desarrollen hacia una vida más plena y menos condicionada.

Tendrán menos miedo.

La única respuesta que un bebé tiene ante las frustraciones vitales - biológicas (ausencia de contacto, falta de urdimbre, no lactancia, no juego, no estímulos positivos…) es el encogimiento bioplasmático, celular, que afecta a todos los componentes del Sistema que forman al ser humano. El sistema nervioso, endocrino,

músculoesquelético…

Este encogimiento que todos hemos conocido en diferentes ocasiones de nuestra vida, es lo que llamamos miedo.

De esta manera se habla de que el miedo es innato en el hombre, pero posiblemente no sea cierto. El miedo, a nivel fisiológico, tiene que ver con la respuesta de encogimiento vegetativo que el medio ha provocado al no respetar los procesos madurativos que un cachorro humano necesita, lo cual produce un encogimiento bioplasmático, altera el equilibrio del sistema y obliga a éste a adaptarse al medio desde la resignación existencial y celular.

El cómo de como maduramos condiciona lo que seremos y cómo seremos.

Por eso es un tiempo delicado, de gran importancia para nuestra vida y por ello es necesario que nos sintamos manada y comencemos por lo que es evidente para los cachorros humanos:

Es evidente que necesitamos llegar al mundo sin violencia y con respeto. Es evidente que los principios son lentos y necesitamos de al menos un cuidado estrecho durante el primer año de vida y no de 4 meses. Es evidente que necesitamos contacto y calor de piel, Es evidente que necesitamos lactar de un pecho o de un biberón dado con amor. Es evidente que precisamos de cuidados y cariño. Es evidente que somos mamíferos y de alto nivel neurológico. Es evidente que nuestro sistema político-social – económico no sólo no nos defiende sino que nos agrede, al no facilitar medidas sociales que amparen a la pareja embarazada. ¿Hasta cuando, como manada, seguiremos consintiendo el que tener un hijo sea un problema laboral, económico, social para una mujer o una pareja?

Es evidente que precisamos de una legislación que nos apoye como padres para cuidar de nuestros hijos.

Esta evidencia no es sólo, intuitiva, romántica, seria, también es neurofisiológica.

Hay grandes trabajos sobre este tema y suficientes investigaciones científicas Bowbly, Spitz, Langer, Leboyer, Reich, Neill venidas del campo de la medicina y de la psicología, desde hace más de un siglo, que han dejado claro y demostrado la urgente necesidad de atender a las necesidades básicas de maternidad y crianza pues éstas no responden a un capricho sino que son una necesidad de nuestra especie y deben conocerse.

Necesitamos creernos que lo que sentimos es evidente, para entre todos/as comprender y cambiar las normas necesarias para que la ecología humana sea respetada. Sólo así conseguiremos un cambio social en donde los valores humanos, innatos del mamífero, como el afecto, el cuidado, la solidaridad, la escucha, la inteligencia…no se pierdan y tengan que ser rescatados.

Creo firmemente que el respeto a la ecología del planeta depende de que comprendamos la ecología humana, la respetemos y la defendamos.

Sólo así la Vida no morirá.

Gilet, verano 2010

NOCIONES DE EMBRIOLOGIA.

La Vida comienza unas treinta y siete semanas antes del nacimiento con un encuentro fortuito y un acoplamiento “pactado” entre un ovulo y un espermatozoide. En menos de 24 horas el óvulo fecundándose divide en dos células y su genoma prepara con una precisión impecable al nuevo ser humano formado por partes casi iguales de las contribuciones de su padre y madre biológicos.

¿Un embrión puede mostrar su comportamiento? Ante esta pregunta la mayoría de los científicos de la biología y la psicología dirían que esto no es posible antes del 5º mes de existencia prenatal. Pues, por una parte, ningún substrato anatómico podría ser considerado como un cerebro que realice alguna función y por lo tanto no puede ser demostrado por medio de fenómenos fisiológicos, como la actividad eléctrica del cerebro, y de otra parte en ese tiempo no están presentes las contracciones musculares y los movimientos.

La motilidad, del periodo embrionario, se interpreta como simples reflejos involuntarios porque no hay conciencia, lo cual no quiere decir que no hay algún tipo de, llamémosle inteligencia no consciente. Hemos de reconocer, aunque a nuestra razón le pese, que la etapa más importante de la Vida no roza ni por asomo la conciencia. Todo el proceso morfogenético acontece en la más absoluta inconsciencia.

Por tanto, es como si un plan inherente dirige nuestro desarrollo sin la más mínima participación del pensamiento ( del neocortex). Un diseño invisible sigue las instrucciones que cada célula guarda en su interior hasta conformar el entramado genético de un nuevo individuo. Esto hoy sigue siendo un misterio. ¿Que hace que cada célula se dirija correctamente y ocupe su lugar y su función de entre las tres capas del amasijo embrionario que nos forma? Vibración, energía, Chi, Prana, Aliento de vida, Orgón…son formas de denominar a aquello que en

definitiva no podemos comprender pero que hace que una semilla sea un árbol potencial y que toda la información para llegar a ser árbol este concentrada en esa pequeña pepita.

Desde un punto de vista biodinámico*, el embrión es un conjunto completo o auto-organizado. El embrión es aquello que mantiene el orden centrado en el proceso evolutivo. Por lo tanto el embrión no es sólo la suma, resultado o una consecuencia de sus partes y órganos. Las partes y órganos es secundario, lo principal es el organismo (el embrión).

En palabras de Jaap van der Wall y siguiendo a Blechschmidt (1977) que enuncia la Ley de Conservación de la individualidad, se entiende que la forma, puede cambiar en el transcurso del tiempo, pero lo esencial esta en sí y sigue siendo la misma. Por ejemplo, un óvulo humano fertilizado (celular), no es sólo una célula sino que representa un organismo. Es una manifestación del organismo hombre en ese mismo momento, en virtud de las circunstancias y las condiciones ambientales que existen un día después de la concepción.

* Bio = Vida; Dinámico= en movimiento

Como cada ser vivo, en cada fase de su desarrollo el embrión humano es un todo coherente, una unidad de la forma y la función de la interacción con su medio ambiente. Cada etapa del embrión humano es una manifestación potencial humana. Puede parecer una célula o un pez pero potencialmente no lo es.

Desde la concepción hasta el nacimiento y desde el nacimiento hasta la muerte, la biografía humana es una entidad, un conjunto(

Blechschmidt1,982).

Todas las apariencias y las expresiones de un organismo humano, ya sea morfológica, fisiológica, psicológica o mental, se debe entender e interpretar como comportamiento humano.

Van der Wall propone la siguiente e interesante reflexión: “Desde el punto de vista que postulo, es posible superar la dualidad de la forma y la función (o, tal vez más exacto, de la forma y el mecanismo) y también del cuerpo y del alma. El embrión cambia continuamente su forma aparente mediante una constante metamorfosis, es el proceso en marcha, realiza exposiciones o gestos y movimientos, es la forma y es la función. En el organismo embrionario función y forma es Uno y Unificado proceso.

Al igual que un adulto humano tiene al cuerpo como instrumento de expresión y movimiento en su relación con el mundo (orientación centrífuga), el embrión todavía impresiona en una organización corporal que se esta estructurando. La acción, la ejecución de las funciones y del movimiento se dirigen a sí mismo, hacia adentro (organización centrípeta).

UN ENCUENTRO DESDE LA DANZA.

