Sie sind auf Seite 1von 6

*m Sorronga la han obligado '» retirarse apegar da su vigo-

(475)
tareas, eorrian en tropel al camino i victorear a su R E Y .
rosa resistencia, mas reforzada inmediatamente con algunas atrajo una multitud de espectadores al puente d e Beobía, y
compañías del 2.* y ti.' batallón , se ha rechazado al enemi- á las margenes del Aidasoa, en el territorio de Francia; y
go, causándole bastante pérdida de muertos y heridos, sa- no faltaría algún español cstraviado, que contemplando desdet cjh. a¡+. Viicxíveó • 836.
lítdarieudo asi su inicuo proceder de haber incendiado dos allí este grandioso espectáculo, lijase sus reflexiones sobra
easrrioí de infelices colonos que tranquilos atendían al cul- el q u e presenta el interior del Reino , y de la patria quei
•ÍTO de sus campos, sin que por nuestra parte baya habido le dio el ser. Entre los extranjeros mismos que allí e s t u -
«ilra (¡iie la de 3 muertos y o d i o heridos. — Se ha pasado viesen, no faltarían muchos absortos a la vista de un R E Y ,
a nuestras fila3 un soldado de la legión inglesa , y á csla que aparecía tan Grande en tan corto terreno. S- ¡VI. e c h o
hora de Lis once de la noche no ocurrí 1 novedad en esta pié á tierra en la puerta del castillo, lo recorrió detenida-
linea.*- Dios guarde á V. E. muchos años. Hernani 13 de

®TO3M>
mente , y examinó en seguida todas las fortificaciones d a
Setiembre de ih.!(> —Excmo, Sr —Bartolomé de Guihekddc.—
©ñ€}]EM

la plaza los cabildos acompañaron á S. M. durante su per-
Kxcuio. ,Sr. Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra. manencia : la compañía de granadero* del 6.° batallón, y
otra de paisanos armados estaban cubriendo la carrera.
S. Al. continuo después a la casi fortilirada de Torre-alta;
examino la posición donde se dio la gloriosa acción del 11
de J u l i o , en que fue batida la legión aiiglo-crislina; y vol-
Habiéndose sen ido el REY N. S determinar pasar viendo al camino real, regresó á Oyárzun á las dos de la.
personalmente al campo «le San Sebastian ;¡ reconocer su tarde, en donde comió después de haberse entelado (lela*
línea y la del Vidasoa , emprendió su marcha a las d.is de
fortificaciones del pueblo. A las cuatro emprendió d e nuevo
la tarde fiel lime* \i del corriente desde MI Cuartel Real
la marcha al monte de S. Marcos, y desde este punto for-
de Tolosa, acompañado do S. A. II. el Serenísimo Sefior I n -
tificado y dominante examino S. M. las lineas formadas des-
fante I) Sebastian Gabriel , con muy corta servidumbre , 20
ib; el punto de San Francisco hasta el alto de Pasa-
caballo* de es. olla de su Guardia de honor de caballería
ges, y en seguida se dirijió á Hernani, donde fué saludado
y una comparo i de la de infantería; y pasando por los pue- cer cuerpo, no una cámara de L o r e s , ni un tercer estado del
por la artillerij del rcduolo del cementerio y convento d e
blos de l r n r a , Villabona, Andoain y Crníeta en medio de r e i n o , nada que se parezca á las antiguas cortes. La primera
aclamaciones generales, llegó a bis cinco á Hernani , á cuya
monjas: hubo iluminación general, y reinaba la mayor a l e - ARTICULO DE OFICIO. objeción que se hace á la constitución de 1812 es que no pudo
gría en los habitantes, que a porlia victoreaban á su REY.
entrada se hallaban el Comandante general de la Provin- subsistir , era una planta exótica q u e no podia florecer , ape-
El miércoles 14 á las siete y media de la mañana pasó S. AI.
cia con todo so li. M. ; el Gefe de la segunda brigada ;
a la Iglesia parroquial por medio de un numeroso c o n c u r s o ; eVf <J$l?. ¿caue <U>rv novedad en ¿icsar de haber sido regada de sangre basta la saciedad. Pregun-
el B." batallón guipuzcoano; las autoridades, y un inmenso taba á los Caballeros de la oposición , ¿ si estaban p e n e -
asistió a la Alisa, y concluida montó á caballo, y se diri-
gentío que victoreaba á su Soberano con las mas sinceras trados de que cuando apoyaban la constitución de 181-2 . (po-
muestras de entusiasmo. S. M. Continuó su marcha enterán-
jio, acompañado siempre de. S. A. R . , á la altura de Oria- wn/iortan¿& Jalad. yaban una constitución directamente contraria á los hábitos,
iinndi á examinar la batería que se ha construido en su
dose exactamente de la posición de la plaza de San Sebas- sentimientos y temperamento de la Nación Española, expre-
coronamiento, y las demás defensas hechas en toda la línea.
tian y situación de nuestra linea y la úo los enemigos, samente hostil á los principios d e la constitución inglesa?
S. Al. se detuvo por mas de una hora , enterándose de los Be iqual beneficio disfruta S. A. R. el Serenísimo Señor
llegando a las seis y media i Ovárzun , donde igualmente Cuándo se estableció la constitución , ¿Cuál fue su resultado?
puestos avanzados del e n e m i g o , los puntos que éste ocupa, Infante D O N SEBASTIAN GABRIEL.
fué recibido con la mayor ansiedad por una numerosa con- La parle mas juiciosa de la nación española suplicó á Fernando
y les en que se halla nuestra linea establecida desde el
c u r r e n c i a , Ayuntamiento y Cabildo, curas corporaciones, que la derogase, y entró en Madrid sin tirar un tiro en medio
monte de Igueldo , Lasarle , Oriamendi , Loyola, Amezaga-
asi como las de Hernani, tuvieron la honra de ser recibi- «¡el aplauso de sus pueblos. La constitución revivió en 18-20.
ña , S- Alarcos, R e n t e r í a , Lezo y alturas de Aizquibcl, y
das por S. M. con la benevolencia que le. caracteriza : y Habia dificultades en la nación española en la época que se fo-
en seguida bajó a Hernani ; se apeó en el convento de Aladres Las últimas noticias que. se hanrecibido de, Salzburgo ase-
pernoctando en esta Villa', asistió á la Misa en su Iglesia mentó la rebelión por medio de un agente de la bolsa de Lon-
Agustinas, en cuya huerta se halla colocada una batería con 3 guran, que continuaban en aquella Ciudtul sin lamcnor novedad
parroquial á bis ocho de la mañana del martes 1 3 , partien- d r e s , enviado de propósito, quien sublevó al pueblo de Cádiz,
piezas, y después de haberla examinado, y recorrido el c i r - en su importante salud S. A. R. el Serenísimo Señor Pm\T.Il>G
do acto continuo en m i d i ó de repetidos Víctores y acla- cuyo ejemplo se. siguió en varias partes.
culo de la ciudad, se detuvo e n la batería del cementerio, DE ASTURIAS , los Serenísimos Señores Infinites Don JUAN
maciones y con el mismo acompañamiento á I r ü n , á cuya Tanto peor para Mendizabal, que parece el principal agita-
examinando las tres piezas de batir de á 18 y 32 , la posi- C A R L O S y Don FEUNAVIIO M A R I A , SU Augusta Tin la Sere-
vista llegó á las nueve y media de la mañana, siendo r e - dor de la revolución presente; pero que se halla contrariado
ción y demás circunstancias con que su hallan establecidas, nísima Señora Infanta Doña AI ARIA T E H E S A , Jf la Serenísima
cibido por ambos Cabildos , el Comandante de las fuerzas por todas las personas de carácter en España. ¿Qué esperanza
regresando después á Palacio, donde admitió á besar su Real Señora Infanta Doña AIAHIA AMALIA.
del Vidasoa, la compañía de cazadores i el tí." batallón y se puede tener por una causa que ha sufrido tanta oposición?
mano al Comandante general, E. M. , gefes y oficiales de»
una de paisanos armados. S. M. se dirijió desde luego al Estaba convencido de que la rebelión de 182-2 estaba mas c u -
los cuerpos que se hallan en aquel punto. A las tres y media
reducto denominado del Parque, donde existen cuatro pie- bierta de crímenes que cuantas se habian verificado por todas
emprendió S. AL su marcha con S. A- R. d e (regreso a
7as de grueso calibre, y lo examinó todo minuciosamente, P A R T E N O OFICIAL. las naciones exceptuando tan solamente la revolución francesa.
Tolosa , dejando encantados con su nunca interrumpida afa-
llamando con especialidad su Soberana atención el nuevo Estaba pues proba.lo que no habia salvación para España, a
bilidad á las tropas y habitantes de aquellos contornos, aun- Noticias extranjeras. — INGLATERRA.
triodo de habilitar á las piezas de muñones. Desde el r e - no ser en el triunfo de Don Carlos ¿ Qué alianza podía
que con el sentimiento de no gozar por mas tiempo de su.
ducto bajó S AI á la VlUa, cuyas calles estaban intransi- tener la Inglaterra con los constitucionales J ¿Seria una alianza
Real presencia Ha seguido á S. M. el Sr. Ministro U n i - El Herald de 17 de Agosto contiene la sesión de la cámara
tables por el numeroso gentío que había concurrido de todas con los mayores rebeldes que jamas han existido? ¿Seria una
versal con los Secretarios del Despacho de la Guerra y d e de los comunes del día anterior, en que. habló AL P n c e , — L a
partes á disfrutar del regocijo y satisfacción de aquel v e - alianza con Alina, el asesino universal, ó lo seria con los hom-
Estado. correspondencia que se habia recibido de España los últimos
cindario. Visitó la maestranza, el hospital militar y la ca- bres sanguinarios de Barcelona? Semejante alianza seria des-
aerna, y montando a caballo , siguió la marcha a l a ciudad dias era tan alarmante, que aunque se iba á concluir el tiempo
S. M- se ha dignado conceder algunas gracias a los sol- de las sesiones , no debía separarse el parlamento sin expre- tructiva del carácter de Inglaterra.
de Fuenterrabia a las once. La salva de artillería de la plaza.
•1 repique general de campanas y las no interrumpidas dados, sargentos, oficiales y gefes de la división guipuzcoana, sar su opinión sobre aconto 'límenlos tan oscuros cuanto peli- _ i _
aclamaciones con q u e esplicaban su amor y decisión , no en testimonio de lo satisfecho que se halla de la disciplina, grosos, que amenazaban envolver en una guerra, no tan sola-
««lamente los habitantes de la ciudad, sino los de todos valor y lealtad de tan decidido ejército; asi como del celo mente la Inglaterra , sino también loda la Europa. El partido
F R A N C I A.
