Sie sind auf Seite 1von 16

OBJETIVO GENERAL

El propósito fundamental de la investigación, es de profundizar en la definición, los


diferentes conceptos de drogadicción y alcoholismo así como los sistemas de control
que intervienen en el cuerpo humano como es el caso del sistema nervioso central
.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
Describir la importancia de los mecanismos fisiológicos que intervienen en el mant
enimiento de nuestro cuerpo y los factores que intervienen para consumir drogas
y alcohol ya sean familiares, entre amigos y en la misma sociedad.
Enunciar las distintas clasificaciones del alcoholismo y drogadicción y de los dif
erentes mecanismos fisiopatológicos que intervienen.
Analizar los efectos que produce el alcoholismo y la drogadicción en el organismo,
así como sus complicaciones.

JUSTIFICACIÓN

CONTENIDO
ALCOHOLISMO
Introducción
Alcoholemia
Unidades de Alcohol
Desarrollo
Efectos
Tratamiento.
TOXICOMANIA O DROGADICCIÓN
Introducción
Opiáceos €
Hipnótico-Sedantes €
Estimulantes
Alucinógenos.
Cannabis
Inhalantes
Tratamiento
CONCLUSIONES, RECOMENDACIONES, ANEXOS, GLOSARIO, Y BIBLIOGRAFÍA
CAPITULO I
ALCOHOLISMO