Vamos a describir la concepción humana por medio del acercamiento a la morfología dinámica siguiendo a Jaap van der Wal. Esta mirada suya es seguro que nos abrirá alguna ventana.

El Ovulo humano, como célula, muestra una serie de rasgos y propiedades comunes para casi todas las células del organismo. Su particularidad es que las exhibe como si de un arquetipo se tratara. La forma casi totalmente esférica es una propiedad única y básica. Ninguna otra célula del cuerpo humano muestra la forma esférica de manera tan perfecta como el óvulo. Las células del cuerpo humano adoptan todo tipo de formas, quizás por el hecho de que normalmente tienen relaciones con otras células vecinas. Hay células cúbicas y cilíndricas, las neuronas (células nerviosas) tienen un gran número de largas extensiones (axones y dendritas) para formar redes funcionales a través de la sinapsis con otras neuronas.

Podría decirse que la forma esférica del óvulo esta relacionada con su existencia solitaria. El óvulo existe, por así decirlo, en soledad, esta sólo.

Y esta sólo desde el principio de la vida pues como sabemos, los

ovarios no están formados por óvulos ni por tejido celular ovular. El

tejido de los ovarios presenta unas cavidades especiales llamadas folículos en las que los óvulos se almacenan separadamente y en solitario.

La forma esférica también es la forma que conjuga un mínimo de contacto con el entorno externo con un máximo de volumen y contenido. La forma esférica del óvulo representa la cualidad de un mundo independiente.

Desde una visión funcional el óvulo existe en su intimidad y ésta es tan grande como su volumen y es desde ella que se relaciona con su entorno.

El óvulo tiene mucho espacio interno, es la célula con el mayor volumen de todo el cuerpo. Su diámetro es de 10 a 20 veces mayor que

el de una célula media. Fertilizado, es tan grande como un grano de

arena, es decir, sería visible al ojo humano.

No sólo es grande en el sentido de cantidad sino que muestra el gesto de ser grande. Pues éste, se hincha y agranda enormemente en su proceso de maduración.

Otra característica del óvulo es su apertura. El óvulo interactúa intensamente con su entorno pues muy poco después de la fertilización,

produce unas sustancias que afectan al entorno directo de la célula que

es la capa mucosa del tubo ovárico.

Acerquémonos ahora, desde la morfología dinámica que postula Jaap van der Wal a la otra célula protagonista de nuestra concepción:

Los Espermatozoides. Normalmente las denominamos en plural y esto es posible que se deba a una característica diferencial con el óvulo y es que nunca están solos. El esperma nunca esta sólo. Como sabemos, la producción de células espermáticas en los testículos es enorme. Muchas de ellas serán sacrificadas en el proceso de superar toda una serie de barreras anatómicas, fisiológicas y bioquímicas antes de alcanzar el óvulo. La producción de óvulos en los ovarios es un proceso - de uno en uno-, mientras que la producción de células espermáticas en los testículos es masiva y explosiva.

En cuanto a la forma el contraste con el óvulo es muy intenso. El óvulo es esférico y la célula espermática es radial con una longitud de 60 micras, una cabeza de 3-4 micras y un diámetro de cola de no más de 1 micra.

de 3-4 micras y un diámetro de cola de no más de 1 micra. Fig-1 El
de 3-4 micras y un diámetro de cola de no más de 1 micra. Fig-1 El

Fig-1 El óvulo y el Espermatozoide Foto tomada de www.flickr.com

Antes hemos descrito como la forma esférica del óvulo representa la forma espacial con el mínimo contacto medioambiental al que una célula se puede adaptar. Representa el mejor contorno para el movimiento y la auto-movilidad. A diferencia de la célula espermática que es un organismo activamente en movimiento. Los espermatozoides son unas células de volumen muy pequeño. En un óvulo maduro cabrían hasta 60.000 espermatozoides.

La dinámica de la maduración del óvulo se caracteriza por su elongación e hinchamiento. La de un espermatozoide por un gesto de concentración y pérdida de volumen.

Su pequeñez representa una característica más cualitativa que cuantitativa pues la espermatogénesis tiene como finalidad la eliminación casi completa del contenido citoplasmático, dando como resultado una célula con una membrana celular, con una cantidad muy pequeña de citoplasma y sólo un núcleo como contenido celular.

A diferencia del óvulo la célula espermática no muestra ningún

intercambio metabólico o interacción con su entorno. Podría definirse

al óvulo como una célula abierta y al espermatozoide como una célula cerrada. Por otra parte el esperma puede ser sometido a un sin fin de manipulaciones sin alterarlo, puede ser congelado a 60º bajo cero, centrifugado. En términos del gesto morfodinámico, se puede caracterizar a la célula espermática como cerrada o no-abierta.

Ahora bien, estas notables diferencias de que nos hablan, ¿de una oposición o de una polaridad?

Mirando la movilidad desde fuera, a nivel de la movilidad extracelular,

la célula espermática puede ser descrita como activa y móvil y el óvulo

podría ser descrito como pasivo. Sin embargo cuando dirigimos la

atención a nivel intracelular- mirando la movilidad desde dentro- el óvulo se convierte en una célula activa y el esperma en pasiva.

Dicho de otra manera, el óvulo es una célula metabólicamente activa, interactuando con el entorno extracelular. Su citoplasma se puede describir como muy móvil lo que contrasta con la inactividad intracelular de la célula espermática que apenas contiene citoplasma y en la que más del 90% de su contenido es núcleo o sustancia-ADN. La cual sin embargo muestra una enorme actividad en el entorno extracelular. Desde el punto de vista de la morfología dinámica hay algo más que una simple oposición y se considera que ambas células, óvulo y espermatozoide están en mutua polaridad. Los rasgos esenciales de una polaridad son reversibles, en este caso que nos ocupa; movilidad externa-estructura interna (de la c. espermática) frente a descanso externo-actividad interna (del óvulo).

Este término de Polaridad es importante comprenderlo bien para entender la lógica funcional de nuestro sistema. Ahora sólo remarcar la ausencia de oposición entre la célula esencial femenina y la masculina. Esto puede invitarnos a la reflexión sobre nuestra diferencia de sexos, femenino-masculino- que se suele entender como oposición, ya que es cuestionable a nivel biofísico y por tanto a nivel plasmático. A este nivel esencial lo que observamos es que somos complementarios, polares. Todos tenemos una parte que denominamos femenina y otra masculina, todos tenemos una parte Yin y otra Yan.

En términos esotéricos hombre y mujer formarían la “pareja alquímica” que con tanto empeño las culturas y sobretodo la manipulación de los textos religiosos, en los que vivimos se han dedicado a destruir, distanciándonos, diferenciándonos, oponiéndonos y por tanto educándonos de forma distinta en las cuestiones básicas de la vida, el sexo y la relación con el mundo. Al final esto ha conseguido confundirnos y hemos perdido el contacto con nuestro desarrollo

ecológico como especie, pues una parte de esa alquimia son los hijos y su crianza.

Pero sigamos con esta mirada biodinámica y adentrémonos en el apareamiento celular.

EL APAREAMIENTO: UN BAILE DE ATRACCIONES.

