Sie sind auf Seite 1von 7

Epigenética y señales ambientales nutricionales

Abstracto

Toda la vida terrestre está influenciado por flujos multi-direccionales de información sobre su entorno, lo que permite el cambio maleable fenotípica a través de señales, procesos químicos, o diversas formas de energía que facilitan la aclimatación. Miles de millones de cohabitantes biológicos de la tierra, incluyendo todas las plantas y animales, en conjunto conforman un ecosistema genética / epigenético por el cual la adaptación / supervivencia (entradas y salidas) son altamente interdependientes unos de otros. Como un ecosistema, el sistema solar, la rotación de los planetas, los cambios en la luz del sol, y la influencia atracción gravitatoria transiciones epigenéticos cíclicos y remodelación de la cromatina que constituyen los ritmos circadianos biológicos que controlan la senescencia. En los seres humanos, las condiciones ambientales adversas, como la pobreza, el estrés, el alcohol, la desnutrición, la exposición a los contaminantes generados por la industrialización, productos químicos artificiales, y el uso de drogas sintéticas pueden conducir a enfermedades relacionadas con epigenéticos-desadaptativas con genes específicos de la enfermedad se atípicamente activan o silenciados. Nutrición y prácticas dietéticas son una de las facetas más grandes en el metabolismo relacionado epigenética-, donde "epi-nutrientes" específicos pueden estabilizar el genoma, roles establecidos dadas en la metilación del ADN, modificación de las histonas, y remodelación de la cromatina. Por otra parte, los componentes "epi-bioactivos" basadas en los alimentos pueden revertir los patrones epigenéticos mala adaptación, no sólo antes de la concepción y durante el desarrollo postnatal fetal / temprano, pero también a través de la edad adulta. En resumen, en contraste con una estructura de ADN genómico estática, los cambios epigenéticos son potencialmente reversibles, el aumento de la esperanza para / o intervenciones terapéuticas y dietéticas que pueden revertir la programación epigenética nocivo como un medio para prevenir o tratar enfermedades graves.

Epigenética Ecológicos

Todos los sistemas vivos terrestres son entidades auto-organizados sujetos a diversas influencias ambientales que intervienen en la transformación a través de señales biológicas, procesos químicos, o diversas formas de energía. Plantas y animales Diversos colectivamente constituyen un ecosistema epigenéticamente simbiótica en la que la adaptación / supervivencia (entradas y salidas) son altamente interdependientes unos de otros (Latzel et al 2013.; Vandegehuchte y Janssen 2013). La epigenética es la base para la transformación continua de casi todos los procesos biológicos dentro del ecosistema requerido para la adaptación a un entorno dinámico. Los eventos moleculares asociados con la transformación implican modificaciones químicas hereditarios, sostenibles, o reversibles de las histonas que rodean el ADN, lo que lleva a la terciaria alterada, por orden superior puestos nucleosomales estabilización ya sea eucromatina (por genes transcritos) o heterocromatina compacto (genes silenciados). Esto permite cambios fenotípicos flexibles a corto plazo para ser controlados por el entorno sin cambiar la secuencia de pares de bases dentro de lenta evolución ADN genómico. Mecanismos epigenéticos análogos según los informes se producen en bacterias, hongos, gusanos, moscas, la levadura, plantas, algas, peces, mamíferos y otras entidades biológicas. Una combinación de la transformación genética de la evolución lenta de ADN, concomitante a la rápida flexibilidad epigenética ha permitido la supervivencia terrestre a lo largo de millones de años, a pesar de increíbles transiciones de la atmósfera, donde la vida formado en ausencia de oxígeno. (Jeltsch 2013)

