Sie sind auf Seite 1von 17

The Wessex School

Chillán

DEMIAN

Nombre: Constanza Fuentes O.

Profesor: Sir Sergio Reyes

Asignatura: Lenguaje y Comunicación

1
Indice

2
• Biografía del autor …………………………………………………………………...4

• Introducción …………………………………………………………………...5

• Desarrollo …………………………………………………………………...6

1. Personajes …………………………………………………………………...6
2. Acontecimientos ………………………………………………………………….11
3. Espacio y Tiempo ………………………………………………………………….14

• Conclusión …..……………………………………………………………...15

• Bibliografía ……………………………………………………..……………........16

• Biografía del autor

Hermann Hesse es uno de los escritores alemanes más leídos del siglo XX. Nació el 2
de julio de 1877 en Calw. Su padre era un misionero alemán y su madre, había nacido en la
3
India, cuyo padre también era misionero. Ingresó en un seminario evangélico del que se
fugó, pues se sentía reprimido al no poder ejercer ahí su vocación de poeta. Continuos y
violentos conflictos con sus padres lo llevan a una odisea a través de diferentes instituciones
y escuelas. Entra en una fase depresiva e intenta suicidarse cuando tenía quince años. Por
esto sus padres lo pusieron bajo atención profesional. Como no soportaba el régimen
estricto de reclusión, dejó sus estudios para dedicarse a trabajar, en un comienzo, de
aprendiz de relojero y, luego, de bibliotecario.
A los veintiséis publicó su primer volumen de Poesías. Esta primera obra tuvo gran
aceptación entre los críticos y la segunda, la novela Peter Camenzind (1904), fue un
verdadero éxito.

En 1904 contrajo matrimonio. Al año siguiente fundó un periódico para atacar el


personalismo del gobierno del emperador alemán Guillermo II. Al mismo tiempo, continuó
escribiendo, consolidándose como uno de los escritores más reconocidos de Alemania.

Publicó Bajo la rueda (1905), Diesseits, Vecino (1908), Gertrud, Rotzhelde (1914). Su
vida era apacible: esposa, hijos, reconocimiento público, viajes por Europa central y la India.
Pero todo cambió con el inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914.
Hesse no se plegó a la corriente patriótica que recorría Europa. Se mantuvo fiel a sus
convicciones: “Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de
nosotros”; “el amor es más fuerte que la violencia”. Por eso se declaró desde un comienzo
en contra de la guerra. Trató de incorporarse como voluntario en un hospital militar, pero al
mismo tiempo expresó su desacuerdo en un artículo periodístico, lo que le significó ser
declarado traidor a su patria. Alejándose de esto, partió hacia Suiza, país en el cual se
nacionalizaría en 1923.

Una vez concluida la guerra publicó la novela Demian (1919), bajo el pseudónimo
de Emil Sinclair, en la que se percibe la influencia del psicoanálisis con el que había tomado
contacto en Berna (se psicoanalizó con un discípulo de Jung, lo que abrió su creatividad).
Esta obra le permitió recuperar rápidamente su popularidad en Alemania. A ella le siguió
Viaje al interior (1922) y Siddharta (1922). En esta última se reflejan sus experiencias vividas
en la India y su fuerte contacto con el budismo. Luego vendrían El lobo
estepario (1827), Narciso y Goldmundo y El juego de abalorios (1943).

Su gusto por la soledad y la vida apartada, se reflejó en su negativa a conceder


entrevistas, en que nunca firmó libros, en sus pocas apariciones públicas y en su nulo
interés por unirse a alguna de las corrientes literarias o filosóficas de su tiempo. En 1946 fue
distinguido con el premio Nobel de Literatura y, si bien lo aceptó, no asistió a la ceremonia
en la que se le iba a hacer entrega del homenaje. Falleció en Montagnola, Suiza, en 1962.

• Introducción

4
En este trabajo analizaré la obra de Hermann Hesse. “Demian”, que es una de las obras
más importantes y conocidas de Hesse, y representa claramente a las novelas de formación
por su contenido que narra la evolución espiritual de un chico a lo largo de su juventud,
presenciando sus altos y bajos y recorriendo sus difíciles años de crecimiento y maduración.

