You are on page 1of 9

Iglesia del Evangelio Completo de Yoido

Orador: Rev. YOUNGHOON LEE, Pastor Principal

Website: http://spanish.fgtv.com/, Seúl - Corea


Sermón dominical: 2008. 7. 20.

Otro Consolador
Juan 14:16-17 (NVI)
16
Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe
siempre: 17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve
ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en
ustedes.

Hoy quisiera entregarles el mensaje titulado “Otro Consolador” repitamos “Otro


Consolador, Otro Consolador”
Ahora vivimos en la era del Espíritu Santo. Sin el Espíritu Santo no podemos creer
en Jesús. El Espíritu Santo concientiza nuestro corazón cuando comenzamos a
creer en Jesús, cuando lo reconocemos y lo invitamos y cuando somos del Espíritu
Santo. El Espíritu Santo es la llave a la respuesta, la llave a los problemas. No
importa cuánto tiempo hayas sido un miembro de la iglesia, no se puede vivir una
vida victoriosa de gran alcance y de fe en este mundo pecaminoso a menos que esté
lleno del Espíritu. Cuando enfrenta un problema usted tiende a frustrarse. En este
mundo pecaminoso la única manea de vivir una vida poderosa, la primera solución
es el Espíritu Santo, segundo es el Espíritu Santo y la tercera es el Espíritu Santo.
Por favor sean llenos del Espíritu Santo. Cuando Jesús estaba dando la lección más
importante a los discípulos en el Aposento Alto antes de la crucifixión, lo podemos
encontrar en Juan, capítulos 14-16 esto es llamado la Enseñanza del Aposento Alto.
En este pasaje el énfasis en el Espíritu Santo es la llave.
Veamos primero.

