Sie sind auf Seite 1von 5

DOSIER

La época prehispánica en Guerrero

Durante los salvamentos en el río Balsas, en Guerrero, se encontraron vasijas tipo Capa- cha asociadas a un complejo arqueológico que surgió hacia 1200 a.C. en el Occidente de México. Museo Regional de Guerrero.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

Regional de Guerrero. Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces P aul S chmidt S choenberg la

Paul Schmidt Schoenberg

la antropología de la re- gión que abarca el actual estado de guerrero es compleja. en el siglo xvi , la variedad de lenguas era tal que el estado se ase- mejaba a un rompecabe- zas. Aunque sabemos muy poco de la región en la época prehispánica, se- guramentelasituaciónera igual de complicada. Aquí se presenta una síntesis de lo que sí se conoce.

Durante el Preclásico, en las cer- canías de Xochipala, Guerrero, se desarrolló una tradición de figu- rillas con un estilo naturalista único. Aún no se sabe si fueron anteriores, contemporáneas o posteriores a las ma- nifestaciones olmecas en la región. Figurilla estilo Xochipala. Museo Regional de Guerrero.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

28 / ArqueologíA MexicAnA

DOSIER

El clásico TEmPrano

Esta época (200-650 d.C.) es la que me- nos conocemos en Guerrero. En el resto
Esta época (200-650 d.C.) es la que me-
nos conocemos en Guerrero. En el resto
de Mesoamérica las diferentes áreas tu-
vieron relaciones de intercambio más o
menos intensas con Teotihuacan. En ellas
aparecen rasgos típicamente teotihuaca-
nos, como arquitectura de talud y table-
El PrEclásico

Es la época de la que más sabemos sobre la arqueología de Guerrero. La costa, en los alrededores de Acapulco, muy bien po- dría ser el lugar donde se fabricara la cerá- mica más antigua de Mesoamérica. Char- les F. Brush encontró en Puerto Marqués la cerámica Pox, que fechó alrededor de 2300 a.C. Al parecer fue fabricada por gru- pos que vivían principalmente de la explo- tación de recursos marinos. Alrededor de 1200 a.C. apareció el com- plejo arqueológico Capacha, llamado así por el lugar en Colima donde fue identifi- cado por primera vez, por Isabel Kelly. Va- sijas de cerámica típicas de este complejo se han encontrado en los salvamentos ar- queológicos realizados en los vasos de las presas cercanas a la desembocadura del río Balsas, en los sesenta del siglo xx, y en Chil- pancingo por la arqueóloga Guadalupe Martínez Donjuán. En Guerrero es muy importante la pre- sencia del estilo olmeca, plasmado en gran- des esculturas como las de San Miguel Amuco y Teopantecuanitlán y en figurillas de barro y piedra dispersas por muchas áreas del estado, ya sea en Tierra Caliente, el Centro, las costas y la Montaña. Es pro- bable que ese estilo apareciera alrededor de 1200 a.C.

Aunque el Clásico Temprano es un época poco estudiada en Guerrero, se han encontrado eviden- cias de relaciones con Teotihuacan, como las estelas de Tepecoacuilco. En este fragmento se en- cuentra representado Tláloc. mna.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

Posiblemente durante la misma época, en las cercanías de Xochipala se de- sarrolló una tradición de figurillas antropomorfas de barro hechas en un estilo naturalista único. El historia- dor de arte Carlo Gay propuso que posi- blemente eran antecesoras del estilo ol- meca; sin embargo, no tienen parecido con este estilo y, como todas, han sido producto de saqueo y no han sido fe- chadas. Puesto que al parecer Xo- chipala no tuvo una ocupación an- terior a 900 a.C., es poco probable que esas figurillas sean antecesoras del estilo olmeca.

lA épocA prehispánicA en guerrero / 29

í o

r

oAxAcA

q u e t z a l a

r í o

regiones DOSIER geográficAs

MichoAcán

Zihuatanejo

Ciudad

Altamirano

tierra

Caliente

guerrero

Costa Grande

estAdo de

México

Taxco

norte

d.f.

