Sie sind auf Seite 1von 15

Módulo III: Energía solar fotovoltaica

2. APLICACIONES

Los sistemas fotovoltaicos aprovechan la radiación solar, fuente inextinguible, local,


no contaminante y silenciosa para la producción de electricidad. Las aplicaciones se
pueden clasificar en dos grandes grupos:
Instalaciones aisladas de la red eléctrica, dando lugar a los denominados
sistemas fotovoltaicos autónomos, para electrificación rural, señalización,
comunicaciones, bombeo de agua, etc…
Instalaciones conectadas a la red eléctrica: centrales fotovoltaicas y
edificios conectados a red.

2.1 SISTEMAS FOTOVOLTAICOS AUTÓNOMOS

La energía eléctrica producida a partir de la conversión fotovoltaica se utiliza para cubrir


una determinada demanda eléctrica en lugares remotos aislados de la red eléctrica,
donde resultan competitivos con los sistemas convencionales, tanto en términos
económicos como de fiabilidad de suministro.

Figura 20. Esquem a general básico de un sistem a fotovoltaico autónom o AC. El sistem a puede
ser com pletam ente AC o contar con otras fuentes de generación de energía, diesel, eólica,…
form ando sistem as híbridos.

Las posibles configuraciones de los sistemas fotovoltaicos autónomos pueden abarcar


desde sistemas simples, tales como un generador FV operando un consumo DC, hasta
sistemas con almacenamiento y con consumos en DC o en DC+AC. La incorporación de
un inversor en el sistema fotovoltaico para posibilitar la utilización de consumos en
corriente alterna tiene como efecto una disminución del rendimiento de operación del

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.44 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

sistema a potencias muy inferiores a la potencia nominal del inversor, debido a la curva
de rendimiento típica de inversores autónomos.

En un sistema fotovoltaico autónomo en el que todos los consumos


sean en corriente alterna con un inversor de 1 kW de potencia
nominal, el encendido de una única lámpara de bajo consumo de 18
W de potencia haría operar al inversor a muy bajo rendimiento. Esta
es la razón del diseño de sistemas con consumos en DC,
normalmente la iluminación, y en AC para el resto de los consumos.

Los sistemas FV también pueden operar en combinación con otras fuentes de energía
(renovable o no) como los sistemas eólico-fotovoltaicos o eólico-diesel-fotovoltaicos,
para formar sistemas autónomos híbridos.

La energía solar fotovoltaica es inherentemente una tecnología descentralizada. La


potencia eléctrica puede instalarse allí donde se necesite. Cada casa, escuela, centro
comercial o transmisor puede contar con su propio sistema independiente. Sin embargo
estos sistemas descentralizados necesitan de una cierta “vigilancia” por parte de los
usuarios. Esta vigilancia puede reducirse en el caso de sistemas centralizados. Un
sistema centralizado tiene todos los módulos, baterías, inversores y sistemas de control
necesarios para, por ejemplo, dar suministro a un pueblo entero. En este caso se puede
disponer de personal adecuado para el mantenimiento del sistema.

Se puede realizar una clasificación de los sistemas FV autónomos en función de su


aplicación como:
Sistemas de electrificación
Sistemas profesionales
Sistemas agrícolas

2.1.1. Sistemas de electrificación rural

Uno de los mercados con más demanda actual son el suministro de energía para
viviendas (principalmente iluminación y electrodomésticos) aisladas de la red eléctrica
tanto en países en vías de desarrollo como en países desarrollados. Casas aisladas
(electrificación distribuida) o pueblos enteros (electrificación centralizada) pueden
generar su propia electricidad, sin necesidad de un mantenimiento sofisticado o
suministros regulares de combustible. También pequeñas clínicas pueden operar con
refrigeradores para vacunas, radios de emergencia y otras cargas críticas. Normalmente
estas aplicaciones están en lugares remotos y no hay dinero para el mantenimiento de
un generador o para combustible. Las casas para vacaciones o incluso residencias
regulares pueden tener todo el confort de la vida moderna con un sistema de energía

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.45 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

solar FV, incluyendo: iluminación, electrodomésticos, radio, TV, vídeo, microondas,


ordenadores, herramientas y refrigeración.