1º Un Consolador se nos es dado

Jn 14:16 Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los
acompañe siempre
En el texto griego, un Consolador significa paracletos (uno que se llama a lado de
otro con el fin de ayudarle en modo alguno.) Especialmente para un caso penal en
un antiguo tribunal, era costumbre de tener al amigo más influyente de pie al lado de
la persona acusada y ayudarlo en todo. Esta persona defiende a su amigo sin recibir
algún pagado. Cuando el paracleto hablaba lo hacía como si estuviera
defendiéndose el mismo ante el tribunal. Cuando Jesús estaba en la tierra, se
convirtió en este tipo de consolador para sus discípulos. El se hizo cargo de ellos, él
los conforto, él los alentó, él les resolvió los problemas. Así que los discípulos
confiaban completamente en Jesús, pero cuando dijo que él se iría de este mundo,
1
estuvieron muy decepcionados. Jesús les dijo en Jn. 14:1-3 »No se angustien.
Confíen en Dios, y confíen también en mí.2 En el hogar de mi Padre hay muchas
viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un
lugar.3 Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes
estarán donde yo esté. Jesús les dijo que no tuvieran miedo, Jesús les dijo que iría a
prepararles un lugar para ellos y que volvería para llevarlos a donde él se
encontraría. Antes de su partida de esta tierra, É l prometió que enviaría a otro
consolador, que los ayudaría, protegería y enseñaría en Jn 14:16 Y yo le pediré al
Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre. Así como les
dije “otro Consolador” en el griego hay la palabra “Allos” el otro, el otro de dos, otro:
es decir, uno de la misma naturaleza, forma, clase, especie. Jesús prometió enviar al
mismo, al mismo Consolador (Paracletos - uno que se llama a lado de otro con el fin
de ayudarle en modo alguno). El Espíritu Santo es “Allos Parakletos”. El Espíritu
Santo es el mismo que Jesús, él está con nosotros, el Espíritu Santo es el espíritu de
Jesús. Cuando los discípulos recibieron al Espíritu Santo. El Espíritu de Jesús entro
en sus corazones, después de recibir al Espíritu Santo, somos recordados solo de
Jesucristo y su cruz. La verdadera plenitud del Espíritu Santo, es la plenitud de
Jesús. El apóstol Pablo que experimento la plenitud del Espíritu dijo: 1Cor 2:2 Me
propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de
Jesucristo, y de éste crucificado. Cuando recibimos al Espíritu Santo, el Espíritu de
Jesús viene a nuestros corazones, nos ayuda, nos conforta, y nos guía al camino de
gracia. Yo nací en la cuarta generación de una familia cristiana, cuando al principio
vine a Yoido Full Gospel Church, yo no sabía que el Espíritu Santo existía. Teníamos
altar familiar en casa todos los días, yo no sabía del Espíritu Santo. Pero cuando la
primera vez que vine al Yoido Full Gospel Church todo era diferente hasta el coro
cantaba diferente, mi trasfondo con la iglesia fue muy callado y santo, cuando vine
aquí el ambiente era muy liberador, hasta ese tiempo no había una iglesia como esta.
En estos días muchas iglesias están imitando a nuestra iglesia, hay gente
aplaudiendo, la gente está golpeando los tambores. Yo estaba asombrado. El pastor
