Sie sind auf Seite 1von 8
Agronomía Efecto del tipo de labranza en las propiedades físicas del suelo bajo el cultivo

Agronomía

Efecto del tipo de labranza en las propiedades físicas del suelo bajo el cultivo de algodón en Turén estado Portuguesa

Effect of the soil preparation method over the physics soil properties on the cotton crop (gossypium hirsutum l.), Portuguesa state

Efeito do tipo de labranza nas propriedades físicas do solo baixo o cultivo de algodão em Turén estado Portuguesa

Aniceth Reina Manuel Guzmán Jesús Ávila M. María M. Anzalone

1

2

3

4

Recibido: 4-8-16; Aprobado: 25-3-17

Abstract

The effect of the soil preparation with Se evaluó la preparación de suelos con

minimum tillage (ML) and conventional

vencional (LC) en el cultivo algodón, so- tillage (LC) in the cotton crop, over the

bre contenido de humedad, densidad aparente, porosidad y resistencia a la

penetración, en las profundidades 0- tration resistance, those characteristics penetración, en las profundidades 0-

were evaluated at the 0-10,10- 20 and 20-30 cm depths, an experiment carried out at Turén, Portuguesa state, in 2012. A random field design was used, with three replications. Soil moisture showed statistical differences (p <0.01), at har- vest sampling for the three depth soil strata, the greater in ML treatment sug- gests that it stores moisture for longer.

medad por más tiempo. La densidad The apparent density showed differ- po. A densidade aparente mostrou dife-

ences (p <0.01) at the sowing sampling on the 0-10 and 10-20 depths, indicating that up to 20 cm depth decreased in LC treatment. Only macro porosity (MP)

Solamente la macroporosidad (MP), showed differences (p <0.01) at all de (MP), mostrou diferenças (p<0,01)

mostró diferencias (p<0,01) a todas las profundidades, a la siembra y a la cose-

cha, disminuyendo de siembra a cose- cha, siendo menor la disminución en (LM). La variable resistencia a la pene- tración (RP) mostró diferencia (p<0,01), en 10-20 y 20-30 cm al mo- mento de la siembra; y a 20-30 cm al momento de la cosecha; los bajos valo- res a la siembra se deben a que con la humedad hay poca resistencia, al com- parar con los mayores valores a cose- cha donde disminuye la humedad. Aun- que la Da y MP a la siembra favorece al LC en crecimiento de raíces, en ML la alta humedad y bajo RP en ese mo- mento compensan esa ventaja, permi- tiendo recomendar la ML, con menor

efecto negativo para el suelo. vantage,

Palabras clave: Algodón, preparación

30 cm depth soil strata at the sowing

difference (p <0.01), on 10-20 and 20- ção (RP) mostrou diferença (p<0,01),

depths, at planting and at harvest, de- creasing from sowing to harvest, the de- crease in LM being lower. The variable soil penetration resistance (RP) showed

renças (p<0,01) em semeia-a, estratos 0-10 e 10-20, indicando que até os 20 cm de profundidade diminui no trata- mento LC. Somente a macroporosida-

aparente mostró diferencias (p<0,01) en la siembra, estratos 0-10 y 10-20, in- dicando que hasta los 20 cm de profun- didad disminuye en el tratamiento LC.

physical properties of moisture content, bulk density, soil porosity and soil pene-

Resumen Se evaluó la preparación de suelos con mínima labranza (ML) y labranza con-

Resumo

mínima labranza (ML) y labranza con- vencional (LC) en el cultivo algodón, so- bre contenido de humedad, densidad aparente, porosidad y resistencia a la

10,10-20 y 20-30 cm, se sembró un ex- perimento en Turén, estado Portugue- sa, en año 2012. Utilizou-se um dese- nho de campo de blocos a esmo, com três repetições. A umidade de solo mos- trou diferenças estatísticas (p<0,01), na colheita para os três estratos de so- lo, ao resultar maior no tratamento ML sugere que aloja umidade por mais tem-

10,10-20 y 20-30 cm, se sembró un ex- perimento en Turén, estado Portugue- sa, en año 2012. Se utilizó un diseño de campo de bloques al azar, con tres re- peticiones. La humedad de suelo mos- tró diferencias estadísticas (p<0,01), en la cosecha para los tres estratos de suelo, al resultar mayor en el trata- miento ML sugiere que almacena hu-

a todas as profundidades, à semeia e à colheita, diminuindo de semeia a co- lheita, sendo menor a diminuição em (LM). A variável resistência à penetra-

em 10-20 e 20-30 cm ao momento de semeia-a; e a 20-30 cm ao momento da colheita; os baixos valores a semei- am-a devem-se a que com a umidade há pouca resistência, ao comparar com os maiores valores a colheita on- de diminui a umidade. Ainda que Da e MP a semeia-a favorece ao LC em cres- cimento de raízes, em ML a alta umida- de e baixo RP nesse momento com- pensam essa vantagem, permitindo re- comendar a ML, com menor efeito ne- gativo para o solo.

