Sie sind auf Seite 1von 178

World

Customize
Creator
Tagami Yuusuke, tras escuchar una voz misteriosa, aparece en otro mun-
do distinto al suyo, Kaltcio. Él tan solo era un joven japonés amante de
los videojuegos, pero el Destino decide convertirlo en el «Dios Malvado
de la Calamidad» de ese mundo, otorgándole la habilidad de crear y
personalizar cualquier cosa a su antojo, como si estuviera precisamente
en el modo creativo de un videojuego.
3

ADVERTENCIA DE CONTENIDO: En esta obra se narran actos de crueldad, no es apta para personas
sensibles. Lean bajo su propia discreción.

La siguiente traducción del volumen 2 de la novela ligera japonesa con el título World Customize
Creator (ワ–ルド・カスタマイズ・クリエ–タ–) es una traducción de fans para fans hecha por el grupo
PrinceScans, la cual en ninguna manera pretende ser la oficial y puede ser adquirida de manera com-
pletamente GRATIS en: princescans.blogspot.com.

PrinceScans no pide donaciones, ni ningún otro requerimiento para descargar estas traducciones, es
decir que si pagaste por esto has sido estafado. Lo único que pedimos es que no roben los créditos
y no saquen este PDF fuera de nuestra página, si quieren compartirlo solo pongan un link a nuestra
página, como dicen nuestras REGLAS. Por favor, notifíquennos si ven nuestro trabajo siendo usado
con fines monetarios.

Todos los derechos del contenido de este PDF pertenecen a su autor, Hero Tenki (ヘロー 天気), y las
ilustraciones de la portada y los capítulos a Hatori Kyoka (匈歌 ハトリ). PrinceScans solo ha traducido
y editado en español a partir de una previa traducción al inglés.

Recalcando de nuevo, esta es una traducción hecha de manera totalmente altruista por fans, NO
ES LA TRADUCCIÓN OFICIAL. Recomendamos siempre que es mejor comprar el libro original para
apoyar al autor.

Para más PDF de la novela como este, visiten: princescans.blogspot.com.


ÍNDICE

Personajes principales 5

Capítulo 18. Un trotamundos desvalido 6

Capítulo 19. El verdadero estado de Blue Garden 13

Capítulo 20. Giro de los acontecimientos 19

Capítulo 21. La petición de Zeshald 27

Capítulo 22. Festival de la Cosecha 33

Capítulo 23. «Espejo de Agua» 47

Capítulo 24. Fortaleza Diernuk 55

Capítulo 25. Sombra blanca 61

Capítulo 26. Rugido de Dios Malvado 70

Capítulo 27. Error de cálculo 85

Capítulo 28. El aviso de Shinja 93

Capítulo 29. La vuelta a casa del Cuerpo Oscuro 103

Capítulo 30. Misión completada 108

Capítulo 31. De ahora en adelante 114

Capítulo 32. Un fantasma en el distrito de clase media (I) 120

Capítulo 33. Un fantasma en el distrito de clase media (I) 126

Capítulo 34. Paz efímera 132

Capítulo 35. Alboroto a medianoche 137

Capítulo 36. La sombra conspiradora 143

Capítulo 37. Señales en el viento 149

Capítulo 38. La bestia blanca 155

Capítulo 39. Sucesos en los pueblos desvalidos 164

Capítulo 40. Llamas, colmillos y una ciudad bajo tierra 169


REI
FOLD
Ev
asiv
oc omonadieconsut
écni
cade PERSONAJESPRI
NCI
PALES
ar
tesaér
easdelt
ipocomuni
caci
ón.Es
unespí
adobleal
serv
ici
odeFonkr
ank.

SHI
NJA SUN
Desval
idadelpuebl
odeRuf k.
Desvali
dodeGaz zett
a
AyudabaaZ es
haldensucon-
quec ombatear
mado
sult
amédicayai nv
est
igarel
conunaenor mees pada
DiosMalvado.
deplati
no.Yuusukes elo
encuentr
aheri
do,los ana
yledaunl ugardonde YUUSUKE
ref
ugiars
e.
Protagonist
adel ahis
tori
a.Apareci
óen
Kaltci
oenc arnandoalDiosMal v
adode
l
aCal amidad.Tienelahabili
dadúnica
ZESHALD demani pulars uentorno,[ Cr
eaci
ón
Personali
zada].Eselc
apitándelCuerpo
Usuari
odear tesacuáti
casdelti
po
Os c
uroyunhér oeenF onkrank.
cur
aciónquehac í
ademédi copara
l
osdes v
alidosdelpueblodeRufk.
Confabuladoc onelReyEsbovus,
seinltr
óenBl ueGarden.
RI
SHA
Esl
ar ei
naylasacerdotisadelagua VI
OLET
enBlueGarden.Ami gadel ainfan- Pri
ncesadeSancAdi et,que
ci
adeShi nj
a,per
sigueuni dealde podríaserdescendenci
adel
est
adodondenos edi s
ti
ngaent re DiosdelF uego.Sueleser
l
osdes v
ali
dosylosus uari
osde bastanteegoístays uper-
ar
tesdivi
nas. sonali
dadesmásbi ende
FONKE VERMEER extr
emos .

CUERPO OSCURO
Cuer
pomi
l
it
ardeF
onkr
ank.

BELUSHA
Ases
inaquequer
íamat
araZes
hal
d.
Lall
amanlaMujerdeHiel
o.
AI
SHA SHAHI
D I
SOTT
A
6

CAPÍTULO 18.
Un trotamundos desvalido

Los padres de Isotta eran desvalidos. Si una usuario de artes divinas quedaba embarazada de un des-
valido, por lo general, o bien optaba por un aborto, o bien se entregaba el niño recién nacido a unos
padres desvalidos para que lo criasen. Del mismo modo, si un desvalido concibía un hijo bendecido
por uno de los dioses, era entregado a una familia de usuarios de artes divinas.

En el caso de Isotta, sus padres no encontraron a ningún usuario de artes divinas que pudiera criarla.
Como sus padres vivían en las afueras, creyeron que ella sería aceptada en la sociedad una vez fuera
una adulta y pudiera vivir en la ciudad.

Isotta era la única con el pelo y ojos verdes entre los niños con cabello blanco, por lo que no pudo
integrarse con facilidad, así que creció siendo un poco introvertida.

En la sociedad, hasta que un niño no crecía y se convertía en un adulto, era tratado por la condición
social de sus padres. En el caso de que un niño bendecido por alguno de los dioses fuera criado por
padres desvalidos, al convertirse en un adulto, solo el niño bendecido recibiría los beneficios. Isotta se
unió a los cuerpos divinos tan pronto como tuvo la edad, para poder mantener a sus ancianos padres.

Fue seleccionada como miembro del cuerpo del Dios Oscuro y gracias a eso comenzó a obtener un
sueldo. Tenía la intención de utilizar el dinero para ayudar a sus padres, quienes no podían trabajar
debido a un accidente que sufrieron. Sin embargo, no le bastaba con el sueldo de miembro de los
cuerpos divinos, tenía que ser una élite.

A pesar de ser parte de uno de los cuerpos divinos, solo podía serlo por un tiempo, ya que había
obtenido esa posición por pura suerte ya que era la única usuaria de artes de viento del tipo comu-
nicación en ese momento.

Isotta se sentía incómoda, tenía miedo de que la obligasen a salir del cuerpo del Dios Oscuro si
llegaba a saberse que vivía con desvalidos. Mientras hablaban en la puerta de su casa, la mente de
Isotta estaba confundida pensando en sus padres y en lo que pasaría una vez que invitara a entrar a
Yuusuke a su casa. Finalmente, ella decidió decírselo todo a Yuusuke.

“Así que es eso.”

Yuusuke dejó de hablar. Isotta apenas podía mantenerse en pie a causa de la tensión, pero después
de ver a Yuusuke, sentía que él era diferente de las otras personas en el palacio.

“Ehhh, entonces es un viajero.”

Los padres de Isotta lo invitaron a entrar y Yuusuke aceptó. Después de disculparse por entrometerse
en su casa empezó a escuchar la historia del viajero herido.

Lo habían llevado a esa casa debido a sus múltiples heridas, todo eso ocurrió mientras que Yuusuke
estaba siendo convocado para servir al palacio. Fue herido al intentar proteger la granja de los padres
7

de Isotta del ataque de una bestia demoníaca. Se hacía llamar Shinja, un viajero desvalido que vagaba
por diferentes países.

Los padres de Isotta no tenían suficiente dinero para llamar a un usuario de artes divinas acuáticas
de tipo curación para tratar a este hombre. Por otra parte, ningún usuario de artes divinas de agua
estaría interesado en viajar hasta el distrito de los desvalidos para sanar a un viajero sospechoso. Los
padres de Isotta ofrecieron a Shinja quedarse en su casa mientras se recuperaba de sus heridas, y él
aceptó.

En este mundo los viajeros no eran nada raros. Sin embargo, un desvalido viajero ya era algo más
extraño. Y lo que aún era más extraño era que él blandía una espada. Al menos en Fonkrank, excepto
para cazar, los desvalidos casi nunca llevaban ningún tipo de armas, por lo que este tipo traía sospe-
chas a todas las personas del lugar.

“¿Es esa espada real?”

“... Ah, sí lo es. ¿Es que duda de mí?”

Shinja supuso que Yuusuke estaba siendo cauteloso porque iba armado. Después de todo, los usua-
rios de artes divinas consideraban a los desvalidos como seres sin poder, que no podían lograr nada
por mucho que lo intentaran. Esta idea estaba especialmente arraigada en Fonkrank, donde se regían
por un sistema de castas.

Por lo tanto, algo como un desvalido viajando armado en la capital no podía ser pasado por alto por
ningún caballero o guardia de Fonkrank, por no hablar de un élite que era alabado como un héroe.

“No es eso. Nunca antes había visto una espada así.”

Shinja dudaba de que Yuusuke estuviera fascinado por la espada. De una forma u otra, Yuusuke no
mostró ninguna señal de investigarlo, tampoco podía percibir un aura que recordara de antes, como
cuando alguien escondía a sus secuaces en los alrededores.

En ese momento, la madre de Isotta trajo un poco de té diciendo:

“Gracias por cuidar siempre de mi hija. Por favor, disfrute de este té como una muestra de agrade-
cimiento”.

“Ah, gracias.”

Yuusuke tomó el vaso y bebió el té. Al verlo, las dudas de Shinja se convirtieron en interés al ver a
Yuusuke disfrutando del té. El chico frente a él había inclinado la cabeza ante una anciana desvalida,
y había bebido el té barato que esta le había ofrecido sin ninguna duda. Shinja no pudo detectar
ningún rastro de discriminación en los actos de Yuusuke. Casi no había usuarios de artes divinas que
no mostraran superioridad frente a un desvalido.

“¿... Puedo verla un momento?”

Shinja tendió la gran espada, que había apoyado en la pared, a Yuusuke. Al ver una espada real por
primera vez, Yuusuke la recibió encantado. Era una espada pesada para sujetar con dos manos que
medía dos metros de largo.
8

“¿Hmm? ¿Está rota? “

“Hmm, ¿lo ha notado con solo sostenerla?”

Yuusuke abrió de inmediato el menú de personalización después de tocar la espada y confirmó que
la espada estaba rota por la mitad. Los materiales de los que estaba hecha esta enorme espada de
plata eran aún más raros que los de un Shouka, el cristal-moneda. Yuusuke también se dio cuenta de
que a la hoja le faltaban un montón de puntos en la ventana de parámetros de batalla de la pantalla
de personalización.

“Esta espada, ¿se rompió en la batalla con aquellos animales que atacaron la granja?”

“No... Antes de entrar al reino de Fonkrank, estuve vagando por el territorio de Blue Garden. La es-
pada se rompió cuando tuve que luchar contra esos tipos.”

Viajó a través de Blue Garden, principalmente a través de los bosques, tratando de evitar las carre-
teras principales tanto como fuera posible. Al cruzar la frontera del país, en una ocasión se encontró
con un pequeño grupo de guerreros que parecían ser los que habían dañado la espada. Isotta escu-
chaba su relato con los ojos abiertos del asombro, y Yuusuke se ofreció a arreglar la espada.

“¿Te importa si la reparo? Parece ser una espada de buena calidad pero creo que puedo añadirle
también unos cuantos encantamientos.”

Isotta se sorprendió al escuchar su conversación, no pudo ignorar la enorme cantidad de pistas sobre
el origen de este misterioso viajero. Yuusuke, sin embargo, no mostró emociones de sospecha, lo que
despertó el interés de Shinja aún más.

Cualquiera que tuviera una posición militar, después de oír esta historia, lo habría relacionado con
un lugar el cual Yuusuke todavía no conocía. Debido a que Shinja no sabía de Yuusuke, interpretó
la ignorancia de Yuusuke como una alta tolerancia. Si bien no era necesariamente un error, era un
malentendido.

Sabiendo que el héroe de la Fortaleza Gearhawk estaba delante de él y con ganas de ver su poder de
primera mano, Shinja permitió a Yuusuke reparar la espada.

Yuusuke estuvo observando el menú de personalización por un tiempo, y después de mirar las opcio-
nes de personalización disponibles, le hizo una variedad de preguntas a Shinja.

“Así es... para matar a un ser humano, creo que la espada debe ser más ligera, pero si llegara a ser
muy ligera su poder se debilitaría.”

A Shinja no le gustaba que espada estuviera centrada en el asesinato, por lo que pidió dejar las
propiedades ofensivas sin cambios. En vez de la probabilidad de matar, quería que la potencia de la
espada estuviera al máximo para la lucha. Por lo que pidió establecer los más altos parámetros de
resistencia en la hoja.

Por otra parte, que la espada ganaría velocidad de ataque y, teniendo en cuenta que el viajero era
una persona solitaria, también estaría encantada con habilidades de recuperación de fuerza y salud.

Shinja observó a Yuusuke, que estaba moviendo el dedo en el aire frente a la espada rota mientras
9

le hacía varias preguntas sobre sus preferencias para la batalla, como un usuario de artes divinas de
tipo artesanía haría esas preguntas para que el cliente se relajase mientras movía el dedo como una
forma de aumentar su concentración.

Para estos artesanos las preguntas que hacían no eran importantes. La reparación de una espada rota
requería mucha concentración, por eso hablaba con la persona que estaba enfrente suyo. Ahora que
lo pensaba, el artesano que le hizo a mano esta espada también era una persona muy habladora, solo
dejaba de hablar cuando tenía que concentrarse mucho.

“Hmm, esto debería arreglarlo... Ejecutar.”

La gran espada de plata fue envuelta en una luz. Isotta ya estaba acostumbrada a esta luz y vio la
personalización con una expresión de admiración en su rostro, mientras que sus padres estaban fas-
cinados por los efectos de luz.

Para Shinja, después de haber viajado por varios países y visto varias artes divinas, también era la
primera vez que veía este efecto. Después de un tiempo, la luz se desvaneció, dejando solo las partí-
culas brillantes revoloteando en el aire, y en el suelo una gran espada con una brillante hoja de plata.

“Añadí un efecto curativo por si acaso. Creo que debería ser capaz de curar sus heridas actuales.”

“¿Un efecto de curación?”

Shinja dudó de las palabras de Yuusuke y recogió la espada. En el momento en que la tocó, sintió un
poder creciendo por todo su cuerpo y las heridas de repente comenzaron a arder y picar.

“Esto es...!”

Al desatar el vendaje, Shinja vio que su herida que iba desde la espalda hasta el pecho formando
una línea, se cerraba lentamente. El efecto curativo se podía comparar a la habilidad de un usuario
de artes divinas del agua habilidoso, pero Shinja no pudo ocultar su asombro al ver que su preciada
espada tenía tal efecto.

“En primer lugar, conforme a lo que solicitó, he dejado el poder de ataque sin cambios, luego he
mejorado la velocidad de ataque y la resistencia.”

“Conforme a lo que solicité...”

Yuusuke propuso a Shinja probar las mejoras en la espada ya que él estaba inspeccionando la condi-
ción de la hoja. Pero en primer lugar, la espada fue entregada a los padres de Isotta, por lo que sus
lesiones también fueron curadas. Luego Yuusuke salió y, después de encontrar un terreno adecuado,
comenzó la personalización de la tierra para crear un maniquí de entrenamiento.

Mientras tanto, Shinja fue practicando con la espada para conseguir que su cuerpo se acostumbrara
a la velocidad de ataque. La espada obviamente no se había hecho más ligera pero aun así podía
manejarse más rápido.

“El maniquí de entrenamiento está hecho.”

Yuusuke comenzó a mostrar algo que parecía un golem de tierra. Estaba hecho de tierra, pero era
10

tan duro como la roca. Shinja se sorprendió por la repentina aparición del maniquí de entrenamiento,
pero como quería determinar la fuerza de su espada, preguntó:

“¿Puedo probar mi espada en esa cosa?”

“Por supuesto. La espada desde un inicio ya era muy difícil de romper, por lo que no debería haber
ningún problema.”

Yuusuke aseguraba que no había forma de esta espada se rompiera o dañara, aunque Shinja estaba
poco convencido cuando se enfrentó a los maniquís de entrenamiento hechos de tierra y piedras
alineados en un patrón triangular. Shinja bajó la espada y al instante rebanó dos de ellos. Los restos
bisectados giraban en el aire por el poder del corte.

“¡VAYA! ¡Increíble!”

“... Eso me sorprendió. La velocidad de la espada es estupenda.”

Revisando si había algún daño en la hoja de la espada, Shinja no pudo retener su sonrisa y se maravi-
lló de su propio reflejo en la espada. Isotta se escondió detrás de Yuusuke después de presenciar esa
firme sonrisa con un aire salvaje.

Después de quedar maravillado por su espada un rato, Shinja la volvió a meter en la vaina, agradeció
a Yuusuke, y le hizo una pregunta como para comprobar algo.

“Se lo agradezco de todo corazón. Aún así, hacer tanto... por un extranjero como yo... ¿Le parece
bien? Después de todo soy un desvalido.”

“Aaah. Yo no tengo esos prejuicios con la gente. Ayudaste a los padres de mi subordinada. Esta es
mi muestra de gratitud. Vas a aceptarlo, ¿verdad? “

Yuusuke también le pidió que mantuviera en secreto el hecho de que él era un ser capaz de otorgar
varios efectos especiales a los elementos. Shinja sonrió disfrutando de ello desde lo más profundo
de su corazón, con una sonrisa parecida a la de Violet, ya que él comprendió que Yuusuke no estaba
mintiendo.

“Es un usuario de artes divinas interesante. Soy Shinja Trueyard, de Gazzetta. Me gustaría llegar a
tener su fuerza.”

Yuusuke sacudió firmemente la mano derecha de Shinja, quien se la ofreció después de dar las
gracias. Shinja siguió analizando el chico en el que había tomado interés, Yuusuke respondió a su
apretón de manos como una acción ordinaria.

///

Observando una calle de Sanc Adiet que iba envolviéndose gradualmente en la noche, Yuusuke se
dirigió hacia la estación de guardia junto a Isotta. Después de haber tenido su espada arreglada y el
cuerpo recuperado, Shinja dijo que iba a continuar con sus viajes después de pasar la noche en la
ciudad.

“Ahora que lo pienso, la gente del barrio desvalido interactuó sin problemas contigo, Isotta.”
12

“Sí, es... porque yo vivía allí desde que era pequeña.”

Yuusuke le preguntó si había otros guardias que también eran cercanos con los desvalidos. Isotta
respondió moviendo en silencio su cabeza.

“Todo el mundo... teme a los guardias. Cada vez que los usuarios de artes divinas se involucran,
siempre significa problemas.”

“¿Ellos siempre se aprovechan?”

Isotta asintió, moviendo su corta melena verde.

“Hmmmm...”

El sistema de castas se basaba en la fe en los cuatro grandes dioses. La mayoría de las personas eran
capaces de utilizar las artes divinas como una señal de protección de cualquiera de los dioses y las
personas que no podían utilizar las artes divinas se creía que no tenían la protección de ningún Dios.

Debido a que el sistema de castas estaba arraigado tan profundamente en la religión del país, elevar
el estado de las personas desvalidas era un problema muy difícil. Sin embargo, este problema y el
problema de los guardias que no cumplían sus funciones eran dos cosas distintas. Yuusuke creía que
para solucionar los problemas... el control del crimen no tendría que tener en cuenta si se trataba de
un usuario de artes divinas o un desvalido.

“No importan las diferencias sociales que tengan, nadie debe recibir un castigo menor cuando se
trata de la seguridad pública y el orden público.”

“¿Capitán...?”

Así Yuusuke comenzó a pensar profundamente en una forma de hacer que la brecha entre las per-
sonas disminuyese.
13

CAPÍTULO 19.
El verdadero estado de Blue Garden

Antes del amanecer...

A la sombra del enorme muro de protección de la fortaleza de la ciudad de Paula, Zeshald estaba
resumiendo la información que había reunido sobre la situación interna de Blue Garden, mientras
decidía sus próximas acciones de acuerdo con la información sobre el estado actual de Fonkrank, que
había obtenido de un colaborador.

“Ya veo, Yuusuke estuvo genial esta vez. Aún así, incluso con solo escuchar lo que ha hecho... parece
que su poder es tremendo.”

“Aunque me esperaba algo así de él, también me he asombrado.”

Reifold rió a pesar de que él también quedó casi atrapado en la batalla.

En este momento la ciudad-fortaleza de Paula tenía entre manos la restauración de su fuerza de


combate debido a la aniquilación de las Tropas de Viento. Los grupos militares recibieron cientos de
aplicaciones de usuarios de artes divinas para que los contratasen y los reclutasen. Debido a eso, la
vigilancia sobre Zeshald disminuyó con los días.

“Voy a ir a reunirme pronto con la Reina Sacerdotisa Acuática.”

“¿En la capital principal, Cofta?”

Cuando se creó el país, los creyentes del Dios del Agua, Shalnar, fueron a los alrededores del templo
y, finalmente se establecieron allí. Con el tiempo se creó un pequeño reino. La nación era gobernada
oficialmente por una Reina, que tenía un apoyo masivo de sus ciudadanos y residía en el Templo/
Palacio de Shalnar, en el núcleo de Cofta.

Actualmente el país en realidad se gobernaba desde la segunda capital, la ciudad-fortaleza de Paula.


Izapnar, quien era el gobernante de esta ciudad, tenía el control casi absoluto de los asuntos civiles
y militares del país. Se podía decir que el país estaba controlado desde la sala de consejo ubicada en
el nivel subterráneo de la fortaleza.

No había ningún antagonismo entre la Sacerdotisa Acuática, la reina Risha, y el comandante supremo
Izapnar. Sin embargo, esto no significaba que sus puntos de vista y opiniones políticas eran iguales.
Su relación era más de ignorancia mutua, ya que ambas capitales funcionaban independientemente.

Zeshald vio esta situación como una oportunidad que debía aprovechar.

“En ese caso, yo entregaré esta información al otro lado, Fonkrank.”

“Lamento que tengas que hacer esto todo el tiempo.”


14

“No me importa, he recibido una recompensa de Yuusuke.”

“¿Recompensa?”

Reifold sacó una pequeña baratija, similar a un insecto, y se la mostró al confundido Zeshald.

“Este gancho de pesca es increíble.”

///

Casi al mismo tiempo, cuando Yuusuke vio Isotta en las calles de Sanc Adiet, Zeshald caminaba por
la carretera que conducía desde el centro de la ciudad hasta la fortaleza de Paula. La mayoría de
la gente común vivía en el lado norte de la ciudad-fortaleza, un poco lejos del centro de la ciudad.
Mientras que las instalaciones importantes se concentraban en la fortaleza que había sido construida
más abajo del centro de la ciudad.

Paula fue construida a los pies de la Montaña Bouzas, que ocupaba más de la mitad del territorio de
Blue Garden. La fortaleza hacia la que se dirigía Zeshald, era un muro semicircular con una enorme
circunferencia. Su propósito era proteger los ataques hechos desde el reino de Fonkrank. A pesar de
que este camino estaba lejos del centro de la ciudad, había muchos puestos ambulantes en él.

Cada organización de artes divinas tenía sus barrios residenciales y de entrenamiento dentro de estas
paredes. También había civiles y militares usuarios de artes divinas que vivían más lejos del centro de
la ciudad. Debido a esto, había un montón de habitaciones vacías que los militares podían declarar
que pertenecían a tal o cual grupo y utilizarlas con relativa libertad.

“... Hmm.”

Zeshald caminaba por una de esos caminos de puestos de venta móviles, pero se detuvo cuando algo
captó su interés. Varias personas desvalidas que llevaban collares de esclavo estaban amontonadas
alrededor de un puesto. Uno de ellos parecía tener una herida en su pierna. Esta persona se sentó
para tratar de disminuir su dolor, pero estaba visiblemente preocupada por el ligero sangrado.

Zeshald se acercó cautelosamente a ella y sanó la herida con sus artes divinas acuáticas. La mujer, con
una expresión de agradecimiento en su rostro, quería decir algo, pero su expresión cambió ya que
temía ser golpeada por su maestro por hablar sin su permiso.

“¡Es suficiente! Él puede entender sin que le hables.”

“...”

La mujer desvalida bajó la cabeza. En ese momento, un hombre, que parecía ser su amo salió de la
tienda y habló con una voz de mando.

“¿Has hecho algo a mi desvalida?”

“No, vi que una de ellas estaba herida, por lo que la sané.”

“¿¡...?! U-Usted es... ¡Jefe Instructor Zeshald!”


15

Cuando el matón reconoció a Zeshald, los dos cambiaron a toda prisa su actitud. Además de ser un
talentoso y valioso usuario artes divinas acuáticas, Zeshald tenía bastante influencia en Blue Garden.
En medio de todo esto, el dominio de Zeshald de las artes divinas de agua era conocido especialmen-
te por toda la ciudad-fortaleza.

“Oooh, así que eso es lo que pasaba... Pero los esclavos que tenemos ahora no son más que las
sobras.”

“No te preocupes. La curación es mi pasatiempo, así que no importa lo que acabo de hacer.”

Como el comerciante de esclavos dudó acerca de cómo recompensar a Zeshald, el Jefe Instructor, él
agitó la mano diciendo:

“No necesito dinero.”

Después de que el comerciante de esclavos se fuera, llevándose todos los esclavos con él, Zeshald
suspiró mientras pensaba en el trato a los desvalidos en este país.

En un país con un sistema de castas, los desvalidos eran tratados como personas que no habían re-
cibido la bendición de ningún Dios. Sin embargo, en Blue Garden, un país que se enorgullecía de la
igualdad entre los usuarios de artes divinas, los que no podían usar cualquier tipo artes divinas eran
tratados como algo que ni siquiera era humano.

“¡Instructor Jefe Zeshald!”

“¿Hm? Ah, ¿Plausha? ¿Ya estás lo suficientemente saludable para salir?”

“Sí, siento mucho haberlo preocupado... Ya soy capaz de entrenar de nuevo, así que estaré bajo su
cuidado.”

Un cadete usuario de artes divinas saludó a Zeshald. Hacía unos días, de repente tomó un descanso
de su entrenamiento, pero parecía que su objetivo de unirse a la Tropa de Agua no había cambiado.

“Lo decidí hace mucho tiempo, pero mi hermana ya no está aquí.”

“... Ya veo...”

La última vez que supo de su hermana fue en la Fortaleza Gearhawk. Posteriormente, su cuerpo
fue devuelto por Fonkrank. La imagen de Plausha estando atónita ante el cadáver ligeramente des-
trozado de su hermana aún permanecía fresca en la memoria de Zeshald. Para alegrar el ambiente,
Plausha cambió el tema de conversación.

“Por cierto, Jefe Instructor, cuando vivía en Fonkrank, estaba con una gran cantidad de desvalidos.
¿Los usaba para hacer algunos experimentos con las artes divinas del agua?”

“No, yo solo vivía con ellos en su pueblo.”

“¿Eh? ¿Vivía con los desvalidos?”


16

Plausha estaba completamente asombrada de como Zeshald no tenía ni un desvalido en casa.

///

“Este es un problema muy difícil.”

“Parece que sí.”

Al regresar al castillo, Yuusuke informó inmediatamente a Violet de lo que había aprendido ese día.
Mientras él estaba hablando sobre Shinja, el rostro de Violet mostró sorpresa por un instante. El
color de la cara de Krielov cambió y saltó de su asiento, pero fue sujetado por Violet que le prohibió
mencionar esto a nadie.

Por lo tanto, a Yuusuke también le fue prohibido hablar sobre este asunto con nadie. Yuusuke asintió,
aceptando las restricciones siempre que después le dieran una explicación. Creía que se había metido
en algún lío complicado.

Luego discutieron sobre los problemas de los desvalidos y la relación entre los desvalidos y los usuarios
de artes divinas. Violet se cruzó de brazos y respondió a Yuusuke que podría ser difícil dar órdenes a
simples guardias y reformar la opinión pública, ya que esto también involucraba creencias religiosas.

“En primer lugar, tratar de cambiar los fundamentos de un país como Fonkrank nos llevaría a un
desorden total.”

“Supongo que sí.”

“Si eso sucediera, cada uno dependería solo de su propia fuerza, ¿cierto?”

“A juzgar por las estadísticas, nosotros, los usuarios de artes divinas, superamos en número a los
desvalidos. Al final, ellos probablemente serían expuestos a condiciones aún más duras.”

Pensando sobre cómo elevar la posición social y los derechos de los desvalidos dentro del actual
sistema de castas, Krielov pensaba que existía la posibilidad de eliminar los estereotipos sobre los
desvalidos si en las próximas décadas se educaba a los niños dándoles a entender que los desvalidos
también poseían derechos.

Sin embargo, este método era imposible de realizar, ya que seguro que existiría una oposición.

“Aún así, se puede hacer algo respecto al orden público y la discriminación.”

“¿Tiene alguna buena idea?”

“Es muy sencillo. Usando el honor de caballero como excusa, podemos hacer que la actitud de los
guardias en sus labores mejore.”

“¡Oooh, no esperaba menos de un élite! Es una gran idea, pero...”

Una sombra de decepción comenzó a manifestarse en el rostro de Krielov, cuando Yuusuke rechazó
su idea argumentando en tono de disculpa que el honor de caballero no tendría ningún efecto en
17

simples guardias. Utilizaban su salario para vivir y no se podía vivir del honor. Era así de simple.

“Supongo que valoran la vida por encima del orgullo y el honor.”

Si se tuviera que elegir entre la familia y el orgullo propio, la gente común elegiría la familia. Por lo
tanto, la solución tendría que ser adecuado para ellos. Si bien no descartaban que el orgullo y el
honor tuviesen valor, estas personas no podían comer solo con estos.

“Bueno, no es que esté completamente en desacuerdo con su idea.”

“Hmm... sin duda... Nuestro Rey también prefiere la verdad por encima del honor.”

Mientras Krielov se quejaba, pensar en esto hacía que más arrugas aparecieran en su frente. Violet
decidió hacerse cargo de la discusión en su lugar, asintió con la cabeza al recordar que los sobornos
y la corrupción desenfrenada de los burócratas, obviamente también tendría efecto en los simples
guardias y los plebeyos.

“Cambiar el sentido común no es fácil, sin embargo, con la ayuda de la alta nobleza del país, podría
haber un método fácil y rápido para solucionar esta situación.”

“¿Uhhh? ¿Y cuál es ese método?”

“Promulgar una ley que proteja a los desvalidos.”

Violet decidió ir al grano.

///

“Padreee~~ Por favor, escúcheme, quiero pedirle algo~”

A continuación, le pidió al Rey pensar en una manera de promulgar una ley que protegiese a los
desvalidos. Había pocos propietarios de esclavos en Fonkrank, en comparación con Blue Garden, por
lo que incluso si se emitía esta ley, habría muy pocas personas afectadas por ella.

La esclavitud no era ilegal en Fonkrank, pero los desvalidos eran tratados peor que los esclavos. De-
bido a las diferencias de trato a los desvalidos, el Rey consideró que el efecto de la ley de protección
sería mínimo. Por cierto, el número de esclavos era mayor que el número de usuarios de artes divinas
y esto también ocurría en otros países. La calidad de esclavos estaba estrechamente relacionada con
la situación del propietario. Si uno podía permitirse el lujo de mantener como esclavos a usuarios de
artes divinas, era visto como alguien de un estatus más alto que el que solo tenía esclavos desvalidos.

“La Princesa Violet ha comenzado a pedir cosas extrañas de nuevo.”

“Es por la influencia de ese hombre. ¿Cuál es el punto de una ley que proteja a los desvalidos?”

Mientras dos burócratas susurraban en secreto, el Rey Esvobus permitió a Violet irse —después de
haber sido asaltado por ella— y ella salió rápidamente de la sala de audiencias para informar a Yuu-
suke que ya podía empezar a trabajar los contenidos de esta ley.
18

///

El centro de formación, que se utilizaba específicamente para la formación de las élites, se encon-
traba cerca de la segunda capital, Paula, dentro de las montañas donde se construyó la fortaleza. La
institución era similar a una academia militar, donde las instalaciones estaban reservadas solo para la
élite con una alta posición social, los cuales estaban listos para unirse a uno de los grupos militares
de élite.

Un camino de grava en la montaña llevaba hasta esta instalación. Desde este camino, se podía llegar
al sendero que conducía a la primera capital de Blue Garden, Cofta.

La ciudad de Cofta se extendía alrededor del templo de Shalnar. El único espacio abierto estaba cerca
de la entrada a la montaña, por lo tanto innumerables barrios y centros de vida estaban situados
en los túneles, que habían sido excavados dentro de la montaña. Esta ciudad fue construida en las
montañas más altas de todo Kaltcio.

El templo en la cumbre actuaba como un castillo real. La Reina Risha, que también era la Sacerdotisa
de Shalnar, solo deseaba una vida tranquila. Ella suspiró melancólicamente después de haber recibido
una carta que el cónsul le había dado. Además de la solicitud de una audiencia, solo llevaba escrito
el nombre del remitente, Zeshald.

Él era un antiguo instructor real de artes divinas de Fonkrank, que había asumido recientemente el
cargo de Jefe Instructor de artes divinas en Blue Garden. Pensando que el comandante supremo Izap-
nar había sido quien había convocado la audiencia, su estado de ánimo decayó totalmente.

Hacía catorce años de la muerte su padre, el fundador de la nación. Izapnar, un colaborador dedicado
de su padre, fue nombrado tutor legal de la entonces reina de tan solo 16 años, hasta que pudiera ser
coronada. Izapnar trabajó diligentemente, y a través de su devoción, el país emergió y se convirtió en
una gran potencia, estando a la par con naciones poderosas como Fonkrank. Por sus obras, la gente
comenzó a adorarlo como un símbolo de Blue Garden. Así, recibió un apoyo inmenso de la gente.

Izapnar, aprovechando la sensación del peligro inminente y la sensación de la gente de una caída
próxima de su país al morir su rey, empezó a llevar a cabo un proyecto secreto con el fin de proteger
a su país de los demás. Aceleró la construcción de la fortaleza defensiva de Paula, cuyo fin era pro-
tegerse del país de Fonkrank. Durante este proyecto, su facción se convirtió de manera constante en
el centro político de su país.

A pesar de que los antiguos partidarios del Rey y los funcionarios del palacio expresaron su preocu-
pación por su rápido ascenso al poder, evitaron criticarlo, creyeron y confiaron en él ya que tenía el
apoyo del único representante real restante, la Reina Risha, por lo que obtuvo la autoridad de un Rey.

Alrededor de la época de la coronación de la Reina, quedó claro que Izapnar le era leal al Rey, y no
a la actual Reina. Se podía percibir un vago rastro de ambición en sus acciones. Sin embargo, como
no tenía a nadie en quien confiar, Risha solo podía tratarlo como un leal partidario del antiguo Rey.

Como resultado de esto, a Risha se le informaba de todo después de que ocurriera, desde las tareas
diarias hasta las labores de construcción.

Supongo que es imposible que disminuya su apoyo popular...

Suspirando una vez más, Risha llamó a su asistente cercano.


19

CAPÍTULO 20.
Giro de los acontecimientos

“Yuusuke, ¿cuánto sabes acerca de Gazzetta?”

“Solo conozco el nombre.”

“Ya veo, yo tampoco sé mucho.”

“Qué pena...”

Después de conseguir que el Rey Esbovus prometiera proteger a los desvalidos, Violet de repente se
acordó de Shinja, quien figuraba en las historias que Yuusuke le había contado. Él se convertiría en
una referencia útil para el futuro.

“No conozco los detalles, solo sé lo que Zeshald me contó. El Rey de ese país es un desvalido.”

“¿Entonces es un país de desvalidos?”

Violet, sin estar segura de la respuesta, miró hacia Krielov.

“¿Qué es lo que quieren saber?”

Krielov intercambió la mirada con ellos, con un gesto reticente a compartir esa información sobre el
país de Gazzetta.

La mayoría de las fronteras de Gazzetta tocaban con Nocentes, y la mayor parte de su territorio esta-
ba formado por montañas escarpadas. Cerca de las fronteras de Blue Garden, había una ciudad que
parecía una capital, aunque no había nada de especial en ella, tan solo tenía esa imagen por forma
en que era dirigida por la gente común.

Aunque la capital del imperio se encontraba en algún lugar entre las interminables cordilleras mon-
tañosas donde reinaba el rey de los desvalidos. Las escarpadas montañas de Gazzetta servían como
un campo de entrenamiento natural para los guerreros, por ello, un gran número de guerreros des-
validos se criaban allí.

“Blue Garden y Nocentes saben de la existencia de estos guerreros desvalidos, pero siempre han
desviado sus ojos de ellos.”

Krielov empezó a hablar más bajo.

“A decir verdad, si comparamos a los desvalidos con los usuarios de artes divinas, parece que ellos
tienen una constitución corporal mejor y una excelente fuerza vital. O eso es lo que los eruditos des-
cubrieron sobre ellos.”
20

Hablaba como intentando ocultar su voz. Ese era el contenido resultado de una investigación que
todavía no se había hecho pública. Únicamente la conocían unos pocos funcionarios y académicos
que formaban parte de la defensa nacional.

Al escuchar la historia, Yuusuke se acordó de algo de repente. Mirando atrás, no una sino dos veces,
Sun y la tía Bahana le habían dado la impresión de ser muy fuertes pese a lo delgadas que eran.

“De hecho no se puede sentir el poder de las artes divinas de los desvalidos, son difíciles de encontrar
incluso para los usuarios de artes de viento si no dejan rastro de su paso.”

En un ataque frontal, el usuario artes divinas tenía ventaja, pero aun así no era tan fácil cuando su
oponente era un arquero.

Había rumores entre los soldados sobre las presencias de los guerreros desvalidos. Decían que había
guerreros desvalidos que habían derrotado a soldados, pero que nadie se atrevía a hablar de ello
públicamente. Se limitaban a decir que, obviamente, se trataba de un guerrero normal quien había
causado este incidente, por lo que nadie se preocupaba.

“Hmm, me pregunto si los desvalidos son en realidad una variante de una clase de guerreros... Si
fuera así...”

“¿Qué insinúas?”

Violet inclinó la cabeza a modo inquisitivo. Entonces Yuusuke le contó lo que se le había ocurrido:

• Los desvalidos de Fonkrank serían nombrados limpiadores de Sanc Adiet.


• Serían responsables de la limpieza de cada uno de los distritos de la ciudad.
• Pero no estarían obligados a limpiar.
• Su remuneración sería financiada por el palacio.

“Limpiadores... ¿Entonces los desvalidos van a estar por la ciudad?”

“Hmm, pero al servicio de palacio, así moderaríamos el bandalismo.”

A partir de ahora, se encargaría mensualmente la limpieza de la ciudad a unos jornaleros. Con las
artes de viento se podía apartar fácilmente la basura, y con las artes de agua se podían lavar los ado-
quines, sin embargo, la porquería se enviaba a los callejones marginales de la ciudad y el suelo no
quedaba realmente limpio, ya que era desigual.

Aunque las calles de los distritos de clase noble y media se veían hermosas, si uno iba un poco más
abajo... Yuusuke había estado merodeando por la ciudad durante los últimos días y se había perca-
tado de este problema.

“Bueno, entiendo que habrá gente del distrito noble que no esté de acuerdo con esto si lo implemen-
tamos allí de inmediato, por eso deberíamos probarlo primero en el distrito plebeyo.”

Cada uno de los distritos sería dividido en particiones y tendrían un soldado responsable de supervisar
de limpieza. Yuusuke sería quien crease y proporcionase las herramientas de limpieza. En cuanto al
pago y la compensación, actualmente no había ningún presupuesto estimado decidido, por lo que
sería determinado de acuerdo con la persona encargada de la contabilidad.
21

“...Sé el propósito que tienes, pero... ¿conseguiremos los resultados que queremos?”

También cabía la posibilidad de que los desvalidos no aceptasen la propuesta. En primer lugar, esto
no era algo obligatorio, por lo que el porcentaje de participación esperado podría ser cero. Ante las
preocupaciones de Krielov, Yuusuke dijo lo siguiente.

“En primer lugar tenemos que crear una atmósfera de confianza para explicarles en qué consistiría
su trabajo.”

“Capitán Krielov, no se ha pasado por el barrio plebeyo de la ciudad últimamente, ¿no? No sé si lo


sabe, pero usted es una figura muy famosa entre los desvalidos.”

Los desvalidos que vivían en las afueras de la ciudad subsistían siendo contratados como mozos de
carga o sirvientes puntuales. Solo si alguna vez les contrataban como vigilantes de carros, su trabajo
era apreciado, pero solamente sería reconocido entre los residentes de la ciudad y los comerciantes.

Un gran ejemplo de ello era Isotta, que había crecido entre desvalidos, en las afueras de Sanc Adiet.
Había visto el crecimiento de la ciudad desde fuera, pero los niños del barrio plebeyo solían jugar con
los niños desvalidos de la zona.

Cuando creció, hubo personas que comenzaron a discriminar los desvalidos, pero los adultos todavía
mantuvieron una relación de amistad con ellos.

“Los de clase media y los nobles seguro que no habrían ido al distrito plebeyo para jugar, por eso creo
que no son tan comprensivos.”

Yuusuke, sumido en sus pensamientos, se preguntaba por qué tenía la fe en los 4 grandes dioses
para convencer y marcar la diferencia en la sociedad respecto a los niños de origen humilde.

“No sé muchos detalles sobre ello, pero basándome en las doctrinas de la fe en los 4 grandes dioses,
me pregunto si realmente dicen algo en cuanto a la interacción con los desvalidos...”

“¿Hm? Ahora que lo pienso... ¿Tú sabes algo, Krielov?”

“Hay un dicho en un pasaje... Los que no reciben las bendiciones de dios serán desterrados de su
tierra...”

¿Y cuál era su tierra? No había otra cosa que lo explicase bien, por lo que la cuestión se convirtió en
una broma. Pero luego se aprovechó este dicho para formar una doctrina para el país, como excusa
para el exilio de los desvalidos, aunque no hubo casos de racismo extremo.

“Supongo que creyeron que estaba bien así. Tampoco quiero defenderlos, pero sé de un culto que
cree en la doctrina de matar gente.”

Si una persona se oponía al argumento de la utilización de las doctrinas de la fe en Sanc Adiet, solo
acabaría teniendo problemas. Pero Yuusuke, con todo su optimismo, quería creer lo contrario. En la
vida cotidiana, la existencia de los desvalidos ya se conocía comúnmente como uno seres vivientes
más, fruto de la naturaleza humana.

Después de unos días, se promulgó una orden de protección de los desvalidos, y se anunció que se
22

convertirían en los limpiadores de la ciudad.

///

Poco antes de la promulgación de la orden de protección de los desvalidos, en la primera


capital de Blue Garden, la ciudad pinacular de Cofta...

Desde la ciudad, se podía subir a las montañas, donde se encontraba el templo de Shalnar. Zeshald
estaba rememorando su pasado cuando entró en la ciudad de Cofta, pensando que había habido
pocos o ningún cambio en la ciudad por lo que recordaba. Estaba aquí para una audiencia con la
Reina / Sacerdotisa Acuática Risha, que estaba prevista para mañana.

Si conseguía crear una buena relación con la reina, y convertirse en alguien de su confianza, su posi-
ción dentro de Blue Garden aumentaría en gran medida.

A diferencia de los desvalidos de Paula, los que había en la ciudad de Cofta vestían ropas y zapatos
aseados. Todos ellos caminaban por las calles sin las pulseras de esclavo de sus propietarios, quienes
les acompañaban. Todos se veían brillantes y saludables.

Eran esclavos propiedad del templo, y el templo era propiedad de la reina, por lo que estaban bajo
su patronazgo mientras viviesen en paz dentro de la ciudad. Originalmente, las pulseras que llevaban
como adorno en su cuerpo eran los grilletes de esclavo, pero en este caso se había convertido en un
escudo protector.

Que haya una diferencia tan enorme entre el territorio de la reina y el del comandante supremo del
mismo país... Por eso los alumnos a quienes enseño artes divinas que llevan viviendo mucho tiempo
en Paula siempre quieren regresar a casa para visitar a sus padres en Cofta. Me sorprendí bastante
cuando me contaron la situación de aquí.

Como si fuera un animal de zoo, los habitantes de la ciudad observaban a Zeshald mientras este ex-
ploraba la zona. Al ser instructor de artes divinas en Paula, podía sentir que el ambiente que le rodea
no era muy tranquilizador.

“Fiuu... Debo tener éxito en la audiencia de mañana.”

///

Al día siguiente, en el templo antiguo de Shalnar situado en las montañas de Bouzas...

Entrando por el primer piso, Zeshald fue recibido por un amplio y espacioso vestíbulo interior, con
varias salas y habitaciones de la guardia del templo. El interior del santuario eran los dormitorios de
los creyentes.

Después de pasar por las habitaciones, había la cocina y el comedor, seguidos de una zona de aseo,
así como de un pasillo largo donde se encontraban los cuartos de los sirvientes y los soldados del
templo. Ese pasillo tenía una habitación en cada lado. Parecía estar construido de tal manera para
que los soldados del templo pudieran alinearse en el pasillo.

En la parte más profunda del templo había la oficina y la habitación privada del cónsul, y unas esca-
leras que conducían al segundo piso. Justo antes de esas escaleras había otra sala de guardia para
23

soldados del templo. El dormitorio de la sacerdotisa acuática se encontraba en la segunda planta, con
archivos, el comedor y la sala de audiencias.

Al fondo de la primera planta, al otro lado de la pared, había el baño que usaba la reina, conectado
directamente a la segunda planta.

Zeshald se inclinó y se arrodilló inmediatamente en el momento que entró en la sala de audiencias,


al ver a la Reina Risha sentada en el trono.

“Buenos días, hermosa y noble Reina Risha. Gracias por permitirme esta audiencia con usted, es un
privilegio para mí~”

“Basta de adulaciones y saludos formales, Instructor de artes divinas Zeshald, ¿qué le trae por aquí
hoy?”

Una voz majestuosa interrumpió el discurso a medio camino de Zeshald, preguntándole qué le había
traído a molestarla. Zeshald se sorprendió, era no era la imagen de la Reina que tenía en mente.

Sin embargo, debido a sus muchos años de experiencia, su intuición le decía que Risha era distinta de
lo que parecía. La imagen de que podía tratarse de una actuación flotaba en su mente.

“Al haberme unido recientemente a Blue Garden, vine aquí a saludar a Su Majestad la Reina.”

“Ajá. Pero ya hace 1 mes y 10 días desde que llegó a mi país.”

En términos simples, la Reina estaba dando a entender que era un hipócrita, puesto que ya había
pasado mucho tiempo desde su llegada. Al escucharlo, sus damas de honor empezaron a reír en la
parte posterior de la sala.

“Tiene razón. Sin embargo, tenía muchos ojos puestos sobre mí y hasta ahora no encontré la opor-
tunidad de venir a saludarla.”

“Eso no es de mi incumbencia, y ¿qué tiene que ver si tuvo oportunidad de conocerme con... que
estuviera siendo vigilado?”

La Reina se puso de pie e inclinó la cabeza, su largo cabello de color azul oscilaba casualmente hasta
terminar en sus rodillas. Al haberse exiliado de un país enemigo era natural colocar una atenta mirada
encima de él dentro de la ciudad, pero no era una razón para no solicitar una audiencia con la Reina.
La cuestión era que habría podido hacerlo pero no lo hizo.

Risha consideró que Zeshald no estaba allí simplemente por la intención de saludar, por lo que co-
menzó a inquirirlo.

“Quería evitar que los excelentes funcionarios de Izapnar, el Supremo, perdiesen el tiempo acompa-
ñándome.”

“¿...?”

“Quería conocerla personalmente, como... el instructor de artes divinas original de Fonkrank.”


25

El ambiente comenzó a volverse inestable dentro de la sala de audiencia. Las damas de honor inter-
cambiaron guiños para avisarse de que debían aumentar la vigilancia, como tratando de hacer un
llamamiento a los soldados del templo. Risha las detuvo con un gesto para que salieran fuera de la
habitación con el fin de hablar con Zeshald a solas.

“Entonces, ¿qué quieres decir con eso?”

“Majestad, sé que a usted no le gusta la situación actual del país.”

Estaba insatisfecha pero no podía hacer nada contra las políticas del Supremo Izapnar; el poder real
estaba en manos de ese hombre. Zeshald señaló que, aunque el linaje y la autoridad real era de ella,
esa frustración no la llevaba a ninguna parte, la única manera de actuar era rebelarse como Reina y
tomar el control.

“Espera, Marsha... Ciertamente, es como usted dice, no creo que las políticas de Izapnar sean las
mejores, pero...”

Pese a no estar de acuerdo con la dirección actual del país, ella tampoco estaba a favor del sistema en
que Fonkrank se organizaba actualmente. Risha heredó los ideales de su difunto padre, y solo tenía
la oportunidad de practicarlos en su pequeño dominio, la ciudad Cofta.

“Sin embargo, si los asuntos de Estado actuales continúan, es posible que a Su Majestad también le
sea privada la autoridad para ejercer en la ciudad de Cofta.”