Cho no estaba cansado, el hablaba muy rápido, yo no podía seguirle, necesitaba
estar concentrado para escucharlo, el estaba tan lleno del Espíritu, tenía tantos
mensajes que darnos por eso él hablaba tan rápido. Todos estaban llenos del
Espíritu, donde sea que el predica el habla del Espíritu. Yo no sabía del Espíritu, y él
siempre hablaba del Espíritu, cuando iba a la escuela dominical, todo el mundo
hablaba del Espíritu, mis maestros hablaban del Espíritu, así que en ese tiempo me
determine a recibir al Espíritu Santo, no sabiendo lo que el Espíritu Santo es, yo
estaba pidiendo por la llenura del Espíritu Santo. Dos años después recibí el Espíritu
Santo, en un servicio de avivamiento. Yo lo recibí, cuando lo recibí comencé a hablar
en lenguas, cuando ore, la verdadera diferencia fue en mi corazón, solo estaba
concentrado en Jesús. La persona que ha recibido el Espíritu Santo no puede dejar
de pensar en Jesús, por que el Espíritu Santo esta tan consiente de Jesús, así que
como podría olvidarse un pecador tan vil que él fue crucificado por mi y que él
derramo su sangre. Yo llore tanto, por la gracia de Jesús es tan grande, no podemos
dejar de clamar. Estos días nuestras vidas son muy convenientes, no tenemos este
tipo de corazón errante, somos uno con el Espíritu Santo. Cuando recibimos al
Espíritu Santo, Dios toca nuestros corazones no podemos dejar clamar. Le pido al
Señor que todos seamos llenos del Espíritu Santo.

2º El Espíritu de la Verdad

Jn. 14:17 É l les enseñará lo que es la verdad.


"Los que no creen en Dios y sólo se preocupan por lo que pasa en este mundo,
no pueden recibir al Espíritu, porque no lo ven ni lo conocen. Pero ustedes sí lo
conocen, porque está con ustedes, y siempre estará en medio de ustedes”.

El Espíritu Santo es el espíritu de la verdad, él nos abre nuestros ojos para ver el
reino de Dios y nos hace dar cuenta de la palabra de verdad. El Espíritu Santo es el
sucesor de Jesús como el Espíritu de la Verdad. La revelación del Espíritu Santo en
absoluto no es algo nuestro es de parte de Dios. Si nosotros leemos la palabra de
Dios sin el Espíritu Santo no podemos entenderlas pero si nosotros recibimos al
Espíritu Santo podemos entender lo que la palabra de Dios nos está hablando, él
puede ser como los anteojos para nosotros. A través de la palabra podemos darnos
cuenta de la salvación de Jesús. El Espíritu Santo nos da las enseñanzas de Jesús.
El nos guía por el camino de rectitud en Jn.16:13 Pero cuando venga el Espíritu de
la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino
que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir. El Espíritu Santo nos
enseña de Jesús que es verdad nos hace recordar a Jesús, testifica acerca de Jesús.
El Espíritu Santo nunca se exalta a sí mismo, el Espíritu Santo nunca quiere ser
glorificado, el quiere exaltar a Jesús en Jn. 14:26 Pero el Consolador, el Espíritu
Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les
hará recordar todo lo que les he dicho. Si recibimos al Espíritu Santo podremos amar
a Jesús apasionadamente y serás capaz de amar la palabra de Dios y solo pensaras
en Jesús, las enseñanzas de Jesús siempre serán recordadas en nuestros
corazones y podrás seguir la palabra de Dios.