Morelos

Centro

Chilapa

Chilpancingo

Montaña

Golfo de pueblA México México guerrero Océano MichoAcán Pacífico oAxAcA
Golfo de
pueblA
México
México
guerrero
Océano
MichoAcán
Pacífico
oAxAcA

Acapulco

Costa ChiCa

Océano Pacífico

ilustrAción digitAl: rAíces

lA región MezcAlA en el epiclásico

MichoAcán

Mexiquito

Santo

Domingo

d.f.

Morelos

Mexiquito S a n t o Domingo d.f. Morelos pueblA estAdo de México San Miguel Ixtapan

pueblA

estAdo de México

San Miguel

Ixtapan

Cerro de

la Guitarra

El Capire

de México San Miguel Ixtapan Cerro de la Guitarra El Capire Cerro del Venado El Organal

Cerro del Venado

El Organal Cerro Don Cecilio-Coaxintlan El Mirador

El Rincón

Cruz Chiquita

Oztotitlán

El Caracol

Coacoyula Ejido Totolapan
Coacoyula
Ejido
Totolapan

Cerro de

los Monos

El Salto

Cuetlajuchitlan

El Frijolar

El Embarcador Tehuehuetla Pueblo Viejo III
El Embarcador
Tehuehuetla
Pueblo Viejo III

Zacuantla

Maxela

La Organera-Xochipala

guerrero

Coovisur

reGión MezCala sitio arqueolóGiCo
reGión MezCala
sitio arqueolóGiCo

Océano Pacífico

inForMAción: r.M. reynA robles. ilustrAción digitAl: rAíces

lenguAs indígenAs en lA segundA MitAd del siglo xvi MichoAcán náhuatl Morelos aPaneCa MatlatzinCa texoMe
lenguAs indígenAs en lA segundA MitAd del siglo xvi
MichoAcán
náhuatl
Morelos
aPaneCa
MatlatzinCa
texoMe
ChuMbio
tarasCo
pueblA
tuzteCo
Chontal
toliMeCa
MatlaMe
itzuCo
CoixCa
guerrero
tePuzteCo o
PanteCa
tlaCotePehua
CuitlateCo
oAxAcA

yoPe

texCateCa
texCateCa

CuyuMateCa

tePetixteCa

Océano Pacífico

30 / ArqueologíA MexicAnA

tlaltzihuizteCa

inForMAción: hArvey, 1967, y litvAk, 1971. ilustrAción digitAl: rAíces

MixteCo

tlaPaneCo

aMuzGo

El Pochote

San Miguel

Las Tamacuas

Zacatula

infiernillo

Ixtapa

Cihuatlán

Zirándaro Mexiquito La Arboleda Placeres del Oro b a l s a s
Zirándaro
Mexiquito
La Arboleda
Placeres del Oro
b a l s a s

Soledad de

Maciel

Petatlán

Juluchuca

Coyuquilla

sitios arqueolóGiCos etaPa lítiCa PreClásiCo Con vestiGios olMeCas ClásiCo Con estelas ClásiCo tardío, Con
sitios arqueolóGiCos
etaPa lítiCa
PreClásiCo
Con vestiGios olMeCas
ClásiCo
Con estelas
ClásiCo tardío, Con bóveda y arCo falsos
PosClásiCo
estilo ñuiñe
Pueblos Conquistados Por la triPle alianza
tarasCos
Pueblos Con CódiCes
sitios Con tejidos
reGiones: infiernillo y yoPitzinCo
líMite estatal

ArqueologíA de guerrero

estAdo de

México

Coatlán del Río

d.f.

