Sie sind auf Seite 1von 35

INDICE LA CONTAMINACIÓN POR COMPUESTOS ORGÁNICOS...................................................3 CONTAMINANTES ORGÁNICOS VOLÁTILES.................................................................5

ANTECEDENTES HISTÓRICOS..............................................................................................5 CARACTERÍSTICAS FISICOQUÍMICAS...................................................................................6 CLASIFICACIÓN QUÍMICA.....................................................................................................8

USOS...................................................................................................................................8

EJEMPLOS DE COVS.............................................................................................................9 FUENTES DE EXPOSICIÓN..................................................................................................10 EFECTOS ADVERSOS.........................................................................................................13 EFECTOS AGUDOS.............................................................................................................13 EFECTOS A LARGO PLAZO.................................................................................................15 Efectos sobre el sistema nervioso periférico.....................................................................15 Efectos sobre la función reproductiva..............................................................................15 Efectos genotóxicos........................................................................................................15 Daños citogenéticos........................................................................................................16 Daño renal......................................................................................................................16 Daño Hepático.................................................................................................................16 Daño pulmonar................................................................................................................16 Daño Cardiovascular y hematológico...............................................................................16

COMPUESTOS ORGÁNICOS PERSISTENTES (COPS).....................................................16

ANTECEDENTES HISTORICOS............................................................................................18 CARACTERISTICAS FISICOQUIMICAS Y QUIMICA AMBIENTAL.............................................18 CARACTERISTICAS QUIMICAS........................................................................................18 CARACTERISTICAS FISICOQUIMICAS..............................................................................19

PERSISTENCIA...................................................................................................................20

MOVILIDAD AMBIENTAL......................................................................................................21

LIPOFILICIDAD...................................................................................................................22

BIOACUMULACION Y BIOMAGNIFICACION..........................................................................23

BIODISPONIBILIDAD...........................................................................................................23

QUIMICA AMBIENTAL..........................................................................................................23 FUENTES AMBIENTALES.....................................................................................................24

TOXICOCINETICA................................................................................................................25

EFECTOS ADVERSOS.........................................................................................................26 EJEMPLOS DE COPS...........................................................................................................27

Pesticidas.......................................................................................................................27

Insecticidas organoclorados............................................................................................28 El DDT............................................................................................................................28

Aldrina............................................................................................................................29

Endrina d (plaguicida)......................................................................................................29 Bifenil policlorado (PCB)..................................................................................................29 Dioxinas y furanos...........................................................................................................29

INMUNOTOXICIDAD............................................................................................................30

EFECTOS SOBRE LAS POBLACIONES.................................................................................30 OTROS EFECTOS................................................................................................................31 EFECTOS EN LA SALUD HUMANA.......................................................................................31 POBLACIONES EN RIESGO.................................................................................................32 ESTADO ACTUAL Y PERSPECTIVA......................................................................................33

CONTAMINACIÓN ORGÁNICA DEL SUELO, PROGRESO Y SALUD HUMANA........................33

CONCLUSION.....................................................................................................35

BIBLIOGRAFIA....................................................................................................35

La contaminación por compuestos orgánicos

En la Tierra hay diferentes compuestos de origen inorgánico y orgánico, pero mientras que los compuestos inorgánicos al estar constituidos por sencillas moléculas, generalmente sus constituyentes no suelen desaparecer o cambiar, en el caso de los compuestos orgánicos, cuando se encuentran en la atmósfera, una vez liberados, tienden a oxidarse dando CO2 y agua. También existen casos en los que la sustancia se preserva y no cambia cuando se encuentra en ambientes pobres de oxígeno, como por ejemplo es el caso del petróleo o del carbón.

Aun sabiendo que se transformaban así, a partir de los años cuarenta se inició el uso de compuestos que poseían una gran estabilidad, lo que les hacía no degradarse tan fácilmente, esto provocaba que al ser introducidos en la atmosfera o en el medio ambiente, se convirtiesen en grandes contaminantes, lo que se ha llegado a conocer como contaminantes persistentes.

La estabilidad de estos compuestos orgánicos, es debida a poseer átomos de cloro como sustituyentes, los cuales le confieren gran estabilidad química, pues al tener un gran volumen, éstos hacen que la molécula esté prácticamente cerrada y protegida contra un posible ataque que lo pueda oxidar.

La gran mayoría de este tipo de compuestos, fueron sintetizados e introducidos en el uso cotidiano como plaguicidas, siendo éste el caso de, por ejemplo, los insecticidas DDT, el lindano, aladrín, mirex, endrina, etc. En el caso del hexaclorobenceno, éste fue utilizado como fungicida, y todavía hoy se ve producido a modo de subproducto en la industria y fabricación de algunas sustancias disolventes orgánicos. En el caso de los PCB, o policlorobifenilos, éstos se sintetizaron con la finalidad de usarlos como dieléctricos para transformadores, aceites con gran estabilidad, retrasadores de llama, etc. Muchos de estos compuestos se fabricaron como productos puros, pero generalmente la misma producción y uso, favoreció las mezclas entre ellos, (como por ejemplo los toxafenos), dando de dicho modo, un número mayor de compuestos al medio ambiente.

En algunos casos, los compuestos daban lugar a la formación de productos diferentes, como es el caso de los DDT, que se transformaban en DDE, contribuyendo al aumento de contaminantes de tipo persistente en el ecosistema.

Son dignas de mención también sustancias como las dioxinas y los dibenzofuranos. Dichos compuestos no se fabrican, pero son generados gracias a otro tipo de procesos, como por ejemplo, la combustión de algunos materiales de tipo orgánico que posean átomos de cloro en su estructura (prácticamente cualquier mezcla posee alguna cantidad, por pequeña que sea de dicho elemento), o incluso en procesos de tipo industrial como en la industria del papel, en el blanqueamiento de éste.

Los hidrocarburos aromáticos policíclicos ( HAP), son un grupo de hidrocarburos que en su estructura no tienen átomos de cloro, pero están constituidos por anillos

bencénicos que se encuentran fusionados, lo que les confiere gran estabilidad química, pues le confieren propiedades típicas que tienen los contaminantes de tipo persistente. Dichos productos, son producidos generalmente en la combustión (ya sea de automóviles, industrias térmicas, etc.).

Los compuestos orgánicos contaminantes de éste tipo suelen ser además, tóxicos, liposolubles y a menudo volátiles, lo que les permite viajar por la atmósfera, y acumularse en la cadena trófica, provocando efectos indeseables e incluso nocivos para diferentes organismos, aunque vivan alejados de la zona donde se produjo el contaminante en cuestión.

Es precisamente debido a esto que hoy en día, el uso la gran mayoría de compuestos de este tipo están totalmente prohibidos, como deja claro el acuerdo que firmaron los países europeos (Convenio de Estocolmo), en el cual se comprometen a reducir o incluso erradicar las distintas emisiones de compuestos orgánicos contaminantes, así como también, a investigar sobre los aspectos y efectos negativos de dichos compuestos sobre la salud, ya sea humano o del planeta en sí.

En poco más de 60 años después de la introducción y uso de ciertos compuestos orgánicos, se ha tenido que tomar medidas drásticas para intentar erradicarlos del uso debido a su potenciales y preocupantes, efectos negativos.

