You are on page 1of 18

Secuencia 2. Cálculo de áreas de polígonos

Orientaciones para el profesorado

P
P

La Geometría ha tenido siempre un tratamiento importante en el currículo de Matemáticas, pero en algún momento se ha acabado reduciendo a la aplicación de unos algoritmos para el cál- culo de longitudes, áreas y volúmenes. Esta situación da lugar a que el alumnado tenga una difi- cultad importante en el desarrollo de sus capacidades de percepción geométrica, lo que le dificul- tará imaginarse las situaciones contextualizadas que tendrá que resolver en su vida cotidiana. Esto nos lleva a pensar que la Geometría que debe hacerse en Educación Secundaria Obligatoria ha de ser experimental: debe pedir al alumnado que manipule los objetos geométricos, los traslade, los corte, los superponga, etc., para llegar a inducir propiedades y encontrar las fór- mulas que necesitará para realizar cálculos posteriores. Bajo esta premisa queremos plantear la actividad sobre el cálculo de áreas de polígonos. A pesar de que la actividad está pensada para ser realizada con el programa GeoGebra, tam- bién sería conveniente que algunas figuras se llevaran a cabo con los distintos instrumentos de dibujo y medida (por ejemplo: el triángulo, el rombo y el romboide), para que el alumnado llegue a tener soltura y dominio con ellos. El alumnado podrá constatar la gran potencialidad que tiene el programa GeoGebra, pues ade- más de dibujar los objetos matemáticos fundamentales —segmentos, polígonos y circunferencias— el programa permite dibujar paralelas, perpendiculares, trasladar y girar, ampliar y reducir figuras, etc. Asimismo, proponemos al alumnado que antes de realizar cualquier acción geométrica intente contar cuántos cuadraditos de 1 cm 2 forman la figura —en definitiva, que aproximen el valor del área—, aunque en algún caso tengan que completar cuadraditos que están divididos. Para poder ver estos cuadros en la plantilla tienen que tener activada la opción «Cuadrícula», a través del Menú «Visualiza» o mediante el botón derecho sobre la ventana gráfica. Esta técnica básica para calcular áreas tiene que ser vista como una posible ayuda para tener, en algunas situaciones, una aproximación del área de figuras poligonales irregulares.

Actividad «Cuadrado»

Iniciamos la actividad de cálculo de áreas de polígonos con el caso particular del cuadrado. Aunque ya sabemos que el alumnado conoce la fórmula para calcular su área, al poder construir muchos cuadrados estamos seguros de que el recuento de cuadraditos le servirá para tener una memoria comprensiva sobre el cálculo de áreas de las figuras básicas. La manera que proponemos para construir un cuadrado, sobre todo cuando se realiza siguiendo los ejes de la cuadrícula, no es la habitual. Sin embargo, es la que posteriormente per- mitirá desplazar los vértices del cuadrado y comprobar qué le pasa a la figura al moverlos mientras obtiene tantos cuadrados como desee. Una vez hayan variado la dirección de los lados del cuadrado deberán aplicar el «Teorema de Pitágoras» para calcular el lado y posteriormente su área. Quizá sea necesario recordar el Teorema y trabajar algunos ejemplos previos. Es importante que los alumnos y alumnas escriban con sus propias palabras todos los razo- namientos que han ido haciendo y los comparen con los que han escrito sus compañeros y com- pañeras, para asentar los conocimientos.

PRAXIS

22

Actividad «Rectángulo»

En el caso de la construcción de un rectángulo seguiremos los mismos pasos que para el cuadrado.

Actividad «Triángulo»

Continuamos con el cálculo del área de un triángulo cualquiera; quizá sería interesante que cuando el alumnado hubiera realizado la actividad con este triángulo, la repitiera sin ayuda del pro- fesorado con un triángulo rectángulo y también con un triángulo obtusángulo, en distintas posicio- nes. Comprobarán que siempre se obtiene el mismo resultado. Como hemos indicado anteriormente, es importante que, aunque las relaciones entre triángu- los y rectángulos que aparecen en el dibujo se vean fácilmente, escriban en su libreta las relacio- nes que vayan encontrando y la fórmula hallada para calcular el área del triángulo.