En nuestra especie, la unión celular se produce en la trompa de Falopio que es el tubo ovárico. El óvulo llega a la primera parte de éste tubo directamente desde el ovario (recordar que los óvulos están muy bien preparados para este desplazamiento ya que al ser cuasi-esféricos pueden rodar perfectamente por un espacio tubular).

pueden rodar perfectamente por un espacio tubular). Fig.2 Mientras, las c. espermáticas van terminando un largo

Fig.2

Mientras, las c. espermáticas van terminando un largo camino desde la vagina hasta el útero y desde ahí, continúan nadando frenéticamente (les va la vida en ello) hasta el tubo ovárico. A esta altura, más del 90% de las c. espermáticas se han agotado o se han perdido en el camino por todo tipo de barreras biológicas.

Por otra parte el óvulo se desplaza por la Trompa ayudado por una corriente de fluido, producida por las células vellosas de la membrana del tubo, que le llevan hacia el útero (en donde se producirá el “encuentro” con los espermatozoides que consigan alcanzarlo). Este movimiento genera una corriente directora de resistencia en la dirección en la que vienen las c. espermáticas, con lo que éstas tendrán que hacer gala de sus mejores reservas natatorias. Además existe una especie de “quimiotaxis” (Wall) (atracción inducida químicamente) entre ambos tipos de células. Tanto el óvulo como la mucosa de la Trompa segregan sustancias que atraen y activan a la c. espermática. Al final decenas o cientos de c. espermáticas llegan al óvulo y adoptan una forma radial, con la cabeza hacia el óvulo, alrededor de éste.

Es decir no es una competición a ver quien llega primero, en donde el esperma activo alcanza al óvulo pasivo. Más bien es un baile, una danza de seducción en donde ambas células- cada cual a su manera- participan, ayudan y desean el encuentro. Van der Wall denomina a esta dinámica, “complejo de atracción pre-concepción (CAPC)

Siguiendo a este autor, en este momento las c. espermáticas serán sometidas a grandes cambios. Para poder fertilizar tendrán que perder su concha externa (acrosoma).

El óvulo, ante la llegada de las c. espermáticas y las sustancias que se segregan en este encuentro, también sufrirá cambios en su cobertura (zona pelúcida) de forma que lo hace más receptivo ante la eventual fusión entre ambas células.

receptivo ante la eventual fusión entre ambas células. Ambas células parecen intercambiar y asentarse mutuamente

Ambas células parecen intercambiar y asentarse mutuamente dentro de las condiciones químicas y biológicas necesarias para tomar la decisión eventual de si una célula espermática entrará(fusión) y si es así, donde, cual y cuando.

Fig. 3 Óvulo rodeado de c. espermáticas

A un nivel morfodinámico podemos decir que una vez producida la fusión tenemos una nueva entidad biológica formada por un óvulo y algunas c.espermáticas. Hay un estado de actividad que es más que una composición y suma pasiva de dos tipos de células. Lo que aquí tenemos es una “totalidad biológicamente activa e interactuante”( Van der Wall). Esta entidad biológica tiene tendencia a “rotar”.

La concepción es posible que se produzca o no, en las primeras horas de vida de esta nueva entidad biológica y esto depende de un gran número de sutiles interacciones e intercambios químicos recíprocos.

En este encuentro, el movimiento lineal (radial) de las c. espermáticas se convierte en un movimiento esférico

Describir este proceso desde la simpleza de que una c. espermática penetra al óvulo no sólo es una idea simple sino imprecisa. Cuando las condiciones son las adecuadas en un momento y lugar dado puede tener lugar “la fusión” de las membranas celulares y entonces el contenido (núcleo y una pequeña cantidad de citoplasma) de la c. espermática puede ser llevado al óvulo.

La muy común y algo agresiva imagen de una c. espermática penetrando el óvulo no es correcta.

“La continuidad de la membrana celular del óvulo nunca se rompe, ni es interrumpida.”

Fig. 4

del óvulo nunca se rompe, ni es interrumpida.” Fig. 4 En el complejo de atracción pre-concepción(Wall),

En el complejo de atracción pre-concepción(Wall), no hay un participante activo y otro pasivo, un fertilizante y un fertilizado.

Un óvulo es todo aquello que un espermatozoide no es y a la inversa. El hecho de que ambas células acaben encontrándose no es casual, sino que revela un propósito y necesidad intrínseca. Ambas células se pertenecen mutuamente; se satisfacen y realizan mutuamente.

Este texto no se habría podido elaborar sin los trabajos de Jaap van der Wal

LA VIDA COMO PROCESO.

Se dice que el límite entre la etapa embrionaria y la fetal se sitúa a las 10 semanas desde la concepción

Como comentábamos al principio, diferenciamos etapas en nuestro proceso existencial como una forma de entendernos, así, hablamos de etapa embrionaria, fetal, neonatal, infancia, adolescencia, juventud, adultez, vejez, ancianidad, pero esto no supone que biológica y energéticamente nos desarrollemos por partes.

Familiarizarnos con la idea de que las Etapas (embrionaria-fetal- neonatal…) son divisiones que se realizan para facilitarnos la comprensión de un proceso que es continuo y por tanto unitario nos servirá de ayuda par tener una visión más fluida .

…….Somos un proceso.

“Un organismo siempre se presenta como una unidad de forma, función en un medio ambiente, en continua evolución en el tiempo”( Rose1998).

“El feto se distingue del embrión en que en el antiguo plan, el cuerpo se ha completado en principio” (Jaap van der Wal).

Comprendernos desde la idea de que formamos parte de un continuo energético supone atender a la cualidad biofísica y por tanto energética de allá de donde venimos.

En principio y hasta donde nos alcanza nuestra limitada comprensión de los fenómenos vitales podemos suponer que el potencial energético con el que contamos en nuestra concepción dependerá del potencial que tengan los gametos de quienes nos engendran.

Es decir el óvulo de una mujer sana tendrá un potencial energético mayor que aquel que vive anidado en un organismo débil y/o enfermo. Al igual que el óvulo de una mujer joven sana, tendrá un potencial diferente al de una mujer adulta sana. Lo mismo es válido para la calidad energética de los espermatozoides.

Una vez el cigoto anida y el embrión empieza a desarrollar su plan inherente de maduración hacia la forma fetal, la relación de esta nueva entidad interactuará con el organismo de la madre hasta el nacimiento. Es por ello que es tan importante la calidad vital de la madre, en todos sus órdenes, para asegurar un buen potencial que facilite un buen desarrollo hacia la Forma Humana.

El embrión ya alberga en su interior todo lo necesario para seguir madurando hacia la forma humana. Al terminar el primer mes de desarrollo el embrión humano comprende tres tipos de células especializadas:

.- ECTODERMO (Capa externa): Ecto significa fuera, Dermo significa piel. Desde aquí se construirán las partes de nuestro exterior, la piel, el vello, el esmalte dentario, la cornea, el cristalino, la membrana del tímpano y el caracol en el oído, parte de los canales digestivo, genital y urinario, las glándulas sebáceas y sudoríparas. Al ser el tubo neural parte de este material, el Sistema Nervioso Periférico, el Sistema Nervioso Central, también se hacen con él.

