Sie sind auf Seite 1von 10

TESTIGOS

DE LA REALIDAD

Huyendo de la crítica, de Pere Borrell del Caso

ALUMNO/A
4º ESO
1. INTRODUCCIÓN: DESCRIPCIONES REALISTAS
VIDEODESCRIPCIÓN 1 VIDEODESCRIPCIÓN 2
TEXTO A
La heroica ciudad dormía la siesta. El viento Sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes
blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte. En las calles no había más ruido que el
rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles que iban de arroyo en arroyo,
de acera en acera, de esquina en esquina revolando y persiguiéndose, como mariposas que se
buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles. Cual turbas de pilluelos, aquellas
migajas de la basura, aquellas sobras de todo se juntaban en un montón, parábanse como dormidas
un momento y brincaban de nuevo sobresaltadas, dispersándose, trepando unas por las paredes
hasta los cristales temblorosos de los faroles, otras hasta los carteles de papel mal pegado a las
esquinas, y había pluma que llegaba a un tercer piso, y arenilla que se incrustaba para días, o para
años, en la vidriera de un escaparate, agarrada a un plomo.
Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía la digestión del cocido y de la
olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana de
coro, que retumbaba allá en lo alto de la esbelta torre en la Santa Basílica. La torre de la catedral,
poema romántico de piedra, delicado himno, de dulces líneas de belleza muda y perenne, era obra
del siglo diez y seis, aunque antes comenzada, de estilo gótico, pero, cabe decir, moderado por un
instinto de prudencia y armonía que modificaba las vulgares exageraciones de esta arquitectura. La
vista no se fatigaba contemplando horas y horas aquel índice de piedra que señalaba al cielo; no era
una de esas torres cuya aguja se quiebra de sutil, más flacas que esbeltas, amaneradas, como
señoritas cursis que aprietan demasiado el corsé; era maciza sin perder nada de su espiritual
grandeza, y hasta sus segundos corredores, elegante balaustrada, subía como fuerte castillo,
lanzándose desde allí en pirámide de ángulo gracioso, inimitable en sus medidas y proporciones.
Como haz de músculos y nervios la piedra enroscándose en la piedra trepaba a la altura, haciendo
equilibrios de acróbata en el aire; y como prodigio de juegos malabares, en una punta de caliza se
mantenía, cual imantada, una bola grande de bronce dorado, y encima otra más pequeña, y sobre
esta una cruz de hierro que acababa en pararrayos.
Clarín: La Regenta
TEXTO B
La Plaza del Mercado, en Pilares, está formada por un ruedo da casucas corcovadas, caducas,
seniles. Vencidas ya de la edad, buscan una apoyatura sobre las columnas de los porches. La Plaza
es como una tertulia de viejas tullidas que se apuntalan en sus muletas y muletillas y hacen el
corrillo de la maledicencia. En este corrillo de viejas chismosas se vierten todas las murmuraciones
y cuentos de la ciudad. La Plaza del Mercado es el archivo histórico de Pilares. La historia íntima
de las familias se conoce allí al pormenor; así los sucesos del día, apenas consumados, y aun en vías
de gestación, como la suma innúmera de hechos que pertenecen al antaño. Nada hay que se haya
olvidado. El caudal histórico, embalsado en este pequeño recinto, es historia viva, narración oral,
que va circulando de boca en boca y de una en otra generación. No hay, en la ciudad, hogar tan
arcano cuyas interioridades no sean averiguadas, referidas y glosadas en este corrillo de viejas
fisgonas. El secreto, aun el más púdico, de cada hogar se escapa por la cocina en derechura al
mercado. Una casuca con dos ventanas, tuerta una de ellas, que se la cubre, como parche de
tafetán, una persiana verde, y la otra chispeando de malicia alegre, a causa de un rayo de sol
crepuscular, y con la boca del único balcón torcida en mueca cazurra, parece que acaba de dar
alguna nueva noticia sabrosa. Otra de las casas, o de las viejas, a quien la pesadumbre de años y
desengaños hace apática frente a las picardías del mundo, se alza de hombros desdeñosamente.
Otra vieja, en señal de escándalo, eleva al cielo los brazos esqueléticos y tiznados, que son dos
chimeneas.

Pérez de Ayala: Tigre Juan


2. REDACCIÓN DE LA DESCRIPCIÓN
3. REVISIÓN DE LA DESCRIPCIÓN
4. ELABORACIÓN DEL GUION DEL VÍDEO
GUION TÉCNICO GUION CINEMATOGRÁFICO
5. GRABACIÓN Y EDICIÓN DEL VÍDEO
INDICACIONES BÁSICAS
a) El vídeo puede realizarse mediante la grabación de imágenes
estáticas y/o en movimiento (fotografías y/o vídeos).
b) El montaje de las imágenes ha de ser coherente con la
descripción (tal y como se refleja en el guion previo).
c) Sobre las imágenes se debe grabar la voz en off de la
descripción, de manera que el texto se corresponda con las partes
descritas. La grabación ha de realizarse de forma equitativa.
d) El vídeo ha de constar de un título inicial y unos créditos
finales. Se recomienda el uso de algunos efectos y transiciones
adecuados a la estética general del montaje.
e) Es necesario añadir una música apropiada para el objeto y el
tono de la descripción.
f) Una vez hecha la edición final, debe exportarse el archivo en
formato vídeo (mp4).

SOPORTE TÉCNICO RECOMENDADO


DISPOSITIVOS DE GRABACIÓN:
Cámara de fotos y/o de vídeo.
Teléfono móvil con cámara incorporada.
EDITORES DE AUDIO:
Audacity
Cubase
EDITORES DE VÍDEO:
Windows Movie Maker
KDenlive
Camtasia
EVALUACIÓN DEL PROYECTO
CRITERIOS 0 0’50 1 1’50 2
DESCRIPCIÓN ESCRITA Y GUION
1. Cumple las características de la
descripción literaria realista.

2. Sigue un orden adecuado y


coherente.

3. Se emplea un vocabulario
preciso y variado; no se repiten
palabras innecesariamente.
4. Lleva a cabo la revisión del
texto con arreglo a las marcas de
corrección propuestas.
5. Elabora un guion para el vídeo
en el que se establece claramente
la correspondencia entre la
descripción y los aspectos
cinematográficos de la grabación.
VIDEODESCRIPCIÓN
6. El vídeo se adecua al guion
previo y tiene una duración
aproximada de 2 minutos.

7. En la grabación, la vocalización
del texto es plenamente inteligible
y el ritmo de lectura resulta
apropiado.
8. La edición del vídeo es
coherente y cuenta con título,
créditos finales y una música
armónica con el tema.

CALIFICACIÓN

ALUMNO/A
CRITERIOS 0 0’50 1 1’50 2
DESCRIPCIÓN ESCRITA Y GUION
1. Cumple las características de la
descripción literaria realista.

2. Sigue un orden adecuado y


coherente.

3. Se emplea un vocabulario
preciso y variado; no se repiten
palabras innecesariamente.
4. Lleva a cabo la revisión del
texto con arreglo a las marcas de
corrección propuestas.
5. Elabora un guion para el vídeo
en el que se establece claramente
la correspondencia entre la
descripción y los aspectos
cinematográficos de la grabación.
VIDEODESCRIPCIÓN
6. El vídeo se adecua al guion
previo y tiene una duración
aproximada de 2 minutos.

7. En la grabación, la vocalización
del texto es plenamente inteligible
y el ritmo de lectura resulta
apropiado.
8. La edición del vídeo es
coherente y cuenta con título,
créditos finales y una música
armónica con el tema.

CALIFICACIÓN

ALUMNO/A