sampling; and on the 20-30 cm depth at harvesting time, the low values ​​at plant- ing sampling are due to the fact that the wet soil presents little resistance, when compared with the RP higher values ​​at harvest because the soil humidity de- creases, also was noted the tendency to increase when increasing the soil depth. Although Da and MP at planting time fa- vors the LC in root growth, since in ML the high humidity and low RP values at the same time, compensate for this ad-

allowing recommending ML, Palavras-chave: Algodão, preparação

with less negative effect to the soil. de solo, propriedades físicas.

de suelo, propiedades físicas. Keyword: Cotton, physical properties, soil preparation forms.

1 Ing°Agrón°. MSc. Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) de Portuguesa. e-mail:

aniceth@hotmail.com

.

2 Ing°Agrón°. Dr. INIA- Portuguesa. e-mail:

3 Lcda°Educ°Agrop°. INIA-Portuguesa. e-mail: javilaster@gmail.com

4 Ing°Agrón°. MSc. INIA-Portuguesa. e-mail:

manuelguzman1983@gmail.com

sancataldo65@gmail.com

.

.

GEOMINAS, Vol. 45, N° 72, abril 2017

37

A. Reina, M. Guzmán, J. Avila, M. Anzalone

crementan los poros mayores de

Las propiedades físicas del suelo el número de pases de rastra (la- 15 micras; además, a una mayor determinan la disponibilidad de oxí- branza convencional.) profundidad, la microporosidad fue

geno y movimiento de agua en su

perfil, estas pueden ser modifica- te, en el Chaco, Argentina (Prause que con la convencional. En otro

y Soler, 2001) observaron que el estudio para comparar formas de

valor de la misma fue mayor en la

tante repercusión en su estructura, siembra directa que en labranza tró los siguientes valores de poro- calidad bioquímica y en la fertili- convencional, coincidiendo con lo sidad total: arado con disco 57,4

encontrado por (Changas et al., 1994), quienes atribuyeron ese comportamiento a la forma tradi-

cional de preparación por el reite- croporosidad en las capas superfi-

ciales representa una interrupción en el ascenso del agua capilar, por

problemas de degradación física demasiado húmedo. En México, lo que durante las épocas en que

como compactación, erosión y se- llado superficial, trayendo como

consecuencia un enraizamiento su- ferencias en la densidad aparente medad en las capas más profun-

entre labranza cero y labranza con- vencional, tanto al inicio como al fi- nal del ciclo, con valores de 1,05 y

ductividad del cultivo. Algunos in- 1,30 Mg/m³, para labranza con- ner una mayor disponibilidad de

vestigadores señalan que en los sistemas donde se perturba al sue-

lo con el sistema tradicional, se franco arenosa, Bravo y Florenti- mite evaluar la oposición que pre- consiguen mejores propiedades fí- no, 1999, reportaron diferencias senta el suelo al desarrollo de las

sicas (mayor macroporosidad y conductividad hidráulica, y menor

densidad aparente) en la capa so- nal y a la conservacionista en to- compactas y/o a la baja porosidad,

das las profundidades estudiadas

sistemas conservacionistas. (Bra- observadas en el muestreo tem- ma de la densidad aparente, con-

vo et al., 1997). Pero desde el pun-

to de vista de la sustentabilidad y treo posterior, se observaron valo- las partículas del suelo, entre sostenibilidad y el uso del recurso res más bajos de densidad apa- otras. Al analizar la resistencia me-

rente en labranza mínima que en la- cánica, Bravo y Florentino, 1999, branza convencional. Cabrera et observaron que, indiferentemente

uso para las generaciones futuras. al., 1990, encontraron los mayores del sistema de labranza, los valo-

valores de densidad aparente a las

profundidades de 0 y 15 cm, res- mentan con la profundidad, tam-

genere un suelo que le ofrezca a pectivamente, con el sistema de la- bién encontraron que los valores

los cultivos bajos valores de densi-

dad aparente, bien aireados, dis- cambios en la densidad aparente tratamiento la labranza mínima

ponibilidad de agua, con buen dre- con diferentes implementos de la- más subsolado y residuos de cro-

naje y buena penetración y desa-

muestreo y las diferentes profundi-

La forma de preparación genera centaje del volumen del suelo no dades estudiadas. Los autores in-

fieren que la menor resistencia po-

rente, el espacio poroso, y la resis-

tencia a la penetración de las raí- tituido por 50 % materiales sólidos de humedad del suelo al momento

