Sie sind auf Seite 1von 9

MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS.

REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

EPIDIDIMITIS CONTAGIOSA DE LOS CARNEROS POR BRUCELLA OVIS


C. A. Robles1

Palabras clave: Reproducción - Carneros - Epididimitis - Brucella ovis - Ovinos.

RESUMEN- La epididimitis contagiosa de los carneros por Brucella ovis fue ETIOLOGÍA - El organismo causal,
reportada por primera vez en el año 1953 en Australia y Nueva Zelandia. Brucella ovis, fue aislado por primera
Actualmente se encuentra ampliamente difundía en todos los países vez en Nueva Zelandia por McFarlane
productores de ovinos. Brucella ovis al igual que el resto de las brucellas, y col. en 1952 a partir de ovejas
penetra al huésped a través de las membranas mucosas, colonizando a partir abortadas. En 1953 la epididimitis en
de allí, el sistema genital. Clinicamente se caracteriza por epididimitis crónica y carneros es reportada simultá-
semen de mala calidad. Las lesiones están referidas básicamente a cambios neamente por Simmons y Hall en
inflamatorios locales, generalmente irreversibles. La vía venérea indirecta Australia y por Buddle y Boyes en
parecería ser la forma más común de infección y difusión de la enfermedad. El Nueva Zelandia. En 1956 es repor-
diagnóstico se puede realizar a través de la detección y/o aislamiento del tada por primera vez en América (50) y
agente, la detección de lesiones, cambios en el semen y a través de análisis en 1961 en Argentina, Szyfres &
serológicos. La Fijación del complemento, la Inmunodifusión en gel y el ELISA Chappel aíslan B.ovis del semen de
son las pruebas más usadas. Para el control de la enfermedad se cuenta con la un carneros con epididimitis.
vacuna REV I que si bien ha demostrados ser la más efectiva, presenta algunos Brucela ovis es un cocobacilo Gram
inconvenientes a resolver. negativo, no capsulado que mide entre
0.7µ a 1.2 µ de largo por 0.5µ a 0.7 µ
Key words: Reproduction - Ram - Epididymitis - Brucella ovis - Sheep. de ancho. Se tiñe de rojo con la
coloración de Ziehl Neelsen
modificada (90) y se tiñe de azul con la
SUMMARY coloración de Koster modificada (14, 4).
CONTAGIOUS EPIDIDYMITIS IN RAMS DUE TO BRUCELLA OVIS Crece bien en medios basales como el
tripticasa-soya, agar sangre y agar
Contagious epididymitis by Brucella ovis was first reported in Australia and New columbia, enriquecidos con 7% de
Zealand in 1953. At present it is wide distributed in all sheep-producing suero o sangre desfibrinada en una
countries. As other Brucellas, Brucella ovis penetrates the animal through the atmósfera con un 10% a 20% de
mucous membranes, and after invading the blood stream it finally colonise the Dióxido de carbono y hasta el presente
genital tract. Clinically the disease is characterised by chronic epididymitis and hay una sola biovariedad descripta
semen of poor quality. Lesions consisted in local inflammatory changes. The para B.ovis (16, 4, 8).
indirect venereal route seems to be the most common way of infection and
diffusion of the disease. The diagnosis of the disease can be achieved through PATOGÉNESIS - B.ovis, al igual que
the detection and isolation of Brucella ovis, the detection of lesions in the target las otras brucellas, entra al organismo
organs, changes in semen quality and serological tests. The fixation of a través de las membranas mucosas.
complement, agar gel immunodifussion and ELISA are the tests reported as the Sin embargo no está completamente
most used. For the control of the disease REV I vaccine has demonstrated to be claro cual sería la principal ruta de
the most effective despite it presents some practical inconvenience. This paper entrada en condiciones naturales (20).
is also available in English. Una vez atravesada la mucosa y
siguiendo el curso de los linfáticos
INTRODUCCIÓN- La brucelosis de los ovinos es una enfermedad infecciosa de aferentes, la bacteria llega a los
curso crónico producida por Brucella ovis. La infección se asienta básicamente ganglios linfáticos regionales (6). De allí
en el sistema genital, caracterizándose clínicamente en los machos por y vía sanguínea la bacteria invade
epididimitis y semen de mala calidad (88, 48, 16, 50, 26, 46, 22) y en las hembras por todo el organismo infectando el tracto
aborto y aumento de la mortalidad perinatal (61, 14, 6, 69). genital, hígado, bazo, pulmones, riñón
La infección por B.ovis produce un impacto negativo en todos aquellos países y otros ganglios linfáticos (6). Ya hacia
donde la cría del ovino es una actividad económica importante. Esto se debe a el final del segundo mes post
una caída en la fertilidad de la majada, un aumento en el descarte de carneros exposición, B.ovis desaparece de
infectados, acortamiento de la vida reproductiva de los machos, abortos, ganglios linfáticos y otros órganos
aumento de la mortalidad perinatal, complicaciones en el manejo y restricciones encontrándosela únicamente en
en el comercio (43, 64, 2, 71, 51) . epidídimos, vesículas seminales,
glándulas bulbouretrales, ampollas de
los conductos deferentes y a veces en
riñón (6, 20, 8).

1
Méd. Vet., M.Sc. Grupo de Salud Animal - INTA. CC: 277 (8400) Bariloche, ARGENTINA Fax: 0944-24991 - E-Mail barisan@inta.gov.ar

Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998


MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

Establecida en los epidídimos, B.ovis la concentración y la motilidad de los más severos en la parte distal del
produce una reacción inflamatoria espermatozoides está disminuida, epidídimo (6). Como resultado del
caracterizada por edema perivas- aparecen defectos de la cola y edema intersticial y cambios en el
cular e infiltración celular del tejido cabezas sueltas y hay una cantidad epitelio se produce un angostamiento
conectivo. Se produce hiperplasia del variable de neutrófilos (17, 26, 21). y obliteración de la luz del túbulo
epitelio de los túbulos epididimarios y epididimal con éstasis espermático
(50)
un proceso de metaplasia conduce a PATOLOGIA . Los granulomas espermáticos
la formación de vesículas intrae- 1.- Patología macroscópica están conformados por un núcleo de
piteliales. Los cambios epiteliales Los cambios patológicos en carneros espermatozoides extravasados
conducen a la extravasación de es- están prácticamente restringidos al rodeados por células epitelioides,
permatozoides al intersticio causan- tracto genital, involucrando princi- células gigantes y linfocitos.
do una fuerte reacción inflamatoria y palmente los epidídimos, los testí- Comúnmente se desarrolla alrededor
la formación de granulomas esper- culos y las glándulas sexuales acce- del granuloma un proceso activo de
máticos (6, 8). sorias (17, 26, 21). La respuesta del fibrosis (50, 7, 8).
Las vesículas seminales y las ampo- animal es variada y puede estar diri- Las lesiones microscópicas en las
llas parecen ser el asiento más co- gida contra antígenos de los esper- vesículas seminales y ampollas de
mún de la infección por B.ovis (6, 37, 7). matozoides, fluido seminal, la Bruce- los conductos deferentes consisten
Esto explicaría la presencia de car- lla misma o una combinación de en infiltración de macrófagos,
neros positivos a la serología de estos (37). linfocitos, células plasmáticas y
B.ovis, pero sin lesiones palpables en Las primeras lesiones aparecen en la neutrófilos dentro del estroma y
el aparato reproductor (20, 84). cola del epidídimo. Los hallazgos epitelio (74, 37, 87) y procesos de fibrosis
B.ovis ha sido aislada en carneros a macroscópicos en una etapa ya cró- e hiperplasia epitelial con vesículas
partir de epidídimo, testículo, túnica nica de la enfermedad consisten en intra epiteliales, similares a lo
vaginal, vesículas seminales, ampo- aumento del tamaño del epidídimo observado en epidídimo (7) .
llas de los conductos deferentes, afectado, hasta 4 o 5 veces su
glándulas bulbo-uretrales, hígado, tamaño normal (88, 17, 50, 74). La cola EPIDEMIOLOGIA
riñón, bazo y ganglios linfáticos del epidídimo afectada está firme al 1.- Distribución
regionales (14, 99, 86, 7), sin embargo el tacto con un contorno irregular (50). Al La presencia de B.ovis es universal y
semen es la vía más importante de cortar el órgano aparecen abscesos su distribución varía de acuerdo a
excreción y transmisión de la con un contenido cremoso o caseoso diferentes factores cuales son la
enfermedad (42). y es comprobable un aumento del región, la raza, la edad, el sexo, etc.
tejido conectivo intersticial (88, 17, 50). La infección por B.ovis ha sido
ASPECTOS CLINICOS - Si bien los Pueden advertirse adherencias entre registrada en la mayoría de aquellos
síntomas clínicos iniciales pasan el epidídimo con el testículo y la países en donde la cría de ovinos es
generalmente desapercibidos, los túnica vaginal (88, 17, 50). En algunas una actividad económica importante
animales tienen un período de fiebre ocasiones el epidídimo entero está (Figura Nº 1) (24, 34). Si bien hay
acompañada de desgano, respi- totalmente afectado, pero es de algunos países que han controlado y
ración agitada e inflamación del hacer notar que la afección de la erradicado la enfermedad, de
escroto y su contenido (17). cabeza y cuerpo del epidídimo, está muchos otros no hay información
La primera lesión palpable en los siempre precedida por la afectación disponible (34).
epidídimos aparece a los 45 días, de la cola del mismo órgano (6). Los Cuando la enfermedad es reportada
tras la inoculación de B.ovis vía cambios en los testículos son por primera vez en un país o región
conjuntival (6). Sin embargo, Bulgin siempre secundarios a aquellos de la incidencia suele ser alta con un
(1990b) describe que las lesiones los epidídimos. La atrofia testicular es 20% a un 60% de los carneros
aparecen ya a partir de la dos el hallazgo más común y es más infectados y un 45 a 70% de las
semanas post-inoculación y que el severo en aquellos casos donde majadas infectadas (8, 21). En países
lugar más frecuentemente afectado hubo gran cantidad de adherencias donde la enfermedad es endémicas
(50, 6, 74)
es la cola del epidídimo. Simons y . La presencia de calci- la incidencia tiende a ser menor (102,
Hall (1953) describen que la ficaciones (17) también han sido 71, 83)
. La prevalencia y distribución de
inflamación de los testículos, dolor reportadas. la enfermedad varía también a veces
local y la acumulación de líquido en gran medida entre regiones y aún
dentro de la bolsa escrotal, son 2.- Patología microscópica entre establecimientos (72, 94, 43, 82,
83)
también signos clínicos tempranos de Las lesiones microscópicas en los . En Argentina, si bien nunca se ha
la infección. epidídimos consisten en edema hecho un relevamiento nacional, se
Pasado el período agudo, las intersticial con infiltración perivas- sabe que en la Región Meso-
lesiones palpables varían de un leve cular de linfocitos y células potámica las prevalencias a nivel
aumento del tamaño a severas plasmáticas. También es caracterís- departamental varían entre un 11% y
induraciones del o los epidídimos con tico de la infección por B.ovis las un 21% (33), mientras que en la
testículos blandos y atrofiados y metaplasia y la hiperplasia focal del Patagonia las prevalencias varían de
adherencias entre las capas vaginal y epitelio epididimal con la formación un 4% a 10% en Rio Negro, Neuquén
parietal de la túnica vaginal (98, 46, 20) . de vesículas intraepiteliales con acu- y Chubut y de un 8% a 20% en Santa
Los carneros afectados mantienen mulación de neutrófilos dentro de las Cruz y Tierra del Fuego (83, Robles, datos
una líbido normal (20). La calidad del mismas (88, 50, 74, 7, 60). Estos cambios inéditos)
.
semen es variable pero usualmente son generalmente segmentales y

Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998


MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

No se han encontrado diferencias en de una estación reproductiva a la Se ha logrado transmitir experimen-