INTRODUCCIÓN €
Alcoholismo, enfermedad crónica y habitualmente progresiva producida por la ingest
ión excesiva de alcohol etílico, bien en forma de bebidas alcohólicas o como constituy
ente de otras sustancias. La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de
alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre (una copa de
licor o un combinado tiene aproximadamente 40 gramos de alcohol, un cuarto de li
tro de vino 30 gramos y un cuarto de litro de cerveza 15 gramos). El alcoholismo
parece ser producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológic
os y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del
alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.
El alcoholismo afecta más a los varones adultos, pero está aumentando su incidencia
entre las mujeres y los jóvenes. El consumo y los problemas derivados del alcohol
están aumentando en todo Occidente desde 1980, incluyendo Estados Unidos, la Unión E
uropea y la Europa oriental, así como en los países en vías de desarrollo.
ALCOLEMIA
Alcoholemia, medida del alcohol etílico (etanol) en sangre.
Las bebidas alcohólicas contienen porcentajes variables de alcohol en peso, según i
ndica su etiqueta: las cervezas, del 4% al 10%; los vinos, del 10% al 18%; los a
peritivos y licores suaves, del 20% al 25%; y los licores fuertes, del 35% al 45
% (es decir, 100€ml de whisky contienen aproximadamente 40 gramos de etanol). Nada
más ingerirlo, el alcohol se absorbe en el esófago, estómago e intestinos, más rápidament
e en ayunas y más lentamente con el estómago lleno, pero siempre se absorbe todo, di
solviéndose en la sangre. Puede medirse directamente en ésta (alcoholemia en sangre)
. Hasta un 10% del alcohol en sangre se orina y se evapora en los alveolos pulmo
nares, pudiendo medirse en el aire espirado (alcoholímetros de espiración, menos pre
cisos); el 90% restante se metaboliza en el hígado a razón de 10 gramos por hora.
Conducir ebrio es la causa de más del 50% de los accidentes de tráfico, por lo que
las legislaciones de muchos países están limitando la alcoholemia máxima tolerable, si
tuándola en 0,3; 0,4; 0,5 o 0,8 g/l; incluso 0,0 g/l en Escandinavia. A partir de
0,5 g/l los trastornos del comportamiento son evidentes, en 2,0 se produce un su
eño profundo (coma etílico) y en 3,0 la muerte por intoxicación etílica aguda.
UNIDADES DE ALCOHOL
Unidades de alcohol, sistema de unidades aplicado a los diferentes tipos y canti
dades de bebidas alcohólicas, que se centra en la fuerza del contenido de alcohol
en cada una de ellas. El alcohol actúa en los centros superiores del cerebro reduc
iendo las inhibiciones de tipo social, la angustia y el sentido de responsabilid
ad. Esto permite al bebedor comportarse de una manera más desinhibida, preocupándose
menos de las consecuencias de sus acciones. El alcohol también disminuye la conci
encia, por lo que quien bebe no puede apreciar la disminución de sus habilidades o
capacidad de juicio.
Es muy fácil abusar del alcohol, por lo que es importante tener una medida de con
sumo. Uno de estos sistemas, llamado unidades, se utiliza en distintos paises. D
ebido a que no existe una normalización del contenido en alcohol de las bebidas o
del volumen de una 'copa' estándar, este sistema no es aplicable universalmente.
Este sistema de unidades se basa en un 'copa' estándar que contiene unos 8 gramos
de etanol (alcohol puro). Esto es lo que se llama una unidad de alcohol. Una caña
de cerveza de tipo medio, un vaso de vino o una medida de bebida alcohólica de 70
grados equivaldría a una unidad de bebida. Por supuesto, hay una cierta disparida
d en cuanto al contenido de alcohol entre las diferentes marcas. La sidra, por e
jemplo, suele ser más fuerte que una cerveza tipo lager. En España es más habitual, pa
ra calibrar el consumo de alcohol, referirse al consumo en gramos de alcohol al
día o a la semana. Clásicamente se ha considerado un consumo alto y excesivo de alco
hol aquel que supera los 420 g de alcohol semanales. Sin embargo las evidencias
epidemiológicas sitúan el límite de riesgo para la salud en cifras equivalentes a 30-4
0 gramos por día para los varones y en 20-30 g para las mujeres.
La tabla 1 adjunta presenta las cifras medias de los niveles de alcohol en la s
angre producidos por los diferentes números de unidades consumidas. La tabla 2 des
cribe los efectos.
DESARROLLO €
El alcoholismo, a diferencia del simple consumo excesivo o irresponsable de alco
hol, ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o psicológico, o un
comportamiento aprendido e inadaptado. El alcoholismo ha pasado a ser definido r
ecientemente, y quizá de forma más acertada, como una enfermedad compleja en sí, con t
odas sus consecuencias. Se desarrolla a lo largo de años. Los primeros síntomas, muy
sutiles, incluyen la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influy
e poderosamente en la elección por parte del enfermo de sus amistades o actividade
s. El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que modifica el estad
o de ánimo, y menos como una parte de la alimentación, una costumbre social o un rit
o religioso.
Al principio el alcohólico puede aparentar una alta tolerancia al alcohol, consumi
endo más y mostrando menos efectos nocivos que la población normal. Más adelante, sin
embargo, el alcohol empieza a cobrar cada vez mayor importancia, en las relacion
es personales, el trabajo, la reputación, e incluso la salud física. El paciente pie
rde el control sobre el alcohol y es incapaz de evitarlo o moderar su consumo. P
uede llegar a producirse dependencia orgánica (física), lo cual obliga a beber conti
nuamente para evitar el síndrome de abstinencia.
EFECTOS €
El alcohol produce sobre el organismo un efecto tóxico directo y un efecto sedante
; además, la ingestión excesiva de alcohol durante periodos prolongados conduce a ca
rencias en la nutrición y en otras necesidades orgánicas, lo cual complica la situac
ión. Los casos avanzados requieren hospitalización. Los efectos sobre los principale
s sistemas del organismo son acumulativos e incluyen un amplio rango de alteraci
ones en el aparato digestivo, entre las que destacan las úlceras de estómago y de du
odeno, la pancreatitis crónica y la cirrosis hepática, así como lesiones irreversibles
en los sistemas nerviosos central y periférico. Pueden llegar a producirse desmay
os, alucinaciones e intensos temblores, síntomas del síndrome de abstinencia alcohólic
a más grave, y el delirium tremens, que puede ser mortal a pesar del tratamiento a
decuado; esto último contrasta con los síndromes de abstinencia de los opiáceos como l
a heroína, que aunque muy aparatosos rara vez son fatales. Se ha demostrado en fec
has recientes que la ingestión de alcohol durante la gestación, incluso en cantidade
s moderadas, puede producir daños graves en el feto, especialmente retraso en el d
esarrollo físico y mental; la forma más grave de este retraso, poco frecuente, se ll
ama síndrome de alcoholismo fetal.
TRATAMIENTO
El tratamiento primario comienza con el reconocimiento del alcoholismo como un p
roblema que necesita atención específica, en vez de considerarlo secundario a otro p
roblema subyacente como se hacía antaño. Se están desarrollando rápidamente residencias
especializadas para su tratamiento y unidades específicas en los hospitales genera
les y psiquiátricos. A medida que la sociedad se conciencia de la verdadera natura
leza del alcoholismo, disminuye su consideración como estigma social, los enfermos
y sus familias lo ocultan menos y el diagnóstico no se retrasa tanto. Los tratami
entos más precoces y mejores están produciendo unas altas y esperanzadoras tasas de
recuperación.
Además de resolver las complicaciones orgánicas y los cuadros de abstinencia, el tra
tamiento pasa por los consejos y entrevistas individualizados y por las técnicas d
e terapia de grupo encaminadas a conseguir una abstinencia no forzada de alcohol
y otras drogas. La abstinencia es el objetivo deseado, a pesar de que algunas o
piniones muy discutidas manifiestan que es posible volver a beber con moderación e
n sociedad sin peligro. La adicción a otras drogas, sobre todo tranquilizantes y s
edantes, es muy peligrosa para los alcohólicos. El Antabús, fármaco que produce intole
rancia grave al alcohol, se utiliza a veces como adyuvante. Alcohólicos Anónimos, gr
upo de apoyo para enfermos sometidos a otros tratamientos, puede servir a veces
para la recuperación sin necesidad de recurrir al tratamiento psiquiátrico formal.
A pesar de los resultados esperanzadores del tratamiento actual, se estima en más
de 100.000 el número de muertos anuales sólo en Estados Unidos a causa del alcohol.
En la Federación Rusa un 12 por 100.000 de la población ingresa anualmente en los ho
spitales para ser tratados de intoxicaciones etílicas agudas. El Plan Europeo de A
cción contra el Alcohol de la OMS pretende reducir en un 25% el consumo de alcohol
entre 1980 y el año 2000, prestando especial atención a la Europa oriental. En los úl
timos años, España ha pasado a ocupar el segundo lugar en el mundo en tasa de alcoho
lismo.
En México, y según las últimas encuestas, el porcentaje de hombres dependientes del al
cohol es de 12,5%, mientras que el de las mujeres es de 0.6%. El grupo de edad q
ue manifestó una incidencia más alta fue de 18 a 29 años. (Encuesta Nacional de Adicci
ones, 1988).