Un relé epigenética dentro de los sistemas de vida puede ser desencadenada por casi cualquier señal del medio ambiente, incluyendo la luz UV (Dong et al. 2012), la presión atmosférica, abastecimiento de alimentos, nutrientes vegetales, el suministro de agua (Gayacharan y Joel 2013), el oxígeno (Brand y Ratan 2013), los productos químicos, temperatura (Cao et al. 2013), y el cambio climático. Por otra parte, en la sociedad actual, hay una acumulación cada vez mayor de productos ambientales no naturales derivados de ingenio artificial que contribuyen en gran medida a la atmósfera que nos rodea (Combs-Orme 2013). Esto se evidencia por el ascenso de la contaminación, los cambios en el clima o en las emisiones de gas, la acumulación de materiales no biodegradables (Rossi et al 2013.; Vandegehuchte y Janssen 2013) y alteraciones en la capa protectora de ozono (. Andersen et al 2013 ). Con la dominación del hombre sobre la tierra, estamos entrando en un cambio sin precedentes en el ecosistema del medio ambiente, no sólo por la introducción de la biomasa de síntesis, sino también por el hombre manipulaciones genéticas de carne y productos vegetales, que se modifican los rasgos superiores que se elimine naturales variación en el contenido vitamínico de los cultivos (Miret y Munné-Bosch 2013) o para promover, plantas transgénicas resistentes a las enfermedades tolerantes al estrés. (Bawa y Anilakumar 2013;. Kujur et al 2013)

En una escala macromolecular, el sistema solar, la rotación planetaria, y la fuerza de gravedad constituyen importantes influencias epigenéticas en toda la vida biológica, se manifiestan como los ritmos circadianos dentro de cada especie, de órganos tejidos y células (Mitteldorf 2013). Circadianos transiciones fenotipo epigenéticos implican patrones de metilación del ADN o modificaciones de las histonas de genes asociados con la reproducción, el sueño y la memoria estacional cronometradas (Satake y Iwasa 2012; Stevenson y Prendergast 2013) y son responsables de la cronología de la vida (ciclo de vida), una faceta Todavía no se entiende bien, pero es probable que implica silenciar / expresión de genes del reloj como Bmal 1 (Aguilar- Arnal et al 2013.; Eckel-Mahan y Sassone-Corsi 2013). Dicho esto, el campo de la epigenética requiere no sólo el estudio de la genética y la bioquímica, sino también la medicina, la astronomía, la nutrición, y la historia de todos los cuales investigar la transformación y la supervivencia de la vida; pasado presente y futuro.

Evolución: origen de las especies

Aunque los avances científicos en la epigenética son recientes, la observación natural que describe el mismo se han registrado por el hombre a lo largo de la historia. Por ejemplo, después de que Darwin publicara la obra literaria titulada "El origen de las especies" (1859) en el que describía la selección natural (Crews 2011), continuó a interrogarse sobre los elementos desconocidos responsables de la herencia rasgo superior, con los cambios en el medio ambiente . En un manifiesto hipotética sobre "Patogénesis," propuso que las pequeñas entidades llamadas "gémulas" podían comunicar información del entorno a un organismo, que es capaz de modificación o reorganización, lo que permite la transferencia de rasgos superiores en la progenie durante el desarrollo embrionario (Geison 1969). Darwin también era conceptualmente correcto, aunque no al día con la tecnología moderna o capacidades médicas instrumentales, cuando describió el término "gémulas." Estos son similares a lo que hoy se llama ADN, que no fue aclarada hasta la década de 1950. Antes de la tecnología moderna, Darwin estaba luchando para conceptualizar lo que podría explicar el rápido cambio fenotípico heredable en respuesta al ambiente. Este campo de estudio ha madurado desde la definición oscura, con el descubrimiento de la metilación del ADN y la acetilación de histonas en la década de 1960 a las capacidades de secuenciación molecular actuales que han dilucidado la impronta genómica, inactivación del cromosoma X, el intercambio de histonas núcleos octomer, modificaciones histonas cola (por ejemplo, , acetilación, metilación, fosforilación, y biotinilación), los complejos de remodelación de la cromatina, proteínas del grupo de alta movilidad, priones, laminas y no codificante ARN-todos los cuales contribuyen a controles epigenéticos sobre fenotipo (Mazzio y Soliman 2012). La separación entre la secuencia genómica y control epigenético se origina con la metilación del ADN en CpG, agravado por una compleja serie de co-coordinado epigenéticos proteínas, enzimas, plataformas de represión, complejos de remodelación de nucelosomal, y las fuerzas dinámicas que controlan la flexibilidad de las histonas que rodean ADN. La flexibilidad de las histonas que rodean ADN, ya sea en los resultados de eyección / expansión donde los genes se van a transcrita o constricción nucleosomal / barricada mecánica genes que rodea han de ser silenciado (Fig. 1).