la incidencia de epididimitis entre otra. talmente la infección a bovinos (14), a
varias razas como la Suffolk, caprinos (25), a cobayos (14, 88, 50), a
Hampshire, Merino, Karakul, Persas conejos y a ratones (14) y a ratas (50)
y Doper (62, 94). Sin embargo Hajdu 2.- Transmisión natural pero no se han reportado casos de
(1962) reporta que la incidencia de La infección natural por B.ovis ocurre infección natural en estas especies.
B.ovis fue más alta en las razas solamente en el ovino y no constituye
Tsigai y Valachian que en Merino. una zoonosis (53). La difusión de la
Blasco y Barberán (1990) también enfermedad entre carneros infec- DIAGNOSTICO- Al presente, el
observaron una menor incidencia en tados y no infectados, como diagnóstico de infección por B.ovis en
Merino y razas derivadas del Merino, resultado del contacto directo entre carneros se basa en la revisación
que en otras razas europeas como la animales fue demostrado por Buddle clínica del aparato reproductor del
Suffolk, Ile de France y Romanov. en 1955. También fue demostrada la carnero, detección de anticuerpos
Estas diferencias de opinión marcan transmisión de carneros infectados a específicos contra B.ovis o el
la necesidad de investigar el tema y ovejas preñadas (15) y de un carnero aislamiento de la bacteria de semen
realizar comparaciones de diferentes sano luego de mantener un contacto o tejidos (99, 9, 69). Sin embargo hay
razas en la misma región y bajo sexual con una oveja sana que había una diversidad de opiniones entre
manejo similar ya que si se pudiera sido montada previamente por un diferentes autores respecto a la
demostrar que realmente existe algún carnero infectado (15, 42, 12). performance de estas técnicas.
factor de resistencia en alguna de las No ha sido posible demostrar hasta el
razas, sería un hallazgo de real momento la transmisión de la 1.- Revisación clínica
importancia en el futuro control de la enfermedad de la madre al cordero, La palpación de los órganos genitales
enfermedad. de ovejas infectadas a ovejas sanas externos, permite el diagnóstico de la
La enfermedad ha sido reproducida y por ovejas infectadas, de una epididimitis, que es una de las
en animales de solo 4 meses de estación reproductiva a la próxima (15, manifestaciones clinicas frecuentes
edad (22). Sin embargo en carneros 42)
. Hartley y col. (1955) y Buddle de la infección (95, 80). Si bien la
naturalmente infectados el cuadro es (1955) no pudieron demostrar técnica es barata y fácil de llevar a
diferente ya que B.ovis se aísla infección en carneros y ovejas cabo, los resultados no son
comúnmente de carneros adultos con preñadas que estuvieron pasto- concluyentes ya que (a) hay otros
experiencia sexual previa (72, 19) y muy reando en pasturas contaminadas. organismos como Actinobacillus
raramente en animales jóvenes (64). La mayor tasa de contagio ocurriría seminis, Histophilus ovis,
Blasco y Barberán (1990) después de básicamente por la vía venérea Corynebacterium spp, Escherichia
analizar los datos de 2500 carneros pasiva durante el servicio (15, 42) y la coli, Pasteurella spp, etc., que
concluyeron que el porcentaje de actividad homosexual de los carneros producen epididimitis palpables (47, 96,
27, 56, 81)
carneros infectados con B.ovis fuera de la época de servicio sería la ; (b) no todos los carneros
aumenta a medida que aumenta la segunda forma mas importante de infectados desarrollan epididimitis (67,
edad. Sin embargo, en un estudio transmisión de la enfermedad (15, 42). 21, 49, 52, 84)
y (c) algunos carneros
conducido recientemente donde se infectados con lesiones palpables a
controlaron los 600 carneros de un 3.- Infección artificial de ovinos la revisación clínica, pueden estar
establecimientos durante 3 años y con B.ovis clínicamente normales al practicarse
anualmente se descartaron todos los Experimentalmente, B.ovis ha sido una nueva revisación clínica unas
animales con lesiones crónicas, pudo transmitida por inoculación endove- semanas más tarde (99). Sin embargo
esta-blecerse, que la incidencia de la nosa
(14,48,12, 63, 11)
; inoculación intra- se debiera recomendar siempre a los
enfermedad aumentaba hasta los testicular e intraepididimal (14,88,48,50,11) productores adoptar esta técnica ya
carneros de 3 años y luego decaía. y subcutáneamente (11). que no solo permite detectar a los
Esto sugiere que la prevalencia de la La instilación de semen infectado y/o animales que presentan epididimitis
enfermedad está mas en relación con cultivos de la bacteria también han por causas infecciosas sino lesiones
la actividad sexual que con la edad sido usados para reproducir la de tipo congénito o adquiridas en el
(84)
. enfermedad. Esto incluye la mucosa tracto genital.
En opinión de varios autores las bucal(15,63,11); la conjuntiva(12, 11); la
hembras son más resistentes a la mucosa nasal(74,11); mucosa prepu- 2.- Detección del agente
enfermedad que los machos (15, 42, 51, cial(14,88, 48,99,74,11), Proceso uretral y 2.1.- Tinciones
11)
. Esto ha sido demostrado en pene (54) y la mucosa rectal (74). Improntas de semen o tejidos pueden
varios estudios donde la prevalencia Según Marin y col (1990) los mejores ser teñídas con Gram, pero la técnica
de la infección por B.ovis fue entre 2 resultados en estudios de repro- más específica es la coloración de
y 10 veces mayor en machos que en ducción experimental de la infección Ziehl-Neelsen mo-dificada (90) en la
hembras (41, 33) y son pocos los casos se obtienen usando las vías cual B.ovis aparece como un
reportados en que se ha constatado conjuntival y prepucial simultá- pequeño cocobacilo teñido de rojo (14,
la infección en hembras (42, 63, 57). neamente. Usando dosis de 108 y 109
4)
. Si bien la técnica es sencilla, la
Finalmente, de acuerdo a Hartley y microrganismos los autores lograron presencia de otros microorganismos
col. (1955) las hembras se infectan y el 100% de infectividad en carneros. como Coxiella y Chlamydia que son
desarrollan la enfermedad solo patógenos también del tracto genital,
cuando están preñadas y son 4.- Transmisión a otras especies pueden llevar a confusiones (90, 56, 4, 9)
incapaces de mantener la infección y además hay que recordar que

Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998


MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

B.ovis es excretada en forma tanto falsos positivos como falsos


intermitente por el semen. La 2.4.- Sondas moleculares de DNA y negativos, es complicada y tediosa
coloración de Giemsa puede ser Reacción en cadena de la de realizar, no puede ser usada con
usada para detectar la presencia de Polimerasa ( PCR) sueros anticomplementarios o muy
células inflamatorias en el semen, lo Hopper y col (1989) desarrollaron un hemolizados, suelen ocurrir
que provee la indicación más test de hibridación usando una sonda fenómenos de prozona, son
temprana de infección en el tracto biotinilada a partir del DNA de necesarias 8 diluciones de cada
genital pero es incapaz de determinar Brucella abortus cepa 19, pudiendo suero, hay que inactivar los sueros y
el agente causal (99, 23). Estos dos detectar directamente B.abortus en los reactivos utilizados son inestables
tests pueden ser combinados en uno tejidos fetales de un ternero y hay que estandarizarlos
solo, ya que si se usa la coloración abortado. En 1990, Fekete y col. prácticamente todos los días (44, 45, 23,
97, 104, 52, 58, 8)
de Stamp, ésta detectará los desarrollaron una PCR usando una .
microorganismos presentes y secuencia de 635pb de Brucella
también teñirá los neutrófilos. Por su abortus cepa 19. El método fue 3.2.- Doble inmunodifusión en gel
simplicidad, es una técnica que altamente sensible ya que fue capaz de agar (DDG)
debiera usarse de rutina en la de detectar 25 cepas diferentes de Desde que fuera reportada por Myers
evaluación del semen de carneros B.melitensis, B.abortus, B.canis, y Siniuk (1970) la doble difusión en
donantes en programas de B.ovis, B.suis y B.neotomae y gel ha sido ampliamente utilizada
Inseminación Artificial. altamente específico ya que los pero con diferentes procedimientos y
resultados fueron siempre negativos por lo tanto con resultados variados,
2.2.- Cultivo ante una variedad de bacterias, virus pero cuando la prueba es
El aislamiento de B.ovis, para fines y hongos. Recientemente Romero y estandarizada con una concentración
diagnósticos en carneros col. (1995) hallaron resultados adecuada de cloruro de sodio en el
sospechosos se puede intentar de similares con una PCR, que detectó gel y un antígeno apropiado, la doble
muestras de semen. Sin embargo un las 6 especies de brucellas y todas difusión en gel es tan sensible y
resultado negativo no nos asegura sus biovariedades. específica como la Fijación del
que el animal no esté infectado ya El test tiene una alta sensibilidad y complemento (58).
que B.ovis se excreta por semen en especificidad, sin embargo al ser Los geles pueden prepararse con
forma intermitente (99). Para el cultivo incapaz de distinguir las diferentes diferentes agares, agarosas y
de muestras de campo el medio especies de Brucella, en las regiones bufferes (5, 103, 10) pero los geles
selectivo de Thayer-Martin (104, 4, 9) y donde existe la infección mixta en hipertónicos (10% de ClNa) son
el medio de Skirrow modificado (91) ovinos por B.melitensis y B.ovis, se altamente recomendables (32, 58, 8). El
son los más recomendados para el pueden crear situaciones confusas. antígeno obtenido a través de una
aislamiento de B.ovis. extracción salina en caliente y a una
El diagnóstico bacteriológico no es un 3.- Detección de anticuerpos concentración de entre 2-10 mg/ml es
método apropiado para estudios de séricos el que da los mejores resultados (58) .
prevalencia ni para la detección de En contraste con Brucella abortus, La DDG es barata, fácil de realizar e
animales infectados en un programa Brucella melitensis y Brucella suis interpretar y no requiere ni equipos o
de control o relevamiento. Sin que son Brucellas lisas, B.ovis es del instalaciones especiales. Las
embargo el aislamiento del agente tipo rugoso. Esta característica es mayores desventajas son que el
causal sigue siendo la única forma de importante para el tipo de test que se antígeno no ha sido estandarizado,
arribar a un diagnóstico definitivo y es va usar, ya que B.ovis no tiene la los resultados se leen recién a las 72
el estándard de oro para la habilidad de formar suspensiones horas y el resultado es solo
evaluación de la mayoría de los test estables y por lo tanto los test cualitativo, aunque esto último no
diagnósticos. basados en aglutinaciones no son de necesariamente es un problema.
utilidad (4, 65). Basado en la DDG, Myers y Varela
2.3.- Técnicas inmunológicas Diaz (1979) desarrollaron una prueba
La inmunofluorescencia directa en Para la realización de todos los tests de contrainmunoelectroforesis. Los
improntas y la Peroxidasa anti- serológicos el extracto salino en resultados son comparables con los
peroxidasa en cortes histológicos caliente que contiene proteína y de la DDG y la FC con la ventaja de
parafinados han sido desarrolladas también lipopolisacárido rugoso (76) que los resultados se tienen en pocas
para B.ovis, pero hasta el presente es el antígeno más recomendado (4, horas.
8)
no han sido usadas de rutina en .
diagnóstico (3, 38). 3.3.- Enzimoinmunoensayo
La técnica de Peroxidasa anti- 3.1.- Prueba de la Fijación del (ELISA)
peroxidasa podría ser una buena complemento (FC) Un test de ELISA para B.ovis fue
alternativa a la bacteriología en La FC es la prueba más utilizada descripto por primera vez por Chin
tareas de diagnóstico ya que permite para el diagnóstico serológico de la (1983) y por Rahaley y col. (1983). El
identificar y ubicar la bacteria y ver la infección por B.ovis ( 70, 8). Ha sido uso del test de ELISA para el
estructura del tejido a la vez, lo que usada con éxito junto con otros diagnóstico de infección por B.ovis
es de suma utilidad en estudios de procedimientos en programas de viene incrementándose ya que no
patogénesis. Sin embargo se control para eliminar la brucelosis solo es el test mas sensible cuando
necesita mas investigación para ovina a nivel de establecimiento (100, se lo compara con la FC y la DDG (75,
70) 103, 1, 104, 58)
mejorar fundamentalmente su , sin embargo es sabido que da sino que tiene una serie
sensibilidad.
Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998
MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