Para realizar este informe, leí el libro, tomando apuntes con las características de los
personajes. Luego, saqué los hechos más importantes de la historia a modo de resumen. Leí
sobre algunas ideologías como el gnosticismo y los estudios del psicoanálisis de Jung, que
se relacionan mucho con la obra por los datos que entregan y por las características que
poseen ciertos personajes. Después comencé con el informe en sí, partiendo por las
características de los personajes, el espacio y el tiempo en los que se enmarca la historia y
el resumen de los acontecimientos más importantes. Luego la introducción y finalmente la
conclusión.

En el desarrollo de esto, lo que más me costó fue poder resumir el libro y poder
encontrar y entender la información adicional que se vincula con el libro, como es el caso del
gnosticismo, por lo tanto puse la información lo más simple posible.

• Desarrollo

5
Gnosticismo

El gnosticismo es un conjunto de corrientes filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse


con el cristianismo, convirtiéndose finalmente en un pensamiento
declarado herético después de una etapa de cierto prestigio entre los intelectuales cristianos.
Se piensa que la salvación del hombre se obtiene por medio de un supremo conocimiento
(gnósis), que es diferente y superior a la "simple" fe.

De esta corriente, en el libro se ven reflejados elementos como Abraxas, que es el dios que
Sinclair declara como suyo, y representa el bien y el mal y que junta ambas cosas en una
única existencia, el punto de vista del que Demian le habla a Sinclair sobre la historia de
Caín y Abel y que parte de la base de que Caín realmente no es hijo de Adán y la historia del
“mal ladrón”.

1. Personajes

Demian es una obra muy influenciada culturalmente, en la que resuena el espíritu de la


época; así llega hasta ella el psicoanálisis profundo de Carl Jung, médico psiquiatra,
psicólogo y ensayista suizo. De hecho, Hermann Hesse fue tratado por el Dr. Joseph Lang,
un estudiante de Jung. Esto iniciaría en Hesse el profundo interés por el psicoanálisis que se
aprecia claramente en esta novela. Toda la obra es una persecución del “sí mismo”. Proceso
que según Jung, debe recorrer cinco etapas:

• Conocimiento y conciencia de la “Sombra”.


• Conocimiento de la “Figura Guía”.
• Conocimiento del “Ánima”.
• Conocimiento del “Inconsciente colectivo”.
• Conocimiento de la “Gran Madre”.

Por esto, en la caracterización de algunos personajes, haré referencia a las etapas del
psicoanálisis que ellos simbolizan por su rol en la obra.

6
Sinclair

Es el personaje principal y protagonista de la obra, además es quien nos cuenta la


historia.
Al inicio es un niño de diez años que vive en su hogar junto a su familia, muy tranquilo
y rodeado de “luz”. Es un niño que ha recibido una educación especialmente fundamentada
en el cristianismo y en hacer el bien.
Físicamente es un adolescente de complexión débil: delgado y alto.
Cuando todavía es un niño sus inquietudes se centran en el miedo que le tiene a
Franz Kromer, chico que lo chantajea por una mentira que Sinclair mismo inventó para
hacerse el interesante. Esta situación le hace sentirse culpable porque cree advertir en sí
mismo una tendencia hacia el “mal”, pues para ocultar su mentira debe mentir aun más y
robar. La idea de ser empujado por sus propios errores hacia un mundo que su moral
considera incorrecto y malo lo obsesiona, haciéndolo reflexionar acerca del bien y el mal.
Con los años, estas reflexiones lo empujarán a desarrollar cierto inconformismo con la
sociedad que le ayudará a crear su propio camino y alejarse de las ideologías que tanto le
habían enseñado.
En el colegio conoce a Max Demian, un chico que le llama mucho la atención, con el
que entablará una gran amistad, luego de que lo libre de Kromer, y le guiará para estructurar
una particular forma de pensar y vivir, y juntos formaran parte de “los que llevan la señal”.
Lo que ellos buscaban era un nuevo camino, una nueva forma de pensar y hacer las
cosas, rechazando el modo de pensar de los demás y creyendo que ellos perdurarían y
serían los encargados de construir un nuevo mundo en el futuro y formar la “humanidad”.