Actividad «Romboide (paralelogramo en general) y rombo»

Respecto al cálculo del área del romboide —al que llamaremos «paralelogramo general»— iniciamos la actividad con el dibujo de uno de ellos de forma similar a la emprendida con el cua- drado, el rectángulo y el triángulo. En este caso, no obstante, introduciremos primero una manera de definir la traslación de un punto mediante un vector, lo que se hace en la casilla «Entrada» que hay en la parte inferior de la pantalla, y una nueva aplicación de la herramienta «Desplaza» para trasladar una figura mediante el vector definido y poder comprobar que el área del romboide es igual a la del rectángulo, aunque la altura del romboide no coincide con uno de sus lados. Pasamos a continuación a buscar el área del rombo y utilizamos la posibilidad de desplazar sus vértices para tenerlo dibujado en diferentes posiciones y llegar finalmente a la idea de que las diagonales son perpendiculares a los ejes de la cuadrícula (que es la forma más habitual de dibu- jarlo). En este caso hacemos que el alumnado, además de calcular el área contando cuadraditos, visualice el rombo descompuesto en diferentes figuras, lo que le ha de permitir calcular su área conociendo la fórmula del área del triángulo. Finalmente, y para que encuentren la fórmula general del área del rombo, pedimos que lo dibu- jen inscrito en un rectángulo para que se den cuenta de que las medidas de las diagonales del rombo son iguales a las dimensiones de los lados del rectángulo circunscrito y a partir de aquí podrán deducir su área.

Actividad «Trapecio»

Para el caso del cálculo del área de un trapecio utilizaremos la nueva herramienta «Reflexión de un objeto dado el punto de simetría central», además de la traslación de figuras, para construir un rectángulo de área doble de la del trapecio inicial, y de base la suma de las dos bases del trapecio inicial, lo que les ha de permitir deducir la fórmula del área del trapecio. Creemos importante que cuando se realizan estas actividades el alumnado reflexione siempre sobre cuáles son las medidas que necesita conocer para poder calcular el área de la figura corres- pondiente: es decir, para conocer el área de un rombo no nos es de utilidad conocer la longitud de sus lados, pues es fácil comprobar con el programa GeoGebra que con la misma medida se pueden dibujar infinitos rombos y de diferente área. De igual forma, en el caso de un romboide sólo necesitamos conocer la longitud de un lado y su altura, pues con la misma longitud de sus dos lados hay infinidad de romboides que no tienen la misma área.

PRAXIS

23

También tienen que seguir trabajando con el programa para que razonen sobre cómo podrían

calcular el área de los cuadriláteros en general, utilizando el método de triangulación.

Ese mismo método les ha de servir para calcular el área de cualquier figura poligonal que no sea

regular (pues para estas ya han deducido las fórmulas más rápidas de utilizar que la triangulación). Podría ser interesante hacer una puesta en común con los alumnos y alumnas para que expliciten estos razonamientos y entiendan por qué en algunos casos hay fórmulas específicas para el cál- culo del área y en otros casos no. Un caso especial es el cálculo del área de un polígono regular de n lados: aunque se puede hacer triangulando en (n – 2) triángulos, la manera más cómoda es descomponiendo el polígono en n triángulos isósceles iguales con un vértice común en el centro del polígono. De esta

manera perciben que las medidas que necesitan son solamente la longitud del lado y la medida de la altura de dichos triángulos y que sólo han de calcular el área de un triángulo y multiplicarla por

n.

Si en 1º de ESO no se ha hecho la actividad de «Exhaución del círculo», encontramos una bue- na ocasión para realizarla en este momento, pues sería el colofón para una tarea de cálculo de área de figuras planas que finalizaría con una manera de calcular el área del círculo.

PRAXIS

24

Cuadrado

A
A

En esta Secuencia, utilizando el programa GeoGebra deducirás y comprobarás las fórmulas necesarias para realizar el cálculo de áreas de polígonos. Empezaremos por el cuadrado, ya que es el polígono más sencillo para aprender a dibujar y calcular el área de un polígono.