<a href=Fig. 1 Expresión de ADN genómico es controlado por patrones epigenéticos heredables que resultan en cualquiera transcripcional activado "eucromatina" (panel derecho) o silenciados "heterocromatina" (panel izquierdo). [(A) El epigenoma diverge ... En este siglo, existe un nuevo paradigma llamado DOHaD (orígenes del desarrollo de enfermedades de adultos) hipótesis (de Boo y Harding 2006). La hipótesis DOHaD tiene similitudes con las observaciones de Darwin, sino que refleja los cambios en el conocimiento científico actual y considera que el futuro de las aplicaciones científicas para las enfermedades humanas. Mientras que nuestros parientes históricos se han centrado en garantizar el suministro de alimentos básicos a través de la caza y la agricultura, nuestra generación actual, que tiene una amplia oferta de alimentos y la medicina moderna, puede centrarse en la calidad de vida y sobre la influencia del medio ambiente sobre el riesgo de la enfermedad. La hipótesis DOHaD sugiere que las señales negativas como el estrés o la desnutrición durante el desarrollo fetal, pueden alterar el resultado de la natalidad y aumentar el riesgo de mortalidad fetal y de morbilidad en la descendencia, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y cánceres (Duque-Guimaraes y Ozanne 2013) que afectan aproximadamente a dos tercios de la población mundial. (James 2006) La hipótesis DOHaD introduce el concepto de que el feto experimenta ajustes epigenéticos fenotípicas en base a las señales ambientales maternos que sirven para prepararse para la supervivencia en el mundo exterior (de Boo y Harding 2006; Bezec et al., 2008;. Brenseke et al 2013). Del mismo modo, la transferencia epigenética paterna de la información ambiental se produce durante el desarrollo de los espermatozoides de una célula germinal maduración al cigoto fecundado llevar adelante los cambios en la metilación del ADN, modificación de las histonas, organización de los cromosomas, y ARNs no codificantes (Castillo et al 2014.; DelCurto et al. 2013; Soubry et al 2014.). Posteriormente, los períodos postnatales peri natales y principios constituyen una de las ventanas más críticos de oportunidad para la transformación epigenético tanto en el feto y el desarrollo del sistema reproductivo del feto, que afectan futura progenie (Fig. 2). En el desarrollo humano, la modificación epigenética de las funciones neurológicas y cognitivas son de vital importancia, dado un entorno basado intelectualmente (Li et al. 2013A) en el que se necesitan de aprendizaje, el condicionamiento del comportamiento, lenguaje y capacidad de comunicación para la supervivencia humana (Schneider et al. 2014). Incluso el proceso de lenguaje en sí mismo se considera un " id="pdf-obj-2-2" src="pdf-obj-2-2.jpg">

Expresión de ADN genómico es controlado por patrones epigenéticos heredables que resultan en cualquiera

transcripcional activado "eucromatina" (panel derecho) o silenciados "heterocromatina" (panel izquierdo). [(A) El epigenoma diverge ...

En este siglo, existe un nuevo paradigma llamado DOHaD (orígenes del desarrollo de enfermedades de adultos) hipótesis (de Boo y Harding 2006). La hipótesis DOHaD tiene similitudes con las observaciones de Darwin, sino que refleja los cambios en el conocimiento científico actual y considera que el futuro de las aplicaciones científicas para las enfermedades humanas. Mientras que nuestros parientes históricos se han centrado en garantizar el suministro de alimentos básicos a través de la caza y la agricultura, nuestra generación actual, que tiene una amplia oferta de alimentos y la medicina moderna, puede centrarse en la calidad de vida y sobre la influencia del medio ambiente sobre el riesgo de la enfermedad. La hipótesis DOHaD sugiere que las señales negativas como el estrés o la desnutrición durante el desarrollo fetal, pueden alterar el resultado de la natalidad y aumentar el riesgo de mortalidad fetal y de morbilidad en la descendencia, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y cánceres (Duque-Guimaraes y Ozanne 2013) que afectan aproximadamente a dos tercios de la población mundial. (James 2006)