Ejemplos de este tipo de aplicaciones son: Electrificación rural, electrificación de


viviendas, iluminación pública, electrificación de escuelas, hospitales y clínicas.

Figura 21. Ejem plo de sistem as fotovoltaicos autónom os: de izda. a dcha., sistem as de
electrificación rural en Brasil, M ongolia y Senegal.

Una aplicación de electrificación rural desarrollada en el altiplano


Boliviano ha dotado a usuarios domésticos individuales con una
instalación FV compuesta por un módulo fotovoltaico de 47 Wp, un
acumulador de 150 Ah, un regulador de carga, 5 puntos de luz con
tubos fluorescentes y reflector y una toma de corriente para radio y
TV. La totalidad del sistema funciona a 12V.

Los sistemas de iluminación exterior son normalmente sistemas descentralizados y


de pequeño tamaño, adecuándose perfectamente a las ventajas de los sistemas fotovol-
taicos. Cada punto de luz puede tener su propio generador, batería y control para
proporcionar la máxima fiabilidad y flexibilidad. Normalmente estos sistemas operan con
un generador compuesto por uno o dos módulos. Como ejemplos se pueden citar:
Indicadores en carreteras.
Indicadores de seguridad en autopistas.
Iluminación de paradas de autobús.
Iluminación de jardines.
Linternas portátiles.
Iluminación de vías públicas.

2.1.2. Sistemas profesionales

Las telecomunicaciones y aplicaciones profesionales son uno de los mercados


históricos de la energía solar fotovoltaica. El equipo utilizado en la mayoría de estas
aplicaciones opera en DC, haciendo el acoplo a la energía DC FV simple y económico. El

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.46 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

bajo tiempo de fallos en estos sistemas resulta terriblemente caro, por tanto la
fiabilidad es crítica. Por otro lado la modularidad y flexibilidad de los sistemas FV hacen
que se pueda utilizar para alimentar desde el más pequeño de los sistemas de
telemetría hasta el mayor de los repetidores de microondas, situados a veces en lugares
muy remotos e inaccesibles. También cabe mencionar las aplicaciones para
radiocomunicaciones en zonas rurales aisladas. Como ejemplos de este tipo de
aplicaciones se pueden citar:
Repetidores de microondas, radio, TV o telefonía móvil.
Estaciones de telemetría.
Radioteléfonos.

Sistemas de navegación: Similar al mercado de las telecomunicaciones, la ayuda a la


navegación requiere una alta fiabilidad. Las señales luminosas han de operar en
condiciones adversas, durante todas las estaciones de año y en cualesquiera
condiciones meteorológicas. Normalmente están situadas en lugares remotos de difícil
acceso donde otras fuentes de energía resultan muy costosas. Como ejemplos de este
tipo de aplicaciones se pueden citar:
Señales para el ferrocarril.
Boyas de señalización marítima.
Sistemas de aproximación en aeropuertos.
Plataformas petrolíferas.

Protección catódica: Los metales en contacto con la tierra sufren un proceso de


corrosión natural consecuencia de una reacción electroquímica que puede reducirse o
anularse aplicando una corriente inversa a la corriente natural de la corrosión. La
reacción electroquímica involucra una corriente DC por lo que la energía solar FV
proporciona una solución perfecta. Por ejemplo, pequeños sistemas FV pueden situarse
a lo largo de tuberías para prevenir automáticamente la corrosión, con un
mantenimiento mínimo. Los principales usos de estos sistemas son la protección
catódica de gaseoductos u oleoductos, tanques de almacenamiento, puentes, vallas,
etc..

2.1.3. Sistemas de bombeo de agua

El bombeo de agua mediante la energía solar fotovoltaica proporciona una atractiva


solución para suministro de agua para granjas, para irrigación o para suministro de
agua potable. Estos sistemas no requieren baterías, no necesitan suministro de
combustible, son de muy bajo mantenimiento y automáticamente producen más agua
cuando más sol hay (que normalmente es cuando más agua se necesita).En general en
estos sistemas no es necesario la utilización de un sistema de baterías y la energía se

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.47 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

acumula en forma de energía hidráulica, almacenando el agua bombeada durante las


horas de sol para su posterior utilización.