1*1 «atarías y hasta los labradores, q u e abajadonaadu sus del Comandante general, al cual se ha servido nombrarlo' de la Reina de España estaba perdido irremisiblemente. L o
Gran Crua da la Real ardan da Isabel la católica. sentia por las familias privadas que habian puesto su dinero
en los fondos. Tenían un derecho a preguntar c por qué la causa París.
de la Reina se habia preconizado siempre como segura de la En el estado de disolución q u e se encuentra el sistema
victoria? Estaba convencido que no se pagaría ni aun una p e - deljusto-medio en Inglaterra, Francia y España: y cuando el
seta de los tales fondos, y que sus tenedores no tendrían otro espíritu revolucionario animado por esta situación halla el
recurso q u e un pedazo de papel sucio y emborronado. La campo desembarazado, y se prepara á sacar partido de estas
constitución era la irrisión de la monarquía; era un absurdo circunstancias, no nos queda mas q u e un recurso para p r e -
el llamarla monárqui <a. Preguntaba á los caballeros de la opo- venir grandes catástrofes y restablecer -ci' ' r í e n , altamente
sición, ¿qué les parecía de la constitución de 1312? El primer comprometido en todas partes. La Providencia envió á Car-
principio de esta constitución era una votación universal; no los V í la Navarra para servir de eje y punto de apoyo ,¡
habia en ella un espacio interine.lio: el pueblo debia n o m - tola política, que tenga por objeto impedir la revolución. L o s
brar "a los electores. Por esta representación secundaria nin- doctrinarios han demostrado su impotencia; han rendido su
guna conexión subsistía entre el cuerpo electivo y los indi- espada en Madrid . y en Francia se baten ya en retirada:
viduos elegidos. Este sistema se ensayo ya en F r a n c i a , y solo Cirios Y con su grandeza de ánimo y con su espada,
¿cuál fue su resultado? La ponderada constitución duró n a año es el que forma un antemural á la Europa alarmada. Existe
tan solamente. Lo mismo sucederá á la constitución Española... invencible con su principio de legitimidad , de orden y d e
EN LA IMPRENTA REAL. Habiendo trazado su orígan v e n t)i - ahora sus productos F e r - porvenir, deteniendo el torrente en las margenes del Ebro, é
nando volvió i ¡.s laña, y U i «.i iuet.t de l.is cortes llegó í s e r impidiéndole inundar la Francia y la Europa. A este princi-
un motivo de alarma pur parís de la Nación La segunda cir- pio debe dirigirse la política , si quiere salvar las monar-
cunstancia es que sus sesiones duran dos años. No hay un ter- quías de nuevas convulsiones no es posible otra combina-
cion. Tratar de restablecer la autoridad de Cristina bajo las
("416) ft-77)" La legión Belga que guarnecía á Tortosa, se ba dividido en
Brunswick se dirigía 'a París " su negada. —-La otra c o l u m n a , compuesta del batallón de
condiciones del justo-medio sena una quimera. Todos los in- "La España exasperada toca ya en una espantosa anarquía; dos bandos. El coronel , oficiales , y soldados extranjeros que
tereses conservadores , y aun la misma Cristina, tienen que provinciales de la guardia , que insultó a la Reina en la Gran-
y cuando el desorden baya reinado algún tiempo , los mismos ja , de un batallón de la Gobernadora, cien caballos y dos existían en aquella plaza, se han dirigido á \ iuaroz : los res-
unirse por necesidad al partido de Don Cirios, asi confo to- liberales invocaran a Carlos V. (id > tantes han marchado á Reus. haciendo causa común con los
do» los intereses anárquicos al de. las curtes revolucionarias; piezas de artillería, había tomado el camino de Guadalajara,
—Cristina esta seriamente amenazada y muy expuesta á per- y halló á la facción de Gómez en Jadraque. Al punto empe- exaltados ;/ tragalistas. Veinte y cinco artilleros bao deserta-
y en esto no haj que balancear, porque no hay cleceiun. der la reg -in-ii : es muy difícil que pueda sustraerse "de la do de Figueras , y se han presentado en el Cuartel gene-
Sin e m b a r g o , es preciso confesar que Ca'rlos V lieue que zó el fuego de una y otra parte , y la vanguardia enemiga se
férula revolucionaria. En Cataluña se la acusa ya de traición; replegó poco después. El general López , que mandaba li co- ral de. Brujo, asi como también un buen número de vete-
combatir contra pasiones ardientes y furiosas , fomentadas piu- y lus catalanes lian ordenado a sus diputados , que por su ranos, ipie. si basta ahora lian seguido las banderas de Cris-
la Inglaterra: la España constitucional será el foco donde se lumna , temiendo alguna sorpresa , y sabiendo por otra parte
parte un vacilen en ¡pie desde luego se la despoje de toda que los carlistas teman NODO hombres , quiso ordenar la r e - tina , acabaren de desengañarse por los últimos s u c e s o s , y se
reunirán todos lus agitadores, propagandistas é incendiarios, influencia y autoridad. El árbol comienza a dar sus frutos. han pronunciado por su REY lejítimp.
que llegarán de diversos puntos de la Europa. , Qué gueede- tirada y aguardar refuerzos para volver á tomar la ofensiva.
— Todos los acontecimientos que ocurren en la Península no Entonces fue cuando la indisciplina , que es boy la gangrena Todos los encueulros ocurridos en este mes, han sido fa-
ria pues si este Príncipe se viera en la necesidad de sucum- vorables ;i los carlistas. L i s victorias obtenidas en el campo
tienen mis (pie un objeto : mostrar aun a los mas incrédulos, del ejército , se manifestó descaradamente. En efecto , los
bir ? ¡ Estremece sedo el pensarlo! ¡ Si sufriese una derruía, ya i| n ésta nación no puede haber mas qoe d e s o r d e n e s , se- de Tarragona, están y a plenamente coiibrniadas. Aycrbe y Cue-
se venan los efectos de la bandera encarnada al pie de ios provinciales gritaron ¡traición! y se precipitaron dosordfl-
parándose del principio ile l.i legitimidad. n adámente , a pesar de las observaciones de su general, rea no se atreven ,í salir de (lint \ \ ic.h.
Pirineos ! Mina llegó á temer, j ba tenido por coiiveuieiilc Imitar la
¿ lia reinado ni siquiera un momento el orden publico sobre la masa de los rebeldes. Esto-, los recibieron con I.I
¿ N o estamos viendo que la Suiza se agita ; que el Portu- d e s d e QUe se vario el o r d e n dfl s u c e s i ó n ? ¿ Q u é es lo q u e lia conducta de Pal .iré a , Montes , Bretón J otros iiiucbos golu-i
gal fermenta, y «pie el radicalismo ingles triunfa? ,.\,» mayor serenidad, y no tardiron en hacerlos pedazos. —
ocurrido desde que Cea pi letió a la Reina amalgamar la Esta noticia fue traida á Guadalajara antes de a\ cr por un pro- nadiucs ipie han huido do Espina á bordo de los navios lian
se esta ideando el modo de trasplantar en Francia la cons- ni rqnía \ el poder con l.i libertad....? El misino aposento ceses.
titución del año 12? ¿No se están avivan,!,. ,|e. continuo fugo , y al punto las autoriiladcs de osla y las de Alca I i , to-
que fue testigo de aquel testamento , in.iiuant d de todas las lo, icón la resolución sino heroica, al inenos muy p r u d e n t e ,
entre nosotros las ideas revolucionarias? desgracias que boy experimenta la España, lo ha sido lam- El Nadotuü de Barcelona asegura, haberte puesto á precio
El grande interés de la l'i :ia y de la Europa en este de refugiarse á Madrid.—Este suceso ba causado aqui una
inen i|e la abdicación que la soldadesca alborotada lia hecho alarma extraordinaria que se hubiera aumentado , si lio hubie- en Madrid las cabezas de l^tiuz \ Caballo.
momento es impedir la invasión del movimiento revoluciona- lirui al- i Cristina; y asi Cea se convirtió en [stúric , el esta- El I íipor se queja de que los facciosos reciben socorros
rio que acaba de completarse en Madrid. El preciso oponer ra sido ya superior á todo conceplo , con la marcha noclur-
i ó l o co la constitución , y la Reina gobernadora quedu ¿ras- na de la mayor parle de la guarnición á las órdenes del mis- aun ib- bis plazas de armas; pues que las compañías de pre*
tuertes diques i este torrente; y supuesto que Don Carlos forma ,i en la prisionera del sargento García. leiencia del rehelile C.ihalici i.i lian lecibidu silib-s nuevos c.H
csl.i .1 la vanguardia del urden , hacer <pie 00 sucumba a los ino ministro de la guerra. La guardia nacional relevo todas las
Por grande que sea el estado de agitación en que puede guardias , y aun la de la Puerta del Sol , que siempre la tiene viados de Barcelona , y que de la plaza de Gerona, han sa-
.•slucr/.ds de la anarquía. Nosotros razonamos aqui en un in- verse momentáneamente m\ reino , mientras no se trastorne cado uniformes , armamento , y muchos barriles de pólvora.
terés nacional y general , siu miramiento á ningún interés de la guardia real ele
el v e r a n i l l o principio del o r d e n , todo puede repararse y r e s - El Emperador de Rusia con la Emperatriz y el Príncipe
|>artido. Consideramos á la Europa y á la Francia en la si- tablecerse , como electivamente s" reslalilece y se repara. E n -
tuación un que se encuentran y d e c i m o s , deseniendiéndonos heredero irá á Praga con el nombre de conde de R.otop'schin
rique [V después de la liga restableció la paz en su's estados: para asistir á la coronación del Emperador de Austria. Con el Escriben de Álcali, (pie según las últimas noticias «le Ma
de todo sentimiento personal , que la necesidad de los d o c -
Luis XIV después de la Fronde reparo todas las desgracias- mismo objeto se hallará allí también el Rey de Sajonia con el (Irid se trataba de disolver el consejo de la regencia , y que
trinarios en si misma, constituye una ley en apoyar la sola
de la guerra civil. Por el contrario , en un reino en que el de conde de Dock. El Rey de l'rusi.i asistirá igualmente á esta ya se grita contra Calatiava y sus colegas , porque bajo su
fuerza de. resistencia (pie les queda á los poderes estableci-
dos contra el enemigo que les amenaza. principio de insurrección esté á la cabeza de los negocios, solemnidad, cuya magnificencia y lujo será extraordinaria. El administración van de mal en peor los asuntos de la guerra.
aunque parezca que hay alguna intermitencia de paz y de Príncipe Licchtenstein ha gastado y'a mas de medio millón de Con esta ocasión se piden nuevos empleados , nuevos gene-
La ciitiilruplc-a/ianza queda disueltq por solo el hecho (ir leu , ,¡ la impensada y por donde quiera se presenta el des rales , nuevos ministros etc. Todo el que en Madrid sale de
de haberse proclamado la constitución del año 12; y la Fran- florines. Se asegura , que después de las fiestas de 1» corona-
orden , prevalece , domina y arrastra en pos de sí los hecho» ción se tendrán algunas conferencias políticas sobre la situa- casa sin cuita verde en el sombrero , es apaleado irremisi-
cia desembarazada de todos los antecedentes que la liga- y los hombres. Después que la revolución ha variado todas-
ban , se encuentra en plena libertad para poder obrar se- ción de la Europa , y principalmente sobre, la España. En este blemente.
las faces , mudando por consiguiente otros tantos ministerios congreso , que se hallará reunido naturalmente , se tratará de
gún le convenga , atendiendo a su posición y á sus intere- hasta llegar al ponderado Istúriz , vemos á los pocos dia* po- ' t o d o k> que es todavía un obstáculo a la pacificación general: Posteriormente hemos sabido, que se trabaja sin demora en
s e s ; y es evidente que para ella el principio de íííden, ner á precio su cabeza , buscándole por todas partes para
seguridad y resistencia están en las banderas do Cirios \ ' •No se dice todavía si la Francia tomara parte. arreglar el nuevo reparto , porque es urgente recojer al-
arrancarle violentamente la vida ; al mismo tiempo que rue-v gún d i n e r o para subvenir á los gastos de una emigración, que
estamos persuadidos que si M. de Tayllcrand estuviese en
dan por las calles y plazas de Madrid los palpitantes uiiem- se aproxima á pasos de gigante. Las circunstancias son críti-
París pensaría como nosotros. (Q, de p'\
bros de Quesada cas é imprescindibles , y esto basta cu la moral de nuestrojs
—Es imposible distraernos de la cuestión española • ella en- NOTICIAS DE ESPAÑA. filósofos , para deponer el ruborcillo y vergüenza , que á todo
La revolución engaña á los pueblos . prometiéndoles orden,
cierra todo nuestro por-venir: en ella advertimos i le pecho bien nacido y mas si blasona de liberal, le cuesta el
libertad y poder : la legitimidad de Carlos V es por el c o n - El dia i2 á b s dos de la tarde salió S. M. de Tolosa (con
aquellos incidentes imprevistos , que asi como en la tragedia trario un remedio universal para los males públicos ; porque- apoderarse de lo que no es suyo.
