Sie sind auf Seite 1von 19
Un viejo drama humanitario recién descubierto que desnuda hipocresias e incapacidades politicas Filosofia de la liberacién: Zubiri, Ignacio Ellacuria, posimodernidad Entre el terror y la esperanza Evaluacién de desempefio docente en la educacién superior Cadenas productivas y gestién de la estrategia El paisajismo rural salvadoreiio en las visperas de las reformas liberales, 1860-1880, (II) 145 Disco |g) Edtorat Preto || Un velo drama humanitario recén descbierto que fee, OL isnis loess a tnespeckiadespotiins 147 ite, | Sy acum soa Masaaia J Astica | Cre tterts | | 2iyet pence da de oan de ake gnacto Bacria 155 Scie, |) Hector Sameur Fares oer | ‘Sioa for | Postmoderided y flosofia dela iberacin 185 uctinande Pro | oe tide Sammane wee | | finest erry teem: mide, sere justia y paz 203 Comet de esto Luis N. Rivera Pagén aaa Dito genera Tres desafos dela evaluactn de desemperio. Cain Core dcente en b eucaion superior 219 Haar ae Rolando Labrador, Pauline Martin Diogramecion sta Hen CCadenasproductivasy gestion de a estategia. Sica cnr sated Un enfoquetentora y de valor compartido 233 sacar ha Edwin Ricardo Flores revancaratis eet Ritmos de crecimiento, restucuracones sociales Tasca enfentamiento police paisajsme rural dominion. 575 | Satvadoreioen las vaperas de las reformas Hbeales, | Sade tede, 1860-1880, (I) 27 Tateenten | Gabriel Escalén Romero ECA es ue wd de te | na dln Univer | | Gnecamercara oe! Semen (Cano open espn | pom de codaatro | ‘tr, Se poe aor | len par 9 er ‘hypo lq mt | | lorcet dl tie | ectpraae tee | ‘Asem 2016 OCA Estudios Centroamericanos Postmodernidad y filosofia de la liberacién Héctor Samour Resumen ‘Se aborda la impugnaciin postmederna de una filosofia Hberadora y se argumenta luna respuesta a esas cricas centréndose en la accion racional con mires a transformar Tas condiciones histércas de falta de libertad, de injusticia y de exclusion, subrayando. ei ‘arécter interpretative y normativo de la filo sofia. Se reflexiona sobre la centralidad de la pravls iberadora v la hermenéuticahistrica. Finalmente, se aborda la problematica de Ia transformacién intercultural de la fllosoffa ‘para el proyecto de filosofia de liberacion de Fgnacio Ellacuria, El propésito principal de este articulo es feflexionar sobre las posibilidades de consiir luna flosoia erica y liberadora en el contexto dde la actual globalzacion neoliberal y en el ‘marco de la crisis de la modernidad tustrada’ Ala flasofia se le plantean hoy varios desa- fios, que fienen que ver con las tareas que se derivan de la criss del modelo sociocultural de la modemidad en sus divetsos ambitos, tespecialmente en los campos ético-poltica, y entific-téenico, y que leven al discurso flo. séfie a replantearse su funcion y su actividad teGcica expeciica frente a otros saberesy otras Cater w ivestigador de! Departament de Foala de I UCA +. SA Nags. Sateratves acuais ala lait dea metatisen modem’, Realad, Revista de Ciencias “Soules y Humancades, n= 98, 2005, 2. 7657 ‘Sagi eal, ! agnosia prictearente unanime 2 Se tats ao ode etapa Netrien Hamada Medora. gaverada apart de la matic fsb ‘SescatsKant Los snore de ela cis son vats: aoaeracin isrca que hace inefeaces par une (Genraion os vases de nano, prada de confenones sullrtamnte pera Coo para slaurer Rroyeto cohorrfe de socedad, deroetucturacon del saber en parelas con fnes desonectcos ene 3 Sood! en rao de un moa hpermunion erences ecorcmicasysoeales cada vez mayors, agian de sentido naual ecb, ee. ECA Estudios Centroamericanos 186 estrategias que también pretenden incr e9 larealidad Dada las caractersticas del nuevo contexts ‘mundial y la profundidad de la ersis, no es suficente proclamar la actualidad y Ta vigencia de un pensamiento critic y liberader apelando a la persisiencia