Sie sind auf Seite 1von 293

HISTORIA

DEL

ARTE

ARGENTINO

JOSE

LEON

PAGANO

 

\f)Jl '\ T O

DI

l~ TlT ICA Df

l.'\

I ACl I T AD

Dl

fl L OSO íl A Y

UTRAS D~

LA

L'\l\ERSID,\D

DE

llLE'\O~ :\ I R!::;

l) IJU l TOll

1)1

All T I S l'l.ASTIC.AS

L)FL \11'\ISTF

RIO

DI

Jl'ST ICJ .\

1

l "ISTRUCC IO'\

Pl

BLIC ~

llf

LA

:\ \C 10'\

 

\111 \llll(ll

l l l

'-1 \ \11 \0

DI

!.AS

AC .\Df M I AS

'AC I O'\A I

DI

1 A

HI STOR I A,

DC

LA

AR(,! '\;TI'\!\

DL

U.TR

~. m .

LA

DE

BELl.~S AR T ES

 

Y

\1 11 \11\RO

HO'\OR

RIO

DI

LA

JU AL

AC"-0[ \ ll A

DI

llCLL.~S ARTC~ Dl· FLORL'\CIA

 

HISTORIA ARTE ARGENTINO

DEL

D E

D E

C01

L OS

A BOR I G E N E S

H AS TA

MOME

TO

AC T UA L

334

lLU

Y

2

TRA C!ON ES

E

C lTOCRO~U A S

NE G RO

EL

BUENOS AIRES

L 'A MATEUR

MCMXLIV

A DON

con

un

FRANCISCO M.

PISANO

la

emoción

recuerdo

fraternal

imborrable.

J.

de

L.

P.

Obr,IJ

111.1 r

EL ,\RTE DE LO~

Obr,IJ 111.1 r EL ,\RTE DE LO~ reciento- del 1111 rmo :\ RGE)!TI .:\O:. rr :-.

reciento- del

1111 rmo

:\ RGE)!TI .:\O:.

rr

:-.

.111tor

ronws

c:n

-!º.

con

un

cor.1!

de

149-

r.1gin.1s,

109) gr.1b.1dl) ·

en

negrL)

y

33

c1rocromus

Obr.i

Lrnre.1d.1

Lün

el

gr.111

Pren110

~.ic10n.il de 1939.

Lün el gr.111 Pren110 ~ .ic10n.il de 1939. .\IOTI\'O: DE E TETIC\ - segund.1 FOR.\f \

.\IOTI\'O: DE

E TETIC\

-

segund.1

FOR.\f \ ~ D:

\-ID.\ - Ftlo:-of1.1 \

edtLión.

,\ rre.

RIG:\~ELLI, en -!º mayor

tellano,

fr.rncés e rnglés, con

r

_,

en tlu cr.1c10nes en negro

ror

rexro

L.l~­

112

.i

plen.i

p.ig1na

y

26

Lím1n.l"

en

c1roLr

,m1a.

JORGE

BERI

T:\ Y~, en

4 0

mayor

23

por 32),

en

castellano,

francés

e

reproducuones

inglés,

con

se:.enra

en

c1 cocromÍ I.

y

rexro

sets

PREFACIO

PREFACIO

PREFACIO D ESPUÉS ,de haber dado ~ los ~rgent~nos el libro de. su arle, después de

D ESPUÉS ,de haber dado ~ los ~rgent~nos el libro de. su arle, después de las 1110-

11ograf1as sobre Ag11st1 n R1ganell1 )' Jorge

Benstayn, den

ahora

Las

a1 re-.

plás ticas en la his toria argentina. El decoro tipográfico de al1uéllus lo.1 sttlÍa

e11 u11 plano señero - libro s impares e11 nuestra Amhica. No obstante el costo clc-

uado de los tres tomos de El Arte de los Argentino<;, se agotó e11 brei e térm1110 la

edició11 de esa obra aforfu11ada. Su pronta difusió11, de11fro J fuera del ju1Ís,

prim era

los juicios de la prensa diaria y periódica acerca de su ualor cfectii o, los co11cepto.1

e,\cepcio11alm e11te honrosos de institucioms culturales como la Facultad de

y Letras de la Universidad de Bl1e11os Airrs, de la Academia Nacional dr la Historia, de la Academia Arge11tina de Letras, de la Academia Nacional de Bellas Artc.1, las demostracion es p1iblicas, de carácter colectiuo, y por 1íltimo, el jJrimer jJrc' 111io de la Comisión Nacional de Cultura, so11 hechos y actos cu1•a elocuencia ii110 a refren-

dar el significado intrí11seco de El Arte de los Argentinoc;,

consagrada a la evolución histórica de nuestra plcísfica. La ualide: de sus ajwrltuio- nes 110 tardó en manifestarse e11 otra esfera: en la docc11fe, e11 la i11for111atirn, en la docn111 c11tal, pu es El Arte de lo Argentinos fué, y co11ti111ía sirndo, la fuente z na de quie11es se propo11e11 tratar co11 flwdamenfo algunos de los muchos jJroblemas co11eYos con la historia de 1111esfro arfe - 111á.\i111C' C'n cua11to ua referido a la z 1 alo- ració11 f!sté fica df algunas figuras cc11trale~. No fué empresa leve ponerlas e11 i 1 alor,

situarlas: C'llo suponía reaccionar contra la terquedad i11compre11sii 1 a, reiterada a lo largo df' media ce11furia e11 el caso de Prili.lia110 Pueyrredón. Y pues las condicio11n actuales 110 pNmiten reeditar e11 toda su magnitud El Arte de los Argentinos, do_) de esa obra, u11 co111pe11dio coordi11ado, cáíido con rigor lógico a su coheuó11 i11fcr- 11a. Al C'llI jJrel/{lcr C'sta labor , accedí a imta11cias proadc11fcs de los ce11tros más re- prese11tatiuos del jJaÍs. M e i111 puse a mí 111iw10 ofrecer al lector lo substantivo y mcdubr dC' mi obra mayor, si11 0111isio11es, co11trarias al espíritu J a la forma de rn jJroftia u11idad. Con esta edició11 se pone al alcallcc de todo lector la historia de

Filowf ía

la prim !' ra obra mte g ral

Con esta edició11 se pone al alcallcc de todo lector la historia de Filowf ía la
Con esta edició11 se pone al alcallcc de todo lector la historia de Filowf ía la
Con esta edició11 se pone al alcallcc de todo lector la historia de Filowf ía la

XI

1111cd10 11rlc.• llg11110'i c11pít11/os, los JlltÍ\ nlcmm, fv, de 11p11rtc1do\ e1/>toalcs, ic

mcÍ1 s1\111f1C atn o, lo 111tÍ1 c11ju11d1oso />ara

dctcr111i11ar 1111a cjJOCtl ) 1!11111r en ella a lm plalf1co1 -pi11tores, escultores, arc¡uilcc-

tos, grabadores- scg1111 su propia jcnrrq111t1. Xada lo 1·1clc1n·c·c me¡o1 como u·ift'rar ac¡111 lo dicho c11 el prc/1100 de El rre de lo-. 1\ rgentino .

rcprod11cc11 cm1 inlcgros; de o/ros se da lo

El arfe de los 1rrgt 11fi11os, t d11di,11lv e11 la 1m¡uilt'cfllr11, lt1 ncultuu1, la pi11tura

(1 1crt1ln. Fu1 ; mi proftoHto 11110,rf circum-

J el grabado. Y la pnmcra c11 .1u1 lí11c,11

cribir tl co11tc111do de c.1!11 obr,1.) C\111111:111r 111 ~u -e11 libro ap,rrlt'- el dnarrollo de 111 arq11ilect11r11, co11sidcr,1d,1 e.\cl1Hiz 11mc11tc 1 a fo, 111t.;c11Íi11os. ¡\[e¡, ¿como hacc 1 co111pre1niblcs 1111" otra' formas del ,zrfe sin 1 \p/ic1rr l,11sf1uct1/1'11 dtl minco u1ba 110

de11fro del cual ~e t1rficula11, :r su l t':, esos >1

i11tcr11c1 los n ;,c.