Un sistema FV de bombeo de agua consta, en general, de un generador FV, un sistema


motor/bomba, un sistema de acondicionamiento de potencia (opcional) de acoplo entre
el generador FV y el motor, un sistema de acumulación, un pozo y un sistema de
tuberías.

Las bombas de agua pueden ser centrífugas multiestado o de desplazamiento positivo.


Las bombas de desplazamiento positivo presentan mayores rendimientos que las
centrífugas para similares niveles de potencia nominal. Por contra tienen un elevado par
de arranque por lo que, en general, necesitan dispositivos de acondicionamiento de
potencia, aunque estén accionadas por motores DC.

Los motores eléctricos pueden ser DC, AC o DC sin escobillas. Es habitual que el
motor y la bomba formen una única unidad compacta que denominaremos motobomba
o simplemente bomba.

Aunque la mayor parte de las instalaciones de bombeo en aplicaciones FV se realizan


con motobombas sumergibles, existen también unidades flotantes o de superficie.

El sistema de acondicionamiento de potencia o controlador de bombeo está


formado por aquellos elementos, inversores DC/AC, convertidores DC/DC o
controladores de motor, que adaptan las características de la energía producida por el
generador FV (DC a tensión y corriente variables) a las requeridas por el motor.

Los inversores DC/AC son necesarios cuando se utilizan motores AC. Habitualmente,
suelen incorporar seguimiento del punto de máxima potencia (SPMP) del generador FV
y varían la frecuencia de operación del motor con el objeto de operar a niveles de
potencia inferiores a la potencia nominal para disminuir el umbral de arranque y
maximizar el número de horas de operación a lo largo de un día.

Los convertidores DC/DC se utilizan como dispositivo de acoplo entre el generador


FV y el motor DC. Aunque podrían disponer de SPMP, habitualmente operan a tensiones
constantes de generador FV. Su utilización es recomendable porque aumentan el
rendimiento diario del sistema. En el caso de bombas de desplazamiento positivo puede
incrementar en un 30% el volumen diario de agua bombeada. Este incremento es
menor en el caso de motores DC accionando bombas centrífugas.
Cuando se utilizan motores DC sin escobillas es necesario usar un dispositivo electrónico
para la conmutación del motor denominado controlador de motor, que también lleva
incorporado un sistema de SPMP del generador FV. El controlador del motor puede

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.48 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

estar incorporado en el motor o ser externo a él.

El sistema de acumulación suele ser un depósito de un volumen adecuado para


proporcionar la autonomía necesaria, en general de 2 o 3 días para sistemas de agua
potable y de hasta 10 días para sistemas de riego. Se suele evitar la utilización de
baterías para acumular energía, a no ser que sea estrictamente necesario por otras
razones de diseño de una instalación en concreto.

La fuente de agua para bombear puede ser de ríos, lagos o pozos. En instalaciones
de bombeo FV es más habitual la extracción de agua de pozos que, aunque pueden ser
abiertos, en la mayor parte de los casos son pozos de sondeo en los que se instala una
motobomba sumergible junto con las sondas de nivel u otros dispositivos de control
para evitar la operación en vacío, que dañaría la bomba irreversiblemente. El descenso
del nivel del agua en el pozo de bombeo, o abatimiento, puede incrementar la altura
manométrica total y ha de ser cuidadosamente analizado en función del tipo de acuífero
para lograr un correcto dimensionado del sistema.

Figura 22. Esquem a típico de un sistem a de bom beo FV con m otor bom ba sum ergible.

Además de un correcto dimensionado del cableado de la instalación, son necesarios un


conjunto de elementos y medidas adoptadas para garantizar la seguridad del propio
sistema de bombeo FV y de las personas. Cabe destacar la utilización de varistores,
fusibles seccionadores y una correcta puesta a tierra del sistema. Es habitual la
instalación de estos elementos de seguridad en un armario intemperie que sirve
además como centro de conexionado entre el generador FV, el acondicionamiento de
potencia y el motor.

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.49 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

2.2 SISTEMAS FOTOVOLTAICOS CONECTADOS A LA RED ELÉCTRICA

Los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica tienen como objetivo


principal maximizar anualmente la producción de energía eléctrica que es
inyectada a la red.