“¡¿CÓMO SE ATREVE?! ¡SUS INSOLENTES PALABRAS HACIA SU MAJESTAD NO TIENEN PERDÓN!”

Marsha, la dama de honor a quien la Reina había dado antes un toque de atención, estaba echando
humo como loca y comenzó a formar un rocío con las artes divinas en sus manos. Primero no pasó
nada, le guiñó un ojo sin más a la dama de honor que estaba al otro lado con el mismo rostro. Sin
embargo, tan pronto como empezó, terminó.

“¡Eh, Sasha! ¡Volemos a este viejo grosero que no tiene ni idea de lo que dice!”

“No. Su Majestad dijo que esperásemos. Debemos sopesar lo que sea que él todavía tiene que decir.”

Respondiendo a su hermana mayor Masha, que se había puesto muy nerviosa, Sasha también au-
mentó su potencia divina, pero creando un efecto inverso. Las artes acuáticas de Marsha eran defen-
sivas, ella utilizaba «pared acuática», mientras que las de Sasha eran ofensivas, utilizaba «columna
acuática».

De todos modos, no había mucha agua en la zona, por lo que el efecto de esas técnicas no serían
devastadores. Aun así, era visible que ese comportamiento no seguía órdenes de Izapnar; Risha de-
signaba personalmente a sus fieles damas de honor, así que eran como sus amigas.

“Chicas, cálmense. Señor Zeshald, ¿qué se propone al venir aquí?”

“Conseguir la amistad entre ambos países, supongo.”

“Quieres que ataque y traicione a Izapnar.”


26

“Si es posible, me gustaría hacerlo sin altercados.”

Después de su afirmación inquisitiva, Risha suspiró y sacudió la cabeza, pensando:

Ojalá fuera posible... En primer lugar, si Izapnar dejase de ser el líder, ahora mismo el país caería en
el caos. Y si eso sucede, Fonkrank podría poner en marcha a su ejército y destruir Blue Garden por
completo. El Rey Esvosbus es ese tipo de hombre.

“No ansío destruir ni Fonkrank ni Blue Garden.”

“Pero sí insinúa que acabemos con Izapnar, y ese va a ser el resultado inevitable.”

“Jojojo. Con todos mis respetos, Su Majestad, creo que está subestimado el tremendo apoyo de su
autoridad por parte de su gente.”

“No tengo el poder de mover el país.”

Actualmente, todas las autoridades militares han sido incautadas por Izapnar. No importa cuánto
apoyo público tenga, al final solo soy reina de puertas afuera.

Su segunda dama de honor empezó a preocuparse por ella. Podía verse lo cercana que era la relación
de ellas tres.

“Para que la Reina moviese el país, primero necesitaríamos talentos humanos.”

“¿A qué se refiere?”

Después de conseguir la confianza de la Reina, Zeshald comenzó a explicar sus planes.


27

CAPÍTULO 21.
Un trotamundos desvalido

Pasaron 4 días desde que el decreto de protección fue promulgado, y ya podía verse a algunos de
los soldados representados por sus puntas de lanza que guiaban a los limpiadores desvalidos alrede-
dor de los diferentes lugares en el distrito plebeyo. Aunque el primer día hubo algunas dificultades
debido a los muchos espectadores, a partir de entonces fue viento en popa ya que había menos
confusión, cambiando así el paisaje de la ciudad para mejor.

Después de terminar el informe sobre la patrulla del día, Yuusuke regresó a su habitación y abrió la
puerta.

“Ey.”

“¿Cómo que «Ey»?”

¿Por qué esta Reifold en mi habitación? ¿No es esto el palacio?

Yuusuke lo miraba sorprendido y con una expresión de asombro. Hasta ahora sus acciones parecían
señalar que él era un espía de Blue Garden, aunque Yuusuke sentía que él no era un enemigo. Cerró
la puerta que tenía detrás antes de preguntar:

“¿Por qué has venido hoy?”

“¿Ah? ¿No se supone que al descubrir a un intruso debes llamar a los caballeros?”

“Tienes a uno frente a ti. Así que, ¿cuál es la razón para que hayas venido?”

En respuesta a lo que hizo Yuusuke, Reifold dijo algo divertido.

“Así que alguien ha crecido.”

Después, Reifold sacó una carta de la nada y se la pasó. El nombre del remitente era Zeshald.

“¿Esto es...?”

“Como puedes ver, se trata de una carta de Zeshald para ti, amigo.”

Aunque Yuusuke aún tenía muchas preguntas que hacerle, primero abrió el sello y leyó la carta.

“A propósito, el contenido de la carta es una solicitud para la creación de herramientas y un informe


de la situación actual.”

“¿Eso no debería ser secreto?”


28

En la carta de Zeshald, estaba escrita la situación actual de Blue Garden, además contenía informa-
ción sobre los rumores que había sobre el Héroe de Gearhawk. Debido a estos sucesos, había cierta
confusión dentro de la organización militar de Paula, aprovechando esta oportunidad darían un gol-
pe con diferentes tipos de acciones.

Zeshald se reunió con la Reina por sus planes de debilitar la influencia en Blue Garden del Líder Su-
premo Izapnar, lo hizo con el fin de conseguir a gente con talento que fuesen leales a la facción de
la Reina.

Poco a poco, iba creando la imagen de que la Reina es la verdadera monarca de Blue Garden,
promocionándola como el símbolo de la nación, y convirtiéndola así en una visible herramienta de
autoridad.

El plan de Zeshald era volver a Paula como parte del séquito de la Reina, junto con una herramienta,
creada por Yuusuke, anunciando que era un tesoro sagrado otorgado por la Reina. Su objetivo era
reclutar a todos los burócratas con autoridad leales al antiguo Rey de Blue Garden, y ampliar la in-
fluencia de la actual facción de la Reina, los Grupos Militares de Dios.

Como miembro de la facción burócrata del antiguo Rey, Izapnar, con el fin de evitar las críticas, confió
a la Reina la política y la autoridad para tomar decisiones. Hasta ahora, debido a que era suprimida en
la región central, la Reina no tenía ningún poder para reclutar aliados, así que no tenía más remedio
que aceptar todas las peticiones.

Sin embargo, el aumento de las fuerzas de la facción de la Reina iba a causar una disminución en el
poder político de Izapnar. Al tener más autoridad para tomar decisiones, si la Reina decía que algo
era «inútil», entonces tal cosa se vería parada. El peor de los casos sería que se desatara una guerra
civil, y en caso de que sucediera, Fonkrank estaría del lado de la facción de la Reina.

Construyendo una buena relación con la Reina, Fonkrank y Blue Garden podrían encaminarse hacia
una relación más pacífica cuando ella obtuviese el poder absoluto en Blue Garden.

“Hmm... si las cosas sucedieran de esa manera, no estaría de más tener de su lado a Fonkrank.”

“Bueno, es un fuego que arde en la orilla opuesta. Y nosotros somos los que debemos avivar las
llamas.”

“¿...Eh? ¿«Nosotros»...?”

“¿Eh? Creí que ya lo habías notado. Soy un importante espía doble, ¿sabes?”

Se podría decir que su posición actual en Blue Garden era la de un espía enviado a Fonkrank, pero
también era un espía de Fonkrank enviado a Blue Garden.Yuusuke tenía la vaga sensación de que era
algo así, por lo que después de escucharlo revelar su secreto, respondió:

“Por supuesto.”

Al ver que se trataba de una petición de Zeshald, Yuusuke dejó escapar un suspiro mientras decidía.

“Muy bien, entiendo la situación. Voy a hacer algo que parezca un tesoro sagrado.”
29

“Mis mejores saludos, tengo que ir a informar al Rey Esvosbus. Oh, mantén este secreto entre noso-
tros.”

“Nos vemos luego.”

Reifold salió de su habitación mientras agitaba su mano. Mirándolo caminar a los lejos era extraño,
sin embargo era una sensación refrescante para Yuusuke.

Pero eso significa que Reifold debe saber acerca de mi habilidad por el Maestro.

Con el fin de contrarrestar la inmensa influencia del enemigo, uno tiene que crear su propia fuerza.
Yuusuke entendía que este era un rol muy peligroso: la adquisición de un título en la facción de la Rei-
na. Con solo oir la situación en el otro lado, sabía que Zeshald necesitaría el mejor tipo de protección.

Como Zeshald se había metido de lleno en un trabajo tan peligroso, había un riesgo de poder ser
asesinado, en el momento en que la bola comenzara a rodar. Hasta los aliados de la Reina, que se
incrementaron en una fuerza considerable, tendrían una solitaria lucha en la ciudad-fortaleza.

“Si es así, la única forma en la que puedo ayudar es haciendo estos supuestos tesoros sagrados.”

Al tratarse de una responsabilidad muy seria, Yuusuke comenzó a pensar en la elaboración de los
tesoros sagrados.

///

Sala del Consejo, Instalación Central del Cuartel General, ciudad-fortaleza de Paula

En la habitación, el líder supremo Izapnar estaba hablando con su mano derecha sobre el incidente
que había ocurrido recientemente. Se trataba de audiencia entre el Instructor Jefe Zeshald con la
Reina Risha.

“Si por algún casual nos pillase confabulando sobre cómo asesinar a la Reina y lo hiciese público...”

“Tal vez la Reina decida atacarnos.”

Sin saber cuál era la verdadera intención de Zeshald, Izapnar tenía que discutir y juzgar las opciones
que tenía con su subordinado.

“Así que, como pensaba, ese incidente en la fortaleza fue un gran golpe para nosotros, nos tomará
algún tiempo recuperarnos.”

“Zeshald tiene una gran capacidad de liderazgo, es una lástima que no fuera útil para nosotros.”

“Originalmente, si Zeshald hubiera tenido una audiencia con la Reina Risha en otra fecha, podríamos
haber planeado que un asesino lo acompañase para asesinar a Risha y anunciar que todo habría
sucedido como una conspiración de Forkrank, algo como que «La misión secreta de Zeshald era
asesinar a la Reina».”

A pesar de era una forma muy clásica de incitar el odio hacia Fonkrank, él sabía que al hacer eso, au-
30

mentaría el impulso de ir a la guerra, usando la muerte de la Reina como un motivo para hacer esta-
llar «La Guerra de la Venganza». Esto haría que la gente luchara hasta que no quedara ni un hombre.

Después de suprimir a la facción de la Reina en el país, se reduciría gradualmente la autoridad que


tenía la familia real. Puesto que Zeshald había sido reclutado reientemente de Fonkrank, no estaba lo
suficientemente preparado como para reconstruir la dinastía real de Blue Garden, eso solo sería un
tropezón en su carrera.

“Parece haber veneno infiltrado entre nosotros... la facción de la Reina está aumentando lentamente.
A este paso nos llevará directamente a una guerra civil.”

“Si ese fuera el caso, creo que Fonkrank apoyaría a la facción de la Reina.”

“¡...! ¡Ese hijo de pe***! Así que ese era su objetivo.”

“Puede que ya hayan puesto su plan en marcha, y estén empezando a reclutar gente para su bando.”

La popularidad de la Reina entre los ciudadanos era muy alta. Los diferentes grupos de élite y la bu-
rocracia central eran una facción que seguía el linaje y el Estado, mientras que la milicia y las figuras
importantes seguían a la facción del antiguo Rey. Por lo tanto, la burocracia estaba esperando a que
la Reina hiciera su movimiento para ponerse de su lado.

“Si tuviéramos algo a mano que nos fuera útil...”

“Pongámosle un collar a una persona con talento cerca de Zeshald. Cuanto antes, mejor.”

“Está bien, lo apruebo. Hágalo.”

“Entonces, ¿podría preparar los documentos de uno de los miembros de la Tropa de Agua?”

Después de recibir los documentos preparados por Izapnar, su subordinado se inclinó ante el Líder
Supremo y salió de la oficina.

///

“Ñee~~”

Ya era de noche. Yuusuke estaba en su habitación, suspirando. No conseguía que las propiedades
del tesoro sagrado solicitado por Zeshald llegasen al nivel deseado. Los artículos que él había creado
hasta ahora no tenían elementos lo suficientemente fuertes como para ser considerados un «Tesoro
Sagrado», por lo que ninguno de ellos podía proteger a Zeshald.

Juntando todas las diferentes partes de la ropa de los Cuerpos Divinos que Yuusuke tenía, lograría el
objetivo deseado al acoplarse todas sus propiedades, pero...

“Si se cambia de ropa, el efecto desaparecería... Tiene que ser otra cosa, un solo objeto que pueda
tener todos los efectos, algo como...”

Mientras hablaba consigo mismo, murmurando y gimiendo, un golpe se escuchó desde su puerta.
31

Debe de ser Violet que viene a pedir que cambie el sabor de sus frutos rara otra vez...

Yuusuke se levantó de la cama. Violet a veces venía en el medio de la noche pidiendo que cambiara
el sabor de sus caramelos, mientras disfrutaba de un té con él.

Ahora que lo pienso, ha pasado un tiempo desde que hice esos frutos dulces para Sun...

Aunque Yuusuke podía personalizar los frutos a la dulzura deseada, le era imposible hacerlo sin su
capacidad de personalización, y los frutos almacenados en la casa de Zeshald ya deberían haberse
acabado. Ahora no era el momento para hacer un viaje de regreso a la Villa de Rufk, pero podía pe-
dirle a alguien que hiciese una entrega.

“Esta vez voy a escribirle una carta...”

“¡Ey! Buenas noches.”

Cuando abrió la puerta, Reifold estaba allí de pie.

“Parece que no estás haciendo ningún progreso.”

“Sí, necesito algunos materiales.”

Reifold pudo notar que Yuusuke había llegado al límite de su habilidad de personalización; había
muchos prototipos de tesoros sagrados esparcidos sobre la mesa y en el suelo. Aunque sus formas y
aspectos eran cuestionables, el tipo de materiales usados tenían que ver mucho en las mejoras.

Dispersos por el cuarto había, además, habían abundantes materiales que parecían joyas. Pese a
tener la imagen de lo que quería en mente, Yuusuke al parecer no había sido capaz de crearlo, por
lo que estaba en su límite.

“Tengo que hacer un artículo especializado en las artes acuáticas, y que tenga una considerable can-
tidad de efectos, pero yo solo puedo hacerlo hasta cierto punto.”

Si el tesoro sagrado fuera robado, se convertiría en un elemento ridículamente poderoso para sus
enemigos. Por lo tanto, quería evitar otras opciones, y dar prioridad a la seguridad de Zeshald. Y, por
encima de todo, debía encarnar la autoridad de la Reina en él.

Perdido en sus pensamientos, Yuusuke estaba girando un brazalete de joyas encima de su dedo,
mientras que Reifold comenzó a sonreír sacando un paquete que tenía en su bolsillo.

“Eh, amigo, este es un regalo del Rey Esvobus.”

“¿Del Rey? ¿Qué demonios es esto...? Es pesado.”

Al abrir el paquete, cayeron trozos de objetos metálicos. Era un metal pesado de color plata. Miró
en el menú de personalización, y se dio cuenta de que este material metálico era muy similar al de la
espada de Shinja. En cualquier caso, esto parecía ser un antiguo tesoro que había sido almacenado
durante mucho tiempo dentro de las bóvedas de la tesorería real.
32

“Eh~, con esto sin duda puedo crear lo que quería.”

“Está bien, vendré mañana por la noche.”

“Eh, espera un segundo, quiero pedirte algo.”

Yuusuke cogió un prototipo de tesoro sagrado, un anillo de piedras preciosas, y lo nombró «Anillo de
las Artes del Viento». Se lo dio a Reifold como recompensa por la entrega de una carta y una bolsa
de frutos rara a la Villa de Rufk. Reifold se sorprendió por la inesperada petición de Yuusuke y puso
una mirada de sorpresa inusual en su rostro.

///

Esa noche, en la carretera de Sanc Adiet a Rufk, pudo verse la figura de un hombre corriendo a una
velocidad mayor que la de un carro militar. Llevaba una bolsa de frutos rara y una carta en su espalda, y
corría gracias a los efectos del «Anilo de las Artes del Viento» que había obtenido como recompensa.

Reifold, quien tenía la bendición de los dones de las artes divinas del viento, podía correr a la misma
velocidad que un carro normal tirado por caballos, pero con el efecto de aumento del anillo, su velo-
cidad superó sus expectativas. Era la primera vez que tenía la sensación de correr demasiado rápido.

A pesar de que se sentía de esa manera, él todavía seguía corriendo sin reducir la velocidad, pregun-
tándose qué tan rápido podía ir. Satisfacer su curiosidad hacía que se atemorizara.

Para un anillo que ha creado en su tiempo libre, el efecto es... impresionante. Yuusuke es...

Demostró ser tan flexible como para permitir que un subalterno diese las instrucciones en medio de
una situación caótica. Usó su ingenio para controlar la situación dentro de la fortaleza, ganándose a
sus subordinados gracias a su bondad. Construyó una buena relación con la Princesa y su séquito, y
también tenía una estrecha relación con el hijo mayor de la reconocida familia Volce, quien era uno
de los candidatos a prometido de la Princesa.

“Ahora lo veo, eso quería decir con cambiar el mundo...”

Al final, las apariencias engañan. En las profundidades de la sociedad y los métodos de este mundo,
siempre hay algún malentendido de ese tipo.

///

La mañana siguiente...

Sun despertó y, como siempre, se preparó para ir a casa de Tía Bahana, pero encontró que en la en-
trada de la puerta había una bolsa de frutos rara acompañada de una carta. Después de leer la carta,
Sun tomó y abrazó la bolsa mientras se llenaba de alegría.

“Yuusuke es... ¡una persona muy amable!”

El índice de aprecio de Sun hacia Yuusuke se elevó.


33

CAPÍTULO 22.
Festival de la Cosecha

“Buenas noches, Yuusuke.”

“Oh, ¿has venido?”

Según el acuerdo de ayer, Yuusuke le entregó a Reifold el [Tesoro Sagrado de Shalnar]. Era una diade-
ma de plata adornada con encajes. Los encantamientos que tenía eran acordes a su nombre:

⇾ Efecto de amplificación de las artes acuáticas


⇾ Efecto de amplificación de la fuerza física
⇾ Efecto de amplificación de la recuperación de la resistencia
⇾ Efecto de curación
⇾ Efecto de resistencia al veneno
⇾ Efecto tranquilizador
⇾ Efecto de amplificación de la resistencia a las artes divinas
⇾ Efecto de amplificación de la resistencia física
⇾ Efecto de amplificación de la velocidad de movimiento

Este artículo permitía que su portador pudiera luchar por casi veinticuatro horas al día, solo detenién-
dose para comer e ir al baño. Aunque Zeshald tenía la resistencia de una persona mayor, con esta
diadema solo dormir una siesta unas cuantas horas sería suficiente para que él recuperase su energía.
En cuanto a la fuerza física, con los encantamientos él iba a estar bien ya que podía usar las armas a
su máximo nivel.

“Ya veo, los efectos se hacen efectivos cuando la llevas puesta.”

“Sentía que los efectos no eran tan fuertes cuando personalizaba anillos o pulseras.”

Como los efectos de apoyo eran algo normal para los artículos tipo diadema en los juegos, Yuusuke
intentó recrear estos elementos en este mundo exitosamente. Le explicó la teoría a Reifold sin men-
cionar las partes inexplicables.

“Esto es... algo que ni yo mismo sé si funcionarán su efectos.”

Yuusuke advirtió a Reifold que lo mantuviera cerca de él en todo momento y le entregó un anillo.

“Esto también está hecho del mismo material que la diadema, pero no sabes si va a funcionar?”

“Bueno, es algo excepcional. Es imposible probarlo.”

Yuusuke evitó explicar la naturaleza en detalle del «encantamiento» que tenía. El artículo del cual
no estaba seguro de si funcionaría era uno de los mejores elementos en los juegos. Yuusuke lo llamó
34

[Dije Expiatorio].

“Entonces sin duda lo tomaré. También, he entregado el paquete y la carta.”

Diciendo esto, Reifold colocó el tesoro sagrado en su bolsa y se fue corriendo tan rápido como
pudo hacia la primera capital de Blue Garden, Cofta. Después de haber terminado, Yuusuke suspiró
dirigiéndose de nuevo a su cama. Hoy era el día dieciséis del mes del viento de Shalnar. Pronto el
calendario de la tierra comenzaría.

“Uf, las vacaciones comenzarán pronto aquí, ¿eh? Ese artículo debería llegar al Maestro sobre el
inicio del Festival de la Cosecha.”

Aunque el tiempo variaba según el país, en Fonkrank se celebraba el Festival de la Cosecha entre
el primer y el tercer día del mes del fuego de Zalnar. Como Yuusuke estaba de vacaciones desde el
quince de ese mes hasta el quinto día del próximo mes, había pedido prestado un carro con caballos
de los Cuerpos Divinos y estaba preparando el equipo necesario para mejorar el rendimiento de su
caballo mientras pensaba qué regalos debería comprar a los habitantes del pueblo.

Puesto que tenía la actitud despreocupada de Zeshald hacia los aldeanos, no se preocupaba dema-
siado sobre lo que debería comprarles, pero no había forma de decidirlo cuando se trataba de Sun.
Yuusuke estaba muy preocupado sobre qué ropa debería comprarle a una chica.

///

Sala del Consejo, Comando Central de Paula

Plausha no sabía qué hacer cuando iba la habitación privada a la que estaba asignada en su cuartel.

¿Está bien que yo esté aquí?

Estaba pensando en el acuerdo secreto que había acordado en el otro día con Volmes, el líder de la
Tropa de Fuego y confidente del comandante del Supremo Izapnar. Sus órdenes eran estar cerca del
Instructor Jefe Zeshald e informar sobre sus movimientos. A cambio se le permitiría unirse a la Tropa
de Agua, así como proporcionarle información sobre la persona que mató a su hermana.

“¿...Usted? Es Plausha, ¿cierto?”

“¿...Eh? Sí. Soy Plausha.”

Ella estudiaba en su casa ya que el Instructor Jefe había viajado a Cofta, cuando de repente la llama-
ron del Comando Central. Sorprendida, Plausha corrió hacia la oficina donde Volmes, el líder de la
Tropa de Fuego, le había dado esta misión secreta y le había proporcionado una carta de recomen-
dación para la Tropa de Agua.

“Espiar al Instructor Jefe... ¿Por qué quieres hacer eso?”

“Zeshald podría estar engañándonos.”

“¿Quieres decir, que es un espía de Fonkrank...?”


35

“Ajá, para ser sincero, eso es lo que quiero decir.”

Volmes mencionó las acciones que habían sembrado dudas acerca del Instructor Jefe. Una de ellas
fue la audiencia con su majestad, la Reina Risha, a quien Zeshald buscó por su cuenta, sin informar
a la Sede Central de Paula.

“Su majestad, ¿sabía que Ella les da un trato especial a los desvalidos?”

“S-sí... He estado en Cofta antes.”

Tratar como iguales a los desvalidos era un espectáculo inimaginable aquí en Paula, pero era en rea-
lidad algo común en Cofta. Fue una decisión política que la Reina hizo por su propia cuenta, y era la
única regla en la primera capital.

“Su Majestad ha estado loca desde hace mucho tiempo.”

“¿Qué...?”

Plausha dejó escapar un grito sorprendida al oír el poco respeto que tenían por Su Majestad en el Co-
mando Central. Volmes, con una expresión de dolor y tristeza en el rostro, le explicó detalladamente
el estado actual de Cofta y estado mental de la Reina.

Desde que su padre, el difunto Rey, murió, Su Alteza había ido perdiendo poco a poco la cordura por
la tristeza. Ella declaró el trato igualitario con los desvalidos porque era el sueño de su padre, aunque
el difunto Rey solo lo había hecho para su propia diversión. Había dejado todas las tareas relacionadas
con la gestión del país a su tutor, el señor Izapnar, y ella misma se había quedado en el templo.

“¿Ha oído que Zeshald estuvo viviendo en un pueblo de desvalidos?”

“Sí... Lo he visto sanar la lesión de un desvalido que era propiedad de otra persona. Le pregunté al
respecto en ese momento.”

“Hmm, podría haberlo hecho con el fin de poner a prueba su plan.”

“¿...Su plan?”

Zeshald podría haber tratado a los desvalidos como sus iguales para llamar la atención de Su Majes-
tad con su preocupación hacia ellos. Volmes explicó que él podría haber vivido con los desvalidos por
esa misma razón.

“Me temo que no hay duda de que todo era parte de su plan para obtener una posición de Su Ma-
jestad y sumir al país en la confusión usando su autoridad.”

“¡P-Por favor, espere! Tal responsabilidad para mí...”

“Con respecto a su hermana. El incidente en la fortaleza fue realmente lamentable.”

“¡¿...?!”
36

Volmes de repente cambió el tema para hablarle del asunto de su hermana, que murió recientemente
en acción. Habiéndose asegurado de haberla sorprendido y verla sacudiendo los hombros, Volmes
finalmente utilizó su «cebo».

“El único responsable de esto fue un caballero de élite de Fonkrank, aclamado como El Héroe de
Gearhawk, pero... él también parece tener una estrecha relación con Zeshald.”

“¿Con el Instructor Jefe...?”

“Su hermana era un usuario de artes del viento de tipo comunicación, ¿no? He oído que era un
miembro valioso de la Tropa de Viento.”.

“...Sí.”

Plausha estaba claramente afectada. Al hacer esto, Volmes le había dado una razón para espiar a
Zeshald. Cada cuerpo de la Tropa de Viento había sido devuelto por Fonkrank dañado de alguna
manera. Por eso solo le dijo parte de la verdad. Volmes había dejado el resto de la historia para la
imaginación de Plausha y había hecho que su corazón se enciendiera.

En el despreciable sistema de castas que utilizaba Fonkrank, los usuarios de viento eran tratados sin
ninguna razón como seres de condición inferior en comparación con otros usuarios de artes divinas,
y con frecuencia eran despreciados.

“¿Cómo sería tratado un usuario femenino de artes del viento sin capacidades ofensivas allí...? Creo
que es fácil imaginar.”

“...”

“Mis subordinados ya están siguiéndolo, sin embargo, solo pueden hacerlo desde lejos. Es por eso
que tengo muchas expectativas de usted que es su alumna.”

“¡No puedo hacerlo...!”

Volmes regresó rápidamente al tema principal mientras Plausha seguía pensando en su hermana. Ella
todavía estaba confundida y sumida en diversas emociones, por lo que fue arrinconada aún más. Al
hacer esto, dirigió sus pensamientos como él quería.

El Instructor Jefe tenía conexión con el héroe de Gearhawk, el enemigo de su hermana.

“Yo...”

“Como miembro de la Tropa de Agua usted será igual que ellos. Probablemente también intentarán
utilizarla. Será suficiente con que solo participe en sus reuniones e informe de ellas al volver al cuar-
tel.”

Una vez dicho esto, Volmes le entregó la carta de recomendación para la Tropa de Agua y el permiso
de entrada al Comando Central. Y por ello, ahora Plausha tenía una habitación en su sección del
cuartel del Comando Central, que se le daba a cada miembro de las tropas de élite.
37

“Me vengaré por mi hermana. Yo... ¿qué debo hacer? “

Murmurando si esto estaba realmente bien, Plausha cerró la puerta de su habitación privada.

///

Mes del viento de Shalnar, día 19

Como las vacaciones habían llegado, Yuusuke visitó por la mañana la sala de espera de los Cuerpos
Divinos ubicada en el palacio. Caballeros de élite de los linajes de renombre se habían reunido en
esta sala de espera excesivamente extravagante, por lo tanto el ambiente de la habitación era más
parecido a un salón de caballeros.

El interior es terrible, pero por lo demás no es diferente de la sala de la planta baja.

Yuusuke sostenía los regalos que había comprado ayer para sus amigos, parecía algo poco apropia-
do para este momento, pero como él era el capitán del famoso Cuerpo del Dios Oscuro ni una sola
persona en la sala se quejó.

“Ah, aquí estás. Ehhh, Hivodir~”

“Usted de nuevo... Ya es bastante raro que aparezca por aquí, encima con un aspecto tan inusual.”

En cuanto a Yuusuke parecía una abuela con grandes bolsas de supermercado, Hivodir negó con la
cabeza mientras lanzaba un suspiro. Al ver que Hivodir lo estaba pasando difícil, Yuusuke colocó un
anillo entre sus dedos pulgar e índice y lo lanzó hacia el candidato a prometido. Pensando qué podría
ser, Hivodir trató de atraparlo... pero le golpeó en la cara.

“¡Cabrón! ¿Por qué hiciste esto tan de repente...? Espera... ¿esto es...?”

“Es el anillo de las artes del fuego que terminé ayer. A decir verdad, quería dárselo a los comandan-
tes de todos los cuerpos antes que nadie, pero ya que me lo pediste tanto decidí entregártelo a ti
primero.”

Al oír esto, los oficiales al mando de cada uno de los cuerpos le lanzaron miradas asesinas. El oficial
al mando del cuerpo de fuego lo miró especialmente mal.

“Jajajaja~ Parece que me lo he ganado. ¡Esto se siente como el resultado de la profundización de


nuestra amistad!”

Hivodir ignoró la presión de las miradas como si no le importaran en absoluto. Con orgullo, se puso
el anillo y salió de la sala de espera para probar el efecto en los campos de entrenamiento. Sin em-
bargo, por dentro estaba sudando frío, de alguna manera se las arregló para cubrirlo con su actitud
de noble.

///

Después de haber bajado a al estación de transporte, Yuusuke reunió a sus subordinados en la puer-
ta de la ciudad. El Cuerpo del Dios Oscuro entero estaba de vacaciones, por lo que también tenían
38

un permiso especial. Al parecer, Isotta también regresaba a casa con su familia en el distrito de los
desvalidos.

“Buenos días, Capitán. ¿Va a regresar hoy a su pueblo?”

“¿Puedo ayudarle a cargar su equipaje?”

“Ah, gracias, Vermeer. Aisha, ¿también regresas a casa?”

Aisha y Shahid parecían tener planes de pasar sus vacaciones en las casas de sus padres en el barrio
de clase media. Vermeer no tenía nada planeado para sus vacaciones pero tenía pensado descansar
en el palacio, después de despedirse de todos sus compañeros de escuadrón. Fonke tenía planes de
ir en un tour de bares y pasar el rato en el distrito de las cantarinas (Machiuta), también llamado el
Distrito de las Luces Rojas.

“Así que, ¿Su Alteza dejó que te fueras?”

“¿Violet? Hmh, ella fue inesperadamente buena conmigo. Podría incluso haber cambiado ligeramen-
te mi opinión sobre ella...”

Cuando Yuusuke le dijo a Violet que había planeado volver a la Villa de Rufk durante sus vacaciones,
parecía que la Princesa tenía planes de arrastrarlo con ella e ir de incógnito al Festival de la Cosecha.
Sin embargo, al oír que quería pasar algún tiempo con Sun en el pueblo, Violet pareció entender a
Yuusuke y respondió:

“En ese caso, no te puedo retener.”

Parecía haber estado preocupada por Sun, ya que probablemente estaría desanimada sobre el tema
de la deserción de Zeshald. Y Yuusuke había pedido disculpas a la chica en su mente después de ver
cómo había actuado.

Después de tener resuelto todo lo que tenía que hacer, Yuusuke partió hacia la Villa de Rufk que
había dejado hacía veintinueve días.

///

El caballo estaba tirando incansablemente el carro del cuerpo de caballeros con su arnés personali-
zado con efectos anti-fatiga. Cuando llegó a la Villa de Rufk, era un poco más allá del mediodía. Su
velocidad de desplazamiento fue similar a la época en que viajó a la ciudad con Zeshald.

Yuusuke se sintió ligeramente nostálgico al pasar a través del puente de troncos sobre la zanja de
protección que rodeaba a la aldea. Llegó en el momento en que los aldeanos estaban tomando un
descanso de sus tareas diarias; todos sonrieron al ver la familiar cara de Yuusuke acercándose. Como
complemento por su servicio en el palacio, el trato a la Villa de Rufk también había mejorado. La
aldea había recibido ganado, así como semillas y fertilizantes, por lo que los campos que la rodeaban
habían crecido visiblemente.

Después de haber dejado el carro cerca de la casa de Zeshald, Yuusuke vio la figura de Sun a través
de la puerta abierta. Había mencionado su regreso en la carta que le pidió a Reifold que entregara
en la Villa, por lo que Sun no se sorprendió al verlo. En cambio, ella lo saludó con la misma humilde
39

sonrisa que cuando él abandonó el pueblo, y el joven de cabello negro también sonrió.

Sun estaba a mitad de camino de ir a encontrarlo, cuando un hombre, aparentemente un aldeano


que Yuusuke no sabía quién era, apareció en el umbral.

“Bienvenido de nuevo, Yuusuke.”

“Estoy en casa, Sun.”

Cuando Yuusuke se bajó del carro intercambió saludos con Sun y le preguntó sobre el hombre que
estaba detrás de ella. De acuerdo con la historia de Sun, era un amigo de la infancia que había estado
distanciado de ella hasta hacía poco, cuando Yuusuke se fue.

Parecía haber comenzado a visitar a Sun a menudo, ya que se preocupó de que ella se sintiera sola
después de que Zeshald abandonase el pueblo, seguido de Yuusuke.

“Mucho gusto, soy Thalys.”

“Soy Yuusuke, encantado de conocerte también.”

Intercambiaron simples saludos. El hombre tenía el pelo corto y su altura era similar a la de Yuusuke.
Parecía ser muy alegre y le brindaba un sentimiento igual al de Fonke. Con todo, él parecía ser un
joven común y corriente.

Luego, se volvió totalmente sombrío hasta que terminaron de llevar todo el equipaje de Yuusuke a
la casa. Después de haber ayudado a llevar el equipaje adentro, Thalys se despidió de Sun y se fue.

“Nos vemos mañana.”

“¡Yuusuke! ¿Has vuelto?”

“Tía Bahana, ¡estoy de vuelta~!”

Bahana vio a Yuusuke guiando al caballo a los establos justo cuando ella regresaba de cazar, y lo
llamó.

*BAM BAM*

Le golpeó la espalda en repetidas ocasiones, y dijo con una voz alegre:

“Es bueno verte de nuevo.”

Ella era tan fuerte como siempre, aunque su constitución parecía ser delgada. Esto hizo que Yuusuke
pensara que el rumor que escuchó en el palacio hace unos días sobre que los desvalidos nacían como
combatientes en realidad podría ser verdad.

“¿Hmm~? ¿Qué es esto? Después de todo ese alboroto acerca de que usted se convirtió en un héroe,
¿aún no te ha crecido ningún músculo?”
40

“Uhmmm, bueno, eso es porque no he hecho ningún trabajo físico.”

“¿No deberías entrenar tu cuerpo?”

Evitando los agarres de Bahana que iban por los lados tratando de atrapar su flanco, Yuusuke sacó
una cuerda que había comprado como recuerdo y se la dio a la mujer.

///

“Veo que eres tan fuerte como siempre, tía Bahana.”

“Jejeje. Desde que me enteré de que ibas a volver he estado ansiosa por hacer una comida de bien-
venida a casa. Espero que estés entusiasmado.”

Después de regresar a casa para recuperar el aliento, Yuusuke estaba descansando en el sofá. Cuan-
do Sun le trajo un poco de té, le preguntó a la chica sobre el evento que se iniciaría dentro de unos
días. Sun le dijo que el Festival de la Cosecha era un evento donde todos en el pueblo preparaban
comida, y comían reunidos afuera de sus casas.

“Parece que el Festival será animado este año.”

“Voy a disfrutar de él entonces.”

Mientras Sun estaba clasificando los regalos que Yuusuke había traído de la ciudad, se dio cuenta de
que había una vajilla nueva, de alta calidad, así como un trozo de tela. Era un vestido más adecuado
para usarlo al aire libre, era de un estilo un poco más maduro que el simple vestido de una pieza que
se había puesto en el palacio. Parecía que podría servirle también para trabajar en los campos.

“Ehh... este vestido.”

“Ah, ese. No sabía cuál te gustaría así que traté de elegir uno que pensé que te quedaría bien.”

“Muchas gracias... Realmente lo aprecio.”

“¿D-De veras? Me alegro.”

Un poco sonrojada, Sun sonrió y pareció estar agradecida desde el fondo de su corazón. Yuusuke
asintió, con el rostro todavía preocupado por si a la chica de verdad le había gustado el vestido que
le había comprado.

///

Al día siguiente…

Estaban en marcha en todas las ciudades, pueblos y aldeas de todos los países, los preparativos para
el Festival de la Cosecha de mañana, la gente de la Villa de Rufk también comenzó los preparativos
para el evento. Se acondicionaron los terrenos para el Festival en la plaza central del pueblo constru-
yendo una hoguera de madera vieja, poniendo la madera altamente inflamable en una estructura
que se parecía a un pozo. Luego se procedió a alinear las tablas para crear una sola tabla para la
41

comida.

Yuusuke también quería ayudar, pero le dijeron que fuera descansar.

“Usted por fin consiguió sus vacaciones vaya a mirar por ahí.”

Por lo que procedió a caminar por el pueblo mirando los nuevos campos y ganado. La verdadera
razón, sin embargo, fue que aunque quisiera ayudar, Yuusuke no sabía nada del proceso de prepara-
ción, por lo que no había nada en lo que pudiera ayudar en primer lugar.

Las mujeres casadas de mediana edad estaban ocupadas con los preparativos de la comida, mientras
que las mujeres y las chicas más jóvenes estaban decorando la plaza. Como Yuusuke estaba vagando
por la plaza, vio a Thalys ayudando a Sun con su trabajo. Mientras Yuusuke holgazaneaba, pensando
en que hacían buena pareja, Tía Bahana lo llamó.

“Parece que realmente no tienes nada que hacer, Yuusuke.”

“Bueno, sí~”

Al ver a Yuusuke encogerse de hombros, diciendo que no se le permitió ayudar, Bahana miró inquieta
a su alrededor y arrastró a Yuusuke a la sombra de un edificio.

“¡¿Qué?! ¿Qué?!”

Yuusuke gritaba mientras la mujer lo empujaba por la espalda llevándole detrás del granero.

“¿Estoy siendo seducido por una viuda?”

Al murmurar tal estupidez, Bahana lo golpeó en la espalda, y le dio un capirotazo en la frente.

“Deja de hablar como un idiota, se trata de esa chica. Tenemos que hablar sobre Sun.”

“¿Sun?”

“Después de que tú y Zeshald dejaseis la aldea, Thalys le tiraba los trastos todo el tiempo.”

“Pero, ¿esos dos no eran amigos de la infancia?”

Según Bahana, aunque Thalys era el amigo de la infancia de Sun, hasta ahora casi nunca le prestó
atención. Después de que Zeshald y Yuusuke fueron llamados al servicio, Sun prácticamente comen-
zó a vivir sola. Esta era la oportunidad que él estaba esperando.

“Si no la proteges con fuerza, ella te será arrebatada.”

“No, no se trata de protegerla o no... No puedo interferir entre el romance de esos dos...”

Si Thalys molestaba a Sun, Yuusuke no dudaría y la protegerla ante la primera señal de peligro, pero
hasta el momento, aunque ambos se sintieran un poco incómodos, no hubo señales de problemas
42

entre ellos. Por otra parte, mirándolos por sí mismo, no había ningún problema en primer lugar. Yuu-
suke se quedó perplejo por la insistencia de Bahana.

Asombrado por lo que dijo, Bahana negó con la cabeza e insistió en que Thalys no sentía amor hacia
Sun y solo había ido tras ella porque ella era una de las chicas más bellas del pueblo. Bahana susurró
al oído de Yuusuke después de que él le preguntara por qué ella sabía tanto sobre él.

“Thalys es un mujeriego. Él es el más obstinado entre sus amigos. Solo la está seduciendo para pre-
sumir sobre cuántas chicas ha tomado.”

Al parecer, también había intentado seducir a Bahana. Al principio parecía ser una broma pícara e in-
fantil, pero al ver que seducirla era imposible, sorprendentemente trató de usar la fuerza. Al parecer,
Bahana también le respondió con fuerza aquella vez.

“¿Por qué lo rechazaste? ¿No te sientes sola por las noches?”

“Buena esa. He de reconocer que tienes agallas, muchacho.

*BAM*

“Agghhh...”

“Bueno, podría haberte roto los dientes, me he contenido.”

“A-Aterradora~”

Después de hacerle sangrar por primera vez, Bahana sacó a Yuusuke afuera. Fingiendo aclararse la
garganta, dijo:

“De todos modos, sería mejor... que mantengas tus ojos en ese tipo todo el tiempo.”

Durante el Festival de la Cosecha se solía buscar un amante, por lo que todos los jóvenes en el pueblo
estaban entusiasmados por la idea de encontrar su pareja. Aprovechando el estado de ánimo de la
fiesta, utilizaban incluso métodos agresivos para adquirir una.

“Lo que me has dicho me ha dejado un poco preocupado. Voy a hacer algo al respecto por si acaso.”

“Yo quería que dijeras algo como «A mí va a tenerme siempre a su lado»...”

///

Por la tarde, en el momento en que el almuerzo concluyó, la etapa de preparación finalmente termi-
nó y el pueblo se envolvió temporalmente en silencio. Como el Festival tendría comienzo después del
atardecer, los aldeanos fueron a descansar y dormir un poco para prepararse para la noche. Después
de separarse de Bahana, Yuusuke volvió a su casa y comenzó a personalizar algunos accesorios.
Cuando Sun volvió a casa, salió de su habitación.

“Sun.”
43

“¿Ah? Yuusuke, ¿estabas en casa? “

Sun preguntó dudando mientras inclinaba su cabeza. Había visto a Yuusuke en la plaza del pueblo
así que ella estaba segura de que él estaba tomando un paseo por el pueblo. Si bien esto calmó a
Yuusuke un poco, él le dio a Sun el accesorio que había personalizado antes.

Era un anillo transparente, ligeramente blanquecino, que creó personalizando un Shouka.

“¿Eh? ¿Qué? Uhm... ¿Esto es...?”

“Tía Bahana insistió en que Thalys es peligroso así que creé un amuleto para mantenerte a salvo en
caso de que algo pase.”

Al escucharlo, Sun tomó obedientemente el anillo a pesar de mostrar una complicada sonrisa. Se
quedó mirando el anillo en su mano, así como la cara de Yuusuke. La espalda de Yuusuke y sus ojos
comenzaron sentir picazón, inclinó la cabeza preguntando:

“¿Ocurre algo?”

“No... Muchas gracias por preocuparte por mí.”

Sun sonreía mientras se ponía el anillo blanco en el dedo.

///

Por la noche...

El Festival comenzó cuando el sol se había puesto y llegó a su apogeo cuando la luna de verano se
había elevado por encima del horizonte. La luz de la pira ardiente iluminaba las mesas circundantes
que estaban llenas de vino de fruta y de los distintos alimentos, y todos disfrutaron de la fiesta hasta
la mañana siguiente.

Los espectadores aplaudieron a los bailarines al son de la alegre melodía de la flauta y los tambores.
Hubo algunas personas que también se centraron solo en beber o en comer. Un grupo de varios jó-
venes se separaró del resto. Estaban tumbados, susurrándose cosas dulces los unos a los otros.

El Festival tenía este peculiar sentimiento de solidaridad desordenada que le recordó a un viento
cálido rozando su piel.

“Yuusuke, ¡he oído hablar de sus logros después de convertirse en un caballero!”

“Ehh, todo eso fue solo una casualidad...”

“Por favor, cuéntanos algunas de tus hazañas, Yuusuke.”

“Esto, eh... No tengo ninguna historia agradable que contar...”

Yuusuke, que estaba disfrutando de la comida, fue rodeado por las muchachas del pueblo quienes
44

comenzaron a librar una batalla de seducción contra él. Por lo general, las chicas del pueblo eran
sencillas y tranquilas, pero alegres debido al alcohol y con el ambiente del Festival de la Cosecha, se
atrevieron a intentar seducir por sí mismas a un chico.

Por cierto, se habían vuelto aún más atrevidas durante el Festival de la Danza, que había ocurrido
durante el mes de viento, pero dejaremos esta historia para otro momento.

“Bahana, nos estamos quedando sin carne.”

“Hmm, como se esperaba, la carne es buena este año. Nadie tiene suficiente.”

Ya que le habían pedido que trajera más carne, Bahana guiñó un ojo a Sun y dejó su asiento.

“Estaré fuera durante un rato.”

Después de haber esperado el momento en que la espalda de Bahana desapareció entre las personas
del pueblo, Thalys apareció al lado de Sun. Mientras tanto, Yuusuke seguía siendo asaltado por las
chicas de la aldea con varios refuerzos en camino.

“Q-Que... Alguien... M-Me ayude...”

“Jaja, es increíblemente popular.”

“Uhm, eso parece.”

Thalys miró el perfil de Sun cuando ella sonrió al ver la pelea de Yuusuke. Sun puso la copa de vino
de fruta en la mesa y se levantó de su lugar, Thalys le pidió algo:

“Sun, tengo que ir al pozo para conseguir fruta helada. ¿Podrías ayudarme?”

“Mhm, claro.”

Mientras Thalys se la llevaba, ella se giró mirando a la plaza otra vez y, al ver que Yuusuke era incapaz
de hacer frente a la enorme multitud que había atraído, sonrió a su compañero.

El pozo estaba en un lugar ligeramente separado de donde había los edificios. Al tratarse de una
noche de fiesta, no había suficiente luz en el camino. La luz de la luna comenzaba a brillar con más
fuerza a medida que se iba haciendo tarde.

Sin embargo, si uno se extraviaba de la carretera aunque fuera un poco, lo vería todo tan oscuro que
no podría encontrar el camino de vuelta. Había varios pequeños cobertizos para herramientas de
agricultura al lado del camino hacia el pozo. Sun fue arrastrada a uno de los cobertizos débilmente
iluminado por la oscilante luz de una vieja rama, se vio empujada hacia un montón de paja.

“Sun...”

“¡T-Thalis, cálmate! ¡¿Qué diablos te pasa?!”


45

“Ya lo sabes, ¿no? No trates de fingir de que no sabías a qué veníamos aquí.”

“T-Te equivocas. ¡Yo nunca pensé en hacer esto!”

Thalys se puso encima de Sun, que estaba luchando en el montón de paja, y envolvió sus brazos al-
rededor de la espalda de la chica. Él estaba posando sus labios en el pelo de la chica como si quisiera
besarla en el oído. Sun torció el cuello y empujó a Thalys desde su pecho, tratando de escapar.

“Guahg...”

Parecía que Thalys, al ser golpeado en el plexo solar por Sun, había expulsado todo el aire de sus pul-
mones. Eso hizo que el chico retirase su cuerpo. Después de haber encontrado una inesperada fuerte
oposición, Thalys atrapó los brazos de la chica y la empujó hacia abajo para inmovilizarla debajo de él.

Thalys pensaba que iba a detener los pensamientos de la joven robándole un beso. Se había acercado
al rostro de la chica, pero Sun logró hacer retroceder los brazos que supuestamente la fijaban hacia
abajo.

“Uuuuuugh~~~”

“¿Q-Qué? ¿Cómo puedes tú...?”

De alguna forma, Sun rivalizaba con Thalys en fuerza física. Su lucha parecía estar más o menos ni-
velada, pero Sun parecía ser más fuerte cuando lentamente comenzó a empujar a Thalys hacia atrás.
Thalys levantó su cuerpo para poner toda su fuerza en la parte superior del cuerpo para contrarrestar
a Sun, la fuerza que salía de sus delgados brazos parecía inhumana. En ese instante...

“!!!”

“¡Fughg!”

Thalys se volvió descuidado y dejó su entrepierna sin protección y, después de haber recibido un gol-
pe fatal en sus partes nobles, se desmayó mientras espuma salía de su boca. El anillo que Yuusuke le
dio a Sun era el [Anillo de Fuerza], un artículo que aumentaba drásticamente la fuerza de su portador.
Volviendo a colocarse bien la ropa, Sun salió corriendo de la caseta y explicó lo que había pasado a
las personas en la plaza principal responsables de mantener el orden durante el festival.

“Una vez más, ¡¡¡ese idiota...!!!”

“No te preocupes Sun~. ¡Vamos a darle una lección a ese tipo!”

Diciéndole a Sun que respirase un poco de aire de la noche, los ancianos se arremangaron y corrieron
hacia el cuarto de herramientas. Al ver que se iban, Sun se sentó en el banco de la plaza del pueblo a
respirar profundamente. Después, ella acarició suavemente el anillo encantado que Yuusuke le había
dado.

“...Yuusuke, suerte de ti...”

Sun susurraba en silencio al anillo, como si lo besara.


46

///

Primer día del mes de fuego de Zalnar

Las festividades del Festival de la Cosecha habían comenzado cuando la luna había alcanzado su
equinoccio. La Reina Risha hizo un importante anuncio a todos los ciudadanos de Blue Garden.

El Instructor Jefe de las artes divinas, Zeshald, fue nombrado su séquito personal. A partir de ahora
mostraría su lealtad a la Reina a través de sus acciones en Paula.

Este anuncio al comienzo del Festival de la Cosecha hizo que las reacciones se dividieran en dos
grandes grupos.
47

CAPÍTULO 23.
«Espejo de Agua»

Zeshald regresó a Paula después de recibir el artículo creado por Yuusuke. Decía que el artículo le
había sido entregado por Su Majestad la Reina Risha. La Reina también había hecho un anuncio im-
portante en el discurso de apertura durante el Festival de la Cosecha. Usando la agitación causada
por estos eventos, Zeshald anunció el establecimiento del «Espejo de Agua», una organización que
estaba bajo el control directo de la Reina.

Ya que Izapnar, el Líder Supremo, había previsto todo esto, convocó a una reunión de los partidarios
de la facción del antiguo Rey y abogó para frenar la formación del «Espejo de Agua» y evitar poner
el país en riesgo por culpa de la conspiración de Fonkrank.