Cabe destacar, que dichos compuestos, no fueron creados o ideados con malicia, pues incluso al inventor de los DDT, le otorgaron el premio Nobel, consiguiendo ser una sustancia utilizada como insecticida bastante eficaz, llegando incluso a salvar vidas, al ser importante en la eliminación del mosquito que transmite la enfermedad de la malaria, así como también ha ayudado a salvar espacios de la naturaleza, pues en zonas pantanosas, y húmedas, donde se sabía que enfermedades como la malaria eran de tipo endémica, en los siglos XVIII, XIX, e incluso a principios del siglo XX, se pensaba que la única solución para erradicar dicho problema era secar estas zonas, lo que hubiese llevado consigo la perdida de dichas zonas de la naturaleza de manera irreversible.

El DDT, permitió que hoy en día podamos disfrutar de joyas de la naturaleza, e incluso de zonas que para nada pensamos hoy que pudiesen haber sido un foco de infección, pero que no lo son, simplemente gracias al uso en su día, de dicho insecticida.

El extendido uso del DDT por todo el mundo, ha hecho que éste entre a formar parte de las cadenas tróficas, encontrándose acumulado en la gran parte de los organismos de tipo superior, sin saber del todo cuáles serán sus efectos. La prohibición de este compuesto, se llevó a cabo, cuando empezaron a darse casos de aves afectadas, en zonas que se habían tratado con dicha sustancia, llevando incluso casi a la exterminación de alguna especie, pero lo más alarmante fue encontrar grandes concentraciones del compuesto orgánico en zonas donde jamás se había utilizado, afectando a animales como los osos polares o las ballenas.

También muchos otros compuestos orgánicos, han provocado grandes intoxicaciones humanas, como por ejemplo el famoso caso del Kurdistán, cuando por el uso de trigo tratado con componentes químicos para su preservación, se produjeron innumerables casos de mortalidad, malformaciones, y enfermedades, llegando incluso tras este hecho a incluirse una nueva enfermedad en la medicina, la conocida como “porfiria túrcica”, debida a la exposición al contaminante e intoxicación ( en este caso por hexaclorobenceno). Sobra decir, que dicho compuesto hoy en día está totalmente prohibido.

Así, tanto la sociedad como los científicos tienen dos grandes retos en la actualidad al respecto de los compuestos orgánicos, y no son otros que, saber el impacto real que producen sobre los ecosistemas, y sobre nuestra salud.

Se están estudiando los procesos y mecanismo por los cuales dichos compuestos se distribuyen por todo el planeta e incluso se acumulan, así como las propiedades específicas, que de una manera u otra hacen que tengan estos comportamientos tan negativos, como por ejemplo que los contaminantes no se diluyan en muchos de los casos, sino que se cambien de un lugar a otro, cosa que no acaba con el problema.

Sin duda, la erradicación del problema y solucionar los daños provocados será uno de los retos más importantes de nuestro futuro.

CONTAMINANTES ORGÁNICOS VOLÁTILES

Los compuestos orgánicos volátiles, a veces llamados VOC (por sus siglas en inglés), o

COV (por sus siglas en español), se convierten fácilmente en vapores o gases. Los COV son liberados por la quema de combustibles, como gasolina, madera, carbón o gas natural. También son liberados por disolventes, pinturas y otros.

Los COVs tienen importantes usos como disolventes industriales, son hidrocarburos líquidos, o se obtienen a partir de ellos. Debido a su alta presión de vapor, estos compuestos emiten vapores a temperatura ambiente, lo que los hace fácilmente inhalables.

También pueden ser absorbidos, en sus fases líquida y de vapor, por la vía cutánea, las membranas mucosas y las conjuntivas oculares, cuando hay contacto físico con ellos.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El origen de los contaminantes orgánicos volátiles (COV) está ligado históricamente al desarrollo de la industria petrolera desde mediados del siglo XIX. Existe información sobre los estudios de Delpech, que se remontan a 1856, sobre uno de los disolventes orgánicos más estudiados, el disulfuro de carbono, y sobre la primera obtención de gasolina, en 1854 por Silliman, de la Universidad de Yale en Estados Unidos, por cierto, sin que se le encontrara utilidad inmediata, por lo que se descartó.

Sin duda, ha sido hasta el siglo XX cuando el desarrollo científico y tecnológico ha llevado a una industrialización caracterizada por un crecimiento y expansión irracionales y desordenados. Esto condujo, a su vez a una diversificación sorprendente de los productos orgánicos volátiles que, desde principios del siglo XX, fueron considerados certeramente, como hematóxicos y neurotóxicos, por los pioneros de la toxicología industrial contemporánea.

Hoy, a finales del siglo XX, se producen en el mundo millones de toneladas de COV que pueden ser contaminantes del ambiente y causar graves daños biológicos al ser humano. Solo a través de medidas de prevención y control, que incluyan, de manera preponderante, la sustitución de los productos químicos tóxicos podrán evitarse o reducirse drásticamente sus efectos nocivos sobre el equilibrio ecológico y en la salud humana.

Los COVs presentan propiedades características responsables de sus efectos sobre la salud estos son:

Volatilidad: Son compuestos orgánicos que se evaporan rápidamente a la

atmósfera. Esta

propiedad

da

lugar

tanto

a contaminación atmosférica como a

importantes riesgos para la salud. La vía de entrada más peligrosa al organismo es la inhalación.

Liposolubilidad: Son moléculas orgánicas y por lo tanto son liposolubles,

presentan afinidad por las grasas y se acumulan en los tejidos grasos del cuerpo

humano. Productos resultantes de su metabolismo dentro del organismo si presentan hidrosolubilidad.

• Inflamabilidad: Generalmente son compuestos inflamables, es decir que arden con facilidad en contacto con el aire.

Toxicidad: Las propiedades tóxicas van a depender de cada compuesto y de las condiciones de exposición.

• Reactividad química: Estos compuestos tienen una química atmosférica muy activa y, en unión a la luz solar y los óxidos de nitrógeno, generan un tipo de contaminación atmosférica conocido como smog.

CARACTERÍSTICAS FISICOQUÍMICAS

Algunos disolventes, como la dimetilformamida, el dimetilsulfóxico y los éteres de glicol son anfipáticos, es decir, son solubles tanto en agua como en lípidos; por esto, se absorben fácilmente por vía dérmica y su potencial tóxico aumenta por esta causa. En el caso de la dimetilformamida, la vía cutánea de absorción es más importante que la vía respiratoria. Los disolventes industriales también son inflamables y explosivos, debido a que sus puntos de inflamación son muy bajos.

En el siguiente cuadro se presentan los puntos de inflamación en °C y la clasificación de inflamabilidad de acuerdo con la NFPA (National Fire Protection Association), asi

como los límites ambientales de exposición laboral (TLVs-TWA) recomendados por la ACGIH.

Cuadro 1: Punto de inflamación, Clasificación de inflamabilidad y límites laborales de exposición de algunos compuestos orgánicos volátiles de importancia industrial

como los límites ambientales de exposición laboral (TLVs-TWA) recomendados por la ACGIH. Cuadro 1: Punto de

A. De acuerdo con la National Fire Protection Association (NFPA) de Estados Unidos, los materiales pueden ser de las siguientes categorías:

  • 0 No inflamables

  • 1 Que deben ser precalentados antes de que ocurra la ignición

  • 2 Que deben ser calentados moderadamente, o expuestos a temperaturas ambientales relativamente altas, antes de que ocurra la ignición.