La hipótesis DOHaD introduce el concepto de que el feto experimenta ajustes epigenéticos fenotípicas en base a las señales ambientales maternos que sirven para prepararse para la supervivencia en el mundo exterior (de Boo y Harding 2006; Bezec et al., 2008;. Brenseke et al 2013). Del mismo modo, la transferencia epigenética paterna de la información ambiental se produce durante el desarrollo de los espermatozoides de una célula germinal maduración al cigoto fecundado llevar adelante los cambios en la metilación del ADN, modificación de las histonas, organización de los cromosomas, y ARNs no codificantes (Castillo et al 2014.; DelCurto et al. 2013; Soubry et al 2014.). Posteriormente, los períodos postnatales peri natales y principios constituyen una de las ventanas más críticos de oportunidad para la transformación epigenético tanto en el feto y el desarrollo del sistema reproductivo del feto, que afectan futura progenie (Fig. 2). En el desarrollo humano, la modificación epigenética de las funciones neurológicas y cognitivas son de vital importancia, dado un entorno basado intelectualmente (Li et al. 2013A) en el que se necesitan de aprendizaje, el condicionamiento del comportamiento, lenguaje y capacidad de comunicación para la supervivencia humana (Schneider et al. 2014). Incluso el proceso de lenguaje en sí mismo se considera un

rasgo epigenética externa de comportamientos aprendidos como parte de la programación suave dentro de un genoma de ADN cableada (Boeckx y Leivada 2013).

rasgo epigenética externa de comportamientos aprendidos como parte de la programación suave dentro de un genoma(Boeckx y Leivada 2013). Fig. 2 El epigenoma es flexible, más impresionables durante períodos de desarrollo prenatal y temprana, impactados por el entorno, replicados a través de la mitosis y puede producir efectos fenotípicos de larga duración que se mantienen estables hasta la edad adulta. Impacto adverso sobre epigenética ... Desde la infancia hasta la edad adulta, tanto en el desarrollo y aprendieron patrones epigenéticos dibujados y estable, pero son reversibles y fácilmente modificado por acontecimientos dramáticos y / o productos químicos epi modificadores tales como 5-aza-citidina tricostatina A, suberoilanilida (Zolinza), butirato de sodio (Li y Chen 2.012; Seo et al 2.013.) y nutrientes epigenéticos que son una clase diversa de polifenoles naturales o nutrientes basadas en los alimentos que controlan la metilación del ADN y las histonas modificaciones (Zhang y Chen 2011;. Ouedraogo et al 2011;. Park et al 2012 ; Henning et al 2013.; Guerrero-Bosagna y Skinner 2014). Mientras epi-nutrientes pueden proporcionar un medio para estabilizar el genoma, las influencias ambientales adversos provocados por la pobreza, la malnutrición, el estrés relacionado con la vida, la falta de educación, y las disparidades en la salud (Thayer y Kuzawa 2011; Brockie et al 2013.; Combs- Orme 2013;. Owen et al 2013), la inactividad física, el tabaquismo y el consumo de alcohol o el uso de drogas, puede cambiar el epigenoma de adultos hacia la morbilidad (Maccani y Knopik 2012) La epigenética pueden extenderse a varias generaciones. Por ejemplo, la longevidad de los patrones de herencia epigenómicos transgeneracionales (si no se repite) se disipará después de la primera o de segunda generación (por ejemplo, dietilestilbestrol, DES) o hasta la cuarta generación (por ejemplo, metoxicloro y vinclozolina) (Tito-Ernstoff et al. 2008; Skinner y Guerrero-Bosagna 2009). Go to: Entorno nutricional: la señal de las principales consecuencias Una de las influencias más rudimentarias en el epigenoma es composición de la dieta, simplemente porque la comida es esencial para la supervivencia de todas las entidades biológicas. Se estima que> 60% de las muertes están relacionadas con la forma, y lo que comemos, en lugar de a los desencadenantes ambientales o, en algunos casos, incluso a predisposiciones genéticas (Palou 2006). El estado nutricional y el resultado biológico durante mucho tiempo han sido reportados en la literatura que describe los efectos negativos de las deficiencias de la desnutrición / vitamina sobre la situación sanitaria y los efectos generacionales en la descendencia (Jordan et al., 1977; Lumey 1992; Cerrajería y Duff 1998). Déficits nutricionales durante el embarazo son particularmente críticos, a menudo precipita bajo peso o longitud al nacer, nacimientos " id="pdf-obj-3-5" src="pdf-obj-3-5.jpg">