CAPITULO II
ALCOHOLISMO
O
TOXICOMANIA
INTRODUCCIÓN €
Toxicomanía, estado psicológico y en ocasiones físico caracterizado por la necesidad c
ompulsiva de consumir una droga para experimentar sus efectos psicológicos. La adi
cción es una forma grave de dependencia en la que suele haber además una acusada dep
endencia física. Esto significa que el tóxico ha provocado ciertas alteraciones fisi
ológicas en el organismo, como demuestra la aparición del fenómeno de tolerancia (cuan
do son necesarias dosis cada vez más elevadas para conseguir el mismo efecto), o d
el síndrome de abstinencia al desaparecer los efectos. El síndrome de abstinencia se
manifiesta por la aparición de náuseas, diarrea o dolor; estos síntomas son variables
según el tóxico consumido. La dependencia psicológica, o habituación, consiste en una f
uerte compulsión hacia el consumo de la sustancia, aunque no se desarrolle síndrome
de abstinencia.
Los científicos utilizan con frecuencia las pruebas en animales de laboratorio par
a intentar deducir la capacidad adictiva de los tóxicos: los que el animal se auto
administra repetidamente son considerados como sustancias con alto poder adictiv
o, ya que tienen propiedades de refuerzo positivo. Entre éstos están algunos de los
tóxicos de mayor consumo: el opio, el alcohol, la cocaína y los barbitúricos. Otras dr
ogas como la marihuana y los psicofármacos, producen hábito en los seres humanos a p
esar de no tener propiedades de refuerzo positivo en los animales de experimenta
ción.
Los tóxicos de uso más frecuente, con excepción del alcohol y del tabaco, se clasifica
n en seis categorías principales: opioides u opiáceos, hipnótico sedantes, estimulantes,
alucinógenos, Cannabis e inhalantes.
OPIÁCEOS €
La categoría de los opiáceos incluye a los derivados del opio, como la morfina, la h
eroína y los sustitutos sintéticos, como la metadona. Desde el punto de vista médico,
la morfina es uno de los analgésicos más potentes que se conocen: de hecho se toma c
omo referencia para valorar la potencia de otros analgésicos. Tanto el opio como s
us derivados alivian la tos, disminuyen los movimientos intestinales (frenando a
sí los procesos diarreicos) y producen un estado psicológico de indiferencia al medi
o. La heroína, un preparado sintetizado a partir de la morfina, fue introducido en
1898 como tratamiento para la tos y como sustituto no adictivo de la morfina. S
in embargo pronto se descubrió la intensa capacidad adictiva de la heroína, que se p
rohibió en muchos países incluso con fines médicos. Los consumidores refieren que la h
eroína produce un estado de embriaguez casi instantáneo tras su consumo.
Los opiáceos tienen efectos variables en diferentes circunstancias. En su efecto i
nfluyen las experiencias previas del consumidor y sus expectativas, así como la vía
de administración (intravenosa, oral o por inhalación). Los síntomas de abstinencia co
mprenden temblor de piernas, ansiedad, insomnio, náuseas, sudoración, calambres, vómit
os, diarrea y fiebre.
Durante la década de 1970 los científicos aislaron unas sustancias que denominaron e
ncefalinas que son opiáceos naturales presentes en el cerebro. Muchos los consider
an responsables del fenómeno de dependencia física a opiáceos aduciendo que éstos imitaría
n la acción natural de las encefalinas.
HIPNÓTICO-SEDANTES €
Los fármacos con mayor capacidad adictiva de esta categoría son los barbitúricos, util
izados desde principios de siglo en el tratamiento de la ansiedad y como inducto
res del sueño. En medicina también se emplean en el tratamiento de la epilepsia. Alg
unos adictos consumen grandes cantidades diarias de barbitúricos sin presentar sig
nos de intoxicación. Otros consumidores buscan un efecto similar a la borrachera a
lcohólica y otros potenciar los efectos de la heroína. Gran parte de los consumidore
s de barbitúricos, sobre todo los del primer grupo, obtienen el fármaco de recetas méd
icas.
Los barbitúricos, además de tener efectos semejantes al alcohol, también producen, com
o éste, una intensa dependencia física. Su supresión abrupta produce síntomas similares
a la supresión del alcohol: temblores, insomnio, ansiedad y en ocasiones, convulsi
ones y delirio después de su retirada. Puede sobrevenir la muerte si se suspende b
ruscamente su administración. Las dosis tóxicas son sólo levemente superiores a las qu
e producen intoxicación y, por tanto, no es infrecuente que se alcancen de manera
accidental. La combinación de los barbitúricos con el alcohol es muy peligrosa.
Otros fármacos hipnótico-sedantes son las benzodiacepinas, cuya denominación comercial
más habitual es el Valium. Estos se incluyen en el grupo de los tranquilizantes m
enores que se utilizan en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio o la epilep
sia. Como grupo, son más seguros que los barbitúricos ya que no tienen tanta tendenc
ia a producir depresión respiratoria y están sustituyendo a éstos últimos. Por contrapar
tida, la adicción a los tranquilizantes se está convirtiendo en un problema cada vez
más frecuente. La adicción al fármaco Halción, del grupo de las benzodiacepinas, ha obl
igado a autoridades de varios países a retirarlo del mercado.
ESTIMULANTES
Una droga de diseño, el 3,4-metilen dioxianfetamina, también conocido como éxtasis produ
ce en el consumidor una intensa sensación de bienestar, de afecto hacia las person
as de su entorno, de aumento de energía, y en ocasiones, alucinaciones. Los efecto
s adversos que provoca su consumo incluyen sensación de malestar general, pérdida de
control sobre uno mismo, deshidratación, pérdida de peso y pérdida de memoria. Se han
comunicado casos de muerte relacionados con el consumo incontrolado de éxtasis y
otras drogas relacionadas.
Otros estimulantes cuyo abuso está muy extendido son la cocaína y la familia de las
anfetaminas. La cocaína, un polvo blanco y cristalino de sabor ligeramente amargo,
se extrae de las hojas del arbusto de la coca, que se encuentra en América del Su
r. En medicina se emplea como anestésico en cirugía de la nariz y de la garganta, y
como vasoconstrictor para disminuir el sangrado en las intervenciones quirúrgicas.
El abuso de estas sustancias creció mucho en la década de 1970 y es responsable de
un gran número de alteraciones fisiológicas y psicológicas. El crack es un tipo de coc
aína sintética muy adictiva que surgió en la década de los años ochenta.
Las anfetaminas aparecieron durante la década de 1930 como tratamiento de los cata
rros y la fiebre del heno, y más tarde se conoció su acción sobre el sistema nervioso.
Durante cierto tiempo se emplearon como adelgazantes. Su única aplicación médica hoy
es el tratamiento de la narcolepsia, una alteración del sueño caracterizada por epis
odios diurnos de sueño incontrolables por el paciente y en el tratamiento de la hi
peractividad infantil, situación en la que las anfetaminas tienen un efecto calman
te paradójico. En los adultos, sin embargo, tienen un efecto acelerador que les ha
valido la denominación anglosajona de speed. Las anfetaminas mantienen al consumi
dor despierto, mejoran su estado de ánimo y disminuyen el cansancio y la necesidad
de dormir, pero a menudo la persona se vuelve más irritable y habladora. Tanto la
cocaína como las anfetaminas consumidas durante periodos prolongados, pueden prod
ucir una psicosis similar a la esquizofrenia aguda.
La tolerancia a los efectos euforizantes y anorexígenos (supresores del apetito) d
e las anfetaminas y de la cocaína aparece al poco tiempo. La interrupción del consum
o de anfetaminas, sobre todo cuando se inyectan por vía intravenosa, produce una d
epresión tan profunda que el consumidor se ve en la necesidad de volver a consumir
las hasta llegar a situaciones límite.
ALUCINÓGENOS
Los alucinógenos no tienen aplicación médica en la mayor parte de los países salvo quizás
para el tratamiento de los pacientes agonizantes, pacientes con trastornos menta
les, drogodependientes y alcohólicos. Eì¥Á9 ø¿×°
bjbjýÏýÏ
i  ¥ ¥ɪ{ÿÿÿÿÿÿl    &&&:H5H5H58?5TÔ54:ùu¸77*7*7*7N9N9N9`ububububububu$±w ÑyL u-&N99
9@N9N9 u A  *7*7à³u A A AN9ò 8*7Ö8*7`u AN9`u A° A4Hnðm¾
¤o*77
`êL&ê¨:
0H5@?øn ¤o¼Éu0ùuo z @?Dz¤o A::    Ù
OBJETIVO GENERAL
El propósito fundamental de la investigación, es de profundizar en la definición, los
diferentes conceptos de drogadicción y alcoholismo así como los sistemas de control
que intervienen en el cuerpo humano como es el caso del sistema nervioso central
.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
Describir la importancia de los mecanismos fisiológicos que intervienen en el mant
enimiento de nuestro cuerpo y los factores que intervienen para consumir drogas
y alcohol ya sean familiares, entre amigos y en la misma sociedad.
Enunciar las distintas clasificaciones del alcoholismo y drogadicción y de los dif
erentes mecanismos fisiopatológicos que intervienen.
Analizar los efectos que produce el alcoholismo y la drogadicción en el organismo,
así como sus complicaciones.