de la pobreza y de fa exclusién que suften las mayorias latino ‘mericanas'; © afirmar que, pese a todos los ‘cambios ocurias en los limos treinta aos, los problemas manifestados por las diversas itadiciones de pensamiento liberacionista, especialmente en Arsérica Latina, permanecen latentes y sin solution, aduciendo que hay ims pobreza y mayor dependencia oungue a ‘ontexto haya cambiado'. La evahiacion de las posibiidades de una flsofia liberedora tiene que partir de Ja radieal impugnacion ‘que hoy se hace del esptit no sola lstrado. sino de toda la cultura occidental desde sus corigenes riegos, y de los retos que plantee la postmodiernidad flosofica, especialmente las diversas comientes.hermenéuticas. En le ‘medida en que el planteamiento de una filo: sola liberadora, por algunas de sus caractrs ticas y por su propésito fundamental, patina de varios supuesios de la Modemidad, ella misma se ve involuerada en la erisis de dicho ‘modelo y se hace objeto de la deconstruccicn postmodern Si una filosofia latinoamericana que de alguna manera quiera seguir respondiende ‘2 una perspectiva liberadora puede tener 2 LA. Nicos ls fosota como pasion. Masia: Trot, 200, filosofia de alin futur, tiene que procesar los problemas te6ricos y practcos planteados por la post ‘modernidad flosofica, pero sin recaer en el relatvismo y en la renuncia a la busqueda racional de altemativa ala situacién de injus- tic imperante en el actual orden mundial, ‘es decir sin renunear al espritu erfico de Ia ‘medernidad iustrada, En los apartados que siquen, me propongo analizar y eveluar las exicas postmodernas, para esclarecer las posibildades de una flo: sofa liberadora a a altura de los Hempos. 1, La Impugnacién postmoderna de tuna filosofia liberadora Une de los problemas fundamentals de as diversas propuestas flosétcasliberadoras tiene {que ver con el cuestionamiento radical que hhoy en dia se le hace a la modernidad lus. trada, lo cual arasta a vavios de sus supuestos ¥ andlisis, y sobre todo a sus pretensiones cttcas y liberadoras. Por eso es importante ‘que el planteamient renovade de una filo sola lberadora asuma esie cuestionamiento y proceda a justiicar erticamente ls ees funda ‘mentales de su discuso. Se trata de tepensar las bases tesricas de dicha flosofia, aumiendo {el nuevo contexto sociocultural y las princi pales caificas posmodemas a los provectos dle emancipacion, Ciertamente, la situacion ‘actual del mundo, y en especial de los paises petifércos, reclama una filosofia ertticay Tiberadore, ‘pero esta tiene que reconstiirse 8 constuckn dl sabe: mis al del eatesinismoy i hermetic’ en P. Brel (dl), /-107. En este sentido, atirma el autor, “resurge de ‘nuevo uno de os poslemas espctios de a lostay como taea siempre po ovens ede it en ‘monaco del saber y do cn tarto on ss vers teeeas como pica En sia aoa Se uae 1 sonido mismo del dscureo Hoste. Est problema pet i revise perties propos nue "omer actly po eo constuye ua tareaasensly an creuntancas nuova Gea oes de oes ‘ne Inari en atl context iatncarercan, debi al earacorexcluyentaY ertootecedo cat asae ‘cconemico neoliberal y a ear Imayria des paces det subcontinent sta dsl democracas oe fachada uo ae han heures on la 5. JA Noles, "Ls consticon dol saber meal dl caesaname ya ements, op ot. Volumen 69 Numero 737-738 Estudios Centroamericanos CCA. Postmodern 1 filosoia de Ia Nberacin 187 a ica y péctcamente en claves dstnas de sen ide hasta era los genes en a ss ae dscasos de Ta fosoin de lb aye moarercana, coracterzados més por ee tLenas nteciones ys formulaciones SBheacos que por su ecacia iberadora ‘Aunque no es fécil determinar con preci- si6n qué ha sido la Modernidad ni qué es txactamente [o que ha perdido vigencia y factza de conviccisn al cabo de varios silos de desarrollo