de ventajas cuales son (a) no es 100% de los animales infectados, se En Sud África, Van Drimmelen (1960)
necesario inactivar los sueros como recomienda usar una combinación de evaluó varias vacunas en base a
para la FC (103, 79, 55, 58); (b) no tiene métodos (23, 75, 103, 1). B.abortus cepa 19, otra a
problemas con sueros hemolizados o B.melitensis REV I y una de
anticomplementarios (75, 89, 58); (c) La FC y la DDG y aún mejor el ELISA B.melitensis a germen muerto y
trabaja con una sola dilución del son los métodos serológicos más expuso a los animales a una
suero (103, 79, 58); (d) requiere una adecuados para la detección de infección experimental. La única que
mínima cantidad de antígeno, que en carneros infectados en majadas bajo otorgó un 100% de protección fue la
general es un tema crítico y (e) los sistemas extensivos de cría, sin B.melitensis REV I. Resultados
reactivos son en general más embargo los resultados de la similares fueron obtenidos luego por
estables que aquellos que utiliza la serología deben ser siempre Van Heerden y Van Rensburg (1962)
FC (75, 58). Finalmente, el test de considerados junto con el historial de en Sud África, Garcia Carrillo (1981)
ELISA es capaz de detectar cualquier la majada y los resultados de la en Argentina, Fensterbank y col.
tipo de inmunoglobulina dependiendo revisación clínica de los carneros (2, 58, (1982) en Francia y por Blasco y col.
101)
del conjugado que se use y puede . (1987) en España. Todos los autores
ser totalmente automatizado. En el caso de majadas pequeñas o coinciden en que lo más
cabañas aparte de los estudios recomendable es vacunar entre el
3.4.- Otros tests serológicos y clínicos se puede destete y los 5 meses de edad.
Una prueba de hemaglutinación arribar a un diagnóstico más certero Si bien la mayoría de las vacunas
indirecta (77, 78, 99) y una prueba de agregando otros estudios como son descriptas hasta el presente han
inmunofluorescencia indirecta (30) tinciones y/o bacteriología del semen demostrado proteger contra la
(20, 101)
para detectar anticuerpos en el suero . infección por B.ovis, la mayoría
contra B.ovis han sido reportadas, sin Para lograr la erradicación de la tienen algunas desventajas como ser
embargo es imposible obtener alguna enfermedad a nivel de una majada, la de producir anticuerpos
conclusión sobre la utilidad de estos todos los carneros deben ser indistinguibles de los producidos por
test ya que nunca han sido usados examinados periódicamente para la infección natural, acarreando
rutinariamente para diagnóstico. detectar a los infectados y cualquier confusión en el diagnóstico
carnero con lesiones epididimarias serológico de la enfermedad (39, 29, 7) o
y/o anticuerpos contra B.ovis, debe la imposibilidad de recomendar el uso
CONTROL ser eliminado del establecimiento. Se de la REV I en áreas libres de
1.- Tratamiento puede considerar que un B.melitensis (29). Sin embargo esto no
Buddle reportó ya en 1957 que la establecimiento está libre de la sería tan así a partir de que Blasco y
aureomicina combinada con enfermedad cuando todos los col. (1987) y Fensterbank y col.
estreptomicina era efectiva para carneros resultan negativos a dos (1982) demostraran que la cepa
eliminar la infección por B.ovis. Más muestreos consecutivos, en un vacunal de B.melitensis REV I no se
recientemente el uso de la período de 60 días (69, 101, 82). excretaba en semen de carneros
oxitetraciclina o la oxitetraciclina de vacunados, ni pudo ser tampoco
larga duración combinada con 3.- Vacunación aislada de los órganos en los que
dihidroestreptomicina han La vacunación es el método más normalmente se asienta la infección
demostrado ser igualmente efectivas económico y práctico para controlar por B.ovis. Trabajos más recientes de
para detener la eliminación de B.ovis la infección por B.ovis en áreas con Marin y col. (1990) con la vacuna
por semen en carneros naturalmente prevalencias altas y medias (8). REV I, demostraron que los títulos
infectados. Sin embargo el Los estudios sobre vacunas para vacunales caían dramáticamente
tratamiento es incapaz de resolver B.ovis, comenzaron en Nueva vacunando carneritos jóvenes usan-
las epididimitis clínicas y las lesiones Zelandia. Buddle (1956b y 1957) do la vía conjuntival.
microscópicas características de la después de realizar varios estudios
enfermedad (59, 31) . de campo concluyó que el único REFERENCIAS
procedimiento que confería una
2.- Diagnóstico y sacrificio protección significativa era inocular a 1. AFZAL, M.; TENGERDY, R.P.;
La infección por B.ovis puede ser los carneritos jóvenes simultá- SQUIRE, P.G.; ELLIS, R.P.
erradicada por el sistema de neamente con una vacuna prepa- (1984) Characterization of
diagnóstico y sacrificio de los posi- rada con Brucella abortus cepa 19 Brucella ovis lipopolisaccharide
tivos (69). Esta metodología es para bovinos y una vacuna en base a and its use for the diagnosis of
recomendable fundamentalmente una cepa de B.ovis muerta en una ram epididymitis by enzyme-linked
cuando la prevalencia de la emulsión de aceite mineral. immunosorbent assay. Journal of
enfermedad es baja (13, 69). Posteriormente, Claxton (1968) Clinical Microbiology, 20 :1159-
obtuvo similares resultados al evaluar 1164.
El éxito de cualquier programa de 2 vacunas a germen muerto,
control y erradicación depende en disponibles en Australia. 2. AFZAL, M. y KIMBERLING, C. V.
gran parte de que se detecten todos Pinochet y col. (1987) obtuvieron (1986) How to control Brucella
los animales infectados en la majada buenos resultados usando una ovis-induced epididymitis in rams.
(101)
. Sin embargo debido a que no vacuna comercial disponible Veterinary Medicine, 81 :364-370.
existe ningún método hasta el comercialmente en Chile en base a
momento que pueda detectar el B. abortus cepa 45/20 y a un tercio
de la dosis para bovinos.
Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998
MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