JUSTIFICACIÓN
CONTENIDO
ALCOHOLISMO
Introducción
Alcoholemia
Unidades de Alcohol
Desarrollo
Efectos
Tratamiento.
TOXICOMANIA O DROGADICCIÓN
Introducción
Opiáceos €
Hipnótico-Sedantes €
Estimulantes
Alucinógenos.
Cannabis
Inhalantì¥Á9 ø¿×°
bjbjýÏýÏ
i  ¥ ¥ɪ{ÿÿÿÿÿÿl    &&&:H5H5H58?5TÔ54:ùu¸77*7*7*7N9N9N9`ububububububu$±w ÑyL u-&N99
9@N9N9 u A  *7*7à³u A A AN9ò 8*7Ö8*7`u AN9`u A° A4Hnðm¾
¤o*77
`êL&ê¨:
0H5@?øn ¤o¼Éu0ùuo z @?Dz¤o A::    Ù
OBJETIVO GENERAL
El propósito fundamental de la investigación, es de profundizar en la definición, los
diferentes conceptos de drogadicción y alcoholismo así como los sistemas de control
que intervienen en el cuerpo humano como es el caso del sistema nervioso central
.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
Describir la importancia de los mecanismos fisiológicos que intervienen en el mant
enimiento de nuestro cuerpo y los factores que intervienen para consumir drogas
y alcohol ya sean familiares, entre amigos y en la misma sociedad.
Enunciar las distintas clasificaciones del alcoholismo y drogadicción y de los dif
erentes mecanismos fisiopatológicos que intervienen.
Analizar los efectos que produce el alcoholismo y la drogadicción en el organismo,
así como sus complicaciones.