~,1·JÍ0110.1 t'1· téticm? U1111 111i1111t1 causa

Aquél .1 1:1·tos obedecen a ,, ·1 .it1110 1•\lr11frrritori11I. TI medio ) la

11cció11 ofrcn n de i11mcdiafo u11 prubli 11111 110 obsernzdo t111ft 1 e11 11i11gu11 ciclo de la hi1· foria 1111Íl crs11l. Ese cimicler de si11gul,iri,/,1d C'\igc p1111fO.\ de l IS/011 i/l\ol1tos), c 11 el 1wcíli\is. u11 método 110 me1101 adecuado a circ11111fa11cia1· ft/11 csptnaln. Co11occr- , llc~•ar al fondo de 11uc,fro ser auténtico: he aquí 11ut sira a11gmf1c1, ) rn drama- tismo. fo;; la 1111e Ira u11a cii ili:ació11 colo11ic1l, pero 110 'l adi ierfe c11 ella .1cme¡1w:;a -de C'\fructura ) cuhc1·ióu- co11 olrtZ · ciz ili:c1ciu11c1· colo11ialt s. La mds rccic11/e -

la de fo, Estados U11ido1 de i\ orle Améric11 -. lo rt /renda. El 111íclco rae wl primi- tii o no tui·o aquí el predomi1111 continuado. u11ific,1dor, necesario para dar 1u1 ca- ráclcr ét11ico-p,icoló';ico tl u ufttZmión de poblador. Abierto el lernlorio a 1111cias _) múltiples corrie11fe, inmigra/orÍtls, esh cri ol de razas come11::=ó te111pra11ame11fe u trabtZjosa fusión, e11 mucho'i Ctl os depur.1.lora. [a coloni:i ncl11Je la cohnió11 i11di- zidual: se une) se co11/1wde con nueuas a~rupac UJlll ) co11 rnccsÍl/O'\ aflujos ra- ci,i/es opuestos. Este crecimiento acelerado, obedece a im pulws de rell{JL adas i11fd- lracio11es, de pe11efracio11es co11seculii as. Podríamos pree,u11tar11os c¡uié11es somos. No se aiie11e mejor a nuestro examen preguntar ,,_·por qué \Omos co1110 ajJareccmos?

El pueblo c01iquistador funda la ciudad. Dos mu11dm se po11e11 e11 co11faclo, dos ra-:::as se unen ) se crzr::.a11, es decir, e co1u¡ui tau por disli11tm modos. Ahora

primer m icleo

bien, esto~ primeros co111po11e11tes i11med1afo drh1ero11 formar 1111

de irradiación predomi11a11/e e11 el nueio rulo h1 lóruo: otra germ1J1aciá11 e11 lierrt1

l!irge11. Todo debió mostrar allí zu1 ra go Íll/11110: rl prc\ll1111hlc en la njJrl'HÓll de u11a peculiaridad 11acie11te, cu;o espíritu hallaría formas co11 matices de uta ! jJri -

mitidrnzo. Este núcleo eiolucm11aría lue<{o eJ{.lÍ11 su prnpi'l cohesión interna, aa11- lua11do los caracteres de w1 arle local. Y ello etapa Ira etapa, e11 rns dncnm ri t mos h1 tónros. ·r.lo fué así. Lo 111ioado aquí 110 luz.o ro11/11111idad de jJroccw. f ,a \l'lllilla

F, I <am -

qui=á alcanzara a srr flor: nunca llegó a ser fruto e11 ple111tud de madure

bm estilístico vÍ11o de afuera, r m1puw a lo de aquí, la rnu·Hrí11 elaborada c·11 l eja 11t1\ latitudes, segzfo la coherencia ele culturas a z. 1 eccs m d e 11ttriaL Hs t a ctt j JCI( ida d i 11 va-

X IT

wrn, 110 halló resiste11cia alu1111a p1u•<; cada bi·ei.·e c·icl

<)

'

u

f

1

tc

:

a11 o fl

a1

¡

o

p

or

¡

o ro,

1111

·

pcr111ilir a 11i11g11110 hincar las raíces e11 1111estra autoclo11ía. Por e.1/o hab/1111101 de

reí terados sincronismos.

A 1111 ciclo histórico de 11ueio co11fe11ido racial coi rc:.;,jw11tl10 1111 arle c'o1T1 l11-

preci.1a111c11/c.

tii10 e11 su trama psicológica. El jJaralelis1110

reiterado

a

ew

alude

Estos repetidos e11laces co11 Europa, e11 co11for111idad co11 rns dnccln as c.1thica1 del 1110111e11to, 11os sit7la11 po11iéndo11os al día,según el pulso co mopolita. Dos cjc111 jllm, cuya ez •ide11cia llegó a v11l11erar propósitos de laudable c11rn11c1pano11 cslctica: 1 ·11 referido el primero a la arquitectura; a la pintura el scgu11do. I a epoca del colo- 11iaje importó 1111 estilo, y aquí halló soluciones z:arias, ya en lo 1cl1gww, )tt c11 lo ciz:il. Voli.er a rns 11ormas, y derinrr de ella<; cle111e11/os 11decuado.1 a 11untrc1 actua- lidad, importaba defi11irnos e11 lo 11uestro, pon¡ue )a había11 1110d1fll ado c 011 111 ferfnetacio11es a111erica11as las estructuras barroca\ c1111j>lia11ll'llfc acloj>tadas ac¡uí. ) bie11, ¿c[lll; ocurrió cua/l{lo este arte colonial iba a ,,vt11crali:.ane e11trc 11owtr01? I o ya co111probado <'11 otros ciclos . U11 1111n 1 0 aflujo ele imporlació11 cornwjwlda, ) otro e11lace con las directii•as ntraterritoriale.'I. Vino la cm¡11ifcctura fu11c 1011al, ) WJS someti111os a <'lla, )' ho) do111i11a y predo111i11a como awr el barroco ) lm I 111.11·1

) el Rc11acimie11to ) el T11dor, cte. Dígase lo propio de la jJi11fura. Í\l c01tu1nbm- mo racial, 11 la <'.\ presió11 del carácter -de jJerso11as J cosas- \//cedió el t1rlc di a11a11:;ada -l'art vivant- cuyo jneccdenfe fut11risfa ta111b/(;I/ halló entre 1101olro1

cultores de primera hora - otro si11cro11i~1110. F\ta111os al día, e 011for111c w l c. Al día ¿pero seg1í11 qué 111eridia110? Veamos esto. Pron1rc1110\ ce1/1r el j>roblema co11

de Li\ta -el 1fr adentro) el de afue-

111ayor J~recisió11, estableciendo 1111 dobl<' pu11to

ra- 11easa rio }Jara 11egar a

El 11U<'l.'O 11rn11<1o surge de una ciuik:.ació11 cu)o fulgurar de almas se dcf111c co11 u11n i 1 0:; cargada de auroras. Re11aci111ie11to J!a jnnenfc abierto al futuro. La z 1 i'iiÓ11 total del u11iz·crso se ofrece a la cultura bajo 1111a !11: lotal111C11!c r 110- rnda. r uce )' uibra de diz.•erso modo, esclarece otros J>a11ora111t1\ npirituale.1. U11 fn imer 1110111e11to co11 relación al co11ti11e11fe de A111hica. f.,o es toclai ía lo ,'.!,Cllcral. Pr(mfo ec;t o y aquello i•a11 a co11cretar lo f>1rrticular, el aquí en lo nuestro, jwra dar co111ie11'ZO efectii·o a 1111a historia local. Trrn1sc111-rc 1111 lmTe lajJSo: 110 ale a11:a a media ce11turia . Arriba el co11q11istador e11 la i11fort1111ada c111 Jm'sa del C111taclo

D. Pedro de Me11d(r::.a. Vie11e dcja11do a s11 espalda una floración barroca. I a e ris-

Ia ese 11 cia de ta 11 com jJI e io fe 11ó 111<' 110 cu l t 11 mi.

tiallll ad pasó por

U 11 estilo de i·idn 11 1 1ei·o tcm ple social.

¿Cuál es, 111ie11/ras ta11to, el estado territorial frc11fc a las co11dicirmes nlrc1- co11fi11c11tales? C11a11do el conquistador comtr111c las jJri111era1 cho:as de ben ro .1 jJaja jnrhimas al Riachuelo, l.rs 1apsodias homéricas había11 sido recopiladas 1 [111- blicadas desde hacía lllás de dos lllil t11ios. Vu(:li•a<;c nin lllirn10 a la actualidad

el esfremecimie11fo de la Refor111a. Sucedió la Co11fra Reforma.

y

1111 dtilo de arfe ~e modifica11

fto\itiz 1 amc11tc, nj>rcs1ó11 de

1111

La co11cic11cia J la semibilidad trabajada\ /wr el esj>ÍriÍll.

Xlll

loct1I: cuando el poblador hi,pa110 cdific11 111 c·h o: a mdi111c11faria de n ·f1·n·11oa, lo

f.' 11 e l

1110 111 c 11to de

.1cpara 11 d el abori r.:. c 11 mas d e z ·c 111flclo s Hgfv, d e n rl !ur1 1. )

/>o)

nltr111os ,,¡ dí, 1.

di ·

lm

la c o11q11 i sta Ctl'ii toda' las 11_1?,> 11 pac i o u i· s , · f 111ct1s

a/>011 g 1•111· 1 , ,

h ,,/l,1b1111 e11 el estado cult11 r11' 11col1! 1Co : /¡¡,

·11,ÍI 1u .w: ,11!.11 b.!1 1 11111 lli ·,1!,ado 11 /u11 d 11

el bron ce , (.ht1 1 •

-1 )

.