El Espíritu de esa verdad habita en nosotros, esto es maravilloso. Déjenme


comentarle acerca del Espíritu que habita en nosotros

3º El Espíritu que habita en nosotros

Jn 14:16 Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los
acompañe siempre

Jesús dijo que él le pediría a Dios el Padre para que mandara a nuestros corazones
al Espíritu Santo, al Consolador. El consolador habita en nosotros por siempre desde
que nosotros aceptamos al señor Jesucristo, el está en nuestros corazones Jn.
14:17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni
lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes.
Ahora el Espíritu Santo habita en nuestros corazones esto también fue prometido en
el Antiguo Testamento en Ezequiel 36:27 Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré
que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes. El Espíritu Santo es para todos los
que creen en Jesús, esta es la confesión del apóstol Pablo Rom 8:11 Y si el Espíritu
de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que
levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por
medio de su Espíritu, que vive en ustedes. Alabado sea el Señor. Hay dos tipos de
casas en una vive un rey y en la otra vive un ladrón, una es llamada un castillo la
otra es llamada cueva de ladrones. El nombre de la casa es determinado por quien
está viviendo en ella. Asombrosamente en nuestros corazones el Espíritu Santo que
es Dios habita, así que somos la santa morada de Dios, somos su templo. Alabado
sea el Señor. 1 Cor. 3:16 ¿ No saben que ustedes son templo de Dios y que el
Espíritu de Dios habita en ustedes? Nosotros estamos viviendo con el Espíritu Santo,
somos el templo de Dios. Tenemos que cuidar este templo de Dios muy bien,
tenemos que protegerlo y cuidarlo. Si tú haces esto Dios será glorificado. A través de
nuestras vidas solo Dios tiene que ser glorificado, a pesar de nuestras fallas es muy
difícil pero Dios es el único que tiene que ser glorificado en nuestras vidas. Una
hermana se acerco a su pastor y ella no tenía fe, pero su hijo estaba muriendo de
una inflamación del hígado. Ella vino a la iglesia para que su hijo sobreviviera, y ella
y su hijo fueron salvos, recibieron el bautizo del Espíritu Santo. Ella estaba muy
emocionada por su hijo y ella fue al monte de la oración y al regresar a su pueblo
natal. Ella se dedico a la oración y el ayuno pero su hijo falleció. Ella no solo estaba
en shock pero también ridiculizada por los familiares no creyentes diciéndole: fue
innecesario dar tantas vueltas a la iglesia. Desde la mirada humana la situación fue
muy frustrante pero ella tenía un gran consuelo y animo del Espíritu Santo. Ella le
dijo al pastor: pastor aunque he perdido a mi hijo he sido salvada por Jesús y he sido
bautizada por el Espíritu Santo, mi hijo también fue salvo y bautizado. Creo que Dios
ha aceptado a mi hijo. Para ser sincera con usted un día antes de que muriera
mientras oraba hubo una voz de Dios que decía: he recibido a tu hijo. Pensé que se
trataba de que mi hijo seria pastor, pero se refería a su muerte. Dios quería que mi
hijo ya no sufriera mas, Dios quería que fuera al lugar con gozo eterno. A pesar de la
persecución de otros hay una paz que sobreabunda en mi corazón. A consecuencia
de que el Espíritu Santo la ayudo con ese sentimiento de debilidad, ella pudo tener
fortaleza y fe en el reino venidero. Incluso en medio de esa situación tan terrible ella
estaba glorificando a Dios. Este Espíritu Santo nos está ayudando, el reside en
nosotros, el es la fuente de la gracia, en Juan 4:14 pero el que beba del agua que yo
le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá
en un manantial del que brotará vida eterna. Esta agua que brota para vida eterna es
el Espíritu Santo; Y Juan 7:38-39 De aquel que cree en mí, como dice la Escritura,
brotarán ríos de agua viva. Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más
tarde los que creyeran en él. Hasta ese momento el Espíritu no había sido dado,
porque Jesús no había sido glorificado todavía. Por lo tanto si nosotros creemos en
el señor Jesucristo el Espíritu Santo esta brotando en nuestros corazones. Mientras
vivamos en este mundo necesitamos vivir nuestras vidas como personas espirituales,
vidas desbordadas por el rio del Espíritu Santo. No como cosa temporal sino como
un modo de vida, mientras brota esa agua y nos limpia y nos renueva, como el
mismo rio que lleva vida a toda la creación, debemos renovarnos todos los días. El
trabajo del Espíritu Santo continua fluyendo en nuestras vidas y podemos ser
cambiados a donde sea que vayamos la gente que conozcamos puede ser
cambiada. Esta puede ser nuestra vida, a través de nosotros la llenura del Espíritu
Santo se encuentra ahí, como el rio que revive toda la creación. Le pido al Señor que
todos seamos personas espirituales.