JUSTIFICACIÓN
CONTENIDO
ALCOHOLISMO
Introducción
Alcoholemia
Unidades de Alcohol
Desarrollo
Efectos
Tratamiento.
TOXICOMANIA O DROGADICCIÓN
Introducción
Opiáceos €
Hipnótico-Sedantes €
Estimulantes
Alucinógenos.
Cannabis
Inhalantì¥Á9 ø¿×°
bjbjýÏýÏ
i  ¥ ¥ɪ{ÿÿÿÿÿÿl    &&&:H5H5H58?5TÔ54:ùu¸77*7*7*7N9N9N9`ububububububu$±w ÑyL u-&N99
9@N9N9 u A  *7*7à³u A A AN9ò 8*7Ö8*7`u AN9`u A° A4Hnðm¾
¤o*77
`êL&ê¨:
0H5@?øn ¤o¼Éu0ùuo z @?Dz¤o A::    Ù
OBJETIVO GENERAL
El propósito fundamental de la investigación, es de profundizar en la definición, los
diferentes conceptos de drogadicción y alcoholismo así como los sistemas de control
que intervienen en el cuerpo humano como es el caso del sistema nervioso central
.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
Describir la importancia de los mecanismos fisiológicos que intervienen en el mant
enimiento de nuestro cuerpo y los factores que intervienen para consumir drogas
y alcohol ya sean familiares, entre amigos y en la misma sociedad.
Enunciar las distintas clasificaciones del alcoholismo y drogadicción y de los dif
erentes mecanismos fisiopatológicos que intervienen.
Analizar los efectos que produce el alcoholismo y la drogadicción en el organismo,
así como sus complicaciones.

JUSTIFICACIÓN
CONTENIDO
ALCOHOLISMO
Introducción
Alcoholemia
Unidades de Alcohol
Desarrollo
Efectos
Tratamiento.
TOXICOMANIA O DROGADICCIÓN
Introducción
Opiáceos €
Hipnótico-Sedantes €
Estimulantes
Alucinógenos.
Cannabis
Inhalantcómanos.

CONCLUSIONES

RECOMENDACIONES

ANEXOS
TABLA 1
HOMBRE DE PESO MEDIO

MUJER DE PESO MEDIO


UnidadesTras 1
horaTras 2
horasTras 3
horas
UnidadesTras 1
horaTras 2
horasTras 3
horas

12000
130100

240100
2602010

3603020
3804030

4806040
41108060

51008060
514011080

612010090
6170140120

7140120110
7200170140
8160150130
8220200170

9180170150
9250220200

10210190170
10300250220

Nota: concentraciones de alcohol en la sangre, en miligramos cada 100 mililitros


.
Nota: las concentraciones de alcohol en la sangre varían según el peso. Cuanto menor
sea el peso de la persona, mayor será la concentración para determinada dosis.

TABLA 2
ALCOHOL EN
LA SANGRE
(mg/100ml)EFECTOS SOBRE UN BEBEDOR MODERADO DE
TOLERANCIA NORMAL

20
Se siente bien. Mínimo o nulo efecto sobre su desempeño.
40
Capaz de "dejarse ir" socialmente, se siente "a tope".
Ligeramente peligroso si conduce a gran velocidad.
60
El juicio queda disminuido. Incapaz de adoptar decisiones
Importantes. La conducción se hace temeraria.
80
Pérdida definitiva de la coordinación. Conducción peligrosa
a cualquier velocidad.
100
Tendencia a perder el control sexual si no está demasiado
adormilado. Torpeza de movimientos.
160
Obviamente embriagado. Posiblemente agresivo.
Incontrolado. Puede sufrir de pérdida posterior de memoria
de los acontecimientos.
300
A menudo, incontinencia espontánea. Mínima capacidad de
excitación sexual. Puede caer en coma.
500
Susceptible de morir si no recibe atención médica.

GRAFICO DE GLAUCOMA

El glaucoma se produce por un aumento de la tensión ocular sin que exista daño en el
nervio óptico. Un síntoma inicial de esta enfermedad es la pérdida de la visión a nivel
periférico. Cuando se detecta y empieza a tratarse en los estadios iniciales, la
tensión ocular puede ser controlada sin que la visión resulte afectada.
GRAFICO MARIHUANA