.- MESODERMO (Capa intermedia): Meso, significa entre, el que esta en medio. Formará los huesos, los músculos, columna vertebral, venas, arterias, órganos genitales, tejido conjuntivo, ganglios linfáticos, bazo, sangre…

.- ENDODERMO (Capa interna): Endo significa dentro. Formará el epitelio del tubo digestivo, excepto boca y ano, epitelio respiratorio, Trompa de Eustaquio, vejiga, tiroides…

respiratorio, Trompa de Eustaquio, vejiga, tiroides… Fig.6 El Feto es pasivo a nivel de movimiento pero

Fig.6

El Feto es pasivo a nivel de movimiento pero muy activo a nivel de motilidad lo que le lleva a efectuar transformaciones impresionantes. Se desarrolla al interior de un “saco” cuasi-esférico que le permite un alto grado de intimidad a la vez que lo mantiene en contacto e interacción con su entorno (el organismo materno) No es fácil imaginar la dimensión de estos cambios pues para hacernos una breve idea, la célula inicial de la que partimos mide cerca de dos décimas de milímetro (un granito de arena)

cerca de dos décimas de milímetro (un granito de arena) Fig.7 y pesa 6 décimas de

Fig.7

y pesa 6 décimas de gramo. Nueve meses después el recién nacido medirá 50cm aproximadamente de estatura y tendrá un peso aproximado de 3.000grms y 35 cm. de perímetro cefálico. Quiere decir que en ese intervalo de tiempo se habrá producido un aumento del crecimiento ponderal de 500.000.000% y un aumento del 250.000% del crecimiento estatural.

Del primer al segundo mes, la columna vertebral comienza a desarrollarse a partir de los mesoblastos de donde van a surgir los ligamentos, los tendones, las aponeurosis, los músculos y los huesos.

El mesoblasto se segmenta dando lugar a los sómitos que son células yuxtapuestas que se encuentran junto a la gotera neural. El embrión transporta 40 sómitos de los que se desarrollan los miembros y la cabeza. Los huesos de origen cartilaginoso irán a formar la placa basilar de donde nacerán los órganos sensoriales, otras capas formarán el occipital, el esfenoides, el etmoides, el temporal, el frontal y el parietal.

En el 24º día surge el prosencéfalo, en el 30º se forman los ojos, en el 33º las retinas pigmentadas, en el 38º aparece la córnea y el iris, en el 40º las orejas. A esta altura el cuerpo está recubierto todavía de una piel muy fina, translúcida, que permite observar las venas y las arterias. Los brazos crecen, las membranas interdigitales empiezan a desaparecer.

crecen, las membranas interdigitales empiezan a desaparecer. Al finalizar las 8 semanas, los brazos crecen lo

Al finalizar las 8 semanas, los brazos crecen lo suficiente para tocar la boca, los pies y los

Fig. 8 Foto extraída de, un poemacualquiera.blogspot.com

miembros inferiores se desarrollan y al final de éste periodo comienzan a dibujar una acción de pedaleo. Estomago e hígado inician sus funciones. Los órganos sexuales primitivos se forman y se diferencian.

Podemos decir que el “mapa” ya esta dibujado….el periodo embrionario finaliza y aparece el feto humano.

Durante el tercer mes, somos “intranautas”, aparecen movimientos de fluctuación con apoyo en el “ancora” del cordón umbilical. La actividad neuromuscular inicia su función dialéctica funcional, se inicia la ontogénesis de la motricidad.( Da Fonseca)

El pulgar presenta oponibilidad. La boca se entreabre, las inhalaciones

y succiones se desencadenan. El cordón umbilical hace de puente

enlazando ambos cuerpos. El de la madre facilita el aporte de oxígeno, de alimento y también los cambios hormonales en función de sus

estados de humor. La forma humana la vamos adquiriendo mediante “una relación social”, con un organismo humano constituido. En esta

relación podemos ver la existencia de nuevo de una complementariedad

y una polaridad entre ambos sistemas que poco a poco irán integrándose.

Es a través del cordón umbilical que el feto succiona, se nutre y se alimenta. En palabras de Gino Ferri, es nuestra primera gran boca.

El feto es un anfibio y como tal puede realizar un amplio espectro de movimientos dentro del agua (patalear, pivotar, nadar, girar…)

Durante este 3º mes y el siguiente, los huesos comienzan su osificación

a partir de la diáfisis. La expresión facial comienza a humanizarse. Surgen las cuerdas bocales aunque no emitan sonido alguno.

.- Comienza la función renal. Los pezones se hacen visibles. Al cuarto mes el feto mide 24cm aprox. El peso se multiplica por 6. Aparecen las uñas. Nuestra movilidad es mayor y comienza a ser sentida por la madre. El latido del corazón se muestra con la intensidad suficiente para ser detectada con el estetoscopio. El sistema circulatorio se desarrolla

.- La placenta, auténtica barrera bioquímica, alcanza su maduración y realiza el trabajo de los pulmones, riñones, intestino, hígado y glándulas. Por medio de ella el oxígeno, los aminoácidos, la glucosa y las sales que circulan por el organismo de la madre pasan al feto por los capilares de éste, mientras el bióxido de carbono y la urea pasan del feto a la madre siguiendo la dirección opuesta.

……Un mismo organismo sigue madurando.

Entre el 5º y 6º mes el feto pesa cerca de 1.200grs y mide unos 33cms.Aparece el vello (como en los primates). Aparecen, cejas, pestañas y cabello. La vernis serosa cubre la totalidad del cuerpo protegiendo la piel (idéntico mecanismo protector al de las especies anfibias).La piel se hace más fuerte. Las extensiones y flexiones bruscas son cada vez más frecuentes, Los testículos salen de las bolsas.

.- Durante el 7º, 8º y 9º mes, se empiezan a diferenciar los períodos de vigilia y sueño. La respiración es más regular. La postura predominante es la de flexión de la columna vertebral y la de flexión de los miembros. Hay una hipertonía flexora y una hipotonía extensora. Hay recepción auditiva y se manifiesta por reacciones tónico motoras en cadena. Hay sinergia entre los ojos y la cabeza. Hay sinergia entre los ojos y la cabeza dado que el espacio uterino se le hace pequeño. Las contracciones del útero se hacen más sensibles en la medida en que el momento del parto se acerca. Queda aún la rotura de la bolsa de las aguas, la caída del tapón mucoso y el comienzo del proceso del parto. La adaptación a la vida aérea se acelera y consolida.

Esta adaptación podría culminarse sin violentar el biosistema del feto si permitimos que el cordón umbilical termine su función (deje de pulsar) antes de amputarlo.

…………………Ha nacido una forma humana.

Al final de este impresionante viaje de transformación y cambios, nacemos, llegamos al “proyecto de forma” el cual continuará transformándose y desarrollándose continuamente hasta que la abandonemos, esto último es lo que llamamos muerte.

Parece que la maduración se va realizando no de forma lineal sino circular. Esta idea de linealidad, prevalece en nuestra cultura, no así en otras, en donde entendemos el tiempo de vida como una línea recta que desemboca en la muerte y no como ciclos madurativos, existenciales, que vamos completando con su significación y sentido inherente, aunque no siempre lo lleguemos a comprender racionalmente. Puede que esto nos pase porque la vida no es racional sino razonable.

Quizás sea por esto que en nuestra cultura contamos los años de vida desde el momento del nacimiento. Es como si antes no hubiese vida. Sin embargo biológicamente, no es así pues la “vida” es lo que nos ha llevado a la “forma”. Sin darnos cuenta esta forma de pensar tan arraigada en nosotros niega la vida como proceso e identifica vida con forma, cuando en realidad como hemos visto la vida es anterior, pues es quien crea la forma, en nuestro caso humana, en el caso de un delfín, anfibia.

Entonces, ¿si la vida no es la forma, la pérdida de la forma es realmente la muerte?