Morelos

DOSIER

estAdo de México Coatlán del Río d.f. Morelos DOSIER r y í o e x t
r y í o e x t l a r í o M e z
r
y
í o
e x t l a
r í o
M
e z C a l a
Nochtépec
Zacapuato
Chontalcoatlán
Tetípac
Taxco
pueblA
Alahuiztlán
Cerro de
Ichcateopan
los Monos
Oztuma
Cutzamala
Tlamacazapa
Atzala
Palos
Cañón de la Mano
Santa
Altos
Tlachapa
Acapetlahuaya
Teloloapan
Teresa
Teocalcingo
Iguala
Coatepec
Tlaxmalac
Coyuca de Catalán
San Miguel Amuco
Quechalapa
Acatempan
Huitzuco
Chaucingo
Chilacachapa
Atopula
Los Terrones
Tlapehuala
Tepecoacuilco
Cocula
Cuetlajuchitlan
Acayahualco
Ajuchitlán
Campo
Oztotitlán
Morado
El Mirador
San Miguel
Cuetzalan
Ejido Totolapan
Totolapan
Maxela
El Caracol
Ahuelicán
Tetela
Xalitla
Tetelcingo
Tecuiciapan
Mezcala
Teopantecuanitlán
Oapan
Xochihuehuetlan
Tlacozoltitlán
Tehuehuetla
La Trinchera
La Organera-Xochipala
Tlacotepec
r
P
í o
o
a Pa G ay
Ahuináhuac
Olinalá
Huamuxtitlan
Coatepec
Xochipala
Cualac
La Libertad
Pueblo Viejo III
oAxAcA
Zitlala
Oxtotitlán
El Naranjo
Zumpango
Topiltepeque
Petlacala
guerrero
Coachimalco
Yestla
Los Tepoltzis
Tixtla
Chiepetepec
Chiepetlan
Pirámides de Contlaco
Ixcateopan
Tlapa
Chilpancingo
Chilapa
Ayumpa
Contepec
Copanatoyac
Toscaquiquila
Xalpatláhuac
r
í o
b
a l s a s
Muchitlán
Ayotoxtla
Alcozahuapa
Mazatlan
Juxtlahuaca
Zoyatlán
Xalatzala
Quechultenango
Texmilican
Río Chiquito
Zapotitlan
Colotlipa
Cacahuaziziqui
Teocuitlapa
Acatepec
Atlamajalcingo del Monte
Tlacoapa
Tecpan
Tepetixtla
Texáyac
Malinaltepec
Metlatónoc
Tepila
Zitlaltepec
San Jerónimo
Totomixtlahuaca
r í o
a
to ya C
r í o
a M a C u z a C

Océano Pacífico

Coyuca

Palma Sola

Acapulco

Puerto Marqués

yoPitzinCo

Tambuco

La Zanja

Ayutla

Azoyú

Huehuetlán

Igualapa

Xalapa

Charco de Ometepec

lA épocA prehispánicA en guerrero / 31

Charco de Ometepec lA épocA prehispánicA en guerrero / 31 inForMAción: solAnes y velA, 2000; villelA;

inForMAción: solAnes y velA, 2000; villelA; schMidt; reynA robles. ilustrAción digitAl: sAMArA velázquez / rAíces

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

DOSIER

el territorio guerrerense guarda las claves para adelantar en la solución de muchos enigmas y problemas de la ar- queología mesoamericana.

enigmas y problemas de la ar- queología mesoamericana. Al norte del estado de Guerrero, cerca de

Al norte del estado de Guerrero, cerca de Tepecoacuilco, se localizaron dos fragmentos de es- telas. En ambos se muestran personajes ataviados a la manera teotihuacana, y en éste se re- presenta a Chalchiuhtlicue. mna.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