FOTOS DE DROGADICTOS

GLOSARIO
1. ETANOL: El alcohol de vino, alcohol etílico o etanol, de fórmula C2H5OH, es
un líquido transparente e incoloro, con sabor a quemado y un olor agradable caract
erístico. Es el alcohol que se encuentra en bebidas como la cerveza, el vino y el
brandy. Debido a su bajo punto de congelación, ha sido empleado como fluido en ter
mómetros para medir temperaturas inferiores al punto de congelación del mercurio, -4
0 °C, y como anticongelante en radiadores de automóviles.
Normalmente el etanol se concentra por destilación de disoluciones diluidas. El de
uso comercial contiene un 95% en volumen de etanol y un 5% de agua. Ciertos age
ntes deshidratantes extraen el agua residual y producen etanol absoluto. El etan
ol tiene un punto de fusión de -114,1 °C, un punto de ebullición de 78,5 °C y una densid
ad relativa de 0,789 a 20 °C.
Desde la antigüedad, el etanol se ha obtenido por fermentación de azúcares. Todas las
bebidas con etanol y casi la mitad del etanol industrial aún se fabrican mediante
este proceso. El almidón de la patata (papa), del maíz y de otros cereales constituy
e una excelente materia prima. La enzima de la levadura, la cimasa, transforma e
l azúcar simple en dióxido de carbono. La reacción de la fermentación, representada por
la ecuación
C6H12O6 ? 2C2 H5OH + 2CO2
es realmente compleja, ya que los cultivos impuros de levaduras producen una amp
lia gama de otras sustancias, como el aceite de fusel, la glicerina y diversos áci
dos orgánicos. El líquido fermentado, que contiene de un 7 a un 12% de etanol, se co
ncentra hasta llegar a un 95% mediante una serie de destilaciones. En la elabora
ción de ciertas bebidas como el whisky y el brandy, algunas de sus impurezas son l
as encargadas de darle su característico sabor final. La mayoría del etanol no desti
nado al consumo humano se prepara sintéticamente, tanto a partir del etanal (aceta
ldehído) procedente del etino (acetileno), como del eteno del petróleo. También se ela
bora en pequeñas cantidades a partir de la pulpa de madera.
La oxidación del etanol produce etanal que a su vez se oxida a ácido etanoico. Al de
shidratarse, el etanol forma dietiléter. El butadieno, utilizado en la fabricación d
e caucho sintético, y el cloroetano, un anestésico local, son otros de los numerosos
productos químicos que se obtienen del etanol. Este alcohol es miscible (mezclabl
e) con agua y con la mayor parte de los disolventes orgánicos. Es un disolvente ef
icaz de un gran número de sustancias, y se utiliza en la elaboración de perfumes, la
cas, celuloides y explosivos. Las disoluciones alcohólicas de sustancias no volátile
s se denominan tinturas. Si la disolución es volátil recibe el nombre de espíritu.
DELIRIUM TREMENS, trastorno orgánico agudo que aparece como síntoma propio de la ret
irada brusca de la ingestión de alcohol en consumidores crónicos. Los ataques duran
por lo general de tres a seis días y se caracterizan por alucinaciones terroríficas
y temblores violentos. El paciente está desorientado y por lo general incoherente.
Desde el punto de vista físico los temblores son tan extenuantes que este estado
puede ser mortal, incluso con tratamiento. La atención médica necesaria consta de la
administración de hipnóticos y tranquilizantes, así como de terapia nutricional para
restablecer el metabolismo normal.
OPIO, narcótico que procede de la desecación del jugo de las cápsulas verdes de la ama
pola del opio, Papaver somniferum. El opio crece principalmente en Turquía e India
. La demanda mundial de opio es de unas 680 toneladas métricas al año, aunque muchas
veces esta cantidad se distribuye de forma ilegal.
BARBITÚRICO, familia de fármacos derivados del ácido barbitúrico (C4H4N2O3) (combinación d
e urea y ácido malónico) que producen depresión cerebral. Dependiendo de su dosis y fo
rmulación presentan un efecto sedante (tranquilizante), hipnótico (inductor del sueño)
, anticonvulsivo, o anestésico. Los barbitúricos de acción ultracorta, como el tiopent
al, se utilizan por vía intravenosa para inducir la anestesia quirúrgica. Los de acc
ión larga, como el fenobarbital, se emplean para prevenir las crisis epilépticas. Ot
ros barbitúricos como el secobarbital se utilizaron como ansiolíticos, fármacos que ev
itan los estados de ansiedad, hasta el desarrollo de los tranquilizantes (benzod
iacepinas). Todavía se usan para el tratamiento del insomnio, aunque las benzodiac
epinas son más aconsejables. A veces se utilizan como drogas de abuso, pues tanto
por vía intravenosa como por vía oral producen síntomas similares al alcohol (borrache
ra barbitúrica): desinhibición, comportamiento rudo y violento, pérdida de coordinación
muscular, depresión y sedación. Además, producen dependencia física y adicción. La sobredo
sis puede causar shock, depresión respiratoria, coma o la muerte.
PSICOFÁRMACOS, sustancias químicas que alteran el comportamiento, el humor, la perce
pción o las funciones mentales. Las diferentes culturas a lo largo de la historia
han utilizado diversas sustancias con el objetivo de cambiar el estado de consci
encia. En la práctica médica actual, las sustancias psicoactivas conocidas como psic
ofármacos se han desarrollado para tratar a los pacientes con trastornos mentales.
Los psicofármacos ejercen su acción modificando ciertos procesos bioquímicos o fisiológ
icos cerebrales. Los mensajes entre las distintas células nerviosas (neuronas) se
transmiten a través de estímulos eléctricos o químicos. Las neuronas no entran en contac
to directo entre sí; en las sinápsis (espacio entre las neuronas) el mensaje se tran
smite por sustancias químicas denominadas neuroreguladores o neurotransmisores. La
mayoría de los psicofármacos actúan alterando el proceso de neurotransmisión. Otros, co
mo las sales de litio, actúan modificando la permeabilidad de la membrana neuronal
. Existen seis categorías principales de psicofármacos dependiendo de sus efectos ps
icológicos o sobre el comportamiento: hipnoticosedantes, analgésicos narcóticos, estim
ulantes euforizantes, alucinógenos, alcohol y agentes psicotrópicos. El alcohol ha s
ido la sustancia psicoactiva más utilizada. En la mayor parte de los países se trata
de la única sustancia psicoactiva legalmente permitida sin receta. Los consumidor
es buscan relajación y bienestar, pero la intoxicación etílica altera las funciones me
ntales y motoras. La ingesta crónica de alcohol puede lesionar el hígado y las células
cerebrales y produce adicción (dando lugar al alcoholismo); su retirada brusca pr
oduce graves cuadros (síndromes) de abstinencia. Los agentes hipnoticosedantes com
o los barbitúricos o el diazepam incluyen los depresores cerebrales como los somnífe
ros (pastillas para dormir), o los ansiolíticos (que producen relajación sin inducir
sueño). La utilización de los agentes hipnoticosedantes como relajantes, tranquiliz
antes o euforizantes fuera de la prescripción médica es ilegal. La sobredosis puede
conducir a la muerte. La mayoría producen adicción, y algunos pueden producir un gra
ve síndrome de abstinencia al interrumpir su ingesta. Los analgésicos narcóticos (opiáce
os como el opio, morfina o heroína) se utilizan como analgésicos. Debido a que el al
ivio del dolor es uno de los objetivos principales de la práctica médica, los opiáceos
han supuesto una gran ayuda en el tratamiento de muchas situaciones. Los opiáceos
producen dependencia física y adicción y su retirada produce un síndrome de abstinenc
ia. Los agentes estimulantes euforizantes como las anfetaminas pueden emplearse
para suprimir el apetito o en el tratamiento de los niños con síndrome de hiperactiv