3

Líquidos

y

sólidos

que

temperaturas ambientales

pueden

ser

inflamables

casi

bajo

cualquier tipo de

  • 4 Que vaporizan rápidamente a presión atmosférica y temperatura ambiental normal o

que se dispersan rápidamente en el aire y pueden ser fácilmente inflamables

B. Limites ambientales de exposición laboral. Concentraciones promedio ponderadas en el tiempo, son los límites para exposiciones en el ambiente ocupacionales establecidas por 8 horas de diario y 40 horas de trabajo a la semana.

Fuente: Modificado de ACGIH. CLASIFICACIÓN QUÍMICA

Los compuestos orgánicos volátiles tienen una estructura hidrocarbonada de 5 a 16 átomos de carbono y, como ya se señaló, se encuentran en fase líquida, a diferencia de los hidrocarburos de uno a cuatro átomos que se encuentran en fase gaseosa y se usan como combustibles. Los compuestos de más de 16 átomos de carbono, como la parafina, están en fase sólida en condiciones normales de temperatura y presión. En general, los disolventes orgánicos se pueden agrupar en las familias o grupos de compuestos que se presentan en el cuadro 2, aunque algunos, como acetonitrilo, dimetilformamida, dimetilsulfóxido o disulfuro de carbono, no pertenecen a estos grupos.

Las fórmulas estructurales generales de estos grupos y de los principales compuestos de cada uno se pueden consultar en cualquier libro básico de química orgánica.

USOS

Las principales aplicaciones industriales de los COV son:

Síntesis química, como intermediarios para la obtención de plásticos, adhesivos,

pinturas, colorantes, pigmentos, tintas, barnices, lacas, resinas, fibras, hules, etc. Formulación de adelgazadores o “thinners”

Desengrasado y limpieza metales

Extracción de aceites, grasas y materiales medicinales a partir de plantas

(industria farmacéutica). Limpieza en seco en tintorerías

Limpieza de micropartes en la industria electrónica

En laboratorios como estándares analíticos, reactivos, disolventes, eluentes, etc.

Formulación de plaguicidas

Cuadro 2: Principales grupos de COV

Cuadro 2: Principales grupos de COV EJEMPLOS DE COVs OUTDOOR ALCANOS Y CICLOALCANOS Metano hexano, ciclohexano

EJEMPLOS DE COVs

 

OUTDOOR

ALCANOS Y CICLOALCANOS

Metano hexano, ciclohexano

ALDEHIDOS

Butanal, hexanal

CETONAS

Metiletilcetona, ciclohexanona

ALCOHOLES

2-Propanol, butanol

 

INDOOR

COMPUESTOS

FUENTE

formaldehido

Humo de tabaco, limpiadores domesticos, pinturas al agua

p- diclorobenceno

Ambientadores domesticos

estireno

Plasticos, pinturas

Tetracloroetileno

Limpieza en seco

Tetracloruro de carbono

Limpiadores industriales

Hidrocarburos aromaticos

Adhesivos, pinturas

cetonas

Lacas, barices

esteres

Cosmeticos, pinturas, resina

FUENTES DE EXPOSICIÓN

Para tener una idea de la magnitud de la producción industrial de los compuestos

orgánicos volátiles se puede tomar como ejemplo el benceno, que es un cancerígeno comprobado y productor de anemia aplástica y leucemia en el hombre. En 1982 se calculaba la producción anual mundial de este compuesto en 14 millones de toneladas.

Otro ejemplo en el tetracloroetileno, también conocido como percloroetileno, que es un disolvente ampliamente utilizado en la limpieza en seco y la limpieza de metales y del cual se ha comprobado que es cancerígeno para los animales. Para 1979, la producción de este compuesto en Europa se calculaba en 350 mil toneladas anuales y, en Estados Unidos, en 265 mil toneladas anuales. En 1987 se calculaba que las emisiones anuales de este contaminante a la atmosfera, en el nivel mundial, podrían ascender a 800 mil toneladas.

La producción mundial de otro importante COV, el tolueno, estaba calculada para 1985 en 10 millones de toneladas anuales. La importancia de este producto en la contaminación atmosférica radica en que puede sufrir fotólisis en las atmósferas contaminadas con NO x, produciendo ozono y grandes cantidades de nitrato de peroxiacetilo (PAN) y nitrato de peroxibenzoilo (PBzN).

Para ilustrar lo que ocurre al respecto en América Latina, se puede tomar el ejemplo de México, cuyo consumo de disolventes orgánicos alcanzo 478922 toneladas en

1989.

Por otro lado, y de acuerdo con la información proporcionada por la Organización Europea de Compañías Petroleras para la Protección Ambiental y de la Salud, en un informe publicado en 1986, la principal fuente antropogénica de COV en Europa Occidental durante 1983 fue el uso de disolventes de todo tipo, con un total de 4020,000 toneladas, que representaron el 40,8% del total de las emisiones antropogénicas en esa región.

El segundo lugar lo ocuparon las fuentes móviles, en especial los vehículos que utilizan gasolina, con una emisión de 3390,000 toneladas, o sea, el 34% del total de las emisiones antropogénicas. Otras fuentes importantes fueron la distribución de gas natural y gasolinas, con una emisión de 570 mil y 510 mil toneladas, respectivamente, que correspondieron al 11% del total de las emisiones antropogénicas de los COV.

Cuadro 3: Consumo de COV en México

Fuente: Modificado de Fideicomiso para la Investigación sobre inhalables En el cuadro 6 se presenta la

Fuente: Modificado de Fideicomiso para la Investigación sobre inhalables

En el cuadro 6 se presenta la composición porcentual de los COV presentes en concentraciones del 1%, o mayores, en las gasolinas que se expenden en los Estados Unidos. Nótese la presencia mayoritaria de tolueno, n-hexano y benceno. Como se sabe, el primero de ellos es neurotóxico, el segundo causa neuritis periférica sensorial y motriz y, el último, como ya se señaló, es un agente leucemógeno, además de los xilenos, que son conocidos neurotóxicos del SNC.

Cuadro 4: Consumo en México de los grupos químicos de los compuestos orgánicos volátiles

Fuente: Modificado de Fideicomiso para la Investigación sobre inhalables En el cuadro 6 se presenta la

Fuente: Modificado de Reza-González J, et al. Cuadro 5: Disolventes más utilizados en México

Fuente: Modificado de Reza-Gonzalez J. et al Cuadro 6: Composición Porcentual de los COV con una

Fuente: Modificado de Reza-Gonzalez J. et al

Cuadro 6: Composición Porcentual de los COV con una concentración de 1% o mayor en las Gasolinas Comerciales en los Estados Unidos.

Fuente: Modificado de Reza-Gonzalez J. et al Cuadro 6: Composición Porcentual de los COV con una

Fuente: IARC.

La presencia en las gasolinas comerciales de estos compuestos, que son inherentes a la composición de ellas, sin tomar en cuenta los aditivos, hace ver la incontingencia del concepto “gasolinas ecológicas”, ya que, por la naturaleza química intrínseca de las gasolinas y las características toxicológicas de sus componentes, es imposible equiparar la exposición a ellas con la protección de equilibrio ecológico y de la salud humana. Se requieren, por lo tanto, sustitutos energéticos que sean verdaderamente “ecológicos”.

Igualmente, en el humo de la combustión incompleta del tabaco se encuentran algunos COV como acrilonitrilo, formadehido y acetaldehído, todos ellos considerados como cancerígenos potenciales para el hombre, además del benceno cuyas propiedades toxicológicas ya se señalaron.

