Sie sind auf Seite 1von 279

Desafiando

la naturaleza

EDITORIAL QUINTESSENCE LTDA. Sao Paulo, Barcelona, Berlín, Bucarest, Chicago, Estambul, Londres Milán, Moscú, Nueva Delhi, Paris, Pekín, Praga, ToKio, y Varsovia.

Título:

Desafiando la Naturaleza

Autor:

Paulo Kano

Revisión de texto

INSTRUCCIONES

para utilizar el Atlas y el libro de texto.

Para sacar el máximo partido a esta obra, se recomienda, utilizar simultáneamente

imágenes de la secuencia de encerado y casos clínicos, que podrán ser realizados por el lector, y el texto es un cuaderno con la descripción detallada de cada imagen. El lector, podrá observar que las imágenes del atlas están repetidas en el texto, con la intención de facilitar la comprensión de la lectura. Los volúmenes están elaborados de esta manera para que el usuario pueda seguir la evolución de los trabajos de una forma razonada, observando en todo momento las imágenes. El texto básico del libro esta prácticamente resumido en los pies de pagina de cada una de las imágenes .De esta manera se pretende dar el máximo valor a las imágenes. Como dice el refrán: “Una imagen vale mas que mil palabras”

los dos ejemplares ( Atlas y Texto). El atlas contiene las

Capítulo 1

NOMENCLATURA

Dientes Posteriores

La nomenclatura corresponde al conjunto de términos utilizados para describir las características de los dientes. Para el aprendizaje es fundamental , distinguir y reconocer los detalles anatómicos que serán reproducidos en cada ejercicio, por los operadores.

NOMENCLATURA

Dientes Posteriores

1.

Cara

11.

Arista transversal

2.

Borde

12.

Lóbulo central

3.

Angulo

13.

Lóbulo lateral

4.

Cresta marginal mesial

14.

Surco

5.

Cresta marginal distal

15.

Fosa

6.

Cresta oblicua o puente de esmalte

16.

Suelo de la fosa

7.

Cúspide

17.

Protuberancia

8.

Vértice

18.

Tubérculo

9.

Vertiente

19.

Perímetro oclusal

Nomenclatura - Dientes Posteriores

3

17 (1) Distal (2) Vestibular 5 (2) Oclusal 8 CARA DISTAL
17
(1) Distal
(2) Vestibular
5
(2) Oclusal
8
CARA DISTAL
9 10 12 10 13 5 12 14 20 6 18 7 CARA OCLUSAL
9
10
12
10
13
5
12
14
20
6
18
7
CARA OCLUSAL
(1) Palatino (2) Distal (2) Mesial 14 18 10 7 8 CARA PALATINA
(1) Palatino
(2) Distal
(2) Mesial
14
18
10
7
8
CARA PALATINA
(2) Distal (2) Mesial 14 18 10 7 8 CARA PALATINA (1) Vestibular (15) Distal (15)
(1) Vestibular (15) Distal (15) Mesial 16 14 19 (2) Mesial 20 (1) Palatino CARA
(1) Vestibular
(15) Distal
(15) Mesial
16
14
19
(2) Mesial
20
(1) Palatino
CARA OCLUSAL

4

Desafiando la naturaleza

Caras

Bordes

Ángulos

Crestas

Cúspides

Vertiente

Arista

Son las superficies de los dientes, denominadas de acuerdo con su localización (vestibular, lingual/palatina, mesial, distal y oclusal).

Límites de una determinada cara

En la anatomía dental, un ángulo está determinado por la unión de dos o más caras. Existen ángulos diedros y triedros, formados por la unión de dos o tres superficies o caras, respectivamente.

Las crestas son estructuras de refuerzo de los dientes, que unen dos cúspides en la periferia o a través de la cara oclusal. Cuando están uniendo las cúspides en la región proximal, son denominadas crestas marginales (mesial o distal); cuando unen las cúspides oblicuamente a través de la cara oclusal, en sentido vestibulolingual/palatino, interrumpiendo el surco principal, son denominadas crestas oblicuas o puente de esmalte. Esas estructuras están presentes en los primeros molares superiores y en los primeros premolares inferiores.

Elevación pronunciada en la superficie oclusal de los dientes posteriores, que presenta cuatro caras, con un ápice puntiagudo, denominado vértice. Las cúspides son denominadas de acuerdo con la localización en la cara oclusal.

Corresponde a una de las cuatro caras de la cúspide. De esa forma, todas las cúspides están formadas por cuatro vertientes que determinan una forma piramidal.

Las aristas son ángulos diedros que, de acuerdo con su localización, son denominadas longitudinales o transversales. Las aristas longitudinales están formadas por la unión de la cara vestibular o lingual con la cara oclusal, dispuestas en sentido mesiodistal. Las aristas transversales están en la cara oclusal, y se forman por la unión de dos vertientes de una misma cúspide.

Nomenclatura - Dientes Posteriores

5

Lóbulo

Surco

Fosa

Perfil de emergencia

Tubérculo

Abultamiento redondeado, presente en la cara vestibular y en las cúspides de los dientes posteriores. De acuerdo con la localización puede ser denominado como lóbulo vestibular o lóbulo oclusal; de acuerdo con la dimensión, pueden ser clasificados en lóbulo central o lóbulo lateral. Una de las principales características de la cara oclusal es la presencia de lóbulos de diferentes tamaños y formas. Cada cúspide presenta un máximo de tres lóbulos: 1 central y 2 laterales, que nunca son iguales. El lóbulo central y más prominente, siempre girado hacia el fondo de la fosa central, donde ocurre el punto de contacto. Los lóbulos laterales son discretos, en un nivel inferior a la cresta marginal, y reproducidos de esa forma, durante el modelado no es necesario desgastarlos en el ajuste oclusal porque no estarán en contacto con los dientes antagonistas, ya que están por debajo de la cresta marginal y del lóbulo central.

Es una hendidura estrecha y lineal, clasificada de acuerdo con la localización o dirección, pudiendo ser oclusal, vestibular, lingual/palatina, mesial y/o distal.

Es una depresión situada en la cara oclusal de los dientes, delimitada por aristas y/o crestas. Según su localización en la cara se clasifica como fosa central, mesial o distal. La zona más profunda es denominada fondo de la fosa.

Prominencia redondeada localizado en la cara vestibular o lingual.

Protuberancia redondeada que se encuentra en la cara palatina de algunos dientes, formada por un mayor depósito de esmalte. Se observa frecuentemente localizado en el primer molar superior, denominado “Tubérculo de Carabelli”.

Perímetro

Es la línea formada por la unión de las aristas longitudinales y las crestas marginales, delimitando toda la cara oclusal.

oclusal

Tabla oclusal

Corresponde la región de la cara oclusal delimitada por el perímetro oclusal.

Capítulo 2

CARACTERISTICAS

Dientes Posteriores

La morfología dental varia en relación al grupo al que pertenece. Para facilitar la técnica de encerar es fundamental conocer las características anatómicas especificas de cada diente. Estas características serán descritas y posteriormente reproducidas.

8

Desafiando la naturaleza

1º PREMOLAR Superior D M
1º PREMOLAR
Superior
D
M
8 Desafiando la naturaleza 1º PREMOLAR Superior D M M D Cara Vestibular Cara Mesial D
M D Cara Vestibular
M
D
Cara Vestibular
Cara Mesial
Cara Mesial
D M Cara Palatina
D
M
Cara Palatina
Cara Distal
Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

9

1º PREMOLAR SUPERIOR Es el diente mas voluminoso del grupo de los premolares

Cara

vestibular

Cara

palatina

La cara presenta una forma ovoide, con un vértice definido ligeramente inclinado hacia mesial. En los bordes proximales no hay formación de ángulos de transición del tercio medio al tercio oclusal. El borde mesial se presenta con un mayor tamaño, con una concavidad en el tercio cervical y una convexidad en los tercios medio y oclusal. El borde distal es menor y convexo en toda su extensión. A lo largo de toda la cara existe una gran prominencia cervical. El lóbulo central vestibular es evidente, estando separado de discretos lóbulos laterales por dos surcos de desarrollo. El surco mesial es mas pronunciado, promoviendo una mayor inclinación de ese segmento hacia palatino, detalle anatómico que es una característica diferencial del primer premolar superior. El surco de desarrollo distal, muchas veces, no esta presente.

La cara presenta una forma ovoide, con un vértice muy inclinado hacia mesial en relación a la línea media de la corona. En función de las dimensiones reducidas de esa cara, es posible visualizar la silueta de la cúspide vestibular. A lo largo de la cara no hay una evidencia de los lóbulos y los surcos. La cresta marginal mesial es mas coronal que la cresta marginal distal, mientras que, cuando el diente esta posicionado en la arcada ocurre al contrario, debido al eje de inserción del diente inclinado hacia distal.

10

Desafiando la naturaleza

Caras

proximales

Cara

oclusal

En una visión proximal es posible observar que la silueta palatina es menor que la vestibular, presentando una convexidad uniforme desde cervical hasta el vértice. La línea cervical es cóncava hacia la raíz y el borde oclusal esta constituido por dos cúspides de forma desigual, siendo la cúspide vestibular mas prominente. En la cara mesial es posible visualizar que la cresta marginal mesial esta mas apical que la distal, siendo interrumpida en su punto medio por un surco de escape que determina una ranura. La cara distal presenta una dimensión vestibulopalatina mayor, con una cresta marginal plana, que también puede ser interrumpida por un surco de escape.

Forma ovoide, siendo posible visualizar ambas cúspides ( vestibular y lingual), la mitad de la cara vestibular, un tercio de la cara palatina y parte de las caras proximales. Los bordes mesial y distal presentan una leve convergencia hacia palatino. La tabla oclusal esta constituida por lóbulos, un surco principal y dos fosas. En ambas cúspides el lóbulo central es mas visible y los laterales mas pequeños. Incluso, en la cúspide vestibular, es común que apenas aparezca un lóbulo central. En las crestas marginales, los lóbulos son discretos, de formato triangular. La cúspide vestibular es mayor, en virtud de su extensión hacia palatino, y determina un surco principal excéntrico, con una dirección mesiodistal rectilínea. El surco principal, constituido por el surco mesiodistal, invade las cúspides y crestas marginales, estableciendo características determinantes, como por ejemplo, el recorrido de la cresta marginal mesial. Las aristas longitudinales de las cúspides y las crestas marginales delimitan ambas fosas: mesial y distal. Los perímetros de las fosas presentan la forma de dos letras “D” reflejadas. Esta característica puede ser observada en la figura, a través del brillo determinado por el perímetro oclusal de las fosas.

Características - Dientes Posteriores

11

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 1º premolar superior tiene los contactos en céntrica en:

La cresta marginal mesial del 1º premolar superior contacta con el

vértice o arista longitudinal distal de la cúspide vestibular del 1º premolar inferior. Es un contacto del tipo H ( horizontal), entre cresta

marginal y punta de cúspide o arista longitudinal.

La cresta marginal distal contacta con la arista longitudinal mesial

de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior ( contacto tipo H).

D M
D
M
contacta con la arista longitudinal mesial de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior ( contacto

12

Desafiando la naturaleza

M D Cara Vestibular Cara Mesial
M
D
Cara Vestibular
Cara Mesial
D M Cara Palatina Cara Distal
D
M
Cara Palatina
Cara Distal
2º PREMOLAR Superior D M
2º PREMOLAR
Superior
D
M

Características - Dientes Posteriores

13

Cara

vestibular

Cara

palatina

2º PREMOLAR SUPERIOR

La cara presenta un formato ovoide, con un vértice que coincide con el eje dentario. Los bordes proximales presentan las mismas características que el primer premolar superior. A lo largo de la cara, se visualiza una prominencia cervical más estrecha y menos prominente que la del primer premolar superior. El lóbulo central vestibular está separado de los lóbulos laterales por surcos de desarrollo que se extienden hasta las aristas longitudinales, creando sinuosidades en las mismas. Los lóbulos laterales, mesial y distal, son más evidentes que los del primer premolar.

Presenta un formato ovoide, con un vértice ligeramente inclinado hacia mesial, y con detalles anatómicos similares a los del primer premolar superior. Una característica que lo diferencia es que la cara palatina presenta una altura similar a la cara vestibular.

14

Desafiando la naturaleza

Caras

proximales

Cara

oclusal

Las características anatómicas son semejantes a las del primer premolar superior. Una característica diferencial es que las cúspides vestibular y palatina presentan la misma altura.

Tiene un formato trapezoidal, siendo posible visualizar ambas cúspides (vestibular y palatina), un tercio de la cara vestibular, un tercio de la cara palatina y parte de las caras proximales. Los bordes mesial y distal presentan poca o ninguna convergencia hacia palatino. La tabla oclusal esta constituida por lóbulos, un surco principal mas evidente que el del primer premolar superior y dos fosas. En ambas cúspides el lóbulo central esta discretamente orientado hacia el fondo de la fosa distal. Una característica importante es la presencia de lóbulos laterales en la cúspide vestibular. En las crestas marginales, los lóbulos presentan un formato triangular, mas alargado que el del primer premolar superior. Las cúspides presentan dimensiones similares, determinando un posición centrada del surco principal mesiodistal, describiendo una forma irregular sinuosa. Las fosas mesial y distal presentan una forma de dos letras “D” en imagen especular.

Características - Dientes Posteriores

15

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 2º premolar superior tiene los contactos en céntrica en:

La cresta marginal mesial del 2º premolar superior contacta con el

vértice o arista longitudinal distal de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior. Es un contacto del tipo H ( horizontal), entre cresta

marginal y punta de cúspide o arista longitudinal.

La cresta marginal distal del 2º premolar superior contacta con la

arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 1º molar

inferior ( contacto tipo H).

En algunas situaciones pueden ocurrir contactos entre:

Lóbulo central de la cúspide palatina contra el lóbulo central de la

cúspide vestibular del 2º premolar inferior, próximo al fondo de la fosa. Este es un contacto de tipo B, que ocurre entre lóbulos.

Vertiente mesial de la cúspide palatina contra el segmento oblicuo

del lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 2º premolar inferior.

Este es un contacto de tipo C, entre una vertiente superior y un lóbulo central inferior.

Vertiente distal de la cúspide palatina contra el lóbulo central de la cúspide distolingual del 2º premolar inferior ( contacto tipo C)

cúspide palatina contra el lóbulo central de la cúspide distolingual del 2º premolar inferior ( contacto

D

M

16

Desafiando la naturaleza

1º MOLAR Superior D M
1º MOLAR
Superior
D
M
16 Desafiando la naturaleza 1º MOLAR Superior D M M D Cara Vestibular Cara Mesial D
M D Cara Vestibular
M
D
Cara Vestibular
Cara Mesial
Cara Mesial
D M Cara Palatina
D
M
Cara Palatina
Cara Distal
Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

17

Cara

vestibular

Cara

palatina

1º MOLAR SUPERIOR Es el diente mas voluminoso de todos los molares superiores.