idad. En estos niños, las anfetaminas tienen un efecto relajante paradójico y pueden
mejorar la falta de concentración que se asocia a la hiperactividad. En medicina,
se emplea un derivado de la cocaína como anestésico local. El uso ilegal de las anf
etaminas y la cocaína incluye su utilización como euforizantes, como estimulantes, p
ara mejorar el rendimiento físico o mental en situaciones como las competiciones a
tléticas o los exámenes universitarios, o para prevenir el mareo. Los alucinógenos (fárm
acos psicodélicos) como el LSD dietilamida del ácido lisérgico , la mescalina, el PCP fen
iclidina no tienen hoy ningún uso médico. Su utilización ilegal tiene por objetivo cons
eguir estados alterados de la conciencia. La marihuana es un alucinógeno débil de ci
erta utilidad médica para eliminar las náuseas producidas por los tratamientos contr
a el cáncer; también reduce la presión ocular en algunos casos graves de glaucoma. Los
fármacos psicotrópicos se vienen empleando desde comienzos de la década de 1950. Cons
iguen mejorar los síntomas de los pacientes esquizofrénicos, permitiendo en muchos c
asos su reincorporación a la sociedad y la disminución del número de pacientes esquizo
frénicos ingresados en hospitales psiquiátricos. Los fármacos antidepresivos se divide
n en dos grupos principales: antidepresivos tricíclicos e inhibidores de la monoam
ino oxidasa (IMAO). Los dos mejoran, a veces de forma espectacular, los síntomas d
e la depresión. Las sales de litio se emplean en el tratamiento de la psicosis manía
co-depresiva y permiten reducir los episodios de euforia o depresión que sufren es
tos enfermos.
CANNABIS, género que contiene una especie anual herbácea de tallos altos, ásperos y ve
llosos; se extraen fibras del tallo, aceite de las semillas y drogas de las hoja
s y flores. La única especie de Cannabis, llamada cáñamo o cáñamo índico, es nativa de Asia
central, pero se cultiva mucho en Europa meridional, África y América del Norte. La
planta alcanza casi 2€m de altura y lleva hojas palmatisectas, dentadas, ásperas y r
amilletes inconspicuos de flores. Los métodos y regiones de cultivo dependen del p
roducto de la planta que quiera explotarse. El cáñamo se obtiene sobre todo en regio
nes templadas. Las semillas proporcionan un aceite secante utilizado en la fabri
cación de barnices, pinturas y jabones; también se usan como alimento para pájaros. La
s fibras encuentran numerosas aplicaciones en la industria textil y de cordelería.
Las drogas llamadas bhang, hachís y marihuana tienen como ingrediente principal r
esinas narcóticas que se encuentran sobre todo en los pelos glandulares de la plan
ta y que se forman en mayor abundancia en condiciones tropicales calurosas. En m
uchos países está prohibido el cultivo de Cannabis sin autorización.
FIEBRE DEL HENO, forma de rinitis estacional causada por alergia al polen. Sus sín
tomas son ataques intensos de estornudo, inflamación de la mucosa nasal y los ojos
, y respiración dificultosa. La fiebre del heno aparece cada año en la misma estación.
Es una reacción a la inhalación de los pólenes transportados en el aire y a los cuale
s el individuo es sensible. Las personas cuyos antecedentes familiares tienen hi
storial de fiebre del heno pueden heredar la tendencia a reaccionar, no a alerge
nos concretos, sino a todos aquellos a los que queden expuestas. Un 10% de la po
blación de los países más desarrollados está afectado por esta alteración.
Esquizofrenia, denominación común para un grupo de trastornos mentales con variada s
intomatología. En sentido literal, esquizofrenia significa "mente dividida", sin e
mbargo, a pesar de la concepción popular que se tiene de este trastorno, no se pro
duce una disociación de la personalidad (el paciente no se comporta como dos perso
nas distintas). La esquizofrenia empezó a entenderse como enfermedad diferente del
resto de las psicosis a principios del siglo.
DIETILAMIDA DEL ÁCIDO LISÉRGICO (LSD), fármaco alucinógeno potente, también llamado compue
sto psicodélico o psicofármaco, sintetizado por primera vez en Suiza en 1938 a parti
r del ácido lisérgico. El ácido lisérgico es un componente del moho del cornezuelo del c
enteno, un hongo que crece sobre el grano del centeno. Este fármaco produce cambio
s oníricos en el humor y el pensamiento, y altera la percepción del tiempo y del esp
acio.
El LSD induce alteraciones transitorias del pensamiento, del tipo de una sensación
de omnipotencia o un estado de paranoia agudo. También se han descrito reacciones
a largo plazo como psicosis persistente, depresión prolongada, o alteración del jui
cio, aunque no se ha podido establecer si éstas son resultado directo de su consum
o. Respecto a sus efectos físicos, el LSD puede producir lesiones cromosómicas de la
s células de la serie blanca de la sangre; sin embargo no existe una evidencia fir
me de que origine defectos genéticos en los hijos de los consumidores.
El LSD no produce dependencia física. En la década de 1960 su empleo se extendió entre
quienes buscaban alterar e intensificar sus sentidos, alcanzar la integración con
el universo, la naturaleza y ellos mismos, e intensificar los lazos emocionales
con los demás.
Este fármaco ha sido probado en el tratamiento del autismo infantil, el alcoholism
o, y para acelerar la psicoterapia, pero no se ha establecido ninguna indicación méd
ica. Su empleo fuera de la medicina es ilegal en la mayoría de los países del hemisf
erio occidental.
PEYOTE, nombre común de una cactácea inerme con forma de nabo nativa de México y el su
roeste de Estados Unidos. La parte aérea, parecida a un hongo y de color grisáceo, c
ontiene nueve alcaloides, entre ellos la mescalina, que es el más activo. Para usa
r el cacto como droga, la parte aérea se consume seca, en infusión o pulverizada y e
nvasada en cápsulas. La mescalina de estos preparados altera la percepción y produce
alucinaciones caracterizadas por colores vivos, alteración del sentido del tiempo
y, a veces, sensación de ansiedad. Por lo que se sabe, no crea hábito, aunque el co
nsumo de la droga impura o en grandes dosis puede provocar efectos tóxicos, como náu
seas y depresión respiratoria. Los indígenas del norte de México utilizan el peyote en
los ritos religiosos desde la época precolombina. La mescalina se ha utilizado en
investigaciones sobre la esquizofrenia y otras psicosis.
FENCICLIDINA (PCP), anestésico general que se ha convertido en una droga de gran c
onsumo debido a la potencia de sus efectos psicológicos y sobre la conducta. El PC
P fue introducido en la década de 1950 como anestésico para animales relativamente p
oco tóxico, pero que poseía efectos colaterales tan potentes que lo hacían inadecuado
como anestésico general en el hombre. Sin embargo, durante algunos años, el PCP se v
endió como sustituto y adulterante de alucinógenos del tipo de la dietilamida del ácid
o lisérgico (LSD), la mescalina y el tetrahidrocannabinol (THC). A los consumidore
s habituales de otros tipos de psicotropos no les agradaron los potentes efectos
alucinógenos del PCP. Sin embargo, en la década de 1970 se hizo popular entre adole
scentes, bajo nombres como "polvo de ángel".
Glaucoma, enfermedades del ojo caracterizadas por un exceso de presión intraocular
que produce pérdida progresiva del campo visual y de la vista.
Los glaucomas más frecuentes, llamados primarios o idiopáticos, pueden ser de dos ti
pos: de ángulo abierto (crónico simple) y de ángulo estrecho (agudo). Los glaucomas se
cundarios están causados por infecciones, tumores o traumatismos. Un tercer grupo,
los glaucomas congénitos, se deben a malformaciones congénitas.