cultural’, lo cierto es que, desde ‘Stediados del siglo pasado, si bien con raicos feorcas y flosoieas més profundas, puede etectarse un permanente v sostenido ataque S'la “razon moderna lustrada”, considerada Gomo fuerte de todos os males” Las diversas ppropuestas posmodemas que han surgido en Tes timas décadas" se mueven en su mayoria fen el Ambito flos6fico de la hermenéutica y busean romper con la moderidad mediante tuna critiea radical a sus nociones constitu fivas basicas “como las de fundamentacion, criticise, universalidad o verdad’. Asi, a in conecepio de razén “fuerte”. que apunta la verdad, la unidad y la Universalidad, ‘oponen una “azn débi”. que realza la hete- rogeneidad, a diversidad, el relavismo, el ‘isonso, la paradoja, el context cultural y las tradiciones", y que, en algunas concepciones te la hermeneutic, sitda “la reflexion filos0- fica al borde de su propia autodisolucion, y al ppensamiento més ala de cialquier posbiidad e fundamentacion’ Este antifundamentalismo posmoderno consiste en afirmar que no se da un funda- ‘mento Unico ni un Unico modo de funda- mentacién, nin fundamento en la forma de sintesis ultima o de estructura estable y ‘ecesaria ni una fundamentaciéncitima. Los fundamentos se revelan contingentes y rela- tivos a un marco de teferencia que los legima ‘como tales, Vivimos de hecho fundamen- fados en alguna cosmovisin, en una cultura © trasfondo precomprensivo, “constituide por convicciones y experiencias colectivas y personales, que sitve de marco de referencia ‘para la comprension,interpretacién y recons- truceién de las versiones de realidad”. Esta identidad prereflexiva en los sujetos humanos limita tanto el poder de la conciencia como la absoluter del yo para dar cuenta de todos los fenomenos en su variedad. “El horizonte de sentido en el que nacemos y vivimos determina la identidad humana y no es hnunca plenamente concientizable ni supe- Table. De ahi la importancia de la memoria Cultural y la necesidad de enraizamienio en la Soca, pray el proces indviacny fe autonomia"™ 6. JA. Nicol, Atornivas sal a ris do la nettisiea masons, op. cp 76, Diogo 5. D4. nhei “ea modem Hostiada Crfleas y cnt aden 52 002 0.7 Come spuna J 8 Curae, “el postredemimo ec una do las comentes mas teorartes Go la Wo Sara acu Mas ala of comple y prakecs de perspocnas de esta racin Hosa, nay ave ‘Shrayar un bom cleveatqoe suis Todos oe membres de esta corone: a toma de conden te que eslrmes covando el clo da fa modes. Er curso hstnic comenzado hace dco sos con {Gs hosemer mpto colonia, que vo af epansin de Europa on | munco ye del pensemieno, Irarcado pore! momduslama raconal(Deecarte, Lobri) i automa ce sjeta carpetivo (Kan ‘Reged y a consolcen 6! Estado nacional some meee (odbes, Locke y Rousseau) fe Hegeco 6 si lin ametios euna nueva epcca on Ia qu hace casa iontidad Modema’. J. Estes, “I hurarismo (i ago Xx, on Mara Lisa Argo Femiodes de ovate (edo). Humanism paa siglo XX, Bib Universi de Dovsto, 2003.64 9, sn’ Nicoles.“Atematvas aula aa eis 6 a wetatisica moderna’, op. p. 78. $0.0. Miho, "La moderded kusrace. Crtss yanractiicas’, op. ct, 9.47 10a Nleoe‘La consti dl saber ms a dl eesti y la hemendutcs", opt 12.6 Aime, 1 ae la moor, octave rimpresen Srceona: Goda 2000 pp, 23-40 y 45-150 15 0. Bema, “Penmedernaad'y samo ce paradigna™ en Letras de Dein. n” €2, 1988 p41 1M. SA Esada, El pumanis one alge XX ope. 28. Volumen 69 Numero 737-738 CAL Estudiow Centroamericanos 18s Postmode ‘Asi se despide por iusoria e inti la idea de un fundamento transcendente o transcen ental, absolutamente necesarioe inmutable®. ‘Acepiarradicalmente la contingencia implica ‘asumit la condicion limitada, elasva y sitnada de lo real en el modo y medida en que se da nuestra experiencia cultural y personal. No se da mas necesidad