La cara presenta una forma trapezoidal, siendo posible visualizar gran parte de la cara distal, lo que es una característica que diferencia a este diente. El borde mesial se presenta plano en el tercio cervical y convexo en los tercios medio y oclusal. El borde distal es menor y convexo en toda su extensión. La línea cervical esta formada por dos segmentos separados por un pico agudo dirigido hacia la raíz en el punto medio de la cara vestibular. La presencia de dos cúspides vestibulares confiere al borde oclusal un contorno parecido a la letra “W”, siendo la cúspide mesial mayor y mas inclinada hacia palatino. El vértice de la cúspide mesiopalatina es visible al fondo. A lo largo de la cara se presenta una prominencia cervical y dos lóbulos centrales vestibulares prominentes. La prominencia esta separada de esos lóbulos por un surco horizontal. A su vez, los lóbulos centrales están separados por el surco oclusovestibular que termina en la mitad de la cara, con una leve inclinación hacia distal, haciendo el lóbulo mesial mas amplio que el distal. En la intersección del surco horizontal y el surco oclusovestibular se forma una discreta depresión triangular a nivel del tercio medio.

Presenta una dimensión mesiodistal mayor y mas convexa que la cara vestibular. La línea cervical es plana, en cuanto al borde oclusal, se visualizan dos cúspides que determinan un aspecto parecido a la letra ”W”. La cúspide mesiopalatina es mas redondeada y ligeramente mas oclusal que la cúspide distopalatal, que es menor y mas estrecha, con un diseño mas redondeado. Un surco palatino proveniente de la cara oclusal separa las cúspides, terminando suavemente en la mitad de la cara. En el segmento mesial, una característica anatómica muy importante es el Tubérculo de Carabelli, que varía de forma y frecuencia según los pacientes.

18

Desafiando la naturaleza

Caras

proximales

Cara

oclusal

Son las caras mas largas de la corona en sentido vestibulolingual y tienen forma de trapecio irregular. Los perfiles vestibular

y palatino convergen hacia oclusal. En ambas caras las crestas marginales son planas, tendiendo hacia horizontal, estando

interrumpidas por un surco de escape. En la cara mesial, se observa que la cúspide mesiopalatina es mayor que la cúspide mesiovestibular. En la cara distal es posible observar que la cúspide distovestibular es mas prominente que la distopalatina.

La cresta marginal distal es mas estrecha en sentido vestibulopalatina y menos prominente que la cresta mesial, siendo

normalmente interrumpida por un surco de escape distal mas colocado hacia vestibular, determinando un segmento palatino mayor. Apenas una pequeña porción de cada cúspide mesial es visible desde distal.

Este diente presenta una corona mas amplia en sentido vestibulolingual que en sentido mesiodistal. La cara oclusal tiene una forma romboidal, siendo posible visualizar cuatro cúspides, un tercio de la cara vestibular, la mitad de la cara palatina (incluyendo el tubérculo) y parte de las caras proximales. Las cúspides presentan el siguiente orden decreciente de

volumen: mesiopalatina, mesiovestibular, distovestibular y distopalatal. La cúspide mesiopalatina es la mas redondeada y

grande de los molares, y la cúspide distopalatal es la mas estrecha y redondeada. La tabla oclusal, es de forma similar a un paralelogramo irregular, y está constituida por lóbulos, un puente de esmalte, un surco principal y dos fosas. Todas las cúspides presentan tres lóbulos bien definidos. En la cresta marginal mesial , el lóbulo es triangular y largo, frecuentemente puede estar segmentado. En la cresta distal, el lóbulo es único, corto y estrecho. El puente de esmalte se extiende desde la cúspide distovestibular hasta la mesiopalatina pudiendo ser interrumpido, y esta en un nivel mas alto que

el surco principal, el cual esta formado por los surcos: mesiodistal, oclusovestibular ( que divide las cúspides vestibulares)

y oclusodistopalatino. La cara presenta dos fosas, una mesial y otra distal. El perímetro de la fosa mesial esta determinado

por las aristas longitudinales de las cúspides vestibulares, el puente de esmalte, el vértice de la cúspide mesiopalatina y

cresta marginal mesial, creando una forma triangular, semejante a la de un corazón. El segmento del surco principal . La fosa distal está

presente en esa fosa mesial tiene una forma que se parece al símbolo de Mercedes-Benz

delimitada por la cresta marginal distal, el vértice de la cúspide distovestibular el puente de esmalte y el vértice de la

cúspide distopalatina, creándose la forma de un triangulo rectángulo irregular. El surco distopalatino presente en esa fosa

es paralelo al puente de esmalte y tiene la forma del símbolo matemático (

esa fosa es paralelo al puente de esmalte y tiene la forma del símbolo matemático (
esa fosa es paralelo al puente de esmalte y tiene la forma del símbolo matemático (

), terminando en la cara palatina.

Características - Dientes Posteriores

19

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 1º molar superior tiene los contactos en céntrica en:

La cresta marginal mesial contacta con el vértice o arista

longitudinal distal de la cúspide vestibular del 1º molar inferior.

(contacto tipo H)

La cresta marginal distal contacta con la arista longitudinal mesial de la cúspide vestibular del 2º molar inferior (contacto tipo H). Lóbulo central de la cúspide mesiovestibular contacta contra la vertiente mesial de la cúspide vestibular media del 1º molar inferior, es

un contacto de tipo A, que ocurre entre vertientes de dientes inferiores

y lóbulos centrales de superiores. Lóbulo central de la cúspide distovestibular contra vertiente distal de la cúspide vestibular media del 1º molar inferior ( contacto tipo A) Lóbulo central de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior contra el lóbulo central de la cúspide vestibular media del º1 molar inferior (contacto tipo B) Vertiente mesial de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior contra el segmento oblicuo del lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 1 molar inferior ( contacto tipo C) Vertiente distal de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior contra el lóbulo central de la cúspide distolingual del 1º molar inferior ( contacto tipo C)

D M
D
M
1º molar superior contra el lóbulo central de la cúspide distolingual del 1º molar inferior (

20

Desafiando la naturaleza

M D Cara Vestibular
M
D
Cara Vestibular
Cara Mesial
Cara Mesial
Desafiando la naturaleza M D Cara Vestibular Cara Mesial D 2º MOLAR Superior M D M

D

2º MOLAR

Superior

M

D M Cara Palatina
D
M
Cara Palatina
Cara Distal
Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

21

2º MOLAR SUPERIOR Es el diente mas voluminoso de todos los premolares

Cara

vestibular

Cara

palatina

Caras

proximales

Presenta un formato trapezoidal con unas características semejantes a las del 1º molar superior, pero con unas dimensiones menores, surcos menos pronunciados y la cara distal no es visible, siendo posible observar la silueta de la cúspide mesiopalatina. Una característica diferencial que debido al desplazamiento del surco vestibular hacia distal, la cúspide mesiovestibular es mayor, y la cúspide distovestibular es menor y mas corta.

La forma es semejante a la del 1º molar superior pero con dimensiones menores que la cara vestibular. Eso es porque habitualmente presenta una cúspide palatina, o en caso de la presencia de una segunda cúspide, esta es muy discreta. Raramente se observa un Tubérculo de Carabelli. Es posible visualizar el perfil de las cúspides vestibulares.

Las características son semejantes a las del 1º molar superior, pero la cara distal es mas estrecha en relación a la mesial, haciendo la cúspide mesiopalatina mas visible.

22

Desafiando la naturaleza

Cara

oclusal

Presenta una forma trapezoidal, siendo posible visualizar cuatro cúspides, un tercio de la cara vestibular, la mitad de la cara palatina y parte de las caras proximales. La mayoría de las veces, la cúspide distopalatina es discreta, o incluso puede estar ausente en esta clase de dientes. Esa cúspide sufre una disminución progresiva en los segundos y terceros molares. La tabla oclusal esta constituida por lóbulos, un puente de esmalte, un surco principal, y dos fosas ( cuando hay cuatro cúspides) o una fosa ( cuando hay tres cúspides). El puente de esmalte también es menor. El surco principal esta constituido por los surcos: mesiodistal, oclusovestibular, ocluso-disto-palatino, y permanece con la característica semejante

al símbolo de Mercedes en la fosa mesial, y la llave matemática de forma mas irregular en la fosa distal. El perímetro de la

fosa mesial se asemeja a un corazón, y el perímetro de la fosa distal se asemeja a un triángulo escaleno.

Características - Dientes Posteriores

23

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 2º molar superior tiene los contactos en céntrica en:

La cresta marginal mesial contra la arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior ( contacto tipo H)

Lóbulo central de la cúspide mesiovestibular contra la vertiente

mesial de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior (contacto tipo

A)

Lóbulo central de la cúspide distovestibular contra la vertiente distal de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior ( contacto tipo A)

Lóbulo central de la cúspide mesiopalatina contra lóbulo central de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior ( contacto tipo B)

Vertiente mesial de la cúspide mesiopalatina contra el segmento

oblicuo del lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 2º molar inferior ( contacto tipo C)

Vertiente distal de la cúspide mesiopalatina contra el lóbulo central

de la cúspide distolingual del 2º molar inferior (contacto tipo C)

mesiopalatina contra el lóbulo central de la cúspide distolingual del 2º molar inferior (contacto tipo C)

D

M

24

Desafiando la naturaleza

24 Desafiando la naturaleza 1º PREMOLAR D Inferior M D M Cara Vestibular Cara Mesial M

1º PREMOLAR

D

Inferior

M

D M Cara Vestibular
D
M
Cara Vestibular
Cara Mesial
Cara Mesial
M D Cara Lingual
M
D
Cara Lingual
Cara Distal
Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

25

1º PREMOLAR INFERIOR Es uno de los dientes que mas varia en su morfología.

Cara

vestibular

Cara

palatina

La cara presenta un formato ovoide. Los bordes proximales son levemente convexos y divergentes hacia oclusal. A lo largo de la cara se visualiza una protuberancia cervical prominente y suaves lóbulos centrales y laterales, definidos por surcos de desarrollo planos.

Sus dimensiones son menores que las de la cara vestibular, siendo uniformemente convexa, sin lóbulos ni surcos. La silueta vestibular y casi toda la cara oclusal son visibles desde lingual. El vértice de la cúspide mesiolingual puede estar coincidiendo o levemente a mesial del vértice de la cúspide vestibular.

26

Desafiando la naturaleza

Caras

proximales

Cara

oclusal

Desde una vista proximal se observa que el perfil vestibular presenta una convexidad en los tercios cervical y medio, y una gran inclinación hacia lingual en el tercio oclusal, de modo que el vértice de la cúspide se aproxima a la zona central de la corona. El contorno lingual es relativamente recto, con una convexidad distinta en el tercio oclusal. La cúspide vestibular es mas evidente que las cúspides linguales. El borde oclusal esta inclinado hacia lingual. En la cara mesial, la cresta marginal

esta inclinada hacia cervical aproximadamente unos 45º. En la cara distal, la cresta marginal distal es mas prominente que

la mesial y no presenta una inclinación acentuada hacia cervical.

Presenta una forma ovalada, siendo posible visualizar dos o tres cúspides, gran parte de la cara vestibular, un tercio de la cara lingual y parte de las dos caras proximales. Los bordes proximales convergen hacia lingual. El borde distal es mas

convexo y ambas pueden ser interrumpidas por un surco de escape. La tabla oclusal tiene una forma trapezoidal, con la

base mayor rotada hacia distal, dando un aspecto puntiagudo desde mesial hacia distal. Esta formada por lóbulos, un puente de esmalte, un surco principal y dos fosas. La cúspide vestibular es mas amplia, con un lóbulo central tan prominente que ocupa casi toda la cara oclusal. La cúspide distolingual es mucho mas discreta, presentando apenas un lóbulo. En las crestas marginales los lóbulos son poco evidentes. El surco principal esta constituido por los surcos:

mesiodistal, oclusomesiovestibular, oclusomesiolingual, oclusolingual y oclusodistal. El surco mesiodistal esta interrumpido por el puente de esmalte que se extiende a través de la cara oclusal, uniendo las dos cúspides, vestibular y mesiolingual. El puente puede ser o no ser continuo. Se pueden visualizar dos fosas, una mesial y otra distal mas profunda. Al definir las aristas que contornean las fosas es posible visualizar dos letras “D” asimétricas. El segmento del surco principal presente

en la fosa mesial presenta una configuración semejante a la letra “Y”.

Características - Dientes Posteriores

27

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 1º premolar inferior tiene los contactos en céntrica en:

Vértice/arista longitudinal de la cúspide vestibular contra la cresta marginal del 1º premolar superior ( contacto tipo H)

D M
D
M
longitudinal de la cúspide vestibular contra la cresta marginal del 1º premolar superior ( contacto tipo

28

Desafiando la naturaleza

D M Cara Vestibular Cara Mesial
D
M
Cara Vestibular
Cara Mesial
M D Cara Lingual
M
D
Cara Lingual
Cara Distal
Cara Distal
Desafiando la naturaleza D M Cara Vestibular Cara Mesial M D Cara Lingual Cara Distal 2º

2º PREMOLAR

D

Inferior

M

Características - Dientes Posteriores

29

Cara

vestibular

Cara

palatina

2º PREMOLAR INFERIOR

Las características anatómicas de esta cara son semejantes a las descritas en el 1º premolar inferior. Por otra parte, la prominencia cervical es menor y los surcos son mas evidentes.

Es mas convexa y menor en altura, entretanto, el diámetro mesiodistal es tan amplio como la cara vestibular. Desde esta perspectiva se visualiza la silueta de la cúspide vestibular. A lo largo de la cara se presenta una prominencia en el tercio medio. El numero de cúspides es un factor determinante en la morfología de este diente. Cuando las dos cúspides están presentes, la cara esta dividida por un sutil surco lingual, siendo la cúspide distolingual relativamente menor que la cúspide mesiolingual.

30

Desafiando la naturaleza

Caras

proximales

Cara

oclusal

Desde una vista proximal se observa que el contorno vestibular esta inclinado hacia lingual y el lingual es mas recto, con una inclinación hacia vestibular solo en el tercio oclusal. En el borde oclusal, el segmento palatino esta levemente inclinado hacia cervical. Las crestas marginales son horizontales e irregulares. En la cara mesial, a la altura de la cúspide mesiolingual casi se iguala a la altura de la cúspide vestibular. En la cara distal es posible visualizar las tres cúspides, siendo que la cúspide distolingual es claramente menor.