32 / ArqueologíA MexicAnA

ro, figurillas de barro de estilo teotihua- cano, cerámica como la Anaranjado Delgado y vasijas trípodes cilíndricas con soportes cónicos o rectangulares, flore- ros y “candeleros”. En Guerrero, espe- cialmente en el centro del estado, es raro que aparezcan estos elementos y las cul- turas del Preclásico continuaron sin mu- chos cambios. En el norte, cerca de Tepecoacuilco, se localizaron dos fragmentos de estelas con personajes ataviados a la manera teotihuacana, posibles representaciones de Tláloc y Chalchiuhtlicue. Se conocen también otras tres estelas que posible- mente indican contacto con Teotihua- can: una de Acatempan, municipio de Te- loloapan, otra de San Miguel Totolapan y, finalmente, una de Acapulco. En el Pa- lacio Municipal de Tecpan se encuentra un marcador de juego de pelota que se localizó en Acatolín, a 10 kilómetros de Tecpan; tiene cierto parecido general con el marcador, o estela, de La Ventilla, en Teotihuacan. Al igual que las estelas, que no fueron encontradas en excavación controlada, en la Costa Grande se tiene conocimiento de piezas de cerámica Anaranjado Delgado. Tal vez lo único del Clásico Temprano en- contrado en exploración controlada pro- viene de una excavación de Gordon Ekholm en Tambuco, Acapulco. Se trata de vasijas trípodes cilíndricas con sopor- tes rectangulares huecos, del tipo que Ekholm llamó Acapulco Brown, aunque para él los soportes se parecían más a los de vasijas similares del sitio maya de Uaxactún, en Guatemala, de la fase Tzakol (300-600 d.C.); asimismo, sugirió que am- bos lugares podrían haber recibido in- fluencia teotihuacana. Ha llamado mucho la atención una cantidad importante de máscaras de pie- dra en estilo teotihuacano encontradas tanto en Teotihuacan como en Guerre- ro. Por el tipo de piedra –la mayoría pa- recen ser de serpentina–, su lugar de ori- gen podría ser la Montaña de Guerrero. Un ejemplar soberbio fue encontrado en excavación por el arqueólogo Porfirio Aguirre en 1921, cerca de Malinaltepec, que aún tiene incrustaciónes de amazo- nita, turquesa, concha nácar y concha roja. Otro elemento que se ha encontra- do en Teotihuacan, que probablemente venga del centro de Guerrero, aunque en

que probablemente venga del centro de Guerrero, aunque en Máscara excavada en 1921, cerca de Malinalte-

Máscara excavada en 1921, cerca de Malinalte- pec, Guerrero, que es uno de los mejores ejem- plos de las hechas en piedra, y que se encuen- tran tanto en Teotihuacan como en Guerrero. En este último caso, en su mayoría provendrían de la región de la Montaña, donde se encuentra la serpentina con que fueron elaboradas. mna.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

elaboradas. mna . Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces Las vasijas de la cerámica llamada Blanco

Las vasijas de la cerámica llamada Blanco Granular posiblemente se utilizaban para trans- portar algún tributo, por ejemplo miel. Museo Regional de Guerrero.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

pequeñas cantidades, es la cerámica lla- mada Blanco Granular, principalmente en forma de ánforas de fondo plano con tres asas alrededor de la parte media del cuerpo, decoradas con anchas líneas ro- jas o negras y en el borde exterior con ca- ras hechas al pastillaje. Posiblemente se utilizaban para transportar algún tributo, por ejemplo miel.

El clásico Tardío. la culTura mEzcala

Desde el Preclásico apareció en Guerre- ro una tradición de tallado de figuras de piedra pulida, principalmente figuras hu- manas completas y máscaras. Según Mi- guel Covarrubias, quien describió el es- tilo, esos objetos se caracterizan por ser esquemáticos y estilizados: “ hechos sobre la base de una forma de hacha con cortes y planos arreglados de manera si- métrica, con los rasgos apenas sugeri- dos”. Covarrubias afirmó que el estilo tiene cuatro variantes principales, las que parecen reflejar diferentes épocas. En primer lugar, un estilo olmecoide, segui- do de un estilo transicional, con rasgos tanto olmecas como teotihuacanos; en tercero, un estilo teotihuacanoide y, fi- nalmente, un estilo local que abarca la cuenca del río Balsas, que llega a Arcelia hacia el oeste, la parte sur de los estados de México y Morelos hacia el norte y Chi- lapa hacia el sureste. En ese estilo se ta- llaron figurillas antropomorfas y másca- ras; animales: jaguares, ranas, monos y pájaros; representaciones de templos;

DOSIER

herramientas: hachas, cinceles, punzo- nes y pulidores; cuentas de piedra verde y orejeras. Originalmente, Covarrubias llamó a este estilo, y al área que abarca, Mezcala, por estar la población de este nombre aproximadamente en el centro de su área de distribución. Ahora, gra- cias a las investigaciones llevadas a cabo por la arqueóloga Rosa Ma. Reyna Ro- bles durante muchos años, sabemos mu- cho más de esta área que sobre cualquier otra en Guerrero (Reyna Robles, 2000). Ella ha logrado determinar que “Mezca- la” es mucho más que un mero estilo ar- tístico; los objetos tallados en piedra se encuentran asociados consistentemente a la cerámica Blanco Granular y, lo que es muy importante, a un estilo arquitec- tónico caracterizado por patios hundi- dos, edificios porticados –abiertos de un lado y con techos planos sostenidos por columnas– y taludes y tableros decora- dos con clavos empotrados. La conjuga- ción de este complejo, formado por una tradición de lítica pulida, cerámica y ar- quitectura, permite en palabras de Rosa Ma. Reyna conocer a esta área como una “cultura arqueológica”.