Dibujo de un cuadrado

  • a) Para dibujar un cuadrado móvil con GeoGebra, se puede proceder de la siguiente manera:

Con el botón derecho del ratón clica sobre la pantalla gráfica para dejar desactivados los ejes y activada la cuadrícula. Selecciona la herramienta «Segmento entre dos puntos» del tercer grupo y dibuja un seg- mento horizontal. Asegúrate de que los extremos quedan sobre los vértices de la cuadrícula y que su longitud es igual a 4 cm (cada cuadrado de la cuadrícula mide 1 cm de lado). Selecciona la herramienta «Circunferencia dados su centro y uno de sus puntos» del quinto grupo. Haz clic sobre el punto A y, a continuación, sobre el punto B. Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» del cuarto grupo y clica sobre el punto A y luego sobre el segmento AB. Selecciona la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo y haz clic sobre la perpendicular y después sobre la circunferencia. Se habrán marcado los dos puntos de inter- sección C y D. Selecciona la herramienta «Recta paralela» del cuarto grupo y haz clic sobre el punto C y sobre el segmento AB, consecutivamente. Se habrá dibujado una recta paralela al segmento AB que pasa por C. Traza a continuación una perpendicular al segmento AB que pase por B. Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» del cuarto grupo y clica de manera consecutiva sobre el punto B y el segmento AB. Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo y clica sobre la recta perpendicular anterior y la paralela al segmento AB que pasa por C. Se ha marcado el punto E. Por último, vamos a marcar claramente el cuadrado resultante. Elige la herramienta «Polígono» del tercer grupo y haz clic de manera consecutiva y por este orden sobre los puntos A, B, E, C y A. Observa que ha quedado resaltado el cuadrado que has dibujado.

  • b) Este cuadrado se puede mover fácilmente: elige la herramienta «Desplaza» del primer gru-

po y desplaza el punto B. Observa qué pasa si desplazas el punto A y si puedes desplazar el pun-

to C.

  • c) Por comodidad haremos invisibles algunas partes del dibujo.

Selecciona la circunferencia y con el botón derecho del ratón accede al menú para desacti- var la opción «Expone objeto».

Haz lo mismo con las rectas que son visibles y con el punto D para que sólo se vea el cua- drado.

Área del cuadrado

  • a) Es muy fácil calcular cuál es la superficie del cuadrado si los lados del mismo siguen la

cuadrícula. ¿Cómo lo harías? Coméntalo con tus compañeras y compañeros.

PRAXIS

25

Suponemos que te habrás dado cuenta de que es suficiente con contar los pequeños cuadra- dos

Suponemos que te habrás dado cuenta de que es suficiente con contar los pequeños cuadra- dos contenidos en el cuadrado principal. En el cuadrado que se ve en la figura anterior tenemos 16 pequeños cuadrados en el interior. Por lo tanto el área de este cuadrado es igual a 16 cm 2 . Observa que en la ventana algebraica de la izquierda tienes información sobre este cálculo. Los lados del cuadrado (a 1 , b 1 , c 1 y e 1 ) miden 4 cm. Por otro lado, también se observa la expre- sión P = 16, que nos indica que el área de este polígono es igual a 16 cm 2 . Es fácil ver que en este caso se cumple que la fórmula del área de un cuadrado de lado a es A = a 2 .

  • b) ¿Qué sucede si el cuadrado no tiene los lados verticales y horizontales?

Elige la herramienta «Desplaza» del primer grupo y desplaza el punto B hasta que quede como se ve en la figura siguiente:

Suponemos que te habrás dado cuenta de que es suficiente con contar los pequeños cuadra- dos

En este caso, puedes observar que la longitud de los lados ya no es un número entero. Si conoces el «Teorema de Pitágoras» puedes calcular cuál es esta longitud. ¿Te atreves? En cualquier caso, contando los cuadrados que quedan en el interior de la figura, juntando las partes de los cuadrados que no están completos, puedes calcular su área. Explica cómo lo haces.

  • c) Comprueba que el resultado coincide con la información de la ventana algebraica de la

izquierda. ¿Qué sucede en este caso si aplicas la fórmula? Coméntalo con tus compañeros y

compañeras. Repite el cálculo para diferentes posiciones del cuadrado y anota las dimensiones del lado y el área del cuadrado.