Aun así, a los antiguos realistas les disgustaban las políticas actuales de Izapnar y su punto de vista
hacia la Reina, por lo que ignoraron sus advertencias. Uno por uno, anunciaron su deseo de convertir-
se en miembros del «Espejo de Agua», y fueron recibidos en los niveles superiores de la organización.
Incluso quienes no eran parte de los autoridades mandatarias de Paula, tenían experiencia previa en
la gestión del país durante el reinado del antiguo Rey.

Usando su experiencia y habilidades de su tiempo en el servicio, iniciaron el «Espejo de Agua» en un


momento y se convirtieron en un grupo operativo. Al mismo tiempo, ya que había una gran cantidad
de partidarios de la Reina dentro de los soldados en servicio activo, llegaban muchas aplicaciones
todos los días.

Aunque los miembros de los grupos de élite, en su mayoría leales a Izapnar, eran escépticos al «Espe-
jo de Agua», algunos de ellos, que eran leales al antiguo Rey, sintieron algún valor en la facción de la
Reina y mostraron cierto interés en sus actividades.

En el segundo día del Festival de la Cosecha, los miembros y directivos del «Espejo de Agua» habían
incrementado a un cuarto de la población general y las élites de Blue Garden. Y se podía percibir que
esta expansión aumentaría aún más después del final del Festival de la Cosecha.

“Casi todos los miembros de la realeza han sido confirmados. También hay indicios de que algunos
miembros de los grupos de élite han decidido unirse a ellos.”

“Tsk... Esperaba esto, pero su influencia se está convirtiendo en una molestia. ¿Dónde están planean-
do crear su base de operaciones?”

“Me temo que parecen estar usando las habitaciones vacías en una sección de la fortaleza principal.
Están en los niveles superiores. Sus defensas no son difíciles de atacar, y también son fáciles de en-
tender...”

“Ellos no son difíciles de atacar, pero espiarlos no tiene sentido, ¿no? En todo caso el asesinato de la
Reina ya está fuera de cuestión.”

Si la Reina fuera asesinada ahora, sería obvio que el culpable sería de la facción de Izapnar. El asesi-
nato de Zeshald era difícil por la misma razón, pero en este caso se podía disfrazar de alguna manera
48

como una lucha interna.

Actualmente tenían que tomar medidas urgentes para detener la expansión del «Espejo de Agua».
Usando el ambiente festivo del Festival de la Cosecha, esta organización podría obtener el poder sufi-
ciente para emprender acciones políticas y aumentar la influencia de la Reina. En el peor de los casos
cabía la posibilidad de que la Reina usara su influencia para despedir al Líder Supremo de su cargo.

Muy a su pesar, Izapnar no podía denunciar públicamente las acciones de Zeshald de ser un espía de
Fonkrank.

A pesar de que ya habían iniciado satisfactoriamente los rumores de .que el trato de la Reina para
los desvalidos en Cofta era así porque tenía una enfermedad mental, no tenían ninguna pista que
señalara a Zeshald como un espía de Fonkrank.

Zeshald llegó a Blue Garden después de recibir una invitación personal. Si lo acusaban de ganarse
ilícitamente la confianza de la Reina, y de ser un espía de un país enemigo, ahora que había sido
designado directamente como su ayudante personal, eso destruiría también su propia reputación ya
que significaría que el comando central de Paula había sido engañado por Fonkrank. Tampoco esta-
ban en posición de protestar, por lo que tendrían que acabar haciendo frente al «Espejo de Agua»
como un problema interno.

“También hay informes de los movimientos de Fonkrank dentro de su lado en la frontera nacional.”

“Esvobus, esa rata astuta... Ordene a las tropas reforzar la seguridad en la frontera.”

En este momento crítico, Izapnar luchó para hacer frente a los asuntos del gobierno tratando de
preservar las bases de la dinastía de Blue Garden que había establecido durante estos largos años.

///

Tercer día del Festival de la Cosecha, por la mañana

Fonke, haciendo de mensajero, llegó en un caballo rápido con un mensaje de que había una reunión
de emergencia, por lo que Yuusuke tuvo que apresurarse en prepararse para irse.

Como este era el tercer día del Festival, una gran cantidad de aldeanos se reunieron para despedirse
de él. De repente nadie sabía qué decir. Al ver a Yuusuke, vestido con el uniforme del Cuerpo del Dios
Oscuro, volviendo de nuevo a ciudad con un caballero del palacio como su subordinado, finalmente
todo el mundo comenzó a entender que en realidad él era el hombre de los rumores, la élite del
palacio, el Héroe de Gearhawk.

“D-De alguna manera pareces una persona completamente diferente.”

Murmuró Bahana con una voz inusualmente nerviosa. Sun salió de la multitud, se acercó a Yuusuke,
y tomó delicadamente su mano antes de que se fuera, justo como en aquel entonces en el carro
cuando se dirigían a palacio. Eso hizo que los ojos de Bahana se ensancharan de asombro, solo pudo
jadear:

“¡Oh!”
49

“Adiós Yuusuke. Cuídate.”

“Ah, me voy. Adiós Sun.”

Para Yuusuke, esto parecía una especie de amuleto de buena suerte de Sun, por lo que lo aceptó
como algo natural. Bahana impotente bajó la cabeza en cuanto vio la inocencia de Sun mientras
Yuusuke se despedía de los habitantes del pueblo y subía al carro.

///

En el camino de regreso a la ciudad, Fonke era el responsable de usar las artes del viento para acelerar
el viaje, por lo que el simple carro en el que viajaban parecía ser capaz de viajar a altas velocidades.
Además, el carro tenía su capacidad de conducción aumentada por la personalización, por lo que
era capaz de ir a velocidades todavía más allá de la habitual «alta velocidad» que le permitía las artes
del viento.

“Oye, ¿no vamos demasiado rápido?”

“He reforzado un poco la estructura. No pasa nada.”

Después de llegar a Sanc Adiet adelantándose a su agenda, los viajeros pasaron las dos puertas del
distrito y llegaron al palacio Volance. En el camino, pasaron diferentes carros de caballeros de los
cuerpos. Al llegar a la sección de estacionamiento del palacio, vieron un grupo de cuerpos que a su
vez se embarcaron en los carros y abandonaron el palacio.

“¡Yuusuke!”

Violet, con una amplia sonrisa, corrió hacia Yuusuke y saltó hacia él. El chico de pelo negro la cogió
por puro reflejo. Si bien esta acción causó un alboroto entre los transeúntes, Violet siguió abrazando
a Yusuke y gritó acerca de Zeshald.

“¡El abuelo lo hizo! ¡Sabía que él estaba de nuestro lado! “

Violet estaba muy excitada debido al reciente cambio de estado en Blue Garden. El propósito de
Zeshald de ir allí era crear esta situación, lo que significaba que él no había traicionado a Fonkrank.

Como Yuusuke no estaba realmente sorprendido por eso, Violet alegremente le preguntó:

“¿Ya lo sabías?”

“Princesa, por favor, cálmese un poco... Señorito Yuusuke, esta vez se trata de una situación de
emergencia, pero...”

Después de hacer una breve pausa, Krielov parecía tener la intención de informar a Yuusuke de la
situación. Como era muy urgente, incluso parecía anteponerlo a la educación de la Princesa. Yuusuke
escuchó atentamente toda la información con la Princesa colgada de él.

Esta vez, una organización bajo el control directo de la Reina de Blue Garden había empezado a ga-
nar rápidamente influencia en Paula y se preveía un gran golpe de estado en ese país. En respuesta
50

a esta situación, se anunció una decisión para el despliegue de emergencia de tropas cerca de la
frontera de Fonkrank con Blue Garden.

De acuerdo con estas órdenes, una nueva fortaleza iba a ser construida urgentemente en un sitio
aún más alejado de las antiguas ruinas de Gearhawk y los cuerpos de caballeros debían estacionarse
allí. Sus órdenes eran vigilar los movimientos en el interior de Blue Garden y, en caso de emergencia,
responder con la máxima velocidad.

“El grupo que se ha adelantado ya ha llegado a la obra en construcción y ha asegurado el perímetro.


Hace algún tiempo, una enorme caravana con materiales ha salido junto con el personal de construc-
ción. La primera división de combate junto con el personal militar están saliendo en estos momentos.
Usted debe partir con su cuerpo mañana y, después de llegar al sitio, procederá a ayudar con la cons-
trucción de la fortaleza y las instalaciones necesarias.”

“Entendido. Mañana partiremos y nos dirigiremos hacia el sitio de construcción de la nueva fortale-
za.”

Al ser la segunda vez que al Cuerpo del Dios Oscuro se le ordenaba ayudar con la construcción de
la fortaleza, Yuusuke se dirigió hacia su habitación para revisar rápidamente los datos del modelo de
la Fortaleza Gearhawk como preparativo para mañana. Fonke señaló discretamente a Violet, todavía
colgando en la figura de Yuusuke, y le preguntó:

“¿No le molesta?”

“¡Princesa!”

“Wajaja~”

Después de algún tiempo, las arrugas en la frente de Krielov se hicieron aún más profundas.

///

Comando Central de Paula, Sala del Consejo

Plausha caminaba hacia su habitación personal a través del corredor de la sección de alojamiento
donde había los cuarteles para los cuerpos de élite. Como se le dio una habitación en los barrios de
élite, le tomó todo un día mover su ropa y sus otras pertenencias de su antiguo cuarto. Cuando por
fin terminó de mudarse, vio que el uniforme que vestían el resto de sus camaradas también había
llegado.

Después, ella se dirigió a la sede del «Espejo de Agua» para solicitar su ingreso como miembro. Este
era su primer paso en la misión secreta que se le dio... pero ella no sentía que hiciera nada.

“Haaaah...”

Ella suspiró involuntariamente. Parecía que el «Espejo de Agua» estaba aumentando de manera
constante sus miembros entre los soldados de élite y la gente común. Quería ponerse en contacto
con el Instructor Jefe Zeshald tan pronto como fuera posible después de unirse a la organización,
pero él tenía cosas más importantes que hacer.
51

Iré allí mañana. Ya es tarde hoy, por lo que debo ir mañana.

Mientras se preocupaba sobre si debía retrasar su acción, reconoció un grupo de cuatro jóvenes de
pelo rojo, vestidos con los uniformes de la Tropa de Fuego, y se dirigió a la otra pared. Los cuatro
también cambiaron de dirección y se acercaron a Plausha.

Sintiendo como si estuviera en una entrevista de matrimonio, Plausha levantó lentamente su rostro.
Antes de darse cuenta, se vio rodeada por los miembros del «Espejo de Agua».

“¿Qué es esto? Está usando el uniforme de la compañía, pero sigue siendo una niña.”

“Un rostro desconocido... ¿Esta chica se ha unido a la Tropa del Agua?”

“Eh... Sí...”

“Oye, ¿realmente tienes permiso para estar aquí? ¡Muéstranos tu permiso!”

De alguna manera había sido confundida por una persona sospechosa, Plausha trató de sacar el per-
miso de entrada a la instalación, pero recordó que lo había dejado en algún lugar de su habitación
ya que no había tenido que usarlo desde que había que había entrado en la instalación por primera
vez. En cambio, les mostró una tarjeta de miembro temporal de la Tropa del Agua.

“Es un miembro temporal. ¿Quién te ha recomendado? ¿El líder de la Tropa del Agua?”

“N-No. Me recomendó el capitán Volmes...”

Cuando Plausha mencionó el nombre del capitán de la Tropa de Fuego, los chicos se miraron, pre-
guntándose por qué iba su capitán a recomendar a alguien para que fuese un miembro provisional
de la Tropa del Agua. Ellos sospecharon aún más de Plausha ya que no había razón ni pretexto para
que alguien pusiera una persona que aún no había llegado a la edad de alistamiento en una tropa.

“E-Es verdad. Por favor, consulten con el Seño... ¡Capitán Volmes! ¡Él se lo confirmará!”

“El capitán está ocupado. Cuéntanos el motivo por el que te dieron el acceso.”

“Eso, yo... Quiero decir... Es algo especial...”

Era imposible para Plausha revelar su misión secreta así que empezó a darle vueltas al asunto para al
final responder:

“Está relacionado con mi misión.”

Los cuatro intercambiaron miradas después de oír esta respuesta, y empezaron a comprender lo que
estaba pasando aquí, la tensión cayó.

“Oooh, así que eso es lo que era.”

“Una misión de nuestro capitán eh...”


52

Sin embargo, el ambiente que se suponía que debía calmarse en realidad estaba yendo en una dife-
rente dirección.

“Bueno, ella es bastante agradable como mujer.”

“Bueno, está claro que nuestro capitán no es gay.”

“¿...?”

¿De qué están hablando?

Plausha los miró fijamente, pensando. Cuando uno de ellos de repente la agarró por detrás, haciendo
que la chica entrase en pánico. Uno de los otros tres chicos se acercó a Plausha de frente y puso su
mano debajo de la falda.

Plausha, por supuesto, se asustó y trató de resistirse, pero los dos tipos restantes le levantaron las
manos para que no pudiera moverse.

“¡Q-Qué están haciendo! ¡Paren ahora mismo!”

“La verdad es que también estamos en una misión especial.”

“Nosotros también queremos disfrutar de un de la cantarina que caminaba por aquí.”

“¡NOO! ¡Déjenme ir! ¡Suéltenme, cabrones! “

El hombre frente a Plausha insertó su dedo en sus partes íntimas mientras retorcía su cuerpo en un
intento desesperado de escapar y le susurró una amenaza en su oído.

“Trata de gritar otra vez y te cocinare allí abajo.”

“¡¡¿?!!”

Plausha se puso rígida, todo su cuerpo temblaba e incluso olvidó cómo respirar.

Así que, ¿finalmente se volvió obediente?

Pensaron los cuatro imbéciles de la Tropa de Fuego, y comenzaron a arrastrarla hacia la habitación
más cercana.

Como Plausha estaba en un estado de pánico, sin saber cómo actuar, las cosas de las que su hermana
le había hablado acerca de las tropas de élite se arremolinaban en su cabeza. Su hermana mencionó
que había algunos chicos de este tipo en las tropas, pero los grupos de élite hacían cumplir la disci-
plina por lo que pensó que eso era la forma correcta de actuar.

¿Por qué? ¿Por qué pasan estas cosas... en el Comando Central...? ¡Hermana...!

Cuando Plausha estaba orando a su hermana, una voz familiar resonó en el pasillo.
53

“Ustedes, ¿qué demonios están haciendo?”

Era nada menos que Volmes, el hombre de confianza del Líder Supremo Izapnar, que caminaba
hacia Plausha con una mirada severa en su rostro, el sonido del tintineo de sus botas resonando en
el pasillo. Plausha lo miró, rogando por ayuda, pero su voz seguía paralizada de miedo por el dedo.

Los cuatro intercambiaron miradas perplejas después ver entrar a su comandante, pero pronto rela-
jaron sus hombros y lo confrontaron.

“Nada, solo estábamos entrenando para una misión especial.”

“Esta linda joven nos pidió que la ayudáramos en su formación.”

Dijeron esto con una amplia sonrisa en sus rostros mientras levantaban la falda de Plausha. El rostro
de Plausha ardía y estaba de color rojo. Un segundo después la mejilla del hombre que levantó su
falda se puso roja, junto con un ruido sordo.

Golpeando a cada uno de sus subordinados, Volmes protegió a Plausha detrás de él mientras hablaba
tranquilamente con una expresión de descontento.

“Parece que hay algo que no entienden. Ella es una... familiar de un miembro de la Tropa del Viento
que fue asesinada en Gearhawk. Ella es su hermana menor.”

“!!!”

“Nosotros, estamos profundamente apenados por nuestras acciones...”

Los cuatro estaban obviamente perturbaos, al conocer las circunstancias de Plausha. A los cuatro,
visiblemente deprimidos, se les ordenó reflexionar sobre sus acciones mientras Volmes escoltaba a
Plausha a su habitación.

“Lo siento, sucedió debido a mi falta de supervisión. Te prometo que esto nunca volverá a suceder.”

“N-No es nada.”

Después de disculparse con Plausha, Volmes habló con ella sobre las circunstancias de esos chicos.
Ellos también habían perdido a sus amigos cercanos todos al mismo tiempo. No habían sido capaces
de llorar a sus amigos debido a todo el bullicio con la reorganización militar. Cuando el bullicio pa-
recía apaciguarse, el incidente del «Espejo de Agua» ocurrió, y la situación empeoró, extendiendo el
desequilibrio de nuevo. Plausha era capaz entender esta situación, ya que había visto los disturbios
en la ciudad.

“Lo siento por imponerte algo tan difícil...”

“Yo... ¡Voy a hacer mi mejor esfuerzo!”

Como Volmes dijo que la influencia del «Espejo de Agua» se acercaba al límite, Plausha endureció
su decisión de completar su misión. Ella llevaría a cabo su misión de buscar al «Espejo de Agua» a
partir de mañana.
54

“Tómate un descanso por hoy.”

Después de decir eso Volmes abandonó la habitación de Plausha.

///

Construyeron diversas instalaciones recreativas debajo de los alojamientos, los cuarteles también
tenían diversas facilidades y los bares se colocaron en el tramo subterráneo. Después de que Plausha
saliera de la habitación, Volmes se dirigió a la sala de descanso. Los cuatro chicos de antes estaban
bebiendo allí.

“Capitán, ¿realmente tenía que golpearnos en serio?”

“Parecía más convincente de esa manera.”

“¿Era necesario ir tan lejos con el papel?”

“Sí, precisamente porque era un papel. El engaño tenía que parecer real para así obtener la máxima
lealtad de ella.”

Volmes respondió a cada una de las quejas de los chicos y los alabó. Sus subordinados también se
rieron al recordar la cara de Plausha.

“Nos quedó bastante creíble.”

“Ahora espero que esa chica empiece a llevar a cabo su misión. Si se las arregla para atraerlo hacia
nuestro territorio, podemos dejar que un especialista se encargue del resto.”

“Por lo tanto, ¿ya tiene a alguien en mente?”

“Tengo la intención de utilizar a Belushya de la Tropa del Agua.”

“¡Oh! ¿La mujer de hielo?”

La Tropa del Agua, similar al Cuerpo Divino del Agua, era un grupo centrado en todo tipo de curación
con artes divinas, sin embargo, eran más una milicia que un grupo de apoyo.

Los miembros del grupo de élite se dividían casi por igual entre los del tipo apoyo y los del tipo acción.
Belushya era un usuario de artes divinas de primera clase de este grupo de élite. Bebiendo un vaso de
alcohol que le ofrecieron, Volmes se volvió para irse a realizar sus otras tareas.

“No os olvidéis de seguir con el papel. Si os cruzáis con ella, actuad como si estuviérais deprimidos.”

“Sí~”

Volmes salió de la sala de descanso, escuchando su respuesta poco entusiasta.


55

CAPÍTULO 24.
Fortaleza Diernuk

Mientras Zeshald disfrutaba profundamente de que el tesoro sagrado de la Reina hubiese ido a parar
en sus manos, el Festival de la Cosecha estaba llegando a su fin.

Desde el anuncio de la formación de «Espejo de Agua», en el primer día del mes de fuego de Zalnar,
Zeshald había estado trabajando casi sin pausas. Debido a su posición, algunos miembros de las tro-
pas de élite fueron a visitarlo secretamente bajo el manto de la noche para expresar su interés de con-
vertirse en miembros. De modo que tuvo que recibir a visitantes sin importar si era de día o de noche.

El aura de usuario de artes divinas que rodeaba a Zeshald emitía el poder del tesoro sagrado. El
artefacto también lo calmó y aceleró los procesos de recuperación de su cuerpo. Esos efectos iban
más allá de lo que esperaba del artefacto, el anciano lo usó como parte de su propaganda, la cual se
fue extendiendo poco a poco entre los miembros de «Espejo de Agua» y el resto de gente cercana a
él. La envidia y la intimidación eran una buena herramienta para potenciar la influencia de la Reina.

“Hmm, así que la construcción de la Fortaleza Diernuk ha empezado.”

“Parece que Yuusuke también está metido.”

“Vaya... Nos hemos consolidado bastante en ese lado. La facción de Izapnar también parece estar
preparando su siguiente movimiento.”

“Están actuando más rápido de lo que creíamos. Debe de ser por el Festival...”

Reifold, exponiendo los últimos informes sobre Fonkrank que había recibido por parte de Zeshald, se
dirigió al Templo de Shalnar donde la Reina Risha residía.

Haciendo de mensajero entre antiguos miembros de la realeza y la Reina, Reifold también contribuía
activamente en la campaña de popularidad de la facción Reina para que esta subiera al poder.

“Hmm, parece que mañana va a llover.”

Zeshald suspiró mirando a través de la ventana en dirección a Fonkrank.

///

Sanc Adiet, Palacio de Volance

En el aparcamiento de la primera planta del palacio, los carros de los caballeros estaban listos para
partir. Al lado de ellos había dos hombres, uno vestido con un uniforme negro de los cuerpos divinos
y el otro de rojo.

Eran el Capitán del Cuerpo Oscuro, Yuusuke, y un miembro del Cuerpo de Fuego, Hivodir. En esta
56

ocasión, como caso excepcional, Hivodir iba a liderar un escuadrón. Pero la razón por la que lo se-
leccionaron estaba obviamente relacionada con su posición de candidato a prometido de la Princesa
Violet.

Si Yuusuke lograba otra proeza, conseguiría ascender hasta una posición social suficiente como para
ser otro candidato a prometido de la Princesa. Preocupados por eso, el resto de candidatos lo comen-
tó en una de sus reuniones y acabaron acordando que uno de ellos también participaría en la misión.
Lastimosamente, no hubo voluntarios.

Los caballeros de palacio eran usuarios de artes divinas muy poderosos y ostentaban la posición de
élites, pero eso no quitaba que los únicos combates en que habían participado eran simples simula-
cros, y no tenían experiencia real.

Donde serían enviados en la misión se encontraba junto a la frontera del país, y probablemente serían
colocados en la primera línea de ataque, por lo que no era extraño que eso les hiciera vacilar. Un
silencio sepulcral invadió la sala de reuniones. Solo Hivodir se presentó voluntario, preguntando si él
podía ser quien lo hiciera.

“Nunca pensé que llegarías a unirte a nosotros.”

“Hmmm... Al ser candidato a prometido de Su Alteza, pensé que debía ganar algún mérito por mi
servicio.”

“Espero que todo vaya bien.”

“Jajaja... Yo espero que haya los enemigos justos para quedar bien. No me importa nada más, solo
quiero que se reconozca mi mérito.”

Después de intercambiar esta alegre conversación, los dos chicos subieron a sus respectivos carros.
El Cuerpo Oscuro salió primero del aparcamiento, acompañado por los caballeros bajo el mando de
Yuusuke durante la misión. En total, su grupo estaba compuesto por una veintena de personas. El
grupo de Hivodir, compuesto por treinta miembros entre funcionarios y demás personal, salió del
aparcamiento después.

Una gran cantidad de personas despidió a otros diez carruajes, que también partieron hacia la Forta-
leza Diernuk como fuerzas de repuesto.

///

Una cuadrilla de usuarios aéreos centinelas de Blue Garden, estacionados cerca de la frontera del
país en al lado de la carretera a Paula, informó de que Fonkrank estaba concentrando tropas cerca
de allí para construir algún tipo de fortificación, moviendo para ello una gran cantidad de materiales.
Después de terminar su informe, los centinelas se quedaron supervisando el lugar durante unos días.

Esta información que había sido suministrada por unos centinelas en el territorio enemigo apuntaba
hacia la puesta en marcha de un plan para construir una nueva fortaleza guarecida de soldados.

“Ha llegado un nuevo grupo, ¿no?”

“Ah, ¡¿en serio pretenden invadirnos?!”


57

El oficial al mando estaba inspeccionando la masa de tropas Fonclanc a través de un telescopio.


Levantó involuntariamente la voz hacia su subordinado al ver las tropas recién llegadas en carruajes.

“¡Ese tipo! Ese de negro, ¿no es el del Cuerpo Oscuro?”

“¡¿Es el Héroe de Gearhawk?”

Su subordinado confirmó que era Yuusuke mirando a través de un telescopio similar. Estaban seguros
de que no se equivocaban, y pidieron que el oficial de comunicaciones transmitiese esta informa-
ción a la sede de Paula. Como también había miembros del Cuerpo de Fuego, los guardias reales de
Fonkrank, todo indicaba que algo grande estaba sucediendo allí.

“Hay rumores que dicen que este tipo tiene una arte divina especial que le permite construir una
torre altísima en un solo día.”

“He escuchado muchos rumores como ese. Algunos hablan de un poder monstruoso que erigió la
torre en un abrir y cerrar de ojos.”

Los rumores de la torre de observación de Yuusuke también habían llegado a Blue Garden, aunque
exageraron la parte de que fue levantada al instante. Más bien describían un nuevo tipo de habilidad
de construcción y no un tipo especial de arte divina que permitía construir más rápidamente.

Mientras su subordinado hablaba con el oficial de comunicaciones, el líder de los centinelas seguía
vigilando el campamento de Fonkrank al que el Héroe de Gearhawk acababa de llegar. Se quedó
mirando con incredulidad cómo las carpas se iban plegando repentinamente una por una.

¿Van a mover su base? No pueden irse así como así, ¿no?

El líder de los centinelas cavilaba acerca de si la llegada del Héroe sería el detonante de algo.

“¡¿Qué?!”

“¿Ha habido nuevos movimientos, Señor?”

Diciéndole al oficial de comunicaciones que esperase, el centinela subordinado lo comprobó él mis-


mo a través de su telescopio e inclinó la cabeza de una manera similar a su líder. Todas las tiendas de
campaña habían desaparecido y el área había quedado despejada. En el campo solo había alguien
vestido con ropa de color negro, con las manos estiradas hacia adelante. Y el suelo a su alrededor
comenzó a brillar, envuelto por un fenómeno misterioso.

“¿Qué es lo que está haciendo?”

“No lo sé...”

El oficial de comunicaciones se agachó detrás de los dos centinelas y entrecerró los ojos para ver
mejor las figuras de la gente en la distancia.

///
58

“Bien, me gusta como ha quedado la parte del sótano.”

“¿Vas a construir la fortaleza encima? No tengo ni idea de cómo funcionan tus artes divinas.”

“Tú confía en mí.”

“Por cierto, ¿vas a hacer unos cuartos chulos para los comandantes?”

Yuusuke creó, en primer lugar, los pasajes y las habitaciones del sótano que servirían como base de la
fortaleza. Los soldados se impresionaron al ver el nuevo inmenso subterráneo de su fortaleza apare-
cer ante ellos. Quienes presenciaron la construcción de la torre de observación en la plaza temblaban
de emoción esperando el resto de la fortaleza.

“Vale, voy a poner la parte superior. Por si acaso, que todos retrocedan, por favor.”

Tomando como referencia el diseño de la Fortaleza Gearhawk en la ventana de personalización de


elementos del mapa de su menú, Yuusuke realizó las comprobaciones finales antes de levantar la
Fortaleza Diernuk.

“¡Ejecutar!”

Sobre los fundamentos de la fortaleza, un enorme muro se extendió hacia el cielo, envuelto por efec-
tos de luz. Al mismo tiempo, los materiales de la zona brillaron con la misma luz, y desaparecieron.
En poco tiempo, la luz se desvaneció y una enorme fortaleza apareció en todo su esplendor delante
del ejército.

Los ciento veinte caballeros y el personal de servicio enviados para ocupar la Fortaleza Diernuk vito-
rearon ruidosamente, siendo testigos de la aparición de su nuevo «hogar».

///

“¡¿Qué demonios?!”

El líder centinela gritó y se levantó por reflejo tras presenciar tal espectáculo. Incluso sin el telescopio,
podía confirmarlo con sus ojos: ahí había aparecido una fortaleza.

“Entonces... ¿no era... solo un rumor?”

“¡L-Líder! ¡No pierda detalle! ¡Han aparecido más edificios!”

Podían ver la esquina delantera derecha de la fortaleza desde su situación estratégica. Del mismo
modo en que había aparecido de la nada, se volvieron a crear muchas paredes de luz en cánon alre-
dedor de la fortaleza.

Por último, se elevó un mirador de piedra por encima de la fortaleza y se creó un foso defensivo ro-
deando toda la zona. Con eso el misterioso fenómeno terminó. Los caballeros Fonkrank que estaban
en dentro de las instalaciones volvieron a salir para ponerse a trabajar.

“H-Han construido una fortaleza descomunal...”


59

“Necesito pensar...”

El líder centinela empezó a sudar al darse cuenta de que estaba de pie a la intemperie, indefenso, y se
ocultó rápidamente en el medio de una formación rocosa. Sin embargo, todavía se sentía incómodo,
como si la fortaleza en sí lo observase a través de las rocas. Seguramente habría sido al revés si la
fortaleza fuese de sus aliados.

Una fortaleza requería de seis a doce meses para ser construida a un ritmo muy rápido, y esa había
sido elevada en un instante. Pero al ser construida en el lado enemigo, no había nada de qué ale-
grarse.

“Informen inmediatamente al cuartel general. Nosotros continuaremos supervisando la zona.”

“¡Recibido!”

“Oh, parece que acaban de colocar un puente levadizo también.”

Pasando el relevo al oficial de comunicaciones, los dos centinelas reanudaron su deber de vigilancia.
El cielo había estado claro hasta ayer, que comenzó a oscurecerse con las nubes de lluvia grises que
empezaron a conquistar su azul.

///

Después de haber construido la fortaleza y sus instalaciones, Yuusuke dio el exterior por completado
y puso en marcha la preparación del interior. Mientras, Hivodir, llevó los caballos a los establos y esta-
cionó los carros en el cobertizo, por alguna razón, subió a la torre de vigilancia y miró a su alrededor.
La torre no tenía otro propósito más que la observación.

Los miembros del Cuerpo Oscuro comenzaron a reunirse en torno a Yuusuke. Hivodir ya se había
acostrumbrado a estar al lado de Yuusuke, por lo que parecía tener menos problemas para acercarse
a su Capitán.

“Muchas gracias, Capitán.”

“Hacía tiempo que no veía su poder. ¡Es tan poderoso!”

“En serio, da igual por dónde lo mire...”

“Es genial que usted sea nuestro aliado, Capitán.”

Todos dieron las gracias a Yuusuke. Él pasó un poco de vergüenza por los halagos.

De repente, Isotta jadeó como si hubiera notado algo. Y su cara se invadió de una expresión de pre-
ocupación.

“Hmm, ¿qué ocurre, Isotta?”

“Ah... No, es solo que... Hace rato que noto que alguien nos espía.”
60

“Son esa escoria de Blue Garden. Seguro que han puesto una base cerca para vigilarnos.”

Isotta sintió una presencia enemiga, lo cual no era una sorpresa, dada la proximidad a la frontera del
estado, por lo que Fonke respondió despreocupadamente. Isotta se sorprendió porque la sensación
que sintió no era de un centinela habitual de artes aéreas, sino la sensación de que «alguien les es-
taba observando».

“Hmm...”

“Aun así, creo que dentro de la fortaleza estaremos a salvo. Si no, siempre puedes compartir habita-
ción con el Capitán.”

“¡¿Eh?! ¡¿Q-Qué dices...?! E-Eso no está bien... ¡N-No lo digas!”

Isotta tartamudeó, sorprendida por la broma de Fonke, mientras que Yuusuke inspeccionaba su en-
torno, pensando en si podría crear mejoras más útiles.
61

CAPÍTULO 25.
Sombra blanca

“¡Nelly! ¡Nelly!”

La construcción de la gran muralla fue apresurada y, por eso, una parte de ella que todavía no se
había reforzado colapsó por la lluvia. Hubo varias personas inocentes que se involucraron en el ac-
cidente.

“¡Plau! ¿Eres tú?”

“Sí, Nelly, ¡soy yo, soy yo!”

En la escena del accidente, los trabajadores de la construcción de la obra y los heridos que quedaron
atrapados debajo de la pared derrumbada estaban siendo rescatados. Afortunadamente todavía no
había ningún muerto.

“Curarla es inútil, es imposible a menos que lo haga un usuario de artes acuáticas.”

“¿Por qué no curan a Nelly? Rápido, hay que traer a un doctor usuario de artes acuáticas.”

“Llamar a un médico por una simple mascota desvalida es algo que rompe las reglas.”

“¡Nelly es un miembro de la familia! ¡Es una persona! ¡Es nuestra amiga!”

“Plau... No tenemos otra opción, Nelly es una desvalida.”

“Lo mejor es que descanse cuanto antes.”

“Es una pena pero no podemos hacer nada por ella, es una desvalida...”

“Plau, eres una buena chica, ¿no? Por favor, despídete de Nelly ahora, ¿está bien?”

“Nelly...”

A medida que la lluvia caía y dañaba las paredes, una desvalida estaba atrapada bajo los escombros
del accidente. Plausha podía ver la sangre de la persona con la que había pasado todo su tiempo, la
sangre de Nelly, como si su vida fluyera entrelazada con su sangre. La joven no sabía qué hacer, solo
podía mirarla mientras lloraba.

“...Ugh.”

Dentro de las murallas, en el interior de una habitación de la fortaleza, se oía el débil sonido de la llu-
via golpeando los adoquines. Después de acostarse y levantarse perezosamente, había soñado sobre
62

un triste recuerdo que había atesorado. Plausha se levantó de su cama de golpe.

Hoy tengo que ir a ver al Instructor Jefe.

Después de lavarse, se puso el uniforme de la Tropa del Agua mientras masticaba un trozo de un
bollo de frutos secos. Luego salió de su habitación hacia los cuarteles.

///

Cerca de las fronteras de Fonkrank y Blue Garden, ya habían pasado cuatro días desde la aparición
de la Fortaleza Diernuk. La fuerte lluvia de ayer había causado que la tierra seca de Kaltcio se hu-
medeciera. Esta fue una bendición para Paula, que actualmente estaba experimentando una grave
escasez de agua.

La lluvia continuó durante 3 días, y una vez más, la Tropa de Viento seguía vigilando las sombras de
las paredes de la fortaleza, ya que era su misión de centinela. Debido a la repentina aparición de la
Fortaleza Diernuk, los soldados que no tenían nada que hacer se reunieron en la zona de recreación
donde Yuusuke había ingeniado un juego para pasar el tiempo.

Creó un tablero giratorio de color rojo, verde, amarillo, verde, negro y blanco. La idea era dejar que
la pelota terminase en una de las zanjas del área circular. Se dejaba caer sobre la superficie circular,
dejando que girara, y la rodaba hacia abajo debido a su masa y la cantidad de movimiento. Había
números escritos en el tablero y el jugador tenía que apostar al color donde creía que caería la bola.
El nombre del juego era «Ruleta de Kaltcio».

“¡Síííí! ¡Salió doble rojo!”

“¡Ahhh~~~~~~~ uno más y~~~!”

A diferencia de los juegos normales de azar a los que solían jugar, este era una forma superior de
uno de esos juegos para apostar. Se convirtió en un juego muy popular, ya que los soldados estaban
actualmente ansiando entretenimiento.

“Después de crear el Pachinko, todo el mundo se quedó muy enganchado... No sabía que les gustaría
tanto.”

“Capitán, ¿está bien esto? Este...”

Aisha, preguntó sin tapujos sobre el juego actual y levantó las cejas con ironía. Yuusuke respondió:

“Debería estar bien a menos de que lo lleven demasiado lejos”

Decía que era una necesidad para relajarse. Por cierto, el que tenía el rango más alto dentro de esta
fortaleza era Yuusuke, uno de los capitanes de los caballeros reales, mientras que el segundo al man-
do era Hivodir, el comandante del Cuerpo Divino.

Y ese segundo al mando estaba de pie frente a la mesa de la ruleta. Prometió regalarles algo a sus
subordinados, pero iba pidiendo prestados sus tickets de apuesta, por lo que probablemente no iba
a cumplir su promesa.
63

“¡Qué cerca! Vamos a empezar la siguiente ronda, voy a recuperarlo todo.”

“Comandante, ¿esta no es la tercera ronda que juega?”

Y así fue como la Fortaleza Diernuk se convirtió en una casa de juegos.

///

Dentro de la fortaleza de Paula, una habitación vacía que daba a la gran muralla fue renovada para
ser el cuartel de «Espejo de Agua». Zeshald, en la organización, se esforzaba en integrar poco a poco
el sistema de Cofta, que la Reina utilizaba, en las actividades de Paula.

Comenzó volcando el sentido común diariamente en Paula. Con el fin de confirmar si hubo algún
cambio visible, hizo uso de las actividades de los desvalidos. En los callejones de Paula, había grandes
reuniones de desvalidos, la mayoría de ellos se habían convertido en propiedad de la Reina y llevaban
brazaletes marcados como esclavos.

Los que eran propiedad de la Reina iban vestidos de color blanco y se les alimentaba adecuadamente.
Asimismo, no se les permitía causar violencia innecesaria.

En términos de relaciones sexuales, no se debía forzar al otro, debía haber un consentimiento de la


otra parte. Debía llevarse a cabo un examen médico obligatorio con precisión mediante el uso de
artes acuáticas y, lo más importante, todos los desvalidos debían ser tratados por igual como si fueran
personas normales.

Aunque al principio parecía haber algo de confusión por ambos lados, la tarea se hizo mucho más
fácil después de la ayuda de un anciano que vino de Cofta.

“Pronto será mediodía. Plausha, ¿quieres salir a comer?”

“Ah, claro.”

Dentro de la sede de «Espejo de Agua», había un grupo de oficiales de escolta de la Milicia de Dios
alrededor de Zeshald, se ocupaban de observar cualquier intento de asesinato hacia Zeshald. Entre
ellos, Plausha tenía una posición muy especial y era relativamente cercana a él.

Plausha era una miembro temporal de la Tropa Acuática, había sido reclutada durante la reestructu-
ración de las fuerzas, cuando estaban reclutando personas con talento de la Milicia de Dios.

Originalmente, ella quería unirse a la Tropa de Agua como discípula de Zeshald. A medida que se
convirtió en una miembro provisional del equipo de élite, estar en torno a Zeshald no parecía ser algo
raro o incómodo en cualquier caso, por lo tanto no había ninguna sospecha de que ella era una espía
del campamento de Izapnar.

Si bien almorzaba en una mesa larga y sencilla del cuartel de «Espejo de Agua», Plausha estaba ner-
viosa ya que se preguntaba qué tipo de información debía transmitirle a Izapnar. En los últimos días,
a pesar de estar cerca de Zeshald, no hablaron de nada serio y se limitaban a hacer bromas absurdas.

Debido a que estaba ocupado con las actividades de la organización, no podía pedir que la entrenara
en las artes acuáticas, y preguntar acerca de las diferentes cosas de la organización directamente
64

habría parecido sospechoso. El paso del tiempo empezaba a impacientarla.

“Ahh... como yo pensaba, no soy adecuada para esto.”

“¿Qué pasa?”

Plausha suspiraba ya que lo veía todo perdido. Eso hizo que Zeshald se preocupara por ella y le pre-
guntara si algo iba mal.

“Erm... He oído que una fortaleza ha sido construida de repente en la frontera.”

“Hmmm, es la Fortaleza Diernuk, ¿no? No hay necesidad de preocuparse por el momento, ellos no
vendrán a atacarnos.”

“¿De verdad? Oh... pero, me enteré de que el Cuerpo del Dios Oscuro está en esa fortaleza...”

“¿Y qué? Aunque a ese chico le gustara pelear, él no se moverá a menos de que suceda algo. ¿No
es mejor que no nos alteremos?”

Zeshald masticaba sus vegetales mientras hablaba al respecto. Después de escuchar que el Héroe de
Gearhawk fue mencionado, Plausha comenzó a sufrir por los sentimientos complicados que tenía,
pero los enterró profundamente en sus pensamientos para que Zeshald no dudara de su actitud
natural al hablar.

Los miembros de «Espejo de Agua» que estaban unidos estrechamente a Zeshald no sospechaban
de Plausha, pese a que ella había dicho que era un miembro temporal de las Tropas, todavía la veían
como una chica inmadura. Como Plausha era un usuario artes acuáticas de tipo fortalecimiento, no
parecía tener ningún ataque que fuera una amenaza.

Sin embargo, Zeshald por el contrario había sido informado por Reifold de que Plausha era un espía
de Izapnar con la misión de extraer información de él. Y había emplazado un mensaje oculto dentro
de la frase anterior: «El Cuerpo del Dios Oscuro no se movería a menos de que sucediese algo.»

“No creo que Izapnar dimita en silencio sin dar pelea.”

Hoy una vez más, aquellos que vieron al séquito de la Reina, el Instructor Jefe y su discípula, mien-
tras comían, sintieron como una escena armoniosa de un abuelo y su nieta. Pero, de hecho, bajo la
superficie aparentemente tranquila, se estaba librando una batalla silenciosa sobre la autoridad y el
simbolismo.

///

“Parece que la lluvia está empezando a calmarse.”

“Ah, Capitán Yuusuke.”

La fuerte lluvia que había estado cayendo durante los últimos 3 días han se transformó en una llo-
vizna, el cielo cubierto por nubes grises que parecían nubes de niebla comenzó a dispersarse. En el
parte superior de la fortaleza que tenía vista a los alrededores, Yuusuke fue llamado por uno de los
65

soldados que estaba de guardia, luego comenzó a levantar un objeto similar a una caja sobre el borde
de la pared de piedra.

“¿Qué es eso?”

“Un tipo de telescopio para ver muy lejos.”

Mediante la combinación y la personalización del marco de la cama con el suelo del pasaje del tejado,
Yuusuke instaló un telescopio. Era un telescopio Kepler 1, que tenía una capacidad de ampliación de
hasta 30 veces. Al ajustar el enfoque y estabilizar la estructura, fue capaz de observar el foso de agua
que rodeaba la fortaleza.

“¿Mm?”

“¿Qué sucede?”

“Ven, echa un vistazo.”

Yuusuke fijó el ángulo y la dirección del telescopio y le dijo al soldado que mirase a través. Señaló
hacia una roca que parecía haberse movido.

///

“¡Capitán, el Héroe de Gearhawk está agitando sus manos desde la fortaleza...! ¡N-Nos está seña-
lando con el dedo!”

“No puede ser... ¿Realmente nos detectó...? ¡Salgamos de aquí!”

La Tropa de Viento que se escondía detrás de la sombra de las rocas e investigaba los movimientos en
la fortaleza, comenzó rápidamente a cambiar su ubicación. Como estaba lloviendo, el suelo estaba
muy embarrado así que los centinelas aéreos comenzaron a buscar cautelosamente posibles enemi-
gos cercanos.

“Pero... ¿Cómo se enteró de donde estábamos acechando?”

“El oponente debe haber usado algo para descubrirnos, tal vez un telescopio de algún tipo.”

“Eso es imposible. Hay bastante distancia entre nosotros.”

El capitán de los centinelas aéreos que se escondía detrás de otra roca empezó a quejarse porque
les habían descubierto, y sus subordinados podrían estar en lo cierto. Coincidentemente, para esta
misión todos llevaban telescopios con aumentos de 4x a 6x.

1
El telescopio espacial Kepler es un instrumento óptico situado en el espacio diseñado para captar y estudiar
imágenes de planetas similares a la Tierra para determinar si es posible la vida en ellos. Conocido también como
sonda kepler, es un satélite artificial de la NASA que orbita alrededor del sol desde marzo del 2009. Debe su
nombre al descubridor de las tres leyes que describen las características de las órbitas planetarias, el astrónomo
y matemático Johannes Kepler (1571-1630).
66

///

“Hmm parece que esos son de la Tropa de Viento de Blue Garden. Ah, y aparentemente se esconden
detrás de las sombras de las rocas.”

“Parece que ellos no tienen la tecnología para monitorear desde esta distancia, ya que están en busca
de un enemigo.”

“¡Ah! Ya lo entiendo. Aun así... este telescopio tiene un rendimiento increíble.”

Utilizando el telescopio de Yuusuke, los soldados en lo alto de la fortaleza siguieron el movimiento


de la Tropa de Viento sin dificultad, sorprendiéndose de la facilidad con que lo hacían. Era la primera
vez que veían un telescopio con una capacidad mayor a los utilizados por los comandantes de reco-
nocimiento.

“Bien, ahora solo tengo que hacer otros 5 o 6 de ellos.”

Feliz con lo que podía hacer su telescopio, Yuusuke comenzó a descender de la parte superior.

Cuando bajó al primer piso, oyó una voz que viene desde la esquina de la escalera.

“Isotta.”

“¿¡Sí!?”

Sorprendida por ser llamada por su nombre, Isotta literalmente saltó, causando que Yuusuke también
se sorprendiera.

“No, no. No hay necesidad estar tan sorprendida.”

“Ah, eh, oh, Capitán... L-Lo siento.”

Centrada en la tarea de hacer una amplia operación de búsqueda utilizando la llamada «línea de
visión», Isotta se puso tensa por la voz de Yuusuke. La figura de ella colocando sus manos sobre
su pecho ruborizada, con su corazón palpitando intensamente, hizo pensar a Yuusuke que ella era
bastante linda.

Hasta hoy, había habido varios usuarios de artes divinas con altos poderes aparte de Isotta que habían
tratado de empezar operación de búsqueda, pero parecía que no podían detectar la presencia del
enemigo. En cambio, ella era capaz de controlar y sentir el flujo de su poder, y era capaz de localizar
las presencias.

“¿Todavía puedes sentirlos?”

“Sí, ayer... cuando la lluvia se intensificó, pude sentir que las presencias estaban cerca...”

Incluso ahora, podía sentir vagamente las presencias a pesar de estar lejos de la línea de visión por las
vastas llanuras empapadas de lluvia. Había algunas presencias que sentía cerca.
67

“Hmmm, ¿cómo es lo que sientes cuando percibes una presencia con tus artes aéreas?”

“Ehh...”

Básicamente, las artes del viento se podían utilizar para sentir la onda de las artes divinas, mediante
la difusión del viento a su alrededor podían captarse este tipo de presencias. Normalmente, cualquier
usuario de artes divinas sería capaz de detectar o sentir esta onda, aunque no era tan claro como
verlo o escucharlo directamente, es en un nivel en el que se puede sentir.

Con el fin de buscar enemigos, uno tenía que controlar el viento con sus propias artes divinas, y
detectar e identificar la información en base al sutil temblor que se producía en el aire debido a las
artes divinas. Pero al buscar un usuario aéreo, si la persona era muy sensible a la ola de artes divinas,
podría interferir con la técnica de búsqueda utilizada.

Yuusuke quería implementar un tipo de radar del cual ya se había hecho una idea en su mente, cuan-
do de repente se acordó de Shinja, quien también era un desvalido sin ningún poder divino y por lo
tanto no podía ser detectado usando la técnica de búsqueda. Por eso, tiempo atrás, Krielov le había
dicho que los desvalidos eran difíciles de localizar.

“Eh, Isotta, ¿eres capaz de sentir la onda de los desvalidos?”

“Los desvalidos no tienen ninguna presencia de poderes divinos en ellos, pero... ¡Ah! Ya lo veo. ¡Tie-
nen una presencia normal!”

Después de darse cuenta de eso, comenzó a aplaudir con sus dos manos y levantó la voz. Fue un ges-
to inusual por parte de Isotta en público, se dio cuenta de inmediato de su propio comportamiento y
miró hacia abajo para ocultar su rostro tímido. Yuusuke empezó a preguntarle qué era lo que había
entendido. Ella respondió sin dejar de sonreír.

“Uhhh... Ehh, yo... crecí rodeada de desvalidos...”

Como Isotta había sido criada por padres desvalidos, en su día a día interactuaba con ellos, y se había
dado cuenta de que ellos también llevaban una onda leve familiar y distintiva que había sentido. No
había notado hasta entonces que ella era capaz de sentir una ola tan distintiva en un lugar así, era la
misma que había sentido estando en la ciudad, en las calles de los desvalidos.

“Así que eso significa que hay varios desvalidos cerca.”

“Sí... eso parece, ¿no?”

Parece que ellos habían estado tratando de acercarse y alejarse de la fortaleza.

“Para estar tan lejos de los campos, ¿qué estarán haciendo?”

“Bueno...”

Parecía que las presencias que Isotta había sentido eran de varios desvalidos que estaban lejos de
este lugar, y más cerca de las fronteras de Blue Garden. Les surgieron muchas preguntas en cuanto
a por qué estos desvalidos se encontraban en una zona tan peligrosa. Ambos estaban perplejos por
la situación.
68

“Por si acaso, si pasa algo, ¿me alertarás inmediatamente?”

“Sí.”

Yuusuke quería ser precavido acerca de esas presencias misteriosas y la única persona en su equipo
que podía detectarlas era Isotta, así que en el futuro la vigilancia le sería confiada a ella.

///

Más tarde...

El cielo estrellado y la luna se ocultaban detrás de las finas nubes, los astros brillaban tenuemente so-
bre las tierras de Kaltcio, apenas podían notarse en la noche. La lluvia que duró hasta la noche, había
formado charcos de agua por toda la ciudad, en los que se relejaba la luz de la luna.

En el Despacho Oval de la Sala del Consejo de la Sede Central de Paula, el Líder Supremo, el oficial
Izapnar, había comenzado a discutir las medidas que tomaría con su subordinado Volmes acerca de la
organización «Espejo de Agua», que estaba bajo el control directo de la Reina, junto con el informe
del mensaje de Plausha acerca de Zeshald.

“Ese bastardo, parece tenerlo todo bajo control.”

“Sin embargo, con esto parece que ella es realmente una espía de nuestro lado.”

Ponerles un cebo era una de sus tácticas favoritas para controlar a alguien.

“Pero ese Cuerpo del Dios Oscuro... y el informe sobre esa fortaleza... ¿Podemos confiar en la infor-
mación de los centinelas aéreos?”

“Según los informes de la Tropa de Viento, no hay duda de que allí hay una fortaleza.”

A partir de la información recogida por la tropa eólica, parecía que un gran número de integrantes
de la Milicia de Dios quería unirse a la facción de la Reina. También debido al hecho innegable de que
había una fortaleza, el escéptico y tozudo de Izapnar tenía el ceño fruncido. El Héroe de Gearhawk
que había desenmascarado la fuerza principal de su ejército personal estaba vigilándolos desde la
frontera.