Otra de las principales fuentes ambientales de exposición a los COV es el uso de los adelgazadores de pinturas y esmaltes o “thinners”. En el cuadro 7 se presenta la composición porcentual y la frecuencia de los principales COV identificados en 34 muestras comerciales de adelgazadores o “thinners” obtenidos en la Zona Metropolitana del Valle de México. Nótese la presencia en estos adelgazadores de compuestos tan tóxicos como benceno, tolueno, xilenos, n-hexano y metanol.

EFECTOS ADVERSOS

En los últimos 15 años se han realizado numerosas investigaciones toxicológicas experimentales, clínicas y epidemiológicas que han demostrado algunos efectos biológicos específicos causados por la exposición tanto aguda como crónica a los COV. Algunos de estos efectos están ya ampliamente reconocidos y definidos, sobre todo los de tipo agudo y los neurotóxicos; para otros, en cambio, los resultados aún son insuficientes y/o contra indicadores.

EFECTOS AGUDOS

A continuación se resumen los principales de éstos y se presentan ejemplos de los

COV que los producen.

Cuadro 7: Causa y efectos que producen los COV

Cuadro 7: Causa y efectos que producen los COV Fuente: IPCS Cuadro 8: Análisis de 34

Fuente: IPCS

Cuadro 8: Análisis de 34 muestras comerciales de adelgazadores obtenidos en la zona metropolitana del Valle de México.

Cuadro 7: Causa y efectos que producen los COV Fuente: IPCS Cuadro 8: Análisis de 34

Fuente: Reza-González J, et al.

EFECTOS A LARGO PLAZO

A continuación se resumen algunos de estos efectos.

Efectos sobre el sistema nervioso central

Incluyen los efectos neurotóxicos, neuroconductuales y los trastornis de la personalidad, entre ellos:

Pérdida de la memoria a corto plazo

Pérdida de funciones psicomotoras, coordinación visomotriz disminuida

Fatiga, irritabilidad, insomnio

Disminución de la concentración

Disminución en la capacidad de abstracción

Encefalopatía toxica crónica

Atrofia cerebral

Disminución del flujo cerebral sanguíneo

Pérdida de la visión de colores

Pérdida de la olfacción

Efectos sobre el sistema nervioso periférico

Neuritis periférica sensitivo-motriz, que puede deberse a la exposición a n-

hexano, metil-butil-cetona, disulfuro de carbono. Disminución de la velocidad de conducción nerviosa motora y sensitiva.

Disminución de la sensibilidad a la temperatura

Disminución de la sensibilidad a las vibraciones.

Efectos sobre la función reproductiva

Aumento de la tasa de abortos espontáneos en mujeres expuestas a disolventes orgánicos. Aumento de malformaciones congénitas del tracto urinario en la descendencia de madres expuestas a tolueno Aumento en las tasas de pre-eclampsias en mujeres expuestas a disolventes. Aumento de productos con bajo peso al nacer en exposición del padre a disolventes Aumento de productos con arencefalia, en exposición del padre a disolventes Aumento de partos prematuros en exposición del padre a disolventes Aumento de anormalidades de los espermatozoides y disminución de la calidad del semen en padres expuestos a éteres de etilenglicol, cloruro de metileno, acetona, estireno, dibromuro de etileno.

Efectos genotóxicos

Aumento de leucemias (benceno)

Aumento de las tasas de cáncer de diferentes tipos: linfoma no Hogkin, cánceres

del hígado y de las vías biliares, de las vías urinarias, del estómago, del

páncreas, del cérvix uterino, de la próstata, del sistema nervioso y de la piel, mieloma múltiple.

Daños citogenéticos

Aumento del intercambio de cromátides hermanas

Aumento de rupturas cromosómicas

Aumento de aberraciones cromosómicas: translocación sobre el cromosoma.

Daño renal

Albuminuria

Excreción de proteínas de bajo peso molecular: proteína transportadora del retinol, aumento en la excreción de la n-acetil glucosminidasa.

Daño Hepático

Aumento de las enzimas gama glutamil transferasa, aspartato animo transferasa

y alanín amino transferasa sanguínea Aumento de las concentraciones de los ácidos biliares en el suero sanguíneo

Degeneración grasa del hígado

Daño pulmonar

Aumento del daño en trabajadores asmáticos y síndrome reactivo de disfunción

en las vias aéreas.

Daño Cardiovascular y hematológico

Aumento de enfermedad coronaria

Aumento de infartos al miocardio

Aumento de arritmias cardiacas

Como se puede ver de la anterior relación, en conjunto con el listado de actividades en las que se emplean COV y como consecuencia de las cuales pueden entrar al ambiente o afectar a los trabajadores, el riesgo ambiental y ocupacional de estos compuestos es muy elevado.

COMPUESTOS ORGÁNICOS PERSISTENTES (COPs)

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) son compuestos que, por sus características fisicoquímicas, resisten en grado variable la degradación fotoquímica, química y bioquímica, lo que causa que su vida media en el ambiente sea elevada.

Aunque existen COP de origen natural, la gran mayoría son compuestos xenobioticos. Los plaguicidas de primera generación como DDT y toxafeno y los compuestos de interés industrial, policlorobifenilos (PCB) y polibromobifenilos (PBB) , son algunos ejemplos de COP. Muchos COP han sido importantes durante este siglo en diversos procesos industriales, la agricultura y l control de vectores de enfermedades

endémicas, o bien, pueden ser productos indeseables de reacciones que ocurren espontáneamente a altas temperaturas, ya sea durante procesos industriales, en incineradores o a causa de incendios o accidentes industriales. Este es el caso de las policloro-dibenzo-dioxionas (PCDD) y los policloro-dibenzo-furanos (PCDF). Aunque la producción y usos de la mayoría de los COP han sido restringidos en varios países, sobre todo los industrializados, en muchos otros se siguen usando estos compuestos y/o no hay control suficiente sobre ellos.

Debido a sus características fisicoquímicas, los COP se han identificado en todos los compartimientos ambientales- aire, agua, lluvia, nieve, sedimentos, suelos- de todas las regiones del mundo, incluyendo aquellas, como los océanos, los desiertos, y las zonas polares, que son muy remotas al sitio original de su liberación ambiental. Igualmente, su presencia se ha demostrado en organismos de todos los niveles tróficos, desde el plancton hasta las ballenas y los animales de las zonas polares; estos productos se bioacumulan en numerosas especies y se biomagnifican a través de todas las redes tróficas del planeta. Los seres humanos no están exentos de esta contaminación y los COP se han podido identificar, inclusive, en los tejidos y las secreciones de los habitantes de regiones en donde no hay, ni habido, fuentes de estas sustancias.

Tuvieron que pasar muchos años antes de que se pudiera acumular suficientes pruebas sobre los efectos adversos de los COP. Actualmente se sabe que causan daños de importancia en los niveles local, regional y global.

Por otra parte, sus efectos biológicos adversos pueden ocurrir a corto y a largo plazo y, en el caso de los seres humanos, estar relacionados con una exposición directa, ya sea ocupacional o ambiental, o bien, con una indirecta, sobre todo de origen ambiental.

Parte de la creciente preocupación mundial sobre estos contaminantes se debe a que, por su persistencia y movilidad ambiental, sus concentraciones en el ambiente global no disminuirán en el corto plazo, aunque su producción y uso disminuyan o cesen completamente. Por esto, y por sus graves efectos sobre el ambiente y la salud humana, en la actualidad se considera que la entrada de COP al ambiente concierne a todas las naciones y que, en este sentido, es asimilar a otros problemas globales, como el calentamiento de la tierra o la lluvia acida.