conocer a esta área como una “cultura arqueológica”. La cultura Mezcala es más que un estilo

La cultura Mezcala es más que un estilo plasmado en objetos. Se le asocia con un estilo arquitectóni- co que se caracteriza, entre otros rasgos, por el uso de taludes y tableros decorados con clavos em- potrados, como este ejemplo de La Organera-Xochipala, Guerrero.

lA épocA prehispánicA en guerrero / 33

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

DOSIER

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces DOSIER Un rasgo que llama la atención en Gue- rrero

Un rasgo que llama la atención en Gue- rrero durante esta época es la construc- ción de arcos y bóvedas falsas, tipo maya, los que se han localizado en La Organe- ra-Xochipala, en Oztotitlán, cerca de Teloloapan, en Tehuehuetla, en Chilpan- cingo, en el sur de Morelos y en Teopan- tecuanitlán y sus cercanías. En 1977 in- vestigué La Organera-Xochipala y propuse que la presencia de las bóvedas se debió a que Xochipala se encontraba en una ruta entre el área maya y el Altipla- no Central, después de la caída de Teoti- huacán, dando por hecho que todas las bóvedas de Guerrero correspondían al Clásico Tardío. Pero Rosa Ma. Reyna y Guadalupe Martínez excavaron el sitio de Coovisur, en Chilpancingo, donde apare- ció una tumba de bóveda falsa y, como ofrenda al muerto, vasijas con iconogra- fía olmeca, lo que ubica la tumba alrede- dor de 500 a.C. o antes. Esta bóveda, en- tonces, es tan antigua, o más, que la más antigua conocida del área maya, en Calak- mul, Campeche. Las bóvedas de La Or- ganera-Xochipala sí son del Clásico Tar- dío y es posible que reflejen una tradición arquitectónica establecida en Guerrero desde el Preclásico o que sean parte de un conjunto de elementos que llegaron des- de el área maya hasta Xochicalco, More- los, durante el Clásico. La extensión de su distribución, que coincide con otros ele- mentos de la cultura Mezcala, también po- dría indicar que se trata de otro elemento característico de esta cultura.

34 / ArqueologíA MexicAnA

característico de esta cultura. 34 / ArqueologíA MexicAnA Desde el Preclásico apareció en Gue- rrero una
Desde el Preclásico apareció en Gue- rrero una tradición de tallado de objetos de piedra
Desde el Preclásico apareció en Gue-
rrero una tradición de tallado de objetos
de piedra pulida, como figuras humanas
completas, máscaras y templos, los que
se caracterizan por ser esquemáticos y
estilizados. Ese estilo, con variantes que
indican distintas épocas, sobrevivió por
varios siglos y se le conoce como Mez-
cala. Museo Regional de Guerrero.
Fotos: MArco Antonio pAcheco / rAíces

cada vez que un arqueólogo mete una pala o una cucharilla al suelo de guerrero encuentra sorpresas, las que dan un giro a las hipótesis sobre la arqueología mesoamericana. Apenas hemos tocado la superficie de la riqueza arqueológica de guerrero; aún hay trabajo para muchas generaciones de arqueólogos.

aún hay trabajo para muchas generaciones de arqueólogos. Bóveda falsa en La Organera-Xochipala, Guerrero. Pertenece

Bóveda falsa en La Organera-Xochipala, Guerrero. Pertenece al Clásico Tardío y es posible que refle- je una tradición arquitectónica establecida en Guerrero desde el Preclásico. Se trata de otro de los ras- gos característicos de la cultura Mezcala.