“... Podríamos usar a Belushya como cebo para engañar a sus sentidos.”

Actualmente, Izapnar estaba haciendo un análisis de la fuerza del potencial bélico que cada lado
tenía. Usando los informes para hacer diferentes simulaciones de estrategias, estimó el potencial de
guerra de Fonkrank en cerca de 50 soldados.

Desconocía el número total de las fuerzas del Cuerpo del Dios Oscuro, los informes lo situaban por
encima de los 20 miembros, y también había la delegación militar encabezada por el Cuerpo del Dios
del Fuego, con una fuerza combinada de aproximadamente 30 miembros.

“En este momento el suelo está fangoso por la lluvia, los carruajes tirados por caballos lo tendrán
difícil para avanzar, una batalla en campo abierto limitaría el poder de los usuarios de las artes del
69

viento y el fuego.”

En otras palabras, mientras permaneciesen escondidos dentro de la fortaleza, ni siquiera el Héroe de


Gearhawk sería una amenaza. Izapnar llegó a esta conclusión al observar que el suelo había absorbi-
do demasiada agua, convirtiéndose en una defensa natural.

La situación actual de «Espejo de Agua» era que las tropas más leales a la Reina estaban siendo envia-
das a Cofta. Donde estarían bajo el mando directo de la Reina. Los que restaban en Paula ahora eran
los que se negaron a ir a Cofta y los que todavía lo estaban decidiendo. Entre ellos, algunos estaban
tratando de conseguir un poco de espacio para respirar.

“Es posible que haya traidores.”

“Si detuviéramos a la cabeza, Zeshald, desencadenaríamos un motín.”

“Hmmm, si queremos actuar, ahora es el momento.”

“Si es posible, la recuperación del tesoro sagrado debe llevarse a cabo de forma confidencial.”

El primer paso era producir una guerra civil, y en medio de toda la confusión, atacarían a Zeshald.
Incluso en caso de fracasar, les bastaría con tomar el control de la guarida de su organización. Dentro
de Paula, podía verse claramente la diferencia de fuerza, ya que eran una organización recién creada,
el otro bando auguraba destruirles rápidamente debido a su falta de resistencia.

“Transmite inmediatamente a todos y cada uno de los grupos de élite que se reúnan. Comenzaremos
el reclutamiento para planear la estrategia de cómo eliminar a los que están en su sala de entrena-
miento. No importa si son aún candidatos.”

“Sí, lo haré de inmediato.”

///

En el octavo día del mes del fuego de Zalnar, durante el período del crepúsculo antes del amanecer,
la guerra civil estalló en la ciudad-fortaleza de Paula, en Blue Garden.
70

CAPÍTULO 26
El rugido del Dios Malvado

Los conflictos de la guerra civil dentro de la ciudad-fortaleza de Paula comenzaron siendo desaperci-
bidos, ya que la mayoría de la población estaba profundamente dormida. En el segundo piso, dentro
de las murallas, donde se encontraba el cuartel general de «Espejo de Agua», cuando el equipo de
las élites de Izapnar estaba a punto de lanzar su ataque, fue emboscado y empezó una batalla por
parte de la Milicia de Dios en contra de «Espejo de Agua».

Justo antes de que la redada se llevara a cabo, un miembro del grupo de élite, sin ningún miedo a
cualquier peligro, había traído la información del ataque a la sede de «Espejo de Agua».

“Ah, Señor Zeshald.”

“¿Cuál es la situación actual?”

En una de las salas de la sede de «Espejo de Agua», quienes habían sido heridos en combate estaban
siendo curados. En un rincón de la habitación, varios usuarios de artes acuáticas estaban haciendo
todo lo posible para curar a una joven. La joven, que llevaba un uniforme de la Tropa de Agua, tenía
quemaduras en los hombros. Ella fue quien trajo la información sobre el ataque.

“Ahora mismo, el pasaje está en un punto muerto entre ofensiva y defensiva, la joven tiene quema-
duras de tercer grado y nuestras artes acuáticas no pueden...”

“Hmm, dejen que lo intente yo.”

Zeshald comenzó a ejercer su poder de curación y la piel de la dama comenzó a regenerarse instan-
táneamente. El hecho de que Zeshald dominaba las artes curativas, y además, con el efecto añadido
del tesoro sagrado, le permitió mostrar un tipo de milagrosa curación inaudita en toda la historia del
mundo de las artes acuáticas.

Una herida de quemadura causada por artes del fuego que normalmente tomaría más de 10 días en
recuperarse, fue sanada instantáneamente sin dejar cicatrices.

“¡Asombroso! Así que este es el poder del tesoro sagrado.”

“Afortunadamente, si ella no nos hubiera informado, muchos de nuestros aliados habrían sido he-
ridos.”

El personal de las artes acuáticas se alegró de la recuperación de la joven, y uno tras otro comenza-
ron a llevar a los heridos a la habitación. Mientras ella seguía inconsciente, la dejaron en una cama.
Zeshald comenzó a sanar a los que tenían lesiones importantes y al mismo tiempo se hizo cargo del
mando como comandante militar de «Espejo de Agua».

Desde hacía un tiempo, Reifold había ido hacia la ubicación de la Reina Risha, por tanto, la situación
actual había sido transmitida de inmediato.
71

“Ahora bien, los refuerzos de Yuusuke podrían no ser capaces de llegar a tiempo.”

Izapnar eligió este día y este momento para atacar como una estrategia para sacar el máximo pro-
vecho de las condiciones geográficas y las ventajas del tiempo contra «Espejo de Agua». Desde la
declaración de la fundación de «Espejo de Agua», Fonkrank también había comenzado a moverse.
A razón de que la reestructuración de las fuerzas contra el enemigo extranjero todavía no se había
completado, Izapnar tuvo que utilizar una forma de detener y restringir el desmedido crecimiento
que estaba teniendo «Espejo de Agua».

Si «Espejo de Agua» fuera a seguir teniendo una importante cantidad de poder infundido por la
Reina y si sus fuerzas iban a estar en contra de las fuerzas de Izapnar, la diferencia en términos de
autoridad y el apoyo de la población dentro de Blue Garden revertiría sus posiciones en el poder.

Con el fin de evitar que eso sucediera, tenía que aplastar al «Espejo de Agua», no importaba el tipo
de método, aunque fuera por la fuerza bruta. «Espejo de Agua» había expandido sus miembros a
una cantidad amenazante, y al mismo tiempo las tropas de Fonkrank estaban en la frontera. Debido
al historial que tenían con el Cuerpo del Dios Oscuro, que estaba vigilando la frontera, él se había
visto obligado a llegar a esta situación.

La lluvia, que había caído durante 3 días hasta ayer, se convirtió en una falsa bendición para Izapnar.

///

“¿Cuál es la situación actual en el frente de batalla?”

“Todo de acuerdo al plan, Belushya les informo sobre el ataque y está actualmente protegida dentro
del Campamento de «Espejo de Agua».”

“Genial, ahora todo lo que queda es esperar a que ataque a Zeshald.”

“Solo por si acaso, ¿debemos presionar un poco más?”

Izapnar respondió afirmativamente a la propuesta de Volmes. Ellos continuaron su avance con el fin
de evitar la derrota en esta guerra civil. Al mismo tiempo, tuvieron que eliminar todas las fuerzas de
la Reina que estaban aquí en Paula, ya que no tenían ningún otro lugar donde retirarse.

Justo entonces, un explorador que estaba vigilando la fortaleza en la frontera había llegado con
noticias sobre las tropas de Fonkrank, quienes estaban comenzando a salir. Actualmente, las batallas
se estaban produciendo en una parte de la gran muralla, a una distancia de la cual con un refuerzo
podría llegar por tierra un carruaje tirado por caballos de alta velocidad. Usándolos podrían llegar en
aproximadamente 40 minutos.

Sin embargo, ahora la tierra estaba en su peor estado y la visibilidad durante la noche era mala. A
pesar de utilizar las artes del viento de todas las formas posibles como asistencia, las ruedas del ca-
rruaje tirado por caballos se hundirían en el barro por el peso de los soldados que transportaría, por
lo que la velocidad no sería alta.

Incluso si se las arreglaran para viajar a velocidad normal, para cuando llegaran a la gran muralla ya
habría salido el sol. En ese momento, todo ya habría terminado. Por el momento, todo iba de acuer-
do al plan.
72

“Fufufufu, va a ser muy interesante que vean el cadáver de Zeshald en respuesta por lo de la Forta-
leza Gearhawk.”

Usando todas sus opciones, Izapnar estaba convencido de que esto sucedería.

///

“¡Capitán! Por favor, ¡despierte, Capitán Yuusuke!”

“¿Ahh? ¡¿Qué?! ¡¿Qué?!”

Aisha despertó a Yuusuke, que había estado trabajando toda la noche y se había acostado hacía
poco, irrumpiendo sin aliento en su habitación.

“¡Una guerra civil contra «Espejo de Agua» en Paula! ¡Zeshald y las tropas de élite de Izapnar acaban
de entrar en estado de guerra!”

“¡¡Por fin!! Ya han hecho su movimiento.”

Pese a que la Fortaleza Diernuk había comenzado a dormitar, todos los soldados comenzaron a correr
debido al cambio repentino y la tensión general aumentó gradualmente. Yuusuke tomó inmediata-
mente su muda de ropa y se empezó a cambiar con el uniforme de su Cuerpo, que se había prepara-
do de antemano en caso de emergencia. Su arduo trabajo había dado sus frutos, hasta ahora había
estado trabajando hasta la medianoche en el nuevo equipo que estaba destinado para el transporte
de caballos.

El momento en el que Yuusuke llegó a la parte baja de la fortaleza, los carros que había por toda la
zona estaban totalmente preparados por los trabajadores, listos para partir. Los soldados también
estaban alineados y listos para la salida. Hivodir, vestido con su uniforme del Cuerpo del Dios del
Fuego, trabajó como el líder y dio instrucciones a los soldados.

“Por fin has llegado, Yuusuke. ¡Al fin podremos salir! Ahora, da a los soldados un discurso imponen-
te.”

“Pasaré de eso. Fonke, ¿están los carros listos para irse?”

“Un momento. Solo faltan otros dos.”

Mientras observa el reequipamiento especial que había hecho para los carros de los soldados, aque-
llos cuyos carruajes ya estaban preparados habían comenzado a moverse. La modificación especial
para estos carros les permitió salir a una velocidad decente, incluso con el suelo lleno de barro, gra-
cias la colocación de unas placas de trineo en lugar de las ruedas. Yuusuke había estado trabajando
toda la noche a causa de estas placas.

“Por favor, espera un momento, Yuusuke. ¿No deberías dar un discurso antes de salir? Además, ¡esta
es mi primera batalla!”

“Bueno, entonces te lo encargo.”


73

“¿Qué? Está bien, déjamelo a mí.”

“Que sea breve.”

Con el discurso de Hivodir como líder provisional, los preparativos en la Fortaleza Diernuk terminaron
y ellos comenzaron a salir. El cielo claro después de la lluvia estaba radiante, lleno de estrellas, el olor
de la humedad del suelo acariciaba sus mejillas y su cabello que ondeaba como la capa de color negro
azabache. Yuusuke, que finalmente despertó del sueño, inhaló profundamente.

“Los preparativos para la salida han finalizado! ¡Podemos salir en cualquier momento!”

“Bien... ¡emprendamos nuestro camino!”

El Cuerpo del Dios Oscuro y los soldados de Fonkrank liderados por Yuusuke hacían un total de 50
personas, su misión era salir de la Fortaleza Diernuk y llegar a la Gran Muralla de Paula.

///

La guerra civil en Paula

La batalla entre las tropas de «Espejo de Agua» y los soldados de élite de Izapnar había estallado
hacía aproximadamente una hora.

“¡Informe de emergencia! ¡Una caravana de militares de Fonkrank se nos está acercando!”

“¡¿Qué?! ¡¿Lo han comprobado correctamente?!”

Debido a la repentina noticia de que se acercaba el ejército de Fonkrank. Izapnardejó escapar sin
querer una voz llena de pánico, ya que era demasiado tarde para comenzar a organizar el ataque a
los recién llegados. Volmes comenzó a emitir órdenes para las tropas de defensa que habían recibido
órdenes de trasladarse para atacar a las fuerzas que se acercaban.

“¿Cómo puede ser...? No, debe ser obra de las extrañas artes divinas del capitán del Cuerpo del Dios
Oscuro, él podía construir una fortaleza en un instante.”

Comenzó a rechinar los dientes debido al error de cálculo al haber aplicado el sentido común al plan.
Pero aún tenía la ventaja de la ubicación. La Gran Muralla de Paula es una barrera comparable a un
edificio de 4 pisos. No sería difícil contraatacar y capturarlos desde su interior.

“Ya han llegado, Volmes.”

“Al parecer, el ejército de Fonkrank ha llegado un poco antes de lo previsto.”

“Ah, pero si no pueden entrar en la Gran Muralla, todo estará bien.”

Mientras que la batalla contra «Espejo de Agua» sucediese dentro de las murallas, podían confiar en
que nadie podría ayudarles desde fuera.
74

“Hemos colocado una fuerza de defensa para interceptarlos y evitar que se acerquen a la Gran Mu-
ralla.”

///

En el momento en que vieron la Gran Muralla, el grupo de Yuusuke empezó a separarse. Inmediata-
mente, se confirmó el avistamiento de las tropas de Blue Garden.

“Como pensaba, el punto de apoyo es inferior.”

“Capitán, parece que un escuadrón de soldados ha aparecido por la parte superior de la Gran Mu-
ralla.”

“¿Están intentando entrar?”

“Probablemente no, parece que están utilizando artes divinas especiales para los arcos.”

Uno tras otro, los soldados se ubicaron en las posiciones asignadas y esperaron las órdenes del Capi-
tán Yuusuke. Utilizando el amparo de la oscuridad, la tensión procedente de la gran fuerza comenzó
a aflojar cuando Yuusuke marcó el avance de toda la fuerza.

Las tropas de defensa colocadas recientemente en la Gran Muralla estaban en alerta. Una fuerte
interferencia bloqueaba los intentos de contactar mediante artes aéreas con Zeshald, quien actual-
mente estaba al mando del ejército de «Espejo de Agua».

“Parece que van saliendo ráfagas de luz de esa pequeña ventana de la muralla, lo más probable es
que ese sea el lugar donde se está produciendo la batalla.”

“No es bueno ir sin prepararnos. ¿Ya llegaron los materiales?”

“Sí, acababan de llegar, son bastante pesados, por lo que se demoraron en llegar.”

Los tres carros que traían las piedras de la base de la fortaleza estaban siendo cargadas en 3 carros y
acababan de llegar a la escena un poco más tarde que los carros que transportaban a los soldados.
Fonke, a quien se le confió el mando del transporte, se acercó a reportar.

“Bien, veamos.”

Yuusuke miró hacia la ventana de la que habló Vermeer, abrió su menú de personalización y selec-
cionó las piedras de la carreta.

Quería hacer caer las piedras del cielo como hizo en la Fortaleza Gearhawk. Creando una fila de
piedras conectadas entre sí, pudo personalizar la “ciudad-fortaleza de Paula” desde lejos como un
conjunto de objetos.

La Gran Muralla de la ciudad-fortaleza se dividía en varias capas, la personalización empezó en el


momento en que la piedra angular fue conectada a la pared.

Arriba de la Gran Muralla había soldados de Blue Garden que debían impedir el paso del ejército de
75

Fonkrank. En el lugar donde las tropas de Fonkrank habían estado congregadas momentos antes,
podían verse varias luces por la parte inferior de la Gran Muralla, que parecían provenir de una co-
lumna de piedra.

Volmes, quien estaba al mando de las fuerzas de defensa había leído informes acerca de las extrañas
artes divinas que utilizaba el Héroe de Gearhawk, las cuales presentaban un fenómeno de «luces
antes de activarse», por lo que juzgó que era claramente un truco y comenzó a ordenar a sus subor-
dinados que destruyeran ese pilar de piedra.

“¡¿Qué pasa?! Destrúyanlo de una vez.”

“E-Erm...”

“¡La bola de fuego no parece tener ningún efecto sobre él!”

“¡Los mismos resultados para la lanza acuática!”

“¡Las palas eólicas también!”

Trataron de destruirlo usando trozos de piedras creadas por las artes de la tierra, pero al contrario de
su apariencia larga y estrecha, era tan fuerte como un gran pilar de piedra.

“Mierda... ¿De qué diablos está hecho?”

Y así es como el tranquilo Volmes comenzó a impacientarse~~

“¡...OH NO! ¡TODOS, RETÍRENSE!”

Incluyendo el lugar de la Gran Muralla donde estaban, toda la zona fue alumbrada por los haces de
luz.

Una corriente de viento de las Montañas Bouzas sopló sobre la Gran Muralla. La Gran Muralla había
sido construida para bloquear el viento que caía de las Montañas Bouzas. Sus tierras llevaban mucho
tiempo deseando la caricia del viento, soñando bañarse en él durante decenas de años.

Por primera vez, la tierra en el lado opuesto se bañó en el viento.

“¡¿Quééé?! ¡¿Qué diablos es esto?!”

“¿Qué pasó? ¿Es una trampa del enemigo?”

Unos 100 metros de muralla desaparecieron, dejando su interior expuesto a la vista. Yuusuke reforzó
los pilares para que el suelo y el techo no colapsasen por su propio peso.

Las tropas de «Espejo de Agua» y la tropa de élites de Izapnar que estaban actualmente batallando
en el pasillo quedaron al descubierto. Las tropas de ambos bandos, que estaban confrontándose,
fueron sorprendidas por lo sucedido cuando vieron al ejército de Fonkrank.
76

“¡Muajajaja! ¡Esto es interesante!”

“¡Fonke! ¡Detén esa risa siniestra! ¡Estamos en medio de la batalla, no seas imprudente!”

Debido a lo que había pasado, todo el ejército detuvo sus movimientos, solamente los miembros del
Cuerpo del Dios Oscuro continuaron como si nada.

“Emmm, ¡ataquemos con todas las fuerzas!”

Debido a que todo el mundo parecía aturdido, Yuusuke aprovechó la oportunidad y ordenó un
ataque. El ejército de Fonkrank se dirigió de inmediato hacia las tropas de élite de Blue Garden que
estaban dentro de la Gran Muralla. Shahid hizo el primer golpe.

“¡Ay! ¡Argh, aaahhhh~~...!”

Reforzado por la daga del Cuerpo del Dios Oscuro, su bola de agua se amplificó y golpeó a uno de
los miembros de la tropa de élite enemiga, tirándolo al suelo. Con el fin de devolver el golpe, el grupo
de élite se dispersó y se escondió detrás de los obstáculos y los pilares cercanos, mientras atacaban
desde un lado.

“Capitán, declare que hemos venido como un refuerzo a las tropas de «Espejo de Agua».

“Oh, está bien. Isotta, por favor utiliza «Hiroden» en mi voz.”

“Sí.”

Utilizando su habilidad de artes aéreas en un determinado objetivo, podía amplificar una onda de voz
usando el aire los alrededores con la técnica llamada «Hiroden»2. Usando la habilidad de Isotta para
amplificar, la voz de Yuusuke resonó alrededor de la zona donde se desarrollaba la batalla.

“Ehh, soy el capitán del Cuerpo del Dios Oscuro, Yuusuke, vengo de Fonkrank. Estamos aquí para
ayudar al Ejército de «Espejo de Agua». Saludos cordiales.”

En ese momento, todo el campo de batalla se quedó en silencio.

“Ahh... Capitán, ¿era necesario decir eso ahora?”

“¡Yuusuke! ¡Aunque sea tentador, no debería usar «Hiroden»!”

“Bueno, en cierto sentido, es así como es el Capitán.”

Vermeer lo confirmó mientras se secaba el sudor.

“¿Por qué no hay ningún introducción de mi equipo?”

Hivodir protestó. Shahid comenzó comprender «lo que Yuusuke solía hacer», Fonke no paraba de

2
«Hiro» significa «ampliar» y «den» es algo así como «potencia».
77

reír, mientras que Aisha tomó una postura de alerta.

“No hay nadie ayudando, no tengo experiencia y nunca tomé clases de teatro antes.”

En lugar de eso, él tomó al enemigo por sorpresa ya que sus movimientos se detuvieron después del
«Hiroden», Yuusuke de seguro era desafiante. Aunque parece que también detuvo a sus aliados.

“¡En cualquier caso, venimos de Fonkrank a incursionar en dirección a Paula y ayudar al Ejército de
«Espejo de Agua»! ¡Ataquen a los enemigos!”

“¡Entendido! ¡Todo el mundo a atacar a los enemigos!”

Yuusuke ordenó el ataque. Finalmente puso en práctica lo que él siempre había ensayado. Debido
a la distancia, los golpes de la mayoría de la gente del ejército de Fonkrank no eran letales, y en el
pasaje frente a las tropas de élite 3 lleno de corrientes de aire estaba el ejército de «Espejo de Agua»,
que era el único capaz de atacar directamente por el momento, por lo que se convirtió en incómodo
y absurdo que ellos lo hicieran.

“Maldita sea... ¡¿dónde están los refuerzos?! ¿Qué pasó con la supresión? A este ritmo todos vamos
a ser eliminados.”

“¡Este lugar no es bueno! ¡Vamos retirarnos donde haya una pared!”

Las tropas de élite comenzaron a retirarse justo a tiempo antes de que «Espejo de Agua» los ataca-
ran y los comenzaran a perseguir. Mientras, el ejército de Fonkrank se encargaba de las tropas desde
lejos, con el fin de reducir la fuerza de los enemigos.

Se convirtió en un juego de disparos con las artes divinas debido a la poca visibilidad, ya que ambos
ejércitos estaban en la oscuridad, pero la tropa de élite lanzó una luz hecha de artes divinas para di-
ferenciar entre aliados y enemigos. No se dieron cuenta de que el ejército de Fonkrank estaba afuera
oculto entre las tinieblas, a la vez que no predijeron el contraataque de las fuerzas de «Espejo de
Agua».

Las tropas de defensa que finalmente llegaron desde el pavimento que estaba encima de la Gran
Muralla comenzaron a contraatacar e interceptaron su posición, pero sus ataques eran ineficientes
debido a la distancia; los que fueron golpeados directamente solo tuvieron algunas lesiones.

El cielo en el este comenzó poco a poco a cambiar de azul profundo a púrpura, notificando la llegada
del amanecer. En un estado de ánimo ganador, Isotta sintió una presencia peligrosa acercarse de la
parte izquierda trasera del ejército de Fonkrank y emitió una advertencia.

Era la misma presencia de los desvalidos que había sentido antes en la Fortaleza Diernuk. Así, las
otras unidades de exploración desconfiaron y comenzaron a usar su viento para una operación de
búsqueda.

“¡Una unidad de caballería se acerca por el flanco izquierdo! No, esperen... ¡Se dirige hacia la Gran

3
A partir de aquí la narración es liosa. Solo tengan en cuenta que siempre que se habla de «tropas» se refiere
a las de Blue Garden lideradas por Izapnar, y cuando habla de «ejército» o nombra directamente a «Espejo de
Agua» se trata del bando de Yuusuke, Zeshald y compañía.
78

Muralla de Paula, creo que muy probablemente a la zona de combate!”

“¿Incluso la caballería?”

“No puedo sentir a los usuarios de artes divinas.”

“¡La caballería se acerca! Ellos... ¡son 200!”

Después de escuchar los informes sobre la cabellería compuesta de 200 personas acercándose, se
produjo una conmoción entre los soldados. El ejército entero de Fonkrank se percató de las fuerzas
que se acercaban, oyendo el sonido de los cascos de los caballos acercándose y como la tierra lodosa
era agitada. Y entonces...

“¡Guerreros desvalidos!”

Desde el horizonte, venía un grupo de batalla de desvalidos equipados con espadas y arcos. El Cuer-
po Blanco.

El Cuerpo Blanco que apareció de repente se detuvo a unos 500 metros al sur del ejército de Fonkrank,
alejados del caos. Una vez allí, comenzaron a organizar sus filas en una línea. Parecía que no iban a
participar en la lucha, ya que la mitad de ellos estaba bajando de sus caballos.

Aun así, una unidad que constaba de 100 guerreros tomó posiciones en la línea, con la mirada fija en
la Gran Muralla de Paula. Mirándolos de cerca, sin embargo, se podía ver que algunos de ellos tenían
el pelo rojo, azul y verde; tenían usuarios de artes divinas entre ellos.

“Somos la caballería «Espada Blanca» de Gazzetta. Por orden del Rey Shinja, estamos aquí para ayu-
dar al aliado de nuestro Rey: El Héroe de Gearhawk, Yuusuke.”

Usando la habilidad de las artes del viento, «Hiroden», la voz del ejército de Gazzetta resonó en la
zona. Gazzetta era una nación en donde los ciudadanos tenían los mismos derechos, sus tierras se
componían principalmente de cordilleras, con su antigua capital gobernada por su Rey desvalido.
Había rumores de que disponían de un lugar donde se formaban los héroes desvalidos en su nación.

Hubo rumores de la participación del ejército de desvalidos de Gazzetta en la próxima batalla. La


confusión se extendió por el ejército de Fonkrank, Yuusuke sentía tan deprimido cuando lo vio, para
hacer frente a la situación y calmar sus sentimientos abrió su pantalla del menú de personalización.

Él comenzó a organizar todas y cada una de las piezas de información que tenía, puesto que el otro
lado había dicho que estaban aquí como un aliado. Concluyó que Shinja estaba siendo llamado Rey.
Como última persona al mando, el capitán Yuusuke utilizó su firmeza y una actitud tranquila para
evaluar la situación, y con la declaración anterior parecía que no eran enemigos, por lo que el ejército
confundido de Fonkrank recuperó poco a poco su compostura.

“Capitán, a los soldados les gustaría saber cómo está la comunicación con «Espejo de Agua».”

“Bueno, ¿qué pasa con eso?”

“Incluso sin refuerzos ahora, «Espejo de Agua» debe ser capaz de convertirse en los líderes de Paula
a este ritmo.”
79

A pesar de decir que eran aliados, las relaciones diplomáticas con Gazzetta eran superficiales, y había
incertidumbre sobre si el cuerpo de desvalidos participaría, ya queprobablemente solo causarían con-
fusión. Después de que Yuusuke consultase con sus subordinados, el Ejército de Gazzetta respondió
con «Hiroden».

“Gracias por la ayuda. Sin embargo, no queremos tener sacrificios inútiles. Por lo tanto esperamos
que lo dejen y se alineen como una fuerza de disuasión.”

Se emitió una orden de petición para la fuerza diciéndole que detuvieran su avance. Por cierto, Hivo-
dir estaba supervisando los diálogos. La respuesta del ejército de Gazzetta decía así:

“Les ayudaremos como un aliado en esta batalla, pero nuestras autoridades militares tienen la meta
de liberar a nuestros hermanos aquí presentes.”

“... Esto es muy sospechoso.”

“Ah, parece que tienen las ideas claras.”

“¿Qué significa eso?”

Según Vermeer y Shahid, Gazzetta estaba aprovechando la oportunidad para invadir Blue Garden
uniéndose a la intervención armada de Fonkrank con la excusa de ser aliados de Yuusuke. Mientras
Yuusuke estaba escuchando sus opiniones, un nuevo «Hiroden» comenzó a hacerse eco en la zona.

“Yo soy el líder de la organización «Espejo de Agua» de la Reina Acuática, Zeshald.”

Por la nostálgica voz que escuchó Yuusuke procedente de la Gran Muralla, aparentemente un «Hiro-
den» con la voz de Zeshald de «Espejo de Agua» estaba siendo emitido.

Con una voz que sonaba digna y poderosa, comenzó a hablar de la política de protección de la Reina
de Blue Garden y del futuro al que dirigía la política. Debido a la pequeña escala de los conflictos ar-
mados, y que la mayoría de personas en las paredes eran civiles, agradecería que Gazzetta detuviera
su invasión.

Zeshald declaró que no consideraba al ejército de Gazzetta como un refuerzo de Fonkrank. También
había llegado a la misma conclusión que Vermeer y su grupo, y con el fin de restringir al Ejército de
Gazzetta utilizó un plan de cobertura para ayudar a Yuusuke, utilizando «Hiroden» de nuevo.

“Aun con las mismas razones de una guerra de liberación, no parece que estéis del lado de Blue
Garden.”

El ejército de Gazzetta respondió diciendo eso. No aceptaba el pretexto de la protección de la Reina,


y declararon la liberación de todos los compatriotas que eran propiedad de ella. Eso era claramente
una declaración de guerra. Si bien comenzó como una lucha a tres bandos por «Hiroden», la batalla
se había detenido.

“¿Acaso esto no se convirtió en algo confuso?”

“¡Capitán, parece que una nueva fuerza se acerca desde el lado de montaña de la Gran Muralla!”
80

“¿Refuerzos de Blue Garden?”

“No, me parece que es... la bandera de la Reina.”

Nuevas tropas comenzaron a aparecer desde el lado montañoso de la Gran Muralla, estas fueron las
tropas de combate reunidas por la fuerza de la Reina en Cofta para ayudar en la guerra civil.

“Yo soy la Reina de Blue Garden, Rishause Toole.”

La voz digna de la Reina hizo eco a través del campo de batalla. Ella aprobó la intervención militar
de Fonkrank, mientras declaró que iba a resistir completamente la invasión de Gazzetta. Con la apa-
rición en persona de la Reina utilizando «Hiroden», los soldados de todos los bandos se animaron.

Al mismo tiempo, usando «Hiroden», el jefe supremo Izapnar inspiró un grito de batalla.

“¡Camaradas, esto debe ser una conspiración de invasión de Fonkrank y Gazzetta! ¡Ataquen a los
enemigos!”

Con el fin de restaurar el impulso de las tropas de Blue Garden, sin incluir al grupo de élite que había
estado de lado de Su Majestad, trató de dirigir la atención de todo el ejército usando una sensación
de crisis con la presencia de los depredadores. Izapnar estaba usando su técnica favorita que le per-
mitía mover a la gente, gracias a la cual había llegado a la posición que mantenía hoy.

“Paren el ataque, detengan esta batalla inmediatamente. Izapnar, le ordeno que retire a sus soldados
y priorize la evacuación de los ciudadanos.”

Las fuerzas de élite de «Espejo de Agua», las fuerzas de la Milicia de Dios e Izapnar estaban actual-
mente en un punto muerto, mientras que las fuerzas de la Reina se movían a una posición en la
parte de la pared que había desaparecido con el fin de restringir el avance del ejército de Gazzetta.
El ejército de Fonkrank estaba alineado a un lado viendo como las fuerzas de la milicia y las tropas de
élite se miraban desafiantemente los unos a los otros.

El ejército de Gazzetta que estaba al sur del ejército de Fonkrank no quitaba ojo a la Gran Muralla.
Actualmente estaban de cara a la parte posterior de las fuerzas de «Espejo de Agua».

“¿Qué es esta situación? Es algo muy caótico.”

“... Ehh, Yuusuke. ¿No parece haberse convertido esta situación en algo bastante incómodo?”

“Por lo que veo, se convirtió en una lucha de 5 bandos.”

“No, no es eso.”

“En cuanto a los movimientos de Gazzetta, que hayan llevado a su ejército a un lugar así... Lo más
probable es que estén tratando de darse a conocer al resto del mundo.”

Hivodir también dijo su propia especulación debido al hecho de que los otros países también estaban
prestando atención a esta batalla.
81

Anticipando que Fonkrank y Blue Garden entrarían en un conflicto que se convertiría en una guerra,
utilizarían como excusa que habían querido ayudar al Héroe de Gearhawk a invadir Paula para liberar
a los desvalidos de Blue Garden. Y así matar un gran número de usuarios de artes divinas, que eran
los ciudadanos de Blue Garden. El resultado esperado era que los desvalidos de varios lugares toma-
ran represalias por su opresión.

Al final, el objetivo que Gazzetta buscaba era la salvación de los desvalidos. Aumentando al mismo
tiempo el poder nacional de Gazzetta, así como mejorando sus fuerzas.

“Si todo va de acuerdo al plan, el objetivo del Rey Esvobus no será logrado.”

///

Dentro de las estrechas paredes que quedaban de la Sede de «Espejo de Agua», Zeshald como el
comandante jefe de las tropas estaba considerando el objetivo de Gazzetta.

Si Gazzetta invadiera, incluso si se convertía en una batalla, la disputa interna de Blue Garden no
disminuiría. Y con el fin de gestionar los conflictos internos, Fonkrank sería conducido a un estado
de guerra.

Con el fin de luchar contra Gazzeta, Blue Garden tenía que formar una alianza con Fonkrank, pero la
posibilidad de eso ocurriese era escasa. Hasta ahora, Fonkrank había estado sufriendo por culpa de
Blue Garden. Por otra parte, Blue Garden sufriría todo el daño si Gazzetta se unía a la lucha.

La Reina había trazado una estratagema consistente en que Fonkrank debía confundir a Blue Garden;
ambos países tenían demasiadas razones para ocasionar una pelea. Mientras que Gazzetta estaba
esperando que ambos países se hundieran para tomar ventaja de ello.

“Rey Shinja... su objetivo es derrocar al mundo a través de los desvalidos y proteger a Yuusuke.”

///

En medio del Ejército de Gazzetta, rodeado de todos sus subordinados soldados, Shinja era quien
llevaba a cabo la estrategia con sus oficiales para el ataque a Paula. Su deseo de revivir al antiguo clan
Imperio Blanco de su familia, dio su primer paso en esta batalla con su tranquilo espíritu de lucha.

“Cuando esta guerra termine, el Héroe de Gearhawk será conocido como enemigo de los usuarios
de artes divinas...”

También existía la posibilidad de que Fonkrank, con el fin de evitar la hostilidad por parte de los
demás países, podría tomar medidas para castigar al Héroe de Gearhawk. En ese caso, también era
una buena manera de deshacerse de él. Tanto para abrazar la muerte con valentía o luchar hasta la
muerte, al final solo podía esperar la muerte.

Lo mejor sería que él sobreviviera y huyera a Gazzetta. En ese momento yo le daré la bienvenida con
los brazos abiertos, pensó Shinja.

“La preparación para el asalto se ha completado.”

“Bien... comencemos con la ayuda de las artes del viento.”


82

///

Después de escuchar el análisis de Hivodir, Yuusuke empezó a gemir al darse cuenta de la gravedad
de la situación. Al mismo tiempo, le llegó un informe en relación con el ejército de Gazzetta, que
había comenzado a moverse con la ayuda de las artes del viento. Por lo que parecía, por fin habían
comenzado a avanzar. Según el análisis, Gazzetta participaría en la guerra con la excusa de ayudar a
Yuusuke, quien serìa etiquetado como un traidor.

Su verdadero propósito era liberar a los desvalidos de su misma raza, pero el problema era que ellos
se habían declarado como aliados de Yuusuke cuando entraron en el campo de batalla, puesto este
había logrado promulgar una ley de protección para las personas desvalidas en Sanc Adiet.

“Tal vez, él quería que Yuusuke fuese perseguido por los usuarios de artes divinas de todo el mundo
y tuviese que refugiarse en Gazzetta.”

“¡¿Qué demonios?! ¡¿Por qué quiere hacerle eso al capitán?!”

“Espera, no hay ningún punto en estar enojado conmigo.”

“Muuuh...”

Hivodir se convirtió en el blanco para calmar al iracundo Fonke que había perdido sus razones de
coerción, mientras Yuusuke estaba perplejo sobre lo que debía hacer a continuación. Yuusuke se
sorprendió de que Shinja fuese el Rey de Gazzetta, pero debido a que actualmente se encontraba en
una situación problemática, no tenía tiempo para sorprenderse.

“Un tipo como él, no parecía ser un hipócrita traidor.”

“E-Erm... Capitán, esa persona... puedo verlo dentro de las filas.”

“¡¿EH?! ¡¿En serio?!”

Isotta asintió con la cabeza con una expresión incómoda, balanceando su pelo verde.

///

“¡SHINJA! Sé que usted está dentro de esas filas, ¡retire sus fuerzas! Podemos discutir cómo mejorar
el trato a los desvalidos en otro momento.”

Las fuerzas de la Reina se preparaban para la invasión del ejército de Gazzetta, mientras que las fuer-
zas de «Espejo de Agua» y las tropas de élite de Izapnar todavía estaban en el pasillo. Al notar que
aumentaba la tensión en el campo de batalla, Yuusuke utilizó una vez más «Hiroden» para que las
tropas de Fonkrank y el ejército de Gazzetta escuchasen su voluntad de cancelar esta batalla.

El oficial al mando de la caballería de Espada Blanca se dirigió hacia Shinja para consultarle.

“Hmm... no te molestes en ello, solo avanza.”

Shinja levantó la gran espada de color blanco platino que Yuusuke había reparado antes y emitió una
83

orden de avance a sus filas hacia la Gran Muralla de Paula.

Al final, él es igual que los otros usuarios de artes divinas, no puede cambiar.

///

Las fuerzas de Fonkrank no podían hacer nada y vieron como el ejército de Gazzetta comenzó su
invasión. Si fueran a atacar al ejército de Gazzetta del que se habían declarado aliados, casuarían un
gran problema para una futura diplomacia, pero ahora no había otra opción que usar la fuerza para
detenerlos.

“Tsk... ¿Aparecer tan de repente, no es jugar sucio...?”

“Eso es diplomacia, este es un problema estratégico.”

Fonke maldijo y pateó el carro, mientras que Vermeer solo podía mirar frustrado al ejército de Ga-
zzetta. Al mismo tiempo, Shahid estaba mostrando una cara hosca hacia Yuusuke, pidiéndole más
instrucciones ya que su «Hiroden» estaba siendo ignorada.

“Capitán, ¿qué debemos hacer?”

“No me jodas... ¿Desde cuándo son nuestros aliados?”

Yuusuke empezó a murmurar y quejarse, Aisha se preocupó por él.

“¿Capitán?”

“Diplomacia, estrategia, juego sucio, sentido común... ¡NO ME IMPORTA NADA DE ESO!”

Yuusuke levantó la cabeza y corrió hacia donde estaban los carros, mientras miraba a la Gran Muralla
de donde el ejército de Gazzetta parecía estar dirigiéndose. El viento, que soplaba desde las Monta-
ñas Bouzas, causó su que su capa negra aleteara. Cada una de las fuerzas de Fonkrank comenzó a
notar que Yuusuke estaba rugiendo contra Espada Blanca, el ejército de caballería de Gazzetta.

“¡YO TE MOSTRARÉ LO QUE ES HACER TRAMPAS!”

Con las dos manos, abrió el menú de personalización. Aunque podía operar en él con una sola mano,
con las dos manos en verdad no duplicaba su eficiencia, solo era para crear ambiente. Yuusuke había
entrado en su llamado “Modo Serio.”

“Vermeer, ¡ven aquí y no dejes que suba nadie más!”

“¡...Entendido!”

Vermeer se dio cuenta de la diferente atmósfera que tenía Yuusuke e inmediatamente ejecutó sus
órdenes. La carreta de Yuusuke estaba siendo rodeada por el resto del Cuerpo Oscuro, mientras que
los otros soldados les rodearon a ellos a modo de protección.
84

“Hivodir, ve con tu grupo y rodea al ejército de Gazzetta. Te informaremos sobre lo que pase aquí.
Debes detenerlos tanto como puedas.”

“Uah, la diferencia en número es demasiado grande... Pero lo entiendo. Voy tratar de hacerlo lo
mejor posible.”

Hivodir era una persona muy orgullosa en secreto, pero en tiempos de necesidad era de los que
cumplían con su deber. A pesar de ser claramente consciente de su miedo ante las probabilidades
abrumadoras, decidió cumplir su misión sin retroceder.

“Isotta, informa a «Espejo de Agua» utilizando una transmisión de que empiecen a evacuar a los
ciudadanos de la montaña, ahora.”

“¡S-SÍ!”

En lugar de usar «Hiroden», usó una transmisión normal de artes del viento para ponerse en contacto
con las fuerzas de «Espejo de Agua». Como había previsto, debido a la situación caótica, la interfe-
rencia de las artes del viento se había ido. Ella transmitió inmediatamente el mensaje a la tropa de
«Espejo de Agua» e informó directamente a Zeshald.

“¡¡¡NO HAY QUE SUBESTIMAR A LOS ADICTOS A LOS VIDEOJUEGOS, SHINJA!!!”

Operando con ambas manos el menú de personalización a un ritmo asombroso, un objeto 3D co-
menzó a formarse rápidamente.

///

Mientras tanto, dentro de la sede de «Espejo de Agua», la sombra de una figura se levantó lentamen-
te, aprovechando esta oportunidad para completar su misión.
85

CAPÍTULO 27.
Error de cálculo

Undécimo día del mes de Fuego de Shalnar

Un antiguo clan del pueblo se ocultaba en las montañas de Gazzetta. El «pueblo» parecía más una
pequeña fortaleza que un pueblo. Había edificios de piedra cuidadosamente dispuestos a su alrede-
dor. A primera vista, uno podría confundirlo con un pueblo de montaña aislado.

En ese pequeño grupo de edificios, una casa se diferenciaba del resto, ya que su fachada era más
parecida a la de un santuario que a la de un edificio normal.

“Abuela, sigues viva y coleando, eh. Ya veo.”

“Mírate a ti, has crecido tanto. Eres muy alto.”

El joven estaba familiarizado con la sacerdotisa del pueblo desde que era un bebé, así que después
de intercambiar una charla amistosa los dos pasaron al tema principal.

“¿Qué clase de revelación has tenido esta vez?”

“Mmm... el Dios Malvado ha descendido.”

“¿A sí? ¿Otra vez? ¿Qué tipo de persona es ahora? ¿Un monstruo ancestral o el progenitor de uno
de los cuatro grandes dioses?”

“Su cuerpo es similar al de un progenitor. Creo que podría tratarse de una variante de hombre.”

El ambiente tranquilo de antes había desaparecido en lo que el joven escuchaba con atención la la
revelación de la sacerdotisa. Este descenso había concedido el deseo más anhelado del clan. En la
antigüedad, el Dios Malvado que había descendido a Kaltcio se había convertido en una fuente de
prosperidad para el clan blanco, aunque también había conducido su clan hacia la desgracia. Se ha-
bía llamado a sí mismo [Profeta] y tenía el cuerpo de un hombre (en vez de tener el de una bestia).

“Ha descendido en Fonkrank.”

“Un humano, ¿eh? Entonces puede que esta vez destruya la prosperidad de los usuarios de artes
divinas.”

En el mundo controlado por el clan blanco, los que tenían la capacidad de utilizar artes extrañas eran
una minoría y eran tratados como ciudadanos de segunda clase y burlonamente llamados [colora-
dos]. Los [colorados] adoraban a los Cuatro Grandes Dioses, porque creían que les habían dado sus
poderes. El Dios Malvado, sin embargo, daba el poder de la [Magia].

Los [de color] se llamaban a sí mismos usuarios de [artes divinas] y subieron gradualmente al poder.
86

Por último, el clan blanco fue exiliado de esa región.

“Esto... no lo sé. Pero vi que tenía el pelo de color negro azabache.”

“Hmm... Supongo que no cabe duda... Iré a confirmarlo por mí mismo.”

Otro Dios Malvado humanoide había descendido antes que el [Profeta], un monstruo vestido de
carne humana. Sacrificó a los [colorados] con su poder, reduciéndolos a una minoría decreciente y
brindando la oportunidad al clan blanco de florecer.

La estatua del monstruo, consagrada en los santuarios de los [desvalidos] en todo el mundo, se ba-
saba en la forma de esa criatura.

De acuerdo con la misión heredada por todos los reyes del clan blanco desde los tiempos antiguos,
cuando descendía un Dios Malvado, el mismo rey tendría que ir a confirmar su existencia. Ahora que
el Dios Malvado había descendido, y su imagen era cercana a la de la estatua negro. El joven dejó el
santuario de la sacerdotisa y regresó a su castillo para iniciar de inmediato los preparativos para su
viaje.

“¿De verdad que va a ir usted solo?”

“Tengo que hacerlo, es el deber de un Rey.”

“Pero... si le ocurre algo, Su Majestad...”

El consejero del Rey y su concubina no lo veían claro. El Rey tocó el vientre de su preocupada mujer
para calmarla, mientras ella insistía en que por lo menos fuera acompañado de un guardia.

“Ya es tarde. Además, mi heredero ya viene de camino.”

“P-Pero aún no sabemos si va a ser un niño o una niña.”

Al decir eso, él calmó a su mujer con un beso en los labios y luego partió hacia Fonkrank.

///

Segundo día del mes de fuego de Zalnar

“Imposible. ¿Ese chico es el Dios Malvado?”

Tras recibir los informes de seguimiento de los movimientos de las tropas de Blue Garden, el Rey
decidió invadir Paula y ordenó a sus hombres que se reunieran en una ciudad cercana a la frontera.
Mandó una pequeña unidad de reconocimiento a las ruinas de la Fortaleza Gearhawk y reordenó al
resto del grupo en unidades más pequeñas para que fueran más difíciles de detectar.

“Majestad, ¿qué va a ser de Su Alteza, Risha?”

“Su padre murió hace tiempo, ella ahora solo es un pájaro enjaulado. Por eso debemos liberarla.”
87

La Reina había logrado instaurar lo que fue el sueño del último Rey, su padre, pese a que solo pudo
hacerlo en una pequeña parte de Blue Garden, la ciudad de Cofta. Aun así, auguraba que ese te-
rritorio sería tomado tarde o temprano por el Líder Supremo de Paula. Y cuando eso ocurriese, sus
guardias no serían capaces de proteger también a los desvalidos.

“Siendo la Reina, no sé si va a aceptar nuestra ayuda.”

“Entonces la liberaremos por la fuerza.”

Con su gran espada de plata, el joven Rey avanzó hacia el ejército de la Reina, que se había puesto en
posición defensiva. Él continuó avanzando, venciendo su dilema interno, mientras el muro defensivo
permanecía en una peña de las llanuras. Los guerreros desvalidos, descendientes del clan blanco,
eran los mejores en combates con armas. Imponían cierto respeto al verlos a punto de cargar contra
el otro ejército. Ante eso, los soldados usuarios de artes divinas tan solo pudieron mantener su posi-
ción orgullosos y leales a la Reina.

“Mhm... No tienen nada que hacer.”

Zeshald escaló el muro que les separaba para observar la batalla desde la parte superior. Justo cuan-
do empezó a plantearse enviar como apoyo a la unidad que se estaba encargando de evacuar a los
refugiados, un haz de luz envolvió la primera línea del ejército de la Reina y las llanuras que rodeaban
la fortaleza.

En el siguiente instante solo algunos destellos permanecieron danzando en el aire al mismo tiempo
que un gran muro se alzaba separando el ejército de la Reina de las fuerzas de Gazzetta.

///

Ese gran muro interrumpió el camino de los soldados de Gazzetta, separándolos así de sus enemigos.
Shinja miró hacia el ejército de Fonkrank que avanzaba, y ordenó que bordearan el muro para no
pararlos en seco.

“¡Yuusuke!”

Shinja y el Cuerpo Oscuro estaban separados por cierta distancia. El resto de Cuerpos Divinos, con el
Cuerpo de Fuego en cabeza, se hallaban justo entre ambos, con 20 miembros al servicio de Yuusuke.

Si se dividían para ayudar a la Reina con sus artes divinas, tendrían dificultades para evadir los escua-
drones que viniesen por la retaguardia y acabarían sufriendo pérdidas innecesarias.

“¡Manténganse alerta! ¡Prepárense para la batalla!”

Shinja confiaba en su as bajo la manga.

Bueno, Yuusuke, ¿cómo vas a responder a esto?

///

Yuusuke estaba mirando a la zona del muro de Paula donde se había acoplado el suyo. Tan solo había
88

calculado a ojo las coordenadas del ejército de la Reina antes de crearlo, basándose en poco más que
su intuición.

Como no podía parar de manipular el menú de personalización, un miembro del equipo que estaba
monitoreando su entorno en busca de enemigos, le informó de repente de que alguien se acercaba.

“¡La caballería de Gazzetta se nos acerca por el sur! ¡Son casi 40!”

“Oh, no. ¿No se habían retirado?”

“¡Capitán! Tenemos que llamar a todas las unidades.”

“No es necesario.”

El Cuerpo Oscuro y las otras unidades eran tan solo una veintena de personas. Más o menos la mitad
de ellos dominaba el combate con artes divinas. Pero la caballería de Gazetta era casi dos veces más
grande en número, si iban a por ellos, el grupo de Yusuke no tenía posibilidades de ganar, sería piso-
teado sin piedad. Yuusuke se volvió hacia el soldado impaciente, le dijo que todavía había una cierta
distancia entre ellos y el enemigo, y siguió manipulando el menú de personalización.

Yuusuke ya lo había anticipado, por lo que eligió una personalización preestablecida en el menú y la
ejecutó inmediatamente, haciendo aparecer un pavimento de piedra ante sus unidades.

“¡Que todos se pongan sobre ese suelo!”

Yuusuke salió de un salto del carro, gritando eso, y echó a correr hacia el suelo pavimentado. Los
miembros del Cuerpo Oscuro reaccionaron impulsivamente, haciendo que los demás les siguieran.
Los de Gazzetta seguían avanzando, estando ya a 50 metros de su meta.

“¿Están todos encima? ¿Seguro? ¿No queda nadie fuera?”

Después de asegurarse de que todos estaban de pie en el pavimento, Yuusuke se apresuró en abrir
el menú de personalización y pulsó el botón de ejecutar.

Quería probar una nueva función de su arte divina, basándose en que si permitía el movimiento ver-
tical de un objeto personalizado, también permitiría un desplazamiento horizontal.

En el momento en que la luz que les envolvió hubo desaparecido, Cuerpo Oscuro y compañía apare-
cieron junto a la facción de la Reina.