El protagonista ve en Max Demian un modelo a seguir. Pasan los años y Sinclair se


va a estudiar a un instituto a otra ciudad. Lejos de Demian, el protagonista que ya es
adolescente, sigue en la dura labor de buscar su propio camino y al principio pasa
momentos duros e incluso adquiere el vicio de emborracharse. Su problema lo soluciona
cuando un día encuentra a una joven y porque conoce a Pistorius, un hombre que le abrirá
las puertas hacía una nueva religión. Se vuelca nuevamente a sus estudios y encuentra su
verdadero camino cuando descubre un nuevo dios: Abraxas. Se reencontrará con Demian y
se enamorará de su madre. Entonces pasará junto a ambos los mejores momentos de su
vida, sintiéndose a gusto y tranquilo, pero finalmente la guerra los separa.

Max Demian

También es un personaje principal. Es un chico mayor que el protagonista, a quien


conoce en la escuela. Es maduro, educado e inteligente, muy distinto a los demás niños.
Llama enseguida la atención de Sinclair por su seguridad y la sensación que transmite de
parecer un adulto:
7
“Este alumno especial parecía mucho mayor de lo que en realidad era (…) Entre nosotros,
todavía niños, se movía aislado y maduro, como un hombre, como un señor.”

Físicamente su aspecto es intemporal, de rostro maduro y seguro, de mirada triste


pero irónica a la vez, de boca fina y decidida y de frente ancha. De su cuerpo destaca,
cuando ya es mayor, sus músculos trabajados y fuertes.
Demian tiene claras muchas cosas en diferentes aspectos, como la religión: siempre
dejaba claro su desacuerdo frente a diferentes relatos bíblicos y él mismo deducía otras
versiones o puntos de vista que a Sinclair fascinaban, por lo que en general su visión era
fuera de lo común.
Era hijo de una viuda y un buen alumno que no buscaba problemas. Lo demuestra
esta cita:

“No era popular, no participaba en los juegos y menos en las peleas; sólo nos gustaba su
tono seguro y decidido frente a los profesores.”

Aunque no le gustaba llamar la atención, con su mirada y gestos lograba modificar la


actitud de sus compañeros, luego de estudiarlos, e incluso lo hacía con sus profesores:

“No obstante, cierta vez que llegué a clases le conté que no había estudiado la lección y que
esperaba que el pastor no me preguntara (…) El cura buscó con la vista a un alumno para
que le recitara un trozo del catecismo, y su mirada errante advirtió la expresión culpable de
mi rostro. Se acercó lentamente y alargó un dedo hacia mí; ya tenía mi nombre en los labios
cuando de pronto se inquietó y se distrajo, empezó a dar tirones de su alzacuellos, se acercó
a Demian, que le miraba fijamente a los ojos, pareció que quería preguntarle algo, y
finalmente se apartó bruscamente, tosió un poco y finalmente llamó a otro alumno.”

Su relación con Sinclair durante prácticamente toda la obra es muy buena, ya que le
sirve de guía y ejemplo a seguir. Esta relación es muy especial pues es estrecha
mentalmente mas no lo es tanto en el sentido social, pues pasa un periodo largo en el que
no se ven, y aun así su amistad perdura y se entienden muy bien compartiendo sus ideas.
Finalmente su relación se hace tan estrecha que Max lo acoge en su casa junto con su
madre, Eva, como si fuese una más de la familia:

“Desde aquel día empecé a entrar y a salir en la casa como un hijo y un hermano”

Su función principal en la obra es de amigo, compañero, pero sobretodo de guía que


ayudará al protagonista a elegir su propio camino.
Según el psicoanálisis junguiano Max Demian representa la “Figura Guía”, pues es su
modelo y quien lo incita a unirse a su estilo de vida y forma de pensar. Además constituye al
mismo tiempo la proyección externa del “Sí Mismo” interno de Sinclair pues es su ideal.