PRAXIS

26

Rectángulo

A
A

Seguiremos un proceso similar al del cuadrado para trabajar los siguientes aspectos:

– Dibujo de un rectángulo móvil. – Área del rectángulo.

  • a) En primer lugar vamos a dibujar un rectángulo mediante el programa GeoGebra.

Selecciona la herramienta «Segmento entre dos puntos» del tercer grupo y dibuja un seg- mento horizontal. Asegúrate, como antes, de que los extremos quedan sobre vértices de la cua- drícula. Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» del cuarto grupo y haz clic sobre el punto A y sobre el segmento AB. Elige la herramienta «Nuevo punto» del segundo grupo y, para fijar un punto sobre la per- pendicular, haz clic sobre ella de manera que dicho punto quede por encima del punto A y coinci- diendo con un vértice de la cuadrícula. Aparecerá el punto C. Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» del cuarto grupo para trazar una perpendi- cular a la recta anterior que pase por C y otra perpendicular al segmento AB que pase por B Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo y haz clic, consecuti- vamente, sobre estas dos rectas perpendiculares. Se ha marcado el punto D. Selecciona la herramienta «Polígono» del tercer grupo y clica de manera consecutiva y por este orden sobre los puntos A, B, D, C y A. Observa que ha quedado resaltado el rectángulo que has dibujado. Haz invisibles las tres rectas, siguiendo el mismo procedimiento que en el caso del cuadra- do, para que quede sólo visible el rectángulo. Desplaza, utilizando la herramienta correspondiente, los puntos A, B y C hasta conseguir un rectángulo de 4 cm de base y 3 cm de altura. La figura resultante debería ser parecida a:

Rectángulo A Seguiremos un proceso similar al del cuadrado para trabajar los siguientes aspectos: – D
  • b) ¿Cuál es el área de este rectángulo? Explica cómo lo calculas.

  • c) Desplaza los puntos B y C de manera que el rectángulo siga teniendo sus vértices sobre

los vértices de la cuadrícula y sus lados sean verticales y horizontales. Calcula en cada caso el

área y comenta cómo realizas ese cálculo.

PRAXIS

27

  • d) Deduce la fórmula precisa para calcular el área de un rectángulo de base b y altura h.

  • e) Desplaza los puntos B y C para llegar a:

d) Deduce la fórmula precisa para calcular el área de un rectángulo de base b y
  • f) Calcula el área de este rectángulo. Comprueba que el resultado coincide con la información

de la ventana algebraica de la izquierda.

  • g) ¿Qué sucede en este caso si aplicas la fórmula? Coméntalo con tus compañeros y com-

pañeras. Repite el cálculo para diferentes posiciones parecidas del rectángulo y anota las dimen-

siones del rectángulo y el valor de su área.

PRAXIS

28

Triángulo

A
A

En este apartado comprobarás la relación que hay entre las áreas del triángulo y del rectángu-

lo.

  • a) Para empezar vas a dibujar un triángulo cualquiera. Elige la herramienta «Polígono» del ter-

cer grupo y dibuja un triángulo como el de la figura:

T riángulo A En este apartado comprobarás la relación que hay entre las áreas del triángulo

Como ya sabes, tienes que clicar, consecutivamente, sobre A, B, C y A. En la ventana alge- braica de la izquierda tienes la longitud de los lados y el área del triángulo (P = 12 cm 2 ).

  • b) ¿Podrías calcular esta área contando los cuadrados del interior? Recuerda que debes tener

en cuenta también los trozos de cuadrados que quedan en el interior.

  • c) Desplaza los puntos A, B y C, y calcula de la misma manera las áreas de los diferentes

triángulos que vayan saliendo.