///

“¡¿Q-Qué leches?!”

Shinja se había quedado en la retaguardia y había ordenado a un pelotón el asalto al Cuerpo Oscuro,
mientras que los otros rodeaban el enorme muro. Pero lo que acababa de hacer el grupo de Yuusuke
lo dejó perplejo, y le hizo levantar la voz por la sorpresa. Por un momento pensó que el Cuerpo Os-
curo había desaparecido, pero de repente apareció junto a las fuerzas de la Reina.
89

“¡¿Ha movido a su unidad entera...?! Es imposible...”

“Majestad, si continuamos así nos vendrán todos en contra: la facción de la Reina, el Cuerpo Oscuro
y el ejército de Fonkrank.”

“Ya lo sé. Ordena a la caballería que vuelvan aquí.”

El grupo de caballería se había quedado estupefacto con la repentina orden de retirada, recibieron
una transmisión a través de las artes de viento para volver a dar apoyo a la fuerza principal. Sinja
aceptó el hecho de que el poder de Yuusuke era mayor de lo que pensaba, y comenzó a cambiar
su estrategia. Reorientó su ejército para defenderse sus filas traseras, utilizando la misma pared que
había frustrado sus planes.

Se puso en contacto con fuerzas guerrilleras de [desvalidos] de pueblos de todo el continente, les
ordenó capturar personas cercanas a Yuusuke, con el pretexto de protegerles. Si no conseguían su
propósito de demostrar la fuerza de Gazzetta al mundo en esta batalla, al menos debían obtener
algún tipo de influencia para hacer que Yuusuke fuera a su país.

“Es verdad, había una chica... llamada Sun... ¡Oficial, tenemos que hacernos con ella!”

///

Las tropas de Yuusuke se habían trasladado cerca de la fortaleza principal donde estaba el ejército
de la Reina. Pendiente del ejército de Gazzetta que podía salir en cualquier momento de detrás del
muro, Yuusuke pidió al ejército de la Reina que se retirasen hacia la montaña. Ellos cedieron, aunque
mostrando resentimiento, diciendo algo así como:

“Como es una orden del Cuerpo Oscuro, vamos a obedecerla.”

Risha, al conocer el Cuerpo Oscuro por Zeshald y Reifold, decidió que si realmente eran tan fuertes,
sería mejor confiarles esta batalla a ellos.

De acuerdo con las órdenes de la Reina, el ejército de Fonkrank se haría cargo de las fuerzas de Ga-
zzetta. Tras esta decisión, las fuerzas de Blue Garden podrían retirarse con honor del muro, pasando
por la fortaleza en dirección a las Montañas Bouzas.

Yuusuke miró hacia la fortaleza, sonrió con alegría y saludó a Zeshald que lo miraba desde allí arriba.
Durante un tiempo se quedaron así, mirándose el uno al otro.

“El ejército de la Reina se está retirando.”

“El grupo de Hivodir ha rodeado el muro y está presionando al ejército de Gazzetta por los laterales.”

“El grupo de caballería ha empezado a retroceder y probablemente planee unirse a la fuerza principal
de Gazzetta.”

“Bien, avisen al grupo de Hivodir. Díganles a todos que den apoyo a «Espejo de Agua».”

Los soldados fueron rápidos ejecutando la orden que Yuusuke dio de una manera bastante tranquila.
91

Yuusuke seleccionó la personalización del mapa en su menú, que había preparado con anterioridad
y estaba esperando el momento exacto para activarlo.

Además de estar en pleno combate con las fuerzas de «Espejo de Agua», las tropas de élite de Izap-
nar estaban completamente rodeadas por el ejército de la Reina, así como el ejército de Fonkrank y
los invasores de Gazzetta. Ante estas circunstancias, algunos de los soldados de Izapnar comenzaron
a desobedecer las órdenes de su comandante, pasándose al bando de las fuerzas de la Reina.

En poco tiempo, el ejército de Gazzetta eludió la enorme pared y se presentó ante los otros ejércitos.
Yuusuke tuvo suerte, ya que el menú de los elementos del mapa detectó los enemigos cerca de la
pared que él había creado. Debido a que los ataques de Yuusuke eran indirectos, ya que solo interfe-
rían con el terreno, necesitaba un punto del mapa personalizable junto al objetivo que quería atacar.
El plan de Shinja era respaldarse con la pared, lo que precisamente permitía que Yuusuke hiciese lo
que tenía pensado.

Una pared se cubrió de luz y rodeó a «Espada Blanca». Se requería una cantidad considerable de
piedra para atrapar a un grupo de más de un centenar de soldados de pelo blanco, pero por suerte
había los recursos necesarios justo al lado, a pesar de que la parte superior de la gran fachada de la
fortaleza fue desapareciendo poco a poco.

“¡M-Majestad! ¡Mire...!”

“Imposible... ¡¿Nos ha encerrado dentro del muro?!”

Entre el recién acorralado ejército de «Espada Blanca» estaba Shinja, que acababa de darse cuenta
de que esa arte divina extraordinaria que había atrapado a sus hombres también iba a erigir un muro
similar para capturar al grupo de caballería que se estaba moviendo por su cuenta.

“¡Grrr! Truán... Fue un error tomar mis decisiones basándome en el sentido común.”

Así, la caballería de Gazzetta bajo las órdenes de Shinja también se encontró con una situación similar
a la de las fuerzas de Izapnar, sin siquiera haber cruzado sus espadas con el enemigo ni una sola vez.

Pasado un rato, los cuerpos de Hivodir llegaron hasta donde estaba el grupo de Gazzetta y treparon
por el muro. Hivodir se reía a carcajadas de las tropas acorraladas, pensando que ahora podrían
deshacerse de ellos fácilmente. Sin embargo, Yuusuke no le dejó llevar a cabo su deseo y ordenó a
la caballería de Gazzetta que cesara su avance. Estos, al ver que su escuadrón principal había sido
tomado como hostage, no tuvo más remedio que ceder.

///

“Que los miembros restantes de las Tropas se reúnan en la sede central. ¡Ante tal situación no nos
queda otra opción más que reagruparnos!”

Izapnar tenía la intención de encerrarse con sus soldados dentro de la sede central, manteniendo las
masas agitadas y prolongando así la guerra civil. Con eso tendría el tiempo para trazar un plan de
venganza y desviar la culpa hacia la Reina. En primer lugar, el hecho de que la Reina permitiese que
un ejército extranjero entrase en sus tierras, y es más, que les permitiera entrar dentro de las paredes
de Paula, era absurdo. Y que confiase en la fuerza del ejército de Fonkrank para repeler la invasión
de Gazzetta había sido una vergüenza nacional y un grave error.
92

No había más dudas de que el séquito de la reina, Zeshald, todavía era leal a Fonkrank. Movió todos
sus planes para promover la propaganda para que Blue Garden fuese engañado por Fonkrank. Pero
Izapnar, manipulando esa información, planeaba culpar a la Reina de la desgracia de todos los usua-
rios de artes divinas de la nación.

Por esa razón, de alguna manera tenía que tratar con Zeshald. Pero iba a ser imposible oponerse a
la política de reconciliación entre el Rey Esvobus y la Reina Risha sin eliminar el apoyo de Fonkrank a
la Reina. Por lo tanto, solo podía esperar a Belushya, que se había infiltrado con éxito en «Espejo de
Agua», para llevar a cabo su misión.

“Todavía no ha terminado... me las arreglaré de algún modo. Se separarán para luchar contra el
ejército de Gazzetta, solo la mitad de ellos vendrá hacia aquí.”

Mientras murmuraba las medidas que había que tomar y las perspectivas de futuro, el Líder Supremo
pensaba en un discurso para agitar a las masas. No le gustaba su discurso, arrugó el papel en el que
estaba escrito y lo tiró a la basura. Se llenó una taza con agua de una jarra para saciar su sed, el soni-
do del vaso era el único que resonaba en la sala. Entonces se dio cuenta de que sus manos temblaban
violentamente. Se las puso en los bolsillos para ocultar el temblor, y continuó puliendo su plan.

“Sea como sea, si consigo que la Reina pierda el apoyo de las masas... ¡Eh! ¿Dónde está Volmes?
¡Oficial de comunicaciones!”

El plan de prolongar la guerra civil era un último esfuerzo de vida o muerte para Izapnar. Una vez que
«Espejo de Agua» ganase la partida y obligase la retirada de las tropas de élite, ya sería demasiado
tarde para apostar por la victoria. A no ser que abandonase el país, la única oportunidad que tenía
Izapnar para mantenerse con vida era pedir perdón a la Reina.

“¡¿Qué pasa con el reagrupamiento de las tropas?! ¡Quiero un informe! ¡RÁPIDO! Lo que sea que
están haciendo... ¡que lo hagan más rápido, maldita sea!”

Al lado de Izapnar solo quedó Volmes, mientras el Líder Supremo murmuraba y gritaba en la oficina
de la sede central.
93

CAPÍTULO 28.
El aviso de Shinja

A medida que el ejército Gazzetta estaba siendo desarmado, Zeshald mantenía una estrecha vigilan-
cia sobre la retirada de las tropas de élite, en base a la cual emitía los comandos adecuados para evitar
que sus propias fuerzas las persiguiesen demasiado lejos. Con el fin de esta batalla, la relación entre
Blue Garden y Fonkrank probablemente mejoraría. Zeshald dejó escapar un suspiro al sentir que un
enorme peso había sido levantado de sus hombros.

La guerra civil en Blue Garden terminaría después de capturar al Líder Supremo Izapnar y obtener el
control completo de la sede central de Paula. A pesar de que el ataque de Gazzetta le había cogido
por sorpresa, su Rey, Shinha, había provocado a Yuusuke, el Dios de la Calamidad, y se había auto-
destruído espectacularmente, experimentando una calamidad en sí mismo.

“Zeshald, ¿procedemos con la conquista de la sede central de Paula?”

“Procedan. Yo me uniré después para asegurar nuestra victoria.”

Mientras pensaba en sus planes futuros en la sede bien ventilada de «Espejo de Agua», Zeshald
contemplaba las áreas urbanas de Paula. Ya era hora de que los ciudadanos se levantasen y comen-
zasen a animarse en torno a sus negocios. En el centro de esta zona urbana, los carros de soldados
se estaban preparando para allanar la sede central de Paula.

Escoltado por varios usuarios de artes divinas, Zeshald observaban las preparaciones apresuradas
para el ataque y los soldados de Gazzetta desarmados que salían de la enorme pared que los apresa-
ba. Y cuando menos lo esperaba...

“¡¿Mhm?!”

Belushya cargó contra Zeshald por detrás, pegándole un puñetazo entre el omóplato izquierdo y su
columna vertebral, con su ataque más fuerte de agua comprimida (付与系). Esta arte acuática de
Belushya congelaba su objetivo al instante. Era un tipo de asesinato aterrador que, si lograba conge-
lar el pecho de su oponente, congelaría su corazón producéndole una muerte instantánea.

A pesar de que la potencia del ataque variaba según la fuerza de las artes divinas de la persona,
Belushya se había entrenado desde muy joven. Estaba segura de que, aunque Zeshald era un usuario
de artes divinas excepcionalmente fuerte, y tenía una reliquia sagrada que aumentaba su resistencia
a otras artes divinas, no sería capaz de defenderse de ella si iba directa a su corazón.

*¡CRAS!*

El sonido de algo rompiéndose llegó a sus oídos. Al sentir una sensación familiar en la mano, Belus-
hya estaba segura de haber cumplido con éxito su misión y comenzó a moverse hacia su ruta de
escape. Pero, mientras trataba de avanzar hacia el fondo de la sala, alguien la agarró del brazo. Se
volvió lentamente para mirar por encima del hombro, y vio Zeshald, a quien creía muerto.
94

Mientras trataba de librarse de las últimas fuerzas del hombre, una amplia sonrisa apareció en el
rostro de Zeshald, dejándola sin aliento.

“¡¿?!”

“Es una pena.”

Ella estaba segura de que había congelado por completo el corazón de ese hombre, pero volvió a
preparar su puño para repetir el ataque. Desafortunadamente, Zeshald fue más rápido esta vez.

“¡Shoutensei!”

“¿Eh...? ¡Uaaaaahh!”

El contraataque de Zeshald dejó a Belushya tensa y rígida. Se inclinó hacia atrás y, con un fuerte grito,
la asesina cayó al suelo convulsionando.

“¡¿Q-Qué pasa aquí?!”

“Hmm, lo que pasa es una asesina...”

Al explicar la situación a los guardias sorprendidos, Zeshald recogió el fragmento de un anillo roto del
suelo. Era el anillo de plata que Reifold le entregó junto con el tesoro sagrado falso. Yuusuke le había
puesto el nombre de «anillo de sacrificio».

Este anillo tenía el efecto de tomar un golpe fatal para su portador. Era un elemento realmente mis-
terioso, ya que solo protegía a su portador de cualquier daño fatal una vez, después de eso se volvía
inutilizable.4

Si el portador era envenenado, el anillo no reaccionaría al veneno hasta el momento en que la muerte
se apoderase del usuario, pues se activaba para eliminar el daño letal de su portador. Pero en ese
caso, este moría por el mismo veneno inmediatamente después de que el anillo dejaba de funcionar.
Lo mismo ocurría en las muertes por ahogamiento, quemadura o aplastamiento.

Si el usuario era apuñalado con una espada o lanza, el anillo tomaría el daño fatal del golpe, pero
igualmente el usuario sería muy propenso a morir por las secuelas de la herida o el arma incrustada
en su cuerpo.

A decir verdad, comparando el anillo con el tesoro sagrado, la facilidad de uso del anillo era, cuanto
menos, cuestionable, ya que el momento de uso no podía ser controlado y su utilidad era complicada.
Aun así, Zeshald tuvo suerte, ya que la asesina utilizó una técnica especial en su intento de matarlo.

El anillo juzgó la «congelación» de Belushya como un arte divina mortal y se activó, tomando el daño
en lugar de Zeshald. En ese momento, el efecto de recuperación del tesoro sagrado también se ac-
cionó y comenzó a sanar su corazón congelado. Zeshald no perdió la conciencia y complementó el
efecto del tesoro con su propia curación de artes divinas. A medida que su cuerpo fue recobrando la
vitalidad, no sufrió mucho pese a que el corazón se le detuvo por un momento.

4
Como una vida extra en un juego.
95

“¿Está... muerta?”

“No, solo usé una arte divina muy fuerte en sus válvulas sanguíneas.”

Cuando Zeshald tocó el brazo de su asesina, sintió algo fuera de lo común y golpeó allí. Al contarlo
simplemente se encogió de hombros, hablando de la eficacia inesperada de su arte divina.

Cuando era una niña, Belushya había abusado de un arte divina lastimándose todo el cuerpo. Desde
ese incidente había perdido casi todo el sentido del tacto.

Como no sentía casi nada, tenía una gran tolerancia al dolor y las lesiones, por lo que se convirtió en
una experta en las normalmente peligrosas artes de agua comprimida. Estas artes, junto con sus ha-
bilidades de asesinato, la habían colocado en el centro de las operaciones clandestinas hasta ahora.

Tal vez era debido a su constitución y el sentido del deber, que no mostraba ninguna emoción ordi-
naria y daba a los otros una impresión fría. Con el tiempo, los compañeros de trabajo comenzaron a
burlarse de ella, llamándola «Dama de Hielo».

Zeshald sanó sus nervios tocando su mano y Belushya, abrumada por la repentina ola de sentido,
simplemente se desmayó. Para esta mujer que no conocía sensaciones desde que era una niña, eso
se convirtió en un torrente destructivo de placer que simplemente elevó su mente.

Dado que las artes divinas de Belushya no afectaban a su oponente si no estaba cerca de él, ella se
contuvo cuando aún estaba inconsciente.

Finalmente, cuando cesaron sus convulsiones, la cara de la asesina, conocida como dama de hielo, se
sonrojó ligeramente, y apareció una expresión de leve felicidad en su rostro.

///

Solo se informó a los miembros de rango más alto sobre el intento de asesinato del líder de «Espejo
de Agua». Mientras Zeshald se dirigía hacia la posición de su milicia de artes divinas donde estaban
enfrentándose contra el ejército de Paula, Shinja estaba bien tranquilo junto al ejército de la Reina,
al otro lado de la pared que los había apresado. A pesar de que su ejército había sido desarmado y
tenía las manos esposadas, supo cómo mantener la compostura.

Por si tenía alguna queja, Yuusuke se acercó al Rey de Gazzetta. La Reina también se acercó a Shinha
junto con dos de sus doncellas, y ahora estaba directamente delante de él.

La Reina Risha era una hermosa mujer, su larga melena de color azul claro alegraba el ambiente a su
alrededor. Sus doncellas también eran bastante bonitas, eran gemelas idénticas, pero su forma de ser
era completamente opuesta.

Si la Princesa Violet era como los fuegos artificiales, la Reina Risha desprendía una imagen de un río
cristalino. Yuusuke anotó que había una gran cantidad de hermosas mujeres en Blue Garden.5

Plantándose con determinación ante Shinja, Risha frunció ligeramente el ceño y empezó a hablar con
una voz firme.

5
En japonés pone “Yuusuke registró en la base de datos de su mente...”
97

“Tú... ¿Qué estás tramando?”

“Todo lo que esperaba era conocer a la Reina Risha. Perdone la indiscreción pero, ya he conseguido
lo que más quería. La guerra solo me ha ayudado a ello.”

Se encogió de hombros mientras decía esto último. Risha respondió con una mirada de disgusto.

“¿Por qué empezaste esta absurda guerra?”

“No es absurda, solo que fallé en subestimar la fuerza del Cuerpo Oscuro.”

Esa misma fuerza era lo único «absurdamente» descomunal aquí. Si no fuera por ese poder, Shinja
habría ganado, y no habría pasado el estado en que se encuentra actualmente. Gazzetta no estaría
unida, y el hecho de que el líder movilizase al ejército antes del nacimiento de su heredero hablaba
bastante sobre ese hecho.

“¿Ibas a atacarme?”

“Nunca. Mi plan era liberarte.”

“¿Liberarme? ¿Es que soy como un pájaro enjaulado o qué?”

“¿No te das cuenta? ¿O sigues queriendo hacerte la dura como siempre?”

Shinha actuaba como si pudiera ver a través de la sobria actitud que la Reina mostraba. Risha suspiró
y murmuró:

“Estúpido arrogante...”

“Puede que tengas razón, pero un Rey necesita su orgullo para dirigir a su propio país.”

Shinja y Risha se hablaban el uno al otro como si se conocieran de toda la vida. Su conversación pare-
cía una pelea de amantes. Yuusuke, que estaba escuchando, decidió dejarles un poco más de tiempo.

“Oiga, ¡ya basta de ser tan grosero con Su Majestad!”

Incapaz de soportar la actitud de Shinja hacia su Reina, una de las hermanas gemelas, Masha, le gritó
a Shinja.

“Somos viejos amigos, ¿no es cierto, Risha?”

“Lo éramos. En el pasado.”

Aun así, la actitud descarada y despreocupada de Shinja, que carecía de cuidado al tratar con la Rei-
na, quien mostraba un fuerte descontento hacia él, provocó en Misha una sensación parecida a los
celos. La criada se puso a gritar comentarios abusivos hacia Shinja.

“¡Desvalido de mierda!”
98

En ese instante una sonrisa feroz apareció en el rostro de Shinja obligando a Misha a retroceder ins-
tintivamente.

“¿Lo ves, Risha? Incluso tus más fieles seguidores piensan de ese modo.”

“...”

“¿Eh? ¡Eh!”

Risha se mordió los labios. La hermana menor de Misha, Sasha se volvió hacia su hermana, que se
había quedado desconcertada y confusa, y se lo explicó.

“Su Majestad trata a los desvalidos como sirvientes, pero quiere liberarlos con sus medidas políticas.”

Aunque permitía a los usuarios las artes divinas y los desvalidos vivir sus vidas en la ciudad, ambas
partes antagonizaban entre sí. Tendrían que romper sus prejuicios hacia los demás con el fin de llevar
una vida normal los unos con los otros.

Por esa razón la propiedad de desvalidos se utilizaba como primer paso y fue reformada cambiando
la política de protección. Por lo tanto, una expresión tal por parte de una persona tan cercana a la
Reina, dejaba una marca distintiva en su reputación. Al darse cuenta de su error, Misha se volvió hacia
la Reina y dijo:

“¡No quería decir eso! ¡Me refería a su falta de respeto hacia usted y su posición social!”

“Yo también soy Rey, de Gazzetta, y no hay ni una pizca de respeto en tus acciones.”

“¡Ahora es un prisionero de nuestro país!”

“Ahh, ¿sin siquiera cruzar vuestras espadas con mi ejército? Pensaba que me había apresado el Cuer-
po Oscuro de Fonkrank.”

“¡Ugh...!”

Sus argumentos y hechos fueron contrarrestados con contundente sarcasmo, que reforzó la posición
de Shinja.

“Por cierto, el viejales que lidera «Espejo de Agua» también había estado relacionado con Fonkrank,
¿no? Hmm, pensaba que vosotras érais de Blue Garden...”

“¡Grrr...!”

Rishause se opuso a la prepotencia de Shinja endureciendo ligeramente el tono de su propia voz y se


dirigió con calma a Misha, que parecía estar a punto de estallar.

“Fonkrank nos ha prestado un poco de su fuerza esta vez.”

Esto no quería decir que Risha estuviera de acuerdo con el sistema de castas que era la base de la
99

estructura social de Fonkrank.

“Puede que quieras verlo de esa forma pero, ¿qué crees que ocurrirá a la hora de la verdad?”

Shinja cuestionó las habilidades diplomáticas de Risha y le preguntó sería capaz de evitar la política
de reconciliación del Rey Esvobus.

“¿Dejarás que el ejército de Fonkrank o el líder de «Espejo de Agua» formen coalición contigo o
querrás que se vayan?”

Al oír esto, Misha se quedó con cara de idiota. Sasha también parecía preocupada y entrecerró un
poco los ojos. Después de destituir al Líder Supremo de Paula y una vez tuviesen todo el poder a
su alcance, ¿no acabaría siendo todo igual solo que en manos de un titiritero diferente? Esta era la
verdadera pregunta oculta dentro de las palabras de Shinja.

“Y-Yo...”

Risha, de repente incomodada, agachó la cabeza para ocultar el temblor de sus iris. Gritaba por den-
tro que no tenía ninguna otra opción, que no tenía ningún otro medio de oponerse a Izapnar. Ella
tan solo era un «pájaro enjaulado», como Shinja la había llamado, y estaba empezando a perder el
control dentro de su corazón.

“Entonces, ¿qué va a ser de nosotros?”

Con Risha acorralada, Shinha cambió por completo la pregunta que hizo anteriormente. Relajó los
hombros y volvió a su tono anterior, preguntando por el destino de él y su ejército, actualmente pre-
sos de Blue Garden. La Reina era la persona que decidiría su destino.

“...Te ordeno que abandonéis inmediatamente el territorio de Blue Garden.”

Risha, con su autoridad de Reina, dio la orden de liberar Shinja y sus tropas, para que pudieran salir
de su país. Sus doncellas se opusieron a la decisión y le instaron a reconsiderarlo, sin embargo, ella se
mantuvo inalterable. El ejército de Gazzetta no tuvo mucho que ver con el daño a Blue Garden y los
soldados tampoco parecían particularmente insatisfechos.

La fuerza de su ejército era intimidante, pero al final no fueron capaces de hacer nada y se convirtie-
ron en prisioneros de guerra, por lo que parte de los soldados de artes divinas estuvieron de acuerdo
con la decisión.

“Shinja, te prometo que voy a cumplir el sueño de mi padre. Prométeme que no volverás a poner un
dedo en este país hasta que yo muera.”

“¿Te refieres a... vigilarte? Bueno, te vigilaré durante un tiempo.”

Shinja desafió arrogantemente a la Reina hasta el final. Aunque sus criadas refunfuñaron, Risha se
relajó. La tensión de su rostro se convirtió en una sonrisa.

“Verdaderamente... no has cambiado nada desde entonces.”


100

“Tú tampoco. Aunque supongo que la gente no lo sabe. Oh, y también te has vuelto más bella.”

“¡¿Q-Qué demonios te has creído?!”

“Su Majestad, ¡el vocabulario, el vocabulario!”

Después de recibir un ataque sorpresa de su oponente por quien ella también sentía algo, la Reina Ri-
sha dejó salir a la superficie descuidadamente los sentimientos que ella había sellado profundamente
hacía tiempo, cuando era la sacerdotisa acuática. Con la observación de Misha, se sonrojó y se cubrió
la boca mostrando su lado más lindo.

“¡Hmpf!”

“C-Como sea, ahora el ejército de Gazzetta es libre. Quítenles las esposas.”

Risha ordenó a su milicia que soltasen al ejército de Shinja, que estaba retenido en otro lugar.

Insatisfechas con la arrogancia que Shinha había mostrado hacia su Reina, las dos criadas trataron de
convencerla otra vez para que lo reconsiderase, diciendo cosas como:

“Son nuestros prisioneros después de todo.”

Su objetivo era conseguir vengarse de Shinja mientras este no dejase de mostrar tanta superioridad.

Shinja comenzó a analizar sus cartas en busca de una manera de destruir su desprecio y ganar ventaja
para su ejército. Como solo sabía jugar manos de orgullo y beligerancia, decidió apostar por ellas.

“Dejad que os dé un pequeño consejo. Para el clan blanco, las armas solo son una herramienta más.”

Shinja hablaba con una sonrisa salvaje, haciendo que su milicia se parase y lo mirase con expresiones
dudosas en sus rostros. Risha dio un paso atrás; sabía el significado de esa expresión en la cara de él.

“Aun sin nuestras armas, podemos luchar con nuestro cuerpo. ¡OS LO MOSTRARÉ!”

Shinha levantó sus manos y se golpeó el pecho rompiendo las esposas con la fuerza bruta. Al ver eso,
los caballeros de «Espada Blanca» siguieron a su Rey y se arrancaron uno por uno los grilletes. A pe-
sar de estar encadenados con grilletes de madera hechos para ser más efectivos en los [desvalidos],
los soldados usuarios de artes divina se quedaron pasmados, con los ojos muy abiertos, al ver como
destruían los grilletes usando la fuerza bruta.

Sin embargo, parecía que los usuarios de artes divinas que servían en la caballería de «Espada Blan-
ca», no podían imitar la misma acción e hicieron un llamamiento para que les quitasen los grilletes a
través de los medios normales.

Viendo al ejército de artes divinas estupefacto, Shinja dio una patada en el suelo como una bestia y
al instante cerró la distancia entre él y Risha. Sus dos doncellas reaccionaron a eso, pero como Shinja
ya estaba tan cerca de Risha, no podían defenderla con artes de agua ni atacarlo a él de otra forma.

“¡¿...Qué?!”
101

“Eres una ingenua...”

Pendiente de las sirvientas peliazules sorprendidas que abrían los ojos como platos, Shinja extendió su
mano hacia la cabeza de la Reina, agarró suavemente un mechón de su pelo azul, lo besó, y se retiró
después de dejar caer suavemente el cabello. Las dos criadas corrieron al lado de la Reina, tomando la
posición en la que estaba en Shinja hacía un momento y dirigieron sus miradas hacia el Rey Desvalido.

Shinha rió, dio la espalda a las mujeres, y volvió rápidamente al lado de sus camaradas. Con esto
había querido decir que «podría haber roto las esposas y haberles matado en cualquier momento.»

A decir verdad, no fue solo por el beso en el pelo de la Reina, todos los integrantes de «Espada Blan-
ca» eran prisioneros y, sin embargo, el lado de Blue Garden no pudo hacer nada contra ellos.

La milicia de artes divinas miraba con ojos cautelosos al ejército de Gazzetta, que se estaba prepa-
rando para su retirada. Del mismo modo que la atmósfera que les rodeaba estaba empezando a ser
peligrosa, el Capitán de pelo negro del Cuerpo Oscuro de Fonkrank dio un paso para encontrarse con
el comandante de los caballeros de «Espada Blanca».

Esta lucha llevaba algún significado ya que algunos de los soldados de Gazzetta se habían puesto
visiblemente tensos por la entrada del oficial al mando del todopoderoso Cuerpo del Dios Oscuro.

“¡Eh, Shinja!”

“¡Yuusuke! Creías que nos la habías jugado, ¿eh?”

“Ahora todo el mundo vuelve a estar confundido. ¿Era necesaria esa demostración de tu fuerza?”

Yuusuke se acercó a Shinja, estaba tan enfadado que no solo el aura que emanaba era diferente,
sino que su actitud también había dado un giro. Shinja desvió la mirada para observar la escala de la
habilidad de Yuusuke y pronunció unas palabras en actitud relajada, como si nada hubiera sucedido.

“Has jugado muy bien tu papel de Dios Malvado con ese poder.”

“!”

Shinja mostró una leve sonrisa después de ver que la cara de Yuusuke se tensaba contra su propia
voluntad. Yuusuke esperaba que nadie más aparte de Zeshald y Sun supiesen que había sido llama-
do a este mundo para convertirse en el Dios Malvado. Risha, que les estaba escuchando con la cara
todavía roja de vergüenza, inclinó la cabeza ligeramente cuando oyó mencionar al Dios Malvado.

“Tu presencia en este mundo es fuerte, pero etérea.”

Basándose los miles de años de historia, Shinja dio su visión de Yuusuke, un ser convocado en este
mundo. Sus palabras fueron pesadas y graves, llenas de intenciones de hacer resurgir el clan blanco,
que había estado cientos de miles de años olvidado.

“La resurrección del clan blanco comportará la caída del poder de los usuarios de artes divinas. Está
en las manos del Dios Malvado que eso ocurra.”
102

“¿Por qué? ¿No podéis vivir en armonía?”

Yuusuke replicó a la conclusión de Shinja, preguntando qué tipo de razón o regla requeriría la des-
trucción de cualquiera de los lados. Sin embargo, no mencionó la parte en que el Dios Malvado
estaba preocupado por todas las personas a su alrededor.

“Los usuarios de artes divinas que causaron el hundimiento del clan blanco viven como si nada, por
ello la prosperidad del clan blanco requiere la destrucción del mundo de los usuarios de artes divinas.”

“¿Esa es tu respuesta? ¿No crees que así solo conseguirás repetir lo que ocurrió hace años?”

“Puede que sí, la prosperidad no es eterna. Es el ciclo de la vida al que está destinado todo aquel que
vive en Kaltcio.”

“...Tú.”

El gran discurso de Shinja, rebosante de confianza en sí mismo e impregnado con la convicción de


que su conocimiento era mayor que el de cualquier otra persona, incitó dentro de Yuusuke el deseo
de averiguar qué sabía él sobre el Dios Malvado. Al fin y al cabo, los tres mil años de historia se reco-
gían en los ojos del líder del clan blanco.

“Te esperaré en el lugar donde guardamos la historia del Dios Malvado. Sé bienvenido en Gazzetta.”

Yuusuke, abstraído por el mensaje oculto amenazador que contenía ese discurso, trató de inquirir
sobre el significado de lo que acababa de decir Shinja. En ese momento, un oficial de comunicaciones
de artes del viento montado en un caballo se les acercó y le susurró algo a Shinja. Al escuchar a su
subordinado, el Rey de Gazzetta frunció el ceño.

“Permíteme hacer una corrección. Espero que vengas a verlo por ti mismo si te interesa.”

Dicho eso, Shinja subió a su caballo y emitió una orden a la caballería de «Espada Blanca».

“¡Retirada!”

El ejército de Gazzetta se fusionó en una sola unidad varios cientos de metros de distancia de la
fortaleza principal. Allí, giraron en dirección a su país y comenzaron oírse los cascos de los caballos
resonando en el suelo seco, levantando una nube de polvo a su paso.

“Con que mi presencia es etérea, ¿eh...?”

Yuusuke suspiró mientras observaba al ejército Gazzetta desapareciendo por el horizonte, eliminar
el enorme muro y reparar la fortaleza era su principal preocupación en este momento. Después de
todo, había tomado prestada una considerable cantidad de recursos de la fortaleza para construir su
muro y gran parte de la mitad superior de la fortaleza había desaparecido.

“Al final, además de ser molesto, ha sido inútil...”

Los primeros residentes de esa parte de la fortaleza de donde tomó los materiales se llevarían una
desagradable sorpresa la mañana siguiente.
103

CAPÍTULO 29.
La vuelta a casa del Cuerpo Oscuro

El mundo cambiará cuando despierte mañana.

Eso era lo que ella pensaba en ese momento. Se despertó y empezó su rutina diaria, poniéndose su
uniforme de la tropa acuática. Normalmente, ella salía de su habitación e iba directamente hacia el
cuartel general de «Espejo de Agua», pero por alguna razón hoy estaba caminando por el pasillo de
la milicia de «Espejo de Agua». En el momento en que Plausha despertó, las salas del consejo habían
sido dominadas por las fuerzas de «Espejo de Agua».

Originalmente, se sospechó que Plausha podría haber estado trabajando para la facción de Izapnar
en «Espejo del Agua», pero al no participar en la guerra civil y quedarse durmiendo en su habitación,
hizo que todas las sospechas se levantasen. Así logró no ser detenida y poder salir y entrar de su
habitación libremente.

Izapnar había oído de Volmes que había una chica espía, pero no le dio muchos detalles acerca de sus
actividades ni le reveló su posición. El encargado de la selección de personal y de su red de inteligen-
cia era Volmes, había algunos miembros de la tropa de fuego que sabían sobre el trabajo de Plausha,
pero todos desaparecieron por alguna razón. Los gritos de Izapnar se podían escuchar.

“¡¡¡Ese Volmes seguro que ha escapado!!!”

Durante la mañana, tanto los equipos de élite como los de milicia de «Espejo de Agua» recorrieron
las zonas urbanas de Paula, haciéndose con el control de las instalaciones y las instituciones burocrá-
ticas que pertenecían a la facción de Izpanar. Los carros que transitaban por las calles del centro de
la ciudad despedían una atmósfera imponente y ordenada. El amanecer en Paula dio la bienvenida
al fin del régimen de Izapnar.

“Todo, está casi perdido...”

Plausha, que caminaba por el sendero de la gran muralla, descubrió que una gran cantidad de las
tiendas móviles había desaparecido siendo reemplazada por un nuevo panorama refrescante de uni-
formes de miembros de élite que no le eran familiares.

Uno de ellos miraba al horizonte, llevaba un uniforme y una capa negros, su cabello era también de
color negro.

“¿...Eh? ¿No es éste un equipo de élite diferente? “

La persona que estaba de pie allí llevaba el uniforme del Cuerpo Oscuro con el escudo de armas del
palacio de Fonkrank. De inmediato se detuvo para mirarlo más detenidamente y se dio cuenta de que
era el “Héroe de Gearhawk” del que hablaban los rumores. Imponía tanto respeto que incluso podría
decirse que a ella le daba miedo moverse.

Cuando sintió una presencia, la persona que portaba el uniforme del Cuerpo Oscuro miró a Plausha.
104

///

Después de notar una chica prudente y temblorosa que llevaba un uniforme de la tropa de élite,
Yuusuke se dirigió a ella con una sonrisa irónica.

“No hay necesidad de estar tan asustada.”

“¡N~No tengo miedo!”

Al oír su voz entrecortada y ver sus hombros temblorosos, Yuusuke dijo en un intento de corregir sus
errores:

“¡Me sabe tan mal, tendría que haberte hablado del tiempo!”

“Ah, lo siento.”

“N~No pasa nada...”

Pese a que era la primera vez que la veía, desprendía una sensación famimilar. Al igual que Sun, que
aparentaba tener su misma edad, tenía la impresión de que algo le había ocurrido en el pasado y por
eso era tan prudente, parecía como si se sintiera amenazada. Como era su primer encuentro, y hacía
unas horas eran enemigos, era natural para ella tener esta reacción. Yuusuke lo pensó y comenzó a
tratar de entrar en contacto con ella de forma natural.

La imagen de lo que había imaginado Plausha a través de innumerables rumores era la de «un hom-
bre de valor que por sí solo acabó con todo un equipo de élite», y no la de la persona que estaba
frente a ella, por lo que se quedó un poco perpleja. A pesar de tener un aspecto inusual, no podía
percibir un aura de artes divinas de él. No sabía exactamente por qué, pero daba la impresión de una
«persona normal».

“¿Pero tú eres realmente el Héroe de Gearhawk del que todo el mundo habla?”

“Ah, eso... honestamente, fue un fracaso.”

Escuchar que lo sucedido en la Fortaleza Gearhawk había sido un fracaso sorprendió a Plausha. A
pesar de que no estaba tratando de ser humilde, Yuusuke incluso hizo un gesto de rascarse la cabeza
y puso una mirada como de que realmente había fallado, haciendo que la gente tuviera curiosidad
por saber lo que pensaba.

“Pero esta vez usamos otra alternativa a la aniquilación total y parece que funcionó.”

Un gran número de miembros de la tropa del viento, las élites de Blue Garden, habían sido captura-
dos en los territorios de Fonkrank, por lo que muchas de las víctimas de la fortaleza eran en su ma-
yoría no combatientes. Podría haberse evitado tanta conmoción en la guerra civil con la destitución
de Izapnar.

Yuusuke suspiró. Plausha estaba confundida con las palabras «esta vez», ya que ella no sabía lo que
había sucedido. Pero respondió a Yuusuke.
105

“Fue bueno que esta vez no terminase con la aniquilación total. ¿Por qué no lo hizo la otra vez?”

“En ese momento no había tiempo para los sentimientos.”

Debió capturarlos igual que esta vez... ¿Por qué no lo hizo? Si lo hubiera hecho, mi hermana no
hubiera muerto...

Quería decir eso, pero las palabras no salían de su boca tan fácilmente. Todas las emociones que
brotaban en el interior de Plausha comenzaron a derramarse y se convirtieron en una pregunta.

“¿...Por qué?”

Ella murmuró sin querer hacerlo, ya que no quería escuchar la respuesta.

“Tenía miedo.”

“¿Eh?”

“No quería morir.”

Plausha abrió mucho los ojos, ya que fue arrastrada por un torbellino de sentimientos que brotaban
a causa de la sorprendente respuesta del llamado «héroe».

“Usted es conocido como un héroe y un caballero de élite, ¿y tiene miedo a la muerte?”

“Bueno, sigo siendo una persona normal en el interior.”

Al escucharlo, Plausha recordó la primera impresión que había tenido de Yuusuke, la de que parecía
una «persona normal», y pensó en su hermana. En sus recuerdos se dio cuenta de que ella también
era una persona bastante normal. Aunque el lado que su hermana había mostrado durante su misión
era desconocido para Plausha.

“¿Qué pasó en la Fortaleza Gearhawk?”

Plausha le preguntó, ya que los detalles de lo que había sucedido no se distribuyeron entre el público
en general, ni tampoco a las milicias de Blue Garden.

Siendo una de las partes relacionadas, el «Héroe de Gearhawk», le explicó a Plausha los detalles
completos del incidente, incluyendo la montaña de cadáveres y las cosas terribles que habían hecho.
Al oír toda la historia, Plausha se dio cuenta de lo ignorante que era.

A pesar de que las artes aéreas de su hermana no eran del tipo ataque, por la historia que había oído,
las personas que participaron casi no infligieron daño directo aun siendo miembros del equipo en la
operación. Hasta ahora no concebía que no hubiera podido hacer nada, pero escucharlo de la voz de
la persona que había luchado y derrotado a su hermana, todo parecía cobrar significado.

Aunque hubo algunas partes faltantes, el cadáver de su hermana era hermoso. Parece que «sus»
artes divinas habían restaurado el cuerpo a su forma anterior. Después de conocer la naturaleza de
Yuusuke, Plausha fue capaz de organizar sus sentimientos.
106

“¡Capitán! Vaya, qué poco ha tardado en seducir a una chica de Blue Garden~”

“¡No! No me pongas a tu nivel.”

Al oír las burlas de Fonke desde el otro lado de la Gran Muralla, Yuusuke se asomó y replicó.

“Pues bien, debo irme.”

“Ah, sí, gracias por la conversación.”

En cuanto la capa de color negro azabache del «Héroe de Gearhawk» aleteó en la distancia, la ex-
presión sombría que tenía Plausha se fue junto con él.

///

Una vez que el grupo de Yuusuke, que consistía en el ejército de Fonkrank, llegó a la Fortaleza Dier-
nuk, se declaró que parte del equipo de soldados iba a quedarse en la fortaleza, mientras que el
Cuerpo Oscuro regresaría a Sanc Adiet. Hivodir también se iría con él. Su crédito era «haber conduci-
do con su equipo a un ejército enemigo tres veces mayor hacia la trampa que Yuusuke había puesto».

Zeshald, por otra parte, tuvo que realizar tareas tales como la herencia parlamentaria y la preparación
de una reunión entre el Rey Esvosbus y la Reina Risha, por tanto, había planeado permanecer en
Paula durante 4 o 5 días.

Después de eso, se haría cargo de un séquito de «Devolución del Tesoro Sagrado a la Reina», luego
regresaría al pueblo de Rufk para su retiro.

///

Habían pasado 2 días desde que el Cuerpo Oscuro e Hivodir habían vuelto a Sanc Adiet, hoy era el
día 10 del mes de fuego de Zalnar.

El «Héroe de Gearhawk» ahora también era conocido como el «Héroe de Diernuk», donde había
obtenido una victoria para Fonkrank. Este rumor se convirtió en un tema candente en la ciudad de
Sanc Adiet. La información sobre Gazzetta, como era natural, no fue publicada. Parecía que había
sido el Rey Esvosbus el que había controlado el flujo de la información.

Muchos ciudadanos de Fonkrak estaban celebrando el regreso triunfal del Cuerpo Oscuro al Volance.

“¡Has regresado, Yuusuke!”

“Bienvenido de nuevo, señorito Yuusuke.”

“Estoy de vuel--ta... ¿Por qué está Sun aquí en el palacio?”

Yuusuke se mostró sorprendido por la recepción inesperada de su temprano regreso. Violet acabó
con su sorpresa contándole lo que había ocurrido. Parecía ser que la había invitado al palacio la noche
en que Yuusuke fue a la construcción de la fortaleza y había estado aquí desde entonces. Aunque no
le dijo la razón principal de ello, más o menos podía adivinarla.
107

“Pensaba que Sun, que está viviendo sola, querría compañía y le gustaría oír más cosas sobre Zes-
hald.”

“Claro, yo mismo también me siento solo.”

“¡Princesa! ¡Este indigno Hivodir ha regresado de una misión exitosa!”

“Oh, se aprecian sus esfuerzos. Padre estará muy contento de oírlo.”

Después de dar las gracias necesarias a Hivodir, Violet se volvió hacia Yuusuke y le preguntó acerca de
la misión. Como Zeshald iba a volver en unos pocos días, estaba de buen humor. Descuidadamente,
Yuusuke se dirigió hacia su habitación después de despedirse de Hivodir. Después de eso, vio a Sun,
que le recordaba el ejército de Shinja, el Rey de Gazzetta.

“Hmmm... De alguna manera parecían un grupo de mercenarios en lugar de un ejército nacional.”

Él comenzó a analizar las cosas que había hecho Shinja, tales como no tener en cuenta las relaciones
diplomáticas entre las naciones, y la eliminación de los obstáculos que parecían bloquear su camino
como Dictador Absoluto.

Se promulgó un intento de arrastrar a Yuusuke al sistema, pero si el estado soberano de Gazzetta


fuese capaz de ganarse a Yuusuke, que tenía un arte divino desequilibrado capaz de crear equipos
especiales como los que él había mostrado en Paula, entonces simplemente podría arrollar a todos
los demás países de Kaltcio con simples usuarios de artes divinas.

“Ese es un movimiento insensato de alguien que no se ajusta a un candidato prometido, no te atre-


vas a intentarlo.”

Las cosas parecían haber llegado a una etapa en la que Hivodir eligió apegarse a Yuusuke. Como él
entendió al pasar tiempo a su lado, Yuusuke no tenía ninguna pizca de ambición de poder, a pesar
de ser muy cercano a Violet, no había intención por parte de él en convertirse en su marido.

De haberlo sabido, los candidatos a prometido se reirían de lo impacientes que estaban. Aunque, si
Yuusuke alguna vez llegase a intentar algo, de algún modo podría acabar siendo mejor.

En su vida hasta ahora, siempre había tenido complejo de que sus habilidades de artes divinas eran
débiles, ya que estaba en la prestigiosa casa Volance. Hivodir siempre había estado pensando en
cómo lograr obtener poder en este mundo, pero ahora había comenzado a cambiar y darse cuenta
del valor de los compañeros y los amigos.

“Bueno, la vida es así. Me pregunto qué me dará el rey como recompensa~”

Había vivido su primera batalla y había regresado a salvo, por lo que había asentado sus sentimientos.
Entre los candidatos a prometido y las élites del palacio, no había muchos que tuvieran experiencia de
combate real, ya que no había habido ninguna posibilidad de hacerlo recientemente.

En ese día, varias personas que pasaban por allí vieron a Hivodir saltando por los pasillos de los pisos
superiores del palacio.
108

CAPÍTULO 30.
Misión completada

Al día siguiente, después de que el Cuerpo Oscuro regresara habiendo completado su misión, Yuu-
suke se cogió un permiso para utilizar sus días de vacaciones restantes, por lo tanto decidió llevar
de vuelta a Sun al pueblo de Rufk. Esta vez, debido a sus logros en Paula, los burócratas y los que
estaban en el entorno del Rey estaban deliberando sobre qué recompensa se le debe dar a Yuusuke.

¿Debían darle una identidad formal como un noble de Fonkrank? ¿O darle una mansión en el barrio
noble? Luego, un problema ocurrió durante la deliberación, ya que había informes del administrador
local sobre la aparición del ejército de Gazzetta en los pueblos de los desvalidos cercanos.

Debido a los rumores sobre la guerra civil en Paula, había una cantidad de información que descono-
cían sobre Gazzetta, lo cual era suficiente para causar un problema.

“Pues bien, nos vemos en 3 días.”

“Gracias por su trabajo, Capitán.”

“Tenga cuidado por el camino.”

“Puedes volver cuando quieras a jugar conmigo, Sun”.

Violet y los subordinados de Yuusuke se retiraron mientras este y Sun subían al carro del palacio que
se dirigiría hacia el pueblo de Rufk.

“Ahora que lo pienso, esta es la primera vez que viajo en carruaje a solas contigo, señorito Yuusuke.”

“Eso parece. De todas formas, ¿no estás cansada de Violet abusando de su poder?”

“No, fue muy divertido.”

“Ya veo.”

Comenzaron a charlar tranquilamente sobre lo que pasó, a lo largo de la carretera. Sun comenzó
resumiendo los eventos que ocurrieron en sus 6 días de estancia en el palacio. Comieron juntas, ju-
garon a las cartas juntas, hablaron felizmente hasta muy tarde por la noche, durmieron en la misma
habitación.

Con el fin de llamar la atención de Violet, los candidatos a prometido que no podían mostrar su lado
caballeroso a Violet habían tratado a Sun cruelmente, lo que hizo amargar a Violet, ya que sus accio-
nes «caballerosas» eran solo superficiales con el fin de entrar en contacto con ella.

“Sí, eso me recuerda que, aparte de Hivodir, los candidatos a prometido no hablan directamente con
Violet.”
109

“En cualquier caso, Hivodir, con el fin de convertirse en el centro de los candidatos a prometido, se
volvió capaz de tener amigos...”

Aunque hablaban constantemente de Violet, eso era mejor que pasar el tiempo en silencio. Cuando
el Cuerpo Oscuro salió hacia la Fortaleza Diernuk, tanto Yuusuke como Hivodir se ausentaron y esoles
proporcionó una oportunidad, por lo que trataron de acercarse a ella de manera agresiva.

“¿Ya te has acostumbrado a los usuarios de artes divinas?”

“... Todavía, tengo un poco de miedo... pero no tanto como la última vez.”

“Ya veo.”

“Ah, ¿sabe qué? Creo que usted es como el maestro, siempre que le tengo cerca mi mente está en
paz.”

Y a ese ritmo, fueron avanzando poco a poco por la carretera, hasta llegar al pueblo en torno a media
tarde.

///

“¡Sun! ¡Yuusuke! “

“Tía Bahana, estamos de vuelta.”

“¿Pasó algo para que estés tan inquieta?”

Después de entrar en el pueblo, el carro se detuvo frente a la casa de Zeshald, y de la nada había
aparecido la figura inquieta de Bahana. Un grupo de aldeanos, entre ellos el organizador del Festival
de la Cosecha, se acercó a ellos también.

“Gracias a Dios, realmente volvieron... Ambos regresaron a salvo.”

Yuusuke y Sun tenían un aspecto de duda en sus rostros, y comenzaron a preguntar la razón por la
que Bahana y los aldeanos estaban tan preocupados. Hacía solo unos días, el día en que Yuusuke
estaba luchando en Paula, un grupo de guerreros desvalidos llegó al pueblo diciendo que eran el
ejército de Gazzetta y que estaban buscando a Sun.

Después de escuchar que Sun había ido al palacio de Sanc Adiet, comenzaron a discutir entre ellos.

“Están un paso por delante de nosotros~”

“No me digan que tienen la capacidad de predecir el futuro~”

Acabaron renunciando ya que no podían secuestrar a alguien que no estaba allí y luego mandaron a
un usuario arte viento informar a alguien.

“Los que no estén satisfechos con las circunstancias actuales de la vida en este país, pueden venir
110

con nosotros a Gazzetta.”

Después de reagruparse, se dirigieron a la plaza del pueblo y reunieron a los aldeanos, diciendo que
su propósito original era el de hacer un llamamiento a todos los que les gustaría buscar refugio en
Gazzetta.

Sin embargo, en el pueblo de Rufk no había ningún usuario de artes divinas controlando la zona,
como Zeshald lo había hecho anteriormente conviviendo junto a los aldeanos. Por lo tanto, no había
ninguna recaudación de impuestos, y Yuusuke, que recientemente se convirtió en un oficial, había
conseguido un trato favorable que había mejorado el entorno en general. Por lo tanto, casi no había
descontento entre los aldeanos.

