You are on page 1of 5

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA


VICERRECTORADO ACADÉMICO
FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS Y SOCIALES
ESCUELA DE PSICOLOGÍA

Caso Clínico
Tratamiento Cognitivo - Conductual

AUTOR:
GANDICA JUDILETH C.I. 20.356.307
Practica de Psicología Clínica II
Sección: “Q”

SAN JOAQUÍN DE TURMERO, MAYO DE 2012


Genitograma:

Motivo de consulta: VB: “Mi vida carece de valor para vivirla”.

Se trata de paciente femenina de 36 años de edad, soltera de


ocupación comerciante, manifiesta haber sido molestada sexualmente entre
los 6 y los 14 años. A los 14 años sus padres se divorciaron, ya para esa
fecha M.G. comenta que pensaba en sí misma en términos negativos. VB:
“Decidí que debía ser mala para que mi padre me hiriera como lo hacía.
Tenía miedo de estar cerca de otros niños por temor a que ellos supieran lo
que me ocurría, tenía miedo de los adultos porque pensaba que me herirían”.
M.G. es madre soltera de dos niños, expone que tuvo dos parejas, la primera
a los 17 años de edad con la cual se casó y quedó embarazada del primer
hijo y se divorció tres años después justamente después del nacimiento de
su segundo hijo. Su segundo matrimonio fue a los 23 años de edad y duró 2
años. Sus dos parejas eran alcohólicas y abusaban físicamente de ella. M.G.
durante la consulta describió sentir en los últimos 6 meses una inmensa
tristeza durante el día, sentimiento de inutilidad, dificultad para trabajar y
atender a sus hijos, sentía desmotivación y cansancio. Acude a consulta
psicológica en busca de ayuda por miedo a la depresión ya que en los dos
episodios depresivos anteriores (uno a los 18 años y el otro a los 25) había
tenido intentos suicidas.

Para M.G. se empleará la Terapia Cognitivo – Conductual.

(Terapia Cognitiva de Beck)

Beck es hoy conocido por su aportación esencial al tratamiento de la


depresión, al proponer su terapia cognitiva que se basa en su modelo de la
depresión dentro del cual considera la tríada cognitiva, los esquemas y los
errores de cognitivos.

La tríada cognitiva atañe a tres patrones cognitivos inadecuados presentes


en el paciente depresivo: visión negativa del paciente acerca de sí mismo,
tendencia del depresivo a interpretar sus experiencias de una manera
negativa y visión negativa acerca del futuro. Los esquemas, definidos como
las actitudes, supuestos o creencias que el sujeto posee, son los que le
permiten transformar los datos que percibe en cogniciones. Dependiendo de
los esquemas, el sujeto desarrollará cogniciones o pensamientos adecuados
o inadecuados (pensamientos automáticos negativos, en el caso de la
depresión). El tercer componente de su modelo cognitivo de la depresión son
los errores cognitivos o errores en el procesamiento de la información. Éstos
son los que mantienen su creencia en la validez de los conceptos negativos y
su cambio constituye un elemento fundamental en la terapia.

El tratamiento se centrará en detectar las cogniciones erróneas y


cambiar las mismas para procesar de modo más adecuado la realidad, lo que
facilitará y permitirá cambiar la tríada cognitiva de visión negativa de sí
misma, de sus experiencias y de su futuro.

La terapia cognitiva de la depresión posee una duración de entre 12 a


15 sesiones, con un máximo de 20. En las primeras tres semanas se deben
tener dos sesiones por semana y luego una por semana. Esta terapia estará
constituida por registros diarios de pensamientos disfuncionales,
comprobación de la realidad, técnicas de reatribución, técnicas de solución
de problemas, refutación con respuestas racionales y la modificación de las
suposiciones disfuncionales utilizando un amplio conjunto de técnicas
conductuales como las siguientes: programación de actividades, evaluación
de la destreza y del placer, ensayo cognitivo, entrenamiento asertivo y
representación de papeles.

La primera sesión consiste en el establecimiento de Rapport,


entrevista psicológica y elaboración de historia clínica, evaluación y
diagnóstico de la patología o problemática que presenta el paciente.

En las sesiones siguientes se revisarán el registro de actividades, en


éste el sujeto indica todas las actividades realizadas durante el día (por
ejemplo, levantarse, manejar, ir al trabajo, entre otras) cada una de esas
actividades deben ser puntuadas de 0 a 10 o de 0 a 100 cuál es el dominio
de cada una de ellas y cuál es el agrado. A partir de aquí se programarán
actividades. Con este procedimiento se identificarán y corregirán las
distorsiones cognitivas.

Se revisarán y discutirán los pensamientos automáticos negativos


para enseñar al paciente modos de evaluar y corregir las distorsiones
cognitivas (pensamientos automáticos). Se explicará al paciente la forma de
empleo del registro diario de pensamientos distorsionados para que ante los
pensamientos automáticos dé una respuesta racional. Esto es para que
cuando surja ante una situación una emoción que produce determinado
pensamiento automático negativo al proporcionar una respuesta racional
pueda llegarse a un resultado distinto al habitual.
BIBLIOGRAFÍA:

 Oblitas, L. (2011) Psicoterapias contemporáneas. México: CENGAGE


Learning.