  • d) A continuación, vas a relacionar el área del triángulo con la de un rectángulo que lo contie-

ne:

Desplaza los puntos hasta que llegues al triángulo de la figura anterior. Elige la herramienta «Recta paralela» del cuarto grupo; clica, consecutivamente, sobre el punto C y sobre el segmento AB. – Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» y haz clic sobre el punto A y luego sobre el segmento AB. A continuación, repite el proceso para el punto B y el mismo segmento AB. De esta manera aparecen dos rectas paralelas que pasan por A y B, respectivamente, y son perpendicu- lares al segmento AB. Ya se puede observar el rectángulo que queremos construir. – Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» y haz clic sobre la recta vertical de la izquierda y luego sobre la horizontal. Repite el proceso para la recta vertical de la derecha y la mis- ma recta horizontal. Aparecen los puntos de intersección D y E. Selecciona la herramienta «Polígono» y haz clic, consecutivamente y por este orden, sobre A, B, E, D y A. Ya tenemos el rectángulo resaltado. Todavía vamos a dibujar otro elemento: la altura del triángulo. Elige la herramienta «Recta perpendicular» y haz clic sobre el punto C y el segmento AB (que es el segmento c).

PRAXIS

29

– Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» y haz clic sobre la última recta dibujada y el segmento AB (c). Aparece el punto F en la base del triángulo. Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos» y haz clic sobre el punto C y luego sobre el punto F. Haz invisibles todas las rectas auxiliares que hemos necesitado para hacer el dibujo hasta que llegues a:

– E lige la herramienta «Intersección de dos objetos» y haz clic sobre la última recta
  • e) Observa la ventana algebraica de la izquierda y verás que aparecen las áreas del triángulo

(P = 12 cm 2 ) y la del rectángulo que lo contiene (Q = 24 cm 2 ). ¿Qué relación hay entre estas dos áreas? ¿Es un hecho casual?

  • f) Analicemos mejor la figura. ¿Qué relación hay entre el área del rectángulo AFCD y la del

triángulo AFC? ¿Por qué?

  • g) ¿Qué relación hay entre el área del rectángulo FBEC y la del triángulo FBC? ¿Por qué?

  • h) A la vista de las relaciones que has encontrado entre las áreas de las figuras que has dibu-

jado, ¿te atreverías a deducir la fórmula que nos permite calcular el área del triángulo?

  • i) Desplaza los puntos A, B y C para representar figuras como estas:

PRAXIS

30

Calcula en cada caso el área del triángulo ABC, de manera intuitiva y utilizando la fórmula

Calcula en cada caso el área del triángulo ABC, de manera intuitiva y utilizando la fórmula que habrás deducido anteriormente. Comprueba los resultados con la información de la ventana alge- braica de la izquierda.

PRAXIS

31

Romboide (paralelogramo en general) y rombo

A
A

En este apartado deducirás varias fórmulas para calcular las áreas del romboide y el rombo. Empezaremos con el romboide.

Romboide

  • a) En primer lugar vas a dibujar un romboide móvil:

Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos» del tercer grupo y dibuja sobre la cuadrí- cula un segmento horizontal de 10 cm de longitud. Desde el punto B, dibuja un segmento no perpendicular a AB e inclinado hacia la parte superior derecha, de una longitud menor que la de AB. – Elige la herramienta «Recta paralela» del cuarto grupo y traza una paralela a AB que pase por C y otra paralela a BC que pase por A. Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo y haz clic consecuti- vamente sobre las dos paralelas dibujadas anteriormente. Aparecerá el punto D. Selecciona la herramienta «Polígono» del tercer grupo, y clica consecutivamente sobre los puntos A, B, C, D y A para resaltar el romboide dibujado. Haz invisibles las rectas auxiliares de la forma habitual. Elige la herramienta «Desplaza» y desplaza los puntos A, B o C para ver diferentes ejemplos de paralelogramo. Al final, llegarás a la figura:

Romboide (paralelogramo en general) y rombo A En este apartado deducirás varias fórmulas para calcular las
  • b) ¿Podrías calcular, contando los pequeños cuadrados del interior, el área de este romboi-

de?

Para deducir más fácilmente la fórmula de su área haremos algún recorte.

Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» y haz clic sobre el punto D y, a continua- ción, sobre el lado opuesto (a 1 ). Escoge la herramienta «Intersección de dos objetos» y clica sobre la perpendicular trazada y luego sobre el segmento a 1 . Aparece el punto E. Elige la herramienta «Polígono» del tercer grupo y haz clic sobre los puntos A, E, D y A. Repite el mismo proceso para los puntos E, B, C y D. De esta manera habrás construido dos nue- vos polígonos que son parte del romboide. Haz invisible la perpendicular que pasa por D y E.