Pero varias de las personas que escucharon su propuesta acabaron aceptando. También en los otros
pueblos, parecía que un mensajero que decía ser del ejército de Gazzetta los había visitado, yendo
del mismo modo a los pueblos vecinos.

Como Yuusuke no había oído hablar de eso en el palacio, pensó que la única posibilidad era que el
Rey Esvobus hubiera emitido una orden de silencio sobre esta cuestión.

“Me pregunto si es a causa de la ordenanza de protección después de todo.”

Por cierto, entre los que habían aceptado la propuesta estaba Thalys. Después del incidente durante
el Festival de la Cosecha, perdió su reputación en el pueblo y quería un cambio de ambiente.

Parecía ser que los términos para unirse al ejército de Gazzetta también incluían el reclutamiento de
usuarios de artes divinas.

Yuusuke empezó a captar el significado de las palabras de despedida de Shinja. Al mismo tiempo, se
dio cuenta de que Sun sería el siguiente objetivo. A partir del análisis de la conducta de Shinja, Hivodir
sintió que este haría cualquier cosa para conseguir que él fuese a Gazzetta.

“Espero que no utilice métodos autoritarios.”

De acuerdo con el contenido de la política nacional de Gazzetta, era difícil verlos como embajadores
de buena voluntad.

Gazzetta simplemente quería el resurgimiento y la prosperidad del imperio del clan blanco. A fin de
que se volviera realidad, tenían que acabar con la sociedad de usuarios de artes divinas y destruir el
mundo dominado por ellos. Pero Yuusuke lo veía de una manera más profunda...

Este mundo tiene una razón de ser: la existencia del Dios Maligno. En cierto sentido debe tratarse
de algún tipo de pista. Tendría que considerar la posibilidad de ir a la aldea del clan blanco de la que
Shinja me habló.

Pero, por el momento, Yuusuke decidió esperar a que volviera Zeshald y hablar con él sobre Gazzetta,
Sun y el Dios Malvado.

///

En un cuarto de la sala del consejo, Zeshald «entregó» el tesoro sagrado a Risha, que mostró una
111

expresión mitad desconcertada y mitad aliviada. Después de completar los procedimientos, Zeshald
la visitó para devolver el tesoro sagrado y retirarse, con el fin de volver a casa en Fonkrank.

“Su Majestad a partir de ahora se enfrentará a una gran cantidad de dificultades, este tesoro sagrado
podría servir para ayudarla un poco.”

“¿En serio puedo tenerlo? Y...”

Zeshald declaró por primera vez que iba a volver a casa una vez que las cosas se hubieran calmado,
por el contrario, Risha sentía celos en su corazón. Antes de la reunión que se llevaría a cabo en una
fecha posterior en la Fortaleza Diernuk, tenía que prepararse para hacer frente a cualquier petición
que tuviera el Rey Esvobus.

“No hay necesidad de preocuparse, Fonkrank no quiere la destrucción de Blue Garden, ni convertirlo
en un títere.”

“Sin embargo, yo nunca voy a introducir el sistema de castas en este país, ¿entiende?”

Es un hecho que provocó Izapnar, él había adquirido un sistema de castas parecido al de Fonkrank,
este sistema también podría convertirse en la causa de enemistad con Blue Garden. Teniendo en
cuenta la cantidad de daños que habían sufrido, podrían ser forzados a comprometerse a una situa-
ción inevitable.

“En las conversaciones no le obligarán a implantar el sistema de castas, en todo caso, este Rey no es
una persona ambiciosa, él solo quiere que sean buenos aliados. Por ejemplo, si Blue Garden planeara
aumentar su poder, se sentaría allí y no haría nada al respecto, ese es el tipo de persona que es.”

Zeshald rió en voz alta mientras lo decía con el fin de aligerar el ambiente endurecido. Risha comen-
zó a mostrar una expresión flagrante de alivio mientras sus 2 damas de honor mostraron signos de
ansiedad.

“Bueno, ¿no es bueno tener este tipo de Rey cerca? Existen también Reyes que son la antítesis de él.”

Como el tema cambió y se volvió hacia el Rey de Gazzetta, Shinhja, la expresión facial de Risha in-
mediatamente se tensó de nuevo. El mundo que Shinja quería crear era uno donde la relación de los
usuarios de artes divinas y los desvalidos se invirtiera. El poder de Gazzetta era actualmente descono-
cido, pero había sido suficiente suficiente para demostrar que podían entrar en batalla.

“Algún día... llegará el día en que usted tenga que decidir...”

“¿Qué? No creo que sea tan trágico.”

Por lo menos, a pesar de su ambiciosa aspiración de poder y presencia, en estos momentos se estaba
esforzando por la paz. Zeshald también explicó que inesperadamente podrían llegar a querer conven-
cerla para la coexistencia y la prosperidad. Además no quería extenderse en los detalles relacionados
con el Dios Malvado.

“Espero que logre el mejor resultado, y que no descuide el esfuerzo que hemos realizado a diario.”

Aun teniendo diferentes ideologías, podían trabajar de la mano; perseguir ideales diferentes no era
112

incompatible. Zeshald dejó estas palabras a la Reina mientras salía de la sala de audiencia.

///

Después de salir del pasillo del bloque central, de camino a la salida de las salas de consejo, Zeshald
se detuvo cuando sintió una ola familiar de artes divinas. Sintió un signo de vida en la oficina del Líder
Supremo, que debería haber estado vacía en este momento.

La luz se había ido de la oscura oficina. Una bandera de Blue Garden colgaba en la pared del fondo,
y había un gran escritorio de oficina justo en frente de ella. Una solitaria figura oscura estaba de pie
delante de la mesa, Zeshald la llamó.

“¿Qué estás buscando?”

“...”

La chica que debería haber estado encarcelada en una celda ubicado en otro lugar, se volvió lenta-
mente y miró hacia atrás.

“Izapnar y Volmes ya no está aquí, ¿sabes?”

“...”

Belushya dejó caer la cabeza hacia abajo en silencio. Había venido aquí para informar del fracaso
de su misión y la persona a la que debía informar no estaba aquí. Había perdido su lugar, ya que la
organización se había ido.

“... Me he quedado sin ningún lugar adonde volver.”

“Hmmm...”

Zeshald tomó la mano de Belushya que estaba sola en la oficina y se dirigió hacia la sala del consejo
de la que acababa de salir. En este momento, Risha todavía debería estar allí. En el momento en que
Zeshald tocó su mano, el cuerpo de Belushya tembló por la sorpresa, y se dejó arrastrar sin oponer
resistencia.

“Parece que he devuelto la sensibilidad a tu cuerpo. Ahora te voy a dar otra opción.”

“...”

Había pasado mucho tiempo desde que Belushya notó por última vez la sensación de calor de la
mano de alguien. Esperaba que este sentimiento durara para siempre.

///

En la entrada de la sala del Consejo, Zeshald se encontró cara a cara con su discípula.

“Ah, instructor Zeshald.”


113

“Oh, Plausha.”

Su anterior expresión oscura había desaparecido y ahora su mirada era clara y brillante como nunca
antes la había visto. Parece que desde el momento en que tuvo una conversación con Yuusuke en la
parte superior de la Garan Muralla tras el sometimiento de la Sala del Consejo, ella había sido capaz
de organizar finalmente sus sentimientos.

“¿Va a regresar a su país de origen ahora?”

“Sí, siento irme dejando a medias nuestras prácticas.”

“No, sus enseñanzas fueron muy útiles.”

Y poco a poco se acercaron hacia la estación de Paula, donde finalmente se despidieron.

“Si viene de nuevo a Paula, por favor visíteme.”

“Hohoho, y si tú pasas por Fonkrank, ven a visitarme en el pueblo en el que vivo.”

“Sí, cuando lo haga, por favor, cuide de mí.”

Plausha fácilmente respondió las preguntas de Zeshald sabiendo el significado exacto de sus pala-
bras. A partir de ahora, se desconocía si las políticas de la Reina Risha podrían causar un impacto
negativo en Blue Garden, pero se esperaba un gran cambio en las cosas en el futuro.

Izapnar trataba a los desvalidos como semihumanos, colocándolos como una existencia que debía
ser oprimidos absolutamente por el sistema, ya que había países dominados por los usuarios de artes
divinas donde se les obligaba a realizar trabajos manuales con el fin de reducir el resentimiento de su
gente y desviar la insatisfacción.

Los que entendían la eficiencia del sistema de la meritocracia6 podían hacer uso de ella obteniendo
una productividad y un poder nacional comparable a la de los principales países.

A partir de ahora, podría terminarse la mano de obra forzada, también habría un aumento previsto
de refugiados. El cambio en el trato a los desvalidos, contrario a quienes creían en la «Fe de los 4
Grandes Dioses», debía popularizarse a través de los intercambios con otros países.

“Bueno, que te vaya bien.”

“Sí, Instructor, también cuídese.”

Así, la misión de alto secreto confiada a Zeshald durante años por el Rey Esvobus, finalmente se
completó.

6
Sistema de gobierno en que los puestos de responsabilidad se adjudican en función de los méritos personales.
114

CAPÍTULO 31.
De ahora en adelante

Después de retirarse de Blue Garden, la caballería «Espada Blanca» de Gazzetta volvió a su ciudad
militar y retomó su entrenamiento contínuo. Esa ciudad era diferente a la aldea del clan blanco,
donde solo se reunían los miembros de la realeza y sus más allegados. Era la aldea de los desvalidos
del clan blanco.

“Alteza, ha llegado un mensaje sobre el grupo de Nocentes. Están infiltrados en la capital.”

“Hmpf, así que vieron todo el conflicto entre Fonkrank y Blue Garden, ¿eh?”

“¿Deberíamos reforzar nuestra seguridad en la frontera?”

“Estamos en clara desventaja. Continuemos monitoreando la situación y coloquemos a la línea de-


fensiva un poco más atrás. Pero si alguien cruza la frontera, arrestémosle de inmediato.”

Aun conociendo la existencia del Dios Malvado, los guerreros de Gazzetta no fueron capaces de salir
victoriosos de la reciente batalla. Sin embargo, el resultado de la misma fue satisfactorio, ya que pu-
dieron hacerse una idea del poder de ese ser. Si había algo por lo que estar insatisfechos, era el hecho
de haber sido capturados sin esperarlo, y consecuentemente haber quedado a merced de la milicia
de Blue Garden, a la que odiaban profundamente.

Ya que Yuusuke estaba ahí, Shinja no podía precipitarse. Aunque conocía la fuerza del Dios Malvado
de antemano, no estaba seguro de si Yuusuke tendría otro as en la manga, y provocarlo sería una
situación errónea.

De cara al público, a fin de mantener las apariencias, Gazzetta pretendía adoptar el sistema de castas
en las ciudades donde vivían usuarios de artes divinas. Eso era necesario para encajar en el mundo,
mientras que por detrás tenían la meta de revivir el clan blanco, que era su organización fundadora.
Por ello mismo tenían que permanecer en un segundo plano y no podían actuar abiertamente, recu-
rriendo a acciones pacíficas.

Durante la guerra, Gazzetta anunció la existencia del clan blanco al mundo y, si el Dios Malvado no
hubiera interferido, habría obtenido la victoria contra los ejércitos de los usuarios de artes divinas. Ese
era el objetivo principal de la batalla, pero los resultados no fueron nada de lo previsto. Al contrario,
fueron como un extra, mientras que la reconciliación de la facción quedó completamente restringida.

“No esperaba que Yuusuke fuese tan rápido en actuar. Deberíamos darnos prisa en reconquistar la
capital de Nossentes.”

La ciudad que era la capital actual de Nossentes solía ser el gran fuerte del clan blanco. Sin embargo,
eso fue unos dos mil años atrás. Entonces el clan blanco fue perseguido hasta una pequeña área que
se convirtió en su nación, llamada Gazzetta. Pero en sus tiempos de gloria, fue un imperio gigantesco
que abarcaba todo Kaltcio.
115

“Sería genial que nuestra generación cumpliese el deseo de nuestro clan...”

“El Dios Malvado simpatiza con los desvalidos. Puede que nos dé su apoyo.”

“Ojalá sea así.”

Shinja, devolviéndole una sonrisa al oficial que trataba de animarle, montó en su caballo y partió
hacia la villa del clan blanco.

///

Después de abandonar Paula, Zeshald pasó por el palacio para informar sobre el fin de su misión. El
Rey estaba muy agradecido por el trabajo de Zeshald y Violet insistió en que pasara la noche en el
palacio antes de ir a Rufk. Zeshald volvió a la aldea el decimotercer día del mes de fuego de Zalnar.

“¡Bienvenido de nuevo, Profesor Zeshald! Y... ¿Quién es usted?”

“Cuánto tiempo sin verle, Profesor... ¿Es ese el uniforme de las tropas de élite?”

“Sí. Tienen buen aspecto, chicos.”

“...Hola.”

“¡El Profesor Zeshald se ha traído a una hermosa mujer de Blue Garden!”

Una voz animada difundió por la villa el regreso de Zeshald, y dicha mujer se presentó amablemente.

“...mi nombre es Belushya.”

El día de su salida de Blue Garden, después de su encuentro con la Reina, Zeshald visitó a Belushya,
quien estaba holgazaneando en el cuartel vacío. Al darle la opción de quedarse allí y servir a la Reina
o volver con él a Fonkrank, ella escogió lo segundo.

Volmes, el líder de las tropas, estaba desaparecido junto con el resto de compañeros de Belushya,
pero se descartó la posibilidad de encerrarla en una celda de aislamiento, ya que ella era lo suficien-
temente fuerte como para escapar. Conociendo su vasto abanico de habilidades y su historial, se
decidió tildarla como alguien peligroso.

Y al verse obligada a escoger entre servir a un superior o empezar una nueva vida tranquila con Zes-
hald, ella se quedó con lo segundo. Se dijo a sí misma que estaba cansada de llevar un estilo de vida
en que solo acechaba a otra gente a escondidas.

Si puede matar a alguien con sus artes acuáticas, seguro que puede usarlas para curar a los heridos.

Además, ella ya estaba familiarizada con la estructura del cuerpo humano, por lo que sería una gran
asistente para Zeshald. Usando este razonamiento, él consiguió que Risha le diera el permiso de
llevarse a Belushya. Y en cuanto a la misma Belushya, no tenía nada en contra de vivir en una aldea
de desvalidos.
116

///

Después de un breve alboroto, los aldeanos volvieron de nuevo a sus trabajos y tareas domésticas.
Zeshald suspiró, reconociendo la razón de Yuusuke que le avisó de lo difícil que sería volver de repen-
te después de un largo tiempo fuera de casa. Lo recordó cuando se puso a descansar en el sofá por
primera vez en muchos, muchos días.

“Shinja, el Rey de Gazzetta, ¿eh...? Y la aldea del clan blanco, que tiene más de tres mil años de
historia... Qué interesante, me gustaría verlo.”

“A mí también me gustaría ir de visita. Puede que así lograse entender un poco más mi rol de Dios
Malvado.”

Al pertenecer a los cuerpos reales, Yuusuke no estaba en posición de ir y venir a su antojo. Si se iba,
problemas como el secuestro de Sun podrían volver a tener lugar.

Que tuviera a Zeshald y Belushya alrededor era tranquilizador, pero eso no significaba que iban a ser
capaces de protegerla durante todo el día todos los días. Por otra parte, aislar a Sun en el pueblo sería
difícil para la pobre chica también. Y si el enemigo decidía ir a por todas, Yuusuke estaba seguro de
que, al final, lo tendrían crudo para ganar.

“Si ocurre algo, probablemente saldrías corriendo de palacio para rescatar a Sun.”

“Bueno, puede que Violet consiguiera que me dieran permiso si se tratase de una misión en contra
de Gazzetta.”

Aunque Shinja en sí mismo no parecía ser hostil y el país en el que vivía parecía severo, no tenían claro
cuánto sabía sobre el Dios Malvado, lo que les hacía sentirse incómodos.

Si se trataba de un juego para extraer los poderes del Dios Malvado... Si volvían a producirse eventos
para acercar al protagonista allí... Si algo similar ocurriese...

“De veras, si le pasa algo a Sun por culpa del Dios Malvado, no voy a quedarme de brazos cruzados.”

“¿Lo siento?”

Zeshald bromeó con Yuusuke, pero en realidad, sus pensamientos más profundos eran esos.

¿Podré pararle los pies si decide destruir el mundo?

El sujeto de su discusión, Sun, estaba sentada en silencio al lado de Belushya, quien iba sorbiendo su
taza de té con la mirada en blanco.

“Entonces, ¿qué hay de... refugiarnos en Sanc Adiet?”

“En la ciudad... Pero el distrito de desvalidos allí es igual.”

“No, no, en el distrito de la nobleza. ¿Todavía no has recibido el reconocimiento por tus últimas
acciones?”
117

Cuando Zeshald pasó por el palacio, se estaba discutiendo la manera de recompensar a Yuusuke por
sus últimos logros. Como no se llegaba a ningún acuerdo, se decidió dejar que él mismo decidiera
sobre el asunto.

“Si pidieras una casa en el distrito noble, Sun podría vivir allí a salvo. Los de Gazzetta no podrían
interferir.”

Gracias a Zeshald, desde que lo conoció, Yuusuke era visto como alguien criado entre desvalidos.
Algunos pensaban de esa manera, pero la mayoría lo justificaba diciendo que él tenía sus motivos, y
nadie se opondría a que una chica desvalida viviese en su casa.

La misión principal del Cuerpo Oscuro era patrullar el distrito plebeyo, prestando oídos a las peticio-
nes de los ciudadanos. Patrullaban por el barrio todos los días y dedicaban tiempo a escuchar a los
habitantes, aparte de contestar a cualquier inquietud.

Cuando Violet se enteró de la situación de Sun durante la estancia de Zeshald en el palacio, una gran
cantidad de funcionarios también fue informada. En cualquier caso, si Yuusuke tenía que salir de la
ciudad en una misión, a Sun se le daría el deber de ser compañera de juegos de la Princesa Violet,
por lo que sería trasladada al palacio.

“Hmm... ¿A ti qué te parece eso, Sun?”

“Si a usted le parece bien... a mí también...”

Yuusuke trató de rechazar esa proposición ya que Sun todavía temía a los usuarios de artes divinas,
y tendría que enfrentarse a ese problema si iba a vivir allí. Pero respecto a todo lo que suponía salir
del pueblo y se mudarse a la ciudad, Sun se lo tomó inesperadamente bien y no parecía estar emo-
cionalmente tensa.

“¿Seguro que no te importa?”

“Sí, de ese modo... usted no va a tener que preocuparse por mí, y... el Profesor parece haber encon-
trado una nueva asistente así que puedo irme con la conciencia tranquila.”

La respuesta de Sun cambió el ambiente de la habitación, Zeshald se rascó la mejilla mientras Belus-
hya se sonrojó ligeramente, como si el calor del té le hubiese subido a cabeza.

“Mm. De acuerdo.”

“...Parece que hay varios malentendidos aquí.”

Como Yuusuke tenía que irse al palacio mañana, le dijo a Sun que se pusiera en contacto con él tan
pronto como terminase sus preparativos para la mudanza. A pesar de que las protestas de Zeshald
fueron ignoradas, esa noche celebraron la promoción de Yuusuke y el regreso de Zeshald, así como
la bienvenida de Belushya.

///

Esa noche...
118

“Eh... ¿Sun?”

“Señorito Yuusuke, ¿todavía está despierto?”

“Bueno, yo he hablado primero, ¿no?”

“Jejeje, sí.”

Yuusuke había visto a Sun sentada en el jardín, mirando a la oscuridad, y se sentó a su lado. Las nubes
sobre ellos eran de color amarillento en lugar de su habitual color gris bajo la luz de la luna, ya que
fluían a través del cielo estrellado.

“¿Estás nerviosa?”

“No, no es eso... Es solo que creo que realmente no sirvo para nada.”

Sun había sido la ayudante del médico de la aldea desde el día en que sus padres murieron cuando
ella era todavía una cría. A pesar de que había pasado sus días en paz, se sentía como si no hubiera
sido muy útil como asistenta.

Aunque Zeshald le había estado dando motivos para seguir adelante y un lugar al que llamar hogar,
no podía seguir siempre actuando como una niña mimada. La llegada de Belushya, y todo el lío de
Gazzetta, se convirtieron en un nuevo punto de partida para Sun. Eran cosas que pensaba desde
hacía tiempo, y le hacían reflexionar sobre su futuro.

“Si continúo así, volveré a comportarme como una niña mimada en el palacio con usted.”

“Hmm, ¿por qué lo ves de ese modo?”

Yuusuke pensó en la autoconfianza de Sun. Ella deseaba tener un propósito en la vida para sentirse
útil y encontrar su lugar. Yuusuke empezó a preocuparse de si él sería capaz de capacitarla, bueno no
exactamente capacitarla, pero proporcionarle todos lo que necesitaba.

“Ah, lo siento, estoy hablando de cosas raras. Perdón si le estoy molestando, de nuevo.”

“No, para nada. No me molestas. Yo acabo de subir de categoría y a partir de ahora tendré mis pro-
pios subordinados. Es algo que tengo que sopesar.”

Aunque Yuusuke se había acostumbrado a depender de sus subordinados en el campo de batalla,


todavía no estaba acostumbrado a darles órdenes en tiempos de paz. Para curtirse más deprisa, se le
ocurrió la idea de vivir junto a Sun en una residencia con todo lo que ella quisiera.

“¿...Lo dice de verdad?”

“Bueno, dependemos de la amabilidad de Violet, así que no te hagas muchas ilusiones.”

Yuusuke le había propuesto lo que Sun esperaba que alguien le propusiera algún día: hacer una vida
juntos.
119

“Señorito Yuusuke...”

Feliz por haber sacado a la luz sus sentimientos finalmente, Sun miró a Yuusuke con los ojos llorosos
de alegría. Sin segundas intenciones, los dos se quedaron mirándose bajo la luz de la luna.

///

“¡¿Por qué no se besan de una vez?!”

“Necesitan más tiempo, tienen que dejar crecer sus sentimientos.”

Zeshald se había unido Bahana para tomar la última botella de vino afrutado de la noche, mientras
observaban desde lejos a los dos jóvenes bajo la sombra de los arbustos, cerca de la ventana.
120

CAPÍTULO 32.
Un fantasma en el distrito de clase media (I)

Después de haber regresado al palacio desde Rufk, Yuusuke explicó las circunstancias de Sun a Violet
y obtuvo su aprobación. Krielov también tampoco tuvo ninguna objeción y dio su consentimiento
por escrito. Por haber construido la Fortaleza Diernuk y haber prestado un servicio ejemplar durante
el incidente de Paula, la solicitud de Yuusuke de construir una residencia en el barrio noble fue apro-
bada sin ningún problema.

Tan pronto como terminase de acordarlo todo, estaría listo para recibir a Sun. Mientras hacía sus
deberes y sus tareas ordinarias, Yuusuke estaba preocupado pensando en cualquier medida adicional
que ayudara a Sun. Mientras pensaba en ella, se dio cuenta de que también podía mejorar su propia
habilidad.

¿Puedo hacerlo realmente?

En el [Sistema de creación personalizada de objetos] de algunos juegos, que era la base de su capa-
cidad de personalización, había un apartado llamado”artículos» para personalizar la apariencia y la
forma de algo.

Era una función que se utilizaba principalmente para crear artículos vanidosos, tales como alas que
brotaban de la espalda. A pesar de que parecían reales, eran un artículo complementario de postureo
y no hacían nada aparte de mostrar el movimiento del aleteo.

De acuerdo con el juego, se podían añadir estas características mediante el consumo de puntos de
personalización y había algunos jugadores que se habían convertido en [artesanos de artículos]. Estos
jugadores creaban sus propios artículos complementarios y los vendían subiéndolos a la red o de
forma similar..

Como Yuusuke había usado casi todos sus puntos de personalización para reforzar su equipo, no
tenía mucha experiencia en la creación de artículos complementarios. Pero se le ocurrió que podría
intentar crear artículos que se movieran solos, en caso de que tuviera los materiales base adecuados.

Si realmente funciona, sería muy interesante...

Con el fin de probar su capacidad, Yuusuke consiguió un caballo de madera de juguete y un carro de
juguete del tamaño adecuado para ser unidos entre sí. Remodeló cada una de las ruedas del carro y
el caballo con su personalización para hacer que se moviesen por sí mismos.

A pesar de que era capaz de ver el movimiento dentro de la pantalla de juego que mostraba los pla-
nos del objeto personalizado, no había ningún uso práctico para esta personalización. Sin embargo,
había una función de entretenimiento en el juego, la personalización que hacía que las ruedas se
moviesen por su cuenta era en realidad una característica muy avanzada para este mundo.

En realidad, esto tiene un gran potencial.


121

Era imposible hacer que los elementos realizaran movimientos complejos, pero podían combinarse
varios movimientos simples. Yuusuke también añadió un interruptor on / off, igual que el de los as-
censores, para su comodidad y se imaginó su cuarto repleto de aparatos de alta tecnología, mientras
estaba haciendo eso.

Uno de los límites de esta personalización era que la velocidad de movimiento no se podía restablecer
una vez que la personalización estuviera completada. Sin embargo, un vehículo demasiado rápido
podría ser peligroso.

“¡Yuusuke! ¿Estás despierto? ¡Vaya! ¿Qué es eso?”

“¿Es decoroso que una Princesa muestre tan abiertamente su sorpresa?”

Violet irrumpió en la habitación de Yuusuke como lo hacía habitualmente, pateó la puerta abierta sin
llamar... y se quedó atónita al ver un carro de juguete corriendo en círculos sobre la cama de Yuusuke.

Los artesanos de artes divinas también podían crear objetos que pudieran moverse por su cuenta,
sin embargo, visualizar a un caballo de madera haciendo este tipo de movimientos tan vivos y mo-
viéndose a la velocidad de una persona caminando a paso ligero, era algo que la Princesa veía por
primera vez en su vida.

“Eso me asustó, parecía un fantasma.”

“¿Creías que era un fantasma?”

“Uhm... en realidad...”

Violet empezó a decirle a Yuusuke la verdadera razón por la que irrumpió en su habitación, en lo que
cogió el juguete que se movía y lo inspeccionó de cerca.

Había rumores de que un fantasma deambulaba por la ciudad subterránea7 de Sanc Adiet todas las
noches. Los rumores solían ser solo rumores por poco tiempo, sin embargo, recientemente surgieron
rumores sobre gente que había escuchado lamentos humanos o sobre niños desaparecían entre el
atardecer y el amanecer.

Había también historias sobre una persona vestida con ropa de estilo antiguo que entraba en un
callejón sin salida y desaparecía allí.

“¿Así que Sanc Adiet tiene un problema de fantasmas?”

“Así es, sin embargo, como el rumor no ha sido confirmado todavía, los caballeros aún no han reci-
bido la orden de hacer frente a este asunto.”

“Entonces, ¿quieren investigarlo?”

“Correcto~”

7
En el capítulo 4 se explica lo siguiente:”El palacio actual no guardaba arquitectura alguna de los viejos tiempos,
que ahora yacía enterrada debajo del pavimento de piedra y parecía una especie de laberinto subterráneo.»
122

Asintiendo con la cabeza, Violet mostró una sonrisa encantada. Al menos parecía que el fantasma
no era del tipo agresivo.

“Por lo tanto, ¡se trata de una orden de exploración para el Cuerpo del Dios Oscuro!”

“Sí, sí~”

Yuusuke respondió descuidadamente a Violet y se dirigió hacia la sala común de los cuerpos.

Violet siguió a Yuusuke por un tiempo hasta que fue interceptada por Krielov, quien se la llevó di-
ciéndole que era la hora de sus estudios. Al parecer, Violet había tratado de utilizar este asunto por
el bien de huir de sus funciones.

///

“¿Un fantasma, dice? Recuerdo que hace varios años había rumores sobre una voz en lugares des-
habitados.”

“Eso me recuerda que he oído de algunos rumores similares en el distrito de clase media.”

“Es cierto que existen rumores como ese desde hace algún tiempo. Se preguntan si se trata de un
fantasma o no.”

“No he oído mucho acerca de ello entre los plebeyos o los distritos de desvalidos, pero... los que
fueron al distrito de clase clase media para su tareas de limpieza ciertamente mencionaron haber
escuchado esos rumores.”

Cuando Yuusuke habló con sus subordinados en la sala de reuniones, parecía que todo el mundo en
el Cuerpo del Dios Oscuro al menos había oído hablar de este rumor una vez. Los miembros de los
demás cuerpos también parecían haber oído una u otra cosa acerca del fantasma, especialmente los
que habían estado viviendo en el distrito de clase media.

“Así pues, ¿qué hay en el distrito de clase media? Aisha, ¿has oído algo al respecto?”

“¡¿Eh?! No estoy interesada... en este tipo de cosas...”

De alguna manera la reacción de Aisha fue bastante clara. Yuusuke, que no quería presionarla, con-
tinuó con una voz más suave.

“Entonces vamos a empezar por salir a la ciudad y comprobar los lugares donde se oyó la voz.”

Después de haber inspeccionado toda la estructura de la ciudad en su menú de personalización,


Yuusuke esperaba que el origen de la voz fuera una brisa que fluía a través de grietas y fisuras entre
la superficie y la parte subterránea de la ciudad.

Es el sonido del viento o el eco de las voces de las personas que hablan en otro lugar.

“Aisha, ¿quieres quedarte esperando?”


123

“¡N-no! ¡Estoy bien, voy a ir con usted!”

“¿Sí? Bueno, yo no creo que será algo tonto como un fenómeno antinatural. Lo más probable es que
solo sea una exageración de la imaginación y el miedo de la gente.”

Yuusuke pensó que ella podía librarse de hacerlo si le daba miedo, pero la diligente Aisha no se per-
mitía renunciar a sus funciones por razones personales e hizo que Yuusuke cambiara de opinión. El
joven, recordando su vida en el Japón moderno y aplicando la lógica basada en hechos científicos,
creía que no había casi ninguna posibilidad de que un fantasma real fuera la causa de este rumor e
hizo lo posible para calmar a Aisha, pero...

“Los fantasmas se sienten atraídos por las artes acuáticas, ¿verdad? Todas las cantarinas que afirma-
ron haberlos visto eran usuarios de artes acuáticas, además eran del tipo curativo.”

“¡¡¿?!!”

Fonke, una vez más, trajo el caos de una manera gloriosa.

Aisha y Shahid, Vermeer y Fonke, después de haber formado los grupos, se retiraron hacia el distrito
de clase media para investigar las fuentes de los rumores. Mientras tanto, Yuusuke, a raíz de la idea
de Isotta, descendió hasta el distrito plebeyo para hablar con los desvalidos que habían oído estos
rumores mientras desempeñaban sus tareas de limpieza.

“¿A ti no te asustan los fantasmas?”

“Yo... estoy acostumbrada a escuchar varios sonidos.”

“¿E-En serio?”

Yuusuke pensó que un usuario de arte aéreas de tipo comunicación escuchaba muchas más”voces»
que otras personas, y supuso que era lo que Isotta quiso decir cuando dijo eso. Sin embargo, las”vo-
ces» no se limitaban a eso, y los usuarios de artes aéreas también podrían oír presencias similares a
las voces humanas al inspeccionar escenas de crímenes.

Había ecos, emociones y sensaciones fuertes en las voces, algo así como pensamientos flotantes.
Isotta se asustó cuando sus compañeros abrieron las puertas del sótano de la Fortaleza Gearhawk,
pues escuchó unos ecos llenos de muerte.

La cara de Isotta se volvió pálida. Cuando respondió, Yuusuke acarició suavemente el pelo verde de
la niña.

“Te he hecho recordar malos momentos, lo siento.”

“N-no, tranquilo, no se preocupe por eso.”

Isotta se ruborizó, retorcía sus dedos esforzándose para dejar salir sus palabras. Al darse cuenta de
que estaba mal visto que acariciase la cabeza de una niña de la edad de Isotta, Yuusuke retiró la
mano. Así, envueltos por un delicado ambiente, el capitán del Cuerpo del Dios Oscuro y su subordi-
nada siguieron caminando por el barrio plebeyo hacia el lugar donde vivían los desvalidos.
124

“Uhhm, Yuusuke se ha vuelto popular entre las mujeres últimamente, ¿cierto?”

“Princesa, su tutor le está esperando. Por favor, preocúpese por la investigación de la ciudad subte-
rránea más tarde.”

Violet estaba espiando la investigación a través de un telescopio, similar a los de la Fortaleza Diernuk,
con la marca del Cuerpo Oscuro, en una terraza en la planta superior del palacio, donde a regaña-
dientes renunció y regresó a su habitación.

///

Los miembros del Cuerpo del Dios Oscuro habían comenzado a atar cabos sobre los rumores de las
voces, en base a la información que habían recogido en la mañana. Parecía que las voces se escu-
chaban con mayor frecuencia en la parte alta del barrio de clase media, habitada principalmente por
los usuarios de artes terrestres. Posteriormente, se concentraron en sondear los callejones, donde
supuestamente se habían visto figuras sospechosas desapareciendo.

“Parece ser un lugar maravilloso. ¿Nadie ha querido investigarlo antes?”

“Bueno, la gente común no trataría de acercarse a estos lugares.”

Era un lugar cerca de la zona de clase alta que fue abandonado cuando se hizo más alta la pared,
bloqueando toda la luz del sol. Las ruinas de una mansión quedaron allí, abandonadas en un callejón
cerca de la enorme pared. Rodeada de estrechos callejones, la zona tenía una atmósfera opresiva.

Era bastante tenebroso que la luz del sol apenas llegase a este lugar. Ahora no se podía ver el final
del callejón, incluso durante el día estaba envuelto de una oscuridad perpetua.

“Usted dijo que había informes de niños desaparecidos. ¿No había ninguna solicitud para investigar
este lugar?”

“Ehh, parece... que fueron dados de baja al ser rumores.”

“...Pero usted desea buscarlos...”

“!!”

Aisha preguntó a Yuusuke cuál era el verdadero motivo de investigar este lugar y si tenía alguna pista,
como unos informes de daños. Fonke le respondió con una voz como la de un fantasma que cabía la
posibilidad de que hubiese una sola fuente para todos estos rumores.

“Si quisiera buscar por mí mismo, iría a la ciudad noche sí noche también...”

“E-Eh, no te pases.”

“¡Fonke, deja de perder el tiempo!”

“Fujijiji, lo siento~”
125

Decepcionado, Yuusuke dejó escapar un leve suspiro. Actualmente estaba investigando los datos de
los mapas del callejón y la zona circundante en su menú de personalización. A medida que finalmen-
te fue asignando funciones, se quedó observando en silencio a sus subordinados.

“¿Hm?”

“¿N-Notó algo?”

“Parece que hay un conducto al lado del callejón.”

“¿Un conducto? ¿Quiere decir un pasaje bajo tierra?”

Inspeccionando los datos del mapa, Yuusuke encontró un enorme agujero que conectaba con los
subterráneos a la vuelta de la esquina del callejón. Conducía al interior de un edificio que fue ente-
rrado después de que el anterior distrito de la ciudad fuese abandonado. Había una gran cantidad de
pasajes de ese tipo de las antiguas manzanas, los cuales fueron abandonados como estaban.

Estos edificios eran diferentes del nuevo Palacio de Volance, que había sido construido sobre el an-
terior. Los edificios de las zonas residenciales fueron desapareciendo debajo de los diferentes niveles,
creando así un laberinto que era aún más complejo que el del palacio.

Vermeer emitía una llama proporcionando al grupo la luz para avanzar hacia donde estaba la entrada
del pasaje. Abriéndose paso a través de los arbustos crecidos, sin prestar atención al callejón, encon-
traron la entrada y una escalera de cuerda que se extendía hacia la oscuridad.

“No tiene pinta de ser muy antigua...”

“Hay indicios claros de que alguien ha estado viniendo aquí hace poco.”

“¿Tal vez sea algún tipo que vive bajo tierra?”

“Pero entonces los rumores sobre las voces humanas pueden ser...”

Cabía la posibilidad de que las personas por encima del suelo tan solo oyesen las voces de otras per-
sonas que hablaban por debajo del suelo. La capa que separaba los dos”niveles» era delgada por esa
zona, por lo que era probable que la gente que caminara por encima del suelo fuera capaz de oír las
voces de la gente del subsuelo si estas eran lo suficientemente altas.

“Hmmm... Por el momento, vamos a ir rápido a verificarlo.”

Mientras Yuusuke y su cuerpo debatían sobre qué hacer con el agujero con la escalera de cuerda en
el callejón abandonado, la ciudad fue cambiando poco a poco a su ambiente de noche.
126

CAPÍTULO 33.
Un fantasma en el distrito de clase media (II)

Aisha y Shahid se quedaron arriba, y Vermeer, Fonke, Isotta y Yuusuke comenzaron a descender al
sótano. Utilizaron la escalera de mano, ya que parecía fiable.

Las paredes del agujero, de aproximadamente un metro de ancho, estaban hechas de adoquines
de gran espesor. Bajo el suelo parecía haber el techo de la habitación de una mansión muy antigua.

“Por su aspecto, este agujero parece ser obra de alguien.”

Vermeer lideró el camino a fin de asegurar que hubiera suficiente luz por donde estaban caminando
y señalar los lugares donde había baches en el pavimento de piedra. Inesperadamente, el agujero que
parecía ser natural cedió hacia abajo, pero lograron hacerse con partes de una escalera de cuerda.
Especularon que probablemente el agujero se había hecho en esta ubicación adrede.

Aunque la ciudad se componía de piedras reforzadas con artes terrestres, no era difícil de perforar
utilizando las mismas artes. Por supuesto, estaba en contra de la ley hacerlo sin previa notificación a
la dirección de la gestión de la ciudad.

“¿Tal vez cayó en él un espía de Blue Garden que husmeaba por la zona?”

“... De hecho, no sería imposible.”

“Fiuu... La segunda vez desde la Fortaleza Gearhawk...”

El lugar donde Yuusuke y su grupo aterrizaron parecía un pasillo dentro de una antigua mansión.
Podían ver unas escaleras que los conducían abajo, ya que parecía que estaban en el pasillo de un
segundo piso o uno más alto. Como las artes de fuego de Vermeer eran la única fuente de luz, no
llegaban a ver en algunos lugares que estaban en absoluta oscuridad.

El aire frío y húmedo se sentía nostálgico.

“Isotta, ¿hay alguna presencia humana cerca?”

“No hay nadie aq... ¡Ah! Pero creo que hace medio día... alguien, pasó por aquí.”

“Hmmm...”

Yuusuke abrió de inmediato su menú de personalización para examinar la estructura de la casa. Apa-
rentemente toda ella estaba hecha de piedra reforzada y era uno de los pilares de la antigua cuidad.
Al parecer, podían moverse por sus pasajes interiores, ya que a lo largo del pasillo había varias esca-
leras que conectaban con otras partes.

“Parece que solo tenemos que ir recto. Por el momento, prosigamos. Fonke, aumenta el paso.”
127

“Entendido.”

Comenzaron a adentrarse en la mansión subterránea para revisar el lugar hasta cierto punto y des-
pués discutir sobre el número de personas que traerían mañana.

Mientras bajaban las escaleras, vieron una sala grande y abierta, como un vestíbulo de entrada. Uno
de los corredores que se extendía a ambos lados de la sala parecía estar bien cerrado, solo había ven-
tanas polvorientas y superficies de piedra. Así que empezaron a avanzar por el pasillo que no estaba
bloqueado hacia la escalera que descendía más abajo en la oscuridad.

“¿Qué pasa, Isotta?”

“...No hay personas en todo el área, pero a lo lejos hay sonidos... de pasos. Aunque no estoy muy
segura...”

Yuusuke utilizó su menú de personalización para confirmar si había algún tipo de trampa y luego des-
cendió lentamente aún más abajo, al final de la escalera había lo que parecía ser un jardín en ruinas.

El espacio amplio, que una vez había albergado un ámplio césped verde, ahora tenía hierba seca y
filas de pilares gigantescos que parecían tener que perdurar para siempre. Era una vista magnífica.

“¡Esto es increíble!”

“Hace tiempo, este lugar debía de estar situado en el barrio noble.”

El gran edificio se había convertido en un enorme pilar de apoyo de la ciudad de arriba, aunque pa-
recía ser que los edificios más pequeños habían sido dejados intactos entre los pilares.

Al abrir su menú de personalización, Yuusuke era capaz de localizar su ubicación actual en el entor-
no. No solo eso, sino que también era capaz de escapar de este lugar usando la habilidad de movi-
miento instantáneo. Preocupada por escapar sin haber dado con nada, Isotta inició la búsqueda de
signos de personas a través de sus artes eólicas, y avanzaron hacia la parte delantera de los pilares.

En el camino, encontraron lugares sumergidos bajo el agua. Utilizando su habilidad de personaliza-


ción, Yuusuke creó un andamio al lado opuesto, aunque había una pequeña embarcación en el lugar.

“¡Ah...! ¡Hay alguien cerca...! Noto un aura de artes terrestres.”

“Tal y como esperaba, es un usuario de artes terrestres... el barco de hace un momento estaba hecho
por artes terrestres, y lo más probable es que solo lo usara una persona.”

“¿Eso quiere decir que podría ser la misma persona que perforó el agujero?”

Como solo había un barco alrededor, Vermeer llegó a la conclusión de que no había nadie más. Pa-
recía ser que la persona que había creado el agujero era alguien capaz de utilizar artes terrestres de
tipo fabricación. Por cierto, aunque se podían reforzar materiales aumentando su dureza, también se
podían volver quebradizos invirtiendo el proceso. Había una gran cantidad de arquitectos que utiliza-
ba estas artes terrestres de tipo fabricación.
128

Solo para estar seguro, Yuusuke preparó un muro de defensa, e Isotta señaló la ubicación de donde
procedía la presencia.

“¡¡¡EEHH!!! ¡¡¡¿¿¿HAY ALGUIEN AHÍ???!!!”

“¿...Quién eres?”

Justo delante de ellos, la voz cauta de un hombre sonó sin mostrar su rostro. Por el momento, Ver-
meer tomó el papel de representante para negociar con él. Comenzó explicando que eran un cuerpo
de soldados y que habían encontrado un agujero sospechoso en el callejón y decidieron ir a investi-
gar. Y luego...

“¡¿Q-Qué?! ¿Cuerpo de soldados? Espera un momento, yo no soy una persona sospechosa.”

La voz fue seguida por el sonido de unos pasos apresurados, y acabó mostrando su rostro en las
ventanas del edificio tras las columnas. Ese lugar parecía ser el acceso principal por donde el hombre
rubio de mediana edad salía y entraba.

“Deténgase, muéstrenos su nombre y afiliación, y díganos por qué está aquí.”

“S-Soy del distrito de clase media, trabajo en una tienda de fabricación de accesorios. Mi nombre es
Sorzak, mi hobby es venir y examinar la historia de la ciudad.”

Él parecía ser consciente de que era ilegal abrir un agujero sin permiso, ya que respondió atemorizado
a la interrogación de Vermeer. En cuanto a su apariencia, Yuusuke inclinó la cabeza confundido, ya
que trataba de recordar dónde lo había visto antes.

“Mm, ¿dónde vi a esta persona...?”

“¿Capitán?”

En la oscuridad, Sorzak no se había dado cuenta de que había alguien más hasta que Vermeer alum-
bró a Yuusuke. Cuando lo vio, mostró una expresión de sorpresa e involuntariamente dejó escapar
un:

“¡AH!”

“Usted... ¡Es el joven de pelo negro que estaba con el señor Zeshald!”

“¿Hm? ¡Ah, ya recuerdo! Usted es la persona que vi cuando llegué a la ciudad por primera vez.”

Fue durante el tiempo en el que Violet expuso el pelo negro de Yuusuke al quemar su capucha, sos-
pechando que era el Dios del Mal. Debido a eso, el Cuerpo del Dios del Fuego causó un alboroto, por
lo que Zeshald empezó a explicar sus descubrimientos acerca de las leyendas del Dios del Mal y su
santuario. Este hombre de mediana edad fue la persona que quiso saber más acerca de él.

Antes de ese encuentro, ya había estado viajando bajo tierra, pasando sus días investigando las an-
tiguas estructuras de la ciudad, pero él no sabía que Yuusuke había sido designado como el líder del
Cuerpo del Dios Oscuro y que Zeshald había regresado recientemente de una misión de infiltración
129

en Blue Garden.

Parecía que solo había salido para comprar alimentos cuando se le agotaban, solo para después con-
tinuar sumergido en su investigación.

De este modo se convirtió en la rumoreada «persona sospechosa vestida con ropa vieja», ya que él
llevaba un atuendo anticuado de hacía unas décadas.

Por cierto, había adquirido los fondos para su investigación cuando un día, de repente, apareció la
impresionante torre de observación y muchos comerciantes empezaron a querer reclutar a artesanos
de artes terrestres para hacer souvenirs de ella. Se volvió rico vendiendo sus figuritas de la torre.

“Los edificios viejos, los raros estilos arquitectónicos... Es muy divertido estudiar los antiguos edificios
de épocas pasadas, situados en un viejo mapa.”

“Bueno... Es bueno estudiarlo, pero si no se hace con un informe adecuado, lleva bastantes proble-
mas.”

“Está bien, al menos eso explica que usted no es una persona sospechosa. La próxima vez, esté más
atento a lo que va diciendo la gente...”

“¿Hay algún otro explorador curioso que venga aquí aparte de usted?”

La identidad del fantasma en el callejón era solo un curioso aficionado. El agudo Vermeer comenzó
a aflojar, impulsó a Yuusuke y a Fonke para dar su opinión sobre el hombre que tenían delante y
sobre”la identidad de las voces», mientras que Sorzak señaló:

“¿No serán las alcantarillas de la ciudad? Este lugar está en el lado opuesto del distrito porque tiene
un sistema subterráneo de drenaje que se dejó de utilizar.”

“¿Qué es eso? No he oído hablar de esta historia antes.”

Esta era una enorme ciudad con una larga historia, incluso los soldados del departamento que ges-
tionaban la ciudad no conocían todos los lugares y problemas que mencionaba Sorzak.

“Por ejemplo, en el gueto hay más instalaciones como las de aquí. En el distrito plebeyo donde viven
usuarios de artes divinas también hay lugares así.”

“Vale, ahora nos dirá acerca de todas las entradas subterráneas que sepa.”

Vermeer no tenía ninguna intención de notificar esto a los administradores de la ciudad, ya que solo
le pidió la información sobre la ubicación de las áreas problemáticas. Sorzak se dio cuenta al instante
de que era un intercambio y no tuvo problemas en dar la información.8

“...Bueno, ¿eso es todo?”

“Sí, está bien. Aunque será difícil comprobarlo todo.”

8
Se refiere a que a cambio de haber facilitado esa información, Sorzak no sería multado.
130

¿Qué iban a hacer ahora? Vermeer volvió sus ojos hacia Yuusuke mientras esperaba que le diera
permiso para que si Sorzak encontraba algo capaz de causar problemas graves al examinar la ciudad
subterránea, pudiera acercarse al Capitán de los caballeros de palacio para hacer frente al problema
discretamente.

Después de obtener la información, una vez que llegaron al nivel de la calle, Yuusuke y su grupo
decidió enviar gente a lugares donde podría haber problemas. En una fecha posterior, se haría una
política adecuada para solicitar esta misión a artesanos de arquitectura.

“Vaya, no me di cuenta, fui confundido con un fantasma...”

Basándose en la historia Sorzak, había personas que se habían establecido en un lugar donde había
una capa relativamente poco profunda. También había alcantarillas donde las cantarinas pelegrinas9
realizaban sus negocios. Había animales que vivían bajo tierra porque las familias de algunos niños
no les permitían mascotas en casa, por lo que también era una zona de juegos para los pequeños.
Asimismo, había ganaderías de aves que parecían haber escapado de una granja. Mientras lo expli-
caba, un manojo de plumas pasó volando cerca de ellos. Eran de aspecto redondo, distintivo de una
ganadería de aves. Podrían haber acabado por aquí pasando por algún pequeño agujero.

“Bueno, en cualquier caso, lo haremos mañana. Y así disiparemos el rumor del fantasma.”

“De acuerdo, podríamos comer pollo a la parrilla cuando volvamos.”

“Pero no sé si podremos desalojar a las personas que viven en los subterráneos.”

“Es simplemente genial, podríamos hacer uso de esos chicos jóvenes que no tienen nada que hacer,
en las casetas de vigilancia habrá algo con lo que puedan ayudar.”

La tensión por bajar a los subterráneos de la ciudad ya se había evaporado, el Cuerpo del Dios Oscuro
se permitió salir al nivel de la calle conversando tranquilamente sobre ello. Cuando subieron, ya era
de noche y en la oscuridad centelleaban las estrellas.

“¡Muuh! ¡Capitán, estaba preocupada! Ni siquiera intentó ponerse en contacto conmigo...”

“...Yo estoy cansado.”

Mientras que Yuusuke y su grupo fueron bajo tierra, Aisha se vio obligada a esperar en el misterioso
callejón oscuro, y con el fin de pasar por alto el miedo que tenía, había estado hablando con Shahid,
por lo que este estaba completamente agotado.

Después de revelarle la identidad del fantasma a Aisha, inmediatamente comenzó a regañar y ser-
monear a Sorzak.

“Ya, ya, pero él puede ayudarnos a mejorar el área problemática de la ciudad, es justo que lo per-
done.”

“Capitán... De acuerdo, tiene razón.”

9
Las cantarinas pelegrinas son mujeres desvalidas, las usuarias de artes divinas son cantarinas asecas.
131

“Kukuku, ella sí que da miedo.”

“¡Fonke!”

Usando sus artes aéreas para aumentar su movimiento, Fonke escapó de Aisha, que se puso roja
de ira. Yuusuke y su grupo empezaron a reír al ver la pelea del habitual dúo cómico. Sorzak, que se
sentía incómodo con la situación actual, observaba a los miembros del Cuerpo del Dios Oscuro con
una mirada de curiosidad.