LOS CEREBROS.

Todo organismo vivo posee una determinada estructura cuyas necesidades son resueltas por el conjunto del sistema. A medida que la vida ha ido saliendo del lugar donde nació -el mar- tuvo que resolver nuevos y formidables desafíos. Pero nunca olvidó su procedencia, tanto es así que cada uno de sus ejemplares requiere de una composición hidro-salina idéntica a la del mar primitivo, porque de otra manera su maquinaria bioquímica no funciona. De manera, que todos los animales que habitamos fuera del agua llevamos el mar adentro.

Y lo llevamos al extremo de haber desarrollado aún más un corazón, ese órgano especial para bombear la sangre hasta el último confín del organismo, y cuyo ritmo de diástole y sístole recuerda el ir y venir de las olas sobre la playa.

Autores como Víctor Da Fonseca exponen que en el desarrollo de la Ontogénesis del ser humano se reproduce la Filogénesis de las especies, dada la impresionante similitud con el desarrollo de las otras formas de vida, desde la ameba al pez y del pez al mamífero

Pero los mamíferos no sólo tenemos el mar adentro: también poseemos un sol, ya que podemos regular nuestra temperatura interna (somos homeotermos), a diferencia de los anfibios y reptiles (poiquilotermos), que necesitan exponerse directamente al sol para adquirir la temperatura necesaria. Ésta no es la única diferencia, pero todas ellas se encuentran vinculadas a una que las resume: cada cambio importante en la evolución de las especies posibilita mayor libertad en las recién llegadas a la vida.

Esto puede verificarse con sencillez estudiando el sistema nervioso de las especies a medida que fueron apareciendo. Este trabajo de neurología comparada fue realizado talentosamente por varios investigadores, entre ellos Paul Mac Lean, de quien más adelante

vamos a citar lo substancial de su aporte por considerarlo esencial a los fines de la medicina funcional.

Desde el punto de vista filogenético el sistema nervioso humano ha evolucionado en tres etapas( las cuales tienen una correspondencia idéntica con el desarrollo

embriológico). Nuestra

naturaleza no se ha

Fig-9

desprendido de ninguna de estas estructuras, sino que muy al contrario, ha ido añadiendo las nuevas sobre las ya existentes manteniendo siempre la función básica de las primeras y estableciendo una serie de relaciones entre ellas que han permitido

la capacidad de adaptación y de respuesta que hoy en día presentamos.

En palabras de Carlos Inza, “Todo organismo vivo posee una determinada estructura cuyas necesidades son resueltas por el conjunto del sistema. La tendencia de la evolución está en la dirección de lograr grados más altos de libertad para las nuevas especies.” Cada cambio importante en la evolución de las especies posibilita mayor libertad en las recién llegadas a la vida”. Estos tres cerebros, tal como los describió Mac Lean, están interconectados entre si por nervios, poseen su propia subjetividad, su propia noción espacio-temporal, memoria e inteligencia.

Por orden de aparición tenemos:

1. Un paleo-cerebro ofidio o reptil con cerebelo y médula espinal.

2. Un segundo paleo-cerebro, esta vez paleo-mamífero o límbico.

3. Un único cerebro neo-mamífero con un neocortex mucho más

desarrollado que en el cerebro paleo-mamífero.

Según MacLean, no es cierto que el neocortex domine a los otros cerebros, pues en muchas ocasiones, el cerebro límbico toma el control del sistema de ahí que en ocasiones, toma reacciones encolerizadas que escapan al control de la razón.

El cerebro reptiliano.

Comprende el tallo encefálico, formado éste por la Médula espinal, el Cerebelo, el Mesencéfalo, el Núcleo basal y los Bulbos olfatorios (sobre los cuales se construyen los otros sentidos fisiológicos). Es significativo que la nueva formación esté organizada alrededor del sentido del olfato, por estar vitalmente relacionado con “ la alimentación, nutrición, reproducción”, y porque evita lo que es nocivo. Su funcionamiento es fundamentalmente reflejo.

En este cerebro encontramos el sentido de la delimitación territorial y la programación rutinaria básica de supervivencia. También las reacciones instintivas del arco reflejo y control de ciertas funciones vitales, cardiacas, pulmonares e intestinales.

La relevancia de estas observaciones estriba en que dado que la evolución no ha desechado lo que fue desarrollándose a lo largo de la historia, las adquisiciones del reptil permanecen casi idénticas en nuestro cerebro y éstas tienen expresión en la vida cotidiana de quienes lo poseen, incluso en las especies de mamíferos que lo suceden en el tiempo, entre las cuales se incluye al hombre.

Como comentaba al principio, el tálamo reptiliano está involucrado en la concepción de delimitación territorial, así como en una existencia rígida y casi programada. Es típica de esta conducta, la repetición: un reptil nunca improvisa o investiga nuevas maneras de llegar desde esta piedra hasta ese árbol, ya una vez aprendido un camino, morirá haciendo una y otra vez el mismo itinerario. Estas características las

vamos a encontrar en nuestros comportamientos obsesivos, rutinarios así como en el carácter conservador y de estancamiento que evita cualquier posibilidad de cambio.

La nostalgia, el regreso al hogar son características que vienen determinadas por este importante centro nervioso.

Lo que peor lleva esta estructura cerebral desde un punto de vista conductual son los cambios y la improvisación.

En

Argentino).

palabras

de

Carlos

Inza

(

Orgonomista,

Médico,

Acupuntor

“El cerebro reptiliano se comporta en el hombre como legado neurótico de un súper-yo ancestral que le impide adaptarse y crear situaciones nuevas, lo cual explica la fuerte resistencia a los cambios que experimentan la mayoría de los seres humanos, independientemente de sus ventajas o desventajas.”

El c. reptiliano es básico, primitivo y como tal su función es la de asegurarnos la supervivencia. Su conducta es rígida, obsesiva, compulsiva, ritualista, cuasi-paranoica, mecánica y no aprende de las equivocaciones.

El cerebro límbico. Fig-10

aprende de las equivocaciones. El cerebro límbico. Fig-10 El cerebro límbico lo situamos entre el reptiliano

El cerebro límbico lo situamos entre el reptiliano y el neocortex, en la región media del SNC. Comprende tres regiones:La Amígdala cerebral, el Septum- región preóptica y el Hipotálamo.

Los mamíferos desarrollaron un enorme crecimiento de alguna regiones del cerebro reptiliano lo que posibilitó la formación de un segundo cerebro, el límbico. Esto supuso un cambio totalmente revolucionario en nuestro posterior desarrollo. Esta compuesto por un conjunto de estructuras cuya función esta relacionada con las respuestas emocionales, el aprendizaje y la memoria. Nuestra personalidad, y recuerdos dependen en gran medida de él.

Con los mamíferos aparecen las pasiones: el amor, el odio y el altruismo en la historia, de manera que la vida adquiere calor y color. (C.Inza)

Las emociones operan como mediadoras entre la parte más primitiva (reptiliana) del cerebro que asegura la supervivencia y la corteza cerebral donde se toman las decisiones.

Este sistema controla ciertas conductas que son necesarias para la supervivencia de todos los mamíferos. Modula funciones específicas que le permiten al animal distinguir entre lo agradable y lo desagradable. Aquí se desarrollan funciones afectivas específicas, como las que inducen a las hembras a cuidar y proteger a sus crías (y la especie) y otro de gran importancia en la vida de los mamíferos, “el juego”.