1 to mam os co m o punt o d e parli /,, , / e.1/, 1do J ,· /,, ntltur,r i 11d1g1·1111, i ' 1 1· c· 1/111

al d1a n 11 p l ic a n a h a b er sal t ad o por sobre lrc 1 mil 11 1 io 1 d e h/\lor i ,1 . e· ( ' 01110 /¡ub11·r 11

sid o est o pv 1i ble? X o h u bo

rigen ) el c o1u¡ u1st 11dor . L 1 cho :.r eu ru pL .1 t11111poc·o /111~ 1111 n u r z·o < cn11 i1•1r:o. N u

1lto

pvr1¡1 1 c ( r.,lfi11110 b .1b1111.lo ,/11f>,1rid,1d ( "'"' t'Í abo

IJO 'i llam e a e 1 1.:,111i o e l succ.111 o 11\ p u ·t

D esp ué.1 de d o , 'il ·.::Jos d 1.I p ri1111 r ,1\icnto , 1,1 pohla1·1u11 á 1 il no ,,,¡1

, / ,

B u •110 1

\ ir1· 1 ,,

lo

/,1• ,.:.o ,f e 1/01

< 1·11/ u r1111 .

di ·/ ft'dio di· /i11jt1

o de fej1H.

1 t /l o 'iltr(lt 'W' de

u11,1

rc.zlrda I 1 1pirif11,i/. 1101 1 e1 1 111110 1 jo ,

:

.1dc" 11 co11-

cebi r lo 11 Md mi ib!t: U íl

¡

,¡/ fo

haci

1 ,1/r . k

ht· r·tron 1 0

lp.1r~nte /iu c .11 · 1\fJÍic111'i1

un

c. fad o c ultu ral . A l

con 1u e \p crie11c i,1 h i, t óric .1. E el ) e1 to l 1 111 tr . 1 l 1 ió11 h re lil'1 ri 11. Cuc111du e l

por una e xigencia d e ,1d ,1pt ació11 . pero d 11i11'.!,1111 molo

< U ill t J

;

1 1ti 111011io de

)

mo l er e . al pa1 .1r d

1111 punto .1 otro . el l o m l re z ,1 co11\1s.o

L a

co1h¡ 1ti tad or c01rfr JL )e me11 fa rit1 n o lo pone al

Je c a mp a il a no L JLe li e al et ufo de 11at11r,dt: 1 ,¡/

aquí el primer r.md10 , ni z 'or111 .1 dr

n il el

men t al )

c1r¡uilt t lura

m d i-

e p1rtf u,,/ dt 1 .il ori~eu. 111Í c omo la tien d a

.dno n p lor adn r .

Allí es f tÍ , pues , el d i lt1!i1 lo r .rnch erío n·rctwdo l a PI 1:1 1 i\ft1 _) nr, -1111trO .\ de t1dob e) t echos de pa¡a o de leja curz a- pero junto 1 él urze el ca1w11 cu /,H torre.'

d e la c úpula. Así c11

el t emplo má xi m o. La ctud ad /ué 1111 nzicleo de Ira plan t e, un centro urbano 11n- p11es fo al ruralism o lo cal. t\ o la jormó el ctimpo, ni urgió de él; no lu z o 1t11 p ro -

c e o d e g rnd os ) etapa s l ocal es. Ex.cluí da la cohen 11ci.1 l' Z olutiz a , - el l a 111!J10 en la un i dad d e JLna mi s ma s u tan c ia é t n i c a- la npo íc1ó n 111cl u )e n e cc ana111cnfe tf, ,_

paridad es ,

una p os i b il i dad de c01 n err:enc 1t1 . 1\1 0 pr e e 11 c ia11101 llll 1rn e i o

pu11t o de partida: el d e do s

c rw:a ) lo g ra dar u11a dir ección propia a l as f or ma s d e rn c 5pí nfu. I :l />rou·w !J,,_

tó r i c o d e 11u es fra c ultura ob e d ece a o/r(J co 11t e 11i d o 5o ci al. l :s f e H' 1111cia ) < Yl'< e c1 1

co11dicion es et ce p cirmales . c onfo r m e se ha

) culmin a el orden c o nc e ptu al en la di tr1b11cw11 111 . 1/em ít ic 11

i11

ni ng

ciii/i-:.aciones , dt

amí fog o nilcl, c u1a

trama

H' c11/ rc-

di cho.

Es oportuno ob en /ar aquí u11 f enóm eno Aludo a la comlu 1ó11 natali c ia d e lo s c ultor e5

d

e ¡,adr es e.t!ra111 e ro s , prol e d e ori ge n llUJ / es )Or pa r t e-; e l ni e lo sigu e otra s dir ecci o11 es

. En el prim e r ca o pr " ialcc e la a c tiiidad d e imlinlo md

práctica ) téc111ca adqwrula sin excesh o n'{or 111ctrídu o. No H' da n lo <01110 In ab s oluta. Apu11fa1110 a lo ~e 11 c ral. En li c m /w má s re< 1c11/c l w ll a 1110 \ a fo o 111od1/1

/J 1<ol6'{ t( ,, So11 h1 10 ' e 11

.Se ha ce 111 é d1Co , aho"tu lo , 111"<'111c 10 .

lihrc, m c1 10' ( 0 11( t /1/ual , d e:

d e sig ui/icada

zalidr

del a r le e 11 nu es tra lt trra.

e a i 'Si e 111 /1 rc -

d e 1t alu1110

to

11

11w

cado f' r> predominar d e la generación inmcJ11t1

en

h

·.ocación

e 61110 obedecen a ella hombre

de ma)or arrlll'IO c11 el j )(tÍ L

artÍ<,t 1c .1,

)

vc mm

XIV

Rl'l i u ir la c iudad e 11 su forma c i ó 11, crec iwi e nt o )

d es a rro ll o, 110 1111 p ir ca, c11

ri gor , lÍ11icam c11te c rear el mar co urba110 , de11tro del cual h ew os de i er lu ego, c 11 ril 111 01 rn cesivos , cómo evolu cionan la pintura , la escultu ra ) el grabado. La t lll dad r c \/llllt ' c 11 s í mi s ma e l c ará c ter d e 11u es tr o a rfe, r lo d c f in c <' 11 rn m ás ÍJl t n 11 a cobc -

id o soc i o l ógh o. Ajm11-

si ó 11 ex i <i t e ncial. S e afirma aquí u11 p a ral e li s m o d e h o nd o se 11 t

trr111os a la s c au s a s i11f e ma s d e l f e 11ó111 e 11 0 es t ét i co,

f or 111m co 11s lru c tiua s . Nada es co 11lradi c t ar i o e 11 su di so 11a 11 c ia /J(' t erog/nca, s1 l o

r e f er i111 os a la s c au sa s d e ori ge 11. Co 11 só l o recorre r la s call es d e l a C apital , p o d e m os r eco mlmir , e 11 ÍÍll e a s ge 11e ral es, la hi s t or i a d e la ar q ui ll'c tu ra a 11ti g ua y m o d erna.

r<' m o fo. Y bi c 11 , n o hub o l igcrc:a tal di sc r e pan c ia. Inz •oq u c 1110s u11 a

1. '<':: má s l os i111 pul sos ori g ina r io s . No se d <'te ndrán e ll os e 11 lo s día s pr e 1111osos d e l a

la e 111a11 c ip ació11, en l a

o b se ri •ad o p rec i s a111 <' 11f c rn

Sil.\

sali o j¡oc as ex pr es ion es ar c ai c as d e o ri e nt ali s m o

e n es t e co n g l o 111 e rado, ni o b ed ec i ó a c ap r i c ho la

co 11qui sta , 11i e 11 e l c icl o d e la co l o nia , 11i ha rán c ri si s, tra s

di c tadura , ni m e n g uarán e 11 l os ti e mp o$ f l or<'cic n ll's

d el

c apitali s m o, C ll) O

i é r -

fi go

illllu striali s fa

lo g ró modificar z onas e.\ te 11Sas d e la ciudad , y dar u11a fi so n om ía

1111n

a a barrio s ent eros . Esta fi ebre de e.\fta11Sión edili cia sólo es una f o rm a ui.,ib ll?

d e al go Cll ) a raí z y ace oc ulta en w1 su bstra to d e fu erte sedim ent o evolutirn. No

fra c J1 , po r l a 11! 0, co h e re 11c i a l oc al es as f o rma s laJ1 ::. ada s al <'s p acio , CU)a s so lu c i o n n

manifi es tan llll s olo

ra sg o c omlÍ11 : e l CÍ C' s u a11! 0 11 0 111ía.

E11 opo sici ÓJ1 a

tanto c oJ1flui r d e ex o ti s m o

cos mopolita, se di ó 1111 co mi c n :.o

g ui ad o po r lo s 111isi o J1eros, di ó a l m fo r - dii •e r so ) 1111 se ntid o b ro tad os d e rn a lma

11ac i e nt e, d c ll'nid a y mal og rad :.

rm e n d e indiaJ1i s mo , 1111 letar g o , tri s te e 11 s u

e rrnmpid os

d e es tilo t e rritorial. Pu é cuando el indi o, ma s in s piradas e 11 la flora lo c al , 1111 e nla ce

a g r es t e . Impulso

, adi v inaciÓJ1 , imfint o: au

por 1111 d C'si g 11io nefa sto. Y Ira s es t e ge

pr o l o 11g ado ua c ío d e sombra s . Y lu hasfa el presente.

te nti c idad

ego o tro s afluj os b e ter ogé n <'os, 110 int

La s 11 ces ión c r o n o l óg i c a es tá d oc 11 m e J1tada e n el as p ec t o fís i co d e Bu c 11 os A i res .

