Sie sind auf Seite 1von 74

Islam Prematrimonial

Islam Prematrimonial Folleto del Curso-Taller por Audioconferencia Islam Prematrimonial www.islamprematrimonial.webs.com

Folleto del Curso-Taller por Audioconferencia Islam Prematrimonial www.islamprematrimonial.webs.com islamprematrimonial@yahoo.com

INTRODUCCIÓN

Y

PRESENTACIÓN

DEL

CURSO-TALLER

VIRTUAL

“ISLAM

PREMATRIMONIAL”

Islam Prematrimonial

Islam Prematrimonial ¿Cómo nació la idea de ISLAM PREMATRIMONIAL? La idea nace de la importancia que

¿Cómo nació la idea de ISLAM PREMATRIMONIAL?

La idea nace de la importancia que tiene el matrimonio en el Islam, ya que constituye la mitad de la religión para él y la musulmana, por ello, es una gran preocupación para las mujeres musulmanas encontrar al hombre musulmán indicado con el que además de completar la mitad de su fe también tengan un nivel de compatibilidad y afinidad que contribuya a formar una relación armoniosa tanto a nivel religioso, conyugal y familiar.

¿Qué temas abarca el Curso ISLAM PREMATRIMONIAL?

El Curso ISLAM PREMATRIMONIAL abarca los siguientes temas basados en el Corán y la Sunnah, así como también material adicional de información desde la perspectiva de la orientación y terapia de parejas:

EL MATRIMONIO EN EL ISLAM

CAPITULO 1: TEMAS INTRODUCTORIOS - Casarse Por Amor A Allah -El Matrimonio es la Mitad de la Religión

CAPÍTULO 2: PARÁMETROS ISLÁMICOS A CONSIDERAR EN LA ELECCIÓN DEL ESPOSO Y LA ESPOSA MUSULMANES -Eligiendo a un Buen Esposo Musulmán -¿Qué debe buscar la Mujer Musulmana en su Futuro Esposo? -Eligiendo a una Buena Esposa Musulmana -¿Qué debe buscar el Hombre Musulmán en su Futura Esposa?

-La Importancia De La Compatibilidad En El Matrimonio Islámico

CAPÍTULO 3: TEMAS DE ORIENTACIÓN Y TERAPIA PREMATRIMONIAL -Buscando al Esposo Real, No Ideal -Mi Futuro Esposo No Va a Ser la Solución Mágica a Mis Problemas - Temas a tratar y acordar previo al Matrimonio: “100 Preguntas Prematrimoniales”

CAPÍTULO 4: EL PROCESO ISLÁMICO DE ESCOGER UN ESPOSO

-Derecho de Escoger a Su Esposo y Sugerir la Propuesta de Matrimonio -Tener un Wali -La Búsqueda del Esposo Musulmán Piadoso -Recibiendo una Propuesta de Matrimonio

CAPÍTULO 5: EL PROCESO DEL MATRIMONIO ISLÁMICO

-El Pago de Al Mahr (La Dote) -Los Componentes Necesarios del Proceso Marital

CAPÍTULO 6: DESPUÉS DEL PROCESO DEL MATRIMONIO -Al Walimah (La Fiesta de Bodas) -La Noche de Bodas

DESARROLLO DE LOS TEMAS DEL CURSO VIRTUAL 1 “ISLAM PREMATRIMONIAL”

Capítulo 1:

Temas

Introductorios

Casarse por Amor a Allah

Casarse por Amor a Allah Hoy vamos a hablar del "amor". Cuando decimos estar enamorados de

Hoy vamos a hablar del "amor". Cuando decimos estar enamorados de alguien queremos estar siempre con esa persona, compartir nuestras vidas, reír y llorar

a lado de esa persona

pero olvidamos lo esencial que es din (la religión).

Muchas parejas dicen estar hechos el uno para el otro, quieren compartir sus vidas, pero cuando les preguntas ¿cuál es su objetivo común?, ¿qué quieren lograr con su unión? Dicen: una familia, o un hogar, un futuro

Y en realidad el verdadero objetivo de la unión de dos personas es ayudarse el

uno al otro para alcanzar el Jannah (Paraíso).

La gente se casa por casarse, dicen que hay amor, pero al pasar un tiempo dejan de quererse o simplemente se apaga esa llama que les unía en un principio. Seguramente si nos casáramos para mejorar nuestro iman (fe) en Allah y nuestra taqwa (temor) hacia Él, esto no pasaría porque el amor por

Allah, es el único amor que nunca se acaba, y cuando amas a alguien por amor

a Allah, ese amor es infinito porque verás en esa persona una luz que no

puedes ver en los demás, esa persona será única para ti y tu única para él.

El verdadero amor es aquel que te ayuda a estar más cerca de Allah, hace que te olvides de los placeres y ocupaciones de esta vida y recuerdes a Allah y a nuestro Profeta sallallahu alayhi wasallam (la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Eso es el amor hermanas.

Hay un hadiz del Profeta, sallallahu alayhi wasallam, que dice:

"No pensamos que haya nada mejor para aquellos que se aman que el matrimonio." (Narrado por Ibn Maajah, 1847; clasificado como sahih por Al-Busayri y por el Sheikh Al-Albaani en Al-Silsilah al-Sahinah, 624)

Otros hadices del Profeta, sallallahu alayhi wasallam, sobre casarse dicen:

"Cuando un hombre se casa, en verdad ha completado la mitad de su din (religión), que tenga temor de Allah en la mitad restante". (Transmitido por Al Bukhari)

"Quien quiera encontrar a Allah puro y purificado, que se case (Transmitido por Ibn Majah. Al Tirmidhi Hadith No.3094)

".

Dice Allah en el Corán lo que traducido significa:

"Y entre Sus signos está el haberos creado de esposas nacidas de vosotros, para que os sirvan de quietud, y el haber suscitado entre vosotros el afecto y la bondad. Ciertamente, hay en ellos signos para gente que reflexiona." (Surah Al Rum 30 Ayah 21)

Hermanas, casémonos por amor a Allah, por amor a nuestro din (religión), para poder alcanzar un sitio en Jannah (Paraíso). No solamente por atracción, pasión u otros sentimientos mundanales que lo único que hacen es desviarnos de sirat almustakim (el camino correcto).

El Matrimonio es la Mitad de la Religión

El Matrimonio es la Mitad de la Religión ¿Es verdad que el matrimonio es la mitad

¿Es verdad que el matrimonio es la mitad de la religión?

La Sunnah (ejemplo/práctica) indica que está prescrito casarse, y eso es una de las Sunnah de los Mensajeros. Al casarse, una persona puede, con la ayuda de Allah, superar muchas de las trampas del mal, ya que el matrimonio le ayuda a bajar la mirada y guardar su castidad, como el Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), dijo en el hadiz:

“¡Oh hombres jóvenes, los que de entre ustedes tengan los medios, cásense, ya que esto es más efectivo para bajar la mirada y guardar la castidad…” (Hadiz Aceptado por Consenso)

Al-Haakim narró en Al-Mustadrak de Anas, en un reporte marfu: “A quien Allah ha bendecido con una esposa virtuosa, Él le ha ayudado con la mitad de su religión, así que tema a Allah con respecto a su otra mitad.”

Al-Bayhaqi narró en Shu’ab al-Iman de Al-Raqaashi: “Cuando una persona se casa ha completado la mitad de su religión, así que tema a Allah con respecto a la otra mitad.”

Al-Albani dijo que estos dos hadices en Sahih Al-Targhib wa’l-Tarhib (1916): “(Son) hasan li ghayrihi”

Fuente:

Artículo “Is marriage half of religión” de la Fatwa No. 11586 Origen:

Al-Lajnah al-Daa’imah li’l-Buhooth al-‘Ilmiyyah wa’l-Ifta, 18/31 Publicado en:

Traducido del inglés al español por:

Islam Prematrimonial

¿Qué Significa que el Matrimonio es la Mitad de la Religión? ¿Por qué el Matrimonio se considera completar la Mitad de la Religión?

Antes que nada, examinemos la palabra de Allah:

«Durante las noches de As Saum [del mes de ayuno] os es lícito mantener

relaciones maritales con vuestras mujeres. Ellas son vuestra libâs [cubierta, protección o Sakan [es decir, disfrutan el placer de vivir con ellas]] y vosotros

la suya. »

(Surah al Baqarah 2, Ayah 187)

Una persona adora a Allah individualmente y logra cumplir lo que Allah le ha concedido a través de los medios que manifiestan el propósito de la existencia en la tierra, y este propósito de existir tanto para hombres como para mujeres

es la adoración absoluta a Allah, y a través de la necesidad natural para ambos existe una interacción que refleja a ambos en uno y el otro en términos de apoyo sobre el propósito de la existencia y en términos de apoyo para salvaguardarse de caer en el mal. Cuando examinamos el hadiz del Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él):

«¡Oh jóvenes! aquellos de ustedes que estén en condiciones de contraer matrimonio, que se casen; aquel que no pueda, debe ayunar porque ciertamente recata la mirada y mantiene a uno casto. »

Pues la persona si no (se casa) cae en haram (es decir, algo prohibido o ílícito)

y esto (es decir, el matrimonio) es una necesidad para ambos, y es una

complementación para ambas partes, para cada uno. Ambos están en necesidad de la otra mitad para que puedan lograr el disfrute (íntimo) permitido y así se protejan de no caer en pecado. Entonces, es una protección para la religión de cada parte, y esto es un objetivo. Y el segundo objetivo es la multiplicación, algo querido en el Islam, porque en ello reside la fortaleza de la Ummah (comunidad) y de la prevalencia del Din (religión/forma de vida), y este es el segundo objetivo que no puede alcanzarse excepto a través de ambos. Y el tercero, es el de la sociedad en su conjunto: una familia recta, una

buena sociedad.

La gente del conocimiento afirma que una persona con deseos de casarse es mejor que las oraciones opcionales, porque en ello hay mucho beneficio y buenas consecuencias. Si él se vuelve negligente (en su religión) entonces ella puede completarlo al hacerle recordar y viceversa. Un matrimonio en concordancia con la Sunnah está en un estado de satisfacción e insatisfacción,

hablamos de situaciones generales. Un matrimonio que lleva a las personas lejos de Allah debe ser verificado desde el inicio, ¿cómo empezó?, ¿empezó en el camino de la sunnah en términos de la elección de cada esposo? Muy a menudo aquellos que no se casan a pesar que pueden, piensan continuamente en zina (fornicación), en la relación haram o en medios haram.

Fuente:

Audio “Marriage Is Half of the Deen, What Does This Mean” Autor:

Dr. Saleh As-Saleh Publicado en:

Traducido del inglés al español por:

Umm Sakinah

Capítulo 2:

Parámetros Islámicos en la Elección del Esposo y la Esposa Musulmanes

Eligiendo a un Buen Esposo Musulmán

Eligiendo a un Buen Esposo Musulmán La musulmana que comprende las enseñanzas de su religión tiene

La musulmana que comprende las enseñanzas de su religión tiene criterios prudentes y correctos cuando debe elegir a su marido. Ella no sólo se preocupa por una buena apariencia, una elevada posición, un lujoso estilo de vida o cualquiera de las otras cosas que atraen a las mujeres habitualmente. Ella examina su nivel de compromiso religioso, su actitud y comportamiento, porque éstos son los pilares de un matrimonio exitoso, y las mejores características de un marido. La enseñanza islámica señala la importancia de estas cualidades en un potencial esposo, así como el Islam prescribe que la mujer acepte la propuesta de cualquiera que tenga estas cualidades, para que no se propague la fitnah y la corrupción en la sociedad:

Si se os presenta alguien con cuya religión y actitud estéis satisfechos, entonces entregad a vuestra hija en matrimonio, porque si no lo hacéis la fitnah y el agravio se propagarán sobre la Tierra.”. (Hadîz hasan narrado por At Tirmidhi, 2/274, Abuâb an nikâh, 3; y por Ibn Mâyah, 1/633, Kitâb an nikâh, bâb al akfâ'.).