ANTECEDENTES HISTORICOS

Ha habido numerosos casos de intoxicación aguda asociados con el mal manejo de los COP, así como con la contaminación accidental de alimentos y con accidentes industriales. Uno de los primeros fue la intoxicación crónica que ocurrió en Turquía en 1960- 1963, a causa de la contaminación de alimentos con hexaclorobenceno (HCB). Este accidente causó la muerte de 90% de los afectados y altas tasas de cirrosis hepática, porfiria y trastornos urinarios, artríticos y neurológicos; en este caso, la leche materna siguió contaminada por varios años después del accidente.

En cuanto a los efectos crónicos de los COP sobre la fauna, la primera voz de alarma la dio, en 1962, Rachel Carson en su libro La primavera Silenciosa, en el que describió por primera vez la disminución de las poblaciones de aves, la cual atribuyo al uso indiscriminado de plaguicidas sintéticos. Posteriormente, numeroso estudios demostraron que los plaguicidas organoclorados, en particular el DDT, se biomagnifican a lo largo de las cadenas tróficas y causan daño grave a los organismos situados en los niveles superiores de ellas, como las aves de presa y los mamíferos marinos, aunque las concentraciones ambientales de estos compuestos en el ambiente fueran muy bajas. Originalmente se pensó que bastaba con dejar de usar sin embargo, l tiempo ha demostrado que esto no es suficiente, y que se requieren medidas de carácter global.

CARACTERISTICAS FISICOQUIMICAS Y QUIMICA AMBIENTAL CARACTERISTICAS QUIMICAS

Los

COP

pertenecen

a

dos

subgrupos:

los

hidrocarburos poliaromaticos y los

hidrocarburos halogenados. En este último grupo, la mayoría contiene uno o más átomos de un halógeno unidos a uno o más átomos de carbono. El halógeno puede ser cloro o bromo pero, por lo común, en los COP predomina el cloro. A causa de la baja polaridad y la estabilidad de los enlaces carbono-halógeno, estos compuestos son poco reactivos y resistentes a la degradación biológica y fotoquímica. Las propiedades químicas y fisicoquímicas específicas de cada compuesto dependen de la estructura de la molécula y de la naturaleza de los átomos que la forman y se pueden consultar en los criterios de la salud ambiental preparados por el IIPCS.

En general los compuestos aromáticos clorados son más estables y, por lo tanto, más persistentes que los alifáticos clorados, por lo que la mayoría de los COP clorados son

aromáticos, aunque pueden tener uno o más sustituyentes de cadena lineal o ramificada. Se acepta que, a mayor número de átomos de halógeno en la molécula, la liposolubilidad, la tendencia a la bioacumulacion y la estabilidad de las moléculas también son mayores. En particular la estabilidad ha sido la base de muchos de los usos de los COP pero, al mismo tiempo, es la causa de que resistan a la degradación de todo tipo y de que su vida media en el ambiente sea elevada.

CARACTERISTICAS FISICOQUIMICAS

Además de la persistencia, las propiedades fisicoquímicas de mayor importancia para el comportamiento ambiental de los COP son la solubidad en agua, la presión de vapor. La constante de la ley de Henry, el coeficiente de partición octanol-agua y el coeficiente de partición carbono orgánico-agua.

Estas propiedades varían de manera muy amplia, dependiendo de la naturaleza de la molécula. Por lo tanto hay compuestos orgánicos clorados de persistencia y toxicidad bajas y escasa movilidad ambiental, que es poco probable que representen un riesgo para el ambiente o la salud humana, así como también los hay de baja solubidad en agua, muy solubles en lípidos y de presión de vapor relativamente alta a las temperaturas ambientales más comunes, por lo que típicamente son semi-volátiles, lo que les confiere la movilidad ambiental que los caracteriza. Este grupo de compuestos son los de mayor peligrosidad e interés desde el punto de vista ambiental y de salud por el riesgo que representan y a ellos se refiere específicamente la abreviatura COP.

aromáticos

ciclodienicos

DDT

Clordano

HCB

Endosulfan

PCB

Mirex

PBB

heptacloro

PCDD

PCDF

Cicloalifaticos

alifaticos

 

HBH

Lindano

DBCP

HCH

CFC

Toxafeno

Aunque relativamente pocas sustancias reúnen este conjunto de propiedades debido a su elevada peligrosidad y a su movilidad global, actualmente se trata de mejorar el control que se tiene sobre ellas y de reducir sus aportes al ambiente o inclusive de llegar a lo que se conoce como ``descarga cero`` de estos compuestos.

PERSISTENCIA

Para definir la persistencia varia de un país a otro, en Canadá por ejemplo se considera

persistente a cualquier compuesto cuya vida en el agua exceda los 182 días. En cambio, la comisión internacional considera que una sustancia es persistente si permanece sin cambios en el agua por 8 semanas (56 días). Independientemente de cual sea el criterio que se aplique todos los COP son persistentes.

HCH CFC Toxafeno Aunque relativamente pocas sustancias reúnen este conjunto de propiedades debido a su elevada

Aunque los procesos ambientales como biotransformacion, oxidación e hidrolisis abióticas y fotolisis influyen sobre la persistencia de una molécula, la importancia relativa de estos procesos depende, sobre todo, de las características de la molécula y por lo tanto tienen poco efecto en el caso de los COP.

Las características de los ecosistemas polares aumentan el problema de contaminación por COP, ya que factores como la actividad biológica y la incidencia de la luz solar, podrían contribuir a la degradación de los COP. Son menores en esos ecosistemas. Por otra parte, los organismos típicos de estas regiones tienden a acumular altas cantidades de grasa y por lo tanto, hay una mayor probabilidad de que acumulen sustancias lipofilicas como los COP.

Es importante distinguir entre la desaparición aparente de una sustancia del sitio en el que entro al ambiente y su degradación real, en el caso de los COP debido a su especial persistencia y a su movilidad ambiental, pueden simplemente volatilizarse y ser transportados a otro lugar sin sufrir cambios si en el lugar en el que se depositan alcanzan concentraciones criticas donde causan efectos adversos. Un caso clásico el del DDT, durante años, los científicos que propugnaban su uso arguyeron que ``desaparecía`` rápidamente de los ambientes tropicales y que por lo tanto, era seguro continuar con su uso, sobre todo con el control de vectores de enfermedades endémicas. Sin embargo actualmente se sabe que en estos ambientes se volatiliza rápidamente; entra a la atmosfera y mediante mecanismos naturales como el ciclo del agua o los movimientos de los vientos, se transporta a sitios remotos hasta llegar a los polos.

MOVILIDAD AMBIENTAL

Esta se debe fundamentalmente a la volatilidad parcial de los COP, en conjunto con su persistencia. Algunas de las propiedades fisicoquímicas de los COP, en particular, la presión de vapor, la solubilidad en agua y por lo tanto, dependen de la temperatura, por lo que en gran medida, el movimiento ambiental también dependen de ella. En cualquier caso, estos compuestos pueden participar en una serie de volatilización y depósitos consecutivos que les permite transportarse con los vientos y pasar de un ecosistema a otro a grandes distancias y contaminar desde el ámbito local, hasta el global.

