Sie sind auf Seite 1von 3

Instituto Tecnológico de Parral. Campus Sta. Teresa. Arquitectura. Arq. Nancy Sicilia Ling Zárate. Alumna: Leonora Abril Jáquez Peña. N° de Control: 13410613. Reporte 4: 6 ciudades donde los espacios son compartidos con éxito.

Una de las maneras en que ciertas ciudades buscan tener calles más seguras, es usando una medida drástica, eliminando señales de tránsito, semáforos y otras distinciones de espacios entre lo peatonal y lo automovilístico. Estos experimentos han dado buenos resultados, ya que se vuelven las calles más seguras para todo tipo de circulación, así como a la par se vuelven atractivas para las personas. Hans Moderman es un especialista en tráfico, que ideo el plan de espacio compartido, el cual fue financiado por la unión europea y se fue aplicando en algunas ciudades. A continuación se trataran 6 ciudades que han aplicado estos métodos:

1).- Auckland, Nueva Zelanda. Desde el 2011, En la calle Elliot, que es una de las calles centrales del centro, se optó por quitar las banquetas con el fin de hacer un espacio todo plano; también se quitaron las bandas amarillas de circulación vehicular. Los resultados demuestran que hubo reducción tanto de velocidad vehicular, como de vehículos en sí, los accidentes tampoco aumentaron.

de vehículos en sí, los accidentes tampoco aumentaron. 2).- Bohmte, Alemania. En esta pequeña ciudad alemana,

2).- Bohmte, Alemania. En esta pequeña ciudad alemana, desde el 2007 decidieron no solo tomar medidas en una calle o dos, si no en todas; de este modo lograron disminuir considerablemente los accidentes, quitando las banquetas, letreros de tránsito, semáforos, y volviendo todo plano, las calles se pintaron de color rojizo. Esta estrategia se basa en la premisa de “menos seguridad es más seguro”.

las calles se pintaron de color rojizo. Esta estrategia se basa en la premisa de “menos

3).- Drachten, Países Bajos. Esta ciudad fue de las primeras en implementarse los espacios compartidos; primero se eliminaron las señales de tránsito, se aumentó la velocidad de los buses públicos, de esta manera se logró descongestionar el centro y se redujeron los accidentes a la mitad.

4).- Londres, Reino Unido. Los cambios se implementaron en la calle Kensington High, una de las más importantes avenidas de la ciudad. Primeramente se angostaron las pistas vehiculares, solo se quedó un semáforo y se pusieron nuevos cruces peatonales. Aunque no fueron cambios tan drásticos, hubo una gran reducción de accidentes, y se aumentaron los peatones en 7% y las bicicletas en un 30%.

se aumentaron los peatones en 7% y las bicicletas en un 30%. 5).- Norrköping, Suecia. Aquí
se aumentaron los peatones en 7% y las bicicletas en un 30%. 5).- Norrköping, Suecia. Aquí

5).- Norrköping, Suecia. Aquí se eligió un cruce conflictivo para implementar los cambios en 2004. La congestión disminuyo, los peatones aumentaron e incluso la zona comercial se consolido.

aumentaron e incluso la zona comercial se consolido. 6).- Seattle, Estados Unidos. En Bell Street Park,

6).- Seattle, Estados Unidos. En Bell Street Park, se eliminaron los desniveles y las líneas que separaban los espacios, se instaló más mobiliario urbano, y se pudo mejorar la experiencia peatonal, convirtiéndose en un área de 56 mil metros cuadrados de espacio compartido.

un área de 56 mil metros cuadrados de espacio compartido. Conclusión: En un principio de podría

Conclusión:

En un principio de podría pensar que es un poco contradictorio crear más seguridad con la eliminación de elementos que en un principio apuntaban a la seguridad del peatón, ya que con el avance de la tecnológica y habiendo cada vez más vehículos, fue necesario que los peatones siempre estuvieran a la defensiva, cuidándose de los vehículos y entrando en ansiedad, sin siquiera poder disfrutar del entorno; es justo en este punto en el que se basa este plan de espacios compartidos, los peatones,

ciclistas y automovilistas, pues pueden establecer un contacto visual, en el que se debe poner más atención los unos a los otros, en lugar de que la atención solo este puesta en señales de tránsito y semáforos, permitiendo que se capte el entorno y mirar que es lo que realmente ocurre. Así las personas pueden estar un poco más relajadas y pueden ser conscientes de las demás personas que conviven en el espacio, obligándose así a mirar y poner atención, reduciendo accidentes. El diseño urbano tiende a que el tráfico se integre en las actividades humanas y no se quede aislado de estas, esto permite una interacción de forma natural entre las personas.