La joven musulmana guiada por su religión no se sentirá atraída por los estúpidos estereotipos de "playboys", no importa cuán apuestos sean. Más bien, se sentirá atraída por un hombre serio, educado, y creyente; aquel de vida honesta y corazón puro, cuyo comportamiento es bueno y cuya comprensión de la religión es íntegra.

Nadie es un compañero más adecuado para la correcta mujer creyente que un hombre bueno y creyente; y nadie es un compañero más adecuado para la mujer descarriada e inmoral que un hombre descarriado e inmoral, como Allah subhana wa ta’ala (Glorificado y Exaltado sea) dice:

Las perversas sólo son para los hombres perversos iguales que ellas, y los hombres perversos no estarán sino con mujeres perversas iguales que ellos. En cambio, las buenas mujeres tendrán a su lado hombres buenos iguales que

ellas, y los hombres buenos sólo tendrán a su lado mujeres buenas iguales que

ellos (Corán 24:26)

Esto no significa que la musulmana deba ignorar completamente el tema de la apariencia física, y soportar a alguien sin atractivo y desagradable.

`Abdur-Rahmaan bin Al-Jauzi Al-Hanbali escribió: «Es recomendado para el padre quien casará a su hija, el encontrar a un atractivo y bello esposo para ella. Una mujer quiere lo que los hombres quieren.»

`Umar bin Al-Jattaab radiyallahu anhu (que Allah esté complacido con él), dijo: «No casen a la mujer con un hombre feo y repulsivo. Ellas quieren para sí lo que ustedes quieren para ustedes mismos.» (Ahkaam-un-Nisaa`, p. 103)

Es su derecho - como se expresó anteriormente- el casarse con un hombre con quien su corazón pueda estar lleno de amor, y que la complazca tanto en su apariencia como en su conducta. La apariencia no debe ser desatendida a expensas de la naturaleza interior, o viceversa. Una mujer debe escoger a un hombre atractivo para ella, en todos los aspectos, alguien que gane su admiración y respeto. La verdadera musulmana nunca se deja deslumbrar por las apariencias exteriores, y nunca deja que estas apariencias, la distraigan de percibir la esencia de un potencial esposo.

La musulmana quiere casarse con alguien con quien esté feliz de casarse y nunca se lamente de ello. Un hombre que tome su mano en la suya y demuestre cumplir su misión en la vida, al establecer una familia musulmana y erigir una nueva generación de hijos inteligentes y cautelosos, en una atmósfera de amor y armonía, que no se verá dificultada por actitudes conflictivas o diferencias religiosas. Se supone que los creyentes y las creyentes caminan uno al lado del otro en el trayecto de la vida, lo cual constituye una

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

cuestión seria para la creyente, de manera que puedan cumplir la gran misión que Allah subhana wa ta’ala (Glorificado y Exaltado sea), ha encomendado a la humanidad, hombres y mujeres por igual, así como el Corán lo expresa en la siguiente aleya:

Allah les tiene reservado Su perdón y una gran recompensa a los musulmanes y las musulmanas, a los creyentes y las creyentes, a los piadosos y las piadosas, a los justos y las justas, a los pacientes y las pacientes, a los humildes y las humildes, a aquellos y aquellas que hacen caridades, a los ayunadores y las ayunadoras, a los pudorosos y las pudorosas, y a aquellos y aquellas que recuerdan frecuentemente a Allah.(Corán 33:35)

Con el propósito de lograr este gran objetivo de consolidación del lazo matrimonial y el establecimiento de una vida familiar estable es esencial escoger al compañero apropiado en primer lugar.

Fuentes:

*Extracto del Artículo “Ella elige a buen marido” del libro “La Verdadera Personalidad de la Mujer Musulmana” Autor:

Muhammad Ali al Hashimi Publicado en:

*Artículo The Muslim Woman Should be Given a Handsome Husband!Publicado en:

husban d/ Traducido del inglés al español por:

Umm Sakinah

¿Qué debe buscar la Mujer Musulmana en su Futuro Esposo?

¿Qué debe buscar la Mujer Musulmana en su Futuro Esposo? -Las Cualidades Prioritarias a Considerar en

-Las Cualidades Prioritarias a Considerar en la Elección de un Esposo

Los hadices hacen énfasis en dos cualidades principales a tener en consideración para la elección del esposo:

Abu Hurairah reportó que el Mensajero de Allah sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), dijo:

Si un hombre, cuya práctica de la religión y carácter os agrada, viene a pedir en matrimonio a vuestra hija, dádsela en matrimonio; de lo contrario, prevalecerá el mal y se esparcirá una gran corrupción sobre la tierra. (Narrado por at-Tirmidi, Ibn Majah y otros. Fue autentificado por Al-Albani en “Irwaul-Ghalil” (no. 1868)).

A continuación analizaremos en detalle cada una de ellas:

1) Religión

1) Religión Se transmitió de Abu Huraira, radiyallahu anhu (Que Allah esté complacido con él), que

Se transmitió de Abu Huraira, radiyallahu anhu (Que Allah esté complacido con él), que dijo el Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (La paz y las bendiciones de Allah sean con él):

Allah se compadece de aquel hombre que se levanta por la noche a rezar y despierta a su mujer, a la que rociaría con agua el rostro si no se pudiera despertar. Y Allah también se compadece de aquella mujer que se levanta por la noche a rezar y despierta a su marido, al que rociaría con agua el rostro si no se pudiera despertar.

(Lo relató Abu Daud (Hadiz Sahih))

Entre las características de un esposo piadoso podemos citar las siguientes extraídas en una hermosa composición llamada “The Pious Husband” (El Esposo Piadoso):

y
y

Casarse con él es completar la mitad del din (religión).

Complacer a Allah subhana wa ta'ala (Glorificado y Exaltado) es su sueño.

Él usa su barba por su Señor, para complacerlo y obedecerlo.

Él se vuelve a Allah subhana wa ta'ala para hacer el Salat (oración) al menos 5 veces al día.

Él reza en la noche y se asegura de despertarte también para hacerlo.

Él lucha durante el día para proveerte y protegerte.

Él baja su mirada con firmeza porque él no desea disgustar a Allah subhana wa ta'ala y enfrentar Su ira.

Él pide consejo de Allah, de la ummah (comunidad), y de su esposa también antes de tomar una decisión de la que él pueda arrepentirse después.

Él es siempre humilde y siempre el más amable con su esposa.

Comparte sus pesares con fuerza y con la mente clara.

Él abre su boca solamente para decir lo mejor.

Él pesa todas las opciones antes de negarse a una petición.

Él cuida de sí mismo y de su familia también, sabiendo que Allah subhana wa ta’ala cuidará de ellos.

Escoger a un esposo musulmán religioso, piadoso, permitirá que la mujer musulmana logre realmente completar la mitad de su religión, ya que él será su apoyo en el cumplimiento de los actos de adoración a Allah subhana wa ta’ala, su recordatorio de que debe hacer aquello que complace a Allah y abstenerse de aquello que le desagrada, reconocerá los derechos que ella tiene en el Islam como esposa y le dará el buen trato tal como lo enseñara el Profeta Muhammad sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él).

Hermana, ¡cásate con aquél que te lleve de la mano más cerca del Paraíso y no aquél que te acerque más al Infierno!

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

2) Buen Carácter

“…Tratad bien a vuestras mujeres en la convivencia…”

(Corán 4:19)

a vuestras mujeres en la convivencia…” (Corán 4:19) El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz

El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “El creyente más perfecto es el del mejor carácter. Los mejores son los que tratan mejor a sus mujeres”. (Al Tirmidhi)

Si bien la religiosidad es lo más importante de encontrar en el futuro esposo, el buen carácter le sigue pues es una de las características de los mejores creyentes. Casarse con un hombre musulmán piadoso y de buen carácter facilitará la vida matrimonial, ya que él no va a tratar mal a su esposa, sino que por el contrario, se dirigirá a ella con mucha amabilidad, consideración y paciencia, no se dejará llevar por la ira en una discusión, sino que sabrá controlarse, un hombre así por ende jamás cometerá ningún acto de violencia verbal ni mucho menos física. El Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), exhortó siempre a los hombres musulmanes tener un buen trato para con sus esposas en más de un hadiz y desaconsejó a las mujeres casarse con hombres fueran a maltratarlas:

Abu Huraira, radiyallahu anhu (Que Allah esté complacido con él) narró que el Mensajero de Allah, sallallahu allayhi wasallam dijo: "Os aconsejo que os relacionéis bien con las mujeres, ya que verdaderamente la mujer fue creada de una costilla y la parte más torcida de la costilla es su cabeza. Si tratas de enderezarla, la rompes y si la dejas, sigue estando torcida. Os aconsejo pues, en el buen comportamiento con las mujeres." (Al Bukhari y Muslim)

Abu Huraira, radiyallahu anhu (que Allah esté complacido con él) cuenta que Rasulullah (apóstol de Allah), sallallahu allayhi wasallam, dijo: “Ningún musulmán debe enfadarse con su mujer. Si alguna de sus cualidades os disgustan, habrán muchas otras cualidades que merecen vuestro aprecio.” (Sahih Muslim)

Un compañero preguntó al Profeta de Allah, sallallahu alayhi wasallam, cuál es el derecho de una esposa sobre su esposo, y él dijo: “alimentarla de lo que tú comes y vestirla de (la calidad) que tú vistes y no pegarle. No calumniarla y no permanecer separado de ella ” (Abu Dawud)

Fátima Bint Qays dijo: Cuando mi periodo de Idda (tiempo de espera después del divorcio) había terminado, le mencioné al Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam, que Mu’awiyah bin Abu Sufyan y Abu Yahm me habían propuesto matrimonio, a lo cual el Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam, dijo: En cuanto a Abu Yahm es un hombre que nunca baja su vara (es decir, que golpea a sus esposas), y en cuanto a Mu’awiya, él es un hombre pobre y no posee ninguna riqueza; cásate con Usama Bin Zaid”. Yo me opuse, pero él dijo de nuevo: “Cásate con Usama”; así que me casé con él. Allah bendijo (mi matrimonio) y fui envidiada (por los demás).” (Sahih Muslim, Libro 009, Número 3512)

Hermana, ¡cásate con aquél que sabe controlar su ira y que cuida de que sus palabras no desagraden a Allah, pues el matrimonio tiene sus regocijos pero también tiene sus desavenencias (desacuerdos) y están pueden sobrellevarse mejor con la dulzura del buen trato, el respeto y la paciencia!

-Cualidades Adicionales Opcionales

Ya conocemos las 2 cualidades principales, esenciales e infaltables en la elección del futuro esposo: la religiosidad y el buen carácter. Si un hombre musulmán cuenta con ambas características, debería ser seriamente considerado como un potencial esposo.

Ahora bien, hay otras cualidades adicionales que pueden o no estar presentes en el futuro esposo, y expondremos algunas de ellas a continuación, sin embargo, antes de hacerlo, es importante mencionar que jamás se deben anteponer estas cualidades adicionales a las principales. Por ejemplo, digamos que como cualidad adicional le gustaría que su futuro esposo sea millonario, si ese hombre musulmán millonario es religioso y de buen carácter, no hay problema, pero si es solo millonario y no es religioso entonces no vale la pena considerarlo como candidato a esposo, pues sus millones si bien ayudarán a mantener económicamente bien a la esposa e hijos que puedan procrear, no van a ayudar a esa mujer a mejorar como musulmana a menos que él sí sea un hombre preocupado de practicar el Islam. Otro ejemplo puede ser que alguna mujer como cualidad adicional desee que su esposo sea el muy guapo, si se trata de un hombre musulmán practicante, de buen carácter y además de esto es apuesto, entonces, no hay problema, ciertamente ella tiene derecho a sentirse atraída físicamente por su esposo, pero si él solo posee una gran apariencia física y carece de religiosidad, entonces, esto tampoco beneficiará a la esposa ni a los hijos que lleguen a tener en común a ser mejores musulmanes, y por ende es una unión que no vale la pena.