-conducen la catástrofe y precipitan su desenlace. ¿ Podra d u - su principio es el del derecho y el de la propiedad ; porque S- A. R. para recorrer la línea de San Sebastian.
daise del carácter del movimiento, que partiendo de Málaga su incesante acción é influencia es la de una autoridad a la Según los papeles de Madrid, en Portugal se ha proclamado la
y Cádiz atraviesa Madrid y Barcelona , y recibe su comple- cual se rinde la conciencia general , y porque finalmente , la constitución del 30 . y Doña Mana de la Gloria ha sido obli-
mento en el ejército del Norte? Este movimiento es la anar- legitimidad es el término conciliador y reparador. (Id-) En la línea de Arlaban principia de nuevo la deserción del
gada á prestar su juramento.
quía revolucionaria con todas sus consecuencias : los genera- enemigo i estos días es muy considerable.
lea Siiut-.lust, Donadío y Quesada asesinados —La Gaceta de ./iti/sbur./o dice en capitulo d e "Berlín : "Los
a carne hu- correos se cruzan con la mayor rapidez entre P a r í s , Berliu y Las cartas de Madrid del c aseguran que en la acción de
mana vendida en las calles de Madrid : los tracallistas de esta .I.idraque quedó prisionero López , y que los revolución-rio»
S. Prtershurgo: se cree que los asuntos de España sean el
revolución, entrando por fuerza en el palacio pedir el pan Sngun la correspondencia de la frontera, el general Maroto han perdido en aquel encuentro 1000 hombres.—Se habla tam-
objeto Algunos d i c e n , que el gobierno francés conoce por
blanco de la mesa de. la Reina , y entregarse a groseras y progresa en Cataluña y comienza ya el Principado á tomar un bién de otra derrota sufrida por una columna enemiga , com-
fin la necesidad de intervenir : perú que nada quiere hacer
brutales insolencias con las damas "de su servidumbre ,: qué sino de acuerdo con las otras Cortes. En Berlin y S. Pcters- aspecto formidable , y ventajosísimo á nuestras armas. puesta de cinco batallones y 200 coraceros.—El Gobernador
es esto? Es una copia exacta del horroroso año !)'.! , el Setie'n- buigo se desecha toda idea de intervención " de Ocaña ofició a las autoridades, que en Colmenar se habían
bre del 3G con todas sus abominaciones : la España entrega- situado C000 carlistas.
d a , como en otro tiempo la Francia , á todo lo que hay de« —El J'imrs dice : "Se asegura en la ciudad, que Luis F e - Se confirma la noticia de haberse retirado Mina á Fran-
lipe ha notificado oficialmente á Lord Palmerslon su inlenciou —En Galicia se organizan nuestras fuerzas con actividad.
mas infame y perverso en la sociedad. cia.—Los exaltados piden la destitución de María Cristina, como
de separarse de |,i cuádruple-alianza. Esta circunstancia da
Si nuestros lectores tienen todavía alguna duda , allá va el i lugar á una correspondencia muy animada entre los dos go- regente y la de todos los funcionarios públicos , suslituycn-
En el Español se l e e . — " En las últimas nácelas de lbv\
testimonio del Constitucional: sus redactores son hombres de biernos. Hoy corre la voz , añade el S.tn, que el gobierno ' do á la primera una regencia de republicanos decididos , y
"CARLOS se halla una proclama que este dirije al ejército,
experiencia y muy inteligentes en materia de revoluciones^ iba á dar ordenes para retirar todas las tro reemplazando á los segundos la turba de sicarios que han hor-
upas que tenemos «anunciándole , que le es preciso separarse algunos dias de.
véase aqui los términos en que se expresan. en España " rorizado á la Europa con crímenes inauditos.
«sus soldados para marchar á París , donde tiene que tratar
"La España (es preciso confesarlo) se halla en un estado Por lo menos, en Barcelona se ha conseguido organizar un
Es.-riben de Madrid al Faro de Bayona con fecha 1." de «asuntos de la mayor importancia»
muy alarmante : nuestros corresponsales nos comunican tristes régimen de terror ; de forma, que tanto los realistas como los
Setiembre : "La facción de Gómez , que nos pintaban los b o - Suplicamos al Español, se tome el trabajo de decirnos en
-pormenores. Madrid es boy presa de una soldadesca desen- «pie se llaman motlerados , o gimen ya en la obscuridad de tas
letines olieiales en el estado mas deplorable, siempre batida qué número de la Gaceta so ha publicado esta proclama , por
frenada, que hace pocos días se entregó á un encarnizado com- - prisiones , ó han emigrado al extranjero.
bate dentro de sus mismas calles: el general Seoane p u l o se- por el general Espartero , siempre perseguida por nuestras que no teníamos noticia de semejante documento hasta que
Una columna de '.$000 realistas se presentó el 22 en las
parar á los combatientes , restableciendo en algún tanto y por columnas, acaba de dar señales de vida no lejos de la Capi- nos lo ha anunciado el Español.
puertas de Tarragona, pasándose con este motivo á nuestras
el momento la tranquilidad : pero el dia inmediato se Veían tal , haciendo sufrir una derrota á nuestras tropas. — Usted De este calibré son las demás noticias que publica aquel
sabe que dos columnas , compuestas de tropa de esta guar- armas 70 soldados de aquella guarnición.
los soldados dirigirse precipitadamente á casa de los panade- papel, siempre impudente , y mucho mas después de su n u e -
r o s , y exijir con la mayor audacia pan b l a n c o , diciendo que nición y de los dos célebres batallones de la Granja, liabian
va fundición.
era una infamia el que las tropas le comiesen tan negro. ÍVo salido de Madrid para ir á cortar el paso á los carlistas. Loa
se dirigía sobre Aranda , y no habiendo hallado al enemigo, Figueras 29 de Agosto. Estamos cerca de ver grandes acon-
pudiendo satisfacer a estos alborotados , porque no se hallaba Se asegura, que los malagueños se han declarado en guerra
tecimientos. Los revolucionarios aguzan sus puñales , y los
el articulo que pedian , fue preciso mendigar de puerta en . los soldados del 3." y i." regimiento de la guardia , que ha- carlistas desplegan nna grande energía, mostrándose en todas
abierta contra los franceses, y que han hecho salir de aquel
puerta pira reunir algún dinero, que se les entregó p i n que ellos cían parte de ella , consagraron su entusiasmo á asolar los puerto a todos los buques de aquella nación.
" partes entusiasmados , fuertes y numerosos.
misino» se lo proporcionasen: en seguida doce'soldados fueron ¡ campos y a robar los lugares por donde pasaban. La insubor- El interior de los pueblos sujetos á la usurpación p r e -
al palacio de la Reina , y le pidieron cosas que hacen e s t r e - dinación ha sido tal , que amenazaron con la muerte í sus Hemos visto el prospecto de una obra que va i publicarse,
mismos oficiales porque trataban de contener sus excesos. E s - senta la triste imagen de una sociedad desorganizada, i a no bajo los auspicios de Calatrava. El titulo mismo hace presen-
mecer., Todo el mundo tiembla en Madrid; ptiés se baila este hay freno; no hay leyes , ni orden , ni subordinación. Todos los tir e| horrible proyecto que se prepara. Demostración
pueblo en el estado que la F r a n c i a , cuando el duque de tos se han visto obligados . para salvar la vida . á abandonar Tcoló-
la tropa y volverse á Madrid , donde han hecho dimisión i. TUnctmi.ilios píhiieossoa-denunciados , y los anarquistas llaman (jica-HUtórico-Canónica de los derechos de los Metropolitanos
á los destinos
des á hombres de su color. i
cion. Tratar de restablecer la autoridad de Cristina bajo las
("416) ft-77)" La legión Belga que guarnecía á Tortosa, se ba dividido en
Brunswick se dirigía 'a París " su negada. —-La otra c o l u m n a , compuesta del batallón de
condiciones del justo-medio sena una quimera. Todos los in- "La España exasperada toca ya en una espantosa anarquía; dos bandos. El coronel , oficiales , y soldados extranjeros que
tereses conservadores , y aun la misma Cristina, tienen que provinciales de la guardia , que insultó a la Reina en la Gran-
y cuando el desorden baya reinado algún tiempo , los mismos ja , de un batallón de la Gobernadora, cien caballos y dos existían en aquella plaza, se han dirigido á \ iuaroz : los res-
unirse por necesidad al partido de Don Cirios, asi confo to- liberales invocaran a Carlos V. (id > tantes han marchado á Reus. haciendo causa común con los
do» los intereses anárquicos al de. las curtes revolucionarias; piezas de artillería, había tomado el camino de Guadalajara,
—Cristina esta seriamente amenazada y muy expuesta á per- y halló á la facción de Gómez en Jadraque. Al punto empe- exaltados ;/ tragalistas. Veinte y cinco artilleros bao deserta-
y en esto no haj que balancear, porque no hay cleceiun. der la reg -in-ii : es muy difícil que pueda sustraerse "de la do de Figueras , y se han presentado en el Cuartel gene-
Sin e m b a r g o , es preciso confesar que Ca'rlos V lieue que zó el fuego de una y otra parte , y la vanguardia enemiga se
férula revolucionaria. En Cataluña se la acusa ya de traición; replegó poco después. El general López , que mandaba li co- ral de. Brujo, asi como también un buen número de vete-
combatir contra pasiones ardientes y furiosas , fomentadas piu- y lus catalanes lian ordenado a sus diputados , que por su ranos, ipie. si basta ahora lian seguido las banderas de Cris-
la Inglaterra: la España constitucional será el foco donde se lumna , temiendo alguna sorpresa , y sabiendo por otra parte
parte un vacilen en ¡pie desde luego se la despoje de toda que los carlistas teman NODO hombres , quiso ordenar la r e - tina , acabaren de desengañarse por los últimos s u c e s o s , y se
reunirán todos lus agitadores, propagandistas é incendiarios, influencia y autoridad. El árbol comienza a dar sus frutos. han pronunciado por su REY lejítimp.
que llegarán de diversos puntos de la Europa. , Qué gueede- tirada y aguardar refuerzos para volver á tomar la ofensiva.
— Todos los acontecimientos que ocurren en la Península no Entonces fue cuando la indisciplina , que es boy la gangrena Todos los encueulros ocurridos en este mes, han sido fa-
ria pues si este Príncipe se viera en la necesidad de sucum- vorables ;i los carlistas. L i s victorias obtenidas en el campo
tienen mis (pie un objeto : mostrar aun a los mas incrédulos, del ejército , se manifestó descaradamente. En efecto , los
bir ? ¡ Estremece sedo el pensarlo! ¡ Si sufriese una derruía, ya i| n ésta nación no puede haber mas qoe d e s o r d e n e s , se- de Tarragona, están y a plenamente coiibrniadas. Aycrbe y Cue-
se venan los efectos de la bandera encarnada al pie de ios provinciales gritaron ¡traición! y se precipitaron dosordfl-
parándose del principio ile l.i legitimidad. n adámente , a pesar de las observaciones de su general, rea no se atreven ,í salir de (lint \ \ ic.h.