Como depende de la temperatura, la volatizacion es más rápida en los climas tropicales y más lentos en los fríos. En contraste las temperaturas bajas favorecen que los COP pasen de la fase vapor a la fase liquida y se adhieran a las partículas suspendidas en la

atmosfera, lo que aumenta las probabilidades de que estos compuestos sean depositados en la superficie terrestre por la lluvia y la nieve, por lo que dicho deposito es más factible en los climas fríos y relativamente menos probable en los cálidos a todo esto se le llama destilación global y a causa de este proceso natural, el uso de pesticidas y otras sustancias químicas toxicas no solo afectan a las zonas donde se vierte estos productos si no prácticamente en todo el planeta, incluso en regiones en las que nunca se han producido o utilizado, por su persistencia, pueden ser depositados y volver a volatilizarse en ciclos sucesivos en función de las temperaturas ambientales, produciéndose el efecto conocido como "saltamontes".

En los climas tropicales, el paso de los COP del agua hacia la atmosfera puede ser más importante que su movilización con las corrientes de agua, por lo que el tiempo de resiliencia de estos compuestos en los cuerpos acuáticos de los trópicos puede ser relativamente corto. Debido a que el uso y liberación de los COP continúan en muchas partes del mundo, hay una acumulación constante de estos contaminantes en las regiones polares, lo que ha sido extensamente documentado para varios COP, entre ellos PCB, DDT, HCH y Clordano.

LIPOFILICIDAD

Los

COP son

más solubles en grasa (lipofilicos) que en soluciones acuosas. La

lipofilicidad es característica de los hidrocarburos halogenados con pesos moleculares mayores de 236 g/mol que incluyen a compuestos como cloruro de metileno, cloropicrina y cloroformo por lo común tienen vidas medias relativamente cortas en los organismos y en el ambiente, por lo que no se pueden considerar como COP.

BIOACUMULACION Y BIOMAGNIFICACION A causa de la lipofilicidad de estas sustancias, en conjunto con su resistencia

BIOACUMULACION Y BIOMAGNIFICACION

A causa de la lipofilicidad de estas sustancias, en conjunto con su resistencia a la

degradación bioquímica y su lenta excreción, los COP tienden a bioacumularse en los organismos a través del tiempo y posteriormente a biomagnificarse y movilizarse a través de las redes tróficas hasta alcanzar concentraciones elevadas en los niveles tróficos superiores.

La velocidad de bioacumulacion depende sobre todo de la naturaleza química del compuesto, de la cantidad que está en contacto con el organismo y de la velocidad de absorción y de excreción de la sustancia en cada organismo.

BIODISPONIBILIDAD

La concentración total de una sustancia que está disponible para su absorción por un

organismo depende de las condiciones fisicoquímicas del compuesto, las condiciones del ambiente y las características morfológicas, bioquímicas y fisiológicas del organismo.

QUIMICA AMBIENTAL

Una vez que han entrado en el ambiente, los COP se distribuyen con facilidad entre los compartimientos ambientales y pueden encontrarse como gases, adsorberse a las partículas de polvos, sedimentos y suelos o a la superficie de las plantas y en bajas concentraciones, encontrarse en las aguas de todo tipo, incluyendo de las lluvias.

La

combinación

de

la

persistencia

de

los

COP

con

sus otras propiedades

fisicoquímicas en particular, solubilidad y volatilidad propicia que se incorpora al ciclo

del agua, al movimiento de las corrientes de aire y a las precipitaciones secas y húmedas, todo lo cual facilita su transporte a largas distancias en el ambiente local, regional y global.

FUENTES AMBIENTALES

La mayoría de los COP son xenobioticos, pueden entrar al ambiente como resultado

de:

Su uso intencional, la aplicación de plaguicidas

Accidentes ya sea a causa de derrames o fugas

De manera involuntaria; como resultado de la incineración de compuestos que

pueden generarlos.

Sus fuentes más importantes son Antropogénicas y pueden ser fijas o difusas en particular se deben mencionar.

Los procesos industriales, incluyendo la generación y disposición final de

desechos y la producción y uso de energía El uso de plaguicidas que los contienen, en aplicaciones agrícolas. Industriales,

forestales y de salud publica La combustión , incluyendo los incendios accidentales y la incineración de

desechos municipales y domesticas

Una vez que los COP han entrado al ambiente, no pueden ser recuperados, por lo que una gestión adecuada de ellos debe basarse en evitar su generación y/o liberación, y en sustituirlos por compuestos menos peligrosos, pues aun el uso de COP en sistemas cerrados puede representar un riesgo grave en el caso de accidentes como figas, derrames o incendios.

Por lo tanto, las fuentes de exposición para los seres humanos incluyen los alimentos, la ocupación,

Por lo tanto, las fuentes de exposición para los seres humanos incluyen los alimentos, la ocupación, los accidentes y el ambiente intramuros; de todas estas, los alimentos son la más importante para la población general. La exposición a los COP puede ser aguda o crónica y como se verá después puede causar una amplia variedad de efectos adversos sobre la salud.

Por lo tanto, las fuentes de exposición para los seres humanos incluyen los alimentos, la ocupación,

TOXICOCINETICA

Debido a la variedad de estructuras moleculares de los COP y a su elevado número

aquí solo es posible describir en términos generales su movimiento dentro del organismo.

En términos generales, la absorción más importante de COP para la mayoría de la población ocurre por vía oral y se facilita en presencia de alimentos ricos en grasas. La

estructura espacial de la molécula es determinante para la biotransformacion y la excreción pero por lo común estas son más rápidas en los productos con menor contenido de halógeno. Debido a la resistencia de los COP a la degradación en general son resistentes a la biotransformacion.

A causa de su lipofilicidad el principal sitio de depósito de los COP son los tejidos ricos en grasa y de ellos además del tejido adiposo, el hígado, el sistema nervioso, la medula ósea y las gónadas. La excreción de los COP es difícil, lo que contribuye a su bioacumulacion.

EFECTOS ADVERSOS

Tal como ocurre con la mayoría de los contaminantes ambientales, en el caso de los

COP es muy difícil establecer la relación entre las enfermedades o alteraciones que se observen en una especie o ecosistema en especial y la exposición a un COP especifico o un grupo de ellos en particular. Los principales factores de incertidumbre son:

La imposibilidad de distinguir entre los efectos ambientales que pueden ser atribuidos a los COP de los que se deben a otros contaminantes

Las dificultades para cuantificar el

movimiento

de

los

COP

entre

los

comportamientos ambientales a partir de los diferentes medios y en distintas

condiciones ambientales La información limitada sobre la presencia, distribución, y efectos de los COP en

muchas zonas, en particular las tropicales. La información insuficiente sobre los procesos químicos que pueden generar

COP a partir de materiales no peligrosos La calidad inadecuada de la mayoría de los inventarios nacionales de emisiones

y las dificultades para cuantificar las proporciones de emisiones controladas, descargas no autorizadas y liberaciones naturales.

Estas dificultades se acentúan porque comúnmente la exposición es simultáneamente para varios COP y/o sus productos

Estas dificultades se acentúan porque comúnmente la exposición es simultáneamente para varios COP y/o sus productos de biotransformacion, pues raramente se encuentran aislados, por otro lado, a menudo los estudios de campo son insuficientes para establecer la relación causa-efecto.

En estudios experimentados los COP se han asociado con efectos adversos importantes en una amplia variedad de especies de prácticamente en todos los niveles tróficos. Aunque los efectos agudos de estos contaminantes están bien documentados desde el punto de vista ambiental son de mucho mayor interés los efectos derivados de la exposición crónica a bajos niveles. Esta se debe a la elevada vida media de los COP en los organismos, o que facilita que su bioacumulacion continúe mientras persista la exposición a ellos. Para algunos COP existen pruebas experimentales de que la bioacumulacion de estos bajos niveles puede estar asociada con graves efectos crónicos no letales, incluyendo inmunotoxicidad, efectos dérmicos, daño a la capacidad reproductiva y carcinogenicidad.