Las principales aplicaciones de estos sistemas son para


Tejados en viviendas (integración en edificios), en los que la instalación
está físicamente situada en un edificio que habitualmente se encuentra en un
entorno urbano.
Plantas de generación de energía (centrales fotovoltaicas), en las que la
instalación FV funciona como una central convencional de generación de energía
en el sentido de que inyecta toda la producción eléctrica a la red.

No obstante existen también otro tipo de aplicaciones en las cuales los módulos
fotovoltaicos son utilizados como elementos constructivos en diversos entornos urbanos
tales como barreras antisonido en autopistas y vías de tren, cubiertas de piscinas y
aparcamientos, etc...

Además de la maximización anual de la energía generada, también se han de


tener en cuenta otros aspectos como la integración arquitectónica y con el entorno,
las posibles pérdidas por sombreado, difícilmente evitables en muchos casos de
sistemas integrados en edificios, aspectos de seguridad y calidad de la energía
generada así como la ausencia de efectos perturbadores de la red eléctrica.

=

Generador FV Inversor Red eléctrica

Figura 23. Esquem a básico de un sistem a fotovoltaico conectado a la red eléctrica.

La potencia nominal de las instalaciones en viviendas unifamiliares o edificios en general


está relacionada con la superficie útil disponible para la instalación del generador
fotovoltaico, aproximadamente de 8 a 10 m2 por kWp en función del rendimiento del
generador FV. La potencia típica de la mayor parte de las instalaciones se sitúa en torno
a los 5 kWp en viviendas unifamiliares y hasta 100 kWp en otras instalaciones en

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.50 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

edificios e integración urbana. La conexión a red de este tipo de instalaciones se puede


realizar directamente a la red de baja tensión en modo monofásico hasta 5 kW y en
trifásico para el resto.

Otro tipo de instalaciones fotovoltaicas de conexión a red son las centrales FV de


generación eléctrica, con potencias nominales superiores a los 100 kWp, suelen
disponer de una conexión a la red eléctrica en media o alta tensión, disponiendo de un
centro de transformación en el que se eleva la tensión de salida de los inversores
fotovoltaicos adecuándola a la tensión de la línea eléctrica. Las compañías eléctricas
pueden construir centrales FV en un tiempo mucho menor que las centrales
convencionales debido a la facilidad de instalación y conexión del generador FV. Las
centrales FV, además de generar energía eléctrica, también pueden ser utilizadas para
laminar los picos de demanda de consumo eléctrico que normalmente ocurren
simultáneamente con los picos de generación FV, al mediodía. En otros pueden ser
utilizadas para mejora de la calidad de la red en redes locales muy alejadas de los
puntos de generación o incluso para el control voluntario de generación de energía
reactiva.

Un sistema FV conectado a red integrado en viviendas unifamiliares puede inyectar el


excedente de energía no consumida en la vivienda y utilizar a la red en lugar del
sistema de baterías para abastecerse cuando no hay radiación solar suficiente. Durante
el día, la potencia FV generada es convertida en potencia AC por el inversor e inyectada
a la red. Si la potencia necesaria para el consumo del edificio o vivienda es menor que
la potencia FV generada, el exceso se inyecta en la red. En caso contrario se toma
energía de la red, sumada a la FV generada, para abastecer el consumo demandado.
Normalmente no se utilizan baterías, estando incluso prohibido su uso por algunas
normativas, y durante la noche todo el consumo se toma de la red eléctrica. Este
método de operación tiene la ventaja de que cuando se consume de la red las tarifas
eléctricas son más bajas.

Los usuarios de sistemas conectados a la red eléctrica no sólo reducen la cantidad de


electricidad que compran a la compañía eléctrica, sino que contribuyen a la disminución
de la contaminación mediante la utilización de energías renovables no contaminantes.

El usuario no sólo compra, sino que puede vender electricidad cada mes. Cuando
necesita más electricidad de la que se genera, la diferencia es extraída de la red.
Cuando se produce más de la que se consume se inyecta a la red. De este modo la red
juega un papel similar al que hacen las baterías en un sistema autónomo.

En muchos países, con el objeto de incentivar y potenciar la instalación de sistemas

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.51 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

fotovoltaicos conectados a red – y por tanto el sector fotovoltaico en general – la actual


normativa obliga a las compañías eléctricas a comprar la electricidad generada por los
productores privados, con una cierta calidad de suministro y condiciones de seguridad.
Además, actualmente, se prima la generación FV a red pudiendo facturar toda la
energía FV generada a un coste superior que la energía consumida de la red
disponiendo de contadores eléctricos independientes para la generación fotovoltaica y
para el consumo.