Pirineos ! Mina llegó á temer, j ba tenido por coiiveuieiilc Imitar la
¿ lia reinado ni siquiera un momento el orden publico sobre la masa de los rebeldes. Esto-, los recibieron con I.I
¿ N o estamos viendo que la Suiza se agita ; que el Portu- d e s d e QUe se vario el o r d e n dfl s u c e s i ó n ? ¿ Q u é es lo q u e lia conducta de Pal .iré a , Montes , Bretón J otros iiiucbos golu-i
gal fermenta, y «pie el radicalismo ingles triunfa? ,.\,» mayor serenidad, y no tardiron en hacerlos pedazos. —
ocurrido desde que Cea pi letió a la Reina amalgamar la Esta noticia fue traida á Guadalajara antes de a\ cr por un pro- nadiucs ipie han huido do Espina á bordo de los navios lian
se esta ideando el modo de trasplantar en Francia la cons- ni rqnía \ el poder con l.i libertad....? El misino aposento ceses.
titución del año 12? ¿No se están avivan,!,. ,|e. continuo fugo , y al punto las autoriiladcs de osla y las de Alca I i , to-
que fue testigo de aquel testamento , in.iiuant d de todas las lo, icón la resolución sino heroica, al inenos muy p r u d e n t e ,
entre nosotros las ideas revolucionarias? desgracias que boy experimenta la España, lo ha sido lam- El Nadotuü de Barcelona asegura, haberte puesto á precio
El grande interés de la l'i :ia y de la Europa en este de refugiarse á Madrid.—Este suceso ba causado aqui una
inen i|e la abdicación que la soldadesca alborotada lia hecho alarma extraordinaria que se hubiera aumentado , si lio hubie- en Madrid las cabezas de l^tiuz \ Caballo.
momento es impedir la invasión del movimiento revoluciona- lirui al- i Cristina; y asi Cea se convirtió en [stúric , el esta- El I íipor se queja de que los facciosos reciben socorros
rio que acaba de completarse en Madrid. El preciso oponer ra sido ya superior á todo conceplo , con la marcha noclur-
i ó l o co la constitución , y la Reina gobernadora quedu ¿ras- na de la mayor parle de la guarnición á las órdenes del mis- aun ib- bis plazas de armas; pues que las compañías de pre*
tuertes diques i este torrente; y supuesto que Don Carlos forma ,i en la prisionera del sargento García. leiencia del rehelile C.ihalici i.i lian lecibidu silib-s nuevos c.H
csl.i .1 la vanguardia del urden , hacer <pie 00 sucumba a los ino ministro de la guerra. La guardia nacional relevo todas las
Por grande que sea el estado de agitación en que puede guardias , y aun la de la Puerta del Sol , que siempre la tiene viados de Barcelona , y que de la plaza de Gerona, han sa-
.•slucr/.ds de la anarquía. Nosotros razonamos aqui en un in- verse momentáneamente m\ reino , mientras no se trastorne cado uniformes , armamento , y muchos barriles de pólvora.
terés nacional y general , siu miramiento á ningún interés de la guardia real ele
el v e r a n i l l o principio del o r d e n , todo puede repararse y r e s - El Emperador de Rusia con la Emperatriz y el Príncipe
|>artido. Consideramos á la Europa y á la Francia en la si- tablecerse , como electivamente s" reslalilece y se repara. E n -
tuación un que se encuentran y d e c i m o s , deseniendiéndonos heredero irá á Praga con el nombre de conde de R.otop'schin
rique [V después de la liga restableció la paz en su's estados: para asistir á la coronación del Emperador de Austria. Con el Escriben de Álcali, (pie según las últimas noticias «le Ma
de todo sentimiento personal , que la necesidad de los d o c -
Luis XIV después de la Fronde reparo todas las desgracias- mismo objeto se hallará allí también el Rey de Sajonia con el (Irid se trataba de disolver el consejo de la regencia , y que
trinarios en si misma, constituye una ley en apoyar la sola
de la guerra civil. Por el contrario , en un reino en que el de conde de Dock. El Rey de l'rusi.i asistirá igualmente á esta ya se grita contra Calatiava y sus colegas , porque bajo su
fuerza de. resistencia (pie les queda á los poderes estableci-
dos contra el enemigo que les amenaza. principio de insurrección esté á la cabeza de los negocios, solemnidad, cuya magnificencia y lujo será extraordinaria. El administración van de mal en peor los asuntos de la guerra.
aunque parezca que hay alguna intermitencia de paz y de Príncipe Licchtenstein ha gastado y'a mas de medio millón de Con esta ocasión se piden nuevos empleados , nuevos gene-
La ciitiilruplc-a/ianza queda disueltq por solo el hecho (ir leu , ,¡ la impensada y por donde quiera se presenta el des rales , nuevos ministros etc. Todo el que en Madrid sale de
de haberse proclamado la constitución del año 12; y la Fran- florines. Se asegura , que después de las fiestas de 1» corona-
orden , prevalece , domina y arrastra en pos de sí los hecho» ción se tendrán algunas conferencias políticas sobre la situa- casa sin cuita verde en el sombrero , es apaleado irremisi-
cia desembarazada de todos los antecedentes que la liga- y los hombres. Después que la revolución ha variado todas-
ban , se encuentra en plena libertad para poder obrar se- ción de la Europa , y principalmente sobre, la España. En este blemente.
las faces , mudando por consiguiente otros tantos ministerios congreso , que se hallará reunido naturalmente , se tratará de
gún le convenga , atendiendo a su posición y á sus intere- hasta llegar al ponderado Istúriz , vemos á los pocos dia* po- ' t o d o k> que es todavía un obstáculo a la pacificación general: Posteriormente hemos sabido, que se trabaja sin demora en
s e s ; y es evidente que para ella el principio de íííden, ner á precio su cabeza , buscándole por todas partes para
seguridad y resistencia están en las banderas do Cirios \ ' •No se dice todavía si la Francia tomara parte. arreglar el nuevo reparto , porque es urgente recojer al-
arrancarle violentamente la vida ; al mismo tiempo que rue-v gún d i n e r o para subvenir á los gastos de una emigración, que
estamos persuadidos que si M. de Tayllcrand estuviese en
dan por las calles y plazas de Madrid los palpitantes uiiem- se aproxima á pasos de gigante. Las circunstancias son críti-
París pensaría como nosotros. (Q, de p'\
bros de Quesada cas é imprescindibles , y esto basta cu la moral de nuestrojs
—Es imposible distraernos de la cuestión española • ella en- NOTICIAS DE ESPAÑA. filósofos , para deponer el ruborcillo y vergüenza , que á todo
La revolución engaña á los pueblos . prometiéndoles orden,
cierra todo nuestro por-venir: en ella advertimos i le pecho bien nacido y mas si blasona de liberal, le cuesta el
libertad y poder : la legitimidad de Carlos V es por el c o n - El dia i2 á b s dos de la tarde salió S. M. de Tolosa (con
aquellos incidentes imprevistos , que asi como en la tragedia trario un remedio universal para los males públicos ; porque- apoderarse de lo que no es suyo.
-conducen la catástrofe y precipitan su desenlace. ¿ Podra d u - su principio es el del derecho y el de la propiedad ; porque S- A. R. para recorrer la línea de San Sebastian.
daise del carácter del movimiento, que partiendo de Málaga su incesante acción é influencia es la de una autoridad a la Según los papeles de Madrid, en Portugal se ha proclamado la
y Cádiz atraviesa Madrid y Barcelona , y recibe su comple- cual se rinde la conciencia general , y porque finalmente , la constitución del 30 . y Doña Mana de la Gloria ha sido obli-
mento en el ejército del Norte? Este movimiento es la anar- legitimidad es el término conciliador y reparador. (Id-) En la línea de Arlaban principia de nuevo la deserción del
gada á prestar su juramento.
quía revolucionaria con todas sus consecuencias : los genera- enemigo i estos días es muy considerable.
lea Siiut-.lust, Donadío y Quesada asesinados —La Gaceta de ./iti/sbur./o dice en capitulo d e "Berlín : "Los
a carne hu- correos se cruzan con la mayor rapidez entre P a r í s , Berliu y Las cartas de Madrid del c aseguran que en la acción de
mana vendida en las calles de Madrid : los tracallistas de esta .I.idraque quedó prisionero López , y que los revolución-rio»
S. Prtershurgo: se cree que los asuntos de España sean el
revolución, entrando por fuerza en el palacio pedir el pan Sngun la correspondencia de la frontera, el general Maroto han perdido en aquel encuentro 1000 hombres.—Se habla tam-
objeto Algunos d i c e n , que el gobierno francés conoce por
blanco de la mesa de. la Reina , y entregarse a groseras y progresa en Cataluña y comienza ya el Principado á tomar un bién de otra derrota sufrida por una columna enemiga , com-
fin la necesidad de intervenir : perú que nada quiere hacer
brutales insolencias con las damas "de su servidumbre ,: qué sino de acuerdo con las otras Cortes. En Berlin y S. Pcters- aspecto formidable , y ventajosísimo á nuestras armas. puesta de cinco batallones y 200 coraceros.—El Gobernador
es esto? Es una copia exacta del horroroso año !)'.! , el Setie'n- buigo se desecha toda idea de intervención " de Ocaña ofició a las autoridades, que en Colmenar se habían
bre del 3G con todas sus abominaciones : la España entrega- situado C000 carlistas.
d a , como en otro tiempo la Francia , á todo lo que hay de« —El J'imrs dice : "Se asegura en la ciudad, que Luis F e - Se confirma la noticia de haberse retirado Mina á Fran-
lipe ha notificado oficialmente á Lord Palmerslon su inlenciou —En Galicia se organizan nuestras fuerzas con actividad.
mas infame y perverso en la sociedad. cia.—Los exaltados piden la destitución de María Cristina, como
de separarse de |,i cuádruple-alianza. Esta circunstancia da
Si nuestros lectores tienen todavía alguna duda , allá va el i lugar á una correspondencia muy animada entre los dos go- regente y la de todos los funcionarios públicos , suslituycn-
En el Español se l e e . — " En las últimas nácelas de lbv\
testimonio del Constitucional: sus redactores son hombres de biernos. Hoy corre la voz , añade el S.tn, que el gobierno ' do á la primera una regencia de republicanos decididos , y
"CARLOS se halla una proclama que este dirije al ejército,
experiencia y muy inteligentes en materia de revoluciones^ iba á dar ordenes para retirar todas las tro reemplazando á los segundos la turba de sicarios que han hor-
upas que tenemos «anunciándole , que le es preciso separarse algunos dias de.
véase aqui los términos en que se expresan. en España " rorizado á la Europa con crímenes inauditos.