EJEMPLOS DE COPs Pesticidas

Los pesticidas son sustancias que pueden matar directamente a organismos no deseados o bien controlarlos, por ejemplo interfiriendo con el proceso reproductivo.

Todos los pesticidas químicos presentan la propiedad común de bloquear procesos metabólicos vitales de los organismos.

Insecticidas organoclorados

La mayoría de estos pesticidas constituyen ingredientes activos organoclorádos,

muchos de los cuales presentan propiedades notables:

•Estabilidad a la descomposición o degradación en el ambiente

•bajas solubilidades en agua, exceptos que estén presentes átomos de oxigeno o nitrógeno en las moléculas.

•Alta solubilidad en medios hidrocarbonados, como la materia grasa de los organismos vivos.

•Relativamente alta toxicidad a los insectos, pero baja para los seres humanos.

El DDT

 

El

DDT

o

para-diclodifeniltricloroetano,

estructuralmente,

el

DDT

es

un

etano

substituido en un carbono, los tres hidrógenos son remplazados por átomos de cloro, mientras que en el otro, dos de los tres hidrógenos son substituidos por un fenilo (es decir, un radical de benceno); cada uno de los anillos contiene un átomo de cloro en posición para, es decir directamente opuesto al carbono del anillo que está unido a la unidad de etano. En los seres humanos la mayor parte del DDT que es ingerido se elimina lentamente. La mayoría del DDT, almacenada en la masa humana es DDE (metabolito del DDT, producido en el ambiente por degradación de DDT) que estaba presente en lo alimentos ingeridos, y que se formó del DDT originalmente presente en el ambiente.

Paul Hermann Müller fue un químico suizo y ganador en 1948 del Premio Nobel de Fisiología o Medicina por su descubrimiento del DDT como un insecticida usado en el control de la malaria, fiebre amarilla, y muchas otras infecciones causadas por insectos vectores.

En el siglo XX fue utilizado con intensidad como insecticida pero, tras una campaña mundial que alegaba que este compuesto se acumulaba en las cadenas tróficas y ante el peligro de contaminación de los alimentos, se prohibió su uso.

Aldrina

La aldrina, (nombre químico: 1,2,3,4,10,10-hexacloro-l,4,4a,5,8,8a-hexahidro-exo-l,4- endo-5,8- Dimetanonaftaleno) es un plaguicida prohibido, en todas sus formulaciones y usos, por el Convenio de Rótterdam, por ser dañino para la salud humana y el ambiente.

Endrina d (plaguicida)

La endrina es un ciclodieno insecticida usado en algodón, maíz, arroz y proveniente del endrino. También actúa como avicida y como rodenticida, y usado en el control de ratas y ratones.

Bifenil policlorado (PCB)

El conocido acrónimo PCB significa bifenil policlorados se refiere a un grupo de compuestos químicos organoclorados industriales que se han erigido como una preocupación ambiental de importancia a lo largo de las décadas 80 y 90. aunque no son pesticidas, se encuentra en una variabilidad de aplicaciones de nuestra sociedad moderna, debido a las propiedades que posee, desde finales de los 50 se han producida alrededor de un millón de toneladas métricas de PCB. Igual que muchos otros cumpuestos organosclorados, son muy persistentes en el ambiente y se bioacumlan en los sistemas vivos. Como resultado de las negligentes prácticas de disposición, los PCB se han convertido en un gran problema de contaminación en muchas partes del mundo. En vista de su toxicidad y a sus contaminantes furanicos, los PCB en el ambiente han sido motivo de preocupación a causa de su impacto ambiental potencial sobre la salud humana, en particular si se tiene en cuenta su elevado ritmo de crecimiento y desarrollo.

Dioxinas y furanos

Las dioxinas, cuyo nombre genérico es policloro dibenzo-p-dioxinas (PCDD) son el nombre con el que se conoce a un grupo de 75 compuestos formados por un núcleo básico de dos anillos de benceno unidos por dos átomos de oxígeno en el cual puede haber como sustitutos de uno a ocho átomos de cloro. La dioxina más estudiada y más

tóxica es la 2, 3, 7, 8 -tetracloro-dibenzo-pdioxina, conocida comúnmente como TCDD.

Las dioxinas son fundamentalmente subproductos de procesos industriales, pero también pueden producirse en procesos naturales como las erupciones volcánicas y los

incendios forestales. Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas.

INMUNOTOXICIDAD

Se ha demostrado que en una variedad de especies silvestres que varios COP que

están ampliamente distribuidos en el ambiente (TCDD, PCB, HCB y DDT) pueden inducir inmunodeficiencias. Las investigaciones también han demostrado que la disfunción inmunitaria es una causa probable del aumento en la mortalidad de los mamíferos marinos y que el consumo, por las focas, de dietas contaminadas con COP puede causar más infecciones microbianas y los trastornos reproductivos.

EFECTOS SOBRE LAS POBLACIONES

La exposición a COP también se ha relacionado con bajas en la población de varios

mamíferos marinos, entre ellos la foca, la marsopa, algunos delfines y las ballenas.

incendios forestales. Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la

La aplicación desmedida de plaguicidas organoclorados ha tenido graves consecuencias adversas sobre las poblaciones de aves. Muchas de ellas especialmente las rapaces han llegado a estar en peligro de extinción como consecuencia directa o indirecta de la presencia de estos productos en el ambiente. Además de causarles la muerte, los plaguicidas persistentes causan otros efectos adversos en las aves, sobre todo en los siguientes aspectos; adelgazamiento del cascaron del huevo, inducción de enzimas hepáticas, aumento en el metabolismo de los esteroides, biococentracion de tóxicos en los tejidos, disminución de la capacidad reproductiva y movilización de los plaguicidas almacenado en el tejido adiposo.

OTROS EFECTOS

Por otra parte la incidencia de 100% de lesiones tiroideas en diversas especies de

salmón procedentes de los grandes lagos se ha asociado con cargas corporales elevadas de COP.

EFECTOS EN LA SALUD HUMANA

Una gama muy amplia de efectos adversos en diferentes órganos, aparatos y sistemas del ser humano se ha asociado con la exposición aguda o crónica a los COP.

OTROS EFECTOS Por otra parte la incidencia de 100% de lesiones tiroideas en diversas especies de

Esto se debe a que igual que las especies silvestres, los humanos están expuestos a una amplia gama de contaminantes ambientales, por lo común de manera simultánea. Sin embargo, la evidencia científica acumulada en los últimos 35 años permite afirmar que los COP tienen el potencial para causar efectos adversos de consideración sobre la salud humana; tanto directamente en el nivel local, como en los ámbitos regional u global, mediante el transporte a larga distancia y la contaminación de las cadenas tróficas.

Por ejemplo, investigadores en

Suecia

indican

que

la

ingestión

de

alimentos

contaminados con PCB, PCDD y PCDF puede estar asociada con una reducción importante en la cantidad de Linfocitos. Otros informes sugieren que los niños que ingieren dietas con alta concentración de organoclorados pueden tener tasas de infección de 10 a 15 veces mayores que los niños con tasas de ingestión de estos

compuestos.