La Apariencia Física

`Abdur-Rahmaan bin Al-Jauzi Al-Hanbali escribió: «Es recomendado para el padre quien casará a su hija, el encontrar a un atractivo y bello esposo para ella. Una mujer quiere lo que los hombres quieren.»

`Umar bin Al-Jattaab radiyallahu anhu (que Allah esté complacido con él), dijo: «No casen a la mujer con un hombre feo y repulsivo. Ellas quieren para sí lo que ustedes quieren para ustedes mismos.» (Ahkaam-un-Nisaa`, p. 103)

La Riqueza

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

Desgraciadamente, a la hora de buscar un esposo, la familia de la mujer o el wali observa primero su cuenta de banco, en lugar de su iman (fe), taqwa (piedad, temor y obediencia de Allah) y su ‘aqidah (credo).

Además, muchas de las mujeres musulmanas de hoy en día han sido afectadas por ideologías no islámicas. No buscan un esposo que tenga taqwa y buen carácter, lo cual les garantizaría una relación durable y cariñosa. Más bien, buscan un esposo quien sea próspero, tenga una posición prominente o tenga un nivel alto de educación todo esto a expensas de la religión, la moral, y finalmente la felicidad.

Aunque no se requiere que los musulmanes vivan en la pobreza, se enfatiza que la riqueza es un factor menor y que nunca debería compararse al din (religión) y los modales. Deberíamos confiar en la promesa de Allah:

« Desposad a aquellos hombres o mujeres que no tengan cónyuge, y a vuestros esclavos y esclavas piadosos. [No temáis] si son pobres, pues Allah les sustentará con Su gracia, y Él es Vasto, Omnisciente.» (Corán 24:32)

Mientras que Allah da tal veraz y generosa promesa para los rectos, no hay ninguna garantía que no sacará, en un abrir y cerrar de ojos, la riqueza de un hombre quien es ingrato hacia Él y quien no es religioso.

La Raza

En ocasiones, hay personas que consideran algo casi prohibido casarse con alguien de otra raza, nacionalidad o color de piel. No se debe rechazar a un hombre musulmán religioso y de buen carácter solamente por ser de una raza, nacionalidad o color diferente, lo mismo aplica en el caso del hombre musulmán al casarse con una mujer musulmana religiosa. El Islam nos indica que ninguna raza es inferior a otra, ningún color de piel es mejor que otro, ninguna nacionalidad es superior a otra:

“¡Oh humanidad! Nosotros los hemos creado de un hombre y una mujer; y los hemos hecho en naciones y tribus; para que ustedes pudieran conocerse unos a otros. Efectivamente el más noble de ustedes para con Allah es aquel quien tiene más Taqwa (piedad, temor y obediencia de Allah)” (Corán 49:13).

El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam, dijo: “Efectivamente no hay excelencia para un árabe sobre un no árabe; ni para un no árabe sobre un árabe; ni para una persona blanca sobre una negra, ni para una persona negra sobre una blanca, excepto a través de la Taqwa (piedad y obediencia a Alláh). La gente viene de Adam, y Adam era de la tierra” (Hadiz Sahih: Relatado por Ahmad (5/411). Fue autentificado por Ibn Taymiyah en “Kitabul-Iqtida” (p. 69).)

Otras Cualidades

¿Cuál es el esposo ideal musulmán? Aisha Lemu hizo esta pregunta a un grupo de 35 musulmanas casadas, a continuación los resultados:

1. Un musulmán piadoso

2. Sinceridad y honestidad

3. Un buen líder

4. Justicia e imparcialidad

5. Amor por los niños

6. Amabilidad y consideración

7. Con disposición para consultar a su esposa

8. Buenos modales

9. Castidad y buena moral

10. Confianza y fiabilidad

11. Evita pelear y golpear

12. Hábitos de limpieza

13. Fuerza de mente y de voluntad

14. Ternura

15. Generosidad

16. Cariñoso

17. Capacidad de estar satisfecho con una esposa

18. Sentido del humor

19. Razonamiento

20. Firmeza

21. Inteligencia

22. Seriedad

23. Buena apariencia

24. Fuerza Física

25. Riqueza

-Conclusión:

Cuando una mujer se casa con un hombre que posee din (religión) y buen carácter, no perderá nada en ningún sentido: si él se queda con ella, lo hará de una buena forma; y si él se separa, lo hará de buena forma. Además, un hombre con din (religión) y buen carácter será una bendición para ella y sus hijos, y todos se ayudarán para aprender y mejorarse en el din (religión).

Una mujer debería evitar un hombre que no posee estos atributos especialmente si es negligente en sus oraciones, bebe alcohol, comete Zina (fornicación/adulterio) o comete cualquier de los demás pecados mayores. La fortuna y el status social nunca deberían ser su criterio principal para decidir en favor o en contra de un esposo.

Eligiendo a una Buena Esposa Musulmana

Eligiendo a una Buena Esposa Musulmana Basándose en las enseñanzas islámicas sobre el matrimonio y la

Basándose en las enseñanzas islámicas sobre el matrimonio y la mujer, el musulmán no se ve atraído por una mujer superficial, sino que por el contrario prefiere una musulmana con una personalidad islámica definida, independiente y que practica el Islam por decisión propia; por eso el musulmán toma su tiempo para escoger a su compañera para toda la vida, buscando la que tenga características islámicas correctas que contribuirán a una vida conyugal estable y feliz. Por consiguiente el musulmán no está interesado únicamente en la belleza física, lo que es en realidad la preocupación de los jóvenes superficiales. Aunque no ignora el aspecto físico, también busca la religiosidad, inteligencia, intelectualidad y buen comportamiento, siguiendo el consejo del Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), cuando dijo:

"Se buscan cuatro características en una mujer con objetivos de matrimonio:

Riqueza, linaje, belleza física o religión. Escoge por religiosidad, pues es más probable que sea un matrimonio estable". (Transmitido por Al-Bujâri y Muslim)

Aunque el Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), aconsejó al joven musulmán buscar una esposa religiosa, esto no significa que debe ignorar su belleza física, ya que el Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), indicó la necesidad de conocer personalmente a la mujer antes de contraer matrimonio, para que el musulmán no se encuentre casado sorpresivamente con una mujer que encontrará poco atractiva.

Al-Mugîrah Ibn Shu‘bah dijo: Cuando me comprometí con una mujer en la época del Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), él me preguntó: "¿La has visto?" Yo le contesté: No. Entonces me dijo:

"Ve y conócela, pues es más probable que encontréis amor y afinidad entre ambos". (Transmitido por An-Nasâ'i con un Isnâd Sahîh)

El Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), enfatizó esto en más de un Hadîz, de hecho la belleza es una de las características que un hombre busca en una mujer, además de la moral y la religiosidad.

Éstas son las características dadas por el Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), con respecto a la mujer con la cual se puede alcanzar felicidad, tranquilidad y estabilidad, y con la cual constituir un hogar agradable y seguro para criar hijos piadosos, sanos e inteligentes.

El Profeta sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), insistió en que el matrimonio sea edificado sobre sólidas bases, con un equilibrio en lo físico, mental, espiritual y emocional, evitando conflictos y diferencias. Por consiguiente el musulmán correcto que se basa en el Corán y la Sunnah en todos sus asuntos, no cae en la frivolidad de considerar únicamente lo físico.

Fuente:

Extracto del Artículo El comportamiento ideal del musulmán: El musulmán y el matrimonioOrigen:

Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh Traducción por:

Muhammad Isa García Publicado en:

¿Qué debe buscar el Hombre Musulmán en su Futura Esposa?

¿Qué debe buscar el Hombre Musulmán en su Futura Esposa? -La Cualidad Prioritaria a Considerar en

-La Cualidad Prioritaria a Considerar en la Elección de un Esposa:

La Religión

Los hadices hacen énfasis en que el hombre musulmán debe casar a la mujer por su religiosidad más que por cualquier otra razón, esta debe ser entonces la cualidad principal, esencial, e infaltable en la futura esposa tal como lo mencionara en varias ocasiones el profeta Muhammad, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él):

El Profeta Muhammad, sallallahu alayhi wasallam, dijo: “Una mujer es desposada por cuatro razones, a saber, su riqueza, el estatus social de su familia, su belleza y su religión. Por lo tanto deberías desposar a la mujer religiosa, porque de lo contrario, serás un desgraciado.” (Aceptado por Consenso).

El Profeta Muhammad, sallallahu alayhi wasallam, dijo: “Este mundo es solamente de conveniencias temporales, y el mejor consuelo en este mundo es una mujer piadosa(Relatado por Muslim)

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

El Profeta Muhammad, sallallahu alayhi wasallam, dijo: “Si Al-lah bendijera a alguno de vosotros con una buena esposa, Él le ha ayudado con la mitad de su religión, por lo tanto debería temer a Al-lah en lo concerniente a la otra mitad.” (Relatado por Al-Hakim. Al Albani dijo que es un hadiz sahih li ghayrihi).

El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: «No os caséis por la belleza porque quizás esta sea luego la causa del declive moral, ni lo hagáis por la riqueza porque quizás esta sea luego la causa de la desobediencia. Casaos con quienes provengan de familias religiosas». (Recopilado por Ibn Mayah No. 1859).

Fue narrado que Thawbaan dijo: Cuando fue revelado sobre la plata y el oro lo que fue revelado, ellos dijeron: ¿Qué clase de riqueza deberíamos adquirir? ‘Umar dijo: Averiguaré sobre eso para ustedes. Así que montó su camello y alcanzó al Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), y yo estaba justo tras de él. Él dijo: ¡Oh Mensajero de Allah!, ¿qué clase de riqueza debemos adquirir? Él dijo: “Adquieran un corazón agradecido, una lengua que recuerde a Allah y una esposa creyente que lo ayudará con respecto a la última vida.(Narrado y clasificado como hasan por al-Tirmidhi (3094). En otra versión dice: “que lo ayudará con su fe.” Ibn Maajah (1856). Clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Tirmidhi.)

Una esposa religiosa será una causa de felicidad y paz espiritual, pues le ayudará a su esposo a obedecer a Al-lah, subhana wa ta’ala (Glorificado y Exaltado Sea). El Islam insiste en que un hombre debe elegir a su futura esposa de acuerdo con consideraciones religiosas para que sea el apoyo para la preocupación más importante de su esposo, la cual es, su religión, esto hace a la cualidad de la religiosidad la más importante a considerar entonces por los hombres musulmanes al momento de escoger a su futura esposa.

-Otras Cualidades

La cualidad y razón primordial para escoger una esposa en el Islam es su religiosidad, el musulmán que encuentre esta cualidad en una mujer ha de considerarla como una potencial futura esposa. Sin embargo, hay también otras cualidades adicionales que pueden o no estar presentes pero que nunca se antepondrán a la principal e infaltable que es la religiosidad.

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

Por ejemplo, si encuentra una mujer religiosa y además de esto tiene también belleza, no hay ningún problema, alhamdulillah (Alabado sea Allah), ella tiene dos cualidades que son muy beneficiosas para el matrimonio, pero si solamente busca a una mujer bella que no es practicante de la religión, entonces esto no es una buena elección bajo ninguna circunstancia porque esa mujer no le ayudará a completar la mitad de su religión, lo cual es uno de los propósitos del matrimonio en el Islam. Ni la belleza ni ninguna otra cualidad podrá superar ni estar antes que la religiosidad de la mujer.

El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah

sean con él) dijo: «No os caséis por la belleza porque quizás esta sea luego la

causa del declive moral, ni lo hagáis por la riqueza porque quizás esta sea luego la causa de la desobediencia. Casaos con quienes provengan de familias religiosas». (Recopilado por Ibn Mayah No. 1859).