«sus soldados para marchar á París , donde tiene que tratar
"La España (es preciso confesarlo) se halla en un estado Por lo menos, en Barcelona se ha conseguido organizar un
Es.-riben de Madrid al Faro de Bayona con fecha 1." de «asuntos de la mayor importancia»
muy alarmante : nuestros corresponsales nos comunican tristes régimen de terror ; de forma, que tanto los realistas como los
Setiembre : "La facción de Gómez , que nos pintaban los b o - Suplicamos al Español, se tome el trabajo de decirnos en
-pormenores. Madrid es boy presa de una soldadesca desen- «pie se llaman motlerados , o gimen ya en la obscuridad de tas
letines olieiales en el estado mas deplorable, siempre batida qué número de la Gaceta so ha publicado esta proclama , por
frenada, que hace pocos días se entregó á un encarnizado com- - prisiones , ó han emigrado al extranjero.
bate dentro de sus mismas calles: el general Seoane p u l o se- por el general Espartero , siempre perseguida por nuestras que no teníamos noticia de semejante documento hasta que
Una columna de '.$000 realistas se presentó el 22 en las
parar á los combatientes , restableciendo en algún tanto y por columnas, acaba de dar señales de vida no lejos de la Capi- nos lo ha anunciado el Español.
puertas de Tarragona, pasándose con este motivo á nuestras
el momento la tranquilidad : pero el dia inmediato se Veían tal , haciendo sufrir una derrota á nuestras tropas. — Usted De este calibré son las demás noticias que publica aquel
sabe que dos columnas , compuestas de tropa de esta guar- armas 70 soldados de aquella guarnición.
los soldados dirigirse precipitadamente á casa de los panade- papel, siempre impudente , y mucho mas después de su n u e -
r o s , y exijir con la mayor audacia pan b l a n c o , diciendo que nición y de los dos célebres batallones de la Granja, liabian
va fundición.
era una infamia el que las tropas le comiesen tan negro. ÍVo salido de Madrid para ir á cortar el paso á los carlistas. Loa
se dirigía sobre Aranda , y no habiendo hallado al enemigo, Figueras 29 de Agosto. Estamos cerca de ver grandes acon-
pudiendo satisfacer a estos alborotados , porque no se hallaba Se asegura, que los malagueños se han declarado en guerra
tecimientos. Los revolucionarios aguzan sus puñales , y los
el articulo que pedian , fue preciso mendigar de puerta en . los soldados del 3." y i." regimiento de la guardia , que ha- carlistas desplegan nna grande energía, mostrándose en todas
abierta contra los franceses, y que han hecho salir de aquel
puerta pira reunir algún dinero, que se les entregó p i n que ellos cían parte de ella , consagraron su entusiasmo á asolar los puerto a todos los buques de aquella nación.
" partes entusiasmados , fuertes y numerosos.
misino» se lo proporcionasen: en seguida doce'soldados fueron ¡ campos y a robar los lugares por donde pasaban. La insubor- El interior de los pueblos sujetos á la usurpación p r e -
al palacio de la Reina , y le pidieron cosas que hacen e s t r e - dinación ha sido tal , que amenazaron con la muerte í sus Hemos visto el prospecto de una obra que va i publicarse,
mismos oficiales porque trataban de contener sus excesos. E s - senta la triste imagen de una sociedad desorganizada, i a no bajo los auspicios de Calatrava. El titulo mismo hace presen-
mecer., Todo el mundo tiembla en Madrid; ptiés se baila este hay freno; no hay leyes , ni orden , ni subordinación. Todos los tir e| horrible proyecto que se prepara. Demostración
pueblo en el estado que la F r a n c i a , cuando el duque de tos se han visto obligados . para salvar la vida . á abandonar Tcoló-
la tropa y volverse á Madrid , donde han hecho dimisión i. TUnctmi.ilios píhiieossoa-denunciados , y los anarquistas llaman (jica-HUtórico-Canónica de los derechos de los Metropolitanos
á los destinos
des á hombres de su color. i
(478)
•para confirmar y consagrar á sus sufragáneos , y Jos de estos bre de su augusta luja residía la facultad de legislar, pierda
para iguales funciones con sus Metropolitanos. obra escrita
en lengua portuguesa por Antonio Pereira, y traducida al
castellano por un párroco. ¡ Tal serk el párroco !
hoy aun la de sancionar las leyes que dicta la revolución.
En efecto, nada sirve que los artículos 124 y 171 del código
SUPLEMENTO A LA GACETA OFICIAL
que ha jurado le concedan la sanción , si los artículos 140 y 149
Escriben do Iriln, que los revolucionarios han colocado un se le niegan visiblemente dando con esto un golpe mortal al DEL VIERNES 16 DE SETIEMBRE DE i83G.
obús en el puente de Bcobia , amenazando con él al Cielo y t r o n o , que dice la inconsiderada Cristina, se afianza , y ro-
¡i la tierra. ¡ Tal es el entusiasmo que les inspira la consti- bustece con el nuevo orden de cosas. La sanción de la ley es
tiicion
'ion ! Veremos en qué paran estas bravatas. —— „ r——a.^^»»a«a»» H - —m» i _
un derecho esencialísimo , sin el cual no puede existir trono
alguno con robustez , ni sin ella : es nna facultal inherente ó
Habiéndose negado á jurar la constitución del 12 en Bilbao inamovible de la corona.- es la atribución sin la cual no p u e d e
l.i llamada Diputación de Vizcaya , el gefe militar que manda M I N I S T E R I O UNIVERSAL.
del R E Í Y S., por lo que es superfluo hacerlo yo, mayor-
cu aquella villa ha destituido á todos sus miembros; lia suprimido concebirse el poder ejecutivo. El código jurado por Cristina,
mente cuando el pueblo de Castro Lrdiales lo puede hacer
aquella corporación , y creado con arreglo al nuevo código la da en tierra con estos principios generales ; y aunque decreta, Secretaria de Eltttdo y del Despacho de la Guerra. si juzga inparcialmciitc, pues íue testigo desde sus m u r o s , y
diputación provincial, de feliz memoria , siendo los nombra- que el derecho de sanción está en el R e y , de tal suerte sin embargo de la obscuridad de la larde , nuestra aproxima-
do) para componerla 1). Pedro Pascual Wagón , D. José Nor- ción á ellos le permitió presenciar la escena, y sobre lodo
zagaray, D Manuel Norzagaray , I). Manuel María Murga, I). lo coarla , q u e hace nula su potestad, nula en lodo el rigor Real orden circulada por esta Secretaria.
la impavidez c o n q u e los nacionales, que poco antes habían
Federico Vitoria, I) Juan Mugaricgui, D. Pantalcon de Aguirre, de la palabra. Si en treinta dias la corona no respon- salólo a p r o t e g e r á sus compañeros de armas, pronosticando
y U. Domingo de la T o n e secretario que fue de las corles de Excmo. Sr.—Queriendo el R E Í V S fomentar la pie-
de á un proyecto de ley , se tiene por sancionado ; y a u n - MI presunta victoria, se acogian á la seguridad que les ofre-
Sevilla el año 2 3 , y uno de los que votaron la destitución de dad en su valiente ejército y reanimar su espíritu con la cia la plaza; mas no obstante seria inexacto y faltaría a mi
Fernando 7.°. que negare la sanción de un modo terminante, si el proyecto confianza en la Santísima \ i r g e n , que en el Misterio de sus dilier si, como me propongo hacerlo á la mayor brevedad,
se propone en tres distintas legislaturas, queda sancionado, Dolores es Generalísima y ] roleclora de líelas sus armas, se no manifestase a V . E. a aquellos individuos que mejor se
ha dignado resolver que la tercera Dominica del mes de Se- portaron en la acción y á los cuales juzgo acreedores á las
y es una ley , aun cuando la resista el Monarca. Nada importa tiembre de todos l ó s a n o s , se celebre su festividad en las gracias q u e la munificencia de S. M. tenga ii bien dispen-
En la alocución que la viuda de Fernando dirijo á los e s - que sea contraria al interés de sus pueblos , al decoro de su Iglesias do España con luda la pompa y solemnidad que se sarles, a cuyo soberano conocimiento espero se dignara ele-
pañoles , y de que hicimos mérito en el número anterior , se trono, ó seguridad de su persona : las edrtes lo mandan , y celebra la de la Purísima Comí pcion y del Apóstol Santiago. varlo V. E. si lo estima conveniente.—Los prisioneros saldrán
leen otras mil expresiones (sobre las ya analizadas) que indican el Y es la voluntad de S. Ai- que rn los pueblos donde haya con la correspondiente escolta para ese cuartel general, it
no hay r e m e d i o : es preciso someterse. Cotéjese el título i."
guarnición ó existan tropas, asistan a la función rn cuerpo luí de que A . E. los destine como sea de su superior agrá •
alucinamiento de aquella señora, y la mala fe de sus pérfidos y sus siete capítulos , con los del título 3 . " : compárense unos las que estén libres de servicio. Lo digo á \ . E. de Real do.—Lo traslado ii \ . E. por si estima oportuno elevarlo a
consejeros. con otros , y se verá que toda la constitución no es mas que una orden para su inteligencia y efectos convenientes. Dios guarde S. M. —Dios guarde a V. E. muchos años.—Cuartel general
república disfrazada en monarquía , una sombra de trono , u n a V- E. muchos anos.—Ke;;l de Hernani 14 de Setiembre de Salinas I I de Setiembre de J836.—Excmo. S r — B r u n o
Dejemos á un lado la impudencia con que Calatrava ( á
de 1836.—Erro.—Señor Genera] en Gcfe del ejército. de Villarreal.—Excmo. Sr. Secretario de Estado y del Despa-
quien suponemos redactor de aquella pieza ) ha llamado arrojo cetro de irrisión : y María Cristina dice : que la constitución cho de la Guerra.
ardiente y juvenil, á uno de los mayores crímenes que puede Partes recibidos en esta Secretaria.