PRAXIS

32

A continuación vas a construir un triángulo igual al AED para simular el recorte.

Elige la herramienta «Nuevo punto» del segundo grupo y haz clic en el exterior del romboide, a unos 5 cm del punto A. Aparecerá el punto F. Introduce en la casilla «Entrada» de la parte inferior de la pantalla, la siguiente expresión:

G = D + Vector[A, F]

Termina con «Intro». Repite la acción anterior con la expresión:

H = E + Vector[A, F]

Con estas dos acciones han quedado dibujados los vértices del triángulo FHG, que es igual al AED. Pero, además de esto, se consigue que cualquier variación de la figura inicial repercuta auto- máticamente en dicho triángulo.

Con la herramienta «Polígono», termina el dibujo del triángulo FHG. Elige la herramienta «Desplaza» del primer grupo y mueve el punto F. Observa cómo se des- plaza el triángulo sin modificar ni su forma ni sus dimensiones.

A continuación vas a construir un triángulo igual al AED para simular el recorte. – Elige

Selecciona en la ventana algebraica de la izquierda el polígono inicial P y con el botón dere- cho del ratón desactiva la opción «Expone objeto». Repite la acción anterior con el polígono Q, que es el triángulo inicial de la izquierda del rom- boide y con el punto A. Ahora el romboide ha quedado recortado. – Desplaza el punto F de manera que el triángulo FHG complete el romboide.

PRAXIS

33

– Desplázalo ahora para que el triángulo quede situado a la derecha del romboide. El romboi-

Desplázalo ahora para que el triángulo quede situado a la derecha del romboide. El romboi- de se ha convertido en un rectángulo.

– Desplázalo ahora para que el triángulo quede situado a la derecha del romboide. El romboi-
  • c) Como ya conoces la fórmula del área del rectángulo, fijándote en esta figura, ¿puedes

deducir ahora la fórmula del área del romboide? Coméntalo con tus compañeras y compañeros. Comprueba si la aproximación del área del romboide que has hecho anteriormente coincide con el resultado que has obtenido mediante la aplicación de la fórmula.

  • d) Si desplazas convenientemente los puntos B y C, puedes llegar a dibujar un rombo. Por lo

tanto, ¿cómo puedes calcular el área de un rombo?

Rombo

Vamos a ver cómo podemos calcular el área de un rombo conociendo la longitud de sus dia- gonales.

PRAXIS

34

  • a) En primer lugar, dibuja un rombo móvil:

Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos» del tercer grupo y dibuja un segmento horizontal de 5 cm. Selecciona la herramienta «Circunferencia dados su centro y uno de sus puntos», del quinto grupo, y clica, consecutivamente, en B y en A. – Elige la herramienta «Nuevo punto» del segundo grupo y haz clic sobre la circunferencia dibujada. Aparece el punto C. Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos» del tercer grupo y dibuja el segmento BC. Desplaza, utilizando la herramienta correspondiente, el punto C, si es necesario, de manera que este punto esté por encima del segmento AB y que este no sea perpendicular al BC. Elige la herramienta «Recta paralela» del cuarto grupo y haz clic sobre el punto C y sobre el segmento AB. Haz lo mismo con el punto A y el segmento BC. Elige la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo y haz clic sobre estas dos rectas paralelas. Selecciona la herramienta «Polígono» del tercer grupo y clica sobre A, B, C, D y A. – Haz invisibles, como siempre, los objetos auxiliares, para llegar a la figura:

a) En primer lugar, dibuja un rombo móvil: – Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos»

Como siempre, puedes desplazar los puntos A, B y C para ver rombos con diferentes posiciones y formas. Hazlo hasta llegar a la figura siguiente, en la cual también habrás dibujado sus diagonales:

a) En primer lugar, dibuja un rombo móvil: – Elige la herramienta «Segmento entre dos puntos»
  • b) Sin tener en cuenta las diagonales, intenta calcular el área del rombo sumando cuadritos y

compensando los que no están completos. Anota el resultado que encuentras.