Las características anatómicas de esta cara dependen del numero de cúspides presentes. El formato de la cara oclusal es cuadrangular, excepto cuando el diente es bicuspideo, que es circular. En la mayor parte de los dientes se observan tres cúspides: vestibular, mesiolingual y distolingual, en orden decreciente. Además de eso, es posible visualizar la mayor parte de la cara vestibular, un tercio de la cara lingual y parte de las caras proximales, principalmente la mesial. Los bordes mesial y distal son rectos y paralelos entre si. La tabla oclusal es de formato rectangular y esta constituida por lóbulos, un surco principal, un puente de esmalte y dos fosas. La cúspide vestibular es mayor, con un lóbulo central bien pronunciado, dirigido hacia el fondo de la fosa distal. La cúspide mesiolingual presenta un lóbulo central marcada, ocupando casi toda la cúspide. La cúspide distolingual, en virtud de su pequeño tamaño, presenta lóbulos discretos. En las crestas marginales, los lóbulos son poco evidentes. El puente de esmalte une las cúspides vestibular y mesiolingual. El surco principal esta desplazado hacia lingual, debido a la amplitud de la cúspide vestibular. Este surco esta formado por los surcos mesio- distal, ocluso lingual (que separa las cúspides linguales), ocluso distovestibular, oclusomesiovestibular, oclusomesiolingual y ocluso-distal. El surco mesio-distal determina la forma de la letra “M”. La asociación de los surcos oclusolingual, oclusodistovestibular y oclusomesiovestibular se asemeja a la letra “Y” o a un cáliz. El perímetro de la fosa mesial se asemeja a la letra “D” y en cuanto al perímetro de la fosa distal, se asemeja a una “luna menguante”

Características - Dientes Posteriores

31

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 2º premolar inferior tiene los contactos en céntrica en:

La arista longitudinal mesial de la cúspide vestibular contra la cresta marginal distal del 1º premolar superior (contacto tipo H)

La arista longitudinal distal de la cúspide vestibular contra la cresta marginal mesial del 2º premolar superior (contacto tipo H)

En otras situaciones podemos encontrar otros contactos distintos:

Lóbulo central de la cúspide vestibular contra el lóbulo central de la cúspide palatina del 2º premolar superior (contacto tipo B)

Segmento oblicuo del lóbulo central de la cúspide mesiolingual

contra la vertiente mesial de la cúspide palatina del 2º premolar superior (contacto tipo C)

Lóbulo central de la cúspide distolingual contra la vertiente distal de la cúspide palatina del 2º premolar superior (contacto tipo C)

D M
D
M
cúspide distolingual contra la vertiente distal de la cúspide palatina del 2º premolar superior (contacto tipo

32

Desafiando la naturaleza

1º MOLAR Inferior M
1º MOLAR
Inferior
M

D

D M Cara Vestibular
D
M
Cara Vestibular
Cara Mesial
Cara Mesial
M D Cara Lingual
M
D
Cara Lingual
Cara Distal
Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

33

Cara

vestibular

Cara

lingual

Caras

proximales

1º MOLAR INFERIOR

Este es el diente con mayor diámetro mesiodistal. La cara presenta una forma trapezoidal irregular. En el borde mesial, el tercio cervical es cóncavo y los tercios oclusal y medio son convexos, mientras que el borde distal es convexo en todos los sentidos. Los dos bordes proximales convergen hacia cervical. La línea cervical es convexa hacia las raíces. En el borde oclusal, debido a la presencia de tres cúspides, se visualiza una letra “m” minúscula. Las cúspides mesiovestibular y la mediana tienen alturas semejantes, separadas por el surco mesiovestibular. La cúspide distal esta separada de la cúspide mediana por el surco distovestibular que es mas sutil. A lo largo de la cara se presenta una prominencia cervical marcada, separada de las cúspides por un surco horizontal. En la intersección de los surcos horizontal y mesiovestibular se forma un delta, que corresponde a una depresión de forma irregular.

Tiene una forma de trapecio irregular, con unas dimensiones menores que la cara vestibular. Es posible visualizar dos cúspides, que determinan un borde oclusal con la forma de la metra “M”. La cúspide mesiolingual es mayor en volumen que la distolingual. Esta cara esta dividida por un surco lingual. A lo largo de esta cara, puede estar presente una prominencia en el tercio medio.

Las caras tienen un formato trapezoidal. El contorno vestibular presenta una inclinación acentuada hacia lingual. El lingual es relativamente plano en el tercio cervical y uniformemente convexo hasta el vértice de las cúspides. En la cara mesial, es posible visualizar que las cúspides mesiovestibular y mesiolingual son de distinta altura, en función del lóbulo central. La cresta mesial es prominente y marcada por el surco de escape mesial. En la cara distal, mas estrecha que la mesial, se observan tres cúspides: distovestibular, distolingual y vestibularmediana. La cúspide distovestibular esta situada hacia lingual con respecto a la cúspide mediana. La cresta distal es menor que la mesial y presenta una ranura, potenciada por un surco de escape distal.

34

Desafiando la naturaleza

Cara

oclusal

La cara oclusal presenta una forma pentagonal, siendo posible visualizar cinco cúspides, dos tercios de la cara vestibular, el tercio oclusal de la cara lingual y parte de las caras proximales. Las cúspides siguen el siguiente orden decreciente de tamaño: mesiolingual, mesiovestibular, distolingual, vestibularmedia y distovestibular. El borde vestibular es mayor que el lingual. El borde mesial es mas amplio que el distal. La tabla oclusal, de forma pentagonal, esta constituida por lóbulos, un surco principal y tres fosas. Una característica peculiar de los dientes inferiores es que en las cúspides mesiales los lóbulos centrales están segmentados, con una porción oblicua y otra transversal. La cúspide distovestibular, por presentar unas dimensiones menores, en la mayoría de las veces, solo presenta un único lóbulo. En la cresta marginal mesial, apenas se visualiza un lóbulo. El surco principal esta formado por los surcos: mesiodistal (que tiene forma sinuosa y separa las cúspides vestibular y lingual), oclusovestibular ( que separa las cúspides mesiovestibular y mediovestibular), oclusodistovestibular (que separa las cúspides mediovestibular y distovestibular), oclusolingual (que separa las cúspides linguales), oclusomesiolingual y oclusodistolingual. La unión de los surcos mesiodistal, oclusolingual, oclusodistolingual y oclusomesiolingual forman una letra semejante a la “M”. Parte del surco mesiodistal, oclusovestibular y oclusodistovestibular determinan la forma de la letra “Y”. Presenta tres fosas: mesial, central y distal. El perímetro de la fosa mesial esta delimitado por una línea que une la cresta marginal mesial, el vértice de la cúspide mesiovestibular y el vértice de la cúspide mesiolingual. A su vez, el perímetro de la fosa distal esta formado por la unión de las crestas marginal distal y los vértices de las cúspides distovestibular y distolingual. Tanto la fosa mesial como la distal presentan una configuración semejante a una hoja. La fosa central tiene forma de carrete y esta delimitada por los vértices de las cúspides mesiovestibular, mediovestibular ,distolingual, distovestibular y mesiolingual.

Características - Dientes Posteriores

35

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 1º molar inferior tiene los contactos en céntrica en:

Arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular contra la cresta marginal distal del 2º premolar superior (contacto tipo H)

Arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular contra la

cresta marginal mesial del 1º molar superior (contacto tipo H)

Vertiente mesial de la cúspide vestibulomedia contra el lóbulo central

de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior (contacto tipo A)

Vertiente distal de la cúspide vestibulomedia contra el lóbulo central de la cúspide distovestibular del 1º molar superior (contacto tipo A)

Lóbulo central de la cúspide vestibulomedia contra el lóbulo central de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior (contacto tipo B)

Segmento oblicuo del lóbulo central de la cúspide mesiolingual

contra la vertiente mesial de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior (contacto tipo C)

Lóbulo central de la cúspide distolingual contra la vertiente distal de

la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior (contacto tipo C)

distolingual contra la vertiente distal de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior (contacto tipo C)

D

M

36

Desafiando la naturaleza

D M Cara Vestibular Cara Mesial
D
M
Cara Vestibular
Cara Mesial
M D Cara Lingual
M
D
Cara Lingual
Cara Distal
Cara Distal
2º MOLAR Inferior D M
2º MOLAR
Inferior
D
M
36 Desafiando la naturaleza D M Cara Vestibular Cara Mesial M D Cara Lingual Cara Distal

Características - Dientes Posteriores

37

Cara

vestibular

Cara

lingual

Caras

proximales

2º MOLAR INFERIOR

Esta cara es discretamente mayor que la lingual. Tiene una forma trapezoidal, con los bordes proximales convexos, siendo el distal mas corto y evidente. La línea cervical es convexa hacia la raíz. Se pueden visualizar dos cúspides, la mesiovestibular y la distovestibular, separadas por un surco vestibular, desplazado hacia distal, lo que convierte al segmento mesial en el mas grande de los dos. El borde oclusal tiene la forma de una letra “M”. A lo largo de esta cara, se presentan caracteres semejantes a los del 1º molar inferior, pero sin la formación de la fosita central.

Tiene una forma semejante a la de la cara vestibular, pero con menores dimensiones y mayor convexidad. Presenta dos cúspides, divididas por un surco lingual menos nítido que el del 1º molar inferior. La cúspide distolingual es bastante convexa. Es posible visualizar la silueta de las cúspides vestibulares.

Son semejantes a las del 1º molar inferior, pero, en la cara mesial, las cúspides mesiovestibular y mesiolingual presentan la

misma altura. En la cara distal es posible visualizar la silueta de las cúspides mesiales.

38

Desafiando la naturaleza

Cara

oclusal

La cara oclusal tiene un forma rectangular redondeada, siendo posible visualizar cuatro cúspides, dos tercios de la cara vestibular, un tercio de la cara lingual y parte de las caras proximales. Las cúspides presentan el siguiente orden decreciente de tamaño: mesiolingual, mesiovestibular, distovestibular y distolingual. La tabla oclusal, de forma rectangular, esta constituida por lóbulos, un surco principal y tres fosas. Los lóbulos de las crestas marginales, tanto en la mesial como en la distal, son poco evidentes. El surco principal esta constituido por los surcos mesiodistal, oclusovestibular y oclusolingual, que se cruzan casi en el centro de la cara, presentando un aspecto de cruz discontinua. Así como el 1º molar inferior, posee tres fosas: mesial, central y distal. El perímetro de la fosa mesial esta delimitado por una línea que une la cresta marginal mesial, el vértice de la cúspide mesiolingual y el vértice de la cúspide mesiovestibular. El de la fosa distal, en cambio, esta formado por la unión de la cresta marginal distal, los vértices de las cúspides distovestibular y distolingual. Tanto la fosa mesial como la distal presentan una configuración como de una hoja. La fosa central tiene forma de carrete y esta delimitada por los vértices de las cúspides mesiovestibular, distovestibular, mesiolingual y distolingual.

Características - Dientes Posteriores

39

CONTACTOS EN OCLUSION CENTRICA El 2º molar inferior tiene los contactos en céntrica en:

La arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular contra la

cresta marginal distal del 1º molar superior (contacto tipo H)

La arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular contra la cresta marginal mesial del 2º molar superior (contacto tipo H)

Vertiente mesial de la cúspide distovestibular contra el lóbulo central de la cúspide mesiovestibular del 2º molar superior (contacto tipo A)

Vertiente distal de la cúspide distovestibular contra el lóbulo central de la cúspide distovestibular del 2º molar superior (contacto tipo A)

Lóbulo central de la cúspide distovestibular contra el lóbulo central de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior (contacto tipo B)

El segmento oblicuo del lóbulo central de la cúspide mesiolingual

contra la vertiente mesial de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior (contacto tipo C)

El lóbulo central de la cúspide distolingual contra la vertiente distal de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior (contacto tipo C)

distolingual contra la vertiente distal de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior (contacto tipo C)

D

M

40

Desafiando la naturaleza

Contactos en Oclusión Céntrica

Dientes Superiores

40 Desafiando la naturaleza Contactos en Oclusión Céntrica Dientes Superiores

Características - Dientes Posteriores

41

Contactos en Oclusión Céntrica

Dientes Inferiores

Características - Dientes Posteriores 41 Contactos en Oclusión Céntrica Dientes Inferiores

42

Desafiando la naturaleza

TRAYECTORIA DE LOS DIENTES POSTERIORES

Para la realización de los modelados, además de los conocimientos específicos sobre las características de cada diente, es importante comprender las trayectorias dentarias que servirán de referencia para la determinación de la altura, anchura y dimensión de las cúspides.

de la altura, anchura y dimensión de las cúspides. 1 Línea oclu so- vestibular de los

1 Línea ocluso-vestibular de los dientes superiores. Es una línea antero posterior determinada por la unión de las aristas longitudinales vestibulares de los dientes posteriores superiores.

Línea del surco principal de los dientes posteriores superiores. Es una línea antero posterior formada por la unión de los

2 surcos principales de los dientes posteriores superiores.

3 Línea ocluso-palatina de los dientes superiores. Es una línea antero posterior formada por la unión de las aristas longitudinales palatinas de los dientes posteriores superiores.

Características - Dientes Posteriores

43

Características - Dientes Posteriores 43 4 Línea oclus o-v estibular de los dientes inferiores . Es
Características - Dientes Posteriores 43 4 Línea oclus o-v estibular de los dientes inferiores . Es

4 Línea ocluso-vestibular de los dientes inferiores. Es una línea antero posterior determinada por la unión de las aristas longitudinales vestibulares de los dientes posteriores inferiores.

5 Línea del surco principal de los dientes posteriores inferiores. Es una línea antero posterior formada por la unión del surco principal de los dientes posteriores inferiores.

Línea ocluso-lingual de los dientes inferiores. Es una línea antero posterior formada por la unión de las aristas longitudinales 6 de los dientes posteriores inferiores.

44

Desafiando la naturaleza

7

8

Línea de sonrisa. Es una línea imaginaria que pasa por los bordes incisales de los dientes superiores anteriores y por las puntas de las cúspides de los dientes superiores posteriores formando un arco. Esa referencia es importante porque permite determinar la altura aproximada de las cúspides vestibulares de los dientes posteriores superiores. Solo dentista en la clínica puede tener esa referencia y pasarla al técnico de laboratorio, porque la línea de la sonrisa precisa de otras referencias como el labio y comisuras bucales. Por eso, quien hace el plan de tratamiento tiene que ser el dentista y no el

técnico de laboratorio.

Línea de los incisivos inferiores. Es una línea imaginaria que acompaña a los bordes incisales de los dientes anteriores inferiores.

Las líneas 1,2,3,4 y 6 son paralelas entre si. Las líneas 1 y 7 son referencias para la determinación de la altura de las cúspides vestibulares de los dientes posteriores superiores. Las líneas 3 y 6 determinan la inclinación de las cúspides en la tabla oclusal. La línea 3 determina la inclinación de las cúspides vestibulares de los dientes inferiores y la línea 6 determina la inclinación de las cúspides palatinas de los dientes superiores. Desde una visión frontal, la línea 2 asociada a la línea 6, determina la altura, dirección e inclinación de las cúspides palatinas.