ces, igualmente condiciona la re- tención de humedad para los culti- vos. En Venezuela, al considerar a la humedad del suelo como conse- cuencia de la forma de prepara- ción, Hernández, et al., 2000, en- contraron mayor contenido de hu- medad con la siembra directa en la época lluviosa que con la labranza

convencional; por su lado, Frugu- que en sistemas convencionales, bra; además que con la labranza

además que la roturación de los re-

mínima se observan valores mayo-

menor proporción de macroporos

10-20 cm, al momento de la siem-

labranza mínima se presentó una tamientos en los estratos 0-10 y

branza mínima y no observaron

más bajos de este parámetro en el

res de resistencia mecánica au-

natural suelo, este no es un siste- ma racional ya que compromete su

tenido de humedad y el tamaño de

prano, mientras que en un mues-

metida a la labranza que con los

vencional y labranza cero, respec- tivamente. En un suelo de textura

agua. (Ospina et al., 2011). La resistencia a la penetración per-

se presenten déficits de agua, hay

Gutiérrez et al., 2001, después de

rado paso de las maquinarias agrí- colas cuando el suelo estaba aún

labranza (Lugo, 2000), se encon-

En relación a la densidad aparen- más alta con la labranza mínima

Introducción humedad del suelo al incrementar

das por la forma de preparación uti- lizada para la siembra, con impor-

dad. En los Llanos venezolanos se utiliza la labranza superficial alta- mente mecanizada para la siem- bra del algodón en condiciones de humedad no adecuadas, esto ha hecho que se manifiesten graves

%, arado de cincel y rastra pesada 55,6 % y 54,7 % con la labranza ce- ro. La presencia de una mayor ma-

seis años de manejo, detectaron di- una restricción de aprovechar la hu-

das. Bajo siembra directa ocurriría lo contrario, por lo que durante la época seca las plantas podrían te-

perficial en las plantas del algodón y alta proliferación de raíces en los primeros 15 cm, afectando la pro-

en el cambio de la densidad apa- rente entre la preparación tradicio-

raíces de los cultivos, la misma es causada por la presencia de capas

lo cual resulta del producto de la su-

En ese sentido, se pretende el uso de un sistema de preparación que

branza convencional. talaria en todos los momentos de

que el volumen del suelo está cons- dría deberse al mayor contenido

(45 % minerales, 5 % materia orgá- nica) y 50 % de espacio poroso, es- te último puede ser modificado con

del muestreo que a los valores más bajos de densidad aparente generados por dicho tratamiento.

la forma de preparación utilizada. En la investigación desarrollada

En ese sentido, Rivas et al., 1998, observaron que a menor profundi- dad estudiada, con el tratamiento

por (Rivas et al., 1998), encontra- ron que la variable resistencia me- cánica mostró diferencias entre tra-

rrollo de las raíces. El espacio poroso, se refiere al por-

modificaciones en la densidad apa- ocupado por sólidos, recordando

lleti y Centeno, 2005, detectaron

un aumento en la retención de la siduos orgánicos incorporados in- res que con la labranza convencio-

38

GEOMINAS, Vol. 45, N° 72, abril 2017

Efecto del tipo de labranza en las propiedades físicas del…

nal, debido a que al disturbar el suelo se reduce la re-

sistencia a la penetración. Asimismo, se observó que una fertilización al momento de la siembra de 300

a medida que se profundiza se incrementa la resis- kg/ha de una fórmula completa 12-24-12, equivalen-

tes a unos 36, 72 y 36 kg ha-1 de N, P205 y K20, res- pectivamente. A los treinta días después de la siem-

nas propiedades físicas de un suelo Vertisol durante bra se efectuó un entresaque dejando unas cinco

cuatro años de manejo (Gutiérrez et al., 2001) encon-

traron que la resistencia mecánica mostró diferencias 50.000 plantas.ha , en ese momento se realizó un

entre tratamientos; así, la labranza cero, al inicio del

reabono con úrea a razón de 150 kg ha-1, colocando

ciclo y a 10 cm de profundidad presentó valores de el fertilizante en bandas a 4 cm de profundidad. Se

1,5 MPa, mientras que en los tratamientos labranza convencional y labranza mínima más subsolado fue

menor que 1,0 MPa, al final del ciclo del cultivo. cha, a tres profundidades de suelo: 0 - 10; 10 - 20 y 20

- 30 cm, para estudiar las variables físicas: humedad, densidad aparente, porosidad y resistencia a la pene- tración, siendo procesadas según la metodología descrita por Pla (1983). La variables humedad, densidad aparente y macro- porosidad se determinaron mediante el método gra- vimétrico y posteriormente volumétrico, utilizando el cilindro de toma muestra tipo Uhland de 5x5 cm. Se tomaron tres muestras por tratamiento por repetición generando un total de dieciocho muestras, para el análisis de las muestras además se utilizaron la mesa de tensión y plato de porcelana de 0,1bar (Pla, 1977). Para la medición de la resistencia a la penetración se