que la necesaria y festa es siempre contingente, en la medida en ‘que todo podria ser de otto modo. La razén, ttas la ertiea posmoderna, debe entenderse ‘como razén contingente, plural y compleja dada la imposibilidad de una Raz6n absoluta de una Faz6n pura que pueda dar cuenta de la totalidad de la realidad. Y por eso es mejor hablar de racionalidad que de raz6n, debido a la connotacion metalisica de este {érmino. "La raz60 ni es una instancia hipos- talica 0 Sustancia en si inmaterial y ahistoica, ni dispone de una visién privlegiada de la realidad (Nagel) 0 el “punto de vista de Dios" (Putnam), sino que es una competenca inserta fen comtextos. socioculturales determinados, fruto de avatares histéricos, mutante, perspec tvistica y sometida a ls dinamismos de repro: ‘duccién material y simbalica dela realidad”. La caitca que se deriva de este conoepte posmodemo de razén ya no puede ser ni Gaitia transcendental ni ertica ideologica, porque ya no se parte del presuptesto de ‘una razén pura ni Se dispone de contenidos materiales concretos ni de citerios defintivos de validez universal, sino andlisis compara tivo y reconsinictivo de las relaciones que se establecen y derivan de la mulliplicdad de paradigmas divergentes, 0 busqueda coope- Tativa, mediante conversaciones no normadas Ia tberacton ‘ni normativas, de acuerdos, coincidencias, similitudes, ete". Al desaparecer la idea de luna verdad tiniea 0 de un ideal de representa- ‘ion perfecta de la realidad, no hay referente al. que adecuarse, por lo que la verdad ha dde entenderse como la mera justificacion particular para un piblico conereto, Ninguna ‘Comunidad esté mas cerca que cualquier otra de la verdad o la racionalidad. Del mismo ‘mode, ningun dscursoesté mas ceca que oft de objetvidad 0 de realidad alguna, Se trata siempre de descripciones dstnta y, en uitima instancia, inconmensurables entre si". Se ‘btura ast “la posiblidad de erteio universal, tanto en el conocimiento como en la accién La propia tradicin cultural cnstituye ol limite ltrebasable de todo saber. de toda valoracion 9 de toda interaccion” El antifundamentalismo posmoderno amastra también consigo la idea de funda mento telelogico, sentido 0 plenituds yy por consiguiente, Ia idea de historia en cuanto proyecto lineal progresivo, vehieulado por una slinamica de superacién continua y orientado ala culminacion de un final reconcliadr®. La historia no es un proceso unitatio ni avanza hacia un fin, waizando’ un plan racional de femancipacién®. Ademas, "no existe una historia nica, existen imagenes del pasado propuestas desde diversos puntos de Vista, «es lusorio pensar que exista un punto de vista supremo, comprehensivo, capaz de unificar todos los demas". Por eso es mejor hablar de diversas historias, es deci, de diversos niveles y modos de reconstruccién del pasado en la ‘onciencia y en la imaginacion colecva, Esto 8 lo que permite hablar, segin Vattimo, del 18 atmo, Ms att dl fs ioretacin Boretors: Pais, 196, pp. 124 y 128 1D. Beet, "Posmadericad y cambio do paras”, pp 4. 17. Rory, cEsperaca o conccmionte? Una hkadvecon a pragmaiame, Buenas Ares: Fondo de Cura Economics. 1897, 18.4. Nols, "La constucion dl saber: més at ol cartesiannay a hermondun, op. ct 1. Iden, 20.D.Bormoj, -Posmodemidedy cambio de pared’, op. ct, p42 21.6. Vatimo, -Posimodemiéad: yuna soca Vansparente” on AAVY, En lomo at posmodeidad, Pace lana: Areiopos, 1084, pp 118 22. com» Volumen 69 Nimero 737-728 = nericanos CCA Postmodernidad y LRT TET sf de Ia historia” como tal, os deci, de la historiogrfia como rflejo de un curso uniario Ge acontecimientos™ Por esta ra26n, una filosofia de la historia ce revela como una empresa metafsicamente Sospechosa™. La filosofia de la historia, Sesde el punto de visa posmoderna, no es ‘Spo un relato