robustece el trono de su augusta hija
el hombre cometer sobre la tierra. No hagamos ya mérito
Calatrava y demás satélites hablan todavía de un trono, d e EJERCITO R E . U . — E x c m o . S r — E l brigadier D. Castor E J E R C I T O R E A L — E x c m o . Sr.—El brigadier D. Juan An-
del escándalo con que la Europa habrá oido llamar acto de tonio Zaraliegui con fecha 6 del actual desde Mañera m e
una monarquía , de Reinas augustas : es verdad : también en Andechaga con fecha i) del actual me dice lo siguiente -—
lealtad sublime hacia el Rey, á una rebelión infame , copiada E x c m o . Sr.— A consecuencia y para cumplimentar la orden dice lo siguiente.—Excmo. Sr.—En la tarde del dia de hoy
otro tiempo se hablaba de cetro, de monarquía, de Fernando...- que V. E. se dignó comunicarme en su oficio 0 del actual, con motivo de haber pasado un destacamento de la c o m -
después el año 20 en la insurrección de una soldadesca bru- pañía del 8." batallen , que ocupa á Artazu , á la orilla o p u e s -
y esto al tiempo mismo en que se le destituía , se le apri- emprendí la marcha con 6 compañías del 7." batallón y me
tal , cobarde ' y desenfrenada, y repetida hoy para vergüenza ta del Arga, con el objeto de collar algunos maderos del
sionaba , y acaso se disponían a hacer rodar su cabeza con dirigí al pueblo de Otañez en la Provincia de Santander, á
de los que tan neciamente han dado causa á estos desórdenes. soto de Puentelareina , ha hecho una salida la guarnición de
distancia de una legua de la guarnición de Castro L i d í a -
ignominia p o r las gradas de un patíbulo. Hoy se habla d a este punió para' evitarlo, cargando con unos 400 infantes á
Ciñámonos á la confianza , que dice S. M. , le inspira la na- l e s , donde llegué á las cinco de la larde de h o y , y no bien
robustecer el trono Este es un juego de cubiletes, una lin- la corla fuerza que se empleaba en el dicho c o r t e , mas a c u -
ción (habla del partido liberal,) de quien tanto espera por h u b e alojado la tropa , cuando oí hacia fuego la avanzada que diendo el comandante de la referida compañía de Arlazu,
terna mágica , una ilusión , y bien funesta. Nada hay de lo habia puesto sobre d u b a guarnición, é inmediatamente hice D. Nicomedes L a i u m b e , con lo restante úe aquella al mis-
su juicio y sus virtudes. Verdaderamente solo el juicio y las formar la fuerza, y destiné la compañía de cazadores y una
que se promete i sombras, apariencias perfidia por una parte, ino tiempo que lo verificaba otro destacamento que se h a -
virtudes de la nación espanola , pronunciada por la causa de cuarta de la torcera para que fuese á sostenerlo, siguiendo llaba situado en el frente de Santa Barbara para proteger los
Carlos Y . , solo la nación española , la verdadera España , so- credulidad y estupidez por otra. el resto para cubrir su retaguardia y proteger a aquellos en trabajos, y habiendo concurrido yo «un la compañía d e
El trono de Isabel I I se robustece por la constitución; caso n e c e s a r i o : luego divise a toa enemigos, que eu n u m e - granad) ros y tiradores del mismo 8.» batallón , ha sido r e -
focando con mano fuerte la hidra de la revolución , podrá ro de 2oO a 300 h o m b r e s , se tiroteaban desde el camino
pero la constitución deja á Isabel II convertida en un ministro chazado á un misino tiempo el enemigo por ambas orillas
inspirar confianza á Doña María Cristina, cuando menos para real y pueblo de Sanlullan con la avanzada referida, y sin del Alga, llevándolo en retirada basta dentro de uno d é l o s
sacarla ilesa del intrincado laberinto , del espantoso abismo, encargado de ejecutar las leyes. Su persona seria sagrada é mas detención ordené que los 16 caballos del < sruadron de muros de Puentelareina , no obstante del luego de artillería,
inviolable sin perjuicio de aparecer en la barra de la conven- lanceros de \ izcaya, que tengo a mis ordenes, i on los caza- que aunque inútilmente hacia a un misino tiempo de sus
donde la ha.^ sumido una serie de errores inconcebibles. Solo
ción. Ella no seria responsable ; pero tendría que responder dores y cuarta de la tercera los cargasen á todo escape , lo tres fuertes. La perdida del enemigo ha debido ser bastante
la mano benéfica del Monarca lejítimo apoyado en los esfuerzos q u e asi ejecutaron con el mayor d e n u e d o , despreciando el en razón del fuego que se ha h e c h o , pero la nuestra solo
de un pueblo magnánimo y h e r o i c o , podrá librar á Cristina de al pueblo soberano, al congreso , a la diputación permanente, vivo fuego del enemigo, que empezó a hacer su retirada al consiste en 4 heridos, entre los cuales se cuentan dos ofi-
la suerte sangrienta, que le prepara el genio de la rebelión y y á un orador cualquiera que la interpelase ó la llamara i juicio. ver el arrojo y decisión de nuestros voluntarios que desple- ciales, q u e son el subteniente de la compañía destacada
En las ibmitadas atribuciones del Congreso, un pretexto gaban en su persecución, y apesar de estar ya á distancia cu Arlazu D. Anselmo \ idauriv , y el alférez de caballería
a que le conduce por sus pasos contados. d e medio uro de los muros de la plaza, y de haber sa- D. Antonio \ elez que casualmente se ha encontrado en la
cualquiera es mas que suficiente para destituir un Monarca, lido de esta en su protección los intrépidos nacionales, se acción , el que habiendo cargado aunque solo á una guerrilla
Pero ¿ qué confianza puede inspirarle la nación , tomada esta para cambiar la dinastía, para ejecutar en fin las inspiracio- dispersó arrojándose á la espesura de los m o n t e s , los cuales enemiga la ha hecho retirar con precipitación. Tres de di-
palabra en u n sentido revolucionario ? ¿ Qué puede esperar de nes de un partido, aunque sean repugnantes á la equidad y y la densa niebla que nos cubría pudieron salvarles de caer chos heridos lo están de poca consideración.—Todo lo q u e
un partido , que principió por restringir sus facultades, y ha todos en nuestras manos; pero no se libraron de ella» el elevo á noticia de V. E. para su debido superior :-onoei-
á las leyes. m i e n t o — L o traslado á V. E. por si estima oportuno e l e -
comandante de armas del referido Castro L r d i a l e s , gefe de
terminado por derogarlas absolutamente con la proclamación la expedición , el teniente con grado de capitán D- Ramón varlo á S. M.— Dios guarde a 1 . E. muchos años. Cuartel
Y bajo este sistema desorganizador y turbulento , bajo este
de ese código republicano ; pero que según la expresión de d e Urioste, el teniente D. Baldomcro Alvarez y 38 indivi- general de Salinas fl de Setiembre de 1836.—Excmo. Sr —
principio de anarquía , de disolución , de instabilidad , de in- Bruno de > iilareal—Excmo Sr. Secretario de Estado y d a .
María Cristina afianza el trono de su augusta hija , y robus- d u o s de la clase de t r o p a , pues quedaron prisioneros, co-
subsistencia ¿se robustecería el trono de Isabel? giéndoles 54 fusiles y dos cornetas, sin que por nuestra parte Despacho de la Guerra.
tete su autoridad ?
tiubiese habido mas novedad que la de un oficial de. cazado-
¿Dónde e s t á n , preguntamos n o s o t r o s , las garantías de ese Tes c o n t u s o , y muerto un caballo del escuadrón espresado.
trono constitucional ? ¿ De qué sirvió el artículo 181 , (base de E l objeto de esta salida del enemigo fue para sorprender á Comandancia general de Guipúzcoa.— E x c m o . Sr. — Al
AVISO. una partida nuestra, que con bastante anticipación se habia amanecer de este dia ha salido del puerto de San Sebastian
la quimérica monarquía) á Fernando 7 ° , despojado de su un vapor llevando el rumbo de Santander con unos 100
presentado en Otañez, para preparar las raciones de la tropa,
corona y puesto en una presión por los mismos hombres , que Se halla vacante la plaza de Cirujano de la villa de Albistur, y su resultado es muy suficiente para recomendar el mérito hombres de tropa española.— A las diez de esta mañana
hoy rodean á su infeliz esposa? i Ah ! ¡desgraciados los m o - ( en Guipúzcoa. ) Los pretendientes acudirán con sus memoria- adquirido en esta gloriosa jornada por los valientes defensores 7<)0 hombres ban descendido de la fortificación de Puyo al
les al Alcalde de dicha villa , quien les informará de su dota- barrio de Loyola, y acometiendo á nuestra avauzada situada.
narcas que juran su propia degradación !
ción v condiciones.
Mana CristÜMique nos habia d i c h o , que en ella y á n o m -

EN LA IMPRENTA REAL
(478)
•para confirmar y consagrar á sus sufragáneos , y Jos de estos bre de su augusta luja residía la facultad de legislar, pierda
para iguales funciones con sus Metropolitanos. obra escrita
en lengua portuguesa por Antonio Pereira, y traducida al
castellano por un párroco. ¡ Tal serk el párroco !
hoy aun la de sancionar las leyes que dicta la revolución.
En efecto, nada sirve que los artículos 124 y 171 del código
SUPLEMENTO A LA GACETA OFICIAL
que ha jurado le concedan la sanción , si los artículos 140 y 149
Escriben do Iriln, que los revolucionarios han colocado un se le niegan visiblemente dando con esto un golpe mortal al DEL VIERNES 16 DE SETIEMBRE DE i83G.
obús en el puente de Bcobia , amenazando con él al Cielo y t r o n o , que dice la inconsiderada Cristina, se afianza , y ro-
¡i la tierra. ¡ Tal es el entusiasmo que les inspira la consti- bustece con el nuevo orden de cosas. La sanción de la ley es
tiicion
'ion ! Veremos en qué paran estas bravatas. —— „ r——a.^^»»a«a»» H - —m» i _
un derecho esencialísimo , sin el cual no puede existir trono
alguno con robustez , ni sin ella : es nna facultal inherente ó
Habiéndose negado á jurar la constitución del 12 en Bilbao inamovible de la corona.- es la atribución sin la cual no p u e d e
l.i llamada Diputación de Vizcaya , el gefe militar que manda M I N I S T E R I O UNIVERSAL.
del R E Í Y S., por lo que es superfluo hacerlo yo, mayor-
cu aquella villa ha destituido á todos sus miembros; lia suprimido concebirse el poder ejecutivo. El código jurado por Cristina,
mente cuando el pueblo de Castro Lrdiales lo puede hacer
aquella corporación , y creado con arreglo al nuevo código la da en tierra con estos principios generales ; y aunque decreta, Secretaria de Eltttdo y del Despacho de la Guerra. si juzga inparcialmciitc, pues íue testigo desde sus m u r o s , y
diputación provincial, de feliz memoria , siendo los nombra- que el derecho de sanción está en el R e y , de tal suerte sin embargo de la obscuridad de la larde , nuestra aproxima-
do) para componerla 1). Pedro Pascual Wagón , D. José Nor- ción á ellos le permitió presenciar la escena, y sobre lodo
zagaray, D Manuel Norzagaray , I). Manuel María Murga, I). lo coarla , q u e hace nula su potestad, nula en lodo el rigor Real orden circulada por esta Secretaria.
la impavidez c o n q u e los nacionales, que poco antes habían
Federico Vitoria, I) Juan Mugaricgui, D. Pantalcon de Aguirre, de la palabra. Si en treinta dias la corona no respon- salólo a p r o t e g e r á sus compañeros de armas, pronosticando
y U. Domingo de la T o n e secretario que fue de las corles de Excmo. Sr.—Queriendo el R E Í V S fomentar la pie-
de á un proyecto de ley , se tiene por sancionado ; y a u n - MI presunta victoria, se acogian á la seguridad que les ofre-
Sevilla el año 2 3 , y uno de los que votaron la destitución de dad en su valiente ejército y reanimar su espíritu con la cia la plaza; mas no obstante seria inexacto y faltaría a mi
Fernando 7.°. que negare la sanción de un modo terminante, si el proyecto confianza en la Santísima \ i r g e n , que en el Misterio de sus dilier si, como me propongo hacerlo á la mayor brevedad,
se propone en tres distintas legislaturas, queda sancionado, Dolores es Generalísima y ] roleclora de líelas sus armas, se no manifestase a V . E. a aquellos individuos que mejor se
ha dignado resolver que la tercera Dominica del mes de Se- portaron en la acción y á los cuales juzgo acreedores á las
y es una ley , aun cuando la resista el Monarca. Nada importa tiembre de todos l ó s a n o s , se celebre su festividad en las gracias q u e la munificencia de S. M. tenga ii bien dispen-
En la alocución que la viuda de Fernando dirijo á los e s - que sea contraria al interés de sus pueblos , al decoro de su Iglesias do España con luda la pompa y solemnidad que se sarles, a cuyo soberano conocimiento espero se dignara ele-
pañoles , y de que hicimos mérito en el número anterior , se trono, ó seguridad de su persona : las edrtes lo mandan , y celebra la de la Purísima Comí pcion y del Apóstol Santiago. varlo V. E. si lo estima conveniente.—Los prisioneros saldrán
leen otras mil expresiones (sobre las ya analizadas) que indican el Y es la voluntad de S. Ai- que rn los pueblos donde haya con la correspondiente escolta para ese cuartel general, it
no hay r e m e d i o : es preciso someterse. Cotéjese el título i."