Al observar que se puede producir un efecto negativo

sobre el suelo con la forma de preparación tradicional

plantas por metro lineal, para una densidad final de

herbicida sistémico Glyfosato (4 l.ha-1). Se aplicó

tencia mecánica del suelo. En otro estudio, evaluan- do el efecto de los sistemas de labranza sobre algu-

-1

realizaron dos muestreos de suelo, uno al momento de la siembra del cultivo y otro, al momento de la cose-

para cultivar del algodón (en términos de sustentabili- dad y sostenibilidad), se propuso comparar el efecto sobre el suelo que producen la mínima labranza ML y

la labranza convencional LC, sobre las variables físi-

cas densidad aparente, contenido de humedad, poro-

sidad y resistencia a la penetración de las raíces, que permita recomendar la de mejor desempeño para el suelo, para el cultivo y para la sociedad. El uso de ML para el cultivo de algodón en los Llanos venezolanos, permitiría hacer un uso más racional del recurso sue-

lo evitando su degradación, también permitirá incre-

mentar el conocimiento de los agricultores sobre la utilizó el penetrómetro de impacto con punta cónica

Mod. Plana, cuyos valores fueron transformados con la curva de penetrómetro de impacto (Pla, 1983) en Mpa/m³, correspondiendo a 1 unidad MPa a dos gol-

común en esa entidad. pes dados por el instrumento en cada punto.

Las muestras de suelos recolectadas se analizaron en el Laboratorio de Suelos de INIA Portuguesa, utili- zando la metodología de Pla (1977). Con los valores del peso del suelo obtenido mediante

tal de Turén (INIA), estado Portuguesa, Venezuela; este método, se determinaron la densidad aparente

ubicado geográficamente en las coordenadas (ecuación 1) y porosidad (macro y micro poros) del

Materiales y métodos Área de estudio La investigación se realizó en el Campo Experimen-

mínima labranza, la cual se pudiera utilizar para culti- var otros rubros como el maíz, girasol, soya y algunos otros que forman parte de la rotación de cultivos más

9 16'49'' latitud norte y 69 57'14'' longitud oeste, y a una altitud de 215 m.s.n.m; durante el ciclo de siem-

bra del año 2012 (julio 2012-febrero 2013). El clima croporosidad (ecuación 5). (Pla 1983). de la zona corresponde a clima tropical de sabana, se- Densidad Aparente (Da) = a / v (1+W/100) (1) gún Köppen (Wikipedia, 2017); y está caracterizado Donde, (a): peso de suelo; W: % de humedad; v = por una precipitación promedio anual de 1.432 mm y volumen añadido (+- 50cc).

una temperatura media anual de 27,1

et al., 2007). Según este mismo autor, el suelo de esa M= macroporosidad y u= microporosidad;

localidad es un Inceptisol, clasificado como Fluventic B-Porosidad Total: a-(c+d)/d (3)

Haplustepts (francosa gruesa, mixta, isohipertérmi- V = % volumen del suelo. ; C.- Mp = a – v / v * 100 ca). El diseño de campo fue el de bloques al azar, con (4)

tres repeticiones, teniendo la unidad experimental una superficie de 360 m , con hileras de 10 m, sepa-

radas a 1 m, cosechándose para el estudio 8 m de las donde Ds=Densidad real del suelo y Da=Densidad treinta y cuatro hileras centrales. Se evaluaron 2 tra- aparente del suelo (5) tamientos de preparación del suelo para la siembra: Donde v › 15µ; corresponden a los macroporos

Para realizar los análisis estadísticos fue utilizado el paquete Statistics 8.0 (2017) versión libre.

(i) labranza convencional (LC), consistente en cuatro pases de rastra a la profundidad de 20 cm, previo a la siembra, y (ii) mínima labranza (ML) o sin laboreo, consistente en plantar el cultivo sin preparación del suelo. Se sembró la variedad de algodón SN-290 de uso co-

mercial. Previo a la siembra, las parcelas fueron acon- treo de suelo en al campo antes de iniciar el experi-

dicionadas con un pase de rotativa y la aplicación de mento y procesados en el Laboratorio de Suelos del

Resultados y discusión En la tabla I, se presentan las características físico- químicas del área experimental resultantes del mues-

o

o

suelo (ecuación 2), porosidad total (ecuación 3), tam- bién se estimó el volumen de suelo (ecuación 4), y ma-

o C (Velásquez

Pt = M + u, a-Da= d/v (2);

a - Da = d/v; Da=densidad aparente, donde: Mp = Ds-Da/Da;

2

A. Reina, M. Guzmán, J. Avila, M. Anzalone

Tabla I. Característica físico-químicas del suelo en el Campo Experimental de Turén, estado Portuguesa (*)

en el Campo Experimental de Turén, estado Portuguesa (*) INIA-Yaracuy. El resultado del análisis de la

INIA-Yaracuy. El resultado del análisis de la varian- za se presenta en la tabla II, allí se puede ver el resultado de la compa- ración del efecto de los tratamientos estudiados, sobre las propiedades fí- sicas del suelo a las profundidades del suelo tanto al momento de siem- bra, como al momento de la cose- cha.

