You are on page 1of 8

167

Progreso en vez de Perfección
Al estudiar los Doce Pasos, muchos de nosotros exclamamos: "¡Vaya tarea! Yo
no puedo llevarla a cabo". No te desanimes. Ninguno de nosotros ha podido
mantenerse apegado a estos principios en forma ni siquiera aproximada a la
perfección. No somos santos.
Lo importante es que estamos dispuestos a desarrollarnos de una manera
espiritual. Los principios que hemos establecido son guías para nuestro curso. Lo
que pretendemos es el progreso espiritual y no la perfección espiritual.
*****
"Nosotros los alcohólicos recuperados no somos hermanos por nuestras virtudes,
sino hermanos por nuestros defectos y por nuestros esfuerzos comunes para
superarlos".
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, pág. 56
CARTA, 1946

es una parte de la economía espiritual divina.168 Aceptar las Dádivas de Dios "Aunque muchos teólogos mantienen que las súbitas experiencias espirituales representan una distinción especial. 1964 . Tu propio alcoholismo y el inmenso desinflamiento en que acabó por desembocar son verdaderamente las bases sobre las cuales descansa tu experiencia espiritual". Cada ser humano. esta opinión me parece dudable. "Así que es necesario para todos nosotros aceptar con profunda humildad cualquier don positivo que recibamos. si no un tipo de elección divina. y dudo de que Dios tenga la intención de elevar algunos sobre otros. CARTA. sea cual sea su capacidad para el bien o el mal. cada uno de nosotros tiene su lugar. teniendo siempre presente que nuestras actitudes negativas fueron al principio necesarias como un medio para reducirnos a un estado en que estaríamos listos para aceptar como un regalo las positivas a través de la experiencia de conversión. Por ello.

170 ¿La Voluntad de Quién? Hemos visto a miembros de A. Con las mejores intenciones. es un individuo particularmente desconcertante. 109-110 . A cualquier pregunta o crítica de sus acciones ofrece instantáneamente su confianza en la oración para la orientación de todos los asuntos grandes y pequeños. intenta imponer su voluntad en toda clase de situaciones y problemas con la confortable seguridad de que está actuando bajo la dirección específica de Dios. por esta demanda egoísta de respuestas de Dios. como la impuntualidad. DOCE Y DOCE. pedir con mucho ardor y fe la dirección explícita de Dios en asuntos que abarcan todos los aspectos. El hombre que trate de dirigir rigurosamente su vida por esta clase de oración. Puede haber olvidado la eventualidad de que sus ansiosos pensamientos y la tendencia humana a racionalizar. hayan desvirtuado lo que él llama orientación.A. hasta corregir la más pequeña falta personal. desde solucionar una tremenda crisis financiera o doméstica.

Tal suposición no se acerca a la verdad. mal entendida. en otros aspectos. ‘¿Quién soy?’ – ‘¿Dónde estoy?’ – ‘¿A dónde voy?’ El proceso de iluminación normalmente es lento. tiene por la sobriedad esta. a veces. ***** "Te estás preguntando. al fin. CARTA. han experimentado poco o ningún mejoramiento. Estos grandes misterios están envueltos en una simplicidad total.A. 1965 . Sabemos que la sobriedad permanente puede lograrse únicamente por medio de una transformación revolucionaria de la vida y de la perspectiva del individuo – por un despertar espiritual que puede desterrar el deseo de beber". nuestra búsqueda siempre trae un hallazgo. como todos nosotros tenemos que hacer. Sin embargo. A algunos les parece que esta sola virtud es el único dividendo de nuestra Comunidad. Se nos toma por borrachos secos que.171 Los Dividendos y los Misterios "La preocupación que A. 1966 CARTA. La disposición para desarrollarse es la esencia de todo progreso espiritual".

Cuando esto acontece. Nuestra egomanía constituye dos abismos muy peligrosos. puesto que. es nuestra total incapacidad para establecer una verdadera asociación con otro ser humano. o llegamos a depender exageradamente de ellas. Cuando habitualmente tratamos de manipular a los demás para que actúen conforme a nuestros deseos. De esta manera nuestra inseguridad crece y se acelera. tarde o temprano acabarán por fallarnos. acaban por rebelarse y resistírsenos vigorosamente. Si nos apoyamos demasiado en otra persona. se hieren nuestros sentimientos. nos creemos perseguidos y desarrollamos el deseo de venganza.176 La Dominación y la Exigencia Un factor primordial que no logramos reconocer. como seres humanos. . o bien insistimos en dominar a las personas que conocemos. no podrán acceder perpetuamente a nuestras incesantes demandas.

***** Mi dependencia significaba una exigencia – la exigencia de poseer y controlar a la gente y a las circunstancias que me rodeaban. Enero de 1958 . DOCE Y DOCE. 56 GRAPEVINE. pág.

o el Poder Superior. . ".el principiante está dispuesto. No necesita más para empezar. por lo menos. como Lo concebimos nosotros. basada en la experiencia y el enfoque del individuo. Dios. se desarrollará sin duda de una forma espiritual". . o desee.191 El Comienzo de la Humildad "Hay pocos puntos absolutos inherentes a los Doce Pasos. en sí mismo ha sido al principio el Poder Superior. después de lograr esto. a renunciar a que él mismo sea Dios. se relaja y practica tantos Pasos como pueda. . Para miles de miembros. mientras él no lo está. puede ser definido como un "Poder superior a .A. "Por lo tanto. el grupo de A. el individuo tiene la perfecta libertad de empezar trabajando los Pasos en cualquier punto que pueda. La mayoría de los Pasos están abiertos a la interpretación. si el principiante sabe que la mayoría de los miembros están sobrios. Si. Este es un reconocimiento fácil de hacer. "Su admisión es el comienzo de la humildad .

CARTA. 1966 .