Fig. 2 El epigenoma es flexible, más impresionables durante períodos de desarrollo prenatal y temprana, impactados por el entorno, replicados a través de la mitosis y puede producir efectos fenotípicos de larga duración que se mantienen estables hasta la edad adulta. Impacto adverso sobre epigenética ...

Desde la infancia hasta la edad adulta, tanto en el desarrollo y aprendieron patrones epigenéticos dibujados y estable, pero son reversibles y fácilmente modificado por acontecimientos dramáticos y / o productos

químicos epi modificadores tales como 5-aza-citidina tricostatina A, suberoilanilida (Zolinza), butirato de sodio (Li y Chen 2.012; Seo et al 2.013.) y nutrientes epigenéticos que son una clase diversa de polifenoles naturales o nutrientes basadas en los alimentos que controlan la metilación del ADN y las histonas modificaciones (Zhang y Chen 2011;. Ouedraogo et al 2011;. Park et al 2012 ; Henning et al 2013.; Guerrero-Bosagna y Skinner 2014). Mientras epi-nutrientes pueden proporcionar un medio para estabilizar el genoma, las influencias ambientales adversos provocados por la pobreza, la malnutrición, el estrés relacionado con la vida, la falta de educación, y las disparidades en la salud (Thayer y Kuzawa 2011; Brockie et al 2013.; Combs- Orme 2013;. Owen et al 2013), la inactividad física, el tabaquismo y el consumo de alcohol o el uso de drogas, puede cambiar el epigenoma de adultos hacia la morbilidad

La epigenética pueden extenderse a varias generaciones. Por ejemplo, la longevidad de los patrones de herencia epigenómicos transgeneracionales (si no se repite) se disipará después de la primera o de segunda generación (por ejemplo, dietilestilbestrol, DES) o hasta la cuarta generación (por ejemplo, metoxicloro y vinclozolina) (Tito-Ernstoff et al. 2008; Skinner y Guerrero-Bosagna 2009).

Entorno nutricional: la señal de las principales consecuencias

Una de las influencias más rudimentarias en el epigenoma es composición de la dieta, simplemente porque la comida es esencial para la supervivencia de todas las entidades biológicas. Se estima que> 60% de las muertes están relacionadas con la forma, y lo que comemos, en lugar de a los desencadenantes ambientales o, en algunos casos, incluso a predisposiciones genéticas (Palou 2006). El estado nutricional y el resultado biológico durante mucho tiempo han sido reportados en la literatura que describe los efectos negativos de las deficiencias de la desnutrición / vitamina sobre la situación sanitaria y los efectos generacionales en la descendencia (Jordan et al., 1977; Lumey 1992; Cerrajería y Duff 1998). Déficits nutricionales durante el embarazo son particularmente críticos, a menudo precipita bajo peso o longitud al nacer, nacimientos

prematuros, y un mayor riesgo de patologías transgeneracionales manifiesta como la anemia, la resistencia a la leptina o insulina, la hipertensión, la esteatosis hepática, trastornos cardiovasculares, cáncer y trastornos neurológicos ( . Wu et al 2012; Lukaszewski et al 2013.). Bajo peso al nacer es de por sí recíprocamente correlaciona con una mayor susceptibilidad a la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares en la edad adulta (Barnes y Ozanne 2011; Koletzko et al 2012.; Paternain et al 2012.;. Li et al 2013b), y es indicativo de la actividad disfuncional epigenética reguladora (modificaciones metilación del ADN / histonas) de los genes fetales de desarrollo. (Haggarty et al. 2013)

