You are on page 1of 4

Apuntes para pensar un giro

copernicano en el enseñar
a enseñar filosofía

Laura Agratti'

"Un profesor de filosofía es aquel que dialoga con los filó-
sofos, con la historia de la filosofía y claro, con los alumnos,
haciendo del aula de filosofía algo esencialmente produc-
tivo. En consecuencia, la filosofía no se produce en un lu-
gar y se enseña en otro, ella siempre se produce y se enseña
al mismo tiempo."

Silvio Gallo y Walter Kohan, "Crítica de alguns lugares-
comuns ao se pensar a filosofia no Ensino Médio."

En la formación de profesores de filosofía la cuestión de la filosofía y su
enseñanza es tratada tradicionalmente a partir de la pregunta por el cómo
enseñar Filosofía.
Desde esta p erspectiva, se da por supuesto el conocimiento de la discipli-
na para disponer ese contenido e n una organización que vuelva a la filosofía
una materia pasible d e ser enseñada. Para cumplir con este propósito se
coloca en el centro de la reflexión aquellas tareas específicas de todo docen-
te: planificar, conducir y evaluar. Esto es, organizar el contenido a enseñar,
disponer de un conjunto de estrategias metodológicas para, finalmente, medir

Universidad Nacion al de La Plata, Argentina.

535 / Enseñanza de la filosofía: expen ennas de la enseñanza de la filosofía

mientras para e l los aprendizajes de los alumnos. esto último puede parecer ambicioso pero. De este modo no se plantea una oposició n . Al tratamie nto de este Las consecuencias d e cada interpretación no son menores. e n su s auto res. pp. los sentidos. a mi juicio. una Filosofía de la enseñanza de la filosofía: Así. la se ha presentado tradicionalmente la filosofía en las aulas. como un En función de este análisis se estructura una colección de modalidades: nacimiento de otra forma de p ensar la relación de la filosofía y su enseñanza. la enseñanza de la filosofía consistirá en su transmisión mie n. la lectura y comentario de textos y la doctrinaria. quien invita a a un segundo plano. Si bien es cierto que tanto la concepció n didactista com o la filosófi co- En cada una de ellas se reconocen alcances y límites' y difícilmente poda. la problemática .O EN EL ENSE¡:. creo. 537 / Enseñanza de la filosofía. la lógica disciplinar sea como sea concebida. que abre un camino. uillermo Obio ls. de . Es del recono- se considera a la filosofía como sustantivo se refiere a e lla como un saber cimiento y la elaboración identitaria de esta tercera orientació n d esde d o n- acabado. las configuraciones didácticas qued an re legadas inspirada en la de Salazar Bondy. ca y. A esta pregunta por el cómo diseñar las estrategias didácticas. "Las grandes m o dalidad es d e la enseñ anza fil osófica". e n Guille rmo d e lograr congruencia entre nuestra forma d e concebir la filosofía y lama- Obiols y Ma rtha Frassine ti de Gallo. Buen os n era d e enseñ arla. expenenoas de la enseñanza de la filosofía 536 / Grafías filosófic~s . En orden a alcanzar estos objetivos se selec. 1993. la sitúa como una consecuencia ra- construcción. el rastrear en la propia tradición d e la filosofía. se la interprete go no enfrentan el conjunto de interrogantes que . Las configuraciones didácticas para el primer caso zonada del proceso reflexivo. didáctica funcio n aron como estructuran tes en la formación de muchos p ro- mos ver a alguna de estas alternativas en estado puro. el filosofar. Pero lo más importan. posibilidad de realizarse en un movimiento que no cesa. APL'NTES PARI\ PENSAR l. segundo serán actividades que promuevan la construcción d e un discurso cionan materiales y se elaboran actividades específicas que son pensadas a ele fundamento. lo que da lugar a la configuración de una didáctica específica. mientras que si se interpre ta a la filosofía como verbo. un hacer. sin embar- te es lo que cada una supone respecto de la propia filosofía. en cada configuración de un área específica de reflexión filosófica en to rno de su caso. de una determinada forma d e enseñar. marcan la en algún caso como el sustantivo la filosofia o como el verbo. filosofar. la histórica. Antes de continuar. 53-56. orientación de fundamento .AR A ENSENAR FILOSO FÍA LACRA AGRATTI ~crán aquellas que están emparentadas con la exposición. L a enseñanza filosófica en la escuela secundaria. como una etapa de descubrimiento. Aires . por la versió n que. imprime su especificidad en el Lo que distingue la pe rspectiva que propugna Obiols es el antepo n er a la cómo. Unive rso. la pregunta por e l manera de pensar la relación entre la filosofía y su enseñanza la llamaré se ntido d e filosofía que subyace en cada modalidad de la e nseñanza fil osóli- orientación didactista. Si consideramos el primero de propia enseñanza. en definitiva. d e ser fecunda la dos sentidos generales y son. propios. puesto que si núcleo d e preguntas lo llamaré orientació n d e fundamento. A-Z Ed ito ra. sino más bie n una relació n d e compleme ntariedad entre ambas. 1968. resultaría ser condición de posibilidad pa ra la je que las clases propician. se trata es de propiciar una práctica filosófica consciente y crítica desd e d o n- (.' propuso Guillermo Obiols. d elimitación de un campo de cuestiones específicas. De lo qu Augusto Salazar Bo ndy. e ntiendo. cumplido. ade más. Lima. fesores de filosofía que desempeñan satisfactoriamente su tarea. lo que conlleva a la apropiación y al desenvo lvimie nto de partir de la disciplina.1N GIRO COPERNlCA!-. De modo que. Esta perspectiva que dominó la formación de profesores hasta entrada la vision es respecto d e la posibilidad de transmitir la filosofía o propicia r e l década d e 1980. Esta orientació n . h a sido modificada e n el caso argentino. los que determinan el aprendiza. En esta búsqueda. la enseña n za de la filosofía será una lejos de anular la orientación didactista. cada modalidad de la enseñanza filosófica es portadora de uno de ·estos Sin duda. pensar el problema desde una consideración general de las maneras en que A esta versión la llamaré orientación filosófico-didáctica. Esta distinción funcionará como soporte. quisiera señalar que la orientació n filosófico-didáctica tras que si se considera el segundo. se podría co nstruir una disciplina filosófica con tem as y d esarro llos ella es actividad. desde esta perspectiva se entiende que los mecanism os d el ej e rcicio de la crítica. Dzdáctzca de la Filosofía.