Bibliografía

1. Dubrul EL. Anatomia Oral de Sicher e Dubrul. 8 ed. San Paulo: Artes Médicas, 1991.

2. Jordan RE, Abrams L, Krauas BS. Kraus`Dental Anatomy and Oclusion. 2 ed. St. Louis: Mosby Year Book, 1992.

3. Picosse M. Anatomia dentária. 4 ed. San Paulo: Sarvier Editorial, 1983.

Capítulo 3

ENCERADO

Ejercicios de entrenamiento

Antes de iniciar el encerado de los dientes, es indispensable la ejecución de ejercicios para el entrenamiento de la manipulación y la aplicación de la cera, y para el desarrollo de las habilidades necesarias para los procedimientos de modelado.

46

Desafiando la naturaleza

1
1
2
2
46 Desafiando la naturaleza 1 2   Cera de modelado (Pro-Mod VKS, al diente, Figura 1
 

Cera de modelado (Pro-Mod VKS, al diente,

Figura 1

Dentalprodukte)

Figura 2

Instrumentos manuales, cortantes y goteadores, apropiados para la realización del modelado.

Encerado - Ejercicios

47

Encerado - Ejercicios 47 3 4 5 Figura 3 Figura 4 Figura 5 Aparato aplicador de
3
3
4
4
Encerado - Ejercicios 47 3 4 5 Figura 3 Figura 4 Figura 5 Aparato aplicador de
5
5

Figura 3

Figura 4

Figura 5

Aparato aplicador de cera ( Prott´s) Este equipamiento presenta tres tipos de puntas goteadoras, que facilitan el procedimiento del modelado, las cuales calientan la cera de acuerdo con un termostato que regula la temperatura, variando la viscosidad de la cera calentada.

Cera calentada para la realización del modelado. La temperatura debe ser regulada para que se obtenga una viscosidad ideal. La gota de cera no debe estar muy fluida, a punto de gotear del instrumento caliente. En caso de que gotee, la temperatura debe ser reducida.

Consistencia ideal del trabajo de la cera calentada.

48

Desafiando la naturaleza

Figura 6

6a
6a
6b
6b
6c
6c
6d
6d

A a D

Los ejercicios para el entrenamiento deben ser realizados sobre una hoja de papel, y son fundamentales para familiarizarse con la cera y con el instrumental. Se debe entrenar de diversas formas, por ejemplo: (6a) gotas (6b) líneas (6c) forma de brocha (6d) letra J. Es importante que se repita cada forma, como mínimo 10 veces, con la misma dimensión, para desarrollar precisión y destreza.

Capítulo 4

ENCERADO

Dientes superiores con su antagonista

En este capitulo será descrita la técnica de encerado de los dientes superiores, basada en las referencias proporcionadas por la presencia de los dientes antagonistas.

50

Desafiando la naturaleza

1
1
50 Desafiando la naturaleza 1 2 Figura 1 Figura 2 Para iniciar un encerado es recomendable
2
2

Figura 1

Figura 2

Para iniciar un encerado es recomendable que los modelos sean montados en un articulador semiajustable de modo que las características anatómicas sean reproducidas adecuadamente. El posicionamiento del modelo superior puede ser determinado de forma

aleatoria, con ayuda de un plano de camper o un plano

oclusal. En seguida, para la fijación del modelo inferior, este deber ser articulado con el modelo superior en una

posición precisa de oclusión céntrica, para que los contactos sigan establecidos de una forma apropiada. El ángulo de Bennet deber de estar ajustado a 15º y la ITC a 30º, o conforme a la recomendación del fabricante. Se puede observar que, en el modelo superior los dientes posteriores están preparados para la realización del encerado.

Visión lateral de los modelos articulados para la realización del encerado de los dientes superiores.

Encerado Dientes superiores con antagonista

51

3
3
4
4
Encerado – Dientes superiores con antagonista 51 3 4 5 6 7 8 Figura 3 Figura
5
5
6 7 8
6
7
8

Figura 3

Figura 4

Figura 5

Figura 6

Figura 7

Figura 8

Aspecto oclusal de los dientes posteriores preparados para el encerado.

Troquel del diente 26. Es interesante troquelar los

dientes que serán encerados, para facilitar la manipulación y el acabado del modelado.

En la porción coronal, debe ser aplicado un aislante para el troquel, a fin de facilitar el proceso de remoción de la cera. Esa aplicación debe ser hecha en todos los dientes que serán encerados.

Un equipo interesante utilizado para modelado y su calentador eléctrico para cera ( Hotty, Renfert GmbH, Hilzingen, Alemanha)

Con este equipo, la cera puede ser calentada para estar en estado liquido para que, a través de la técnica de

encerado por inmersión, sea confeccionada una cofia de

cera en la porción coronal del troquel.

Cera de inmersión amarilla ( Duro Dip, Al dente, Dental produkte, Alemanha) que debe ser calentada en el equipo eléctrico.

52

Desafiando la naturaleza

52 Desafiando la naturaleza 9 10 11 12 Figura 9 Figura 10 Figura 11 Figura 12

9

10
10
11
11
12
12

Figura 9

Figura 10

Figura 11

Figura 12

El troquel debe tener la porción coronal cubierta con una cofia de cera para la obtención de una superficie lisa y uniforme, que servirá de referencia durante el encerado. Esa cofia puede ser hecha por la inmersión de la porción coronal del troquel en cera liquida, a una temperatura de entre 89 y 91ºC, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. El diente debe ser inmerso de forma rápida y removido lentamente, para que se consiga una espesura de 0,5mm, ideal para mantener un espacio entre los modelos articulados. En caso de no tener cera de inmersión, este procedimiento puede ser realizado con cualquier otro tipo de cera.

En la figura, la porción coronal cubierta por la cera de inmersión con excesos en el limite cervical, los cuales han de ser quitados con un instrumento de corte para evitar la desadaptación en el modelo. Como la cera es flexible y de consistencia plástica, no hay deformaciones, pudiendo ser recortada y eliminada fácilmente del troquel.

Vista oclusal de los dientes superiores tras la confección de las cofias de cera.

Vista palatina de los dientes superiores tras la confección de las cofias de cera.

Encerado Dientes superiores con antagonista

53

13
13
Encerado – Dientes superiores con antagonista 53 13 14 Figura 13 Figura 14 Aspecto de los
14
14

Figura 13

Figura 14

Aspecto de los modelos articulados tras la cobertura de

los troqueles con las cofias de cera. Se verifica que los dientes están adecuadamente posicionados para evitar errores en encerado.

adecuadamente posicionados para evitar errores en encerado. El encerado debe ser iniciado por la cara vestibular,

El encerado debe ser iniciado por la cara vestibular, debido a las referencias de los dientes antagonistas y de la línea estética de la sonrisa determinada por los dientes homólogos y los dientes anteriores. En la figura, la aplicación de cera que debe ser hecha con

un instrumento adecuadamente calentado en la

región correspondiente a la cúspide vestibular del 1º premolar superior. Observe que el modelo superior esta invertido porque la aplicación de cera debe ser realizada en esta posición.

54

Desafiando la naturaleza

54 Desafiando la naturaleza 15 15 15 15
15
15
15
15
54 Desafiando la naturaleza 15 15 15 15
15
15
54 Desafiando la naturaleza 15 15 15 15
15
15
54 Desafiando la naturaleza 15 15 15 15

Encerado Dientes superiores con antagonista

55

Figura 15

Figura 16

Figura 17

Figura 18

En el modelado de la cara vestibular, el primer paso debe ser la confección de un cono de orientación, cuya configuración esta determinada por tres directrices: la dirección mesiodistal, la posición vestibulopalatina y la altura del vértice. La dirección mesiodistal del cono es una característica peculiar de cada diente, en el caso de un 1º premolar superior el cono debe estar localizado entre el 1º o 2º premolar inferior, levemente inclinado hacia mesial, como se aprecia en la figura. La posición vestibulopalatina y la altura de los conos están determinadas de forma semejante en todos los dientes superiores. Respecto a la posición vestibulopalatina, el vértice del cono debe estar cerca de 1mm inclinado hacia palatino en el extremo cervical de preparación. En relación a la altura, dependerá de la interacción de las características anatómicas, que varían en cada paciente; la relación entre los hemi-arcos de una misma arcada; los movimientos mandibulares y, principalmente, de la estética, siendo este ultimo factor el mas importante de todos. Para obedecer a los criterios estéticos, la altura del cono debe de estar determinada por el diente homologo y por los dientes anteriores, acompañando a la línea de la sonrisa. Cuando existe función de grupo, se asocia esa referencia estética con los movimientos de lateralidad, de modo que las cúspides de los inferiores entren en contacto con los conos superiores, determinando su altura.

En seguida, deben ser confeccionadas las aristas longitudinales de la cúspide, estableciendo la anchura del tercio oclusal de la cara vestibular. La arista mesial debe de extenderse desde el vértice del cono hasta la región del vértice de la cúspide vestibular del 1º premolar inferior, y la arista distal se extenderá desde el vértice del cono hasta las proximidades del vértice de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior.

En la secuencia, hay que llevar a cabo el relleno de la cera para la conclusión de la cara vestibular, la cual debe presentar un formato ovoide, sin ángulos en los bordes mesial y distal, con una protuberancia prominente semejante a la de un canino. El lóbulo central debe ser evidente, separado de los lóbulos laterales (mas discretos) por los surcos de desarrollo. El surco mesial esta mas pronunciado, inclinando ese segmento hacia palatino y haciendo el lóbulo mesial mas evidente. Debe ser mantenido un diastema entre el 1º premolar y el canino para la posterior construcción de la cresta marginal. Recordar: En todos los dientes es importante mantener un espacio entre las caras vestibulares enceradas, para que se mantenga un espacio suficiente para el encerado de las crestas marginales.

Si miramos de lado de la cara vestibular, permite el análisis de otra característica, la inclinación cervico-oclusal. En el caso del 1º premolar superior, esta inclinación debe ser semejante a la del canino, con el modelo examinado en esa angulación a la altura de los ojos, evaluando los dientes de 2 en 2. Tras la finalización de la cara, debe ser mantenida una distancia de 3 a 3,8mm entre el vértice de la cúspide vestibular y la cara vestibular de los dientes inferiores, que corresponde a la mitad de la tabla oclusal, variando de acuerdo con la medida del diente homologo. Esa distancia debe ser reproducida en todos los dientes superiores. También, deben ser ejecutados los movimientos mandibulares, sin posibilidad de contactos, en virtud de la disclusión proporcionada por la guía canina.

56

Desafiando la naturaleza

19
19

Figura 19

Aplicación de cera en la región correspondiente a la cúspide vestibular del 2º premolar superior para la confección del cono de orientación.

Encerado Dientes superiores con antagonista

57

Encerado – Dientes superiores con antagonista 57 20 21 22 23 Figura 20 Figura 21 Figura

20

Encerado – Dientes superiores con antagonista 57 20 21 22 23 Figura 20 Figura 21 Figura

21

22
22
– Dientes superiores con antagonista 57 20 21 22 23 Figura 20 Figura 21 Figura 22
23
23

Figura 20

Figura 21

Figura 22

Figura 23

El cono vestibular debe de estar localizado entre el 2º premolar y el 1º molar inferior, ligeramente mesializado, con una inclinación de cerca de 1mm hacia palatino en relación al limite cervical de la preparación. La altura debe estar determinada por el diente homologo y por los dientes anteriores, acompañando a la línea estética de la sonrisa.

La arista longitudinal mesial se debe extender desde el vértice del cono hasta las proximidades del vértice de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior, y la arista longitudinal distal se extenderá desde el vértice del cono hasta las proximidades del vértice de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior.

Aspecto de la cara vestibular finalizada, tras el relleno con cera y acabado del modelado. La forma de la cara es ovoide, y los dos surcos de desarrollo, mesial y distal, deben de ser reproducidos, pudiéndose extender

hasta las aristas, creando una sinuosidad en las mismas. Esos surcos

originan tres lóbulos: central, mesial y distal (mas evidentes que los del 1º premolar). Otra característica diferencial es la presencia de una protuberancia cervical mas estrecha y menos prominente que la del 1º premolar.

Si miramos de lado la cara vestibular. Se observa que la inclinación cervico- oclusal del 2º premolar deber ser similar a la inclinación del 1º premolar, cuando el modelo es analizado en ese ángulo, evaluando los dientes de 2 en 2.

58

Desafiando la naturaleza

58 Desafiando la naturaleza 19 Figura 24 En la figura, la confección del cono de la

19

Figura 24

En la figura, la confección del cono de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior, que debe estar ligeramente inclinado hacia mesial con el vértice dirigido hacia el surco mesiovestibular del 1º molar inferior. La altura de ese cono sigue la línea de la sonrisa, sin embargo, debe estar ligeramente acortado en virtud de la inclinación del diente hacia distal en el hueso alveolar.

Encerado Dientes superiores con antagonista

59

Encerado – Dientes superiores con antagonista 59 25 26 27 28 Figura 25 Figura 26 Figura

25

26 27
26
27
– Dientes superiores con antagonista 59 25 26 27 28 Figura 25 Figura 26 Figura 27
28
28

Figura 25

Figura 26

Figura 27

Figura 28

En la secuencia, la confección del cono distovestibular, cuyo vértice debe estar dirigido hacia el surco distovestibular del 1º molar inferior, y la altura debe acompañar a la línea estética de la sonrisa, con mayor longitud que el cono mesiovestibular. En el 1º molar superior, los conos deben seguir las mismas orientaciones descritas para los premolares , respecto a la posición vestibulopalatina, recordando que la posición hacia cervical de este diente es mas vestibular en virtud de la apertura del arco.

La confección de las aristas longitudinales debe ser hecha individualmente en cada cúspide. En la cúspide mesiovestibular, la arista mesial se debe extender desde el cono hasta la región del vértice de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior, y la arista distal se extenderá desde el cono hasta las proximidades del vértice de la cúspide vestibulomedia del 1º molar inferior. En la cúspide distovestibular, la arista mesial se extiende desde el cono hasta las inmediaciones del vértice de la cúspide vestibulomedia del 1º molar inferior, y la arista distal desde el cono hasta el borde mesial de la cara vestibular del 2º molar inferior.

En la figura, una visión de la cara vestibular finalizada, que presenta un formato trapezoidal. En los molares, los segmentos mesial y distal deben ser confeccionados individualmente. El segmento mesial deber ser mayor y mas inclinado, con una protuberancia en el lóbulo central semejante a la del 2º premolar superior, y un lóbulo distal ligeramente palatinizado, para que de la impresión de que la cúspide distovestibular está mas vestibularizada. En el segmento distal, las características son

mas sutiles. Los segmentos están separados por un surco oclusovestibular, dirigido

hacia el vértice de la cúspide vestibulomedia del 1º molar inferior. Otras características deben ser reproducidas de acuerdo con el capitulo de Características.

Vista de lado la cara vestibular. Se observa que la inclinación cervico-oclusal del segmento mesial del 1º molar es semejante a la inclinación del 2º premolar, cuando se analiza el modelo en esa angulación, evaluando los dientes de 2 en 2.