Epi-nutrientes

Nutrientes específicos requeridos para las vías metabólicas de metilación puede afectar directamente el epigenoma en mayor grado que otros debido a sus roles funcionales en la conducción metilación del ADN / modificaciones de las histonas (Kussmann y Van Bladeren 2011; DelCurto et al 2013.). Estos incluyen los aminoácidos de la dieta como la lisina (necesario para la modificación de residuos de cola de histonas); metionina [un precursor de la S-adenosilmetionina (SAM) donante de metilo]; B6 vitaminas, B12, y B2; ácido fólico; biotina colina / betaína; y minerales específicos (Mg, Zn) (Muskiet 2005; Oommen et al 2005.;. de Rush et al 2014) que impulsan conjuntamente el metabolismo de carbono 1 y la biosíntesis de nucleótidos. Estos epi-nutrientes mantienen la arquitectura epigenético de la cromatina durante toda la vida, y al carecer, en particular durante el desarrollo fetal (Muskiet 2005), puede precipitar patrones de silenciamiento de ADN disfuncionales asociados con un mayor riesgo de defectos graves del tubo neural, resistencia a la insulina (punta et al. 2014) , trastornos del espectro autista (TEA), habilidades / lenguaje social desadaptativos, u otras enfermedades que tienen en común distintas marcas aberrantes epigenéticas de la cromatina, variantes de histonas y la metilación del ADN en relevantes de la enfermedad promotores de genes (Lasalle 2013). Epi-nutrientes también incluyen otras sustancias basadas en los alimentos, tales como triptófano y niacina, que se requieren para la nicotinamida adenina poli dinucleótido-mediada (ADP- ribosilación) de histonas o la reparación del ADN (Oommen et al. 2005), o carbohidratos / proteínas a proporcionar a los donantes de acetilo que pueden afectar la metilación y expresión de DNMT1, DNMT3a y DNMT3b mundial durante el desarrollo fetal (Altmann et al. 2012).

El metabolismo de un carbono

La importancia de la condición de epi-nutrientes materna sobre el resultado del embarazo se demostró originalmente en el modelo de ratón Agouti, donde descendientes de maternales epi-nutrientes presas deficientes tenía fenotipos aberrantes distintivos y capas de color correlacionada con la metilación del ADN- loci específicos (Kim et al. 2009). En los seres humanos, los déficit epi-nutrientes pueden causar defectos de nacimiento graves tales como defectos del autismo, del tubo neural; deterioro de la memoria, el

aprendizaje, y la función cognitiva y de comportamiento; y las enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia, el síndrome bipolar y la depresión, (Sugden 2006; Kubota et al 2012.; Miyake et al 2012.; Lasalle 2013; Stolk et al 2013.), además de fundamentar elevado riesgo para las enfermedades del adulto (Kim 2.005).

Uno de los reguladores de nutrientes más importantes del metabolismo de carbono 1 es el ácido fólico, el cual debe ser suministrada a través de la dieta, como requisito para la metilación, la síntesis de nucleótidos de purina / timidilato de ADN, y la estabilidad cromosómica (Oommen et al., 2005; Stover 2011; Guéant et al 2013.). Una deficiencia de folato en el útero se correlaciona con riesgo elevado de defectos del tubo neural, como la espina bífida, además de pobres a luz en los resultados, mortinatos, nacimientos prematuros, la hiperglucemia, anemia, problemas de aprendizaje, la intolerancia a la insulina, y el potencial de la transmisión transgeneracional de los fenotipos de mala adaptación realizada a la edad adulta (Muskiet 2005; Guéant et al 2013.; Krishnaveni et al 2014.). Las mutaciones de reductasa-metilentetrahidrofolato folato pueden imitar muchos de los efectos mencionados en los hijos, en donde la suplementación oral de ácido fólico puede reducir eficazmente la mortalidad infantil, y rendirá una mayor incidencia de nacimientos de gemelos asociados con la fertilización in vitro (Haggarty et al. 2006).