8
Eva

Personaje secundario. Es la madre de Demian. Amable, educada e inteligente. Como


su hijo, tenía unos rasgos bellos, extrañamente intemporales, y una mirada segura. Sus ojos
eran negros y profundos, su boca fresca y madura, tenía la frente despejada y su figura era
esbelta. Llevaba en la frente también la señal de “los marcados”.
Se menciona en el libro que es una viuda rica y no se asocia con ninguna ocupación
laboral.
Ella participaba con su hijo y Sinclair en los debates y conversaciones que tenían con
el resto de los marcados en sus reuniones, donde buscaban un camino alternativo. El
protagonista estaba enamorado de ella (este amor era bastante idealizado) y Eva lo sabía y
le entregaba mucho cariño, pero no mantienen una relación de pareja.
Mantiene una relación muy buena e importante con el protagonista, y ella se convierte
en su amada. Sinclair no la conocía de siempre, de hecho cuando conoció a Max Demian,
nunca se presentaron. Apenas se vieron por primera vez cuando por casualidad Sinclair se
encuentra con Demian, y este último lo invita a su casa, un poco antes de la guerra. Pero
Sinclair ya la “imaginaba” de antes, pues en sus sueños la había visto e incluso la había
retratado en sus pinturas, intentó encontrarla por mucho tiempo, y cuando pensaba que no
resultaría, sucedió.
Si nos concentramos en el enfoque junguiano, Eva, la madre de Demian, representa a
la “gran madre”, la proyección de la mujer.

Pistorius

Personaje secundario. Organista de una iglesia que Sinclair conoce mientras estudia
en el internado. A Sinclair le llamaba la atención su música y lo iba a escuchar regularmente,
entonces un día decide seguirlo hasta un bar donde entablan una conversación por primera
vez.
Es muy importante para el aprendizaje del protagonista ya que le ayuda a saber más
sobre Abraxas, el dios que conoce luego de mandarle su dibujo a Max, lo que le hace
reflexionar sobre su “religión”, al igual que con Demian unos años antes, y le expone sus
teorías respecto a los temas que a Sinclair le interesan:

“Sin darme cuenta había recibido del organista Pistorius la primera lección”

Era un hombre inteligente, extravagante y tenía la extraña capacidad de interpretar los


sueños. Su rostro era feo y tenso, su boca infantil y sus ojos transmitían fuerza y orgullo.
Había en su rostro un contraste entre la parte inferior, de adolescente, y la superior, mucho
más adulta.
Si bien había estudiado teología por el oficio de su padre, sacerdote, los había
abandonado para dedicarse a la música y a sus creencias que nada tenían que ver con la de
su padre.

9
Franz Kromer

Personaje secundario. Era enemigo de Sinclair cuando era pequeño. Su personalidad


era fuerte y dominante. Era mal educado y grosero. Su familia tenía muy mala fama y su
padre era alcohólico. Para el protagonista formaba parte del mundo oscuro e incluso le tenía
miedo. Tenía 13 años cuando conoció a Sinclair y de aspecto fuerte, brutal y hostil. Para ser
aceptado y por el miedo que Franz le provocaba, inventó la historia de un robo. Kromer se
aprovechó de esto y lo amenazó con decirle a su padre. Entonces comenzó a chantajearlo
para que le consiguiera lo que él quisiera, para lo que debía mentir y robarle a sus padres:
esto era lo que le hacía sentir tan mal y lo atormentaba.
En la obra, Franz simboliza todo ese mundo considerado “malo” por el protagonista y
relacionarse con él significa para Sinclair el abandono del mundo “bueno”, la pérdida de la
protección del hogar infantil y moralmente perfecto; sus primeros pasos al otro extremo: el
mundo no permitido. Para el psicoanálisis tratado anteriormente, Franz Kromer simboliza la
“sombra”, aquella parte del ser escondida, que lucha por salir: es el mundo oscuro y sucio.

