Sie sind auf Seite 1von 4
UNIVERSIDAD FERMÍN TORO VICE RECTORADO ACADÉMICO FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS ESCUELA DE DERECHO

UNIVERSIDAD FERMÍN TORO VICE RECTORADO ACADÉMICO FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS ESCUELA DE DERECHO

CODIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL (Estructura actual y proyecto de reforma)
CODIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL
(Estructura actual y proyecto de reforma)

Realizado por:

Angel Garcia

C.I. Nº 24.166.813

El Código de Procedimiento Civil es el conjunto de pautas que guía el acceso a la justicia en Venezuela desde 1986 y que se ha mantenido, con escasas modificaciones incluyendo su última reforma antes de 1999, rigiendo los procedimientos judiciales civiles y mercantiles del país.

Sin embargo, son numerosas las críticas que claman por una reforma sustancial del texto legal para adecuarlo a la Constitución de la República de Venezuela (1999) la cual contiene supuestos referidos al acceso a la justicia, a la tutela judicial efectiva y al debido proceso para cuya aplicación se ha debido recurrir a la jurisprudencia, mostrando sus efectos sobre el Código de Procedimiento Civil.

En este orden de ideas, para el año 2014 fue propuesto y aprobado en primera
En este orden de ideas, para el año 2014 fue propuesto y aprobado en
primera discusión, una iniciativa legislativa de la Sala de Casación Civil del
Tribunal Supremo de Justicia otorgada a este Poder con base en el artículo 264
numeral 4 de nuestra Carta Magna. Dicha la iniciativa se corresponde con las
leyes relativas a la organización y procedimiento judicial, pretendiendo realizar
transformaciones medulares del proceso existente al tiempo de prescindir de las
formalidades que los proponentes consideran “excesivas en los procedimientos
especiales entorpeciendo el encuentro de la verdad".

Por su parte, Blanco (2017) Explicó que a través de este nuevo instrumento jurídico, se rescataran figuras como la del juez de mediación, el cual guiará el acto de autocomposición procesal entre las partes en disputa para llegar a una decisión. Se trata, a decir del magistrado citado, “de mejorar el Código de Procedimiento Civil vigente y ajustarlo a las necesidades del país, con la inclusión de un sistema mixto, entre la oralidad y la forma tradicional escrita, con los jueces como protagonistas mediadores entre las partes.

Otros aspectos resaltantes del proyecto del CPC plantean abreviar los procesos mediante un procedimiento oral, expedito y público, promoviendo los medios alternativos de resolución de conflictos, con miras a garantizar a los

ciudadanos una tutela judicial efectiva que se corresponda con la situación actual del país.

Además, vislumbra cambiar el prototipo del juez civil venezolano para hacerlo proactivo, humanitario, comprensible, visible y comprometido con la sociedad y las transformaciones sociales del país. También subraya: sustituir el principio de la escritura al de la oralidad; reconocer la jurisdicción y su competencia como asuntos procesales que debe ser revisado por el juez de la audiencia preliminar; otorgar facultades al juez; crear Circuitos Judiciales Civiles; incorporar la Defensoría Pública e implementar medios alternativos de resolución de conflictos. Para Mujica (2016) la reforma planteada pretende consolidar de forma integral y metódica cambios ineludibles, adecuando el procedimiento civil venezolano, a los principios y garantías constitucionales señaladas en el artículo 257 de la CRBV para la simplificación del proceso civil, por razón de procedimiento breves, orales sin formalismos inútiles o dilaciones indebidas, respondiendo así con el cumplimiento del debido proceso del art. 49 y la tutela judicial efectiva del art. 26 ambos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En consecuencia, otro sector del país compuesto por

En consecuencia, otro sector del país compuesto por prominentes juristas venezolanos como Mármol (2017) resalta que los artículos del proyecto de reforma que consagran principios socialistas son inconstitucionales, y que no deberían ser aprobados por el poder legislativo. Resulta indiscutible que cuando los poderes están controlados políticamente por el partido de gobierno, no existe autonomía y las posibilidades de obtener una justicia independiente se aparta aún más del ciudadano común.

A pesar de las posiciones encontradas en torno al Código de Procedimiento Civil vigente posee reconocidas virtudes resaltadas por conocedores del derecho entre las cuales se destacan: un juez debe dirigir la acción interviniendo con

marcados límites, a fin de evitar desnaturalizar la naturaleza del proceso. Si bien es cierto, que para afrontar las diversas dificultades que han puesto obstáculos a la celeridad y la eficacia propias de este tipo de asuntos, hay que realizar ajustes el texto adjetivo, siempre y cuando se logre una norma adecuada para favorece el acceso de administración de justicia por parte del ciudadano, se facilita la gestión del los derechos de justicia y establezcan dispositivos para que los habitantes se sientan protegidos dentro del aparato jurisdiccional.

Referencias Alsina, H. (2010) Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y Comercial. Mujica, H.
Referencias
Alsina, H. (2010) Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y
Comercial.
Mujica, H. (2000) Derecho Procesal Civil, Tomo II, Colección Ciencias
Jurídicas, Tercera Edición, UCV
sigmagrupo.com/ /reforma-del-codigo-de-procedimiento-civil-y-su-
exposición
Mármol, R, (2014). Introducción al Derecho Procesal Civil. Edit. Ad-hoc.