En los adultos, una de las principales consecuencias de la deficiencia de folato implica afectada concomitante metilación a una acumulación de homocisteína "hiperhomocisteinemia." Esta deficiencia se

corresponde con un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (Fiorito et al. 2014), las enfermedades neurodegenerativas y la diabetes (Ji y Kaplowitz 2004) y por lo tanto la administración de foliates a los adultos podría ser beneficioso para la salud en general y sirven para estabilizar el epigenoma. Este tratamiento podría contrarrestar la hipometilación del ADN de todo el genoma que se produce con genes específicos de promotor hipermetilación y que, a su vez, conduce a enfermedades epigenéticas relacionadas con la edad. (Park et al. 2012)

Nutrientes de la dieta, además, que participan en el metabolismo de 1-carbono incluyen colina y betaína, también obligatoria para conducir la metilación de la homocisteína a metionina (que requieren de folato y vitamina B12). La colina debe ser suministrada a través de la dieta alimentos ricos en nutrientes como la lecitina, el brócoli y el germen de trigo. Ingesta materna adecuada de colina durante el embarazo puede reducir el riesgo de problemas de aprendizaje y la memoria en la descendencia (Zeisel 2007). La colina es único en que tiene una función dual, no sólo en la metilación sino como un precursor de la acetilcolina (requerido para el aprendizaje y la memoria), con capacidad de proteger contra defectos neurofisiológicos del hipocampo (Lucassen et al. 2.013), para promover la memoria espacial postnatal, mejorar densidad dendrítica en el giro dentado (requerido para la memoria) y evitar el declive de la memoria observada en ratas de edad avanzada (Meck et al., 2007). Suplementos ricos en colina podrían producir prevención epigenética prometedor de la enfermedad de Alzheimer en el envejecimiento de los adultos (Fuso y Scarpa 2011) y trastornos autistas en niños (Hamlin et al. 2013). Una deficiencia de colina en los adultos puede precipitar la disfunción epigenética y la hiperhomocisteinemia asociada a la disfunción de órganos, sobre todo en el hígado graso (Zeisel 2008; Corbin y Zeisel 2012).

Metionina dietética es también un componente del metabolismo de la 1-carbono; fácilmente convertido a SAM por adenosiltransferasa metionina conducción modificación epigenética (Krzystanek et al. 2011). SAM tiene una serie de papeles en la bioquímica humana, no sólo como un importante donante de metilo, pero también como un precursor de la cisteína una tasa aminoácido limitante para la producción endógena de glutatión (James 2013). Este requisito bi-funcional para SAM sugiere que el estrés oxidativo puede robar el ciclo epigenética de los elementos necesarios, donde las especies reactivas de oxígeno son evidentes no sólo en el proceso de envejecimiento, sino también en la patología de la preeclampsia y parto prematuro conduce a un mal resultado el nacimiento ( D'Souza et al. 2013). Del mismo modo, la obesidad durante el embarazo puede conducir a la activación de la transcripción de los genes relacionados con el estrés oxidativo que se corresponden a las marcas epigenéticas anormales tales como H4 (Ac) / (mc2) en la descendencia masculina (Strakovsky et al., 2014).

Es importante entender que las deficiencias epi-nutrientes pueden ocurrir indirectamente a través de las señales ambientales externos que operan en el feto en desarrollo, como las infecciones, el estrés, los metales o las drogas como la marihuana que agotan los nutrientes biológicos (Brown 2011). En muchos casos, las deficiencias epi-nutrientes secundarios pueden surgir de los hábitos de estilo de vida tales como el consumo

excesivo de alcohol y el consumo de cigarrillos, que se correlacionan con alteraciones en la metilación del ADN durante el desarrollo fetal (Reinius et al 2013.; Steegers-Theunissen et al 2013.) Posiblemente surja de deficiencias secundarias de vitaminas B y / o hiperhomocisteinemia (Heese et al 2012.;. Varela-Rey et al 2013). Los factores no nutricionales también pueden afectar directamente la función epigenética (independiente de las deficiencias epi-nutrientes) como la exposición a metales pesados (Cheng et al 2012.; Tsang et al 2012.), Toxinas inflamables (Papoutsis et al 2013., Productos químicos de síntesis) tales como perfluoroalquilo ácidos (Watkins et al. 2014), pesticidas, hidrocarburos, dioxinas y productos químicos alteradores endocrinos que pueden afectar la maquinaria epigenética directamente (Vandegehuchte y Janssen

Las complejidades de la nutrición en el desarrollo del feto y epigenoma también puede extenderse más allá de nuestra comprensión de epi-nutrientes, donde los nutrientes que tienen un menor entendieron papel en la metilación del ADN, modificaciones de las histonas, ncRNA, etc. También se puede predecir la salud de un feto en desarrollo. Un buen ejemplo de esto es una vitamina materna Una deficiencia se asocia con el silenciamiento de genes inadecuada importantes, tales como GATA4, lo que hace mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en la descendencia (Feng et al. 2.013).