Los COP también pueden atravesar la placenta, esta puede ser una vía de exposición de particular importancia, por una parte no se puede controlar y por otra a causa de

que el organismo en desarrollo es especialmente vulnerable. Adicionalmente la transferencia de la carga corporal de COP de la madre al neonato a través de la leche materna, es otro factor de riesgo para estas sustancias, porque ocurre en un periodo crítico del desarrollo, en el cual, concentraciones muy bajas de estas sustancias que no los causarían en los adultos pueden causar efectos adversos en los neonatos. Lo organismos en desarrollo son particularmente vulnerables a la exposición a COP, independientemente de que esta ocurra por transferencia transplacentari o a través de la leche materna.

En el caso de PCDD y PCDF los estudios de carcinogénesis sugieren que la exposición humana a altos niveles de estas sustancias aumenta la incidencia de cáncer. También hay datos sobre los efectos carcinogénicos de otros COP y existe evidencia en las concentraciones tisulares de DDE y de PCCB.

POBLACIONES EN RIESGO

Las exposiciones agudas y crónicas, ocupacionales y accidentales a concentraciones elevadas en algunos COP, son causa de preocupación en el caso de los trabajadores. Este riesgo es considerablemente mayor en los países en desarrollo, en los que el uso de COP continúa en la agricultura y en el control de vectores y causa un número elevado de muertes y enfermedades, aunque estas no sean correctamente documentadas.

Se ha demostrado que la exposición aguda altas concentraciones de ciertos COP es causa importante de enfermedad y muerte; tal es el caso Endosulfan, que se demostró que era la principal responsable de las intoxicaciones agudas entre los agricultores de autoconsumo y los aplicadores e plaguicidas agrícolas en filipinas.

La experiencia ha demostrado que en los países en desarrollo es muy difícil reducir la exposición a los COP, en particular la de origen ocupacional por deficiencias en la capacitación, la supervisión y el uso de equipo de protección, las que también causan que estas sustancias entren al ambiente en grandes cantidades en eso países.

Las dificultades para lograr el control de esta exposición de los trabajadores así como la de las comunidades cercanas a los campos de cultivo se deben a numeroso

factores, algunos de ellos económicos, pero también culturales y en estos países y los escasos recursos para aplicarlas y vigilar su cumplimiento de manera eficiente; estos factores también constituyen al a falta de datos epidemiológicos adecuados y útiles.

ESTADO ACTUAL Y PERSPECTIVA

Las proyecciones actuales sobre el crecimiento mundial, la industrialización de los países en desarrollo y la tecnificación de la agricultura, así como la generación creciente de desechos de todo tipo asociada con estos factores, permiten predecir que a menos que se tomen medidas eficaces en el ámbito global, la liberación de COP al ambiente continuará en el futuro cercano y probablemente, será cada vez mayor.

En vista de sal implicaciones locales, regionales y globales de estas proyecciones y de los graves efectos de los COP sobre la salud humana y el equilibrio con los ecosistemas, recientemente ha habido numerosas iniciativas internacionales para lograr la reducción y el control en las diversas etapas de generación y uso de los COP.

Por el carácter Antropogénico de las fuentes de COP al menos en teoría estos se pueden controlar. Sin embargo como ya se mencionó, una vez que estos compuestos han entrado al ambiente, su control es imposible. Por otra parte, encontrar sustitutos que sean menos peligrosos, cuyo balance y que costo-beneficio sea favorable, que se puedan aplicar en diferentes situaciones y que no trasladen los riesgos a otros medios, es un ejercicio difícil que requiere una cuidadosa evaluación comparativa de los riesgos

CONTAMINACIÓN ORGÁNICA DEL SUELO, PROGRESO Y SALUD HUMANA

La

acumulación

de compuestos

orgánicos,

mayoritariamente

de

origen

sintético,

como plásticos, lubricantes, aceites, disolventes y fitosanitarios, es otro de los graves problemas que presentan los suelos. Los vertidos accidentales o planificados en las proximidades de las ciudades facilitan la incorporación de estos compuestos a nuestro organismo. Muchos de los productos utilizados son relativamente inertes, sin embargo, otros pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud humana, aún encontrándose en cantidades muy pequeñas. Las propiedades moleculares, en especial, su estructura electrónica, su coeficiente de solubilidad y su disponibilidad para volatilizarse, son de gran importancia para definir su comportamiento. Así por ejemplo, la facilidad de las

moléculas a ionizarse, es la principal razón por la cual muchas de las interacciones que se establecen entre los compuestos orgánicos tóxicos y el suelo son pH-dependientes. Por otro lado, para los compuestos que no se ionizan, son las propiedades hidrofílicas quienes regulan los procesos de adsorción. Existen numerosas sustancias que son potenciales contaminantes, por si mismas, o como resultado de transformaciones químicas o biológicas. Desde los años 40, cuando el DDT irrumpió en los mercados, hoy prohibido en Europa y EEUU, a los posteriores organoclorados, o carbamatos, constituyen una gama de productos que, si bien, resultaron muy eficaces en los tratamientos agrícolas, tuvieron consecuencias graves para la salud de los ecosistemas y del hombre. En la actualidad más de 600 compuestos orgánicos, con aproximadamente 50.000 formulaciones son usados en todo el mundo, para el control de diferentes plagas. Europa utiliza anualmente cantidades que están en torno a 350 millones de kg de pesticidas. Esta cantidad tan elevada de plaguicidas tiene una relación directa con el aumento de enfermedades. No hay actualmente estudios comparados de los diferentes orígenes de patologías relacionadas con actividades agrarias, pero según datos de la OMS, anualmente hay dos millones de personas afectadas por exposición directa o indirecta con plaguicidas. La inhalación, la ingestión o el contacto con la piel, son las vías de penetración. Otros efectos que en la actualidad se están investigando son los relacionados con la homeostasis endocrina. Se ha acuñado el término disruptor endocrino, para definir a cualquier sustancia química, contamínate ambiental que, una vez incorporado al organismo altera el sistema hormonal con graves consecuencias para la salud del individuo o de su descendencia. Estas disfunciones se analizan en pacientes de alto riesgo, entre los que destacan los trabajadores de áreas con agricultura intensiva donde se prodiga el uso de pesticidas y en individuos que ocupan zonas circundantes. A pesar de todo esto no hay que asustarse, los suelos son sistemas que aguantan bien la contaminación, su carácter tampón y su capacidad de retención, les hace ser buenos amortiguadores.

CONCLUSION

Las sustancias químicas están presentes en todo el planeta y la manipulación de estos

han llevado a la aparición de nuevos compuestos orgánicos sintéticos cuya producción se ha ido incrementando debido al crecimiento de la industria sin embargo este progreso ha originado aspectos negativos. El incremento de la producción y uso de compuestos orgánicos sintéticos ha multiplicado el número de incidentes en los que estas sustancias orgánicas han llegado a la atmósfera, hidrosfera, suelos y sedimentos, provocando episodios contaminantes con graves consecuencias. Podemos decir que la mayoría de los procesos de contaminación por compuestos orgánicos es generalmente una consecuencia de la manipulación inadecuada de estas sustancias por el hombre por ello es necesario e importante tomar medidas de seguridad en la producción, almacenamiento, transporte y manejo de estos compuestos orgánicos.

BIBLIOGRAFIA

Mercado Francisco, Contaminantes orgánicos volátiles, obtenido de:

Albert Lilia, Compuestos Orgánicos persistentes, obtenido de:

Compuestos orgánicos volátiles recuperado de:

¿Qué son los COP?, Recuperado de: