You are on page 1of 4

Silvano Leonardo Gómez Alarcón

Métodos e instrumentos de evaluación del aprendizaje empleados


y problemas identificados.

La Dra. Leyva (1) mencionando a Casanova (1998, 2007) acerca de la


representación de la clasificación de la evaluación del aprendizaje dice que se
hace: en función a dimensiones tales como la funcionalidad u objetivo de la
misma, la temporalidad en la que se sitúa el proceso, el normotipo o tipos de
referencias para la interpretación de los resultados de la evaluación; y en la
dimensión de los agentes, o sea, de los que emiten los juicios de valor.

La evaluación nomotética, cuyo referente es externo, puede ser referida a una


norma la cual depende de la población o grupo del cual forma parte el sujeto
evaluado.

La dimensión de funcionalidad se refiere a la función que cumplirá el proceso


evaluativo respecto al alumno, determina el uso que se hará de los resultados del
mismo.

La evaluación inicial o diagnóstica proporciona información acerca de los


conocimientos y las habilidades previas del sujeto.

La evaluación formativa o procesual cumple una función reguladora de los


procesos de enseñanza y de aprendizaje lo cual nos permite llevar a cabo ajustes
y adaptaciones de manera progresiva durante el curso porque se centra más que
en los resultados del aprendizaje en los procesos que se ponen en juego para el
logro de tales resultados.

La evaluación final o sumativa constituye un balance general de los


conocimientos adquiridos o de las competencias desarrolladas después de que se
ha operado un programa de intervención educativa, se centra en los resultados del
Silvano Leonardo Gómez Alarcón

aprendizaje; es decir que se orienta a verificar el cumplimiento de los objetivos y


estándares previamente determinados en el programa, y por lo tanto nos permite
emitir un juicio de acreditación académica.

En relación a los agentes, tenemos:


La autoevaluación: es cuando el sujeto evalúa sus propias actuaciones.
La coevaluación: es la evaluación mutua, conjunta de una actividad o trabajo
determinado realizado entre varios.
La heteroevaluación consiste en la evaluación que realiza una persona
sobre el trabajo, actuación o rendimiento de otra persona. Es aquella que
habitualmente hace el profesor de sus alumnos

El trabajo que yo hago consiste en impartir cursos a las empresas. Éstos están
determinados, generalmente, por una DNC, y solicitan temas específicos: manejo
del estrés, comunicación, asertividad, trabajo en equipo, liderazgo, habilidades
gerenciales, etc. De tal manera que el trabajo, usualmente, consiste en impartir un
curso donde los participantes incorporen técnicas para mejorar sus competencias
el determinada área.

Antes de impartir el curso hago una evaluación diagnóstica para tener una idea del
nivel de conocimientos de los participantes. Esta se hace con preguntas en un
formato y pueden ser preguntas abiertas, pero lo más usual es de alternativa
múltiple.
Durante el curso hago evaluaciones formativas; generalmente realizadas por
observación y por preguntas. En función a las respuestas hago ajustes en la
explicación, demostración o ejemplificación del asunto hasta que haya sido
comprendido por los participantes.
Al final del curso aplico la evaluación final que es la misma que la inicial y sirve
para comparar el grado de avance en la asimilación de conceptos por parte de los
participantes.
Silvano Leonardo Gómez Alarcón

Los problemas que identifico son:


• Los participantes no le dan mucha importancia a la evaluación. Por lo tanto
hay que estarles “ayudando” (recordándoles las preguntas que se harán al
final) para que hagan repaso de conceptos.
• A las empresas tampoco les importa mucho las evaluaciones, en términos
generales no le dan importancia.
• A veces, a las empresas u organizaciones, tampoco les importa mucho la
capacitación, pues la toman como un mero requisito para acabar con un
presupuesto o cumplir con alguna obligación de ley.
• Otro aspecto importante es que no hay seguimiento o continuidad a la labor
realizada. Por lo que el trabajo reduce su potencialidad de impacto y las
posibilidades de evaluar el efecto a mediano o largo plazo.
• Otro problema es que los “jefes”, en muchos casos, devalúan el trabajo
realizado. Los participantes dicen que reciben respuestas como: “A mi no
me vengas con tus &%&%&/ que viste en el curso, aquí las cosas se hacen
como yo digo”.
• Otro problema es que aún cuando los jefes no rechacen lo que vieron en el
curso, ellos mismos no conocen el tema o no lo aplican, por lo que resulta
contraproducente para los participantes.

La evaluación del aprendizaje, por lo tanto, se reduce a lo que se logra hacer


durante el curso y normalmente no va más allá.

Referencias

1.- Leyva Barajas, Yolanda Edith, Evaluación del Aprendizaje: Una guía práctica
para profesores, Marzo, 2010
Silvano Leonardo Gómez Alarcón