Beatrice

Es una joven que Sinclair encuentra un día en el parque y por la cual se siente
atraído. Alta, delgada, elegante y con el rostro inteligente y con rasgos masculinos. Cautiva
al protagonista y enseguida empezó a soñar con ella. Como desconocía su nombre le puso
Beatrice:

“Le puse de nombre Beatrice, nombre que conocía, sin haber leído a Dante, por una pintura
inglesa prerrafaelista cuya reproducción guardaba (…)””

Nunca llegó a conocerla pero la atención y admiración que le prestaba lo empujaron a


la pintura, más tarde a la lectura y a una actitud que le sirvió para reformarse: volcarse de
nuevo a los estudios y abandonar el alcohol:

“Jamás crucé con Beatrice ninguna palabra, Sin embargo, ejerció en aquella época una
honda influencia sobre mi (…) De un instante a otro dejé de participar en las juergas y
correrías nocturnas. Volví a poder estar solo. Recobré el gusto por la lectura, por los largos
paseos silenciosos.”

Beatrice no participa en la obra hablando, pero si provoca en el protagonista un


cambio de actitud radical, por lo tanto, este personaje si posee gran importancia para él,
pues es lo que le hace acercarse a Demian otra vez.
Para el psicoanálisis de Jung, Beatrice representa el “ánima”, que es una proyección
del amor interno.

10
2. Acontecimientos

• Sinclair es un niño de diez años que vive junto a su familia. Goza de un buen
ambiente hogareño rodeado de paz, esplendor, cariño y una buena educación, basada
en los principios de la Biblia y donde existía la culpa, la confesión y el remordimiento.
• Un día cruza su vida con un niño, Franz Kromer, que para Sinclair es parte del mundo
oscuro. Entonces él y sus amigos comenzaron a fanfarronear de sus travesuras.
Sinclair, para no llamar la atención por permanecer en silencio, decidió inventar la
historia de un robo que no había cometido. Esto le dio la posibilidad a Franz de
chantajearlo, amenazándolo con contar su secreto.
• Esto angustia mucho a Sinclair y lo llena de remordimientos por mentir a sus padres y
por el miedo a que su verdad se descubra.
• Llega a pensar que el mal vive dentro de él y que está condenado a pertenecer, para
siempre al mundo no permitido.
• Durante esta época conoce a un niño del instituto que es un poco mayor que él: Max
Demian. Él provocó un gran cambio en su vida, no solo por el cambio de mentalidad
que le produjo, sino también porque éste lo libró de Kromer (nunca se explicó cómo lo
logró), que para ese entonces era un problema que realmente lo atormentaba y lo
hacía sufrir.
• Se convirtieron en amigos y cuando ya su amistad era fuerte, mantenían largas
conversaciones donde Max Demian le explicaba sus teorías, cómo conseguía dominar
a las personas con su mirada o cómo podía adivinar lo que otros pensaban.
• Cuando su niñez se derrumba, sus padres deciden trasladarlo a otra ciudad e
internarlo en otro colegio, lejos de Demian.
• Allí los primeros meses fueron difíciles, pues el protagonista se sentía solo.
• Pronto, ahogado por la soledad y sin recibir respuesta de las cartas que le enviaba a
Demian, conoció a su nuevo amigo, Alfonso Beck, que lo introdujo al mundo del alcohol
y las tabernas. Su vida se convirtió en una juerga continua, dejó de lado sus estudios,
empezó a fumar e incluso a endeudarse. Entonces comenzó a recibir amenazas de su
padre y de los profesores pues debía cambiar.

“Aún sentí un miedo convulso cuando mi padre, alarmado por las cartas del director de la
pensión, apareció por primera vez en St. y se enfrentó inesperadamente conmigo (…) yo ya
estaba endurecido e indiferente; dejé que me reprendiera, que me rogara y que me
recordara a mi madre.”

• Una tarde, encontró a una muchacha que le fascinó. Lo obsesionaba mucho y sin
conocerla, la intentó pintar y la llamó Beatrice. Ella ejerce una gran influencia sobre él,
haciendo que deje de beber, recobrar el gusto por la lectura y la pintura, y volver a
11
encontrarse consigo mismo, aunque esto no evitaba que se sintiera solo. Lo demuestra
esta cita:

“Nuevamente volví a sentir con fuerza la nostalgia de Max Demian.”