Contenido de humedad en el sue- lo En el experimento no se detectaron diferencias en contenido de hume- dad entre los sistemas de labranza al momento de la siembra en las tres profundidades de suelo estudiadas (tabla II), este comportamiento se atribuye a que la precipitación total durante ese año, previo a realización del estudio, fue de 1.574,1 mm, lo cual permitió recargar el perfil del suelo. Solamente se detectaron dife- rencias estadísticas (p<0,01) entre tratamientos al momento de la cose- cha, para los tres estratos de suelo, siendo ese contenido mayor con la forma de preparación ML (tabla III)

en las tres profundidades de suelo evaluadas, este comportamiento sugiere que esta forma de preparación de suelos permite almacenar más humedad en el perfil del suelo cuando ya no hay precipitación, lo cual es beneficioso para el algodón que al fi- nal de su ciclo dependerá de la humedad almacenada en el suelo, ya que en ese momento no ocurre precipi-

M: medio; A: alto; B.: bajo; MA: muy alto. (*) Laboratorio de suelo del INIA-Yaracuy, 2012.

Tabla II. Significación estadística de la comparación entre tratamientos sobre variables físicas de suelo. Campo Experimental Turén, estado Portuguesa, 2012.

suelo. Campo Experimental Turén, estado Portuguesa, 2012. DA= densidad aparente, NP= número de poros,

DA= densidad aparente, NP= número de poros, MP=macroporosidad, PT=porosidad total, H=humedad y RP=resistencia a la penetración. S=al momento de la siembra, C=al momento de la cosecha.

**=diferencias estadísticas al p<0,01, ns=no hay diferencias estadísticas.

40

GEOMINAS, Vol. 45, N° 72, abril 2017

Efecto del tipo de labranza en las propiedades físicas del…

Tabla III. Contenido de la humedad del suelo para los tratamientos de preparación de suelo estudiados a tres profundidades de suelo en algodón. Colonia Turén, 2012.

profundidades de suelo en algodón. Colonia Turén, 2012. tación. Estos resultados coinciden con lo reportado por

tación. Estos resultados coinciden con lo reportado por (Bravo y Florenti- no, 1999), quienes señalan que en el tratamiento ML hubo mayor almace- namiento de humedad al final de su experimento, contrariamente (Fru- gulleti y Centeno, 2005) encontraron mayor retención de humedad con LC al aumentar el número de pases de rastra. También, se observó que el conteni- do de humedad en el suelo en trata- miento ML, al momento de la cose- cha, tiende a aumentar a medida que se profundiza en el perfil aunque no

se encontraron diferencias estadísti- cas. La mayor pérdida de humedad en el tratamiento LC pudiera deberse a la roturación del suelo con los im- plementos de labranza, lo cual facilita el drenaje del agua. Esta mayor pérdida de humedad en el tratamiento LC, coincidió con los resultados obtenidos por (Hamblin y Tennat, 1981), (Frugulleti y Centeno, 2005) y (Ospi- na, 2009), quienes señalan que una mayor cantidad de agua puede drenarse para los tratamientos labrados y que esto permite que el agua se mueva más libremente. Este comportamiento refleja una de las ventajas de la preparación con ML sobre el suelo en lo referente a la conservación y acumulación de agua durante mayor período de tiempo.

(*) Medias de tratamiento con la misma letra son iguales de acuerdo a la prueba de MDS al 5 %.

Tabla IV. Valores promedio de densidad aparente (Mg/m³), para los tratamientos de labranza y épocas de muestreo. Colonia Turén, 2012.

de labranza y épocas de muestreo. Colonia Turén, 2012. ML=mínima labranza, LC=labranza convencional. (*) Medias de

ML=mínima labranza, LC=labranza convencional. (*) Medias de tratamiento con la misma letra son iguales de acuerdo a la prueba de MDS al 5 %.

