Sie sind auf Seite 1von 2

EL VIOLN

Aparece histricamente en el siglo XVI aunque sin una fecha exacta; podemos decir que
en la primera mitad de este siglo. A pesar de ello, los primeros violines que se
conservan son de Amati, fechados en 1560 y que podemos encontrar hoy da en Dakota
del Sur. Tambin se dice que los primeros Amati podran ser de tres cuerdas.
Procede de la viola de brazo y tuvo mayor aceptacin en Italia y Alemania. Tuvo menos
en Francia e Inglaterra.
La funcionalidad de este instrumento en sus comienzos era la de doblar voces.

Debemos mencionar a:

Gasparo de Sal
Jambe de Fer que en 1556 en su Tratado nos dice que el violn tiene cuatro
cuerdas, es afinado por quintas a partir del sol. Tambin reconoce que se
introduce en Francia por la pennsula Itlica para acompaar las danzas.
Ganassi con su tratado Regola Rubertina en 1592, que nos habla de las
caractersticas del violn, de la posicin del arco en ngulo recto sobre las
cuerdas al tocarlo y tambin de los efectos que se producen al poner el arco a
diferentes distancias del puente.

Como lutieres debemos mencionar a Stradivarim Guarneri y Stainer, que fueron los
encargados de purificar las medidas del violn (los Amati eran ms grandes). Gracias a
la estandarizacin, los violines posean una sonoridad ms brillante y potente, adecuada
para los requerimientos de la msica italiana del momento. El violn en el XVII-XVIII,
deba destacar dentro de la orquesta y a su vez penetrarse dentro de ella.

Hay una sonoridad entre los siglos XVI Y XVII, y eso se manifiesta tambin en los
cambios morfolgicos del violin:
En el XVI, el puente tena menos curvatura y era menos alto. Las cuerdas eran
de tripa. El mstil posea menos inclinacin y se afinaba a 390 Hz (actualmente
a 442 Hz).
En cuanto al arco, debemos mencionar a Tourte, que fue el que estandariz el arco tal y
como lo conocemos hoy. Lo alarg ( hasta 75 cm) y le introdujo la tuerca mvil,
encargada de mayor o menor tensin de las crines. La mejor madera para el arco, es la
de Pernambuco.
Tambn en el siglo XIX, se introduce la mentonera, produciendo una mayor sujecin
del instrumento y a su vez, una mejor sonoridad y mayor libertad de movimiento. Es
Spohr el que tambin nos menciona que es mejor utilizar este accesorio.