• Pensaba en Demian regularmente, recordaba sus conversaciones, sobretodo la teoría


de que existía un dios en el que se reunían el mal y el bien, en el que había un
equilibrio y que consideraba que nadie era bueno ni malo del todo.
• A menudo tenía sueños en los que veía un pájaro saliendo del cascarón, el mismo
pájaro que estaba representado en el escudo de su casa y sobre el cual Demian,
anteriormente se había interesado. Dibujó el pájaro de su sueño y se lo mandó a su
amigo sin saber si tendría respuesta. La respuesta llegó. Era una nota en la cual su
amigo hablaba de un dios desconocido para Sinclair, Abraxas:

“El pájaro rompe el cascaron. El cascaron es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que
destruir el mundo. El pájaro vuela hacia dios. El dios es Abraxas”

• Más tarde hizo un nuevo amigo, Pistorius: organista de una iglesia e hijo de un
sacerdote. Había abandonado sus estudios de teología, para dedicarse a eso. Le
explicó muchas cosas sobre Abraxas. Sin saber muy bien por qué, Sinclair rompió su
amistad con Pistorius que había sido casi un maestro para él. Junto a él había
encontrado gran parte de su propio camino, su religión. Queda aclarado en esta cita:

“No puedo resumir en pocas palabras lo que el extraño músico Pistorius me enseñó sobre
Abraxas”

• Seguía teniendo sueños extraños en los que aparecía una mujer, mujer que le atraía y
a la que decidió buscar el verano en el que terminó el instituto.
• Fue de vacaciones a su ciudad natal y vio a sus padres, sin embargo, decidió iniciar
un viaje por Europa en busca de Demian y de la mujer de sus sueños, que luego
descubrió era su madre, por la que se sentía atraído. Pero no los encontró.
• Se matriculó en una universidad de otra ciudad, y allí, una noche mientras paseaba,
se reencontró con Demian. Tras hablar un rato con Sinclair, lo invitó a que pasara a
visitarlo a su casa y también a su madre que quería conocerlo.
12
• Ahí encontró su camino definitivo, el camino de los marcados, quienes eran personas
que se resistían a seguir el camino común de la sociedad e intentaban encontrase a sí
mismos y así forjar su estilo de vida alejado del convencional. En casa de Demian,
Sinclair, era como uno más de la familia, participaba en las reuniones con el resto de
personas que buscaban otro camino.
• Era realmente feliz, junto a Demian y Eva, su madre: había encontrado a una mujer a
la que amaba inmensamente y ahora estaba cerca de su amigo y de gente que
buscaba, como él, su propia forma de vivir. No obstante, un cambio fuerte se
aproximaba. Todos los que tenían “la señal” estaban convencidos que el mundo no
podía seguir así, y que en algún momento algo se avecinaba y ellos eran los elegidos
para formar, en el futuro, una sociedad mejor, “la humanidad”. En estas citas se
observa este pensamiento:

“-Si. Durante unos instantes vi claramente una imagen en las nubes (…) Presiento que
significa conmoción, un paso adelante en el destino. Creo que nos atañe a todos.”

• Finalmente era cierto, después de varios sueños premonitorios, Demian advirtió a


Sinclair que se acercaba una guerra: la Primera Guerra Mundial. Todo se precipitó,
Demian se fue al frente y Sinclair tuvo que despedirse de Eva, con la que no había
tenido el tiempo ni el valor de empezar un posible romance, el que tanto deseaba, para
irse también al frente.
• Después de una batalla se despertó en un establo, herido, pero “una fuerza imperiosa
lo sacó de allí”. Luego se encontraba en una sala acostado en el suelo. Durante todo el
viaje hasta ese lugar, Sinclair se había sentido atraído por él. Entonces, al mirar a su
alrededor encontró a Max Demian tendido sobre un colchón, que poco después murió,
mas sin antes decirle que siempre que lo necesitara, Max estaría dentro de él. Sinclair
no solo había perdido a un amigo, sino también al guía que le había ayudado a
encontrar su verdadero camino:

“Fue muy doloroso el periodo de cura. Todo lo que me ha sucedido desde ese día ha sido
doloroso. Pero, a veces, cuando encuentro la clave y desciendo a mi interior, allí donde, en
un oscuro espejo, descansan las imágenes del destino, sólo tengo que inclinarme sobre su
oscura superficie para ver –ya por completo semejante a él, mi amigo, mi guía-, ¡mi propia
imagen!”

