You are on page 1of 1

No hay fuego semejante al deseo.

No hay nada que apriete tanto como el odio.

No hay nudo como el engao.

No hay cadena como el apego.

buda

El individuo ha luchado siempre para ser absrobido pr la tribu.

Si lo intentas, a menudo estars solo y a veces asustado.

Pero ningn precio es demasiado alto

Por el privilegio de ser uno mismo.

Nietzsche.

El pplacer es como ciertas sustancias medicinales:

Para obtener constantemente los mismos efectos,

Hay que doblar la dosis,

La ultima conlleva la muerte o el embrutecimiento.

Honor de Balzac.