4º El Espíritu que da testimonio acerca de Cristo (Jn. 15:26).


Repitamos el Espíritu que da testimonio acerca de Cristo, el Espíritu que da
testimonio acerca de Cristo
Jn 15:26 »Cuando venga el Consolador, que yo les enviaré de parte del Padre, el
Espíritu de verdad que procede del Padre, él testificará acerca de mí. El Espíritu
Santo viene a nosotros y continua el trabajo de Jesús, el testifica acerca de Jesús, el
nunca se enaltece, nunca se jacta de sí mismo. Cuando nosotros nos auto
exaltamos, eso significa que nosotros no estamos llenos del Espíritu Santo. Si
somos llenos del Espíritu Santo no podemos oponernos al señor Jesús Jn 14:26
Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les
enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho. El enseña
acerca de Jesús, el nos hace ser testigos para difundir el evangelio de Cristo por
todo el mundo. Si nosotros recibimos el Espíritu Santo, no podemos no ser testigos
de Jesús Hch. 1:8 Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán
poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y
hasta los confines de la tierra. Yo deseo que todos nosotros seamos llenos con el
Espíritu Santo. Si Dios nos concede esta gracia podemos ser testigos de Jesús.
John Wesley fundador de la iglesia metodista, falló en su ministerio en los Estados
Unidos, y regreso en frustración. Estaba frustrado por su futuro, alguien lo invito a un
servicio de adoración, mientras estaba escuchando el sermón en una pequeña
iglesia acerca de romanos. Su vida cambio, ya no era un perdedor, el vivió como un
poderoso predicador toda su vida. Si recibimos el fuego del Espíritu Santo, nuestras
vidas pueden cambiar. El perdedor puede ser una persona exitosa, toda la maldición
será echada fuera y la bendición de Abraham será sobre nosotros. Si recibimos la
llenura del Espíritu Santo, hasta una persona tartamuda pudiera predicar el
evangelio. El mentor del pastor Cho, solía ser una persona tartamuda. A principios
del siglo XX el evangelista Evan Roberts trajo un gran avivamiento a Inglaterra. En
1904 el llevo a cabo un gran avivamiento espiritual. El trabajaba como minero, su
pelo y uñas siempre estaban llenos de polvo, no era elocuente, no era educado, pero
el único libro que conocía era la Biblia. Pero su corazón siempre estaba ardiendo
con pasión por Dios y su palabra. Cada que el oraba el Espíritu Santo venia sobre él.
Por años el joven Evan les predico a los jóvenes, el oraba para que el Señor lo
cambiara y que lo usara cada día. A la edad de 25 años el oraba mucho y fue
contratado por el propietario de una mina, donde sus compañeros fumaban y se
burlaban de todo mientras que el leía la biblia. Un día mientras Roberts oraba Dios le
revelo que traería un gran avivamiento a Gales y que este fuego se esparciría
comenzando desde el Reino Unido y se esparciría por todo el mundo. El estaba tan
emocionado que le pidió una oportunidad a su pastor para predicar pero su pastor no
le dio esa oportunidad al minero. É l le pidió a su pastor muchas veces y el pastor
renuente le concedió la oportunidad de predicar al ver la insistencia de Evan >> OK
Evan puedes predicar este miércoles por la tarde en el servicio solo si alguien se
queda a escucharte << Después del servicio 17 personas permanecieron
preguntándose qué es lo que pasaba. El joven pastor predico fervientemente su
mensaje fue simple: Primero, usted tiene que confesar todos sus pecados que
recuerde. Segundo, deshacerse de todos los malos hábitos que tenga. Tercero,
usted tiene que obedecer la guía del Espíritu Santo inmediatamente. Cuarto, usted
tiene que acercarse a las personas para testificarles del evangelio. Aunque su
predicación no fue grandiosa el Espíritu Santo vino sobre el pastor y sobre las 17
personas que se encontraban en el lugar y el corazón de todos estaba ardiendo con
la gracia de Dios. Al otro día más gente vino a escuchar el sermón del joven
predicador, y el fuego del avivamiento se esparció rápidamente. 30 días después un
poco más de 37 mil personas vinieron al frente para confesar sus pecados y 5
meses después 100,000 personas vinieron a la iglesia clamando de todas partes de
Gales y fueron bautizados. Como Dios escogió a Roberts, hubo un gran avivamiento.
Con himnos y alabanzas los estudiantes tenían sus reuniones de oración, los niños
tenían sus reuniones de oración. Comenzó a formarse un ejército de hombres de
oración. En una villa del ejercito de hombres de oración llamado “SALTE DE LA
CAMA” (get out of the bed) posiblemente se formo, porque entrada la noche o toda
la noche, ellos oraban toda la noche o Dios los sacaba de la cama arrepentidos por
sus pecados y el fuego del Espíritu Santo venia sobre ellos. En los juzgados, los
jueces y los abogados comenzaban a orar por los acusados y ellos aceptaban a
Jesús. El avivamiento surgió de la misma manera con los mineros. Los mineros
generalmente hablaban con malas palabras, sus palabras cambiaron, los animales
que cargaban las maletas dejaron de entenderles, y los animales no podían
obedecerles. En estos tiempos de milagros hubo muchos cambios en la iglesia, en
el Reino Unido un promedio de dos millones de personas aceptaron a Jesús.
Después de esto el avivamiento se esparció por todo el mundo. El avivamiento del
Yoido Full Gospel Church fue llevado a cabo exclusivamente por la llenura del
Espíritu Santo. En el pasado no había ningún pastor que hablara del Espíritu Santo
como nuestro pastor lo hizo. Si nosotros recibimos el Espíritu Santo entonces
podemos predicar. Cuando yo bien por primera vez al Yoido, la gente que asistía
eran dos mil-tres mil personas, pero aumentaba cada día, así que siempre pensé
que la iglesia estaba en avivamiento todos los días. Yo me acuerdo que había un
letrero enseguida del pulpito que decía “Señor mándanos un avivamiento, por favor
Señor un avivamiento, oremos por el avivamiento, por favor mándanos un segundo
avivamiento a este país, a toda Asia, a todo el mundo. El Espíritu Santo esta aquí
con nosotros, el está con nosotros, el nos trae la verdad, el nos capacita para
esparcir el evangelio. Se un testigo del Señor en Jesús.
Oremos, Señor tu eres lleno de amor y de gracia, amamos la llenura del Espíritu
Santo. Queremos ser llenos del Espíritu Santo, Señor queremos experimentar el
trabajo del Espíritu Santo, que nos cambie, te lo pedimos en el nombre de Jesús,
amen.