13
3. Espacio y Tiempo

14
En esta obra los acontecimientos se presentan en orden cronológico, más este orden no
es exacto pues el narrador nos cuenta sobre sus recuerdos, y a veces se salta episodios,
como en el caso del encuentro de Demian con Sinclair cuando éste aún estudiaba en el
internado, y que el protagonista prefirió evitar y saltar por vergüenza.. Pero en general si se
presentan ordenadamente y suceden desde la niñez de Sinclair, cuando tenía
aproximadamente 10 años, pasa por su adolescencia, hasta que ya es un adulto joven y
debe partir al frente para luchar en la Primera Guerra Mundial. Como Sinclair nos cuenta
sobre sus recuerdos, podemos reconocer en la narración el recurso del flash-back ya que
retrocede hacia su pasado para contarlo.

En cuanto a su estructura, la historia posee una introducción, desarrollo y un desenlace


claramente distinguibles. La narración es bastante completa pues las descripciones que
Sinclair da son con muchos detalles y por la explicación minuciosa de diversos hechos.

La historia se lleva a cabo durante la primera década de 1900, e incluso tal vez desde un
poco antes, y termina con el desencadenamiento de la Primera Gran Guerra. Es difícil
determinar exactamente en qué lugares si sitúa la historia pues Hesse no hace referencia a
los nombres de las ciudades, colegios o pueblos en los que Sinclair estuvo, pero si sabemos
que sucede en algún país de Europa, probablemente Alemania. Al principio se desarrolla en
la ciudad natal del protagonista, pero a lo largo de la trama él va cambiando de ubicación (se
va del colegio a un internado de otro lugar, vuelve en las vacaciones a su ciudad, viaja en
busca de Demian y su madre, va a estudiar a la Universidad y finalmente lucha en el frente
donde lo trasladan a distintos lugares).

15
• Conclusión

Me parece que esta obra es una excelente opción para leer durante el paso de la niñez a
la adolescencia, porque creo que todos pasamos por ese momento en el que rompemos
nuestra “burbuja” y nos damos cuenta de que existe un mundo más allá de nuestro hogar y
colegio, un mundo desconocido y que por eso nos parece hostil, donde existe la
delincuencia, la violencia y la mentira, donde tus padres ya no te pueden proteger. Ahí es
cuando somos más vulnerables y podemos desviar nuestro camino hacia lo que la sociedad
considera moralmente incorrecto, sobre todo si nos dejamos influenciar por la gente que nos
rodea, como es el caso de Sinclair que inconscientemente es llevado a realizar acciones que
él nunca hubiese aceptado de no ser porque él deseaba ser aprobado por sus amigos y por
Franz Kromer.

Además. es una obra que logra cautivar al lector por la forma tan sencilla con la escribe
el autor, y porque hay jóvenes que se sienten identificados con ella por tratar ideas tan
profundas como la identidad personal , el autoconocimiento y el psicoanálisis, que son temas
para ellos podrían ser importantes para forjarse como personas. De lo que saquemos de
conclusión en estos temas, depende el hecho de definir si vamos a ser “buenos o malos”, es
decir, en qué lado nos vamos a situar en la vida, o si lograremos encontrar un equilibrio entre
éstos dos extremos.

En el libro me llamó mucho la atención la personalidad de Demian y las características


suyas y de Eva, pues no es un “estereotipo” de persona que uno pueda encontrar en
cualquier lugar, no así los padres de Sinclair o el mismo Sinclair, que ante mis ojos parecen
más común que Max.

Se pueden reconocer en esta obra valores como la amistad, la lealtad y el cariño pues
entre los marcados se protegían y ayudaban entre ellos, También pienso que Sinclair tiene
muy presente el valor de la superación, porque siempre pretendía llegar mas allá y no se
quedaba con los conocimientos que tenía en el momento, siempre luchaba por conseguir su
objetivo que era encontrar finalmente su “religión”, su forma de vivir.

16
• Bibliografía

Hesse, Hermann: “Demian” Editorial Círculo de Lectores, S.A., 1979

• Webgrafía

http://filosofia.idoneos.com/index.php/331361

http://es.wikipedia.org/wiki/Carl_Gustav_Jung

17