A continuación expondremos algunas otras cualidades recomendadas en los

hadices además de la religiosidad, pero les recordamos a los hombres musulmanes, que están son solamente cualidades adicionales, recomendadas, preferibles, pero no esenciales ni tan prioritarias como la religiosidad.

La Belleza

Al-Mugîrah Ibn Shu‘bah dijo: Cuando me comprometí con una mujer en la época del Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), él me preguntó: "¿La has visto?" Yo le contesté: No.Entonces me dijo: "Ve y conócela, pues es más probable que encontréis amor y afinidad entre ambos". (Transmitido por An-Nasâ'i con un Isnâd Sahîh)

El Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él),

le dijo a Ibn ‘Abbâs: "¿Quieres que te informe sobre lo más valioso que un hombre puede tener? Una esposa virtuosa. Que cuando la mira se deleita, cuando le solicita algo ella lo realiza y cuando está ausente ella le es fiel".

(Transmitido por Al-Hâkim, que dijo: Es Sahîh según los requisitos y las condiciones de Al-Bujâri y Muslim)

Abû Hurairah, radiyallahu anhu (que Allah esté complacido con él) dijo: El Profeta, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), fue preguntado: ¿Cuál es la mejor mujer? Respondió: "Aquella que cuando su

esposo la mira se deleita, cuando le solicita algo ella lo realiza, y no hace algo que él deteste". (Transmitido por el Imâm Ahmad en Al-Musnad con un Isnâd Sahîh)

La Situación Matrimonial

Los hadices recomiendan en general el matrimonio con mujeres que no hayan estado casadas anteriormente, sin embargo, hay situaciones en las que resulta más apropiado casarse con una mujer que ya haya estado casada previamente como las divorciadas o viudas.

Fue narrado que Jaabir, radiyallahu anhu (Que Allah esté complacido con él), dijo: “Mi padre murió, dejando siete o nueve hijas, y yo me casé con una mujer que había estado previamente casada. El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), me preguntó: “¿Te casaste, Oh Jaabir?” Yo dije: .’ Él dijo: ¿Con una doncella o con una mujer previamente casada?Yo dije: Con una mujer previamente casada.’ Él dijo:

¿Por qué no te casaste con una muchacha joven, con la que pudieras jugar y ella pudiera jugar contigo?’ Yo le dije que Abd-Allah había muerto y dejado hijas, y no quería traerles a alguien similar a ellas. Así que me casé con una mujer que pudiera cuidar de ellas y disciplinarlas. Él dijo: “Que Allah te bendiga”, o palabras similares (Transmitido por Al Bukhari, 5052)

Entonces, es mustahab (recomendado) casarse con mujeres no casadas previamente, sin embargo no está prohibido casarse con mujeres previamente casadas, pues el Profeta, sallallahu alayhi wasallam, se casó en su mayoría con mujeres viudas y divorciadas.

En cualquiera de los casos, ya sea que se trate de una mujer casada previamente o no, se ha de tener en cuenta sobre todo que sea una mujer piadosa.

El Amor y La Fertilidad

Los hadices mencionan la recomendación de casarse con una mujer amorosa y fértil. Amorosa para que se genere en el esposo afecto hacia ella y fértil para cumplir uno de los propósitos del matrimonio que es multiplicarse y hacer incrementar la ummah (comunidad) de creyentes.

Fue narrado que Anas ibn Malik, radiyallahu anhu (Que Allah esté complacido con él) dijo: El Mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam (paz y bendiciones de Allah sean con él), solía decir: “Casaos con aquella mujer que es amorosa y fértil, pues me sentiré orgulloso de vuestro gran número ante los otros Profetas en el Día de Resurrección.” (Transmitido por Ahmad (12202). Clasificado como sahih por Ibn Hibbaan (3/338) y por al-Haythami en Majma’ al-Zawaa’id (4/474))

Debemos aclarar que si bien los sabios coinciden en que es mustahab (recomendado) casarse con una mujer fértil, esto no es obligatorio. Por ende, no está prohibido que el hombre se case con una mujer que no puede tener hijos, ni está prohibido que la mujer se case con un hombre infértil si así lo deciden, esto es permisible si así lo deciden tal vez porque hayan encontrado otras cualidades a las que dieron prioridad o que les son suficientes como la religiosidad y buenos modales de su cónyuge y Allah sabe más.

La Importancia de la Compatibilidad en el Matrimonio

La Importancia de la Compatibilidad en el Matrimonio El Islam no quiere imponer una carga insoportable

El Islam no quiere imponer una carga insoportable sobre las mujeres, forzándolas a casarse con un hombre que les desagrada, pues quiere matrimonios exitosos, basados en la compatibilidad entre los cónyuges. Debe haber un terreno en común entre ellos, en términos de parecido físico, actitudes, hábitos, inclinaciones y aspiraciones. Si algo va mal, y la mujer siente que no puede amar a su marido sinceramente, y teme cometer el pecado de la desobediencia y oposición a su marido, a quien no ama, entonces puede pedir el divorcio.

Esto fue confirmado en un relato, cuando la esposa de Zâbit Ibn Qais Ibn Shammâs, Yamîlah, hermana de ‘Abudllah Ibn Ubai, se presentó ante el Profeta (sallallahu alayhi wasallam) y le dijo: "¡Oh, Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasallam)! No tengo nada contra Zâbit Ibn Qais con respecto a su religión o comportamiento, pero odio cometer un acto de kufr siendo una musulmana”. El Profeta (sallallahu alayhi wasallam) dijo: "¿Le devolverás su jardín?" - su dote había sido un jardín. Ella contestó: "Sí." Entonces el Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasallam) envió un mensaje a él: "Toma de vuelta tu jardín, y concédele a ella una declaración de divorcio."

(Fath Al Bâri', 3/395, Kitâb at talâq, bâb al jul‘)

Ibn Máyah transmitió la versión de 'Amr Ibn Shu'aib de su padre y de su abuelo, que Zábit Ibn Qais era feo y su esposa dijo: "sino fuese porque temo a Allah, cuando se presenta ante mi le escupiría la cara".

Fuente:

*Extracto de “Ella elige a buen marido” del libro “La Verdadera Personalidad de la Mujer Musulmana” Autor:

Muhammad Ali al Hashimi Publicado en:

*Extracto de Bulug Al-Marám EL LIBRO DEL MATRIMONIO Capítulo 6: AL-JUL' [*] Publicado en:

Ya estudiamos anteriormente las cualidades más importantes a tener en cuenta en el momento de elegir al esposo: religiosidad y buen carácter y a la esposa:

religiosidad. Estos son elementos infaltables, sin embargo, también hay otras consideraciones secundarias que pueden facilitar la compatibilidad para que la pareja tengan un matrimonio mucho más llevadero. Por ello, a continuación presentaremos una serie de artículos desde el punto de vista de la orientación/terapia de parejas que contribuyan con información al respecto:

Capítulo 3:

Temas de Orientación y Terapia Prematrimonial

Buscando al Esposo Real, No Ideal

Buscando al Esposo Real, No Ideal “Los hombres y las mujeres a veces descubren que es

“Los hombres y las mujeres a veces descubren que es difícil encontrar a la pareja deseable para el matrimonio. Puede ser cierto. Pero hay otro componente en la situación: no es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada.” (H Jackson Brown)

El hombre y la mujer han sido creados como pareja para hacerse compañía y construir una vida juntos.

Sin embargo, lograr encontrar esa pareja ideal no es tarea fácil, ¿por qué?, simple y llanamente porque “ideal” es algo alejado de la realidad, así que empezaremos por cambiar el término “ideal” por “real”.

Ahora sí, la búsqueda de la pareja real no empieza desde afuera, sino desde dentro de nosotros mismos. Preguntémonos primero:

•¿Qué tipo de esposa puedo ser yo?

•¿Qué puedo aportar a una relación de matrimonio? Es decir, que primero es necesario conocernos a nosotros mismos como pareja, una vez que tenemos esto claro entonces procedemos a preguntarnos:

•¿Qué tipo de esposo quiero a mi lado? La respuesta a esta pregunta debe incluir la mención de las cualidades físicas, psicológicas y espirituales que deseo que tenga mi esposo.

•¿Qué deseo que aporte mi esposo a nuestra relación matrimonial? La respuesta a esta pregunta corresponde a las actitudes que espero que mi esposo tenga y las cosas que espero que haga para la relación.

Una vez que tengamos claras las respuestas de estas preguntas podremos tener un punto de partida para empezar la búsqueda del esposo real.

Muchas personas no logran encontrar esa pareja real simplemente porque no tienen en claro qué es lo que quieren como pareja, si no sabemos qué estamos buscando entonces ¿cómo lo vamos a encontrar?

Esto es como armar un rompecabezas, si tengo todas las piezas pero no sé qué figura tengo que armar entonces no tendré ni idea de cómo armarlo, pero si tengo una foto que me guíe sobre cómo debe lucir el rompecabezas armado entonces me será mucho más sencillo unir las piezas y encajarlas hasta que logre que se vea tal como en la figura de guía.

Asimismo, una vez que tengamos nuestra guía de qué pareja queremos para nuestra vida será más fácil encontrarla.

Fuente:

Artículo “En Búsqueda de la Pareja Ideal” Autor:

Lcda. Liseth Fabara Copyright:

Copyright © 2010-2012, Caminando Juntos Publicado en:

Mi Esposo No Va a Ser La Solución Mágica a Mis Problemas

Mi Esposo No Va a Ser La Solución Mágica a Mis Problemas Una gran expectativa que

Una gran expectativa que tenemos cuando nos casamos con respecto a nuestra pareja es pensar que él será la solución mágica a todos nuestros problemas, esperamos que él sea el esposo perfecto, no humano, sin errores y es entonces ahí cuando el matrimonio peligra al decepcionarnos de que nuestro cónyuge no resulte ser aquello que teníamos como expectativa. Por ello es importante tener expectativas moderadas y reales sobre nuestro futuro esposo.

¿Cómo hacerlo?

Primero, debemos tener presente que nuestro esposo no tiene la responsabilidad de darnos todo aquello que nos faltó en nuestra infancia o en nuestras anteriores relaciones, nuestro esposo no viene para suplir nuestras carencias afectivas pasadas, sino que viene a construir una relación matrimonial de mutuo amor y responsabilidad para construir una vida juntos.

Segundo, debemos recordar que nadie es perfecto y que no podemos hacernos ilusiones de que nuestro esposo va a ser alguien que jamás se equivocará o que

jamás nos causará daño. No debemos idealizar a nuestro esposo pensando que es perfecto. No es así. Durante el matrimonio, ciertamente habrá momentos en que tanto nuestro esposo como nosotras mismas cometeremos errores que causarán dolor, pero eso no significa que no seamos la pareja ideal, sino que debemos trabajar en esos errores para no volverlos a cometer y salir adelante sin rencor para continuar mejorando nuestra relación matrimonial.

Tercero, debemos tener claro que la relación matrimonial no es todo color de rosa y que habrá momentos en que las cosas se pongan color de hormiga, es decir muy difíciles, ya que en la vida hay momentos agradables pero también hay momentos difíciles, siempre se presentarán problemas en la relación, lo importante es saber enfrentarlos y resolverlos juntos como pareja, no esperar que nuestro esposo los resuelva solos, ya que la relación es de los dos.

Cuarto, nuestro cónyuge y nosotras venimos de diferentes modelos familiares, por ende su idea de cómo debe ser un matrimonio y nuestra propia idea del ideal de pareja pueden ser muy diferentes, así que no puedo suponer que mi esposo ya sabe lo que yo espero que él sea o que él haga en nuestra relación, es necesario que ambos expresemos verbalmente lo que esperamos el uno del otro para que después no nos hagamos falsas expectativas.

