Sie sind auf Seite 1von 2

Efecto de eliminación de la vegetación en laderas

Índice [Ocultar]
 1 Eliminación de la vegetación
 2 Ejemplos de erosión masiva
 3 Efectos de las erosiones
 4 Comparte esto:

Eliminación de la vegetación
La vegetación y cualquier tipo de planta que se encuentre en una ladera protegen contra la
erosión y sobre todo pueden contribuir a la estabilidad de las pendientes que puedan estar en
ese momento condicionadas por muchos factores que se describen en los siguientes párrafos en
detalle.

En este caso sus mecanismos radicares tienen una conexión entre el suelo y el
regolito asemejado, el regolito en pocas palabras es un término muy generalizado usado para
designar la capa de materiales no consolidados en un suelo, alterados, como fragmentos de
roca, granos minerales y todos los otros depósitos superficiales, que descansa sobre roca sólida
inalterada.
En esta simple situación las plantas protegen la superficie del suelo de los efectos que puedan
ocasionar la erosión del agua en el suelo, y para proteger esta situación, cuando se realizan
urbanizaciones desmedidas y sin obras de mitigación podemos observar circunstancias como
las que han sucedido últimamente en muchos de los países latinoamericanos, donde la
corrupción está a la orden del día, creo que ya asumen a lo que me refiero y no entraré en
detalles en puntos muy claves que no se ven a simple vista, en toda construcción existen vicios
ocultos, unos más graves que otros.
En lugares donde no existe vegetación prolifera se potencian más los procesos gravitacionales,
en especial si las pendientes son empinadas y el agua abundante, lo cual aumenta la erosión
cuando llueve mucho en la zona, con drenajes insuficientes con un diseño hidráulico no apto
para la zona, y cuando se elimina el anclaje de la vegetación, como consecuencia de los
incendios forestales o de la ignorancia del hombre donde realizan las urbanizaciones (el factor
menos analizado a efectos secundarios en el hábitat de ciertas especies hoy en día), corte de
árboles, agricultura desmedida, materiales de la superficie, rocas, areniscas, arcilla, e inclusive
basura, etc., suelen desplazarse pendiente abajo, ocasionando que los perjudicados sean los
habitantes de las zonas bajas.

Ejemplos de erosión masiva


Un ejemplo insólito que ilustra el efecto fijador de las plantas se produjo hace varios meses a
mediados del 2016 en la zona de Francisco Morazán en Honduras, donde las empinadas
pendientes próximas a una urbanización X, los urbanizadores “pelonearon” (quitaron
vegetación sin control alguno) la ladera para poder construir más casas y continuar la
urbanización en una pendiente que no cumplen con los requerimientos de las calles, en este
caso la lógica del ingeniero a cargo no se percató en realizar las revisiones de los diseños
hidráulicos y que el tipo de suelo donde se pretendía construir tiene una memoria vegetal que al
quitar la vegetación el mismo trata de seguir las mismas direcciones subterráneas de las aguas
existentes, por lo cual debió estar incluido en el plan maestro de dichas obras.
Otro suceso a efectos de estas circunstancias sucedió en julio de 1994, donde un gran incendio
acabó con la montaña Storm King, ubicada al oeste de Glenwood Springs en Colorado,
eliminando toda la vegetación encontrada en sus pendientes. Dos meses después, las fuertes y
copiosas lluvias originaron grandes corrientes de derrubios, una inestabilidad completa en su
entorno en poco tiempo, una de las cuales bloqueó la Interestatal 70, ocasionando un tremendo
dique en el río conocido como el Colorado, mientras sucedía esto un pequeño tramo de 5
kilómetros de la autopista quedó inundado con grandes y diferentes tipos de rocas del sitio,
barro y árboles totalmente quemados. Tras los extensos incendios acaecidos en el verano del
año 2000, efectos parecidos de procesos gravitacionales amenazaron las autopistas y otras
construcciones muy cercanas a las laderas devastadas por el fuego en el oeste de los Estados
Unidos.

Efectos de las erosiones


Además de eliminar las plantas que fijan el suelo, el fuego puede fomentar los procesos
gravitacionales de otras maneras como se ha visto en este ultimo ejemplo. Después de un
incendio forestal, la parte superior del suelo se vuelve seca y suelta, observen esto cuando
salgan de viaje y no solo vayan viendo la pavimentada como hacen todos, como una
consecuencia del fenómeno, incluso con un tiempo seco, el suelo tiende a descender por las
pendientes empinadas en forma de rocas y sedimentos que son arrastrados por los vientos.
Además, el fuego también puede hacer que se “cocine” el suelo y crear una capa repelente al
agua con poca profundidad. Esta barrera casi impermeable impide o reduce la infiltración del
agua, lo cual viene a traducirse en un aumento de las escorrentías superficiales durante las
lluvias de los efímeros inviernos en nuestro país, ocasionando que aparezcan torrentes de fango,
barro viscoso y derrumbe de rocas inestables, como caídas de bloques.

En la caja en la parte baja de esta publicación puedes comentar alguna anécdota a causa de
lluvias en lugares donde se ha retirado por completo la capa vegetal en laderas, taludes, etc.