60

Desafiando la naturaleza

60 Desafiando la naturaleza 19 Figura 29 Confección del cono mesiovestibular del 2º molar superior. El

19

Figura 29

Confección del cono mesiovestibular del 2º molar superior. El vértice de ese cono debe de estar dirigido hacia el surco vestibular del 2º molar inferior, ligeramente inclinado hacia mesial, y la altura debe acompañar la referencia estética de la línea de la sonrisa. La posición vestibulopalatina debe ser determinada de la misma forma que los demás dientes.

Encerado Dientes superiores con antagonista

61

30
30
Encerado – Dientes superiores con antagonista 61 30 31 32 33 Figura 30 Figura 31 Figura
31
31
Encerado – Dientes superiores con antagonista 61 30 31 32 33 Figura 30 Figura 31 Figura
32
32
– Dientes superiores con antagonista 61 30 31 32 33 Figura 30 Figura 31 Figura 32
33
33

Figura 30

Figura 31

Figura 32

Figura 33

Confección del cono distovestibular, cuyo vértice debe de estar dirigido hacia la región entre el vértice de la cúspide distovestibular y el borde distal de la cara vestibular del 2º molar inferior. La altura de este cono es menor que la del cono mesial.

En la cúspide mesiovestibular, la arista longitudinal mesial se debe extender desde el cono hasta las proximidades del borde mesial de la cara vestibular del 2º molar inferior, y la arista distal se extenderá desde el cono hasta la región del vértice de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior. En la cúspide distovestibular, la arista mesial se extenderá desde el cono hasta el vértice de la cúspide distovestibular del 2º molar

inferior, y la arista distal se extenderá desde el cono hasta el borde distal

de la cara vestibular del 2º molar inferior.

Cara vestibular finalizada. La forma de la misma es trapezoidal, con unas características semejantes a las del 1º molar, pero con unas dimensiones menores y surcos menos pronunciados.

Vista de lado las caras vestibulares. Se observa que la inclinación cervico-oclusal del 2º molar es semejante a la inclinación del segmento mesial del 1º molar, cuando el modelo es analizado en ese ángulo, comparando los dientes de 2 en 2.

62

Desafiando la naturaleza

34
34
62 Desafiando la naturaleza 34 35 Figura 34 Figura 35 Aspecto de las caras vestibulares finalizadas.
35
35

Figura 34

Figura 35

Aspecto de las caras vestibulares finalizadas. Se observan las características anatómicas y la curvatura antero posterior. Los bordes oclusales de los premolares determinan la forma de la letra “V”, y los bordes de los molares la letra “W”. Otros detalles peculiares de las caras deben ser reproducidos de acuerdo con lo descrito en el capitulo de Características.

Visión palatina de la relación oclusal de las caras vestibulares y los dientes antagonistas. Como se mencionó anteriormente, debe ser mantenida en todos los dientes una distancia de 3 a 3,8mm entre los vértices de las cúspides vestibulares y las caras

vestibulares de los dientes inferiores, que

corresponde a la mitad de la cara oclusal, variando de acuerdo con las medidas de los dientes homólogos. No deben haber contactos con los dientes antagonistas en oclusión céntrica ni durante los movimientos mandibulares.

Encerado Dientes superiores con antagonista

63

36
36
Encerado – Dientes superiores con antagonista 63 36 Figura 36 Vista oclusal de las caras vestibulares.

Figura 36

Vista oclusal de las caras vestibulares. Observe que las aristas longitudinales determinan la línea oclusovestibular de los dientes superiores posteriores. Un detalle importante es que las aristas longitudinales distales de las cúspides distovestibulares deben estar ligeramente inclinadas hacia palatino.

64

Desafiando la naturaleza

Cara Palatina

37
37
38
38
64 Desafiando la naturaleza Cara Palatina 37 38 39 40 Figura 37 Figura 38 Figura 39
39
39
64 Desafiando la naturaleza Cara Palatina 37 38 39 40 Figura 37 Figura 38 Figura 39
40
40

Figura 37

Figura 38

Figura 39

Figura 40

En la secuencia, deben de ser enceradas las caras palatinas, utilizando como referencia los dientes antagonistas y los movimientos mandibulares. En la figura, se ve el aspecto de la fase inicial de confección del cono palatino del 1º premolar superior.

El vértice de ese cono debe de estar dirigido hacia el fondo

de la fosa distal del 1º premolar inferior, pero, no debe tocar esa zona, colocado a 1,5mm por debajo, nos da la referencia que determina la altura de la cara. Todos los movimientos mandibulares deben de ser ejecutados tras la confección de ese cono y no debe haber contactos.

El aspecto de la cara palatina finalizada. Esta cara tiene forma ovoide, con dimensiones menores que la cara vestibular, presentando una convexidad uniforme desde cervical hasta el vértice. Ese vértice esta muy inclinado hacia mesial, para evitar interferencias durante los movimientos excéntricos de la mandíbula. A lo largo de la cara no hay formación de surcos ni lóbulos. Hay que mantener el diastema entre el 1º premolar superior y el canino.

Aspecto de la relación oclusal con los dientes antagonistas. La inclinación cervico-oclusal esta determinada por la dirección del vértice de la cúspide hacia el fondo de la fosa distal del 1º premolar inferior, como se mencionó anteriormente.

Encerado Dientes superiores con antagonista

65

41
41
Encerado – Dientes superiores con antagonista 65 41 42 43 44 Figura 41 Figura 42 Figura
42
42
Encerado – Dientes superiores con antagonista 65 41 42 43 44 Figura 41 Figura 42 Figura
43
43
– Dientes superiores con antagonista 65 41 42 43 44 Figura 41 Figura 42 Figura 43

44

– Dientes superiores con antagonista 65 41 42 43 44 Figura 41 Figura 42 Figura 43

Figura 41

Figura 42

Figura 43

Figura 44

Confección del cono palatino del 2º premolar superior. El vértice de ese cono debe de estar dirigido hacia el fondo de la fosa distal del 2º premolar inferior, sin haber contacto. La cara palatina debe presentar una altura similar a la de la cara vestibular.

Aspecto de la cara palatina finalizada, que tiene un formato ovoide y posee una inclinación hacia mesial, para evitar interferencias durante los movimientos excursivos de la mandíbula.

Relación oclusal entre la cara palatina del 2º premolar superior y los dientes antagonistas. En oclusión céntrica puede haber un contacto entre las vertientes mesial y distal de la cara palatina del 2º premolar superior y los

lóbulos centrales de las cúspides linguales del 2º

premolar inferior. Tales contactos pueden o no estar presentes, pues las estructuras implicadas son diminutas, siendo considerados contactos opcionales.

Perfil de las caras palatinas de los premolares finalizadas. En el 1º y 2º premolar, la distancia entre los vértices de las cúspides vestibular y palatina es la misma. Si es trazada una línea imaginaria que une los vértices de las cúspides vestibulares de los premolares, esta será paralela a la línea que une el vértice de las cúspides palatinas de los mismos dientes.

66

Desafiando la naturaleza

45
45
46
46
66 Desafiando la naturaleza 45 46 47 48 49 50
47
47
48
48
66 Desafiando la naturaleza 45 46 47 48 49 50
49
49
50
50

Encerado Dientes superiores con antagonista

67

Figura 45

Figura 46

Figura 47

Figura 48

Figura 49

Figura 50

Confección del cono mesiopalatino del 1º molar superior.

El vértice de ese cono debe de estar dirigido hacia el fondo de la fosa central del º molar inferior. No debe haber contactos

en oclusión céntrica, ni durante los movimientos mandibulares.

Cono de la cúspide distopalatina confeccionado.

El vértice de ese cono debe de estar dirigido hacia la intersección de la cresta marginal distal y del surco oclusodistolingual del 1º molar inferior.

Cara palatina del 1º molar superior finalizada. Una característica determinante de esta cara es que presenta un surco palatino, que divide los segmentos mesial y distal, terminando suavemente en la mitad de la cara. Recuerden que el surco presenta una discreta curvatura distal, a medida que se aproxima al borde oclusal, lo que hace que el segmento distal parezca menor.

Vista de la relación oclusal de la cara palatina con su antagonista. En el segmento mesial las aristas longitudinales mesial y distal se extienden hasta el vértice del cono mesiopalatino hasta la región del vértice de la cúspide mesiolingual del 1º molar inferior y hasta la región del vértice de la cúspide distolingual del 1º molar inferior, respectivamente. En el segmento distal las aristas mesial y distal se extienden desde el vértice del cono distopalatino hasta la región del vértice de la cúspide distolingual del 1º molar inferior y hasta el borde mesial del 2º molar inferior, respectivamente.

68

Desafiando la naturaleza

68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56
51
51
52
52
68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56
53
53
68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56
54
54
68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56
68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56
55
55
56
56
68 Desafiando la naturaleza 51 52 53 54 55 56

Encerado Dientes superiores con antagonista

69

Figura 51

Figura 52

Figura 53

Figura 54

Figura 55

Figura 56

Cono mesiopalatino del 2º molar superior confeccionado.

Confección del cono distopalatino. El vértice del cono mesiopalatino debe de estar dirigido hacia la fosa central del 2º molar inferior y el vértice del cono distopalatino debe estar dirigido hacia la intersección de la cresta marginal distal y del surco

oclusodistolingual del 2º molar inferior. No debe de haber contactos durante los movimientos mandibulares. La distancia

vestibulolingual, entre el vértice de los conos palatinos y el vértice de las cúspides antagonistas, debe corresponder a la

mitad de la dimensión vestibulolingual de la tabla oclusal, variando entre 3 y 3,8mm. Pero el cono distopalatino debe estar aproximadamente 0,5mm mas vestibularizado que el cono mesiopalatino.

Segmento mesial de la cara palatina concluido.

La anchura del segmento mesial esta determinada durante la etapa de confección de las aristas longitudinales. La arista mesial debe de extenderse desde el cono hasta la región del vértice de la cúspide mesiolingual del 2º molar inferior, y la arista distal debe extenderse desde el vértice del cono hasta la región del vértice de la cúspide distolingual del 2º molar inferior.

Cara palatina finalizada tras la confección del segmento distal. Se observa que los segmentos mesial y distal están separados por un surco palatino.

La anchura del segmento distal esta determinada durante la confección de las aristas longitudinales. La arista mesial se extiende desde el cono hasta la región del vértice de la cúspide distolingual del 2º molar inferior, y la arista distal se extiende desde el cono hasta el limite distal del 2º molar inferior. No debe de haber contactos con los antagonistas en esta posición, ni durante los movimientos mandibulares. La cara palatina del 2º molar es semejante a la del 1º molar, pero con dimensiones menores.

70

Desafiando la naturaleza

57
57
58
58

Figura 57

Figura 58

Aspecto de las caras palatinas finalizadas. Una característica determinante es que el borde oclusal en los premolares tiene la forma de la letra “V”. En los molares, se visualiza la letra “W”. En todos los dientes

debe ser mantenido un diastema entre las caras

palatinas enceradas para que se tenga espacio para los encerados de las crestas marginales. Otros detalles peculiares de las caras deben ser reproducidos de acuerdo con lo descrito en el capitulo de Características.

Vista oclusal de las caras vestibulares y palatinas de premolares y molares confeccionados. Se observa el alineamiento de las aristas y el paralelismo entre las líneas antero posteriores oclusovestibular y

oclusopalatina de los dientes superiores. Además de

eso, se ven las diferentes dimensiones entre los premolares y los molares.

Encerado Dientes superiores con antagonista

71

Encerado – Dientes superiores con antagonista 71 59a 59b Figura 59A y B Tras el encerado
59a
59a
59b
59b
– Dientes superiores con antagonista 71 59a 59b Figura 59A y B Tras el encerado de

Figura 59A y B

Tras el encerado de las caras vestibulares y palatina, se debe retocar el modelado con un instrumento cortante siguiendo las referencias anatómicas y los patrones establecidos por las líneas antero posteriores y la línea estética de la sonrisa. Es importante que las aristas longitudinales de las caras vestibulares estén bien definidas.

72

Desafiando la naturaleza

60 61 62 63
60
61
62
63

Figura 60

Figura 61

Figura 62

Figura 63

Crestas Marginales

En la etapa siguiente serán confeccionadas las crestas marginales. En la figura, el encerado de la cresta marginal mesial del 1º premolar superior, cuya área de contacto proximal ocurre en la región del tercio incisal del canino superior. Esa cresta es mas baja que la cresta distal, siendo interrumpida además por un surco de escape. Su altura esta determinada por el contacto con el vértice o la arista longitudinal distal de la cúspide vestibular del 1º premolar inferior. Las dos formas de hacerlo están bien, siendo que en los dos puntos ese contacto este levemente vestibularizado.

Confección de la cresta marginal distal del 1º premolar superior. Esta

cresta es mas redonda debido a la orientación hacia mesial del vértice de la cúspide palatina. Su altura esta determinada por el contacto que ocurre en la arista longitudinal mesial de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior. También puede estar interrumpida por un surco de escape.

Confección de la cresta marginal mesial del 2º premolar superior, cuya altura esta determinada por el contacto que ocurre en la arista longitudinal

distal de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior. El área de contacto

proximal con la superficie del 1º premolar esta vestibularizada, debido a las dimensiones reducidas de la cara palatina.

Confección de la cresta marginal distal del 2º premolar superior, cuya altura esta determinada por el contacto que ocurre en la arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior.

Encerado Dientes superiores con antagonista

73

Encerado – Dientes superiores con antagonista 73 64 65 66 67 Figura 64 Figura 65 Figura

64

Encerado – Dientes superiores con antagonista 73 64 65 66 67 Figura 64 Figura 65 Figura

65

Encerado – Dientes superiores con antagonista 73 64 65 66 67 Figura 64 Figura 65 Figura

66

– Dientes superiores con antagonista 73 64 65 66 67 Figura 64 Figura 65 Figura 66
67
67

Figura 64

Figura 65

Figura 66

Figura 67

Confección de la cresta marginal mesial del 1º molar superior, cuya área de contacto proximal con el 2º premolar esta vestibularizada, debido a las dimensione reducidas de la cara palatina. Su altura esta determinada por el contacto que ocurre con la arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior.

Confección de la cresta marginal distal del 1º molar superior, menos prominente que la cresta mesial. El contacto esta presente entre esa cresta y la arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior. Ambas crestas marginales son planas, tendiendo a la horizontalidad y siendo interrumpidas por un surco de escape.

Confección de la cresta marginal mesial del 2º molar superior, cuya altura esta determinada por el contacto que ocurre en la arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior.

Confección de la cresta marginal distal del 2º molar superior. No deberá haber contactos con los antagonistas, a no ser que el tercer molar este presente. En este caso, el contacto ocurrirá entre esa cresta y la arista longitudinal de la cúspide mesiovestibular del 3º molar inferior.