Los nutrientes que pueden modificar o revertir el cambio epigenético

En los adultos, la naturaleza reversible de la epigenoma puede estar sujeto a modificaciones por alimentos ricos en nutrientes bioactivos denominado epi-bioactivos (DelCurto et al. 2013). Enfermedades del adulto a menudo implican cambios profundos en todo el genoma a nivel mundial en la metilación del ADN y la inestabilidad cromosómica (Choi et al 2.013.); estos podrían ser revertidos por epi-nutrientes o medicamentos que sirven como modificadores epigenéticos en metiltransferasas de ADN (DNMTs) o desacetilasas de histonas (HDAC). Una creciente área de investigación es la identificación de epi-bioactivos que modifican directamente el epigenoma, algunos de los cuales incluyen los fitoestrógenos, ácidos grasos, el ajo, el resveratrol, curcumina, el sulforafano, proantocianidinas, compuestos genisteína y té verde; estos pueden influir en la metilación del ADN, alterar la estructura de las histonas (Ouedraogo et al 2011.; Park et al 2012.; Zhang y Chen 2011; Henning et al 2013.; Guerrero-Bosagna y Skinner 2014) y aumentar la reparación del ADN dañado (Shankar et al . 2013), atenuando así el riesgo de enfermedades de humanos adultos. (Malireddy et al 2012.; Shankar et al 2013.). Otros-epi bioactivos capaces de modificar la cromatina incluyen polifenoles de café, elagitanino, indol-3-carbinol, diindolylmethane, ursodesoxicólico, mahanine, ácido nordihidroguaiarético, licopeno, dihidrocumarina, cambinol, ácido anacárdico, garcinol, parthenolide, y chaetocin. (Huang et al. 2011)

Prácticas dietéticas y / la composición macromolecular de la dieta también pueden influir en la estabilidad cromosómica. Estudios recientes sugieren que la adhesión a la restricción calórica o con la dieta mediterránea puede influir positivamente en la estabilidad epigenética en adultos y correlacionar a una menor incidencia de fenotipos patológicos (Chrysohoou y Stefanadis 2013; Tollefsbol 2014), con atenuación de modificaciones de las histonas asociadas a la edad, la metilación del ADN o modulando microRNAs que regulan los genes específicos de la enfermedad (Shah et al 2012.;. Martin et al 2013). Otras vías potenciales para el desarrollo de epi-bioactivos incluyen la identificación de las personas que podrían combatir la obesidad en adultos y la deposición de grasa, como los polifenoles de la manzana (Boque et al. 2013), o las nuevas drogas que podrían dirigirse a los mecanismos de regulación epigenética en el tejido adiposo de individuos que son resistentes a la intervención de pérdida de peso (Moleres et al. 2013) o dietas hipocalóricas (Milagro et al. 2011).

El trabajo futuro es probable que continúe a revelar más información sobre la maquinaria epigenética, potencialmente nuevas epi-nutrientes y sus roles funcionales y epi-bioactivos con capacidad para revertir o cambiar la metilación del ADN, y de orden superior cromatina genes alrededor críticos asociados con procesos patológicos de embriones el desarrollo hasta la edad adulta. Las posibilidades para futuras investigaciones sobre la nutrición de los fetos en desarrollo son ilimitadas. En la literatura actual, la mayoría de los estudios implican, de una manera u otra, una correlación de un impacto ambiental con los cambios en las marcas de modificación de histona o con el estado de metilación del ADN en las regiones promotoras de los genes candidatos, y un fenotipo resultante establecidos en subconjuntos de enfermo frente poblaciones sanas.