DOSIER

El Posclásico

Se ha realizado poca arqueología relacio- nada con este periodo (900-1500 d.C.), po- siblemente porque está mejor cubierto en las fuentes, especialmente respecto al si- glo xv, cuando tuvieron lugar las conquistas aztecas. La tradi- ción lítica del área Mezcala continuó sin muchos cam- bios; en el Templo Mayor de Tenochtitlan se han encontrado muchas figuras y máscaras. También se siguió fabricando la cerámica Blan- co Granular, aunque al parecer ya no lle- gó al Centro de México. En el Norte, Tierra Caliente y el Cen- tro apareció una nueva cerámica llama- da Yestla-Naranjo, nombre que viene del área donde se identificó primero, cerca de Tlacotepec. Se trata de caje- tes y molcajetes trípodes, con sopor- tes hemisféricos ya sea alargados y huecos con una bolita de barro aden- tro que suena, de cabeza de serpien- te o de estribo. Están decorados con lí- neas paralelas combinadas con figuras geométricas –triángulos, xicalcoliuhquis y círculos sencillos y concéntricos–, pinta- dos en negro o negro y rojo sobre un fon- do anaranjado, tanto en el exterior como

en el borde interior. Esta vajilla apareció desde finales del Clásico Tardío, alrededor de 800 d.C., y llegó a ser una de las cerá- micas más comunes durante el Posclásico Temprano (900-1200 d.C.). Como apareció repentinamente, in- crustándose dentro del complejo Mezca- la, parece haber estado relacionada con la llegada de un grupo nuevo a la región, pro- bablemente los chontales. Robert Barlow señala que para los aztecas, “chontal” que-

idioma que

que no se escribe

hablan en la garganta

ría decir, despectivamente: “

porque no se pronuncia”. El mismo Bar- low consideró que hay evidencia de que los chontales llegaron a establecerse, como cuña, en medio de una población muy am- plia de matlatzincas, que se extendía des- de el sur del estado de México hasta Tlaco- zoltitlán, Guerrero; esto pudo haber ocurrido hacia 1250 d.C. o incluso antes, si es que la cerámica Yestla-Naranjo co- rresponde a este grupo. Más al poniente vivieron grupos como los itzucos y los ma- zatecos, de los que, al igual que con los chontales, no tenemos datos sobre sus len-

guas. Así como había islas de hablantes de matlatzinca en toda esta región, también en algunos sitios se han encontrado frag- mentos de cerámica Rojo-sobre-Blanco, muy similar a la cerámica atribuida a los

Al sur del río Balsas había grupos que hablaban cuitlateco, que abarcaban desde San Miguel Totolapan hasta la Costa Gran- de, en las cercanías de Atoyac y de Coyu- ca. Del lado oriente del estado, al sur de

Chilapa, en la cuenca de los ríos Azul y Pa- pagayo, se encontraba el señorío independiente de Yopitzingo, cuyos habitantes, los yopes, posiblemente hablaban un dialecto del tlapaneco, idioma que hoy se habla en la Montaña. No se sabe nada de la arqueología de esta región. Gracias al trabajo de Barlow con las fuentes del siglo xvi, sabemos que los az- tecas de la Triple Alianza comenzaron a incursionar en Guerrero desde el reina- do de Itzcóatl (1433-1440 d.C.), quien conquistó a los chontales de Cocula, Teloloapan, Tetela, Cuetzalan, Iguala y Tepecoacuilco. No pudo conquis- tar a los chontales al poniente de Taxco, mientras que al oriente que- daron libres Oapa y Tlacozoltitlán. A su muerte, en 1440, Moctezuma Ihuilca- mina (1440-1469) conquistó Tlacozoltitlán

y estableció una guarnición cerca de Chila-

pa, en 1458, para vigilar la frontera con el señorío de Yopitzingo. Con la ayuda de tez- cocanos, Moctezuma reconquistó varios pueblos chontales, como Teloloapan, y se apoderó de Coatepec, Acapetlahuaya y Oz- tuma, dejando muchos muertos. En tierra chontal sólo permaneció independiente Alahuiztlán. Por el lado de la Mixteca, in- cursionó hasta Olinalá, partiendo desde Izúcar. Oztuma se había rebelado, pero Axayácatl (1469-1481) lo reconquistó. Tí- zoc (1481-1486 d.C.) reanudó el empuje az- teca hacia los cuitlatecos y tepuztecos del sur, y para el final de su reinado posiblemen- te había llegado hasta Zumpango. Final- mente, Ahuítzotl (1486-1503) puso fin, de una vez por todas, a la resistencia chontal de Alahuiztlán y Oztuma, que se había re- belado otra vez. En 1487 llevó a cabo una impresionante matanza de más de 42 000 chontales y se llevó presos a 2 200 para sa-