A sí C0/110 se c oJ1 s lrn ye la ciudad, con 111 e 11os J1 e 1Ti o, sin duda , se. difund e n la s o t r as

Priua la acción de

formas de arfe: la pintu ra, el g rabad o y la esc 11ltura des pu és.

Europa e 11 lo s co mi e n ::os,

clar o es tá. M ás lard e se 11n e a ella la e 111ula c i ÓJ1 natit ·a J

ju

11/os pro ce den el c riollo

y el arti sta emig rad o a es tas li l' rra s. Junt os, aleccion ad os

lo

s d e aq11í , y so s feJ1idos p o r e l e je mplo dir e ct o. H e ahí e.,plicado porqu é e 11 una

obra titulada El Arte de los Argentinos se inclu ye n artista s n lra11j f ros de pro ce- d e J1cia i •aria: porq11 e eJ1 esta s pá g ina s se es tudia el pr oceso d el arfe e 11 la A r gp 1tina ,

las c lajM s d e rn forma ción, l os caract eres Íllfim os de su co nt enido )' el re rnltad o

<' JI los rnlorcs ef ccfil 1 os de nu estra actualidad. de nj1licaciÓJ1 difícil la trama psicoló gica de

clasifica , <'S decir , c 11ando p11n -

luali :: a d cse l!H' jaii :. as c 11 e l ca111bio d e es tilo, a c ud e a parti c i o ll <'S fi c ticia s allí

Cll.W) ' a e scaloJ1ar e l mouimienfo del es píritu por ce nturia s. La s tend e n c ia s w <' 11fr e-

Si n est e método g<' néti co, resultaría n11cst ro arle.

d o J1d c

La diui,ió 11 , in•cesaria sicmjJrc cua/l(lo el limitar

X\'

cnr::a11, nclu1c11do cortes dfcisiios c11 el tránsito de 1111 siglo a otro . F n el

de

XIX, el

nuestra

Íormació11

artística,

coc\l. 1 fcn

_)

proceden

par11frla1111·11tc

d i r ec fiz ·a s

opuestas. Admitida la s1Lcesió11 cro11ológica -de la cual s1· Pl"l'sci11dc en algunos carns-

esta no i11flu )O c11 111ng 11 n 11 lc 11 -

dc 11cia determi11ada. Podemos indicar c11 11urstro arfe Cli11fro 11w;m·11fos, ob.11'1Tados 1·11 Sli S di rec t i- l'as esenciales: rl de los precursores, confll'IO, c11 mlichos cirsos amorfo , co11 d cs!cll o1

promisorios J afirmacio11cs dcf 111itll as; el de los orga111:11don·s . 11ucl1·0 de co11S fif 11 -

per-

mife el predominio local de los artistas nafiz <H. au11 Clic111do t'.'llos si' /011111·11 en Fu ro-

rehuJ o la periodicidad política porque el uf1110 de

fiza arae11finidad

,~

'

mfrccd a cu1a acc1ó11 lv lllit'Sfro sliStilli)C a lo d1· flicra J

-

pa; el de las aporfacionn del pl .1Ír, poi ·11ciadas c11 el grupo rc11o z•ador del Nex u s ;

¡ el de las 11oz ísimas tendencias del arfe 1 1 a1J1ado de .n-.rnz.1d.L El cosmopoldismo obfdccc a l \igc11cias cconoJJ11cas. c:Que arfl' Prohi¡a e11frc nosotros? El cmf111nbrismo, el retrato. la pi11fura de co1!11111brcs dice relación co 11 el realismo, ) así la iconografía. Se di scnbc J 'iC n·produn co11 111/as a 1111 fi11 reprcse11fafiio. Aquí para co11crcfar los 11!\,n\ !lldit1dualcs de 1111a pnso11a; allí para traducir un aspecto urbano, o u11 e~tado social, documentado c11 tipos nófi-

cos. Esto mismo explica la a11se11ci11 ca'i ab·iOÍllfa dt.l pairnje natural c11 la pi11 fu ra

del

En tales preferencias coinciden el europeo ) el criollo.

primer período, del paisaje concebido como fin de 1111rn10, como z alor c<;fé fico .

in

momentos se opo11c la fendc11cia del arte actual, ntaJl(l ardi::.ado e11

el f u11cionalismo de la arquitectura, J descaracferi-::ado c11 los i arim modos pict óri-

cos del arfe L ii ie11fe ) de la pintura ab,tmcta. X o adela11fo aquí prefere11cias jJer-

sonales.

A

esos frc,

Sitúo, 11ada más.

No aludo al fondo co11aptual de El Arte de los Argentinos, a las teorías esté- ticas smfe11tadar; e11 rns páginas, al concepto h1ifÓnco adoptado como norma. E11 todo el libro son ellos perceptibles, a'iÍ como urge ciulc11fc de rn aplicació11 la libre individualidad del artista . El dato b10f{,ráf11 o, lo\ hu ho\ /J15fÓrico- .wcialn co11fri- hu)e11 a C\·plicar la obra, situá11dola e11 11 ,.;prJl a) ambiente. Defi11ido e l orga 11is m o

co m o

estético como i11fuició11-e

enlace biológico, como unidad e11 la ac lu.ilidcul del espín/u, \e e\( lll)t todo d cll'r- mi11ismn meca11icisfa) se proclama e11 libl;rrima C\fta11r¡u)11 fa cwfrJl/omía del a rle

:presió11,

)

l on( ehida la hi lona

como l ow

z Íl a,

El Arte de los Argentino 5 n

rl flnmcr c1na10 llllc'~ral de

111tc\lra

ac l h icl cul

estética, según lo\ límites expresado .

f ¡/ f tea,

Aparte

esfrZt cf Zt ra

de 1ll1 u t j JÍ / 11 lo re i't \io 11 c'.~

La polémica, empero, C\ sicm jnc ele (({rác fer obje l wo; \(' cli ri ·

rn

ff

i11 l fu) en

e 11 m cí'

leves por cierto .

ge

propio significado.

todo

en

momento a restablecer ¡era1quías o a revelarla'>, \l /1uíl/(l o/a, \cg ú11 rn

cl t

Y er¡fo basta para exjJÍllar el im/Jcraln o ele 1111 jw , fu ra

)

1ui clCCÍÓll .

X\TT

Ac a so al g 11i e 11 es tim e o p or t1111 0 obje t arwe e l haber procedido co11 libcr,,/idad

f \ ccpto de,dc 1 a

la o bj ec i ó n y opo11 go a ella u11 a seg u rid ad d e 111a)ores alcances: la de 110 haber owili-

co11f u11dido SU\ En el caso nftc-

cial d e l arti s ta ex tranj e ro, 110 r e par e e l l ec t o r C' n l a ex t e11s i ó11 del co m e11tario, s1110

e

1111'1

v

e11

do a 11i11guna fi g ura re p rese ntat iva, y, wbre todo,

c 11 l a i11du si ó 11 d e 11o múr es )' obr as e 11 El

A rt e d e l os A rgentinos .

de

no haber

z:alor es, pese a la s prox imidad es i mpu est as por el ord C'll cro11ológico .

ll

C' l to110 y , m e j o r toda v ía , e 11 e l co 11t en id o i 11t em h ·o de l a 11 á l isis .

El Arte

de

lo s Ar g entin os es el resu me 11 d e u11 a uocació11, la sÍllfl'.m de

ida: v an en él cuare11ta aiios de ex perie ncia crítica, de historia i ii·ida 1 rnfrida,

de c onvivir c on qui e n es má s ilu s f raro 11 nu es tr o

ra z ón dir ec ta c on es a a c tua c ión .

datos ex ternos; 110 he derivado 11i11gún co n ce pt o directh.·o, 11i11g1111a idea

ar te .

Las

a p o r tac i o11cs

están

H e tr abajad o ro 11 l o m ío . H e recibi d o notici:ls,

ese11cial.

d e es ta obra par te d e la s co 11fere 11 cias p ronunciadas

c 11 la Uni ve r sidad d e Ronia, e 11 Nápol es, e n Mil á 11, y d e o tra s d ic tad as m la Facu l -

tad d e Filo s ofía JI L e tra s d e la U11i vers idad d e Bu e 11os A i rC's, a111 é 11 d e l os emayos

in ser to s p ocos, -

H e pu es to a co 11tribu c i ó 11

e 11

e l

SujJl e m e nto

lit e rari o

d e La N a ci ó n

)' al g un os

est u d i os -

lllll)

publicados si11 firma .

E s to dij e e n 1 937, h o)' a la di s ta11 c ia d e se i s aíí os, s 1L bs i s t e t o d o l o C\prcsado:

R eit ero, pu es : se da aq uí lo subs-

tantivo d e mi obra ma y or , c on la ve ntaja co 11si g 11i e 11f e d e l lll co mp e ndi o es tr uc t ura-

do seg ún el más estri cto rigo r meto dol ógico.

11ada se modificó de sn plan y de su desarrollo.