Densidad aparente En la tabla IV, se nota que solamente se detectaron diferencias significati- vas (p<0,01), entre ML y LC en los es- tratos 0-10 y 10-20, tanto al momento de la siembra como en la cosecha (ta- bla II), y no se encontraron diferen- cias entre las épocas de muestreo; este resultado sugiere que al realizar la preparación de suelos hasta la pro- fundidad de 20 cm, se produce una la disminución del valor de la densidad aparente en el tratamiento LC al com- parar con ML. Los resultados de este

estudio difieren con lo reportado por otros autores (Cabrera et al., 1990), (Landìnez, 1996), (Bravo y Florentino, 1999), y (Gutiérrez et al., 2001), ya que en sus estudios detectaron dife- rencias entre épocas de muestreo con una disminución del valor de Da al momento de la cosecha en el trata- miento ML; igual razonamiento se deduce con los resultados de Prause y Soler, 2001, quienes encontraron mayores valores de Da en el sistema LC al momento de la cosecha, lo cual atribuyeron al paso de maquinaria pesada cuando aún el suelo estaba húmedo. El ligero incremento del valor de la Da (no se detectaron diferencias estadísticas) al momento de la cosecha, en todos los estratos, posiblemente se debe al proceso de compactación y reordenamiento de las partículas del suelo debido al peso de las mismas, coincidiendo con lo señalado por Onofiok, 1988 y Adeoye, 1982, al en- contrar mayores valores de densidad aparente en las mediciones finales de sus trabajos. En las capas más profundas del suelo, especialmente en el tratamiento LC, pudiera ocurrir la acumulación de partículas finas transportadas por el agua percolada desde las capas superiores.

Porosidad Se midió en términos de porosidad total (PT), macroporosidad (MP) y número de poros (NP) (Tabla V); sola- mente se detectaron diferencias significativas (p<0,01) para MP entre tratamientos a las tres profundidades de suelo estudiadas, tanto el inicio del experimento como al momento de la cosecha (tabla II); y aunque se ob- servó una disminución de los valores en el tratamiento MP desde la siembra a la cosecha, esa disminución no fue detectada estadísticamente; sin embargo, esta menor proporción de macroporos en el tratamiento LC coincide con lo señalado por Rivas et al., 1998 y Ospina et al., 2011. En consecuencia, la mayor macroporosi- dad del tratamiento LC, interrumpiría el ascenso del agua que se encuentra almacenada en las capas profun- das del suelo (Ospina et al., 2011), la cual no estaría disponible para el algodón, cuando se presente la ápoca

seca.

GEOMINAS, abril 2017

41

A. Reina, M. Guzmán, J. Avila, M. Anzalone

Tabla V. Valores promedios de porosidad total (PT) y macroporosidad (MP) para los distintos tratamientos de labranza y fechas de muestreo. Colonia Turén, 2012.

de labranza y fechas de muestreo. Colonia Turén, 2012. (*) Medias de tratamiento con la misma

(*) Medias de tratamiento con la misma letra son iguales de acuerdo a la prueba de MDS al 5%. ML = mínima labranza, LC=labranza convencional, MS = momento de la siembra, MC = momento de la cosecha, PT = porosidad total, MP = macroporosidad.

En relación a la PT no se detectaron diferencias estadísticas, los valores tienden a disminuir a cosecha y a ser menores en los dos primeros estra- tos en el tratamiento ML. Esta dismi- nución se puede originar por la ines- tabilidad de los agregados del suelo al impacto de las gotas de lluvias ha- ciendo que los poros grandes colap- sen, se tapen y disminuyan los valo- res de porosidad. Tales resultados coinciden con los obtenidos por otros investigadores como Adeoye, 1982, Onofiok, 1988 y Lindstrom y Onstad, 2006, los cuales señalan que el efec- to de los implementos de labranza so- bre las propiedades físicas del suelo es transitorio ya que, por efecto de

las gotas de lluvia, el suelo se re compacta y la porosidad disminuye.

Resistencia a la penetración

La variable RP, mostró diferencias estadísticas (p<0,01) a la profundidad 10-20 cm entre los tratamientos ML y LC, al momento de la siembra (tabla II), siendo mayor el valor para ML que LC (Tabla VI), esto se atribuye a la perturbación que se causa en el suelo con el tratamiento LC, lo cual favorece la penetración. Por su lado, para la profundidad de 20-30 (tabla II) se detectaron diferencias tanto al momento de la siembra como al mo- mento de la cosecha, para ambos tratamientos, siendo mayor para LC al momento de la cosecha. Este ma- yor valor a la cosecha pudiera deberse a que hubo arrastre de partículas desde los estratos superiores por percolación debido a la mayor porosidad, además del lógico reacomodo de las mismas. Los menores valo- res de RP al momento de la siembra (tabla VI) pudieran ser causados por el hecho que el suelo estaba húme- do y presentó poca resistencia, com-