entre otros muchos posbles y Somelido a todas las contingencias y condi- ‘Gonamientos de la narracion®. Finalmente, ‘Teuestionamiento de la historia como relato “initario implica la crisis de lo social “en ‘cuanto traduccion practica de la cohesin fen torn a un proyecto comin y universal Este hecho se expresa en la pluralzacion y compleiificacion creciente e Imparable de formas de vida, sistemas de sentido, modelos te conducta y disenos de la exstencia que se fesisten a la simplfcacion, ala unicidad y la ‘efinitividad”™ 2. Posibilidades actuales de una filosofia exitica y liberadora A pesar de lo acertado de varias de sus crticas, la posmodemnidad flosética noha posido superar dos dficulades que la acechan permanentementa: a) la de precisar el lugar Gesde donde electia su crica radical a la ‘avon moderna ihstrada, y b lade ofrecer un ttiterio de action responsable y solidaria para ls desafios globales que tiene que enfrentar Ja humanided en una sitvacion historia de crisis econdmica, politica, moral y cultura”. Respecto a la primera dificltad, Mardones sefala que “existe una inconsecuencia en et mismo pensamiento posmodemo que salta ppor encima de sus afrmaciones. Su propia 28.6. Vimo no la mosomiad op... 16. ‘actitud critica con la raz6n ilustrada y el proyecto moderno se sostiene solo en la posi bilidad de una erica de lo existente desde algain supuesto que sostenga la erica y hasta la inciplente utopia posmodema”™. Si no es ‘asi, cedmo se pueden dedarar unos valores Y provectos histéricos como mas humanos, Facionales y justos que otros? Esto nos leva a la segunda dificultad de! entamiento posmodemo, y es que “en st ‘fan de resistir ala metaisca objeivadora, ‘2 los grandes relatos emancipadores de la modemidad que legiiman un provecto que $e ha manifestado corrompido y a todo atisbo fandamentador, nos deja en una situacion de indigencia erica y sn fuerzas para resistc la invasion y dominio de las estructuras y ppoderes contra los que se quiere luchar”®. ‘demas, como sehiala Michelin, al desconocer ‘9 fgnorar el potencial crico de la razon, el peligro. que encierra toda defensa_posimo- ‘dema dela diversidad y la heterogeneidad es ‘que termine afianvando, paraddjicamente, el ogmatismo y el fundamentalismo™. Los grandes problemas y las crisis que plantea la modernidad en un mundo globa- lado son tan amplios y tan complejos que rio pueden ser resuelios apelando tnicamente al sentimiento, el relativism, el dsenso y las paradojas, Su abordaje eco y la fundamen facién de una estraegia correspondiente de fccién racional con miras a transiormar las Condiciones historicas de falta de libertad, de injusicia y de exclusion en un proceso de Iiberacion, reclama el eericio cada ver més preciso y diferenclado de una erica racional Y tazonable, "La critica al cientificismo no 28 J. tylre, "eese la madera, Revita de coon, n 66, 187, pp. 23. 25. tna, Ein da modo op. pp. 1518 28. D.BormopyPoutodemideay camo de paradigm. o. cp 43. 27 Ds Monain"Mogeriaad fica. Citas y cntaciiess”, op c 26. MardonesE neoconservaduiamo de os posmodern, en AAW, En too ale posmodemiad Bateciona Anrep, 1984, p. 25. 29. oom, p22. 50.0" Michel, ‘Modecad fusca, Citas ycomacriicas’ op op 47. ECA Estudios Centroomericanos ‘uede llevarnos a un abandono de la elencla 1yla técnica: nila critica al racionalsmo a una ‘rica radical de la vaz6n; i la mirada histo. rica sobre los fracasos de la razon moderna Tustrada o ls trnicas consecuencias de rume: 10806 intontos de racionalizacion de la vida yy del poder a un abandono de la busqueda Tacional y razonable de condiciones de ibertad Yy ustcia para todos" Se hace necesario, por consiguiente, rescatar dos aspectos fundamentales de la ‘modernidad ilusrada que parecen ifrenuncia- bles de cara a la stuacin actual de la mayoria