XVII

LA

CULTURA

PREHISPANICA

LA CULTURA PREHISPANICA DE LOS ABORIGENES

DE

LOS

ABORIGENES

LA CULTURA PREHISPANICA DE LOS ABORIGENES

U "\. pregunta ba-,ta l~'u,a enfrontarno'> con el h1<,pano cuando arribo a la-, pla: ª" del \l ar

negaciún desoladora. Fl cambio no podía <,er ma'> hru'>co. ( 1iú:mlon1>'> .11 contl'nido esencial de esta obra, podemos referir a él b pregunt;l. : \cm idad 111ru1m .1? n arre -1.l

problenu: :que h;1lh'1 aquí d huml>rl' Dulce~ La re'>puco.,ta e'> cort.111te en

u

cultura toda- e'> producto de largo<., prnce'>O'>, cu:º" elementos ,·itale'> suelen alimentar influencia., no '>iem- pre perceptible'>. Queda, empero, a la n'>ta la unidad

de sm frutos logrado"i. F

éo.,te un '>igno definidor. Pero no hubo proce'>o e\ olt1ti\ o,

sino tra'>pl:rnte inmediato -:- reiterado <,Íncron10.,mo-,

en bs etapas '>Ucesi,·a'i: la acciún de ruropa en uno :

,

aquí, en nuestra

\mérica,

otro cao.,o.

Entre el conquio.,tador :

el aborigen

no

<.,e d1ú,

por

tanto, el encuentro -:

como pudo <.,er la per"ia :

algún modo, la de Fspaiia en .\léjico: el Peru. rn amba'>

latitudes de ,\m érica moraban pueblo" comt1tuído'> por cierto grado de cultura no alcaní'atb en ninguna 1<>11a

de nuestro territorio. C n desni\ el, <1CCl1tuado en toda'>

la

fabulosa

ful guraciún imperial de inca'> : a/tecas. Pc'ie a tales

ctnico.,

detenidos c11 el ava11cc de \U desarrollo mental, : debi- do a e'>to incluído'> en la categoría de loo., pueblo.,

el choque- de dos cultura'>, -

la griega,

:

como fué, en

las

direcciones

de

del

la

acti,·idad,

Río

de

impide

rebcionar

la

pobre conqui'>ta

circumtancia'>,

el

la Plata

alude

a

con

comentario

grupo.,

quedan

situados nuestros ahorígene'>. Puntualicemos ahora la cronología. Don Pedro de

semicultos.

Frente

a

ellm

-po r

contra'>te-

\

Tcndon fondea sus na,·e<., en el Riachuelo el año 1q6.

F

stab lec c el asiento de la primera fundaciún donde 1.,c

halla ho:

el Parque Le1am;1, o mu: ccrc1 de ;1llí. Cinco

F1G.

con mcrustac1one~ de malaqutt.1, descu· b1erca en el Pucará de T1lcara, Juiuy. (Musco Antropológico y Ecnográf1co de la Facultad de f1losofia y Letras de Bue· nos Aires).

1

Tablet.1 de ofrend:i: mader.1

3

<lllll" de-.put·" d 1 -.p

ne

:

111 ·n.'.1

l r.11.t

dc -. p

!il.1r C'l dlll' L'n • / »

'

\

' 1t

.

\

,

,

,1 .\.1J1t,¡

11•. , 1 ,h

IJ¡

,,·

. /ir,.

¡· 11

l

'

(} L'tecru.1 () u n Ju .rn

dL· (t1 11 \

l1-.cgt1 1h :.1 tund .1L1on dl' Bt1l'l1I>\

\ irl'"

 

Lll

t i

e

nrro dL

t 1 .lL n;

\ l 1' o

 

:

l 1 lur

l

L1 111 lll li1 e

dL

/ ,1

r 1 ini-

,1 t '~'l-1 q 1-1'

\

[

. 1 culrur. 1 n: 11 1n

Pl.it l d L '

.11

t

1 ~.rn11 " .1-.1

mo

n ri

n . irr.1d1.rndo d L l

r

l'l'H 1 lit

IPrl'n l · l.

1 '1~111 \

111111 LI

l < n \

1

H

111.1 11 1,1111

Lll

c 11 l 1 1

l' urnp.l

ri g

e

LI qf>er de

11"

LLJlff<' "

m

11

r

L·ilr·' ld11-.

d LI

\

L 11

\ l

u1 h

l11

1)L·

.11! 1

pn

Lnkn

,

In.,

i·oml•res /

 

J.1

: O t L

"r

L'l<lll L'l'll·iru.11

ll;

hrnhl.t L

 

',,

\ l t 1h lo:

1

r.1 ·

,.

.,¡, 1 ,

¡, 1 ,,

.1~ 11p.1áo11t'S

11

i

,,

'.1S

t,

p.111

,,

, 11<· 011tr.1/>.11

,

,

i

111 1111 .i

d,•

1.7

, ,·,: 11 /11 ci 011

indl/.ltri.71 bmn.1

,1

.1

,

1

los d<.1t'11bridor, i )

lo. 1

co

q11J.1t.1dv

'

1

' 1 p.11io/, 1 l 1 ) • 11111,711¡'

/os

P1crografia de la gruta de Carahuas1 (Sale.a); reproducc1on p 1 d.i por el Dr Ju n B Ambrosem Según los pro·

fescres O utes y

prmc:1eras Y bs llam.'.ls c;irgad s de bottn E t.1 comp03

pu .1 1lus·

B·uch, ul pintura acaso represente el re r so de un.:1 mbu ven edora, trayendo consigo las mu¡eres

un

rup stre importa

un

noub1lmmo documen to

t· rnos respecto a la mdument1na

amlls

de

1

bon ene

del

orocste ar encino

dt

este tcrritono 110

s~1111 CFJTltt.mpr1r111eos d

lo

urop u

hace

r et n ce¿er a

dos

mil

añ is antes

de

la era en tima.

-).

J 1 paíodo

·, 111111<"

no<;

\ 'camc s alwra de ccrc.1 l.1 in lu<;tna cfcct1\a

de

lll<l'>

dc<i1gn11J<i una<i hre\ e<i 111 1t.1 <i s 11111 .1ri ,1'>.

r,111c i'i( o

1o'i o : el c11- 111., ,111111 ígc-

de

e'il'>

de

1itrn<i

ag rnp.1c 1on<.:'>,

~

a\ an:tad:Js en su dc~arrollc1 menr.11. Ba t.lr .m a nue rrc

I le

aquí.

desde

luego.

una e

mprohac.: on.

.Ap aric io, ar q ueo!< go emi n ente , a cu~ .1 liue

r ope 1J de

lo<;

prnncros c1 nractc.,

n

1

<ic

dc:tm

111

.i

,

c.

e cl.'ircuda

por el

u n

e'> p i1

pr 11l esor 1

d a to 1t11 .d

pr cc

d e

tad dclH1 ma-. de n<itdcrar la 'ida

( 1

(-)

I l

f

L. X

iíh111al

,

MA

·A

Cl

dt

T

y

CAR' os

f,R

e

11:

l

-0

Ar

ffuton1

fl ¿

de

t

la

(

vil1-.<1Ón

To re

de

>lo o

Bue-e

A re,

011

entina

luego

enes d

f<.ep 1b <a

Ar

p.íg

6

te e pítulo

,

de

1

de

p

1

te

o

rrl

r1

cnt111a

trvíl

rt1d

pílf:

47

li l' cchr ror11,

,

y

lo

p 1bl1

o

1r g o d1·I dnnor op mc ulo

1 c:

en

u n

ne'>, ni rcparú en su'> crcacione-. artÍ'>tica-. ni atribu: 1'1 ' alor a ni ng un:1 de '>ti'> prml ucc1orn:'>, '>l ésta'> no rc-.pondían a un fin prácnco, de utili Lid inme di ata.

lm caracten.:'> m á-, dd1 c ad o-. de un.1 cnltur:i. l' Lro

FI arte rc,·cla el fondo autentico '

no era é-.te el problema de lo'> C\pcdici;mano'>. \'cm a n ell m f.1-,c111ad m p nr litro hLch1zn, iban ello-. en -,cguimicnto de otra quimera. :Que habgm pmlt a o fr ec er el L'.lL h.11 ro .dl' .nctlb

a quien c'\alraha la fiebre .' anhelaba alcan1ar la n e a ' era del met al p rl'Cll>'-º . \ lm 111,1do P.or

Ln ub1l'-

c'>a , isiún, o alfr.,mado en la amargura del fraca so, ~1ha a rc¡xH <H en unu -, op.ll.l '- '

to'>

rudimentarios quien a-.pirú a cargar con tes o ro s fo nta'>tl<: o '> Li-, n ; 1 m d el re t< ~rno: \ lt nro n

'>tn

, er, como CI"'l lúg1co, los utensilio '> dc huc'>o o m ad era, .' aun l o -, h rL ' e., d 1.,co-. d l bron-

F1G

3.

.

r

D

La s murallas

alguno .

(Catamarca)

conservados de le s antiguos

pi edra

ia gu1tas

sin

Uno de los restos arq111tecto111cor me¡od

d

logas conserva as

en

l

a

· mura reg1olnl as - provistas

son

e

d

d

de

pi rca. es e troner

as

ecir, . Pecará

cemento

d el A • conquiJa

com o tod H las d ana·

por

Entrada

p roteg1 a

i

< l

~

·p

1

o - ·i1t o

'"

·

.

