You are on page 1of 2

Cambios y progresos tecnológicos y la traducción también se ha visto afectada y el traductor ha

tenido que adaptarse a las nuevas herramientas informáticas. De esta forma, su denominación
también ha variado y se ha comenzado a usar el término localizador en sustitución de traductor.

Según la Asociación para la normalización del sector de la localización, esta se refiere al “proceso
consistente en la adaptación de un producto, una aplicación informática o un componente para
satisfacer los requisitos idiomáticos, culturales y de otro tipo aplicables a un entorno o mercado
de destino específico. Este proceso conlleva el uso de herramientas informatizadas especiales.

Este término no cuenta con una entrada en el DRAE que defina este nuevo uso. Otros términos
o construcciones similares no consiguen abarcar todos los aspectos a los que se refiere
localización.

El sector de la localización es bastante reciente, pero en los últimos años se ha producido un
aumento y desarrollo de este gracias a las inversiones hechas por el gobierno.

La localización lleva implícito el concepto de traducción, sin embargo, la localización requiere
otro tipo de conocimientos y técnicas que no son puramente lingüísticas ya que todo se vuelve
susceptible a la modificación y a los cambios para ajustarse a la normativa cultural y nacional del
país de destino. Es decir, la localización va más allá del hecho de pasar un texto de un idioma a
otro, es convertir el texto y todo lo que lo rodea para que sea aceptado en la sociedad
destinataria.

Así, los profesionales de este sector en constante desarrollo se convierten en localizaores-
traductores que tienen tanto conocimientos de lingüística como de aplicaciones informáticas
más allá de la ofimática. De esta manera se podrá transmitir el mensaje original con mayor
exactitud siendo fiel a todas sus características. En este punto se abre el debate de quién es
mejor, un informático con conocimientos de lingüística o un traductor con amplios
conocimientos de redes. Con esta pregunta abierta cabe indicar que la localización entraña más
dificultades lingüísticas de las que se podría pensar. Aunque la sintaxis o las estructuras
gramaticales pueden no ser de las más complicadas, el problema de la localización está en la
síntesis de la información para adaptarse al reducido espacio que se dispone.

Términos que es necesario tener en cuenta y que no se pueden confundir:

- Internacionalización: durante el desarrollo, el software se diseña de forma que sea posible
traducirlo a otras lenguas sin necesidad de volver a diseñarlo o compilarlo. En este proceso se
separa el texto y el código de origen para que a la hora de traducir no se «traduzca» o dañe el
código del programa.

- Localización: proceso mediante el que se adapta y traduce una aplicación de software a otra
lengua de forma que se adapte a un mercado local desde el punto de vista lingüístico y cultural.

-Globalización: término que incluye localización e internacionalización. Los desarrolladores de
software serán «globales» cuando desarrollan, traducen y distribuyen sus productos en
mercados con distintos idiomas. Es un término fundamentalmente comercial.

-Traducción: proceso mediante el que se convierte un texto en otro idioma. Con respecto a la
localización, la traducción no se limita a la adaptación de «palabras» sino que se precisa también
conseguir el mismo significado en la lengua de destino prestando atención especial a los
aspectos culturales

Son varias las opiniones que se tornan en contra del uso de las memorias de traducción argumentando que el proceso pierde su calidad humana y que llegará un momento en el que esas memorias acabarán sustituyendo a los profesionales de la traducción. Estos archivos pueden ser actualizados y/o modificados a la vez que se adaptan a nuevos contextos lo que provoca la ampliación de los archivos y la mejora de las traducciones. A pesar de ser herramientas muy útiles en el sector de la traducción. sobre todo cuando se trata de temas técnicos o científicos. A pesar de esto.Herramientas que emplea el traductor-localizador: Las memorias de traducción son la herramienta principal del trabajador. por lo que es complicado saber cuál será el resultado final del documento. Estas facilitan el trabajo y reducen de forma sustancial el tiempo invertido en cada encargo de traducción. hay que reconocer que las memorias de traducción y de los programas de traducción asistida por ordenador resultan de gran utilidad. Son varios los programas que permiten la creación de memorias de traducción. la mayoría de ellas no tienen en cuenta el formato del archivo. este tipo de ayuda también cuenta con una serie de desventajas a la hora de ponerla en práctica. como todo. pero las mejores herramientas están sujetas a compra para su uso más allá de los 30 días de prueba gratuita. . así como la optimización del tiempo. al igual que cuando cambiamos el formato de un archivo. su aspecto varíe en relación a cómo era el original. Además. Pero. puede ser que.