Las emociones y los sentimientos, como ira, miedo, pasión, odio y tristeza, son inventos mamíferos desarrollados en el sistema límbico. Este sistema también es responsable de algunos aspectos de la identidad personal y de importantes funciones relacionadas con la memoria.

La aparición de este sistema, también significó la capacidad de regulación térmica, el metabolismo general y la modulación y control de las funciones vegetativas (simpáticas y parasimpáticas) Estas nuevas características significan un mayor nivel de autonomía y

consecuentemente un aumento de la capacidad para descubrir y aventurarse sobre el terreno, con los riesgos implícitos.

El cerebro Neocortex

Representa la tercera etapa evolutiva del cerebro, su red de células neuronales, altamente compleja, es capaz de producir el lenguaje simbólico. Según MacLean "es la madre de la investigación y el padre del pensamiento abstracto”.

Llamado neo-palium, córtex, corteza o neocórtex. Comprende casi la totalidad de los hemisferios y algunos otros grupos neuronales subcorticales. Corresponde a los primates. En el hombre, el neocortex ocupa dos terceras partes de la masa cerebral.

Aunque todos los animales también tienen un neocortex, es relativamente pequeño, con casi ningún o muy pocos pliegues o circunvoluciones (que son índices del área superficial y de la complejidad y desarrollo).

La corteza se divide en los hemisferios izquierdo y derecho. Son el famoso cerebro izquierdo y derecho. La mitad izquierda de la corteza controla el lado derecho del cuerpo y la mitad derecha del cerebro lo hace con el lado izquierdo del cuerpo. También, el cerebro derecho es más espacial, abstracto, musical y artístico, mientras que el cerebro izquierdo es más lineal, más racional y verbal.

LA IDENTIDAD BIOFÍSICA

Sintetizando lo comentado hasta ahora, en nuestro proceso madurativo como seres humanos nos encontramos con la necesidad de ir madurando e integrando la evolución de nuestro Yo biofísico desde el inicio de nuestra concepción.

Entender nuestra neurofisiología nos permite comprender la importancia que tienen los medios que podamos ofrecer para preservar un proceso ecológico (acorde con nuestra realidad como mamíferos) del desarrollo madurativo del “cachorro humano”.

Así, compartimos que el periodo de embarazo y parto sea un tiempo particular, ya que es un tiempo de anidación y convivencia entre dos organismos simbióticos, en donde las condiciones de vida de la madre influirán directamente en la realidad biofísica del organismo que esta madurando en su interior.

Mediante esa maduración vamos construyendo una entidad orgánica y biofísica. Nos construimos desde lo más simple a lo más complejo. Desde la motilidad al movimiento. Desde el acto reflejo al acto pensante y reflexivo.

Nos encontramos ante el desarrollo de un Yo biofísico sobre el que irá madurando un Yo psíquico en total interacción formando una única unidad somatopsíquica.

Será fundamental, para una sana integración entre conservación (Reptiliano) – afectos ( Límbico) – pensamientos( Neocortex)el que se den unas buenas condiciones durante el embarazo y que el pasaje de un entorno acuático a otro aéreo ( parto) no sea violentado y que una vez en el mundo aéreo ese organismo extrauterino que llamamos bebé pueda obtener del medio los cuidados, el contacto, la atención y respeto a las necesidades básicas que tiene como mamífero.

En otras palabras a niveles funcionales podemos considerar al bebe como un organismo biológicamente dependiente que sigue madurando a nivel biofísico después del parto, que tiene necesidades que no puede satisfacer sólo, y que por tanto mantiene un alto grado de dependencia biológica que precisa ser satisfecha para su correcta maduración.

Nuestro potencial de salud y equilibrio vendrá dado por la integración de los tres cerebros que describe Mc Lean y será la satisfacción de las necesidades biológicas (urdimbre, lactancia, respeto, amor, con-tacto, alimentación, higiene, gestión de la emociones…) lo que permitirá la maduración e integración de nuestras funciones superiores, propias y únicas del ser humano.

Este proceso que ocupa desde la concepción hasta el 1º año de vida lo seguimos considerando al igual que Reich como un Periodo Crítico Biofísico. Pues un trauma significativo en este periodo marcará y condicionará al sujeto para toda su vida.

Este tiempo abarca desde nuestra concepción hasta la adquisición de la bipedestación y del habla. Es decir, hasta que el cachorro humano adquiere un mayor grado de autonomía e independencia en sus funciones básicas.

Para que esto se dé de manera equilibradora deberán darse los medios necesarios para que la integración de los tres cerebros se produzca de manera funcional. De esta manera, es interesante tener en cuenta que:

.- Facilita la maduración del cerebro reptiliano el que la madre lleve un orden en los ciclos básicos vitales como son la alimentación y el sueño durante el embarazo así como, una vez hemos nacido, que nuestro exterior nos facilite una estructura sistemática en éstos ciclos.

.- También facilita el buen desarrollo del cerebro reptiliano el libre acceso al pecho con la finalidad de que el nuevo organismo pueda satisfacer sus necesidades de alimentación y contacto cuando siente la necesidad y no mediante un orden externo marcado por horarios que poca o ninguna relación tienen con el orden biofísico del recién nacido.

.- El acto de amamantamiento, cuando éste se hace con contacto, facilita al cerebro reptiliano y al cerebro límbico su desarrollo pues, en él se integra, la fusión con el cuerpo de la madre, su contacto, su olor, su calor, sus caricias, el sonido de su voz, aspectos todos ellos resonantes para el bebe, con la satisfacción del hambre y la necesidad de apego.

El circulo necesidad biofísica – satisfacción, es el motor de nuestra maduración, la cual es necesaria para que las funciones cerebrales superiores se asienten de manera integradora y configuren la estructuración de un Yo psíquico coherente en relación con un Yo biofísico, de forma que el pensar y el sentir puedan ser una única entidad por medio de la cual nos comportemos y nos relacionemos con el mundo exterior.

La no satisfacción de las necesidades biológicas básicas supone el no respeto a nuestro proceso madurativo y la aparición de la resignación celular desde la frustración. Esto provocará la contracción del biosistema del bebe, ahora contracción muscular y neurovegetativa. Esto debilita, y provoca que nuestro sistema inmunitario no se desarrolle plenamente predisponiéndonos a la somatización como vía de expresión de los conflictos por los que atravesamos en nuestro proceso de adaptación a las exigencias impuestas por el mundo exterior.

En términos reichianos, el organismo frente a la frustración biológica, crea una “coraza muscular defensiva” cuya primera finalidad es la de evitar el contacto con nosotros/as mismos/as para dejar de sentir el deseo y así evitarnos la frustración que nos produce su no satisfacción

desde el exterior. Vamos generando una realidad biofísica acorazada sobre la que progresivamente tendrá que madurar, a nivel cerebral, un nivel superior que es el cortex. De esta manera, este nuevo subcerebro recogerá un legado confuso desde el cual interpretar la realidad y comprenderla.

DEL MEDIO ACUATICO AL MEDIO AEREO. EL “PASAJE” DEL PARTO.

Tanto el parto como el amamantamiento tienen una importante funcionalidad anatómica para la madre como para el recién nacido en su desarrollo posterior.

En un parto “permitido”, sin violencia, entra en juego todo el sistema de la madre en todos sus niveles.