La razón por la que se sentía incómodo con ellos era por una sensación extraña que no existía en
otros cuerpos de soldados, una comunicación íntima que ignoraba las diferencias en la jerarquía de
las artes divinas. En la población en general, era algo que se veía frecuentemente, pero que lo hiciera
un capitán de caballeros reales era completamente inédito.

El capitán del Cuerpo del Dios Oscuro, es porque él es especial, o...

Al mismo tiempo, en la torre de observación superaba en altura al palacio en el distrito plebeyo, po-
dían verse muchos desvalidos trabajando, cosa que antes no era habitual. Se podía sentir un cambio
en Sanc Adiet.

Aunque Sorzak estaba desinformado acerca de las tendencias en el mundo, pudo sentir que el Cuer-
po del Dios Oscuro iba a cambiar la tendencia de los tiempos.
132

CAPÍTULO 34.
Un trotamundos desvalido

“¿Qué? ¿Al final los rumores del fantasma resultan ser solo un curioso y unos cuantos niños?”

“Fue emocionante mientras duró. Pero sí, ellos son los causantes de los rumores.”

“Qué aburrido... ¡Aun así es muy interesante tener una ciudad subterránea! ¿Quieres explorar lo que
hay debajo del palacio?”

“Debajo del palacio, eh...”

Pocos días después de resolver el asunto del fantasma, Yuusuke se encerró en su habitación tras ha-
ber terminado su patrulla en el distrito plebeyo. Empezó a experimentar con la función de los trucos
en algunos artículos de poco valor. Violet iba dando vueltas por su habitación, mientras disfrutaba
ociosamente su conversación vanal.

La ubicación de la mansión de Yuusuke ya se había decidido, y todo lo que quedaba era esperar a
que fuera construida. Yuusuke podría haberlo hecho él mismo, pero debido a diversas circunstancias
había acabado dejando a los arquitectos de artes terrestres que trabajasen duro en ello.

Entre los 2 o 3 días siguientes a lo de la Fortaleza Diernuk, la Reina Risha de Blue Garden y el Rey
Esvobus acordaron reunirse. Los funcionarios que asistieron a la reunión se dieron cuenta de que ha-
bían calculado mal el poder de Yuusuke, debido a la magnitud y profundidad de la Fortaleza Diernuk.

Asesoraron al Rey para que colocase a Yuusuke la carga y la responsabilidad de un puesto en la


rama de desarrollo expansivo de la ciudad. Estos burócratas que habían subestimado la presencia de
Yuusuke desde el comienzo de la creación del Cuerpo Oscuro, no repararon en hacer tal movimiento
después de tanto tiempo. Aunque era difícil, ya que Violet era una pared que se lo impedía.

Los candidatos a prometido quienes no tenían nada que hacer en contra de Yuusuke, pusieron en
marcha un plan para controlar sus movimientos con la cooperación de Hivodir. La posición de Yuu-
suke no había cambiado en absoluto, ya que él iba haciendo sus tareas diarias, como ofrecer compa-
ñía a Violet o ir al distrito plebeyo para mezclarse con los desvalidos.

También era una de las razones por las que quería construir su propia casa. Violet quería que estuvie-
ra a su disposición todo el día y no lo dejaba respirar.

“Eh, Yuusuke, ¿puedes hacer una versión a gran escala de esto?”

Violet estaba jugando con las figurillas experimentales que él había hecho para que se movieran.
Tiraba de la cuerda de su figura experimental favorita, un”platillo volador». En el centro del objeto
en forma de disco había 4 agujeros, dentro de los cuales había alas giratorias.

La intención era que fuese un avión teledirigido como los que Yuusuke conocía de su mundo original,
había tratado de reproducirlo dándole la forma de una nave redonda que tenía que flotar en el aire.
133

Y de hecho volaba, pero se balanceaba demasiado de lado a lado.

Violet, que le había cogido el gusto a ese inusual platillo volante, le colocó una cadena y se lo llevó
consigo. Era refrescante llevarlo revoloteando sobre su cabeza.

“No creo que pueda. Aunque no sé si sería del todo imposible pilotar uno de estos. Eso sí, seguro que
conlleva un montón de peligros que desconocemos.”

“Juuu... ¿Qué hay de esa cosa con ruedas que giran solas?”

“De hecho, se trata de algo que todavía estoy testeando. Es para transportar equipajes pero se en-
cuentra en fase de pruebas.”

“¡Vaya! ¿Y cómo funciona? ¿Puede llevar a una persona?”

A pesar de que a través de la función de los trucos las ruedas del carro se movían, se quedaba atas-
cado el momento en que le ponían una carga encima. Al parecer, el movimiento solo era una función
de los trucos, y cuando quería aplicarse para otros fines, dejaba de funcionar.

Sin embargo, si antes de concederle el movimiento de las ruedas ya tenía un objeto pesado encima,
adquiría suficiente resistencia para moverse por sí solo. Después de eso, al quitarle el peso, ganaba
todavía más potencia.

“Es un procedimiento molesto, pero el resultado es más seguro.”

Fuese como fuese, debería haber un método de frenarlo, para evitar un accidente trágico.

“¿Qué podría causar un accidente? ¿Que se nos vaya fuera de control?”

“Bueno, por ejemplo... Sin ir más lejos, un simple pelo atrapado en la rotación de la hélice...”

Cuando Yuusuke señaló que un pelo podía causar tal accidente, Violet empezó a preocuparse inne-
cesariamente por tener esa cosa rondando por encima de su cabeza.

“Qué miedo.”

“Bueno, primero tengo que encontrar un método para usarlos con seguridad y sin riesgo de que se
produzcan este tipo de accidentes.”

Mientras en broma se burlaba un poco de Violet, Yuusuke puso el coche automático acabado en el
suelo.

Medía unos 50 cm de largo, de ancho hacía unos 40 cm y las 4 ruedas eran de unos 30 cm de
diámetro. Comenzó aplicar el movimiento de rotación en los pesos traseros con una carga de peso
agregada, y puso una palanca que era un interruptor ON / OFF.

“¿Ahora se moverá solo?”


134

Yuusuke subió al pequeño coche automático y se sentó con las piernas cruzadas, después fue a en-
cenderlo, mientras que Violet lo observaba con ansias. Notó en su trasero la vibración de un intento
de giro.

“...”

“...”

El vehículo de Yuusuke ni siquiera se inmutó.

“No pasó nada, ¿verdad?”

“Hmmm.”

Al darse cuenta de que su experimento había fracasado debido a su peso corporal, Yuusuke trató
de salir del vehículo, y el momento en que el peso se redujo debido a una de sus piernas, el coche
comenzó a moverse hacia adelante. Fue gracioso verlo tropezar y caer de inmediato sin siquiera estar
completamente fuera del coche, pero enseguida puso el interruptor en OFF.

“La resistencia de carga de las ruedas no es suficiente...”

“¡Yo también quiero probarlo!”

Yuusuke empezó a pensar que podría moverse ligeramente si la persona de encima era un poco más
ligera que él. Mientras lo decía, Violet subió felizmente al cochecito. Él le enseñó a dirigirlo y a girar
el interruptor de movimiento a ON.

“¡OHH!”

“Ah, entonces sí que era cosa del peso.”

Las ruedas de madera traqueteaban por el suelo haciendo un sonido como”gorogoro». Con Violet
encima, el coche se desplazaba a la velocidad de una persona normal andando despacio. Ella se lo
estaba pasando pipa, pero Yuusuke la paró cuando quiso salir de la habitación hacia un espacio más
abierto.

“Espera, ¿quieres salir al pasillo así?”

“Eh, quita de ahí, Yuusuke. Sí, voy a salir así.”

Puesto que era un coche pequeño y no podía cruzar las piernas, todo el mundo podría verle las bra-
guitas en esa posición.

“Aunque seas un poco marimacho de por sí, si sales así al passillo Krielov se va a poner hecho un
huracán furioso.”

“Uhh... vale, vale, te haré caso.”


135

A regañadientes, Violet se conformó circulando en círculos por la habitación. La relación entre ellos
se había suavizado últimamente.

“De todos modos, he hecho una especie de motor. Mira. Tiene un mecanismo parecido a un cuadro
de transmisión que hará que vaya más rápido.”

“Hmm, no tengo ni idea de lo que es eso... pero si funciona entonces es genial. Hazlo lo más rápido
que puedas.”

Era un objeto muy aparatoso, ya que su finalidad original era reprimir la lucha a Paula, pero ahora ya
era demasiado tarde para convertirlo en un arma. Para evitar las sospechas de los burócratas, Yuu-
suke decidió ceder la arquitectura de su estructura a otra persona, por lo que le quedó tiempo libre
para hacer otras cosas.

Era la primera vez que se planteaba crear algo como eso, pero sabía que tendría que hacer varios
cálculos y reunir varios materiales para darle la forma de un vehículo completo.

Primero podría hacer uno parecido a los autos de choque de los parques de atracciones. Podría po-
nerle globos de helio atados con cordeles, seguro que creería que son platillos voladores.

Yuusuke se imaginaba a Violet con su nuevo juguete y murmuraba mientras la veía divirtiéndose en
el coche automático.

///

«Uno de los asentamientos de desvalidos de Fonkrank ha sido arrasado.»

Fue a eso de media tarde cuando este urgente mensaje llegó al palacio.

En cierta taberna frecuentada por usuarios de artes divinas, se comentaba el desperdicio de lo que se
había invertido en la gestión de la recogida de la cosecha de la localidad, ya que al parecer la mayoría
de los aldeanos habían sido asesinados.

A partir de los testimonios de los sobrevivientes, unos soldados que dijeron ser del ejército de Gazze-
tta habrían comenzado a matar a diestro y siniestro con el preámbulo de:”los desvalidos que no son
leales a Gazzetta, son nuestros enemigos.»

Un grupo de equipos de investigación fue enviado inmediatamente, y tan pronto como los buró-
cratas y los caballeros reales oyeron hablar de ello, regresaron a sus casas para comprobar que sus
sirvientes desvalidos y su patrimonio personal estaban intactos. De este modo, el palacio se convirtió
de repente en un caos ruidoso.

La reunión con Blue Garden se aplazó. El Rey Esvobus quería ser cauteloso con la información que
le habían filtrado, por lo que decidió esperar el informe del equipo de investigación. Las tropas de
inteligencia de la ciudad recopilaron lo que se rumoreaba en el pueblo y se mantuvo vigilante.

“¡En serio...! La paz no ha durado nada.”

///
136

Yuusuke estaba esperando en el porche de los carros de palacio con los miembros del Cuerpo Os-
curo para partir a toda prisa hacia el pueblo de Rufk y recoger a Sun. Como la mayoría de los carros
habían salido de misión urgente, Violet puso a su disposición un carro real, que era para uso de los
funcionario.

“Gracias por echarme una mano, Violet.”

“De nada. ¡Date prisa en ir a buscar a Sun!”

“¡Preparativos para el Movimiento de Socorro completados!”

“Capitán, ya podemos salir.”

En comparación con los carros normales, ellos podían sacarle el máximo partido con sus artes de vien-
to y agua. Vermeer alumbraba el camino, estaba sentado junto a Shahid, quien llevaba las riendas
del carro, Fonke mantenía el carro en suspensión con una película del viento, mientras que Aisha iba
recuperando de forma continua el aguante del caballo. Isotta estaba atenta por si llegaba informa-
ción de última hora por parte del palacio, y Yuusuke, en cambio, estaba bien tranquilo y confiaba en
ellos para el resto del viaje.

“Los soldados de Gazzetta... ¿Están instigados por Shinja...?”

El carruaje real que llevaba al Cuerpo Oscuro estuvo en marcha toda la noche en la solitaria carretera
que llevaba a la villa de Rufk.
137

CAPÍTULO 35.
Alboroto a medianoche

Cuando el grupo de Yuusuke llegó a Rufk, ya había caído la noche. Según los aldeanos, un grupo
armado, autodenominado Ejército de Gazzetta, estaba ejerciendo su fuerza por aquí. A modo de
defensa, encendieron fuego en las zanjas de protección y los hombres mayores hicieron funciones
de guardia.

“¡Maestro!”

“Mhm, has venido después de todo lo que ocurrió, Yuusuke.”

Zeshald predijo que Yuusuke, preocupado por Sun, vendría a Rufk de inmediato a recogerla.

Sun ya había terminado de empacar, así que Yuusuke había planeado partir hacia la ciudad inmedia-
tamente después de recogerla, pero escuchando la opinión del Zeshald acerca de los últimos aconte-
cimientos, decidieron descansar y hablar un poco.

A pesar de ser tarde, Bahana llegó a la casa de Zeshald y les ofreció una comida frita en la noche,
que todos disfrutaron mientras Belushya, que todavía se estaba acostumbrando a ese tipo de tareas,
se limitó a tomar su té.

“¿Qué piensa usted acerca de la situación actual, Yuusuke?”

“Creo que él trata de reunir a todos los desvalidos del mundo en un solo lugar, pero parece estar
teniendo el efecto contrario.”

Yuusuke bebió un sorbo de su té antes de continuar.

“Pero dudo que sea tan idiota como para no darse cuenta de eso.”

Sun se rió de la forma en la que Yuusuke presentaba la situación. Zeshald también pensó que este
ataque no fue ordenado por Shinja, pero no respondió a la pregunta de si el grupo armado estaba o
no estaba relacionado con el ejército de Gazzetta. Por lo tanto, existía la posibilidad de que hubiera
otro grupo influyente en el seno de Gazzetta.

“De cualquier forma, el daño ya está hecho, por lo que no terminará como un asunto trivial.”

“Supongo que sí...”

Por el momento, se estaban efectuando medidas de emergencia y los pueblos cercanos a Sanc Adiet
recibían caballeros enviados de palacio que ayudaban en la defensa. En este momento aún no se
había decidido si el Rey Esvobus enviaría una protesta oficial a Gazzetta con respecto a estos ataques.

Tras el descanso, los subordinados de Yuusuke comenzaron los preparativos para el viaje de regreso
138

a la ciudad, mientras que Yuusuke le dio a Zeshald las pulseras y anillos que hizo a partir de la sobras
del material que usó para hacer el tesoro sagrado entregado a Blue Garden. A pesar de ello, su poder
era más o menos un tercio del de dicho tesoro.

“Como Rufk está recibiendo un trato excepcional, creo que los refuerzos para el pueblo ya están
dispuestos. Aun así, quédeselas por si acaso.”

“Hoo... estos de nuevo. Hm, gracias, voy a usarlos.”

Zeshald le dio un par de accesorios a Belushya. Los accesorios que Zeshald se guardó para sí aumen-
taban las artes y poderes divinos, mientras que los de Belushya aumentaban la resistencia física de su
portador. Ambos anillos también tenían efectos de curación y resistencia a los venenos.

“Un par a juego, ¿eh?”

“Hmm, ¿qué es?”

“No es nada.”

Quitándole importancia entre risas, Yuusuke empezó a caminar de nuevo hacia el carro preparado
para partir.

“Sun, ¿quieres llevarte esto contigo?”

“¿No lo vas a necesitar, Bahana obaa-san?”

Bahana fue a la casa de Zeshald y le dio a Sun con un arco hecho a mano.

En estos últimos días Sun había estado aprendiendo a utilizar el arco de Bahana, por lo que en rea-
lidad no se sorprendió. No tenía problemas en tensar la cuerda del arco con el apoyo del anillo de
fuerza. Si continuaba practicando sus tiros, ella sería capaz de dominarlo lo suficiente para cazar.

“Es muy importante para dármelo a mí...”

“Sí, pensé que así serías capaz de ayudar un poco a Yuusuke.”

Sun todavía estaba preocupada por ser una carga para Yuusuke, por lo que quería aprender algún
tipo de habilidad de lucha. Sin embargo, esta misma idea hizo que Yuusuke se sintiera incómodo, ver
a Sun de pie junto a él en una batalla estaba más allá de su comprensión.

Pero justamente eso le hizo darse cuenta de que estaba equivocado en tratar a Sun como una exis-
tencia débil que necesitaba ser protegida, y le dieron ganas de apoyar la determinación de la chica
de ahora en adelante.

“Pero apenas puedo dar en el blanco en este momento.”

“Hmm... Déjame ver el arco por un segundo.”


139

Confirmó en el menú de personalización que había recibido [Arco de Bahana]. Era un arco de madera
común pero sólido.

Mientras que el nivel de rareza del arco era bajo, las personalizaciones que podía llevar a cabo en él
también eran limitadas. No podía encantarlo con la misma facilidad como hizo con gran espada de
Shinha. Tuvo que conformarse con un aumento de la precisión del arco. Cuando completó la perso-
nalización, los haces de luz que rodeaban el arco, también desaparecieron.

“Pruébalo ahora a ver qué tal.”

“Esto... Ahm...“

Sun ladeó la cabeza ligeramente cuando recibió el arco. Fue instada por Yuusuke a que le disparara
a cualquier objetivo que pudiera detectar, Bahana le dijo:

“¿Por qué no disparas a esa fruta de allí?”

Bahana señaló un árbol de frutos rara que estaba creciendo cerca del establo. Sun pensó que era
imposible siquiera poder acertar al árbol, por no hablar de darle a una fruta que crecía de él, aun así
apuntó la flecha y el arco hacia el árbol.

Vaya... parece mucho más estable.

Sun pudo ver claramente la fruta a la que estaba apuntando, sintiendo que su puntería iba a ser
certera.

Cuando lanzó la flecha, perforó con precisión el fruto, lo arrancó de la rama, y lo incrustó en la pared
del cobertizo. Un roedor que estaba al lado de la caseta se asustó por el inesperado ruido. Después
de estar un rato buscándolo agitadamente, vieron el fruto rara y empezaron a masticarlo felizmente.

“¡Oh, le di de verdad!”

“Ohhh, increíble. El poder de Yuusuke es realmente eficaz.”

“Solo he aumentado un poco la precisión del arma.”

Aunque Yuusuke lo dijo con indiferencia, para alguien con unas habilidades comparables a las de
Sun, golpear un fruto a una distancia relativamente lejana del árbol, y durante la noche, era una
hazaña imposible.

“Capitán, con esto podría hacer que un grupo de aprendices con arcos baratos se volviera una tropa
de soldados capacitados.”

“Gazzetta seguro que desearía eso.”

Aunque Shahid y el resto del Cuerpo del Dios Oscuro habían recibido armas mejoradas de Yuusuke,
mirándolo objetivamente, todavía estaban enfrentándose de nuevo con el potencial de esa arte di-
vina.
140

“Zeshald, póngase en contacto conmigo inmediatamente si ocurre algo.”

“Sí. No bajes la guardia ni cuando estés en la ciudad.”

“¡Cuida adecuadamente de Sun!”

“¡No lo dude!”

Yuusuke se fue del pueblo, tras despedirse de Zeshald y todos los demás, pensando en que iba a
comprar un buen arco para Sun como presente en algún momento en el futuro. El carro que iba al
palacio llevaba al grupo del Cuerpo del Dios Oscuro mientras avanzaba por la carretera de noche.

“Pues bien, vayamos a descansar también.”

“... Sí.”

“Me pregunto si el maestro informará a la ciudad de esto.”

“Soy una persona jubilada con un cuerpo viejo. Es demasiado tarde para que los llame.”

En términos simples, Zeshald prefería una vida en el pueblo. Bahana y los ancianos que estaban en las
inmediaciones del puesto de observación sintieron una oleada de alivio. Para el pueblo era imposible
vivir sin Zeshald.

Sin embargo, la situación esta vez es grave y no pasará desapercibida por Esvobus. ¿Qué vas a hacer
a partir de ahora, Yuusuke?

///

Por la noche...

El carro con el grupo del Dios Oscuro llegó bien a Sanc Adiet y pasó la primera puerta.

La ciudad estaba en silencio, como si estuviera desierta, ya que toda la gente de la ciudad estaba
durmiendo en sus camas. Había luces aquí y allá, emitidas principalmente por los bares nocturnos y
prostíbulos. Solo por estas partes se podían detectar una figura o dos de alguien que se movía en las
sombras.

“La ciudad... se siente un poco triste durante la noche.”

Esa fue la impresión que la somnolienta Sun tenía de la vista nocturna de Sanc Adiet. Yuusuke estaba
de acuerdo en que la diferencia entre el día y la noche de la ciudad era excesivamente grande.

Cuando el grupo de Yuusuke llegó al palacio, la zona de embarque de carros estaba iluminada a
pesar de que ya era tarde por la noche. Puesto que los carros de los caballeros y carruajes privados
estaban entrando y saliendo continuamente, este lugar era el único que no dormía.

“Cuánto ruido.”
141

“Es normal, después de todo un pueblo fue destruido.”

El daño esta vez fue diferente de los ataques provocadores que había empleado antes Blue Garden.
Ya que no había pruebas que apuntaran a Gazzetta aparte de los testimonios de los supervivientes,
los funcionarios del palacio estaban ocupados recopilando información.

“Epa, Yuusuke.”

“¿Hivodir?”

Después de haber bajado del carro, el grupo de Yuusuke se reunió con Hivodir, vestido con su habi-
tual uniforme del Cuerpo del Dios del Fuego acompañado de su criado en la puerta del palacio. Su
apariencia era realmente apropiada para un aristócrata. Parecía que se le ordenó ir a inspeccionar los
pueblos que eran propiedad de la familia Volance.

“¿Los aldeanos no estarán durmiendo a estas horas de la noche?”

“Me han ordenado estacionarme con los soldados en el pueblo. Los aldeanos tendrán que lidiar con
ello.”

“Hay conversaciones sobre aumentar el número del personal militar activo, estas inspecciones noc-
turnas traen muchas discusiones.”

Ese era según Hivodir el propósito de su salida nocturna.

“Por lo tanto, estoy apurado. Adiós.”

“Espera un minuto.”

Yuusuke trató de detener a Hivodir, que estaba a punto de abordar un carro que tenía una insignia
de la familia Volance en él, ya que sin pensarlo previamente había decidido personalizar el manto que
Hivodir utilizaba como su ropa casual.

A pesar de que era un uniforme común del cuerpo del palacio, parecía que sería capaz de proporcio-
nar efectos especiales para el usuario. Sin vacilar, Yuusuke lo dotó con el efecto curativo.

Envuelto por los haces de luz, el manto cayó (sin equipar) de la espalda de Hivodir.

“¿Hmm? Mi manto... ¿Qué diablos has hecho con él?”

“Yo solo... añadí algo así como un amuleto protector sobre él...”

Aunque Hivodir no entendía lo que quería decir con eso Yuusuke, tomó el manto diciendo:

“No te preocupes por eso,”

Y se lo puso de nuevo. Luego se subió al carro y salió del palacio Volance.


142

“Con esto, todo el mundo está fuera de servicio por ahora.”

“Muchas gracias, Capitán.”

*Bostezo* ”Tengo sueño~~~”

“Vamos a descansar por turnos.”

Después de separarse del grupo de Vermeer, Yuusuke tomó a Sun y se dirigió hacia la habitación
de invitados del cuarto piso. Violet había preparado la misma habitación para Sun cuando se quedó
días antes en el palacio, y parecía que la chica estaba familiarizada con la atmósfera del palacio y por
ahora no se sentía ansiosa al visitarlo por tercera vez.

“Estamos aquí... Yo regresaré también a mi habitación.”

“Está bien, uhm... señorito Yuusuke.”

Sun hablaba con Yuusuke en frente de su habitación con el arco que había recibido de Bahana cerca
de su pecho.

“Buenas noches, señorito Yuusuke.”

“Mhm, buenas noches, Sun.”

Se despidieron, con una sonrisa un tanto incómoda.

Por cierto, aunque Violet se había quedado dormida en el lugar de embarque de carros esperando su
regreso, fue recogida por Krielov y no pudo estar con ellos esa noche.
143

CAPÍTULO 36.
La sombra conspiradora

Al día siguiente, justo cuando Yuusuke estaba a punto de salir de la sala de trabajo, se topó con
Violet, que arrastraba a Sun con ella.

“Oye, Yuusuke, ¿vas hacia la ciudad ahora?”

“Mmm, bueno, sí.”

“Buenos días, señorito Yuusuke.”

“Buenos días, Sun. Ya te están molestando de buena mañana, ¿eh?”

Después de haber intercambiado sus saludos con las chicas, Yuusuke bromeó con ellas. Violet, con
su «platillo volador» atado con una cuerda sobre su cabeza, y Sun, quien iba siguiendo a la princesa.
Violet llevaba su habitual vestido escarlata, mientras que Sun llevaba el mismo vestido blanco que
llevó la otra vez que estuvo en el palacio.

Violet no solo traía a Sun porque eran amigas, también porque ayudaba a evitar que los otros can-
didatos a prometido pululasen a su alrededor, ya que Hivodir estaba fuera en una misión y Yuusuke
también tenía que abandonar el palacio en breves.

“He pensado que Sun podría enseñarme sus habilidades en el manejo del arco ahora.”

“Pero recuerde que no soy tan hábil como para presumir ante los demás...”

Después de haber escuchado sobre esto de los demás miembros del Cuerpo del Dios Oscuro, Violet
quería ver a la aficionada Sun manejar el arco que le habían dado. Ella quería comprobar las dife-
rencias de ese arco con respecto a un arco ordinario en cuanto a la precisión, ya que la misma Violet
sabía cómo usar un arco.

Por lo tanto, de camino a los campos de entrenamiento para caballeros, se detuvieron por la habita-
ción de Yuusuke a terminar un asunto pendiente.

“Eso está bien, sin embargo, ¿puedes usar un arco así?”

“De ninguna manera, me gustaría tener ropa cómoda para cambiarme. Es por eso que hemos venido
a mostrarte nuestros diseños de ropa.”

Violet levantó su pequeño pecho. A su lado, Sun, que todavía no estaba acostumbrada a aquella
ropa, mostró abiertamente su pecho mucho más pronunciado, mientras trataba casualmente de
ocultarlo de Yuusuke.

“Entonces, la pregunta principal es si necesitarás materiales extra, como cuando construiste la For-
144

taleza Gearhawk.”

Había tiendas que vendían hilo y tela de alta calidad en el distrito de clase media, pero Yuusuke
tendría que ir y elegir los materiales por sí mismo para la personalización, presentando al palacio un
recibo de compra.

“El usuario del producto también puede adquirir materiales, pero es mejor que el propio artesano
adquiera los materiales necesarios, ¿no es cierto?”

“Eso es correcto. En mi caso, no voy a conocer la calidad del material si no lo toco primero.”

Esto era realmente cierto en el caso de Yuusuke. Aunque no hubiese información sobre el material,
después de tocarlo podía determinar si era bueno o malo en su menú de personalización.

La verdadera fuerza de su poder de personalización era la de modificar objetos que ha ya habían sido
creados, por lo que era difícil llevar a cabo un proceso como el de la purificación de hierro de una
mena de hierro con cierta cantidad del mineral.

“Me voy a la Sala Principal, adiós.”

“Espero que para mañana ya hayas creado el vehículo modificado que me prometiste.”

“Adiós, señorito Yuusuke.”

///

Al llegar al distrito de clase media, Yuusuke inmediatamente comenzó a buscar una tienda de ma-
teriales que perteneciera a un usuario de artes terrestres. En comparación con el distrito plebeyo, el
camino aquí era un poco estrecho, pero las paredes estaban decoradas con diversos adornos y los
edificios parecían más grandes.

La cantidad de transeúntes también se notaba que era menor y Yuusuke a veces pasaba por aquí
cuando estaba patrullando. El ambiente aquí era similar a una zona residencial de clase alta.

“Así que es aquí, ¿eh?”

Pasando algunos edificios que se asemejaban a las tiendas, Yuusuke llegó a una tienda de materiales
relativamente pequeña. Mientras que los escaparates de las otras tiendas tenían gemas y bloques de
vidrio como materiales de muestra, en el de esta había pedazos de bloques de hierro. Después de
tocar e inspeccionar los parámetros en el menú de personalización, Yuusuke determinó que la calidad
del hierro era bastante buena.

“Hola—”

Al abrir la puerta de la tienda, oyó el timbre familiar de una campana que era común en las cafeterías
de su mundo y avisaba al tendero de un nuevo cliente.

“Sí, sí, bienvenido a— ¡¡Oh!!”


146

“¿No eres Sorzak?”

El dueño de la tienda era Sorzak, el autoproclamado investigador que conoció durante el incidente
del fantasma.

Debido a que el paso subterráneo estaba cerrado, Sorzak perdió gradualmente su espíritu y regresó a
su ocupación original de tendero. Parecía que había usado sus fondos restantes para comprar mineral
de hierro, lo purificó y comenzó a venderlo, centrando su negocio en los herreros.

“¿No eras un artesano de accesorios?”

“Ah, esto era originalmente mi negocio. Empecé a hacer los accesorios cuando la locura de la torre
comenzó. Sin embargo, recientemente, la cantidad de artesanos aumentó aún más y ya que no era
tan rentable como lo era antes, he vuelto a la purificación de hierro que produce un beneficio más
estable.”

“Hmm, por lo que eres un usuario de artes terrestres muy capacitado, ¿cierto, Sorzak?”

“Aunque hay probablemente mejores artesanos que yo, no voy a perder con cualquiera de Sanc
Adiet cuando se trata de espíritu.”

Al decir esto, la atmósfera sobre él no parecía la de un comerciante, presumiendo o fanfarroneando


sobre sus hazañas, sino más bien la de alguien cercano como Zeshald, un hombre que tenía confian-
za en su capacidad. Yuusuke pensó un poco y, una idea le vino a la mente, se dio la vuelta para volver
al palacio por el momento.

“Voy a volver más tarde.”

“Muy bien. Vuelve en cualquier momento ya que no tengo nada más que hacer en estos días.”

///

Cuando regresó al palacio, Yuusuke fue a los campos de entrenamiento y se acercó a Sun y Violet,
que estaban llevando a cabo un concurso de tiro con arco. Las chicas parecían estar descansado aho-
ra y se habían cambiado los uniformes del cuerpo por algo de ropa más simple. Estaban sentadas en
la mesa, la una frente a la otra, y disfrutaban de una taza de té.

“Oh, ¿señorito Yuusuke?”

“¿Hm? ¿Qué sucede, Yuusuke? Regresaste pronto.”

“Ehmm, verás, hay una razón...”

Yuusuke le consultó a Violet que si podía contratar a un excepcional usuario de artes terrestres capaz
de purificar el mineral de hierro, produciendo hierro de alta calidad. Mientras hablaba con la princesa,
Yuusuke mencionó de repente si podía contratar a Sorzak como su subordinado en el Cuerpo del
Dios Oscuro.

“Eh, ¿te parece bien?”


147

“Depende de si la misma persona estará dispuesta a unirse, pero usted es el capitán del Cuerpo del
Dios Oscuro, una de las piedras angulares de la milicia del palacio.”

Su cuerpo de élite se componía actualmente de solo cinco personas del cuerpo de caballeros.

“No puedes esperar que esto continúe siempre así. Acabarás sabiéndolo tarde o temprano, así que
déjame decirte una cosa, hay una gran cantidad de excelentes soldados que quieren convertirse en
miembros del Cuerpo del Dios Oscuro.”

Parecía que había casos en los cuales los caballeros de otros cuerpos solicitaban ser subordinados del
Cuerpo Oscuro. Eran el Cuerpo Divino Aéreo, el Cuerpo Divino Ígneo, el Cuerpo Divino Acuático y el
Cuerpo Divino Terrestres. Pero un soldado no podía ser miembro de varios grupos al mismo tiempo,
así que había muchas solicitudes de transferencia viniendo de todos los lugares.

“Bueno, lo único que quiere la mayoría de ellos es ese equipamento que proporcionas a tus subor-
dinados.”

“¡Oh, así que es por eso!”

Centrándose en este motivo, Violet decidió que sería mejor dejar la búsqueda de nuevos miembros a
Yuusuke, y que él mismo estaría autorizado a invitar a cualquier persona que juzgara adecuada para
unirse a su cuerpo. Durante esta conversación, Sun dio un rápido vistazo a Yuusuke y rápidamente
desvió los ojos antes de que nadie pudiera darse cuenta.

///

Luego, Yuusuke volvió otra vez a la casa de Sorzak, explicándole brevemente la situación, y le pre-
guntó si estaría de acuerdo en convertirse en un usuario de artes terrestres bajo el estandarte del
Cuerpo del Dios Oscuro.

“¡¿Cómo dicea?! ¡¿Yo, miembro de los caballeros del palacio?!”

“Mejor aún, serás reconocido como un usuario élite de artes divinas.”

Sorzak, que era un simple usuario artes divinas, al unirse al Cuerpo del Dios Oscuro, sería promovido
de ser un simple ingeniero a un soldado de élite y tendría que participar en operaciones militares.

“¡No hay problema! ¡No hay problema! He sido invitado a unirme a un cuerpo de élite, es más, se
trata del rumoreado Cuerpo del Dios Oscuro. ¡Qué suerte tengo!”

“¿E-Es así...? Entonces, por favor, firma este contrato.”

Radiante de alegría, Sorzak puso su firma. Con esto, Yuusuke tenía a una persona que sería de mu-
cha utilidad al Cuerpo del Dios Oscuro.

///

Las montañas de Gazzetta estaban llenas de innumerables pueblos que tenían sus propios campos
de entrenamiento militar. En uno de esos pueblos, los líderes de la caballería Espada Blanca estaban
148

discutiendo sobre la información más reciente que había llegado a su capital.

“¿Es una conspiración de Fonkrank?”

“Es muy probable.”

“Es poco probable que el Rey esté implicado.”

Shinja sacudió la cabeza ante las declaraciones de su oficial. El contacto con el grupo de soldados que
fue enviado para investigar los disturbios dentro de Fonkrank se perdió un día después de su partida.
El sobreviviente que regresó informó que fueron atacados por alguien que llevaba los uniformes de
las fuerzas de Fonkrank, cuando viajaban a través del territorio de Blue Garden.

Solo una persona había logrado regresar con vida, presentando heridas graves que parecían haber
sido causadas por un usuario de artes del fuego altamente cualificado. Tan pronto como terminó de
informar de la situación, el sobreviviente perdió el conocimiento y fue entregado a los usuarios de
artes acuáticas.

Sus asistentes se preguntaban si se trataba de una conspiración de Fonkrank para hacerse pasar por
el ejército de Gazzetta para poder matar a los desvalidos, lo que reduciría el número de posibles fuen-
tes de perturbación, así como el flujo de personas que se trasladarían a Gazzetta después de haber
sido influenciados por sus enviados.

Sin embargo, Shinja dudaba de tal teoría. Sabía de la personalidad del Rey Esvobus cuando había
viajado a Fonkrank para investigar al Dios Malvado. Además, ordenó que el viejo regresara a casa
después del incidente de Blue Garden en lugar de solicitar derechos ventajosos o cualquier otro tipo
de recompensa. Un hombre así no podía pensar en utilizar la estrategia de la que hablaban los cola-
boradores cercanos de Shinja.

“Necesitamos una información más precisa.”

“Pero, Su Majestad, la mayoría de los espías se dirigen hacia la ocupación de Nossentes.”

Ya que el cuerpo de inteligencia estaba ocupado con la infiltración en Nossentes, era imposible reo-
rientarlo. Sin embargo, la situación era grave.

“No podemos pasar por alto esta situación... Comandante, tome el control de todo el ejército por
un tiempo.”

“Su Majestad, ¿no estará pensando en...?”

Shinja se quitó su armadura de la caballería Espada Blanca y miró hacia el cielo en dirección a
Fonkrank. Se puso la gran espada de plata en la espalda y ensilló su caballo.

“Voy a estar ausente por un tiempo.”

Una vez más se había convertido en un desvalido viajero y, dejando a sus ayudantes paralizados por
la confusión, emprendió el viaje hacia Fonkrank.
149

CAPÍTULO 37.
Señales en el viento

Después de anunciar oficialmente la incorporación de Sorzak al Cuerpo Oscuro, el palacio y la ciudad


se llenaron de rumores sobre que el Capitán estaba en busca de más civiles.

Consecuentemente, Yuusuke se abstuvo a sí mismo de ir a la ciudad, con el fin de que eso no obs-
taculizase su misión, que era escuchar la voz de los plebeyos. Violet intentó solventarlo permitiendo
que tomase un descanso de patrullas por el momento.

“Hmmm, combinar los engranajes y sus movimientos... es bastante interesante.”

Cinco días después de que la conmoción se calmase, Yuusuke visitó la tienda de Sorzak con el proto-
tipo de una caja de engranajes simple. Él no estaba muy familiarizado con la estructura completa de
esta maquinaria, solo había visto un modelo de plástico de un coche teledirigido.

“Por alguna razón, después de combinar los elementos, la rotación se invierte. No sé por qué ocurre.”

“De acuerdo. Lo examinaré.”

Sorzak era un fabricante de accesorios profundamente interesado en la maqueta experimental de


Yuusuke, por tanto, estaba muy dispuesto a colaborar en el desarrollo de la energía de movimiento
del mecanismo. Las técnicas de purificación de Sorzak daban lugar a materiales de alta calidad, Yuu-
suke le instruyó sobre el concepto de lo que debía ser el mecanismo, por lo que él comenzó a llevar
a cabo una especie de «Investigación y Desarrollo» para reproducirlo.

Ya que no había ningún problema en reunir los materiales necesarios, Yuusuke y Sorzak solo tenían
que construir las partes basándose en una apariencia. Empezaron a pasar día y noche buscando el
«misterioso poder» que debía mover el motor experimental de forma permanente. Por suerte, nada
se lo impedía, ya que estaban en un entorno que les permitía investigar tanto como quisieran.

“Quiero hacer un motor que pueda impulsar un vehículo a la misma velocidad que un carruaje de
soldados.”

“¡Ohh, qué pasada! ¡Es una idea brillante!”

Con los planes de Yuusuke para desarrollar un nuevo tipo de vehículo, Sorzak se entusiasmó en gran
medida, ya que le apasionaba investigar lo desconocido.

///

Las cuadrillas de desvalidos adecentaban todas las esquinas del distrito plebeyo con su equipo de
limpieza. Tanto ellos como los supervisores responsables de guiarlos observaron el estado de los ha-
bitantes de la ciudad, producido a raíz de los acontecimientos recientes de incursiones en los pueblos
de desvalidos.
150

Lo de los pueblos de desvalidos que había alrededor de Fonk-rank no era solo conocido por los
oficiales de palacio, sino también por el público general, ya que el flujo de información no pudo ser
suprimido. La historia sobre la invasión de esos pueblos por parte del ejército de Gazzeta se estaba
difundiendo por todo el territorio, así como los recientes eventos bélicos en Paula, y todos los ciuda-
danos habían empezado a reprocharlo a Gazzetta.

Los desvalidos del territorio no eran sospechosos. Pero había una ligera sensación de crisis, ya que
nadie conocía la excelente habilidad física de los desvalidos en comparación con los usuarios de artes
divinas, a pesar de que su relación con ellos había sido estable durante mucho tiempo.

Al salir de la tienda de Sorzak, Yuusuke fue a supervisar a las cuadrillas de desvalidos limpiadores.
Luego se dirigió a las paradas del mercado, ya que necesitaba comprar los anillos adecuados para dar
a los caballeros reales nuevos conjuntos de anillos personalizados.

Además de eso, se reabasteció de todos los materiales en cantidad, en caso de que más adelante tu-
viera demasiado trabajo con las patrullas para ir de compras. También aprovechó para hacerse amigo
del clérigo, ya que él solía estar al día de las novedades que había en las tiendas.

Comprender el funcionamiento del mercado gracias a él le dio ciertas ventajas, como la procedencia
y las características que determinaban el precio de los productos.

¿Ah? ¿Isotta? ¿Tiene el día libre hoy?

Después de comprar anillos baratos como material base, Yuusuke dio un repaso a las otras paradas,
y vio a Isotta vestida con su ropa de calle entre la multitud. Al parecer estaba abasteciéndose de co-
mida, ya que llevaba un gran capazo lleno. Parecía estar un poco nerviosa.

“Isotta.”

“¿Sí? ¡¿C-Capitán?!”

Isotta estaba como abstraída, y empezó a entrar en pánico en cuanto escuchó la voz de Yuusuke.
Luego, sin venir a cuento, comenzó a explicarle lo que había comprado pese a que él no se lo había
pedido.

“S-Solo estaba comprando un poco, ya que... es que... ¡necesitaba comida!”

“Y-Ya veo... Ehm... Tiene aspecto de pesar un poco, ¿quieres que te ayude a llevarlo a casa?”

“¡Ah! No, no hace falta.”

Ante la reacción nerviosa y encubridora de Isotta, quien iba dando pasos atrás mientras hablaba,
Yuusuke la miró fijamente, acercándose cada vez más a ella, acorralando a la tartamudeante Isotta
en la esquina de un callejón

Al no poder retroceder más debido a una pared, trató de buscar escapatoria por los lados, pero
Yuusuke apoyó sus manos en el muro para impedir que se escurriera. Puso su cara enfrente de esos
ojos verdes y...

“Isotta...”
151

“S-Sí.”

“¿Te incomodo...?”

“Ahh...”

“¿Qué es lo que escondes?”

Yuusuke quería sonsacarle una respuesta. Su voz se mezclaba con los ruidos de los mercaderes detrás
de él.

“Oye, ¿no es ese el capitán del Cuerpo Oscuro? — ¿qué hace coercionando a una chica tan joven?
— no, creo que ella también pertenece al Cuerpo Oscuro — ¿eh? ¿entonces es su subordinada? —
ahora que lo pienso, ¿él no había pedido la mano de la Princesa Violet? — me pregunto a quién
prefiere... — pero, insisto, ¿no te parecen todos muy jóvenes?”

“¡NO ES ESO!”

Yuusuke escuchó los comentarios de la gente del mercado sobre él y no pudo evitar darse la vuelta
y gritarles. Entonces, cogió la mitad de las bolsas de Isotta, la agarró a ella de la mano y la sacó de
ese callejón.

///

“Ehm... Capitán.”

“¿Hm?”

La luz anaranjada del crepúsculo comenzó a teñir las calles de los desvalidos por las que los dos an-
daban. Poco a poco, se acercaron a la casa de Isotta mientras conversaban entre ellos. Debido a la
actitud excesivamente despreocupada de Yuusuke, Isotta confesó por qué estaba tan tímida.

“¿De verdad cree que les va a parecer bien...? Mis padres... son bastante mayores.”

“No tienes que preocuparte tanto por ese chico, sería caer muy bajo si de repente los tomara como
rehenes.”

Mientras la escuchaba, Yuusuke llegó a las puertas de la casa de Isotta que ya había visitado previa-
mente. Intentó animarla pero ella seguía teniendo una expresión incómoda.

“Mamá, ya estoy en casa.”

“Perdone las molestias.”

“Bienvenida, Isotta. Has tardado muy poco.”

“Bienvenido, ah... ¿No es usted el Capitán de la otra vez?”


152

Entraron por la puerta de tela y fueron recibidos por los padres de Isotta. Yuusuke dejó las bolsas en
el suelo, y vio una gran espada apoyada en la pared en la parte trasera de la sala. Junto a ella había
alguien recostado...

“¡Maldito Shinja!”

“Oh, Yuusuke.”

Yuusuke arrojó un intento de puñetazo hacia él, pero falló terriblemente.

“No me dirijas la palabra. ¿Qué haces aquí?”

“Recopilando información. Como de costumbre, es fácil entrar y salir de este país.”

Evitando ociosamente su puño, Shinja dejó escapar sus pensamientos al mismo tiempo. Parecía que
había venido solo, ya que no había ningún acompañante o guarda a su alrededor.

“Un rey como tú, espiando solo...”

“Já, esto no es nada para mí.”

En realidad, Shinja pensaba que era más fácil moverse por sí solo. Solo habían pasado tres días desde
que dejó atrás las instalaciones de entrenamiento de los guerreros de Gazzetta y había llegado aquí
ayer por la noche, entró a Sanc Adiet por las calles de desvalidos en las afueras.

Pero esto no quería decir que la seguridad de Fonkrank fuese pésima, solo que los desvalidos en
realidad no tenían una presencia de artes divinas detectable. La oscuridad de la noche encubría com-
pletamente la presencia de un desvalido, por lo que los usuarios normales de artes divinas no eran
capaces de avistarlos. Por otra parte, este tipo era un guerrero desvalido entrenado.

“¿Y por qué has vuelto a alojarte en casa de Isotta?”

A Yuusuke solo se le ocurría la teoría de que él hubiera querido evitar llamar la atención yendo a un
lugar donde nadie lo conocía, pero Isotta, al formar parte del Cuerpo Oscuro, estaba al tanto de la
identidad de Shinja.

“¿Crees que ella me entregaría a los soldados?”

Shinja contestó sonriente. Yuusuke se giró de cara a Isotta, que estaba allí de pie con los hombros
temblando.

“Ahh... ¡fueron mis padres! Es que él también es un benefactor... ¡como usted, Capitán! Lo pensé...
pero todo fue muy repentino.”

“Hmm... Ya veo. Entonces era eso.”

Isotta se mordía los labios mientras trataba de explicarse con Yuusuke.


153

“¿Entonces ahora vas a leerme? ¿No es eso lo que hace el Dios Malvado?”

“¿...No te dije que no debías subestimar a un adicto a los videojuegos?”

Desde el punto de vista de Isotta, Shinja era un benefactor que salvó la vida a sus padres.

En cuanto a los recientes ataques a los pueblos de desvalidos alrededor de Fonkrank, Shinja había
dicho que no estaba relacionado con esas operaciones de Gazzetta y que tan solo había venido a
hacer una investigación, por lo que Isotta le dio el beneficio de la duda y dejó que se cobijara en su
casa por el momento.

Ese era el secreto que temía contarle al Capitán Yuusuke. No sabía cómo ni qué explicarle cuando lo
vio, y por eso estaba aturdida y sorprendida.

“¿Entonces hay una parte de tus caballeros que actúa por su cuenta sin que lo sepas?”

“Provisionalmente. Hay quienes defienden otros ideales diferentes a mis principios y políticas, pero
obviamente no voy a perpetrar ese comportamiento estúpido.”

El equipo de investigación enviado por Gazzetta había salido considerablemente perjudicado. De


acuerdo con los sobrevivientes, habían sido atacados por las tropas vestidas con uniforme del ejército
de Fonkrank mientras cruzaban el territorio de Blue Garden. Sus colaboradores creían que era una
conspiración de Fonkrank, pero Shinja dudaba que el Rey Esvosbus hubiese ordenado eso. Yuusuke
estuvo de acuerdo con él.

“Luego ocurrió en territorio de Blue Garden.”

“Exacto. Pero tampoco creo que Risha tuviera cojones de ordenarlo.”

“No digas que no tiene cojones. Aunque tampoco creo que Risha fuese capaz de ordenar algo como
eso.”

“Pues... Solo queda... ¿Los restantes de la facción de Izapnar?”

Mientras que Yuusuke y Shinja discutían acerca de la identidad de los agresores y su propósito, Isotta
comenzó a preparar la cena con sus padres. De repente, llegó un nuevo huésped. «Llegó» o, más
bien, «apareció». Era un hombre joven de pelo verde que se manifestó en frente de ellos.

“Buenas noches, pregunto por el señor Yuusuke.”

“¡...!”

Isotta quedó petrificada de la sorpresa. Aunque Reifold tenía un aura de arte aérea familiar, su pre-
sencia no podía sentirse en absoluto, y había aparecido justo enfrente de ella, sin previo aviso. Su ten-
sión se relajó cuando sintió la onda única del Capitán Yuusuke colocando la mano sobre su hombro.

“Ah, ¿te he asustado~?”

“Cuánto tiempo sin verte, señor habitante del bosque.”


154

“¿Habitante del bosque...?”

Después de un cordial saludo raro entre Yuusuke y Reifold, Shinja que había tomado una postura de
preparación comenzó a relajarse. Sin embargo, se quedó cerca de la espada grande apoyada en la
pared, por lo que se sentía algo de advertencia en el ambiente.

Reifold, por otra parte, no mostró ningún tipo de preocupación por de la presencia de Shinja, ya que
su misión era entregar un aviso importante a Yuusuke.

“Hay un escuadrón de Gazzetta que se acerca armado hacia los territorios de Fonkrank.”

Yuusuke y Shinha se miraron entre sí. Su dirección era un pueblo de desvalidos de tamaño considera-
ble. Parecía que el pueblo de destino era propiedad de la prestigiosa familia Volance, al cual Hivodir
había sido enviado a pasar la noche de visita.

“Él dijo que iba a ir hoy allí...”

“Traté de ponerme en contacto con los soldados que estaban asignados a ese pueblo, pero parece
que hay interferencias en la transmisión.”

“No me digas. ¿Qué clase de interferencias?”

Aparentemente, un grupo había sido enviado para examinar la situación, pero no había ninguna
fuerza activa en la zona, los principales grupos estaban todos en el lado opuesto de los territorios de
Fonkrank que iban a ser atacados.

“Creo que es hora de que el Cuerpo Oscuro intervenga.”

“¿Eso es lo que ha dicho Violet?”

Reifold respondió sacudiendo la cabeza, y Yuusuke lo miró contrariado.

¿En qué está pensando?

“Pensaba informar a la Princesa más tarde. Se trata de una emergencia esta vez, son órdenes del Rey
Esvobus.”

Mientras pronunciaba la última frase, Reifold se dirigió hacia la puerta de tela, y esta se agitó vio-
lentamente, fuera estaban Vermeer y Fonke totalmente preparados con sus uniformes del Cuerpo
Oscuro.

“¡Capitán! ¡Tenemos órdenes de emprender una nueva misión!”

“Vaya... realmente él está en casa de Isotta...”

Con el sol ya puesto, las tierras de Kaltcio empezaron a recibir el cielo nocturno.
155

CAPÍTULO 38.
La bestia blanca

Para llegar al pueblo de desvalidos que poseía la prestigiosa familia Volance, los carros que llevaban
al Cuerpo del Dios Oscuro corrían a través de la carretera en la oscuridad de la noche.