Se estandariza una relación con la filosofía sabemos. Así. lejos de esto. Esto es. p. Con todo este bagaje el alumno de filosofía llega a cursar como corolario Sin embargo. se transmiten contenidos por medio de la exposición y se trabaj a el título de Profesor en Filosofía además del de Licenciado. ¿es ella enseñable?. 1AURAAGRATTJ APUNTES PARA PENSAR UN GIRO COPERNICANO EN EL ENSEÑAR A ENSEÑAR FILOSOFÍA Analizaré. 251. a la clase de filosofía como monólogo y en acto la enseñanza filosófica se convive con la incertidumbre ya que. esto no obtura la posibilidad de su enseñanza. d e esa des- gunta. e xplicadora de la que hablara Ranciere en El maestro ignorante. ¿qué filosofía supone la enseñanza d e la filosofía qu e tie ne damento. ¿qué es filosofía?. valioso . Obviamente que la modalidad doctrinaria podría estar presente en cual- quiera de ellas y. de investigadores. de alguien que nos explique lo que otros han pensado. los elementos facilitadores e inhibidores para que se desarrolle una formación de profesores desde la orientación de fun. si bien hay tantas definiciones de filosofía como imágenes docentes que antecedieron a este momento le facilite n un a re- filósofos. ¿a lo que se piense de la filosofía. "El po rve nir de ta más de lo deseable. podemos decir q ue . esa prácti ca acto de enseñar o la determinación de distintas posibilidades metodológicas ha dejado esa imagen docente y no otra. Han aprendido fil o- to que encontramos en sus diseños la modalidad histórica o histórico-pro.a idea de Universidad en Alemania (varios auto res) . ¿pueden convivir distintas formas junto de conocimientos sino que enseña una práctica con su práctica. basada en una forma de conocimiento cerrada y en la que gana la partida. nición asumamos -aunque sea provisoriamente. sor universitario no advierta que no está transmitiendo solamente un co n- ¿se la puede enseñar de una sola manera?. igualdad de las inteligencias que hace pervivir en la eternidad la n ecesidad estos contemplan las distintas modalidades de la enseñanza filosófica pues. como al aprendizaje como escucha. esta forma de transmisión provoca que el alumno internali ce a l Respecto de este núcleo problemático considero que a la hora de poner profesor de filosofía como palabra. las carreras de filosofía ofrecen la posibilidad de obtener e n general. en / . fl exión crítica respecto de los fundamentos de la novedosa tarea que te ndrá Por otra parte. sofía. 1959. En su expe rie ncia blemática en las historias de la filosofía. bién con el modo de comunicarla. no hay una definición unívoca de filosofía y depende de qué defi. a la hora de pensar la relació n de ponerla en práctica? e ntre la filosofía y su enseñanza los alumnos son el producto de la lógica Estamos ahora en condiciones de avanzar sobre nuestra primera pre. lo que encontramos manera contiene en sí misma una cantidad de -supuestos que es necesario e n los alumnos practicantes es que estas imágenes resultan inhibidoras d e la explicitar. el sustantivo pero no han internalizado el filosofar. En efecto. la pregunta por si es posible enseñar filosofía de una sola que desarrollar en adelante sin embargo. lugar en la formación de los alumnos de nuestras carreras de filosofía? Sin Constituida por una fuerte tradición que pone el acento en la formación se r exhaustivos -y quizás cometiendo alguna injusticia-. Bue nos Aires. esta condición de la disciplina no inhibe su enseñanza. a lo que se entienda por el Dado que la filosofía les ha sido enseñada por transmisión. En esta adjetivación de la práctica se alude a la crítica que señala Nietzsche. está supues. se espera qu e las entonces. en lo que sigue. 538 / Grafías filosóficas 539 / Enseñanza de la fil osofía. Pero ¿qué se enseña cuando se enseña filosofía? Esta pregunta supone manera de transmitir la filosofía y es la posibilidad que entraña que el p rofe- un conjunto de interrogantes. Así. Ahora bien. con las fuentes y sus respectivos comentaristas en la búsqueda de la ve rdad En cualquier caso hay que enseñar filosofía para que los alumnos la apren. si bien es la que presenta mayores desventajas. con una manera de ser profesor d e fil oso- tos. Hasta aquí. la modalidad problemática en las han incorporado una determinada relación no sólo con la filosofía sin o ta m- disciplinares y en los seminarios se despliega la lectura y comentario de tex. expenennas de la enseñanza de la filosofía . la práctica filológica. de su preparación pedagógica la Didáctica de la filosofía. a saber. sin duda. En general. sostengo que.si los anteriores en el mejor de los casos. puesto que es necesario señalar a qué responde esta reflexión crítica. del texto. nuestros establecimientos de enseñanza". versatilidad. De de enseñarla? modo que . y como muestran los análisis de los planes de estudio. pero quisiera consignar un riesgo en esta dan. ' interrogantes serán respondidos en sentidos diversos. Editorial Sudame ricana .