Quinto, “No me pidas más de lo que puedo dar”, esto es una gran verdad, no podemos esperar de nuestro esposo algo que no nos puede dar, hagámonos expectativas reales, no esperamos que sea el súper esposo, recordemos que superman y superwoman, son solamente personajes ficticios, no son reales, el príncipe azul de los cuentos tampoco existe. Pongamos los pies en la Tierra, para después no caernos de las nubes y chocarnos con una realidad que no esperábamos. Lo que ves es lo que hay, tu esposo solamente te podrá dar aquello que humanamente esté en condiciones de darte así que ten expectativas reales y moderadas sobre él.

Sexto, “Da sin esperar recibir”, muchas veces nos sentimos inconformes en nuestra relación matrimonial porque damos mucho a la relación y sentimos que nuestro esposo no sabe apreciarlo, valorarlo o reconocerlo. El hecho de que tu esposo no te diga siempre “gracias” o que no mencione lo mucho que haces no significa que no se esté dando cuenta de todo lo que haces, tal vez tu esposo no utilice un lenguaje verbal para expresártelo pero recuerda que la comunicación no es solamente palabras sino también conductas. Tal vez no te esté diciendo “gracias” pero te sirve sorpresivamente el desayuno en la cama o está pendiente de que estés bien, tal vez esa sea su forma de expresar agradecimiento y de aportar a la relación.

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

Por último, recuerda que es importante no solamente que tú te plantees expectativas reales moderadas sobre tu esposo y relación matrimonial sino también que conozcas las expectativas que tiene tu esposo, así ambos podrán saber si sus expectativas son similares, compatibles y realizables.

Si se es compatible entonces se puede seguir adelante con el proyecto de vida matrimonial, de lo contrario es mejor que cada quien tome su camino ya que estando juntos no se llegará a ningún lado más que a la frustración, desilusión y fracaso.

Fuente:

Adaptación del Artículo “Expectativas de la Pareja” Autor:

Lcda. Liseth Fabara Copyright:

Copyright © 2010-2012, Caminando Juntos Publicado en:

Temas a tratar y acordar previo al Matrimonio:

100 Preguntas Prematrimoniales”

previo al Matrimonio: “ 100 Preguntas Prematrimoniales” Quienes van a asumir un compromiso matrimonial deben tener

Quienes van a asumir un compromiso matrimonial deben tener en consideración antes de casarse que necesitan estar de acuerdo en una variedad de temas que son muy importantes para su convivencia.

Lastimosamente, muy pocas parejas se toman el tiempo de plantearse preguntas tan importantes como si van a tener hijos o no, o preguntas que pueden parecer no tan importantes por tratarse de temas cotidianos pero que pueden ser causas para discusiones futuras sino se tienen claras.

Elegir a un buen esposo musulmán es un asunto muy importante en el que es necesario pedir la guía de Allah para tomar la mejor decisión in sha Allah (si Allah quiere) y también conocer los puntos de vista del pretendiente para lograr determinar si la compatibilidad será posible entre ambos y si podrán llevar juntos un buen matrimonio in shaa Allah.

Esto se puede hacer a través del wali (representante), es decir que a él se le puede indicar las preguntas que consideremos importantes para que se las

haga al pretendiente. Sin embargo, si se vuelve necesario, estas preguntas pueden hacerse directamente a través de entrevistas con el pretendiente pero guardando los parámetros islámicos: contar con la presencia de más personas y entre ellas, algún mahram (aquellos con los que tenemos vínculos consanguíneos o de afiliación que no pueden casarnos) de la mujer, que esté supervisando directamente la reunión; no hablar temas románticos; no mirarse inapropiadamente y no tener ningún tipo de contacto físico.

A continuación presentamos una lista de 100 preguntas sobre diversos temas que pueden ser consideradas antes de la elección, no es necesario que se hagan todas, pero es una guía que puede servir in sha Allah para recordarnos ciertos aspectos que deben saberse y acordarse antes de dar el gran paso logrando evitar así conflictos innecesarios en el matrimonio y contribuyendo a tener una relación matrimonial más llevadera in shaa Allah:

MATRIMONIO

1. ¿Cuál es su concepto de matrimonio?

2. ¿Ha estado casado antes?

3. ¿Está casado ahora?

4. ¿Cuáles son sus expectativas del matrimonio?

5. ¿Por qué me ha escogido a mí como una potencial esposa?

6. ¿Cuáles son sus metas en la vida? (a largo y corto plazo)

7. Identifique 3 cosas que quiere lograr en un futuro cercano.

8. Identifique 3 cosas que quiere lograr a largo plazo.

RELIGIÓN

9. ¿Cuál es el rol que tiene la religión en su vida ahora?

10. ¿Es usted una persona espiritual?

11. ¿Cómo entiende usted que es un matrimonio islámico?

12. ¿Qué espera de su esposa en cuanto al aspecto religioso?

13. ¿Cómo es su relación con la comunidad musulmana de su área?

14. ¿Hace usted voluntariado en alguna actividad islámica?

15. ¿Qué puede usted ofrecer a su esposa espiritualmente?

16. ¿Cuál es el rol del esposo?

17. ¿Cuál es el rol de la esposa?

18. ¿Quiere practicar la poligamia?

FAMILIA

19. ¿Cómo es su relación con su familia?

20. ¿Cómo espera que será la relación con la familia de su esposa?

21. ¿Cómo espera que sea la relación de su esposa con su familia?

22. ¿Hay alguien de su familia que esté viviendo con usted ahora?

23. ¿Planea usted tener a alguien de su familia viviendo con usted en el futuro?

24. Si por alguna razón, mi relación con su familia se vuelve mala, ¿qué debe

hacerse?

AMIGOS

25. ¿Quiénes son sus amigos? (Identifique al menos tres)

26. ¿Cómo los conoció?

27. ¿Por qué son sus amigos?

28. ¿Qué le gusta más de ellos?

29. ¿Cómo será su relación con ellos después del matrimonio?

30. ¿Tiene amigos del sexo opuesto?

31. ¿Cuál es su nivel de relación con ellas ahora?

32. ¿Cómo será el nivel de su relación con ellas después del matrimonio?

33. ¿Qué tipo de relación usted quiere que su esposa tenga con sus amigos?

El SÍ MISMO

34. ¿Qué cosas hace en su tiempo libre?

35. ¿Le encanta tener invitados en su hogar para divertirse?

36. ¿Qué espera de su esposa cuando sus amigos vengan a la casa?

37. ¿Cuál es su opinión sobe hablar otros idiomas en la casa que yo no

entiendo? (con amigos o familia)

38. ¿Usted viaja?

39. ¿Cómo pasa sus vacaciones?

40. ¿Cómo piensa que su esposa debe pasar las vacaciones?

41. ¿Usted lee?

42. ¿Qué lee?

43. Después del matrimonio, ¿usted cree que expresará sus sentimientos

románticos verbalmente?

expresar afecto en

44. Después

público?

del matrimonio, ¿usted cree

que quiere

45.

¿Cómo expresa su admiración por alguien que usted conoce ahora?

46. ¿Cómo expresa sus sentimientos a alguien que le ha hecho un favor a usted?

47. ¿Le gusta escribir sus sentimientos?

48. Si usted se equivocó con alguien, ¿Cómo se disculpa?

49. Si alguien se ha equivocado con usted, ¿cómo espera que esa persona se

disculpe con usted?

50. ¿Cuánto tiempo pasa antes de que pueda perdonar a alguien?

51. ¿Cómo toma usted las decisiones importantes y menos importantes en su

vida?

52.

¿Usa usted un lenguaje vulgar en casa, en público o en familia?

 

53.

¿Sus amigos usan un lenguaje vulgar?

 

54.

¿Su familia usa un lenguaje vulgar?

55.

¿Cómo expresa su enojo?

 

56.

¿Cómo espera que su esposa exprese su enojo?

 

57.

¿Qué hace cuando se enoja?

 

58.

¿Cuándo

considera

que

es

apropiado

iniciar

la

mediación

en

el

matrimonio?

59. Cuando hay una disputa en su matrimonio, religiosa o de cualquier otra

índole, ¿cómo debe resolverse el conflicto?

60. Defina el abuso mental, verbal, emocional y físico.

61. ¿Qué haría si sintiera que ha sido abusado?

62. ¿A quién llamaría para pedir ayuda si usted estuviera siendo abusado?

SALUD

63. ¿Sufre de alguna condición o enfermedad crónica?

64. ¿Está pensando en tomar un examen físico con un médico antes del matrimonio?

65. ¿Cuál es su entendimiento de una nutrición y salud adecuadas?

66. ¿Cómo lleva su propia salud y nutrición?

DINERO

67. ¿Cuál es su definición de riqueza?

68. ¿Cómo gasta su dinero?

69. ¿Cómo ahorra su dinero?

70. ¿Cómo piensa que cambiará su uso del dinero después del matrimonio?

71. ¿Tiene alguna deuda ahora? Si es así, ¿cómo está haciendo para deshacerse

de ella?

72.

¿Usa tarjetas de crédito?

73. ¿Está de acuerdo con la idea de solicitar préstamos para comprar una casa?

74. ¿Qué espera de su esposa financieramente?

75. ¿Cuál es su responsabilidad financiera después del matrimonio?

76. ¿Está de acuerdo con la idea de que la esposa trabaje?

77. Si es así, ¿cómo piensa que una familia con doble ingresos debe manejar los

fondos?

78.

¿Utiliza usted frecuentemente un presupuesto para manejar sus finanzas?

79.

¿Quiénes

son

las

personas

de

las

que

usted

es

financieramente

responsable?

80. ¿Está de acuerdo con la idea de tener niñeras o criadas?

NIÑOS

81. ¿Quiere tener hijos?, ¿sí?, ¿no?, ¿por qué?

82. Dentro de su entendimiento, ¿es usted capaz de tener hijos?

83. ¿Quiere tener hijos en los dos primeros años de matrimonio?, ¿sí?, ¿no?,

¿cuándo?

84.

¿Es partidario del aborto?

85.

¿Tiene hijos actualmente?

86.

¿Cómo es su relación con sus hijos actualmente?

87.

¿Cómo es su relación con el otro progenitor?

88.

¿Qué relación espera que su esposa tenga con sus hijos y el otro

progenitor?

89. ¿Cuál es el mejor método para criar a los hijos?

90. ¿Cuál es el mejor método para disciplinar a los hijos?

91. ¿Cómo fue usted criado?

92. ¿Cómo fue usted disciplinado?

93. ¿Es partidario de dar nalgadas a los niños? ¿En qué circunstancias?

94. ¿Es partidario de la escuela pública para sus hijos?

95. ¿Es partidario de la escuela islámica para sus hijos?

96. ¿Es partidario de la “escuela en casa” para sus hijos?

97. ¿Qué tipo de relación deberían tener sus hijos con los amigos/compañeros

de clase no musulmanes?

98. ¿Enviaría a sus hijos a visitar a su familia extensa si vivieran en otro estado

o país?

99. ¿Qué tipo de relación quiere que sus hijos tengan con todos sus abuelos?

FAMILIARES

100. Si hay miembros de la familia que no son musulmanes, que son de otra raza o cultura, ¿qué tipo de relación quiere que tengan con ellos?

Fuente:

Artículo "100 Questions to ask a prospective husband" (100 preguntas para preguntas a un prospecto de esposo) Origen:

Bent Rib: A Journey through women's issues in Islam by Huda al-Khattab 100 Premarital Questions Adaptación por:

Jannah.org Publicado en inglés:

Publicado en español en:

prematrimoniales.html Traducción del inglés al español:

Las 100 preguntas han sido traducidas por "Islam Para La Mujer Hispanohablante" con una ligera adición de párrafos introductorios.