·

1

h

ª: , .·

l

·

'

ensere'>

. a rale'i t e st 1111 01110 s henchido'> de '>1gntl te auon

los .

mucho'>

T

de

'"

',1/or

.

l

' 1

e .

\r ge n -

a

Pl: r n

1.1

l

.ªs

has ntu ·1les

.

.

.

ce,

D e

d1m111uta'>

tam )ICn, .'

p

\'

.

1

i,

., : ·rente

tnd1fc

ndrhn

'e

i no

amp 1'> 1

ello

.

res cero

a ht

el s 11enct0

\

,

1

a'i

talle

r obn de r e ltg 10 '>0 '> en 111.l \tlll <l -

n

lo e'>cnu 11 de nllL"tro

.

.l

11 '

l.

'\

t

i

t

'

¡.¡.,

'

. in' csttg;1c10ne'> c1cnt1 tc.1'>, po

.

.

.

r·1d10 ,

. '

¡·

.

.

i

·

,

.

.

t1ucdú la materia '1\ a .

1

1'

ic ,lCIOI

. "1

a arqueo og1c. -

i

'tectl1'1L ª" en

-

m atc11.1 ,

J

.

1

1

1

11

· · 1

uh

,

l

,

t>

1 en '>ll C'\ten'>1on cnctclopl thc.1 ·1p 1cac10n u1<i1m1.

.

con

l '

parte; C'>tt1uto'> te i

i po co al margen uc tolo

tema. Bu -,que'>e, puc'>, en

lo im cstin ;itl o c o n l'L' '>p l'c. to

::o

l'>

c o pll >'- º

'

' a n o .

·1homhr

.

,

nt1C\ ª"

\o

,

orÍ · ! .

?.cn

- '>o luc1 o nc'>

" 1 C'>tcra -en

.

1

,

'

.

1'

.

de'>W11IO'>

=-

.

.

o

arqueo og1c .1-., cl ' I

. 71 111·1· ' ' t\1,c1·<., ·1-, . de la RL11 u li ltL.l

·et 11 l lo . p .11. allcn ;l

l ,a'> e'\plornctonC'>

.

.

tina,

.

rl''>po n tltcron a -,us '.1s <

.

no

'>e

I

'

t etll\ 0

c '> hu rn.1 110 .,

1

al

pr nli Lnl<l

\ cudiú a otra'> u1'>c1p ma'>

rntentra.,,

1.1or

una p <1rtc,

c1cnc1a

del '\u e' 0 Connnentc.

gcnct1co del hombre amcncrnn, por l.1 orr.1 punn1.1li1.1 concrl'LllllL'l1rL' cl gL1llo de cultura

, g;lr lo-. conqui.,t;lJore.,, .,e lullah.rn en el pl'rwdu nl'ol1nco de l.1 e\ olunon 1ndu-.rrul huma-

de

noro-

l''>tc'

do

de l\l'> h.tl l.1 g(1-, pU'>ll de m.1111fies-

ro e.u IL'terL'' lk

rnmhrL''

en l''ll' L''rnd ll 1-,, '>l'

, ern1c1, no "ºlo

con,1dL r.1d11' en "ll culrur.1, "111º r.ud11Ln dc,lk el punro de '1-.,r,1 lingu1-.r1L'll ( ). l'uernn indu.,tnosm en gr.1do c11n,1dcr.1hk. Conoc1an

11 .'griculrnri . cr 111 lühtle-. te¡edo-

rc'. td1fic lrnn hal11t.1culo-,, con-.,tru-

-,u' .H

qw:

dcl brnncL'.

1 1 e\;lmt•n

na c; 1 ., 1 tod•l" Ll" , 1 grup;lcwne' mdigen.1" del p. I'>. Solo un

de nue.,rrm ;1bornrenc.,. \lcrced .1 ello -lo hemo

'l"tn

-,e lu podido L'"r.thkcer que, al lle

pueblo dd111e l.1 e\.cepc1011

el

lll'> D1 .1g u 1r.1-,, nwr.1llore-. del

.ngcm11w.

l.1 L'li.ld

h.1!>1.1

;1lca111.1-

' u·un

r.11.1,

u"º"

'

Clls

humogenl'll'>.

que

ll1

,

lu

1)1.1gu1r.1

\ Pº' ;1do-. plld ido oh Clln.,nru-

un.1

un1d.1ll

-

 

t

r1

n f11ruiL l'> con "orprendenre

pre\ i-,ion l'>tr,1tc:g1c.1. l'ueron e\- perro-, en 1.1 fund1cmn de metales, pr.u:tic.mm 1.1 t.111.1 ( f1g. 1) ~ acre-

diraron .1ptirude" art1.,tica ,

en el

arte ceramico. c:n la pmtura (fig. 2)

 

en

1.1

e

,cultura

(f1g. 6). ~o co-

noc1.111 l.1 e-.crirura. pero c.;e ha

cre1do 'er "ignos 1Jeográf1coc.; en la iigur.1cione-; pinradac.; ~ grabada en Jo cerro" ~ grun'> de lac.; regio-

,

,

,

que habiuron. Si refiriendo el

ha

ob en ado que ia., ruinas diaguita'i

prch1 pánica nada tienen de co- mún c<>11 lo'i m.tr;H'illosos monu- mentos de la bella éprica del anti- e aproxirnarc,n a l11s peruan<Js en el arte

de esculpir la piedra. ya que en e te or icn re .1 /1 on ,,liras de p<isim '' interéc.;. 1 n la región

guo Peru, también se obscrn) que ,,,

ne

,

comentario a la arqu1tecrurn,

,e

Urn.i Q111rog.i. Ama1cha

(Tucuman)

Qumi sea esta

urna

funerana

la pieza más notable de la alfarería d1agu1ta. Se conserva en el Museo

Antropológico y Ecnográf1co de Buenos Aires

,

D1 g1•1t"

que habitaron abundan las ruinas prehispánJC

das. Las más comunes estaban c<Jnstruídas con laj.1s de piedra s11perp11c:st.l'i, sin ce111enro algu- no. 5c'>lo por exccpcifm empicaron la tierra c<Hll<J mortero. f ,,,c.; 11111rr1r, de adobe c.;on muy

raros. Las paredes anchas -de un metrn a \'eces- ) de n11 1Í1a) r1r altura otras, lim1rahan recintos rectangulares, cuadrados y circul;ires. f'-; difícil precisar cr'1111<1 rechal1an e<.,ta

das sus constructores. De otra imp<Jrtancia son los 11111rc,., de frirrific;ic:ir',n. l·sd n con<.,rt 11ícloo,

en la forma indicada, pero llegan a veces. al anch<1 de

;ilturn de

Prir el lar, advertimr1c.; c/11110 eran sus 't\ 1en

,

mora

un

111etro ;.

medí" y

a

l;i

¡:i¡

pág.

Ant1qu•tér de la rég1on andrne de la Rép11b/1q1u A rgen•me

116

et

d11

dérut

d'A ta<.im.i,

por

Frm,

BoMAN ,

torno

1,

(j

rres metros aproximadamente; así el de Pucar ~í de

\c onquija

( fig. 3 ),

io t.1ll'z.1

l'l

pugnable, provi~ta de baluarte~ ;.

almenas, 11dmir,1ble por d imti11to estr.1teg1co dt111

i

11H:\-

1trado

por sus comtmctores ( 1 ). Los diaguitas a<.,entaron muchos de '>U'> pueblo-. t'n 11111nt.1ñ.1'> abrupta<., de acceso difícil; pero también se establecieron en calks ~ qudir.Hla

, por lo-. lt;1guit11-

.1ln111-

La indu'itria ma~ or de lo<, diaguitas fué la cerámica ( fig. +).

Fn poca" n:gione

dan tanto la<, piezas ~ los restos de ese arte como en las rnnas habirnda

calchaquíes. La producían a mano, '>in a;. uda de torno<.,, al igual que en el rc'>to lk \111n ic.1.

La pac.;ta era mu~ \'ariada; como dcsgrasante utilizaron re<.,tos de alfarcna molidos ' piedr.1

FIG. Pintura rupestre de Cerro Colorado (Córdoba), notable, sobre todo, por la técnica de su conjunto .

5

En la coloraci<)n del enaobc maron la plombagina, el ocre roio o amarillo ;. a

pu 1 ,·enza a.

\'ece'i, también emplearon la cal. El decorado de las ,·asijas , para cu:. o eng~be se ':1 1 e 1 on

d la

lombagina lo constituyen siempre trozos grabados, a'it como tienen figuras p1ntad. 1 "

c1ue .,e o1)ongan a c ,ta

·

p

d

::>

.

1

.

,

1

e

· d

Sólo excepcionalmente . pue d en

p1 'ezas ·

gobe ocre.

citarse . .

t

ols

e e~,

·

¡

Los colores usados inclm en el negro, el blanco, el rojo, el amanlln, el grn y ·

'

Boman

·

.

En - la cer·írnica ' ' diagmta predornman . los ''ª"ºs . :

1

.1'> l· escu . · ·

J"ll·

1

.

-

O )Ser\'aCJOn.

e

as, f cu ·

1 'VIO eta, segun ·as formas \' decorado di\'ergen notablcmente. : ~tre los, pnmerm. atl aen .1s _urn.1s_ u~c.

) ranas . para nmos ·

de corta edad.

Los má

,

caractenmcoc.; e'itan profusamente e\.01 nados.

C1

( 1)

BoMAN. obra citada, pág.

105.

7

1

rodos prc-,ent<lll un r;1-.go co111un

el de rener pro\JllH>'>

;11 borde

, Ll compk1.1 orn.1mL'IH<1C10n que cul>re e"tª" urn.1

un.1

upenor un.1 c.1L1 lrn!ll.ma. model.ld.1 en rellL'\ L'

1 n

'ece

con lll•l: or irL'c11enci;1 pmr.llb

( tig. - ).

,,

l'l

cer;1m1-.r.1 d1.1gu1u pone de m.1111f1e'>to. ;1 l.1 'e/, 1!ll.1g1

l'¡ecuciún rudimentaria, \lode/11d11s u1 p11st, 1 lllll\ scmc-

¡.111fl· 11 fo empleada por los 11/jarcros de fo est11c1~11 / del

Ob.1L'r7.'11torio, 111t1s o llll'llos bien o 111t1! cocid11, de colo-

111cw11 roj1-:.11, ben11 e111, pardusca .\ 1111/l 11cgr,1; ;10 of re-

n.1c10n : gu

,ro

:11-r1

,r1co

11111'

de-

1rroll.1do

'\. o "ºn

Cl'll L'lltre SI caract1.rcs co1111111cs, .1i110, por el contrill'IO,

meno" c.1r.1creri

r1c.1

,

1.1-.

d11111n11r.i-.

tig11r.1-.

h11111;1ll;1

,,

c1 /.to! ht1/lar d1/erc11cllls sensibles c11 la e1ccuc1011 \' l'll

denom111.1da

1dulos ftllh

.11 WY por 11no

:

e .;1op111

por

l'I 1111.11110 tr11tamie11to de los dct1lllcs (').

.

otro

Lrn1poco e'-L".l'-L'.111 Ja., peq11L'1i.1

,

repre'-L' nt;1c1<ines

 

Ot ra'> pruebas de

su capacidad artística nos dejaron

FrG.

6.

l\láscara de piedra, notable por :m \alor plámco (pronncra de Cacamarca) Se con- serva en el l\luseo de La Placa.

?oomorfa.,. e1ec11r.1d.i-. con un '1\ l> -,e11r1do de 1.1 re;1li-

, 111enc1on.u-.,e .1lg11n.1 p1p;1.,, merced .1 Ll cu.1k-,, h.1 p o-

d:1d.

nir10"º" delien

, dido e-,t.1blccer-,e que lo., d1.1g111r.:-, f11111.1h;111, co'>rumbrc

inrroduc1d.1

l'ntre lo., oh1ero., L·er.11111co-. 111,1

prnlublcmuHe por el

,

BLl'>il.

ro

,

Conforme '-C h.1 dicho. lo., dugu1r:1-, fueron e\pcr- '

Son e'-C<lsm,

en el .1rte de fundir

tr;1h.1pr met.1lc-,.

en 'trdJd. Jo

pencu.

ob1et<>'- de oro :

, -\hundan. en c.11nhio.

de pLlra debidos a su

Son

lo., de bronce (:;).

punzonl'

,,

cuchillo.,,

cmcclc-,,

e-,parub-.,,

hach<l'>

de

d1-

' er-,o-. tipo., 1f1g.

)

1lfilere-,

1111!10-.,,

br.ualcre-.,, campa-

 

n.1

agu¡a . plac.1-, pecrorale-,,

d1

,co

,

( f1g. 9). ere.

Fnrre

e

,m

,

pieza'> la-, ha:· con orn.m>s tn rd1e\·e cu: o -,1mboli mo e" de C\plic1c1on dificil.

Pero

h

obra maestra realinda en metal

por lo., d1agmn., l'> •

,m

dud.1. el

d1

co

de cobre de

ndal-

gala, prm incia de ( JtamarCJ

compo'>1c10n, por el

modelado ( r.).

arte de d1

f1g. 1Ü).

,p

>11erlo

una pieza C\ll'pciorul. -,i no por ]o'> e]emenrm de '>U

del

am10nizarJo

:

.

,obre

todo.

por

la

fineza

,.

el

arte de los aborígene'> decrece no poco fuera de

,1e-

rrns de Cordoba no C'>tahan de'>pr<ffi'>t<J'> de cul- tura material, pero en lo relatl\·o al arte nada lo'.'> apro:-;ima a ]a., bella., afirnucione-., del noroe'ite argentino. A'i1 lo pregona su rudimentaiia alfa- rería. Lo mejor logrado en cerámica e., la ~cric de cstaruillas cu~<> C'itilo p]á.,t1co dctcrmirn'1 el doctor Féli:-; F. Outes en '>U magnífica monogra-

fía '>obre Jos 1nmp os Pr1.bistóricos ) Protohistó-

d1. Cordob.7. f \rc sabio ilus-

tre, a quien tanto debe la uencia de los argcnrin<>s, c-.rudia sutilmente Ja po'>ihlc en1lucic'in de lo'> prin-

cipalc., tipo<; plá-,rico-. : pone en valor el carácter

' el '>Cntido de ec;a-. n:ducid.1-. figuras human.1 ,

he mbre., : muieres de'inudos, " r;c.mi\ csridos. De

Con

e.\cepcic'>11

del e h.1co

anriague11o.

de

]a.,

las prO\ incias andina'>. Lo'> moradore

,

ricos de fo pro-

·mch1

C•)

El bronce de la región calchaquí, por ]UAN B

AMBROSF.TTr,

(Ser

3 ,

Anales del .\luseo 1 'acron l de Bue:ios Aires

como XI

e

IV, p.

163

.:i

314).

Bs.

Arres,

1904

('•)

'otar arqueológuas a profÓflto de un ob¡eto de arle mdí-

11ena, por SA~tUEL A LAFONE Qt FVrr>o 1.a Phca, Taller de Publicacrones del .\lu•eo, 1890

f

IG

7

Urn i funcrar11 pJri nrno,

Am i1ch 1 ('T urum.in 1

Musco Anrropolog1co y f tno~riÍrco dr l.1 1 1cultad

J ctras de

de

Tilo 0f11

y

Buc·no,

Arrr~.

8

lm

pc'>trcs de la Casa del Sol ! de Cerro Colorado, depar- tamento de Río Seco. Re,·elada., por Leopoldo Lugo- ne s (~).est udiad as por C. \. Garner C'), esas pinturas '>on de un nlor figurati\ o nada comun. Las de Cerro Colora d o unen a su \'ariado cromatismo una técnica no meno<, particu lar. Conforme puede apreciarse en la reproducción directa tomada por mí m s1t11, las figuras

pob ladores de esa rcgi<'in.

Aludo a las pinturas ru-

Disco de bronce con decor.1cion de nbcz.1 hum.ma en relieve. P.1mp.1 Grande (S.1lta) . t-.luseo Ancropologi,o y hnográfico de Buenos Aires

están realizadas por pequei1os toques <,ucesi,·os, sin contmuar la 1111l';l tlescnptt' a de 1.1 form.1

(f ig. 5).

Fn esta'> pinturas ,·iú el p rofesor Clemente R icc1

11111/Jil.1

.11chr11ft.1

:

una interpretación a'>tronúmico-religiosa ( 111 ).

dio

de

Lll.l ,

L os h al l azgos ú lt imos c.:lcva n a

otro plano el arte de la C" d11.1c1on ( 11;1co-s;1ntiagucii;l.

L os hermanos Fmil e R . : D11ncan L. \\ 'ag ner dieron a conocer no ha mucho la nq11ua de

un mate ri al co pioso, cu> a importancia e'\cepcional fué

tu:·en esos hallazgos una

la -. amplias se ries co n oc ida s h a

en ;1mho'> mundo'>. ( .omri-

,eiialad.1

multipl icidad ce rám ica inmirada.

,ta

Su 'alor e'>tenco se sobrepone a

ho:. Comentándolas dijo \l. P.nd R" et, director del \\ meo

del Trocadero : Es el desc11bri111ie11to más grande rcali:::.ado en ;.J 111e11c,1 desde b11cc 1111/l bo

tie!mpo. ?"o men os e'\presi,·os fueron o tros especia li-.ta'> en F stados l'nidm. Son urna-. fune

¡Jl'cos, : n11me1 <>

[ 1 ll'l'•l

rarias, cubilete

,as

,, p1C/a., de mo di\ erso.

mi-.ra ch;ll'o-sanriaguciio ;1cred 1r .1

do11111110

dos l'ondicione'> e' idenre

,:

técnico :

capacidad

im cntl\ a no

C'>C<l'>a. \ a

,ca

en la Yariedad com-

rrucm a, \a en d modelado pb-.ti co, o en los elementos decorati\ º" policromos, se ath icrte una 1mag1

un sentido de la probado en Jo ,

enlacl''> m:1s tfüímdes : mejor lo- grados . f'l rema of 1diano, el mot i\ o

a nt ropo-ornitomorfo, el triple

a unro

forma ornamental

nacic'in mu: 'i' a :

antro-or111to-ofid1ano alru

lrG

8.

1-Lich.1

m ,1 n d o

o

cetro

de

ma g n í f 1e a

pil'za fundida en

bronce [·ue ha 11 ad a

m

(Salt.1) J\.luseo Ancro- polog1co y Fcnográfico

el

\a lle

Calchaqu1

de

Buenos

Aires

(')

Los Tiempos

Ffux

Prehutómor

F

y

Proloh11tómos

como XVII

en

la

prM111c1.i

de

Cordoba, por

Revista del

pags

261

ÜUTES . Buenos Aires, 1911, excr.1ccado de la

(segunda )erte, como IV,

l\luseo de La Phc.1,

a

r4).

(')

Lar grutas p1111.idas del Cerro Colorado, por I.1 OPOI DO LLtiOM 5

Suplemento 1luscrado de (!') G . A G~RNLR:

ford, 1931

(1º)

/.ar

p«lografías

L.i

Rock-p.i111trng<

,'\'aoó11, 26

de

o/

marzo de

11orth-ne</

de

l.i>

grut.i<

cordobes.is

)

Sil

1923

Córdoba

ÜK·

111terprclac1011

a<tro11ón11co-rel1g10SJ, por CLE"-IENTE R1cc1. Publicado por el In.smuto de la Faculcad de Filosofía y Letras. Buenos Aire~. 1930.

9

111 con un;l onument;lcIOn geomernc.1, nor,1hle por b C'\tcn-.1011 de -.u-. d1,tnhuc1onc-, corn-

po

na 1 ). Con la e'\cclencia de e-.re c;lUlbl cer.11111co p.1rccL'n gt1<lrd.1r c-.rrech.1 rchc1on los

tejido-. halladm Ln b-. mi-.ma-. zona-. C'\plor;Hb

ª" (fig. 1 ~). cu: 0 clra:ter Ja-. d1-.r111gue de l.1 ccr.m11c1 del noroc'>rL' ;1rgcnr1110 ( Lími-

11

,

,1m

,. cemo-. otra-. fornu-. de la cn tl1zac1on Ch.1co-,,1nr1.1g uc11,l. '\ada no'> llego de 1.,u arqrnrccrur;l. '\ o conoc1cron mct;1- les. Con todo, es d1f1c1l no .unhu1r un gr.1do de culrur.1 mu: <l\ .111zad.1 a qu1ene-. -.up1cro11 crc<lr un.1 ccr.1mtl'.l de ran accnruado contemdo e~renco.

'\ o cono-

llfü i-

naciones del doctor Franc1-.co P. \ lorcno. 'Lgun lo pone de man1fieo.,to b probidad de Jo-, hl rm.1110" \\ ".1gner ( 11 ).

Tras b conferencia rl' dador.1. lun puhltc.1do In' herm.rnm rmilio R1 ger : Dunc.m 1 . \\ ·.1gner el primer romo de una obra fundamuu.11. dc-.nn.1d.1 .1 ,u,c1ur L'\ten-

l' \t<

,

de-.cubnmiu1t111., \ lllteron .1 confirm.1r ).¡,

011

n

b bihli1grafía arqueolog1ca dd \ '1L1n: el '\. t c\·o :'d undo.

e 111 pn:'o l ti do )ujo-

rn C<.,tl libro -de gr<l11 tamJtlO

reo.,onancia

en

el

mundo

Cllnt1ftco.

l

1

ch·1

:. ¡·

Cl. 1 ,1co-s,111ti,11.!,l1t1i,1. importa, en efrcro. un.1 ohr.1 imp.1r

en 'a-.u e-,nl.t Jo, profo,o-.

hallazgos de la reg1on ahmcadamentt t'\pl1 r.1d.1. I ruto de

tremta años de

ampJían, ilmtran :

de

,cnben

L1 Cr;. ili:.?Cion Cl.'.1co-sa11tia-

 

FrG

11

Pmao."1do

co

:ado

con

moño.

Procede

de ~lalabrigo.

r.;uc1i.i nene a concrenr el e fuerzo diuturno de lo hcrm.111(1-. \\ 1gner. cu: ,1 labor e1emp li-

nobkn.rnte m"pir.1dm. .1horígenc.-. de la Pampa d e la

, P,Hagc nía al llegJr a nue,tro territorio el e p.11101 de I.1 conqui-.ta '\. omade., ~ cuadore'>, e'>os

grupo' no hab1.111 logrado -.ah ar los límites de una cul- tura rudiment.uia. sí lo evidencian la'> manifc'>taciones indu rr· 'e: de lo' pueblos pampeanos llegadas a no'>- otro'>. n pobre., en grado sumo: un imtrumental lí- tico -. cl'>tu ~ monótono- y menudo., tie'>to'> cerámico'>. c\Ias corno el in-.rinto de lo bello es e\ idente en los pueblo., primiti\·o.,, algo también nos dice de ello la primigenia industria pampeana. A este re'>pecto nos ilustran cumplidamente 1<1'> tiestos cerám icos aludidos.

ficadora In'> '>JtÚ'l en la jerarquí.1 de lo-. im·e,rigadore fn condicH nes menos c-:.:olucio11.1das. h.1llahan e lo

FrG.

JO.

Disco de bronce, reputado como la obra maestra de los primttivos habi- tantes del Noroeste argentino Procede de Andalgalá (provincia el~ Cat~mar­ ca) Hállase en el Museo de La Plata.

\ 'ienen exornados con grande'> guardas: <,enc tllas c m- binaciones de punt<JS ~ líneas, no e'\entas de gracia, ni de.,prn,·istas de armonía. ,\Jás p<1bres fueron en e• re orden lo '> patagones. D esconociernn, <1 p<,co menos, l a cerámica. r n cambio,

talli'>ta'> en p1cd1 a,

cumple comiderarlos como hábiles

según lo ponen de manifiesto c:n '>ll imtrumcnral lírico, variado y admirable. Pero '>i ele ei.,a<., lauclalilc:s formas de la indu<,tria pasam<1 a las <1bra'i rc:ali1acl.1'> con c:l pr<Jpc'1siro de pr<1ducir <1bjc:t<1s artÍ'>tiu 1s, nos 'c:mo'i

C1vil1zaetón

ÜUNCAN L . WAGNFP queológico P rovincial

( 11 1

La

10

rharo-Sant1ag1u11a,

por

Fr-rn L

R

Buenos Aires. de Santiago del

1932 . Publ1r •nó n drl Fstrro.

wAGNI :i y Mu<ro A.

for1ado

hado'i en lac., '>uperficie'> de

rica para loe., in \'e'>tigadore'>

,

a ci rcumcrib ir el comentario a -,u., ruc.,t1ca'> p1ctograf 1 a-, :

la s hachas de piedra, cu: a '>1g111f1cac10n más tenaces.

a los poco., dihuj 11 , !,!ra- continúa -.icndo cnig~na­

Fn otro plano '>C definen lm .lntiguo' pohl.1dort:'>

 

F1G.

12.

Cabeza

de

acentuada

expresión,

con

evidente

carácter

de

lechuza.

M a-

labrigo.

.le las márgenes del Parana. l ,o

7oomorfo en má\1ma parre. '\ o acaece lo prnp10 L'« n la alfarería labrada por ellm: -,obrcahund.m lm rie ,cos

de \'<l'>O<.,, : de é'>t<>'>, '><>lo una proporc1on l''L".l\,l prl'-

se nta decoracione'> grabada., o

mucho meno'> reducido Ja., ultima'>. Pero 1.1 inferior

cali dad

en la escultura , forma'> mu: e'\pre'>I\ ª' ~ .1notL"L el dato- de acentuada ongmaltdad. n profc'>or \ paricio ha dedicado a estas obra'> de arcilla un ec.,rud10 -,agu. H e aquí cc'imo pone en ,·alor mi sah10 amigo el car,icrer esencial : la fueua repre<.,ent;lti\ a de la., '>llpracirad;1' e'iculrura'>: T udas e/"1s currcspondill ,1 un 1Trtc de estilo !nen definido cuyos cM1TCtcrcs lo d1sttn(!,lfC11, 11ítid,1- 111e11te, de 111c111ifesti1cio11cs si1111larcs de otros /J.1Íse.1 de A111áictT. 1Jq uellos artistas mtcrprct,Jro11 l,1 {11111"1 l'L'gio- nal co11 t,1/ento y scmibilidad sorprendentes. T ogr,1ruJ1,

1111as 'é'eCeS , reproducir fo llt1flll't1lc:.,1 COJ/ //JI l lt1llSIJ/O

aurcnric.1 'u pl.i,c1ca.

pmrad<l'> - en nÚmL·ro

de la ceránica aludida, no le'> 1mp1di1'> .110111.u

mtTgistral, otras, tortzm1ro11 !cT for111a basta alc111J':iTr esttl1':

trmte. U11as y otras, la mayor parte de las veces, cstáll comple111c11tadas por dccor,1cio11e.1

grabadas y de aspecto geométrico, desr :inc11Jad,u

teri-:,acion ( 1 :!) . ( \ 'éam.e Ja:,, figs. 11