PRAXIS

35

  • c) Fíjate ahora en las diagonales y comprobarás que han aparecido dibujadas otras figuras.

Habrás observado que se han formado cuatro triángulos rectángulos iguales; también podemos ver que hay dos triángulos isósceles iguales opuestos por la diagonal horizontal y dos opuestos por la diagonal vertical. Calcula el área del rombo numéricamente y con ayuda de los datos que te puede ofrecer el programa. ¿Qué relación hay entre la base de cada uno de ellos con una diago- nal? ¿Qué relación hay entre la altura de cada uno de ellos con la otra diagonal? Para asegurar tus respuestas deberías desplazar suficientemente los puntos A, B y C, para así observar diferentes casos.

  • d) Comenta tus respuestas y, a partir de ellas, deduce cuál podría ser la fórmula para calcular

el área del rombo conociendo la longitud de sus diagonales. Comprueba si la aproximación al área

del rombo que has hecho anteriormente coincide con el resultado que has obtenido mediante la aplicación de la fórmula.

  • e) Otra manera de deducir la fórmula del rombo a partir de sus diagonales es añadir un rec-

tángulo a la figura anterior de la manera siguiente:

Selecciona la herramienta «Recta perpendicular» del cuarto grupo y haz clic sobre el punto D y sobre la diagonal DB. Repite el procedimiento anterior para los otros vértices del rombo, de manera que aparez- can cuatro rectas que pasen por los vértices del rombo y sean perpendiculares a las respectivas diagonales. Señala las intersecciones de estas rectas utilizando la herramienta «Intersección de dos objetos» del segundo grupo. Aparecerán cuatro nuevos puntos: F, G, H y I. Construye con la herramienta «Polígono» del tercer grupo el rectángulo FGHI y haz invisibles las rectas auxiliares. Habrás llegado a una figura como esta:

PRAXIS

c) Fíjate ahora en las diagonales y comprobarás que han aparecido dibujadas otras figuras. Habrás observado

36

f) Observa que el rectángulo exterior está formado por cuatro rectángulos iguales más peque- ños que contienen partes del rombo. Por ejemplo, el rectángulo AGBE contiene el triángulo ABE, que es una parte del rombo. ¿Qué relación hay entre el área de cada uno de estos rectángulos y el área de la parte triangular del rombo que contienen? ¿Qué relación hay, por tanto, entre el área del rectángulo y el área del rombo?

g) Escribe la fórmula del área del rectángulo exterior en función de las diagonales del rombo y deduce la fórmula del área del rombo.

PRAXIS

37

Trapecio

A
A

Siguiendo procedimientos similares puedes llegar a deducir el área del trapecio. A continuación te damos algunas indicaciones para conseguirlo.

  • a) Debes empezar dibujando un trapecio como este:

T rapecio A Siguiendo procedimientos similares puedes llegar a deducir el área del trapecio. A continuación
  • b) Con la herramienta «Reflexión de un objeto dado el punto de simetría central» del séptimo

grupo, llegarás a:

T rapecio A Siguiendo procedimientos similares puedes llegar a deducir el área del trapecio. A continuación
  • c) Ahora introduce la instrucción:

Q = polígono[C’+vector[B,C],D’+vector[B,C],A’+vector[B,C],B’+vector[B,C]]

De este modo llegarás a:

PRAXIS

38

d) Calculando el área del romboide de la parte superior, podrás deducir el área del trapecio
  • d) Calculando el área del romboide de la parte superior, podrás deducir el área del trapecio

inicial.

  • e) El área de un trapezoide (cuadrilátero completamente irregular) y de un polígono cualquiera,

se puede calcular triangulando la figura y sumando las áreas de los diferentes triángulos que la for-

men. Comprueba cómo utilizarías este método dibujando un cuadrilátero irregular y un pentágono irregular.

  • f) El método anterior también se puede utilizar para los polígonos regulares pero, ¿crees que

podrías calcular el área de un polígono regular de 5 lados de una forma más rápida que triangu-

lándolo en 3 polígonos diferentes, como has hecho anteriormente? Intenta hallar esta manera más simple y enunciar la manera de calcular el área de un polígono de n lados explicitando qué medi- das necesitas conocer.

PRAXIS

39