En estos momentos la electricidad generada con FV tiene unos costes que pueden
hacer viables instalaciones FV para autoconsumo, cuyo objetivo es la reducción de la
tarifa eléctrica de los usuarios. Las centrales FV producen energía únicamente durante
las horas de sol y su potencia de salida es variable dependiendo de las condiciones de
irradiancia solar.

2.2.1. Centrales de potencia

La energía solar fotovoltaica puede ser una fuente de generación de electricidad. Se


pueden encontrar grandes centrales fotovoltaicas en España, Alemania, Italia, USA,
Suiza, Holanda, Grecia, etc…. La mayor central, http://www.imeche.org/news/news-article/top-10-solar-photovoltaic-plants-in-the-world
, está situada en LA, USA, Solar Star (I y II) con una potencia nominal de 579 MWp.
Las centrales de mayor potencia en operación están en el rango de los 250 MWp a los
600MWp. En China se está en proceso de construcción de una central FV de 850 MWp,
Longyangxia Dam Solar Park. Otros ejemplos históricos son la central FV TOLEDO PV de
1 MWp, la central de 2 MWp del recinto ferial de Munich, la central de 3,3 MW en Serre,
Italia, etc…

Figura 24. Central FV de 1 M W p situada en Toledo, España, puesta en operación en 1994


(izquierda) y Central FV de 250 M W p California Valley Solar Ranch (CVSR) in San Luis Obispo,
USA puesta en operación en 2013.

2.2.2. Integración en edificios

La utilización de sistemas FV como parte integrante de las fachadas o tejados de los


edificios (ventanas, muros, tejados, aleros) ha aumentado significativamente y es
actualmente uno de los mercados con mayor crecimiento dentro de la FV, tal vez

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.52 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

debido a la existencia de incentivos económicos que globalmente priman la generación


de electricidad con sistemas FV. Las razones para este interés varían de país a país pero
incluyen objetivos ambientales, técnicos, arquitectónicos y sociales.

Figura 25. Tejado fotovoltaico con m ódulos transparentes en Suiza (Fuente: Schw eizerischer
Vereinigung für Sonnenenergie - SSES)

El interés de la integración en edificios, donde los módulos FV pueden entrar a formar


parte como elementos constructivos sirviendo a menudo como cubierta exterior y
reduciendo costes de construcción, está aumentando, siendo potencialmente atractivos
para la arquitectura mediante la incorporación de la tecnología como parte del diseño
de edificios. La mayoría de estos sistemas han sido integrados en tejados debido a que
en esa situación alcanzan la máxima captación de energía solar. Recientemente se ha
comenzado con la integración en muros y fachadas en las que p.e. el vidrio es
reemplazado por módulos de lámina delgada semitransparentes.

En la integración en edificios los elementos fotovoltaicos se integran o superponen en


general en los tejados y fachadas. Es importante desde el punto de vista arquitectónico
el considerar la integración desde el inicio del proyecto de construcción. De este modo
los módulos FV pueden sustituir elementos tradicionales de la arquitectura
como son las tejas solares, los muros cortina FV ventilados y los elementos de
sombreado. Existen diferentes grados de integración arquitectónica, en algunos
casos los módulos FV se sitúan “encima” de las cubiertas o fachadas de edificios
mediante estructuras adecuadas, mientras que en otros los generadores fotovoltaicos
son utilizados como elementos sustitutivos de materiales de construcción. En la
actualidad se pueden distinguir tres grandes áreas: integración en tejados, estructuras
para la colocación en tejados, terrazas y aleros e integración de módulos para fachadas
y muros verticales. La integración de la energía solar fotovoltaica en los edificios
requiere de un compromiso entre los aspectos de rendimiento energéticos y de diseño
arquitectónico. Esto muchas veces conduce a la división del generador en varias partes,
con diferentes inclinaciones y orientaciones, lo que origina la aparición de unas pérdidas

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.53 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

de generación eléctrica.