74

Desafiando la naturaleza

68
68

Figura 68

69

74 Desafiando la naturaleza 68 Figura 68 69 Figura 69 Aspecto de la relación de contacto

Figura 69

Aspecto de la relación de contacto existente entre las crestas marginales de los premolares superiores y los dientes antagonistas:

1. Cresta marginal mesial del 1º premolar superior contra el o la arista longitudinal distal de la cúspide vestibular del 1º premolar inferior.

2. Cresta marginal distal del 1º premolar superior contra la arista

longitudinal mesial de la cúspide vestibular del 2º premolar

vértice

inferior.

3. Cresta marginal mesial del 2º premolar superior contra la arista longitudinal distal de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior.

4. Cresta marginal distal del 2º premolar superior contra la arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior.

Observe la relación de contacto existente entre las crestas marginales de los molares superiores y los dientes antagonistas:

1. Cresta marginal mesial del 1º molar superior contra la arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior.

2. Cresta marginal distal del 1º molar superior contra la arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior.

3. Cresta marginal mesial del 2º molar superior contra el vértice o la arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior.

4. Cresta marginal distal del 2º molar superior contra la arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular del 3º molar inferior.

Encerado Dientes superiores con antagonista

75

Encerado – Dientes superiores con antagonista 75 70 71 72 73 Figura 70 Figura 71 Figura

70

Encerado – Dientes superiores con antagonista 75 70 71 72 73 Figura 70 Figura 71 Figura
71
71
72
72
73
73

Figura 70

Figura 71

Figura 72

Figura 73

Aspecto vestibular tras el encerado de las crestas marginales. Se observa que se han cerrado los diastemas y se han establecido los contactos

proximales. El próximo paso consiste en el

perfeccionamiento del modelado, que se realiza con instrumentos de corte para definir hendiduras, lóbulos, protuberancias, y principalmente, la textura de la superficie creando periquimatíes, surcos horizontales y de desarrollo, garantizando una variedad visible de detalles anatómicos (ver capitulo de Características).

Cara palatina de los premolares superiores tras el perfeccionamiento del modelado.

Cara palatina de los molares superiores tras el acabado del modelado.

Visión de lado de los premolares y los molares superiores tras la finalización del modelado.

76

Desafiando la naturaleza

Figura 74 74 Figura 75 75 Figura 76 76 Figura 77 77
Figura 74
74
Figura 75
75
Figura 76
76
Figura 77
77

En la secuencia, los contactos oclusales existentes entre las caras palatinas de los dientes superiores y los dientes antagonistas deben ser definidos. Para esto, se reblandece la cera con un instrumento calentado en la región donde ocurre el contacto, que en este caso, es la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior.

Tras la aplicación del calor, se debe esperar a una leve perdida de brillo en la cera, y a continuación, se articulan los modelos superior e inferior.

El modelo superior debe ser colocado en oclusión con su antagonista de forma firme y precisa, para que ocurra un registro del contacto. En la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior, la vertiente mesial debe entrar en contacto con el lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 1º molar inferior, mientras que la vertiente distal debe entrar en contacto con el lóbulo central de la cúspide distolingual del 1º molar inferior.

Observe los contactos obtenidos en la región de las vertientes mesial y distal de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior. Tras la obtención de los contactos, estas vertientes pasan a ser denominadas de trituración.

Encerado Dientes superiores con antagonista

77

78
78
Encerado – Dientes superiores con antagonista 77 78 Figura 78 Visión en detalle del contacto obtenido

Figura 78

Visión en detalle del contacto obtenido en la región de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior.

78

Desafiando la naturaleza

78 Desafiando la naturaleza 79 80 81 Figura 79 Este proceso debe ser realizado también para

79

80
80

81

78 Desafiando la naturaleza 79 80 81 Figura 79 Este proceso debe ser realizado también para

Figura 79

Este proceso debe ser realizado también para definir los contactos en el 2º premolar y en el 2º molar superior. Estas maniobras garantizan la obtención de contactos funcionales bien localizados. En el 2º premolar superior, el contacto debe ocurrir entre la vertiente mesial de la cúspide palatina y el lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 2º molar inferior, próximo al fondo de la fosa distal. Y la vertiente distal de la cúspide palatina entra en contacto con el lóbulo central de la cúspide distolingual del 2º premolar inferior. En la figura, la definición de los contactos de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior, realizada con cera reblandecida en esa región.

Figura 80

Figura 81

Tras aplicar calor se reblandece la cera y se debe esperar a una leve perdida de brillo y a continuación articular los modelos superior e inferior.

Observe los contactos obtenidos en la región de las vertientes mesial y distal de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior. La vertiente mesial entra en contacto con el lóbulo central de la cúspide mesiolingual del 2º molar inferior, mientras que la vertiente distal entra en contacto con el lóbulo central de la cúspide distolingual del 2º molar inferior.

Encerado Dientes superiores con antagonista

79

82
82

Figura 82

Visión en detalle del contacto obtenido en la región de la cúspide mesiopalatina del 2º molar superior.

80 Desafiando la naturaleza

83
83
 

Figura 83

84
84

Figura 84

85
85
 

Figura 85

86
86

Figura 86

Previamente al encerado de la cara oclusal se debe hacer un aumento de cera en la región del suelo de la cavidad para predeterminar la

profundidad del fondo de la fosa y de los surcos.

Un truco para hacerlo es imaginar el fondo de la fosa de los dientes adyacentes y copiarlo.

Vista en detalle de la aplicación de cera en el suelo de la cavidad del 2º premolar superior. Debe ser realizada de forma cuidadosa, para no comprometer el modelado de las caras ya terminadas.

Aspecto oclusal de los dientes posteriores tras la elevación del suelo de las cavidad.

Es importante definir con un instrumento cortante las aristas longitudinales, de modo que el perímetro oclusal este mas nítido. En este momento, la distancia entre las aristas longitudinales vestibulares y palatinas de los premolares y molares debe ser similar, en torno a los 6 o 7,6mm.

Encerado Dientes superiores con antagonista

81

87

88

89

90
90

Figura 87

Figura 88

Figura 89

Figura 90

Cara Oclusal

El próximo paso es el modelado de la cara oclusal. En la figura vemos, la confección del lóbulo central de la cúspide vestibular del 1º premolar superior. Este lóbulo es ancho en sentido mesiodistal y ligeramente extendido hacia palatino, haciendo a la cúspide vestibular mas voluminosa que la cúspide palatina. La convexidad de ese lóbulo tiene proporciones semejantes a la convexidad de la cara palatina del canino, siendo mas prominente que la cresta marginal, no obstante, no debe interferir en la guía canina. Su base es recta, determinando la forma rectilínea del surco principal.

Confección del lóbulo mesial de la cúspide vestibular y del lóbulo de la cresta marginal mesial. El lóbulo mesial, en la región del ángulo mesial de la cúspide vestibular debe ser pequeño y dirigido hacia el centro del diente, sin llegar al surco principal. El lóbulo de la cresta marginal mesial también debe de ser discreto, con una forma triangular. Tras su confección, se puede notar un alargamiento del surco principal que se extiende hacia la cara vestibular.

Confección del lóbulo distal de la cúspide vestibular y del lóbulo central de la cúspide palatina. En la cúspide vestibular, se observa que el lóbulo distal es menor, con una forma alargada, dirigido hacia el surco principal. En la cúspide palatina, el lóbulo central también presenta una base recta, dirigido hacia el surco principal. Como ese lóbulo es menor que el lóbulo central vestibular, los surcos presentes son menos evidentes.

Aspecto de la cara oclusal finalizada tras la confección de los lóbulos mesial y distal de la cúspide palatina. Esos lóbulos se caracterizan por ser discretos, y se extienden hasta el surco principal. Debe ser confeccionado un lóbulo pequeño y de forma triangular en la cresta marginal distal. Tras el encerado de las cúspides, se debe hacer un surco principal con forma rectilínea, 1mm debajo la cresta marginal y dos fosas: mesial y distal. Los perímetros de las fosas presentan la forma de dos letras “D” reflejadas. El conjunto formado por el surco principal y los lóbulos de las crestas marginales debe presentar una configuración semejante a la de un “bastoncillo ”. Como todos los contactos oclusales ya están establecidos en la región de las crestas marginales, se deben realizar ajustes para remover otros posibles contactos. No debe haber contactos en movimientos excursivos.

82

Desafiando la naturaleza

91 92 93 94
91
92
93
94

Encerado Dientes superiores con antagonista

83

Figura 91

Figura 92

Figura 93

Figura 94

Figura 95

Confección del lóbulo central de la cúspide vestibular del 2º premolar. Se observa que ese lóbulo es triangular, de extremidades redondeadas, dirigido hacia el surco principal, levemente distalizado, determinando un surco principal centralizado e irregular en sentido mesiodistal. En relación a la altura, es ligeramente mayor que las crestas marginales.

Confección de los lóbulos mesial y distal, en la región de los ángulos de la cúspide vestibular. Esos lóbulos son mas

prominentes y definidos que los del 1º premolar, y están dirigidos hacia el fondo de la fosa distal, extendiéndose hasta el surco principal.

Confección del lóbulo distal de la cúspide palatina. Ese lóbulo es bastante evidente, con una forma alargada, dirigido transversalmente hacia el fondo de la fosa distal, extendiéndose hasta el surco principal. En términos de altura, este es menos prominente que los lóbulos laterales vestibulares. En ese momento, deben de ser confeccionados los lóbulos de las crestas marginales con un formato triangular alargado.

Confección del lóbulo central de la cúspide palatina, que debe estar dirigido hacia el surco principal, discretamente distalizado. Ese lóbulo puede tener un contacto con el lóbulo central de la cúspide vestibular del 2º premolar inferior. El lóbulo mesial debe de tener un formato triangular, extendiéndose hasta el surco principal, en la región de la fosa mesial. Los surcos formados a partir de la confección de esos lóbulos son mas suaves que los surcos presentes en la cúspide vestibular. Las fosas mesial y distal tienen la forma de dos letras “D” reflejadas.

Confección de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior. El lóbulo central tiene forma triangular, con el vértice rotado hacia la fosa central, y su altura es un poco mayor que la de la cresta marginal mesial. Ese lóbulo establece un contacto con la vertiente mesial de la cúspide vestibular media del 1º molar inferior. Los lóbulo laterales tienen dimensiones menores y no presentan un contacto céntrico con el antagonista. El lóbulo mesial debe de estar dirigido hacia la región del surco principal, y el lóbulo distal debe de estar dirigido hacia la región del surco oclusovestibular contribuyendo su formación. El lóbulo de la cresta marginal mesial es un elemento característico del 1º molar superior, con una forma alargada y triangular, rotado hacia el fondo de la fosa central, contribuyendo a la formación del surco principal.

84

Desafiando la naturaleza

95 96 97 98
95
96
97
98

Encerado Dientes superiores con antagonista

85

Figura 96

Figura 97

Figura 98

Confección de la cúspide distovestibular. Esa cúspide presenta dos caras: una rotada hacia la fosa central y otra hacia la fosa distal, separadas por el puente de esmalte. La cara rotada hacia la fosa central presenta un lóbulo central bastante discreto, y en su porción mas prominente hay un contacto con la vertiente distal de la cúspide vestibulomediana del 1º molar inferior. En virtud de ese contacto, se pueden observar facetas de desgaste en esa región. Los lóbulos laterales no presentan contacto con los antagonistas. El lóbulo mesial presenta una forma alargada y su dirección es paralela al surco oclusovestibular. El lóbulo distal tiene forma triangular, dirigido desde distal hasta el surco principal en la fosa central,

contribuyendo a la formación del surco oclusovestibular. A su vez, la cara rotada hacia la fosa distal presenta un lóbulo central dirigido hacia el

surco oclusodistopalatino; apenas presenta un lóbulo lateral, de forma triangular y dimensiones reducidas. Esta cara esta cortada por el surco oclusodistal. La cresta del puente de esmalte es una estructura prominente, característica del 1º molar superior, que parte del vértice de la cúspide distovestibular dirigiéndose de forma transversal hacia el surco principal. La dirección del puente de esmalte coincide con la del surco

distovestibular del 1º molar inferior.

En seguida, se debe confeccionar la cúspide mesiopalatina, que es la mas amplia y mayor del 1º molar superior. El lóbulo central es amplio, dirigido transversalmente hacia el fondo de la fosa central, en dirección del surco oclusovestibular, produciendo un contacto con el lóbulo central de la cúspide vestibulomediana del 1º molar inferior. El lóbulo mesial es pequeño, dirigido transversalmente hacia el surco principal, mientras el lóbulo distal sigue transversalmente en dirección al lóbulo central de la cúspide distovestibular, formando un puente de esmalte. Tras la confección de esa cúspide es posible visualizar el perímetro de la fosa mesial, determinado por las aristas longitudinales de las cúspides vestibulares, el puente de esmalte, el vértice de la cúspide mesiopalatina y la cresta marginal mesial, creando una forma triangular, parecida a un corazón. El segmento del surco principal presente en esta fosa tiene una forma que se asemeja al símbolo de Mercedes-Benz.

Aspecto de la cara oclusal del 1º molar superior finalizada tras la confección de la cúspide distopalatina. Esa es la cúspide mas pequeña del diente, que presenta un lóbulo central discreto con una orientación oblicua hacia mesial, terminando en el fondo de la fosa distal. Los lóbulos laterales también son discretos. En la cresta marginal distal, debe de ser confeccionado un lóbulo de forma triangular, corto y estrecho, dirigido hacia el fondo de la fosa distal. En el limite palatino de ese lóbulo se puede visualizar un surco de escape distal. El modelado de esos lóbulos determina el surco oclusodistal, cuyo formato es semejante al símbolo de “llave” de las matemáticas, paralelo al puente de esmalte, terminando en la cara palatina como el surco palatino. En esa cara, se forma la fosa distal, cuyo perímetro esta delimitado por la unión de la cresta marginal distal, el vértice de la cúspide distovestibular, el puente de esmalte y el vértice de la cúspide distopalatina, y tiene forma de un triangulo rectángulo irregular. Al unir los perímetros de las dos fosas se puede visualizar un gran numero nueve irregular. Fíjense en la riqueza de los detalles anatómicos de esta cara, que debe ser mas amplia en sentido vestibulolingual que en mesiodistal, con un formato romboidal.

86

Desafiando la naturaleza

 

Figura 99

99

 

Figura 100

100

101

Figura 101

 

Figura 102

102

El 2º molar superior presenta características anatómicas muy parecidas a las del 1º molar, pero con dimensiones menores. En la figura, se observa la confección de la cúspide mesiovestibular. El lóbulo central es triangular, con una dirección oblicua que termina en la fosa central, el cual presenta una convexidad que determina un contacto con la vertiente mesial de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior. La vertiente del diente antagonista, donde ocurre el contacto, debe ser retocada para obtener un plano inclinado mesial, semejante a una faceta de desgaste. Los lóbulos mesial y distal son pequeños y evidentes, direccionados hacia el centro del diente. En la cresta marginal mesial se confeccionara un lóbulo dirigido hacia el fondo de la fosa central, que contribuye a la definición del surco principal.