Capítulo 4:

El Proceso Islámico de Escoger un Esposo

Derecho a Escoger un Esposo y Sugerir la Propuesta de Matrimonio

a Escoger un Esposo y Sugerir la Propuesta de Matrimonio Encontramos los siguientes hadices de Al

Encontramos los siguientes hadices de Al Bukhari al respecto:

El Profeta de Allah, sallallahu alayhi wasallam, dijo: "Una mujer que previamente se haya casado no debe ser entregada en matrimonio sin consultarle ni una virgen puede ser entregada en matrimonio sin su permiso "

Jansa Bint Jidam dijo: "Mi padre me casó con un sobrino que no me gustaba, por eso me quejé ante el mensajero de Allah sallallahu alayhi wasallam, y me aconsejó: "Acepta lo que tu padre ha dispuesto" Yo dije: "Yo no deseo aceptar lo que mi padre ha dispuesto". Él dijo: " Entonces este matrimonio es inválido. Ve y cásate con quien desees." Le dije: " He aceptado lo que mi padre dispuso, pero quiero que las mujeres conozcan que los padres no tienen derecho en los asuntos de sus hijas (es decir, que no tienen derecho a forzarlas a casarse con quien no desean)."

Los padres no tienen derecho a forzar a sus hijas a casarse con alguien que no les agrade. La musulmana conoce este derecho, sin embargo no rechaza el consejo y la guía de sus padres musulmanes cuando un pretendiente potencial se presenta, porque ellos tienen las mejores intenciones de corazón para con su hija, y tienen más experiencia de vida y conocen mejor a las personas. Mas, esto no significa que su hija esté en la obligación de aceptar esta sugerencia si ella no está de acuerdo con la misma por mucho que sus padres insistan y esto no se considera como desobediencia.

Hay incluso hadices que nos muestran a mujeres musulmanas manifestando una propuesta de matrimonio a un hombre musulmán correcto, como en el siguiente hadiz reportado también por Al Bukhari:

Thaabit al Banaani dijo: “Yo estaba con Anas ibn Maalik y una de sus hijas estaba con él. Él dijo: “ Una mujer vino al mensajero de Allah, sallallahu alayhi wasallam, y se ofreció a sí misma a él en matrimonio. Ella le dijo: ‘Oh Mensajero de Allah, ¿Quisieras casarte conmigo?’ ” La hija de Anas dijo: “¡Qué poca es su modestia! ¡Qué sinvergüenza!, ¡Qué sinvergüenza!” Anas le dijo:

“Ella es mejor que tú; pues ella tuvo gusto del Profeta, sallallahu alayhi wasallam, así que se ofreció a sí misma en matrimonio a él.”

Así queda claro que la mujer musulmana o su wali (guardián) pueden sugerir el matrimonio a un hombre musulmán que consideren virtuoso, y si este hombre está de acuerdo entonces él debe hacer la petición formal del matrimonio a la mujer a través de su wali.

Fuente:

Extracto del Artículo “El Derecho de la Mujer Musulmana de Escoger a su Esposo” Autor:

Islam Para La Mujer Hispanohablante Publicado en:

Tener un Wali

Tener un Wali La presencia y guía de un Wali (guardián o representante – puede ser

La presencia y guía de un Wali (guardián o representante puede ser el padre o quienquiera que tome su lugar) es una de las condiciones requeridas para la validez del contrato matrimonial. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “No hay matrimonio sin la presencia de un Wali” (Ahmad, Abu Dawud y At-Tirmidhi). El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, también dijo:

“Si una mujer se casa sin el permiso de su Wali, su matrimonio es nulo, su matrimonio es nulo, su matrimonio es nulo.”(Ahmad, Abu Dawud y otros).

Al Wali es quien será el responsable de encontrar un esposo adecuado para su protegida, alguien que sea piadoso y un buen partido. Al Wali debe ser varón, maduro, de buena moral y de la misma religión de la mujer.

En una situación ideal, Al Wali debe ser el pariente más cercano de la mujer, así que en primer lugar debe ser el padre; si no, entonces se pasa al pariente varón más cercano de parte del padre, su abuelo, luego su hijo, luego su hermano, luego su medio hermano, luego los hijos de sus hermanos, luego sus tíos paternos, luego los hijos de sus tíos paternos, lo tíos paternos del padre, luego los jueces musulmanes. Para las mujeres que entraron al Islam de otras religiones, no es aceptable para ellas que su padre no musulmán u otro pariente no musulmán actúe de su Wali. En este caso la responsabilidad recae sobre el líder de la comunidad. Una mujer no puede elegir a ninguna persona para su Wali. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “No hay

matrimonio sin la presencia de un Wali. Y el gobernante es Al Wali para quien no tiene uno (Wali)” (Ahmad y otros).

La relación entre una mujer y su Wali es, idealmente, de cooperación, respeto mutuo y consideración.

Fuente:

Extracto del Artículo Entrando en el Enlace Matrimonial - I” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

Islamweb, todos los derechos reservados 2010 © Publicado en:

La Búsqueda del Esposo Musulmán Piadoso

La Búsqueda del Esposo Musulmán Piadoso El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Si alguien con

El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Si alguien con cuya religión y carácter tú te sientes complacido viene a ti (para casarse con tu hija o protegida) entonces cásala con él. Si no lo haces, habrá corrupción en la tierra, y se expandirá la maldad” (At-Tirmidhi e Ibn Mayah).

Al Wali debe ayudar a la mujer a encontrar un esposo que tenga piedad y fe fuerte, lo cual se refleja en la conducta.

Es importante tener referencias personales de personas confiables sobre el futuro esposo.

en

matrimonio?

Los hombres y mujeres virtuosos en la comunidad deben desempeñar un papel firme en esto. Por ejemplo, la esposa debe convertirse en un contacto para las mujeres y el esposo para los hombres. Las mujeres no deben dejar de lado la condición de que el hombre sea religioso con el pretexto de que ellas se esforzarán para transformarlo en un hombre virtuoso después de casarse; a menos que él sea conocido por practicar, de forma general, sus obligaciones religiosas, tener un noble carácter y apartarse de los pecados. En tal caso, él puede ser un candidato digno de considerar.

¿Cómo

pueden

los

hombres

y

las

mujeres

virtuosos

ser

unidos

La posición de la gente cuando es preguntada acerca del pretendiente

Algunas personas, cuando se les pregunta acerca de un hombre que ha pedido a su hija en matrimonio, dan respuestas generales y evitan ser precisos. Dicen cosas como: “Es un buen hombre”, “es una persona amable”, su padre es un buen hombre y su abuelo era religioso”, “se espera mucho bien de él, y es bien parecido”, “es bien educado y rico”, etc. Es después que se realiza el matrimonio que la amarga realidad sale a la luz y la joven mujer lo llega a conocer como realmente es, cuando ya es demasiado tarde.

Otros, esconden las faltas del pretendiente cuando se les pregunta por él, por temor a lo que él pueda hacer si se entera, o porque piensan que lo pueden estar difamando; pero el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cuando Fátima Bint Qays, que Al-lah Esté complacido con ella, le preguntó acerca de dos compañeros que le habían propuesto matrimonio, dijo: “Abu Yahm es un hombre que nunca baja su vara (es decir, golpea a sus esposas), y en cuanto a Abu Sufian, él es extremadamente pobre y no posee ninguna riqueza”. Ella dijo: “No me gustan ninguno de los dos”. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le dijo: “Cásate con Usama Bin Zaid”. Así que ella se casó con él y Al-lah bendijo su matrimonio, otorgándole una vida feliz.

Quién es interrogado debe aclarar todo lo que sabe sobre el pretendiente, sin exageración, y debe ser temeroso de Al-lah respecto a lo que dice. Debe mencionar sus méritos así como sus defectos; debe mencionar sólo las cosas de las que tiene certeza y actuar como si la mujer fuese su propia hija o hermana. Esto es porque el matrimonio es un compromiso a largo plazo, y no uno momentáneo o temporal. Se espera que el matrimonio sea una relación que perdure hasta la muerte, a menos que exista una razón válida para romperla antes; el divorcio frecuentemente ocurre cuando la gente casa a sus hijas con una persona a quien no conocen lo suficientemente bien.

La actitud del wali y la familia

La mujer y su familia o tutor deben investigar al hombre que la ha pedido en matrimonio, para así poder descubrir si él está o no aparentando ser un buen musulmán.

Historias pasadas

No es una condición para ninguno de ellos el informar al otro sobre sus pecados pasados, especialmente si se han arrepentido sinceramente y se han adherido a la piedad y la virtud.

La importancia de la transparencia

Es muy importante que ambos, la mujer y el hombre, sean claros el uno con el otro desde el principio, y que estén de acuerdo con todo antes que el contrato sea finalizado.

Si la familia rechaza que el pretendiente vea a la hija, entonces él debe, por lo menos, tener una descripción clara de ella.

Fuente:

Extracto de los Artículos:

Entrando en el Enlace Matrimonial - I” y “Consejos para las mujeres con respecto al Matrimonio I” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

© 2008-2012, IslamWeb Publicados en:

Recibiendo una Propuesta de Matrimonio

Recibiendo una Propuesta de Matrimonio (excepto los tiempos prohibidos). Al recibir una propuesta de matrimonio, antes

(excepto los tiempos prohibidos).

Al recibir una propuesta de matrimonio, antes de decir sí o no, se deberá buscar la guía de Allah a través del Salat Istikharah (la oración de la consulta).

¿Cómo hacer Salat Istikharah?

de

cualquier

momento

oración)

noche

Se

rezan

dos

rakas

(unidades

en

de

la

voluntarias

del

día

o Luego se hace la siguiente dua (súplica):

del día o Luego se hace la siguiente du ’ a (súplica): Allahumma innii astaJíiruka b

Allahumma innii astaJíiruka bi’ílmika, ua astaqdíruka biqudr átika, ua

as.aluka min faDlikal ’adhíim fa ínnaka táqdiru ua laa áqdiru, ua tá’lamu ua

laa á’alam ua Anta ’allaámul guiuubi, Allahumma in kunta ta’lam an hadhaal

amru (ahora pronuncie su necesidad, asunto o problema ) Jeirun lii fii diinii

ua ma’aashii ua ’áaqibati ambrii -o dice-: ’aayalihi wa aaylihi faáqdárahu lii ua iásruhu lii zumma baarik lii fiihi, ua in kunta ta’lam an hadhaal amru sherru

lii fii diinii ua ma’ashii ua ’áaqibati amrii -o dice-: ’aayalihi ua aaylihi

faasrifahu ’annii ua asrifnii ’anhu ua áqdirru lii al jaira jaizu kaana zumma

ardinii bihi.

Oh Allah te pido el bien de lo que Tú tienes conocimiento ¡Oh Allah!, por cierto que te consulto porque Tuyo es el conocimiento y el poder. Busco fortaleza y ruego de Tu inmenso favor, porque ciertamente Tú puedes y yo no puedo, Tú sabes y yo no sé, Tu eres el Conocedor de lo Oculto. ¡Oh Allah! Si Tú conoces que este asunto (y pronuncia su necesidad, asunto o problema) es bueno para mí, para mi religión, mi vida y mi muerte, entonces decrétalo, facilítamelo y bendíceme con ello. (En cambio) Si Tú conoces que este asunto será un mal para mí, para mi religión, para mi vida y mi muerte, entonces aléjalo de mí y decreta para mí lo que es bueno dondequiera que sea, y hazme quedar satisfecho con ello.

¿Qué se hace después?

La persona prosigue sus asuntos cotidianos y espera por la debida respuesta de Allah. Ésta se pude manifestar en la persona mediante la seguridad o más indecisión que se sienta en el corazón respecto al asunto. Así que cuando sientas en tu corazón una sensación de vigor, optimismo o confianza respecto al asunto en cuestión, debes interpretar esto como una respuesta positiva de Allah y en adelante se debería proceder consecuentemente con el asunto en cuestión. Por otro lado, si lo contrario es verdadero y tus sensaciones de duda, preocupaciones no se han aclarado, entonces deberías evitar el asunto en cuestión como si este significase malas consecuencias.

No hay ningún inconveniente en repetir la consulta si la persona no está segura. No existe ningún plazo para realizar el salat istikhara (oración de la consulta).

Fuente:

Extracto de los Artículos:

Súplica para pedir el bien (Salat Al-Istijara)”, “Lo correcto de cómo hacer el salatul istighara!! súplica de consulta” y “La Prière de Consultation” Origen:

La Fortaleza del Musulmán, súplicas del Corán y la Sunnahde Said ibn Ali ibn Wahb Al-Qahtani dawahenPanama.blogspot.com doctrine-malikite.fr Publicados en:

Capítulo 5:

El Proceso del Matrimonio Islámico

El Pago de Al Mahr (la dote)

El Pago de Al Mahr (la dote) El pago de Al Mahr es también una condición

El pago de Al Mahr es también una condición necesaria para la legalidad del contrato matrimonial. Esto es entregado a la esposa como una forma de honrarla y respetarla, y como un símbolo del compromiso que hace el esposo de proveer y proteger a su esposa. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{Dad a vuestras mujeres su dote con buena predisposición}

[Corán 4:4].

En esta y otras aleyas se establece la obligatoriedad de Al Mahr. No existe un mínimo ni un máximo, respecto a la cantidad de éste (Al Mahr), explícitamente establecido en el Corán o el Hadiz.

Cualquier cosa de valor es aceptable como Mahr, sin importar si es algo material o no-material (si la persona no tiene riqueza). El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Buscad algo, incluso si es sólo un anillo de hierro”

(Al Bujari y Muslim).

De hecho, Al Mahr puede ser conocimiento del Sagrado Corán, como se menciona en una narración muy popular. Pues, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, aceptó como dote el conocimiento que una persona tenía del Corán. Él dijo:

“Ve, porque la he puesto bajo tu cargo (en matrimonio) debido a lo que memorizas del Corán”

(Al Bujari y Muslim).

No existe un máximo en cuanto al monto de la dote, como Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{Y si queréis cambiar de esposa [divorciando a la que tenéis para casaros con otra] habiéndole dado una Qintaar (una gran cantidad de oro como dote), no pretendáis recuperar nada de la misma. ¿Acaso queréis cometer una injusticia?}

[Corán 4:20].

Una Qintar es una cantidad muy grande de oro, lo cual implica que está permitido dar cantidades tan grandes. El Califa ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, una vez aconsejó a la gente no ser excesivos con respecto a la dote de las mujeres. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, también exhortó a las personas a ser moderados en este sentido. Pues, dijo:

“La mejor dote es aquella que es más fácil (de pagar)”

(Al Hakim e Ibn Mayah).

Fuente:

Extracto del Artículo Entrando en el Enlace Matrimonial - I” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

Islamweb, todos los derechos reservados 2010 © Publicado en:

Los Componentes Necesarios del Proceso Marital

Los Componentes Necesarios del Proceso Marital En este artículo se discuten algunos de los temas importantes

En este artículo se discuten algunos de los temas importantes a considerar cuando se ingresa en el enlace del matrimonio. Esto incluye el contrato matrimonial y los testigos del matrimonio.

Es muy importante recordar que para cualquier actividad que la persona piense realizar, debe tener la intención de hacerlo únicamente por la causa de Al-lah, Todopoderoso. Para algo tan serio como el matrimonio, esto debe ser obvio. La intención correcta garantizará que la unión sea bendecida por Al-lah y protegida de las dificultades y tribulaciones. Nuestro único propósito en la vida debe ser buscar la complacencia de Al-lah en todo lo que hagamos. Si esta meta fuese el centro, veríamos muchas felices y sonrientes parejas de casados.

1.1 El Contrato Matrimonial:

1.1 El Contrato Matrimonial: El contrato matrimonial es un componente necesario en el proceso del matrimonio.

El contrato matrimonial es un componente necesario en el proceso del matrimonio. El matrimonio en sí mismo es considerado como un acuerdo contractual entre ambas partes. Es una obligación, un acuerdo permanente que sólo puede disolverse a través de un proceso de divorcio.

Debe ser realizado con mucha seriedad y, al igual que cualquier contrato, se debe hacer el mejor esfuerzo para cumplir con las obligaciones y responsabilidades para con la otra parte.

Todos los estudiosos están de acuerdo en que la oferta de una de las partes y la aceptación de la otra, es un aspecto esencial para el contrato matrimonial. Muchos de estos estudiosos también dicen que la oferta debe ser de lado de la mujer (Al Wali el protector o alguien que lo represente) y la aceptación del hombre durante el proceso del contrato. La mayoría de los estudiosos también dice que es necesario tener la presencia de ambos, el posible esposo y Al Wali, durante el proceso. La presencia de la mujer, la novia, no es indispensable para el proceso.

Es importante mencionar aquí que el consentimiento de Al Wali es una condición sin la cual el contrato es nulo.

El contrato matrimonial en sí mismo puede ser hecho simplemente en forma oral, aunque también pueda ser complementado mediante uno escrito. Cualquier redacción que aclare la intención y metas del contrato, será aceptable. Es importante mencionar que cuando el contrato es llevado a cabo,

los aspectos concernientes al matrimonio en la Shari‘ah (Ley Islámica) se convierten en obligatorios para ambas personas, sin importar que los haya expresado o no en el contrato. Estos aspectos pueden incluir los derechos y responsabilidades de cada parte; por ejemplo, que el esposo debe proveer el sustento para su esposa y la esposa debe ser obediente con su esposo, etc.

Algunas costumbres que son conocidas y aceptadas por todos pueden también adquirir el estatus de ley y ser consideradas obligatorias para las partes. Éstas, por supuesto, sólo serán aceptables si no contradicen la Shari‘ah. Algunos ejemplos pueden ser: la costumbre de que el esposo provea los muebles para la casa, o que la novia sea llevada a la casa del novio.

Otras estipulaciones pueden ser agregadas al contrato matrimonial si ambas partes están de acuerdo. Estas condiciones no pueden contradecir la Shari‘ah ni pueden perjudicar a ninguna de las partes. El principal propósito de estas adiciones debe ser evitar cualquier conflicto o dificultad en el futuro.

Quien acepte las estipulaciones debe cumplir con la condición, o el esposo o la esposa tendrá el derecho de anular el matrimonio. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{¡Oh, creyentes! Cumplid con vuestras obligaciones} [Corán 5:1].

El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Los musulmanes deben actuar conforme a sus estipulaciones” (Abu Dawud y Al Hakim).

Es necesario mencionar que algunos estudiosos son de la opinión que las condiciones adicionales no pueden ser agregadas al contrato matrimonial.

1.2 La Presencia de Testigos:

La mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que la presencia de dos testigos es un aspecto obligatorio del contrato matrimonial. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“No hay matrimonio sin un guardián y dos testigos (justos)” (Al Bayhaqi).

Los testigos deben ser justos y virtuosos, adultos, maduros y sensatos. Muchos estudiosos sostienen que los testigos deben ser hombres, aunque Abu Hanifah,

que Al-lah le dé Su perdón, es de la opinión que está permitido tener por testigos a un hombre y dos mujeres. Los testigos también deben ser musulmanes. La razón para tener testigos musulmanes es que el contrato es algo muy serio, y es considerado un contrato religioso.

Conclusión:

Así como una mujer se prepara con entusiasmo para el día de su boda, comprando la ropa y los accesorios, embelleciéndose, informando a su familia y amigos, debe reflexionar sobre la seriedad del compromiso que está a punto de contraer. Es un contrato de por vida y obligatorio, que conlleva muchos deberes y responsabilidades. Ella debe estar muy consiente sobre los elementos que son necesarios para completar este enlace (como se explicó previamente y en el artículo anterior) como se detalla en la Shari‘ah, y aprender acerca de su rol como esposa y compañera. Debe también informarse sobre sus derechos como esposa. Esta es una hermosa relación recíproca, en la cual los derechos de una parte se convierten en la responsabilidad de la otra. Existen muchos libros disponibles sobre este tema, y sería muy sabio leer algunos de estos como parte de la preparación. En el Islam, no es suficiente el solo hecho de contraer matrimonio, uno debe tener el conocimiento para ingresar a esta unión con sabiduría y entendimiento, y un profundo compromiso de hacerlo exitoso.

Equipados con la intención correcta y el conocimiento adecuado, no queda mucho espacio para que Satanás se inmiscuya entre el hombre y la mujer que han prometido amarse y honrarse uno al otro por todos los días de sus vidas…y ante de Al-lah.

Fuente:

Extracto del Artículo Entrando en el Enlace Matrimonial - II” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

Islamweb, todos los derechos reservados 2010 © Publicado en:

Capítulo 6:

Después del Proceso del Matrimonio

Al Walimah (La Fiesta de Bodas)

Al Walimah (La Fiesta de Bodas) Hoy en día, la ostentación que se exhibe en las

Hoy en día, la ostentación que se exhibe en las fiestas de bodas demuestra que estas festividades se han convertido principalmente en un intento para mostrar a los demás cuánto se ha gastado, en lugar de ser una reunión para expresar nuestra gratitud a Al-lah.

A continuación mostraremos el escenario de una Walimah de una pareja

musulmana que recientemente se unió en matrimonio. Lea la narración y observe si puede encontrar algo que no sea aceptable para la perspectiva

islámica.

‘Abdul-lah y Maysuna son una muy feliz pareja debido a su matrimonio y el inicio de una nueva vida juntos. Están planeando su Walimah y están muy emocionados por el evento. Tienen una cena abundante, con toda la

decoración en un hotel de lujo, gastando cerca de 20000 dólares. Cincuenta ovejas han sido sacrificadas y también habrá arroz, frutas, dulces, regalos, etc., para todos los invitados. Asistirán 500 de sus parientes y amigos, todos ellos

de familias adineradas. Tocará una banda musical; hombres y mujeres tendrán

Islam Prematrimonial

www.islamprematrimonial.webs.com

islamprematrimonial@yahoo.com

la oportunidad de cantar y bailar en la pista de baile. ¡Es un evento tan alegre!, ¿no es cierto? Este evento no parece muy inusual y, de hecho, se ha convertido en algo muy común en las comunidades musulmanas alrededor del mundo.

Desafortunadamente, cuando recapacitamos sobre el asunto, nos damos cuenta que mucho de lo que está teniendo lugar aquí es anti-islámico y desagradable ante Al-lah, el Todopoderoso. En lugar de aprovechar esta oportunidad ideal para glorificar a Al-lah y ser agradecidos por Sus bendiciones, los musulmanes están ignorando la guía establecida por Al-lah e incurriendo en Su ira. A continuación veremos algunos puntos importantes a considerar con respecto a Al Walimah.

“No se excedan”:

Al-lah Advierte a los creyentes muchas veces en el Corán sobre no ser extravagantes. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{Aquellos que cuando hacen una caridad no dan todo lo que tienen ni tampoco escatiman sino que dan en la justa medida}

[Corán 25:67].

{¡Oh, hijos de Adán! Cubríos [para rezar] y engalanaos cuando acudáis a las mezquitas. Y comed y bebed con mesura, porque Al-lah no Ama a los inmoderados}

[Corán 7:31].

Existen muchas narraciones del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, que incitan a la moderación y advierten contra la extravagancia. La gente debe asumir que una ocasión alegre como una boda debe ser una excepción a esta regla, pero este no es el caso. El Islam se aplica a todas las áreas de la vida y, por lo tanto, debemos adherirnos a él. Actualmente, los musulmanes compiten unos con otros en la cantidad de dinero que gastan, y a menudo se desperdicia una cantidad significativa. Los hombres jóvenes están evitando casarse ya que no pueden afrontar el alto costo que implican las exorbitantes dotes y las fastuosas fiestas de bodas. Todo esto es absolutamente inaceptable, especialmente porque conocemos la importancia del matrimonio

en el Islam. Debemos ser cuidadosos en este sentido, ya que todos nos inclinamos a disfrutar del lujo y la elegancia en esta vida.