a mijuicio. Provo- car una relación distinta entre los alumnos y los textos y una relación distin- ta entre sus voluntades y las nuestras. Es muy improba- ble que pueda darse la complementariedad que intentamos describir en el comienzo de este texto sólo en los límites de una materia. De allí que los que enseñamos a enseñar filosofía debiéramos llevar a la práctica los efectos de esta ruptura. Pero también debiera ser una preocupación de la comunidad filosófica. en la formación de profesores? Frente a esto. Es por esto. explicar la 11. dónde radica la actualidad de los clási- cos. Con esta determinación se dispondrán a aprender a enseñar filosofía y hlnnas que emergen de la consideración de los fundamentos de toda c nsc- esperarán ser explicados en el arte de enseñar para.1111po una disciplina filosófica. que los investigadores en el área tenemos que h acer e l es- to en la historia de la filosofía como algo básico y común a ser enseñado l11c rzo por multiplicar la disposición a pensar en este registro. pues. esto es. el debate se desentiende del desarrollo del contribuir a hacer posible las palabras de Silvio Gallo y Walter Kohan con hts pensamiento filosófico en acción. En este sentido.1s manera de intervención pedagógica en filosofía y se aspire a h acer d e l se ha favorecido un perfil de profesor comprometido con la divulgación de la filosofía que oficia como mero reproductor de un saber ahí. expenenc 1as de la enseñanza de la filosofía 540 I Grafías filosóficas . la idea de poner el acento en el verbo invita a no olvidar la posibilidad no explotada de ejercer el filosofar. en el 1111a posibilidad de un enseñar a e nseñar filosofía en clave de fundam e nto y campo de la filosofía en general. que diga qué hay que hacer. El alumno practican te no ha tenido el espacio para interrogar filosóficamente al enseñar. que inaugura dentro del Estado. más tarde. Frente a esta manera didactista de concebir el campo de la 54 l J Enseñanza de la filosofía. Estas son sólo algunas preguntas que la misma situación de verse ex- puesto en las circunstancias de enseñar debiera promover. Porque enseñar a enseñar no es necesa- riamente sinónimo de explicar el explicar. a la práctica. Nuestra preocupación radica en el hecho de que. qué es lo que hace que un texto sea filosófico. Pareciera estar supuesto que la cuestión de la enseñanza es sólo un problema de un espacio curricular. ¿Es esto lo que tenemos que reproducir q11e iniciáramos estas consideraciones. en definitiva. podemos decir que v. ( . aquel en el que se supone se pondrá el acento en la recomenda- ción de un conjunto de recetas. a la explicación. a la experiencia. por qué se suele decir que en filosofía son más importantes las preguntas que las respuestas. Pero lo más problemático es que no se le ha planteado la necesidad de ser filósofo con su propia realidad de pensar como aprendiz de la filosofía. No se ha detenido a pensar qué es lo que hace que un problema sea un problema filosófico. de ponerlo en acto. el enseñarla. qué relación hay entre la filosofía y sus problemas. de metodologías. APl'NTES PARA PENSAR UN GIRO COPERNICANO EN EL ENSEÑAR A ENSEÑAR FILOSO FÍA LAURA AGRATII (·11se1ianza de la filosofía propongo la consideración del conjunto de los pro- fía. al aprendi- zaje.1ma filosófica para que de este debate. necesario. surjan nuc- filosofía a sus alumnos del nivel medio.