“Eh, Capitán...”

“No te preocupes.”

En el carro, Vermeer tenía una expresión muy extraña con el Rey de Gazzetta sentado al lado de
Yuusuke. Aunque le dijeron que no se preocupase, la «misión» que le fue encomendada al capitán
del Cuerpo del Dios Oscuro, Yuusuke, era extremadamente difícil.

“Pero...”

El que se quejaba más, Fonke, estaba ocupado estabilizando el carro que iba a toda velocidad; la se-
gunda que más se quejaba, Aisha, restauraba la resistencia del caballo a través de sus artes acuáticas.
Shahid, por otro lado, no tenía ningún interés en estas cosas. Isotta era tan culpable como Yuusuke.
Es por eso que fue el papel de Vermeer preguntar por qué Shinja viajaba con ellos, pero...

“Bueno, no te preocupes tanto. Por cierto, dentro de poco lo mejor será apagar la luz.”

“¡¿Así que lo que me está diciendo es que escuche sus órdenes?!”

“Fuu.”

“Ahh...”

Al ver lo relajados que hablaban Shinja y Yuusuke, Vermeer negó con la cabeza mientras apagaba la
luz.

Desde la carretera en que estaban se podía ver una pequeña luz por delante de ellos. Parecía que
habían llegado al pueblo de desvalidos donde estaba ahora Hivodir. Por un momento, esperaban las
órdenes de su capitán, pero antes de que Vermeer hablara, Isotta advirtió que había enemigos en la
zona.

“¡A-Alguien se acerca... Hay un caballo, y la onda de un usuario de artes del fuego.”

Shahid inmediatamente disminuyó la velocidad del carro, Yuusuke abrió su menú de personalización
para usarlo en caso de emergencia. Junto a él, Shinja tomó con su mano su gran espada de plata y
cambió de postura, listo para atacar.

El sonido de los cascos que se oía en la oscuridad demostraba que el usuario se acercaba cada vez
más. Cuando ya estaba a cierta distancia, Vermeer utilizó sus artes de fuego para saber la identidad
156

del usuario.

“¡Hivodir!”

Apoyado en la parte posterior del caballo bajo el amparo de la oscuridad, el que estaba en la carre-
tera era Hivodir, cuyo cuerpo estaba cubierto de heridas. Hacía solo unos días, Yuusuke lo vio en la
puerta del establo vestido con sus ropas de «noble», y ahora estaba lleno de lágrimas y quemaduras
que amenazaban su vida.

Calmaron al agitado caballo y bajaron a Hivodir al suelo, permitiendo así que Aisha comenzase a
curarlo.

Hivodir, que apenas estaba consciente, solo podía ver vagamente dónde estaba. Gracias a las propie-
dades curativas del manto y la curación de Aisha, comenzó a recuperarse y ver a su alrededor.

“Eh, ¿estás bien?”

“Oh, hola... Yuusuke... has venido a ayudarme.”

“¿Qué diablos pasó aquí?”

“Fuimos atacados... el grupo estaba usando un uniforme de Gazzetta...”

Según lo que dijo Hivodir, después de terminar su habitual rutina de calcular el rendimiento de los
cultivos del día, un grupo armado de repente comenzó a invadir el pueblo atacando de noche los
dormitorios donde estaban los mercenarios privados.

Debido a que habían bloqueado la entrada de los dormitorios durante el ataque, Hivodir y varios
otros soldados fueron atacados mientras estaban indefensos.

Los mercenarios privados estaban patrullando la zona de la vecindad, pero sus usuarios de artes
aéreas, que eran capaces de encontrar a los enemigos, fueron atacados sin que nadie lo notara, por
tanto, el primer ataque sorpresa fue muy eficaz.

“En primer lugar lanzaron una habilidad de hielo, recuerdo haber visto un guerrero desvalido... y en
medio de la pelea había un usuario de fuego.”

A pesar de que su habilidad y talento se consideraban mediocres dentro del Cuerpo del Dios del Fue-
go, en términos de poder de fuego Hivodir era lo suficientemente fuerte. No solo sus artes eran de
élite, sino que también estaba equipado con un anillo de artes de fuego que él consiguió de Yuusuke,
lo que aumentaba el poder de la «bala de fuego», que era el ataque que usaba. La bala de fuego
que disparó contra el guerrero desvalido falló, ya que el guerrero inmediatamente la había desviado.

“¿Estaban disfrazados...?”

“Sí, eso parece... Aunque parecían guerreros desvalidos, tenían la onda de un usuario... ¡OH, JUSTO
COMO ÉL...!”

La apariencia de Shinja, que estaba de pie allí con sus brazos cruzados escuchando su explicación,
157

hizo que Hivodir se sorprendiera cuando lo vio. Vermeer que estaba cerca hizo un movimiento con la
cabeza como diciendo «entiendo mucho cómo te sientes.»

Mientras Yuusuke estaba tratando de entender la situación, Shinja preguntó sobre algo importante
a Hivodir.

“La situación actual es entendible. Dado que has escapado tú solo, ¿eso quiere decir que tus subor-
dinados fueron aniquilados? ¿Qué pasó con los aldeanos?”

“¡Oh, es cierto! ¡Mis criados estaban conmigo cuando huíamos hasta que de ese tipo vino a blo-
quearnos...! “

“¡Tsk! Isotta, ¿cuál es la situación actual?”

“... Es inútil, hay demasiada distancia entre nosotros... Ah, pero, parece que hay una ligera pertur-
bación en el aire.”

Lo más probable es que todavía estén luchando en la carretera, también existe la posibilidad de que
sigan luchando en el pueblo. Yuusuke inmediatamente se puso en contacto con el palacio sobre la
emergencia, mientras que Hivodir estaba preparado para rescatar a sus siervos, quienes lo ayudaron
a escapar. Así, el carro se precipitó hacia el pueblo, todos se prepararon para la batalla.

///

“¿Dónde está el grupo encargado de las actividades?”

“Ellos no han regresado. Sin embargo, parece que varios empleados y aristócratas de Fonkrank han
escapado.”

“Hmmm... con esa clase de heridas, no se salvarán.”

Dado que los informes de las actividades que a través de las artes eólicas enviaban con frecuencia se
habían detenido, dentro de poco llegarían los refuerzos. El capitán de las fuerzas armadas estaba ves-
tido con un uniforme de Gazzetta, y había decidido que era un buen momento para ir a la siguiente
ubicación, por lo que emitió una orden de retirada.

“¡Cuiden el pueblo! Nos dirigimos a nuestro próximo objetivo, ¡nos reuniremos allí con los equipos!”

Se movieron alrededor de los edificios del pueblo y comenzaron a prender fuego a los establos y
granjas. Debido a que los habitantes del pueblo y las tropas que había en la villa de la familia Volance
habían sido evacuados, la villa fue creada para ser a prueba de fuego usando las artes terrestres, por
lo tanto, a fin de quemarla tuvieron que echar aceite en la madera.

Aunque la pérdida de los nobles de Fonkrank fue inesperada, la poca resistencia también fue muy
conveniente.

“¡Maldición, es hora de la retirada!”

Después de dejar el pueblo en llamas, el grupo desapareció.


158

///

La pequeña luz que se veía a lo lejos, de pronto se convirtió en un incendio forestal que abarcaba la
zona. Vermeer, que se dio cuenta de inmediato, señaló al pueblo que estaba incendiándose.

“Lo más probable es que le hayan prendido fuego.”

“Será mejor que vayamos...”

“¡Erm! C-Capitán, en el bosque más adelante parece que hay varias personas... ¡Están luchando
ahora mismo!”

En el momento en que Isotta alertó de una batalla, todo el mundo miraba hacia el bosque que estaba
más allá de la carretera, ya que parecía haber luces que provenían de un arte de fuego. Shahid, como
el cochero, de inmediato disminuyó la velocidad del carro. Justo antes de que el coche se detuviera
por completo, Shinja saltó blandiendo su gran espada y corrió hacia el bosque.

“Voy a tomar el control de este lugar, ustedes sigan hacia adelante.”

“¡Shinja! Tsk. Vermeer, hazte cargo de dirigirlos. Vayan directos al pueblo, si se ve muy mal no duden
en darse la vuelta y retirarse.”

Después de delegar el liderazgo, Yuusuke saltó del carro cuando se desaceleró y persiguió a Shinja.
Según lo que dijo Hivodir cuando recuperó sus fuerzas, creía que estarían bien siempre y cuando no
se encontrasren con un gran número de enemigos.

“¿Y ahora qué...?”

“De acuerdo con las instrucciones del Capitán, nos dirigiremos hacia el pueblo.”

Shahid preguntó si era prudente dejar a su capitán y al Rey Shinja, por lo que Vermeer juzgó que de-
bían darle prioridad a las órdenes de Yuusuke. Al ver la espalda de Yuusuke desaparecer en el bosque,
el carro comenzó a acelerar otra vez.

“Eso es, cuando llegue el momento, por favor, ayuda, ¿de acuerdo?”

“Uhm, sí, déjamelo a mí.”

Hivodir se añadió en el grupo de personal de combate de Vermeer mientras se dirigían hacia el pue-
blo que estaba siendo atacado.

///

“¿Está bien que vengas conmigo? Tus subordinados no parecen ser del tipo que podría lidiar con una
batalla decente.”

“Lo dice la persona que egoístamente saltó del carro solo, pero es probable que en esta situación no
importe quién sea más fuerte en una pelea de artes divinas, ¿cierto?”
159

Vermeer y su grupo ya habían derrotado por sí solos a usuarios más fuertes en la Fortaleza Gearhawk.

Aunque fue gracias a esas dagas personalizadas, también eran muy experimentados, y uno los podría
llamar veteranos. A pesar de que Yuusuke estaba preocupado, él confiaba en ellos.

Esta vez, Hivodir también estaba presente, por lo que el ataque de su grupo no sería débil, y Yuusuke
también quería ver a Shinja en acción.

“Eso fue inesperadamente admirable, ¿o eres el tipo que incluso utilizaría a una víctima herida?”

“¿Eh? Sus heridas ya se curaron, ¿no es así? Y es un caballero del palacio, así que también debería
estar ayudando, ¿no?”

Yuusuke empezó a pensar en la simulación de un juego de estilo RPG, en general sentía que detrás de
cada acción había una frase como «porque las víctimas tienen que escapar» o «porque es honrado
hacerlo, lo que le hizo pensar que no participar en un evento como ese habría sido un desperdicio.

“Es importante que regresen primero al palacio.”

Pero esa era una elección imposible. Yuusuke y Shinja charlaban mientras caminaban, cuando vieron
pasar dos balas de fuego.

“¡Qué buena puntería!”

“Sí.”

Los dos se escondieron a la izquierda y la derecha, vieron débilmente una cara entre los árboles
amparada por la oscuridad. Comenzaron a correr y correr tras él con el fin de no perderlo de vista.
Si era la persona afectada por las llamas o el que lanzaba las llamas, aún no podían juzgarlo de esta
distancia.

Pudieron ver la figura de alguien con una doble trenza vestida de criada que estaba huyendo. Des-
pués de confirmar que se trataba de una sirvienta que trabajaba en la casa de Hivodir, Yuusuke estuvo
a punto de llamarla, pero entonces ocurrió algo que la hizo tropezar.

En ese momento, de 2 a 3 bolas de fuego vinieron volando desde el fondo del bosque. Al verlas,
Yuusuke saltó enfrente de la criada, cubriéndola con su capa, y creó una barrera de tierra. La barrera
se rompió después de que la golpeara la tercera bola de fuego.

Al romperse, una masa de fuego fue hacia Yuusuke y la criada, pero debido a la fuerte personaliza-
ción de su uniforme del Cuerpo del Dios Oscuro, que cubría y protegía a su portador y a cualquier
persona que estuviera debajo de su capa.

“Eso estuvo cerca...”

“Usted, usted es...”

“Soy Yuusuke del Cuerpo del Dios Oscuro, ¿eres la sirvienta de Hivodir?”
161

“¡Yo, sí, lo soy! Em... ¿El joven maestro está a salvo?”

Que llamara a Hivodir «joven maestro» le pareció demasiado exagerado a Yuusuke y quiso bromear
sobre ello, pero la situación ahora era muy seria como para hacerlo. Después de escuchar que Hivodir
estaba a salvo, la dama mostró una expresión de alivio.

Parece que era una usuaria de artes aéreas de tipo movimiento. Ella había estado usando sus artes
aéreas para poder escapar de sus perseguidores que usaban tácticas guerrilleras.

Cuando Yuusuke ayudó a la doncella a mantenerse en pie, una masa de fuego vino volando desde
detrás de un árbol, parecía ser que la persona que estaba escondida en la oscuridad era muy persis-
tente. Así que Yuusuke cerró los ojos y trató de escuchar cualquier ruido en la oscuridad, pero solo
escuchó una mezcla de ruidos de insectos y algunos crujidos.

“¡Quiero encontrarme rápido con los refuerzos que vienen desde la carretera, Shinja! ¿Conoces el
paradero de los enemigos?”

“No tengo ni idea, no puedo ver nada en esta oscuridad.”

Shinja se ocultaba de la misma manera a pocos metros de distancia, manteniendo un perfil bajo aga-
chándose. Examinó los alrededores y estaba en posición para cargar en el momento en que sintiera
algo.

“Cualquier movimiento en falso sería peligroso...”

“Em, todavía hay otros mayordomos y otros sirvientes.”

En el momento en que la doncella habló sobre los otros sirvientes, una llama roja les deslumbró desde
la oscuridad. Sin que se dieran cuenta, la persona que estaba oculta detrás del árbol, disparó 2 masas
de fuego hacia ellos.

“¡Peligro! Póngase a cubierto.”

“¡KYAAA!”

Yuusuke creó una barrera de tierra para repeler el ataque, pero debido a que estaba concentrado en
la parte delantera, no pudo reaccionar a tiempo al ataque que venía del lado derecho. De modo que
se preparó para proteger a la doncella del impacto.

“¡Solo tírate al suelo!”

Justo antes de que la masa de fuego impactase, Shinja saltó hacia Yuusuke y la aplastó con su gran
espada de plata.

Shinja había sido entrenado para conocer los diferentes tipos de artes divinas, por lo tanto, estaba
acostumbrado a luchar contra los usuarios. También había experimentado el poder del equipo de
élite de Blue Garden cuando estaba viajando para encontrar al Dios del Mal.

Después de confirmar la ubicación del «enemigo» en la oscuridad, Shinja saltó hacia él, pateando el
162

árbol, arrastrándose por la tierra, moviéndose de izquierda a derecha como una bestia persiguiendo
a su presa, y cargó hacia el usuario de artes del fuego que estaba al acecho en la oscuridad.

Al ver a Shinja cargar ferozmente hacia él con su enorme espada, el usuario de artes del fuego entró
en pánico, y lanzó a ciegas una masa de fuego tratando de detenerlo. Ese error le costó su ubicación.
Era el segundo error que cometía. Además, esta vez fue uno mortal.

“Argh, así que eso es todo...”

Corriendo usando sus instintos, Shinja tenía una sonrisa feroz cuando él lo alcanzó.

“¡Oye, Shinja! ¡No lo mates!”

“¡Lo entiendo, dejaré...uno vivo!”

Cuando Shinja le estaba contestando, se oyó un sonido como de frutas aplastadas por la zona. Mo-
viendo la espada con un tirón para retirar la sangre mientras buscaba al otro objetivo, vio 2 llamas
volando hacia él. Las esquivó con facilidad, y mientras desvió otro disparo que venía volando hacia él.

Luego, entre los árboles, un vendaval comenzó a soplar con fuerza impidiendo que los dos usuarios
de artes del fuego disfrazados de soldados del ejército de Gazzetta huyeran, mientras mantenían
masas de fuego en sus manos, la espada de Shinja cortó a uno inmediatamente en 2 con un movi-
miento vertical de su brazo.

“GYAHHHHHHH.”

“Ah... ¡Argh!”

Conmocionado por la muerte y los gritos de agonía que su aliado dejó escapar, el otro trató de esca-
par, pero recibió un fuerte golpe por detrás que aplastó su columna vertebral.

El usuario artes del fuego se quejaba mientras Shinja trataba de reducirlo sujetándolo con su mano
libre por el cuello, cuando de repente lo golpeó por atrás y mandó a volar su conciencia. Y el silencio
regresó.

///

“¡Se te fue las manos!”

Actualmente, Shinja estaba tratando de detener la hemorragia de su prisionero, mientras que Yuu-
suke se acercaba con la criada. En el momento en que la doncella vio el brazo roto, ella inmedia-
tamente se tapó la boca con ambas manos y casi vomitó. Aunque el hombre que tenía la columna
vertebral aplastada todavía respiraba un poco, pronto moriría si no se le curaba.

La sangre del primero había sido restaurada por Yuusuke, juzgó que tenía que restaurar su rostro.
Esto era a fin de identificar a los agresores, por lo que sería preocupante si su cara estuviera en tan
mal condición.
163

“Vaya, eres un máquina10.”

“¿Qué máquina?”

“Eso significa que no hay dos como tú.”

“Oh, ya veo, ser un máquina es eso... juju.”

Parecía estar feliz.

“En cualquier caso, los llevaremos a la carretera. Debemos comprobar que los criados estén a salvo,
pero vayamos primero con los refuerzos.”

“Entendido.”

“¿Qué hay de ese tipo?”

“Haz que toque tu espada.”

De hecho, el efecto curativo de la gran espada de Shinja era lo suficientemente potente como para
curar esa columna vertebral que estaba expuesta. Yuusuke pensaba que podría engañar a la muerte,
pero tenía algo más planeado.

“Es mi herencia familiar, no trates de engañarme para conseguirla.”

Shinja se mostró indeciso, pero...

“... Voy a devolver la espada a su forma original.”

“... Supongo que no hay otra opción.”

Shinja, de mala gana, muy mala gana, le dio la espada mientras lanzaba un suspiro como si fuera un
moribundo.

10
En japonés hacen esta broma con 無双 y ムソウ. Según los traductores ingleses, lo primero significa que no
tiene rival y lo segundo significa «sueño». Son dos palabras que suenan igual y supongo que la primera debe
de ser demasiado moderna para que Shinja la entienda. Debemos recordar que Yuusuke viene del Japón actual.
164

CAPÍTULO 39.
Sucesos en los pueblos desvalidos

Después de haber cumplido con el tratamiento de emergencia de los soldados, el grupo de Yuusuke
ahora se dirigía hacia el pueblo desvalido que había sido atacado.

Dado que los soldados actuales bajo el mando de Yuusuke habían recibido el encargo de esta misión
en un plazo muy corto, su nivel general de habilidad no era alto. Eran un grupo de compañeros in-
significante que apenas pasaban los requisitos mínimos necesarios para servir al reino. Pocos de ellos
entendía las tácticas importantes en que Yuusuke se basaba, o el peligro que conllevaba la misión.

Por ese motivo no fueron asignados a la Fortaleza Diernuk, ni participaron en la batalla de Paula, ni
sabían de la existencia de Shinja, sino que fueron enviados a una villa de desvalidos que parecía libre
de problemas.

“¿Entonces en Fonkrank también escasean los recursos humanos?”

“¿No crees que es mucha casualidad?”

Actualmente, las fuerzas de Fonkrank estaban repartidas entre varias villas de desvalidos, abarcando
todo el territorio.

Además de no conocer a ciencia cierta el potencial del enemigo, ellos parecían ser un grupo muy bien
organizado de guerreros desvalidos. En la batalla de Paula, se convirtieron en un fuerte oponente
incluso para caballeros usuarios experimentados.

Puesto que Sanc Adiet era una ciudad tan grande, consecuentemente requería un gran ejército para
defenderla, así que el Rey Esbovus decidió restringir la protección en zonas exteriores de la ciudad a
solo aquellas que pertenecieran a la gente importante de la capital (oficiales de palacio, nobles ricos).
Luego, sí, en Fonkrank escaseaban los recursos humanos.

“Pero el Rey parece ser bueno con los ciudadanos.”

“Digamos que es mejor que un déspota.”

Yuusuke respondió sin darse cuenta con un comentario bastante duro.

///

“Estoy divisando el pueblo.”

Cuando el grupo de Yuusuke llegó al pueblo, la mayoría de los edificios estaban calcinados y solo
quedaban ruinas negras en su lugar, solo podían verse unas pocas llamas que todavía no se habían
consumido en las afueras.
165

“¡Aghh! ¡La mansión!”

Según la sirvienta de la casa Volance que habían rescatado, uno de los edificios que aún estaba en lla-
mas era la finca de la familia Volance. Al enterarse de que había aldeanos refugiándose allí, el grupo
de Yuusuke fue corriendo a la mansión. Cuando llegaron, se encontraron con un frenético Vermeer
tratando de apaciguar el fuego con un grupo de diez soldados más.

Los guardias de la mansión, sin embargo, parecían haber podido escapar del fuego.

“¡Capitán!”

“Vermeer, ¿queda alguien dentro?”

“Parece que había algunos atrapados detrás, pero no he podido confirmar si están vivos o muertos.”

“Si no controlamos el fuego, el edificio se derrumbará por completo con todos ellos dentro.”

Buscando usuarios de artes acuáticas de tipo curación o ofensivo, Yuusuke se giró hacia los soldados
que habían sido enviados como apoyo. Primero pensó en pedirles que localizaran a Shahid, pero al
ver las expresiones tan severas que tenían, les ordenó que intentasen luchar contra el fuego lanzando
agua.

“Hivodir, ¿qué sabemos sobre los refugiados?”

“Uhmm, creo que pueden hallarse en el pasillo del primer piso. Allí debería estar la salida de emer-
gencia, ¿no es así, Rifuose?”

“Sí, hay un sótano en esa mitad de la casa y la entrada está en ese pasillo.”

La sirvienta que anteriormente habían salvado aprobó el razonamiento de Hivodir.

“Mhm, vale. Entonces abriré una salida por allí.”

“Genial. Luego vas a reconstruirlo, ¿no?”

Hivodir estuvo de acuerdo con la solución. Yuusuke le sonrió y empezó a correr hacia la casa en lla-
mas. Los caballeros de Hivodir y los soldados de soporte se quedaron pasmados al ver al capitán del
Cuerpo Oscuro entrar de lleno en el fuego.

Un viento abrasador sopló en su cara e hizo ondear su pelo. Protegiéndose con el manto de las chis-
pas que saltaban del fuego, logró acercarse a la fachada del edificio y, después de esconderse detrás
de la pared, abrió el menú de personalización. Una de las desventajas del poder de personalización de
Yuusuke era que necesitaba estar cerca del objeto que quería modificar para interferir efectivamente
en él.

Personalizar algo a distancia, como los pilares de piedra que usó durante la batalla en Paula, necesi-
taba hacer preparaciones tácticas precisas por adelantado y ejecutarlas a la perfección. No era algo
que pudiera improvisar.
166

“¡Ayayayay! ¡Quema! Vamos... ¡Ejecutar!”

Gritando por el calor, Yuusuke manipuló su menú de personalización para destruir la mansión entera
exceptuando el lugar donde pensaba que estaban los refugiados. El edificio se envolvió en el usual
efecto de luz y, cuando este se desvaneció, la mansión y las llamas se habían esfumado, dejando
solamente algunas chispas danzando en el aire. Los caballeros y los soldados empezaron a gritar
también a consecuencia de eso.

“Buen trabajo, Capitán.”

“No sé ni cómo lo he hecho... Pero aún hay humo en las ruinas, debemos extinguirlo bien.”

La columna de humo que había habido hasta entonces empezó a dispersarse por el viento. En poco
tiempo, donde antes había estado la mansión, aparecieron varios aldeanos mirando estupefactos a
su alrededor.

“Vaya, por muchas veces que veo tu poder en acción, siempre sobrepasa el sentido común.”

“Anda ya.”

En cualquier caso, acababa de salvar a los aldeanos. La reconstrucción tendría que esperar hasta la
mañana siguiente, así que Yuusuke reunió los materiales que no habían sido quemados y construyó
refugios temporales para que los aldeanos descansaran.

Los soldados recibieron la orden de llevar a cabo la búsqueda de desaparecidos y el recuento de los
presentes. Yuusuke delegó en Hivodir, quien quería perseguir al grupo atacante, que se quedase en
el pueblo y se ocupase de los muertos y los heridos.

Hicieron saber a Hivodir que los usuarios de artes ígneas que habían fingido caer presos del grupo
que Shinja persiguió, estuvieron presentes durante el último ataque.11

Los dos soldados restantes llevaban uniformes del ejército de Gazzetta, pero sus ataques eran de
usuarios ígneos también. En ese momento, los soldados informaron de unos cuerpos que habían
encontrado junto al pueblo, los cuales parecían pertenecer a los atacantes.

Yuusuke, acompañado por los miembros del Cuerpo Oscuro y Shinja, acudió a confirmar la identidad
de los cadáveres, que resultaron ser desvalidos con quemaduras graves.

“No hay duda... Estos soldados son de la unidad de reconocimiento de Espada Plateada.”

“¡¿Ehhh...?!”

Las conclusiones de Shinja sorprendieron a Yuusuke. Luego, Fonke y Veermeer se miraron.

“Entonces, ¿dices que Gazzetta es el autor de este ataque?”

“No, yo no he dicho eso. Hmm... ¿No lo entiendes?”

11
Por si no se entiende del todo, los de las bolas de fuego que Shinja mató eran subordinados de Hivodir.
167

“¿Qué?”

En vez de explicarlo, Shinka le dijo a Yuusuke algo parecido a lo que le había dicho en casa de Isotta.
Habló de un grupo de investigación que había sido atacado cinco días atrás mientras estaba cruzan-
do el territorio de Blue Garden para averiguar quién estaba detrás de los ataques en las villas de los
desvalidos. Los supervivientes testificaron que los atacantes llevaban uniformes de Fonkrank.

“¡¿Qué dices?! Eso es mentira.”

“No lo es. Pero puede que los atacantes no pertenecieran a los cuerpos de Fonkrank.”

De algún modo, Yuusuke fue capaz de comprender el significado oculto de las palabras de Shinja.
Hivodir también pareció entender la situación, ya que asintió y se puso una mano en la barbilla a
modo pensativo.

“¿Y tampoco eran del ejército de Blue Garden?”

“Exacto. Por cierto, solo una persona volvió sana y salva a Gazzetta.”

“Ahhh... Ya veo.”

“¿Eh? ¿Qué ves? Yo no entiendo nada.”

Fonke miró perplejo a sus compqñeros del Cuerpo Oscuro. Yuusuke les explicó las conclusiones a las
que había llegado Shinja. Él pensaba que probablemente el grupo que había atacado hoy la aldea era
el mismo que había asesinado al grupo de investigación en Blue Garden.

Por lo que quizás habían transportado los cadáveres de los investigadores muertos hasta allí y los
habían dejado en algún sitio cercano a la aldea.

Shinja pensaba que tenía que ser la conspiración de un tercer grupo, que intentaba crear un conflicto
entre Fonkrank y Gazzetta. Según él, habrían querido que Fonkrank, a fin de acabar con las muertes
de los desvalidos y la huida de los refugiados, le plantara cara a Gazzetta, organizando una purga de
desvalidos, tendiendo una trampa al ejército de Gazzetta con los cadáveres de sus tropas.

“Alguien intenta persuadir a Gazzetta de que es una conspiración de Fonkrank, y viceversa.”

Shinja confesó que los oficiales dudaban de si se trataba realmente de una operación de Fonkrank.
Fonke tenía el ceño fruncido como si recibir toda esa información de golpe le hubiera producido
dolor de cabeza.

“Uhm, entonces... lo que insinúas... es que ni vosotros ni nosotros estamos detrás de los ataques,
sinó que son obra de un tercer grupo, ¿no?”

“Eso es. Por lo que sé, no existe un grupo tan radical en Fonkrank, y supongo que tú tienes contro-
lados a los de Gazzetta.”

“A juzgar por sus acciones, una facción reconciliadora podría haber intervenido en esto, y siempre
hay tontos dispuestos a unirse al jaleo.”
168

Aunque pretendieran ser de Gazzetta, el país había estado rodeado de misterios desde hacía mucho
tiempo, por lo que no podían fiarse de nadie. Sin embargo, era imposible que nadie pudiera imitar el
color de su pelo. Y también era imposible que hubieran sido capaces de eliminar al grupo de investi-
gación sin información directa de sus comandantes.

“Pero, para hacer algo así... los atacantes habrían necesitado acceso a información detallada sobre
Fonkrank. De hecho, habrían tenido que ser bastante cercanos a esta gente.”

“En caso de un conflicto entre Fonkrank y Gazzetta, ellos obtendrían mucha influencia, ¿no?”

“Aun así, ¿por qué harían unos ataques de esta escala teniendo un ejército tan fuerte?”

Sin descanso, todos trataban de averiguar la identidad de su enemigo invisible. Echando un vistazo a
los cuerpos de las víctimas amontonados en una pila (excepto los de el grupo de investigación), todos
especulaban sobre el enemigo.

“¿No crees que podría estar relacionado con la facción de Izapnar?”

“Podría ser. Ellos eran miembros de las tropas de élite. Seguro que conocen en detalle todo lo rela-
cionado con Fonkrank.”

“¿La facción de Izapnar? ¿Quién es el que mueve los hilos, entonces...? ¿Alguna idea?”

“Puede que... ¿Los de Nossentes?”

Nossentes era el segundo país más grande de Kaltcio, su capital estaba situada en la que se decía
que era la ciudad más antigua de ese mundo. El país tenía una extensa historia y parecía ser el origen
de la religión de los cuatro grandes dioses. Sus políticas también se basaban en el sistema de castas.
Gazzetta, que había anunciado recientemente su intención de hacer resurgir el clan blanco, era uno
de los objetivos más claros de Nossentes.

“Eh, eh. ¿No será que ahora están intentando deshacerse de vosotros?”

“No lo descartaría...”

Para una potencia como Nocentes, cuyos líderes veían la prosperidad de Gazzetta como una ame-
naza nacional, crear un conflicto entre Gazzetta y Fonkrank forzando la guerra entre ellos sería una
oportunidad muy beneficiosa. Pese a que Nocentes pareció tomar el rol de espectador durante la
guerra entre Fonkrank y Blue Garden, dados sus rápidos movimientos contra Gazzetta, estaba claro
que tramaban prepararse para una movilización militar.

“¡Ahh, los usuarios de artes divinas sois una panda de brutos! Yuusuke, ¿por qué no vienes a Gazze-
tta conmigo y dejas a estos salvajes?”

“No intentes aprovecharte de la situación para persuadirme.”

Yuusuke se encogió de hombros y rechazó a Shinja, quien había intentado convencerlo medio en
broma.
169

CAPÍTULO 40.
Llamas, colmillos y una ciudad bajo tierra

En los aposentos superiores del palacio de Volance, el Rey Esbovus discutía con sus oficiales sobre la
situación y las medidas que debían tomar a partir de ahora. La discusión subió de tono al hablar del
daño de un ducado y verse obligados a decidir los cuerpos de caballeros de palacio que debían enviar
para defenderlo de los ataques posteriores.

Debido a la situación de decadencia interna, hubo quienes pidieron posponer la conferencia con Blue
Garden.

///

Cuando el grupo de Yuusuke regresó al palacio ya era tarde por la noche. Se pusieron en marcha
cuando los refuerzos llegaron a la aldea. Ahora estaban a la espera de reprender sus patrullas.

Antes de llegar a la ciudad, Shinja bajó del carro y se esfumó en el destrito de los desvalidos. Al pare-
cer, volvería a Gazzetta el día siguiente, después de observar la situación por un día más.

“Con esto ya hemos terminado por hoy. Buen trabajo, chicos.”

“Gracias. Usted también, Capitán.”

“Descansaremos un poco.”

“Guaaah, estoy molida.”

Después de despedirse en el aparcamiento de carruajes, se separaron para ir a descansar. Vermeer y


Shahid fueron a la sala común a dar una cabezadita, Aisha fue a su habitación. Fonke aparentemente
quería visitar a las cantarinas, como de costumbre, e Isotta volvió a casa de sus padres en el distrito
de los desvalidos.

“Nos vemos.”

La lujosa capa de Hivodir estaba hecha jirones, no quedaba rastro de la elegancia que supuestamente
debía darle. Rifuose, la sirvienta que le acompañaba, trató de hacerle una reverencia para despedirse,
pero estaba tan cansada que tropezó. Hivodir reaccionó sujetando a la chica por el hombro para que
no se cayera.

“Lo siento muchísimo.”

Yuusuke quedó sorprendido de esta faceta de Hivodir, mientras que la chica se disculpó con un hilo
de voz.

///
170

La mañana siguiente...

Violet, enfadada con el Cuerpo Oscuro por haberse ido sin previo aviso, le comunicó a Yuusuke que
su siguiente misión sería ir a la mansión de Volance en el ducado como refuerzos. Ya que la finca
de Volace había sido salvada gracias a las acciones del Cuerpo Oscuro, otras familias importantes
habían puesto el ojo a Yuusuke, de quien hasta ahora sospechaban, y habían empezado a cambiar
su opinión respecto a él.

El caso más evidente fue el de la familia del candidato a prometido, que le dieron formalmente las
gracias a Yuusuke haber traído de vuelta sano y salvo a Hivodir.

“¡¿Hay alguien de Gazzetta en la ciudad?!”

“Es Shinja, el príncipe de Gazzetta.”

“No, se supone que él es el rey.”

“¿Y ha venido él solo hasta aquí?”

Krielov y Violet quedaron estupefactos al leer los informes de la última misión del Cuerpo Oscuro.
Violet cogió a Krielov por la ropa e impidió que saliese corriendo de la habitación.

“Espera, Krielov.”

“El rey de Gazetta está en algún lugar de la ciudad. ¡No podemos pasar por alto esta oportunidad!”

“¿Por qué? ¿Quieres aprovechar la excusa para declarar la guerra a Gazzetta?”

“Ah, no... no es eso...”

El disuasivo Krielov, a quien habían pillado pensando en emboscar al rey de Gazzetta por su cuenta,
podría ser uno de los responsables de los recientes ataques. Si Shinja estaba en lo cierto, tenía que
haber alguien aliado con Nossentes que conociera toda la información sobre Yuusuke de primera
mano, y ese podría ser Krielov.

“Yo también quiero decirle algo. ¿Crees que puedes concertarnos una cita, Yuusuke?”

“Tus ideas no suelen llevar a buen puerto... Pero creo que todavía sigue en casa de Isotta.”

“Princesa... ¿No estará pensando en..? Por lo menos llévese a algunos guardias con usted, y vaya de
incógnito.”

“Claro, claro, seré muy discreta.”

Violet recordó el incidente del fantasma y la parte subterránea de la ciudad a la que habían cerrado
el acceso. Propuso la idea de esperar en los subterráneos debajo del palacio mientras Yuusuke atraía
a Shinja hacia allí personalizando uno de los pasajes con la ayuda de Sorzak.
171

“¿Quieres que cree un túnel de punta a punta de la ciudad?”

“Ajá, te veré allí cuando esté hecho.”

///

De camino al distrito de los desvalidos, Yuusuke pasó por la tienda de Sorzak. Cuando llegaron a casa
de Isotta, encontraron a Shinja a punto de marcharse y le dijeron que la Princesa Violet quería verle.

“Claro, por supuesto.”

“Piénsalo bien antes de ir.”

Yuusuke condujo a Shinka por el distrito plebeyo a través de las calles menos concurridas hacia el
distrito de clase media que Sorzak les había indicado. A pesar de que la entrada había sido cerrada
tres días antes, parecía que habían vuelto a abrir un agujero.

“Así que, Sorzak, ¿continúas frecuentando los subterráneos pese a los avisos...?”

“No, yo no... El agujero se hizo por unos sismos naturales.”

Contento por tener la oportunidad de explorar la ciudad subterránea de nuevo, Sorzak respondió con
una broma, pensando que esta vez el viaje subterráneo no estaba relacionado con un delito penable.
Después de todo, aparte del uso del espacio subterráneo, incluso la divulgación de la información
sobre su existencia era violación de la ley.

“La Princesa... nos espera debajo del palacio, ¿no?”

“Jaja, conociéndola, es realmente un lugar que encaja con ella.”

“Hmm, ¿la realeza de Fonkrank suele ser tan benevolentes con los de clase baja?”

“No. Supongo que Violet es un caso especial.”

“Yo diría que el especial aquí eres tú...”

Yuusuke siguió adelante por el callejón, disculpándose con las cantarinas que tenían su puesto allí.

Al principio algunas chicas comenzaron a huir, estando completamente desnuda, sin embargo, cuan-
do una de ellas reconoció a Yuusuke, pronto pusieron sus sonrisas de negocio y procedieron a realizar
sus avances.

“¡Es el capitán Yuusuke del Cuerpo Oscuro!”

Aunque Yuusuke se negó cortésmente ya que estaba en una misión, intentaron desmayos falsos
como un última opción para llamar su atención. Finalmente, siguiendo a Sorzak, que llevaba una
linterna, alcanzaron una abertura anormal en la pared y bajaron a la ciudad subterránea del distrito
de clase media.
172

“Si vamos por aquí, hay un atajo al palacio, aunque la mayoría del camino está inundado en el distrito
de clase alta.”

“Ahh, vale, ya pensaremos en algo.”

“Hmm... Este es un lugar perfecto para esconderse.”

“No nos dejes aquí tirados, ¿eh...?”

Dado que la única entrada al subterráneo estaba en el distrito de clase media, era imposible que un
desvalido pudiese ir deambulando por allí, donde tenían prohibida la entrada. Sin embargo, tratán-
dose de Shinja, Yuusuke pensó que no habría sido extraño que lo hiciera.

///

Después de seguir las indicaciones de Sorzak durante más de una hora, terminaron delante de algo
que parecía similar al muro que dividía los distritos.

“El subterráneo del otro lado de esta pared debería pertenecer al palacio.”

“Ya veo.”

Comprobando los alrededores en el menú de personalización, Yuusuke confirmó que esta estructura
había sido el antiguo muro de protección del palacio. Creó un pasaje en la pared y entraron. Admi-
rando el antiguo subterráneo, Sorzak desvió su atención hacia un sonido sordo extraño que resonó
en el laberinto.

“Este sonido...”

“Debe de ser Violet.”

Era un ventilador eléctrico, un sonido desconocido para la gente de Fonkrank. Solo el «platillo vo-
lador» de Violet podría haber emitido ese sonido en este mundo. Parecía que estaban cerca de su
destino. Yuusuke gritó un poco más alto de lo habitual.

“¡Violet! ¿Estás ahí?”

“Yuusuke, ¿ya habéis llegado?”

“¡Sí! ¡Estamos por la zona del aparcamiento de los carruajes!”

El eco de sus gritos reverberaba en las paredes. Después de intercambiar voces unas cuantas veces
más se encontraron en la entrada del antiguo palacio.

Los miembros del cuerpo oscuro, así como Sun armada con el arco, estaban con Krielov y Violet.
Zoom se había cambiado el uniforme de los cuerpos que había llevado antes durante el entrena-
miento, por algo de ropa más simple, mientras que Krielov miraba fijamente a Shinya preocupado.
173

“Es un placer conocerla, Princesa de Fonkrank.”

“Llámeme Violet. Me alegra que aceptara mi invitación, Rey de Gazzetta.”

“Solo Shinja. ¿Para qué quería verme?”

“Por ninguna razón en particular. Solo quería conocerlo, ya que lo vi oportuno.”

“¿Solo eso?”

¿Entonces no es más que un encuentro informal entre el Rey Shinja y la Princesa Violet?

Con pensamientos como ese, la tensión subió entre los espectadores. La frente de Krielov ganaba
arrugas a cada segundo. La princesa llameante y el lobo banco intercambiaron un par de oraciones
más para poner a prueba las capacidades del otro.

“¿Qué es eso de que quieres que Yuusuke se una a ti?”

“¡Hmpf! El Dios Malvado, un ser capaz de decidir el porvenir de este mundo, ¿no crees que él está
muy por encima de ti?”

“¡Eh...! ¡Eh...!”

Al escuchar a Shinja hablar del Dios Malvado, Yuusuke intentó interrumpir la conversación frenética-
mente. Tuvo suerte de que Violet le estampase el platillo volador a él, en vez de a Shinja.

“¡Bocazas! Eres un bocazas. Ya sé que Yuusuke es el Dios Malvado.”

“¿Eh? ¡¿What?!”

Yuusuke estaba tan sorprendido que incluso mezcló palabras inglesas. Violet continuó en lo que el
platillo se recuperó del golpe y volvió a levantarse revoloteando alrededor de la cabeza de Yuusuke.

“¿Qué es eso que acabas de decir? Sun me lo contó antes. ¿Qué es?”

“¡Ah...! Lo siento mucho. Se me escapó hablando con ella.”

“Arghh.”

Pensando en cómo habían llegado a eso, Yuusuke no podía articular palabra. Ella lo había revelado
sin querer, pero eso significaba que confiaba en Violet lo suficiente como para contarle sus secretos.

Sin embargo, los miembros del Cuerpo Oscuro, que habían apoyado a Yuusuke en las misiones más
peligrosas, se sintieron apartados por no saberlo. Entonces Sun tocó la espalda de Yuusuke tremen-
damente ruborizada. Violet se giró hacia Shinja, mirándolo con sus jóvenes ojos feroces, y le dijo:

“Bueno, en ese caso todavía tienes más razones por quererte alejar de Yuusuke.”
174

“...”

El elocuente Shinja se quedó sin respuesta ante la intrépida actitud de Violet. Sintiendo la tensión
entre ellos y conociendo a Violet, Yuusuke le dijo a Shinja:

“La Princesa es algo difícil a veces.”

“¿Esta niñita bonita?”

“No sé si bonita o no, pero ya lo ha hecho otras veces.”

“Realmente tienes mucha paciencia con ella.”

Violet trató de refutar a los dos chicos que estaban hablando mal de ella, pero, incapaz de diferenciar
lo que era broma de lo que no, se limitó a reír sarcásticamente. De ese modo, el ambiente tenso de
la reunión informal se calmó y se relajó por un momento.

“Por cierto, respecto a la Reina Risha, se ve que han vuelto a posponer la vista con Blue Garden.”

Violet había oído eso esa misma mañana de boca de su padre mientras este lo discutía con sus con-
sejeros y los burócratas. A Shinja no le gustó la noticia, pues creía que teniendo en cuenta los eventos
recientes, eso no estaba a la altura.

Si él estaba en lo cierto y Nossentes era el verdadero responsable de las acciones que pretendían
hacer estallar un conflicto entre Fonkrank y Gazzetta, sugirió que sería imprescindible profundizar las
relaciones con la Reina Risha, que ahora ostentaba el dominio total de su reino, ya que seguro que
eso iba a salpicar a la gente de Blue Garden.

“Pero si Fonkrank y Blue Garden se convierten en aliados, ¿no perjudicaría eso a Gazzetta en un
futuro?”

“Eso no es un problema para nosotros.”

“Hmm, estás muy seguro de ti mismo.”

“Porque ya sabía que algo como esto podía pasar.”

///

Pronto su secreto encuentro informal llegó a su fin y el grupo de Violet volvió a palacio. Yuusuke y
Sorzak guiaron a Shinja de vuelta a la ciudad.

“¿Tienes prevista también una confrontación con Fonkrank?”

“Si es necesario, sí.”

“Antes has dicho que necesitabas que todos los uruarios de artes divinas sucumbieran para conseguir
el resurgir del clan blanco.”
175

“Y eso incluye a todo Kaltcio, por lo que necesitaré el poder del Dios Malvado para hacerlo.”

Yuusuke volvió a preocuparse por pensar cuánto debía de saber Shinja acerca del Dios Malvado.
Sintió que tendría que visitar la villa del clan blanco alguna que otra vez en algún momento próximo.
Lo que Shinja dijo sobre que él era una parte importante de su plan, Yuusuke no tenía forma de
confirmarlo o negarlo.

“Si piensas ser hostil en un futuro... ¿Cómo lo harías si quedases atrapado aquí?”

“Yo no soy una parte esencial del plan. En caso de que pereciera, Gazzetta encontraría otro rey que
los llevaría a una nueva era.”

“¿Pero cómo puedes decir que... no te importaría que otra persona se convirtiera en Rey?”

“No seas tan negativo.”

Fuera como fuese, Yuusuke tenía claro que Shinja actuaba por cuenta propia, de hecho, parecía que
fácilmente entregaría su deber a otro. Y el modo en que hablaba del rival del clan blanco, era como
si hablase de algo destinado a caer tarde o temprano. Sus contradicciones precisamente hacían que
pareciera que nada era eterno en el mundo, por lo que cumplir el deseo de resucitar al clan blanco no
le parecía bien a Yuusuke. Sentía que debía tener una extensa charla con Shinja, dejando a un lado
los países, el Dios Malvado y otras cuestiones.

“Entonces, ¡hasta pronto!”

“Sí, nos vemos.”

Salió escoltado del subterráneo y fue al distrito de los desvalidos, abandonó Sanc Adiet sin ningún
otro imprevisto.

///

“Llámame cuando quieras si me necesitas.”

“Ajá, gracias.”

Yuusuke dejó a Sorzak en el distrito de clase media y regresó al palacio, directo a su habitación. Vio-
let, que ya había vuelto del subterráneo, estaba charlando alegremente con Sun y los miembros del
Cuerpo Oscuro. Por último, Krielov estaba en su despacho, haciendo lo necesario para aconsejar al
Rey de las desventajas de posponer la vista con Blue Garden.

“Oh, has vuelto, Yuusuke.”

“Buen trabajo, Capitán. ¿Quiere unirse a nosotros?”

“Esto es para usted, Yuusuke.”

Sun e Isotta le dieron a Yuusuke un vaso de zumo de rara, que era la bebida de moda. En el momento
en que Yuusuke bajó la guardia, cuando las chicas se acercaron a él, Fonke aprovechó para hacerle
176

una pregunta.

“Por cierto... ayer en la ciudad...”

Pidió aclaraciones a Yuusuke sobre cierto rumor que había escuchado en la ciudad.

“Dicen que te gustan todo tipo de chicas, tanto las desvalidas como las usuarias.”

“Ah, es lo que tiene ser un héroe, la gente dice muchas cosas...”

“Pues lo que dicen es que pasaste un buen rato con una chica de las tropas de élite de Blue Garden
el día que conquerimos la fortaleza.”

“¡Un momento! ¡¿Fuiste tú el que empezó este rumor?!”

“Tambien dicen que te insinúas contínuamente a tus subordinadas.”

“¡ESO ES MENTIRA! ¡¿Y DE DÓNDE SACAN QUE LO HAGO «CONTÍNUAMENTE»?!”

“Este rumor probablemente se refiera a Isotta. Lo escuché en el mercado. Decían que estabas forzan-
do a una chica asustada a algo que ella no quería.”

Parecía ser que Fonke recordaba bien que el día anterior él había estado en casa de Isotta, donde
fueron a avisarle de las órdenes de emergencia. Lo había mezclado con otros rumores, exagerando
en exceso la situación. Y obviamente a Yuusuke no le hacía ni pizca de gracia.

“Capitán... No debe forzar a las chicas a hacer algo que ellas no quieren...”

“Debería ser más educado con ellas.”

“A ver, chicos, centrémonos...”

Fonke y Vermeer se estaban excediendo. La Princesa ordenó a Aisha que no interfiriera, la propia
Violet se limitó a ver la intimidación, y Shahid se quedó sentado sin decir nada durante toda la con-
versación.

“¿Te refieres a forzar en plan fuerza bruta? Porque al principio sí que estaba haciendo fuerza... ¡Pero
él solo trataba de ser amable!”

*SILENCIO*

La sala de ocio se sumió en un silencio absoluto cuando Isotta trató de tenderle una mano a Yuusuke
explicando la situación, pero omitió algunos puntos clave como que llevaba muchas bolsas o que el
hecho de que ella estuviera callada no significaba que estaba enfadada.

“Uhm... Yuusuke, si quieres pasar un buen rato de verdad, hay muchas cantarinas en la ciudad. Es
mejor no presionar a alguien que no tiene experiencia.”
177

“Si quieres, puedo conseguirte a algunas chicas del palacio.”

Violet apenas podía contener su risa por los comentarios.

“Usted es un hombre, por eso entiendo que esté interesado en tales cosas. Pero creo que debería
moderarse.”

Sun habló casi en voz baja, sus hombros temblaban.

“Chicos, ¡¿PUEDEN PARAR DE SACAR CONCLUSIONES PRECIPITADAS DE TODO ESTO?!”

Fue un día extraño para Yuusuke, después de recibir esas burlas.

///

En la orilla de un lago enorme del sur de Fonkrank, un grupo armado de diez hombres vestidos con
uniformes Gazzetta estaba terminando las discusiones sobre su plan de emboscada del siguiente
pueblo desvalido.

Durante su último ataque, un noble había escapado junto con varios sirvientes. Les informaron de
que el grupo de seguimiento que lo persiguió fue destruido. Lo hizo la única persona de ese grupo
que logró sobrevivir. Sin embargo, el contenido del informe era problemático.

“¿Es que el capitán del Cuerpo Oscuro de Fonkrank y Shinja han unido sus fuerzas...?”

“Piénsalo un poco.”

El oficial al mando se quejó ya que el Rey Shinha tenía que estar involucrado en eso si las acciones de
los soldados desvalidos estaban coordinadas con las del Cuerpo Oscuro. Sus subordinados parecían
estar de acuerdo con él.

Según sus colaboradores en Gazzetta, los movimientos del ejército que antes eran evidentes se
habían vuelto difícil de leer. Con esos eventos inesperados, se había vuelto muy peligroso continuar
actuando en el territorio enemigo.

Ya que no podían tomar su decisión estando allí, optaron por regresar temporalmente a su país.

“En serio, la existencia del Dios Malvado es un fastidio...”

Aunque fuesen miembros recientes, Volmes suspiró por haber perdido a tres de sus soldados más
útiles y ordenó la retirada.
les ha ofrecido este PDF