guarnición ó existan tropas, asistan a la función rn cuerpo luí de que A . E. los destine como sea de su superior agrá •
alucinamiento de aquella señora, y la mala fe de sus pérfidos y sus siete capítulos , con los del título 3 . " : compárense unos las que estén libres de servicio. Lo digo á \ . E. de Real do.—Lo traslado ii \ . E. por si estima oportuno elevarlo a
consejeros. con otros , y se verá que toda la constitución no es mas que una orden para su inteligencia y efectos convenientes. Dios guarde S. M. —Dios guarde a V. E. muchos años.—Cuartel general
república disfrazada en monarquía , una sombra de trono , u n a V- E. muchos anos.—Ke;;l de Hernani 14 de Setiembre de Salinas I I de Setiembre de J836.—Excmo. S r — B r u n o
Dejemos á un lado la impudencia con que Calatrava ( á
de 1836.—Erro.—Señor Genera] en Gcfe del ejército. de Villarreal.—Excmo. Sr. Secretario de Estado y del Despa-
quien suponemos redactor de aquella pieza ) ha llamado arrojo cetro de irrisión : y María Cristina dice : que la constitución cho de la Guerra.
ardiente y juvenil, á uno de los mayores crímenes que puede Partes recibidos en esta Secretaria.
robustece el trono de su augusta hija
el hombre cometer sobre la tierra. No hagamos ya mérito
Calatrava y demás satélites hablan todavía de un trono, d e EJERCITO R E . U . — E x c m o . S r — E l brigadier D. Castor E J E R C I T O R E A L — E x c m o . Sr.—El brigadier D. Juan An-
del escándalo con que la Europa habrá oido llamar acto de tonio Zaraliegui con fecha 6 del actual desde Mañera m e
una monarquía , de Reinas augustas : es verdad : también en Andechaga con fecha i) del actual me dice lo siguiente -—
lealtad sublime hacia el Rey, á una rebelión infame , copiada E x c m o . Sr.— A consecuencia y para cumplimentar la orden dice lo siguiente.—Excmo. Sr.—En la tarde del dia de hoy
otro tiempo se hablaba de cetro, de monarquía, de Fernando...- que V. E. se dignó comunicarme en su oficio 0 del actual, con motivo de haber pasado un destacamento de la c o m -
después el año 20 en la insurrección de una soldadesca bru- pañía del 8." batallen , que ocupa á Artazu , á la orilla o p u e s -
y esto al tiempo mismo en que se le destituía , se le apri- emprendí la marcha con 6 compañías del 7." batallón y me
tal , cobarde ' y desenfrenada, y repetida hoy para vergüenza ta del Arga, con el objeto de collar algunos maderos del
sionaba , y acaso se disponían a hacer rodar su cabeza con dirigí al pueblo de Otañez en la Provincia de Santander, á
de los que tan neciamente han dado causa á estos desórdenes. soto de Puentelareina , ha hecho una salida la guarnición de
distancia de una legua de la guarnición de Castro L i d í a -
ignominia p o r las gradas de un patíbulo. Hoy se habla d a este punió para' evitarlo, cargando con unos 400 infantes á
Ciñámonos á la confianza , que dice S. M. , le inspira la na- l e s , donde llegué á las cinco de la larde de h o y , y no bien
robustecer el trono Este es un juego de cubiletes, una lin- la corla fuerza que se empleaba en el dicho c o r t e , mas a c u -
ción (habla del partido liberal,) de quien tanto espera por h u b e alojado la tropa , cuando oí hacia fuego la avanzada que diendo el comandante de la referida compañía de Arlazu,
terna mágica , una ilusión , y bien funesta. Nada hay de lo habia puesto sobre d u b a guarnición, é inmediatamente hice D. Nicomedes L a i u m b e , con lo restante úe aquella al mis-
su juicio y sus virtudes. Verdaderamente solo el juicio y las formar la fuerza, y destiné la compañía de cazadores y una
que se promete i sombras, apariencias perfidia por una parte, ino tiempo que lo verificaba otro destacamento que se h a -
virtudes de la nación espanola , pronunciada por la causa de cuarta de la torcera para que fuese á sostenerlo, siguiendo llaba situado en el frente de Santa Barbara para proteger los
Carlos Y . , solo la nación española , la verdadera España , so- credulidad y estupidez por otra. el resto para cubrir su retaguardia y proteger a aquellos en trabajos, y habiendo concurrido yo «un la compañía d e
El trono de Isabel I I se robustece por la constitución; caso n e c e s a r i o : luego divise a toa enemigos, que eu n u m e - granad) ros y tiradores del mismo 8.» batallón , ha sido r e -
focando con mano fuerte la hidra de la revolución , podrá ro de 2oO a 300 h o m b r e s , se tiroteaban desde el camino
pero la constitución deja á Isabel II convertida en un ministro chazado á un misino tiempo el enemigo por ambas orillas
inspirar confianza á Doña María Cristina, cuando menos para real y pueblo de Sanlullan con la avanzada referida, y sin del Alga, llevándolo en retirada basta dentro de uno d é l o s
sacarla ilesa del intrincado laberinto , del espantoso abismo, encargado de ejecutar las leyes. Su persona seria sagrada é mas detención ordené que los 16 caballos del < sruadron de muros de Puentelareina , no obstante del luego de artillería,
inviolable sin perjuicio de aparecer en la barra de la conven- lanceros de \ izcaya, que tengo a mis ordenes, i on los caza- que aunque inútilmente hacia a un misino tiempo de sus
donde la ha.^ sumido una serie de errores inconcebibles. Solo
ción. Ella no seria responsable ; pero tendría que responder dores y cuarta de la tercera los cargasen á todo escape , lo tres fuertes. La perdida del enemigo ha debido ser bastante
la mano benéfica del Monarca lejítimo apoyado en los esfuerzos q u e asi ejecutaron con el mayor d e n u e d o , despreciando el en razón del fuego que se ha h e c h o , pero la nuestra solo
de un pueblo magnánimo y h e r o i c o , podrá librar á Cristina de al pueblo soberano, al congreso , a la diputación permanente, vivo fuego del enemigo, que empezó a hacer su retirada al consiste en 4 heridos, entre los cuales se cuentan dos ofi-
la suerte sangrienta, que le prepara el genio de la rebelión y y á un orador cualquiera que la interpelase ó la llamara i juicio. ver el arrojo y decisión de nuestros voluntarios que desple- ciales, q u e son el subteniente de la compañía destacada
En las ibmitadas atribuciones del Congreso, un pretexto gaban en su persecución, y apesar de estar ya á distancia cu Arlazu D. Anselmo \ idauriv , y el alférez de caballería
a que le conduce por sus pasos contados. d e medio uro de los muros de la plaza, y de haber sa- D. Antonio \ elez que casualmente se ha encontrado en la
cualquiera es mas que suficiente para destituir un Monarca, lido de esta en su protección los intrépidos nacionales, se acción , el que habiendo cargado aunque solo á una guerrilla
Pero ¿ qué confianza puede inspirarle la nación , tomada esta para cambiar la dinastía, para ejecutar en fin las inspiracio- dispersó arrojándose á la espesura de los m o n t e s , los cuales enemiga la ha hecho retirar con precipitación. Tres de di-
palabra en u n sentido revolucionario ? ¿ Qué puede esperar de nes de un partido, aunque sean repugnantes á la equidad y y la densa niebla que nos cubría pudieron salvarles de caer chos heridos lo están de poca consideración.—Todo lo q u e
un partido , que principió por restringir sus facultades, y ha todos en nuestras manos; pero no se libraron de ella» el elevo á noticia de V. E. para su debido superior :-onoei-
á las leyes. m i e n t o — L o traslado á V. E. por si estima oportuno e l e -
comandante de armas del referido Castro L r d i a l e s , gefe de
terminado por derogarlas absolutamente con la proclamación la expedición , el teniente con grado de capitán D- Ramón varlo á S. M.— Dios guarde a 1 . E. muchos años. Cuartel
Y bajo este sistema desorganizador y turbulento , bajo este
de ese código republicano ; pero que según la expresión de d e Urioste, el teniente D. Baldomcro Alvarez y 38 indivi- general de Salinas fl de Setiembre de 1836.—Excmo. Sr —
principio de anarquía , de disolución , de instabilidad , de in- Bruno de > iilareal—Excmo Sr. Secretario de Estado y d a .
María Cristina afianza el trono de su augusta hija , y robus- d u o s de la clase de t r o p a , pues quedaron prisioneros, co-
subsistencia ¿se robustecería el trono de Isabel? giéndoles 54 fusiles y dos cornetas, sin que por nuestra parte Despacho de la Guerra.
tete su autoridad ?
tiubiese habido mas novedad que la de un oficial de. cazado-
¿Dónde e s t á n , preguntamos n o s o t r o s , las garantías de ese Tes c o n t u s o , y muerto un caballo del escuadrón espresado.
trono constitucional ? ¿ De qué sirvió el artículo 181 , (base de E l objeto de esta salida del enemigo fue para sorprender á Comandancia general de Guipúzcoa.— E x c m o . Sr. — Al
AVISO. una partida nuestra, que con bastante anticipación se habia amanecer de este dia ha salido del puerto de San Sebastian
la quimérica monarquía) á Fernando 7 ° , despojado de su un vapor llevando el rumbo de Santander con unos 100
presentado en Otañez, para preparar las raciones de la tropa,
corona y puesto en una presión por los mismos hombres , que Se halla vacante la plaza de Cirujano de la villa de Albistur, y su resultado es muy suficiente para recomendar el mérito hombres de tropa española.— A las diez de esta mañana
hoy rodean á su infeliz esposa? i Ah ! ¡desgraciados los m o - ( en Guipúzcoa. ) Los pretendientes acudirán con sus memoria- adquirido en esta gloriosa jornada por los valientes defensores 7<)0 hombres ban descendido de la fortificación de Puyo al
les al Alcalde de dicha villa , quien les informará de su dota- barrio de Loyola, y acometiendo á nuestra avauzada situada.
narcas que juran su propia degradación !
ción v condiciones.
Mana CristÜMique nos habia d i c h o , que en ella y á n o m -

EN LA IMPRENTA REAL
en Snrroaga la han obligado i retirarse apesar de su vigo-
rosa resistencia, mas foforíada inmediatamente con algunas
tareas, eorrian en tropel al camino á victorear a su REY,
atrajo una multitud de espectadores al puente de Bcobía, y
(479)
compañías del 2." y 3.° batallón, se ha rechazado al enemi- á las márgenes del \ idasoa, en el territorio de Francia; y
go, causándole bastante pérdida de muertos y h e r i d o s , sa- no fallaría algún español estraviado, que contemplando desde
tisfaciendo asi su inicuo proceder de haber incendiado dos allí este grandioso espectáculo, lijase sus reflexiones sobre oRo. ^í. omocudeó
cas 'rios de infelices colonos que tranquilos atendían al cul- el que presenta el interior del Reino , y d e la patria q u e 20 ce Sel
tivo de sus campos, sin q u e por nuestra parte haya habido le dio el ser. Entre los extranjeros mismos que allí estu-
olra que la d e 3 muertos y ocho heridos. — Se ha pasado viesen, n o fallarían muchos absortos a la vista de un R E Y ,
a nuestras Ibas un soldado de la legión inglesa , y á esta que aparecía tan Grande en tan corto terreno. S- M. echo
hora «I»- ias <.;!<'<• de la noche no ocurre novedad en esta pié a tierra en la puerta del castillo, lo recorrió detenida-
linea—Dios guarde á V. Iv muchos anos. Hernani 13 de mente , y examinó en seguida todas las fortificaciones da
Setiembre (b I i Excmo. Sr.— Bartolomé de Guibelalde.
Excmo. Si'. Secretario de Estado y del Despacho tle la t/uerra.
la plaza ; ios cabildos acompañaron á S. M. durante su per-
manencia : la compañía do grinaderos del ti." batallón, y
otra de paisanos armados estaban < ubriendo la carrera.