BIBLIOGRAFÍA
Alonso Fernández, Francisco. Compendio de Psiquiatría. Madrid: Editorial Oteo2ª ed., 2
002. . Recomendable para lectura del curioso, un clásico antiguo, no recomendable
como libro de texto.
Alonso Fernández, Francisco. Psicología Médica y Social. Madrid: Editorial Paz Montalv
o4ª ed., 2000. . Para leer como una novela, reflexiones sobre las relaciones entre
medicina y psicología y las necesidades psicológicas de la práctica médica.
Farreras y otros. Medicina Interna. 2 vols. Madrid, Editorial Harcourt13ª ed., 200
1. . El clásico español de todos los tiempos, obra imprescindible en medicina después
del Harrison.
Gisbert Calabuig, J. A. Medicina Legal y Toxicología. Barcelona: Masson5ª ed., 2005.
. El libro de texto habitual para la toxicología en las facultades de medicina.
Goodmann-Gilman. Bases farmacológicas de la terapéutica. 2 vols. Madrid: McGraw-Hill
- Interamericana de España9ª ed., 2005. . El libro de consulta y referencia sobre f
armacología más utilizado mundialmente, poco recomendable para el estudio por su ext
ensión y profundidad.
Isselbacher, Kurt J. (Director de la edición). Harrison: Principios de Medicina In
terna. Madrid: McGraw-Hill - Interamericana de España13ª ed., 2004. . El clásico de lo
s clásicos, libro de cabecera y de consulta de todo médico (existe una 14ª edición en in
glés del año 1997).
Kaplan, Harold I. Psiquiatría. 2 vols. Madrid: Editorial Médica Panamericana7ª ed., 20
05. . Libro de texto y de consulta recomendado a nivel mundial.
Vallejo Ruiloba, J. Introducción a la Psicopatología y la Psiquiatría. Barcelona: Mass
on4ª ed., 2004. . El clásico para estudiantes de medicina en muchas facultades.
Ander-Egg, Ezequiel. Introducción al trabajo social. Madrid: Siglo XXI de España Edi
tores, 2002. Manual introductorio que analiza aspectos fundamentales del trabajo
social.
Universidad central del ecuador
Facultad de ciencias medicas
Fisiología actividad comunitaria

 PAGE 82