El autoconsumo fotovoltaico (FV) u opción de utilizar sistemas fotovoltaicos conectados


a la red eléctrica en edificios y viviendas con el objetivo único de consumir la energía
generada en la propia instalación (viviendas, pequeñas industrias o edificios de
oficinas), de modo que se pueda reducir la demanda externa y la factura eléctrica.
Actualmente hay un vacío legal respecto a la instalación de estos sistemas de
generación para autoconsumo y una petición del sector empresarial FV y de la
sociedad para que se establezca un marco legal y económico.

Suponiendo que lo que se pueda ahorrar con un sistema fotovoltaico para autoconsumo
doméstico sea el coste del kWh consumido, actualmente de 15c€/kWh, que no haya
peajes adicionales y que el coste del sistema fotovoltaico “llave en mano” se sitúa
actualmente en un rango entre 1.8 €/Wp y 2.5€/Wp, se obtendría un periodo de
amortización de entre 8 y 11 años para la condición de balance neto anual. La viabilidad
económica de una instalación de autoconsumo natural o instantáneo en la que se
consuma toda la energía FV generada en el momento de su generación, es también
atractiva.

Así por ejemplo: una instalación de 1 kWp, con un coste de 2000€, cuya generación,
1500 kWh anuales, se autoconsuma de modo natural en la instalación, puede suponer
un ahorro de 210€ anules, suponiendo un coste de la electricidad de 0.15€/kWh. Esto
supondría un periodo de amortización de 8.8 años, que disminuiría a medida que se
incremente el coste de la electricidad.

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.54 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

Módulos FV

Gestor

Consumos
domésticos Red eléctrica

Inversor

Contador
Consumos
gestionables
Baterías
Figura 26. Esquema de un sistema FV para autoconsumo, diferentes opciones incluidas.

2.2.3. Seguridad y protecciones

La incorporación de la instalación fotovoltaica conectada a red no debe suponer ningún


riesgo añadido para las personas, los equipos, la red eléctrica y otros usuarios. La
instalación eléctrica ha de cumplir como mínimo las indicaciones del Reglamento
Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) en su versión más actualizada, para la
protección de las personas contra contactos directos e indirectos.

Las exigencias de la normativa de los sistemas fotovoltaicos conectado a red de cara a


la red eléctrica persiguen básicamente dos objetivos. Uno no alterar las condiciones de
seguridad ni calidad del suministro de la red a otros abonados. El otro, no dar origen a
condiciones peligrosas de trabajo al personal de mantenimiento y explotación de la red.

Para no alterar la conexión a red de la vivienda, la salida del inversor ha de


conectarse directamente a los embarrados de la compañía eléctrica a través de la caja
general de protección, independientemente de la acometida eléctrica de la vivienda. La
instalación fotovoltaica ha de contar con un contador de energía bidireccional o un
doble contador que permita la medida de la energía generada y la consumida por la
misma para la emisión de la factura.

Además el generador fotovoltaico ha de estar protegido contra la formación de puntos


calientes por sombreado con los diodos de bypass , incorporados habitualmente en
el propio módulo, y en casos necesarios mediante diodos antiparalelo situados al final

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.55 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

de cada una las ramas en serie del generador con el objeto de recirculación de
corrientes entre distintas ramas.

Otra medida de protección necesaria es la inclusión de dispositivos de descarga de


sobretensiones inducidas por fenómenos atmosféricos de ambos polos, positivo y
negativo del generador fotovoltaico, a tierra mediante varistores. Estos dispositivos
suelen instalarse en las cajas donde se conexionan las distintas ramas de módulos
conectados en serie y se instalan los diodos antiparalelo.

2.2.4. Operación y mantenimiento

El mantenimiento de los sistemas fotovoltaicos es vital para un buen funcionamiento