S. »1. continuó después a la casa forlilicada de Torre-alta;
examinó la posición donde se dio la gloriosa acción del 11
de Julio, en q u e fue batida la legión anglo-cristiua; y \ o l -
^mmh WWtML
Habiéndose servirlo el REY N . S. determinar pasar viendo al camino real, regresó a ü y á r z u n á las dos de la
personalmente al campo de San Sebastian a reí onocer su larde, en donde comió después de haberse enterado de las
linca y la ilcl Vidasna , emprendió MI marcha a las dos de fortificaciones del pueblo. A las cuatro emprendió de nuevo
la larde del hiñes I'2 del corriente desde su Cuartel Real la marcha al monte de S . M a r c o s , y desde este punto for-
de Tolos.1, acompañado de S. A. !i el perenísimo Señor I n - tificado y dominante oxaminó S. \ 1 . las lineas formadas des-
fante I). Sebastian Gabriel , con muy corta servidumbre , 20 de el puolo de San Francisco hasta el alio de Pasa-
cabalbis de escolta de su Guardia de honor de caballería ges, y en seguida se dirijio a Hernani, donde fué saludado
v una compañi-, de la do infantería; y pasando por los pue- por la artille lia del reducto del cementerio y convenio d e
blos de I i u r a , V ¡babona , Atidoain y Tjrnieta en mi dio de monjas: hubo iluminación general, y ruinaba la mayor ale-
iií'lamacinnes gi nerales , llegó á las cinco a Hcrnuni , á cuya gría en los habitantes, que a porfia victoreaban á su REY. tante dosis de radicalismo , republicanismo , motines y sedi-
eiiiraila se hallaban c¡ Comandante general de. la Provin- El miércoles Í4 á h.s siete y media de la mañana pasó S. M. ARTICULO DE OFICIO. ciones : eslámos expuestos á infestarnos mas y mas con lo
cia con todo su ¡v M. ¡ el Gcfe de la segunda brigada; a ia iglesia parroquial por medio de un numeroso concurso; que se nos arrime d e la fermentación española. Estos fra-
asistió ii la Misa, y concluida montó i caballo, y se diri- ternizadores , enseñados al uso de las armas de fuego , van í
el B." batallón guipiizcuano; las ;.utc,i¡dades , y un inmenso
jio, acompañado siempre de S. A. R . , á la altura de Oria-
<S\ tAv. ¿taue Jw novedad en ¿u, esparcirse en la sociedad, para enseñar ademas de sus antiguas
gentío que victoreaba ¡i su Soberano con las m,:s sinceras
muestras de entusiasmo. S. 81. continuó su man ha enterán- mendi á examinar la batería que se, ha construido en su maldades, los cánticos sublimes del bullicio constitucional,
dose exactamente de la posición de la plaza de San Sebas- coronamiento, y las densas defensas hechas en toda la linea. mi/¿or£an6e daíua. que aprenderán de sus sanguinarios aliados, sino se les reti-
tian y situación de nu *tra linea y ¡a de los enemigo.-, S M. se detuvo por roas de una hora , enterándose de los ra l u e g o . . . La revolución francesa se atribuye á la cooperación
llegando a las seis y inedia á Oyárzun , donde igualmente puestos avanzados del e n e m i g o , los punios que éste ocupa, de Francia con los Estados del Norte de América , cuando
y los en que se halla m u s i r á linea establecida desde el De igual beneficio disfruta S. A. R. el Serenísimo Señor se rebelaron contra su metrópoli. Las semillas de la igualdad
fué recibido con la mayor ansiedad per una numerosa con- Infante D O N SEBASTIAN GABRIEL.
currencia, Ayuntamiento y Cabildo, coyas corporaciones, monte de Igueldo , Lasarte , Oriaincndi , Loyola, Amezaga- y de los derechos del hombre , produgeron el fruto de m i -
asi como las de Hernani, tuvieron la honra tic ser recibi- ñ a , S. Marcos, R e n t e r í a , Lezo y alturas de Aizquibel, y serias y asesinatos, que derrocaron la monarquía, y llevaron
das por S. ¡W. con la benevolencia que le caracteriza: y en seguida bajó a H e r n a n i ; se apeó en el convento de Madres la desolación basta los extremos de aquel país desventurado.
pernoctando en esta \ ilia!, asisiió á la Misa en su iglesia Agustinas, en cuya huerta se halla colocada una batería con 3
piezas, y después de haberla examinado, y recorrido el cir- Las últimas noticias que se han recibido de Salzburno ase-
parroquial a h.s ocho d e la mañana del martes ¡ 3 , partien-
culo de ia ciudad, se detuvo en la batería del cementerio, guran, (juc continuaban en aquella Ciudad sin lamenor novedad El estado de la España , dice el Herald del 30 de Agosto,
do acto continuo en m i d i ó de repelidos vi;teres y acla-
examinando las tres piezas de batir de a 18 y 3-2 , la posi- en su importante salud S. A. R. el Serenísimo Señor PRINCIPE presenta una amplia y melancólica convicción de las funestas
maciones y con el mismo acompañamiento á I r u n , á cuya
ción y demás circunstancias con que se hallan establecidas, DE AsTUtüAS , los Serenísimos Señores Infantes Don JtJAN consecuencias de la cuádruple-alianza y de la intervención
vista llegó a las nueve y media de la mañana, siendo r e -
regresando después a Palacio, donde admitió á besar su Real C A R L O S y Don F E R N A N D O M A R Í A , SU Augusta Tia la Sere- extranjera. En la menguada época para el honor de Inglater-
cibido por ambos Cabildos, el Comandante de las fuerzas
mano al Comandante general, E. M. , gefes y oficiales d e nísima Señora infanta Doña MARÍA T E R E S A , y la Serenísima ra y bien-estar de España , cuando los ministros ingleses q u e -
del Yidñsóa, la compañía de cazadores l e ! (!." batallón y
los cuerpos que se bailan cu aquel punto. A las tres y media Señora Infanta Doña MARÍA AMALIA. brantaron su preconizado principio de ÍIO intervención , m e z -
una de paisanos armados. S. T.l- se dirijió desde luego al
reducto denominado del P a r q u e , donde existen cuatro pie- emprendió ;•>. M. su marcha con S. A. R. de regreso a clándose en la solución de una cuestión , que según siempre
cas de gra^sfi calibro, y lo examino todo minuciosamente, Toe sa , dejando encantados con su nunca interrumpida afa- hemos declarado, pertenecía únicamente á la nación españo-
llamando con especialidad su Soberana atención el nuevo bilidad a las tropas y habitantes tle aquellos contornos, aun- la el decidirla , manifestamos francamente nuestra opinión so-
modo de habilitar á las piezas de muñones. Desde el re- que con el sentimiento tic DO gozar por mas tiempo de su P A R T E N O OFICIAL. bre la marcha política que se seguia , cuy a opinión no hemos
ducto bajó S. M s la Villa, cuyas calles estaban intransi- Real presencia Ha seguido a S. M. el Sr. Ministro Uni- tenido motivo para alterar desde entonces. La Inglaterra d e -
versal con los Secretarios del Despacho de la Guerra y do Noticias extranjeras. — INGLATERRA. bía haber permanecido neutral durante la contestada sucesión
tables por el .numeroso gentío que había concurrido de todas
Estado. á la corona , hasta tanto que la nación española hubiese d e -
partes a disfrutar del icgorijo y s^lis acción de aquel v e -
Extracto de una carta de San Sebastian de 18 de Agosto in- cidido á quien elegia por su Soberano. No tenemos necesidad
cindario. \ ¡sitó la maestranza, el hospital militar y la ca-
serta en el Morning Post del 27 del mismo.—Si se hallara en de citar á Watel , Puflendorf, ni ningún otro jurista , para
t e r n s , y montando a caballo , siguió ia marcha á la ciudad S. M . se ha dignado conceder algunas gracias h los sol- establecer la proposición : que toda nación independiente tie-
esta ciudad el entusiasta mas acalorado de Isabel segunda, y
de Fuentervabía á las once. La salva de artilb ría de la plaza, dados, sargentos, oficíales y geles de la división guipuzcoana, ne derecho para elegir su propio Seberano , ó que el legisla-
viera lo que pasa por espacio de medio dia con los de las ca-
el repique general de campanas y las no interrumpidas en testimonio de lo satisfecho que se halla de ia disciplina, dor dado á un pueblo por una intervención extranjera , es un
sacas coloradas n o hay duda que volvería disgustado, y abju-
aclamaciones con que esplicabau su amor y decisión , no valor y lealtad de tan decidido ejército; asi como del celo intruso , y no un gefe elegido por la nación
raría una causa defendida por semejantes campeones. Hablan-
••lamenta los habitantes de la ciudad, sino los de lodos del Comandante general, al cual se ha servido nombrarle do con claridad , ni la vida ni la hacienda están seguras de Sin entrar en la cuestión de la legalidad del poder q u e
los caserías j hasta los labradores, t e e abaaúoaaadu sus Gran Crez d e la Real orden de Isabel la católica. la rapacidad de los pillos , que forman la legión llamada ma- asumió F e m a n d o \ \ \ para alterar la sucesión al trono, obran-
lamente inglesa : hasta tal extremo ha llegado su insubordina- do conforme a su despótica voluntad , é insistiendo en las
ción. Algunas personas de poca previsión se lisonjeaban (¡ue cortes del reino para que aprobasen su decreto sin permitir
el general Evans los pondría en orden cuando volviese , en discutirlo ; sin entrar , lo repetimos , en los méritos legales d e
la persuacion sin duda de que habiendo dirigido la chusma la cuestión enlabiada , suponemos que la opinión está dividi-
de \\ estminster, podría hacer lo mismo con estas gentes ; pero da en España en cuanto á la validez del acta de Fernando
hay chusmas de diferentes graduaciones . y los legionarios son que trasliere a su hija la herencia d e la corona , que la l e v
tan eminentemente superiores á sus hermanos de Covent anterior designaba a Don Carlos. Estando pues dividida la opi-
garden en la violación de las ley es , como uno que ha r e - nión sobre una cuestión , que el mismo Lord Palmerston a d -
cibido la sentencia de siete años de trasportación p u e d e * j a c - mite ser esencialmente nacional , debe prevalecer la opinión
tarse de supremacía sobre un raterillo q u s tan solo ha sido de la mayoría tle la nación. Esta opinión de la mayoría h u -
condenado a trabajar algunos meses en una tahoua. biera ya prevalecido hace mucho , con tal que la intervención
extranjera no hubiera servido para alimentar la guerra civil,
manteniendo una especie d e equilibrio entre las partes con-
Según la correspondencia de todos los periódicos, dice el tendientes. Si la mayoría de la nación esta realmente en fa-
- Morning Post del 30 , al panucaría constitución en la ciudad de vor de la altera-ion de sucesión de Don Carlos v su linea,
EN LA IMPRENTA REAL.
San Sebastian , los soldado; ingleses embriagados formaron una a Isabel y sus descendientes , esta misma mayoría se halla se-
parte m u v activa en aquella Hirieses solemnidad . fraternizan- guramente capaz de sostener á la niña sobre el t r o n o , y
do cordÍ3lmente con los autores de la revoló ion. Será esto hacer q u e su titulo sea respetado por la minoría sin necesi-
una desgracia para la Inglaterra cuando los vandidos t b i dad tic intervención extranjera ; pero si Don Cario, es consi-
ral Evans regresen á su país. Como si no tuviéramos aquí bas- derado corno legitimo heredero por la mayor parte de la na-