Confección de la cúspide distovestibular. El lóbulo central presenta una dirección oblicua mesial, terminando en la fosa central. Así como en el 1º molar, este lóbulo esta dividido por la cresta del puente de esmalte. Debido a la convexidad, el mismo contacta con la vertiente distal de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior. Conste que el puente de esmalte no es tan evidente. El lóbulo mesial presenta una forma alargada, paralela al surco oclusovestibular, extendiéndose hasta el limite oclusal de este surco. El lóbulo distal debe de estar direccionado hacia distal hacia la región del

fondo de la fosa central, contribuyendo a la forma del surco principal.

Confección de la cúspide mesiopalatina. El lóbulo central es triangular y muy amplio dirigido hacia el fondo de la fosa central, en sentido del surco oclusovestibular, formado entre las cúspides vestibulares. Ese lóbulo tiene un contacto con el lóbulo central de la cúspide distovestibular del 2º molar inferior. Los lóbulos laterales son semejantes a los del 1º molar superior. En esta cara, es posible visualizar un surco principal con la forma del símbolo de Mercedes-Benz.

Cara oclusal finalizada tras la confección de la cúspide distopalatina. Esa cúspide es muy discreta, y

muchas veces, apenas presenta un lóbulo central. También debe ser confeccionado un lóbulo en la cresta marginal distal, de forma triangular, dirigido hacia el fondo de la fosa distal. Tras la confección de esa cúspide, se hace visible el surco oclusodistal, cuya forma se asemeja al símbolo de la “llave” matemático. Otros detalles peculiares de las caras deben ser reproducidas de acuerdo con lo descrito en el capitulo de Características.

Encerado Dientes superiores con antagonista

87

103

104
104
104

104

Figura 103

Aspecto de los premolares finalizados.

105

Figura 104

Figura 105

Vista palatina de los dientes superiores finalizados.

Vista vestibular de los dientes superiores finalizados.

88

Desafiando la naturaleza

106

107

Figura 106

Figura 107

Vista oclusal de los dientes superiores finalizados.

Aspecto de los molares superiores finalizados.

Capítulo 5

ENCERADO

Dientes Inferiores con su antagonista

En este capitulo será descrita la técnica de encerado de los dientes inferiores, basada en las referencias proporcionadas por la presencia de los dientes antagonistas.

90

Desafiando la naturaleza

1
1
90 Desafiando la naturaleza 1 2 Figura 1 Figura 2 Los modelos deben ser montados en
2
2

Figura 1

Figura 2

Los modelos deben ser montados en un articulador semiajustable, de acuerdo con el protocolo descrito en el capitulo anterior. Es importante que el montaje sea preciso para que la reproducción de la anatomía sea la adecuada.

Aspecto lateral de los modelos articulados. Se ve que, en el modelo inferior los dientes posteriores del lado derecho están preparados para la realización del encerado.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

91

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 91 3 4a 4b 5a 5b 6 Figura 3 Cera

3

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 91 3 4a 4b 5a 5b 6 Figura 3 Cera
4a
4a
Encerado – Dientes inferiores con antagonista 91 3 4a 4b 5a 5b 6 Figura 3 Cera
4b
4b

5a

– Dientes inferiores con antagonista 91 3 4a 4b 5a 5b 6 Figura 3 Cera de

5b

– Dientes inferiores con antagonista 91 3 4a 4b 5a 5b 6 Figura 3 Cera de
6
6

Figura 3

Cera de inmersión amarilla (Duro Dip, Al dente, Dental produkte, Alemanha) que debe ser licuada en un calentador eléctrico para la confección de las cofias.

Figura 4A y B

Aplicación de un aislante para el troquel en la porción coronal del diente 45. Este procedimiento debe ser realizado en todos los dientes preparados para el encerado.

Figura 5A y B

La porción coronal del diente preparado debe ser sumergida en la cera para la confección de la cofia de cera, que sirve de referencia para la realización del encerado.

Figura 6

Calentador eléctrico (Hotty, Renfert GmbH, Hilzingen,

Alemanha) con cera de inmersión liquida, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

92

Desafiando la naturaleza

7
7
8
8
92 Desafiando la naturaleza 7 8 Figura 7 9 Figura 8 Figura 9 10 Figura 10

Figura 7

92 Desafiando la naturaleza 7 8 Figura 7 9 Figura 8 Figura 9 10 Figura 10

9

Figura 8

Figura 9

10
10
Desafiando la naturaleza 7 8 Figura 7 9 Figura 8 Figura 9 10 Figura 10 Vista

Figura 10

Vista oclusal del modelo inferior tras la confección de las cofias de cera.

Recuerden: los excesos de cera en la porción coronal deben ser removidos con un instrumento cortante para evitar la desadaptación en el modelo.

Vista vestibular de los dientes inferiores con las cofias de cera, adecuadamente posicionadas en el modelo.

Aspecto frontal del modelo inferior tras la confección de las cofias de cera en los dientes preparados.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

93

11
11
12

12

13
13
14
14

Cara Vestibular

Figura 11

Figura 12

Figura 13

Figura 14

El encerado se inicia por la cara vestibular, en relación a las referencias de los dientes antagonistas. En la figura, se ve la

aplicación de cera con un instrumento calentado en la región

correspondiente a la cúspide vestibular del 1º premolar inferior,

para confeccionar un cono que servirá de guía de orientación para el encerado de la cara.

Vista del cono vestibular del 1º premolar inferior finalizado.

El cono debe estar localizado entre el canino y el 1º premolar superior, o dirigido hacia la cresta marginal mesial del 1º premolar superior.

En caso de que el cono este localizado ente los dientes superiores no habrá contacto en oclusión céntrica. Por otro lado, si está direccionado hacia la cresta marginal mesial del 1º premolar superior, habrá contacto. Esta referencia determina la altura de la cúspide.

94

Desafiando la naturaleza

15
15
16a
16a
16b
16b

Figura 15

Figura 16A y B

En seguida, deben de ser hechas las aristas longitudinales mesial y distal, estableciendo el ancho del tercio oclusal de la cara vestibular.

Aspecto de la relación oclusal de las aristas longitudinales con los dientes antagonistas. Observa que la arista mesial se debe extender desde el vértice del cono hasta las proximidades del punto de contacto proximal con el canino inferior, y la arista distal se extenderá desde el vértice del cono hasta las proximidades del vértice de la cúspide vestibular del 1º premolar superior. Cuando el vértice de la cúspide este dirigido hacia la cresta, el contacto ocurrirá en la punta de la cúspide. Cuando el vértice se localice entre los dientes superiores, debe ocurrir un contacto entre la cresta marginal mesial del 1º premolar superior y la arista distal de la cúspide vestibular del 1º premolar inferior, bien próximo al vértice.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

95

17
17
18
18

19

– Dientes inferiores con antagonista 95 17 18 19 Figura 17 Figura 18 Figura 19 Vista

Figura 17

Figura 18

Figura 19

Vista lateral de la relación oclusal de la cara vestibular del 1º premolar inferior.

Es importante resaltar, que en el inicio de los movimientos excursivos, ocurrirá un contacto entre la vertiente mesial de la cara vestibular del 1º premolar inferior y la superficie distopalatina del canino superior, que en muchos casos, presenta una región con facetas. Durante los movimientos, ese contacto ocurre simultáneamente que los contactos de los dientes anteriores, sin que ocurra una interferencia perjudicial para la oclusión. Mientras tanto, al final de esos movimientos no debe haber contactos, debido a la disclusión proporcionada por las guías incisiva y canina.

Aspecto de la cara vestibular finalizada, tras el rellenado con la cera. La forma de esa cara es ovoide, con una emergencia cervical prominente. Surcos de desarrollo son visibles y profundos. La curvatura cervico-oclusal es definida por la relación con los dientes antagonistas.

96

Desafiando la naturaleza

20 21 22 23
20
21
22
23

Figura 20

Figura 21

Figura 22

Figura 23

Confección del cono vestibular del 2º premolar inferior, usando como referencia los dientes antagonistas.

El cono debe estar localizado entre las crestas marginales del 1º y 2º premolar superiores, sin contacto con los antagonistas.

A continuación, se deben confeccionar las aristas longitudinales mesial y distal.

Aspecto de la relación oclusal de las aristas longitudinales con los dientes antagonistas. Observe que la arista mesial se debe extender desde el vértice del cono hasta la región del vértice de la cúspide vestibular del 1º premolar superior, y la arista distal se extenderá desde el vértice del cono hasta el vértice de la cúspide vestibular del 2º premolar superior. En la arista mesial, próxima al vértice, debe

ocurrir un contacto con la cresta marginal distal del 1º premolar superior, y en la

arista distal, debe ocurrir un contacto con la cresta marginal mesial del 2º premolar superior.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

97

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 97 24 25 26 27 Figura 24 Figura 25 Figura

24

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 97 24 25 26 27 Figura 24 Figura 25 Figura

25

26

– Dientes inferiores con antagonista 97 24 25 26 27 Figura 24 Figura 25 Figura 26
27
27
– Dientes inferiores con antagonista 97 24 25 26 27 Figura 24 Figura 25 Figura 26

Figura 24

Figura 25

Figura 26

Figura 27

Cara vestibular finalizada. Esa cara presenta un formato ovoide, con una emergencia cervical menor y surcos de desarrollo mas evidentes que los del 1º premolar inferior. Durante la etapa de modelado, el contorno cervical debe ser determinado de acuerdo con la terminación cervical de

la preparación y la curvatura cervico-oclusal de acuerdo

con los dientes antagonistas.

Aspecto vestibular de la relación de las caras vestibulares de los premolares inferiores y los dientes antagonistas.

No debe haber contactos en las caras vestibulares de

los premolares durante los movimientos excursivos,

debido a la discusión proporcionada por los dientes

anteriores.

Encerado del cono de la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior, teniendo como referencia a los dientes antagonistas.

98

Desafiando la naturaleza

28
28
30
30
32
32
29
29
31
31
33
33
98 Desafiando la naturaleza 28 30 32 29 31 33 34 Figura 28 Figura 29 Figura
34
34

Figura 28

Figura 29

Figura 30

Figura 31

Figura 32

Figura 33

Figura 34

El cono debe estar localizado entre las crestas marginales del 2º premolar y el 1º molar superior.

El vértice del cono debe estar próximo a los dientes antagonistas, pero sin contacto. Esa referencia determina la altura de la cúspide.

A continuación , debe de ser confeccionado el cono de la cúspide vestibulomedia.

El cono de la cúspide vestibulomedia debe estar dirigido hacia el fondo de la fosa central del 1º molar superior, sin contacto con el antagonista, a la misma altura que el cono mesiovestibular.

Cono de la cúspide distovestibular finalizado.

El cono debe estar dirigido hacia el fondo de la fosa distal del 1º molar superior, sin que exista contacto alguno.

Visión oclusal de los conos vestibulares del 1º molar inferior finalizados. Los conos mesiovestibular y vestibulomedio deben estar alineados, en sentido mesiodistal, y el cono distal debe estar un poco lingualizado.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

99

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 99 35 36a 36b Figura 35 Figura 36A y B

35

36a
36a
Encerado – Dientes inferiores con antagonista 99 35 36a 36b Figura 35 Figura 36A y B

36b

Figura 35

Figura 36A y B

Tras el encerado de las aristas longitudinales, quedará establecido el ancho del tercio oclusal de la cara vestibular.

En el segmento mesiovestibular, las aristas mesial y distal deben de extenderse desde el vértice del cono hasta el vértice de la cúspide vestibular del 2º premolar superior, y hasta el vértice de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior, respectivamente. En el segmento vestibulomedio, las aristas mesial y distal deben extenderse desde el vértice del cono hasta el vértice de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior y hasta el vértice de la cúspide distovestibular del 1º molar superior, respectivamente. En el segmento distovestibular, la arista mesial se extenderá desde el cono hasta el vértice de la cúspide distovestibular del 1º molar superior, y la arista distal se extiende desde el cono hasta el limite distal del 1º molar

superior.

100

Desafiando la naturaleza

37a 37b
37a
37b
100 Desafiando la naturaleza 37a 37b 38 39 Figura 37A y B Figura 38 Aspecto de
100 Desafiando la naturaleza 37a 37b 38 39 Figura 37A y B Figura 38 Aspecto de
38
38
100 Desafiando la naturaleza 37a 37b 38 39 Figura 37A y B Figura 38 Aspecto de
39
39

Figura 37A y B

Figura 38

Aspecto de la relación oclusal tras el encerado del segmento mesiovestibular. Se observa que el limite distal de ese segmento esta levemente distalado en relación al vértice de la cúspide del superior, contribuyendo a la formación del surco mesiovestibular.

Aspecto de la relación oclusal, tras la finalización del encerado de la cara vestibular. En esta fase, se deben definir los contactos oclusales, que ocurren entre:

Arista longitudinal mesial de la cúspide mesiovestibular contra la cresta marginal distal del 2º premolar superior.

Arista longitudinal distal de la cúspide mesiovestibular contra la cresta

marginal mesial del 1º molar superior. Vertiente mesial de la cúspide vestibulomedia contra el lóbulo central de la cúspide mesiovestibular del 1º molar superior.

Vertiente distal de la cúspide vestibulomediana contra el lóbulo central

de la cúspide distovestibular del 1º molar superior. Observe que los contactos oclusales deben ser pequeños y sutiles, y no una superficie de contacto.

Figura 39

Movimiento de lateralidad tras la finalización de la cara vestibular. Se observa que no hay contacto debido a la disclusión proporcionada por la guía canina.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

101

40
40

Figura 40

Vista de la cara vestibular del 1º molar finalizada. El formato de esa cara es trapezoidal irregular y debe presentar todos los detalles descritos en el capitulo de Características. Se observa que las cúspides presentan lóbulos vestibulares prominentes. Las cúspides mesiovestibular y media tienen alturas semejantes, separadas por el surco mesiovestibular. La cúspide distal esta separada de la cúspide media por el surco distovestibular que es mas sutil. Un surco horizontal evidencia la emergencia cervical. En la intersección del surco horizontal y del surco mesiovestibular, se forma un delta, que corresponde a una depresión de forma irregular. Así como en el modelado de la cara vestibular de los premolares, es importante observar los limites cervicales y la convexidad cervico-oclusal, determinada por la relación con los dientes antagonistas.

41
41
42
42
43
43

Figura 41

Figura 42

Figura 43

Confección del cono de la cúspide mesiovestibular del 2º molar inferior.

A continuación, debe ser confeccionado el cono de la cúspide distovestibular. Ese cono es ligeramente mas alto que el mesiovestibular, debido a la curva de Spee.

Conos vestibulares confeccionados en relación a las referencias de

los dientes antagonistas. Se observa que el cono mesiovestibular debe estar localizado entre las crestas marginales de los molares superiores, en dirección al surco central. El cono distovestibular debe estar dirigido hacia el fondo de la fosa central del 2º molar superior.