crificarlos. Esto fue el fin de la nación chon- tal, razón por la que sabemos tan poco acer- cadeellos.Losaztecasatravesaronentonces

la sierra para llegar a la Costa Grande, y con-

quistaron la provincia de Cihuatlán. Al pa- recer, su intención era rodear a los tarascos por la costa, pero llegó la conquista espa- ñola y no pudieron culminar su plan.

la conquista espa- ñola y no pudieron culminar su plan. La cerámica Yestla-Naranjo fue una de

La cerámica Yestla-Naranjo fue una de las más comunes en Guerrero durante el Pos- clásico Temprano. Al parecer, su aparición se relaciona con la llegada de los chontales a la región. Museo Regional de Guerrero.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

Regional de Guerrero. Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces La Triple Alianza conquistó varios poblados de

La Triple Alianza conquistó varios poblados de Guerrero. En la Matrícula de Tributos se regis- traron las provincias sometidas y los produc- tos que se debían entregar. Matrícula de Tribu- tos, lám. 17.

Foto: rAMón viñAs / bnAh / cncA-inAh-Mex

matlatzincas del valle de Toluca. Posterior- mente, quizá alrededor de 1250 d.C., otro grupo, que hablaba un dialecto nahua, los coixca, llegó a ocupar el área oriental de los chontales y los matlatzincas.

lA épocA prehispánicA en guerrero / 35

cronología prehispánica de guerrero

Aztecas Oztuma Códice Mendocino, f. 18r. Vasija. Alahuiztlan Figurilla. Templo Mayor de Tenochtitlan. Ñuiñe
Aztecas
Oztuma
Códice
Mendocino, f. 18r.
Vasija.
Alahuiztlan
Figurilla.
Templo Mayor
de Tenochtitlan.
Ñuiñe
Yestla-Naranjo
MEZCALA
Cajete trípode.
Vasija.
Acapulco
Estela. Piedra
Labrada.
XOCHIPALA
Estela.
Tepecoacuilco.
CuETLAJuCHITLAN
Botellón.
TEOPANTECuANITLáN
Pintura
rupestre.
Escultura 4.
Juxtlahuaca
Oxtotitlán
Chilapa
Vasija. Capacha.
Puerto Marqués
(cerámica Pox)
Cerámica tipo Mecedora.
PreClásiCo teMPrano
(2500-900 a.C.)
PreClásiCo Medio
(900-300 a.C.)
PreClásiCo tardío
(300 a.C.-300 d.C.)
ClásiCo teMPrano
(300-600 d.C.)
ClásiCo tardío
(600-900 d.C.)
PosClásiCo
(900-1521 d.C.)

36 / ArqueologíA MexicAnA

inForMAción: pAul schMidt. Fotos: MArco Antonio pAcheco / rAíces; pAul schMidt

DOSIER

Localizadas en la zona del bajo Balsas, en Guerrero, paletas como ésta –asociadas a grupos de la tradición hohokam del suroeste de Estados Uni- dos– parecen indicar contacto de Guerrero con aquella distante región. mna.