parado con los mayores valores ob- servados a cosecha cuando había disminuido la humedad debido a la evaporación. En muestreo al mo- mento de la siembra también se ob- servó una tendencia al aumento de los valores de RP con la profundidad; similares resultados fueron reporta- dos (Rivas et al.1998) y Bravo y Flo- rentino, 1999. Establecer los valores óptimos de RP para algodón, resulta bastante complejo, ya que no se lo- gra definir una tendencia que permi- ta recomendar el crecimiento dentro de una franja de valores adecuados; Estos resultados coinciden con los

de Ospina et al. (2011) Coote y Mal- colm-Mcgovenrn (2006) y Florentino (1989), los cuales señalan que resulta difícil establecer en un suelo los valores óptimos y críticos que permita un desarrollo adecuado de las raíces de las plantas, debido a la estre- cha interrelación que existe entre la densidad aparente, humedad del suelo y resistencia mecánica. De acuerdo a lo establecido por Camp y Lund, 1968, quienes señalaron que con valores de RP mayores a 3 MPa, no hay penetración de raíces del algodón, además, que con valores RP de 0,7MPa, el algodón solo al- canza un máximo del 50 % de penetración de raíces; si este razonamiento se aplicara a los resultados de es- te estudio es de esperar que si las raíces tuvieran que crecer o penetrar en este suelo al momento de la cose-

cha, la penetración de las raíces sería nula.

Tabla VI.- Valores promedios de resistencia (MPa) a la penetración (RP), en los diferentes estratos estudiados. Colonia Turén, 2012.

en los diferentes estratos estudiados. Colonia Turén, 2012. (*) Medias de tratamiento con la misma letra

(*) Medias de tratamiento con la misma letra son iguales de acuerdo a la prueba de MDS al 5 %. ML= mínima labranza, LC= labranza convencional, MS= momento de la siembra), MC = momento de la cosecha.

Conclusiones y recomendaciones Como resultado del experimento se detectó que las variables estudiadas se comportan diferentes de acuer- do a la forma de preparación de suelos. La forma de preparación ML permite almacenar la humedad hasta la cosecha, favoreciendo al algodón hasta el final de su ciclo (promedio de 120 días), lo cual permite mejorar su rendimiento, que desde el punto económico y de la sociedad sería positivo, como también lo sería desde el

Efecto del tipo de labranza en las propiedades físicas del…

punto de vista de la sustentabilidad y sostenibilidad del suelo al no disturbar el mismo. El menor valor de Da y el mayor valor de los macro-

poros al momento de la siembra del tratamiento LC

vorece el desarrollo inicial de las raíces más que con

de la siembra directa y la labranza convencional en la estabilidad estructural y otras propiedades físicas de Utisols en el estado Guárico-Venezuela. Agronomía

Tropical, 50(1):9-29.

fa- Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA),

ML, pero en el caso de este último tratamiento, este efecto puede ser compensado por el mayor conteni- do inicial de humedad y a los menores valores de RP en ese momento, que facilitan el crecimiento de las raíces.

En relación con lo antes expuesto, se puede

reco-

mendar el uso de la ML para el cultivo de algodón en los Llanos venezolanos, ya que favorece al cultivo, al

Referencias bibliográficas

Adeoye, K. B. (1982). Effect of tillage depth on physical properties of a tropical soil on yield of maize, sorghum and cotton. Soil tillage, 2: 225-231. Ahmadu Bello Uni- versity, Zaria, Nigeria. Bravo, C. (1993). Efecto de diferentes sistemas de la- branza sobre las propiedades físicas del suelo y su in- fluencia en el rendimiento del cultivo de algodón (Gossypium hirsutum L.) en un Alfisol del estado Guá- rico. Universidad Central de Venezuela, Maracay.

Bravo, C. y A. Florentino (1999). Efecto de diferentes sis- temas de labranza sobre las propiedades físicas del

suelo y su influencia

sobre el rendimiento del algo-

dón. Bioagro, 9(3): 67-75. Bronick, C and R. Lal (2005). Soil structure and manage- ment: a review. Geoderma, 124: 3-22.

Cabrera S., A. Pérez y F. Morillo (1990). Evaluación de

prácticas de labranza en suelos representativos

del

estado Portuguesa. Memorias XIV Reunión de mai-

ceros de

la Zona Andina. FONAIAP-CIMMYT. Mara-

cay: 35-36.

(2017). Clasificación climática de Köppen. Re-

cuperado de

Https://es.wikipedia.org/wiki/Clasificaci%C3%B3n_clim

%C3%A1tica_de_K%C3%B6ppen .

(06/03/2017).

Revisado

Coote, D., C. Malcolm-McGovern, T. Wall; W. Dickinson, G. and Rudra (2006). Seasonal variation of erodibility indices based on shear strength and aggregate sta- bility in some Ontario soils. Can. J. Soil Sci, 68: 405-

416.