durante el tiempo previsto de operación. Además de las actividades típicas de operación
y mantenimiento, predictivo, preventivo y correctivo, de instalaciones eléctricas tales
como revisión programada de equipos, revisión de cableados, apriete de tornillos en
generador fotovoltaico, estructuras soporte, cajas de campo o stringbox, inversores,
sistema de monitorización, transformadores, céldas de media tensión, línea eléctrica,
sistema de protecciones, puestas a tierra, hay actividades específicas relativas a los
módulos y generadores FV, relacionados con la potencia nominal, las pérdidas de
mismatch o conexionado, los sombreados, puntos calientes y suciedad. Algunas de las
actividades de operación y mantenimiento son:
• Medida de curvas I-V de módulos, strings, y generadores FV, realizado
mediante trazadores de curvas I-V.
• Inspección termográfica, realizada con cámaras termográficas. En grandes
centrales se pueden usar drones dotados con estas cámaras para estas
tareas.
• Inspección de módulos FV por electroluminiscencia, realizada con cámaras
de electroluminiscencia. Esta técnica, entre otros aspectos, permite una
visión del estado electromecánico, detección de microfisuras o roturas de
células.
• Calibración de sensores de irradiancia y temperatura
• Evaluación de inversores, rendimiento eléctrico y rendimiento del
seguimiento del punto de máxima potencia. Distorsión armónica, THD y
fiabilidad.
• Verificación del buen funcionamiento del sistema de monitorización que
incluye corrientes de string o ramas, parámetros eléctricos de inversores y
centros de transformación, además de los posibles sistemas de vigilancia y
seguridad. Habitualmente se incluyen los datos en tiempo real en portales de
internet y la generación de alarmas/mensajes específicos de posibles fallos y
su ubicación.

RESUMEN

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.56 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

Los sistemas fotovoltaicos aprovechan la radiación solar, para la producción de


electricidad. Los sistemas fotovoltaicos se pueden clasificar en dos grandes grupos:

Instalaciones aisladas de la red eléctrica, dando lugar a los


denominados sistemas fotovoltaicos autónomos, para electrificación rural,
señalización, comunicaciones, bombeo de agua, etc… en aquellos lugares
en los que no se dispone de la red eléctrica.
Instalaciones conectadas a la red eléctrica: centrales fotovoltaicas y
edificios conectados a red.

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.57 de 106
Módulo III: Energía solar fotovoltaica

3. DIMENSIONADO

3.1. RADIACIÓN SOLAR PARA DIMENSIONADO

Una medida de la energía procedente del Sol que se recibe fuera de la atmósfera
terrestre sobre la unidad de superficie perpendicular a la dirección de los rayos solares
se denomina constante solar Bo=1367 W/m². No obstante este valor se ve
ligeramente afectado por el movimiento de la tierra en torno al sol, así como por el
efecto de la atmósfera terrestre.

Con la finalidad de especificar la radiación solar incidente en la superficie de la Tierra se


definen los siguientes conceptos:

Irradiancia- Es la densidad de potencia incidente por unidad de superficie,


medida en W/m². La irradiancia máxima del sol en la superficie de la tierra
es aproximadamente del orden de 1000 W/m². La irradiancia varía
diariamente por efecto de la rotación de la tierra alcanzando su valor
máximo en días despejados a mediodía solar. También varía
estacionalmente.
Irradiación- Es la energía incidente por unidad de superficie en un
determinado período de tiempo y se mide en kWh/m2. (aunque la irradiáncia
y la Irradiación son magnitudes físicas distintas, coinciden numéricamente
cuando la unidad de tiempo es la hora). Es habitual medir la irradiación
sobre un plano horizontal (por motivos de convenio internacional). Su valor
anual varía en función de la latitud del lugar, groseramente desde los 800
kWh/m² en Escandinavia hasta los 2500 kWh/m² en algunas zonas
desérticas. La variación estacional (de Enero a Diciembre) puede variar
entre un 25% para latitudes cercanas al ecuador hasta un factor 10 en
lugares con latitudes elevadas (hacia el Norte o Sur del ecuador).
Radiación directa- Es la radiación proveniente directamente del disco
solar.
Radiación difusa- Corresponde a la radiación solar dispersada por los
diferentes componentes de la atmósfera.
Radiación reflejada- Es la radiación reflejada por el suelo (albedo).
Radiación Golbal- Es el resultado de la suma de todas ellas (cuando la
medida de la radiación se realiza sobre una superficie horizontal no se tiene
en cuenta la reflejada, en este caso a la suma de la directa y la difusa se la
denomina Radiación global).
Habitualmente la radiación directa se suele representar mediante la letra B
(o I), la Difusa mediante la letra D, la reflejada por la letra R y la global por la
letra G. G=B+D+R

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad de CIEMAT


Pág.58 de 106