Foto: MArco Antonio pAcheco / rAíces

los Enigmas y El fuTuro
los Enigmas y El fuTuro

El territorio guerrerense guarda las claves para adelantar en la solución de muchos enigmas y problemas de la arqueología mesoamericana. Hay indicios de posibles restos olmecas tan antiguos como los de la costa del Golfo en Chilapa y las cercanías de Mezcala, lo que tendría implicaciones tanto para la vieja hipótesis de Miguel Co- varrubias como para la polémica acerca de qué elementos son olmecas y si algunos de ellos aparecieron primero en el Golfo o en el Altiplano, o si lo olmeca es una cultu- ra o un estilo que abarca diferentes etnias. No sabemos aún a ciencia cierta la antigüe- dad ni la distribución de las figurillas del estilo Xochipala; si fueron anteriores, contemporáneas o posteriores a las mani- festaciones olmecas. Sigue siendo enigmá- tica la importancia de Guerrero para los mayas del Clásico. ¿Se podría haber origi- nado la bóveda falsa en Guerrero? ¿Cuál fue la importancia de Guerrero para los ma- yas: un lugar de paso hacia el centro duran- te el Clásico Tardío, o un posible provee- dor de materias primas, como piedra verde? ¿Hay jadeíta en Guerrero? Por las fuentes sabemos que los aztecas conquistaron mu- chas partes de Guerrero y que los yopes, en los alrededores de Acapulco y Tierra Colo- rada, eran una fuerza que los aztecas respe- taban; sin embargo, hasta la fecha no se ha investigado algún sitio azteca ni yope en Guerrero. Por último, ¿las paletas del bajo Balsas indican contacto o intercambio con algún grupo o grupos de la tradición ho- hokam del suroeste de Estados Unidos? Son muchísimos más los problemas cla- ve que hemos identificado, los que even- tualmente se irán resolviendo con más ex- ploración e investigación. Las áreas de las cuales sabemos más son principalmente el

Vasija localizada en Tezahuapa, Tixtla, Guerre- ro. Su inusual forma sugiere la existencia de con- tactos con Sudamérica, durante el Preclásico.

Foto: Archivo pAul schMidt

durante el Preclásico. Foto: Archivo pAul schMidt La riqueza arqueológica de Guerrero apenas se vislumbra.

La riqueza arqueológica de Guerrero apenas se vislumbra. Muchos grandes sitios, como Piedra Labrada –de donde procede esta este- la– aguardan su investigación y protección.

Foto: José estebAn

centro, la Tierra Caliente y el norte del es- tado. Se conoce muy poco de la Costa Grande y casi no hay nada de investigación sobre la Costa Chica, la Montaña y la sie- rra. Cada vez que un arqueólogo mete una pala o una cucharilla al suelo encuentra sor- presas, las que dan un giro a nuestras hipó- tesis sobre la arqueología mesoamericana. Esto es lo que sucedió hace apenas un par de años en un proyecto de salvamento cuando se iban a colocar las torres para una línea eléctrica entre Chilpancingo y Chila- pa; en un sitio cerca de Tixtla se descubrie- ron varias vasijas de formas inéditas en Mesoamérica, formas que sugieren posi- bles contactos con Sudamérica durante el Preclásico. Sabemos que hay muchos sitios monu-

mentales–comoPiedraLabrada,enlaCos-

ta Chica, Contlalco, en Tlapa, y muchas más– que están siendo saqueados sistemá- ticamente. Apenas hemos tocado la super- ficie de la riqueza arqueológica de Gue- rrero; aún hay trabajo para muchas generaciones de arqueólogos.

aún hay trabajo para muchas generaciones de arqueólogos. Paul Schmidt Schoenberg. Doctor en antropología por la

Paul Schmidt Schoenberg. Doctor en antropología por la Tulane University. Ha realizado investigación arqueológica en varias regiones, principalmente en Guerrero. Investigador del iia, unam, donde tiene a su cargo el proyecto de “Arqueología de superficie Chilapa-Zitlala, Guerrero”.

Para leer más…

Niederberger, Christine y Rosa Ma. Reyna Robles (eds.), El pasado arqueológico de Guerrero, Centro Francés de Estudios Mexicanos y Centroamericanos/Gobierno del Estado de Guerrero/inah, México, 2002. Reyna Robles, Rosa Ma., “Guerrero y la cultura arqueo- lógica Mezcala”, en Arqueología Mexicana, vol. II, núm. 41, 2000, pp. 68-73. Schmidt Schoenberg, Paul, y Jaime Litvak King, “Proble- mas y perspectivas de la arqueología en Guerrero”, en Roberto Cervantes Delgado (ed.), Primer Coloquio deArqueologíayEtnohistoriadelEstadodeGuerrero, inah/ Gobierno del Estado de Guerrero, México, 1986, pp. 27-51.

lA épocA prehispánicA en guerrero / 37