El cerebro reptiliano protege la especie. El cerebro límbico anhela el encuentro con la vida que esta por nacer. El neocortex nos permite comprender e integrar la finalidad que todo este esfuerzo de “dar la luz” supone.

Respetar nuestro proceso madurativo facilitando una llegada sin violencia, a este mundo así, como el cubrir las necesidades básicas con contacto, apego y cariño facilita una buena integración cerebral y un organismo sin resignación. Esto permite el mejor desarrollo de nuestro sistema inmunitario sin necesidad de acorazarnos pues el sistema ya tiene su defensa biológica que es nuestro sistema inmune.

Es importante que el “pasaje del parto”, al menos no sea traumático, forzado o violentado por ello abogamos por un nacimiento sin violencia.

La evidencia científica señala que el parto es un proceso fisiológico natural y que la atención médica innecesaria puede ser causante de bastantes más problemas de los que conocemos. El parto es un acto normal, la culminación de nuestra experiencia reproductiva, y para ello el cuerpo de la madre y el hijo están preparados. Cualquier intervención rutinaria sin verdadera necesidad, incluida la pérdida de intimidad, es perjudicial.

El permitir el ingreso a sala de partos no sólo es importante para el papá sino para el niño, pues ser participe de la experiencia del alumbramiento lo aproxima a la pareja madre-hijo. La sensualidad e intensidad emocional que conlleva el proceso del parto nos sumerge como hombres en un estado de con-tacto y sensibilidad desde la firmeza y la ternura provocando una respuesta reptiliana y límbica que moviliza nuestros más profundos deseos de protección y cariño hacia nuestra compañera-madre y nuestro hijo/a. Esto hará que esta experiencia quede grabada en nuestro ser hasta el final de nuestros días.

La Organización Mundial de la Salud hace muchos años que determinó que ciertas prácticas médicas eran perjudiciales o innecesarias. Sin embargo han seguido realizándose de forma rutinaria en los hospitales españoles y europeos. La mujer que no presente complicaciones debe tener su parto en intimidad, sin interrupciones y en un ambiente recogido y respetuoso. Debe poder moverse, recibir masajes, ser acompañada en todo momento por la persona elegida por ella y no ser objeto de atención por personal en prácticas si ella no lo desea. Tiene que poder alimentarse y beber, caminar y parir en la postura que decida

MAMIFERO VIENE DE MAMAR.

Los mamíferos (Mammalia) son una clase de vertebrados amniotas homeotermos (de "sangre caliente"), con pelo y glándulas mamarias productoras de leche con la que alimentan a las crías. ( Wilkipedia)

Se aplica al animal vertebrado, de temperatura constante, con pelo que cubre su cuerpo o parte de él y cuyo embrión se desarrolla dentro de la madre; las hembras alimentan a sus crías con la leche de las mamas: el ser humano, el elefante y el ciervo son mamíferos terrestres; la ballena y el delfín son mamíferos marinos.

Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

El amamantamiento es un acto de fusión entre la boca y la mama de dos organismos vivos con una variada funcionalidad biológica que beneficia a ambos organismos después de un laborioso esfuerzo durante el proceso del parto.

Por una parte el amamantamiento permite el encuentro entre la madre y su cachorro y esto activa sus mecanismos psico-neuro-inmunológicos, pues en ese encuentro actúan variables emocionales, afectivas, neurológicas y neuropsicológicas.

En el proceso del parto el útero de la madre se dilata de manera impresionante para dar salida a su cachorro. En este proceso intervienen hormonas como la oxitocina y la prostaglandina. Su tamaño se quintuplica para poder alojar al bebe que esta a punto de nacer.

Su tamaño se quintuplica para poder alojar al bebe que esta a punto de nacer. Fig.11

Fig.11. tomada de bebesyembarazo.com

El amamantamiento ayuda a la mujer, mediante pequeñas contracciones a ritmo con la succión del bebé a que el útero recupere su tamaño natural.

La leche materna es una sustancia viva, contiene tantas células como la propia sangre. En algunas sabias culturas milenarias como en la India se la denomina "sangre blanca". Estas células pueden destruir activamente parásitos, bacterias y hongos y contribuyen a regular la respuesta inmunológica, los gérmenes se multiplican menos y con menos rapidez en la leche materna, la leche materna no solo es un buen alimento, es además una buena medicina.

La cantidad de beneficios que supone para la madre el amamantamiento es muy variada, podemos citar:

Las mujeres que amamantan son eficaces en función de la energía, pueden producir leche aún con ingesta calórica inadecuada.

Las madres que amamantan son capaces de decodificar antes y mejor las necesidades del bebé: sabrá si llora por hambre, necesidad de cariño o cólicos (dolor de panza).

Menor sangrado postparto, por la secreción de oxitocina que estimula la contracción uterina, menos anemia.

Recuperación del parto más rápida.

Retarda la iniciación de la menstruación, por lo que es un buen anticonceptivo natural.

Menor riesgo de cáncer de mama, incluso el de origen genético, de útero y ovarios.

Mejor digestión de los alimentos por mayor secreción de enzimas digestivas.

Reduce la depresión postparto.

Reduce el maltrato y abandono posterior del bebé, por mejores lazos afectivos.

Menor pérdida de calcio urinario y aumento de la captación de calcio en el duodeno materno durante la lactancia (menor osteoporosis post menopáusica).

Menor riesgo de Artritis Reumatoidea. Menor riesgo de Diabetes tipo .Menor riesgo de enfermedad coronaria.

Mejora la autoestima y seguridad en sí misma.

Podemos dividir y agrupar los beneficios para el bebé en cuatro tipos:

Ventajas nutritivas:

Se digiere mejor y más rápido

Tiene 3.6 veces menor cantidad de sodio que la leche de vaca (menor posibilidad de deshidratación, menos hipertensión).

Tiene grasas y proteínas de mejor calidad (sobre todo para el desarrollo del cerebro). El hierro se absorbe casi en su totalidad (menos anemia).

Su composición se adapta a las necesidades de la edad (es distinta para un bebé de término que para un prematuro).

Protección contra infecciones:

Tiene linfocitos y macrófagos que destruyen gérmenes activamente.Es Higiénica (está siempre preparada, a temperatura justa y estéril). Tiene el Factor Bífido que impide el sobredesarrollo de gérmenes en el intestino.

Tiene anticuerpos que protegen al niño de las enfermedades a las que estuvo y está expuesta la madre. Tiene docenas de agentes antinflamatorios.

Hay 10 veces menos internaciones en el bebé que toma pecho. Hay

30 veces menos riesgo de diarrea. Hay 3 veces menos riesgo de

infecciones respiratorias.Hay 4 veces menos riesgo de sepsis (infección generalizada y grave) a algunos gérmenes frecuentes en la infancia. Hay 8 veces menos riesgo de enterocolitis necrotizante (Infección intestinal con gran mortalidad).

Menos riesgo de meningitis por Haemóphilus (protección que dura

10 años). Menos riesgo de Otitis media. Menos riesgo de padecer

infección urinaria.

Protege de la asimilación de proteínas extrañas al intestino y al sistema. Tiene Zinc y ácidos grasos polinsaturados de cadena larga que contribuyen a una buena respuesta inmunológica.

Un solo biberón que se le dé al niño en los primeros días de vida puede aumentar las posibilidades de alergias. Todas las preparaciones para lactantes, incluida la leche de soja, comportan riesgo de alergia.