3. AJAI, C.O.; COOK, J.E.; DENNIS, Ontario sheep flock. Canadian complement fixation test for
S.M. (1980) Diagnosing ovine Veterinary Journal, 26 :293-296. diagnosis of ovine brucellosis.
epididymitis by Australian Veterinary Journal, 59
immunofluorescence. The 14. BUDDLE, M.B.; BOYES, B.W. :23-25.
Veterinary Record, 107 :421-424. (1953) A brucella mutant causing
genital disease of sheep in New 24. BURGESS, G.W. (1982) Ovine
4. ALTON, G.G.; JONES, L.M.; Zealand. The Australian contagious epididymitis: A review.
ANGUS, R.D.; VERGER, J.M. Veterinary Journal, 29 :145-153. Veterinary Microbiology, 7 :551-
(1988) Techniques for brucellosis 575.
laboratories. Ed: INRA, France. 15. BUDDLE, M. B. (1955)
pp:190. Observations on the transmission 25. BURGESS, G. W.; SPENCER, T.
of Brucella infection in sheep. The L.; NORRIS, M. J. (1985)
5. ALTON, G.G.; JONES, L.M.; New Zealand Veterinary Journal, Experimental infection of goats
PIETZ, D.E. (1975) Laboratory 3 :10-19. with Brucella ovis. Australian
techniques in Brucellosis. WHO, Veterinary Journal, 62 :262-264.
Monograph series Nº 55. Ed: 16. BUDDLE, M. B. (1956a) Studies
WHO, Geneva, Switzerland. pp: on Brucella ovis (N.SP.), a cause 26. CAMERON, R. D. & LAUERMAN,
163. of genital disease of sheep in New L H. (1976) Characteristics of
Zealand and Australia. The semen changes during Brucella
6. BIBERSTEIN, E.L.; McGOWAN, Journal of Hygiene, 54 :351-364. ovis infection in rams. The
B.; OLANDER, H.; KENNEDY, Veterinary Record, 99 :231-233.
P.C. (1964) Epididymitis in rams: 17. BUDDLE, M. B. (1956b) Ovine
Studies on pathogenesis. Cornell brucellosis in New Zealand. 27. CARDENAS, A.L.; MAKI, L.R.
Veterinarian, 54 :27-41. Proceedings of the III International (1986) Detection of antibody in
Congress on Animal rams with contagious epididymitis,
7. BLASCO, J. M.; MARIN, C. M.; Reproduction, Cambridge, UK, 2 using the enzyme-linked
BARBERAN, M.; MORIYON, I.; :37-38. immunosorbent assay. American
DIAZ, R. (1987) Immunization Journal of Veterinary Research,
with Brucella melitensis REV I 18. BUDDLE, M.B. (1957) 47 :738-739.
against Brucella ovis infection of Vaccination in the control of
rams. Veterinary Microbiology, 14 epididymitis in rams. Proceedings 28. CHIN, J.C. (1983) Comparison of
:381-392. of Ruakura Farmers Conference, different antigenic preparations for
Week, New Zealand : 12-18. the detection of ovine serum
8. BLASCO, J.M. (1990) Brucella antibodies against Brucella ovis
ovis. In: Animal Brucellosis, Ed by 19. BULGIN, M.S.; ANDERSON, B.C. by ELISA. Australian Veterinary
Nielsen and Duncan. Boca (1983) Association of sexual Journal, 60 : 261-264.
Raton, Florida, USA. pp: 453 experience with isolation of
various bacteria in cases of ovine 29. CLAXTON, P. D. (1968) Brucella
9. BLASCO, J.M. Y MARIN, C.M. epididymitis. Journal of The ovis vaccination in rams. A
(1990) Brucellosis ovina: American Veterinary Medical comparison of two commercial
Diagnóstico bacteriológico. Ovis, Association, 182 :372-374. vaccines and two methods of
8 :15-22. vaccination. Australian Veterinary
20. BULGIN, M.S. (1990a) Brucella Journal, 44 :48-54.
10. BLASCO, J.M.; JIMEMEZ DE ovis excretion in semen of
BAGUES, M.P. (1990) Brucelosis seronegative, clinically normal 30. COX, J.C.; GORRIET, J.R.;
ovina: Diagnóstico serológico. breeding rams. Journal of The NAIRN, R.C.; WARD, H.A. (1977)
Ovis, 8 :51-64. American Veterinary Medical A comparison of methods for the
Association, 196 :313-315. serological diagnosis of Brucella
11. BLASCO, J.M. Y BARBERAN, ovis infection. British Veterinary
M. (1990) Brucellosis ovina: 21. BULGIN, M. S. (1990b) Journal, 133 :442-445.
Epidemiología, patogenia y Epididymitis in rams and lambs.
cuadro clínico. Ovis, 8 :25-32. Veterinary Clinics of North 31. DARGATZ, D. A.; SMITH, J.A. ;
America: Food Animal Practice, 6 KNIGHT, A.P. ; FARIN, P.W.;
12. BROWN, G. M.; PIETZ, D. E.; :683-690. KIMBERLING C.V. (1990)
PRICE, D. A. (1973) Studies on Antimicrobial therapy for rams
the transmission of Brucella ovis 22. BURGESS, G. W.; MCDONALD, with Brucella ovis infection of the
infection in rams. Cornell J. W.; NORRIS, M. J. (1982) urogenital tract. Journal of The
Veterinarian, 63 :29-40. Epidemiological studies on ovine American Veterinary Medical
brucellosis in selected ram flocks. Association, 196 :605-610.
13. BUCKRELL, B. C.; McEWEN, S. Australian Veterinary Journal, 59
A.; JOHNSON, W. H.; SAVAGE, :45-47. 32. DIAZ, R.; GARATEA, P.; JONES,
N. C. (1985) Epididymitis caused L.M.; MORIYON, I. (1979) Radial
by Brucella ovis in a southern 23. BURGESS, G.W. AND NORRIS, immunodifussion test with
M.J. (1982) Evaluation of the cold Brucella polysaccharide antigen
Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998
MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

for differentiating infected from mammalian tissues using a ovis infection of rams. Annual
vaccinated cattle. Journal of biotinylated whole genomic DNA Recherche Veterinaire, 6 :11-22.
Clinical Microbiology, 10 :37-41. as a molecular probe. Journal of
the American Veterinarian 50. KENNEDY, P.C.; FRAZIER, L.M.;
33. DRAGUI, M. G.; ZURBRIGGEN Medical Association, 50 :2064- McGOWAN, B. (1956)
M. A.; ROCHINOTTI, D.; 2070. Epididymitis in rams: Pathology
VANZINI, V. R.; HOMSE, A. C.; and bacteriology. Cornell
BAEZ KOHN, A. R. (1984) 41. HAJDU, S. (1962) Serological Veterinarian, 46 :303-319.
Brucelosis ovina: Estudio investigation and control of
serológico en 6 departamentos de infectious epididymitis and ovine 51. KIMBERLING, C.V. &
la provincia de Corrientes, brucellosis in Slovakia. Arch. Exp. SCHWEITZER, D. (1989)
Argentina. Veterinaria Argentina, Vet. Med, 16 :19-28. In: Brucella ovis infection and its
1 :39-43. Veterinary Bulletin (1962) 32 :664. management in ovine
reproduction. Agri-Practice, 10
34. FAO (1992) Animal Health 42. HARTLEY, W. J.; JEBSON, J. L.; :36-39.
Yearbook. Animal production and McFARLANE, D. (1955) Some
health series. Nº 32, pp: 271. Ed. observations on natural 52. KOTT, R.W.; HALVER, G.C.;
FAO/OIE/WHO. transmission of ovine brucellosis. FIREHAMMER, B.; THOMAS,
The New Zealand Veterinary V.M. (1988) Relationships
35. FEKETE, A.; BANTLE, J.A.; Journal, 3: 5-10. between Brucella ovis semen
HALLING, S.M.; SANBORN, M.R. culture and various semen and
(1990) Preliminary development 43. HAUGHEY, K. G.; HUGHES, K. serology parameters.
of a diagnostic test for Brucella L.; HARTLEY, W. J. (1968) Theriogenology, 29 :961-970.
using polymerase chain reaction. Brucella ovis infection. 2. The
Journal of Applied Bacteriology, infection status in breeding flocks 53. LAWRENCE, W. E. (1961) Ovine
69 :216-227. as measured by examination of Brucellosis: A review of the
rams and the perinatal lamb disease in sheep manifested by
36. FENSTERBANK, R. ; PARDON, mortality. Australian Veterinary epididymitis and abortion. British
P. ; MARLY, J. (1982) Efficacy of Journal, 44 :531-535. Veterinary Journal, 117 :435-447.
Brucella melitensis REV I vaccine
against Brucella ovis infection in 44. HICKS, J. D.; BURR, G. R.; 54. LAWS, L.; SIMMONS, G. C.;
rams. Annales Recherche MARSHALL, D. R.; VIDLER, B. LUDFORD, C. G. (1972)
Veterinaire, 13 :185-190. M. (1978a) CFT inaccurate for Experimental Brucella ovis
epididymitis. New Zealand infection in rams. Australian
Veterinary Journal, 26 :34. Veterinary Journal, 48 :313-317.
37. FOSTER, R. A.; LADDS, P. W.;
BRIGGS, G. D.; HOFFMANN, D. 45. HICKS, J. D.; BURR, G.R.; 55. LEE, K.; CARGILL, C.;
(1987) Pathology of the MARSHALL, D. R.; VIDLER, B. ATKINSON, H. (1985) Evaluation
accessory sex glands of rams M. (1978b) CFT inaccurate for of an enzyme linked-
infected with Brucella ovis. epididymitis. New Zealand immunosorbent assay for the
Australian Veterinary Journal, 64 Veterinary Journal, 26 :135. diagnosis of Brucella ovis
:248-250. infection in rams. Australian
46. JANSEN, B.C. (1980a) The Veterinary Journal, 62 : 91-93.
38. FOSTER, R.A.; LADDS, P.W.; pathology of bacterial infections of
HOFFMAN, D; GLEESON, L. J. the genitalia in rams. 56. LOZANO, E. A. (1986) Etiologic
(1988) Identification of Brucella Onderstepoort Journal Veterinary significance of bacterial isolates
ovis in formalin-fixed paraffin- Research, 47 :263-267. from rams with palpable
embedded genital tissues of epididymitis. American Journal of
naturally infected rams by the 47. JANSEN, B.C. (1980b) The Veterinary Research, 47 :1153-
indirect peroxdíase- aetiology of ram epididymitis. 1156.
antiperoxdíase technique. Onderstepoort Journal Veterinary
Australian Veterinary Journal, 65 Research, 47 :101-107. 57. MARCO, J.; GONZALEZ, L.;
:324-326 CUERVO, L.A.; BELTRAN DE
48. JEBSON, J. L.; HARTLEY, W. J.; HEREDIA, F; BARBERAN, C.;
39. GARCIA CARRILLO, C. (1981) MCFARLANE, D. (1954) The MARIN, C; BLASCO, J.M. (1994)
Protection of rams against artificial infection of sheep with a Brucella ovis infection in two
Brucella ovis infection by Brucella Brucella-like organism. Part II: flocks of sheep. The Veterinary
melitensis REV 1 vaccine. Zbl. The artificial infection of rams. Record, 135: 254-256
Veterinary Medicine B, 28 :425- The New Zealand Veterinary
431. Journal, 2 :85-89. 58. MARIN, C. M.; JIMENEZ DE
BAGUES, M.P.; BLASCO, J.M.;
40. HOPPER, B.R.; SANBORN, 49. JONES, L.M.; DUBRAY, G.; GAMAZO, C.; MORIYON, I.;
M.R.BANTLE, J.A. (1989) MARLY, J. (1975). Comparison of DIAZ, R. (1989a) Comparison of
Detection of Brucella abortus in methods of diagnosis of Brucella three serological tests for Brucella
Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998
MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

ovis infection of rams using 67. MYERS, D.M. (1973) Field lipopolisaccharide extracts in an
different antigenic extracts. The evaluation of the gel diffusion test Enzyme-linked immunosorbent
Veterinary Record, 125 :504-508. for the diagnosis of ram assay for the diagnosis of Brucella
epididymitis caused by Brucella ovis infection. Journal of Clinical
59. MARIN, C. M.; JIMENEZ DE ovis. Applied Microbiology, 26 Microbiology, 23 :938-942.
BAGUES, M. ; BARBERAN, M.; :855-857.
BLASCO, J. M. (1989b) Efficacy 77. RIS, D.R. & TE PUNGA, W.A.
of long-acting oxytetracycline 68. MYERS, D.M. & VARELA-DIAZ, (1963) An indirect
alone or in combination with V. (1979) Serodiagnosis of ram haemagglutination test for the
streptomycin for treatment of epididymitis by Counter- detection of Brucella ovis
Brucella ovis infection of rams. immunoelectrophoresis, using antibodies. The New Zealand
American Journal Veterinary Brucella ovis surface R antigen. Veterinary Journal, 11 : 94-97.
Research, 50 :560-563. Journal of Clinical Microbiology,
10 :451-453. 78. RIS, D.R. (1964) An indirect
60. MARIN, C.M.; BARBERAN, M.; haemagglutination test for the
JIMENEZ DE BAGUES, M.; 69. NICOLETTI, P. (1989) Brucellosis detection of Brucella ovis
BLASCO, J.M. (1990) in animals. In: Brucellosis, Ed: antibodies. New Zealand
Comparison of subcutaneous and Madkour (Butterworths, UK) Veterinary Journal, 12 :72-75.
conjunctival routes of REV I
vaccination for the prophilaxis of 70. NIILO, L. (1984) Diagnosis of 79. RIS, D.R.; HAMEL, K.L.; LONG,
Brucella ovis infection in rams. Ovine Brucellosis. Canadian D.L. (1984) Comparison of an
Research in Veterinary Sciences, Veterinary Journal, 25 :118-119. enzyme-linked immunospecific
48 :209-215. assay (ELISA) with the cold
71. NIILO, L.; MacDONALD, D. W.; complement fixation test for the
61. McFARLANE, D.; SALISBURY, GODKIN, G.F.; STONE, M.W. serodiagnosis of Brucella ovis
R.M.; OSBORNE, H.V. JEBSON, (1986) Ovine brucellosis in infection. New Zealand Veterinary
J.L. (1952) Investigation into Alberta. Canadian Veterinary Journal, 32 :18-20.
sheep abortion in New Zealand Journal, 27 :245-249.
during the 1950 lambing season. 80. ROBLES, C.A. (1989) Técnica de
The Australian Veterinary Journal, 72. OSBORNE, H. G. (1955) revisación del carnero. Serie
28 :221-226. Epididymitis in rams. The tecnica. Ed. INTA Bariloche,
Australian Veterinary Journal, 31 Argentina.pp: 12.
62. McGOWAN, B. & SHULTZ, G. :11-13.
(1956) Epididymitis of rams: 81. ROBLES, C.A.; URCULLU, J.A.;
Clinical description and field 73. PINOCHET, L. V.; PINTO , A.; UZAL, F.A. (1990) Primer
aspects. Cornell Veterinarian, 46 SANCHEZ, M. L.; BERTOLINO, diagnóstico en Patagonia de
:277-281. M. R. (1987) Brucelosis ovina. orquioepididimitis en carneros por
Vacunación con cepa 45/20 Bacilos Pleomórficos Gram
63. MEINERSHAGEN, W.A.; FRANK, adyuvante. Avances en Ciencias negativos. Veterinaria Argentina,
F. W.; WALDHALM, D. G. (1974) Veterinarias, 2 :47-50. 7 :453-455.
Brucella ovis as a cause of
abortion in ewes. American 74. PLANT, J. W.; EAMENS, G. J.; 82. ROBLES, C. A. (1992) Infectious
Journal of Veterinary Research, SEAMAN, J. T. (1986) epididymo-orchitis in lambs and
35 :723-724. Serological, bacteriological and rams. Present situation and
pathological changes in rams control proposal in Argentina.
64. MORO, M.S. (1974) Brucellosis following different routes of Proceedings of the World Sheep
ovina producida por brucella ovis. exposure to Brucella ovis. & Wool Congress, August 9th-
Centro Panamericano de Australian Veterinary Journal, 63 16th, Buenos Aires, Argentina.
Zoonosis, OPS/WHO. Ramos :409-412. :323-333.
Mejia, Argentina. Pp: 39
75. RAHALEY, R.S.; DENNIS, S.M.; 83. ROBLES, C. A; LA TORRACA,
65. MORIYON, I. y GAMAZO, C. SMELTZER, M.S. (1983) A.; SANCHOLUZ, M.; UZAL, F.
(1990) Estructura antigenica de Comparison of the enzyme-linked A.; EVANS, E. (1993).- Brucelosis
Brucella melitensis y Brucella immunosorbent assay and ovina en majadas merino de la
ovis. Ovis, 8 :35-49. complement fixation test for provincia de Chubut, Argentina.
detecting Brucella ovis antibodies Veterinaria Argentina, 10 :458-
66. MYERS, D.M. & SINIUK, A.A. in sheep. The Veterinary Record, 461.
(1970) Preliminary report on the 113 : 467-470.
development of a diffusion-in-gel 84. ROBLES, C. A. (1994)
method for the diagnosis of ram 76. RIEZU-BOJ, J.I.; MORIYON, I.; Contagious epididymitis in rams
epididymitis. Applied Microbiology, BLASCO, J.M.; MARIN, C.M., due to Brucella ovis: An
19 :335-337. DIAZ, R. (1986) Comparison of epidemiological study in a flock in
lipopolysaccharide and outer Patagonia region, Argentina.
membrane protein-
Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998
MICROBIOLOGIA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA

University of Edinburgh, Scotland 94. VAN RENSBURG, S. W.; VAN 103.WORTHINGTON, R.W.;
(UK) M.Sc. Thesis. HEERDEN, K. M.; LE ROUX, D. WEDDELL, W.; PENROSE, M.E.
J.; SNYDERS, A. J.; VAN (1984) A comparison of three
85. ROMERO, C.; GAMAZO, C.; HEERDEN, K. M. (1958) serological tests for the diagnosis
PARDO,M.; LOPEZ-GOÑI, I. Infectious infertility in sheep. of B.ovis infection in rams. New
(1995) Specific detection of Journal of South African Zealand Veterinary Journal, 32
Brucella DNA by PCR. Journal of Veterinary Medical Association, :58-60.
Clinical Microbiology, 33 :615- 29 :223-233.
617. 104.WORTHINGTON, R.W.;
95. VAN TONDER, E. M. (1977) STEVENSON, B.J.; DE LISLE,
86. SEARSON, J.E. (1986) Examination of rams for genital G.W. (1985) Serology and semen
Distribution of Brucella ovis in soundness. Journal of South culture for the diagnosis of
tissues of rams reacting in a African Veterinary Medical Brucella ovis infection in
complement fixation test for ovine Association, 48 :267-272. chronically infected rams. New
brucellosis. Australian Veterinary Zealand Veterinary Journal, 33
Journal, 63 :30-31. 96. VAN TONDER E. M. (1982) :84-86.
Bacterial infections of the genital
87. SEARSON, J.E. (1987) The organs of rams. Proceedings of
distribution of histopathological the Veterinary Approach to Flock
lesions in rams reacting in a Health, 2-4 March, University of
complement fixation test for Pretoria, South Africa.
Brucella ovis. Australian
Veterinary Journal, 64 :108. 97. WALLACEVILLE ANIMAL
RESEARCH CENTRE (1983)
88. SIMMONS , G. C. & HALL,W.T. The complement fixation test for
(1953) Epididymitis in rams. The the diagnosis of Brucella ovis
Australian Veterinary Journal, 29 infection in rams. New Zealand
:33-40. Veterinary Journal, 31 :157-160.

89. SPENCER, T.L.; BURGESS, 98. WATT, D.A. (1972) Testicular


G.W. (1984) Enzyme-linked abnormalities and
immunosorbent assay for Brucella spermatogenesis of the Ovine and
ovis specific antibodies in ram other species. The Veterinary
sera. Research in Veterinary Bulletin, 42 :181-189.
Science, 36 :194-198.
99. WEBB, R.F.; QUINN, C.A.;
90. STAMP, J.T.; McEWEN, A.D.; COCKRAM, F.A.; HUSBAND,
WATT, J.A.; NISBET, D.T. (1950) A.J. (1980) Evaluation of
Enzootic abortion in ewes. 1- procedures for the diagnosis of
Transmission of the disease. The Brucella ovis infection in rams.
Veterinary Record, 62 :251-254. Australian Veterinary Journal, 56
:172-175.
91. TERZOLO, H.R.; PAOLICHI, F.A.;
MOREIRA, A.R.; HOMSE, A. 100.WEST, D.M.; BRUERE, A.N.
(1991) Skirrow agar for (1979) Accreditation for freedom
simultaneous isolation of Brucella from ovine brucellosis. New
and Campylobacter species. The Zealand Veterinary Journal, 27
Veterinary Record, 129 :531-532. :263-265.

92. VAN DRIMMELEN, G. C. (1960) 101.WEST, D.M.; BRUERE, A.N.


Control of Brucellosis in sheep (1991) Observations on the
and goats by means of eradication of Brucella ovis
vaccination. Journal of South infection from a ram flock. New
African Veterinary Medical Zealand Veterinary Journal, 39
Association, 31 :129-138. :29-31.

93. VAN HEERDEN, K. M. & VAN 102.WORTHINGTON, R.W.; VAN


RENSBURG, S. W. J. (1962) TONDER, E.M.; MULDERS, M.S.
The immunization of rams against (1972) The incidence of Brucella
ovine brucellosis. Journal of South ovis infection in South African
African Veterinary Medical rams: A serological survey.
Association, 33 :143-148 Journal of South African
Veterinary Association, 43 :83-85.

Revista de Medicina Veterinaria Vol. 79 Nº1.-1998