102

Desafiando la naturaleza

102 Desafiando la naturaleza Figura 44 Vista oclusal de los conos vestibulares finalizados. Se observa el

Figura 44

Vista oclusal de los conos vestibulares finalizados. Se observa el alineamiento de los conos en sentido mesiodistal.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

103

45
45
46 47 48
46
47
48

Figura 45

Figura 46

Figura 47

Figura 48

Confección de las aristas longitudinales de las cúspides.

Observe que en el segmento mesiovestibular, la arista mesial debe extenderse desde el vértice del cono hasta el vértice de la cúspide distovestibular del 1º molar superior, y la arista distal se extiende desde el cono hasta el vértice de la cúspide mesiovestibular del 2º molar superior. En la cúspide distovestibular, la arista mesial debe extenderse desde el cono hasta el vértice de la cúspide mesiovestibular del 2º molar superior, y la arista distal se extiende desde el cono hasta el vértice de la cúspide distovestibular del 2º molar superior.

Segmento mesial de la cara vestibular finalizada.

En esta cara, el contacto oclusal debe ser acabado entre la arista mesial de la cúspide mesiovestibular y la cresta marginal distal del 1º molar superior; y entre el vértice o la arista distal de la cúspide mesiovestibular y la cresta marginal mesial del 2º molar superior.

104

Desafiando la naturaleza

49
49

Figura 49

50a 50b
50a
50b

Aspecto de la cara vestibular del 2º molar finalizada. El borde oclusal esta constituido por dos cúspides divididas por un surco vestibular. Un surco horizontal evidencia la presencia de una emergencia cervical prominente. Una característica determinante es que el borde oclusal de la cara vestibular en

los premolares tiene la forma de una letra “V” invertida o de un

acento circunflejo. Y en los molares, se visualiza la letra “m” minúscula en el 1º molar y la letra “M” mayúscula en el 2º molar. Además de eso, se observa una textura en los dientes, evidenciando las características anatómicas que deben ser reproducidas conforme a los detalles descritos en el capitulo de Características. La presencia de pequeños diastemas entre los dientes posteriores debe ser mantenida caracterizando la ausencia de contactos interproximales, que serán reproducidos tras el encerado de las crestas marginales.

50c 50d
50c
50d

Figura 50A-D

Aspecto lateral de las caras vestibulares de los dientes inferiores: (A) Oclusión céntrica. (B) Movimiento de protrusión. (C) Movimiento de lateralidad derecha. (D) Movimiento de lateralidad izquierda (lado de balanceo). Se observa que no hay contacto durante los movimientos excursivos, debido a la disclusión proporcionada por las guías incisiva y canina.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

105

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 105 Figura 51 Se observa la curvatura cervico-oclusal de las

Figura 51

Se observa la curvatura cervico-oclusal de las caras vestibulares. En los premolares, la inclinación cervico-oclusal es semejante. En el 1º molar, la cúspide mesiovestibular presenta una inclinación hacia lingual mas acentuada, mientras que las cúspides distovestibular y vestibulomedia son mas verticales, estando esta ultima mas vestibularizada. Para conseguir ese efecto, las vertientes mesial y distal de la cúspide mesiovestibular deben estar mas desgastadas, determinando esa inclinación. De la misma manera, en el 2º molar inferior, la cúspide mesiovestibular presenta una mayor inclinación lingual, mientras que la cúspide distovestibular es mas vertical.

106

Desafiando la naturaleza

106 Desafiando la naturaleza 52 53 54 55 Figura 52 Figura 53 Figura 54 Figura 55
52
52

53

106 Desafiando la naturaleza 52 53 54 55 Figura 52 Figura 53 Figura 54 Figura 55
54
54
55
55

Figura 52

Figura 53

Figura 54

Figura 55

Vista oclusal de los premolares inferiores tras el modelado de las caras vestibulares. Observe e que no hay excesos de cera sobre la cofia.

Vista oclusal de los molares inferiores tras el modelado de las caras vestibulares.

Vista lingual de los premolares y molares inferiores tras el modelado de las caras vestibulares.

Vista lingual de la relación oclusal de los premolares y molares inferiores tras el modelado de las caras vestibulares.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

107

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 107 56 57a 57b 58 Cara Lingual Figura 56 El

56

Encerado – Dientes inferiores con antagonista 107 56 57a 57b 58 Cara Lingual Figura 56 El
57a
57a
– Dientes inferiores con antagonista 107 56 57a 57b 58 Cara Lingual Figura 56 El siguiente

57b

– Dientes inferiores con antagonista 107 56 57a 57b 58 Cara Lingual Figura 56 El siguiente

58

Cara Lingual

Figura 56

El siguiente paso es el encerado de la cara lingual. En la figura, se ve posicionado el cono de la cúspide mesiolingual del 1º premolar inferior, localizado entre el canino y el 1º premolar superior. El vértice de ese cono debe estar al mismo nivel que el vértice de la cúspide del 1º premolar superior, con los modelos en oclusión, lo cual determinará su altura.

Figura 57A y B

Figura 58

Vista de la cara lingual finalizada, tras la confección de la cúspide distolingual, que determina la formación del surco lingual. Observe las dimensiones reducidas de esta cara en relación a la vestibular. En ese momento, es importante observar que el vértice de la cúspide mesiolingual es aproximadamente 3mm menor que el vértice de la cúspide vestibular.

Vista lateral de la cara lingual del 1º premolar inferior, que es relativamente plana, con una inclinación hacia vestibular justo en el tercio oclusal. A lo largo de la cara no hay formaciones de lóbulos o surcos.

108

Desafiando la naturaleza

59

108 Desafiando la naturaleza 59 60a 60b 61 F i g u r a 5 9
108 Desafiando la naturaleza 59 60a 60b 61 F i g u r a 5 9
60a
60a
108 Desafiando la naturaleza 59 60a 60b 61 F i g u r a 5 9
60b
60b
61
61

Figura 59

Figura 60A y B

Figura 61

Confección de la cúspide mesiolingual del 2º premolar inferior.

Se observa que ese cono debe de localizarse entre el 1º y el 2º premolar superior. En altura, este cono debe sobrepasar 0,5- 1mm del vértice de la cúspide palatina del 2º premolar superior

con los modelos en oclusión.

Vista oclusal del cono lingual del 2º premolar inferior.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

109

62
62
63
63

Figura 62

64
64
Dientes inferiores con antagonista 109 62 63 Figura 62 64 65 Figura 63 Figura 64 Figura
65
65

Figura 63

Figura 64

Figura 65

La cúspide distolingual debe ser relativamente menor en relación a la cúspide vestibular. Vista de la cara lingual finalizada, tras el encerado de los segmentos mesial y distal, que deben ser separados por el surco oclusolingual.

Aspecto de la relación oclusal de la cara lingual de los premolares inferiores y los dientes antagonistas. En una vista antero posterior se verifica que las caras linguales de los premolares presentan una curvatura cervico-oclusal similar, que es suave, con mayor inclinación hacia vestibular justo en el tercio oclusal.

La distancia desde el vértice de la cúspide vestibular al vértice de la cúspide lingual, debe ser en torno a los 5mm en el 1º premolar inferior y aproximadamente 5,5mm en el 2º premolar. No debe de haber contacto durante los movimientos excéntricos.

Confección del cono de la cúspide mesiolingual del 1º molar inferior.

110

Desafiando la naturaleza

66a
66a
67a
67a
110 Desafiando la naturaleza 66a 67a 66b 67b Figura 66A y B Cono de la cúspide
110 Desafiando la naturaleza 66a 67a 66b 67b Figura 66A y B Cono de la cúspide
66b
66b
110 Desafiando la naturaleza 66a 67a 66b 67b Figura 66A y B Cono de la cúspide
67b
67b

Figura 66A y B

Cono de la cúspide distolingual finalizado. El cono mesiolingual debe localizarse entre el 2º premolar y el 1º molar superior, con el vértice en el mismo nivel que la cúspide mesiovestibular del 1º molar inferior, sobrepasando 1,5-2mm al vértice de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior. El cono distolingual debe estar dirigido hacia el surco palatino del 1º molar superior, en la misma altura o ligeramente menor que el cono mesiolingual con los modelos en oclusión

Figura 67A y B

Aspecto de la relación oclusal de la cara lingual del 1º molar inferior finalizada. En el segmento mesial, las aristas longitudinales mesial y distal deben extenderse desde el vértice del cono hasta el limite distal del 2º premolar superior y el vértice de la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior, respectivamente. En el segmento distal, las aristas mesial y distal deben extenderse desde el vértice del cono hasta la cúspide mesiopalatina del 1º molar superior y hacia el vértice de la cúspide distopalatina del 1º molar superior, respectivamente.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

111

68
68

Figura 68

69
69
Dientes inferiores con antagonista 111 68 Figura 68 69 71 70 72 Figura 69 Figura 70
71
71
70
70
72
72
inferiores con antagonista 111 68 Figura 68 69 71 70 72 Figura 69 Figura 70 Figura

Figura 69

Figura 70

Figura 71

Figura 72

Cara lingual del 1º molar inferior finalizada, con forma trapezoidal irregular, con dimensiones menores que las de la cara vestibular. Las cúspides linguales presentan la misma altura que las cúspides mesiovestibular y vestibular media, y deben estar separadas por un surco lingual. Desde esta vista,

es posible visualizar dos cúspides, que determinan en el borde

oclusal la forma de una “M”

Encerado del cono de la cúspide mesiolingual del 2º molar inferior.

El cono mesiolingual debe estar localizado entre el 1º y

el 2º molar superior, con una altura ligeramente menor que la de la cúspide mesiovestibular del mismo diente.

Confección del cono de la cúspide distolingual, que debe ser de 0,5mm mayor que el cono mesiolingual, debido a la

inclinación del diente en la arcada.

Vista lingual destacando la dirección del cono distolingual hacia el surco palatino del 2º molar superior.

112

Desafiando la naturaleza

73
73
74
74

Figura 73

Figura 74

Vista de la cara lingual tras el encerado de los segmentos mesial y distal, separados por el surco lingual.

Vista lingual de la relación oclusal de los premolares y molares, previamente al encerado de las crestas marginales. Observe que los surcos presentes en la cara lingual de los premolares inferiores deben estar en la misma dirección del vértice de las cúspides palatinas de los premolares superiores. En los molares inferiores, ese surco esta en la misma dirección del vértice de las cúspides mesiopalatinas de los molares superiores.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

113

75a
75a
75c
75c
76a
76a
76c
76c
75b
75b
75d
75d
76b
76b
76d
76d

Crestas Marginales

Figura 75A-D

Figura 76A-D

Aspecto oclusal de las crestas marginales modeladas. (A) 1º premolar inferior. La cresta marginal mesial esta inclinada hacia cervical aproximadamente 45º, y presenta una inclinación mas oblicua en sentido mesiodistal. Esa característica determina una mejor acomodación de la lengua. (B) 2º premolar inferior. Las crestas marginales son horizontales e irregulares. (C) 1º molar inferior y (D) 2º molar inferior. La descripción de la técnica de encerado de las crestas marginales de los dientes inferiores no necesita ser descrita detalladamente debido a la ausencia de contactos en oclusión céntrica y durante los movimientos excursivos. En caso de interferencia, esta debe ser eliminada.

Vista de la relación oclusal tras el encerado de las crestas marginales (A) oclusión céntrica (B) movimiento de protrusiva (C) movimiento de lateralidad derecha (D) movimiento de lateralidad

izquierda (lado de balanceo). Observe que no hay contactos en

oclusión céntrica ni durante los movimientos excéntricos.

114

Desafiando la naturaleza

114 Desafiando la naturaleza Figura 77 Vista lingual de los dientes posteriores en oclusión, donde es

Figura 77

Vista lingual de los dientes posteriores en oclusión, donde es posible visualizar la relación entre las alturas de las crestas marginales y los dientes adyacentes:

La cresta marginal mesial del 2º premolar inferior es mas alta que la cresta marginal distal del 1º premolar inferior, lo que aumenta la posibilidad de contacto con el 1º premolar superior durante los movimientos excéntricos. Para que no ocurra una interferencia, la cúspide palatina del 1º premolar superior debe estar dirigida hacia el fondo de la fosa distal del 1º premolar inferior.

La cresta marginal mesial del 1º molar inferior es mas alta que la cresta marginal distal del 2º premolar inferior, lo que aumenta la posibilidad de contacto con el 2º premolar superior durante los movimientos excéntricos. Para que no ocurra esta interferencia, la cúspide palatina del 2º premolar superior debe estar dirigida hacia el fondo de la fosa distal del 2º premolar inferior.

La cresta marginal mesial del 2º molar inferior no es mas alta que la cresta marginal distal del 1º molar inferior, siendo esta mas baja en algunas situaciones

debido a la curva de Spee. En ese caso, el vértice de la cúspide distopalatina del 1º molar superior, se dirigida hacia la cresta marginal distal del 1º molar inferior. Preferentemente no debe ocurrir ningún contacto céntrico en esta región.

La cresta marginal distal del 2º molar inferior debe de estar en la misma dirección del vértice de la cúspide distopalatina del 2º molar superior y, a pesar de la proximidad de estas dos estructuras, no debe haber contacto céntrico ni durante los movimientos excursivos.

Encerado Dientes inferiores con antagonista

115

78a
78a
Encerado – Dientes inferiores con antagonista 115 78a 78b 78c Figura 78A-C Antes del encerado de
Encerado – Dientes inferiores con antagonista 115 78a 78b 78c Figura 78A-C Antes del encerado de
Encerado – Dientes inferiores con antagonista 115 78a 78b 78c Figura 78A-C Antes del encerado de
78b
78b
78c
78c
78c

78c

Figura 78A-C

Antes del encerado de la cara oclusal, debe añadir cera para levantar el suelo pulpar de los premolares y molares

inferiores para establecer la profundidad del fondo de la

fosa y de los surcos.

la profundidad del fondo de la fosa y de los surcos. Profundidad de los surcos Distancia
la profundidad del fondo de la fosa y de los surcos. Profundidad de los surcos Distancia
la profundidad del fondo de la fosa y de los surcos. Profundidad de los surcos Distancia

Profundidad de los surcos

Distancia desde el vértice de la cúspide vestibular al fondo de la fosa

Tabla 2

Tras la realización de la elevación del suelo pulpar se debe verificar

la medida desde el vértice de las cúspides vestibulares hasta la región correspondiente al fondo del suelo, para que sean obtenidos los valores descritos en esa tabla.

116

Desafiando la naturaleza

79
79
116 Desafiando la naturaleza 79 80 Cara Oclusal Figura 79 Vista oclusal de los premolares inferiores
80
80
116 Desafiando la naturaleza 79 80 Cara Oclusal Figura 79 Vista oclusal de los premolares inferiores

Cara Oclusal

Figura 79

Vista oclusal de los premolares inferiores antes del encerado de la cara oclusal.

Figura 80