Menor incidencia de Psoriasis en los bebés alimentados a pecho. Menor incidencia de Asma. Menor incidencia de Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crhon.

Mejor desarrollo psicomotriz, emocional y social. Mayor Coeficiente intelectual (niños 20% más inteligentes).

Menos riesgo de diabetes. Menos riesgo de hipertensión arterial. Hay 9 veces menos riesgo de cáncer y linfomas en la infancia.

Menor producción de caries y problemas de ortodoncia (aparatos).

35% menos riesgo de obesidad futura. Menor riesgo de Enfermedad Celíaca.

Menor incidencia de miopía.

…….Realmente es incomprensible que no se potencie, se proteja y se estimule la lactancia.

Es urgente. Necesitamos que la manada se agrupe para defender a sus cachorros ante tanta violencia silenciosa. Necesitamos crear redes solidarias que ayuden a las madres y dejar de vivir la maternidad y crianza como algo privado. Necesitamos llamar la atención a nivel político y social de que el cambio debe comenzar exigiendo respeto a nuestros propios procesos ecológicos. Necesitamos salas de parto natural en nuestros hospitales que sufragamos entre todos.

…Y QUE HACEMOS SI LAS COSAS ESTAN COMO ESTAN ?

A pesar de todo lo comentado la realidad es que la gran mayoría de partos son violentados tanto en su forma como en su ritmo. Un numero considerable de ellos se realizan en función de variables administrativas (horarios, vacaciones de los profesionales, listas de espera…). Las cesáreas abundan más de lo necesario tanto por desinformación y miedo por parte de los padres como por las razones administrativas y de rapidez. La ley laboral nos autoriza a 4 meses de “baja” por maternidad. ¿Porque 4 meses si al menos debería de ser hasta que el cachorro humano ganara una mayor independencia y ésta no la alcanza hasta el primer año? La mujer trabajadora no tiene apoyos para cuidar a sus hijos ni medios para facilitar una continuidad de su lactancia la cual se tiene que ver bruscamente interrumpida. Las jóvenes parejas ante tanta presión socio-laboral, retrasan cada vez más el tiempo de maternidad. Nuestros hijos son violentados al cortarse el cordón umbilical antes de que deje de latir produciéndoles una asfixia de la cual se liberan mediante un profundo y doloroso llanto, que incompresiblemente aún en el S.XXI sigue produciendo sonrisas en algunas adultos y profesionales. También son lavados, manipulados, vestidos…de manera compulsiva, pues nada de esto es necesario para nuestro bebé y si lo es en cambio el no despegarse del cuerpo de la madre, único referente de calma y quietud, pues es reconocible por su olor, su fluir y su latido.

A nivel clínico, cuando un niño nace su cráneo es blando y flexible, lo que le permite pasar por el canal del parto. La cabeza del bebé, literalmente, se flexiona para recorrer este canal.

Pero en muchas ocasiones no ocurre así, particularmente cuando el niño ha quedado atascado en alguna de las fases del parto, quedando las estructuras craneales a menudo distorsionadas al ser empujadas y comprimidas unas contra otras. El atasco conlleva en muchas ocasiones manipulaciones de extracción unas veces necesarias y en la mayoría por no dar el tiempo preciso para que el proceso de nacer culmine por si mismo.

Pensamos que es muy importante prepararse para un acontecimiento tan importante como éste y que nos tomemos en serio nuestra profunda ignorancia sobre este tema.

Nadie sabe ser padre ni madre y nadie nos ha hablado e instruido en ecología humana.

La preparación al parto es un trabajo que recomendamos también para el padre, el cual ya puede formar parte de este trío invisible, pero que está.

Las escuelas de padres son importantes por su labor pedagógica y de encuentro en donde poder aprender y compartir nuestros miedos, expectativas e ilusiones con otros seres humanos que se encuentran en el mismo proceso existencial que nosotros.

Cuando no todo va tan bien como quisiéramos y durante el embarazo el cuerpo de la madre expresa dificultades en este nuevo equilibrio metabólico, postural, psicológico podemos plantearnos una acción terapéutica que le ayude a reequilibrar estos desajustes. Esta terapéutica no debería ser tóxica, ni química (sino es estrictamente necesario) sino respetar el equilibrio ecológico del organismo de la madre y del feto. La Homeopatía, la Dietética, el Apoyo psicológico, la Acupuntura y el Tratamiento Craneosacral Biodinámico entre otras, son medicinas

ecológicas y respetuosas para ayudar a la mujer a combatir molestias y dolores que perturban bio-psicológicamente la belleza de este tiempo.

Durante el embarazo, trastornos como ciática·lumbalgias, temores, dolor de cabeza, nauseas, estreñimiento, insomnio, retención de líquidos, calambres, adormecimiento de miembros, mareos, tensión en bajo vientre…, pueden ser atendidos sin demasiada dificultad por estas terapéuticas.

También, mediante el Tratamiento Craneosacral Biodinámico, podemos intervenir para paliar las secuelas de nuestros hijos, producto de un parto traumático y/o forzado como son : cólico del lactante, desadaptación, llanto súbito, regurgitaciones, diarreas, distress respiratorio, hiperactividad e hipoactividad.

Pensamos que un reconocimiento de los desequilibrios craneosacrales en los bebés es altamente recomendable pues puede ser muy útil en la prevención de problemas que se manifestarían más tarde en la vida.

Esperamos que este pequeño ensayo sirva para ampliar el conocimiento y la conciencia de la importancia que para nuestra vida y la de nuestros hijos tiene el como se protege y se respeta nuestro proceso ecológico pues éste será el mayor garante para que posteriormente nos encontremos con adultos sanos y saludables trabajando en pro de un mundo justo, sano y saludable.

BIBLIOGRAFÍA

Bowbly J. Vínculos afectivos. Ed. Morata. Carballo. R, Cerebro interno y mundo emocional. Ed. Labor. Celma.J, Diario de un educastrador. Ed. De la flor.BBAA1972 Ferri.G, Apuntes sobre embriología. Rev. Energía Carácter y Sociedad ( ECS) Vol.6 nº1.1988 Fonseca.V, Ontogénesis de la motricidad.Ed.G.Nuñez 1988 Inza.C, ver su Web Leboyer F. Por un Nacimiento sin violencia.Ed. Daimon Mc.Lean,P. Evoluzione del cervello e comportamento humano. Ed. Editrice Einaudi. 1984 Montero-Ríos Gil M. Saltando la Olas. Ed. Obstare. La guerra silenciosa. Monografía nº 9-1997. Ed. Orgón Sexualidad, estructuración energética e imagen corporal. ECS

Vol.10-1993

Navarro. F. La somatosicodinámica. Ed. Orgón-1984 Odent. M, “La vida fetal, el nacimiento y el futuro de la humanidadGénesis del hombre ecológico. Ed. Hacer.1982 Pinuaga-Serrano. Ecología infantil y maduración humana. Ed. Orgón. 1997. Redón. M, Psicosomática de la salud humana. Ed. Orgón. Monografías, nº 8 Reich. W, El asesinato de Cristo. Ed. Bruguera. 1980 Eter, Dios y Diablo. Biblioteca EsTer. Rodrigañez y Cachaferro. La represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión. Ed. Madre Tierra.1995. Spitz.R, El primer año en la vida del niño. Ed. F.C.E. Wall. Van der. Visitar su Web. Winnicott.DW, Realidad y juego. Granica Editor.1972.