Florentino, A. (1989). Efecto de la compactación sobre

las relaciones hídricas en un suelo representativo

de

la Colonia Agrícola Turén. Universidad Central de Ve- nezuela, Maracay. Frugulleti, R y A. CentenoA. (2005). Evaluación de cinco tratamientos de labranza en el cultivo del Maíz (Zea

mayz L.) sobre bancales en un suelo Franco arcilloso

en Turén, estado Portuguesa. Memorias de la XIII

jor-

nada Científica del Maíz. U C V. Facultad de Agrono- mía. Maracay, estado Aragua. 146. Gutiérrez, M., V. Ordaz. , J Castellano, J. y A. Aguilar

algu-

nas propiedades físicas en un Vertisol, después de

cuatro años de manejo. Revista Terra Latinoamericana, 19 (1): 67- 74.

Hamblin, A. P. and D. Tennant (1981). The Influence of Till- age on Soil Water Behavior. Soil Science, 132:223-

(2001). Sistemas de labranza y sus efectos en

239.

(2000). Manual de Procedimiento del Laboratorio Pa- ra el Manejo de Muestras de Suelos. Landìnez, N. (1996). Labranza y sistemas de siembras en el maíz, su incidencia en características físicas y químicas de un Aquic Ustropepts. UNELLEZ, Gua- nare, Venezuela. Lindstrom, M. and C. Onstad (2006). Influence of tillage systems on soil physical. Journal of Soil Water Con- servation, 32: 149-152.

recurso suelo y a la sociedad. Lipiec, J., J. Kus and A. Nosalewiscs (2006). Soil porosity

and water infiltration as influenced by tillage methods. Soil. Till. Res, 89: 210-220. Lugo, J. (2000). Efecto de la labranza sobre algunas pro- piedades físicas del suelo y su incidencia en el com- portamiento del cultivo del maíz. Universidad Central de Venezuela, Maracay. Onofiok, O.E. (1988). Spatial and temporal variability of some soil physical properties following tillage of a Ni- gerian Paleustult. Soil Till. Res, 12: 285-298. Ospina, A. (2009). Evaluación de la calidad física e hidro- lógica del suelo mediante el uso de indicadores bajo diferentes sistemas de manejo en Turen, estado Por- tuguesa. Universidad Central de Venezuela, Mara- cay. Ospina, A., A. Florentino, L. Velázquez y D. Araujo (2011). Respuesta de las propiedades físicas del sue- lo después de 11 años de manejo bajo siembra direc- ta y rotación de cultivos en Turén, estado Portugue- sa, Venezuela. Rev. Fac. Agron, 37(2): 75-85. Pla, I. (1977). Metodología para la cartelización física con fines de diagnóstico de problemas de manejo y conservación de suelos en condiciones tropicales. Instituto de Edafología, UCV, Maracay. 108p. Pla, I. (1983). Metodología para caracterización física con fines de diagnóstico de problemas de manejo y conservación de suelos en condiciones tropicales. Rev. Fac. Agr, 32: 134- 145. Prause, J. y J. Soler, J. (2001). Cambios producidos en un suelo bajo labranza conservacionista y siembra di- recta de algodón en el Chaco, Argentina. Agric. Téc, 61: 15-20. Rivas, E., M. Rodríguez y U. Manrique (1998). Efecto de la labranza sobre las propiedades físicas y químicas del suelo y el rendimiento de maíz en los Llanos altos del estado Monagas. Revista Agronomía Tropical, 48 (2): 157-174.

Wikipedia

Statistics 8.0.(2017). It is a statistical analysis program you can use to quickly analyze your data. Rescatado

http://statistix.software.informer.com/8.0/

sado 01/06/2012. Torres, D., A. Florentino y M. López (2006). Indicadores e índices de calidad de suelo en un Ultisol bajo diferen- tes prácticas de manejo conservacionista en Guári- co, Venezuela. Bioagro. 18: 83 – 91. Velásquez, L.; M. León.; A. Cortez; F. Freitez, F.; M. Anza- lone; D. Araujo, D.; Pérez, J.; Reina, A.; Vilain, L. y J.

). Revi-

de (

Marquina (2007). Caracterización de la Estación Me- teorológica de Turén, estado Portuguesa. En: I Con- greso de Agrometeorología. Memorias. Maracay, Ve- nezuela.

Hernández, R., A. Florentino y D. López (2000). Efecto

GEOMINAS, abril 2017

43

GEOMINAS
GEOMINAS

Fuente: http://www.freepik.es/vector-gratis/fondo-realista-de-grifo-del-dia-mundial-del-agua_1050615.htm