Invitar a los pobres:

Abu Hurayrah, que Al-lah esté complacido con él, narró que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“La peor comida es la comida de una fiesta de bodas en la cual el rico es invitado y el pobre es dejado afuera. Si alguien rechaza una invitación, se ha rebelado contra Al-lah y contra su Mensajero”

[Muslim, Ibn Mayah y

Ibn Mas’ud, que Al-lah esté complacido con él, dijo:

“Si sólo el rico es invitado y el pobre es dejado afuera, se nos ordenó no responder a tal invitación”.

Se debe tener la intención de invitar a ambos, tanto al rico como al pobre, y algo de la comida debe darse a los pobres como una forma de agradecer a Al- lah, Alabado sea, por Sus bendiciones. Esto es algo que se puede olvidar fácilmente, pero es muy importante en cuanto a su significado e intención.

Apegarse a los límites de Al-lah

Los límites de Al-lah han sido establecidos y aclarados. En relación con Al Walimah, es completamente inaceptable tener una fiesta en la cual se mezclen abiertamente los hombres y las mujeres, bailando y cantando juntos, o sin usar Al Hiyab, con música, etc. Esto induce a toda clase de maldad y tentación, y es una imitación de los no musulmanes. Sin embargo, está permitido que las mujeres y las muchachas jóvenes canten y toquen panderos (únicamente) como parte de la fiesta de bodas. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Proclamad el matrimonio, solemnizadlo en la mezquita, y que (las mujeres) golpeen los panderos por esta ocasión”

(At-Tirmidhi e Ibn Hibban).

‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, reportó que una mujer fue dada en matrimonio a un hombre de Al Ansar (compañeros del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam). El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Oh ‘A’ishah, ¿había algún entretenimiento? Al Ansar son gente que disfruta del entretenimiento”

(Al Bujari).

En otra narración, el texto indica que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo a ‘A’ishah: “¿Mandaste alguna joven con la novia para golpear el pandero y cantar?”‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, respondió: “¿Qué debe decir ella en su canción?”Entonces,el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Que diga ‘¡hemos venido a ti, hemos venido a ti! Danos la bienvenida, como te damos la bienvenida a ti’”

(At-Tabarani).

Una Walimah debe ser un momento de felicidad y celebración, pero también

es importante recordar que la verdadera felicidad sólo viene a través de la sumisión y obediencia a Al-lah y a Sus mandatos. Esto es especialmente

importante en un evento como la fiesta de bodas, ya que se trata de un evento social que celebra el inicio de una nueva familia. Las prácticas que se llevan a cabo en un tiempo y en un lugar, pueden expandirse a otros tiempos y lugares,

y también pasar de generación en generación. Desafortunadamente, en

nuestros días, muchas de esas costumbres se han desviado del sendero del Islam. Los musulmanes necesitan ignorar sus deseos personales y retornar a la honorable guía dada en el Corán y la Sunnah. Las hermanas pueden tomar la iniciativa en esto con respecto a Al Walimah, ya que a menudo ellas ejercen una fuerte influencia en las decisiones que se tienen que tomar a la hora de planearla y realizarla.

Si tomamos el control y retornas hacia las prácticas islámicas, estarás

escogiendo el camino correcto; y este no sólo será un maravilloso comienzo de

tu nueva vida como esposa y luego (por voluntad de Al-lah) como madre, sino

que estarás beneficiando a la nación islámica en su conjunto mediante tu

ejemplo.

Tu Walimah es la celebración de tu nueva vida y de un nuevo emprendimiento para ti y para tu esposo, toma el tiempo para organizar tu vida tomando el rumbo en dirección del Islam, y nunca tendrás que parar o sentirte perdida.

Fuente:

Extracto del Artículo Entrando en el Enlace Matrimonial - III” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

Islamweb, todos los derechos reservados 2010 © Publicado en:

La Noche de Bodas

La Noche de Bodas Para una mujer, el día de su boda es uno de los

Para una mujer, el día de su boda es uno de los más felices y emocionantes días de su vida. Las preparaciones, los invitados y las festividades, todo se prevé con anticipación a este evento tan especial. Muchas mujeres también experimentan una gran aprehensión y ansiedad, principalmente cuando se acerca la noche de bodas. Muchas se preocupan por cómo será esto para ellas, qué pasará, cómo las tratará su nuevo esposo. Esta es una experiencia desconocida que provoca muchas emociones y preocupaciones.

El Islam es una religión que ha mantenido la naturaleza especial del matrimonio y de la noche de bodas, proveyendo prescripciones específicas para estos eventos. Las relaciones íntimas entre el hombre y la mujer están permitidas únicamente dentro del matrimonio, garantizando la exclusividad de ese día y de esa relación. Es importante recalcar que la unión entre el hombre y la mujer es un acontecimiento innato y, por lo tanto, se dará de manera natural. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{Y os creamos en parejas [hombre y mujer]}

[Corán 78:8]

El Islam ha regulado las relaciones con base en la sabiduría y la naturaleza. Mediante el matrimonio, se satisfacen los instintos naturales dentro de límites razonables y apropiados. Esto evita el desorden y la falta de armonía que se

observa en las sociedades donde estos límites están fuera del lugar. Las prescripciones islámicas son las más beneficiosas para los seres humanos, así como para la sociedad con respecto a las relaciones sexuales y maritales. El individuo puede satisfacer sus deseos de manera saludable y cabal, mientras protege a la sociedad de la iniquidad.

Por tanto, como una pareja unida, ellos deben reflexionar sobre el hecho de que están cumpliendo con un importante deber en el Islam y, consecuentemente, serán recompensados. También existe un componente espiritual en esta unión, unido a los otros elementos. Eso significa que ellos tendrán que rendir cuentas ante Al-lah sobre todo lo que hagan en relación con esta unión. Están iniciando una nueva etapa de sus vidas, en la cual se presentarán nuevos retos y nuevas alegrías. Necesitarán aprender uno del otro las necesidades de la otra persona, su personalidad, temperamento y demás características. Se necesitará paciencia, ya que nadie es perfecto y ciertamente habrá diferencias. Esto también se aplica al tema de las relaciones íntimas, y debe tenerse en mente desde que la pareja comienza su viaje juntos en el primer día de matrimonio. La pareja debe tomarse el tiempo para conocerse y entenderse uno al otro, y descubrir las particularidades y deseos de su nuevo compañero de vida. Esto debe llevarse a cabo de manera gradual y sensible. Cada individuo debe estar más preocupado por las necesidades y deseos de su compañero, que por los suyos propios. Este es un asunto muy delicado, especialmente para las mujeres, que por lo general son más sensibles y emotivas.

Madres, hermanas y amigas que ya han pasado por esta experiencia, deben ayudar a la novia a prepararse para la noche de bodas. Deben apoyarla y proveerle la información necesaria. Esto disminuirá su ansiedad y la hará sentirse confortable al saber que otras mujeres han pasado por experiencias similares. Todo esto debe ser hecho, por supuesto, sin dar demasiados detalles de las experiencias individuales porque este es un tema muy íntimo y personal. La discusión debe ser general y basada en el Corán y la Sunnah.

A continuación veremos algunos de los aspectos que deben ser considerados en la preparación para esta noche tan especial. Esta información también será de mucho valor y utilidad a lo largo del matrimonio.

1. Plegarias y rezos especiales:

Como la unión de un hombre y una mujer conlleva un componente espiritual inherente, la pareja debe recordar a Al-lah en este momento. El esposo debe poner su mano sobre la cabeza de la esposa y hacer una plegaria por ella. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: Allaahumma inni as’aluka khayraha wa khayra ma jalabtaha

Allaahumma inni as’aluka khayraha wa khayra ma jalabtaha ‘alayhi wa a‘udhi bika min sharriha wa min sharri ma jabaltaha ‘alayhi

“Si alguno de vosotros se casa con una mujer, debe tomarla de la cabeza y mencionar en Nombre de Al-lah, y suplicar Sus bendiciones diciendo: ‘Oh Al- lah, Te pido el bien para ella y el bien de lo que has dispuesto para ella, y en Ti me refugio de su maldad y de la maldad de lo que Has dispuesto para ella”

(Al Bujari).

Seguido a esto, la pareja debe realizar dos Rak‘at (plural de Rak‘ah) juntos.

Antes de iniciar la intimidad, el hombre debe decir:

juntos. Antes de iniciar la intimidad, el hombre debe decir: “Bismillahi, Al -lahumma Yannibna Ash-Shaytana wa

“Bismillahi, Al-lahumma Yannibna Ash-Shaytana wa Yannibi Ash-Shaytana ma razaqtana”;

lo cual significa:

“En el Nombre de Al-lah. Oh Al-lah, Aleja a Satanás de nosotros, y Aleja de Satanás lo que nos concederás”. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Entonces, si Al-lah Decreta que ellos tengan un hijo, Satanás nunca le acusará daño”

(Al Bujari)

Esto debe decirse antes de cada relación íntima para proteger a los hijos que se puedan concebir.

2. La higiene:

Al Miswak (una escobilla hecha de la rama de un arbusto para los dientes) - Se recomienda a ambos compañeros usar Al Miswak o un cepillo dental para asear sus dientes y su boca. Esto hará más fácil para ambos el atraerse mutuamente y mejorará las relaciones.

Shurayh Ibn Hani’, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Pregunté a ‘A’ishah qué era lo primero que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hacía cuando entraba en su casa. Ella, que Al-lah esté complacido con ella, respondió:

Limpiar sus dientes”

(Muslim)

Al Wudu’ (la ablución) y Al Gusl (el baño ritual) - Después de que la pareja haya completado el acto sexual y desee repetirlo, es recomendable que antes el esposo realice la ablución. Esta es la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, como se demuestra en la siguiente narración, cuando dijo:

“Si uno de vosotros ha estado con su esposa y desea repetir el acto, debe primero hacer la ablución”

(Muslim).

Después de terminar la relación sexual, es necesario que ambos esposos realicen Al Gusl, antes de reanudar la oración u otros actos religiosos.

3. Conducta apropiada

El esposo debe aproximarse a su esposa de la manera que desee, siempre y cuando sea a través de la vagina. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):

{Vuestras mujeres son como un campo de labranza, sembrad, pues vuestro campo [mantened relaciones con ellas] de la manera que queráis. Haced obras de bien para que os beneficiéis, y temed a Al-lah puesto que os encontraréis con Él} [Corán 2:223]

Es muy importante mantenerse alejado del área anal y evitar el acto sexual cuando la mujer está menstruando.

El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Quienquiera que tenga relaciones sexuales con una mujer menstruante o a través del ano, ha cometido un acto de incredulidad en lo que ha sido revelado a Muhammad”

(Ahmad y Abu Dawud).

Estos actos están prohibidos porque son antinaturales y pueden causar varios problemas físicos, psicológicos e interpersonales.

La unión entre un hombre y una mujer es un regalo especial que ha sido dado por Al-lah. Es una de las recompensas de esta vida y, como tal, debe ser tratada como corresponde. Esta es una relación que debe estar basada en el amor, compasión y preocupación por el otro. Este es un acto de caridad por el cual Al-lah Recompensará a ambos compañeros.

El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Existe un acto de caridad al mantener relaciones sexuales con tu esposa (por lo cual serás recompensado)”. Los Compañeros del Profeta, que Al-lah esté complacido con ellos, dijeron: “Oh Mensajero de Al-lah, ¿si uno de nosotros satisface sus deseos será recompensado? Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“No ven que si alguien satisface sus deseos de una manera prohibida él tendrá su carga (será un pecado). De igual manera, si satisface sus deseos de una manera permitida, él tendrá su recompensa”

(Muslim)

Ya que la pareja inicia su vida juntos como esposos, deben guardar estos importantes principios y Al-lah los Recompensará con una larga y feliz vida juntos.

Fuente:

Extracto del Artículo Entrando en el Enlace Matrimonial - IV” Origen:

Islamweb.net en español Copyright:

Islamweb, todos los derechos reservados 2010 © Publicado en: